Vous êtes sur la page 1sur 2

Tema 66 El papel de la familia en la educación.

Colaboración entre profesores y padres


en las distinta etapas educativas, principalmente en la Educación Infantil. Modos de
trabajo con los padres.
La familia es el primer agente socializador ya que a través de ella, y desde nuestra infancia,
interiorizamos una serie de valores, actitudes, normas y conductas que serán decisivas en la
formación de la personalidad. El papel de la familia en la educación comprende las funciones de

 Mantenimiento. cuidados básicos de alimentación, higiene y seguridad.


 Estimulación. Aportar experiencias cognitivas, motrices y afectivas
 Apoyo. Dar estabilidad y seguridad afectiva cubriendo las necesidades sociales y emocionales
 Estructuración. Orientar y organizar las experiencias más pertinentes para los hijos
 Control. Supervisar las actividades para prevenir riesgos físicos, sociales y emocionales.

Todas estas funciones familiares están moduladas por el nivel sociocultural, el estilo de crianza, el
ambiente, la estructura (numero), la edad de los padres y la actitud ante el nacimiento. Además de
dichas funciones, la familia facilita la transmisión cultural y asegura la estructura social
estableciendo las normas de convivencia y manteniendo a miembros no productivos. En nuestra
sociedad, la familia y la escuela comparten las metas pero también mantienen ciertas diferencias.
De ahí que las contradicciones o incoherencias en valores, actitudes, expectativas, conductas y el
lenguaje de la familia y la escuela, puedan dificultar el proceso educativo, dando lugar a
inadaptaciones que en algunos casos producen fobia escolar, absentismo, bajo rendimiento o
fracaso escolar.

Este hecho es reconocido por las administraciones públicas es recogido en la constitución como
obligación de cuidar y educar a los hijos y el derecho a participar en la gestión y control de los
centros educativos. Derechos y obligaciones de las familias que se desarrollan en la normativa
educativa estatal y autonómica.1 Estableciendo los cauces para la participación en la organización,
funcionamiento, evaluación y gobierno de los centros, esto último a través del Consejo Escolar y
las asociaciones facilitando las administraciones la información y la formación necesaria. La misma
también establece los derechos y los deberes de los padres, reconociendo como derechos:

 A que sus hijos reciban una educación de calidad, a escoger el centro docente,
 A que sus hijos e hijas reciban una formación religiosa de acuerdo a sus propias convicciones,
 A estar informados del proceso de aprendizaje e integración socioeducativa,
 A participar en proceso enseñanza-aprendizaje y ser oídos en las decisiones sobre sus hijos.

Y entre sus deberes:

 Adoptar medidas o solicitar la ayuda en caso de dificultades de asistencia o con los estudios
 Proporcionar los recursos y condiciones necesarios para el progreso escolar,
 Estimular a sus hijos para que lleven a cabo las actividades de estudio encomendadas,
 Participar activamente en las actividades que se establezcan por parte del centro,
 Conocer apoyar y participar del proceso educativo colaborando con los profesores y el centro,
 Respetar y hacer respetar las normas del centro y a los miembros de la comunidad educativa.

La colaboración de los padres con el centro educativo es fundamental en todas las etapas
educativas si bien tiende a reducirse a medida que los alumnos crecen:

1
Decreto 114/2011, de 11 de mayo, por el que se regula la convivencia en el aá mbito educativo de la
Comunidad Autoá noma de Canarias. Ley Orgaá nica 2/2006 de 3 de mayo, de Educacioá n (LOE) Ley
Orgaá nica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE)

1/2
Tema 66 El papel de la familia en la educación. Colaboración entre profesores y padres
en las distinta etapas educativas, principalmente en la Educación Infantil. Modos de
trabajo con los padres.
 La etapa infantil supone el paso del ambiente familiar al escolar y por tanto un proceso difícil
de adaptación La relación de la familia y el profesorado en esta etapa debe ser estrecha y
continua para unificar criterios de actuación, garantizar la integración social y escolar del niño y
coordinar esfuerzos ante los posibles problemas que surjan y puedan afectarle. La forma de
relación en esta etapa suele ser de información sobre la evolución del niño, sobre aspectos
psicopedagógicos y médicos que podrían afectar a su desarrollo y colaboración en
actividades de gestión del centro y el aula.
 La educación primaria requiere de mayor independencia afectiva, capacidad de esfuerzo y
atención a la tarea, cierto grado de abstracción, disciplina, tolerancia, responsabilidad y
hábitos de convivencia en grupo. En cuanto a la participación de los padres, en esta etapa
disminuyen la frecuencia y el grado de implicación de éstos con el profesorado debido al
mayor grado de autonomía del alumnado. La colaboración es de menos intensidad y se
centra en el proceso de aprendizaje del niño, la necesidad o no de refuerzo educativo y en
abordar dificultades de integración socioescolar si los hubiera.
 En secundaria se espera que el alumnado haya adquirido equilibrio emocional madurez e
independencia marcada por las relaciones sentimentales y la incertidumbre vocacional La
participación de los padres en esta etapa a veces es prácticamente nula y se centra en la
recogida de notas. Quizás en esta etapa es donde deberíamos esforzarnos en buscar
métodos y actividades que estimulen la cooperación de los padres
Los padres conforman un grupo heterogéneo poco cohesionado y con falta de objetivos comunes
claros, cuya participación no siempre puede ejercerse con la dedicación y formación necesaria.
Por esa razón existen diferentes modos de trabajo con los padres niveles de colaboración de
los padres con el centro que implican consulta, información, formación, colaboración y orientación

La participación de los padres en el aula consiste en reuniones periódicas con el tutor


(rendimiento académico, relaciones y orientaciones) reuniones con los padres del grupo-clase
(actividades problemas de clase) y participación en aspectos del currículum (hábitos de trabajo,
autonomía y responsabilidad).

En cuanto a la participación a nivel de centro, los padres pueden colaborar participando en las
AMPAS, en las Escuela de Padres o en los Consejos Escolares (1/3) para evaluar y aprobar el
PEC, y las actividades extraescolares del PGA y la MGA. aprobar el NOF y los presupuestos del
centro, promover la conservación y renovación de las instalaciones, medios y recursos, participar
en la elección de director e informarse de los nombramientos o ceses, participar en el proceso de
admisión de alumnos, conocer la resolución de los conflictos disciplinarios y las sanciones,
proponer medidas que favorezcan la convivencia del centro, fijar directrices para la colaboración
con otros organismos y centros, analizar y valorar el funcionamiento general del centro, elaborar
propuestas e informes, a iniciativa propia o a petición de la Administración.

2/2