Vous êtes sur la page 1sur 3

Fundamentos Curriculares

Los Fundamentos curriculares representan el marco conceptual o el marco teórico del currículum.
Gracias a estos, el currículum es capaz de integrar qué aspectos de diversa índole es prudente
manifestar en el currículum. Incluye las disciplinas, las políticas educativas y las orientaciones que
presenta cada plan de estudios (bases filosóficas, estrategias metodológicas, competencias, ejes
transversales, entre otros).

En Costa Rica se reconocen seis fundamentos curriculares, los cuales son:

 Fundamento Legal
 Fundamento Sociológico
 Fundamento Epistemológico
 Fundamento Sociológico
 Fundamento Filosófico
 Fundamento Pedagógico

Cada uno de estos fundamentos son parte fundamental en cada plan de estudios en el sistema
educativo costarricense, a continuación se abordarán un poco más a fondo cada uno de ellos.
Fundamento Legal

La principal función del fundamento legal es regular el sistema Educativo costarricense. Dentro de
todos los planes de estudio, este fundamento es esencial. El Ministerio de Educación Pública en su
documento Orientaciones Curriculares establece que la importancia de este fundamento es la
igualdad en el ámbito educativo en todo momento, el fundamento legal fomenta la justicia en la
educación y orienta a esta a la formación integral del ser humano.

Fundamento Sociológico

Este fundamento cumple con la función de responder al porqué de la educación. Además le


provee al educando la oportunidad de llegar a ser parte de la cultura, costumbres, ideologías,
entre otras importantes características de la mejor forma, íntegra posible. Toma en cuenta
elementos que día a día surgen, como la tecnología; como herramientas que llegan a ayudar tanto
al docente como al estudiante a sumergirse en la sociedad en la manera más integral que se
pueda.

Fundamento Epistemológico

El fundamento epistemológico del currículum es aquel que se basa en el conocimiento que se


plasma propiamente en este. De este fundamento salen las bases para poder ejecutar los demás
fundamentos en el currículo (psicológico, sociológico, filosófico y pedagógico), sin éste los
fundamentos mencionados no tendrían sentido ya que el fundamento epistemológico en el
currículum nos indica qué contenido forjar en el mismo y a partir de este fundamento las demás
disciplinas tomarán la dirección que se requiera para poder llegar a poner en práctica el
conocimiento. El fundamento epistemológico nos ayudará a saber cuál es el conocimiento
científico que se va a incorporar o va a ser incorporado en el currículum y que de esta yace su
estructura para las demás disciplinas.
Desde décadas pasadas, los fundamentos epistemológicos habían sido los únicos con relevancia a
la hora de elaborar el Currículo, en esos tiempos las tradiciones eran las que predominaban a la
hora de plasmar conocimientos; esto a su vez impedía que en el currículo existiera una
interdisciplinariedad. Recientemente se ha evolucionado a una idea más amplia, la cual busca
abarcar mezclar las otras disciplinas y lo que se va necesitando cada vez más para que los
contenidos sean transmitidos de la mejor forma. Como lo menciona Caviedes (2002) al tomar en
el Currículo una perspectiva de interdisciplinariedad, se podrá lograr una formación integral de los
estudiantes como persona responsable y comprometida en su proceso de desarrollo individual y
con los demás.

Respecto a la importancia de lo epistemológico es de suma relevancia referirse a dos aspectos


que nutren esta base en el currículo, la interdisciplinariedad y la investigación. La primera referida
al aporte de los fundamentos epistemológicos con las demás disciplinas del Currículo. El segundo
referido directamente a lo que contribuye lo epistemológico en el currículum.

Fundamento Psicológico

Este fundamento permite una mejor comprensión de los elementos que conforman la educación
para el docente, el estudiante y la sociedad. Este fundamento se interesa por el aspecto
cognoscitivo y humanista de la educación, le presta mayor atención a que el estudiante se integre
e interactúe con todos los aspectos de la educación, además que pretende la contextualización de
la educación. Otro aspecto que pretende el fundamento psicológico es el desarrollo íntegro de los
estudiantes, que estos logren realizarse como individuos para sí mismos y para la sociedad. Todo
esto conlleva al fundamento psicológico a tomar a la persona como centro de la educación.

Fundamento Filosófico
Este fundamento alude a las aspiraciones que tiene el Estado costarricense en cuanto al ejercicio
de la ciudadanía, intención que encuentra sus raíces en la filosofía humanista, la cual conforma el
eje central de la Ley Fundamental de Educación (1957), la cual en su artículo 2 establece los Fines
de la Educación Costarricense, los cuales se detallan a continuación:

a) La formación de ciudadanos amantes de su Patria, conscientes de sus derechos y de sus


libertades fundamentales, con profundo sentido de responsabilidad y de respeto a la dignidad
humana.

b) Contribuir al desenvolvimiento pleno de la personalidad humana.

c) Formar ciudadanos para una democracia en que se concilien los intereses del individuo
con los de la comunidad.

d) Estimular el desarrollo de la solidaridad y la comprensión humana.

e) Conservar y ampliar la herencia cultural, impartiendo conocimientos sobre la historia del


hombre, las grandes obras de la literatura y los conceptos filosóficos fundamentales.
Para el logro de tales aspiraciones, es necesario fomentar desde las Orientaciones Curriculares
Nacionales principios y valores éticos, morales, cívicos y estéticos, tales como: la solidaridad, el
compromiso, la responsabilidad, el respeto por la vida en todas sus manifestaciones, la justicia, la
equidad, el respeto hacia los deberes y derechos humanos sin distinción de etnia, género,
nacionalidad o expresión religiosa, la participación ciudadana y la búsqueda de la verdad, entre
otros.

De igual manera, las Orientaciones Curriculares Nacionales se enriquecen con los planteamientos y
alcances en la Política Educativa Hacia El Siglo XXI, partiendo de que el eje central del currículo es
la persona, este documento señala:

[…] la búsqueda y concreción de un costarricense del siglo XXI, consciente de las implicaciones
éticas del desarrollo, sea persona con rica vida espiritual, digna, libre y justa; ciudadano formado
para el ejercicio participativo de la democracia, con identidad nacional, integrado al mundo, capaz
de discernir y competir, autorrealizado y capaz de buscar su felicidad; productor para sí mismo y
para el país desde el punto de vista de su condición de trabajador, lo que comporta el incremento
de sus habilidades, el aprendizaje de destrezas y la búsqueda del conocimiento; solidario por
experimentar como propias las necesidades de los demás y, en consecuencia, con aptitud para
buscar formas de cooperación y concertación entre sectores, velar por la calidad de la vida de
todos los ciudadanos y de las futuras generaciones, a partir de un desarrollo sustentable, ecológico
y socialmente y capaz de comunicarse con el mundo de manera inteligente, de tal manera que, a
partir de la valoración de lo que lo identifica como costarricense, tome las decisiones que lo
relacionen con otras culturas desde un punto de vista de pensador independiente, flexible y
crítico, teniendo por guía los derechos y los deberes humanos (Costa Rica. Consejo Superior de
Educación, 1994).

Tomado de las Orientaciones Curriculares Nacionales, Ministerio de Educación Pública, 2009.

Fundamento Pedagógico

Al igual que los fundamentos anteriores, el fundamento pedagógico toma al individuo como
centro del proceso educativo. Se relaciona con el fundamento psicológico de acuerdo a los
objetivos que cada uno de ellos persigue. La característica fundamental de este fundamento es la
de formar seres humanos integrales se manifiesta en este fundamento, además del hecho de
buscar las maneras adecuadas para lograr ese fin.

Cada uno de estos fundamentos representan la importancia y los fines de la educación


costarricense,es relevante que todos los educadores los conozcan y reconozcan la importancia de
los mismos en el análisis del plan de estudios de su curso.