Vous êtes sur la page 1sur 13

FACULTAD DE INGENIERÍA

ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERÍA CIVIL

TITULO:
Proyección de vistas auxiliares de Objetos de tres dimensiones.

ALUMNO:

Anaya pineda Javier

DOCENTE:

ING RAUL RAMIREZ RONDAN

HUARAZ – PERÚ

2018
PRESENTACION

En esta ocasión hablaremos acerca de Proyección de vistas auxiliares de


Objetos de tres dimensiones, La información se llevó a cabo por el motivo
de querer conocer e informase más acerca del curso de geometría
descriptiva, y su utilidad en el campo de la Ingeniería Civil.
DEDICATORIA

Este trabajo va dedicada esencial mente a dios, el que es el creador de


todas las cosas y el que nos ha dado las fortalezas para poder seguir
adelante cuando estábamos a punto de resignarnos. De igual manera, a
nuestros seres queridos que siempre están apoyándonos a nuestro lado, en
especialmente a nuestros padres, a quien le debemos la vida, comprensión
y cariño, a usted quien nos ha sabido formar con optimismo, buenas
intenciones y valores mutuos. Lo cual nos ha ayudado a enfrentar las
adversidades de la vida y posteriormente salir adelante buscando siempre
el mejor camino. A los docentes de cada curso por brindarnos su tiempo, su
paciencia, gracias por su apoyo mutuo, así como la sabiduría que,
transmitida en formación de nuestro desarrollo profesional, en especial a
usted que nos ha sabido inculcar sus enseñanzas sobres nuestra carrera
profesional. Gracias.
2. Proyecciones y vistas

Una de las partes básicas del dibujo técnico es la representación de objetos a


través de sus proyecciones diédricas (vistas). El objetivo es describir con
exactitud la forma y dimensiones de un volumen para su total definición.

Se denomina proyección de un punto P, y la representamos como P1, a la


intersección de la línea proyectante ‘ l’ que pasa por P, con el plano de
proyección H, Figura 1. A la hora de obtener la proyección de un objeto,
debemos obtener la proyección de todos y cada uno de sus puntos, aunque en la
práctica sólo se proyectan vértices y aristas que definen las formas geométricas
del volumen.

Figura 1. Proyección de un punto P.

Entre los tipos de proyección citamos:

1. Proyección cónica: es aquella en la que los rayos proyectantes parten por


un punto fijo llamado centro de proyección, Figura 2 (a).
2. Proyección cilíndrica: las líneas proyectantes tienen el centro de
proyección impropio (en el infinito) y por tanto son paralelas entre sí. Si
las líneas proyectantes son perpendiculares al plano de proyección,
tenemos un proyección ortogonal, ver Figura 2 (b). Si las líneas de
proyección son oblicuas con respecto al plano de proyección estaremos en
el caso de proyección cilíndrica oblicua, ver Figura 2 (c).
Figura 2. Tipos de proyecciones: (a) cónica, (b) cilíndrica ortogonal y (c) cilíndrica oblicua.

La norma UNE-1-032-82, en concordancia con la ISO 128, utiliza los métodos de


proyección ortogonal para las representaciones de todo tipo de dibujos técnicos
ya sean mecánicos, químicos, de ingeniería civil, arquitectura, etc. En casos
especiales se utilizan otros métodos, por ejemplo: en perspectiva cónica,
proyección cónica y en perspectiva caballera la proyección cilíndrica oblícua.

Se denominan vistas de un cuerpo a las proyecciones cilíndricas ortogonales del


mismo sobre las seis caras de un cubo imaginario y que envuelve al objeto, que
posteriormente se desarrollará hasta hacerlo coincidir con el plano del dibujo.
Existen dos métodos para la disposición de las vistas: Proyecciones desde
el primer diedro (proyección E), tradicionalmente denominado Sistema Europeo,
y Proyecciones desde el tercer diedro (proyección A), conocido como Sistema
Americano. Puesto que ambos son convencionalismos de disposición de vistas,
describiremos en detalle el método del primer diedro y más tarde daremos
algunas reseñas del método del tercer diedro.

Para reflejar cuando no quede claro que el sistema del primer diedro es utilizado
en el dibujo, se emplea el símbolo de la Figura 3. La consignación del símbolo es
obligatoria. También se acepta según normas, el nombre convencional de cada
vista: proyección E o proyección A.

Figura 3. Símbolo de proyección del primer diedro.

La siguiente tabla muestra la disposición de las vistas y su nombre convencional,


de una pieza como la de la Figura 4.

VISTA SEGÚN B VISTA LATERAL IZQUIERDA O PERFIL IZQUIERDO


VISTA SEGÚN D VISTA SUPERIOR O PLANTA
VISTA SEGÚN E VISTA POSTERIOR O ALZADO POSTERIOR
VISTA SEGÚN A VISTA DE FRENTE O ALZADO
VISTA SEGÚN F VISTA INFERIOR O PLANTA INFERIOR
VISTA SEGÚN C VISTA LATERAL DERECHA O PERFIL DERECHO

Tabla 1

Figura 4. Vistas comunes de una pieza.

En el momento de obtener las vistas hemos de proyectar sobre los seis planos
todas las caras del cuerpo y en consecuencia sus aristas, tanto las que se ven
directamente como aquellas que quedan ocultas. Para distinguir unas de otras,
representamos con líneas de trazos las aristas ocultas mientras que las vistas se
dibujarán con trazo continuo, ver Figura 5.
Figura 5. Proyecciones según cubo de referencia.

Una vez obtenidas las proyecciones sobre los seis planos considerados hemos de
desplegar el cubo hasta que las caras queden desarrolladas en el plano del dibujo.

Después de efectuado el giro de 90 grados, obtenemos la representación de las


vistas en un solo plano, con lo que se consigue representar el objeto
tridimensional sobre las dos dimensiones del papel. Esto responde a los objetivos
del sistema de obtención de vistas en el primer diedro.

Realizada la operación de desplegado, podemos observar que las vistas obtenidas


mantienen una relación de correspondencia en cuanto a su posición y
dimensiones. La planta, vista inferior, el alzado y la vista posterior tienen la
misma anchura, el alzado, el vista posterior, el perfil derecho y el perfil izquierdo
tienen la misma altura y el perfil derecho, el perfil izquierdo y la planta tienen la
misma profundidad, Figura 6.
Figura 6. Resultado de proyección en el plano.

En el sistema de proyección del tercer diedro, la representación es igual que en el


sistema de proyección de primer diedro, con la particularidad de que las vistas
están situadas en diferente posición, de tal forma que lo que se ve por la derecha
(vista lateral derecha) se dibuja a la derecha del alzado, lo que se ve por la
izquierda (vista lateral izquierda) a la izquierda del alzado, etc. Su símbolo de
identificación es el siguiente, Figura 6:

Figura 7. Símbolo de proyección del tercer diedro.


3. Vistas auxiliares

Las vistas auxiliares son vistas especiales utilizadas en una pieza cuando alguna
de sus caras aparece deformada en las vistas comunes debido a su inclinación
respecto de los planos de proyección. Se justifica su necesidad sobre todo en
acotación, puesto que hace que las caras deformadas de una pieza se dispongan
en posiciones favorables y en verdadera magnitud. El procedimiento consiste en
la aplicación de los cambios de plano de proyección, es decir, se recurre a nuevos
planos de proyección paralelos a las caras inclinadas, de forma que se pueda
apreciar la forma de esas superficies tal y como la tienen en la realidad.

Según el número y tipo de plano que se deba aplicar, se denominan vistas


auxiliares simples, dobles y múltiples.

Las vistas auxiliares simples son aquellas que disponiendo el nuevo plano de
proyección paralelo a una cara deformada, nos permite ver en verdadera
magnitud la dimensión y forma de la parte deseada de la pieza y en consecuencia
su representación.

Las vistas auxiliares simples se emplean en aquellos casos en que la superficie a


representar sea oblicua a uno de los planos de proyección y perpendicular al otro,
ver Figura 8.
Figura 8. Vista auxiliar simple.

Al dibujar la vista auxiliar se opta por no representar aquella parte de la pieza que
quede deformada y que es objeto de la vista auxiliar. Ello es debido a que el
interés que encierra la vista auxiliar es proporcionar vistas no deformadas y en
verdadera magnitud, pudiéndose prescindir de las partes que no cumplan esto.
Por su parte, en las vistas comunes se realiza el mismo convenio de
representación, es decir, no se representan aquellas partes de las vistas que
aparezcan deformadas, utilizando como demarcador un camino con línea
deformada indicando la rotura de la pieza.

Las vistas auxiliares dobles son aquellas en las que con un solo cambio de plano
no es suficiente para ver con claridad la forma y dimensión de una cara inclinada.
Se emplea por tanto en aquellos casos en que la cara a representar aparece
oblicua a dos planos de proyección. Se le denomina doble porque hay que
realizar dos vistas para completar la operación. Un primer paso consiste en
dibujar la representación de la cara en un plano auxiliar de forma que sea
perpendicular a uno de los de proyección (vista auxiliar primera); de esta forma,
se logra representar el nuevo plano en uno proyectante. El segundo paso, a
continuación del primero, consiste en tomar otro plano perpendicular al auxiliar
anterior de tal manera que en la vista resultante con este nuevo plano se
represente la verdadera magnitud de la cara deformada inicial (vista auxiliar
segunda), ver Figura 9.

Figura 9. Vista auxiliar doble.


UN OBJETO REPRESENTADO EN 2D Y 3D

Contenidos CAD 2D CAD 3D


Módulo 2D Módulo 3D
Conceptos generales de Representar las vistas Se parte del modelo 3D.
representación. diédricas de alzado y planta Primer LG: Definir plano α que
Representación planos del modelo 3D. contenga 2 centros puntales
proyectantes. Para el primer LG: Definir seleccionados.
plano α proyectante vertical
que pase por los centros de 2
puntales.

Determinar verdadera Boceto1 en plano α para trazar


Determinación verdaderas magnitud del plano hipérbolas:
magnitudes. proyectante α. Proyección 1. Incluir2 contornos de los
Proyecciones auxiliares. auxiliar puntales. 2. Trazar los lugares
geométricos por los centros de las
circunferencias tangentes

Intersección esfera plano. Determinar trazado de la Comando superficie revolución


Determinación curvas hipérbola. Proceso: hipérbola, de eje recta de centros
equidistantes. determinación por lugares
Tangencias entre geométricos
circunferencias.

Superficies. Representación Representar hiperboloide, solo Para el segundo LG: Repetir los es
hiperboloides. necesario en planta y tres pasos anteriores para obtener la
proyección auxiliar. otra hipérbola.

Para el segundo LG: Repetir Hallar la curva alabeada de los


pasos anteriores para intersección entre las dos obtener la
otra hipérbola hipérbolas.

Intersección superficies de Hallar la curva alabeada de Para el tercer LG:


revolución, no regladas (de intersección entre las dos Determinar el plano paralelo a 75
doble curvatura). hipérbolas. Planos paralelos y mm. de la base.
perpendiculares a uno de los
ejes de las hipérbolas.

1
Boceto: Opción que permite el trazado bidimensional en el plano activo de la geometría del
modelo.
2
Incluir: Opción de copiar los elementos del espacio en el plano de referencia activo.
Intersección recta plano Hallar el punto de intersección Solicitar, mediante la opción
proyectante entre la curva alabeada y el intersección, el punto de
plano α. Método intersección intersección entre la curva alabeada
recta plano. El punto es el y el plano α. El punto es el centro
centro de la esfera solución.
de la esfera solución.

Determinación verdaderas Para determinar los puntos de Para determinar los puntos de
magnitudes. tangencia entre la esfera tangencia entre la esfera solución y
Proyecciones auxiliares. solución y los puntales. los puntales, se incluye en el plano
Tangencias entre Método: nuevos planos que de referencia el proceso realizado
circunferencias. contengan el centro hallado y con anterioridad y se trazan los
el centro de cada puntal.
puntos buscados