Vous êtes sur la page 1sur 78

 DELGADO ANDERSON HUGO ARTURO

 LLARO ESPINOZA PIERO SERGIO RAPHAEL


 MIXAN SANCHES PAUL
 PAZOS ZAVALETA ALDO ENRIQUE
 RUIZ GARCIA IVAN DANIEL

ALDO PAZOS ZAVALETA


DESASTRES Y RECURSOS NATURALES
Contenido
EVALUACIÓN DE LA GESTION DE RIESGO Y DE DESASTRE EN LA CIUDAD DE OTUZCO ................ 3
1. INTRODUCCIÓN ................................................................................................................. 3
2. MARCO LEGAL ................................................................................................................... 4
2.1. LA GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES EN EL PERÚ ............................................... 4
3. MARCO TEORICO ............................................................................................................... 7
3.1. DESASTRES................................................................................................................. 7
3.2. MARCO CONCEPTUAL ............................................................................................... 9
3.3. ENFOQUE DE LAS CIENCIAS NATURALES Y SOCIALES ............................................. 10
3.4. EVALUACIÓN DE LA AMENAZA................................................................................ 12
3.5. ANÁLISIS DE LA VULNERABILIDAD ........................................................................... 14
3.6. ESTIMACIÓN DEL RIESGO ........................................................................................ 15
3.7. ALCANCE Y RESOLUCIÓN DE LOS ESTUDIOS ........................................................... 16
3.8. RIESGO ACEPTABLE ................................................................................................. 17
3.9. PROTECCIÓN E INCERTIDUMBRE ............................................................................ 18
3.10. RESPONSABILIDAD TECNICA ............................................................................... 20
3.11. LA PLANEACIÓN DEL DESARROLLO ..................................................................... 21
4. OBJETIVOS ....................................................................................................................... 22
5. ALCANCE .......................................................................................................................... 22
5.1. UBICACION GEOGRAFICA DE OTUZCO .................................................................... 22
5.2. LIMITES .................................................................................................................... 23
5.3. DATOS...................................................................................................................... 23
6. ACTIVIDADES PROGRAMADAS ........................................................................................ 23
7. CRONOGRAMA ................................................................................................................ 24
8. PRESUPUESTO ................................................................................................................. 24
9. REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA ........................................................................................... 67

TABLA 1: DISTRITOS DE OTUZCO................................................................................................. 23


TABLA 2: CASERÍOS DE OTUZCO.................................................................................................. 23
Tabla 3. CORONOGRAMA:........................................................................................................... 24
Tabla 4 PRESUPUESTO DE TRABAJO ........................................................................................... 24
EVALUACIÓN DE LA GESTION DE RIESGO Y DE DESASTRE EN LA
CIUDAD DE OTUZCO
1. INTRODUCCIÓN
Desde que los seres humanos tuvieron conciencia de su relación con el entorno
y de sus propios congéneres, han tratado de cierta manera como reducir los
riesgos disminuyendo las vulnerabilidades o exposición ante los peligros, asi es
como seguramente se instalaron hace miles de años en cuevas o espacios de
difícil acceso, como protección ante sus depredadores y la crudeza del ambiente,
y poco a poco, gradual y sistemáticamente fueron expandiendo sus aldeas, hasta
convertirse en grandes urbes.

Impresiona la forma como gestionan el ambiente las culturas antiguas, con un


gran respeto hacia el medio ambiente del cual dependía su supervivencia, como
lo es hoy y lo será en el futuro bajo esta íntima comunicación y relación de
convivencia armónica, se desarrollaron las culturas que han demostrado a través
de los hechos, cuyas evidencias muestran, que es posible convivir
armónicamente con la naturaleza que nos rodea; sin embargo en nuestros días
se ha desviado esa intimidad y equilibrio con la naturaleza llegando al punto de
someterla al máximo o más allá de su capacidad de recuperación, para gestar
un estilo de vida supuestamente “mejor” que se preocupan más por el momento.

Se sabe que los riesgos no solo dependen de los fenómenos de origen natural,
sino de los niveles de vulnerabilidad de los centros urbanos y/o rurales, por
ejemplo, su localización en riberas de los ríos, desembocadura de quebradas
activadas, rellenos sanitarios, cercanía a fallas meteorológicas, etc. Así como el
tipo de infraestructura de material precario o noble utilizado como vivienda, y la
capacidad de la población para organizarse, asimilar y/o recuperarse ante el
impacto de un fenómeno de origen natural.

Nuestro país, se encuentra ubicado en el borde oriental del Cinturón de Fuego


del Océano Pacífico, y debido a sus características geográficas,
hidrometeorológicas, geológicas, entre otras (factores condicionantes), lo
exponen a la ocurrencia de fenómenos de origen natural, como sismos,
tsunamis, erupciones volcánicas, movimientos en masas, descenso de
temperatura (heladas y friajes) y erosión de suelos (factores desencadenantes);
cada uno de estos con sus propias características como magnitud, intensidad,
distribución espacial, periodo de retorno, etc. (parámetros de evaluación). Esta
realidad obliga a la generación de conocimientos y/o metodologías que ayudan
a estratificar los niveles de peligrosidad, vulnerabilidad, riesgo y la zonificación
de riesgos en los ámbitos geográficos expuestos al fenómeno natural en
diferentes regiones.

La región de La Libertad, situada en la zona norte y occidental del país, cubre


una superficie de 25 500 Km2. El territorio abarca las tres regiones naturales
(costa, sierra y selva); sin embargo el 80 por ciento de su área superficial es
esencialmente andino. La altura de la región oscila entre los 3 msnm (Salaverry)
y los 4,008 msnm (Quiruvilca) y cuenta con 12 provincias dentro de los cuales
se encuentra la provincia de Otuzco.

La ciudad de Otuzco se localiza en las coordenadas 7°53´54¨ de Latitud Sur y a


78°33´45¨ de Longitud Oeste, asentándose sobre una superficie de 444.10 Km2.
Está a 2,641 m.s.n.m.,avizorando los pueblos de Laredo, Quirihuac, Menocucho,
Shiran, Pagash, Samne, Casmiche, Tayahual.

Los antecedentes históricos muestran que la provincia de Otuzco está expuesta


a peligros como son: Sismos por fallas geológicas, Inundaciones y Fenómeno El
Niño principalmente.

Ante los fenómenos naturales ocurridos se deja expuesto la falta de prevención


por parte de las autoridades gubernamentales, por lo que efectividad en la
respuesta ante situaciones de desastre o emergencia es una responsabilidad
compartida y un proceso que integra las acciones de las entidades públicas, la
participación del sector privado y la comunidad.

Es por ello que el presente trabajo propuesto por los alumnos de la carrera de
Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Trujillo, se realiza con la
finalidad de ejecutar la Evaluación del Riesgo de Desastres en el área de
influencia en la provincia de Otuzco.

2. MARCO LEGAL
2.1. LA GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES EN EL PERÚ
2.1.1. Política de Estado 32 Gestión del Riesgo de Desastres – aprobado
en el Acuerdo Nacional.
2.1.2. Ley N° 29664, ley que crea el Sistema Nacional de Gestión del
Riesgo de Desastres

Ilustración 1.LA LEY Nº 29664, LEY DE CREACIÓN DEL SISTEMA NACIONAL DE GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES
(SINAGERD)
2.1.3. Decreto Supremo N° 048-2011-PCM, que aprueba el Reglamento
de la Ley N° 29664, que crea el Sistema Nacional de Gestión del
Riesgo de Desastres
a) Articulación y coordinación entre las entidades integrantes del SINAGERD
b) CENEPRED (Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del

Ilustración 2: ESTRUCTURA DEL SINAGERD

Riesgo de Desastres)
Organización encargada de desarrollar y orientar la implementación de la Política
Nacional en lo que corresponde a la prevención y reducción del riesgo de
desastres. Sus avances se pueden resumir en dos planos:
 Creación de un marco de normas y herramientas técnicas para orientar
los procesos de estimación, prevención, reducción del riesgo y la
reconstrucción, a nivel nacional
 Construcción de capacidades humanas para la gestión preventiva y
reductiva del riesgo así como en los GTGRD, en los tres niveles de
gobierno, mediante la Asistencia Técnica, la Capacitación y el
Asesoramiento.
a. Objetivos de los lineamientos
 R.M. N° 276-2012-PCM Lineamientos para la constitución y
funcionamiento de los grupos de trabajo de la gestión del riesgo de
desastres en los tres niveles de gobierno
 R.M. N° 046-2013-PCM Lineamientos que definen el marco de
responsabilidades en gestión del riesgo de desastres, de las entidades
del estado en los tres niveles de gobierno y su anexo
i. Lineamientos técnicos
 R.M. N° 334-2012-PCM (26.12.2012) : Proceso de Estimación del Riesgo
de Desastres
 R.M. N°222-2013-PCM (22.08.2013) : Proceso de Prevención del Riesgo
de Desastres
 R.M N°220-2013-PCM (21.08.2013) : Proceso de Reducción del Riesgo
de Desastres

c) Decreto supremo N° 111-2012-PCM, que dispone la aprobación de la Política


Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres como Política de Obligatorio
Cumplimiento para las entidades del Gobierno Nacional.
d) Decreto Supremo Nº 034-2014-PCM, que dispone la aprobación del Plan
Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres – PLANAGERD 2014-2021
El PLANAGERD 2014–2021 se constituye en el documento de planificación
estratégica del SINAGERD para el cumplimiento de la Política Nacional de la
gestión del riesgo de desastres en nuestro país, para cada ámbito jurisdiccional
y territorial de los tres niveles de gobierno, considerando la gestión por resultados
que incluye su articulación con el desarrollo de programas presupuestales, entre
otros. La estructura del PLANAGERD está sustentada en los siete procesos de
la GRD – Art. 38 Reglamento.
 La estrategia de implementación del PLANAGERD 2014-2021
 Organización y gestión institucional
 Planes Específicos: multisectoriales, regionales y locales a
priorizar. (Matriz de Prioridades).
 Proyectos según tipología y actividades prioritarias.
 Financiamiento por fuentes – PPR
 Demás mecanismos e instrumentos necesarios a priorizar
(Sistema Nacional de Información para la GRD, la Continuidad
Operativa del Estado).
 Plan de monitoreo, seguimiento y evaluación del PLANAGERD
 Elaboración de la Línea Base del PLANAGERD.
 Establecer Metas e indicadores
e) Manual para la evaluación de riesgos originados por fenómenos
naturales
Aprobado con Resolución Jefatural Nº 058–2013– CENEPRED, del
29/10/2013 y la Directiva N° 001- 2013-CENEPRED/J Procedimientos
Administrativos para la Evaluación de Riesgos originados por Fenómenos
Naturales (Publicado).
Metodología que analiza los parámetros de evaluación de los fenómenos
y la susceptibilidad de los mismos, así como la vulnerabilidad de los
elementos expuestos al fenómeno en función a la exposición, fragilidad y
resiliencia.
Determina y zonifica los niveles de riesgos y la formulación de actividades
y proyectos de inversión pública de prevención o reducción de riesgos en
las áreas geográficas objetos de evaluación.
3. MARCO TEORICO
3.1. DESASTRES
Un desastre puede definirse como un evento o suceso que ocurre, en la
mayoría de los casos, en forma repentina e inesperada, causando sobre los
elementos sometidos alteraciones intensas, representadas en la pérdida de
vida y salud de la población, la destrucción o pérdida de los bienes de una
colectividad y/o daños severos sobre el medio ambiente. Esta situación
significa la desorganización de los patrones normales de vida, genera
adversidad, desamparo y sufrimiento en las personas, efectos sobre la
estructura socioeconómica de una región o un país y/o la modificación del
medio ambiente; lo anterior determina la necesidad de asistencia y de
intervención inmediata.
Los desastres pueden ser originados por un fenómeno natural, provocados por
el hombre o ser consecuencia de una falla de carácter técnico en sistemas
industriales o bélicos.
Algunos desastres de origen natural corresponden a amenazas que no pueden
ser neutralizadas debido a que difícilmente su mecanismo de origen puede ser
intervenido, aunque en algunos casos puede controlarse parcialmente.
Terremotos, erupciones volcánicas, tsunamis y huracanes son ejemplos de
amenazas que aún no pueden ser intervenidas en la práctica, mientras que
inundaciones y deslizamientos pueden llegar a controlarse o atenuarse con
obras civiles de canalización y estabilización de suelos.
Una lista representativa de los fenómenos naturales que pueden originar
desastres o calamidades, es la siguiente:
 Terremotos
 Tsunamis
 Volcanes
 Huracanes
 Inundaciones
 Derrumbes
 Sequías
 Desertificación
 Deforestación
 Epidemias
Estos fenómenos son los básicos, pues en ocasiones generan otros efectos,
como el caso de las avalanchas o lahares y las lluvias o flujos de material
piroclástico que están directamente asociados con el fenómeno volcánico. La
mayoría de estos fenómenos ocurren en forma cataclísmica, es decir
súbitamente y afectan un área no muy grande; sin embargo hay casos como la
desertificación y las sequías, los cuales ocurren durante un largo período y sobre
áreas extensas en forma casi irreversible.
Los desastres de origen antrópico pueden ser originados intencionalmente por
el hombre o por una falla de carácter técnico, la cual puede desencadenar una
serie de fallas en serie causando un desastre de gran magnitud.
Entre otros desastres de origen antrópico pueden mencionarse los siguientes:
 Guerras
 Terrorismo
 Explosiones
 Incendios
 Accidentes
 Contaminación
 Colapsos
 Impactos
En general existe una diversidad de posibles desastres de origen tecnológico.
En la actualidad, los centros urbanos y los puertos ofrecen una alta
susceptibilidad a que se presenten este tipo de eventos debido a la alta
densificación de la industria, de la edificación y de los medios de transporte
masivo de carga y población.
3.1.1. EFECTOS DE LOS DESASTRES
Los efectos que puede causar un desastre varían dependiendo de las
características propias de los elementos expuestos y de la naturaleza del evento
mismo. En general pueden considerarse como elementos bajo riesgo la
población, el medio ambiente y la estructura física representada por la vivienda,
la industria, el comercio y los servicios públicos.
Los efectos pueden clasificarse en pérdidas directas e indirectas. Las pérdidas
directas están relacionadas con el daño físico, expresado en víctimas, en daños
en la infraestructura de servicios públicos, en las edificaciones, el espacio
urbano, la industria, el comercio y el deterioro del medio ambiente, es decir, la
alteración física del hábitat.
Las pérdidas indirectas generalmente pueden subdividirse en efectos sociales
tales como la interrupción del transporte, de los servicios públicos, de los medios
de información y la desfavorable imagen que puede tomar una región con
respecto a otras; y en efectos económicos que representan la alteración del
comercio y la industria como consecuencia de la baja en la producción, la
desmotivación de la inversión y la generación de gastos de rehabilitación y
reconstrucción.
Las medidas de prevención contra los efectos de los desastres deben
considerarse como parte fundamental de los procesos de desarrollo integral a
nivel regional y urbano, con el fin de reducir el nivel de riesgo existente. Dado
que eventos de estas características pueden causar grave impacto en el
desarrollo de las comunidades expuestas, es necesario enfrentar la ejecución de
medidas preventivas versus la recuperación posterior a los desastres, e
incorporar los análisis de riesgo a los aspectos sociales y económicos de cada
región o país.
3.2. MARCO CONCEPTUAL
La UNDRO (United Nations Disaster Relief Organization) en conjunto con la
UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y
la Cultura) promovió una reunión de expertos para proponer una unificación de
definiciones que ha sido ampliamente aceptada en los últimos años (UNDRO
1979). Entre otros conceptos, el reporte de dicha reunión "Desastres Naturales
y Análisis de Vulnerabilidad" incluyó los siguientes:
AMENAZA O PELIGRO (HAZARD - H), definida como la probabilidad de
ocurrencia de un evento potencialmente desastroso durante cierto período de
tiempo en un sitio dado.
VULNERABILIDAD (V), como el grado de pérdida de un elemento o grupo de
elementos bajo riesgo resultado de la probable ocurrencia de un evento
desastroso, expresada en una escala desde 0 o sin daño a 1 o pérdida total.
RIESGO ESPECÍFICO (SPECIFIC RISK -RS), como el grado de pérdidas
esperadas debido a la ocurrencia de un evento particular y como una función de
la Amenaza y la Vulnerabilidad.
ELEMENTOS BAJO RIESGO (E), como la población, las edificaciones y obras
civiles, las actividades económicas, los servicios públicos, las utilidades y la
infraestructura expuesta en un área determinada.
RIESGO TOTAL (TOTAL RISK - Rt), como el número de pérdidas humanas,
heridos, daños a las propiedades y efectos sobre la actividad económica debido
a la ocurrencia de evento desastroso, es decir el producto del Riesgo Específico
(Rs) y los elementos bajo riesgo (E).
En otras palabras la evaluación del riesgo puede llevarse a cabo mediante la
siguiente formulación general:
Rt = (E)(Rs) = (E)(H . V)
Conservando esta conceptualización propuesta por el grupo de expertos
reunidos en 1979, el autor propuso en 1985 en el Instituto de Ingeniería Sísmica
y Sismología - IZIIS, de Skopje Yugoeslavia, eliminar la variable Exposición (E)
por considerarla implícita en la Vulnerabilidad (V), sin que esto modificara la
concepción original. Dicha formulación, entonces, fue planteada de la siguiente
manera:
Una vez conocida la amenaza o peligro Ai, entendida como la probabilidad de
que se presente un evento con una intensidad mayor o igual a i durante un
período de exposición t, y conocida la vulnerabilidad Ve, entendida como la
predisposición intrínseca de un elemento expuesto e a ser afectado o de ser
susceptible a sufrir una pérdida ante la ocurrencia de un evento con una
intensidad i, el riesgo Rie puede entenderse como la probabilidad de que se
presente una pérdida sobre el elemento e, como consecuencia de la ocurrencia
de un evento con una intensidad mayor o igual a i,
Rie = f (Ai,Ve)
es decir, la probabilidad de exceder unas consecuencias sociales y económicas
durante un período de tiempo t dado (Cardona 1991).
De una manera más exacta, entonces, pueden distinguirse dos conceptos que
en ocasiones han sido equivocadamente considerados como sinónimos pero
que son definitivamente diferentes tanto desde el punto de vista cualitativo como
cuantitativo:
a) La Amenaza o Peligro, o factor de riesgo externo de un sujeto o sistema,
representado por un peligro latente asociado con un fenómeno físico de
origen natural o tecnológico que puede presentarse en un sitio específico
y en un tiempo determinado produciendo efectos adversos en las
personas, los bienes y/o el medio ambiente, matemáticamente expresado
como la probabilidad de exceder un nivel de ocurrencia de un evento con
una cierta intensidad en un cierto sitio y en cierto período de tiempo.

b) El Riesgo, o daño, destrucción o pérdida esperada obtenida de la


convolución de la probabilidad de ocurrencia de eventos peligrosos y de
la vulnerabilidad de los elementos expuestos a tales amenazas,
matemáticamente expresado como la probabilidad de exceder un nivel de
consecuencias económicas y sociales en un cierto sitio y en un cierto
período de tiempo (Spence 1990).
En términos generales, la "vulnerabilidad" puede entenderse, entonces, como la
predisposición intrínseca de un sujeto o elemento a sufrir daño debido a posibles
acciones externas, y por lo tanto su evaluación contribuye en forma fundamental
al conocimiento del riesgo mediante interacciones del elemento susceptible con
el ambiente peligroso.
La diferencia fundamental entre la amenaza y el riesgo está en que la amenaza
está relacionada con la probabilidad de que se manifieste un evento natural o un
evento provocado, mientras que el riesgo está relacionado con la probabilidad
de que se manifiesten ciertas consecuencias, las cuales están íntimamente
relacionadas no sólo con el grado de exposición de los elementos sometidos sino
con la vulnerabilidad que tienen dichos elementos a ser afectados por el evento
(Fournier 1985).
3.3. ENFOQUE DE LAS CIENCIAS NATURALES Y SOCIALES
El tema de la evaluación de los riesgos y la prevención de desastres ha sido
tratado relativamente desde hace pocos años a nivel internacional. Su
conceptualización y análisis sistemático prácticamente lo iniciaron los
especialistas de las ciencias naturales con estudios acerca de fenómenos
geodinámicos, hidrometeorológicos y tecnológicos tales como terremotos,
erupciones volcánicas, deslizamientos, huracanes, inundaciones, accidentes
industriales, etc. En otras palabras, durante la mayor parte del tiempo y en
particular en los primeros años el énfasis se dirigió hacia el conocimiento de las
"amenazas" por el sesgo investigativo y académico de quienes generaron las
primeras reflexiones sobre el tema.
Es importante mencionar que aún se conserva este énfasis, en particular en los
países más avanzados, donde por su desarrollo tecnológico se intenta conocer
con mayor detalle los fenómenos generadores de las amenazas. Esta marcada
tendencia ha sido evidente durante los primeros años del "Decenio Internacional
para la Reducción de los Desastres Naturales" declarado por la Organización de
las Naciones Unidas para los últimos años del milenio.
Si lo que se pretende es la estimación del riesgo, indudablemente el estudio y la
evaluación de la amenaza es un paso de fundamental importancia; sin embargo,
para lograr dicho propósito es igualmente importante el estudio y el análisis de
la vulnerabilidad. Por esta razón, varios especialistas, posteriormente,
empezaron a impulsar la necesidad de estudiar la "vulnerabilidad física", la cual
básicamente fue relacionada con el grado de exposición y la fragilidad o
capacidad de los elementos expuestos a la acción de los fenómenos.
Este último aspecto permitió ampliar el trabajo a un ámbito multidisciplinario
debido a la necesidad de involucrar a otros profesionales tales como ingenieros,
arquitectos, economistas y planificadores, quienes paulatinamente han
encontrado de especial importancia la consideración de la amenaza y la
vulnerabilidad como variables fundamentales para la planificación física y las
normas de construcción de vivienda e infraestructura.
No obstante lo anterior, el enfoque es todavía muy "tecnocrático" porque sigue
siendo altamente dirigido hacia el detonante del desastre: la amenaza, y no hacia
a las condiciones que favorecen la ocurrencia de la crisis, que no son
exclusivamente las condiciones de vulnerabilidad física sino las de
"vulnerabilidad social". En los países en desarrollo la vulnerabilidad social es, en
la mayoría de los casos, la causa de las condiciones de vulnerabilidad técnica.
A diferencia de la amenaza que actua como detonante, la vulnerabilidad social
es una condición que permanece en forma continua en el tiempo y esta
intimamente ligada a los aspectos culturales y al nivel de desarrollo de las
comunidades (Maskrey 1989 y Medina 1992).
Sólo en los últimos años especialistas de las ciencias sociales se han interesado
por el tema, razón por la cual aún existen grandes vacíos que impiden un
entendimiento completo de los problemas de riesgo y sus verdaderas
posibilidades de mitigación. La lectura acerca de la vulnerabilidad y el riesgo de
los geofísicos, hidrólogos, ingenieros, planificadores, etc. puede llegar a ser muy
diferente de la lectura que tienen las personas y las comunidades expuestas. Por
esta razón es necesario profundizar, también, el conocimiento acerca de la
percepción individual y colectiva del riesgo e investigar las características
culturales, de desarrollo y de organización de las sociedades que favorecen o
impiden la prevención y la mitigación; aspectos de fundamental importancia para
poder encontrar medios eficientes y efectivos que logren reducir el impacto de
los desastres en el mundo.
Un enfoque sociológico de los desastres y del riesgo podría llegar a ser más
ambicioso y prometedor, en particular, en los países en desarrollo en donde los
modelos tradicionales de planificación no han arrojado resultados satisfactorios
debido a la dinámica de sus eventos sociales. Un planeamiento basado en
prospectiva y alertas tempranas podría ser un camino interesante para explorar,
dado que permitiría adelantarse a las crisis y mitigar los eventos detonantes o
las condiciones de vulnerabilidad que favorezcan la ocurrencia de las mismas.
3.4. EVALUACIÓN DE LA AMENAZA
Como se definió con anterioridad, la amenaza está relacionada con el peligro
que significa la posible ocurrencia de un fenómeno físico de origen natural, de
origen tecnológico o provocado por el hombre que puede manifestarse en un
sitio y durante un tiempo de exposición prefijado. Técnicamente, se expresa
como la probabilidad de exceder un nivel de ocurrencia de un evento con un nivel
de severidad, en un sitio específico y durante un período de tiempo.
Desafortunadamente, debido a la complejidad de los sistemas físicos en los
cuales un gran número de variables puede condicionar el proceso, la ciencia aun
no cuenta con técnicas que le permitan modelar con alta precisión dichos
sistemas y por lo tanto los mecanismos generadores de cada una de las
amenazas. Por esta razón, la evaluación de la amenaza, en la mayoría de los
casos, se realiza combinando el análisis probabilístico con el análisis del
comportamiento físico de la fuente generadora, utilizando información de
eventos que han ocurrido en el pasado y modelando con algún grado de
aproximación los sistemas físicos involucrados.
En otras palabras, para poder cuantificar la probabilidad de que se presente un
evento de una u otra intensidad durante un período de exposición, es necesario
contar con información, la más completa posible, acerca del número de eventos
que han ocurrido en el pasado y acerca de la intensidad que tuvieron los mismos.
La amenaza sísmica, por ejemplo, para un sector de una ciudad podría
expresarse en términos del valor de la probabilidad que durante un lapso,
digamos de 100 años, se pueda presentar un terremoto que genere una
aceleración pico del suelo igual o superior, supongamos, al 30% de la
aceleración de la gravedad (g). El valor de la amenaza, en este caso, sería el
valor de la probabilidad, es decir, un valor que puede estar entre cero y uno. En
términos probabilísticos un valor cercano a uno significaría que existe casi la
certeza o una alta posibilidad de que durante el tiempo de exposición definido,
100 años, se presente un evento que genere una aceleración en ese sector de
la ciudad igual o superior a la aceleración de referencia, 30% g; como por el
contrario, si el valor se llegara acercar a cero, su interpretación sería que es muy
poco posible que se presente un terremoto que genere en ese sector de la ciudad
una aceleración de esa intensidad durante el período de exposición antes
mencionado.
El valor de la amenaza obtenido de esta manera permite tomar decisiones en
términos, por ejemplo, de las especificaciones sismo-resistentes que deben
cumplir las edificaciones en los diferentes sectores de la ciudad, las cuales deben
construirse de acuerdo con las aceleraciones potenciales que probablemente
tendrán que soportar durante su vida útil.
Es importante diferenciar la amenaza del evento que la caracteriza, puesto que
la amenaza significa la potencialidad de la ocurrencia de un evento con cierto
grado de severidad, mientras que el evento en si mismo representa al fenómeno
en términos de sus características, su dimensión y ubicación geográfica.
Igualmente, es importante diferenciar entre un "evento posible" y un "evento
probable", puesto que el primero se refiere a un fenómeno que puede suceder,
mientras que el segundo se refiere a un fenómeno esperado debido a que existen
razones o argumentos técnico-científicos para creer que ocurrirá o se verificará
en un tiempo determinado. Estos conceptos están íntimamente relacionados con
calificativos como "máximo posible" y "máximo probable" cuya diferenciación es
básicamente la misma.
Por otra parte, es común en la literatura técnica utilizar el concepto de "período
de retorno" o intervalo de recurrencia de un evento, que corresponde al tiempo
"promedio" entre eventos con características similares en una región. Este es un
concepto estadístico importante de tener en cuenta, ya que en ocasiones se tiene
la idea errónea de que este intervalo es determinístico; como ejemplo, si el
período de retorno de una erupción volcánica, por ejemplo, es de 250 años y
hace diez que se presentó, ésto no significa que falten otros 240 años para que
se repita (Fiske 1984).
En resumen, evaluar la amenaza es "pronosticar" la ocurrencia de un fenómeno
con base en: el estudio de su mecanismo generador, el monitoreo del sistema
perturbador y/o el registro de eventos en el tiempo. Un pronóstico puede ser a
corto plazo, generalmente basado en la búsqueda e interpretación de señales o
eventos premonitorios; a mediano plazo, basado en la información probabilística
de parámetros indicadores, y a largo plazo, basado en la determinación del
evento máximo probable en un período de tiempo que pueda relacionarse con la
planificación del área potencialmente afectable.
Este tipo de evaluación es realizada por instituciones técnicas y científicas
relacionadas con campos afines a la geología, la hidrometeorología y los
procesos tecnológicos, las cuales de acuerdo con estudios que varían desde
estimaciones generales hasta análisis detallados, plasman en mapas de
diferentes escalas la cuantificación de la amenaza y llevan a cabo una
"zonificación" en la cual, mediante un proceso de determinación de la misma en
varios sitios, delimitan áreas homogéneas o zonas de amenaza constante. A este
tipo de cartografía se le conoce como mapas de amenaza, los cuales son un
insumo de fundamental importancia para la planificación física y territorial (Fig.3).
Por otra parte, cuando los pronósticos pueden realizarse en el corto plazo, es
común darle a este proceso el nombre de "predicción". Esta técnica, mediante la
cual se pretende determinar con certidumbre cuándo, dónde y de qué magnitud
será un evento, es fundamental para el desarrollo de sistemas de alerta, cuyo
objetivo es informar anticipadamente a la población amenazada acerca de la
ocurrencia o inminente ocurrencia de un fenómeno peligroso (National Academy
of Sciences 1975). Su aplicación permite, en general, caracterizar un evento
como previsible o imprevisible a nivel del estado del conocimiento.
3.5. ANÁLISIS DE LA VULNERABILIDAD
Tal como se definió con anterioridad, la vulnerabilidad corresponde a la
predisposición o susceptibilidad que tiene un elemento a ser afectado o a sufrir
una pérdida. En consecuencia, la diferencia de vulnerabilidad de los elementos
determina el carácter selectivo de la severidad de los efectos de un evento
externo sobre los mismos.
La vulnerabilidad, en términos generales, puede clasificarse como de carácter
técnico y de carácter social, siendo la primera más factible de cuantificar en
términos físicos y funcionales, como por ejemplo, en pérdidas potenciales
referidas a los daños o la interrupción de los servicios, a diferencia de la segunda
que prácticamente sólo puede valorarse cualitativamente y en forma relativa,
debido a que está relacionada con aspectos económicos, educativos, culturales,
ideológicos, etc.
En consecuencia, un análisis de vulnerabilidad es un proceso mediante el cual
se determina el nivel de exposición y la predisposición a la pérdida de un
elemento o grupo de elementos ante una amenaza específica, contribuyendo al
conocimiento del riesgo a través de interacciones de dichos elementos con el
ambiente peligroso.
Los elementos bajo riesgo son el contexto social y material representado por las
personas y por los recursos y servicios que pueden ser afectados por la
ocurrencia de un evento, es decir, las actividades humanas, los sistemas
realizados por el hombre tales como edificaciones, líneas vitales o
infraestructura, centros de producción, utilidades, servicios y la gente que los
utiliza.
Este tipo de evaluaciones deben ser realizadas por entidades o profesionales de
diversas disciplinas. Estudios acerca de la vulnerabilidad física y funcional, por
ejemplo, deben ser realizados por ingenieros, arquitectos y planificadores, y
evaluaciones de la vulnerabilidad social deben ser desarrolladas en forma
multidisciplinaria por parte de economistas, sociólogos, médicos, socorristas y
planificadores, entre otros.
Por ejemplo, la evaluación de la capacidad sismo-resistente de edificaciones o
de obras civiles existentes, es un caso de análisis de vulnerabilidad física desde
el punto de vista sísmico; la determinación del nivel de exposición de viviendas
y de infraestructura, y su capacidad para soportar una inundación, es un ejemplo
de un análisis de vulnerabilidad ante inundaciones. De otra parte, la evaluación
del conocimiento y de la capacidad de una comunidad para actuar correctamente
ante la ocurrencia, por ejemplo, de una erupción volcánica, corresponde a un
análisis de vulnerabilidad educativa para el caso volcánico; igualmente, el
análisis de la capacidad de reacción de personal de socorro, y de la capacidad
hospitalaria ante una demanda masiva de servicios médicos, corresponde a un
análisis de vulnerabilidad institucional y funcional para atender un desastre.
3.6. ESTIMACIÓN DEL RIESGO
El riesgo, como ya se mencionó, se obtiene de relacionar la amenaza, o
probabilidad de ocurrencia de un fenómeno de una intensidad específica, con la
vulnerabilidad de los elementos expuestos. Por lo tanto, el riesgo puede ser de
carácter geológico, hidrológico, atmosférico o, también, tecnológico,
dependiendo de la naturaleza de la amenaza a la cual está referido.
Desde el punto de vista físico, el "riesgo específico" es la pérdida esperada en
un período de tiempo, que puede ser expresada como una proporción del valor
o costo de reemplazo de los elementos bajo riesgo. Usualmente, el riesgo
específico representa pérdida de vidas, heridos y pérdidas de inversiones de
capital. Ahora bien, debido a la dificultad que significa estimar el "riesgo total", o
sea la cuantificación acumulativa del riesgo específico de cada uno de los
elementos expuestos y para cada una de las amenazas, en general se acepta
referirse al riesgo haciendo referencia a un riesgo específico representativo para
la región, como por ejemplo: el riesgo por inundación para las cosechas, el riesgo
sísmico de las edificaciones, el riesgo de las líneas vitales por deslizamientos,
etc.
Adicionalmente, es común que el riesgo sea estimado solamente en términos
físicos, dado que la vulnerabilidad social es difícil de evaluar en términos
cuantitativos, no con ésto queriendo decir que no sea posible estimar, para estos
casos, en forma relativa o mediante indicadores "riesgos relativos", que
igualmente permiten tomar decisiones y definir prioridades de prevención y
mitigación.
De otra parte, una vez evaluado el riesgo y teniendo en cuenta que no es posible
reducirlo a cero, para efectos de la planificación y el diseño de obras de
infraestructura y de protección es necesario definir un nivel de "riesgo aceptable",
o sea un valor admisible de probabilidad de consecuencias sociales y
económicas que, a juicio de las autoridades que regulan este tipo de decisiones,
se considera lo suficientemente bajo para permitir su uso en la planificación
física, la formulación de requerimientos de calidad de los elementos expuestos
o para fijar políticas socio-económicas afines.
En resumen, para evaluar el riesgo deben seguirse tres pasos: la evaluación de
la amenaza o peligro; el análisis de la vulnerabilidad y la estimación del riesgo
como resultado de relacionar los dos parámetros anteriores. Cambios en uno o
más de estos parámetros modifican el riesgo en sí mismo.
Al igual que la amenaza, el riesgo también puede plasmarse en mapas. Estos
mapas pueden ser, dependiendo de la naturaleza de la amenaza probabilísticos
o determinísticos. En este último caso, los mapas de riesgo representan un
"escenario", o sea la distribución espacial de los efectos potenciales que puede
causar un evento de una intensidad definida sobre un área geográfica, de
acuerdo con el grado de vulnerabilidad de los elementos que componen el medio
expuesto (Cardona 1991).
Estos mapas, como puede intuirse, no sólo son de fundamental importancia para
la planificación de la intervención de la amenaza y/o la vulnerabilidad a través de
los planes de desarrollo, sino también para la elaboración de los planes de
contingencia que los organismos operativos deben realizar durante la etapa de
preparativos para emergencias. Es importante anotar que un plan operativo
elaborado con base en un mapa de riesgo es mucho más eficiente que si se
realiza sin conocer dicho escenario de efectos potenciales, dado que este último
permite definir procedimientos de respuesta más precisos para atender a la
población en caso de desastre.
3.7. ALCANCE Y RESOLUCIÓN DE LOS ESTUDIOS
De los apartes anteriores puede concluirse que la evaluación de la amenaza en
particular es un insumo fundamental para el ordenamiento territorial o la
planeación física, especialmente cuando se trata de determinar la aptitud
ambiental de posibles zonas de expansión urbana o de localización de nueva
infraestructura. Sin embargo, dicha evaluación es sólo una etapa para la
determinación del riesgo; estimación que se requiere necesariamente para la
definición y aplicación de medidas de mitigación, debidamente justificadas en
términos sociales y económicos dentro de la planeación física y sectorial.
Ya que no existen criterios unificados para este tipo de evaluaciones, no es raro
encontrar metodologías diversas, muchas de ellas altamente cualitativas o de
alcance parcial. Por esta razón, por ejemplo, es más común encontrar estudios
acerca de amenazas que estudios acerca de riesgos, o estudios de amenaza
que no son consistentes con el nivel de resolución posible de aplicar en los
análisis de vulnerabilidad. Esta situación se presenta por la definición unilateral
del alcance de los estudios por parte de profesionales de una sola disciplina
como la geología, la sismología, la hidrometeorología, etc.; sin tener en cuenta
la participación de otros profesionales tales como ingenieros, sociólogos,
economistas, planificadores, etc., que deben contribuir en la definición de los
objetivos para los cuales se llevan a cabo los estudios.
Muchos estudios de amenaza no contribuyen en forma significativa a la
evaluación del riesgo, debido a que no permiten cuantificar realmente la
potencialidad de ocurrencia del fenómeno. Un ejemplo de lo anterior son algunos
mapas de amenaza volcánica o por deslizamientos, que más bien son mapas de
zonificación de depósitos o de susceptibilidad relativa, debido a que no
cuantifican en términos estocásticos la probabilidad de ocurrencia de un evento
específico durante un período de exposición determinado o debido a que la
valoración de las variables consideradas es altamente subjetiva (Bostok 1978).
En resumen, el alcance de los estudios y el tipo de metodología para la
evaluación de la amenaza, la vulnerabilidad y el riesgo dependen de:
 La escala del espacio geográfico involucrado;
 El tipo de decisiones de mitigación que se esperan tomar;
 La información disponible, factible y justificable de
conseguir;
 La importancia económica y social de los elementos
expuestos; y
 La consistencia entre los niveles de resolución posibles de
obtener en cada etapa de la evaluación.
Es importante mencionar que herramientas como los sistemas de información
geográfica pueden facilitar significativamente la elaboración de mapas mediante
superposiciones, valoración de variables, retículas, etc. Sin embargo, estas
herramientas no son la panacea, puesto que previamente es necesario haber
concebido la metodología para la evaluación. Por otra parte, no siempre es
necesario utilizar mapas; métodos como los empleados para la evaluación de
impactos ambientales, tales como listas de chequeo, matrices, redes, análisis de
costo/efectividad/beneficio y modelaciones multidimensionales podrían
adaptarse para la estimación del riesgo.
3.8. RIESGO ACEPTABLE
Exceptuando algunos valores cuantitativos utilizados por algunos cuerpos
legislativos del oeste norteamericano, que en conjunto no constituyen un grupo
firme de precedentes, puede decirse que prácticamente no existen leyes que
establezcan un "valor" de riesgo aceptable, que en términos generales es aquel
que las comunidad está dispuesta a asumir a cambio de determinada tasa o nivel
de beneficios.
Este concepto lo ilustra por ejemplo la decisión de una comunidad, una vez
conocido el mapa de tránsito de crecientes de un río, de aceptar la posible
pérdida de una cosecha al utilizar para la agricultura cierta zona aledaña al cauce
debido a que dicha pérdida le resulta menos desfavorable que desaprovechar la
capacidad productiva de la misma (UNDRO 1983). En este caso la decisión
depende de la recurrencia de las inundaciones que cubren la zona y de la
resiliencia del suelo productivo.
En el diseño de las obras de ingeniería ha sido común utilizar este concepto en
forma implícita con el fin de lograr un nivel de protección y seguridad que
justifique la inversión teniendo en cuenta como referencia la vida útil de la obra.
Para el efecto se utilizan factores de seguridad que en términos probabilísticos
cubren "razonablemente" la incertidumbre de la posible magnitud de las acciones
externas, la imprecisión de la modelación analítica y la aproximación de las
hipótesis simplificadoras (Cardona 1990).
Varios investigadores han tratado de evaluar cuánto de riesgo puede
considerarse como "razonable", "factible" o "aceptable". Estadísticas de
mortalidad realizadas por Trevor Kletz indican que una persona corre el mismo
riesgo morir en las siguientes situaciones: recorriendo 6500 km en automóvil,
fumando 100 cigarrillos diarios, escalando por dos horas, trabajando en la
industria química durante un año, o siendo simplemente una persona de sesenta
años durante treinta y seis horas. Otro análisis realizado por el mismo profesor
inglés indica que si fuera posible eliminar todas las otras causas de muerte, la
esperanza de vida promedio sería de: 6000 años para un trabajador en una
siderúrgica, 300 años para el conductor de una moto y 10.000 millones de años
si se considerara como única causa de muerte el hecho de ser alcanzado por un
rayo (Verger 1983).
Teniendo en cuenta la causa, Starr (Starr 1969) propuso diferenciar el riesgo a
morir por actividades voluntarias del asociado con actividades involuntarias. El
primero se refiere a situaciones en las cuales un individuo se expone más o
menos conscientemente o usa su propio sistema de valores para evaluar de
acuerdo con su experiencia su exposición, la cual ajusta normalmente en forma
inconsciente. Por ejemplo manejar un automóvil, fumar, viajar en un avión
comercial, practicar un deporte, etc. El riesgo que se calcula puede ser del orden
de 100 muertes promedio por millón de personas anualmente. En el segundo,
los individuos están expuestos, sin tener un control razonable sobre el riesgo,
razón por la cual los criterios y las opciones de protección son determinados no
por los individuos afectados sino por un cuerpo controlador según las presiones
de la sociedad.
Según el estudio de Starr, la comunidad desea que los riesgos involuntarios,
tales como los desastres, sean alrededor de 100 a 10.000 veces menores que
los voluntarios. Es decir, que para una catástrofe el número de muertes podría
estar entre 1 y 0.01 por millón de personas expuestas anualmente (Whitman
1975). De acuerdo con esta apreciación, Wiggins y Moran sugirieron que 0.1
podría ser el valor usado como aceptable para el caso de los terremotos y otros
desastres igualmente severos (Wiggins 1970).
La sociedad debe decidir como asignar los recursos disponibles entre las
diferentes formas de dar seguridad para la vida y proteger el medio ambiente.
De una u otra forma los beneficios anticipados de diferentes programas de
protección deben compararse con el costo económico que significa la
implementación de dichos programas. Existe un punto de equilibrio a partir del
cual no se justifica una mayor protección, que bien puede ser utilizado como
límite ideal a partir del cual puede transferirse la pérdida a los sistemas de
seguros.
3.9. PROTECCIÓN E INCERTIDUMBRE
Evaluar pérdidas futuras es algo incierto, razón por la cual usualmente se recurre
a alguna medida probabilística para la realización de un estudio de esta
naturaleza. Los riesgos pueden expresarse en pérdidas promedio de dinero o de
vidas por año, sin embargo debido a que eventos de gran intensidad son hechos
muy raros, las pérdidas promedio para este tipo de eventos, tan poco frecuentes,
pueden no dar una imagen representativa de las grandes pérdidas que podrían
estar asociadas a los mismos. Esta dificultad puede resolverse determinando
para un límite de pérdida la probabilidad de que éste sea igualado o
sobrepasado. Un ejemplo puede ser la probabilidad de que el costo de los daños
y reparaciones en un sitio sobrepase una cifra de mil millones de pesos como
consecuencia de por lo menos un evento en los próximos cincuenta años. Este
límite que podría también expresarse en términos de víctimas humanas o de
fallas en las edificaciones.
Una metodología ampliamente utilizada para la determinación indirecta del nivel
de riesgo es el análisis de costo y beneficio, en el cual se relaciona el daño con
el peligro para la vida. En áreas altamente expuestas donde ocurren con
frecuencia eventos de dimensiones moderadas, cualquier aumento en los costos
de mitigación se verá compensado por la reducción en los costos causados por
daños (Mora 1978). Sin embargo, en áreas menos expuestas los requisitos de
mitigación se pueden justificar sólo en términos de seguridad para la vida, pues
los ahorros esperados en daños por eventos que ocurren con muy poca
frecuencia no son lo suficientemente cuantiosos para justificar un aumento en
los costos de la mitigación.
Comúnmente, los riesgos que resultan de la frecuente ocurrencia de un número
menor de fatalidades tienden a generar menos aversión al riesgo que hechos
poco frecuentes pero con grandes impactos, aunque las sumas de las fatalidades
de ambas causas sean comparables. En otras palabras, la percepción del riesgo
no es lineal o simplemente existen otros valores que son muy importantes para
la sociedad tales como los costos ecológicos y los costos económicos directos e
indirectos relacionados con el evento. Para el público en general no es
desconocido que el número de muertes causadas por accidentes de tránsito
supera ampliamente al causado por eventos tales como los terremotos, las
erupciones volcánicas, u otros fenómenos similares.
La aplicación de medidas preventivas no garantiza una confiabilidad del 100%
de que no se presenten consecuencias, razón por la cual el riesgo no puede
eliminarse totalmente. Su valor por pequeño que sea, nunca será nulo; por lo
tanto siempre existe un límite hasta el cual se considera que el riesgo es
controlable y a partir del cual no se justifica aplicar medidas preventivas. A todo
valor que supere dicho límite se le cataloga como un riesgo incontrolable, y su
diferencia con el mismo se le considera como un riesgo admisible o aceptable.
Por ejemplo, las obras de ingeniería que se realizan para impedir o controlar
ciertos fenómenos, siempre han sido diseñadas para soportar como máximo un
evento cuya probabilidad de ocurrencia se considera lo suficientemente baja, con
el fin de que la obra pueda ser efectiva en la gran mayoría de los casos, es decir
para los eventos más frecuentes. Esto significa que pueden presentarse eventos
poco probables que no podrían ser controlados y para los cuales resultaría
injustificado realizar inversiones mayores.
Estos enfoques no toman decisiones por sí mismos, las decisiones se toman
mediante procesos administrativos y judiciales. Al proponer y sancionar leyes los
cuerpos legislativos han demostrado cada vez mayor interés en los estudios
técnicos, sin embargo ponen de manifiesto que no desean verse obligados por
sus resultados y es comprensible que cualquier administrador o legislador dude
en respaldar explícitamente como aceptable cualquier riesgo que no sea cero.
En última instancia los legisladores y los administradores se guían por sus
propias perspectivas y por los deseos de la sociedad.
3.10. RESPONSABILIDAD TECNICA
La sociedad toma sus propias decisiones en información fragmentada y
proveniente de muchos puntos de vista diferentes. La gente, tanto de manera
individual como colectiva, simplemente no percibe el riesgo de una manera
cuantitativa; la sociedad está fuertemente influenciada por dirigentes a quienes
se les puede creer. Si los dirigentes pueden ser influenciados por estudios
técnicos, la sociedad también se verá influenciada por ellos indirectamente
(Applied Technology Council 1978).
Con frecuencia los tribunales se convierten en los jueces finales de si un curso
de acción propuesto para reducir el riesgo es aceptable o no. La lección que se
ha aprendido es que hay que equiparar la severidad de los reglamentos con la
severidad del riesgo. Los tribunales se ciñen al principio de la persona razonable
que lucha para lograr este balance y utiliza información para respaldar el hallazgo
del equilibrio apropiado.
En términos legales, un "acto fortuito" o de "fuerza mayor" es un evento sobre el
cual no se tiene control. Sin embargo, aunque en cierto sentido algunos
fenómenos no puedan ser controlados, el estado del conocimiento actualmente
permite que muchos de ellos puedan ser "pronosticados" y que sus efectos, bajo
ciertas circunstancias, puedan ser "mitigados" o prevenidos parcialmente. Por
esta razón, dentro de la legislación de algunos estados norteamericanos como
California, Utah, Washington y Alaska, este argumento no es aceptado para la
defensa en casos de desastre, incluidos eventos como los terremotos (Perkings
1989).
Tradicionalmente las instituciones del estado han sido protegidas por una
inmunidad derivada de las nociones inglesas de que "El rey hace, no se
equivoca" y de que el hacedor de la leyes no puede ser procesado por las leyes
creadas por el. Sin embargo, dicha inmunidad en la mayoría de los países se ha
reducido significativamente. En Estados Unidos, la ley explícitamente acepta
inmunidad para las entidades del estado y sus funcionarios sólo durante
situaciones de emergencia declaradas.
Los actos fortuitos, denominados "Actos de Dios" en otras legislaciones, sólo
pueden ser utilizados para la defensa en dos situaciones muy limitadas: 1) Si el
evento fue de tal tipo o dimensión que pueda demostrarse que no era posible
pronosticarlo y que no se obró en forma negligente en caso de un evento
pronosticable; o 2) Si el evento es pronosticable, se demuestra que se tomaron
todas las acciones consideradas como "razonables" para prevenir sus efectos,
no obstante se hubiesen presentado daños.
Un proceso judicial de responsabilidades por negligencia u omisión de esta
naturaleza usualmente involucra tres pasos: 1) El análisis de decisiones previas
o juicios que hayan tratado casos similares, con el fin de conocer como la
sociedad expresó su actitud en el pasado; 2) La evaluación de varios puntos de
vista acerca de las pruebas que soportan la evidencia, lo cual pretende encontrar
posible argumentos que desacrediten o fortalezcan la demanda; y 3) El juicio de
los valores comparativos mediante el peso de las evidencias presentadas por las
partes, lo que debe permitir de acuerdo con la preponderancia de la evidencia o
de acuerdo con la versión más probable de los hechos la decisión final del
proceso (Coulaud 1989).
Un análisis más detallado respecto a las implicaciones jurídicas de las acciones
de los funcionarios o empleados de las instituciones involucradas con la
evaluación y mitigación del riesgo en sus diferentes etapas está fuera del alcance
de este documento. Sin embargo las experiencias en otros países y la
responsabilidad que actualmente establece la ley deben ser motivo de reflexión
acerca del tipo de estudios, afirmaciones y papeles de los funcionarios y por tanto
de las instituciones. Algunos interrogantes para la discusión podrían ser:
-Qué significa alto, medio y bajo en términos de amenaza y riesgo y quién debe
definir dichos calificativos y su respectiva asignación a una zona?
-Qué responsabilidades se asumen cuando se traza una línea divisoria entre dos
zonas de amenaza o riesgo consideradas como diferentes para efectos de
reglamentación?
-Qué implica desestimar o sobreestimar un peligro no por deficiencia en la
información sino como consecuencia de la falta de conocimiento o actualización
profesional?
-Cómo se debe pesar el riesgo de una falsa alarma con el riesgo de exponer a
una comunidad cuando existen elementos de predicción?
-Qué implica no informar a la población acerca del grado de amenaza o riesgo al
cual ella está sometida o simplemente informarle y no promover la aplicación de
medidas preventivas?
3.11. LA PLANEACIÓN DEL DESARROLLO
La innovación en términos técnicos e ideológicos (i.e. conocimiento del
ambiente, descentralización administrativa), indica la necesidad de una apertura
a nuevos enfoques de regionalización que superen la tradicional forma de
planeación, la cual por muchos años ha sido condicionada por conceptos
simplificadores de la economía y la programación lineal.
El propósito del ordenamiento territorial, por ejemplo, debe ser la formulación de
orientaciones que conviene adaptar como objetivos para la conformación de un
territorio y su desarrollo; integrando los espacios, la población y los potenciales
de producción. Un proceso como éste implica algo más elaborado que la
localización básica de infraestructuras productivas, propuestas a través de una
proyección econométrica y una programación económica y financiera, puesto
que internaliza la dimensión de bienestar social de los pobladores (acceso a los
servicios, empleo, etc.), la cual debe ser objeto de desarrollo y no de simple
crecimiento.
La planeación del desarrollo sólo puede tener consistencia si se llevan a cabo
programas económicos y sociales vertidos sobre un espacio geográfico respecto
al cual se tiene una clara visión del ordenamiento territorial a mediano y largo
plazo. Es decir, si existe una coherencia y simultaneidad de los diversos tipos de
planeación y programación sectorial con las diversas escalas de ordenamiento
del territorio (Coulaud 1989).
Desde el punto de vista de la planeación física (regional, urbana) los análisis
geográficos, geológicos, ecológicos, de infraestructura, etc. y por lo tanto de
amenaza, vulnerabilidad y riesgo deben ser los más completos posibles, puesto
que son determinantes para la orientación de los usos potenciales del suelo y
para la definición de intervenciones sobre el medio natural y los asentamientos
humanos. Igualmente, desde el punto de vista de la planeación sectorial
(administrativa, social, económica), es fundamental la definición de
responsabilidades para contribuir a que se impongan ciertas medidas generales
(legales, administrativas, fiscales, financieras, etc.) que permitan que la
potencialidad de los usos del suelo sea respetada y que las intervenciones se
ejecuten debidamente, de tal manera que se puedan en grandes líneas alcanzar
los resultados proyectados.
En resumen, un enfoque moderno de la planeación del desarrollo, debe proponer
la definición de una imagen-objetivo dentro de un área con sus elementos,
teniendo en cuenta que sus pasos deben realizarse en forma concertada entre
los responsables, quienes de acuerdo con su competencia deben reglamentar
usos y realizar intervenciones a través de la definición de instrumentos
administrativos, jurídicos y fiscales.

4. OBJETIVOS
 Desarrollar una evaluación de la gestión de riesgo y desastre en la ciudad de Otuzco
ante cualquier evento y con ello plantear medidas de control con el fin de reducir el
riesgo de desastre en la ciudad.

5. ALCANCE
5.1. UBICACION GEOGRAFICA DE OTUZCO

 Región: LA LIBERTAD
 Provincia: OTUZCO
 Capital: OTUZCO
 Región natural: SIERRA
 Superficie: 444.13 Km2
 Altitud: 2641 m.s.n.m.
 Distancia a la capital del departamento: 76 KM.
 Se encuentra ubicada en la zona andina de La Libertad entre las coordenadas
Geográficas
o Latitud Sur: 7º54’10’’
o Latitud Oeste de Greenwich: 78º34’20’’
TABLA 1: DISTRITOS DE OTUZCO

DISTRITO DE
AGALLPAMPA
DISTRITO DE CHARAT

DISTRITO DE
HUARANCHAL
DISTRITO DE LA CUESTA

DISTRITO DE MACHE

DISTRITO DE OTUZCO

DISTRITO DE PARANDAY

DISTRITO DE SALPO

DISTRITO DE SINSICAP

DISTRITO DE USQUIL

ILUSTRACIÓN 3: MAPA DE LA PROVINCIA DE OTUZCO

TABLA 2: CASERÍOS DE OTUZCO

ALLACDAY, BELLAVISTA, PAMPA GRANDE,


CAMPO NUEVO, PICHAMPAMPA, CARNACHIQUE,
POLLO, CAYANCHAL, PUSUNCHAS,
CIÉNEGO GRANDE, SAMNE, CUYUNDAY, SAN FRANCISO DEL SURO,
CHAGAPAMPA, SAN ISIDRO, EL PROVENIR,
SAN MARTÍN, HUACADAY, SANCHIQUE,
LA LIBERTAD, SURUPAMPA, LLAÚGUEDA,
SUYUPAMPA, MACHIGÓN, TARNIHUAL,
MAGDALENA DE PURRUCHAGA, TRIGOPAMPA, MIGUEL GRAU,
USGARAT, MONTE DE ARMAS ALTO, PUEBLO NUEVO,
Monte de Armas Bajo Tres Cerros.
5.2. LIMITES
 Por el Norte: con la provincia Gran Chimú
 Por el Sur: con los distritos de Agallpampa y Salpo
 Por el Este: con los distritos Huaranchal, Usquil y Charat.
 Por el Oeste: con los distritos de Sinsicap, La Cuesta y con la Provincia de
Trujillo.
5.3. DATOS
 Alcalde: Luis Francisco Rodríguez Rodríguez (2015-2018)
 Población (INEI 2005)
-Total 25 134 hab.
- Densidad 56,59 hab/km²

6. ACTIVIDADES PROGRAMADAS
 Búsqueda de información detallada
 Análisis de datos estadísticos
 Viaje a la ciudad a evaluar –Otuzco
 Entrevista a pobladores
 Gestión con municipalidad de Otuzco para conocer a detalle el estado de la
ciudad

7. CRONOGRAMA
Tabla 3. CORONOGRAMA:

Programa 1 Búsqueda de información detallada, en libros, biblioteca, internet.


28/05/2018 Búsqueda de data histórica del centro poblado a analizar
Programa 2 Asistencia a INEI en búsqueda de data estadística acerca del
01/06/2018 último censo 2017.
Programa 3 Recopilación de datos obtenidos
04/06/2018 Alistar para viaje hacia la ciudad
Programa 4 Viaje la ciudad de Otuzco a verificar e evaluar su gestión de
08/06/2018 riesgo
Programa 5 Recopilación de datos y análisis de trabajo
11/06/2018 Análisis de la visita de campo
Programa Presentación de trabajo
13/06/2018

8. PRESUPUESTO
Tabla 4 PRESUPUESTO DE TRABAJO

PRECIO POR
MOTIVO PRECIO GRUPAL
PERSONA

PASAJES TRUJILLO –OTUZCO (5) S/ 12.00 S/ 60.00

PASAJE OTUZCO – TRUJILLO (5) S/ 12.00 S/ 60.00

PASAJES INEI - IDA S/ 1.40 S/ 7.00

PSAJES INEI –VUELTA S/ 1.40 S/ 7.00

PASAJES A REUNIONES SAMANALES-IDA S/ 1.40 S/ 7.00

PASAJES A REUNIONES SAMANALES-VUELTA S/ 1.40 S/ 7.00

ALIMENTO OTUZCO S/ 12.00 S/ 60.00

COPIAS S/ 1.00 S/ 5.00

ANILLADO DE INFORME S/ 0.50 S/ 2.50

GASTO ADICIONAL S/ 10.00 S/ 50.00

TOTAL S/ 53.10 S/ 265.50


PARÁMETROS Y DESCRIPTORES PONDERADOS PARA LA
CARACTERIZACIÓN DEL FENÓMENO DE SISMOS

CUADRO 1: MAGNITUD DEL SISMO

PARÁMETRO MAGNITUD DEL SISMO PESO


PONDERADO:
0.283
S1 Mayor a 8.0: Grandes terremotos PS1 0.503
S2 6.0 a 7.9: Sismo mayor. PS2 0.260
S3 4.5 a 5.9: Puede causar daños menores en PS3 0.134
la localidad
S4 3.5 a 4.4: Sentido por mucha gente. PS4 0.068
S5 Menor a 3.4: No es sentido en general, PS5 0.035
pero es registrado por sismógrafos
Fuente: Escala de Mercalli Modificada – IGP Modificación: CENEPRED

CUADRO 2 INTENSIDAD DEL SISMO

INTENSIDAD DEL SISMO


PARÁMETRO INTENSIDAD DEL SISMO PESO
PONDERADO:
0.643
X1 XI y XII. Destrucción total, puentes destruidos, grandes PX1 0.503
grietas en el suelo. Las ondas sísmicas se observan en el
suelo y lanzados al aire
X2 IX y X. Todos los edificios resultan con daños severos, PX2 0.26
muchas edificaciones son desplazadas de su cimentación.
El suelo resulta considerablemente fracturado.
X3 VI, VII, VIII. Sentido por todos, los muebles se desplazan PX3 0.134
daños considerables en estructuras de pobre construcción.
Daños ligeros en estructuras de buen diseño
X4 III, IV y V. Notado por muchos, sentido en el interior de PX4 0.068
las viviendas, los árboles y los postes se balancean
X5 I y II. Casi nadie lo siente y/o sentido por unas cuantas PX5 0.035
personas

Fuente: CENEPRED

CUADRO 3: ACELERACIÓN NATURAL DEL SUELO

PARÁMETRO ACELERACIÓN NATURAL PESO PONDERADO:


DEL SUELO 0.074
AS1 Menores a 0.05 micrones PAS1 0.503
AS2 0.05 - 2 micrones PAS2 0.26
AS3 2 - 5 micrones PAS3 0.134
AS4 5 - 8 micrones PAS4 0.068
AS5 8 - 10 micrones PAS5 0.035
Fuente: CENEPRED
CUADRO 4: VALOR PONDERADO DEL PARÁMETRO SISMO

SISMO
MAGNITUD DEL INTENSIDAD DEL ACELERACIÓN NATURAL VALOR
SISMO SISMO DEL SUELO
P D P D P D
0.283 0.134 0.643 0.068 0.074 0.260 0.101

3.1.1.1. PARÁMETROS Y DESCRIPTORES


PONDERADOS PARA LA CARACTERIZACIÓN
DEL FENÓMENO DE MOVIMIENTOS EN MASA
La zona en evaluación presenta textura de suelo mediana,
con pendiente entre 30° a 40°, se aprecian laderas con
erosión intensa, y una velocidad de desplazamiento muy
rápida, según en la escala de velocidades para los
deslizamientos rotacionales, los cuales son frecuentes en
Huamachuco.

CUADRO 5: TEXTURA DEL SUELO


PARÁMETRO TEXTURA DEL SUELO PESO PONDERADO:
0.306
TX1 Finas: Suelos arcillosos (arcilloso arenoso, arcilloso PTX1 0.503
limonoso, arcilloso)
TX2 Finas: Suelos arcillosos (arcilloso arenoso, arcilloso PTX2 0.26
DESCRIPTORES

limonoso, arcilloso)
TX3 Mediana: Suelos francos (franco, franco PTX3 0.134
limonoso y/o limonoso)
TX4 Moderadamente gruesa: suelos francos (franco PTX4 0.068
arenoso)
TX5 Gruesa: Suelos arenosos: arenosos, francos PTX5 0.035
arenosos

Fuente: Adaptado FAO 1980. Modificado: CENEPRED

CUADRO 6: PENDIENTE
PARÁMETRO PENDIENTE PESO PONDERADO: 0.548
PN1 30° a 40° PPN1 0.503
DESCRIPTO

PN2 25° a 45° PPN2 0.26


PN3 20° a 30° PPN3 0.134
PN4 10° a 20° PPN4 0.068
RES

PN5 Menor a 5° PPN5 0.035

Fuente: Adaptado FAO 1980. Modificado: CENEPRED


CUADRO 7: EROSIÓN

PARÁMETRO VELOCIDAD DE DESPLAZAMIENTO PESO


PONDERADO: 0.045
VD1 Extremadamente rápido (v= 5m/s) PVD1 0.503
DESCRIPTO

VD2 Muy rápido (v= 0.05m/s) PVD2 0.26


VD3 Rápido (v= 0.0033 m/s) PVD3 0.134
VD3 Moderada (v=3.009x10-4 m/s) PVD4 0.068
RES

VD4 Lenta a extremadamente lenta (v=5.144x10-8 PVD5 0.035


m/año a 5.144x10-10 m/año)

Fuente: Adaptado FAO 1980. Modificado: CENEPRED

CUADRO 8: VELOCIDAD DE DESPLAZAMIENTO

PARÁMETRO EROSIÓN PESO


PONDERADO:
0.101
E1 Zonas muy inestables. Laderas con zonas de falla, masas de rocas PE1 0.503
intensamente meteorizadas y/o alteradas; saturadas y muy
fracturadas y depósitos superficiales inconsolidados y zonas con
intensa erosión (cárcavas)
DESCRIPTORES

E2 Zonas inestables, macizos rocosos con meteorización y/o alteración PE2 0.26
intensa a moderada, muy fracturadas; depósitos superficiales
inconsolidados, materiales parcialmente a muy saturados, zonas de
intensa erosión.
E3 Zonas de estabilidad marginal, laderas con erosión intensa o PE3 0.134
materiales parcialmente saturados, moderadamente meteorizados.
E4 Zonas de estabilidad marginal, laderas con erosión intensa o PE4 0.068
materiales parcialmente saturados, moderadamente meteorizados.
E5 Laderas con substrato rocoso no meteorizado. Se pueden presentar PE5 0.035
inestabilidades en las laderas adyacentes a los ríos y quebradas, por
socavamiento y erosión.
Fuente: Cruden y Varnes, 1996 - CENEPRED. Modificado: CENEPRED

CUADRO 9: VALOR PONDERADO DEL PARÁMETRO MOVIMIENTO DE MASAS

MOVIMIENTO DE MASA
TEXTURA DEL PENDIENTE EROSIÓN VELOCIDAD DE VALOR
SUELO DESPLAZAMIENTO
P D P D P D P D
0.306 0.134 0.548 0.260 0.101 0.134 0.045 0.134 0.203
3.1.1.2. PARÁMETROS Y DESCRIPTORES
PONDERADOS PARA LA CARACTERIZACIÓN DEL
FENÓMENO DE INUNDACIONES
El distrito de Otuzco es una ciudad preparada en
infraestructura para las condiciones de precipitación
media que se generan, con canaletas y sistema de
alcantarillado especial para lluvias, sin embargo el riesgo
mayor radica en las inundaciones por el desborde de sus
ríos más cercanos o eventos como el eventos fenómenos
del niño.

CUADRO 10: PRECIPITACIONES ANÓMALAS POSITIVAS

PARÁMETRO PRECIPITACIONES ANÓMALAS PESO


POSITIVAS PONDERADO:
0.260
PAP1 Anomalía de precipitación mayor a 300% con PPAP1 0.503
respecto al promedio multianual
PAP2 Anomalía de precipitación de 100% a 300% PPAP2 0.26
con respecto al promedio mensual multianual
Descriptores PAP3 Anomalía de precipitación de 50% a 100% con PPAP3 0.134
respecto al promedio mensual multianual.
PAP4 Anomalía de precipitación de 10% a 50% con PPAP4 0.068
respecto al promedio mensual multianual.
PAP5 Anomalía de precipitación menor al 10% con PPAP5 0.035
respecto al promedio mensual multianual

CUADRO 11: CERCANÍA A UNA FUENTE DE AGUA

PARÁMETRO CERCANÍA A UNA PESO PONDERADO:


FUENTE DE AGUA 0.106
Descriptores CA1 Menor a 20m PCA1 0.503
CA2 Entre 20 y 100m PCA2 0.26
CA3 Entre 100 y 500m PCA3 0.134
CA4 Entre 500 y 1000 m PCA4 0.068
CA5 Mayor a 1000 m PCA5 0.035
Fuente: CENEPRED

CUADRO 12: INTENSIDAD MEDIA EN UNA HORA

PARÁMETRO INTENSIDAD MEDIA EN UNA PESO PONDERADO:


HORA (mm/h) 0.633
Descriptores IM1 Torrenciales: Mayor a 60 PIM1 0.503

IM2 Muy fuertes: Mayor a 30 y menor o PIM2 0.26


igual a 60
IM3 Fuertes: Mayor a 15 y menor o igual a PIM3 0.134
30
IM4 Moderados: Mayor a 2 y menor o igual a PIM4 0.068
15
IM5 Débiles: Menor o igual a 2 PIM5 0.035

Fuente: SENAMH-OMM

CUADRO 13: VALOR PONDERADO DEL PARÁMETRO INUNDACIONES

INUNDACIONES

PRECIPITACIONES CERCANÍA A UNA FUENTE INTENSIDAD MEDIA EN VALOR


ANÓMALAS POSITIVAS DE AGUA UNA HORA (mm/h)
PARÁMETRO DESCRIPTOR PARÁMETRO DESCRIPTOR PARÁMETRO DESCRIPTOR

0.260 0.134 0.106 0.068 0.633 0.260 0.207

3.1.1.3. PARÁMETROS Y DESCRIPTORES


PONDERADOS PARA LA CARACTERIZACIÓN
DEL FENÓMENO DE SEQUÍAS
Las sequías se presentan en el mes de Julio, Agosto, los
meses más secos. Sequías moderadas pero que son
perceptibles por la población que busca las fuentes de
agua para su consumo.

CUADRO 14: ÍNDICE DE SEVERIDAD DE SEQUÍA DE PALMER

VALORES DE CATEGORÍA
ÍNDICE
mayor a 4 Condición húmeda
extrema
3 - 3.99 Condición muy húmeda
2 - 2.99 Condición húmeda
moderada
1 - 1.99 Condición húmeda suave
0.5 - 0.99 Condición húmeda
incipiente
0.49 0.49 Condiciones normales
-0.5 -0.99 Sequía incipiente
-1 -1.99 Sequía suave
2 -2.99 Sequía moderada
-3 -3.99 Sequía severa
Menor a -4 Sequía extrema
Fuente: Palmer (1965)
CUADRO 15: ÍNDICE DE PRECIPITACIÓN ESTANDARIZADOS

VALORES DE CATEGORÍA FRECUENCIA


ÍNDICE TEÓRICA DE
OCURRENCIA
-2.00 o menor Extremadamente seco (sequía extrema) 1 en 50 años

-1.50 a -1.99 Muy seco (sequía severa) 1 en 20 años

-1.00 a -1.49 Moderadamente seco (sequía moderada) 1 en 10 años

-0.5 a -0.99 Ligeramente seco 1 en 3 años

0.49 a -0.49 Normal

0.50 a 0.99 L Ligeramente húmedo

1.00 a 1.49 Moderadamente húmedo (exceso 1 en 10 años


moderado)
1.50 a 1.99 Muy húmedo (exceso severo) 1 en 20 años

2.00 o mayor Extremadamente húmedo (exceso 1 en 50 años


extremo)
Fuente: DPA (2014)

CUADRO 16: ÍNDICE DE SEVERIDAD DE PALMER

PARÁMETRO ÍNDICE DE SEVERIDAD DE PESO


SEQUÍA DE PALMER –ISSP PONDERADO:
0.260
Descriptores ISSP1 ISSP (-3.00 A -3.99). Sequía PISSP1 0.503
severa
ISSP2 ISSP (-2.00 A -2.99). Sequía PISSP2 0.26
moderada
ISSP3 ISSP (-1.00 A -1.99). Sequía PISSP3 0.134
ligera
ISSP4 ISSP (-0.5 A -0.99). Sequía PISSP4 0.068
incipiente
ISSP5 ISSP (0.49 A -0.49). Condición PISSP5 0.035
normal o cercano a lo normal
Fuente: SENAMH y OMM/Modificado: CENEPRED

CUADRO 17: PRECICPITACIONES ANÓMALAS NEGATIVAS

PARÁMETRO PRECIPITACIONES ANÓMALAS PESO


NEGATIVAS PONDERADO:
0.633
PAN1 Anomalía de precipitación mayor a 300% PPAN1 0.503
con respecto al promedio mensual
Descriptores multianual
PAN2 Anomalía de precipitación de 100% a PPAN2 0.26
300% con respecto al promedio mensual
multianual
PAN3 Anomalía de precipitación de 50% a 100% PPAN3 0.134
con respecto al promedio mensual
multianual
PAN4 Anomalía de precipitación de 10% a 50% PPAN4 0.068
con respecto al promedio precipitación
multianual
PAN5 Anomalía de precipitación menor al 10% PPAN5 0.035
con respecto al promedio mensual
multianual
Fuente: CENEPRED

CUADRO 18: ÍNDICE ESTANDARIZADO DE PRECIPITACIÓN-IPE

PARÁMETRO ÍNDICE ESTANDARIZADO DE PESO


PRECIPITACIÓN-IPE PONDERADO:
0.106
IPE1 (-2.00 o menor). Extremadamente PIPE1 0.503
seco (sequía extrema)
Descriptores IPE2 (-1.50 a -1.99). Muy seco (sequía PIPE2 0.26
severa)
IPE3 (-1.00 a -1.49). Moderadamente PIPE3 0.134
seco(sequía moderada)
IPE4 (-0.5 a -0.99).Ligeramente seco PIPE4 0.068
IPE5 (0.49 a -0.49). Normal PIPE5 0.035
Fuente: SENAMH y OMM/Modificado: CENEPRED

CUADRO 19: VALOR PONDERADO DEL PARÁMETRO SEQUÍA

SEQUÍA
ÍNDICE DE PRECIPITACIONES ÍNDICE ESTANDARIZADO VALOR
SEVERIDAD DE ANÓMALAS NEGATIVAS DE PRECIPITACIÓN
PALMER
P D P D P D
0.260 0.260 0.633 0.068 0.106 0.068 0.118

3.1.1.4. PARÁMETROS Y DESCRIPTORES


PONDERADOS PARA LA CARACTERIZACIÓN
DEL FENÓMENO DE EROSIÓN DE SUELOS
Se aprecia en la zona en evaluación, una pérdida de suelos
por erosión de intensidad moderada, basado en la
experiencia y observaciones de campo debido a la escasa
información del fenómeno de origen natural sobre el área
geográfica de estudio.

CUADRO 20: GRADOS DE INTENSIDAD DE LA EROSIÓN HIDRICA

PARÁMETRO GRADOS DE INTENSIDAD DE LA PESO PONDERADO:


EROSIÓN HÍDRICA 0.283
G1 Muy alta (mayor a 200). PG1 0.503
Descri
ptores

G2 Alta (50-200). PG2 0.26


G3 Moderada (10-50) PG3 0.134
G4 Ligera (menor a 10). PG4 0.068
G5 Sin erosión hídrica PG5 0.035

Fuente: Adaptado FAO/ Modificado: CENEPRED

CUADRO 21: INDICE DE RIESGO POR EROSIÓN

PARÁMETRO ÍNDICE DE RIESGO POR EROSIÓN PESO PONDERADO: 0.074


IE1 Muy alta (mayor a 0.60). PIE1 0.503
Descriptores

IE2 Alta (0.31-0.60). PIE2 0.26


IE3 Moderada (0.11-0.30) PIE3 0.134
IE4 Ligera (menor o igual a 0.10). PIE4 0.068
IE5 Sin riesgo de erosión. PIE5 0.035

Fuente: Adaptado Delgado 1997/Modificado: CENEPRED

CUADRO 22: PÉRDIDA DE SUELO POR EROSIÓN LAMINAR

PARÁMETRO PÉRDIDA DE SUELO POR PESO


EROSIÓN LAMINAR PONDERADO:
0.643
PS1 Mayor o igual a grado 5: Muy severa PIE1 0.503
(mayor a 50).
Descriptores

PS2 Grado 4: Severa (15-50). PIE2 0.26


PS3 Grado 3:Moderada(5-15) PIE3 0.134
PS4 Grado 2:Ligera (0.5-5.0) PIE4 0.068
PS5 Grado 1: Normal (menor a 0.5). PIE5 0.035
Fuente: Adaptado FAO 1980. Modificado: CENEPRED

CUADRO 23: VALOR PONDERADO DEL PARÁMETRO EROSIÓN

EROSIÓN
GRADO E INTENSIDAD DE ÍNDICE DE RIESGO PÉRDIDA DE SUELO VALOR
LA EROSIÓN HÍDRICA POR EROSIÓN POR EROSIÓN
LAMINAR
P D P D P D
0.283 0.134 0.074 0.134 0.643 0.068 0.92

3.1.1.5. PARÁMETROS Y DESCRIPTORES


PONDERADOS PARA LA CARACTERIZACIÓN DEL
FENÓMENO DE DESCENSO DE TEMPERATURA
CUADRO 24: BAJAS TEMPERATURAS
PARÁMETRO TEMPERATURAS PESO PONDERADO:
0.074
Descriptores T1 Menor a -6°C PT1 0.503
T2 -6°C a -3°C PT2 0.26
T3 -3°C a 0°C PT3 0.134
T4 0°C a 3°C PT4 0.068
T5 3°C a 6°C PT5 0.035
Fuente: SENAMH / Modificado: CENEPRED
CUADRO 25: ALTITUD

PARÁMETRO ALTITUD PESO PONDERADO:


(m.s.n.m) 0.283
Descriptores H1 4800 – 6746 PH1 0.503
H2 4000 - 4800 PH2 0.26
H3 3500 - 4000 PH3 0.134
H4 2500 - 3500 PH4 0.068
H5 menor a 2500 PH5 0.035

Fuente: SENAMH / Modificado: CENEPRED

CUADRO 26: NUBOSIDAD

PARÁMETRO NUBOSIDAD PESO PONDERADO:


0.643
Descriptores N1 N= 0. El cielo estará despejado PN1 0.503
N2 N es mayor o igual que 1/8 y menor o igual que 3/8, PN2 0.260
el cielo estará poco nuboso
N3 N es mayor o igual que 4/8 y menor o igual que PN3 0.134
5/8,el cielo estará nuboso
N4 N es mayor o igual que 6/8 y menor o igual que 7/8, PN4 0.068
el cielo estará muy nuboso
N5 N= 8. El cielo estará cubierto PN5 0.035
Fuente: SENAMH / Modificado: CENEPRED

CUADRO 27: VALOR PONDERADO DEL PARÁMETRO DESCENSO DE TEMPERATURA

DESCENSO DE TEMPERATURA
BAJAS ALTITUD NUBOSIDAD VALOR
TEMPERATURAS
P D P D P D
0.074 0.035 0.283 0.068 0.643 0.134 0.108

3.1.2. NIVELES DE PELIGRO


Para fines de la Evaluación de Riesgos, las zonas de peligro pueden
estratificarse en cuatro niveles: bajo, medio, alto y muy alto, cuyas
características y su valor correspondiente se detallan a continuación
Tabla: 1 MATRIZ DE PELIGRO

NIVEL DESCRIPCIÓN RANGO


Relieve abrupto y escarpado, rocoso; cubierto en grandes sectores
por nieve y glaciares. Tipo de suelo de rellenos sanitarios. Falta de
cobertura vegetal 70 - 100 %. Uso actual de suelo en áreas urbanas,
intercomunicadas mediante sistemas de redes que sirve para su
normal funcionamiento. Tsunami: grado=4, magnitud del sismo
mayor a 7, intensidad desastroso. Vulcanismo: piroclastos mayor o
igual a 1,000,000,000 m3, alcance mayor a 1000 m, IEV mayor a
4. Descenso de temperatura: menor a -6°C, altitud 4800 - 6746
PELIGRO MUY msnm, nubosidad N = 0. El cielo estará despejado. Inundación:
0.260≤R<0.503
ALTO precipitaciones anómalas positivas mayor a 300 %, cercanía a la
fuente de agua menor a 20 m, intensidad media en una hora (mm/h)
Torrenciales: mayor a 60. Sequía: severa, precipitaciones anómalas
negativas mayor a 300 %. Sismo: Mayor a 8.0: Grandes
terremotos, intensidad XI y XII. Pendiente 30° a 45°, zonas muy
inestables. Laderas con zonas de falla, masas de rocas intensamente
meteorizadas y/o alteradas; saturadas y muy fracturadas y
depósitos superficiales inconsolidados y zonas con intensa erosión
(cárcavas).

El relieve de esta región es diverso conformado en su mayor parte


por mesetas andinas y abundantes lagunas, alimentadas con los
deshielos, en cuya amplitud se localizan numerosos lagos y
lagunas. Tipo de suelo arena Eólica y/o limo (con y sin agua). Falta
de cobertura vegetal 40 - 70 %. Uso actual de suelo. Terrenos
cultivados permanentes como frutales, cultivos diversos como
productos alimenticios, industriales, de exportación, etc. Zonas
cultivables que se encuentran en descanso como los barbechos que
se encuentran improductivas por periodos determinados. Tsunami:
Grado = 3, magnitud del sismo 7, Intensidad muy grande.
Vulcanismo: piroclastos 100 000 000 m3, alcance entre 500 a
PELIGRO ALTO 0.134≤R<0.260
1000m, IEV igual a 3. Descenso de Temperatura: - 6 y -3°C, altitud
4000 - 4800msnm, nubosidad N es mayor o igual que 1/8 y menor
o igual que 3/8, el cielo estará poco nuboso. Inundación:
precipitaciones anómalas positivas 100% a 300%, cercanía a la
fuente de agua Entre 20 y 100m, intensidad media en una hora
(mm/h) Muy fuertes: Mayor a 30 y Menor o igual a 60. Sequia:
moderada, precipitaciones anómalas negativas 100% a 300%.
Sismo: 6.0 a 7.9: sismo mayor, intensidad IX y X. Pendiente 25° a
45°. Zonas inestables, macizos rocosos con meteorización y/o
alteración intensa a moderada, muy fracturadas; depósitos
superficiales inconsolidados, materiales parcialmente a muy
saturados, zonas de intensa erosión.
Relieve rocoso, escarpado y empinado. El ámbito geográfico se
identifica sobre ambos flancos andinos. Tipo de suelo granulares
finos y suelos arcillosos sobre grava aluvial o coluvial. Falta de
cobertura vegetal 20 - 40 %. Uso actual de suelo plantaciones
forestales, establecimientos de árboles que conforman una masa
boscosa para cumplir objetivos como plantaciones productivas,
fuente energética, protección de espejos de agua, corrección de
problemas de erosión, etc. Tsunami: Grado = 2, magnitud del
PELIGRO MEDIO sismo 6.5, intensidad grande. Vulcanismo: piroclastos 10,000,000 0.068≤R<0.134
m3, alcance entre 100 a 500 m, IEV igual a 2. Descenso de
temperatura: -3°C a 0°C, altitud 500 - 4000 msnm, nubosidad N es
mayor o igual que 4/8 y menor o igual que 5/8, el cielo estará
nuboso. Inundación: precipitaciones anómalas positivas 50 % a 100
%, cercanía a la fuente de agua entre 100 y 500 m, intensidad
media en una hora (mm/h) Fuertes: mayor a 15 y menor o igual a
30. Sequía: ligera, precipitaciones anómalas negativas 50 % a 100
%. Sismo: 4.5 a 5.9: Puede causar daños menores en la localidad,
intensidad VI, VII y VIII. Pendiente 20° a 30°, zonas de estabilidad
marginal, laderas con erosión intensa o materiales parcialmente
saturados, moderadamente meteorizados.

Generalmente plano y ondulado, con partes montañosas en la parte


sur. Presenta pampas, dunas, tablazos, valles; zona eminentemente
árida y desértica. Tipo de suelo afloramientos rocosos y estratos de
grava. Falta de cobertura vegetal 0 - 20 %. Uso actual de suelo:
Pastos naturales, extensiones muy amplias que cubren laderas de
los cerros, áreas utilizables para cierto tipo de ganado, su
vigorosidad es dependiente del periodo del año y asociada a la
presencia de lluvias y/o sin uso/improductivos, no pueden ser
PELIGRO BAJO aprovechadas para ningún tipo de actividad. Tsunami: Grado = 0 o 0.035≤R<0.068
1, magnitud del sismo menor a 6.5, intensidad algo grandes y/o
ligeras. Vulcanismo: piroclastos 1,000,000 m3, alcance menor a
100 m, IEV menor a 1. Descenso de temperatura: 0°C a 6°C,
altitud menor a 3500 msnm, nubosidad N es mayor o igual a 6/8 y
menor o igual que 7/8, el cielo estará muy nuboso. Inundación:
precipitaciones anómalas positivas menor a 50 %, cercanía a la
fuente de agua mayor a 1000 m, intensidad media en una hora
(mm/h) Moderadas: menor a 15. Sequía: incipiente, precipitaciones
anómalas negativas menor a 50 %. Sismo: menor a 4.4: sentido por
mucha gente, intensidad menor a V. Pendiente menor a 20°, laderas
con materiales poco fracturados, moderada a poca meteorización,
parcialmente erosionadas, no saturados.

CUADRO 28: CLASIFICACIÓN DE LOS PELIGROS

PELIGRO VALOR NIVEL DE PELIGRO


SISMOS 0.073 PELIGRO MEDIO
MOVIMIENTO DE MASAS 0.342 PELIGRO MUY ALTO
INUNDACIONES 0.207 PELIGRO ALTO
SEQUIAS 0.125 PELIGRO MEDIO
EROSIÓN 0.134 PELIGRO ALTO
DESCENSO DE TEMPERATURA 0.189 PELIGRO ALTO
3.1.3. PONDERACIÓN DE LOS PARÁMETROS DE
SUSCEPTIBILIDAD
3.1.3.1. POR FACTORES CONDICIONANTES
El relieve del distrito de Otuzco es accidentado, propio de
la serranía peruana, conformado por mesetas y lagunas,
formadas por producto de los deshielos. La mayor parte del
territorio está conformada por cobertura vegetal.

CUADRO 29: RELIEVE

PESO
PARÁMETRO RELIEVE
PONDERADO: 0.145

Abrupto y escarpado, rocoso, cubierto en grandes sectores por nieve y


Y1 PY1 0.503
glaciares.

El relieve de esta región es diverso conformado en su mayor parte por


Y2 mesetas andinas y abundantes lagunas, alimentadas con los deshielos, PY2 0.260
en cuya amplitud se localizan numerosos lagos y lagunas.
Descriptores

Relieve rocoso, escarpado y empinado. El ámbito geográfico se identifica


Y3 PY3 0.134
sobre ambos flancos andinos.

Relieve muy accidentado con valles estrechos y quebradas profundas,


Y4 numerosas estribaciones andinas. Zona de huaycos. Generalmente PY4 0.068
montañoso y complejo.

Generalmente plano y ondulado, con partes montañosas en la parte sur.


Y5 Presenta pampas, dunas, tablazos, valles; zona eminentemente árida y PY5 0.035
desértica.

Fuente: Javier Pulgar Vidal (Geografía del Perú).Modificado: CENEPRED

CUADRO 30: TIPO DE SUELO

PESO PONDERADO:
PARÁMETRO TIPO DE SUELO
0.515

Y6 Rellenos sanitarios. PY6 0.503

Y7 Arena Eólica y/o limo (con agua). PY7 0.26


Descriptores

Y8 Arena Eólica y/o limo (sin agua). PY8 0.134

Suelos granulares finos y sueltos arcillosos sobre grava aluvial o


Y9 PY9 0.068
coluvial.

Y10 Afloramientos rocosos y estratos de grava. PY10 0.035


Fuente: IGP Modificado: CENEPRED

CUADRO 31: COBERTURA VEGETAL

PARÁMETRO COBERTURA VEGETAL PESO PONDERADO: 0.058

Y11 70-100% PY11 0.503


Descriptores Y12 40-70% PY12 0.26

Y13 20-40% PY13 0.134

Y14 5-20% PY14 0.068

Y15 0-5% PY15 0.035

Fuente: IGP Modificado: CENEPRED

CUADRO 32: USO ACTUAL DE SUELOS

PESO
PARÁMETRO USO ACTUAL DE SUELOS
PONDERADO: 0.282

Áreas urbanas, intercomunicadas mediante sistemas de redes que


Y16 PY16 0.503
sirve para su normal funcionamiento.

Terrenos cultivados permanentes como frutales, cultivos


diversos como productos alimenticios, industriales, de
Y17 exportación, etc. Zonas cultivables que se encuentran en PY17 0.260
descanso como los barbechos que se encuentran improductivas
por periodos determinados.
Descriptores

Plantaciones forestales, establecimientos de árboles que conforman


una masa boscosa para cumplir objetivos como plantaciones
Y18 PY18 0.134
productivas, fuente energética, protección de espejos de agua,
corrección de problemas de erosión, etc.

Pastos naturales, extensiones muy amplias que cubren laderas de los


Y19 cerros, áreas utilizables para cierto tipo de ganado, su vigorosidad es PY19 0.068
dependiente del periodo del año y asociada a la presencia de lluvias.

Sin uso/improductivos, no pueden ser aprovechadas para ningún


Y20 PY20 0.035
tipo de actividad.

Fuente: IGP Modificado: CENEPRED

CUADRO 33: VALO PONDERADO DE LOS FACTORES CONDICIONANTES

FACTORES CONDICIONANTES

COBERTURA USO ACTUAL


RELIEVE TIPO DE SUELO
VEGETAL DE LOS SUELOS
VALOR
P D P D P D P D
0.145 0.260 0.515 0.035 0.058 0.503 0.282 0.260 0.170

3.1.3.2. POR FACTORES DESENCADENANTES

CUADRO 34: HIDROMETEOROLÓGICOS

PESO PONDERADO:
PARÁMETRO HIDROMETEOROLÓGICOS
0.106

SH1 Lluvias PSH1 0.503

SH2 Temperatura PSH2 0.26


Descriptores

SH3 Viento PSH3 0.134

SH4 Humedad del aire PSH4 0.068

SH5 Brillo solar PSH5 0.035

Modificado: CENEPRED

PARÁMETRO GEOLÓGICO PESO PONDERADO: 0.260

SG1 Colisión de placas tectónicas PSG1 0.503

SG2 Zonas de actividad volcánica PSG2 0.26


Descriptores

SG3 Fallas geológicas PSG3 0.134

SG4 Movimientos en masas PSG4 0.068

SG5 Desprendimiento de grandes bloques (rocas, hielo, etc.) PSG5 0.035

CUADRO 35: GEOLÓGICO

Modificado: CENEPRED

CUADRO 36: INDUCIDOS POR ACCIÓN HUMANA

PESO PONDERADO:
PARÁMETRO POR LA ACCIÓN HUMANA 0.633

SI1 Actividades económicas PSI1 0.503


Descriptores

Sobreexplotación de recursos
SI2 naturales PSI2 0.26

SI3 Infraestructura PSI3 0.134

SI4 Asentamientos humanos PSI4 0.068


SI5 Crecimientos demográficos PSI5 0.035

Modificado: CENEPRED

CUADRO 37: VALOR PONDERADO DE LOS FACTORES DESCENCADENANTES

FACTORES DESENCADENANTES

INDUCIDAS
HIDROMETEOROLÓGICOS GEOLÓGICAS POR EL SER
HUMANO VALOR

P D P D P D

0.106 0.503 0.260 0.068 0.633 0.134 0.156

CUADRO 38: VALOR PONDERADO DE SUSCEPTIBILDAD

SUSCEPTIBILIDAD
FACTOR FACTOR
CONDICIONANTE DESENCADENANTE VALO
R
Valor Peso Valor Peso

0.170 0.500 0.156 0.500 0.163


3.1.4. MAPA DE ZONIFICACIÓN DEL NIVEL DE
PELIGROSIDAD
3.2. ANÁLISIS DE VULNERABILIDADES
3.2.1. ANALISIS DE LA COMPONENTE EXPOSICIÓN
3.2.1.1. EXPOSICIÓN SOCIAL
El mayor porcentaje de la población se encuentra entre los 1 y
14 años con un valor de 25275 personas según "Sistema de
Información Estadístico de apoyo a la Prevención a los efectos
del Fenómeno de El Niño y otros Fenómenos Naturales" y los
servicios educativos y de salud para la población se encuentran
expuestos en un porcentaje mayor a 75%

3.2.1.2. EXPOSICIÓN ECONÓMICA


La localización de las edificaciones es muy cercana y la mayor
parte de servicios básicos (agua potable, luz, transporte,
combustible y gas), así como las áreas agrícolas se encuentran
muy expuestos a fenómenos naturales.

3.2.1.3. EXPOSICIÓN AMBIENTAL


La mayor parte de las tierras están dedicadas al cultivo de pastos
para fines de alimentación de animales menores y ganado con
abundante flora y fauna. Suelos erosionados provocado por las
lluvias estacionales y el fenómeno El Niño, apreciándose
márgenes de ríos en graves problemas de conservación,
contaminación y mantenimiento.

3.2.2. PONDERACIÓN DE LOS PARÁMETROS DE


EXPOSICIÓN

3.2.2.1. PONDERACIÓN DE LOS PARÁMETROS DE


EXPOSICIÓN SOCIAL

CUADRO 39: GRUPO ETÁREO

PARÁMETRO GRUPO ETAREO PESO PONDERADO: 0.260


ES1 De 0 a 5 años y mayor a 65 años PES1 0.503
Descriptores

ES2 De 5 a 12 años y de 60 a 65 años PES2 0.26


ES3 De 12 a 15 años y de 50 a 60 años PES3 0.134
ES4 De 15 a 30 años PES4 0.068
ES5 De 30 a 50 años PES5 0.035

CUADRO 40: SERVICIOS EDUCATIVOS EXPUESTOS

PESO PONDERADO:
PARÁMETRO SERVICIOS EDUCATIVOS EXPUESTOS
0.160
ES6 > 75% del servicio educativo expuesto PES6 0.503
≤ 75% y > 50% del servicio educativo
ES7 PES7 0.260
expuesto
≤ 50% y > 25% del servicio educativo
Descriptores ES8 PES8 0.134
expuesto
≤ 25% y > 10% del servicio educativo
ES9 PES9 0.068
expuesto
ES10 ≤ y > 10% del servicio educativo expuesto PES10 0.035

CUADRO 41: SERVICIOS DE SALUD TERCIARIOS

PARÁMETRO SERVICIOS DE SALUD TERCIARIO PESO PONDERADO: 0.633


ES11 > 60% del servicio de salud expuesto PES11 0.503
ES12 ≤ 60% y > 35% del servicio de salud expuesto PES12 0.260
ES13 ≤ 35% y > 20% del servicio de salud expuesto PES13 0.134
ES14 ≤ 20% y > 10% del servicio de salud expuesto PES14 0.068
Descriptores ES15 ≤ y > 10% del servicio de salud expuesto PES15 0.035

CUADRO 42: VALOR PONDERADO DEL NIVEL DE EXPOSICIÓN SOCIAL

EXPOSICIÓN SOCIAL
SERVICIOS
SERVICIOS SALUD
GRUPO ETARIO EDUCATIVOS
TERCIARIOS VALOR
EXPUESTOS
P D P D P D
0.260 0.26 0.160 0.503 0.633 0.260 0.313

3.2.2.2. PONDERACIÓN DE LOS PARÁMETROS DE


EXPOSICIÓN ECONÓMICA
CUADRO 43: LOCALIZACION DE LA EDIFICACIÓN

PARÁMETRO LOCALIZACIÓN DE LA EDIFICACIÓN PESO PONDERADO: 0,318


EE1 Muy cercana: 0 km - 0.20 km PEE1 0.503
EE2 Cercana: 0.20 km - 1 km PEE2 0.26
DESCRIPTORES EE3 Medianamente cerca: 1 - 3 km PEE3 0.134
EE4 Alejada: 3 - 5 km PEE4 0.68
EE5 Muy alejada: > 5 km PEE5 0.35

CUADRO 44: SERVICIO BÁSICO DE AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO

SERVICIO BÁSICO DE AGUA POTABLE Y PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
SANEAMIENTO 0,219
EE6 > 75 % del servicio expuesto. PPE6 0.503
EE7 ≤ 75 % y > 50 % del servicio expuesto. PPE7 0.260
DESCRIPTORES EE8 ≤ 50 % y > 25 % del servicio expuesto. PPE8 0.134
EE9 ≤ 25 % y > 10 % del servicio expuesto. PPE9 0.68
EE10 ≤ de 10 % del servicio expuesto. PPE10 0.35

CUADRO 45: SERVICIO DE LAS EMPRESAS ELECTRICAS EXPUESTAS

SERVICIO DE LAS EMPRESAS PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
ELÉCTRICAS EXPUESTAS 0,140
EE11 > 75 % del servicio expuesto. PEE11 0.503
EE12 ≤ 75 % y > 50 % del servicio expuesto. PEE12 0.260
DESCRIPTORES EE13 ≤ 50 % y > 25 % del servicio expuesto. PEE13 0.134
EE14 ≤ 25 % y > 10 % del servicio expuesto. PEE14 0.068
EE15 ≤ de 10 % del servicio expuesto. PEE15 0.35
CUADRO 46: SERVICIO DE LAS EMPRESAS DE DISTRIBUCION DE COMBUSTIBLE Y GAS

SERVICIO DE LAS EMPRESAS DE PESO


PARÁMETRO
DISTRIBUCIÓN DE COMBUSTIBLE Y GAS PONDERADO: 0,063
EE16 > 75 % del servicio expuesto. PEE16 0.503
EE17 ≤ 75 % y > 50 % del servicio expuesto. PEE17 0.260
DESCRIPTORES EE18 ≤ 50 % y > 25 % del servicio expuesto. PEE18 0.134
EE19 ≤ 25 % y > 10 % del servicio expuesto. PEE19 0.068
EE20 ≤ de 10 % del servicio expuesto. PEE20 0.35

CUADRO 47: SERVICIO DE EMPRESAS DE TRANSPORTE EXPUESTO

SERVICIO DE EMPRESAS DE PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
TRANSPORTE EXPUESTO 0,063
EE21 > 75 % del servicio expuesto. PEE21 0.503
EE22 ≤ 75 % y > 50 % del servicio expuesto. PEE22 0.260
DESCRIPTORES EE23 ≤ 50 % y > 25 % del servicio expuesto. PEE23 0.134
EE24 ≤ 25 % y > 10 % del servicio expuesto. PEE24 0.68
EE25 ≤ de 10 % del servicio expuesto. PEE25 0.35

CUADRO 48: AREA AGRICOLA

PARÁMETRO ÁREA AGRÍCOLA PESO PONDERADO: 0,121


EE26 > 75 % del servicio expuesto. PEE26 0.503
EE27 ≤ 75 % y > 50 % del servicio expuesto. PEE27 0,26
DESCRIPTORES EE28 ≤ 50 % y > 25 % del servicio expuesto. PEE28 0.134
EE29 ≤ 25 % y > 10 % del servicio expuesto. PEE29 0.68
EE30 ≤ de 10 % del servicio expuesto. PEE30 0.35

CUADRO 49: SERVICIO DE TELECOMUNICACIONES

SERVICIO DE PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
TELECOMUNICACIONES 0,050
EE31 > 75 % del servicio expuesto. PEE31 0.503
EE32 ≤ 75 % y > 50 % del servicio expuesto. PEE32 0.260
DESCRIPTORES EE33 ≤ 50 % y > 25 % del servicio expuesto. PEE33 0.134
EE34 ≤ 25 % y > 10 % del servicio expuesto. PEE34 0.68
EE35 ≤ de 10 % del servicio expuesto. PEE35 0.35
CUADRO 50: VALOR PONDERADO DEL NIVEL DE EXPOSICIÓN ECONÓMICA

EXPOSICIÓN ECONÓMICA
Servicio de
Localización Servicio de Servicio de Servicio de
distribución Área Servicio de tele
de agua y empresas transporte
de agrícola comunicaciones VALOR
edificaciones saneamiento eléctricas expuesto
combustible
P D P D P D P D P D P D P D
0.318 0.260 0.219 0.260 0.140 0.134 0.068 0.068 0.068 0.260 0.260 0.503 0.503 0.503 0.564

3.2.2.3. PONDERACIÓN DE LOS PARÁMETROS DE


EXPOSICIÓN AMBIENTAL

CUADRO 51: DEFORESTACIÓN

PESO
PARÁMETRO DEFORESTACIÓN PONDERADO:
0.501
Áreas sin vegetación: Terrenos erizados y/o áreas donde se
EA1 PEA1 0.503
levanta diverso tipo de infraestructura.
EA2 Áreas de cultivo: Tierras dedicadas a cultivos de pan llevar. PEA2 0.26
Pastos: Tierras dedicadas al cultivo de pastos para fines de
EA3 PEA3 0.134
alimentación de animales menores y ganado.
Otras tierras con árboles: Tierras clasificadas como “otras tierras”
Descriptores que se extienden por más de 0,5 hectáreas con una cubierta de
EA4 PEA4 0.068
dosel de más de 10% de árboles capaces de alcanzar una altura de
5 metros en la madurez.
Bosques: Tierras que se extienden por más de 0,5 hectáreas
dotadas de árboles de una altura superior a 5 metros y una
EA5 cubierta de dosel superior al 10% de árboles capaces de alcanzar PEA5 0.035
esta altura in situ. No incluye la tierra sometida a un uso
predominantemente agrícola o urbano.

CUADRO 52: ESPECIES DE FLORA Y FAUNA POR AREA GEOGRÁFICA

ESPECIES DE FLORA Y FAUNA POR ÁREA PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
GEOGRÁFICA 0.077
EA6 76 - 100% del total del ámbito de estudio. PEA6 0.503
EA7 75 - 50% del total del ámbito de estudio. PEA7 0.260
Descriptores EA8 25 - 50% del total del ámbito de estudio. PEA8 0.134
EA9 5 - 25% del total del ámbito de estudio. PEA9 0.068
EA10 Menos a 5% del total del ámbito de estudio. PEA10 0.035
CUADRO 53: PERDIDA DE SUELO

PESO
PARÁMETRO PÉRDIDA DE SUELO PONDERADO:
0.263
Erosión provocada por las lluvias, pendientes
EA11 pronunciadas y terrenos montañosos, lluvias PEA11 0.503
estacionales y el fenómeno El Niño.
Deforestación agravada, uso indiscriminado de suelos,
EA12 PEA12 0.26
expansión urbana, sobrepastoreo.
Protección inadecuada de los márgenes de corrientes de
Descriptores EA13 PEA13 0.134
agua en ámbitos geográficos extensos.
Longitud de la pendiente del suelo, relaciona las pérdidas
EA14 de un campo de cultivo de pendiente y longitud PEA14 0.068
conocida.
Factor cultivo y contenido en sales ocasiona pérdidas por
EA15 PEA15 0.035
desertificación.

CUADRO 54: PÉRDIDA DE AGUA

PESO
PARÁMETRO PÉRDIDA DE AGUA PONDERADO:
0.159
Agricultura, demanda agrícola y pérdida por contaminación
EA16 PEA16 0.503
de aguas superficiales y subterráneas.
Prácticas de consumo poblacional/fugas en redes de
EA17 distribución, uso indiscriminado en riego de suelos de PEA17 0.26
cultivo.
Descriptores Consumo industrial y minero, pérdidas por evaporación,
EA18 PEA18 0.134
fugas y otros.
Pérdidas por técnicas inadecuadas de regadío y canales de
EA19 PEA19 0.068
transporte en tierra.
Prácticas de uso del cauce y márgenes del río en graves
EA20 PEA20 0.035
problemas de conservación y mantenimiento.

CUADRO 55: VALOR PONDERADO DEL NIVEL DE EXPOSICIÓN AMBIENTAL

EXPOSICIÓN AMBIENTAL
Especie flora y
Deforestación Pérdida de suelo Pérdida de agua
fauna VALOR
P D P D P D P D
0.501 0.134 0.077 0.260 0.263 0.503 0.159 0.134 0.240

3.2.3. ANÁLISIS DE LA COMPONENTE FRAGILIDAD


3.2.3.1. FRAGILIDAD SOCIAL
De acuerdo con el último Censo Nacional de Población
y Vivienda la mayor parte de las edificaciones son de
adobe o tapia, le sigue las nuevas construcciones de
ladrillo o bloque de cemento, debido al auge económico
que ha generado la minería en el distrito de Otuzco.
Asimismo, en los recorridos realizados se ha podido
apreciar que las edificaciones e instalaciones tienen un
mantenimiento esporádico, y este ocurre generalmente
como acción correctiva más no preventiva. Se apreció
que la mayoría de las viviendas tienen dos niveles y no
siguen los criterios constructivos de acuerdo a
Normatividad vigente. Anexo Fotos.

CUADRO 56: ANTIGÜEDAD DE CONSTRUCCIÓN DE LA EDIFICACIÓN

PARÁMETRO ANTIGÜEDAD DE CONSTRUCCIÓN DE LA EDIFICACIÓN PESO PONDERADO: 0.042


FS11 De 40 a 50 años PFS11 0.503
FS12 De 30 a 40 años PFS12 0.260
Descriptores FS13 De 20 a 30 años PFS13 0.134
FS14 De 10 a 20 años PFS14 0.068
FS15 De 10 a 20 años PFS15 0.035

CUADRO 57: CONFIGURACIÓN DE ELEVACIÓN DE LAS EDIFICACIONES


CONFIGURACIÓN DE ELEVACIÓN DE LAS PESO PONDERADO:
PARÁMETRO
EDIFICACIONES 0.078
FS16 5 pisos PFS16 0.503
FS17 4 pisos PFS17 0.26
Descriptores FS18 3 pisos PFS18 0.134
FS19 2 pisos PFS19 0.068
FS20 1 pisos PFS20 0.035

CUADRO 58: INCUMPLIMIENTO DE PROCEDIMIENTOS CONSTRUCTIVOS DE ACUERDO A


NORMATIVIDAD VIGENTE

INCUMPLIMIENTO DE PROCEDIMIENTOS PESO


PARÁMETRO CONSTRUCTIVOS DE ACUERDO A NORMATIVIDAD PONDERADO:
VIGENTE 0.131
FS21 80 - 100 % PFS21 0.503
FS22 60 - 80 % PFS22 0.260
Descriptores
FS23 40 - 60 % PFS23 0.134
FS24 20 - 40 % PFS24 0.068
FS125 0 - 20 % PFS25 0.035

CUADRO 59: VALOR PONDERADO DE LA FRAGILIDAD SOCIAL

FRAGILIDAD SOCIAL
Material de Estado de Configuración de Incumplimiento de
Antigüedad de
construcción de conservación de elevación de procedimientos
construcción VALOR
edificaciones edificaciones edificaciones constructivos
P D P D P D P D P D
0.430 0.068 0.317 0.134 0.042 0.503 0.078 0.068 0.131 0.260 0.122

3.1.1.1. FRAGILIDAD ECONÓMICA

CUADRO 60: MATERIAL DE CONSTRUCCIÓN DE LA EDIFICACACIÓN

MATERIAL DE CONSTRUCCIÓN DE LA PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
EDIFICACIÓN 0,386
FE1 Estera/Cartón PFE1 0.503
FE2 Madera PFE2 0.260
DESCRIPTORES FE3 Quincha (caña con barro) PFE3 0.134
FE4 Adobe o tapia PFE4 0.068
FE5 Ladrillo o bloque de cemento PFE5 0.035

CUADRO 61: ESTADO DE CONSERVACIÓN DE LA EDIFICACIÓN

PESO
PARÁMETRO ESTADO DE CONSERVACIÓN DE LA EDIFICACIÓN PONDERADO:
0,236
Muy malo: las edificaciones en que las estructuras
FE6 PFE6 0.503
presentan tal deterioro que hace presumir su colapso.
Malo: las edificaciones no reciben mantenimiento regular,
cuya estructura acusa deterioros que la compromete
FE7 PFE7 0.260
aunque sin peligro de desplome y que los acabados e
instalaciones tienen visibles desperfectos.
Regular: las edificaciones que reciben mantenimiento
esporádico, cuya estructura no tiene deterioro y si lo
DESCRIPTORES
FE8 tienen no lo compromete y es subsanable, o que los PFE8 0.134
acabados e instalaciones tienen deterioros visibles
debido al uso normal.
Bueno: las edificaciones que reciben mantenimiento
FE9 permanente y solo tienen ligeros deterioros en los acabados PFE9 0.068
debido al uso normal.
Muy Bueno: las edificaciones que reciben mantenimiento
FE10 PFE10 0.035
permanente y que no presentan deterioro alguno.
CUADRO 62: ANTIGÜEDAD DE CONSTRUCCIÓN DE LA EDIFICACIÓN

ANTIGÜEDAD DE CONSTRUCCIÓN DE LA PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
EDIFICACIÓN 0.111
FE11 De 40 a 50 años. PFE11 0.503
FE12 De 30 a 40 años. PFE12 0.26
Descriptores FE13 De 20 a 30 años PFE13 0.134
FE14 De 10 a 20 años PFE14 0.068
FE15 De 5 a 10 años PFE15 0.035

CUADRO 63: INCUMPLIMIENTO DE PROCEDIMIENTOS CONSTRUCTIVOS DE ACUERDO A LA


NORMATIVIDAD VIGENTE

INCUMPLIMIENTO DE PROCEDIMIENTOS PESO


PARÁMETRO CONSTRUCTIVOS DE ACUERDO A LA PONDERADO:
NORMATIVIDAD VIGENTE 0.044
FE11 80 – 100 % PFE11 0.503
FE12 60 – 80 % PFE12 0.26
Descriptores FE13 40 – 60 % PFE13 0.134
FE14 20 – 40 % PFE14 0.068
FE15 0 – 20 % PFE15 0.035

CUADRO 64: TOPOGRAFÍA DEL TERRENO

TOPOGRAFÍA DEL PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
TERRENO 0.044
FE16 De 50% ≤ P ≤ 80% PFE16 0.503
FE17 E 30% ≤ P ≤ 50% PFE17 0.26
Descriptores FE18 C 20% ≤ P ≤ 30% PFE18 0.134
FE19 B 10% ≤ P ≤ 20% PFE19 0.068
FE20 P ≤ 10% 0 0 PFE20 0.035

CUADRO 65: CONFIGURACIÓN DE ELEVACIÓN DE LAS EDIFICACIONES

CONFIGURACIÓN DE ELEVACIÓN DE LAS PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
EDIFICACIONES 0.068
FE21 5 pisos PFE21 0.503
FE22 4 pisos PFE22 0.26
Descriptores
FE23 3 pisos PFE23 0.134
FE24 2 pisos PFE24 0.068
FE25 1 piso PFE25 0.035

CUADRO 66: VALOR PONDERADO DE LA FRAGILIDAD ECONÓMICA

FRAGILIDAD ECONÓMICA
Incumplimiento Configuración
Material de Estado de Antigüedad de
de Topografía del de elevación de
construcción de conservación de construcción de
procedimientos terreno las VALOR
la edificación la edificación la edificación
constructivos edificaciones
P D P D P D P D P D P D
0.386 0.068 0.386 0.134 0.111 0.503 0.156 0.068 0.044 0.134 0.068 0.068 0.154

3.1.1.2. FRAGILIDAD AMBIENTAL

CUADRO 67: CARACTERÍSTICAS GEOLÓGICAS DEL SUELO

PESO
PARÁMETRO CARACTERÍSTICAS GEOLÓGICAS DEL SUELO PONDERADO:
0.283
Zona muy fracturada, fallada, suelos colapsables (relleno,
FA1 PFA1 0.503
capa freática alta con turba, material inorgánico, etc.).
Zona medianamente fracturada, suelos con baja capacidad
FA2 PFA2 0.26
portante.
Zona ligeramente fracturada, suelos de mediana
Descriptores FA3 PFA3 0.134
capacidad portante.
Zona ligeramente fracturada, suelos de alta capacidad
FA4 PFA4 0.068
portante.
Zonas sin fallas ni fracturas, suelos con buenas características
FA5 PFA5 0.035
geotécnicas.

CUADRO 68: EXPLOTACIÓN DE RECURSOS NATURALES

PESO
PARÁMETRO EXPLOTACIÓN DE RECURSOS NATURALES PONDERADO:
0.074
Prácticas negligentes e intensas de degradación en el cauce y
márgenes del río u otro continente de agua (deterioro en el
FA6 PFA6 0.503
consumo/uso indiscriminado de los suelos, recursos forestales),
entre otros considerados básicos propios del lugar en estudio.
Prácticas negligentes periódicas o estacionales de degradación
en el cauce y márgenes del río u otro continente de agua
FA7 PFA7 0.26
Descriptores (deterioro en el consumo/uso indiscriminado de los suelos y
recursos forestales).
Prácticas de degradación del cauce y márgenes del río u otro
continente de agua (deterioro en el consumo/uso
FA8 indiscriminado de los suelos, recursos forestales) sin PFA8 0.134
asesoramiento técnico capacitado. Pero las actividades son
de baja intensidad.
Prácticas de consumo/uso del cauce y márgenes del río u otro
FA9 continente de agua con asesoramiento técnico permanente bajo PFA9 0.068
criterios de sostenibilidad económica y ambiental.
Zonas sin fallas ni fracturas, suelos con buenas características
FA10 PFA10 0.035
geotécnicas.

CUADRO 69: LOCALIZACIÓN DE CENTROS POBLADOS

LOCALIZACIÓN DE CENTROS PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
POBLADOS 0.643
FA11 Muy cercana 0 km - 0.20 km PFA11 0.503
FA12 Cercana 0.20 km - 1 Km PFA12 0.26
Descriptores FA13 Medianamente cercana 1 - 3 km PFA13 0.134
FA14 Alejada 3 - km PFA14 0.068
FA15 Muy alejada > 5 km PFA15 0.035

CUADRO 70: VALOR PONDERADO DE LA FRAGILIDAD AMBIENTAL

FRAGILIDAD AMBIENTAL
CARACTERÍSTICAS EXPLOTACIÓN DE LOCALIZACIÓN
GEOLÓGICAS DEL RECURSOS DE CENTROS
SUELO NATURALES POBLADOS VALOR
P D P D P D

0.283 0.134 0.074 0.134 0.643 0.134 0.134

3.1.2. ANALISIS DE LA COMPONENTE RESILIENCIA


3.1.2.1. RESILIENCIA SOCIAL
Se aprecia que la población esta escasamente capacitada en
temas de Gestión de Riesgos, a pesar de una difusión
masiva y la existencia de un Plan de Educación comunitaria
para emergencias.

Se observa que la población tiene un regular conocimiento


de desastres pasados y sus consecuencias, por lo que tiene
una actitud parcialmente previsora, sin embargo a la hora
de realizarse los simulacros o actividades para practicar la
reducción de riesgos, estos se ven escasamente
participativo por parte de autoridades y de la población

A pesar de existir Normatividad política y social frente a


los desastres, el crecimiento territorial del distrito se ha
realizado sin una debida planificación, generándose un
desorden territorial. A pesar de que la municipalidad trata
de reacomodar la población, estos son muy de caso omiso
a las alertas, queriendo evitar dejar sus centros de vivienda.

3.1.2.2. RESILIENCIA ECONÓMICA


La mayor parte de la población obtiene sus ganancias de la
agricultura y la ganadería, otra parte importante de las
ganancias que obtienen viene del turismo.

3.1.2.3. RESILIENCIA AMBIENTAL


Las autoridades tienen conocimiento de la existencia de
la normatividad ambiental, pero no se hace cumplir. La
población en general, no se encuentra capacitada en
temas de sostenimiento ambiental y son pocos los
pobladores que aplican sus conocimientos ancestrales
para explotar de manera sostenible sus recursos.
Se nos hizo evidente que pocos tenían conocimiento con
respecto a reutilización y reciclaje ya que en el RIO
OTUSCO se hace presente bastante cantidad de arrojo
de residuos solidos, siendo un rio que recorre toda la
ciudad otuscana.

3.1.3. PONDERACIÓN DE LOS PARÁMETROS DE


RESILIENCIA

PESO
PARÁMETRO CAPACITACIÓN EN TEMAS DE GESTIÓN DEL RIESGO PONDERADO:
0.285
La totalidad de la población no cuenta ni desarrollan ningún
Descriptores RS1 tipo de programa de capacitación en tema concernientes a PRS1 0.503
gestión de riesgo
La población está escasamente capacitada en temas
RS2 concernientes a Gestión de Riesgos, siendo su difusión y PRS2 0.260
cobertura escasa.
La población se capacita con regular frecuencia en temas
RS3 concernientes a Gestión de Riesgos, siendo su difusión y PRS3 0.134
cobertura mayoritaria.
La población se capacita constantemente en temas
RS4 concernientes a Gestión de Riesgos, siendo su difusión y PRS4 0.068
cobertura total
La población se capacita constantemente en temas
concernientes a Gestión de Riesgos, actualizándose
RS5 PRS5 0.035
participando en simulacros, siendo su difusión y cobertura
total
3.1.3.1. PONDERACIÓN DE LOS PARÁMETROS DE
RESILIENCIA SOCIAL

CUADRO 71: CAPACITACIÓN EN TEMAS DE GESTIÓN DEL RIESGO

CUADRO 72: CONOCIMIENTO LOCAL SOBRE OCURRENCIA PASADA DE DESASTRES

CONOCIMIENTO LOCAL SOBRE OCURRENCIA


PESO
PARÁMETRO PASADA
PONDERADO: 0.152
DE DESASTRES
Existe desconocimiento de toda la población sobre las causas
RS6 PRS6 0.503
y consecuencias de los desastres.
Existe un escaso conocimiento de la población sobre las
RS7 PRS7 0.26
causas y consecuencias de los desastres.
Existe un regular conocimiento de la población sobre las
Descriptores RS8 PRS8 0.134
causas y consecuencias de los desastres.
La mayoría de población tiene conocimientos sobre las
RS9 PRS9 0.068
causas y consecuencias de los desastres.
Toda la población tiene conocimiento sobre las causas y
RS5 PRS5 0.035
consecuencias de los desastres

CUADRO 73: EXISTENCIA DE NORMATIVIDAD POLÍTICA Y LOCAL

PESO
PARÁMETRO EXISTENCIA DE NORMATIVIDAD POLÍTICA Y LOCAL PONDERADO:
0.096
El soporte legal que ayuda a la reducción del riesgo del territorio
(local, regional o nacional) en el que se encuentra el área en
RS16 estudio genera efectos negativos a su desarrollo. No existen PRS16 0.503
instrumentos legales locales que apoyen en la reducción del
riesgo (ejemplo: ordenanzas municipales)
El soporte legal del territorio que ayude a la reducción de riesgos
Descriptores
RS17 del territorio (local, regional o nacional) en el que se encuentra el PRS17 0.26
área en estudio se presenta en casi todo el territorio
El soporte legal del territorio que ayuda a la reducción del
riesgo del territorio (local, regional o nacional) en el que se
RS18 PRS18 0.134
encuentra el área en estudio se cumple ocasionalmente.
Existe un interés tenue en el desarrollo planificado del
territorio. El desorden en la configuración territorial del
área en estudio se presenta en una importante parte de todo
el territorio donde se encuentra el área en estudio. Algunas
acciones de prevención y/o mitigación de desastres han sido o
están considerados dentro de los planes estratégicos de
desarrollo pero nunca se implementarán.
El soporte legal del territorio que ayude a la reducción del riesgo
del territorio (local, regional o nacional) en el que se encuentra el
área en estudio se cumple regularmente. Existe un interés en el
desarrollo planificado del territorio. El desorden en la
configuración territorial del área en estudio se presenta en una
RS19 PRS19 0.068
importante parte de todo el territorio
donde se encuentra puntualmente. Algunas acciones de
prevención y/o mitigación de desastres han sido o están
considerados dentro de los planes estratégicos de desarrollo pero
nunca se implementarán.
El soporte legal del territorio que ayude a la reducción del riesgo
del territorio (local, regional o nacional) en el que se encuentra el
área en estudio se llega a cumplir de manera estricta. El
desarrollo planificado del territorio, es un eje estratégico de
RS20 PRS20 0.035
desarrollo. Se aplican acciones de ordenamiento o
reordenamiento territorial. Siempre las acciones de prevención
y/o mitigación de desastres están considerados dentro de los
planes estratégicos de desarrollo (o se vienen implementando).

CUADRO 74: ACTITUD FRENTE AL RIESGO

PESO
PARÁMETRO ACTITUD FRENTE AL RIESGO PONDERADO:
0.421
Actitud fatalista, conformista y con desidia de la mayoría de
RS21 PRS21 0.503
la población
RS22 Actitud escasamente previsora de la mayoría de la población PRS22 0.26
Actitud parcialmente previsora de la mayoría de la
RS23 población, asumiendo el riesgo, sin implementación de PRS23 0.134
Descriptores medidas para prevenir riesgo.
Actitud parcialmente previsora de la mayoría de la población,
RS24 asumiendo el riesgo e implementando escasas medidas para PRS24 0.068
prevenir riesgo.
Actitud previsora de toda la población, implementando
RS25 PRS25 0.035
diversas medidas para prevenir el riesgo

CUADRO 75: CAMPAÑA DE DIFUSIÓN

PESO
PARÁMETRO CAMPAÑA DE DIFUSIÓN PONDERADO:
0.046
No hay difusión en diversos medios de comunicación sobre
Descriptores RS26 PRS26 0.503
temas de Gestión del Riesgo para la población local.
Escasa difusión en diversos medios de comunicación sobre
RS27 temas de Gestión del Riesgo, existiendo el desconocimiento de PRS27 0.26
la mayoría de la población.
Difusión masiva y poco frecuente en diversos medios de
RS28 comunicación sobre temas de Gestión del Riesgo, existiendo el PRS28 0.134
conocimiento de un gran sector de la población.
Difusión masiva y frecuente en diversos medios de
RS29 comunicación sobre temas de Gestión del Riesgo, PRS29 0.068
existiendo el conocimiento total de la población.
Difusión masiva y frecuente en diversos medios de
comunicación sobre temas de Gestión del Riesgo, existiendo el
RS30 PRS30 0.035
conocimiento y participación total de la población y
autoridades.

CUADRO 76: VALOR PONDERADO DE LA RESILIENCIA SOCIAL

RESILIENCIA SOCIAL
Capacitación Conocimiento
Existencia de
en temas de local sobre Actitud frente al
normatividad Campaña de difusión
gestión del ocurrencia pasada riesgo VALOR
política y legal
riesgo de desastres
P D P D P D P D P D
0.283 0.260 0.152 0.134 0.096 0.134 0.421 0.134 0.046 0.068 0.166

3.1.3.2. PONDERACIÓN DE LOS PARÁMETROS DE


RESILIENCIA ECONÓMICA

CUADRO 77: POBLACIÓN ECONÓMICAMENTE ACTIVA DESOCUPADA

PESO
POBLACIÓN ECONÓMICAMENTE ACTIVA
PARÁMETRO PONDERADO:
DESOCUPADA
0.159
Escaso acceso y la no permanencia a un puesto de trabajo.
Escasa demanda de mano de obra para las actividades
PEAD1 económicas. Escaso nivel de empleo de la población PPEAD1 0.503
económicamente activa. Poblaciones con ciertas limitaciones
socioeconómicas.
Bajo acceso y poca permanencia a un puesto de trabajo. Poca
demanda de mano de obra para las actividades económicas.
PEAD2 PPEAD2 0.26
Bajo nivel de empleo de la población económicamente
activa. Poblaciones con limitaciones socioeconómicas.
Descriptores
Regular acceso y permanencia a un puesto de trabajo.
Demanda de mano de obra para las actividades
PEAD3 económicas. Regular nivel de empleo de la población PPEAD3 0.134
económicamente activa. Poblaciones con regulares
posibilidades socioeconómicas.
Acceso y permanencia a un puesto de trabajo. Demanda de
mano de obra para las actividades económicas. Regular nivel
PEAD4 PPEAD4 0.068
de empleo de la población económicamente activa.
Poblaciones con posibilidades socioeconómicas.
Alto acceso y permanencia a un puesto de trabajo. Alta
demanda de mano de obra para las actividades económicas.
PEAD5 PPEAD5 0.035
Alto nivel de empleo de la población económicamente
activa. Poblaciones con altas posibilidades socioeconómicas.

CUADRO 78: INGRESO FAMILIAR PROMEDIO MENSUAL

INGRESO FAMILIAR PROMEDIO PESO PONDERADO:


PARÁMETRO
MENSUAL (SOLES) 0.501
IFPM1 > 3000 PIFPM1 0.503
IFPM2 > 1200 -<= 3000 PIFPM2 0.26
Descriptores IFPM3 > 265 -<= 1200 PIFPM3 0.134
IFPM4 > 149 -<= 264 PIFPM4 0.068
IFPM5 <= 149 PIFPM5 0.035

CUADRO 79: ORGANIZACIÓN Y CAPACITACIÓN INSTITUCIONAL

PESO
PARÁMETRO ORGANIZACIÓN Y CAPACITACIÓN INSTITUCIONAL PONDERADO:
0,077
Las organizaciones institucionales gubernamentales locales y
regionales presentan poca efectividad en su gestión. Cuentan
con un gran desprestigio y desaprobación popular (puede
existir el caso en que la gestión sea poco eficiente pero con
un apoyo popular basado en el asistencialismo o populismo).
Las instituciones gubernamentales de nivel sectorial
RE11 muestran índices de gestión deficientes y trabajo poco PRE11 503
coordinado. No existe madurez política. Las instituciones
privadas generan conflictos, muestran poco interés con la
realidad local, muchas de ellas coadyuvan con la
informalidad o forman enclaves en el territorio en el que se
encuentran. No existe apoyo e identificación institucional e
interinstitucional.
Las organizaciones institucionales gubernamentales y
regionales presentan poca efectividad en su gestión.
Empiezan a genera desprestigio y desaprobación popular.
DESCRIPTORES
Las instituciones gubernamentales de nivel sectorial
muestran algunos índices de gestión de eficiencia pero en
casos aislados, existe cierta coordinación intersectorial. No
RE12 PRE12 260
existe madurez política. Las instituciones privadas generan
conflictos aislados, muestran un relativo interés con la
realidad local, algunas de ellas coadyuvan con la
informalidad, no se encuentran integradas al territorio. Existe
un bajo apoyo e identificación institucional e
interinstitucional.
Las organizaciones institucionales gubernamentales y
regionales presentan un nivel de estándar de efectividad
en su gestión. Tienen un apoyo popular que les permite
RE13 gobernar con tranquilidad. Las instituciones PRE13 134
gubernamentales a nivel sectorial muestran algunos
índices de gestión de eficiencia, existe cierta coordinación
intersectorial. La madurez política es embrionaria. Las
instituciones privadas, normalmente no generan
conflictos, muestran un interés con la realidad local,
existe una minoría que coadyuva con la informalidad, se
encuentran integradas al territorio donde se ubican.
Existe un relativo apoyo e identificación institucional e
interinstitucional.
Las organizaciones institucionales gubernamentales y
regionales presentan un nivel eficiente de efectividad en su
gestión. Tienen un apoyo popular que les permite gobernar
con tranquilidad. Las instituciones gubernamentales de nivel
sectorial muestran índices interesantes de gestión de
eficiencia, existe una progresiva coordinación intersectorial.
RE14 PRE14 68
Existe un proceso de madurez política. Las instituciones
privadas, normalmente no generan conflictos, muestran un
interés con la realidad local, se encuentran integradas y
comprometidas al territorio en el que se encuentran. Existe
un interesante apoyo e identificación institucional e
interinstitucional.
Las organizaciones institucionales gubernamentales y
regionales tienen un nivel eficiente de efectividad en su
gestión. Las instituciones gubernamentales de nivel sectorial
RE15 PRE15 35
muestran índices altos de gestión de eficiencia. Existe un
proceso de madurez política. Tienen apoyo total de
lapoblación y empresas privadas.

PESO
CAPACITACIÓN EN TEMAS DE GESTIÓN DEL
PARÁMETRO PONDERADO:
RIESGO
0.263
La totalidad de la población no cuenta ni desarrolla ningún
RE16 tipo de programa de capacitación en temas concernientes a PRE16 0.503
gestión de riesgo.
La población está escasamente capacitada en temas
RE17 concernientes a gestión de riesgo, siendo su difusión y PRE17 0.26
cobertura escasa.
La población se capacita con regular frecuencia en temas
Descriptores RE18 concernientes a gestión de riesgo, siendo su difusión y PRE18 0.134
cobertura mayoritaria.
La población se capacita constantemente en temas
RE19 concernientes a gestión de riesgo, siendo su difusión y PRE19 0.068
cobertura total.
La población se capacita constantemente en temas
RE20 concernientes a gestión de riesgo, actualizándose, PRE20 0.035
participando en simulacros, siendo su difusión y cobertura.

CUADRO 80: VALOR PONDERADO DE LA RESILIENCIA ECONÓMICA

RESILIENCIA ECONÓMICA
Población económicamente Ingreso familiar Organización Capacitación en temas
activa desempleada promedio mensual institucional de gestión de riesgo Valor
P D P D P D P D

0.159 0.134 0.501 0.134 0.077 0.134 0.263 0.134 0.134


3.1.3.3. PONDERACIÓN DE LOS PARÁMETROS DE
RESILIENCIA AMBIENTAL

CUADRO 81: CONOCIMIENTO Y CUMPLIMIENTO DE NORMATIVIDAD AMBIENTAL

PESO
CONOCIMIENTO Y CUMPLIMIENTO DE
PARÁMETRO PONDERADO:
NORMATIVIDAD AMBIENTAL
0.633
Solo las autoridades desconocen la existencia de normatividad
RA1 PRA1 0.503
en temas de conservación ambiental.
Solo las autoridades conocen la existencia de normatividad
RA2 PRA2 0.260
en temas de conservación ambiental. No cumpliéndola.
Las autoridades y los dirigentes comunales conocen la
RA3 existencia de normatividad en temas de conservación PRA3 0.134
ambiental. Cumpliéndola parcialmente.
Descriptores
Las autoridades, organizaciones comunales y población en
RA4 general conocen la existencia de normatividad en temas de PRA4 0.068
conservación ambiental. Cumpliéndola mayoritariamente.
Las autoridades, organizaciones comunales y población en
general conocen la existencia de normatividad en temas de
RA5 PRA5 0.035
conservación ambiental. Respetándola y cumpliéndola
totalmente.

CUADRO 82: CONOCIMIENTO ANCESTRAL PARA LA EXPLOTACIÓN SOSTENIBLE DE SUS


RECURSOS NATURALES

PARÁMETRO CONOCIMIENTO ANCESTRAL PARA LA PESO


EXPLOTACIÓN SOSTENIBLE DE SUS PONDERADO:
RECURSOS NATURALES 0.106
Descriptores RA6 La población en su totalidad ha perdido los PRA6 0.503
conocimientos ancestrales para explotar de manera
sostenible sus recursos naturales.
RA7 Algunos pobladores poseen y aplican sus PRA7 0.260
conocimientos ancestrales para explotar de manera
sostenible sus recursos naturales.
RA8 Parte de la población posee y aplica sus conocimientos PRA8 0.134
ancestrales para explotar de manera sostenible sus
recursos naturales.
RA9 La población mayoritariamente posee y aplica sus PRA9 0.068
conocimientos ancestrales para explotar de manera
sostenible sus recursos naturales.
RA10 La población en su totalidad posee y aplica sus PRA10 0.035
conocimientos ancestrales para explotar de manera
sostenible sus recursos naturales.

CUADRO 83: CONOCIMIENTO ANCESTRAL PARA LA EXPLOTACIÓN SOSTENIBLE DE SUS


RECURSOS NATURALES

PARÁMETRO CONOCIMIENTO ANCESTRAL PARA LA PESO


EXPLOTACIÓN SOSTENIBLE DE SUS PONDERADO:
RECURSOS NATURALES 0.260
Descriptores RA11 La totalidad de la población no recibe y/o desarrolla PRA11 0.503
capacitaciones en temas de conservación ambiental.
RA12 La población está escasamente capacitada en temas PRA12 0.260
de conservación ambiental, siendo su difusión y
cobertura escasa.
RA13 La población se capacita con regular frecuencia en PRA13 0.134
temas de conservación ambiental, siendo su difusión y
cobertura parcial.
RA14 La población se capacita constantemente en temas de PRA14 0.068
conservación ambiental, siendo su difusión y cobertura
mayoritaria.
RA15 La población se capacita constantemente en temas de PRA15 0.035
conservación ambiental, siendo su difusión y cobertura
total.

CUADRO 84: VALOR PONDERADO DE LA RESILIENCIA AMBIENTAL

RESILIENCIA AMBIENTAL
Conocimiento y Conocimiento ancestral para la Capacitación en temas de Valor
cumplimiento de la explotación de recursos conservación ambiental
normativa ambiental naturales
P D P D P D
0.633 0.260 0.106 0.260 0.260 0.260 0.260

3.2.4. NIVEL DE VULNERABILIDAD

NIVEL DESCRIPCIÓN RANGO


Grupo Etario: de 0 a 5 años y mayor a 65 años.
Servicios educativos expuestos: mayor a 75 % del
servicio educativo expuesto. Servicios de salud
terciarios expuestos: mayor a 60 % del servicio de
salud expuesto. Material de construcción:
estera/cartón. Estado de conservación de la
edificación: Muy malo. Topografía del terreno:
50% ≤P≤80 %. Configuración de elevación de la
edificación: 5 pisos. Incumplimiento de
procedimientos constructivos de acuerdo a
normatividad vigente: mayor a 80 %. Localización
de la edificación: Muy cerca 0 a 0.20 km. Servicios
de agua y desagüe: mayor a 75 % del servicio
expuesto. Servicio de empresas eléctricas
VULNERABILIDAD
expuestas: mayor a 75 %. Servicio de empresas de 0.260≤R<0.503
MUY ALTA
distribución de combustible y gas: mayor a 75 %.
Servicio de empresas de transporte expuesto:
mayor a 75%. área agrícola: mayor a 75 %.
Servicios de telecomunicación: mayor a 75 %.
Antigüedad de construcción: de 40 a 50 años. PEA
desocupada: escaso acceso y la no permanencia a
un puesto de trabajo. Organización y capacitación
institucional: presentan poca efectividad en su
gestión, desprestigio y aprobación popular.
Deforestación: áreas sin vegetación, terrenos
eriazos. Flora y fauna: 76 a 100 % expuesta.
Perdida de suelo: erosión provocada por lluvias.
Perdida de agua: demanda agrícola y pérdida por
contaminación.
Grupo Etario: de 5 a 12 años y de 60 a 65 años.
Servicios educativos expuestos: menor o igual a 75
% y mayor a 50 % del servicio educativo expuesto.
Servicios de salud terciarios expuestos: menor o
igual a 60 % y mayor a 35 % del servicio de salud
expuesto. Materia de construcción: madera. Estado
de conservación de la edificación: Malo.
Topografía del terreno: 30% ≤P≤50 %.
Configuración de elevación de la edificación: 4.
Actitud frente al riesgo: escasamente provisoria de
la mayoría de la población. Localización de la
VULNERABILIDAD
edificación: cercana 0.20 a 1 km. Servicios de agua 0.134≤R<0.260
ALTA
y desagüe: menor o igual 75 % y mayor a 50 % del
servicio expuesto. Servicios de agua y desagüe:
mayor a 75 % del servicio expuesto. Servicio de
empresas eléctricas expuestas: menor a 75 % y
mayor a 50 %. Servicio de empresas de
distribución de combustible y gas: menor o igual
75 % y mayor a 50 %. Servicio de empresas de
transporte expuesto: menor o igual 75 % y mayor a
50 %. Servicios de telecomunicación: menor o
igual 75 % y mayor a 50 %. Area agrícola: menor
o igual 75 % y mayor a 50 %.
Grupo Etario: de 12 a 15 años y de 50 a 60 años.
Servicios educativos expuestos: menor o igual a 50
% y mayor a 25 % del servicio educativo expuesto.
Servicios de salud terciarios expuestos: menor o
igual a 35 % y mayor a 20 % del servicio de salud
expuesto. Materia de construcción: quincha (caña
con barro). Estado de conservación de la
edificación: Regular. Topografía del terreno: 20%
≤P≤30%. Actitud frente al riesgo: parcialmente
provisoria de la mayoría de la población,
VULNERABILIDAD
asumiendo el riesgo sin implementación de 0.068≤R<0.134
MEDIA
medidas para prevenir. Localización de la
edificación: medianamente cerca 1 a 3 km.
Servicios de agua y desagüe: menor o igual 50 % y
mayor a 25 % del servicio expuesto. Servicios de
agua y desagüe: mayor a 75 % del servicio
expuesto. Servicio de empresas eléctricas
expuestas: menor o igual a 25 % y mayor a 10 %.
Servicio de empresas de distribución de
combustible y gas: menor o igual a 50 % y mayor a
25 %.
Grupo Etario: de 15 a 50 años. Servicios
educativos expuestos: menor o igual a 25 % del
servicio educativo expuesto. Servicios de salud
terciarios expuestos: menor o igual a 20 % del
servicio de salud expuesto. Material de
construcción: ladrillo o bloque de cemento. Estado
de conservación de la edificación: Bueno a muy
VULNERABILIDAD bueno. Topografía del terreno: P ≤10 %.
BAJA 0.035≤R<0.068
Configuración de elevación de la edificación:
menos de 2 pisos. Incumplimiento de
procedimientos constructivos de acuerdo a
normatividad vigente: menor a 40 %. Actitud
frente al riesgo: parcial y/o previsora de la mayoría
o totalidad de la población, implementando
medidas para prevenir el riesgo. Localización de la
edificación: alejada a muy alejada mayor a 3 km.

3.2.4.1. VULNERABILIDAD SOCIAL

VULNERABILIDAD SOCIAL
EXPOSICION PESO FRAGILIDAD PESO RESILIEN PESO VALOR
SOCIAL SOCIAL CIA
SOCIAL
0.210 0.633 0.122 0.106 0.167 0.261 0.189

3.2.4.2. VULNERABILIDAD ECONÓMICA

VULNERABILIDAD ECONÓMICA
EXPOSICIÓN PESO FRAGILIDAD PESO RESILIENCIA PESO VALOR
ECONÓMICA ECONÓMICA ECONÓMICA
0.393 0.633 0.134 0.106 0.210 0.261 0.318

3.2.4.3. VULNERABILIDAD AMBIENTAL

VULNERABILIDAD AMBIENTAL
EXPOSICION PESO FRAGILIDAD PESO RESILIENCIA PESO VALOR
AMBIENTAL AMBIENTAL AMBIENTAL
0.175 0.633 0.134 0.106 0.260 0.261 0.193

3.2.4.4. VALOR DE VULNERABILIDAD

VULNERABILIDAD TOTAL
SOCIAL PESO ECONÓMICA PESO AMBIENTAL PESO VALOR
0.189 0.633 0.298 0.106 0.193 0.261 0.204
VULNERABILIDAD RANGO
MUY ALTO 0.260 ≤ R < 0.503
ALTO 0.134 ≤ R < 0.260
MEDIO 0.068 ≤ R < 0.134
BAJO 0.035 ≤ R < 0.068

3.2.5. MAPA DE ZONIFICACIÓN DEL NIVEL DE


VULNERABILIDAD
Anexos. Planos

3.3. CÁLCULO DE RIESGOS


3.3.1. DETERMINACIÓN DE LOS NIVELES DE RIESGOS
NIVEL DESCRIPCIÓN RANGO
Indica que las medidas de reducción del riesgo son de muy alto costo o el proceso del fenómeno
es indetenible, el cual debe ser sustentado en informes técnicos en donde se determine el nivel de
peligrosidad elaborado por las instituciones técnicas científica respectiva. Población en extrema
pobreza. Muy alto porcentaje de deserción escolar. Geología del suelo: zona muy fracturada,
falla, etc. Organización poblacional nula. Zonas muy inestables. Laderas con zonas de falla,
masas de rocas intensamente meteorizadas y/o alteradas; saturadas y muy fracturadas y depósitos
superficiales inconsolidados y zonas con intensa erosión (cárcavas). No hay difusión en diversos
medios de comunicación sobre gestión del riesgo. Grupo Etario: Etario: De 0 a 5 años y mayor a
65 años (hombres y mujeres). Escaso acceso y no permanencia a un puesto de trabajo.
Organización poblacional nula. Ingreso familiar promedio mensual menor a 149 soles. Población
en extrema pobreza. Muy alto porcentaje de deserción escolar. No hay difusión en diversos
medios de comunicación sobre gestión del riesgo. Edificaciones en muy mal estado. Estructura
de quincha, caña y otros de menor resistencia, en estado precario. Edificaciones con más de 31
RIESGO MUY años. Viviendas sin abastecimiento de agua ni desagüe. Sistema de producción basada en
ALTO actividad primaria extractiva sin tecnificación. Ambiental: terrenos sin vegetación. Erosión
provocada por lluvias con pendientes pronunciadas. Demanda agrícola y pérdida por
contaminación de aguas superficiales y subterráneas. Geología del suelo: zona muy fracturada,
falla, etc. Localización de centros poblados muy cercana de 0 a 0.20 km. Actitud fatalista y 0.068≤R≤0.2
conformista de la población. No existen instrumentos legales locales que apoyen la reducción del 53
riesgo. Relieve abrupto y escarpado, rocoso; cubierto en grandes sectores por nieve y glaciares.
Tipo de suelo de rellenos sanitarios. Falta de cobertura vegetal 70 - 100 %. Uso actual de suelo
de áreas urbanas, intercomunicadas mediante sistemas de redes que sirve para su normal
funcionamiento. Tsunami: Grado = 4, magnitud del sismo mayor a 7, intensidad desastroso.
Vulcanismo: piroclastos mayor o igual a 1,000,000,000 m3, alcance mayor a 1000 m, IEV mayor
a 4. Descenso de Temperatura: menor a -6°C, altitud 4800 - 6746 msnm, nubosidad N = 0. El
cielo estará despejado. Inundación: precipitaciones anómalas positivas mayor a 300 %, cercanía
a la fuente de agua menor a 20 m, intensidad media en una hora (mm/h) Torrenciales: mayor a
60. Sequía: severa, precipitaciones anómalas negativas mayor a 300 %. Sismo: Mayor a 8.0:
Grandes terremotos, intensidad XI y XII. Pendiente 30° a 45°, Zonas muy inestables. Laderas
con zonas de falla, masas de rocas intensamente meteorizadas y/o alteradas; saturadas y muy
fracturadas y depósitos superficiales inconsolidados y zonas con intensa erosión (cárcavas).
Grupo Etario: De 5 a 12 años y de 60 a 65 años (hombres y mujeres). Bajo acceso y poca
permanencia a un puesto de trabajo. Organización poblacional efímera. Ingreso familiar promedio
mensual mayor a 149 y menor a 264 soles. Población en condición de pobreza. Alto porcentaje de
deserción educativa. Escasa difusión en diversos medios de comunicación sobre temas de gestión
de riesgo. Edificaciones en mal estado. Estructuras de madera, sin refuerzos estructurales.
Edificaciones de 21 a 30 años. Viviendas con abastecimiento solo de desagüe. Sistema de
producción bajo con muy pocas posibilidades de insertarse a un mercado competitivo. Ambiental:
áreas de cultivo. Deforestación agravada, uso indiscriminado de suelos. Prácticas de consumo
poblacional uso indiscriminado de riesgo. Geología del suelo: zona medianamente fracturada,
suelos con baja capacidad portante. Localización de centros poblados cercana de 0.20 a 1 km.
Actitud escasamente previsora de la mayoría de la población. Existe poco interés en el desarrollo
planificado del territorio del área en estudio que se presenta en casi todo el territorio. El relieve de
esta región es diverso conformado en su mayor parte por mesetas andinas y abundantes lagunas,
RIESGO
alimentadas con los deshielos, en cuya amplitud se localizan numerosos lagos y lagunas. Tipo de
ALTO
suelo arena eólica y/o limo (con y sin agua). Falta de cobertura vegetal 40 - 70%. Uso actual de
suelo. Terrenos cultivados permanentes como frutales, cultivos diversos como productos
alimenticios, industriales, de exportación, etc. Zonas cultivables que se encuentran en descanso
como los barbechos que se encuentran improductivas por periodos determinados. Tsunami: Grado
= 3, magnitud del sismo 7, intensidad muy grande. Vulcanismo: piroclastos 100,000,000 m3,
alcance entre 500 a 1000 m, IEV igual a 3. Descenso de temperatura: - 6 y -3°C, altitud 4000 -
4800 msnm, nubosidad N es mayor o igual que 1/8 y menor o igual que 3/8, el cielo estará poco
nuboso. Inundación: precipitaciones anómalas positivas 100% a 300 %, cercanía a la fuente de
agua Entre 20 y 100 m, intensidad media en una hora (mm/h) Muy fuertes: mayor a 30 y menor o
igual a 60. Sequía: moderada, precipitaciones anómalas negativas 100 % a 300 %. Sismo: 6.0 a
7.9: sismo mayor, intensidad IX y X. Pendiente 25° a 45°. Zonas inestables, macizos rocosos con
meteorización y/o alteración intensa a moderada, muy fracturadas; depósitos superficiales
inconsolidados, materiales parcialmente a muy saturados, zonas de intensa erosión.

Grupo Etario: De 12 a 15 años y de 50 a 60 años (hombres y mujeres). Regular acceso y


permanencia a un puesto de trabajo. Organización social limitada. Ingreso familiar promedio
mensual entre 264 y 1200 soles. Población de clase media baja. Mediano porcentaje de deserción
educativa. Difusión masiva y poco frecuente en diversos medios de comunicación sobre temas de
gestión del riesgo. Edificaciones en regular estado. Estructura de adobe y piedra, sin refuerzos
estructurales. Edificaciones de 16 a 20 años. Vivienda con solo abastecimiento de agua. Sistema
de producción con algunos puntos que presentan competitividad. Ambiental: tierras dedicadas al
cultivo de pastos. Protección inadecuada en los márgenes de corrientes de agua. Consumo
industrial y minero, pérdidas de evaporación y otros. Geología del suelo: zona ligeramente
fracturada, suelos de mediana capacidad portante. Localización de centros poblados medianamente
cercana de 1 a 3 km. Actitud parcialmente provisoria de la mayoría de la población. Existe un
interés tenue en el desarrollo planificado del territorio. Relieve rocoso, escarpado y empinado. El
RIESGO 0.005≤R<0.0
ámbito geográfico se identifica sobre ambos flancos andinos. Tipo de suelo granulares finos y
MEDIO 18
suelos arcillosos sobre grava aluvial o coluvial. Falta de cobertura vegetal 20 - 40%. Uso actual de
suelo plantaciones forestales, establecimientos de árboles que conforman una masa boscosa, para
cumplir objetivos como plantaciones productivas, fuente energética, protección de espejos de
agua, corrección de problemas de erosión, etc.Tsunami: Grado = 2, magnitud del sismo 6.5,
Intensidad grandes. Vulcanismo: piroclastos 10,000,000 m3, alcance entre 100 a 500 m, IEV igual
a 2. Descenso de Temperatura: -3°C a 0°C, altitud 500 - 4000 msnm, nubosidad N es mayor o
igual que 4/8 y menor o igual que 5/8, el cielo estará nuboso. Inundación: precipitaciones anómalas
positivas 50 % a 100 %, cercanía a la fuente de agua entre 100 y 500 m, intensidad media en una
hora (mm/h). Fuertes: mayor a 15 y menor o igual a 30. Sequía: ligera, precipitaciones anómalas
negativas 50 % a 100 %. Sismo: 4.5 a 5.9: Puede causar daños menores en la localidad, intensidad
VI, VII y VIII. Pendiente 20° a 30°, zonas de estabilidad marginal, laderas con erosión intensa o
materiales parcialmente saturados, moderadamente meteorizados.
Grupo Etario: De 15 a 50 años (hombres y mujeres). Alto acceso y permanencia a un puesto de trabajo.
Organización social activa. Ingreso familiar promedio mensual mayor a 1200 soles. Población
económicamente sostenible. Escaso porcentaje de deserción educativa. Difusión masiva y frecuente en
medios de comunicación en temas de gestión del riesgo. Edificaciones en buen estado. Estructura de concreto
armado y acero, con adecuadas técnicas de construcción. Edificaciones menores a 15 años. Viviendas con
abastecimiento de agua y desagüe. Sistema de producción del área en estudio presenta importante inserción
a la competitividad. Ambiental: áreas de bosques. Factor cultivo y contenido en sales ocasiona pérdidas por
desertificación. Geología del suelo: zona sin fallas ni fracturas, suelos con buenas características geotécnicas.
Localización de centros poblados muy alejada mayor a 5 km. Actitud previsora de toda la población,
implementando diversas medidas para prevenir el riesgo. El desarrollo planificado del territorio, es un eje
estratégico de desarrollo. Generalmente plano y ondulado, con partes montañosas en la parte sur. Presenta
RIESGO 0.001≤R<0.0
pampas, dunas, tablazos, valles; zona eminentemente árida y desértica. Tipo de suelo afloramientos rocosos
BAJO y estratos de grava. Falta de cobertura vegetal 0 - 20 %. Uso actual de suelo pastos naturales, extensiones 05
muy amplias que cubren laderas de los cerros, áreas utilizables para cierto tipo de ganado, su vigorosidad es
dependiente del periodo del año y asociada a la presencia de lluvias y/o sin uso/improductivos, no pueden ser
aprovechadas para ningún tipo de actividad. Tsunami: Grado = 0 o 1, magnitud del sismo menor a 6.5,
Intensidad algo grandes y/o ligeras. Vulcanismo: piroclastos 1,000,000 m3, alcance menor a 100 m, IEV
menor a 1. Descenso de Temperatura: 0°C a 6°C, altitud menor a 3500 msnm, nubosidad N es mayor o igual
a 6/8 y menor o igual que 7/8, el cielo estará muy nuboso. Inundación: precipitaciones anómalas positivas
menor a 50 %, cercanía a la fuente de agua mayor a 1000 m, intensidad media en una hora (mm/h) Moderadas:
menor a 15. Sequía: incipiente, precipitaciones anómalas negativas menor a 50 %. Sismo: menor a 4.4:
Sentido por mucha gente, intensidad menor a V. Pendiente menor a 20°, laderas con materiales poco
fracturados, moderada a poca meteorización, parcialmente erosionadas, no saturados.

3.3.2. CÁLCULO DE RIESGOS POR OCURRENCIA DE


FENÓMENO

3.3.2.1. CÁLCULO DE RIESGO POR SISMOS

RIESGO
VALOR
PELIGROSIDAD VULNERABILIDAD
0.140 0.204 0.029

3.3.2.2. CÁLCULO DE RIESGO POR MOVIMIENTO DE


MASA

RIESGO
VALOR
PELIGROSIDAD VULNERABILIDAD
0.274 0.204 0.056
3.3.2.3. CÁLCULO DE RIESGO POR INUNDACIONES

RIESGO
VALOR
PELIGROSIDAD VULNERABILIDAD
0.207 0.204 0.042

3.3.2.4. CÁLCULO DE RIESGO POR SEQUÍAS

RIESGO
VALOR
PELIGROSIDAD VULNERABILIDAD
0.166 0.204 0.034

3.3.2.5. CÁLCULO DE RIESGO POR EROSIÓN DE SUELOS

RIESGO
VALOR
PELIGROSIDAD VULNERABILIDAD
0.170 0.204 0.035

3.3.2.6. CÁLCULO DE RIESGO POR DESCENSO DE


TEMPERATURAS

RIESGO
VALOR
PELIGROSIDAD VULNERABILIDAD
0.198 0.204 0.040

CONCLUSIONES
Según los valores obtenidos de la evaluación para peligro, vulnerabilidad, exposición y
resiliencia el valor de riesgo (0.040) representa un riesgo alto para los desastres
analizados y evaluados en la provincia de Otuzco, siendo el de mayor impacto el de
huayco que ocurre principalmente con el Fenómeno del Niño.

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA
VAL.(R)WLADIMIRO GIOVANNINI Y FREIRE. (.). Una mirada diferente a la
Gestión del Riesgo de Desastres en el Perú - CENEPRED. ., 1, 1-10. 20/05/2018,
De youblisher Base de datos.
MUNICIPALIDAD PROVINCIAL DE OTUZCO. (2018). Demográfica Información
Demográfica. 22/05/2018, de MUNICIPALIDAD PROVINCIAL DE OTUZCO Sitio
web: http://muniotuzco.gob.pe/la-ciudad/informacion-demografica/
IH CANTABRIA. (2013). EVALUACIÓN PROBABILÍSTICA DE LA
PELIGROSIDAD Y LA VULNERABILIDAD FRENTE A DESASTRES
NATURALES BASADOS EN PROYECCIONES DE CAMBIO CLIMÁTICO EN EL
ÁREA METROPOLITANA DE TRUJILLO . 20/05/2018, De MINAN Base de datos
Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de
Desastres (CENEPRED).. (2014). Manual para la Evaluación de Riesgos
Originados por Fenómenos Naturales – 2da Versión. LIMA: ..
LUCIO MEDIA ALLCCA Y GRISELDA LUQUE POMA . (2008). ZONAS
CRITICAS EN LA REGION LA LIBERTAD. 15/05/2018, de INGEMMET Sitio
web:
http://www.ingemmet.gob.pe/documents/73138/204416/04R_ZONAS_CRITICA
S_LALIBERTAD.pdf/bcf16f3a-f27e-4294-b5d5-60232dcc89f5
OMAR DARIO CARDONA A.. (1993). EVALUACIÓN DE LA AMENAZA, LA
VULNERABILIDAD Y EL RIESGO. 10/05/2018, de . Sitio web:
http://www.desenredando.org/public/libros/1993/ldnsn/html/cap3.htm
MINISTERIO DE DEFENSA. (2018). MARCO NORMATIVO. 2018, de
CENEPRED Sitio web: http://www.cenepred.gob.pe/web/marco-normativo/
Secretaría de Gestión del Riesgo de Desastres Y Presidencia del Consejo de
Ministros. (.). LEY DEL SISTEMA NACIONAL DE GESTIÓN DEL RIESGO DE
DESASTRES Y EL PLAN NACIONAL DE GESTIÓN DEL RIESGO DE
DESASTRES – PLANAGERD 2014-2021. 20/05/2018, de Secretaría de Gestión
del Riesgo de Desastres Sitio web:
http://www.mef.gob.pe/contenidos/inv_publica/docs/eventos-taller/taller-
internacional-03y04-julio-2014/files/segundo-dia/04-Ley-Sinagerd-y-el-
Planagerd.pdf
Guadalupe Masana García. (2014). ACCIONES EN PREVENCIÓN,
MITIGACIÓN, REDUCCIÓN, Y RECONSTRUCCIÓN EN EL MARCO DE LAS
FUNCIONES DEL CENEPRED. 19/05/2018, de CENEPRED Sitio web:
http://www.mef.gob.pe/contenidos/inv_publica/docs/eventos-taller/taller-
internacional-03y04-julio-2014/files/segundo-dia/06-Acciones-en-prevenci-
mitigaci-reducci-y-reconstrucci-CENEPRED.pdf

ANEXOS
ANEXO 1 Foto con el ing. Victor Ventura, encargado de INDECI en otuzco

ANEXO 2. Iván Ruiz, Aldo Pazos, Paul MIxan, Delgado Anderson en la calle principal de Otuzco.
ANEXO 4. Vivienda deteriorada en el centro de la ciudad Otuzcana.

ANEXO 3 . . Iván Ruiz, Aldo Pazos, Paul MIxan, Delgado Anderson en la calle principal de Otuzco.
ANEXO 6. Vivienda con tres pisos de adobe y el piso superior de material noble

ANEXO 5.parte del asfalto de las calles principales de Otuzco totalmente deterioradas
ANEXO 7. Pared de adobe de una vivienda con grietas.

ANEXO 8. Vivienda antigua de la ciudad, donde se presencia un gran deteriorito por parte del material de
construcción.
ANEXO 10. Aldo Pazos caminando por las calles principales de Otuzco.

ANEXO 9. Municipalidad Distrital de Otuzco.


ANEXO 12. Presencia notoria del tipo de suelo sobre el cual se encuentra la ciudad. “material rocoso”

ANEXO 11. Foco infeccioso a unas cuadras de la municipalidad.


ANEXO 14. Vivienda colapsada cubierta con calaminas.

ANEXO 13. Parte rocosa de la ciudad, y sobre ella construcción de viviendas


ANEXO 16. Informe N° 010-2018-GEDESO/MPO del responsable del Sello Municipal solicita emisión de la Resolución
de Alcaldía de Conformación de Voluntarios comunitarios ante emergencias, desastres y rehabilitación.

ANEXO 15. Llegada delos integrantes del grupo a la ciudad de Otuzco


ANEXO 18 Foto con el ing. Victor Ventura, encargado de INDECI en otuzco

ANEXO 17. Ingeniero Víctor Ventura, buscando información que pueda ser transferida
ANEXO 20 . Pendiente que se puede presenciar con el nivel de agua que se coloca para el acopio de ella

ANEXO 19. Alumbrado público lleno de residuos