Vous êtes sur la page 1sur 13

Expediente :

Especialista :
Sumilla : SOLICITO SE DECLARE DE
OFICIO LA NULIDAD DE LA RES.
N° XXXX

AL JUZGADO CIVIL DE SULLANA:

XXXXXXXXX, sobre Obligación de dar Suma de Dinero, vía proceso único de


ejecución, ante usted, digo lo siguiente:

I. PETITORIO.-

De conformidad con lo establecido en el tercer párrafo del Artículo 176° del Código
Procesal Civil, Solicitamos se declare de Oficio la Nulidad de la Resolución Nº XX,
en razón de que dicha resolución contiene vicios insubsanables cometidos por
el propio juzgado, afectando con ello nuestro derecho a la tutela jurisdiccional
efectiva y al debido proceso previsto en el inciso 3° del artículo 139° de la Constitución
Política del Perú, infringiendo el principio de congruencia procesal, legalidad y
valoración de la prueba, nulidad que esperamos sea declarada FUNDADA en todos
sus extremos, a mérito de los fundamentos de hecho y de derecho que pasamos a
exponer:

II. FUNDAMENTOS DE HECHO:

1) Que, mediante Res. N° 16 su Despacho emite el auto final declarando entre


otros INFUNDADA la contradicción al mandato ejecutivo formulada por la
ejecutada y FUNDADA EN PARTE la demanda incoada por el Banco
recurrente, ordenando LLEVAR adelante la ejecución hasta que la ejecutada,
CUMPLA con cancelar a la entidad ejecutante el monto de S/ 1,699.00 soles
(mil seiscientos noventa y nueve y 00/100 soles), más el pago de intereses
legales devengados desde la fecha de vencimiento, así como el pago de los
costos y costas del proceso (…).
2) Señor Juez, su Despacho ha ordenado a la ejecutada: i) pagar una suma
de dinero que no corresponde y además ii) pagar solo intereses legales,
siendo que para arribar a dicha decisión ha incurrido en vicios insubsanables
causales de nulidad afectando con ello nuestro derecho a la tutela jurisdiccional
efectiva y al debido proceso previsto en el inciso 3° del artículo 139° de la
Constitución Política del Perú, infringiendo el principio de congruencia procesal,
legalidad y valoración de la prueba.

3) Que, al tratarse de errores cometidos por el propio juzgado, lo que


pretendemos es la declaración de nulidad de oficio, lo que en doctrina
procesal se llama potestad nulificante del juzgador entendida como aquella
facultad conferida a los jueces en forma excepcional de declarar la nulidad aun
cuando no haya sido solicitada, si se considera que el acto viciado puede
alterar sustancialmente los fines del proceso y la decisión que él va a recaer, la
misma que ha sido recogida en la parte final del artículo 176° del Código
Procesal Civil, que señala: “Los jueces sólo declararán de oficio las
nulidades insubsanables, mediante resolución motivada, reponiendo el
proceso al estado que corresponda”, asimismo la procedencia de la nulidad
de oficio está en la protección de las garantías constitucionales del proceso,
siendo una de las más importantes el respeto al debido proceso.

A) RESPECTO A LA SUMA ORDENADA PAGAR:

1) Señor Juez, en los fundamentos a) y b) de la parte expositiva del Auto final, su


Despacho señala que la demanda ejecutiva fue admitida a trámite mediante
resolución N° 2 del 03.03.2015, requiriéndose a la parte ejecutada cancele, en
el plazo de cinco días, la suma de S/ 13,949.20 Soles, más intereses
compensatorios y moratorios pactados, costas y costos del proceso, bajo
apercibimiento en caso de incumplimiento de iniciarse la ejecución forzada
sobre sus bienes.

2) Nuestra pretensión se sustenta en la letra de cambio N° 327181 emitida hasta


por la suma de S/ 13,949.20 Soles, con vencimiento a la vista, titulo valor que
fue debidamente protestado el día 26.05.2014 por el Notario de Piura Víctor
Acosta Iparraguirre, Letra de cambio que cumple con todos los requisitos
formales esenciales establecidos en la ley y que tiene mérito ejecutivo por sí
misma.

3) Que, conforme a lo señalado en el segundo párrafo del fundamento h) de la


parte expositiva del Auto final, es verdad que el Banco recurrente mediante
escrito presentado el 06.12.2017, declaró que la ejecutada ha venido
realizado pagos a cuenta que ascienden a S/ 3,901.00 soles, sin embargo
expresamente solicitamos que dichos montos fueran deducidos del
monto total demandado, es decir de la suma total de S/ 13,949.20 Soles,
cuyo importe resulta ser el valor nominal de la letra de cambio puesta a
ejecución, cuya validez y eficacia probatoria no ha sido enervada en el
presente proceso.

4) Lo anterior es concordante con lo señalado en el quinto otrosi de nuestra


demanda, en donde expresamente señalamos :

“Dejamos expresa constancia que, en concordancia con la obligación de


los demandados de atender el pago total de la deuda puesta a cobro en
este proceso, nuestro Banco podrá recibir los pagos a cuenta que
realicen los deudores a través de nuestra red de agencias a nivel
nacional, oportunidad en la cual se les emitirá el comprobante
correspondiente, el cual únicamente servirá como evidencia de la
realización de un pago a cuenta de la suma total demandada, pero en
ningún modo podrá ser sustento suficiente para alegar que el crédito se
encuentre al día o que se ha dejado sin efecto la resolución del crédito
demandado, lo que en todos los casos deberá constar en forma expresa
e indubitable en comunicación notarial del Banco, y con las firma de dos
representantes autorizados señalando expresamente esa decisión.”

5) Por lo antes expuesto, esperábamos que su Despacho en una decisión


ajustada a derecho emitiera el auto final declarando fundada la demanda por la
suma de S/ 13,949.20 Soles, con deducción de los pagos parciales
realizados por la ejecutada ascendentes a S/ 3,901.00 soles, ordenado
llevar adelante la ejecución forzada hasta que la ejecutada cumpla con
pagar la suma de S/ 10,048.00 Soles, más intereses compensatorios y
moratorios pactados, costas y costos del proceso.

6) Sin embargo, en forma sorpresiva su Despacho en una decisión a todas luces


contraria de derecho ordena pagar a la ejecutada solo la suma de S/ 1,699.00
soles (mil seiscientos noventa y nueve y 00/100 soles), más el pago de
intereses legales devengados, costas y costos del proceso.

7) Para arribar a dicha decisión, en los fundamentos g) de la Parte expositiva; i),


j) y k) de la parte considerativa, su Despacho señala que con fecha 27 de abril
de2017 , el Banco recurrente presentó entre otros documentos un convenio de
pago celebrado el día 26 de julio de 2016 por la ejecutada DIANA
PACHERRES OREJUELA y el estudio Vilela y Abogados S.A.C. quien, por
encargo del banco ejecutante, se encarga de la cobranza extrajudicial y judicial
de la deuda proveniente de la cuenta tarjeta de crédito N° 007504412504, el
mismo que obra en los folios 90 a 92. Señala textualmente el Juzgado:

(…) se aprecia que la deuda por la tarjeta de crédito N° 007504412504 que


inicialmente ascendía a S/ 13,949.20 soles y que había sido puesta a cobro
mediante el presente proceso judicial, a la fecha de celebración del
convenio ascendía a S/ 24,233.21 soles. También se advierte que el
ejecutante BANCO FALABELLA PERÚ S.A., condonada gran parte de
dicha deuda aceptando que ésta quede reducida a S/ 5,600.00 soles,
monto dinerario que sería pagado por la ejecutada en doce cuotas
mensuales.

Finalmente concluye:

Entonces, la deuda puesta a cobro en el presente proceso, que inicialmente


ascendió a S/ 13,949.20 soles, que luego de interpuesta la demanda se vio
incrementada a S/ 24,233.21 y que quedó reducida a S/ 5,600.00 soles,
producto de la condonación que el mismo banco ejecutante hizo en favor
de la ejecutada, ahora se ha visto reducida en S/ 1,699.00 soles debido a
las amortizaciones que la ejecutada realizó y que el mismo banco
reconoce.
8) Señor Juez, refiriéndonos a un aspecto de forma, el documento que su
Despacho ha tomado como sustento para fundamentar su decisión carece de
eficacia probatoria, y consecuentemente la resolución es nula ipso iure por lo
siguiente:

 El documento denominado convenio de pago de fecha 26.07.2016, fue


presentado por el Banco recurrente mediante escrito de fecha
27.04.2017, luego de precluir la etapa de actos postulatorios de
demanda y contradicción, conforme lo dispone el artículo 189° del
Código Procesal Civil.
 No existe en el presente proceso resolución de homologación del
documento denominado convenio de pago de fecha 26.07.2016 y
tampoco las partes procesales lo han solicitado.
 Es un documento privado sin firmas legalizadas que carece de fecha
cierta y por ende de eficacia jurídica en el presente proceso, al
amparo de lo establecido en el artículo 245° inciso 3 del Código
Procesal Civil que señala: “Un documento privado adquiere fecha cierta
y produce eficacia jurídica como tal en el proceso desde: (…) 3. La
presentación del documento ante notario público, para que certifique la
fecha o legalice las firmas (…)”.
 Finalmente conforme al artículo 243° del Código procesal Civil, “Cuando
en un documento resulte manifiesta la ausencia de una formalidad
esencial que la ley prescribe bajo sanción de nulidad, aquel carece de
eficacia probatoria.”

9) Señor Juez, refiriéndonos a un aspecto de fondo, su Despacho no ha realizado


un análisis del tenor de todo el documento denominado convenio de pago de
fecha 26.07.2016, el mismo que no puede servir de sustento a su decisión,
toda vez que dicho documento quedó sin efecto ante el incumplimiento del
deudor, conforme lo siguiente:
 En la cláusula sexta del documento denominado convenio de pago de
fecha 26.07.2016 se estableció : “Las partes acuerdan que lo indicado
en el presente documento constituye una facilidad de pago que
BANCO FALABELLA PERU SA otorga a EL CLIENTE, sin embargo lo
pactado no debe entenderse como un nuevo cronograma,
modificación de plazo, refinanciación, extinción, ni novación de la deuda
que EL CLIENTE mantiene pendiente de pago con el BANCO
FALABELLA SA, ya que la deuda mencionada continua siendo
exigible en su totalidad por BANCO FALABELLA SA a EL CLIENTE ”

“En caso el cliente incumpla con el pago de las cuotas antes


mencionadas, este acuerdo quedara automáticamente sin efecto y
BANCO FALABELLA SA Y/o EL ESTUDIO quedaran facultados para
realizar la cobranza del monto total adeudado a la fecha, más los
intereses que se generen (…)”.

 Es decir al final de dicho documento se pactó una clausula resolutoria


por la cual todo lo convenido incluyendo el monto ofrecido a condonar,
quedaría sin efecto, como ciertamente ocurrió, ante el incumplimiento
del deudor del pago de las cuotas pactadas en dicho documento.

10) Por tanto la decisión que ha adoptado su Despacho no tiene ningún sustento
probatorio, por lo que podría estar incurriendo en el delito de Prevaricato,
previsto y sancionado en el artículo 418° del código Penal, el mismo que
establece: “El Juez o el Fiscal que dicta resolución o emite dictamen,
manifiestamente contrarios al texto expreso y claro de la ley, o cita pruebas
inexistentes o hechos falsos, o se apoya en leyes supuestas o derogadas,
será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de
cinco años..

11) Por lo antes expuesto, es evidente pues que, se ha configurado una de las
causales de nulidad conforme a lo dispuesto por el Art. 171º del Código
Procesal Civil, el mismo que señala “la nulidad se sanciona sólo por causa
establecida en la ley, sin embargo puede declararse cuando el acto procesal
careciera de los requisitos indispensables para la obtención de su finalidad”.
12) En tal sentido, al haber acreditado el perjuicio que la resolución impugnada nos
está causando, cumplimos con lo establecido en el artículo 174° del Código
Procesal Civil que establece que quien formula nulidad tiene que acreditar estar
perjudicado con el acto procesal viciado.

B) RESPECTO AL PAGO DE INTERESES LEGALES:

1) Señor Juez, en los fundamentos a) y b) de la parte expositiva del Auto final, su


Despacho señala que la demanda ejecutiva fue admitida a trámite mediante
resolución N° 2 del 03.03.2015, requiriéndose a la parte ejecutada cancele, en
el plazo de cinco días, la suma de S/ 13,949.20 Soles, más intereses
compensatorios y moratorios pactados, costas y costos del proceso, bajo
apercibimiento en caso de incumplimiento de iniciarse la ejecución forzada
sobre sus bienes.

2) Posterioremente mediante Res. N° 16 se emite el Auto Final, en donde


contradictoriamente y sin ningún fundamento legal que justifique su
cambio de criterio se dispone solo el pago de intereses legales,
limitándose a señalar en el fundamento L) de la Parte Considerativa del Auto
Final, lo siguiente:

“En cuanto al pago de intereses compensatorios y moratorios solicitados


por el BANCO FALABELLA PERÚ S.A., si bien en el título valor (letra de
cambio) dichos intereses han sido pactados; sin embargo, no se ha
pactado la tasa de intereses sobre los cuales se deben liquidar los
mismos, por lo que de conformidad con el artículo 1245 del Código Civil
sólo corresponde abonar el interés legal desde el día siguiente del
vencimiento, concepto se calculará en ejecución de sentencia.”

3) Lo anterior, significa que el Juzgado no ha sido coherente con la calificación


que realizó al admitir la demanda, que resulta distinta a la decisión tomada en
el auto final, infringiendo de esta manera el Inc. 6 del Art. 50 del CPC, el mismo
que establece expresamente: “Son deberes de los Jueces en el proceso: 6.-
Fundamentar los autos y las sentencias, bajo sanción de nulidad, respetando
los principios de jerarquía de las normas y el de congruencia. (…)”

4) Al respecto señor Juez, téngase presente que, si bien es cierto, el Art. 1245 del
Código Civil prescribe: “Cuando deba pagarse interés, sin haberse fijado la
tasa, el deudor debe abonar el interés legal”; sin embargo el mencionado
artículo no es aplicable al presente caso, por cuanto en el título valor puesto
a ejecución, si se ha pactado la tasa de interés compensatorio y moratorio
aplicable, en caso de incumplimiento en el pago. En efecto, téngase presente,
que en la letra de cambio puesta a ejecución, literalmente se expresa lo
siguiente: “(…) en caso de no ser pagada a su presentación, su importe
generará los intereses compensatorios y moratorios a las tasas más altas que
tenga establecidas el BANCO FALABELLA PERÚ S.A (…)”

5) Como, es de verse, si se ha pactado la tasa de interés, sobre los cuales se


deben liquidar los mismos, siendo esta la tasa más alta que tenga
establecida el BANCO FALABELLA S.A, al momento de la liquidación, por
lo que su Despacho, debió ordenar el pago de intereses compensatorio y
moratorio pactados, conforme a los principios de Literalidad, Abstracción e
Incorporación del Derecho Documental, principios que rigen a la letra de
cambio. Debiendo proceder en ejecución de sentencia a liquidar dichos
intereses a la tasa más alta que tenga establecida el BANCO FALABELLA,
momento en el cual, respetando nuestro derecho a la tutela jurisdiccional
efectiva y el debido proceso, su Despacho nos deberá requerir informar cual es
la tasa más alta que tenga establecida el BANCO FALABELLA S.A, al
momento en que se practique la liquidación.

6) De lo antes expuesto, se aprecia claramente que existen resoluciones


contradictorias respecto al pago de los intereses moratorios y compensatorios,
expedidas por su Juzgado, lo cual contraviene, el derecho a la Tutela
Jurisdiccional efectiva, vulnerando además el derecho al debido proceso
establecido en el Artículo I del Título Preliminar del CPC e inobservando el
Art. 9 de la Ley 26702 que establece expresamente: “Las empresas del
Sistema Financiero pueden señalar libremente las tasas de interés,
comisiones y gastos para sus operaciones activas y pasivas y servicios
(…).” Norma concordante con el Art. 62 de la Constitución Política del
Estado que establece: “La libertad de contratar garantiza que las partes
pueden pactar válidamente según las normas vigentes al tiempo del contrato,
los términos contractuales no pueden ser modificados por leyes u otras
disposiciones de cualquier clase (…)”.

7) Asimismo, señor juez, téngase presente que al aplicar una norma que no
corresponde ser aplicada al caso concreto, señalando que en la letra de
cambio no se ha pactado la tasa de interés, siendo evidentemente falso,
por cuanto de la literalidad del título valor fácilmente y sin lugar a dudas
se observa que si se ha pactado la tasa de interés; podría estar
incurriendo en el delito de Prevaricato, previsto y sancionado en el artículo
418° del código Penal, el mismo que establece: “El Juez o el Fiscal que dicta
resolución o emite dictamen, manifiestamente contrarios al texto expreso y
claro de la ley, o cita pruebas inexistentes o hechos falsos, o se apoya en
leyes supuestas o derogadas, será reprimido con pena privativa de libertad no
menor de tres ni mayor de cinco años.

8) Ahora bien, al momento de resolver el presente escrito se deberá tener en


cuenta lo establecido por el tribunal Constitucional en la sentencia recaída en el
expediente N° 05845-2014-PA/TC JUNIN que estableció lo siguiente:

“Los jueces de este Tribunal Constitucional, tal como los demás jueces y
juezas de la República, tienen una potestad nulificante, indesligable de
sus funciones, en la medida que tienen el deber de impartir justicia
conforme a la Constitución y las leyes (artículos 51 y 138 de la
Constitución); y a que toda decisión judicial debe estar basada en Derecho
(artículo 139, inciso 5 de la Constitución), aunque la ley sea defectuosa o
incompleta (artículo 139, inciso 8 de la Constitución). Esto implica que los
jueces tienen el deber de resolver conforme a Derecho, inclusive
dejando sin efectos sentencias emitidas en última y definitiva
instancia o grado, si es que dichas sentencias contienen vicios
gravísimos e insubsanables”.

Asimismo, el sumo interprete de la Constitución, en la sentencia recaída en el


expediente N° RTC 06348-2008-PA/TC, señaló:
"La nulidad procesal es el instituto natural por excelencia que la ciencia
procesal prevé como remedio procesal para reparar un acto procesal
viciado, originado en la carencia de alguno de sus elementos
constitutivos o de vicios existentes en ellos, que lo coloca en la situación
procesal de ser declarado judicialmente inválido, el cual puede ser
declarado de oficio o a pedido de parte"

Finalmente, estando a los fundamentos antes expuestos, solicitamos a su Despacho


que actuando de oficio tenga a bien declarar la Nulidad del Auto Final, y emita
una resolución acorde a derecho, esto de conformidad con el tercer párrafo del
Artículo 176° del Código Procesal Civil, el mismo que establece: (…) Los Jueces sólo
declararán de oficio las nulidades insubsanables, mediante resolución motivada,
reponiendo el proceso al estado que corresponda”

III. FUNDAMENTOS DE DERECHO:

A. FUNDAMENTOS DE DERECHO MATERIAL

 Inciso 3 del Artículo 139 de la Constitución Política del Perú, que consagra
el derecho a la observancia del debido proceso y la tutela jurisdiccional.

 Inciso 5 del Artículo 139 de la Constitución Política del Perú, que señala:
“La motivación escrita de las resoluciones judiciales en todas las instancias,
excepto los decretos de mero trámite, con mención expresa de la ley aplicable
y de los fundamentos de hecho en que se sustentan”.

 Inciso 14 del Artículo 139 de la Constitución Política del Perú, que señala
“El principio de no ser privado del derecho de defensa en ningún estado del
proceso (…)”

 Inciso 20 del Artículo 139 de la Constitución Política del Perú, que señala
“El principio del derecho de toda persona de formular análisis y críticas de las
resoluciones y sentencias judiciales, con las limitaciones de ley”.
 Artículo 62 de la Constitución Política del Perú, que señala “La libertad de
contratar garantiza que las partes pueden pactar válidamente según las normas
vigentes al tiempo del contrato. Los términos contractuales no pueden ser
modificados por leyes u otras disposiciones de cualquier clase. (…)

B. FUNDAMENTOS DE DERECHO PROCESAL

 Artículo Primero del Título Preliminar del Código Procesal Civil, que
señala “Toda persona tiene derecho a tutela jurisdiccional efectiva para el
ejercicio o defensa de sus derechos o intereses, con sujeción a un debido
proceso”.

 Artículo 188, del Código Procesal Civil, “Los medios probatorios tienen por
finalidad acreditar los hechos expuestos por las partes, producir certeza en el
Juez respecto de los puntos controvertidos y fundamentar sus decisiones”.

 Artículo 189, del Código Procesal Civil, “Los medios probatorios deben ser
ofrecidos por las partes en los actos postulatorios, salvo disposición distinta de
este Código”.

 Artículo 243, del Código Procesal Civil, “Cuando en un documento resulte


manifiesta la ausencia de una formalidad esencial que la ley prescribe bajo
sanción de nulidad, aquel carece de eficacia probatoria.”

 Artículo 245, del Código Procesal Civil, “Un documento privado adquiere
fecha cierta y produce eficacia jurídica como tal en el proceso desde: (…) 3. La
presentación del documento ante notario público, para que certifique la fecha o
legalice las firmas; (…)

 Artículo 197, del Código Procesal Civil, Todos los medios probatorios son
valorados por el Juez en forma conjunta, utilizando su apreciación razonada.
Sin embargo, en la resolución sólo serán expresadas las valoraciones
esenciales y determinantes que sustentan su decisión.
 Artículo 171 del Código Procesal Civil, que dispone “La nulidad se sanciona
sólo por causa establecida en la ley. Sin embargo puede declararse cuando el
acto procesal careciera de los requisitos indispensables para la obtención de su
finalidad (…)”

 Artículo 174 del Código Procesal Civil, que dispone “Quien formula nulidad
tiene que acreditar estar perjudicado con el acto procesal viciado y, en su caso,
precisar la defensa que no pudo realizar como consecuencia directa del acto
procesal cuestionado. Asimismo, acreditará interés propio y específico con
relación a su pedido.

 Tercer párrafo del Artículo 176° del Código Procesal Civil, el mismo que
establece: (…) Los Jueces sólo declararán de oficio las nulidades
insubsanables, mediante resolución motivada, reponiendo el proceso al
estado que corresponda”

IV. ANEXOS:

1. Arancel judicial por Nulidad de Actos procesales.


2. Cédulas de Notificación.

POR TANTO:

Señor Juez, solicitamos se sirva proveer conforme lo solicitado, en el modo y forma de


ley.

Piura, 16 de Marzo del 2017.