Vous êtes sur la page 1sur 7

LECCION 12 - El PROCESO.

1. Consideraciones previas.
El proceso es un método de debate regulado por la ley mediante el cual el Esto ejerce
su función jurisdiccional. El proceso aparece como el medio que tiene el Estado para
ejercer su función El proceso en un instrumento para cumplir los fines del Estado al
imponer a las personas una determinada conducta jurídica adecuada al Derecho y, a la vez,
brindarles la tutela jurídica, Es un método de debate, regulado por la ley, para resolver un
conflicto de intereses. El vocablo proceso deriva del latín “processus’, que significa avance,
progreso. Implica un desenvolvimiento, una continuidad dinámica, una sucesión de actos
que se dirigen a un fin.
No se debe confundir el proceso con el procedimiento, que consiste en los trámites
relativos a cada proceso. En todo proceso siempre habrá un procedimiento, es decir, una
serie de actos que realizan las partes y el juez. El proceso va más allá, porque supone
siempre la bilateralidad entre las partes y la presencia imprescindible de un tercero
imparcial que decide la controversia.

2. Diversas acepciones del vocablo:


El vocablo proceso es utilizado en ciertos casos como sinónimo de expediente. es
decir, el conjunto de escritos judiciales que consignan tus actos procesales de las parles y
del juez. El expediente judicial no es el proceso, sitio su simple materialización. También se
lo copien como sinónimo de procedimiento, cuya distinción se hizo en el apartado anterior.
En el Derecho positivo se utiliza la palabra proceso en sentido multivoco, haciéndola
extensiva a los juicios, causas, litigios, pleitos, asuntos, contiendas y controversias.

3. NATURALEZA JURIDICA DEL PROCESO.


El proceso como contrato, cuasicontrato, relación jurídica, situación jurídica, entidad
jurídica compleja, institución. La naturaleza es la esencia y propiedad característica de cada
ser. Diversas han sido las teorías que han sido propuestas por la doctrina para explicar la
naturaleza jurídica del proceso. Las más conocidas, son:
1. Teoría del Contrato:
Esta teoría asimila la naturaleza procesal a la contractual. Supone la existencia de una
convención entre el actor y el demandado, en la que se fijan los puntos de la discusión y se
otorga autoridad al juez.
Su antecedente se encuentra en la “litis contestatio” del Derecho romano, que
significaba un acuerdo de voluntades por el que se investía de poder al “index” (árbitro). En
el Derecho moderno Se siguen empleando dicha terminología y concepto. En efecto, se
hace referencia a la “litis contestatio” y a que con la demanda y contestación se lijan los
límites de la litis y los poderes del juez.
Cabe señalar que el juez que interviene en el proceso no está ligado, en términos
absolutos, por la voluntad de las partes, ni la fuerza de su mandato nace de tal voluntad,
sino de la soberanía del Estado. Además, normalmente, no es unánime el deseo de las partes
de litigar. El demandado, por lo general, es llevado al litigio aún contra su voluntad. Siendo
así, no podría explicarse el proceso considerándolo un contrato.
2. Teoría del Cuasicontrato:
Sus sostenedores dicen que los vínculos procesales nacen de la voluntad unilateral de
un sujeto, el actor, el cual con su conducta y bajo ciertos requisitos formales, liga
válidamente a otras personas distintas. Debe recordarse que la diferencia esencial que
media entre los contratos y los cuasicontratos está precisamente, en que en estos últimos,
falta el acuerdo de voluntades.
A esta teoría se le objeta que el proceso corno institución del Derecho público no
puede explicarse como un mero entrecruce de voluntades particulares, sean estas
unilaterales o bilaterales. El resultado procesal se impone a las partes por la fuerza de un
mandato del Estado y por la aceptación previa que alguno de los litigantes hayan hecho del
mismo. El juez cumple una función pública porque ejerce, en forman delegada, uno de los
atributos de la soberanía.
3. Teoría de la relación jurídica.
La teoría de la relación Jurídica es considerada la teoría dominante. Según la misma
el proceso es una relación jurídica entre determinados sujetos investidos tic poderes
otorgados por la ley, que actúan en vistas a un determinado fin.
Hegel afirma que la actividad de las partes y del juez está regida por la ley, y que ci
orden establece ido para regular la condición de los sujetos dentro del proceso determina
una relación jurídica de carácter procesal, consistente en el complejo de derechos deberes a
que está sujeto cada uno de ellos, tendiendo a un fin común: la actuación de la ley.
Cuando en el lenguaje del Derecho procesal se habla de relación jurídica, no se tiende
sino a señalar el vinculo o ligamen que une entre si a los sujetos del proceso y sus poderes y
deben respecto de los diversas actos procesales.
4. Teoría de la situación jurídica:
Esta teoría dice que los imperativos referidos al juez, especialmente el deber de
decidir la controversia, son de naturaleza constitucional y no procesal, y derivan de su
cargo de funcionarios público y no del juicio.
Es decir que esto consiste en situaciones jurídicas de expectativa, esperanzas do la
conducta judicial que ha de producirse y, en último término, del fallo judicial futuro; en una
palabra: expectativas, posibilidades y cargas. Solo aquellas son derechos en sentido
procesal el mismo derecho a la tutela jurídica no es, desde este punto de vista, más que una
expectativa jurídicamente fundada y las últimas, las cargas "imperativos del propio interés”,
ocupan en el proceso ci lugar de las obligaciones.
5. El proceso como Entidad Jurídica Compleja:
Foschini configura al proceso como una entidad jurídica de carácter unitario y
complejo. Decir que el proceso es una entidad jurídica compleja, es apenas un punto de
partida para un examen ulterior de carácter doctrinal. Todos los actos jurídicos son
complejos, tiene su autonomía y por lo tanto no hay que buscar principio porque es el
procedimiento de aplicar las normas.
6. Teoría de la Institución:
El concepto de institución nos indica que consiste en una organización jurídica al
servicio de una idea de justicia. Instituciones et conjunto de actividades relacionadas entre
si por el vínculo de una idea común y objetiva, a la que figuran adheridas, sea ésa o no su
finalidad individual, las diversas voluntades particulares de los sujetos de quienes procede
aquella actividad.
Hay dos elementos fundamentales en toda institución: la idea objetiva o común y las
voluntarias particulares que adhieren a tu misma. Consecuentemente, el proceso seria; una
organización Puesta al servicio de la idea de justicia.

4. DEFINICIÓN REAL DEL PROCESO. Las cuatro causas.


Sabemos que definir es limitar o delimitar el objeto pensado y a este efecto discernir
sus elementos inteligibles. La definición busca explicar la naturaleza de una cosa o la
significación de un término.
Podemos decir que Proceso una pretensión jurídicamente conformada según la Ley
procesal, por la actuación dispositiva de las partes, y perfectiva del órgano jurisdiccional,
con el fin de satisfacer los legítimos intereses de las partes y la actuación de la voluntad de
la ley.
Las cuatro causas podemos sintetizarlas en la forma siguiente:
1. Causa material:
Que consiste en la pretensión o pretensiones de las partes expresadas en el inicio
de la demanda y en la contestación de la misma.
2. Causa formal:
Son las formalidades que deben ser cumplidas con arreglo de la ley,
3. Causa Eficiente:
Son los que hacen efectivo el proceso y son las partes y el Juez.
4. Causa Final:
Es el objeto de la causa eficiente del proceso, cI cual se materializa en una
sentencia o decisión del Juez

5. Función del proceso:


El proceso presenta una doble función, una pública y otra privada. La función pública
del proceso consiste en que a través del mismo el Estado protege la vigencia de la ley. Es
decir, que sin el proceso, la ley no podría regir la conducta humana en sociedad. Así mismo
tiene una función privada, dado que en el resultado final o sentencia tienen interés las partes
como particulares.

6. Interés individual e interés social.


La función del proceso es dirimir un conflicto de intereses, actual o potencial, atento
a la doble finalidad del interés individual y del interés social.
Desprovisto el individuo, por virtud de un largo fenómeno histórico, de la facultad de
hacerse justicia por mano propia, halla en el proceso ci instrumento idóneo para obtener la
satisfacción de su interés legitimo, por acto de Autoridad.
Pero además de un conflicto entre los individuos constituye un hecho irritante del
orden social y consiguientemente del orden jurídico. La sociedad funda parte de su
equilibrio en la observancia de las leyes, por lo que al Estado por su propia naturaleza le
interesa el mantenimiento o el restablecimiento del orden jurídico, y así además del interés
particular comprometido en el proceso, está también comprometido un interés social.
7. CLASIFICACIÓN DE LOS PROCESOS.
Ordinarios, especiales y sumarios; de conocimiento de ejecución y cautelares; el
proceso universal.
El proceso, si bien constituye un fenómeno jurídico único, puede ser objeto de
distintas clasificaciones, atendiendo las diversas circunstancias vinculadas al mismo.
De acuerdo con su estructura, los procesos de conocimiento se dividen en:
1. Procesos Ordinarios:
El proceso de conocimiento ordinario es el proceso tipo de carácter general. Es el que
ofrece mayores garantías para el ejercicio de los derechos, en razón de que en él los plazos
son más extensos se permite un mayor debate la prueba es amplio, y es libre la
impugnación de las resoluciones. El proceso de Conocimiento ordinario, siguiendo a
Guasp, se estructura del siguiente modo:
1. La etapa introductoria o expositiva que comienza con la promoción de la demanda;
2. La etapa probatoria que es normal pero no esencial, porque sólo procede cuando se
alegan hechos conducentes y controversiales; y
3. Etapa decisoria: tiene por objeto que en ellos se sustancien y decidan en forma
definitiva todas las cuestiones que puedan estar comprendidas en ci conflicto. Son
siempre de conocimiento y contenciosos. Se hallan estructurados de tal modo que
permiten un amplio debate y prueba.
2. Procesos especiales:
Son los legislados para determinados asuntos que por la simplicidad de las cuestiones
o por la urgencia que requiere su solución, tienen un trámite específico y breve, sencillo y
rápido, como por ejemplo: Rendición de Cuentas, Desalojos, etc. Son para juicios
determinados en forma especial.
3. Procesos Sumarios:
En este tipo de procesos de conocimiento del juez se limita a la constatación de los
requisitos exigidos por la ley para la procedencia de la acción, sin entrar al examen de la
relación de derecho sustancia en que se fundan. El conocimiento que se obtiene es esta
categoría de procesos es puramente procesal. EJ.: Juicio ejecutivo. Son juicios cortos.
La resolución del conflicto no es definida, por lo que la sentencia que se dicta sólo
tiene autoridad de cosa juzgada. Formal, admitiendo otro proceso posterior. El proceso
sumario es un tipo dentro de los procesos especiales.

8. De acuerdo con la finalidad de la pretensión, los procesos pueden


ser:
1. Procesos de conocimiento:
En los cuales el juez se informa plenamente de la relación jurídica y el conflicto se
resuelve en turma total y definitiva Puede se de conocimiento ordinario o de conocimiento
sumario.
2. Procesos de ejecución:
El conocimiento del juez se limita a constatar el incumplimiento de la obligación.
Pueden tener por finalidad hacer efectivo lo resuelto en una anterior sentencia de condena
cuando ésta no es voluntariamente cumplida, o que el acreedor de una obligación
extrajudicial, reclame judicialmente su cumplimiento al deudor.
Los procesos de ejecución son de acuerdo a nuestra ley procesal, procesos mixtos
porque tienen una parte declarativa y otra ejecución propiamente dicha.
3. Procesos cautelares:
Estos procesos son complementarios de las demás procesos. Tienen por objeto
asegurar el resultado práctico de la sentencia, de tal suerte que por el tiempo transcurrido
entre la iniciación del proceso y su resolución no quede frustrado el derecho del actor. Ej.:
Embargo preventivo.

9. En relación al contenido
Los procesos se distinguen en:
1. Procesos Universales:
Son aquellos en los que a un mismo tiempo se tratan diferentes pretensiones que
corresponden a diversas personas, con el propósito de obtener la liquidación y distribución
de un patrimonio. Ejemplo: sucesión, quiebra.
2. Procesos singulares:
Se debate la pretensión de una persona contra una persona relativa, a un objeto
determinado. La acumulación de acciones por la existencia de varios actores o
demandadas no hace que el proceso deje de ser singular porque se lo considera como una
unidad jurídica.
3. Proceso principal y proceso incidental:
Para referirnos al proceso principal y proceso incidental, debemos remontarnos
necesariamente a la acumulación de procesos. la acumulación se verifica por la unión
material de dos o más expedientes, que par tener pretensiones conexas, no pueden ser
substanciados separadamente sin correr el grave riesgo de que se dicten sentencias
contradictorias a de cumplimiento imposible.
Si se trata de procesos de ejecución sujetas a distintos trámites y la sentencia que haya
de dictarse en uno de los procesos sea susceptible de producir efectos de cosa juzgada en
otro u otra procederá la acumulación, en cuyo caso el juez determinará el procedimiento
atendiendo la mayor amplitud de la defensa en juicio.
La acumulación de procesos debe producirse sobre el expediente que estuviere más
avanzado. Excepcionalmente cuando no pueda establecerse cuál es el proceso más
avanzado o se encontraren en la misma etapa procesal. la acumulación se hará sobre el
proceso más antigt4 debiendo entenderse por sal aquel que fue primeramente notificado,
porque desde ese momento quedó trabada la relación procesal. En el caso de procesos en
que los jueces ejercen distintas competencias por razón del valor o monto de los juicios, la
acumulación se hará sobre el de mayor cuantía.

10. Concepto y acumulación de los procesos


La acumulación de procesos consiste en reunir das o más procesos en trámite con el
objeto de que todos dios constituyan un solo juicio y sean terminados por una sola
sentencia.
El incidente de acumulación de procesos se podrá plantear después de vencido el
plazo para deducir la excepción de litispendencia o cuando, aunque no se reúnan los tres
Identidades, la acumulación fuere posible fundada en la conexidad de los procesos. Podrá
deducirse en cualquier instancia o etapa del proceso, pero sólo hasta el momento en que la
causa quede en estado de sentencia. El interesado licite la opción para deducir el
respectivas incidente ante el juez que estime debe conocer en definitiva o ante el juez que
debe remitir expediente.
Entre las clases de incidentes se pueden nombrar a las excepciones dilatorias y las
perentorias, las medidas cautelares, los embargos y desembargos, las tachas en general, la
citación de saneamiento y evicción, la declaración de pobreza, la acumulación de autos y
otras.

11. Requisitos.
La acumulación de procesos, de acuerdo con nuestra legislación procesal
corresponderá cuando:
Sea admisible la acumulación subjetiva de pretensiones, siempre que las mismas sean
conexas por el título, por el objeto o por ambos elementos a la vez. (Art. 101 CPC)
El actor, titular de diversas pretensiones conexas, no haya hecho uso frente al
demando de la facultad de realizar la acumulación objetiva de pretensiones promoviendo
varias demandas. (Art. 100 CPC).
El demandado, en lugar de deducir reconvención en el mismo proceso deduce otro
juicio con una pretensión conexa a la promovida por el actor contra él.
Los requisitos de admisibilidad necesarios para que pueda producirse la acumulación
de procesos son:
1. Unidad de Instancia. Todos los procesos, deben encontrase en la misma instancia.
2. Unidad de Competencia: No puede alterar la regla de competencia en razón de la
materia.
3. Unidad de Trámites: se exige por razones de orden procesal, como condición para
la debida substanciación de los procesos acumulados.

12. Procedimientos:
El Juez ante quien concurra el interesado. Previamente, examinará los procesos de
que se trate, debiendo para ello traer a la vista los mismos. Luego deberá oír a las partes
para después pronunciar su decisión, expresando los fundamentos de la misma. La
resolución que hace lugar debe hacerse saber al juez del otro proceso, el cual puede plantear
una contienda de competencia. La decisión sobre la acumulación será recurrible. La
promoción del pedido de acumulación de procesos produce efectos suspensivos en relación
al curso de todos los procesos involucrados.