Vous êtes sur la page 1sur 14

El Día del Juicio a sido asignado

por Thomas Watson

"Porque Él ha designado un día en el cual juzgará al mundo con justicia por aquel
hombre a quien ha ordenado, de lo cual ha dado seguridad a todos los hombres,
en cuanto a que lo levantó de los muertos". Hechos 17:31

Cuando Pablo percibió la idolatría en Atenas, "su espíritu se conmovió en él",


versículo 16. Su espíritu se agrió y amargó en él. Pablo era un hombre amargado
contra el pecado; (que la ira es sin pecado, que es en contrapecado). O bien, la
palabra puede significar que estaba en un paroxismo o ardiente ataque de celo. Y
el celo es una pasión que no puede ser disimulada o reprimida; con este fuego
descargó contra su idolatría. "Ustedes, hombres de Atenas, percibo que en todas
las cosas ustedes son demasiado supersticiosos. Porque al pasar, y contemplé sus
devociones, encontré un altar con esta descripción: Al Dios Desconocido",
versículos 22-23. Tampoco el Apóstol solo declama contra el Dios falso, sino que
les declara el Dios verdadero. Y lo hace por el efecto: "Ese Dios que hizo el
mundo y todas las cosas en él ... es el Señor del cielo y de la tierra", versículo 24.
Crear es la mejor demostración de una Deidad. Y este Dios, estando en todas
partes, no puede ser confinado localmente. Hechos 17:24, "No habita en templos
hechos con manos. "Y aunque en otros tiempos, cuando el velo de la ignorancia
se dibujó sobre la faz del mundo, Dios parecía menos severo-" Los tiempos de
esta ignorancia Dios le guiñó un ojo a "aunque lo hizo, por así decirlo," los pasa
por alto ", sin tomar el extremo de la ley, sin embargo, "ahora manda a todos los
hombres en todo lugar que se arrepientan", versículo 30. Y si se pregunta: "¿Por
qué ahora arrepentirse? ¿Por qué no podemos dormir plenamente? "La razón es
porque ahora es la amplia luz del día del evangelio, que, como revela el pecado
más claramente, por lo que revela más claramente el juicio sobre los pecadores,"
Él ha designado un día en el que Él juzgará el mundo ". Los tiempos de esta
ignorancia Dios hizo un guiño a "aunque lo hizo, por así decirlo, los pasó por
alto, sin tomar el extremo de la ley, sin embargo," ahora manda a todos los
hombres en todas partes que se arrepientan ", versículo 30. Y si es preguntó:
"¿Por qué ahora arrepentirse? ¿Por qué no podemos dormir plenamente? "La
razón es porque ahora es la amplia luz del día del evangelio, que, como revela el
pecado más claramente, por lo que revela más claramente el juicio sobre los
pecadores," Él ha designado un día en el que Él juzgará el mundo ". Los tiempos
de esta ignorancia Dios hizo un guiño a "aunque lo hizo, por así decirlo, los pasó
por alto, sin tomar el extremo de la ley, sin embargo," ahora manda a todos los
hombres en todas partes que se arrepientan ", versículo 30. Y si es preguntó:
"¿Por qué ahora arrepentirse? ¿Por qué no podemos dormir plenamente? "La
razón es porque ahora es la amplia luz del día del evangelio, que, como revela el
pecado más claramente, por lo que revela más claramente el juicio sobre los
pecadores," Él ha designado un día en el que Él juzgará el mundo ".

Estas palabras son la alarma de Dios para el mundo para despertarlo por
seguridad. Este es un punto dulce pero terrible. Cuando Pablo discurrió el juicio
por venir, Félix tembló, Hechos 24:25. Aquel que no se ve afectado por esta
verdad, tiene un corazón de piedra.

Para la ilustración de esto, hay seis cosas que discutiré:

1. DEBERÁ haber un día de juicio.

2. ¿POR QUÉ debe haber un día de juicio?

3. CUANDO el día del juicio será.

4. QUIÉN será el Juez

5. El orden y el MÉTODO de la prueba.

6. El efecto o CONSECUENCIA de eso.

1. DEBERÁ haber un día de juicio. Hay un doble día de juicio:

(1) UN JUICIO PARTICULAR. En el día de la muerte, inmediatamente


después de la disolución del alma del cuerpo, tiene un juicio aprobado, Hebreos
9:27. "Entonces el polvo volverá a la tierra como era, y el espíritu se volverá a
Dios que lo dio", Eclesiastés 12: 7. Tan pronto como el aliento expira, el alma
recibe su oración particular y sabe cómo será con ella para toda la eternidad.

(2) Hay un día GENERAL de juicio, que es el gran juicio, cuando el mundo se
junte. Y de esto se debe entender el texto: "Ha establecido un día en el cual
juzgará al mundo". Podría darte un jurado entero de Escrituras dando su
veredicto a esto, pero en la boca de dos o tres testigos la verdad será
confirmada. "Dios hará que toda obra sea juzgada, con todo secreto, sea bueno o
malo", Eclesiastés 12:14. "Toda palabra ociosa que los hombres hablen, darán
cuenta de ella en el día del juicio", Mateo 12:36. Ahora es el día de la
actuación; entonces será el día de la cuenta. "Porque viene, porque viene a juzgar
a la tierra", Salmos 96:13. La repetición denota la certeza y la infalibilidad de Su
venida.

2. ¿POR QUÉ debe haber un día de juicio?


(1) Para que Dios haga justicia a los malvados. Las cosas parecen llevarse a
cabo en el mundo, con un equilibrio desigual. La "vela de Dios brilla sobre" el
malvado, Job 29: 3. "Los que tientan a Dios son librados", Malaquías
3:15. Diógenes, al ver a Harpalus, un ladrón, continuar con prosperidad, dijo que
seguramente Dios había desechado el gobierno del mundo, y no le importaba
cómo iban las cosas aquí abajo. "Habrá en los últimos días burladores, diciendo:
¿Dónde está la promesa de su venida?" 2 Pedro 3: 3-4. Por lo tanto, Dios tendrá
un día de juicio para vindicar su justicia. Él les hará saber a los pecadores que
esa paciencia larga , no es perdón .

(2) Para que Dios ejerza misericordia hacia los piadosos. Aquí la piedad es
la diana a la que se dispara. Aquellos que oraron y lloraron tuvieron la medida
más difícil. Aquellos cristianos cuyo celo ardió más, se encontraron con la prueba
ardiente. "Por causa de ti somos muertos todo el día, somos contados como
ovejas para la matanza", Romanos 8:36. "Los santos", dijo Cyprian, "se ponen en
el lagar, y a menudo se presiona la sangre de estas uvas". Por lo tanto, Dios
tendrá un día de juicio para recompensar todas las lágrimas y los sufrimientos de
su pueblo. Tendrán su corona y su trono y sus vestiduras blancas, Apocalipsis 7:
9; aunque puedan ser perdedores para él, no perderán nada por él.

3. CUANDO el día del juicio será.

Es cierto que habrá un juicio; pero es incierto cuándo será ese día. Los ángeles
no conocen el día, ni tampoco Cristo como lo fue el hombre (Mateo 24:36,
Marcos 13:32). Y la razón por la cual no se conoce la hora es:

(1) Que tal vez no tengamos curiosidad. Hay algunas cosas que Dios quiere que
ignoremos. "No es para ti conocer los tiempos o las fechas que el Padre ha
establecido por su propia autoridad", Hechos 1: 7. No debemos entrometernos en
el arca de Dios ni entrometernos en sus secretos de gobierno. Como dijo Salvian,
"es una especie de sacrilegio para cualquier hombre entrar en el Lugar Santísimo
y entrar en los secretos de Dios".

(2) Dios ha ocultado el tiempo del juicio para que no seamos


descuidados. Siempre debemos mantener el control, tener nuestros lomos
ceñidos y nuestras lámparas encendidas, sin saber qué tan pronto ese día puede
venir sobre nosotros. Agustín dijo: "Dios quiere que vivamos todos los días como
si se acercara el último día".

Este es el uso genuino que nuestro Salvador hace de él. Marcos 13: 32-33, "De
aquel día y hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo. Ten cuidado,
mira y ora, porque no sabes cuándo es el tiempo".
Pero aunque no podemos saber con precisión cuándo será este día del Señor, con
toda probabilidad el tiempo no puede estar lejos. Hebreos 10:37, "El que ha de
venir vendrá, y no tardará". Crisóstomo hizo un símil: "Cuando vemos a un
anciano que anda en muletas, sus articulaciones débiles, su humedad vital se
secó, aunque no sabemos el momento justo en que morirá, pero está seguro de
que no podrá vivir mucho porque las existencias de la naturaleza El mundo está
decrépito y va, por así decirlo, con muletas. Por lo tanto, no puede pasar mucho
tiempo antes del funeral del mundo y del nacimiento del juicio ".

La edad en que Juan escribió fue "la última hora ", 1 Juan 2:18. Entonces
seguramente el tiempo en que ahora vivimos puede llamarse "el
último minuto ". Salmo 96:13, "Porque él viene a juzgar a la tierra". No es
"Él debe venir", pero "Él viene", para mostrar cuán cerca está el momento. Es
casi el amanecer y la corte está lista para sentarse. Santiago 5: 9, "El juez está en
la puerta".

En verdad, si la seguridad, la apostasía, la decadencia del amor, la inundación del


pecado y la revelación del Anticristo se hacen en las Escrituras las señales y
pronósticos del último día, nosotros, teniendo estos pelos grises entre nosotros,
sabemos que el día del juicio no puede estar lejos apagado.

4. ¿QUIÉN será el juez?

Yo respondo, el Señor Jesucristo. Así está en el texto, "Él juzgará al mundo por
ese hombre a quien Él ha ordenado", ese hombre que es Dios-hombre. Debemos
tener cuidado de juzgar a los demás; esta es la obra de Cristo Juan 5:22, "El
Padre ha hecho todo el juicio al Hijo". El que una vez tuvo una caña puesta en Su
mano, Su Padre ahora pondrá un cetro en Su mano. El que tenía una túnica
morada puesta sobre Él en burla vendrá en la túnica de su Juez. El que colgó en
la cruz, se sentará en el banco . Hay dos cosas en Cristo que lo califican
eminentemente para ser un Juez:

(1) Sabiduría y CONOCIMIENTO para entender todas las causas que se


presentan ante Él. Él es descrito con siete ojos en Zacarías 3: 9, para notar su
omnisciencia. Él es como las ruedas de Ezequiel, lleno de ojos, Ezequiel
10:12. Cristo es un buscador de corazones. Él no solo juzga el hecho sino
el corazón , que ningún ángel puede hacer.

(2) FUERZA por la cual Él puede vengarse de Sus enemigos. Cristo está
armado con soberanía; por lo tanto, se dice que las siete piedras están sobre una
piedra, Zacarías 3: 9, para denotar la fuerza infinita de Cristo. Y Él es descrito
con siete cuernos, Apocalipsis 5: 6. Como Cristo tiene un ojo para ver, entonces
Él tiene un cuernopara empujar; como Él tiene Su equilibrio , entonces Él tiene
Su espada ; como Él tiene Su abanico y Su tamiz , entonces Él tiene Su lago de
fuego , Apocalipsis 20:10.

5. El orden y el MÉTODO de la prueba.

Observe, (1) la convocatoria; (2) el juez viene al banquillo; y (3) el proceso y la


prueba en sí.

(1) La convocatoria a la corte , y eso es por el sonido de la trompeta. 1


Tesalonicenses 4:16, "El Señor mismo descenderá del cielo con un grito, con la
voz del arcángel y con la trompeta de Dios". Jerome dijo que hiciera lo que
hiciera, creyó oír el sonido de la trompeta en sus oídos. "¡Levántate, estás
muerto, y ven a juicio!" Nota:

La estridencia de la trompeta. ¡Sonará tan fuerte que los muertos lo oirán!

La eficacia de la trompeta No solo sorprenderá a los muertos, ¡sino que los


sacará de sus tumbas! Mateo 24:31. Aquellos que no oirán la trompeta del
ministerio sonando sino que yacerán muertos en pecado, seguramente escucharán
la trompeta del arcángel sonando.

(2) La manera en que el juez viene al banco. La venida de Cristo al juicio será
gloriosa, pero a la vez terrible.

Será glorioso para los piadosos. El Apóstol lo llama, Tito 2:13, "la gloriosa
aparición del gran Dios y nuestro Salvador Jesucristo".

La persona de Cristo será gloriosa. En Su primera venida en la carne, Su gloria


fue velada, Isaías 53: 2-3; todos los que vieron al hombre, no vieron
al Mesías . Pero su segunda venida será muy ilustre y resplandeciente. Él "vendrá
en la gloria de su Padre", Marcos 8:38. Es decir, vestirá las mismas túnicas
bordadas de majestad que Su Padre.

Los asistentes de Cristo serán gloriosos. Él "vendrá con todos sus santos
ángeles", Mateo 25:31. Estos sublimes espíritus seráficos, que por su brillo se
comparan con los rayos, Mateo 28: 3, son el séquito de Cristo. El que fue llevado
a la cruz con una banda de soldados malvados, será atendido en el banco con una
guardia de santos ángeles.

La venida de Cristo al juicio será terrible para los malvados. En la venida de este
Juez, habrá fuego ardiendo alrededor de él. "El Señor Jesús se revela desde el
cielo en fuego ardiente con sus poderosos ángeles. Castigará a los que no
conocen a Dios y no obedecen el evangelio de nuestro Señor Jesús", 2
Tesalonicenses 1: 7-8. Cuando Dios dio su ley sobre el monte, "vinieron truenos
y relámpagos, y el monte Sinaí humeaba, porque Jehová había descendido sobre
él en fuego", Éxodo 19: 16-18. "Si Dios fue tan temible al dar la ley, ¡qué terrible
será, cuando venga a exigir Su ley!" dijo Agustín.

(3) El proceso o el juicio en sí , donde se observa la universalidad, la formalidad


y las circunstancias del juicio.

La UNIVERSALIDAD del ensayo. Será un gran assize; nunca se ha visto algo


semejante. "Porque es necesario que todos nosotroscomparezcamos ante el
tribunal de Cristo", 2 Corintios 5:10. Reyes y nobles, consejos y
ejércitos. Aquellos que estuvieron por encima de todo juicio aquí, no tendrán una
carta de exención concedida. Todos deben comparecer ante el tribunal de Cristo
y ser juzgados por sus vidas. Ni el poder ni la política pueden ser un
subterfugio. Aquellos que rehusaron subir al trono de la gracia serán forzados a
subir al trono de la justicia . Y los muertos así como los vivosdebe hacer su
aparición. Apocalipsis 20:12, "Vi a los muertos, pequeños y grandes, parados
ante Dios". Normalmente no citamos hombres en nuestros tribunales cuando
están muertos, pero en ese día los muertos son llamados a la barra; y no solo los
hombres sino los ángeles. Judas 6: "Los ángeles que no guardaron su primer
estado, sino que dejaron su propia habitación, Él los ha reservado en cadenas
eternas en tinieblas para el juicio del gran día".

La FORMALIDAD de la prueba , que consiste en la apertura de los


libros. Daniel 7:10 y Apocalipsis 20:12, "El juicio fue establecido, y los libros
fueron abiertos". Hay dos libros que se abrirán:

Primero, el libro de la omnisciencia de Dios . Dios no solo observa, sino que


registra todas nuestras acciones. Job 14:16, "Tu numera mis pasos". La palabra
allí "numerar" significa escribir una cosa en un libro. Es como si Job hubiera
dicho: "Señor, guardas tu diario e ingresas todas mis acciones en el
libro". Leemos sobre el libro de memoria de Dios, Malaquías 3:16. Este libro se
producirá el último día.

Segundo, el libro de la conciencia . Que haya tanto escrito en un libro; sin


embargo, si está cerrado, no se ve. Los hombres tienen sus pecados escritos en
sus conciencias, pero el libro está cerrado (el quemar de la conciencia es abrazar
el libro); pero cuando este libro de la conciencia sea desatado en el gran día,
¡toda su hipocresía, traición y ateísmo aparecerán a la vista de los hombres y de
los ángeles! Lucas 12: 3. ¡Los pecados de los hombres estarán escritos en sus
frentes, como con una pluma de hierro!

LAS CIRCUNSTANCIAS del ensayo. Donde se consideran cuatro cosas, la


imparcialidad, la exactitud, la perspicacia y la supremacía.

La IMPARCIALIDAD del ensayo. Jesucristo hará justicia a todos los


hombres. Él lo hará, como dice el texto, "juzga al mundo con justicia ". Será un
día de juicio equitativo; la justicia tiene las escalas. Los tebanos representaban a
sus jueces como ciegos y sin manos. Ciegos , para que no respeten a las
personas; y sin manos, para que no acepten sobornos. El cetro de Cristo es un
cetro de justicia, Hebreos 1: 8. Él no hace acepción de personas, Hechos
10:34. No es la proximidad de la sangre lo que prevalece; muchos de los
parientes de Cristo serán condenados. No es glorioso de la profesión; muchos
irán al infierno con Cristo en la boca. Mateo 7:22, "Muchos me dirán en aquel
día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera
demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?" Sin embargo, aunque
expulsan a los demonios, son arrojados al diablo. No es el barniz de una imagen
que se toma un ojo juicioso, sino la calidad del trabajo. No es la profesión más
brillantecon lo cual Cristo es llevado, a menos que vea la hechura especial de la
gracia en el corazón atraída por el lápiz del Espíritu Santo. Las cosas no se hacen
allí por la política, sino en un equilibrio justo. Cristo tiene pesos verdaderos para
corazones falsos. No hay sobornos tomados en esa corte. El juez no será
sobornado con una lágrima hipócrita o un beso de Judas.

La EXACTITUD de la prueba Será muy crítico. Entonces,


Cristo purgará completamente su piso, Mateo 3:12. No es una gracia o
un pecado-pero su fan de aventamiento descubrirá. Cristo, en el día del juicio,
hará una anatomía cardíaca, ya que el cirujano hace una disección en el cuerpo y
evalúa varias partes del cuerpo, o como el orfebre lleva su oro al equilibrio y la
piedra de toque para ver si es correcto y genuino, y si no hay un metal más bajo
dentro. Así, el Señor Jesús, cuyos ojos son como una llama de fuego, Apocalipsis
1:14, atravesará los corazones de los hombres y verá si hay el metal correcto
dentro, teniendo la imagen y la inscripción de Dios sobre él. La pintura se cae en
el fuego. La pintura del hipócrita se caerá en la prueba de fuego. Nada nos servirá
de nada, pero sinceridad.

La CLARIDAD de la prueba. Los pecadores serán tan claramente condenados,


que levantarán la mano en la barra y gritarán: "¡Culpables!" Esas palabras de
David pueden ser aplicadas aquí, "Para que seas claro cuando juzgues", Salmos
51: 4. El pecador mismo liberará a Dios de la injusticia. La palabra griega para
venganza significa "justicia". Dios está tomando venganza, está haciendo
justicia . El pecado enoja a Dios, pero no puede hacerlo injusto. Los malvados
beberán un mar de ira, ¡pero no beberán ni una gota de injusticia! Cristo dirá:
"Pecador, ¿qué defensa puedes hacer por ti mismo? ¿No están tus pecados
escritos en el libro de la conciencia? ¿No tienes ese libro a tu cuidado? ¿Quién
podría haber insertado algo en él?" Ahora el pecador, al ser condenado a sí
mismo, dejará en claro a su Juez: "Señor, aunque estoy condenado, no me he
hecho ningún daño. Eres claro cuando juzgas".

La SUPREMACÍA de la corte. Este es el más alto tribunal de la judicatura, de


donde no hay apelación. En la tierra, los hombres pueden trasladar sus casos de
un lugar a otro, desde la Ley Común hasta el Tribunal de la Cancillería, pero
desde la corte de Cristo no hay apelación. ¡Aquél que una vez estuvo condenado
aquí, encuentra su condición irreversible!

6. El sexto y último particular, es el efecto o CONSECUENCIA del ensayo ,


que consiste en tres cosas:

(1) Separación. Cristo separará a los piadosos y los piadosos. Mateo 25:32,
"Los separará unos de otros, como el pastor separa sus ovejas de las
cabras". Entonces será el gran día de separación. Es una gran pena para los
piadosos en esta vida, que vivan entre los malvados. Salmo 120: 5, "¡Ay de mí,
que habito en Mesec, que habito en las tiendas de Cedar!"

Los malvados blasfeman contra Dios, Salmos 74:18, y persiguen a los santos, 2
Timoteo 3:12. Se los compara con los perros, Salmo 22:16; a los toros, Salmo
68:30; y a los leones, Salmo 57: 4. Rugían sobre los piadosos y los rasgaban
como su presa. Caín mata; Ishmael se burla; Shimei rails. Los piadosos y los
malvados ahora se mezclan, Mateo 13:30, y esto es tan ofensivo como atar a un
hombre muerto a un hombre vivo. Pero Cristo hará una separación antes de
mucho tiempo, ya que el abanico separa el trigo de la paja, como un horno separa
el oro de la escoria, o como un fino colador extrae el vino de las heces. Cristo
pondrá las ovejas por sí mismas que tienen el objetivo de elección sobre ellas, y
las cabras por sí mismas. Después de lo cual sigue la separación:

(2) La oración , que es doble:

Primero, la sentencia de absolución pronunciada sobre el piadoso. "¡Vengan


ustedes, benditos de mi Padre, hereden el reino preparado para ustedes desde la
fundación del mundo!" Mateo 25:34. Después de la pronunciación de esta
sentencia bendita, el piadoso saldrá del bar y se sentará en el banco con Cristo. 1
Corintios 6: 2, "los santos juzgarán al mundo". Los santos estarán con los
asesores de Cristo; se sentarán con Él en juicio, mientras los jueces de paz se
sientan con el juez. Ellos votarán con Cristo y lo aplaudirán en todos sus
procedimientos judiciales. Aquí el mundo juzga a los santos, pero allí los santos
juzgarán al mundo.

Segundo, la sentencia de condenación pronunciada contra los


malvados. "Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno, preparado para el diablo y
sus ángeles", Mateo 25:41. Puedo aludir a Santiago 3:10: "De la misma boca
procede la bendición y la maldición". De la misma boca de Cristo procede la
bendición para los piadosos y la maldición para los malvados. "El mismo viento
que trae una nave al puerto, sopla otro barco sobre la roca.

"Apártate de Mí". Los malvados una vez le dijeron a Dios, "¡Apártate de


nosotros!" Job 21:14. Y ahora Dios les dirá: "¡Apártense de Mí!" Esta será una
palabra desgarradora. Crisóstomo dijo: "¡Esta palabra 'se va'! es peor que el fuego
". Salmo 16:11, "Apartaos de Mí, en cuya presencia hay plenitud de gozo".

(3) La ejecución. Después de esta oración, sigue la ejecución. Mateo 13:30, "Ata
la cizaña en manojos para quemarlos". Cristo dirá: "Junta a estos pecadores. Aquí
hay un manojo de hipócritas, un manojo de apóstatas, un manojo de gente
profana. Átalos y tíralos al fuego". Y ningún grito o súplica prevalecerá con el
Juez. El pecador y el fuego deben acompañar mutuamente. ¡El que
no lloraría por sus pecados, debe arder por ellos!

Es "fuego eterno". Los tres niños hebreos fueron arrojados al fuego, pero no se
quedaron mucho tiempo. Daniel 3:26, "Entonces Nabucodonosor se acercó lo
más que pudo a la puerta del horno de fuego y gritó:" ¡Sadrac, Mesac y Abed-
nego, siervos del Dios Altísimo, salgan! ¡Ven aquí! "Así que Sadrac, Mesac y
Abednego salieron del fuego". Pero el fuego de los condenados
es fuego eterno . ¡Esta palabra "para siempre" rompe el corazón! ¡La cantidad de
tiempo no puede terminarlo! ¡Un mar de lágrimas no puede apagarlo! ¡La ira de
Dios es el fuego, y el aliento de Dios el fuelle para volarlo por toda la
eternidad! ¡Oh, cuán terriblemente atormentador será este fuego! ¡ Perderlo será
intolerable! Para evitar ¡será imposible!

Uso 1. De PERSUASION.

Permítanme persuadir a todos los cristianos a creer en esta verdad, que habrá un
día de juicio. "Alégrate, joven, mientras eres joven, y deja que tu corazón se
alegre en los días de tu juventud. Y ande en los caminos de su corazón y en la
vista de sus ojos, pero sepa que por todas estas cosas Dios lo hará. traerte a
juicio! " Eclesiastés 11: 9. Este es un gran artículo de nuestra fe: que Cristo
vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos. Sin embargo, cuántos viven, ¡como si
este artículo fuera borrado de su credo! Tenemos demasiados epicúreos y ateos
que se ahogan en delicias sensuales y viven como si no creyeran ni en Dios ni en
el día del juicio. Los Lucianistas y los Platonistas niegan la inmortalidad del
alma; los fotinianos sostienen que no hay infierno. He leído acerca del duque de
Silesia que estaba tan engañado, que no creía en Dios ni en el demonio. Ojalá no
hubiera demasiadas opiniones de este duque. ¿Los hombres se atreverían a jurar,
ser impúdicos o vivir en malicia, si creyeran en un día de juicio? Oh, mezcla este
texto con fe. "El Señor ha designado un día en el que juzgará al mundo". Debe
haber tal día. La Escritura no solo lo afirma, sino que la razón lo confirma. No
hay reino o nación en el mundo, pero tiene sus sesiones y tribunales de justicia; y
¿no le será permitido a Dios, que establece todos los demás tribunales? Que
habrá un día de juicio injertado por la naturaleza en las conciencias de los
hombres. Peter Martyr nos dice que algunos de los poetas paganos han escrito
que hay ciertos jueces nombrados (Minos,

Use 2. DE INFORMACIÓN.

Vea aquí la triste y deplorable propiedad de los hombres malvados. Este texto es
como la escritura en la pared que puede hacer que sus "rodillas golpeen una
contra la otra", Daniel 5: 6. Los impíos llegarán a juicio, pero ellos
"no permanecerán en el juicio", Salmo 1: 5. En hebreo, es "ellos no se
levantarán". Dios estará cubierto de gloria y majestad, su rostro como la
aparición de un rayo, sus ojos como lámparas de fuego, y una espada de justicia
en su mano, y llamará al pecador por su nombre y dirá: "¡Levántate! ¡cargos que
se presentan contra ti! ¿Qué puedes decir por tu orgullo, juramentos,
embriaguez? Estos pecados te han sido informados por mis ministros; de hierro,
una frente de bronce y un corazón de piedra! ¡Todas las herramientas con las que
trabajé estaban rotas y gastadas en tu corazón rocoso! ¿Qué puedes decir por ti
mismo de que la oración no debe aprobarse?

¡Oh, qué desconcertado y confuso estará el pecador! Él se encontrará sin


palabras; no podrá mirar a su juez a la cara. Job 31:14, "¿Qué haré, pues, cuando
Dios se levante, y cuando visite, qué le responderé?" Oh, miserable, tú que ahora
puedes enfrentar a tu ministro y a tus padres piadosos, cuando te dicen del
pecado, no podrás burlar a tu Juez. Cuando Dios se levanta, el semblante del
pecador caerá.

Todo el mundo es la diócesis de Dios, y dentro de poco vendrá a su visita y


llamará a los hombres para rendir cuentas. Ahora, cuando Dios visite, ¿cómo
podrá el alma impura ser capaz de responderle? 1 Pedro 4:18, "¿Dónde aparecerá
el impío y el pecador?" Tú que mueres en tu pecado, seguro que serás arrojado al
bar. Juan 3:18, "El que no cree, ya ha sido condenado". Es decir, está tan seguro
de ser condenado como si ya hubiera sido condenado. Y una vez que la sentencia
de condenación ha pasado, hombre miserable, ¿qué vas a hacer? ¿Dónde vas a
ir? ¿Buscarás ayuda de Dios? Él es un fuego consumidor para ti. ¿Buscarás ayuda
del mundo? Todo estará en llamas por ti. De los santos? Aquellos a quienes
ridiculizaste en la tierra. De los buenos ángeles? Te desafían como el enemigo de
Dios. ¿De los ángeles malos? Ellos son tus verdugos. De tu conciencia? Está el
gusano que roe. De la misericordia? El contrato de arrendamiento se agotó, el día
de la misericordia ha pasado para siempre. ¡Oh, el horror y la desesperación
infernal que se apoderarán de los pecadores en ese día! ¡Oh, las tristes
convulsiones! Sus cabezas caerán, sus mejillas sonrojadas, sus labios temblarán,
sus manos temblarán, su conciencia rugirá, y su corazón temblará. ¡Qué
estupefacta medicina ha dado el diablo a los hombres, que son insensibles al
peligro en que se encuentran! ¡Las preocupaciones del mundo han llenado tanto
su cabeza, y las ganancias de esto han embrujado su corazón, que no les importa
la muerte ni el juicio! el horror y la desesperación infernal, que se apoderarán de
los pecadores en ese día! ¡Oh, las tristes convulsiones! Sus cabezas caerán, sus
mejillas sonrojadas, sus labios temblarán, sus manos temblarán, su conciencia
rugirá, y su corazón temblará. ¡Qué estupefacta medicina ha dado el diablo a los
hombres, que son insensibles al peligro en que se encuentran! ¡Las
preocupaciones del mundo han llenado tanto su cabeza, y las ganancias de esto
han embrujado su corazón, que no les importa la muerte ni el juicio! el horror y
la desesperación infernal, que se apoderarán de los pecadores en ese día! ¡Oh, las
tristes convulsiones! Sus cabezas caerán, sus mejillas sonrojadas, sus labios
temblarán, sus manos temblarán, su conciencia rugirá, y su corazón
temblará. ¡Qué estupefacta medicina ha dado el diablo a los hombres, que son
insensibles al peligro en que se encuentran! ¡Las preocupaciones del mundo han
llenado tanto su cabeza, y las ganancias de esto han embrujado su corazón, que
no les importa la muerte ni el juicio! ¡Qué estupefacta medicina ha dado el diablo
a los hombres, que son insensibles al peligro en que se encuentran! ¡Las
preocupaciones del mundo han llenado tanto su cabeza, y las ganancias de esto
han embrujado su corazón, que no les importa la muerte ni el juicio! ¡Qué
estupefacta medicina ha dado el diablo a los hombres, que son insensibles al
peligro en que se encuentran! ¡Las preocupaciones del mundo han llenado tanto
su cabeza, y las ganancias de esto han embrujado su corazón, que no les importa
la muerte ni el juicio!

Utilice 3. De EXHORTATION.

SUCURSAL 1. Siéntete con los pensamientos del día del juicio. Piensa en
la solemnidad e imparcialidad de este tribunal. Las plumas nadan sobre el
agua; el oro se hunde en él. Los espíritus ligeros y plumosos flotan en la vanidad,
pero los cristianos serios se hunden en los pensamientos del juicio. Si el barco no
está bien lastrado, pronto volcará. La razón por la que tantos se vuelcan con las
vanidades del mundo es que no están bien lastradas con los pensamientos del día
del juicio. Si un hombre fuera juzgado por su vida, pensaría a sí mismo de todos
los argumentos que podría defender en su defensa. Todos vamos a ser probados
por nuestras almas en breve. Mientras otros piensan cómo pueden enriquecerse,
pensemos cómo podemos vivir el día de la venida de Cristo. Los serios
pensamientos de juicio serían:

Primero, un poco para pecar. "¿Estoy robando la fruta prohibida, y el juicio


está tan cerca?"

Segundo, un estímulo para la santidad. 2 Pedro 3: 10-11, "Pero el día del


Señor vendrá tan inesperadamente como un ladrón." Entonces los cielos pasarán
con un ruido terrible, y todo en ellos desaparecerá en el fuego, y la tierra y todo
lo que está sobre ella se quemará. Como todo lo que nos rodea se va a derretir,
¡qué vida santa y piadosa deberías vivir!

SUCURSAL 2. Preparémonos solemnemente para esta última y gran prueba. Es


decir, al establecer un asiento de juicio en nuestras propias almas, comencemos
una sesión privada antes de las audiencias. Es sabiduría traer a nuestras almas
primero a juicio. Lamentaciones 3:40, "Busquemos y probemos nuestros
caminos". Juzgámonos a nosotros mismos de acuerdo con la regla de la Palabra y
dejemos que la conciencia presente el veredicto. La Palabra de Dios da
varias características de un hombre que será absuelto en el día del juicio y que
seguramente irá al cielo:

Característica 1. El primer personaje es HUMILDAD. Job 22:29, "El Señor


salvará a la persona humilde". Ahora, deja que la conciencia traiga el
veredicto. Christian, ¿eres humilde? No solo humilde sino humilde. ¿Estima a los
demás mejor que usted? Filipenses 2: 3. ¿Cubres tus deberes con el velo de la
humildad, como Moisés puso un velo en su rostro cuando brilló? Si la conciencia
trae este veredicto, está seguro de ser absuelto en el último día.

Característica 2. AMAR a los santos. 1 Juan 3:14, "Sabemos que hemos pasado
de la muerte a la vida, porque amamos a los hermanos". El amor nos hace como
Dios; es la raíz de todas las gracias. ¿La conciencia es testigo de esto? ¿Estás
perfumado con esta dulce especia de amor? ¿Te deleitas en aquellos que tienen la
imagen de Dios? ¿Reverences sus gracias? ¿Soportas con sus debilidades? ¿Te
encanta ver el cuadro de Cristo en un santo, aunque colgado en un marco tan
pobre? Esta es una buena señal de que pasará por moneda en el día del juicio.
Característica 3. Un marco de corazón PENITENCIAL. Hechos 11:18,
"Arrepentimiento para vida". El arrepentimiento desenreda el pecado y hace que
no sea así. Jeremías 50:20, "En aquellos días será buscada la iniquidad de Israel,
y no habrá ninguna". Una gran bola de nieve se derrite y se lava con la
lluvia; grandes pecados son lavados por lágrimas santas. Ahora, ¿puede la
conciencia traer la evidencia para usted? ¿Ajusta la cuerda penitencial? Ambrosio
preguntó: "Tú que has pecado con Pedro, ¿lloras con Pedro?" ¿Y tus lágrimas
caen del ojo de la fe? Esta es una bendita señal de que eres a prueba de juicio, y
que cuando tus iniquidades sean buscadas en el último día no serán encontradas.

Característica 4. EQUIDAD en nuestras relaciones. "¿Quién subirá al monte


de Jehová? ¿O quién estará en su lugar santo?" Salmo 24: 3-4. "El que tiene las
manos limpias". La injusticia ensucia y contamina la mano. ¿Qué dice la
conciencia? ¿Tu mano está limpia? Es una cosa vana sostener la Biblia en una
mano y pesas falsas en la otra.

Amado, si la conciencia, después de un juicio Escritura, da en el veredicto para


nosotros, es una señal bendita que vamos a levantar nuestras cabezas con valor en
el último día. La conciencia es el eco de Dios en el alma. La voz de la conciencia
es la voz de Dios, y si la conciencia, en un juicio imparcial, nos absuelve, Dios
nos absolverá. 1 Juan 3:21, "Si nuestro corazón no nos condena, confiamos en
Dios". Si somos absueltos en el tribunal de conciencia inferior, estamos seguros
de que seremos absueltos en el último día en el tribunal superior de justicia. Sería
algo dulce para un cristiano presentarse a un juicio. Séneca nos habla de un
romano que todos los días se llamaba a sí mismo para rendir cuentas: "¿Qué
enfermedad del alma se cura? ¿Cómo has mejorado?" Entonces se acostaría en la
noche con estas palabras,

Uso 4. De CONSOLACIÓN.

Aquí hay una fuente de consolación abierta para un creyente, y eso en tres casos:
1. Desalienta el miedo; 2. Debilidad de la gracia; y 3. Censuras del mundo.

Caso 1. Aquí está la comodidad en caso de desalentar el miedo . "Oh", dijo un


creyente, "me temo que mi gracia no es una armadura invencible. Me temo que la
causa irá en mi contra en el último día". De hecho, así sería, si estuvieras fuera de
Cristo. Pero, como en nuestros tribunales, el cliente tiene su abogado o defensor
para suplicar por él, por lo que cada creyente, en virtud del interés que tiene en
Cristo, tiene a Cristo para defender su causa por él. 1 Juan 2: 1, "Si alguno peca,
abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo, el justo". ¿Qué pasa si Satanás
es el acusador si Cristo es el Abogado? Cristo nunca perdió ninguna causa que Él
suplicó. No, su misma súplica altera la naturaleza de la causa. Cristo mostrará el
libro de la deuda tachado, con su propia sangre.cargado, si todo
está descargado . Aquí está el consuelo de un creyente: ¡su juez será su
Abogado!

Caso 2. Aquí hay consuelo con respecto a la debilidad de la gracia . Un


cristiano, al ver que su gracia es tan defectuosa, está lista para desalentarse. Pero
en el día del juicio, si Cristo encuentra una pequeña moneda de sinceridad, será
aceptada. Si el tuyo es oro verdadero, aunque pueda ser ligero, Cristo pondrá Sus
méritos en la balanza y lo hará suficiente. El que no tiene pecado de concesión
tendrá granos de asignación. Puedo aludir a ese versículo en Amós 9: 9, "pero
ningún grano caerá a la tierra". Aquel que tiene un grano de gracia, no menos
grano, caerá al infierno.

Caso 3. Es consuelo en caso de censuras y calumnias . Los santos van aquí a


través de informes hirientes, "a través de informes malvados y un buen informe",
2 Corintios 6: 8. La cabeza de Juan el Bautista en un plato es un plato común hoy
en día. Es normal traer a un santo decapitado de su buen nombre. Pero en el día
del juicio, Cristo descargará a su pueblo de todas sus heridas. Él los vindicará de
todas sus calumnias. Cristo será el testigo del carácter del santo. Él, en ese día,
presentará su Iglesia "sin mancha ni arruga ni ninguna otra mancha, sino que será
santa y sin falta". Efesios 5:27.