Vous êtes sur la page 1sur 1

POR: Eliane Susana Gutiérrez Rodríguez

Las sociedades de cocimiento han existido desde épocas remotas es decir durante
millones y millones de años las diferentes culturas nos han dejado un legado en
conocimiento que futuros años servirían para revolucionar por completo el área de la
tecnología para así mismo mejorar la calidad de vida de las personas.

Es imposible negar que cada descubrimiento en el campo del conocimiento ha servido
para para un significativo avance y es fácil verlo alrededor de nuestro globo terráqueo.
El fácil acceso de la información ha sido confundido con sociedad del conocimiento y
es que en la actualidad encontrar una tarea se ha convertido en la actividad más fácil
solo basta con escribir lo que buscas en un navegador web e instantáneamente habrás
encontrado lo que buscabas, lo que en parte a reducido el interés por el mundo es
decir nuestra capacidad por conocer e indagar sobre lo que hay ahí afuera.

Durante épocas la información fue celosamente guardada, y solo para aquellos que
tenían un status social alto podían tener acceso a esta fuente informativa, hoy en día
con el pasar de los años cualquiera puede acceder a este conocimiento.

El impacto tecnológico ha sido un plus para el mundo entero no solo conectándonos
entre nosotros si no que ha permitido el alcance de educación e información para
todos.

Usando conocimientos pasados fue posible elaborar nuevas máquinas, lo que permite
modificar los avances tecnológicos los cuales se muestran claramente en las diferentes
revoluciones industriales, desde la máquina de vapor hasta el uso de los computadores
Durante las últimas fechas de la revolución se pone como al conocimiento y a la
educación como base fundamental de todo avance y desarrollo tecnológico.

Sin embargo volvemos al mismo punto de partida, en una era tecnológica donde solo
ciertos privilegiados tienen acceso a una máquina y por ende a la información global.
Es necesario recalcar que hoy por hoy aunque vivimos en un mundo globalizado hay
personas de comunidades lejanas que no cuentan con esta tecnología y además de la
falta de orientación para el uso de estas maquinas

Para finalizar solo queda reconsiderar acerca de cuál es la verdadera a fuente de la
sociedad para prevalecer nuestra cultura, la educación y el conocimiento derriban
fronteras sin embargo si dejamos a unos de lado nos veremos estancados en la misma
diferencia y discriminación informativa donde solo algunos de nosotros tenemos el
privilegio de ser parte de un mundo revolucionario donde nuestra historia se mezcla
con la era tecnológica para un mejor resultado.