Vous êtes sur la page 1sur 1

El Congreso de la República aprobó el más reciente paquete de medidas tributarias

impulsado por el Ejecutivo. Al parecer, estas serías las iniciativas más significativas del
Gobierno, debido a que se reducirán el Impuesto a la Renta, uno de los tributos que mayor
preocupaciones y complicaciones trae a los contribuyentes. Según se indica en la norma, la
cual solo falta ser firmada por el presidente Ollanta Humala, el objetivo es proporcionarle de
mayor liquidéz a los trabajadores y a las empresas para así impulsar la economía en nuestro
país.

Con respecto a la reducción al Impuesto a la renta de cuarta categoría (profesionales


independientes) y quinta categoría (trabajadores dependientes), los más favorecidos serían
los que perciben entre S/. 2,200 y S/. 4,000, a razón de que la tasa bajará casi a la mitad,
de 15% a 8%. Aquí en el siguiente cuadro se especifica los montos:

Tramo de ingreso Tasa


Hasta 7 UIT 0%
Más de 7 UIT hasta 12 UIT 8%
Más de 12 UIT hasta 27 UIT 14%
Más de 27 UIT hasta 42 UIT 17%
Más de 42 UIT hasta 52 UIT 20%
Más de 52 UIT 30%

Reducción de impuestos para las empresas

La iniciativa legislativa también atiende las reducción de los impuestos a las empresas. El
texto aprobado señala que el impuesto a cargo de los perceptores de rentas de tercera
categoría se determinará aplicando sobre la renta netas las tasas siguientes:

Ejercicios gravables Tasas


2015 - 2016 28%
2017 - 2018 27%
2019 en adelante 26%

Al respecto de los dividendos y otras formas de distribución de utilidades recibidas de las


personas jurídicas, las tasas serán presentadas de la siguiente manera:

Ejercicios gravables Tasas


2015 - 2016 6,8%
2017 - 2018 8%
2019 en adelante 9,3%

A pesar del entusiasmo con el Ejecutivo ha presentado las iniciativas y el Parlamento haberlo
respaldado, existen ciertas críticas. El especialista en Derecho Tributario Jorge Picón
observa las medidas aprobadas, y resalta que existiría un problema técnico. "El impuesto a
los dividendos nace en el momento en el que se reparte. Entonces, ¿qué pasará con las
utilidades generadas hasta el 31 de diciembre del 2014, que ya pagaron un 30% y que no
se han distribuido?, ¿se le aplicaría el 4.1% o el 6.8%?", cuestiona Picón Gonzales.

Por tanto, se entiende que de acuerdo a dicho texto, se pagaría el 6.8%, dado que no habría
una disposición transitoria que diga que se le aplica el 4.1%. "Siendo así, las utilidades no
distribuidas al 31 de diciembre de 2014 pasarían a tener una tasa efectiva superior del 35%.
Absurdamente, esto estaría provocando que muchas empresas acelerarían su distribución
de utilidades antes del 31 de diciembre; exactamente el efecto inverso a lo que el gobierno
estaba pretendiendo hacer", concluye el socio del Estudio Picón y Asociados.