Vous êtes sur la page 1sur 47

Elementos en la Filosofía de la Religión

editado por

Yujin Nagasawa

Universidad de Birmingham

Ateísmo y agnosticismo
Graham Oppy

Universidad de Monash, Victoria

University Printing House, Cambridge CB2 8BS, Reino Unido

One Liberty Plaza, 20th Floor, Nueva York, NY 10006, EE. UU.

477 Williamstown Road, Port Melbourne, VIC 3207, Australia

314-321, 3er piso, Parcela 3, Splendor Forum, Jasola District Center, Nueva Delhi -
110025, India

79 Anson Road, # 06-04 / 06, Singapur 079906

Cambridge University Press es parte de la Universidad de Cambridge.

Promueve la misión de la Universidad al diseminar el conocimiento en la búsqueda de


educación, aprendizaje e investigación en los más altos niveles internacionales de
excelencia.

www.cambridge.org
Más información sobre este título: www.cambridge.org/9781108454728
DOI: 10.1017 / 9781108555340

© Graham Oppy 2018

Esta publicación está en copyright. Sujeto a la excepción legal y a las disposiciones de


los acuerdos colectivos de licencia colectiva, no se podrá reproducir ninguna parte sin el
permiso por escrito de Cambridge University Press.

Primera publicación 2018


Un registro de catálogo para esta publicación está disponible en la Biblioteca
Británica.

ISBN 978-1-108-45472-8 Paperback


ISSN 2399-5165 (en línea)
ISSN 2515-9763 (imprimir)

Cambridge University Press no se responsabiliza por la persistencia o exactitud de las


URL de sitios web de Internet externos o de terceros a los que se hace referencia en esta
publicación y no garantiza que el contenido de dichos sitios web sea, o seguirá siendo,
exacto o apropiado.

Graham Oppy

Abstracto:
Este Elemento es una introducción elemental al ateísmo y agnosticismo. Comienza con
una cuidadosa caracterización del ateísmo y el agnosticismo, distinguiéndolos de
muchas otras cosas con las que a menudo se combinan. Después de una breve discusión
sobre el marco teórico dentro del cual el ateísmo y el agnosticismo son evaluados
adecuadamente, el Elemento luego pasa al esbozo de casos para el ateísmo y el
agnosticismo. En ambos casos, el objetivo no es la convicción, sino el avance de la
comprensión: el objetivo de los casos es hacer que sea inteligible por qué algunos
consideran que tienen una razón convincente para adoptar el ateísmo o el agnosticismo.

1 Introducción

Los ateos y agnósticos reciben mucha mala prensa. Durante muchos años, los ateos y
los agnósticos han sido la minoría más rechazada, despreciada y descontenta en los
Estados Unidos. De acuerdo con Edgell et al. ( 2006 ), el 40 por ciento de los
estadounidenses sostiene que los ateos y agnósticos no encajan en su visión de la
sociedad estadounidense, y el 48 por ciento desaprobaría si su hijo se casara con un ateo
o un agnóstico. Curiosamente, mientras algunos estadounidenses asocian el ateísmo y el
agnosticismo con el comportamiento ilegal como el uso de drogas y la prostitución,
amenazando a la "sociedad respetable" con el "extremo inferior" de la escala
social, otros asocian el ateísmo y el agnosticismo con el materialismo rampante y el
elitismo cultural. sociedad 'a modo de' extremo superior 'consumo ostentoso y
esnobismo intelectual. De acuerdo con Edgell et al. ( 2006 : 230):

Los estadounidenses construyen el ateo [y el agnóstico] como la representación


simbólica de alguien que rechaza por completo la base de la solidaridad moral y la
membresía cultural en la sociedad estadounidense.

Mientras que los ateos y agnósticos pueden "pasar" en la sociedad estadounidense -


después de todo, es imposible identificar ateos y agnósticos que no expresen
públicamente sus puntos de vista- muchas personas tratan a los ateos y agnósticos como
chivos expiatorios de los males sociales percibidos en ambos extremos del escalera
social.
En el pasado menos reciente, los ateos y agnósticos empeoraron mucho más que la mala
prensa. Por ejemplo, la Ley 1661 del Reino Unido contra el crimen de blasfemia
convirtió en una ofensa capital "persistir obstinadamente" en la negación de la
existencia de Dios: bajo esta Ley, los ateos y agnósticos podrían ser ejecutados
simplemente por dar expresión verbal continua a su convicciones Debido a que la
blasfemia abarca mucho más que la mera negación persistente de la existencia de Dios,
y porque no está claro si hubo casos no denunciados, no sabemos si alguien en el Reino
Unido fue sancionado, por multa, castigo corporal, encarcelamiento o pena capital.
simplemente por la negación persistente de la existencia de Dios. Además, a mediados
del siglo XIX, mientras los estatutos continuaban prohibiendo la negación pública de la
existencia de Dios, se estableció la opinión legal de que solo el comportamiento que
tendía a subvertir a la sociedad merecía una sanción legal, y que la mera negación
pública de la existencia de Dios era no un comportamiento que tiende a subvertir a la
sociedad. No obstante, las leyes de blasfemia del Reino Unido tuvieron un efecto
escalofriante en la libertad de expresión de los ateos y agnósticos hasta bien entrado el
siglo XX.

Algunas partes del mundo siguen siendo inhóspitas para ateos y


agnósticos. Como informa Ohlheiser ( 2013 ), hay muchos países, incluidos Afganistán,
Irán, Maldivas, Mauritania, Nigeria, Pakistán, Qatar, Arabia Saudita, Somalia, Sudán,
Emiratos Árabes Unidos y Yemen, donde la ley permite a los ateos y agnósticos ser
ejecutado simplemente por su negación persistente de la existencia de los
dioses. Además, en estos y en muchos otros países, ha habido ataques de vigilantes
contra los "ateos" y "agnósticos" de marca oficial. En Bangladesh, en los últimos cinco
años, los bloggers ateo Niloy Chakrabarti, Ananta Bijoy Das, Faisal Arefin Dipan,
Ahmed Rajib Haider, Washiqur Rahman y Arijit Roy murieron en ataques de machete
con motivaciones religiosas. Si bien hay partes del mundo donde los ateos y agnósticos
no reciben más mala prensa que otros grupos minoritarios, hay pocos lugares donde los
líderes religiosos no denuncien públicamente a los ateos y agnósticos de forma
rutinaria. Incluso en los estados más seculares, como Australia, la República Checa,
Francia, Alemania, Japón, los Países Bajos, Suecia, el Reino Unido y Vietnam, no es
raro que los líderes religiosos ataquen la decencia, la integridad, la probidad y la
racionalidad. y virtud de ateos y agnósticos.

Dado el generalizado chivo expiatorio de ateos y agnósticos, tanto en el pasado como en


el presente, no sorprende que el ateísmo y el agnosticismo sean ampliamente
malinterpretados. Debido a que las palabras "ateo" y "agnóstico" se usan con frecuencia
como insultos y términos de abuso, estas palabras a menudo se usan sin ninguna
comprensión de las actitudes compartidas de aquellos que se autoidentifican como ateos
o agnósticos. La primera tarea, en cualquier investigación de ateísmo y agnosticismo, es
aclarar los significados de los términos que se utilizarán en esa investigación. Esta tarea
es parcialmente estipulativa: diré cómo deben entenderse estas palabras, y por qué es
bueno entender estas palabras de esta manera. Pero la tarea está limitada por la forma en
que todos hablamos: no debería parecerle que los significados que se le están dando a
estas palabras son meras invenciones de mi imaginación.

1.1 Ateos y agnósticos


Las características definitorias de los ateos y agnósticos, es decir, las características
cuya posesión hace que la gente sea atea y agnóstica, son sus actitudes hacia la
afirmación de que no hay dioses .

Los ateos creen que no hay dioses. Por lo tanto, en circunstancias adecuadas, los ateos
afirman que no hay dioses y respaldan la afirmación de que no hay dioses.

Agnósticos suspenden el juicio sobre la afirmación de que no hay dioses. Los agnósticos
no creen que hay dioses, ni creen que no hay dioses, a pesar de haber considerado la
cuestión de si hay dioses.

Los agnósticos se distinguen de los inocentes , que tampoco creen que hay dioses ni
creen que no hay dioses, por el hecho de que han considerado la cuestión de si hay
dioses. Los inocentes son aquellos que nunca han considerado la cuestión de si hay
dioses.Por lo general, los inocentes nunca han considerado la cuestión de si hay dioses
porque no pueden considerar esa pregunta.¿Cómo es posible? Bueno, para considerar la
cuestión de si hay dioses, uno debe entender lo que significaría que algo sea un dios.Es
decir, uno necesita tener el concepto de un dios. Aquellos que carecen del concepto de
un dios no son capaces de entretener la idea de que hay dioses. Considere, por ejemplo,
bebés de un mes de edad. Es muy plausible que los bebés de un mes carezcan del
concepto de un dios. Entonces es muy plausible que los bebés de un mes sean
inocentes. Otros casos plausibles de inocentes son los chimpancés, los seres humanos
que han sufrido lesiones cerebrales traumáticas graves y los seres humanos con
demencia avanzada.

1.2 Dioses

Nuestras caracterizaciones del ateísmo y el agnosticismo mencionan a los dioses. ¿Qué


son los dioses? Aproximadamente: los dioses son seres o fuerzas sobrenaturales lo
suficientemente altamente clasificados que tienen y ejercen poder sobre el mundo
natural. ¿Por qué 'aproximadamente'? Porque "suficientemente altamente clasificado" es
vago. A veces se dice que los dioses no están bajo el poder de seres y fuerzas de mayor
rango. Pero, por ejemplo, en la mitología griega, los dioses están sujetos a los
destinos. No intentaré dar una definición más precisa de 'dios'; en cambio, confiaré en
su comprensión previa de este término, que se basa en ejemplos familiares: dioses
aztecas, dioses celtas, dioses chinos, dioses griegos, dioses hawaianos, dioses hindúes,
dioses incas, dioses inuit, dioses japoneses, dioses coreanos, Los dioses maoríes, los
dioses mesopotámicos, los dioses nórdicos, los dioses romanos, los dioses semíticos, los
dioses yoruba, etc.

Los teístas son aquellos que creen que hay al menos un dios . La creencia definitoria de
los ateos y la creencia definitoria de los teístas son contradictorias: una es verdadera
exactamente si la otra es falsa.

Los monoteístas son teístas que tienen la creencia adicional de que no hay más de un
dios . Equivalentemente, los monoteístas creen que hay exactamente un dios . Los
monoteístas que creen que hay exactamente un dios generalmente aceptan que el dios en
el que creen se llama propiamente "Dios". Entonces, más o menos equivalentemente,
los monoteístas creen que Dios existe .
Los politeístas son teístas que tienen la creencia adicional de que no hay exactamente un
dios . De manera equivalente, los politeístas creen que hay más de un dios . Dada la
creencia definitoria de los teístas, la creencia definitoria de los monoteístas y la creencia
definitoria de los politeístas son contradictorias.

Un punto importante a destacar es que, si bien es cierto que los ateos creen que Dios no
existe, esta no es la característica definitoria de los ateos. Lo que hace a alguien ateo es
que cree que no hay dioses. Es simplemente una consecuencia de este compromiso
fundamental que los ateos afirman que Dios no existe.

Otro punto importante a tener en cuenta es que es posible que algunos agnósticos crean
que Dios no existe. La característica definitoria de los agnósticos es que suspenden el
juicio sobre la cuestión de si hay dioses. Es consistente con el juicio de suspensión de
uno sobre la cuestión de si hay dioses que uno cree que no hay exactamente un dios,
siempre y cuando uno suspenda el juicio sobre la cuestión de si hay más de un
dios. Quizás sería extraño para un agnóstico creer que Dios no existe, pero es
claramente concebible que pueda haber alguien que tenga esta combinación de
actitudes.

Algunas personas relativizan el ateísmo a dioses particulares o clases particulares de


dioses. Tales personas dicen que una persona es ateo con respecto a un dios dado, sin
importar qué actitud tenga esa persona hacia otros dioses. Entonces, por ejemplo, estas
personas dicen que los cristianos son ateos con respecto a los dioses nórdicos. Esta
manera de hablar es errónea: nadie dice que una persona es vegana con respecto a las
ocasiones en que se sientan a una comida que no contenga productos de origen animal.

Como ya hemos señalado, un agnóstico es alguien que no cree en ningún dios, pero que
suspende el juicio sobre la existencia de al menos un dios. Por lo tanto, para cualquier
dios en particular, es una cuestión adicional si un agnóstico suspende el juicio sobre
esos dioses particulares. Del mismo modo, para cualquier dios en particular, es una
cuestión adicional si un teísta cree en esos dioses particulares. No obstante, no hacemos
más que invitar a la confusión si relativizamos el teísmo y el agnosticismo a clases
particulares de dioses. Los teístas creen en algunos dioses pero pueden dejar de creer en
los demás. Agnósticos suspenden el juicio sobre algunos dioses pero pueden no creer en
otros.

1.3 Isms

El ateísmo es la posición que adoptan los ateos. El ateísmo se caracteriza por la


afirmación de que no hay dioses. Las teorías ateas -o las visiones del mundo, o las
imágenes grandes- incluyen o implican la afirmación de que no hay dioses.

El agnosticismo es la posición que adoptan los agnósticos. El agnosticismo se


caracteriza por la suspensión del juicio sobre la afirmación de que no hay
dioses. Las teorías agnósticas (o visiones del mundo, o las imágenes grandes) dan
consideración a la pregunta de si hay dioses, pero incluyen o no implican la afirmación
de que no hay dioses ni la afirmación de que haya al menos un dios.

El teísmo es la visión que adoptan los teístas. El teísmo se caracteriza por la afirmación
de que hay al menos un dios. Las teoríasteístas , o las visiones del mundo, o las
imágenes grandes, incluyen o implican esa afirmación de que hay al menos un
dios. Lasteorías monoteístas , o visiones del mundo o grandes imágenes, incluyen o
implican la afirmación de que Dios existe. Las teoríaspoliteístas (o cosmovisiones o
imágenes grandes) incluyen o implican la afirmación de que hay más de un dios.

El ateísmo y el teísmo son contradictorios: uno es verdadero exactamente si el otro es


falso. Las teorías ateas y las teorías teístas son contrarias : a lo sumo, uno de los pares
de teorías ateas y de teorías teístas es verdadero, aunque, con frecuencia, ambos
miembros de la pareja son falsos.

1.4 Cualidades de la creencia

La caracterización del ateísmo y el agnosticismo no dice nada sobre las cualidades de


las creencias de los ateos y agnósticos.

Existe un espectro de grado de convicción para los ateos. Algunos ateos están seguros
de que no hay dioses, algunos ateos creen con el menor grado de convicción de que no
hay dioses, y otros ateos ocupan todos los puntos intermedios. Si suponemos que las
personas tienen credenciales, es decir, asignan probabilidades a las proposiciones,
entonces podemos suponer lo siguiente: algunos ateos tienen un crédito del 100 por
ciento para afirmar que no hay dioses, algunos ateos tienen un crédito justo por encima
del 50 por ciento por la afirmación de que no hay dioses, y otros ateos tienen
credenciales distribuidas en todo el rango que se encuentra por encima del 50 por ciento
y por debajo del 100 por ciento.

También hay un espectro de robustez de convicción para los ateos. Algunos ateos
están fijados en sus actitudes hacia, y sus credenciales, la afirmación de que no hay
dioses; algunos ateos no están del todo fijados en sus actitudes hacia, y sus credenciales,
la afirmación de que no hay dioses; y otros ateos ocupan todos los puntos intermedios.

Si bien no hay un espectro de grado de convicción para los agnósticos, si suponemos


que la gente tiene credenciales, entonces los agnósticos son quienes otorgan un crédito
de precisamente el 50 por ciento a la afirmación de que no hay dioses, hay un espectro
de solidez de convicción para agnósticos. Algunos agnósticos se fijan en sus actitudes
hacia la afirmación de que no hay dioses; algunos agnósticos no están del todo fijados
en sus actitudes hacia la afirmación de que no hay dioses; y otros agnósticos ocupan
todos los puntos intermedios.

La gama de cualidades de la creencia es la misma para los ateos y agnósticos que para
los teístas: algunos son dogmáticos, obstinados, perentorios y doctrinarios; algunos son
tentativos y de mente abierta; y otros caen en todos los puntos intermedios.

1.5 Otras actitudes

La caracterización del ateísmo y el agnosticismo no dice nada sobre otras actitudes que
los ateos y los agnósticos toman hacia la afirmación que define sus posiciones.

Algunos ateos y agnósticos quieren que haya al menos un dios; con la suficiente
frecuencia, quieren que exista algún dios en particular, o que existan algunos dioses en
particular. Algunos ateos y agnósticos quieren que sea que no hay dioses. Algunos ateos
y agnósticos no quieren que haya al menos un dios ni quieren que sea que no hay
dioses; estos ateos y agnósticos son, en cierto sentido, indiferentes a la existencia de los
dioses. Por supuesto, esto no quiere decir que estos ateos y agnósticos sean indiferentes
a la existencia de cada dios en particular; Es muy probable que casi todos los ateos y
agnósticos, junto con casi todos los teístas, quieran que algunos dioses particulares no
existan. Espero que la mayoría de la gente viva hoy quiera que sea el caso de que
Sekhmet no exista.

Existe un espectro de interés en la cuestión de si hay al menos un dios. Algunos ateos y


agnósticos se preocupan profundamente de si hay al menos un dios. Algunos ateos y
agnósticos no tienen interés en pensar, y mucho menos discutir, si hay al menos un
dios. Otros ateos y agnósticos ocupan todos los puntos intermedios. Los teístas se
distribuyen en este mismo espectro. Algunos -véase, por ejemplo, Rauch ( 2003 ),
Phipps ( 2013 ), von Hegner ( 2016 ) - han querido introducir un nuevo
término, apatheist , para aquellos en el extremo desinteresado de este espectro; es difícil
creer que el nuevo término pagará su camino.

Algunos monoteístas, en particular los monoteístas de Abraham, que creen que Dios
existe también afirman tener fe en Dios, donde esta fe en Dios es algo más que la
esperanza o la creencia de que Dios existe. A pesar de los reclamos frecuentes de lo
contrario, no existe una contraparte de esta fe por parte de los ateos y agnósticos. Es
cierto que, para muchas cosas, los ateos y los agnósticos creen que existen esas cosas:
átomos, moléculas, paramecios, serpientes, automóviles, ciudades, océanos, planetas,
galaxias, etc. Pero nadie, teísta, ateo o agnóstico, tiene fe en esas cosas. Pensar de otra
manera es cometer un error sobre lo que significa tener fe en Dios.

1.6 Desacuerdo

La caracterización del ateísmo y el agnosticismo no dice nada acerca de las actitudes


que los ateos y agnósticos adoptan hacia aquellos que están en desacuerdo con las
posturas que los ateos y agnósticos adoptan hacia la afirmación que define sus
posiciones.

Algunos ateos sostienen que, en virtud de su agnosticismo o teísmo, todos los


agnósticos y teístas son irracionales . Algunos agnósticos sostienen que, en virtud de su
ateísmo o teísmo, todos los ateos y teístas son irracionales. Algunos teístas sostienen
que, en virtud de su ateísmo o agnosticismo, todos los ateos y agnósticos son
irracionales.

Algunos ateos sostienen que ningún agnóstico o teísta está suficientemente bien
informado sobre asuntos que se relacionan con la afirmación de que no hay
dioses. Algunos agnósticos sostienen que ningún ateísta o teísta está lo suficientemente
bien informado sobre asuntos que se relacionan con la afirmación de que no hay
dioses. Algunos teístas sostienen que ningún ateísta o agnóstico está lo suficientemente
bien informado sobre asuntos que se relacionan con la afirmación de que no hay dioses.

Algunos ateos sostienen que todas las personas reflexivas, reflexivas, lo suficientemente
inteligentes y suficientemente bien informadasque prestan seria atención al asunto creen
que no hay dioses. Algunos agnósticos sostienen que las personas reflexivas, reflexivas,
lo suficientemente inteligentes y suficientemente bien informadas que prestan seria
atención al asunto suspenden el juicio sobre la cuestión de si hay algún dios. Algunos
teístas sostienen que todas las personas reflexivas, reflexivas, lo suficientemente
inteligentes y suficientemente bien informadas que prestan seria atención al asunto creen
que hay al menos un dios.

Algunos ateos sostienen que los agnósticos y teístas pueden estar razonablemente en
desacuerdo con ellos acerca de si hay algún dios. Algunos agnósticos sostienen que los
ateos y los teístas pueden estar razonablemente en desacuerdo con ellos acerca de si hay
algún dios. Algunos teístas sostienen que los ateos y los agnósticos pueden estar
razonablemente en desacuerdo con ellos acerca de si hay algún dios.

No hay nada intrínseco al ateísmo, o el agnosticismo, o el teísmo, que hace que sea más
probable que los defensores de una de estas posiciones sean más o menos desdeñosos de
las posiciones opuestas que los defensores de las otras dos posiciones. No hay nada
intrínseco al ateísmo, o agnosticismo, o teísmo que hace más probable que los
defensores de una de estas posiciones sean más o menos enojados, arrogantes,
presuntuosos, defensivos, hostiles, insinceros, escépticos, militantes, obstinados,
pasivos -agresivo, prejuicioso, grosero, santurrón, superficial, superficial, sin tacto, o
vengativo que los defensores de los otros dos puestos.

1.7 Conocimiento

Algunas personas han sugerido que el agnosticismo no requiere más que la suspensión
del juicio sobre si existen dioses, sino también el compromiso de la reclamación,
además, que es desconocido - o quizás incluso imposible de conocer - si hay dioses. (En
la próxima discusión, me basaré en la afirmación filosófica familiar, pero no
incontestable, de que el conocimiento se justifica como verdadera creencia: una persona
conoce una proposición por si acaso (a) la proposición es verdadera, (b) la persona cree
que la proposición y (c) la persona está justificada al creer la proposición).

Parece incorrecto sugerir que los agnósticos apoyan la afirmación de que no se sabe si
hay dioses. De manera plausible, si hay dioses, entonces, por lo que sabemos, es posible
que nos den a conocer su existencia. Pero si es posible que los dioses nos den a conocer
su existencia, entonces es posible que sepamos que hay dioses. Así que los agnósticos
no pueden suponer coherentemente que no se sabe si hay dioses. Por el contrario, los
agnósticos también deberían suspender el juicio sobre la cuestión de si es posible que
haya dioses.

También parece equivocado sugerir que los agnósticos apoyan la afirmación de que no
se sabe si hay dioses. De manera plausible, si hay dioses, entonces, por lo que sabemos,
es posible que los dioses hayan hecho conocer su existencia a algunos de nosotros. Pero,
si los dioses han hecho conocer su existencia a algunos de nosotros, entonces su
existencia no es desconocida. Si bien puede ser que los agnósticos puedan suponer
coherentemente que se desconoce si hay dioses, parecería más consonante con la visión
del agnóstico suspender el juicio sobre la cuestión de si se sabe que hay dioses.

Nada de esto quiere decir que no haya restricciones sobre lo que los ateos, agnósticos y
teístas pueden decir acerca de lo que se sabe -o se puede saber- sobre la existencia de
los dioses. Por ejemplo: un ateo que considera el reclamo debe aceptar que nadie sabe
que hay dioses ; y un ateo que considera el reclamo debe aceptar que nadie sabe que no
se sabe si hay dioses ; y un ateo que considera el reclamo debe aceptar que nadie sabe
que no se sabe si hay dioses .

Considera solo el último caso. Supongamos que un ateo cree que alguien sabe que no se
sabe si hay dioses . Entonces ese ateo cree, o puede inferir de lo que cree, que no se
sabe si hay dioses . Pero el ateo cree que no hay dioses. De modo que el ateo cree, o
puede inferir, que no tienen una garantía para creer que no hay dioses: si tuvieran una
garantía para esa creencia, entonces sabrían que no hay dioses, y así sabrían si hay
dioses. . Pero, una vez que el ateo reconoce que su creencia de que no hay dioses es
injustificada, el ateo también reconoce que su creencia de que no hay dioses es
derrotada: ellos mismos no tienen la razón adecuada para seguir creyendo que no hay
dioses. Y entonces el ateo tendrá que renunciar a su creencia de que no hay dioses para
mantener razonablemente la creencia de que alguien sabe que no se sabe si hay
dioses. (Por supuesto, uno puede ser ateo sin considerar ninguno de los reclamos
presentados en el párrafo anterior).

1.8 Prueba

Algunas personas han supuesto que el ateísmo requiere compromiso con la afirmación
de que se ha demostrado que no hay dioses. Por coherencia, estas personas sin duda
suponen que el teísmo requiere compromiso con la afirmación de que se ha demostrado
que hay al menos un dios, y que cualquiera que esté comprometido, tanto en la
afirmación de que no se ha demostrado que no hay dioses y a la afirmación de que no se
ha demostrado que haya al menos un dios, es un agnóstico.

Para evaluar este punto de vista, debemos tener claro qué constituiría una prueba . En
las ciencias formales -matemáticas, lógica, estadística, teoría de juegos, etc.- la prueba
es una derivación de un conjunto de premisas no impugnadas, es decir, de un conjunto
de premisas sobre las cuales existe un consenso universal de expertos. No es
controvertido observar que, según estos estándares, no tenemos ninguna prueba de que
no haya dioses ni prueba de que haya al menos un dios. Dado este estándar de prueba,
todos los que no son inocentes deben ser agnósticos.

Tal vez se podría proponer que, para una persona determinada, una prueba es una
derivación de un conjunto de premisas queesa persona, y cualquier persona de ideas
similares, acepta. Con este estándar, es indiscutible que cualquier persona con suficiente
agudeza lógica puede construir pruebas para cualquier reclamo que acepte. Pero hacer
que la clasificación dependa de si las personas realmente tienen pruebas construidas
sería perverso; y permitir que la clasificación proceda sobre la base de
ladisponibilidad de pruebas eliminaría todo el contenido del requisito.

La idea de que la creencia requiere pruebas está conectada con la idea de que la creencia
requiere certeza. Inevitablemente, la adopción de este requisito -en relación con asuntos
que no están dentro de las ciencias formales- conduce a un dogmatismo desenfrenado en
relación con ese tema o a la suspensión universal de juicio sobre ese tema. La
insistencia en un falibilismo razonable en relación con la creencia milita en contra de
aceptar esa creencia requiere prueba de cualquier dominio que caiga fuera de las
ciencias formales. Por lo tanto, debemos rechazar la sugerencia de que el ateísmo
requiere compromiso con la afirmación de que se ha demostrado que no hay dioses.
1.9 Otros Isms

Mientras que el ateísmo y el agnosticismo se definen en términos de actitudes


doxásticas hacia la afirmación de que no hay dioses, hay otras afirmaciones que se
atribuyen rutinariamente, pero erróneamente, a los ateos y agnósticos.

El naturalismo es la opinión de que (a) no hay más que entidades naturales que no
poseen más que poderes causales naturales, y (b) la ciencia bien establecida es la piedra
de toque para identificar entidades causales y poderes causales. Como los dioses son
entidades causales no naturales con poderes causales no naturales que no se postulan o
identifican en ninguna ciencia bien establecida, los naturalistas son ateos: los
naturalistas sostienen que no son dioses. Sin embargo, no todos los ateos son
naturalistas: hay ateos que creen que existen entidades causales no naturales con
poderes causales no naturales, pero que estas entidades causales no naturales con
poderes causales no naturales no son dioses. Los agnósticos no pueden ser
naturalistas; en el mejor de los casos, los agnósticos suspenden el juicio sobre la
cuestión de si existen entidades causales no naturales con poderes causales no naturales.

El fisicalismo es la opinión de que (a) no hay más que entidades físicas con ninguna otra
cosa que poderes físicos causales, y (b) la ciencia bien establecida es la piedra de toque
para identificar entidades causales y poderes causales. El materialismo es la opinión de
que (a) no hay más que entidades materiales con nada más que los poderes causales
materiales, y (b) la ciencia bien establecida es la piedra de toque para identificar las
entidades causales y los poderes causales. Lo que vale para el naturalismo es válido
también para el fisicalismo y el materialismo. Los fisicalistas son ateos, pero no todos
los ateos son fisicalistas. Los materialistas son ateos, pero no todos los ateos son
materialistas. Los agnósticos no pueden ser fisicalistas; en el mejor de los casos, los
agnósticos suspenden el juicio sobre la cuestión de si existen entidades causales no
físicas con poderes causales no físicos. Los agnósticos no pueden ser materialistas; en el
mejor de los casos, los agnósticos suspenden el juicio sobre la cuestión de si existen
entidades causales no materiales con poderes causales no materiales.

El escepticismo , como lo entenderé aquí, es la afirmación de que hay muy poco de lo


que estamos racionalmente justificados para creer. En particular, el escepticismo
implica que hay muy poco de que estemos racionalmente justificados para creer en el
mundo externo, otras mentes, el alcance del pasado, la moralidad, la modalidad, el
significado, etc. Dado que el escepticismo recomienda suspender el juicio sobre casi
todo, no es sorprendente que los escépticos sean agnósticos. Pero, por supuesto, muy
pocos agnósticos son escépticos; los agnósticos normalmente suspenden el juicio sobre
la cuestión de si hay dioses en el contexto de la creencia en una amplia gama de
afirmaciones sobre el mundo externo, otras mentes, el alcance del pasado, la moralidad,
la modalidad, el significado, etc. Los ateos no son escépticos; dado que los ateos creen
que no hay dioses, no es sorprendente que esta creencia atea se asiente en vastas redes
de creencias sobre el mundo externo, otras mentes, el alcance del pasado, la moralidad,
la modalidad, el significado, etc.

A veces se dice que los ateos son nihilistas evaluativos que sostienen que nada tiene
ningún valor, y que los agnósticos sonescépticos evaluativos que suspenden el juicio
sobre la cuestión de si algunas cosas tienen valor. Si bien es plausible que la mayoría de
los nihilistas evaluativos sean ateos y que la mayoría de los escépticos evaluativos sean
agnósticos, hay muchos ateos que no son nihilistas evaluativos, y hay muchos
agnósticos que no son escépticos evaluativos. Los ateos y los agnósticos suelen pensar
que es incorrecto abusar sexualmente de los niños pequeños, loable para hablar en
contra de la hipocresía, encomiable para trabajar por el alivio de la hambruna, y así
sucesivamente. Quizás, al menos localmente, hay diferencias significativas entre ateos,
agnósticos y teístas en lo que valoran; pero una cosa es que alguien tenga valores
diferentes a los propios, y otra muy distinta es que alguien no tenga ningún valor.

1.10 Conceptos erróneos

Algunas personas dicen que el ateísmo y el agnosticismo son religiones . Estas personas
están seriamente confundidas. Muy aproximadamente, las religiones requieren
exhibiciones comunitarias apasionadas de costosos compromisos materiales con los
dioses, lo que permite el dominio de las ansiedades existenciales bajo una coordinación
sensorial rítmica ritualizada en la congregación y el compañerismo. (Esta
caracterización es muy difícil porque los costosos compromisos materiales pueden ser
distintos a los dioses: espíritus ancestrales o medios de escapar de estructuras
regulativas no naturales como ciclos de renacimiento, etc.). El ateísmo y el
agnosticismo no requieren apasionado exhibiciones comunitarias, o costosos
compromisos materiales con los dioses, o la coordinación sensorial rítmica ritualizada
en la congregación y el compañerismo, o el dominio de las ansiedades existenciales
mediante la combinación de estas cosas. Está mucho más cerca de la marca decir que el
ateísmo y el agnosticismo son rechazos de la religión. Por supuesto, esto no quiere decir
que los ateos y los agnósticos no tengan nada en común con los seguidores
religiosos. Todos somos seres humanos. Todos tenemos una variedad de ansiedades
existenciales.Todos formamos creencias sobre la base de información escasa. Todos
aprendemos la mayoría de lo que sabemos de otras personas. Y así. Sin embargo, no
hay nada en lo que tenemos en común que justifique la afirmación de que el ateísmo y
el agnosticismo son religiones.

Algunas personas dicen que los ateos y los agnósticos son fundamentalistas . Este
reclamo, también, está seriamente confundido.En el sentido pretendido, el
fundamentalismo requiere: (a) tomar escritos, enseñanzas e ideologías específicas para
que sean verdaderas bajo una interpretación estrictamente literal; y (b) la insistencia
conservadora en el mantenimiento de las distinciones dentro / fuera del grupo que se
basa en (a). No hay nada en el ateísmo o el agnosticismo que requiera ningún tipo de
identificación grupal; la mayoría de los ateos y agnósticos no están afiliados a ninguna
organización o grupo ateo o agnóstico.Además, no hay nada en el ateísmo o el
agnosticismo que requiera que ciertos escritos, enseñanzas e ideologías específicas sean
verdaderas bajo una interpretación estrictamente literal en circunstancias en que otros
prefieran ver otro tipo de interpretación de esos escritos, enseñanzas e ideologías. Por
supuesto, es cierto que los ateos afirman que no hay dioses, y que los agnósticos
afirman suspender el juicio sobre la cuestión de si hay dioses. Pero, igualmente, los
teístas afirman que es verdad que hay dioses.No es más -o menos- objetable que se
declaren en público las creencias de uno de estos partidos, sino que se declaren
públicamente las creencias de los otros partidos.

Algunas personas suponen que los ateos y los agnósticos son comunistas o
fascistas. Una vez más, esta afirmación está seriamente confundida. El comunismo y el
fascismo son ideologías políticas. A grandes rasgos, el comunismo apunta al
establecimiento de un orden socioeconómico en el que no existen clases sociales,
estados o monedas, y en el que hay una propiedad común de los medios de
producción. Muy aproximadamente, el fascismo es una forma de nacionalismo radical
basado en: (a) la eliminación violenta de "elementos decadentes"; (b) reconstrucción
nacional que revierte el supuesto declive, la humillación y la victimización; y (c)
valorización de jóvenes, masculinidad y líderes carismáticos dictatoriales. No hay nada
en el ateísmo o el agnosticismo que requiera la adopción de cualquiera de estas
ideologías políticas extremas. Tal vez vale la pena señalar que los estados que adoptan
estas ideologías políticas a menudo han participado en exhibiciones comunitarias
apasionadas de costosos compromisos materiales con líderes políticos , lo que les
permite dominar las ansiedades existenciales bajo la ritualizada coordinación sensorial
rítmica en la congregación y el compañerismo. Si bien esto indica una similitud
estructural entre estas ideologías políticas y la religión, abre las mismas objeciones que
surgieron en contra de la sugerencia de que el ateísmo y el agnosticismo son
religiones. Por supuesto, a diferencia del caso de la religión, no hay inconsistencia entre
el ateísmo o el agnosticismo y estas ideologías políticas. De hecho, algunos estados
comunistas y fascistas han sido ateos. Pero, fuera de los regímenes comunistas
establecidos, la mayoría de los ateos no son comunistas.

Algunas personas dicen que los ateos y los agnósticos odian a Dios. Esto es
extraño Como los ateos creen que no hay dioses, y los agnósticos suspenden el juicio
sobre la cuestión de si hay dioses, estas personas deben decir que los ateos y los
agnósticos odian a los dioses. Además, dado que el veredicto de estas personas se basa
únicamente en la consideración de que los ateos y agnósticos no creen que Dios existe,
estas personas deben decir que, para cualquier cosa, si una persona niega la existencia
de la cosa, entonces el la persona odia la cosa. Entonces, bajo su propia luz, estas
personas probablemente odian a Santa Claus, Pegasus, Sherlock Holmes, Vulcano,
máquinas de movimiento perpetuo, montañas doradas y curas milagrosas para el
cáncer.Dado que creen que ninguna de estas cosas existe, eso parece un desperdicio de
animosidad bastante inútil.

1.11 Significado

Algunas personas dicen que hablar de dioses no tiene sentido. Algunas personas, como
Ayer ( 1936 : 153), dicen que esta visión se opone tanto al ateísmo como al
agnosticismo.

Creo que es imposible tomar en serio la opinión de que hablar de dioses no tiene
sentido. Supongamos que dices: no tiene sentido decir que hay dioses . ¿Es lo que dices
significativo? Debe ser que para que 'no tenga sentido decir que hay dioses' para ser
significativos ', hay dioses' tenga sentido. Pero si 'hay dioses' es significativo, entonces
'no tiene sentido decir que hay dioses' es falso. Por lo que la afirmación de que no tiene
sentido decir que hay dioses es contraproducente: si se es significativo, entonces se es
falso; y, si es que no es significativo, entonces se no se puede utilizar para caracterizar
su posición.

El problema aquí no es meramente de caracterización. Hay muchas afirmaciones que


todos estamos dispuestos a aceptar carecerían de sentido si no tiene sentido decir que
hay dioses. Considere, por ejemplo: muchas personas creen que hay dioses;muchas
personas niegan que haya dioses; muchas personas suponen que, si hay dioses, entonces
esos dioses no pertenecen al panteón nórdico; y así. Parece haber muy buenas razones
para no aceptar que hablar de dioses no tiene sentido.

Pero supongamos que así fuera. Supongamos que hablar de dioses no tiene
sentido. Considera la afirmación de que hay dioses.¿Por qué no deberíamos decir que es
falso que haya dioses? Si hablar de dioses no tiene sentido, ¿entonces seguramente no
hay dioses? Pero, si eso es correcto, entonces podemos asimilar la afirmación de que
hablar de dioses no tiene sentido en el ateísmo: una forma de ser ateo es suponer que
hablar sobre dioses no tiene sentido.

¿Qué pasa si suspendes el juicio sobre la pregunta de si hablar de dioses no tiene


sentido? En ese caso, parece que también suspenderás el juicio sobre la cuestión de si
hay dioses. Así que, plausiblemente, una forma de ser un agnóstico es suspender el
juicio sobre la cuestión de si hablar de dioses no tiene sentido.

Algunas personas han propuesto la introducción de nuevos términos -


ignosticismo e igisterismo - para posiciones que se encuentran en algún lugar en el
estadio de la afirmación de que hablar sobre dioses no tiene sentido. Irónicamente, es
dudoso que se haya dado un significado claro y coherente a cualquiera de estos
términos, a menos que se tomen simplemente como nombres para la visión de que
hablar sobre dioses no tiene sentido. Pero, como acabamos de ver, si eso es lo que
significan estos términos, entonces no hay necesidad de ellos.

1.12 otras distinciones?

Muchos autores han distinguido entre diferentes clases de ateísmo y diferentes tipos de
agnosticismo . Algunos autores distinguen entre fuertes - duro, positivo - el
ateísmo y débil - suave, negativo - el ateísmo . Algunos autores distinguen entre fuerte -
duro, cerrado, estricto, permanente - agnosticismo y débil - suave, abierto, flexible,
impermanente - agnosticismo .

En el caso del ateísmo, la forma más común de distinguir la distinción es afirmar que, si
bien los ateos fuertes creen que no hay dioses, los ateos débiles simplemente no creen
que haya al menos un dios. Sin embargo, dado que los agnósticos e inocentes tampoco
creen que haya dioses, esta forma de distinguir la distinción cuenta el agnosticismo y la
inocencia como tipos de ateísmo.

Ya hemos visto que los ateos pueden diferir en (a) su grado de convicción de que no hay
dioses; (b) la robustez de su convicción de que no hay dioses; (c) el grado de su deseo
de que no haya dioses; (d) la robustez de su deseo de que no haya dioses; (e) su grado
de interés en la cuestión de si hay dioses; (f) la solidez de su interés en la cuestión de si
hay dioses; (g) sus actitudes hacia aquellos que no creen que no hay dioses; (h) su
actitud hacia el estado epistémico de su creencia de que no hay dioses; y (i) sus
actitudes hacia la afirmación de que no tiene sentido decir que no hay dioses. Si bien, en
un contexto particular, podría ser útil utilizar "fuerte" y "débil" para señalar alguna
distinción sobresaliente de esta lista, o en relación con otras características que podrían
agregarse a esta lista, está claro que no sirve para nada. es servido por la estipulación
adicional de una distinción independiente del contexto entre el ateísmo fuerte y el
ateísmo débil.
En el caso del agnosticismo, hay varias formas en que se ha establecido una
distinción. Para algunos, el fuerte agnosticismo afirma que el agnosticismo es
racionalmente obligatorio, mientras que el agnosticismo débil afirma que el
agnosticismo es meramente racionalmente permisible. Para otros, el fuerte agnosticismo
afirma que no podemos saber si hay dioses, mientras que el agnosticismo débil afirma
simplemente que no sabemos si hay dioses. Sin embargo, dado que, como en el caso del
ateísmo, existe una lista abierta de características que podrían, de acuerdo con el
contexto, apoyar una distinción entre fuerte agnosticismo y agnosticismo débil, no sirve
ningún propósito útil mediante la estipulación adicional de un contexto. distinción
independiente que hace uso de estos términos.

La distinción cuádruple entre ateos, agnósticos, inocentes y teístas se recomienda por


diversos motivos.

Primero, al menos en principio, no hay superposición entre las cuatro categorías. Es


cierto que puede haber casos dudosos en los que no está claro a qué categoría pertenece
alguien. Pero no puede haber alguien que claramente pertenezca a más de una de estas
categorías.

En segundo lugar, al menos en principio, no hay casos que no se ajusten a ninguna de


estas categorías. Si alguien es un caso límite, entonces claramente pertenecen a la
"categoría disyuntiva" formada a partir de las categorías en cuyas fronteras se
encuentran.

En tercer lugar, los principios que determinan quién pertenece a cada categoría son
simples, transparentes y uniformes en todas las categorías. Cómo se clasifica a uno
depende completamente de la actitud doxástica que se adopte hacia la afirmación de que
no hay dioses.

En cuarto lugar, la distinción cuádruple encaja bastante bien con el uso ordinario de
estos términos. Como hemos señalado, hay un uso divergente de "teísta", "ateo" y
"agnóstico". Pero es inverosímil suponer que hay una reglamentación diferente de estos
términos que (a) daría una base teórica satisfactoria para ese uso, y (b) daría un mejor
ajuste con el barrido completo del uso ordinario.

1.13 Algunos casos de prueba

Aquí hay algunas cosas que la gente ha dicho sobre el ateísmo y el agnosticismo. Puede
que le resulte útil pensar en lo que la distinción cuádruple (y el resto de la discusión
anterior) conlleva para estas afirmaciones. (He incluido otras indicaciones entre
paréntesis. Es posible que prefiera ignorarlas en la primera lectura).

1. 1. 'Todos los niños son ateos, no tienen idea de Dios'. (Barón d'Holbach, El
sistema de la naturaleza, 1770.) (¿Alguien que no tiene idea de que Dios es
ateo?)
2. 2. 'Probablemente soy un 20 por ciento ateo y un 80 por ciento agnóstico. No
creo que nadie lo sepa realmente. (Brad Pitt,Bild.com , 2009) (¿Hay una
posición intermedia entre el ateísmo y el agnosticismo?)
3. 3. "El ateo es alguien que niega las suposiciones del teísmo. Él no cree en un
Dios porque no tiene ninguna razón para creer en un Dios. Eso es ateísmo ". (E.
Haldeman-Julius The Meaning of Aheism , 1931 ) (¿Es suponer que uno no tiene
motivos para creer en dioses lo suficiente como para convertir a alguien en
ateo?)
4. 4. "Sostengo que ambos somos ateos. Solo creo en un dios menos que
tú. Cuando entiendas por qué descartas a todos los demás dioses posibles,
entenderás por qué rechazo los tuyos. (Stephen Roberts, lema, 1995) (¿Acaso los
ateos rechazan a todos los dioses por los mismos motivos? ¿Pueden los ateos
rechazar a algunos dioses en particular por motivos específicos de esos dioses en
particular?)
5. 5. 'No tienes que ser valiente, ni un santo, ni un mártir, ni tan inteligente como
para ser ateo. Todo lo que tienes que poder decir es "No sé". (Penn Jillette, Dios,
No!, 2012) (¿Es esto realmente suficiente?)
6. 6. 'Ella no creía en nada. Solo su escepticismo le impedía ser ateo. (Sartre, The
Words , 1964 ) (¿Podría haber alguien que no tuviese ninguna creencia en
absoluto? ¿Es correcto pensar que los escépticos son aquellos que no tienen
creencias?)
7. 7. "Los agnósticos son simplemente ateos sin pelotas". (Stephen Colbert, soy
América , 2007 ) (¿Sería peor decir que los agnósticos son solo teístas sin
pelotas?)
8. 8. "No me casé con la primera chica de la que me enamoré, porque había un
tremendo conflicto religioso en ese momento.Ella era ateo y yo era un agnóstico
". (Woody Allen, NYU , 1964 ) (Tal vez deberíamos sonreír y seguir, pero quizás
valga la pena preguntar: ¿qué hace que esto sea divertido?)
9. 9. "Llamar al ateísmo una religión es como llamar al cabello calvo" (Don
Hirschberg, Six Reasons Why , 2008) (¿Es completamente atroz suponer que el
ateísmo es una religión?)
10. 10. "Para considerarse uno ateo no necesita tener una prueba de que no existen
dioses. Basta pensar que la evidencia sobre la cuestión de Dios está en el mismo
estado que la evidencia sobre la cuestión del hombre lobo. (John McCarthy,
página web, 2013) (¿Deben los ateos suponer que es tan probable que haya
hombres lobo como que haya dioses?)

1.14 Observaciones finales

He argumentado que debemos caracterizar a los ateos y agnósticos en términos de sus


actitudes doxásticas hacia la afirmación de que no hay dioses: los ateos creen que no
hay dioses, los agnósticos suspenden el juicio si no hay dioses.

También he argumentado que no se sigue mucho de estas


caracterizaciones. Simplemente ser ateo o agnóstico lo compromete a muy poco. Hay
muchas posiciones sustantivas diferentes que implican un compromiso con el ateísmo o
el agnosticismo; son estas diferentes posiciones sustantivas las que tienen un interés
principal en una discusión más profunda sobre los méritos del ateísmo y el
agnosticismo.

Para aprender más sobre la historia del ateísmo y el agnosticismo, ver Berman ( 1988 ),
Blom ( 2010 ), Budd ( 1977 ), Curran ( 2012), Flynn ( 2007 ), Hunter y Wootton
( 1992 ), Jacoby ( 2013 ), Sheard. ( 2014 ), Thrower ( 2000 ) y Whitmarsh ( 2015 ). Para
más información sobre las percepciones de ateísmo y agnosticismo, ver Gervais et
al. ( 2011 ), Paul ( 2005 ) y Zuckerman ( 2009 ). Para perspectivas competitivas sobre la
definición de "ateísmo" y "agnosticismo", ver Bullivant ( 2013 ), Draper ( 2017 ) y
Gervais y Najile ( 2017 ).

2 Antecedentes teóricos de la evaluación

Dado que tenemos claro qué son el ateísmo, el agnosticismo y el teísmo, la pregunta
más importante a la que nos gustaría tener una respuesta es: ¿cuál de ellos deberíamos
adoptar? Esa es una pregunta muy grande, y no una que voy a tratar de responder en
este Elemento. Más bien, propongo hacer dos cosas. Primero, en la parte presente del
Elemento, esbozaré un marco dentro del cual se puede abordar la discusión de los
méritos comparativos del ateísmo, el agnosticismo y el teísmo. En segundo lugar, en las
partes restantes del Elemento, trataré de decir algo sobre por qué podría resultar
atractivo el ateísmo o el agnosticismo.

La discusión de los antecedentes teóricos de la evaluación es un trabajo más duro que la


caracterización introductoria del ateísmo, el agnosticismo y el teísmo. Prepárate para
tomarlo lentamente.

2.1 Imágenes grandes

Lo que hace a alguien ateo es su creencia de que no hay dioses; lo que hace a alguien un
agnóstico es su suspensión de juicio sobre la cuestión de si hay dioses. El ateísmo se
caracteriza por la afirmación de que no hay dioses; el agnosticismo se caracteriza por su
compromiso con nada más que la afirmación de que, o bien es el caso de que no hay
dioses o es el caso de que haya al menos un dios. Los grandes cuadros ateos
(cosmovisiones, teorías de todo) incluyen o implican la afirmación de que no hay
dioses; imágenes grandes agnósticas incluyen la afirmación de que, o bien es el caso de
que no hay dioses o es el caso de que hay al menos un dios, pero incluyen o
implican ni la afirmación de que no hay dioses ni la afirmación de que hay al menos uno
Dios.

Los ateos y agnósticos particulares pueden no tener imágenes grandes muy bien
desarrolladas. Incluso los ateos y agnósticos más inteligentes, reflexivos, reflexivos y
bien informados tienen imágenes grandes susceptibles de mejorar de muchas
maneras.El compromiso con el ateísmo o el agnosticismo no impide que los ateos y
agnósticos revisen sus imágenes grandes de innumerables maneras diferentes. Un
compromiso continuo con el ateísmo no es más que un compromiso con la afirmación
de que las mejores imágenes son imágenes ateas; un compromiso continuo con el
agnosticismo no es más que un compromiso con la afirmación de que
las mejores imágenes grandes son imágenes grandes y agnósticas.

Dado que nuestras imágenes grandes son radicalmente incompletas, puede parecer
desconcertante que podamos formar puntos de vista sobre los méritos comparativos de
las mejores imágenes grandes. Dado que hay tanto que no sabemos, incluso
colectivamente, ¿cómo puede justificarse alguien al afirmar que un tipo de mejor
imagen es mejor que otro tipo de mejores imágenes grandes?

Considere un caso simple, por ejemplo, la afirmación de que Canberra es la capital de


Australia. ¿Por qué deberíamos estar seguros de que todas las mejores imágenes grandes
que implican la consideración de este reclamo lo aceptarán? Porque (a) tenemos una
razón abrumadora para aceptar el reclamo ahora, y (b) tenemos una razón abrumadora
para pensar que no hay nada de lo que aún no nos demos cuenta que vaya a vencer este
reclamo. Una parte crucial de la abrumadora razón para aceptar el reclamo ahora es el
consenso universal de expertos, en enciclopedias y obras de referencia confiables, de
que Canberra es la capital de Australia. Y una parte crucial de la abrumadora razón para
pensar que no hay nada de lo que aún no nos demos cuenta que vaya a vencer esta
afirmación es el mismo consenso universal experto -en enciclopedias y obras de
referencia confiables- de que Canberra es la capital de Australia. . ¿Cómo podría
resultar que Canberra no sea la capital de Australia, dado que existe un consenso
universal de expertos de que Canberra es la capital de Australia? ¿Qué
podría explicar el consenso universal de expertos, por ejemplo, en enciclopedias y
trabajos de referencia confiables, de que Canberra es la capital de Australia si no es el
caso de que Canberra sea la capital de Australia?

En general, la justificación para la afirmación de que un tipo de mejor imagen es mejor


que otros tipos de mejores imágenes grandes se basa en dos consideraciones: primero,
que los reclamos que caracterizan el mejor tipo de imagen son las mejores afirmaciones
para hacer en el la base de todo lo que conocemos actualmente; y, en segundo lugar, que
no tenemos ninguna razón para suponer que haya otras consideraciones de las que
actualmente no tenemos conocimiento de que harán una diferencia en la evaluación de
esas reclamaciones. Mientras estemos seguros de que (a) tenemos todas las
consideraciones relevantes a la vista, y (b) hemos evaluado esas consideraciones
correctamente, podemos tener confianza en nuestro juicio acerca de lo que las grandes
imágenes dirán o implicarán con respecto al asunto a mano.

2.2 Método

A fin de convencernos de que nuestras imágenes grandes son las mejores imágenes
grandes, necesitamos un método para comparar imágenes grandes. En el caso en que
nos interese actualmente, nos gustaría usar el método para comparar las mejores
imágenes ateas, las mejores imágenes agnósticas y las mejores imágenes teísticas.

En principio, el método es directo. Primero, articulamos varias imágenes grandes: las


escribimos con exhaustivo detalle. En segundo lugar, proporcionamos una revisión
interna de cada imagen general, buscando inconsistencias; donde las imágenes grandes
son inconsistentes, podemos apartarlas de manera segura. En tercer lugar, comparamos
las virtudes de esas imágenes grandes que sobreviven a la revisión interna: las imágenes
grandes más virtuosas son mejores que las imágenes grandes menos virtuosas.

En la práctica, no podemos seguir este método.

En la práctica, no podemos articular nuestras imágenes grandes con detalles


exhaustivos. En el mejor de los casos, hacemos juicios sobre lo que es relevante para la
evaluación de imágenes grandes dadas y luego articulamos todas esas imágenes
grandes, con el mismo nivel de detalle y con el mismo nivel de cuidado y atención, en
relación con todos los asuntos relevantes.

En la práctica, verificar la inconsistencia es una tarea interminable: excepto en casos


especiales, es muy difícil establecer consistencia; excepto en casos especiales, es una
pregunta abierta si las imágenes grandes articuladas son consistentes. En el mejor de los
casos, usamos los resultados actuales como una guía descartable: si no se ha demostrado
que las imágenes grandes son inconsistentes, entonces tomamos como una hipótesis de
trabajo que esas imágenes grandes son consistentes.

En la práctica, sopesar las virtudes de las imágenes grandes es enormemente


controvertido. En el caso en el que estamos interesados, sopesando las virtudes de las
mejores imágenes grandes ateas, las mejores imágenes agnósticas y las mejores
imágenes teísticas, hay una amplia gama de consideraciones relevantes y una amplia
gama de métodos que se han propuesto para pesándolos.

2.3 Datos

Cuando consideramos las virtudes de las grandes imágenes competidoras, una de las
consideraciones principales es qué tan bien las imágenes grandes de la competencia
explican los datos . ¿Qué son los datos? Dada nuestra cuenta de imágenes grandes, lo
más plausible para decir es que los datos son todo lo que no está en disputa entre las
grandes imágenes competidoras. Para cualquier reclamo, si ese reclamo es común entre
las imágenes grandes competidoras, entonces ese reclamo son datos. Y, para cualquier
reclamo en absoluto, si ese reclamo no es común entre las imágenes grandes
competidoras, entonces ese reclamo no es información.

Supongamos que, en la disputa en la que estamos interesados, los teístas afirman que (a)
se han producido ciertos eventos milagrosos, y (b) esos eventos deben explicarse como
los resultados de las acciones de los dioses. Si los ateos niegan que esos eventos
ocurrieron, y los agnósticos suspenden el juicio sobre la cuestión de si esos eventos
ocurrieron, entonces no debe tomarse como una ventaja relativa del teísmo que brinde
una explicación de la ocurrencia de esos eventos; más bien, la ocurrencia de esos
eventos es solo parte de lo que está en disputa entre estos ateos, agnósticos y teístas. Por
supuesto, aquí hay algo en lo que los ateos, agnósticos y teístas concuerdan, es decir,
que hay informes de la ocurrencia de estos y otros eventos milagrosos, y estos son datos
cuya explicación sí cuenta en la evaluación comparativa del ateísmo, el agnosticismo y
teísmo

Supongamos que, en la disputa en la que estamos interesados, los ateos afirman que (a)
ha habido varios cientos de millones de años de sufrimiento animal, y (b) que este
sufrimiento se explica mejor como la superación de la selección natural. Si los teístas
niegan que haya habido varios cientos de millones de años de sufrimiento animal, o si
los agnósticos suspenden el juicio sobre la cuestión de si ha habido varios cientos de
millones de años de sufrimiento animal, entonces no debe tomarse como una ventaja
relativa del ateísmo que ofrece una explicación de ese sufrimiento animal; más bien, la
ocurrencia de ese sufrimiento animal es parte de lo que está en disputa entre ateos,
agnósticos y teístas. Por supuesto, hay mucho aquí en el que los ateos, agnósticos y
teístas de acuerdo - por ejemplo, que los expertos miembros de las academias nacionales
de ciencias sostienen unánimemente que ha habido varios cientos de millones de años
de sufrimiento de los animales - y esto es los datos cuya explicación no contar en el
evaluación comparativa del ateísmo, el agnosticismo y el teísmo.

No debe suponerse que todo lo que estoy llamando 'datos' tendrá una explicación en al
menos algunas mejores imágenes grandes: puede ser que haya algunas afirmaciones que
son primitivas en todas las mejores imágenes grandes. La característica esencial de los
datos no es que, en algunas imágenes grandes, en realidad tenga una explicación que
debe figurar en los cálculos de la virtud teórica comparativa; más bien, la característica
esencial de los datos es que es un objetivo potencial en imágenes grandes para las
explicaciones que figurarían en los cálculos de la virtud comparativa de la visión
general.

2.4 Virtudes

Existen diferentes tipos de virtudes de las teorías científicas: (1) virtudes internas : por
ejemplo, consistencia de la teoría y coherencia con los datos; (2) utilidad : por ejemplo,
fructificación, aplicabilidad y poder predictivo; (3) minimización de los compromisos
teóricos : por ejemplo, simplicidad, belleza y unidad; y (4) maximización de la amplitud
y profundidad explicativa : por ejemplo, el ancho del rol cosmológico y el ajuste con la
ciencia bien establecida.

En nuestra evaluación de imágenes grandes, damos un tratamiento por separado a las


virtudes internas, y no tomamos en cuenta la utilidad (ya que, por ejemplo, las imágenes
grandes no generan predicciones comprobables). Entonces, como mucha gente ha
reconocido, cuando evaluamos imágenes grandes, estamos esencialmente interesados en
una compensación entre la minimización de los compromisos teóricos y la
maximización de la amplitud y la profundidad explicativa. Las mejores imágenes
grandes son aquellas que hacen la mejor compensación entre la minimización de los
compromisos teóricos y la maximización de la amplitud y la profundidad explicativa.

En general, determinar cuál es la mejor solución de compromiso entre la minimización


de los compromisos teóricos y la maximización de la amplitud y la profundidad
explicativa es una cuestión difícil y controvertida.

Los Bayesianos suponen que debemos considerar toda la discusión en términos de


probabilidades: las teorías mejores son aquellas que tienen probabilidades
comparativamente más altas de verdad. Muy crudamente -y me refiero de manera muy
cruda- si T1 y T2 son teorías competitivas, y E es nuestra evidencia total relevante,
entonces (a) las probabilidades previas Pr (T1) y Pr (T2) son inversamente
proporcionales a la fuerza de la teoría compromisos de T1 y T2; (b) las probabilidades
Pr (E / T1) y Pr (E / T2) están directamente proporcionadas a la amplitud y profundidad
explicativas de T1 y T2 con respecto a E; y - por la versión de probabilidades del
Teorema de Bayes - (c) la relación de las probabilidades posteriores Pr (T1 / E) y Pr (T2
/ E) está determinada por las probabilidades y probabilidades previas relevantes:

En otras palabras: cuanto más postulan las teorías, menores son sus probabilidades
previas; cuanto más explican las teorías, mayores son sus probabilidades; pero cuanto
más postulan las teorías, más pueden explicar. Y cuanto mayor es la probabilidad
posterior, mejor es la teoría, dada la evidencia.
Si bien, en general, necesita números para poder hacer cálculos bayesianos, existen
casos especiales. Si puede demostrar que una teoría tiene menos compromisos que una
segunda teoría, pero en ninguna parte va peor con respecto a la amplitud explicativa y la
profundidad que esa segunda teoría, entonces puede concluir inmediatamente que la
primera teoría es más virtuosa que la segunda. Podemos ilustrar esta idea con un simple
ejemplo.

Supongamos que alguien está desconcertado por el hecho de que la Tierra no parece
estar cayendo a través del espacio y postula que la Tierra no cae porque es sostenida por
un elefante gigante. Cuando comparamos la teoría del elefante con la teoría del no
elefante, puede parecer que la teoría del elefante tiene una ventaja explicativa: explica
por qué la Tierra no está cayendo. Es cierto que esta explicación tiene el costo de
postular una nueva entidad, el elefante gigante, pero, según el defensor de la teoría del
elefante, vale la pena pagar el costo.

El análisis que acabamos de dar es incorrecto. En la teoría del no elefante, la tierra


simplemente se cuelga en el espacio. Es un compromiso primitivo -inplicado- de esa
teoría de que la tierra es un "colgador". En la teoría del elefante, el elefante simplemente
cuelga en el espacio: el elefante es un "colgador". Cada teoría tiene una 'percha': en el
punto de compromiso con 'perchas', no hay diferencia entre las teorías. Así que,
claramente, la postulación del elefante es puramente gratuita: no reduce el número de
"perchas", a pesar de que lo único que está diseñado para hacer es que la tierra no sea
una "percha" '- y sin embargo, introduce un costo teórico adicional.

Tenga en cuenta, también, que no ayudará a postular que el elefante es un "colgador


intrínseco", es decir, que la naturaleza del elefante gigante es "colgar". Porque, si es
aceptable postular que el elefante es un "colgador intrínseco", entonces es igualmente
apropiado postular que la tierra es un "colgador intrínseco", es decir, que está en la
naturaleza de la tierra "colgar" '. Una vez que actualizamos la teoría de no-elefante
apropiadamente, la postulación del elefante sigue siendo puramente gratuita.

La visión de que la tierra simplemente se cuelga en el espacio es más virtuosa que la de


que la tierra descansa sobre la parte posterior de un elefante gigante que simplemente
cuelga en el espacio: es más teóricamente económica y, cuando la contabilidad se hace
correctamente, la teoría del elefante no tiene mayor virtud explicativa que la teoría de
no elefante.

En la próxima discusión, vamos a suponer que no nos podemos suministrar los números
que son necesarios para los cálculos bayesianos ni asumir que no podemos suministrar
los números que son necesarios para los cálculos bayesianos. No haremos nosotros
mismos ningún cálculo bayesiano numérico.

2.5 Derivaciones

Demostrar inconsistencia requiere derivación. Para demostrar que un conjunto de


reclamos es inconsistente, enumeramos los reclamos y luego agregamos nuevos
reclamos a nuestra lista que siguen, como una cuestión de lógica, de los reclamos que ya
figuran en nuestra lista; finalmente, llegamos a una contradicción explícita, es decir, un
reclamo de la forma C y no-C . De manera más general, para mostrar que un reclamo
dado es una consecuencia lógica de otros reclamos, enumeramos los reclamos
adicionales, y luego agregamos nuevos reclamos a nuestra lista que siguen, como una
cuestión de lógica, de reclamos que ya figuran en nuestra lista; eventualmente,
agregamos el reclamo dado a nuestra lista.

Un resultado fundamental de la lógica clásica nos dice que, si un conjunto de


afirmaciones son conjuntamente inconsistentes, entonces la negación de cualquiera de
esas afirmaciones puede derivarse de todas las demás. Si A, B y C son conjuntamente
inconsistentes, entonces podemos derivar no-C de A y B, y podemos derivar no-B de A
y C, y podemos derivar no-A de B y C. Entonces, nosotros puede derivar una
incoherencia de un conjunto de afirmaciones que incluye la afirmación de que hay al
menos un dios exactamente cuando podemos derivar la afirmación de que no hay
dioses de las reclamaciones restantes en el conjunto. Y, podemos derivar una
incoherencia de un conjunto de afirmaciones que incluye la afirmación de que no hay
dioses exactamente cuando podemos derivar la afirmación de que hay al menos un
dios de las reclamaciones restantes en el conjunto.

En la segunda etapa interna de la evaluación de imágenes grandes competidoras,


verificamos si podemos derivar una contradicción de las afirmaciones que pertenecen a
esas imágenes grandes. Podremos hacer esto para una gran imagen dada exactamente
cuando podamos derivar la negación de la afirmación que caracteriza una imagen
general dada de otras afirmaciones, todas las cuales pertenecen a esa gran imagen.

Obviamente, podemos derivar contradicciones reuniendo afirmaciones de grandes


imágenes competidoras. La forma más simple de ver esto es considerar armar los
reclamos característicos de grandes imágenes competidoras. Como notamos atrás, 'hay
al menos un dios' y 'no hay dioses' son contradictorios; ellos no pueden ser ambos
verdaderos Pero, en términos generales, derivar contradicciones reuniendo afirmaciones
de grandes imágenes competidoras no nos dice nada acerca de qué gran cuadro preferir:
tales derivaciones no pueden desempeñar ningún papel al decidir cuál es la mejor
perspectiva.

Una consecuencia importante de esta última observación es que no se pueden usar


"pruebas" existentes de la existencia o inexistencia de dioses para decidir entre grandes
imágenes competidoras, a menos que todas las premisas pertenezcan al cuadro general
al que apunta la 'prueba' . Una respuesta totalmente adecuada a cualquier 'prueba' de la
falsedad del reclamo característico de su gran cuadro es la observación de que su cuadro
grande no contiene ni implica una de las premisas de esa 'prueba'.

Actualmente no tenemos ninguna derivación que demuestre que las mejores imágenes
ateas no son consistentes, y actualmente no tenemos ninguna derivación que demuestre
que las mejores imágenes teísticas son inconsistentes. En consecuencia, actualmente no
tenemos ninguna derivación exitosa de la afirmación de que no hay dioses, ni tenemos
derivaciones exitosas de la afirmación de que hay al menos un dios. Si bien no se puede
descartar que podamos obtener derivaciones exitosas de una de estas afirmaciones en el
futuro, creo que ese historial, en combinación con un examen cuidadoso de las
derivaciones existentes, debería llevarnos a suponer que es extraordinariamente
improbable que siempre tendrá derivaciones exitosas de estos reclamos.Para avanzar en
la evaluación de grandes cuadros ateos, agnósticos y teístas, no hay más opción que
pasar a la tercera etapa de la evaluación comparativa: debemos considerar si podemos
demostrar que un tipo de mejor imagen grande tiene mayor virtud teórica que los otros
tipos de mejor imagen general.

Tal vez ayude a considerar un ejemplo concreto. Supongamos que, de alguna manera, se
determina que la mejor visión de Dios es que, si es posible que Dios existe, entonces es
necesario que Dios exista. Dada esta suposición, los mejores cuadros teístas que
suponen que Dios existe se comprometerán con todas las siguientes tres afirmaciones:
es posible que Dios exista; Dios existe; y es necesario que Dios exista. Además, dado
este mismo supuesto, las mejores imágenes ateas se comprometerán con las siguientes
tres afirmaciones: es posible que Dios no exista; Dios no existe; y es necesario que Dios
no exista.

Considere el siguiente argumento ontológico modal estándar:

1. 1. Si es posible que Dios existe, entonces es necesario que Dios


exista. (Premisa)
2. 2. Es posible que Dios existe. (Premisa)
3. 3. (Por lo tanto) Dios existe. (De 1 y 2.)

Este argumento es claramente válido, es decir, la conclusión es obviamente una


consecuencia lógica de las dos premisas. Pero, mientras que las mejores grandes teístas
relevantes incluyen 2 y 3, las mejores imágenes ateas relevantes no incluyen ni 2 ni 3.
Este argumento no da soporte a las mejores grandes teístas relevantes sobre las mejores
imágenes ateas, al igual que el argumento:

1. 1. Si es posible que Dios existe, entonces es necesario que Dios


exista. (Premisa)
2. 2. Es posible que Dios no exista. (Premisa)
3. 3. (Por lo tanto) Dios no existe. (De 1 y 2.)

no da soporte a las mejores imágenes relevantes ateas relevantes sobre las mejores
imágenes grandes teístas. (Aunque puede no ser inmediatamente obvio, este argumento
también es válido. Dado que es posible que Dios no exista, no es necesario que Dios
exista. Pero, desde el 1, si no es necesario que Dios exista, entonces no es posible que
Dios exista. Y si no es posible que Dios exista, entonces Dios no existe).

Para más información sobre la elección de la teoría bayesiana, ver Earman ( 1996 ),
Horwich ( 1982 ), Swinburne ( 2002 ) y Talbott (2008 ). Para las introducciones a la
lógica, ver Forbes ( 1994 ), Priest ( 2000 ) y Shapiro ( 2013 ). Para un análisis más
detallado de los argumentos ontológicos modales, ver van Inwagen ( 2018 ) y Rowe
( 1976 ).

3 Un caso para preferir el ateísmo al teísmo

Una objeción común al ateísmo es que no puede ser racional sostener que no hay
dioses. ¿Qué razón podrías tener para pensar que no hay dioses? ¿Por qué no podría ser
que, por suerte o por diseño, no tienes lo necesario para reconocer que hay dioses o te
has perdido la oportunidad de adquirir las razones que otras personas tienen para pensar
que hay dioses?
A veces tenemos razones para pensar que no hay nada de cierto tipo. ¿Hay un cartón de
leche en la nevera? Todo lo que necesitas hacer es abrir la nevera para mirar. Si no
puede ver un cartón de leche en el refrigerador, y si no hay nada en el refrigerador
donde pueda esconderse un cartón de leche, se justifica que crea que no hay cartón de
leche en el refrigerador.

Si tiene alguna duda acerca de si puede haber una caja de leche en el refrigerador, puede
pedirle a una o más personas que la miren. Mientras nadie tenga intenciones maliciosas,
y mientras los que pidas tengan los poderes adecuados de percepción y razón, todos los
que miran devolverán el mismo veredicto que tú. Por supuesto, no hay nada especial en
los cartones de leche: para una enorme variedad de "objetos cotidianos" en
"circunstancias cotidianas", existe un acuerdo uniforme, entre aquellos con poderes
adecuados de percepción y razón, sobre la existencia y ubicación de estos tipos de
cosas. Además, en el caso de los cartones de leche -como en el caso de otros "objetos
cotidianos" - sería simplemente ridículo suponer que hay cajas de leche invisibles e
inefables cuya existencia se revela solo a un subconjunto privilegiado de aquellos que
búscalos. Una vez que hemos revisado correctamente, si no encontramos una caja de
leche en el refrigerador, la conclusión correcta es que no hay cajas de leche en el
refrigerador, ni siquiera cajas invisibles e inefables.

Tal vez puedas pensar que, como sería tonto creer en cajas de leche invisibles e
inefables, este caso no tiene relevancia para la cuestión de la racionalidad de la creencia
de que no hay dioses. Pero considere, en cambio, el caso de las hadas. La creencia en las
hadas ha sido generalizada. Famosamente, en la década de 1920, Sir Arthur Conan
Doyle (el autor de las historias de Sherlock Holmes) defendió la existencia de las hadas
Cottingley (ver Doyle ( 1922/2006 ), Griffiths y Lynch ( 2009 ) y Losure ( 2012 )).

Mientras que las hadas generalmente se consideran pequeñas, las razones más
frecuentemente citadas por las cuales la mayoría de nosotros no las encontramos es que
son tímidas e intuitivas: no les gusta que las vean, y son muy buenas para darse cuenta
de que alguien puede ser a punto de observarlos. Si bien, en ocasiones, se revelarán, casi
siempre lo hacen solo para aquellos que probablemente no sean considerados testigos
creíbles, por ejemplo, niños pequeños "puros".

La mayoría de los adultos educados y racionales creen que no hay hadas. No es


simplemente que los adultos más racionales y educados suspendan el juicio sobre las
preguntas de si, digamos, tienen hadas en el fondo de sus jardines. Y no es simplemente
que los adultos más racionales y educados suspendan el juicio sobre la cuestión de si
hay hadas tímidas e intuitivas en el fondo de sus jardines, es decir, hadas de un tipo que
no detectarían aunque las buscaran. Del mismo modo que usted puede creer
racionalmente que no hay cajas de leche en su refrigerador, también puede creer
racionalmente que no hay hadas en el fondo de su jardín. Y no es simplemente que la
mayoría de los adultos con una educación racional creen racionalmente que no hay
hadas en el fondo de sus jardines: la mayoría de los adultos con una educación racional
también creen racionalmente que no hay hadas en ninguna parte .

Los ateos piensan que lo que vale para las hadas también se aplica a los dioses: creen
que tienen motivos suficientes para creer que no hay dioses. Si bien los detalles de los
casos de los ateos contra dioses son diferentes de los detalles de los casos contra las
hadas, el resultado es el mismo: los ateos se toman a sí mismos para no tener ningún
motivo de primer orden para creer que hay dioses, y lo toman como el segundo -
Ordenar razones que tienen no son lo suficientemente fuertes como para darles razones
para suspender el juicio sobre la cuestión.

En lo que sigue, expondré un tipo de caso para el ateísmo. No es un caso que todos los
ateos aceptarán. Sin embargo, sirve para ilustrar el tipo de caso que los ateos podrían
dar.

3.1 Esquema

El caso que se expondrá aquí es, en primera instancia, un caso para el naturalismo, es
decir, un argumento para afirmar que las mejores imágenes grandes son imágenes
grandes que mantienen o implican que (a) no hay más que entidades causales naturales
con solo las propiedades causales naturales, y (b) la ciencia bien establecida es la piedra
de toque para identificar las entidades causales y los poderes causales.

El caso tiene dos partes principales. En primer lugar, se argumenta que las mejores
imágenes grandes naturalistas son mínimas entre las mejores imágenes grandes: no hay
nada a lo que se comprometan las mejores imágenes grandes naturalistas a las que otras
mejores imágenes grandes no se hayan comprometido. En segundo lugar, se argumenta
que las mejores imágenes grandes naturalistas son máximas entre las mejores imágenes
grandes: no hay nada que se explique mejor con otras mejores imágenes grandes que
con las mejores imágenes grandes naturalistas.

Dado que las mejores imágenes grandes teístas tienen compromisos adicionales -en
particular, compromisos con los dioses- que las mejores imágenes grandes naturalistas
no tienen, y dado que las mejores imágenes teístas no ofrecen mejores explicaciones que
las mejores imágenes grandes naturalistas, las mejores imágenes teísticas son inferior a
las mejores imágenes grandes naturalistas. Pero eso es solo para decir que algunas de las
mejores fotos grandes que mantienen o implican que no hay dioses son mejores que
todas las mejores fotos grandes que mantienen o implican que hay dioses. Lo cual es
solo decir que debemos creer que no hay dioses.

3.2 Minimización

El caso de que las mejores imágenes grandes naturalistas son mínimas en la clase de las
mejores imágenes grandes es relativamente sencillo.

Cada mejor idea está comprometida con las entidades causales y los poderes causales
que se postulan o se dan por sentados en la ciencia bien establecida. Cada mejor imagen
está comprometida con electrones, átomos, moléculas, proteínas, virus, orgánulos,
células, plantas, animales, utensilios de cocina, libros, casas, automóviles, carreteras,
ciudades, redes eléctricas, monedas, océanos, planetas, sistemas solares, estrellas ,
galaxias, etc. Y cada gran imagen está comprometida con los poderes causales de todas
estas cosas: atracción, repulsión, expansión, radiación, ingestión, digestión, infección,
locomoción, erosión, etc. Pero, entre las mejores imágenes grandes, las imágenes
grandes naturalistas son únicas al comprometerse solo con estas cosas. Otras mejores
imágenes grandes están comprometidas con otras entidades causales y poderes causales:
por ejemplo, las hadas y los poderes no naturales de las hadas, o los dioses y los poderes
no naturales de los dioses.
Algunos podrían pensar que aquí deberíamos considerar solo compromisos
fundamentales: compromisos con esas entidades fundamentales y poderes
fundamentales de los que se componen todas las demás entidades y poderes. Los
naturalistas no necesitan estar en desacuerdo. Si hay alguna colección de entidades
naturales fundamentales y poderes naturales fundamentales de los que se componen
todas las demás entidades naturales y poderes naturales, entonces las mejores imágenes
naturalistas reconocerán esto y, en el sentido propuesto, las mejores imágenes
naturalistas se comprometerán con esas entidades naturales fundamentales y poderes
naturales fundamentales. Dado que las hadas y los dioses no se encuentran entre las
entidades naturales fundamentales o no fundamentales, y dado que al menos algunos de
los poderes de las hadas y los dioses no se encuentran entre los poderes naturales
fundamentales o no fundamentales, el alojamiento de este punto no hace nada para
socavar la afirmación de que los compromisos de las mejores imágenes grandes
naturalistas son mínimos en la clase de las mejores imágenes grandes.

Algunos podrían pensar que hay puntos de vista metafísicos alternativos de los cuales se
puede ver que el naturalismo es más que mínimo. Consideremos, por ejemplo, la visión
idealista de Berkeley según la cual los objetos naturales y los poderes naturales son
ideas en la mente de Dios. ¿Acaso los idealistas de Berkeley no tienen menos
compromisos que los naturalistas? ¡De ningún modo! Para cada entidad natural
(fundamental), el idealista de Berkeley se compromete con una idea distinta y
correspondiente en la mente de Dios. Para cada poder natural (fundamental), el idealista
de Berkeley se compromete con una idea distinta y correspondiente en la mente de
Dios. En términos de compromisos fundamentales, hay paridad, excepto que el idealista
de Berkeley también está comprometido con Dios (y tal vez con más). Cuando hacemos
una contabilidad adecuada, los compromisos (fundamentales) de los idealistas de
Berkeley superan los compromisos (fundamentales) de los naturalistas. (¿Podría decir
un tipo diferente de teísta que, dado que solo hay una idea en la mente de Dios, la idea
de todo lo que existe, el teísmo tiene menos compromisos que el naturalismo? ¡No, en
absoluto! Los naturalistas pueden, con no menos justicia, decir que hay una sola cosa: la
realidad natural. Cualquier insatisfacción que asista a este reclamo naturalista atiende,
en igual medida, al correspondiente reclamo teísta).

Los monoteístas que piensan que Dios creó el mundo natural ex nihilo están
particularmente mal situados para disputar la afirmación de que las mejores imágenes
naturalistas son más mínimas que las mejores imágenes monoteístas. Parece obvio que
quienes suponen que la realidad causal está agotada por la realidad natural tienen una
visión más mínima que quienes suponen que, además , la realidad causal contiene algo
que es la causa de la existencia de la realidad natural. Pero, si lo que se ha argumentado
en esta sección es correcto, no son solo las mejores imágenes monoteístas que tienen
más compromisos que las mejores imágenes grandes naturalistas; todas las otras
mejores fotos grandes tienen más compromisos que las mejores imágenes grandes
naturalistas.

3.3 Maximalidad

El caso de que las mejores imágenes grandes naturalistas son máximas en la clase de las
mejores imágenes grandes es complicado y susceptible de una adición más o menos
ilimitada a sus detalles. Por razones que pronto serán evidentes, si ya no son evidentes,
cualquier llenado de este caso es, en cierto sentido, incompleto.
En lo que sigue, dividiré dominios sobre los cuales podría preguntarse si las
explicaciones en las mejores imágenes grandes naturalistas son mejoradas por
explicaciones en las mejores imágenes teísticas, en dos tipos principales: dominios de
"primer orden" y dominios de "segundo orden". . A grandes rasgos, los dominios de
"segundo orden" se refieren al testimonio de individuos y grupos humanos, mientras
que los dominios de "primer orden" se refieren a algo más que el testimonio de
individuos y grupos humanos.

Los dominios de "primer orden" que consideraré se refieren a: (1) características


causales generales de la realidad; (2) características generales de 'diseño' de la
realidad; y (3) características 'mentales' de la realidad. Los dominios de "segundo
orden" que consideraré se refieren a: (1) informes de fenómenos "anómalos"; (2)
informes de "experiencia" religiosa; (3) informes de 'libros sagrados'; y (4) informes de
'comunicación' divina. Para cada uno de estos dominios, expondré un argumento de que
la explicación proporcionada por las mejores imágenes naturalistas para los datos en el
dominio dado no es peor que la explicación proporcionada por las mejores imágenes
teísticas para esos datos.

Dado que hay mucho por lo que pasar, y dado que estamos simplemente
proporcionando bocetos de argumentos que se pueden desarrollar con mucho más
detalle, nos moveremos con bastante rapidez.

3.4 Causalidad

Algunas personas piensan que el teísmo puede tener una ventaja explicativa cuando se
trata de la existencia de la realidad causal natural: a diferencia de sus contrapartes
naturalistas, los teístas pueden tener una explicación de la existencia de una realidad
causal natural que apela a las actividades creativas de los dioses.

Estas personas están equivocadas, por la misma razón que los teóricos del elefante se
equivocan al pensar que la teoría del elefante tiene una ventaja explicativa sobre la
teoría del no elefante (véase la Sección 2.4 ).

Considera la realidad causal. La existencia de la realidad causal no puede tener una


explicación causal. Las causas son distintas de sus efectos; en consecuencia, las causas
de la existencia de la realidad causal serían y no serían parte de la realidad
causal.Entonces, si hay una explicación de la existencia de la realidad causal, es una
explicación no causal. ¿Qué propiedad podría tener la realidad causal que explicaría su
existencia? Solo hay un candidato plausible: la realidad causal existe por necesidad; no
podría haber fallado el hecho de que la realidad causal existe. Pero, si hacemos lo
posible para suponer que podemos apelar a la necesidad de explicar la existencia de la
realidad causal, entonces las mejores imágenes naturalistas incluirán la afirmación de
que la realidad natural existe por necesidad. Y, si las mejores imágenes teísticas
incluyen o implican la afirmación de que hay dioses que existen por necesidad y que
crean realidad natural, mientras que las mejores imágenes naturalistas incluyen o
implican la afirmación de que la realidad natural existe por necesidad, entonces no hay
diferencia en el explicación última de la existencia de realidad causal en estos dos tipos
de mejores imágenes grandes. En definitiva, como sea que corte el pastel, la existencia
de la realidad causal resulta ser una necesidad primitiva e inexplicable.
Por supuesto, al menos por todo lo que hemos argumentado, podría resultar que las
mejores imágenes grandes cuentan alguna otra historia sobre la existencia de la realidad
causal. Quizás es una cuestión de contingencia bruta. Quizás es una cuestión de
regresión infinita. Pero, cualquiera que sea la historia, las mejores imágenes naturalistas
y las mejores imágenes teísticas lo incorporarán de maneras que implican que no hay
ninguna ventaja explicativa que se acumule.

3.5 Diseño

Algunas personas piensan que el teísmo puede tener una ventaja explicativa cuando se
trata del "ajuste" de la realidad natural: a diferencia de sus contrapartes naturalistas, los
teístas pueden tener una explicación del "ajuste" de la realidad causal natural que atrae a
los creativos. actividades de dioses.

En el modelo estándar actual de física de partículas, existen parámetros libremente


ajustables para los que se cumple lo siguiente: si un parámetro determinado libremente
ajustable tomara un valor solo ligeramente diferente de su valor real, con todo lo demás
fijo, entonces nuestro universo lo haría han sido de muy corta duración, o de lo
contrario habría explotado tan rápidamente que siempre habría consistido en más o
menos nada más que espacio vacío. De cualquier manera, nuestro universo no habría
contenido los objetos causales familiares que contiene: electrones, átomos, moléculas,
proteínas, virus, orgánulos, células, plantas, animales, utensilios de cocina, libros, casas,
automóviles, carreteras, ciudades, redes eléctricas, monedas, océanos, planetas, sistemas
solares, estrellas, galaxias, etc. En el lenguaje adoptado por muchos participantes en esta
discusión, parece que nuestro universo está "afinado" para la existencia de estos objetos
causales familiares.

Para dar a los teístas la posición más fuerte, supondré, a los efectos de esta discusión,
que la realidad causal natural no es parte de un multiverso o conjunto de universos. Aun
así, es un error suponer que los teístas tienen una ventaja explicativa cuando se trata del
"ajuste" de nuestro universo.

Debemos suponer que en algún punto de la realidad causal, los valores de los
parámetros ajustables están establecidos: toman valores que, en ausencia de
intervención, seguirán teniendo; y también debemos suponer que no hay intervención
posterior.

Hay dos posibilidades: o bien el punto en el que se establecen los valores es el punto
inicial de la realidad causal, o el punto en el que se establecen los valores es un punto no
inicial de realidad causal.

Si el punto en el que se establecen los valores es el punto inicial de la realidad causal,


entonces no puede haber nada que asigne esos valores en ese punto, porque tal
asignación sería una transición causal que es anterior a toda la realidad
causal. Entonces, si el punto en el que se establecen los valores es el punto inicial de la
realidad causal, entonces, si hay una explicación de la aceptación de esos valores, solo
puede ser que la toma de esos valores sea necesaria. Ya sea que exista o no una
explicación de la aceptación de esos valores, no existe una ventaja explicativa que se
acumule al teísmo o al naturalismo: las mejores imágenes naturalistas dicen que, en el
punto inicial de la realidad causal natural, los parámetros toman sus valores actuales
; las mejores imágenes grandes teístas dicen que, en el punto inicial de la realidad
causal, las preferencias de los dioses para los valores de los parámetros se establecen en
los valores actuales. De cualquier manera, la explicación final, si es que hay una, es la
misma: necesidad bruta.

Si el punto en el que se establecen los valores es un punto no inicial de realidad causal,


entonces hay una transición desde un estado en el que los valores de los parámetros no
se han fijado a un estado en el que los valores de los parámetros son fijos . Una
transición de este tipo debe ser azarosa: en este caso, es una cuestión de contingencia
bruta que los valores que se toman son los valores actuales. Para el naturalismo, en el
punto de transición, los parámetros toman sus valores actuales; para los teístas, en el
punto de transición, las preferencias de los dioses para los parámetros se fijan a los
valores actuales. De cualquier manera, en este caso, no hay más explicaciones sobre
estos valores en lugar de otros valores, por lo que no hay ventaja explicativa que se
acumule en ninguno de los lados.

Poniéndolo todo junto: no importa cuál sea la mejor explicación del "ajuste fino" de
nuestro universo, aquí no hay una ventaja explicativa para las mejores imágenes
teísticas sobre las mejores imágenes grandes naturalistas.

3.6 Mente

Algunas personas piensan que el teísmo puede tener una ventaja explicativa sobre el
naturalismo cuando se trata de la presencia de la mentalidad (conciencia, razón,
memoria, percepción, acción, emoción, actitud, etc.) en la realidad causal.

Los naturalistas suponen que la mentalidad es tardía y local : las únicas entidades
conscientes que conocemos actualmente son organismos biológicos evolucionados
relativamente recientemente en nuestro planeta. Es una pregunta abierta si existen
organismos biológicos evolucionados recientemente en otros planetas; y es una
pregunta abierta si hay, o habrá, entidades de mente artificial que son productos
causales de las actividades de los organismos biológicos aguas abajo. Pero eso es todo:
ni han existido, ni existen, ni habrá otros tipos de entidades con mente en la realidad
causal.

Los naturalistas también suponen que no necesitamos apelar a nada más que los
procesos biológicos en los organismos, los entornos locales de esos organismos y las
historias evolutivas sociales y biológicas locales de esos organismos, a fin de explicar
los diversos aspectos de su mentalidad. Por ejemplo, para que las entidades mentales
sean conscientes solo es para que participen en ciertos tipos de procesamiento
neuronal; y para que las entidades conscientes perciban sus entornos inmediatos, es para
ellos, en esos entornos, participar en ciertos tipos de procesamiento neuronal que han
sido apropiadamente formados por la historia local, social y evolutiva y que están
apropiadamente relacionados causalmente con esos entornos. .

La explicación naturalista de la mentalidad es mínima, tanto en la medida en que


concuerda con la mentalidad como en los recursos que invoca para explicar la
mente. Los teístas de una línea u otra agregan a esta cuenta mínima una o más de las
siguientes afirmaciones: (a) hay otras entidades con mente: dioses, ángeles, demonios y
similares; (b) la mentalidad es omnipresente: todo tiene propiedades proto-mentales; (c)
la realidad natural está pensada; (d) montañas / árboles / rocas / etc. particulares tienen
mentalidad; (e) armas particulares / reliquias / utensilios / etc. tienen mentalidad; (f)
puede haber transferencia de instancias de mentalidad entre organismos; (g) puede
haber mentalidad en ausencia de organismos; (h) la mentalidad depende de la existencia
de entidades, mentes, que no están ubicadas en nuestro universo; (i) las únicas cosas
fundamentales son las mentes y su mentalidad; y así. Pero, ¿hay algún dato que se
explique mejor por este tipo de afirmaciones que por el naturalismo?

Algunos dicen que este tipo de afirmaciones pueden explicar cómo es posible que haya
justicia cósmica y vida después de la muerte. Pero la justicia cósmica y la vida después
de la muerte no son datos: los naturalistas, entre otros, no aceptan que haya justicia
cósmica o vida después de la muerte. Por lo tanto, al menos en espera de más
consideraciones, no hay una ventaja explicativa que se pueda obtener apelando a ellos.

Algunos dicen que hay evidencia científica de justicia cósmica y / o vida después de la
muerte en, por ejemplo, informes de experiencias cercanas a la muerte y fuera del
cuerpo. Pero ningún metanálisis científico acreditado apoya las afirmaciones sobre la
veridicalidad de las experiencias cercanas a la muerte y fuera del cuerpo. Por el
contrario, los metanálisis respaldan la afirmación de que estas experiencias se explican
de forma exhaustiva en términos de insulto neuronal.

Algunos, como Chalmers ( 1996 ), sostienen que podría haber criaturas que compartan
nuestros procesos y estados neuronales, pero que carezcan de las características clave de
nuestra mentalidad, por ejemplo, la experiencia consciente subjetiva. Aquellos que
insisten en que la experiencia consciente subjetiva es compromiso en ciertos tipos de
procesamiento neural, niegan que pueda haber tales criaturas. Por lo tanto, ciertamente
no es información que podría haber tales criaturas.

Algunos -por ejemplo, Plantinga ( 2012 ) y Reppert ( 2009 ) - argumentan que nuestras
capacidades de razonamiento no podrían ser una mezcla socialmente moldeada de
adaptaciones evolutivas y exaptaciones. Pero esos argumentos asumen la fiabilidad de
nuestras capacidades de razonamiento en dominios en los que es obvio que nuestras
capacidades de razonamiento son muy poco confiables: filosofía, religión, política y
demás. Cuando hacemos una evaluación más precisa de la confiabilidad de nuestras
capacidades de razonamiento, vemos que esa evaluación respalda la afirmación de que
nuestras capacidades de razonamiento son una mezcla socialmente moldeada de
adaptaciones evolutivas y exaptaciones.

Si bien hay mucho más que podría decirse para completar estas breves observaciones,
debería ser lo suficientemente claro cómo los naturalistas llegan a la conclusión de que
las consideraciones sobre la mentalidad no brindan ninguna ventaja explicativa a los
teístas.

3.7 Anomalía

Algunas personas piensan que el teísmo puede tener una ventaja explicativa cuando se
trata de informes sobre la ocurrencia de milagros. Las religiones están repletas de tales
informes, en sus relatos de las vidas y acciones de su figura fundadora, en los episodios
registrados en sus textos centrales, en los relatos transmitidos en sus tradiciones orales,
y, a menudo, en sus liberaciones contemporáneas.
Para evaluar este reclamo, debemos considerar el trasfondo más amplio. Cierto, si los
informes milagrosos fueran precisos, plantearían serios desafíos para los naturalistas:
los informes milagrosos suelen describir eventos que desafían la explicación de una
ciencia bien establecida. Pero debe recordarse no solo (a) que todas las religiones tienen
sus propios informes milagrosos, sino también (b) que existe una amplia gama de otros
informes que son, prima facie, desafíos para la ciencia bien establecida.Considere, por
ejemplo, informes sobre la extraordinaria variedad de teorías de conspiración, medicinas
alternativas y críptidos (criaturas reconocidas solo en el folclore, como chupacabras,
sasquatch y yeti) que son desafíos prima facie para la ciencia bien establecida.

Es obvio para casi todo el mundo que casi todos estos informes de entidades y eventos
"anómalos" están cortados de la misma forma, y es obvio para casi todos que casi todos
estos informes son falsos. Además, es obvio para casi todo el mundo cómo se
explicarán estos informes. Todos somos falibles; todos cometemos muchos errores A
todos nos gusta tener explicaciones ordenadas; todos estamos dispuestos a inventar
cosas. Todos somos propensos a atribuciones falsas de agencia; todos somos propensos
a ver una agencia donde solo hay casualidad. Además, todos estamos dispuestos a creer
lo que nos dicen los que consideramos autoritarios, y todos estamos dispuestos a
transmitir cosas que nos dicen los que consideramos autoritarios. No es sorprendente
que exista una captación local de falsedades, que incluye, en particular, falsedades
mínimamente contraintuitivas, es decir, falsedades con respecto a entidades y sucesos
que son notablemente diferentes de entidades y sucesos familiares en una o dos
dimensiones. Inevitablemente, algunas falsedades se atrincheran en comunidades
particulares;inevitablemente, algunas falsedades se vuelven atrayentes para una mayor
teorización; inevitablemente, algunas falsedades reciben apoyo institucional. Si bien
nunca es el caso de que estas falsedades estén respaldadas por una ciencia bien
establecida, y aunque nunca es el caso de que estas falsedades tengan aceptación global,
estas falsedades pueden volverse profundamente arraigadas, y pueden ser aceptadas por
grandes poblaciones durante milenios.

Los naturalistas suponen que algo así como la cuenta anterior, que todos aceptan para
un rango de casos, se aplica a todos los casos. Todos los informes de milagros y
avistamientos de críptidos, y todas las teorías de conspiración y medicinas alternativas,
que constituyen desafíos prima facie para la ciencia bien establecida deben ser
rechazados. Dada su procedencia, sería absurdo dar crédito significativo a los informes
de cualquiera de estas cosas. Nadie tiene tiempo para rastrear exhaustivamente las
historias de todos los informes de estas cosas, nadie tiene el tiempo para sopesar
exhaustivamente los méritos relativos de los casos que se pueden hacer para cada uno de
ellos, pero sería inadmisiblemente arbitrario aceptarlo. algunos sin haber verificado, con
al menos el mismo grado de simpatía y atención, si hay casos mejores para otros.

Dada la cuenta completamente uniforme que dan los naturalistas de la gama completa
de informes de entidades y eventos que son anómalos con respecto a la ciencia bien
establecida, es altamente inverosímil afirmar que existe una desventaja explicativa que
les corresponde. Cuando los teístas de diferentes religiones no están de acuerdo sobre
quién realmente hizo milagros y sobre qué textos registran milagros con exactitud y
sobre qué eventos contemporáneos son realmente milagros que apoyan religiones
particulares, es claramente una ventaja explicativa para los naturalistas poder expresar
todo este desacuerdo hasta súplica especial.
3.8 Experiencia

Algunas personas piensan que el teísmo puede tener una ventaja explicativa cuando se
trata de informes de experiencias religiosas. Por supuesto, hay muchos tipos diferentes
de experiencias religiosas: alguna experiencia religiosa es directamente generada por la
práctica religiosa, alguna experiencia religiosa es simplemente una respuesta facilitada a
lo que se reconoce como el mundo natural, alguna experiencia religiosa implica
(presunto) testimonio de milagros, algunas experiencias religiosas involucran sueños y
visiones, algunas experiencias religiosas involucran episodios místicos, sagrados y
espirituales. Consideraré solo la última categoría de experiencias religiosas aquí.

La experiencia mística es de varios tipos: experiencias extáticas de posesión


divina; experiencias numinosas de miedo, compulsión y
personalidad; experiencias unitivas de evanescencia, inefabilidad, pasividad, valor
pedagógico y tranquilidad; experiencias salvíficas(supuestamente) que acompañan a la
liberación, la iluminación y el renacimiento; y experiencias naturales de unidad con el
mundo natural.

Se afirma que todos estos tipos de experiencias místicas tienen un contenido


comunicable insignificante; no está claro que brinden un apoyo particular a algunas
religiones por encima de otras. Y es difícil ver alguna razón para pensar que estas
experiencias místicas apoyan el teísmo sobre el naturalismo. Gran parte de la
experiencia mística es generada por condiciones que se correlacionan con un
rendimiento deficiente incluso en tareas cognitivas bastante simples. Incluso cuando no
son generados por tales condiciones, no hay razón para suponer que estas experiencias
tengan algún significado para la elección entre las mejores grandes teístas y las mejores
imágenes grandes naturalistas. Hay muchas experiencias que podemos encontrar
difíciles de interpretar: sentimientos de sombra, escalofríos, estallidos de alegría no
provocados, pensamientos acelerados, etc.Se puede esperar que todas estas clases de
experiencias tengan explicaciones en términos de ciencia cognitiva madura y teoría
evolutiva. Ciertamente, no es una marca contra el naturalismo que se espere que las
mejores imágenes naturalistas proporcionen un recuento uniforme de todos los diversos
tipos de experiencias difíciles de interpretar, incluidas las experiencias místicas.

3.9 Escritura

Algunas personas piensan que el teísmo puede tener una ventaja explicativa cuando se
trata de la existencia y el contenido de los textos centrales de las religiones teístas.

Algunas personas suponen que hay evidencia de los orígenes no naturales de los textos
centrales de religiones dadas en (1) supuestos méritos literarios de esos textos, (2)
predicciones detalladas exitosas de eventos futuros en esos textos, y (3) confirmación de
el material que se encuentra en esos textos en (a) la supuesta superioridad de las
distintivas enseñanzas morales y sociales en esos textos, (b) el conocimiento científico
avanzado que está contenido en esos textos, y (c) la inclusión de información en
aquellos textos que no podrían haber sido poseídos por los autores de esos textos.

Estas consideraciones son todas muy débiles. (1) La mayoría de los textos religiosos
centrales son obras literarias canónicas para los seguidores de esas religiones; los juicios
sobre los méritos literarios de esos textos son irremediablemente controvertidos. (2)
Dado lo que sabemos acerca de la redacción de estos textos, y las incertidumbres
involucradas en la datación de su composición inicial y su posterior redacción, no existe
consenso sobre siquiera una predicción futura detallada y exitosa en ningún texto
religioso central; (3) Dadas las numerosas barreras para la interpretación confiable de
estos textos, las numerosas incertidumbres sobre su redacción y reproducción, y la
profundidad del desacuerdo sobre asuntos morales y sociales, no hay consenso en que
ninguno de los textos religiosos centrales esté marcado por ningún distintivo tipo de
superioridad.

Algunas personas han afirmado que, debido a que hay evidencia en el registro histórico
de la existencia de entidades naturales y la ocurrencia de eventos naturales que se
registran en esos textos, tenemos evidencia de la confiabilidad de quienes las
compilaron, y por lo tanto, razones para aceptar las afirmaciones que hacen sobre la
existencia de entidades no naturales y la ocurrencia de eventos no naturales.

Este argumento también es muy débil. Incluso si hubiera evidencia de la confiabilidad


de los autores de estos textos con respecto a la existencia de entidades naturales y la
ocurrencia de eventos naturales, eso sería una evidencia insignificante en apoyo de la
afirmación de que los autores son confiables con respecto a la existencia de entidades no
naturales y la ocurrencia de eventos no naturales. Además, típicamente, apenas hay
evidencia de que los autores sean confiables en relación con la existencia de entidades
naturales y la ocurrencia de eventos naturales. Claro, los textos a veces se refieren a
eventos históricos genuinos que involucran figuras históricas genuinas en ubicaciones
históricas genuinas. Pero eso no se acerca a establecer que los autores sean registradores
confiables de la existencia de entidades naturales y la ocurrencia de eventos
naturales. Lo que falta en el registro histórico son las múltiples confirmaciones
independientes de descripciones detalladas de la existencia de entidades naturales y la
ocurrencia de eventos naturales -y la existencia de entidades no naturales y la ocurrencia
de eventos no naturales- en textos religiosos centrales. Incluso cuando hay múltiples
descripciones detalladas de entidades y eventos en diferentes textos religiosos centrales,
siempre tenemos evidencia convincente de que los textos no se produjeron de forma
independiente el uno del otro.

No hay nada en la existencia y el contenido de los textos religiosos centrales que


favorezca el teísmo sobre el naturalismo. Cada mejor cuadro general dice que casi todos
los textos religiosos centrales, en la medida en que se los toma como descripciones que
se pueden evaluar con la verdad, están llenos de falsedades históricas, morales, sociales,
científicas, filosóficas y teológicas. Cada mejor cuadro general debe explicar la
existencia y el contenido de todos los textos religiosos centrales. Las mejores imágenes
grandes naturalistas tienen una historia uniforme que contar sobre todos los textos
religiosos centrales. Eso los deja muy bien posicionados, y no necesitan comprometerse
en el tipo de pleading especial característico de las mejores grandes teístas que reclaman
apoyo de los textos centrales de las religiones teístas.

3.10 Adivinación

Casi todas las religiones involucran una supuesta comunicación con dioses:
interpretación de augurios, adivinación de eventos futuros, oraciones y rituales que
provocan la intercesión divina, y varios tipos de conversación. Aquí, consideraré solo el
caso de la adivinación.
La gama de prácticas adivinatorias humanas es inmensa. Las entidades utilizadas para la
adivinación incluyen: artefactos casuales(por ejemplo, cartas, monedas y dados); cosas
peligrosas (por ejemplo, flechas, agujas y espadas); características ambientales (por
ejemplo, nubes, llamas, montañas y estrellas); propiedades humanas (por ejemplo,
sangre, mirada y palmas); elementos lingüísticos(por ejemplo, libros, escritura a mano y
habla por casualidad); entidades matemáticas (por ejemplo, fechas de nacimiento,
fractales y logaritmos); seres vivos no humanos (por ejemplo, escarabajos, vuelo y
orina); y cosas sagradas (por ejemplo, auras, ídolos y santos).

Pero, por supuesto, aunque casi cualquier cosa se puede adaptar a los propósitos de la
adivinación, la mayoría de las personas que adoptan prácticas de adivinación se
adhieren a un rango muy pequeño. Además, en general, las personas que adoptan
prácticas adivinatorias particulares son escépticas acerca de la eficacia de otras prácticas
adivinatorias. El entusiasmo por la adivinación, por ejemplo, hirviendo las cabezas de
los burros, está muy localizado.

No hay premios para adivinar lo que los naturalistas dicen sobre la adivinación y sobre
la comunicación divina de manera más amplia. Cada una de las mejores
representaciones dice que no es más que una pequeña fracción de reclamos de prácticas
adivinatorias exitosas y una comunicación exitosa con los dioses. Las mejores imágenes
grandes y naturalistas adoptan un enfoque unificado para todos los reclamos de
prácticas adivinatorias exitosas: no hay prácticas adivinatorias exitosas, y no hay una
comunicación exitosa con los dioses. Los grandes cuadros teístas que compiten entre sí
y que sostienen que existen prácticas adivinatorias particularmente exitosas y medios de
comunicación particularmente exitosos con los dioses, están obligados a abogar en
nombre de sus prácticas favoritas de adivinación y comunicación con los dioses. En
ausencia de una demostración, mediante métodos con los que todos los expertos
concuerden, de que hay una pequeña fracción de prácticas privilegiadas de adivinación
y comunicación con dioses que realmente funcionan, no hay nada en los datos sobre
prácticas adivinatorias y supuesta comunicación con dioses. eso crea cualquier tipo de
desventaja explicativa para las mejores imágenes grandes naturalistas.

3.11 Observaciones finales

El caso del naturalismo que he esbozado es un caso para el ateísmo. No todos los ateos
son naturalistas; no todos los ateos respaldarán este caso. Esta bien. Los ateos que no
son naturalistas son libres de montar otros casos. Sin embargo, no intentaré presentar, o
evaluar, ningún otro caso de ateísmo aquí.

El caso para el ateísmo que he presentado tiene dos partes principales. La primera parte
es una defensa de la afirmación de que las mejores imágenes grandes naturalistas son
mínimas: cada mejor foto grande no naturalista está comprometida con todo lo que se
compromete con las mejores imágenes naturales y más. La segunda parte es una defensa
de la afirmación de que las mejores imágenes naturalistas son máximas: no hay nada
que se explique mejor con las mejores imágenes no naturalistas que con las mejores
imágenes grandes naturalistas.

En la presentación aquí, la segunda parte del caso se da un boceto muy rápido. En


muchos puntos, he argumentado solo que las mejores imágenes grandes naturalistas son
mejores que las mejores imágenes teísticas. Además, en todo momento, he dejado
muchos puntos de detalle sin discusión. El objetivo de este boceto no es convencer a
aquellos que aún no creen que las mejores imágenes ateas son las mejores. Por el
contrario, el objetivo es indicar un conjunto de consideraciones a las que apelarán
algunos ateos si se les pide que expliquen por qué se consideran justificados para creer
como lo hacen.

Para terminar, puede valer la pena agregar algunas observaciones adicionales sobre el
caso que se ha esbozado.

El caso que se ha esbozado restringe su atención a la realidad causal. Las


consideraciones abordadas - causalidad, diseño, mente, anomalía, experiencia, escritura
y adivinación - están relacionadas con dominios descriptivos, no evaluativos y no
normativos.Pero las imágenes grandes son teorías de todo; además de lo que tienen que
decir sobre los dominios descriptivos, las imágenes grandes también dan cuenta de
cuestiones normativas y de evaluación. ¿No es necesario que consideremos qué dicen
las mejores imágenes ateístas sobre cuestiones normativas y de evaluación cuando
estamos decidiendo si las mejores imágenes ateas son mejores que las mejores imágenes
teísticas?

¡De ningún modo! La pregunta en la que estamos interesados, cuando comparamos las
mejores imágenes ateístas con las mejores imágenes teísticas, es una pregunta
puramente descriptiva: ¿hay dioses? Las preguntas sobre los mejores puntos de vista
evaluativos y mejores normativos son simplemente independientes de las preguntas
sobre los mejores puntos de vista descriptivos. Por supuesto, si hay dioses, entonces se
aplicarán a ellos los mejores puntos de vista evaluativos y mejores normativos, pero no
hay razón para suponer que el contenido de las mejores teorías evaluativas y mejores
normativas dependa de si hay dioses. Por el contrario, las mejores imágenes grandes
ateas y las mejores imágenes teístas simplemente incorporarán los mejores puntos de
vista evaluativos y los mejores normativos, y aplicarán esos puntos de vista a todo lo
que consideren perteneciente al dominio causal.

Por supuesto, las afirmaciones que acabo de hacer son controvertidas. Algunos teístas
suponen que, si no hubiera dioses, no habría nada evaluativo ni normativo. Más teístas
suponen que, si no hubiera dioses, los asuntos evaluativos y normativos serían
fundamentalmente diferentes de cómo suponen que realmente lo son. No creo que
ninguno de estos puntos de vista pertenezca a las mejores imágenes teísticas; Sigo en
cambio que, si hay verdades evaluativas y normativas, entonces las verdades
fundamentales evaluativas y normativas son necesarias y primitivas. Sin embargo,
dejaré la discusión sobre eso para otra ocasión.

Para diferentes enfoques para argumentar a favor del ateísmo, ver: Everitt ( 2004 ), Le
Poidevin ( 1996 ), Mackie ( 1982 ), Martin (1990 ) y Sobel ( 2004 ); para una
exposición más detallada de mi propio enfoque, ver Oppy ( 2013 ). Para una mayor
discusión de las explicaciones de la existencia de nuestro universo, ver Goldschmidt
( 2013 ) y Reichenbach ( 2017 ); para una mayor discusión sobre el supuesto ajuste de
nuestro universo, ver Friedrich ( 2017 ), Leslie ( 1989 ) y Manson ( 2003 ); para una
discusión más detallada de las explicaciones de la mentalidad, vea Smart ( 2007 ) y van
Gulick ( 2014 ); para una discusión más detallada de los milagros, ver Dawes ( 2009 ),
Earman ( 2000 ), Hajek (2008) y Millican ( 2013 ); para una discusión más detallada de
la experiencia religiosa, ver Atran ( 2002 ), Guthrie ( 1993 ), James ( 1902 ) y Talmont-
Kaminski ( 2012 ); y para una discusión más detallada de la adivinación, ver Smith
( 2017 ).

4 Un caso para preferir el agnosticismo al ateísmo

Hay varias objeciones comunes al agnosticismo. Algunas personas dicen que el


"agnosticismo" es solo una etiqueta para los ateos que no están dispuestos a reconocer
su ateísmo. Algunas personas dicen que "agnosticismo" es una etiqueta para aquellos
que, incoherentemente, buscan una posición de compromiso. Algunas personas dicen
que el agnosticismo es simplemente un estado de indecisión lastimoso, inmoral y
antiintelectual. Algunas personas dicen que el agnosticismo no es realmente una
alternativa seria al ateísmo y el teísmo; es simplemente una casa intermedia para
aquellos que aún no se han decidido.

Estas objeciones comunes completamente pasan por alto la marca.

Agnósticos son aquellos que suspenden el juicio sobre la cuestión de si hay dioses. No
hay nada que coloque al agnosticismo más cerca del ateísmo que del teísmo. Entonces,
obviamente, no es el caso que los "agnósticos" sean ateos que no están dispuestos a
reconocer su ateísmo. Quizás es cierto que algunos ateos se llaman a sí mismos
"agnósticos"; pero, si este es el caso, es mucho más probable que surja de la confusión
sobre el uso apropiado de los términos "ateo" y "agnóstico" que de una falta de voluntad
para ser ateo. Después de todo, en circunstancias en las que uno podría ser reacio a ser
ateo, probablemente tampoco estaría dispuesto a reconocer que es un agnóstico.

No hay nada que marque el agnosticismo como un compromiso entre el ateísmo y el


teísmo. Los ateos creen que no hay dioses.Los teístas creen que hay al menos un
dios. Los agnósticos no creen que no hay dioses ni creen que haya al menos un dios. En
lugar de ser un compromiso entre el ateísmo y el teísmo, el agnosticismo es un rechazo
de ambos. Tal vez podría objetarse que el agnosticismo se caracteriza por el
compromiso con algo así como la afirmación de que hay en el aire si hay dioses. Pero
no es correcto suponer que el agnosticismo se caracteriza por su actitud hacia la
afirmación de que hay en el aire si hay dioses. Es perfectamente posible suponer que no
está en el aire si hay dioses y, sin embargo, es un agnóstico: todo lo que uno debe
suponer es que aún hay noticias definitivas sobre qué ateísmo y teísmo es la posición
correcta para tomar. arriba. La característica importante de los agnósticos es que,
habiendo considerado si hay dioses, los agnósticos suspenden el juicio. No hay otra
proposición que los agnósticos deban creer para ser agnósticos.

Obviamente, no es cierto que todos los agnósticos sean inmorales y


antiintelectuales. Agnósticos suspenden el juicio sobre la cuestión de si hay dioses, no
sobre cuestiones de moralidad, ciencia, filosofía, etc. Es cierto que los agnósticos
pueden estar comprometidos con los principios epistemológicos que impiden la
suspensión del juicio sobre cuestiones que no sean dioses. Tal vez, por ejemplo, un
agnóstico pueda suponer que uno debe otorgar la credibilidad de uno en una proposición
dada a la fuerza de las razones que uno tiene para tomar esa proposición como
verdadera. Pero no hay una buena base para suponer que un principio epistemológico
plausible de este tipo imponga cualquier tipo de escepticismo de amplio alcance. Si
obtienes un resultado que indique lo contrario, entonces estás cometiendo errores en tu
mapeo, desde credenciales hasta creencias de todo o nada.
Obviamente, tampoco es cierto decir que el agnosticismo es una casa intermedia para
aquellos que aún no han tomado una decisión. Los habitantes de las casas intermedias
son aquellos que aún no han prestado atención a una gama suficientemente amplia de
consideraciones; ellos bien pueden cambiar sus posiciones ya que toman más
consideraciones en cuenta. Pero no hay nada que haga más probable que un habitante de
una casa intermedia sea un agnóstico en lugar de un ateo o un teísta. Los agnósticos que
han prestado una atención suficientemente sostenida a una amplia gama de
consideraciones no son más propensos a cambiar sus posturas que los ateos y teístas
colocados de manera similar.

4.1 Esquema

Un caso para preferir el agnosticismo al ateísmo se puede adaptar fácilmente a partir del
caso - hecho en el capítulo anterior - para preferir el ateísmo al teísmo. La estructura
general del caso es muy similar. En particular, el caso se divide en dos partes. En primer
lugar, se afirma que no está claro si las mejores imágenes ateas están más o menos
comprometidas que las mejores imágenes teísticas. En segundo lugar, se afirma que no
está claro si las mejores imágenes ateas tienen una amplitud y profundidad explicativas
menores o mejores que las mejores imágenes teísticas. Dado que no está claro si las
mejores imágenes grandes ateas están más o menos comprometidas que las mejores
grandes teístas, y que tampoco está claro si las mejores imágenes ateas tienen menos o
más amplitud explicativa que las mejores imágenes teísticas, no está claro si Las
mejores imágenes grandes ateas son mejores o peores que las mejores imágenes
teísticas. Pero, si no está claro si las mejores imágenes ateas son mejores o peores que
las mejores imágenes teísticas, entonces no está claro si preferir el ateísmo al teísmo o
preferir el teísmo al ateísmo. Lo cual es solo para decir que suspendemos el juicio sobre
la cuestión de si hay dioses.

4.2 Minimidad

Supongamos que admitimos que las mejores imágenes grandes naturalistas son mínimas
en la clase de las mejores imágenes grandes. Aún así, no se sigue que otras mejores
imágenes ateas sean menos comprometidas que las mejores imágenes teísticas.Cierto es
que las mejores imágenes grandes teístas están comprometidas con todo aquello con lo
que se comprometen las grandes imágenes naturalistas, y más. Pero esto también es
cierto para todas las mejores imágenes grandes ateas que no son las mejores imágenes
grandes naturalistas: estas, también, están comprometidas con todo lo que se
comprometan con las grandes imágenes naturalistas, y más.

Puede ser que, cuando comparemos otras grandes imágenes ateas con las mejores
imágenes grandes teístas, terminemos suspendiendo el juicio sobre la cuestión de si
otras mejores imágenes ateas están más o menos comprometidas que las mejores
imágenes teísticas. Tal vez, por ejemplo, cuando comparemos las mejores imágenes
ateístas no naturalistas con las mejores imágenes grandes teístas, no tenemos forma de
ponderar los compromisos adicionales con entidades, tipos de entidades, propiedades,
tipos de propiedades, principios básicos y tipos de principios básicos. Si, por ejemplo,
hay más tipos de nuevas entidades pero menos tipos de nuevas propiedades en las
mejores imágenes ateas no naturalistas, entonces es posible que no veamos otra
alternativa que suspender el juicio sobre si las mejores imágenes ateas no naturalistas
son más o menos. Menos compromisos que mejores imágenes grandes teísticas.
Dado el vasto alcance de nuestra ignorancia, no parece irracional suspender el juicio
sobre la cuestión de si las mejores imágenes ateas no naturalistas son más o menos
comprometidas que las mejores imágenes teísticas. Si hay más cosas en el cielo y en la
tierra de las que se imaginan en las mejores imágenes grandes naturalistas, entonces es
difícil ver cómo descartar la afirmación de que las mejores imágenes grandes que
incluyen o implican la afirmación de que hay al menos un dios no son teóricamente más
comprometedor que las mejores imágenes grandes que incluyen o implican la
afirmación de que no hay dioses.

4.3 Maximalidad

El núcleo del argumento para el agnosticismo es que no está claro si las mejores
imágenes ateas tienen una amplitud y profundidad más o menos explicativas que las
mejores imágenes teísticas. Hay dos partes para el caso. En primer lugar, argumentamos
que no está claro si las grandes imágenes naturalistas tienen una amplitud más o menos
explicativa que las mejores imágenes teísticas. En segundo lugar, argumentamos que no
está claro si las otras grandes imágenes ateas tienen una amplitud y profundidad más o
menos explicativas que las mejores imágenes teísticas. En nuestra discusión, nos
enfocaremos en la primera parte de este caso.

Nuestra discusión de la cuestión de si las grandes imágenes naturalistas tienen una


amplitud más o menos explicativa que las mejores imágenes grandes teísticas se divide
en dos partes. Una pregunta es si, en los diversos puntos de datos que se consideraron
en el caso anterior para el ateísmo, es mejor suspender el juicio sobre la afirmación de
que las mejores imágenes naturalistas no tienen menos amplitud explicativa y
profundidad que las mejores imágenes teísticas. Otra pregunta es si es mejor suspender
el juicio sobre la afirmación de que la consideración de más puntos de datos no haría
ninguna diferencia en la solidez del caso anterior para el ateísmo. En nuestra discusión,
enfocaremos nuestra atención en la primera pregunta.

4.4 Causalidad

En el caso de preferir el ateísmo al teísmo, se argumentó que las mejores imágenes ateas
no dan mejores explicaciones finales que las mejores imágenes naturalistas de la
existencia de la realidad causal. Cada posible explicación final -contingencia bruta,
necesidad bruta, regresión infinita- encaja al menos tan bien con las mejores imágenes
naturalistas como con las mejores imágenes teísticas. Por ejemplo, de acuerdo con esta
línea de pensamiento, no hay respeto en el que la afirmación de que Dios existe por
necesidad es más teóricamente virtuoso que la afirmación de que la realidad natural
existe por necesidad.

Pero quizás te preguntes si esto es realmente así. ¿Podría ser, por ejemplo, que Dios es
un mejor candidato que la realidad natural para ser un existente necesario? ¿Podría ser
que, si bien hay al menos algún sentido que se adhiere a la afirmación de que Dios
existe por necesidad, simplemente no tiene sentido que se una a la afirmación de que la
realidad natural existe por necesidad? Si no está seguro de si tiene sentido suponer que
la realidad natural existe por necesidad, incluso si tiene sentido suponer que Dios existe
por necesidad, no estará seguro si hay alguna razón para suponer que las mejores
imágenes teístas ofrecen un mejor explicación que las mejores imágenes naturalistas de
la existencia de la realidad causal.
Además, dado que no existe un consenso experto sobre la cuestión de si tiene sentido
suponer que la realidad natural existe por necesidad, puede tomarse esa falta de
consenso de los expertos como motivo adicional para la suspensión del juicio: quizás
sería imprudente suponer que tiene tanto sentido mantener que la realidad natural existe
por necesidad como mantener que Dios existe por necesidad, dado que no hay un
consenso experto sobre este asunto.

4.5 Diseño

El caso que se hizo para la afirmación de que no hay diferencia en la explicación final
del ajuste cósmico por parte de las grandes imágenes naturalistas y las mejores grandes
teístas depende de la afirmación de que hay tanto que se toma como primitivo en el
mejor teísta imágenes grandes, en relación con el ajuste cósmico, como en las mejores
imágenes grandes naturalistas. Donde las grandes imágenes naturalistas suponen que la
fijación de los valores de los parámetros ajustables es netamente contingente, las
mejores imágenes grandes teístas suponen que la fijación de preferencias divinas para
los valores de estos parámetros es absolutamente contingente.

Pero quizás te preguntes si esto es realmente así. En particular, podría preguntarse si


existe un rango mayor para los posibles valores de los parámetros en las mejores
imágenes grandes naturalistas que en las mejores imágenes teísticas. En las mejores
imágenes grandes naturalistas, cualquier asignación de valores a los parámetros
ajustables caracteriza a una familia de universos posibles. De manera similar, en las
mejores imágenes grandes teístas, cualquier asignación de preferencias para los valores
de los parámetros ajustables caracteriza una familia de universos posibles. ¿Pero podría
ser que hay restricciones en la asignación de preferencias divinas para los valores de los
parámetros ajustables que no tienen contrapartida en la asignación de valores a los
parámetros ajustables mismos? Si hay una clase mucho más grande de posibilidades
aprobadas en las mejores imágenes grandes naturalistas que en las mejores grandes
teístas, entonces existe la tentación de pensar que las mejores imágenes grandes teístas
dan una mejor explicación de los valores que los parámetros ajustables realmente
toman: que el los parámetros ajustables toman estos valores es más probable en las
mejores imágenes grandes teísticas que en las mejores imágenes grandes naturalistas.

Tal vez también podría preguntarse si podría haber restricciones en la asignación de


preferencias divinas para los valores de los parámetros ajustables que no tienen
contrapartida en la asignación de valores a los parámetros ajustables mismos. Dado que
hay una gama de preferencias que los dioses podrían tener, y dado que no hay nada que
explique por qué los dioses tienen las preferencias particulares que tienen en lugar
de otras preferencias que podrían haber tenido, lo que podría explicar la restricción
sobre sus preferencias ? ¿Por qué, en particular, debería ser que los dioses
son incapaces de crear universos que son muy efímeros o explotan tan rápidamente que
siempre consisten en más o menos nada más que espacio vacío?

En vista de las importantes incertidumbres aquí, y teniendo en cuenta que no existe un


consenso de expertos sobre estas cuestiones, parece que uno razonablemente podría
llegar a la suspensión del juicio: quizás es imprudente creer que se está tomando tanto
de la misma medida. como primitivo en las mejores imágenes grandes teístas, en
relación con el ajuste cósmico, como en las mejores imágenes grandes naturalistas, y
más prudente que suspender el juicio sobre la cuestión de si hay tanto que se tome como
primitivo en el mejor gran teísta imágenes, en relación con el ajuste cósmico, como en
las mejores imágenes grandes naturalistas.

4.6 Mente

En el caso de preferir el ateísmo al teísmo, se argumentó que las consideraciones sobre


la mentalidad no favorecen a las mejores teorías teísticas sobre las mejores teorías
naturalistas. En particular, se argumentó que, para explicar los diversos aspectos de la
mentalidad de los organismos, necesitamos apelar solo a los procesos biológicos en esos
organismos, los entornos locales de esos organismos y las historias evolutivas sociales y
biológicas locales de esos organismos. . El hecho de que los organismos mentales sean
conscientes solo es para que participen en ciertos tipos de procesamiento neuronal. Y
para que los organismos conscientes perciban sus entornos inmediatos, es para ellos, en
esos entornos, participar en ciertos tipos de procesamiento neuronal que han sido
apropiadamente formados por la historia local, social y evolutiva, y que están
apropiadamente relacionados causalmente con aquellos ambientes.

Quizás se pregunte si esto es así. Además, podría preguntarse si las respuestas anteriores
a las posibles objeciones a este reclamo son realmente adecuadas. Existe una amplia
gama de opiniones sobre "el problema mente / cuerpo" y los otros temas: justicia
cósmica, inmortalidad, "el problema difícil de la conciencia" y la evolución de nuestras
capacidades de razonamiento, recogidos en las objeciones previamente
consideradas. Por supuesto, no todas las alternativas a la "teoría de la identidad" crean
problemas para el argumento anterior. Si, por ejemplo, las mejores imágenes grandes
están comprometidas con el tipo de panpsiquismo que Chalmers ( 1996 ) favorece -en el
que incluso los electrones tienen protoconsciencia- podemos simplemente enmendar la
cuenta de las mejores imágenes grandes naturalistas agregando un compromiso con la
proto-conciencia y continuar como antes. Sin embargo, en vista del amplio debate sobre
estos asuntos, es posible que sea mejor suspender el juicio sobre la cuestión de si las
grandes imágenes naturalistas dan una explicación de la mentalidad que de ninguna
manera es inferior a las explicaciones dadas en las mejores grandes figuras teísticas.

4.7 Anomalía

El argumento a favor de la afirmación de que las consideraciones sobre los milagros no


favorecen a las mejores grandes teístas sobre las mejores imágenes grandes naturalistas
se basó en la consideración del rango de informes de entidades anómalas y eventos
dentro y fuera de las religiones. Sin embargo, incluso si acepta que el rango de informes
de entidades anómalas y eventos dentro y fuera de las religiones arroja dudas sobre la
sugerencia de que los informes milagrosos favorecen las mejores imágenes teísticas
sobre las mejores imágenes grandes naturalistas, aún podría preguntarse si otras
consideraciones sobre los milagros favorecen mejor. grandes cuadros teístas sobre las
mejores imágenes grandes naturalistas.

Supongamos que usted ha sufrido una experiencia anómala de un tipo que algunos otros
están dispuestos a interpretar como evidencia de la ocurrencia de un milagro. Quizás,
por ejemplo, mientras camina solo en un campo, escucha una voz que le dice que se
convierta en rastafari, a pesar del hecho de que no hay nadie cerca que pueda estar
hablando con usted. Si esto le sucede solo una vez, es posible que, eventualmente, lo
descarte como una especie de alucinación. Y si este tipo de cosas le sucede con
frecuencia, es probable que termine sometiéndose a extensas pruebas médicas para
tratar de determinar la naturaleza del desorden psicológico del que evidentemente usted
sufre. Pero si este tipo de cosas le sucede más de una vez, con una infrecuencia
adecuada, por ejemplo, no más de una vez cada cinco o seis años, entonces podría tener
algunas dudas sobre si sería mejor descartar la idea de que están recibiendo un mensaje
de los dioses. Es cierto que muchas personas que escuchan voces tienen trastornos
psicológicos; es verdad, tenemos muy buenas razones para pensar que casi todos los que
escuchan voces harían mejor en no creer lo que las voces les dicen (a menos que ya de
manera independiente tengan suficiente razón para creer en esas cosas). Pero, si nuestro
caso es especial en las formas correctas, entonces tal vez - tal vez - tenemos alguna
razón para suspender el juicio sobre la cuestión de si tenemos pruebas de que hay
dioses.

No es raro que a los no creyentes se les pregunte qué se necesitaría para convencerlos de
que adopten creencias religiosas particulares. Si bien es difícil saber qué decir en
respuesta a esta pregunta, aparte de decir que aquellos que ya creen están en mejores
condiciones para responderla, recurriendo a su propia experiencia, sucede con
frecuencia que los no creyentes sugieren alguna variante de el ejemplo que he estado
discutiendo. Una forma de fortalecer el ejemplo es hacer que las multitudes
experimenten la misma experiencia al mismo tiempo; en lugar de tener que caminar
solo en un campo, haz que esté con un grupo grande que están caminando juntos en el
campo, y deja que la voz se eleve desde el cielo (de modo que el engaño por parte de
algunos miembros del grupo es claramente descartado). Tal vez es plausible suponer
que este tipo de caso proporcionaría una razón para suspender el juicio sobre la cuestión
de si hay dioses, o incluso para creer que hay dioses, para aquellos que son parte del
grupo. (Por supuesto, es una pregunta separada, ya tratada en nuestra discusión anterior,
si alguien que no ha sido realmente parte de dicho grupo tiene alguna razón para creer
que ha habido episodios como este).

4.8 Experiencia

El argumento a favor de que las consideraciones sobre la experiencia religiosa no


favorecen a las mejores grandes teístas sobre las mejores imágenes grandes naturalistas
se basó en consideraciones sobre el contenido y la procedencia de la experiencia
mística. Dado que la experiencia mística tiene un contenido comunicable insignificante,
dado que la experiencia mística a menudo se genera por condiciones que se
correlacionan con un rendimiento pobre incluso en tareas cognitivas bastante simples, y
dado que la experiencia mística es común a todas las tradiciones religiosas y no
religiosas, es difícil aceptar que los informes de experiencias místicas favorezcan las
mejores imágenes teísticas sobre las mejores imágenes grandes naturalistas.

Pero, ¿y si eres tú mismo, alguien que regularmente experimenta experiencias


místicas? ¿Y qué pasa si te encuentras en conflicto con tu actitud hacia estas
experiencias místicas? Por un lado, te encuentras algo dispuesto a creer que son un
indicio de que hay "algo más" que el mundo que se revela en la experiencia perceptual
normal. Pero, por otro lado, también tomas en serio las consideraciones sobre la falta
general de contenido y la procedencia cuestionable de la experiencia mística. Sus
experiencias "unitivas" de evanescencia, inefabilidad, pasividad y
tranquilidad podrían ser indicios de "algo más", pero también podrían ser meros
"ruidos" explicados por la ciencia cognitiva madura y la teoría evolutiva. En resumen,
puede suponer que es mejor suspender el juicio sobre la cuestión de si la experiencia
mística proporciona alguna evidencia de que hay dioses.

Incluso si usted no es, usted mismo, alguien que alguna vez ha experimentado una
experiencia mística, puede encontrarse un poco conflictivo en su actitud hacia las
experiencias místicas. Claro, dado que las experiencias místicas se reportan en todas las
tradiciones religiosas y no religiosas, hay buenas razones para dudar de que los
informes de experiencias místicas respalden cualquier tradición religiosa
particular. Pero eso deja abierto si los informes de experiencia mística proporcionan
alguna evidencia de que hay dioses. Puede suspender el juicio sobre la cuestión de si los
informes de experiencia mística proporcionan alguna evidencia de que hay dioses,
aunque, sin embargo, es relativamente cierto que los informes de experiencia mística no
respaldan ninguna afirmación sobre la existencia de dioses particulares .

4.9 Escritura

El argumento para afirmar que las consideraciones sobre textos religiosos centrales no
respaldan las mejores imágenes teísticas sobre las mejores imágenes grandes
naturalistas se basó en una serie de observaciones sobre las incertidumbres involucradas
en la datación de la composición inicial y la posterior redacción de estos textos, las
barreras para interpretación de estos textos, la fiabilidad histórica de los autores de estos
textos, etc. Dadas las muchas similitudes entre los textos religiosos centrales en las
diferentes religiones, es difícil aceptar que la existencia y el contenido de los textos
religiosos centrales favorezcan a las mejores grandes teístas sobre las mejores grandes
figuras naturalistas.

Pero, ¿qué pasa si usted está particularmente bien informado sobre los textos religiosos
que pertenecen a una religión en particular y se encuentra en conflicto en su actitud
hacia los textos religiosos? ¿Por qué no puede ser que te encuentres dispuesto a
suspender el juicio sobre los méritos de esos textos, particularmente dadas las disputas
locales que se centran en los méritos de esos textos? Cierto es que puedes reconocer que
hay algo parroquial en tu enfoque en esos textos, pero no es obvio que esa
consideración sea suficiente para que pases de la suspensión del juicio a la incredulidad
total.

4.10 Adivinación

En los casos considerados hasta ahora (causalidad, diseño, mente, anomalía, experiencia
y escritura), he sugerido que no sería irrazonable para los agnósticos suspender el juicio
sobre si las mejores imágenes naturalistas tienen una mayor amplitud y profundidad
explicativas que las mejores. grandes imágenes teísticas en relación con los datos
relevantes.

Creo que, en relación con los datos relativos a la adivinación, no es muy plausible
suponer que los agnósticos suspendan el juicio sobre la cuestión de si las mejores
imágenes naturalistas tienen una amplitud y profundidad explicativas mayores que las
mejores imágenes teísticas. Por el contrario, los agnósticos deberían suponer que las
mejores imágenes grandes naturalistas y las mejores grandes teístas coinciden en su
explicación de los datos: las mejores imágenes grandes teístas dan la misma explicación
de los datos proporcionados por las grandes imágenes naturalistas.
No hay nada que requiera que los teístas crean que hay prácticas adivinatorias
exitosas; está perfectamente abierto a los teístas negar que las prácticas adivinatorias
brinden información sobre eventos futuros. Los agnósticos deberían suponer que las
mejores imágenes teístas niegan que las prácticas adivinatorias brinden información
sobre eventos futuros.

4.11 Observaciones finales

Hay varias piezas para armar en la construcción de un caso para preferir el agnosticismo
al ateísmo.

Dado que aceptamos la metodología establecida anteriormente, es decir, dado que


aceptamos que, al identificar las mejores imágenes grandes, consideramos la
compensación entre minimizar los compromisos teóricos y maximizar la amplitud y la
profundidad explicativa, el argumento para preferir el agnosticismo al ateísmo reside en
el afirman que hay demasiadas incertidumbres en la evaluación que nos permiten
formarnos el juicio de que las mejores imágenes ateas son mejores o peores que las
mejores imágenes teísticas.

Una pregunta importante es si podemos estar seguros de que las mejores imágenes ateas
son las mejores imágenes naturalistas.Incluso si podemos estar bastante seguros de que
las grandes imágenes naturalistas tienen menos compromisos teóricos que cualquier otra
gran imagen, no es obvio que las mejores imágenes ateas tienen menos compromisos
teóricos que las mejores grandes teologías. Si tenemos razones suficientes para
suspender el juicio sobre si las mejores imágenes grandes naturalistas están entre las
mejores, entonces podemos tener razones suficientes para suspender el juicio sobre si
las mejores imágenes ateas tienen menos compromisos teóricos que las mejores grandes
teorías.

La otra pregunta importante es si podemos confiar en nuestro peso de la amplitud


explicativa y la profundidad de las mejores imágenes grandes ateas y las mejores
imágenes teísticas. Mientras haya suficientes dominios en los que no podamos confiar
en nuestro peso de la amplitud explicativa y la profundidad de las mejores imágenes
ateas y las mejores imágenes teísticas, tendremos motivos para suspender el juicio sobre
si las mejores imágenes ateas son mejores. que las mejores grandes imágenes
teísticas. En la discusión precedente, hemos considerado las perspectivas para suscitar
dudas sobre si las mejores imágenes naturalistas son al menos tan buenas como las
mejores imágenes teísticas para explicar los datos relativos a la causalidad, el diseño, la
mente, la anomalía, la experiencia y las escrituras. He sugerido que puede haber algunos
motivos de duda que surgen en relación con cada uno de estos dominios.

Además de las incertidumbres ya analizadas, un agnóstico también podría asumir que


no está seguro de si existen otros dominios -no considerados en la discusión precedente-
en los que las mejores imágenes ateas no tienen mayor amplitud explicativa y
profundidad que las mejores imágenes teísticas; un agnóstico también podría considerar
que es incierto si la metodología que establecimos antes es realmente la forma correcta
de pensar sobre la evaluación de los méritos relativos del ateísmo y el teísmo.

Dada la complejidad de la tarea de evaluar los mejores cuadros ateos y las mejores
imágenes teísticas, y dada la amplia gama de opiniones de expertos sobre el resultado de
esta evaluación, parece plausible afirmar que el agnosticismo es racionalmente
permisible. Es decir, parece plausible afirmar que la suspensión del juicio puede ser una
respuesta racional a la pregunta de si hay dioses, de parte de aquellos que consideran el
asunto con suficiente diligencia, inteligencia, energía, etc. Del mismo modo que el caso
esbozado en el capítulo anterior se toma mejor como un ejemplo del tipo de respuesta
que los ateos inteligentes, inteligentes y bien informados pueden hacer cuando se les
pide que expliquen por qué creen como lo hacen, también el caso esbozado en el
presente. El capítulo se toma mejor como una indicación del tipo de respuesta que los
agnósticos reflexivos, inteligentes y bien informados pueden hacer cuando se les pide
que expliquen por qué creen lo que creen.

¿Cuál es mi propia vista? Aunque creo que el ateísmo, el agnosticismo y el teísmo son
todos racionalmente permisibles, soy un ateo: cuando hago la mejor evaluación que
puedo de todas las consideraciones relevantes, me inclino por el lado de la afirmación
de que no hay dioses. . Pero no creo que todas las personas suficientemente reflexivas,
inteligentes y bien informadas quieran o deban estar de acuerdo conmigo en este
juicio. Cuando consideramos los mejores casos para el ateísmo, el agnosticismo y el
teísmo, hay muchos, muchos puntos en los que se requiere que hagamos juicios; y es la
acumulación de esos muchos, muchos juicios que alimenta nuestra evaluación general.

Para diferentes enfoques para argumentar sobre el agnosticismo, ver Draper ( 2017 ),
Huxley ( 1889/1894 ), Le Poidevin ( 2010 ) y Schellenberg ( 2007 ).

Allen , W. ( 1964 ) Woody Allen Colpix CP 518 (pista ocho: 'NYU'). Google Académico
Antony , L. (ed.) ( 2007 ) Filósofos sin dioses . Oxford : Oxford University Press . Google
Académico
Atran , S. ( 2002 ) En Gods We Trust . Nueva York : Oxford University Press . Google
Académico
Ayer , A. ( 1936 ) Lógica, Verdad y Lenguaje . Londres : Victor Gollancz Ltd . Google
Académico
Berman , D. ( 1988 ) Una historia del ateísmo en Gran Bretaña . Abingdon : Routledge . Google
Académico
Blom , P. ( 2010 ) Una empresa malvada: el radicalismo olvidado de la Ilustración europea . Nueva
York : Libros Básicos . Google Académico
Bonett , W. (ed.) ( 2010 ) El libro australiano del ateísmo . Melbourne : Escriba . Google
Académico
Budd , S. ( 1977 ) Variedades de incredulidad: ateos y agnósticos en la sociedad inglesa 1850-
1960 . Portsmouth : Heinemann . Google Académico
Bullivant , S. ( 2013 ) 'Definición de' ateísmo '' en Bullivant y Ruse , 11 - 21 . CrossRef| Google
Académico
Bullivant , S. y Ruse , M. (eds.) ( 2013 ) Handbook of Atheism . Oxford : Oxford University
Press . CrossRef| Google Académico
Chalmers , D. ( 1996 ) La Mente Consciente . Oxford : Oxford University Press . Google
Académico
Cline , A. ( 2016 ) 'Estudio universitario sobre las actitudes estadounidenses hacia
el pensamiento de los ateos', www.thoughtco.com/study-american-attitudes-towards-atheists-
248478 Google Scholar
Colbert , S. ( 2007 ) Soy América (¡y tú también puedes!) . Nueva York : Grand Central
Publishing . Google Académico
Curran , M. ( 2012 ) Ateísmo, religión e ilustración en la Europa
prerrevolucionaria . Londres : Boydell y Brewer . Google Académico
Dawes , G. ( 2009 ) Teísmo y explicación . Nueva York : Routledge . Google Académico
D'Holbach , P. ( 1790/1820 ) El sistema de la naturaleza , traducido
por S. Wilkinson . Londres : Thomas Davison . Google Académico
Doyle , A. ( 1922/2006 ) La llegada de las hadas . Lincoln : Prensa de la Universidad de
Nebraska . Google Académico
Draper , P. ( 2017 ) 'Atheism and Agnosticism' Stanford Encyclopedia of
Philosophy , https://plato.stanford.edu/entries/atheism-agnosticism/ Google Scholar
Drum , K. ( 2017 ) 'Los ateos abren brecha contra los musulmanes por el título del grupo
religioso más odiado en Estados Unidos' Mother Jones ,www.motherjones.com/kevin-
drum/2017/02/atheists-no-longer-most-hated- religious-group-america / Google Scholar
Earman , J. ( 1996 ) Bayes o Bust? Cambridge : MIT Press . Google Académico
Earman , J. ( 2000 ) Fracaso abyecto de Hume . Oxford : Oxford University
Press . CrossRef| Google Académico
Edgell , P. , Gerteis , J. y Hartmann , D. ( 2006 ) ' Ateos como' Otro ': Límites morales y
membresía cultural en American Society ' American Sociological Review 71 , 211-
34 . CrossRef| Google Académico
Everitt , N. ( 2004 ) La inexistencia de Dios . Londres : Routledge . Google Académico
Flynn , T. (ed.) ( 2007 ) The New Encyclopedia of Unbelief . Amherst : Prometheus . Google
Académico
Forbes , G. ( 1994 ) Modern Logic . Oxford : Oxford University Press . Google Académico
Friedrich , S. ( 2017 ) 'Fine-Tuning' Stanford Encyclopaedia of
Philosophy , https://plato.stanford.edu/entries/fine-tuning/ Google Scholar
Gervais , W. y Najile , M. ( 2017 ) '¿Cuántos ateos hay?' Social Psychological and Personality
Science , DOI: 10.1177 / 1948550617707015 . CrossRef| Google Académico
Gervais , W. , Norenzayan , A. y Shariff , A. ( 2011 ) ' ¿Cree en los ateos? La
desconfianza es fundamental para el prejuicio antiateno ' Journal of Personality and
Social Psychology 101 : 1189-206 . CrossRef| Google Scholar | PubMed
Goldschmidt , T. (ed.) ( 2013 ) El rompecabezas de la existencia . Londres : Routledge . Google
Académico
Griffiths , F. y Lynch , C. ( 2009 ) Reflexiones sobre las hadas de Cottingley . Black
Hawk : Publicaciones JMJ . Google Académico
Guthrie , S. ( 1993 ) Caras en las nubes . Nueva York : Oxford University Press . Google
Académico
Hájek , A. ( 2008 ) ' ¿Son los milagros quiméricos? ' Oxford Studies in Philosophy of
Religion 1 : 82 - 104 . Google Académico
Haldeman-Julius , E. ( 1931 ) El significado del ateísmo. Girard : Haldeman-Julius
Publications . Google Académico
Hirschberg , D. (nd) Cita disponible en http://atheisme.free.fr/Quotes/Atheist.htm . Google
Académico
Horwich , P. ( 1982 ) Probabilidad y evidencia . Cambridge : Cambridge University Press . Google
Académico
Hunter , M. y Wootton , D. (eds.) ( 1992 ) Ateísmo desde la Reforma hasta la
Ilustración . Oxford : Clarendon . CrossRef| Google Académico
Huxley , T. ( 1889/1894 ) ' Agnosticism and Christianity ' en Collected Essays of Thomas Henry
Huxley , Volumen 5 . Cambridge : Cambridge University Press , 309-65 . Google Académico
Jacoby , S. ( 2013 ) The Great Agnostic: Robert Ingersoll y American Free Thought . New
Haven : Yale University Press . Google Académico
James , W. ( 1902 ) Variedades de experiencia religiosa . Londres : Longmans . Google
Académico
Jillette , P. ( 2011 ) Dios, ¡No !: Señales Ya puedes ser un ateo y otros cuentos mágicos Nueva
York : Simon & Schuster . Google Académico
Korzdorfer , N. ( 2009 ) 'Brad Pitt Entrevista: "Con Six Kids cada mañana se trata de
sobrevivir"', Bild.com , www.bild.de/news/bild-english/inglourious-basterd-star-on-angelina -
jolie-and-six-kids-9110388.bild.html . Google Académico
Le Poidevin , R. ( 1996 ) Argumentando por el ateísmo . Londres : Routledge . CrossRef| Google
Académico
Le Poidevin , R. ( 2010 ) Agnosticismo . Oxford : Oxford University Press . CrossRef| Google
Académico
Leslie , J. ( 1989 ) Universos . Londres : Routledge . Google Académico
Losure , M. ( 2012 ) El anillo de hadas; o Elise y Frances Fool the World . Somerville : Candlewick
Press . Google Académico
Manson , N. (ed.) ( 2003 ) Dios y Diseño . Londres : Routledge . CrossRef| Google Académico
Mackie , J. ( 1982 ) El milagro del teísmo . Oxford : Clarendon . Google Académico
Martin , M. ( 1990 ) Ateísmo: una justificación filosófica . Filadelfia : Temple University
Press . Google Académico
Martin , M. (ed.) ( 2007 ) Acompañante del ateísmo . Cambridge : Cambridge University
Press . Google Académico
McCarthy , J. ( 2007 ) Archivo de Internet 'Religión como
teoría', https://web.archive.org/web/20131004213311/http://www-
formal.stanford.edu/jmc/commentary.html . Google Académico
Millican , P. ( 2013 ) ' Veinte preguntas sobre' De los milagros 'de
Hume' en A. O'Hear (ed.) Filosofía y religión . Cambridge : Cambridge University Press , 151-
92 . Google Académico
Ohlheiser , A. ( 2013 ) 'Hay 13 países donde el ateísmo es castigado con la muerte' The
Atlanticwww.theatlantic.com/international/archive/2013/12/13-countries-where-atheism-punishable-
death/355961/ Google Erudito
Oppy , G. ( 2013 ) El mejor argumento contra Dios . Londres : Palgrave
Macmillan . CrossRef| Google Académico
Oppy , G. (ed.) ( 2018 ) Un compañero de ateísmo y filosofía . Chichester : Wiley-
Blackwell . Google Académico
Paul , G. ( 2005 ) ' Correlaciones internacionales cruzadas de salud social
cuantificable con religiosidad popular y laicismo en democracias
prósperas ' Journal of Religion and Society 7 : 1 - 17 . Google Académico
Phipps , S. ( 2013 ) '¿Deberíamos preocuparnos si Dios
existe?' Nooga.com , http://nooga.com/164154/apatheism-should-we-care-whether-god-
exists/ Google Scholar
Platinga , A. ( 2012 ) Donde realmente está el conflicto Oxford : Oxford University Press Google
Scholar
Priest , G. ( 2000 ) Lógica: Una introducción muy breve . Oxford : Oxford University
Press . Google Académico
Rauch , J. ( 2003 ) 'Let it Be: Three Cheers for Apatheism' The Atlantic
Monthly , www.theatlantic.com/magazine/archive/2003/05/let-it-be/302726/ Google Scholar
Reichenbach , B. ( 2017 ) 'Cosmological Argument' Stanford Encyclopaedia of
Philosophy , https://plato.stanford.edu/entries/cosmological-argument/ Google Scholar
Reppert , V. ( 2009 ) 'El argumento de la razón en W. Craig y J. Moreland (eds.) Compañero
de la teología natural Maldon: Wiley-BlackwellGoogle Scholar
Roberts , S. (nd) 'Breve historia de la
cita', Freelink, http://freelink.wildlink.com/quote_history.php . Google Académico
Rowe , W. ( 1976 ) ' The Ontological Argument and Begging the Question ' Revista
Internacional de Filosofía de la Religión 7 : 443-7 . Google Académico
Sartre , J. ( 1964 ) The Words , traducido por B. Frechtman . Nueva York : George
Braziller . Google Académico
Schellenberg , J. ( 2007 ) La sabiduría a la duda: una justificación del escepticismo
religioso . Ithaca : Cornell University Press . Google Académico
Shapiro , S. ( 2013 ) 'Classical Logic' Stanford Encyclopedia of
Philosophy , https://plato.stanford.edu/entries/logic-classical/ Google Scholar
Sheard , M. ( 2014 ) 'Noventa y ocho ateos: ateísmo entre los no elitistas en el Siglo XX
Gran Bretaña' Secularism and Non-
Religion ,https://secularismandnonreligion.org/articles/10.5334/snr.ar/ Google Scholar
Smart , J. ( 2007 ) 'The Mind / Brain Identity Theory' Stanford Encyclopaedia of
Philosophy , https://plato.stanford.edu/entries/mind-identity/ Google Scholar
Smith , T. ( 2017 ) Science and Religion: A Conflict of Methods . Disertación de doctorado,
Universidad de Otago. Google Académico
Sobel , J. ( 2004 ) Lógica y Teísmo . Cambridge : Cambridge University Press . Google
Académico
Swinburne , R. (ed.) ( 2002 ) Teorema de Bayes . Oxford : Oxford University Press . Google
Académico
Talbott , W. ( 2008 ) 'Epistemología Bayesiana' Enciclopedia de Filosofía de
Stanford , https://plato.stanford.edu/entries/epistemology-bayesian/ Google Scholar
Talmont-Kaminski , K. ( 2012 ) En un espejo oscuro . Lublin : Wydawnictwo Uniwersytetu Marii
Curie-Skłodowskiej . Google Académico
Thrower , J. ( 2000 ) Ateísmo occidental: una breve historia . Amherst : Prometheus . Google
Académico
Van Gulick , R. ( 2014 ) 'Conciencia' Stanford Encyclopaedia of
Philosophy , https://plato.stanford.edu/entries/consciousness/ Google Scholar
Van Inwagen , P. ( 2018 ) ' Petición de la pregunta ' en G. Oppy (ed.) Argumentos
ontológicos . Cambridge : Cambridge University Press . Google Académico
Von Hegner , I. ( 2016 ) 'Dioses y dictaduras: una defensa del aphteismo heroico' Ciencia,
religión y cultura 3 . Google Académico
Whitmarsh , T. ( 2015 ) Battling Gods: ateísmo en el mundo antiguo . Nueva
York : Knopf . Google Académico
Zuckerman , P. ( 2009 ) ' Ateísmo, secularidad y bienestar: cómo los hallazgos de
las ciencias sociales contrarrestan los estereotipos
y supuestosnegativos ' Sociology Compass 3 : 949-71 . CrossRef| Google Académico

o


Volver arriba
Bibliotecarios
Autores
Socios de publicación