Vous êtes sur la page 1sur 32

HUMPHREY BOGART

HUMPHREY BOGART ENTREVISTAS : JUAN ALBERTO CEDILLO FABRIZIO MEJÍA MADRID EXTRACTO DE : SEVERINA NOTAS DE
HUMPHREY BOGART ENTREVISTAS : JUAN ALBERTO CEDILLO FABRIZIO MEJÍA MADRID EXTRACTO DE : SEVERINA NOTAS DE
HUMPHREY BOGART ENTREVISTAS : JUAN ALBERTO CEDILLO FABRIZIO MEJÍA MADRID EXTRACTO DE : SEVERINA NOTAS DE

ENTREVISTAS :

JUAN ALBERTO CEDILLO FABRIZIO MEJÍA MADRID

EXTRACTO DE :

SEVERINA

CEDILLO FABRIZIO MEJÍA MADRID EXTRACTO DE : SEVERINA NOTAS DE PASO Año 03 • Núm.30 •
CEDILLO FABRIZIO MEJÍA MADRID EXTRACTO DE : SEVERINA NOTAS DE PASO Año 03 • Núm.30 •
CEDILLO FABRIZIO MEJÍA MADRID EXTRACTO DE : SEVERINA NOTAS DE PASO Año 03 • Núm.30 •

NOTAS DE PASO

FABRIZIO MEJÍA MADRID EXTRACTO DE : SEVERINA NOTAS DE PASO Año 03 • Núm.30 • Octubre
FABRIZIO MEJÍA MADRID EXTRACTO DE : SEVERINA NOTAS DE PASO Año 03 • Núm.30 • Octubre

Año 03 • Núm.30 • Octubre 2011

POLICÍAS Y

LADRONES

ASESINOS

LA HISTORIA

MUJERES

DETECTIVES

Octubre 2011 POLICÍAS Y LADRONES ASESINOS LA HISTORIA MUJERES DETECTIVES PRECIO AL PÚBLICO 15 PESOS COMPARTE

PRECIO AL PÚBLICO 15 PESOS

Octubre 2011 POLICÍAS Y LADRONES ASESINOS LA HISTORIA MUJERES DETECTIVES PRECIO AL PÚBLICO 15 PESOS COMPARTE
Octubre 2011 POLICÍAS Y LADRONES ASESINOS LA HISTORIA MUJERES DETECTIVES PRECIO AL PÚBLICO 15 PESOS COMPARTE

COMPARTE Y RECICLA

EDITORIAL CONSEJOS A LOS ASESINOS LITERARIOS En una vida larga, desperdiciada, vicariamente mal- vada y

EDITORIAL

EDITORIAL CONSEJOS A LOS ASESINOS LITERARIOS En una vida larga, desperdiciada, vicariamente mal- vada y consagrada

CONSEJOS A LOS ASESINOS LITERARIOS En una vida larga, desperdiciada, vicariamente mal- vada y consagrada en su mayor parte a la lectura de

relatos de crímenes […], he aprendido la lección, tan-

tas veces repetida, de que el asesino siempre comete

algún error. El escritor de relatos de crímenes come-

te por lo general seis o siete.

[…] Es cierto que he escrito relatos de crímenes y que he disfrutado desvergonzadamente al hacerlo;

de hecho, he llegado a estar tan absorbido por dicha

ocupación que estoy casi convencido de que, aunque hubiese caído un cadáver por mi chimenea, un ase- sino se hubiese dado a la fuga saltando por encima

de

mi mesa, una lluvia de balas hubiese tamborileado

en

mi habitación, una enorme salpicadura de sangre

hubiera caído sobre mi papel secante, el grito de un banquero estrangulado hubiese resonado en toda

mi casa, o incluso de que hubiesen estampado en mi

ventana o pintado en mi pared el terrible símbolo de la Medusa Magenta (el código de la Sociedad Secreta Siberiana […]), no me habría distraído ni por un ins- tante de mis ocupaciones como detective literario.

[…] Partiendo de la base de que estoy tratando aquí

del asesinato ideal, […], me siento con valor suficiente

para ofrecer unas palabras de consejo a los fabrican- tes de asesinatos literarios, así como para señalar al- gunos de los errores de los que he hablado.

[…]En primer lugar, quisiera sugerir a mis colegas […] que ha llegado el momento de eliminar por completo el capítulo inicial consagrado a hacer que el protago- nista parezca sospechoso.

[…] En segundo lugar, acordemos eliminar esa larga distracción a mitad del libro en la que el detective viaja a algún sitio en persecución de alguien y acaba volviendo al punto de partida.

[…] En tercer lugar, desde un punto de vista general,

una de las falacias que más falsifican nuestro arte es la idea de que debemos confundir al lector.

Es muy fácil confundir al lector, poniendo cosas en su

camino que él no pueda entender. El arte verdadero consiste en colocar cosas que pueda y deba enten- der, aunque no llegue a hacerlo. […] Si confundimos al lector de manera que no pueda encontrarle sentido a lo que lee, concluirá que no tiene sentido y dejará de leer. Y estará en su derecho de hacerlo.

Y, en cuarto lugar, repetiré con un llanto de impre-

cación algo que creo haber dicho ya en alguna otra parte, pero que estoy dispuesto a repetir allí donde haga falta.

Evitad la Medusa Magenta y manteneos a más de mil kilómetros de distancia de la Sociedad Secreta Sibe-

riana; […] porque amenaza vuestra alma literaria. Una vasta organización criminal es tan aburrida como una vasta recopilación de estadísticas: hace que incluso

el crimen parezca leve y vulgar. […] Alguien, aunque

sea sólo el mayordomo (y desaconsejo hacer que ellos sean los criminales), ha decidido, ya sea empu-

jado por su corazón o por el odio, a solas con su Dios, aceptar la marca de Caín. Si la marca se reduplica con

un sello de goma, igual que si fuese una marca comer- cial, es el fin de la literatura.

Extracto tomado del libro Cómo escribir rela- tos policiacos, de G.K. Chesterton, editado por Acantilado.

No. 30 Tema: POLICÍAS Y LADRONES

CONTENIDO

CONTENIDO NERD PLUS NEGRO, CASI MORADO P.5 Por Bernardo Fernández, BEF ESTE MES UN GÉNERO DE

NERD PLUS

NEGRO, CASI MORADO

P.5

Por Bernardo Fernández, BEF

ESTE MES

UN GÉNERO DE NEGRO PASADO

P.6

Por Rodolfo JM

EL MUNDO NO ES UN CARAMELO P.8

Por Rogelio Flores

ASESINOS EN SERIO

Por Alberto Constanza

DETECTIVES POR NATURALEZA

Por Mariel Blanco

ENTREVISTA A

JUAN ALBERTO CEDILLO La cosa nostra en México

Por Jorge Vázquez Ángeles

MARIA BARANDA Autora FILIJ

Por Erika Vilfort

FABRIZIO MEJÍA MADRID Disparos en la oscuridad

Por Jorge Vázquez Ángeles

P.10

P.12

P.14

P.15

P.16

+ NOTAS DE PASO

LA SERVILLETA

GILLES DEL PAPPAS

Por Staff Leemás

FRASE NAPALM

AGATHA CHRISTIE

Por Staff Leemás

CINE

SOMBRAS DEL CINE

Por Erick Estrada

¡ NIÑOS A LEER!

LADRONES DE PALABRAS, POLICÍAS DE LA IMAGINACIÓN

Por Rodrigo Morlesin

INSOMNIO

SABUESOSIMPROBABLES

Por Diego Rabasa

P.18

P.21

P.25

P.28

P.30

Por Diego Rabasa P.18 P.21 P.25 P . 2 8 P.30 SÍGUENOS EN TWITTER @revistaleemas DIRECTORIO

SÍGUENOS EN TWITTER

@revistaleemas

P.25 P . 2 8 P.30 SÍGUENOS EN TWITTER @revistaleemas DIRECTORIO Directora General Yara Vidal

DIRECTORIO

. 2 8 P.30 SÍGUENOS EN TWITTER @revistaleemas DIRECTORIO Directora General Yara Vidal yara@revistaleemas.com.mx

Directora General Yara Vidal

yara@revistaleemas.com.mx

Director Creativo y Dirección de Arte Manuel Muguira Casanova

manu@revistaleemas.com.mx

Coeditor y Coordinador Editorial Jorge Vázquez Ángeles

contacto@revistaleemas.com.mx

Diseñador Victor Baca Vargas

contacto@revistaleemas.com.mx

Consejo editorial Alberto Achar Jorge Lebedev

PUBLICIDAD

(55) 5211 9266

contacto@revistaleemas.com.mx

Circulación certificada por Moctezuma & Asociados. Título incorporado en el Padrón Nacional de Medios Impresos de la Secretaría de Gobernación.

Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez De la Bar- quera Vidal, Avenida Coyoacán 1874-501. Colonia Del Valle. C.P.03100, México D.F. Información: 52 11 92 66. mail: contacto@revistaleemas.com.mx Presidenta:

Yara Beatriz Sánchez De la Barquera Vidal. Adminis- tración: Héctor Valdéz. Ventas Publicidad: Yara Vidal, Cel. 04455 54 13 03 97 Tel. 52 11 92 66. Correo electró- nico: contacto@revistaleemas.com.mx Distribución: Li- brerías Gandhi, S.A. de C.V. Benjamín Franklin 98, Piso 1 y 3, Escandón, Delegación Miguel Hidalgo, 11800, Mexico, D.F. Tiraje: 50 mil. Número de Reserva al Título ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2009-051820092500-102. Cer- tificado de Licitud de Título No. 14505 y Certificado de Licitud de Contenido No. 12078 expedidos en la Comi- sión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Registro Postal EN TRÁMITE. Preprensa e impresión: Transcontinental de México. Democracias 116. Colonia San Miguel Amantla. Azcapotzalco. C.P. 02700, México D. F. Queda prohibida la reproducción parcial o total, direc- ta e indirecta, por cualquier medio o procedimiento, del contenido de la presente obra, sin contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor, en términos de la legislación autoral y, en su caso, de los tratados internacionales aplicables, la persona que infrinja esta disposición se hará acreedora a las sancio- nes correspondientes. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores. Hecho en México.

a las sancio- nes correspondientes. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores. Hecho

5 NERD PLUS

5 NERD PLUS LA COLUMNA DE BEF Dibujante de cómics y novelista. Su libro Hielo negro

LA COLUMNA DE BEF

Dibujante de cómics y novelista. Su libro Hielo negro es, en palabras de F.G. Haghenbeck, “una novela cyberpunk disfrazada de policiaca.”

Fragmento de la portada de El complot mongol, novela de Rafael Bernal.
Fragmento de la portada de El complot mongol, novela de Rafael Bernal.

POR BERNARDO FERNÁNDEZ, BEF

novela de Rafael Bernal. POR BERNARDO FERNÁNDEZ, BEF Todos sabemos que hablar de novela policiaca en

Todos sabemos que hablar de novela policiaca en México es referirse obligadamente a dos autores: Rafael Bernal con El complot mongol y Paco Ignacio Taibo II con toda su obra, es- pecialmente la serie del detective Héctor Belascoarán Sha- yne. Bernal no sólo tejió una trama de intriga internacional que atravesaba el barrio chino de Dolores en plena guerra fría sino que además lo hizo con una modernidad asombrosa. Taibo, además de darle carta de naturalización al género lo revirtió, deconstruyó y sobre todo aderezó con gran sentido del humor.

Pero ha corrido mucha agua bajo el puente, y hace varios años hay nuevos niños en la cuadra. Desde Élmer Mendoza, que ha logrado conciliar el subgénero (a mucha honra) con la tradición literaria nacional hasta el grupo que desde finales de los ochenta floreció alrededor de Taibo II y que incluía, entre otros, a Juan Hernández Luna (desaparecido prematu- ramente), Víctor Ronquillo, Fritz Glockner y Eduardo Monte- verde, entre otros.

Mención aparte merece Gabriel Trujillo Muñoz, narrador bajacaliforniano que desde Mexicali ha enriquecido el ca- tálogo de novela negra con la serie de su abogado metido a detective Miguel Ángel Morgado. El volumen El festín de los cuervos reúne varias de sus novelas, todas ellas ame- nas y construidas con precisión de relojero.

Ya de mi generación, Paco Haghenbeck, que firma con sus iniciales F.G., ha publicado varias novelas en las que se puede apreciar no sólo su gusto por los libros de Raymond Chandler sino además su asimilación al contexto nacional. Trago amargo, su debut literario que además ganó el pre- mio “Otra vuelta de tuerca”, es la primera historia de su detective, Sunny Pascal, surfer-beatnik-chicano metido a investigador privado. En esta primera historia Pascal ter- mina en Puerto Vallarta durante los años 60 investigando una intriga en el set de La noche de la iguana.

En la segunda parte de la serie, El caso Tequila, Sunny ter- mina en Acapulco a las órdenes del mismísimo Johnny Weissmüeller (sí, Tarzán) durante el mítico festival de cine para sacarlo de las garras usureras de la mafia. Ambos li- bros aderezados con recetas de cocteles que hacen agua

la boca hasta a un abstemio como yo. Ello, sin demeritar

su novela El código nazi.

Bernardo Esquinca es otro joven narrador que le ha entrado gustoso al género policiaco, mezclándolo con otras desviaciones literarias. Su novela Belleza roja es un homenaje a J.G. Ballard en la que la trama negra de pronto se tiñe del rojo del horror orgánico, mientras que en La octava plaga hace lo propio con la ciencia ficción en lo que inicia como una intriga de asesinatos en el circuito de hoteles de paso de una gran ciudad. Cosa curiosa, ambas novelas son protagonizadas por fotógrafos.

Si la ciencia ficción tiene a Karen Chacek y el género fan- tástico a Cecilia Eudave, el policiaco nacional cuenta entre sus filas con Iris García Cuevas. Autora guerrerense que ha

publicado el libro de cuentos Ojos que no ven corazón de- sierto y la novela 36 toneladas. El primero, repleto de histo- rias duras y sórdidas. La segunda, además, construida con la estructura de un rompecacezas demencial que atrapa

a lector desde las primeras páginas para no darle respiro hasta el final.

Podría pasarme toda la noche recomendando libros de gé- nero negro. Como el espacio es limitado, voy a disparar una ráfaga rápida de lecturas que decididamente no decepcio- narán tanto a los conocedores del subgénero como a los que se acercan por primera vez a él:

Entre perros de Alejandro Almazán. Cuartos para gente sola, de J.M. Servín. Malasuerte en Tijuana de Hilario Peña. Tardarás un rato en morir de Imanol Caneyada. ¿Dónde estás, alacrán? de Jorge Moch. Mi nombre es Casablanca de Juan José Rodríguez. La sicaria de Polan- co de Joaquín Guerrero Casasola. La lágrima del Buda de Antonio Malpica. El poder del perro de Don Winslow (para mí, una de las mejores narconovelas, escrita por un gringo). Finalmente no quiero dejar de mencionar dos antologías de cuento policiaco aparecidas recientemen- te, Negras intenciones de Rodolfo JM y México negro y querido de Paco Ignacio Taibo II, que reúnen varios de los mejores autores del género. +

Rodolfo JM y México negro y querido de Paco Ignacio Taibo II, que reúnen varios de

6

EN PORTADA

Portada y cartel de la película El Halcón Maltés, protagonizada por Humphrey Bogart y Mary Astor.

Maltés, protagonizada por Humphrey Bogart y Mary Astor. POR RODOLFO JM No hay cultura que no
Maltés, protagonizada por Humphrey Bogart y Mary Astor. POR RODOLFO JM No hay cultura que no

POR RODOLFO JM

por Humphrey Bogart y Mary Astor. POR RODOLFO JM No hay cultura que no tenga entre

No hay cultura que no tenga entre sus narraciones más antiguas his- torias donde algún personaje rompiera el orden establecido y fuera castigado por ello. Desde los relatos en que sabios gobernantes des- facían entuertos a los pliegos de cordel que circulaban en la España del siglo XVI y que daban cuenta lo mismo de las noticias que de las “hazañas” de la Santa inquisición.

En las sociedades industriales del siglo XVIII, de Londres a Nueva York,

e

incluso en México, la prensa se volvió institución y negocio gracias a

la

nota roja y las crónicas de “sucesos” publicadas en sus páginas. Sin

embargo no es sino hasta 1841, con la publicación de Los crímenes de la Rue Morgue, que Edgar Allan Poe inaugura la literatura detectivesca.

LOS CRÍMENES DE LA RUE MORGUE Edgar Allan Poe VALDEMAR

LOS CRÍMENES DE LA RUE MORGUE Edgar Allan Poe VALDEMAR LA PIEDRA LUNAR Wilkie Collins DeBOLSILLO

LA PIEDRA LUNAR Wilkie Collins DeBOLSILLO

Poe VALDEMAR LA PIEDRA LUNAR Wilkie Collins DeBOLSILLO Pero hay que decirlo: Auguste Dupin, el solitario

Pero hay que decirlo: Auguste Dupin, el solitario caballero de la le- gión de honor creado por Allan Poe, no es un policía. Ni siquiera un investigador privado –concepto que aún no existía en 1841. Auguste Dupin es un noble venido a menos que ante la torpeza policiaca, y motivado por el reto intelectual que representa, decide investigar los bestiales asesinatos cometidos en la Rue Morgue.

Pasarían más de quince años para que Arthur Conan Doyle perfec- cionara la figura clásica del detective (palabra que proviene del latín detectare: descubrir), cuyas técnicas, casi cientificas, y sus cualidades deductivas, le permitían resolver los casos más peliagudos. Lo cierto es que nueve años antes de Estudio en escarlata, la primera aventura de Sherlock Holmes, hubo otra novela en la que, a diferencia de las narraciones de Poe y Conan Doyle, más preocupados por el plantea- miento y la solución racional del misterio, se ocupaba de los motivos de los involucrados en el crimen.

Escrita por el inglés Wilkie Collins y publicada por entregas, La piedra lunar cuenta la historia del robo del diamante Moonstone. Novela epis- tolar, cada capítulo es una carta escrita por un personaje distinto, mu- chos de ellos entrañables, como el Sargento Cuff, policía aficionado a

las rosas. No es gratuito que La piedra lunar sea considerada, además de la primera novela detectivesca en el sentido estricto de la palabra, la más larga y la más compleja de su tiempo. ¿Qué importa la lentitud en

la resolución cuando el retrato de los personajes y las relaciones entre

ellos consigue ser tanto o más interesante que el misterio planteado?

Publicada en 1906, El misterio del cuarto amarillo, de Gaston Leroux, reune las virtudes de sus predecesores: un investigador carismático, el reportero Joseph Rouletabille; un problema sin solución aparente, un misterio de habitación cerrada, y un abanico de sospechas que da lugar a los equívocos suficientes para enriquecer la trama, pero va un

paso más allá: donde Poe, Conan Doyle, y Collins, utilizan su ingenio para resolver el misterio, Leroux hace lo propio rizando el rizo. El enigma se complica conforme avanza, pero lo hace con la precisión de un ajedrecista que construye su jugada maestra, y por si fuera poco sin que el interés del lector decaiga un solo momento.

EL MISTERIO DEL CUARTO AMARILLO Gaston Leroux BLACKLIST

EL MISTERIO DEL CUARTO AMARILLO Gaston Leroux BLACKLIST EL SUEÑO ETERNO Raymond Chandler ALIANZA EDITORIAL El

EL SUEÑO ETERNO Raymond Chandler ALIANZA EDITORIAL

EL SUEÑO ETERNO Raymond Chandler ALIANZA EDITORIAL El siglo XX trajo cambios significativos. Importantes

El siglo XX trajo cambios significativos. Importantes avances técni- cos y científicos, pero también guerras y enormes crisis económicas. El sueño de abundancia que prometían las grandes urbes america- nas se convirtió en pesadilla para la mayoría de inmigrantes que se encargó de poblarlas. Es en este escenario donde florece la prensa amarillista y aparecen las pulp magazines, cuyos relatos retrataban una sociedad feroz e individualista. Auguste Dupin, Sherlock Hol- mes, e incluso el joven Rouletabille, se convirtieron en anacronis- mos. Era tiempo de un nuevo tipo de héroe: el antihéroe. ¿Cómo de- finir si no a Sam Spade, protagonista de El halcón maltés, publicada en 1930 por Dashiell Hammett? Para Spade, inmortalizado en el cine por Humphrey Bogart, la simple observación no bastaba para re- solver un caso. Al igual que para Philip Marlowe, ese otro detective duro, bebedor, y también interpretado por Bogart, la observación pasaba a segundo plano y la violencia era uno más de sus recursos.

La primera aparición de Philip Marlowe, en El sueño eterno, de Ra- ymond Chandler, novela considerada una de las mejores del siglo XX, perfeccionaría la brecha abierta por Hammett y mostraría la imagen más acabada del detective de los nuevos tiempos: Marlowe

no es sólo un pesimista, es también, y sobre todo, alguien dispuesto

a romper las reglas para hacer lo que considera justo. Es el indivi- duo que se enfrenta a los depredadores que habitan la jungla de asfalto, el individuo contra la corrupción de las instituciones.

¿Cómo llamar entonces a este tipo de literatura donde la resolu-

ción de un misterio dejó de ser el objetivo central del relato, donde

la división entre buenos y malos resulta casi inexistente, y donde

prácticamente cualquiera puede convertirse en criminal? ¿Género policiaco, detectivesco, judicial? El público lector encontró la res- puesta más precisa en el título de una de aquellas revistas hechas con papel de pulpa, la legendaria Black mask: género negro.

Desde entonces, y de Rafael Bernal a Stieg Larsson, el género negro ha ganado reconocimiento, pero que en una época notable por su corrección política sean este tipo de obras, consideradas por los “es- critores serios” como meras formas de escapismo y entretenimiento, no sólo las más exitosas en términos de venta sino las que mejor re- tratan los vicios y defectos de nuestras sociedades, parecería cuando menos “curioso”. Pero seamos sinceros: ¿quién de nosotros no ha imaginado, al menos en una ocasión, cometer un crimen perfecto? +

8

ESTE MES

Sherlock Holmes, personaje creado en 1887 por Sir Arthur Conan Doyle.

personaje creado en 1887 por Sir Arthur Conan Doyle. ESTUDIO EN ESCARLATA Arthur Conan Doyle TEXTUAL
personaje creado en 1887 por Sir Arthur Conan Doyle. ESTUDIO EN ESCARLATA Arthur Conan Doyle TEXTUAL

ESTUDIO EN ESCARLATA Arthur Conan Doyle TEXTUAL

Doyle. ESTUDIO EN ESCARLATA Arthur Conan Doyle TEXTUAL EL CANDOR DEL PADRE BROWN G. K. Chesterton

EL CANDOR DEL PADRE BROWN G. K. Chesterton ALIANZA EDITORIAL

CANDOR DEL PADRE BROWN G. K. Chesterton ALIANZA EDITORIAL POR ROGELIO FLORES No, no es un

POR ROGELIO FLORES

BROWN G. K. Chesterton ALIANZA EDITORIAL POR ROGELIO FLORES No, no es un caramelo… a menos

No, no es un caramelo… a menos que seas diabético. Es amargo, peligroso e injusto. Por eso necesitamos del orden, de sistemas y reglas, como el contrato social que firmamos con los políticos. Aun- que todo contrato termina siendo un pacto con el diablo, lo sabe- mos. Los hombres en el poder suelen voltearnos la tortilla y, llegado el momento, nos muestran cláusulas escritas con letras microscópi- cas. Eso nos lleva a otra necesidad, a otro tipo de contrato, a pactar con solitarios dispuestos a ensuciarse las manos: los detectives.

En un mundo perfecto, buscar protección, redención o justicia al margen de la ley no sería necesario. Mas no vivimos en un mundo perfecto, sino en una obra de teatro, interrumpida; alguien tiene que salvar el guión y recuperar la trama, ya sea con investigación o agudas corazonadas, ya sea a fuerza de embustes o con puñetazos. Pongamos algunos ejemplos.

Primero. Se comete un asesinato y ni siquiera la mejor policía del mundo tiene indicios de quién pudo ser el responsable. Se llama a un investigador, maestro en la observación de todos los elementos de la escena del crimen, incluso los que resplandecen por su ausen- cia, para después, integrarlos.

Segundo. Ante una serie de delitos inexpugnables, es prioritario conocer los móviles para dar con los perpetradores. Así, será nece- saria la intervención de un experto en los engranajes del bien y los resortes del mal; un sacerdote mustio que, más que mirar el abismo, coquetea con él, guiñándole el ojo.

Tercero. Un amor no paga bien, ni con la menor pizca de lealtad; la mujer desaparece sin dejar rastro y el abandonado, en su búsqueda, comete un par de homicidios. Como no hay bomberos que apaguen las llamas del desamor, se pide la ayuda de un detective, campeón del desencanto e imán de mujeres fatales.

ADIÓS,

MUÑECA

Raymond Chandler

ALIANZA EDITORIAL

fatales. ADIÓS, MUÑECA Raymond Chandler ALIANZA EDITORIAL LA NEBLINA DEL AYER Leonardo Padura TUSQUETS Cuarto. Una

LA NEBLINA

DEL AYER

Leonardo Padura

TUSQUETS

EDITORIAL LA NEBLINA DEL AYER Leonardo Padura TUSQUETS Cuarto. Una revolución fallida convierte a Cuba en
EDITORIAL LA NEBLINA DEL AYER Leonardo Padura TUSQUETS Cuarto. Una revolución fallida convierte a Cuba en
EDITORIAL LA NEBLINA DEL AYER Leonardo Padura TUSQUETS Cuarto. Una revolución fallida convierte a Cuba en

Cuarto. Una revolución fallida convierte a Cuba en un panteón donde los fantasmas y los vivos bailan en un carnaval permanen- te y siniestro llamado nostalgia. Un mercader de libros, ex policía, emprende la búsqueda de una diva del bolero, quien desapareció dejando solo un disco de vinil. Para encontrarla, no duda en espar- cir sal en todas las heridas posibles, las ajenas y las propias. Más las segundas.

Sherlock Holmes, el Padre Brown, Philip Marlowe y Mario Conde son los personajes llamados a componer estas tramas. Sus nombres no pasan desapercibidos. Son de hecho bastante familiares, incluso para quienes no han bebido del relato negro.

Sherlock Holmes, creación de Arthur Conan Doyle, debuta en Es- tudio en escarlata para sentar las bases del género; a él se le debe el rigor del método deductivo y sus alcances, así como varias de las características que definirán al gremio: erudición, sangre fría y un poco de violencia física. Soledad también, por supuesto, porque a pesar de que suela acompañarse por el Doctor Watson, siempre se sabrá distinto a su entorno: ni por encima ni por debajo, simple- mente afuera, al margen. Condición que se transmitirá al 99.9% de sus similares.

En los doce cuentos pertenecientes a El Candor del Padre Brown, Gilbert K. Chesterton nos regala una lección contundente: nada es lo que parece, y no sólo en los perpetradores del delito, sino también en las víctimas y en los encargados de resolverlo. Por ello, en sus pesquisas mucho tienen que ver los dictados del corazón, la piedad y la empatía, principalmente esta última.

Con Marlowe y Conde observamos otras características del detec-

tive clásico: la ciudad por un lado, y los personajes sórdidos que lo acompañan, por el otro. Un detective es resultado de la urbe y su barbarie local, es el más querido de sus hijos, aunque sea el bastar- do. Marlowe es Los Ángeles, a la vez que Conde es La Habana (así como nuestro querido Héctor Belascoarán Shayne, el Distrito Fe- deral). Adiós, muñeca, de Raymond Chandler, es un viaje al corazón

y al sistema nervioso de Los Ángeles. Leerlo es habitar las calles del viejo Hollywood y beber en sus antros más oscuros, con la compa- ñía de los más memorables y cínicos perdedores.

Leonardo Padura hace algo similar con Mario Conde, un cubano hijo de la revolución, y por lo tanto, nieto de las noches de cabaret previas a la dictadura. La neblina del ayer (frase extraída del bole- ro, Vete de mí), plantea un trabajo detectivesco en una Habana fan- tasmagórica que se cae a pedazos sin perder una condición aristo- crática que ni el socialismo ni el bloqueo norteamericano pudieron

disfrazar. Por ello, al personaje le sienta tan bien el apellido. Conde es un cubano de la vieja guardia, sensual y ebrio, incluso en sus momentos más tristes, rodeado por seres entrañables que pare- cen haber sobrevivido a un cataclismo nuclear, todos luchando por recuperar un mundo que se les escapó de las manos. Esto, en gran parte, por el poder, por los políticos, por ese diablo que firmó un contrato con una sonrisa en los labios, para después traicionarles.

A Conde, como a todos los detectives que hemos reseñado, le toca

la ingrata tarea de armar el rompecabezas que era su mundo, aún a sabiendas de que no tendrá cabida en él cuando las cosas se com- pongan. Los detectives son solitarios que pelean sin importarles que casi siempre —debido a que el mundo es corrupto— el resulta- do esté vendido al mejor postor. No, el mundo no es un caramelo…

a menos que seas diabético. +

10

ESTE MES

Henning Mankell, autor de la serie de libros policiacos protagonizados por el inspector Kurt Wallander.

policiacos protagonizados por el inspector Kurt Wallander. EL NOMBRE DE LA ROSA Umberto Eco LUMEN EL
policiacos protagonizados por el inspector Kurt Wallander. EL NOMBRE DE LA ROSA Umberto Eco LUMEN EL

EL NOMBRE DE LA ROSA Umberto Eco LUMEN

Kurt Wallander. EL NOMBRE DE LA ROSA Umberto Eco LUMEN EL PERFUME Patrick Süskind SEIX BARRAL

EL PERFUME

Patrick Süskind

SEIX BARRAL

Umberto Eco LUMEN EL PERFUME Patrick Süskind SEIX BARRAL POR ALBERTO CONSTANZA En su aparente candidez,

POR ALBERTO CONSTANZA

PERFUME Patrick Süskind SEIX BARRAL POR ALBERTO CONSTANZA En su aparente candidez, Maxwell’s silver hammer ,

En su aparente candidez, Maxwell’s silver hammer, canción de los Beatles, narra las aventuras de un sujeto con estudios de medicina que mata a sus víctimas a martillazos. La letra de la canción registra tres asesinatos: dos mujeres y el juez que lo somete a juicio quien, al descuidarse, recibe el mortífero mazazo del martillo de plata. El fenómeno del serial killer, término acuñado por el inspector del FBI Robert Ressler en los años setenta, despierta el interés no sólo de los asiduos a los periódicos de nota roja como Alarma, sino de inves- tigadores, sicólogos y escritores. Estos últimos llevan a cabo un des- censo a las profundidades para construir un personaje creíble, re- trato fiel de Caryl Chessman o “Goyo” Cárdenas, que no sólo mate por inercia, sino que atrape al lector gracias a su modus operandi, sus intenciones e inclinaciones. Y, desde luego, con la esperanza de que la ley le eche el guante.

Montes Apeninos, Italia, siglo XIV. El nombre de la rosa, novela am- bientada en el siglo XIV, nos presenta a un asesino serial bastante peculiar. Durante la estadía de Guillermo de Baskerville y su discí- pulo Adso de Melk en una abadía, suceden una serie de asesinatos misteriosos. Guillermo de Baskerville, franco homenaje a Sherlock Holmes, investiga los crímenes y descubre que en el epicentro de esos crímenes se encuentra la única copia del segundo libro de Aristóteles, La Poética, oculta en la impresionante biblioteca de la abadía. El asesino, evidentemente no revelaré su identidad, quie- re evitar que el libro sea copiado y difundido. El nombre de la rosa ofrece varias lecturas: como novela histórica (algunos personajes y ciertos hechos son reales); novela gótica por su ambientación en una abadía y los asesinatos que se relacionan con castigos divinos; y sobre todo como una novela policiaca que a partir del crimen “de habitación cerrada”, resuelve con lógica y deducción las pistas que el asesino va dejando a su paso.

LA FALSA PISTA Henning Mankell TUSQUETS

dejando a su paso. LA FALSA PISTA Henning Mankell TUSQUETS UNA INVESTIGACIÓN FILOSÓFICA Phillip Kerr ANAGRAMA

UNA INVESTIGACIÓN FILOSÓFICA Phillip Kerr ANAGRAMA

UNA INVESTIGACIÓN FILOSÓFICA Phillip Kerr ANAGRAMA Vayamos al siglo XVIII, a París. El perfume , novela
UNA INVESTIGACIÓN FILOSÓFICA Phillip Kerr ANAGRAMA Vayamos al siglo XVIII, a París. El perfume , novela

Vayamos al siglo XVIII, a París. El perfume, novela de Patrick Süs- kind, es protagonizada por un hombre que no expide ninguna clase de olor. Se trata de Jean-Baptiste Grenouille. Su vida reproduce el esquema del asesino serial: infancia dificultosa, maltrato y la

búsqueda de lo que no se tiene. Su fino olfato lo hace perseguir el modo de que las esencias que destila en casa de un perfumista ita- liano se conserven el mayor tiempo posible. El sueño del maltrecho

y deforme Grenouille causa la muerte de más de veinte mujeres

vírgenes. Traducida a más de 40 idiomas, esta primera novela de Süskind se llevó al cine con bastante fortuna.

Suecia. 1994. Kurt Wallander es un policía del distrito de Ystad, una ciudad de Escania. Sufre de sobrepeso, está divorciado, la relación con su hija Linda es terrible y a su padre le está dando Alzheimer. Aunque los días transcurren tranquilos en el distrito, Wallander siempre se teme lo peor. Y así ocurre: una joven inmigrante se in- mola en un campo de cultivo frente a sus ojos. Un antiguo ministro de Justicia es asesinado en su casa, en un aparente ritual apache que le arranca el cuero cabelludo. Un nuevo asesino serial anda

suelto por Escania. Así inicia La falsa pista, una de las mejores no- velas de la serie Wallander, que si tratáramos de explicar con una imagen, la más adecuada sería la cometa: conforme se avanza en

la lectura se tiene la impresión de que el autor va soltando largas

extensiones de cuerda y nos hace volar sólo para recordarnos, de imprevisto, que las cosas no son tan sencillas ni claras como las ha- bíamos pensado.

Los dolorosos acontecimientos ocurridos en Noruega —primero un coche bomba en el sector gubernamental de Oslo y luego la ma- tanza de más de 90 jóvenes— nos hacen recordar las aventuras del inspector Wallander por sus puntos de vista entorno al estado de las cosas en Suecia, la crisis de una sociedad que se pensaba a salvo del terror que impera en otras naciones, y donde el estado bene- factor poco a poco se viene abajo. La virtud de la obra de Henning Mankell radica en que más allá de la resolución del caso, la fragi- lidad de Kurt Wallander y sus reflexiones nos hacen pensar en la situación no sólo de Escandinavia, sino del mundo entero.

Londres, año 2013. Un sicópata está matando a Byron, Darwin, Loc- ke, Dickens… se trata de nombres en clave que emplea un costoso programa informático que identifica ciertas anomalías en el cere- bro presentes en potenciales hombres peligrosos. Ambientada en un futuro que recuerda a Blade runner, Una investigación filosófica, de Philip Kerr, narra el tortuoso camino que la inspectora Jakowicz atraviesa para atrapar a un asesino serial que no se considera como

tal, y que por medio de reflexiones, premisas, postulados (es decir,

a través de la razón) justifica sus crímenes, cubierto bajo el nombre de Wittgenstein.

Thomas de Quincey elaboró la guía de estudios de todas estas his- torias en Del asesinato considerado como una de las bellas artes, un acercamiento irónico para comprender las motivaciones de los serial killers. Indispensable como tener en casa una copia del ini- gualable Abbey Road. +

12

ESTE MES

Patricia Highsmith en su villa de Moncourt, Francia, escribiendo las aventuras de Mr. Ripley. Latinstock / Corbis.

las aventuras de Mr. Ripley. Latinstock / Corbis. POR MARIEL BLANCO ¿Te extraña que sean mujeres
las aventuras de Mr. Ripley. Latinstock / Corbis. POR MARIEL BLANCO ¿Te extraña que sean mujeres

POR MARIEL BLANCO

de Mr. Ripley. Latinstock / Corbis. POR MARIEL BLANCO ¿Te extraña que sean mujeres las que

¿Te extraña que sean mujeres las que escriban novelas policía- cas con asociaciones kilométricas, crímenes minuciosamente premeditados y personajes repletos de segundas y terceras intenciones? Definitivamente has sido muy bien engañado por ellas. Las mujeres somos detectives por naturaleza. Obser- vamos detalles y los asociamos, seducimos y se nos abren las puertas, lloramos y nos creen. Así es como llegamos adonde, durante tantas noches, planificamos llegar.

UN LUGAR INCIERTO Fred Vargas SIRUELA

planificamos llegar. UN LUGAR INCIERTO Fred Vargas SIRUELA Q DE QUIÉN Sue Grafton TUSQUETS De esta

Q DE QUIÉN Sue Grafton TUSQUETS

Fred Vargas SIRUELA Q DE QUIÉN Sue Grafton TUSQUETS De esta misma manera Fred Vargas manipula

De esta misma manera Fred Vargas manipula a los hombres de Un lugar incierto, su último libro. La reina francesa de la novela negra pone al asesino a cometer crímenes macabros cargados de signifi- cados y al comisario Admasberg le hará buscar conexiones entre sucesos separados por fronteras y años: diecisiete zapatos con sus respectivos pies aparecerán a la entrada del antiguo cementerio de Highgate, en Londres. Estos pies tendrán algo que ver con un hombre que amanece aniquilado y reducido a papilla brutalmente en las afueras de Paris; la investigación de ambos casos llevará al comisario Adamsberg y a su equipo a seguir una pista de vampiros y cazadores de vampiros en un pequeño pueblo de Serbia. Pero Fred Vargas no sólo manipula personajes: también manipulará a la perso- na que tenga en sus manos este libro porque durante 347 páginas la mantendrá con esa tensión que no deja apagar la luz aunque los ojos se estén cerrando. Touché, dirás como la autora, después de haber caminado por este incierto lugar.

Sue Grafton también tenía una idea que no la dejaba dormir, un homicidio sin resolver que se cometió en el verano de 1969. Desde el momento en que conoció al patólogo que realizó la autopsia de aquella mujer encontrada con las manos atadas, degollada y con varias puñaladas, Grafton abandonó su sonrisa dulce y maternal para meterse en la piel de la detective Kinsey Milhone. Así es como en enero de 2001 ya estaba trabajando en la oficina del sheriff del condado, enterrada bajo pilas de docu- mentos archivados que la harían hacer un viaje al pasado junto al teniente Dolan. En Q de quién seguirá las escasas pistas que tiene del caso buscando no sólo averiguar quién fue el asesino, sino también quién fue la víctima, ya que como nadie denunció su desaparición ni aportó datos de su procedencia, en las in- sensibles fichas policiales quedó bautizada como Juana Nadie.

Patricia Highsmith supo manejar tan bien su mente retorcida que logró crear un asesino frío, egoísta y amoral que en lugar de resul- tarle detestable al lector, a cada página le provoca más ganas de que Tom Ripley no sea descubierto. En esta última aparición de Mr.

Ripley los fantasmas creados en las novelas anteriores lo persiguen, pero él continúa siendo un asesino de guante blanco y sin ninguna clase de escrúpulos que pretende disfrutar de una vida placentera

y pacífica en su villa francesa. Pero de repente el teléfono suena

y es aquí cuando comienza el verdadero misterio de Ripley en pe- ligro, porque fue una mujer muy morbosa la que escribió lo que responde la voz del otro lado de la línea.

RIPLEY EN PELIGRO Patricia Highsmith VERTICALES DE BOLSILLO

RIPLEY EN PELIGRO Patricia Highsmith VERTICALES DE BOLSILLO EL ASESINATO DE ROGER ACKROYD Agatha Chirstie RBA

EL ASESINATO DE ROGER ACKROYD Agatha Chirstie RBA LIBROS

EL ASESINATO DE ROGER ACKROYD Agatha Chirstie RBA LIBROS ¿Había sido una llamada del extranjero, o

¿Había sido una llamada del extranjero, o fue una simulación? Tom no estaba seguro. Dickie Greenleaf: el comienzo de sus problemas, pensó. El primer hombre al que había matado, y el único al que ha- bía lamentado matar, realmente, el único crimen del que se arre- pentía. Pero por supuesto que Dickie llevaba muerto todos esos

años. Le había atado una piedra, lo había arrojado por la borda, el

cuerpo se había hundido y

bueno, en todos esos años Dickie no

había aparecido, ¿por qué iba a hacerlo ahora? Desgraciadamente para todos los admiradores de Mr. Ripley, Patricia Highsmith murió

cuatro años más tarde llevándose a su tumba todos los secretos de este talentoso señor.

Y

por si queda alguna duda de que la naturaleza de la mujer no es

la

maternidad precisamente, Agatha Chirstie nos dejó una obra re-

pleta de enigmas por descubrir basados en la observación psicoló- gica y partiendo de la base de que todos somos asesinos en poten- cia. La Dame Agatha Christie vendió millones de ejemplares y fue traducida a 103 idiomas. El asesinato de Roger Ackroyd relaciona tres muertes en una pequeña localidad inglesa, un cuadro sin duda alarmante en el que solo podrá develar este misterio el meticuloso

detective belga Hécules Poirot. El final de la novela está considera- do uno de los más sorprendentes e inesperados de toda su obra, y

si tú también quieres resolverlo tendrás que pensar como ella: hay

que eliminar el obstáculo, y si el obstáculo se trata de una persona,

hay que matarla.

Así somos las mujeres, detectives por naturaleza y criminales por la misma razón. También nos engañan, sí, cuando nos dejamos, cuan- do insistimos en pensar con el corazón en vez de escuchar a la ca- beza. Pero aun cuando las lágrimas de una mujer te digan que la en- gañaste, recuerda que tú tienes cinco sentido y nosotras uno más. +

JUAN ALBERTO CEDILLO

Juan Alberto Cedillo, reportero de historias antiguas y olvidadas. Fotografía de Vio Diaz Barquero / Flying high Photography

14 ENTREVISTA A

Vio Diaz Barquero / Flying high Photography 14 ENTREVISTA A POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Juan Alberto
Vio Diaz Barquero / Flying high Photography 14 ENTREVISTA A POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Juan Alberto
Vio Diaz Barquero / Flying high Photography 14 ENTREVISTA A POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Juan Alberto

POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES

high Photography 14 ENTREVISTA A POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Juan Alberto Cedillo nació en el Distrito

Juan Alberto Cedillo nació en el Distrito Federal. Actualmente radica en Monterrey, Nuevo León, donde ejerce el periodismo. Desde hace varios años investiga algunos sucesos históricos poco conocidos u olvidados en México. Con Los nazis en México ganó el Primer Premio Debate de Libro Reportaje 2007. La Cosa Nostra en México, su más reciente reportaje, si bien no es continuación de su libro anterior posee varios puntos en común con aquél: corrupción política, bellas mujeres extranjeras y jugosos botines en juego.

Platícanos brevemente de qué se trata La Cosa Nostra en México. Es la biografía y la historia de Virginia Hill, una mujer muy guapa que interactuó con varios miembros de la mafia de Chicago y de Nueva York. Ella fue amante de Benjamín Bugsy Siegel y ambos estuvieron en México para traficar heroína hacia Estados Unidos, allá por 1940. Después vivió 18 meses en México. ¿A qué vino? ¿Cuáles fueron sus acti- vidades y conexiones? De eso se trata el libro.

En tu libro anterior y ahora en La Cosa Nostra en México, un ex-presidente y dos muje- res son protagonistas de ambas historias… Cuando vi cómo se construían las historias y los personajes, y que dos mujeres atractivas —una trabajando con alemanes y la otra con estadunidenses—, trataban de involucrar a autoridades mexicanas en sus negocios, y que en ambos casos Miguel Alemán era el protagonista, me sorprendí porque parecía como una fórmula, pero las circunstancias se fueron entrelazando por sí solas. Virginia Hill viene a México a abrir casinos y se invo- lucra con altas autoridades del país y lo consigue, se mete hasta la cocina presidencial. Hilda Krueger, por su parte, se hace amante de Alemán. Espero que nadie lo tome a mal, porque no es una cuestión personal en su contra.

LA COSA NOSTRA EN MEXICO Juan Alberto Cedillo GRIJALBO

LA COSA NOSTRA EN MEXICO Juan Alberto Cedillo GRIJALBO Escanea y ve la entrevista en video
LA COSA NOSTRA EN MEXICO Juan Alberto Cedillo GRIJALBO Escanea y ve la entrevista en video

Escanea y ve la entrevista en video

Alberto Cedillo GRIJALBO Escanea y ve la entrevista en video En alguna época las drogas fueron

En alguna época las drogas fueron legales en México… Cuando la venta de drogas hacia Estados Unidos comienza a crecer en los años cuarenta, hacia 1946-47 el consumo se incre- menta en México. Lázaro Cárdenas legaliza las drogas para con- tener el consumo de la heroína: el estado proporcionará a los consumidores la droga a precios muy bajos. Durante seis meses el experimento es interesante: en las cárceles, donde se vendía mucha marihuana, se regalan cigarrillos a los presos; en la calle de Versalles se abre un dispensario donde los adictos a la heroína compran su inyección y ahí mismo se las aplican. Lola la Chata, la principal narcotraficante de la ciudad de México, pierde todos los días 2,500 pesos de ganancia.

Las presiones de Estados Unidos y un boicot de medicinas sepul- tan el decreto. Para el debate actúa sobre la legalización de las drogas, debería ser un antecedente a revisar.

Pareciera ser que la corrupción nació en el alemanismo… Más bien es el origen de la institucionalidad de la corrupción, porque venía desde la presidencia. Los Estados Unidos docu- mentan cómo desde el poder se saqueó el presupuesto nacional, no solamente a través de Miguel Alemán, sino de funcionarios muy cercanos a él, como Carlos I. Serrano o Ramón Beteta. La corrupción se vuelve una costumbre.

Platícanos sobre Lola “la Chata”… El narcotráfico en México nace con los chinos. En los años veinte el tráfico de opio y heroína hacia Estados Unidos era legal. Hacia 1925 vienen las prohibiciones y las bandas dedicadas al narcotrá- fico, aunque muy focalizadas, empiezan a crecer. En los cuarenta el consumo se incrementa en Estados Unidos y a las bandas de narcos chinos se suman bandas mexicanas. Lola la Chata es el equivalente al Chapo Guzmán en aquellos años. Desde su puesto en el mercado de la Merced, la Chata controla la distribución de droga en toda la capital. Estamos en una época donde el narco- tráfico no es nada parecido a lo que es ahora. La venta de drogas se sancionaba con multas; la siembra de la amapola, por ejemplo, se castigaba con una amonestación y amenaza de cárcel.

¿Cómo era un típico día de investigación para escribir La Cosa Nostra en México? Soy periodista en Monterrey, colaboro para la agencia Efe y para El Universal. Ya no iba a Estados Unidos sino que todo lo investi- gaba a través de internet, revisando textos, periódicos en línea, pero en algún momento del día debía de salir corriendo a cubrir un enfrentamiento o una masacre en Guadalupe. Si algo de va- lor tienen estos libros es haberlos escrito en este contexto tan difícil.

¿Alguna historia se quedó en el tintero? Varias. Como son investigaciones periodísticas limitadas en re- cursos y tiempo, hay que dejar muchas cosas fuera. Por ejem- plo, el casino de Ojo Caliente. En el libro cuento como se fundó, cómo creció en manos de la mafia, pues se trató de un megapro- yecto en el que se invirtió una fortuna para la época: 10 millones de dólares. La historia en el libro llega hasta los años setenta, pero quisiera saber qué pasó después.

¿Te gusta la novela policiaca? Sí, me gusta mucho, quisiera contar una historia de sicarios de Monterrey que conozco relativamente bien, a través de una no- vela. Me gustan los libros de Paco Ignacio Taibo II. +

MARIA BARANDA

15 AUTORA FILIJ 2011

M A R I A B A R A N D A 15 AUTORA FILIJ 2011

¿Te gusta el libro electrónico? ¿Qué opinas de las nuevas tecnologías para acercarte a la lectura? María Baranda, autora de Un lugar en el mundo, responde a estas preguntas. Acompáñala en la presentación

de su libro y acude a la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), que se realizará del 11 al 20 de noviembre de 2011, en el Centro Nacional de las Artes de la ciudad de México.

POR ERIKA VILFORT

de las Artes de la ciudad de México. POR ERIKA VILFORT UN LUGAR EN EL MUNDO
de las Artes de la ciudad de México. POR ERIKA VILFORT UN LUGAR EN EL MUNDO

UN LUGAR EN EL MUNDO María Baranda Ilustraciones de Enrique Torralba CONACULTA

María Baranda Ilustraciones de Enrique Torralba CONACULTA ¿Qué temáticas prefieres para tus títulos infantiles?

¿Qué temáticas prefieres para tus títulos infantiles? Yo no escojo los temas, ellos me elijen a mí. Cuando ha sucedido al contrario, algo pasa, la historia me cuesta más trabajo. Estoy abierta a lo que llegue.

¿Cómo contarles a los niños situaciones complejas? En la literatura infantil lo más difícil es lograr el tono ade- cuado. Cuando lo consigues es como si tuvieras la llave maestra que abre todas las puertas. Cualquier situación puede ser contada a un niño si está bien escrita y tiene el tono que se requiere.

¿Cómo fomentar la lectura entre el público infantil? La lectura se da por contagio. No hay de otra. Si los chicos te ven leyendo o muy entusiasmada comentando un libro, seguro que, algún día, ellos también querrán acercarse a eso que te produce tanto interés y placer. No creo en las campañas de lectura, en los esfuerzos que se hacen des- de “afuera”, si los padres y maestros no leen. Nada fun- ciona si los adultos no están realmente convencidos de los beneficios de la lectura.

Los niños y adultos crean mundos imaginarios que les permiten crear una realidad paralela, ¿con Internet y las nuevas tecnologías qué nuevas realidades e historias se desprenden de su interacción con estos dispositivos? La red es un instrumento más y es una manera distinta de leer. Las “realidades paralelas” se crean hasta en los sueños. Novalis decía que el sueño es una segunda vida.

Lo que importa es el imaginario de cada quien y el des- pliegue de pensamiento que se pueda dar en términos de análisis, ideas y lenguaje, y si a todo esto ayuda la red, me parece que estamos ante algo con muchas posibilidades.

Libros electrónicos o en papel son la reflexión de la emi- sión 31 de la FILIJ. Se piensa que los niños prefieren los primeros por la interactividad ¿cuál es tu opinión entre los dos formatos de lectura? Me interesan los libros electrónicos. La lectura puede ser muy dinámica, siempre y cuando estén sustentados en buena literatura. El dinamismo que se propone desde el li- bro electrónico nos da la posibilidad de abrir otros canales de lectura y de escritura, en donde el lector puede llegar a tener un rol más activo. Creo que también es una gran oportunidad para jugar más con el lenguaje, con las ideas y con quien lee, en donde los puntos de cruce podrían lograr nuevas representaciones y otros espacios de pensamiento. Hay mucho por explorar en los libros electrónicos.

¿De qué forma influyes en la ilustración de tus libros infan- tiles? Platícanos de la relación entre el autor y el ilustrador. La relación con el ilustrador debe de ser muy cercana. Los mejores libros, en mi experiencia, han sido aquellos en donde converso largamente con el ilustrador. La ima- gen permite mayor movimiento en la historia y otorga una fuerte representación en la imaginación del lector. Por eso pienso que los mejores libros son un punto de encuentro entre la imagen y la palabra. +

imaginación del lector. Por eso pienso que los mejores libros son un punto de encuentro entre
imaginación del lector. Por eso pienso que los mejores libros son un punto de encuentro entre
imaginación del lector. Por eso pienso que los mejores libros son un punto de encuentro entre
imaginación del lector. Por eso pienso que los mejores libros son un punto de encuentro entre
imaginación del lector. Por eso pienso que los mejores libros son un punto de encuentro entre

FABRIZIO MEJIA MADRID

Fabrizio Mejía Madrid en la Plaza de las Tres culturas. Fotografía de Vio Diaz Barquero / Flying high Photography

16 ENTREVISTA A

Vio Diaz Barquero / Flying high Photography 16 ENTREVISTA A POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Fabrizio Mejía
Vio Diaz Barquero / Flying high Photography 16 ENTREVISTA A POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Fabrizio Mejía
Vio Diaz Barquero / Flying high Photography 16 ENTREVISTA A POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Fabrizio Mejía

POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES

high Photography 16 ENTREVISTA A POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Fabrizio Mejía Madrid nació en 1968. Apasionado

Fabrizio Mejía Madrid nació en 1968. Apasionado de la década de los sesenta, alguna vez descubrió que nadie había elaborado una biografía sobre Gustavo Díaz Ordaz y se dedicó a escribir Disparos en la oscuridad, su más reciente novela. Además de publicar en medios nacionales y extranjeros ha escrito las narraciones Hombre al agua y El rencor, además de varios libros de crónicas. La siguiente entrevista se realizó en el lugar más emblemático del movimiento estudiantil de 1968: la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco.

Tu libro inicia desde la portada. Platícanos sobre el contexto de la fotografía de Disparos en la oscuridad. Cuando hago novelas, parte fundamental de mi trabajo es conseguir la foto de la por- tada. Esta fotografía, en sí misma, retrata al personaje y el retrato tenía que ser tan contundente como Díaz Ordaz con una pistola. Él aparece en el campo de tiro de la Villa Olímpica antes de inaugurar la olimpiada del 68, es decir, los días previos de la matan- za en la Plaza de las Tres culturas. Cuando lees el retrato que le hice a Díaz Ordaz se entiende que era un tipo que estaba armado desde 1937, cuando ocurre la matanza de Atencingo, en Puebla, durante una huelga de trabajadores. En esa matanza se ensaya lo que ocurrirá en Tlatelolco años después.

Tu novela nos brinda el contexto en el que nació políticamente Díaz Ordaz Maximino Ávila Camacho pasa a la historia literaria como un apuesto seductor de señoras, como ocurre en Arráncame la vida de Ángeles Masttreta, y cuando lo investigas es todo lo contrario. Es un personaje acomplejado, como el símbolo de ese poder priista profundo:

“Si puedo chingarte, te chingo”, sin ninguna consideración ética sobre cómo ejercer el po- der y la sumisión y la obediencia. En la novela, cuando Maximino monta a Díaz Ordaz (los dos están muy borrachos), luego de ofrecerle la presidencia de la Junta de Conciliación de Puebla, Díaz Ordaz le dice que no ha terminado la carrera (era un pésimo estudiante) y Maximino lo monta para someterlo y le hace cumplir una serie de requisitos: falsificar

DISPAROS EN LA OSCURIDAD Fabrizio Mejía Madrid SUMA

DISPAROS EN LA OSCURIDAD Fabrizio Mejía Madrid SUMA Escanea y ve la entrevista en video un
DISPAROS EN LA OSCURIDAD Fabrizio Mejía Madrid SUMA Escanea y ve la entrevista en video un

Escanea y ve la entrevista en video

Mejía Madrid SUMA Escanea y ve la entrevista en video un acta de nacimiento para decir

un acta de nacimiento para decir que es poblano y no oaxaqueño, casarse con Guadalupe Borja y a recibirse como abogado sin hacer examen profesional.

Cuéntanos sobre el proceso de investigación de la novela… Empecé a obsesionarme con los sesenta hace muchos años. No me había tomado la molestia de investigar a Díaz Ordaz porque pensa- ba que existiría alguna biografía, pero cuando la busqué no existía más que la de Enrique Krauze, y luego me encontré con personas que lo habían conocido personalmente, como Julio Scherer, quien me contó cómo era en la vida real siendo presidente. Descubrí que había toda una historia, que no era una novela exactamente sino una crónica. He reflexionado sobre la novela y es muy extraño que hasta mi generación se escriba una biografía de Díaz Ordaz, y que no hayan tenido la paciencia, o incluso la valentía de hacerlo, los miembros de la generación anterior.

Díaz Ordaz es un hombre trágico pero también de comedia, sobre todo por su relación con Irma Serrano o con sus hijos… José Agustín me dijo que la cosa con Alfredo Díaz Ordaz cuando estaba en Los Pinos era horrible, porque eran puros malos viajes, ya que “nos pachequeábamos pero rodeados de guaruras”. Él me contó la historia de 1969. El presidente que combatió las marchas del 67, a María Sabina y los hongos, y a los hipitecas, como decía Monsiváis, tenía un hijo que se metía ácidos con Jim Morrison en Los Pinos. Díaz Ordaz está convencido desde finales de los años treinta que los comunistas lo quieren matar, y él único que intenta matarlo, años después, es un católico, Carlos Castañeda.

Disparos en la oscuridad aparece en un momento político muy es- pecial en México… Lo saqué en este momento porque estuvo completo ahora y no antes. Pero es cierto que la obsesión por retratar la mecánica del poder en México la traigo desde que escribí El rencor, una nove- la sobre el PRI. En el caso de Díaz Ordaz diría que es un recor- datorio de cuando el PRI fue gobierno (que lo sigue siendo), y qué tan caro pagamos como ciudadanos la supuesta estabilidad del país, la paz social.

Si alguien afirmara que Disparos en la oscuridad es una ficción, y que lo ahí escrito no es verdad, ¿qué le dirías? La ficción en este país es real y documentable. Todas las anécdotas sobre la vida de Díaz Ordaz están publicadas en libros de memorias o en archivos. Me preguntaron el otro día qué porcentaje de ficción contiene el libro, y respondí que un diez por ciento, porque no se necesita más.

¿Qué quisieras decirle a los visitantes de Más Cultura sobre Dis- paros en la oscuridad? No es obligado que lo lean, pero estaría bien que lo hicieran para que tengan una visión completa de cómo funciona el poder y los poderosos, y cómo se vivió eso por lo que Díaz Ordaz será re- cordado, por lo que ocurrió en esta plaza, cómo se vivió desde Palacio Nacional y Los Pinos, algo que nadie se había tomado la molestia de contar. +

entre mis favoritos.

policiaca favorita?

quisiera provocar celos

su novela

1. ¿Cuál

muy indeciso, no

es

estoy

Hay muchas,

su detective favorito?

¿Quién es

pistola, un cuchillo o la injusticia?

2.

Pepe Carvalho

una

más mortífero:

3. ¿Qué es

ha sido el caso

La injusticia

o Marsella?

mi vida no siempre

prefiere: Paris

de

lo largo

4. ¿Qué

Actualmente Marsella pero a

le guste?

que

algún escritor mexicano

5. ¿Hay

Taibo II

Paco Ignacio

actualmente?

G.J. Arnaud

está leyendo

autor prolijo:

escribir una novela policiaca?

libro

¿Qué

un

de espionaje de

6.

Una novela

recomendación para quien desee

¿Alguna

Cuando visite México, ¿qué lugar quiere conocer primero?

Ser rapido, ef icaz, conciso

7.

8.

Los mercados

c o n c i s o 7. 8. L o s m e r c

18

LA SERVILLETA

Gilles Del Pappas (Marsella, 1949) es un escritor francés de género negro que ha escrito más de 40 novelas.

francés de género negro que ha escrito más de 40 novelas. El 13 de octubre estará
El 13 de octubre estará en México para presentar Massilia Dreams, traducida al español.
El 13 de octubre estará en México para presentar Massilia Dreams, traducida al español.
para presentar Massilia Dreams, traducida al español. MASSILIA DREAMS Gilles Del Pappas Gilles Del Pappas estará
para presentar Massilia Dreams, traducida al español. MASSILIA DREAMS Gilles Del Pappas Gilles Del Pappas estará

MASSILIA DREAMS Gilles Del Pappas

Gilles Del Pappas estará en México del 12 al 25 de octubre de 2011 para participar en la Feria Internacional del Libro del Zócalo de la Ciudad de México, en el Festival de Poesía en Voz Alta y en el Festival de novela negra franco-mexicano Festnoire. Además, presentará su novela Massilia Dreams el 13 de octubre de 2011 en el Palacio

de Bellas Artes, sala Manuel M. Ponce, a las 17:00hrs. http://alianzafrancesa.org.mx/Gilles-del-Papas-Novela-Negra.html

de Bellas Artes, sala Manuel M. Ponce, a las 17:00hrs. http://alianzafrancesa.org.mx/Gilles-del-Papas-Novela-Negra.html
Nota de paso DEL TEMA LIBROS + Algunos títulos relacionados con el tema de este

Nota de paso

DEL TEMA LIBROS

+
+

Algunos títulos relacionados con el tema de este número. POLICÍAS Y LADRONES

con el tema de este número. POLICÍAS Y LADRONES SHERLOCK HOLMES Arthur Conan Doyle AKAL El
con el tema de este número. POLICÍAS Y LADRONES SHERLOCK HOLMES Arthur Conan Doyle AKAL El
con el tema de este número. POLICÍAS Y LADRONES SHERLOCK HOLMES Arthur Conan Doyle AKAL El
con el tema de este número. POLICÍAS Y LADRONES SHERLOCK HOLMES Arthur Conan Doyle AKAL El
con el tema de este número. POLICÍAS Y LADRONES SHERLOCK HOLMES Arthur Conan Doyle AKAL El

SHERLOCK HOLMES Arthur Conan Doyle AKAL

El lector tiene en sus manos el punto culminante de la publica-

ción sobre Sherlock Holmes más importante de las últimas cuatro décadas, editada por una de las máximas autoridades sherlockia- nas del mundo, Leslie S. Klinger; una obra que atraerá a todos los lectores y aficionados a los grandes libros. Sus páginas contienen los cuatro «relatos largos» de Sherlock Holmes publicados entre 1887 y 1915, ”Estudio en escarlata”, “El signo de los cuatro”, “El sabueso de los Baskerville” y “El valle del miedo”.

MÉXICO NEGRO Y QUERIDO Paco Ignacio Taibo II (Editor) PLAZA Y JANÉS

Los narradores cuyas historias aquí se reúnen no tienen miedo al exorcizar a los demonios. De alguna manera entienden que la única

forma de detener la violencia y el abuso es contarla. Son todos ellos profesionales de la literatura, como también son profesionales de

la supervivencia. Pero si cualquiera que la lea pregunta desde cual-

quier esquina del planeta si los que escriben recomiendan viajar a

la ciudad de México, recibirá un elocuente y encendido “sí, claro” porque ésta es la mejor ciudad del mundo, a pesar de sí misma.

TODO ESTÁ PERDONADO Rafael Reig TUSQUETS

Laura Gamazo, hija de un próspero empresario, muere por en- venenamiento el día de su boda en el Ritz. Su padre, Perico Ga- mazo, recurre a Antonio Menéndez Vigil, agente de inteligencia retirado y protegido suyo, para que aclare el caso con la colabo- ración del detective Carlos Clot. Menéndez, que inicia su inves- tigación pendiente de los partidos de la selección española en la Eurocopa de 2008, sabe que Laura es la última descendiente de una familia poderosa que conoce bien, y no puede evitar hacer el recuento de setenta años de historia reciente.

MAFIA BLANCA Jens Lapidus SUMA DE LETRAS

En esta novela, los antihéroes se siguen moviendo como peces en

el agua entre maleantes, estafadores, mafiosos y ex convictos de

los bajos fondos. Jorge, Mrado y JW ceden la batuta a Mahmud,

Niklas y Thomas Andrén, pero sin llegar a desaparecer de escena.

A Mamhud no le queda otra que acabar trabajando para el capo

yugoslavo Radovan tras su paso por la cárcel. Niklas vuelve a casa

de su madre después de unos difíciles años en Irak enrolado en una

organización militar. Y Thomas se debate entre policía corrupto y delincuente de poca monta.

EL COMPLOT MONGOL Rafael Bernal JOAQUÍN MORTIZ

Esta novela apareció en 1986 y se ha convertido en un clásico que inauguró el género de la novela negra mexicana. Narrada con un

estilo agilísimo, lleno de humor negro y amargo y de la violencia sórdida que se esconde tras la fachada del México moderno. El complot mongol sigue los avatares de un típico matón metido en

la endemoniada tarea de desenmarañar una conjura internacional.

tarea de desenmarañar una conjura internacional. LA MUJER DE LOS HERMANOS REYNA Hilario Peña MONDADORI

LA MUJER DE LOS HERMANOS REYNA Hilario Peña MONDADORI

Hacerse un camino en una de las ciudades más peligrosas del mun-

do no es difícil si se tiene la intención de dedicarse a la industria de

la ilegalidad. Las oportunidades son muchas, pero el riesgo es inmi-

nente. Eso aprende Lorena Guzmán, sin un peso en la bolsa ni un lugar para dormir, cuando llega a Tijuana a un paradero de tráileres. Ahí conoce a Roberto Reyna, que la introduce al negocio de la pros- titución y las metanfetaminas. De él tiene un hijo, a quien abando- nará para buscar un destino en un universo de hermandades traicio- neras y pasados interesados en cobrar altos intereses al presente.

LOS CUADERNOS SECRETOS DE AGATHA CHRISTIE John Curran SUMA DE LETRAS

Una fascinante exploración del contenido de los 73 cuadernos de notas de Agatha Christie recientemente descubiertos, que incluyen ilustraciones, extractos eliminados y dos novelas inéditas de Poirot. Agatha Christie es la autora que más libros ha vendido en la historia:

cuatro billones de ejemplares. Cuando Agatha Christie falleció en 1976 se había convertido en la escritora más popular del mundo.

EL MIEDO A LOS ANIMALES Enrique Serna BOOKET

Evaristo Reyes es un periodista frustrado que abandona las sa-

las de nota roja para ingresar en la policía judicial, con la ingenua esperanza de obtener información de primera mano y escribir una novela definitiva sobre la corrupción y la injusticia que reinan en el país. Su plan inicial se transforma radicalmente cuando el periodista Roberto Lima está en la mira del jefe policiaco debido

a sus críticas constantes al gobierno.

HIELO NEGRO Bernardo Fernández, BEF GRIJALBO

Seis gorilas asaltan un laboratorio, dejan doce muertos y se lle- van dos toneladas de pseudoefedrina. Se trata de: a) una broma macabra b) una obra de arte, creación de la artista joven más ta- lentosa de México c) una pieza clave en el mayor negocio de la historia de la mafia d) todas las anteriores. Con esta electrizante novela, Bernardo Fernández, Bef, mezcla lo más estrambótico de la cultura pop y la tradición de la novela negra, en la primera his- toria postnarco de la literatura mexicana. Hielo negro obtuvo el primer Premio Grijalbo de Novela.

PASAPORTE AL INFIERNO Guillermo Zambrano EDICIONES B

El investigador privado Constitución Elizondo es conocido en los bajos mundos por su cinismo, su eficiencia y rudeza sin límites. Al resolver un caso más en la ciudad de México, el investigador no se imagina que su vida cambiará de forma radical. ¿Podrá hacer que funcionarios del gobierno involucrados en el tráfico de drogas pa- guen por sus crímenes? Sin poder evitarlo, Constitución se adentra en un mundo de donde será difícil salir ileso; en donde la sangre, la corrupción y la impunidad son cosa de todos los días. El lector encontrará en estas páginas, la dolorosa realidad que vive México.

21 FRASE NAPALM

21 FRASE NAPALM Agatha Christie en gandhi.com.mx FRASE DE AGATHA CHRISTIE (1890-1976) Reina indiscutible del género
21 FRASE NAPALM Agatha Christie en gandhi.com.mx FRASE DE AGATHA CHRISTIE (1890-1976) Reina indiscutible del género

Agatha Christie en gandhi.com.mx

FRASE DE AGATHA CHRISTIE (1890-1976)

Reina indiscutible del género negro. Sus detectives Hércules Poirot y Miss Marple son referentes no sólo de la novela policiaca sino de la literatura en general.

AGATHA CHRISTIE
AGATHA CHRISTIE
Poirot y Miss Marple son referentes no sólo de la novela policiaca sino de la literatura
+
+

Nota de paso

+ Nota de paso PARA VER EL DIARIO DE UNA NINFÓMANA Dir. Christian Molina MUNDO EN
+ Nota de paso PARA VER EL DIARIO DE UNA NINFÓMANA Dir. Christian Molina MUNDO EN
+ Nota de paso PARA VER EL DIARIO DE UNA NINFÓMANA Dir. Christian Molina MUNDO EN

PARA VER

EL DIARIO DE UNA NINFÓMANA Dir. Christian Molina MUNDO EN DVD

Val tiene 28 años, estudios universitarios, un gran atractivo y una có- moda posición económica. Una mujer muy liberal que busca cons- tantemente nuevas experiencias para saciar su curiosidad sexual. Este modo de vida le crea numerosos problemas con los hombres

y con su trabajo. Tras ser despedida, conoce a Jaime, un hombre

del que se enamora perdidamente, la relación se rompe de manera traumática. Decide entonces dedicarse a la prostitución de lujo. Al principio se siente completamente satisfecha: da rienda suelta a todas sus fantasías sexuales y, además, gana una gran cantidad de dinero. Pero pronto descubre la cara más sórdida de la prostitución.

DVD

EL PEQUEÑO TRAIDOR Dir. Lynn Roth CIEN FILMS

El pequeño traidor muestra la historia de Proffi Liebowitz (in- terpretado por Ido Port), un niño de 11 años que pasa sus tardes planeando atentados contra las fuerzas británicas que ocupan Palestina. Su vida cambia cuando se encuentra con el sargento inglés Dunlop (Molina), quien descubre los planes de Proffi y sus amigos. En lugar de detenerlo o castigarlo, Dunlop decide llevar a Proffi a su hogar y entabla una amistad con el niño.

GATO NEGRO GATO BLANCO Dir. Emir Kusturica CINE, VIDEO Y T.V.

Grga Pitic, un mafioso gitano que controla los vertederos de basura,

y Zarije, el orgulloso propietario de unas obras de cemento, son ami- gos desde la infancia. Ahora tienen ochenta años, han sobrevivido juntos a todo tipo de aventuras y se profesan un profundo respeto.

Estando Zarije en el hospital, su hijo Matka acude a Grga para pedir-

le dinero. Él y su socio Dada lo necesitan para hacer un gran nego-

cio vendiendo petróleo en el mercado negro. Las cosas salen mal y Dada amenaza de muerte a Matka si no consigue que su hijo se case con su única hermana soltera. Pero el chico está enamorado de otra.

DISPAREN SOBRE EL PIANISTA Dir. Francois Truffaut CINE, VIDEO Y T.V.

Charlie Kohler se gana la vida tocando piano en un bar de París. La aparición de su hermano, un estafador de poca monta que necesita huir de dos mafiosos, termina involucrando a Charlie en un crimen y lo hace recapitular sobre su pasado y las cosas que quiere. Porque en verdad Charlie se llama Edouard Saroyan, alguna vez fue un famoso concertista clásico y lo dejó todo luego de la muerte de una mujer.

NUNCA ME ABANDONES Dir. Mark Romanek 20TH CENTURY FOX

Adaptación de una novela de Kazuo Ishiguro, autor de Lo que

queda del día, llevada al cine por James Ivory en 1993. Kathy, Tommy y Ruth pasan su infancia en Hailsham, un internado inglés aparentemente idílico, donde descubren un tenebroso

e inquietante secreto sobre su futuro. Cuando abandonan el

colegio y se aproximan al destino que les aguarda, el amor, los

celos y la traición amenazan con separarlos.

el amor, los celos y la traición amenazan con separarlos. Y ESCUCHAR CD SONIA MEDRANO Antología
el amor, los celos y la traición amenazan con separarlos. Y ESCUCHAR CD SONIA MEDRANO Antología
el amor, los celos y la traición amenazan con separarlos. Y ESCUCHAR CD SONIA MEDRANO Antología

Y ESCUCHAR

CD

SONIA MEDRANO Antología de la canción mexicana Vol. II R. MANDUJANO

La soprano Sonia Medrano nos entrega su segundo disco, una recopilación con lo mejor de la canción mexicana de to- dos los tiempos, un bello recorrido por la auténtica música popular de nuestro país que con más de un siglo de existen- cia persiste en la memoria del pueblo.

RED HOT CHILI PEPPERS I’m with you WARNER MUSIC

Con la ausencia de algunos de sus miembros y con un cam- bio en su alineación, el cuarteto californiano reaparece en la escena musical con este disco como preámbulo de una gira mundial. Los Red Hot son como los buenos vinos.

SADE The ultimate collection. SONY MUSIC

La artista más famosa que Nigeria haya dado al mundo de la música nos ofrece una completa recopilación de sus mejo- res temas con unos cuantos sencillos nuevos.

THE BEATLES

1

EMI MUSIC

El grupo musical considerado como el más importante en la historia de la música siempre dará algo de qué hablar y se- guirá demostrando que sus canciones son atemporales. The Beatles 1 es una recopilación remasterizada y con un nuevo empaque que la hacen distinta a la anterior.

VARIOS Mystic, best new age & world music WARNER MUSIC

Compilación con lo mejor de la música new age y world mu- sic, que en algunos casos se han fusionado para crear atmós- feras de tranquilidad y nuevos sonidos que proporcionan grandes experiencias sonoras.

MAFIOSOS

HÉROES

+
+
MAFIOSOS HÉROES + Nota de paso DEL TEMA DVD EL DECÁLOGO NOIR por cinegarge.com EL HALCÓN

Nota de paso

DEL TEMA DVD

EL DECÁLOGO NOIR por cinegarge.com

EL HALCÓN MALTÉS John Huston WARNER BROS

El halcón maltés (John Huston, EUA, 1941). Aquí se dibujó para siempre el perfil del detective noir. Rostro duro, cigarro en labios entreabiertos, sombrero agachado y voz temblorosa pero oscura. Sí, se lo mangonean toda la película, pero al final termina haciendo su trabajo y termina haciéndolo bien. Creerás fielmente en la ley (aunque tengas que romperla para que otros la respeten).

LOS INTOCABLES Brian de Palma PARAMOUNT PICTURES

Los intocables (Brian de Palma, EUA, 1987). Eliot Ness, el bueno in- corruptible, se enfrenta al mismísimo mal encarnado que, para re- matar, tiene la cara de Al Pacino enojado. El gran aparato gansteril de Chicago se viene abajo con un dato tan minúsculo y escondido, tan insignificante, que todo parece historia de ciencia ficción. Serás leal a tus compañeros (pase lo que pase).

EL HOMBRE QUE SABÍA DEMASIADO Alfred Hitchcock PARAMOUNT PICTURES

El hombre que sabía demasiado (Alfred Hicthcock, Reino Unido, 1934). Hitchcock supo cómo enredar en una historia de asesinatos y mafiosos de poco pelo, a un diplomático, una familia, un concier- to y un broche en forma de perro. El cine negro, seguramente, nunca había sido tan divertido. Aquí el héroe es nada menos que el padre de familia, por si existía la duda. Respetarás a lo negro, sea cine o humor, pero lo respetarás.

EL TERCER HOMBRE Carol Reed SUEVIA

El tercer hombre (Carol Reed, Reino Unido, 1949). Sombras, Viena, el muy misterioso asesinato de un amigo, mercado negro de víve- res, mucha confusión; todos los cabos sueltos tienen que encajar en la mente de un autor pulp que para mayores señas es Joseph Cotton. El bien surge de entre esas sombras, muy a pesar del alo- cado asesino oculto en ellas. El héroe puede estar en todas partes.

LAURA Otto Preminger 20TH CENTURY FOX

Laura (Otto Preminger, EUA, 1944). Otto Preminger plasmó a una de las mujeres fatales más particulares de toda la historia e hizo que un detective se enamorara perdidamente de ella, un fantasma erótico y ponzoñoso… ¿Fantasma? Sí, porque ese detective investiga el asesi- nato de la chica en cuestión, Laura. ¿Podrá con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas.

con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM
con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM
con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM
con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM
con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM
con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM
con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM
con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM
con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM
con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM
con ella? Desconfiarás de Laura por sobre todas las cosas. CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM

CASTA DE MALDITOS Stanley Kubrick MGM

Casta de malditos (Stanley Kubrick, EUA, 1956). Kubrick, como siempre, se acerca al lado oscuro. Aquí narra con toques de cine negro un sangriento asalto a un hipódromo demostrando que para generar tensión no es necesario sino cine en estado puro y, claro, varios villanos carismáticos. ¿La regla? Habiendo balas de por medio no involucres a una mujer.

ENEMIGO INTERNO

Werner Herzog

WIDE PICTURES

Enemigo interno (Werner Herzog, EUA, 2009). ¿Se puede estar de

ambos lados de la ley? ¿Se puede estar en la luz y al mismo tiem- po practicar la oscuridad? ¿Cuándo termina la razón y se apodera de nosotros la locura? ¿Es posible eso en un mundo en el que el crimen manda y la ley obedece? Herzog dice que es posible eso

y más, especialmente en la Nueva Orleans destruida por Katrina. Respetarás a tu enemigo como te respetas a ti mismo.

CASINO

Martin Scorsese

UNIVERSAL

Casino (Martin Scorsese, EUA-Francia, 1995). El amante eterno de

la mafia muestra de nuevo, pero desde distintos puntos de vista, la

crueldad y la brutalidad de los gánsteres escondida en sus carísi- mos trajes y sus aparentemente refinados gustos. Sus tentáculos se extienden por la industria del juego hasta que aparece una rubia que los toma a todos por el rabo. Desconfiarás de Ginger por sobre todas las cosas (igual que lo hiciste con Laura).

CARACORTADA Brian De Palma UNIVERSAL

Caracortada (Brian De Palma, EUA, 1983). Brian De Palma trajo a los ochenta la otra brutalidad, la del mafioso de primera genera- ción, la del envalentonado dominado por las drogas, la del narco que consume y se consume, la del capitalismo brutal que desde en- tonces posibilitaba caminos, como ese, que nunca debieron haber aparecido. Estupenda adaptación del clásico de 1932 de Howard Hawks. ¿La regla? Ven y saluda a mi pequeño colega.

SOSPECHOSOS COMUNES Bryan Singer MGM

Sospechosos comunes (Bryan Singer, EUA-Alemania, 1995). Son cinco desvergonzados “malosos” que, justamente por eso, se ven convoca- dos a un juego de sombras chinas en el que encontrarán al máximo representante del mal, una mente maestra que sin decírselos pone a prueba sus oscuras ideas mientras dejan a la policía en el mayor de los ridículos. Encomiéndate al Príncipe de las Tinieblas.

25 CINE

25 CINE LA COLUMNA DE ERICK ESTRADA Director editorial del portal dedicado al cine www.cinegarage.com “Say

LA COLUMNA DE ERICK ESTRADA

Director editorial del portal dedicado al cine www.cinegarage.com

“Say hello to my little friend”. Tony Montana
“Say hello to my little friend”. Tony Montana
“Say hello to my little friend”. Tony Montana La historia del cine negro es apasionante. Heredó

La historia del cine negro es apasionante. Heredó lo mejor del expresionismo alemán y repre- senta la entrada de personajes que finalmente dejan de ser maniqueos. Los gánsteres dejan de ser asaltabancos despiadados y se les da un enfoque más redondo para convertirse en hombres como “Robin Hood”. Los policías son desprovistos de su disfraz de justicieros y se les muestra como seres humanos que sobreviven entre balas y traficantes de alcohol. Los gánsteres tienen un lado luminoso y otro extremadamente violento; los policías son los encargados de mantener el orden pero no son incorruptibles. Una delicia.

Los ejemplos llueven entre películas clásicas y otras que heredan simples características del cine negro. En Casablanca (1942), por ejemplo, no hay legalidad vs mafia, pero en sus sombras y la dureza-blanda de su protagonista (Humphey Bogart amargado y castigado de amor) se recrea lo mejor de los ambientes y estética noir: humo, un centro nocturno, corrupción, decadencia. Otra es Blade Runner (1982), que toma mucho de la expresionista Metrópolis para luego hundir a la ciudad en una persecución policiaca tan punk y tan posmoderna que aún no la creemos.

Más allá de su periodo histórico (fines de los 20, mediados de los 30) la estela del cine negro es enorme y los nombres clásicos son los primeros en aparecer. Esos títulos los da Google en auto- mático, por lo que me limitaré a un par de favoritos personales.

CASABLANCA

Michael Curtis

WARNER BROS.

favoritos personales. CASABLANCA Michael Curtis WARNER BROS. EL GRAN SUEÑO Howard Hawks WARNER BROS. Caracortada

EL GRAN SUEÑO Howard Hawks WARNER BROS.

WARNER BROS. EL GRAN SUEÑO Howard Hawks WARNER BROS. Caracortada (1932). Olviden al cubano de Mariel

Caracortada (1932). Olviden al cubano de Mariel (bueno, mejor no, el Caracortada ochentero de Brian de Palma tiene muchísima onda). Centrémonos en época y circunstancia: la historia del inmigrante italiano que se hace rey de Chicago traficando alcohol estaba más cerca del documen- tal que de la ficción. Al Capone seguramente se recreó viendo esta violenta y oscurísima historia basada en su historia. Dirige nada menos que Howard Hawks, que después entregaría otro clásico inolvidable para el cine de detectives (evolución natural del cine de gánsteres vs policías), El gran sueño (1946) o The Big Sleep, una surrealista y no menos oscura adaptación de la enredada novela de Raymond Chandler, una de las fuentes más activas de historias para el género, al que vemos aquí con todos sus ingredientes: el detective hard boiled (Humphrey Bogart), el asesinato inexplicable, la retorcida psicología de los personajes, gran dosis onírica y, por supuesto, la femme fatale (Lauren Bacall) que controla todo, incluido al pobre detective.

En México nada de eso pasó desapercibido y el género policiaco ha tenido ejemplos muy dignos. Está primero la inolvidable Gángsters contra Charros (1948), de Juan Orol, un prodigio de imagi- nación con lo mínimamente indispensable para ser clasificada dentro del film noir tropical (Orol no perdonaba las palmeras), y que empata con otra apuesta del cubano-mexicano ese mismo año: El reino de los gángsters. La favorita es la primera, una mezcla entre Romeo y Julieta, Cara- cortada y la comedia ranchera que simplemente no tiene desperdicio.

Sin estar enmarcada dentro del cine negro mexicano, Ensayo de un crimen (1955), de Luis Buñuel, se queda con lo mejor de él: la desbocada psicología de un personaje hipnotizado por su capaci- dad-deseo-incapacidad de asesinar, el aroma erótico ligado a la muerte, su urbanismo y, claro, la negra anécdota que vincula al suicidio de Miroslava Stern con la de su personaje en la cinta (una femme fatale particular) y, por supuesto, el hecho de que la actriz pidiera ser incinerada en su carta póstuma, como incinerado es el maniquí que la representa en la historia de Buñuel.

Más recientemente, México tiene reinterpretaciones muy válidas. La indispensable Llámenme Mike (1979) de Alfredo Gurrola y su detective ahogado en la ciudad y que sólo compra productos con nombre en inglés; Bala mordida (2009) y su recreación del famoso “el enemigo trabaja con nosotros”; y una que debe llegar pronto a pantallas, Borrar de la memoria (2010), escrita nada me- nos que por un experto en el género detectivesco, el también crítico de cine Rafael Aviña. La di- rige, para mayores señas, el mismo Gurrola que creó al mítico Mike setentero y su ética noir para resistirse a Sasha Montenegro. Afortunadamente las sombras del cine negro llegan muy lejos. +

y su ética noir para resistirse a Sasha Montenegro. Afortunadamente las sombras del cine negro llegan
Nota de paso LOS + VENDIDOS FICCIÓN ALEPH Paulo Coelho GRIJALBO MONDADORI Durante una gira
Nota de paso
LOS
+ VENDIDOS
FICCIÓN
ALEPH
Paulo Coelho
GRIJALBO MONDADORI
Durante una gira como escritor con su equipo editorial, Pau-
lo
Coelho conoce a una impertinente y a veces molesta chica
que se empecina en seguirlo a todos lados. Coelho permite
que la joven viaje con él y con sus acompañantes en un reco-
rrido en tren por Rusia. Hay un punto mágico del universo que
existe en ese vagón del tren, y al cual puede acceder sólo a
través de la mirada de la irritante chica: el Aleph: A través del
Aleph, Coelho puede llegar a sus otras vidas, donde descu-
bre el papel tan importante que jugó la joven en esta travesía.
CIEN AÑOS DE SOLEDAD
Gabriel García Márquez
ALFAGUARA
Cien años de soledad, convertida en corto tiempo en un
clásico de la moderna literatura en castellano, ofrece una
aventura de lectura insustituible. Proyectada como una des-
cripción de la vida familiar de la casa donde transcurrió la in-
fancia de García Márquez. Poco a poco, se convierte en una
fabulación mágica, en morada de unos personajes ya legen-
darios inscritos en los mitos profundos de la cultura universal.
DISPAROS EN LA OSCURIDAD
Fabrizio Mejía Madrid
SUMA DE LETRAS
No hay nada más tenaz que un buen odio, decía machado de Assis.
Y
el odio de Mejía Madrid es del bueno, como buena es su prosa;
buena por terrible, por justiciera, por acerada, por flamígera. Llena
de
frases notables y de situaciones que nos paran los pelos de punta,
esta biografía novelada de Gustavo Díaz Ordaz, al que le renuncia-
ron primero Octavio Paz y luego Carlos Fuentes, nos abre la puer-
ta
al atroz y deleznable mundo político mexicano analizado por un
extraordinario investigador y mejor escritor: Fabrizio Mejía Madrid.
—Elena Poniatowska.
EL CUADERNO DE MAYA
Isabel Allende
PLAZA & JANES EDITORES
Soy Maya Vidal, diecinueve años, sexo femenino, soltera, sin
un enamorado, por falta de oportunidades y no por quisqui-
llosa, nacida en Berkeley, california, pasaporte estadouniden-
se, temporalmente refugiada en una isla al sur del mundo.
Me pusieron Maya porque a mi Nini le atrae la India y a mis
padres no se les ocurrió otro nombre, aunque tuvieron nue-
ve meses para pensarlo. En hindi, maya significa “hechizo,
ilusión, sueño”, nada que ver con mi carácter. Atila me cal-
zaría mejor, porque donde pongo el pie no sale más pasto.
TOKIO BLUES
Haruki Murakami
TUSQUETS
Una historia de amor triangular que se convierte en el relato de
una educación sentimental pero también de las pérdidas que im-
plica toda maduración. Toru Watanabe, un ejecutivo de 37 años,
escucha casualmente mientras aterriza en un aeropuerto euro-
peo, una vieja canción de los Beatles, y la música le hace retro-
ceder a su juventud, al turbulento Tokio de finales de los sesenta.
NO FICCIÓN MANUAL PARA NO MORIR DE AMOR Walter Risso NORMA El libro contiene 10
NO FICCIÓN
MANUAL PARA NO MORIR DE AMOR
Walter Risso
NORMA
El libro contiene 10 principios de supervivencia afectiva: 1. Si ya
no te quieren, aprende a perder y retírate dignamente. 2. Casar-
se con el amante es como echarle sal al postre. 3. Evita el sacri-
ficio irracional: no te anules para que tu pareja sea feliz. 4. ¿Ni
contigo ni sin ti? ¡Corre lo más lejos posible! 5. El poder afectivo
lo tiene quien necesita menos al otro. 6. No siempre un clavo saca
a otro: a veces, los dos quedan adentro. 7. Si el amor no se ve ni se
siente, no existe o no te sirve
EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO
Viktor Frankl
HERDER
En esta obra, Viktor E. Frankl explica la experiencia que le llevó
al descubrimiento de la logoterapia. Prisionero, durante mucho
tiempo, en los desalmados campos de concentración, él mismo
sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda,
¿cómo pudo él que todo lo había perdido, que había visto destruir
todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades
sin fin, que tantas veces estuvo a punto del exterminio, cómo
pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla?
PEQUEÑO CERDO CAPITALISTA
Sofía Macías
AGUILAR
¿Realmente quieres sacarle el mejor provecho a tu dinero? No im-
porta si eres músico, poeta y loco; doctor en ciencias ocultas, bo-
hemio, activista, amante de la naturaleza, cirujano, arquitecto de
tu propios destino, floricultor, psicoanalista… no importa si no tie-
nes idea de finanzas personales, tienes grandes nociones o crees
que eres un experto. Con Pequeño cerdo capitalista tendrás las
herramientas más efectivas para saber ahorrar, invertir y repartir
de la mejor manera tus ingresos.
POR ESO ESTAMOS COMO ESTAMOS:
LA ECONOMÍA POLÍTICA DE UN CRECIMIENTO MEDIOCRE
Carlos Elizondo Mayer
DEBATE
Un libro que expone de manera clara y resumida las principales causas
del estancamiento económico en México: su debilidad institucional, la
corrupción, el corporativismo y la falta de transparencia, entre otras.
Al analizar cada una de las estrategias políticas y económicas que los
gobiernos mexicanos (desde la colonia y el Porfiriato hasta los gobier-
nos panistas) han propuesto para alcanzar los niveles deseados de una
nación próspera, el autor de este libro hace un análisis crítico de por
qué, a pesar de los recursos y las oportunidades con los que el país ha
contado, han resultado erradas.
LOS MIL MEJORES CHISTES QUE CONOZCO:
Y OTROS CIEN MÁS BUENOS AUN
Catón
EDITORIAL DIANA
Una vez más, Armando Fuentes Aguirre nos deleita con un podero-
so medicamento que no falla para curar los males de la tristeza, el
aburrimiento y el estrés: la risa. Por esta razón, catón, el columnista
más leído y querido de México, ha decidido publicar en dos diverti-
dos libros una selección de los mil mejores relatos humorísticos que
forman parte de su repertorio personal.
27 EXTRACTO
27
EXTRACTO

SEVERINA Rodrigo Rey Rosa ALFAGUARA

27 EXTRACTO SEVERINA Rodrigo Rey Rosa ALFAGUARA Severina , la nueva novela de Rodrigo Rey Rosa
27 EXTRACTO SEVERINA Rodrigo Rey Rosa ALFAGUARA Severina , la nueva novela de Rodrigo Rey Rosa

Severina, la nueva novela de Rodrigo Rey Rosa (Guatemala, 1958) trata sobre una ladrona de libros. Tras ser descubierta por el dueño de una pequeña librería, se inicia una amistad que irá convirtiéndose en amor, pero la sombra del pasado acecha la relación. Los ladrones de libros también forman parte del sindicato de villanos del género negro.

Me fijé en ella la primera vez que entró, y desde entonces sospeché que era una ladrona, aunque esa vez no se llevó nada. Los lunes por la tarde solía haber lecturas de poesía en La Entretenida, el negocio que habíamos abierto recientemente un grupo de amigos aficionados a los libros. No teníamos nada mejor que hacer y estábamos cansados de pagar precios demasiado altos por libros escogidos por y para otros, como le ocurre a la llamada gente rara en las ciudades provincia- nas. […] En fin, para acabar con este malestar, abrimos nuestra propia tienda. […] La librería no era muy grande, pero había sitio, en el fondo del local, para acomodar mesas y sillas para estos actos, que oscilaban entre la mera lectura, la performance y el burlesque. La vi llegar una tarde después de un chaparrón que inundó los pasillos del sótano del pequeño centro comercial en donde estábamos, y había que andar de negocio en negocio por unos tablones elevados sobre bloques de cemento y ladrillos reciclados. […] Varias tardes estuve esperándola. ¿Por qué estaba seguro de que volvería?, me preguntaba. No lo sabía. Al fin, otro lunes por la tarde, apareció. La lectura ya había comenzado. Se quedó de pie junto a las cortinas que separaban la librería en sí de la salita de lectura. […] Se quedó hasta el final. Fue a tomar algo junto al bar, intercambió miradas y saludos y, antes de marcharse, con una velocidad admirable, se guardó en el bolso dos libritos de la sección de traducciones del japonés. Salió por la puerta sin ninguna prisa. La alarma no sonó; me pregunté cómo lo había logrado. La dejé ir: de nuevo, estaba seguro de que volvería. […] La ocasión siguiente, dos o tres semanas después, al verla llegar le di las buenas tardes y le pregunté si buscaba algo en particular.

—Quiero hacer un regalo, sí —fueron las primeras palabras que le oí decir. —¿Se puede saber para quién es? —Para mi novio —me dijo; tenía un acento imposible de identificar. —Usted sabrá, entonces. Hay algunos títulos nuevos en la sección de traducciones del japonés. Se le iluminó la cara. —Ah —dijo—. Los japoneses me fascinan. —Por allá —indiqué un extremo de la librería—. Usted ya sabe. No se inmutó. —Pero no le gustan tanto a él. Están demasiado de moda, es la explicación que da. ¿Tiene algo de

Me reí —una risa vacía. —Ah, esa clase. Algo debe de haber por ahí. Estaría —señalé el extremo opuesto del negocio— en el estante más alto. Che, sí, de Chesterton. Volví a colocarme detrás de la caja registradora, me puse a ojear catálogos, para que ella se sintiera a sus anchas. Iba de un lado para otro entre los libros. Me pareció oír cuando dejaba deslizar uno (un volumen de Las mil y una noches en la versión de Galland, como comprobé después) hacia el fondo de su morral. Fingió una tos —dos libros más—. Unos minutos después se acercó a la caja y me dijo:

—No he tenido suerte. Le compraré un perfume. —Vuelva cuando quiera. —Me quedé mirándola. Pasó por el arco de la alarma, que, de nuevo, no sonó. […] El día que resolví actuar, casi un mes más tarde, era jueves. Estábamos solos en la librería, sólo ella ojeando libros y yo vigilándola a ella. No mencioné la nueva colección rusa; apenas la saludé con alguna distancia cuando entró, y fingí estar mucho más concentrado en unos papeles contables de lo que en realidad estaba. No me oyó acercarme. Ya estaba detrás de ella, tan cerca que sentía el perfume de su pelo. —¿Dónde se los guardó esta vez? —le dije, y dio un saltito y se revolvió contra mí. —¡Qué! —exclamó—. Me ha dado un susto. ¿Qué pretende, tonto? —se rió al verme sonreír. —Disculpe. Se puso la mano en el pecho, sobre el escote. —De verdad me asustó.

—De verdad, ¿dónde se los guardó? Ahora parecía enojada; un agujerito se dibujó entre sus dos cejas, pobladas, oscuras y bien delineadas. Me hizo a un lado y comenzó a caminar deprisa hacia la puerta. Alargué el brazo para oprimir un botón y las rejas de seguridad bajaron justo a tiempo para impedir que saliera, aunque los últimos pasos los dio corriendo. Se detuvo y empujó la reja de hierro. —¡Esto es increíble! —dijo, y se volvió para mirarme. Sacó un teléfono celular de un bolsillo de su pantalón y marcó un nú- mero—. Me deja salir o pido ayuda. —Tranquilícese. —Sin quitarle los ojos de encima, apagué un reflector que la deslumbraba. Era hermosísima, y así, acorrala- da, me pareció irresistible. Sonreí—. Tranquila, tranquila. +

Chesterton?

Era hermosísima, y así, acorrala- da, me pareció irresistible. Sonreí—. Tranquila, tranquila. + Chesterton?

28

¡ NIÑOS A LEER!

28 ¡ NIÑOS A LEER! POR RODRIGO MORLESIN Para quienes nos gusta leer, los libros nos

POR RODRIGO MORLESIN

Para quienes nos gusta leer, los libros nos roban el sueño porque resguardan cofres llenos de aventura, ciencia ficción, cómics y dramas. No hay sentimiento o género que no quepa en uno de esos cofres llamados libros, toda riqueza tiene un precio, y por desenterrar sus misterios, a cambio, nos piden horas, días. Al abrir un buen libro, de esos que lo absorben a uno física y mentalmente, estamos entregando a cambio nuestro aburrimiento, nuestro sueño, nuestros momentos de soledad y hasta nuestros viajes rumbo a la escuela.

Aquí te recomiendo cinco tesoros cuya riqueza se mide en aventuras.

recomiendo cinco tesoros cuya riqueza se mide en aventuras. ELMISTERIOSOCASODELOSO INFORME NEGRO CUATROAMIGOSYMEDIOEN
ELMISTERIOSOCASODELOSO INFORME NEGRO CUATROAMIGOSYMEDIOEN Oliver Jeffers Francisco Hinojosa Joachim Friedrich FCE
ELMISTERIOSOCASODELOSO
INFORME NEGRO
CUATROAMIGOSYMEDIOEN
Oliver Jeffers
Francisco Hinojosa
Joachim Friedrich
FCE
ALFAGUARA
EDEBÉ
CÓMO RESOLVER ESTE MISTERIO
“Una escalofriante historia de misterio, crimen,
sospechosos, aviones de papel, un bosque y un
oso que quería ganar a toda costa”. En el bosque
alguien está acabando con las casas de los anima-
les; de un día para otro, los árboles han sido talados,
así que sus habitantes tendrán que averiguar quién
está detrás de estas fechorías.
UN CASO DEL DETECTIVE SANABRIA
Tomás Sanabria se autonombró detective, dejó su
trabajo en la fábrica de clips y se puso a resolver
su primer caso. Esta historia ya la había contado
Pancho Hinojosa en un cuento corto, pero ahora lo
presenta a manera de cómic, el cual le hace mucha
justicia a la historia, ya que las ilustraciones de Ri-
cardo Peláez son muy graciosas y policiacas.
UNA PANDILLA DE DETECTIVES
Los cuatro amigos son: Charly, Estefi, Fede, y
Rabanito… ah, sí, el del medio es su perro calle-
jero Precioso. Entre los cuatro compañeros de
clase montan su agencia de detectives Charly &
Company, y su primera misión será desentrañar el
misterio de la desaparición de su profesora Sulte-
Stratmann, de Ciencias Naturales.
1
2
3

29

ENTREVISTA A

LEMONY SNICKET

Jim Kerry caracterizado como el conde Olaf, en la película de Una serie de eventos desafortunados.

en la película de Una serie de eventos desafortunados. Detective de hechos desafortunados POR RODRIGO MORLESIN
en la película de Una serie de eventos desafortunados. Detective de hechos desafortunados POR RODRIGO MORLESIN

Detective de hechos desafortunados

POR RODRIGO MORLESIN

Detective de hechos desafortunados POR RODRIGO MORLESIN La mano de Daniel Handler creó a Lemony Snicket,

La mano de Daniel Handler creó a Lemony Snicket, uno de los grandes detectives de la literatura ¡para niños! y adultos de amplio criterio, un hombre especial que durante años se ha dedicado a seguir y documentar las desventuras de los hermanos Baudelaire en la serie de trece libros A series of unfortunate events (Una serie de catastróficas desdichas). Snicket es un detective, un policía, un sabueso escritor que va atestiguando el dolor en la vida de los hermanos Baudelaire, que huyen de las garras del malvado Conde Olaf, quien quiere apoderarse de su herencia. Según Snicket, es su “deber solemne” atestiguar y es- cribir esta historia.

Ya en la contraportada del primer libro, Lemony Snicket advierte a los niños que se atreven

a tomar el libro: “Querido lector: Siento decirte que el libro que tienes en las manos es extremadamente desagradable.”

Sin duda esta historia es tan buena que ha logrado vender, tan sólo en Estados Unidos, más de 60 millones de títulos y ha sido traducida a más de 40 idiomas. Las primeras tres aventuras ya fueron llevadas al cine en 2004 y en las que el Conde Olaf fue interpretado por Jim Carrey. También hay videojuegos, un CD, juegos de mesa y hasta la autobiografía no autorizada. Después de varios años de seguirle los pasos a quien le sigue los pasos a los Baudelaire, o sea a Lemony Snicket, decidió concedernos esta misteriosa entrevista:

Hola señor Snicket, tengo algunas preguntas para usted, ¿Está listo? ¿Seguro? Estoy más o menos listo, sí.

Es usted famoso por Una serie de catastróficas desdichas. Cuando estaba trabajando en Un mal principio (que no fue tan malo), ¿se imaginaba que sus libros se volverían tan famosos? Nunca se me ocurrió que alguien pudiera estar interesado. Pensé que la mayoría no ten- drían estómago para esto.

¿Qué hizo con todo el dinero que ganó torturando (literariamente) a los hermanos Baudelaire?

Todo lo recaudado de Una Serie de catastróficas desdichas fue directamente a las artes. A

la literatura para ser específico. Para ser más específico, a un escritor.

EL VENTANAL

Lemony Snicket

TUSQUETS

a un escritor. EL VENTANAL Lemony Snicket TUSQUETS EL ASERRADERO LÚGUBRE Lemony Snicket TUSQUETS Después de

EL ASERRADERO

LÚGUBRE

Lemony Snicket

TUSQUETS

TUSQUETS EL ASERRADERO LÚGUBRE Lemony Snicket TUSQUETS Después de leer las desventuras de los Baudelaire tengo
TUSQUETS EL ASERRADERO LÚGUBRE Lemony Snicket TUSQUETS Después de leer las desventuras de los Baudelaire tengo

Después de leer las desventuras de los Baudelaire tengo una

duda

Me halaga que me encuentres guapo, pero estoy felizmente

casado.

¿Acaso tiene alma? ¿O es usted sólo una cara bonita?

¿Cuál era tu libro favorito de niño? La famosa invasión de Sicilia por los osos, de Dino Buzzati

¿A qué te gustaba jugar? Me gustaba jugar “Tú te vas sin mí, yo me quedaré en casa a leer un buen libro.” Sigo disfrutando mucho de este juego

Dígame una buena travesura que te gustaba hacer Yo le decía a mi hermana que era adoptada, y a los catorce años lle- garían sus padres biológicos para obligarla a trabajar en un campo de pimientos.

¿Cuál es su serie de libros para niños favorita? No se vale elegir

la de usted

Nunca elegiría la mía. Me gusta La fábrica de vinagre, de Edward Gorey.

¿Está preparando un nuevo libro? Siempre

Escritor, músico, guionista de cine Tengo un escritorio muuuy largo.

¿Es usted un multifuncional?

Y ahora

elija una opción:

Contadores de historias: Edgar Allan Poe, Charles Dickens o Paul Auster… Poe, Poe, Poe.

la famosa sección “La selección del escritor”. Por favor

Ilustradores: Maurice Sendack, Dr. Seuss, Edward Gorey o Neil Gaiman… Gorey, Gorey, Gorey.

¿Quién está muerto realmente?: Lennon, Elvis, Count Olaf o nin- guno de los anteriores… Tristemente, ninguno.

Acerca de ciudades: Tokio, Nueva York, Londres o San Francisco… San Francisco, San Francisco, San Francisco.

Sobre cine escoja un director: George A. Romero, Guillermo del Toro, Stanley Kubrick o Alfred Hitchcock… Hitchcock, Hitchcock, Hitchcock.

Un libro para incendiar: Lolita, de Vladimir Nabokov; Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, de Haruki Murakami; Moby-Dick, de Herman Melville o La famosa invasión de Sicilia por los osos, de Dino Buzzati… Moby-Dick. Siempre se puede conseguir una copia de Moby-Dick.

Si usted pudiera tener un superpoder, ¿cuál sería?

Indiferencia independiente.

¿Qué haría usted si tiro su acordeón desde el Empire State? No,

es broma

Siempre he soñado con una muerte sorpresiva y rápida.

¡Lo tiraría a usted!

Si, lo siento, es el final

¿Cuál es la diferencia entre un francotirador ciego y un búho estre- ñido? Uno puede disparar, pero no dar en el blanco. +

Cuénteme un chiste

Y la última pregunta

30 INSOMNIO LA COLUMNA DE DIEGO Editor, columnista y, por si fuera poco, americanista. POR
30 INSOMNIO LA COLUMNA DE DIEGO Editor, columnista y, por si fuera poco, americanista. POR
30
INSOMNIO
LA COLUMNA DE DIEGO
Editor, columnista y, por si fuera poco, americanista.
POR DIEGO RABASA
Quizá uno de los géneros que ha sabido atravesar con mayor éxito el feroz filtro del tiempo sin
menguar su popularidad es el de la novela policiaca. Esto implica que tiene no sólo cientos de miles
de lectores asiduos, sino que la enorme mayoría de los lectores profesionales (críticos, escritores,
académicos, etc.) han acumulado horas y horas de lecturas detectivescas. Y a pesar de que hay
literalmente centenares de propuestas nuevas cada mes inundando las mesas de novedades, desde
reediciones de grandes maestros como Dashell Hammett o Jim Thompson, pasando por detectives
mexicanos como Belascorán de Taibo II, Édgar “el Zurdo” Mendienta de Élmer Mendoza o el ya clá-
sico best seller de Stieg Larsson, e incluso una nueva Guía de la novela negra publicada por Errata
Naturae, decidí centrar mi atención en sabuesos poco tradicionales, en búsquedas poco ortodoxas
EL TERCER POLICÍA
Flann O’Brien
NORDICA LIBROS
y
en crímenes atípicos que colindan el género pero que expanden más bien sus fronteras.
El primer caso es el de uno de los máximos exponentes de las letras irlandesas (lo cual es mucho,
muchísimo decir): Flann O’Brien. Siempre he pensado que una buena manera de medir el éxito de
un escritor es analizando a sus lectores. En el caso de O’Brien tendríamos que contar a titanes como
Borges o Pitol, y a figuras actuales como Enrique Vila-Matas. En El tercer policía, el escritor irlandés
despliega un mundo al estilo de Lewis Carroll en el que la realidad se deforma (hay edificios planos
y
científicos desquiciados, bicicletas sexuales y un hombre que no consigue recordar su nombre) y
el protagonista –uno de dos asesinos que ultimaron a un viejo por su dinero– es a la vez el sabueso
y
el culpable perseguido. Una traición de su cómplice enviará al protagonista a un mundo que tiene
reglas propias y descifrar su extraño contenido, al tiempo que busca el dinero que él y su compañero
robaron, será su penitencia. El desenlace rulfeano y la extraña estructura del libro (la historia está
plagada de notas al pie de un tal De Selby, que es una especie de genio loco que imprime misterio y
humor a la narración) hacen de esta novela una pequeña obra maestra.
PIEZA ÚNICA
Milorad Pavić
SEXTO PISO
El segundo caso es el del recién acaecido Milorad Pavić y su magistral novela Pieza única. En ella
el escritor serbio nos cuenta la historia de un negocio poco convencional, el de un ser andrógino
que ofrece algo que sus clientes no podrán encontrar en ningún otro sitio: minutos de sueños que
pertenecen al futuro. La idea es brillante; en lugar de recurrir al trillado viaje al futuro, lo que pro-
pone esta novela es un viaje a la re-significación de un pasado (sueños) que todavía no acontece. El
problema para la clientela del turbio comerciante es que el pago no es con dinero ni mucho menos
con especie. Los minutos de los sueños futuros sólo pueden ser pagados acatando las órdenes del
vendedor, lo cual resulta en una serie de asesinatos misteriosos vigilados muy de cerca por un de-
tective que apunta todas sus observaciones en el cuaderno azul. Al final de la novela, el lector se
topa con el cuaderno de notas del detective en el que se ofrecen cien posibles desenlaces y giros de
la historia. Le corresponde al lector elegir la historia que completa su pieza única.
EL ATENTADO
Por último está el escritor franco argelino Mohammed Moulessehoul, mejor conocido por su seudó-
nimo femenino Yasmina Kadhra. En uno de sus libros más célebres –El atentado–, nos cuenta la his-
toria de un médico árabe avecindado en Israel que es la viva imagen de la integración entre ambas
culturas. Es exitoso y un miembro reconocido de su comunidad. Un día, recibe una llamada urgente
para volver al hospital en el que trabaja, y en el que recién pasó una extenuante jornada producto
de un atentado terrorista, para reconocer el cuerpo de lo que parece ser su mujer. Y digo parece ser
porque el cuerpo en cuestión presenta las rasgaduras de cuerpo típicamente asociadas con el por-
tador de una bomba suicida. A partir de este terrible hallazgo, el médico se sumerge en un mundo
siniestro de terrorismo, xenofobia y conspiraciones tratando de descubrir la verdadera identidad de
una mujer que jamás le dio una sola pista de pertenecer a un grupo islamista radical. La búsqueda lo
lleva al corazón de milicias rebeldes, de actitudes racistas que destruyen su vida, y de un pasado que
ahora no es sino un vago espejismo que siempre ocultó tras bambalinas una vida que le fue vedada. +
Yasmina Kadhra
ALIANZA EDITORIAL
Fragmento de la portada El atentado, de Yasmina Kadhra.