Vous êtes sur la page 1sur 56

COMPLETAMIENTO DE POZOS

1. INTRODUCCIÓN
El alcance de los completamientos es amplio. Este libro tiene como objetivo cubrir
todas las consideraciones principales para los completamientos, desde el pozo a la
interfaz con las instalaciones. El objetivo es proporcionar una guía para todos
aquellos que usan o interactúan con completamientos, desde ingenieros de
yacimientos e ingenieros de perforación hasta ingenieros de producción y de
instalaciones.

El libro se enfoca en el diseño de terminaciones comenzando desde pozos


terrestres de baja tasa hasta pozos inteligentes submarinos altamente sofisticados
en aguas profundas con estimulación y control de la arena, cubriendo la mayoría de
las opciones intermedias. No hay un enfoque regional, por lo que es inevitable que
algunas técnicas especializadas se pasen por alto. Para ser aplicable a una amplia
audiencia, se han excluido las especificaciones de los proveedores siempre que
sean posible.

1.1. ¿Qué es un completamiento?


Las terminaciones son la interfaz entre el yacimiento y la producción de superficie.
El rol del diseñador de terminaciones es tomar un pozo que se ha perforado y
convertirlo en un conducto de producción o inyección seguro y eficiente. Esto no
significa que el completamiento siempre tenga tubos, un árbol de Navidad o
cualquier otra pieza de equipo. En algunas áreas, puede, por ejemplo, ser posible
abrir un orificio y luego correr el revestidor. Sin embargo, a medida que nos
aventuramos en áreas más hostiles, como las aguas profundas o el Ártico, los retos
aumentan y los completamientos, por necesidad, se vuelven más complejos.

El diseño de completamientos es una combinación de física, química, matemática,


ingeniería, geología, hidráulica, ciencia de materiales y experiencia práctica en el
sitio. Los mejores ingenieros de terminación podrán equilibrar lo teórico con lo
práctico. Sin embargo, hay un rol importante para aquellos que prefieren los
aspectos más teóricos. Por el contrario, un ingeniero que puede administrar
contratos, logística, compañías de servicios múltiples, el funcionamiento detallado
de equipos especializados y una tripulación de 50 personas es invaluable. Algunos
ingenieros de terminación trabajan en contrato o directamente con las compañías
de petróleo y gas. Otros ingenieros trabajan con las compañías de servicios, y un
conocimiento detallado de sus propios equipos es invaluable.

1.2. Seguridad y Medio Ambiente


La seguridad es crítica en las terminaciones; personas han sido asesinadas por
terminaciones mal diseñadas o mal instaladas. La terminación debe estar diseñada
para ser instalada y operada de manera segura. La instalación segura tendrá que
hacer referencia a riesgos tales como el control del pozo, elevaciones pesadas,
productos químicos y operaciones simultáneas. Esto se analiza con más detalle en
la Sección 11.4 (Capítulo 11). La operación segura se trata principalmente de
mantener la integridad del pozo y las barreras suficientes a lo largo de la vida del
pozo. Esta sección se centra en la seguridad del diseño.

Es una práctica común realizar evaluaciones de riesgos para todas las operaciones
de pozos. Estos deberían estar incrustados en el diseño de finalización. Las
evaluaciones de riesgos no solo deben cubrir los procedimientos de instalación, sino
también tratar de identificar cualquier riesgo de terminación que tenga un impacto
en la seguridad, el medio ambiente o el negocio. Una vez que se identifican los
riesgos, se clasifican según su impacto y probabilidad, como se muestra en la Figura
1.1.

La mayoría de las empresas tienen sus propios procedimientos para las


evaluaciones de riesgos, definiendo el impacto en términos de lesiones, potencial
de fuga, costo, etc., y la probabilidad en términos de una frecuencia definida. Los
métodos de mitigación deben ser identificados y establecidos para cualquier riesgo
en la categoría roja e idealmente para otros riesgos. La mitigación de un riesgo debe
tener una sola persona asignada la responsabilidad y un calendario para la
investigación. Es fácil enfocar las evaluaciones de riesgos como un tic mecánico en
el procedimiento de caja requerido para satisfacer la política de una compañía; Sin
embargo, cuando se hace de forma adecuada y con las personas adecuadas, son
una herramienta útil para pensar sobre el riesgo. A veces, los riesgos deben ser
cuantificados más y numéricamente. Las Evaluaciones Cuantitativas de Riesgos
(QRA) intentan evaluar el riesgo en términos de costo versus beneficio. Las QRA
son particularmente útiles para las decisiones relacionadas con la adición o
eliminación de equipos relacionados con la seguridad. Claramente, se requiere
experiencia adicional con ingeniería de finalización para estas evaluaciones. Dicha
experiencia puede ayudar a cuantificar el efecto de fugas, incendios, explosiones,
etc. en personas, instalaciones cercanas y el medio ambiente.

Ejemplo: válvulas de seguridad anulares


Las válvulas de seguridad anulares se utilizan para reducir la consecuencia de un
incidente importante en una plataforma con levantamiento con gas (gas lift). Están
diseñadas para cerrarse y asegurar un inventario significativo de levantamiento con
gas en el anular. Se puede estimar la probabilidad de tal incidente mayor, así como
las consecuencias del escape de todo el inventario anular de gas de levantamiento
(tamaño, duración e impacto del fuego en las personas y otros procesos). La
instalación de válvulas de seguridad anulares no alterará la probabilidad de que
ocurra una incidencia importante en la plataforma, pero reducirá las consecuencias
(incendios más pequeños). Sin embargo, las válvulas de seguridad anulares no se
cierran instantáneamente, es posible que no siempre funcionen y su instalación
agrega costos y riesgos adicionales. ¿Qué haces si la válvula de seguridad anular
falla en la posición abierta? ¿Lo reemplaza (a un costo y riesgo adicional)? ¿Qué
haces si la válvula falla en la (más probable) posición cerrada? La cuantificación de
los posibles resultados puede ayudar a determinar la elección óptima. Tenga en
cuenta que no estoy haciendo una postura en ninguna dirección; la decisión de
instalar una válvula de seguridad anular depende de las probabilidades y
consecuencias. Cuando tanto el efecto como la probabilidad son moderados (por
ejemplo, un pozo submarino de aguas profundas), el valor en términos de seguridad
de dicha válvula es considerablemente menor que para una plataforma densamente
poblada con pozos con levantamiento con gas múltiples, profundos y de alta
presión.
1.2.1. Control de pozo y barreras

Los completamientos son generalmente parte del control de pozo y permanecen así
a lo largo de la vida útil del pozo. Son parte del sistema de barrera fundamental
entre el yacimiento y el medio ambiente. Aunque las definiciones variarán de una
compañía a otra, una regla simple en el control del pozo es la siguiente. 'Al menos
dos barreras independientes probadas entre los hidrocarburos en el yacimiento y el
medio ambiente en todo momento'. Las barreras no necesariamente tienen que ser
barreras mecánicas como tubos; pueden incluir lodo durante la perforación o el
interruptor de un pozo bombeado. Los ejemplos de barreras durante varias fases de
construcción y operación del pozo se muestran en la Tabla 1.1.

Ejemplo Barrera primaria Barrera secundaria


Perforar un pozo Lodo sobre balance Revestidor / Cabeza de
capaz de construir un pozo y BOP
revoque
Ejecución del Aislar y probar el Revestidor / Cabeza de
completamiento superior completamiento, por pozo y BOP
ejemplo, revestimiento
cementado y probado al
flujo o válvula de
aislamiento sometida a
prueba de presión.
Retirar la BOP Empaque y tubería. Revestidor, cabeza de
pozo y colgador de
Aislar el completamiento tubería.
del yacimiento. Por
ejemplo, sentar un tapón. Aislador del colgador de
tubería. Posible barrera
adicional para la válvula
de seguridad en fondo
Operar un pozo con flujo Árbol de Navidad, Válvula de seguridad de
natural empaque y tubería fondo, revestidores,
cabeza de pozo
Operar un pozo Árbol de Navidad o Apagar la bomba
bombeado que no puede válvula de superficie,
fluir naturalmente revestimiento y cabeza
de pozo
Retirar un Aislar y probar el Revestimiento / Cabeza
completamiento completamiento de de pozo y BOP
yacimiento, por ejemplo,
sentar un tapón y
empaque o lodo sobre
balance

La barrera primaria se define aquí como la barrera que inicialmente impide que
los hidrocarburos escapen; por ejemplo, el lodo, la tubería o el árbol de Navidad.

La barrera secundaria se define como la copia de seguridad de la barrera primaria;


normalmente no se usa hasta que falla la barrera primaria. La barrera secundaria
debe ser independiente de la barrera primaria, es decir, cualquier evento que pueda
destruir la barrera primaria no debe afectar la barrera secundaria. Por ejemplo, al
tirar del dispositivo de prevención de reventones (BOP), un tapón en profundidad y
una salmuera pesada no constituyen dos barreras independientes. La pérdida de
integridad del tapón podría hacer que el líquido de matar se escape. Esto se analiza
con más detalle en la Sección 11.4 (Capítulo 11). Como parte del diseño del pozo,
vale la pena dibujar las barreras en cada etapa de la vida de un pozo. Esto es
recomendado por el estándar noruego NORSOK D-010 (Norsok D010, 2004) donde
se llaman esquemas de barrera de pozo (WBS). Un ejemplo se muestra en la Figura
1.2 para un pozo que fluye naturalmente. También se debe incluir cómo se probaron
las barreras y cómo se mantienen.
Barreras primarias Cómo probar Barreras Cómo probar
secundarias
Válvulas de árbol Prueba de presión Válvula de Entrada de flujo
de navidad desde abajo seguridad en probada durante la
durante la fondo instalación del
instalación del completamiento.
completamiento. Pruebas de
Pruebas entre entrada periódicas
válvulas posteriores.
periódicamente
Conexión del árbol Prueba de presión
al colgador de de la cavidad y
tubería posibles pruebas
de presión de la
tubería.
¿Monitoreo
subsecuente de la
presión de la
cavidad?
Tubería y el Pruebas de Colgador de Pruebas de
cuerpo de los presión en la tubería, cabeza de presión durante la
componentes del tubería. pozo. Cuello del perforación (con
completamiento Supervisión colgador de lodo). A veces se
posterior de la tubería (Tubing prueba la presión
presión del anular hanger spool), del anular con
de la tubería de casing de salmuera de
revestimiento. producción completamiento.
No se prueba
rutinariamente
durante las
operaciones.
Empaque Prueba de presión
(desde arriba o
abajo).
Casing debajo del Prueba de presión Cemento debajo Posible prueba
empaque con lodo durante del empaque. como parte de una
la perforación. Posiblemente un prueba de
Posibles pruebas revestimiento admisión (leak off
de presión durante intermedio (y test, pérdida) de la
operaciones de cemento). próxima sección
completamiento. del pozo.
Monitorear la
presión del anular
(excepto en pozos
en el mar)
Fig. 1.2. Ejemplo de una barrera esquemática

Tenga en cuenta que algunas barreras son difíciles de probar a presión,


particularmente el cemento detrás del casing. Garantías adicionales de que el
cemento proporciona una barrera efectiva son el volumen de cemento bombeado,
registros de adherencia de cemento y, para muchos pozos de plataforma y tierra,
monitoreo de anular. Para los pozos submarinos y algunos pozos de amarre, la
supervisión del anular no es posible, excepto para el anular de la tubería de
revestimiento. Idealmente, la prueba de presión debe realizarse en la dirección de
una fuga potencial, por ejemplo, la prueba de presión de la tubería. A veces esto no
es práctico. Si hay algo (aberturas de válvula, corrosión, erosión, turbulencia,
incrustaciones, etc.) que pueda afectar a una barrera, entonces la barrera debe
probarse periódicamente. Esto se aplica a las barreras primarias y a menudo a las
barreras secundarias también (por ejemplo, válvula de seguridad).
1.3. El papel del ingeniero de completamiento
Los ingenieros de completamiento deben funcionar como parte de un equipo.
Aunque un equipo de desarrollo de campo estará compuesto por muchas personas,
algunas de las interacciones críticas se identifican en la Figura 1.3. He colocado
ingenieros de completamiento en el centro de este diagrama, no porque sean más
importantes que cualquier otra persona, sino porque probablemente necesiten
interactuar con más personas. Como los completamientos son la interfaz entre el
yacimiento y las instalaciones, los ingenieros de completamientos deben
comprender ambas. Muchos equipos se subdividen en un equipo subsuperficial, un
equipo de instalaciones y un equipo de perforación.

Fig. 1.3. Equipo de integración.

¿De qué equipo secundario son parte los ingenieros de completamientos? varía.
Los ingenieros de completamientos a menudo son parte del equipo de perforación.
En algunas compañías, el diseño del completamiento no es una disciplina separada,
sino un rol desempeñado por los ingenieros de perforación. En algunas otras
compañías, es parte de un subgrupo de disciplina de ingeniería petrolera que
incluye ingeniería de yacimientos, petrofísica y operaciones de pozos. En gran
medida, la forma en que se divide el equipo de desarrollo de campo en general
realmente no importa, siempre y cuando las tareas se realicen de manera oportuna
y los problemas se comuniquen entre disciplinas.
El momento de la participación en la ingeniería de completamiento es importante,
en particular, deben participar desde el principio en el plan de desarrollo de campo.
El diseño de completamiento puede tener un gran efecto en el diseño de las
instalaciones (por ejemplo, requisitos de levantamiento artificial como potencia). Los
completamientos tienen un gran efecto en el diseño de la perforación (por ejemplo,
el tamaño del agujero, tubería de revestimiento y la trayectoria del pozo). También
influyen en los números de los pozos, las ubicaciones de los pozos y los perfiles de
producción. Lamentablemente, en mi experiencia, los diseñadores de
completamientos se incluyen en la planificación de los campos en una etapa
demasiado avanzada. Un equipo de desarrollo de campo involucrado en el punto
de partida comprende un geólogo, geofísico, ingeniero de yacimientos, ingeniero de
perforación e ingeniero de instalaciones. Para cuando un ingeniero de
completamientos se une a un equipo (junto con muchos otros), ya se han decidido
las ubicaciones de los pozos y los tamaños de los revestidores y se acordaron
algunos aspectos de las instalaciones, como el rendimiento, el procesamiento y las
rutas de exportación. Entonces, todo lo que tiene que hacer un ingeniero de
completamiento es instalar en la tubería y producir el fluido a una determinada
presión superficial. Muchas oportunidades de mejora se pierden de esta manera.

Una función vital de los ingenieros de completamiento es trabajar con el sector de


servicios. El sector de servicios normalmente suministrará la plataforma de
perforación, los servicios (cableado, filtración, etc.), los equipos (tubos, equipos de
completamiento, etc.), los consumibles (salmuera, propante, productos químicos,
etc.) y el equipo de alquiler. Es importante destacar que el sector de servicios
proporcionará la mayoría de las personas que hacen el trabajo real.
Inevitablemente, habrá múltiples compañías de servicios involucradas, todas con la
esperanza de que estén al tanto de sus propios productos. Una función fundamental
del ingeniero de completamiento es identificar y gestionar estas interfaces
personalmente, y no dejárselas a otros.

Para proyectos pequeños, un ingeniero de completamiento único respaldado por


compañías de servicios y especialistas a menudo es suficiente. Idealmente, el
ingeniero de terminación diseña el completamiento, coordina el equipo y los
servicios y luego va al sitio del pozo para supervisar la instalación de terminación.
El ingeniero escribe el informe posterior al trabajo. Si una persona diseña la
terminación y otra la instala, entonces se necesita una buena interfaz entre estos
ingenieros. Una receta para un mal resultado es un diseñador de completamiento
con poca experiencia operativa y un instalador de completamiento que solo se
involucra en el último minuto.

Para proyectos grandes, el diseño de completamiento se puede distribuir a más de


un ingeniero. Puede haber un ingeniero que se concentre en el completamiento del
yacimiento (por ejemplo, control de arena), otro que se concentre en el
completamiento superior (por ejemplo, levantamiento artificial) y posiblemente un
número de ellos se concentre en instalar la terminación. Tal arreglo es bueno
siempre y cuando alguien coordine esfuerzos y observe los problemas más amplios.

Un punto de debate en muchos equipos que emplean ingenieros de


completamientos dedicados es donde termina la perforación y comienzan las
terminaciones. Esto frecuentemente depende del tipo de completamiento. Mis
recomendaciones son:

Para pozos revestidos y perforados, el completamiento comienza una vez


que el revestimiento se ha cementado. Esto significa que el ingeniero de
completamiento es responsable del desplazamiento del lodo y la limpieza del
pozo con la ayuda del ingeniero de perforación.

Para los completamientos de pozo abierto, el completamiento comienza una


vez que se ha perforado la sección del yacimiento y se ha extraído la sarta
de perforación. La superposición, como el acondicionamiento del lodo o el
desplazamiento, debe manejarse con cuidado.

1.4. Recolección de datos


Todos los diseños se basan en datos. Los datos pueden ser datos brutos (por
ejemplo, presión del yacimiento medida) o predicciones (por ejemplo, perfiles de
producción), lo que el equipo del subsuelo denomina realizaciones. Todos los datos
son dinámicos (cambian con el tiempo) e inciertos. Las fuentes típicas de datos se
muestran en la Figura 1.4.
Parámetros del
yacimiento
(Presión, temperatura, perfiles
de producción, cortes de agua,
etc.)

Proyecto y comercial
Características de la
(Marcos de tiempo, roca
controladores de
rentabilidad, restricciones (Espesor, permeabilidad, etc.)
de licencia)

Perforación Fluidos
(Trayectoria, revestimiento,
Diseño de
(Tipo, viscosidad,
lodos y daño de formación.) completamiento
densidad, etc.)

Pozos
exploratorios y de
Facilidades evaluación
(Rendimiento, presiones, (Tasas, presiones,
limitaciones y daños y producción de
oportunidades (por arena, etc.)
ejemplo, potencia), etc.)

Ambiente
(Submarino, tierra, plataforma,
clima, tormentas, etc.)

Fig. 1.4. Fuentes de datos para el diseño del completamiento.


Para cada dato, comprenda de dónde viene, cuál es el rango de incertidumbre y
cómo podría cambiar en el futuro. Una gran variedad de incertidumbres promueve
completamientos que pueden hacer frente a esa incertidumbre. Por ejemplo, si no
se sabe si un acuífero apoyará naturalmente la producción de petróleo, la posibilidad
de inyección de agua requiere consideración. Los pozos de inyección de agua no
necesariamente tienen que diseñarse, pero se requiere consideración para convertir
un productor en un inyector o para tratar problemas de inyección de agua asociados
(agriar, escalar, etc.).

Los pozos de evaluación con frecuencia se pasan por alto como oportunidades para
ingenieros de completamiento. Su objetivo principal es reducir la incertidumbre en
las estimaciones volumétricas. Estos pozos también son una oportunidad para
probar la técnica de completamiento del yacimiento que más se aproxima al plan de
desarrollo. Por ejemplo, si el plan de desarrollo requiere una fracturación masiva de
pozos de desarrollo, algunos de los pozos de evaluación deberían ser estimulados.
Esto agrega valor al reducir la incertidumbre en los perfiles de producción que
emanan de diseños tentativos de fracturamiento y proporciona datos sobre los
cuales basar la mejora del completamiento.

1.5. Diseñando para la vida del pozo

Los completamientos tienen un papel importante en la economía general de un


desarrollo de campo. Aunque los gastos del completamiento pueden ser una
proporción modesta de los costos totales de capital de un campo, los
completamientos tienen un efecto desproporcionado en los ingresos y los costos
operativos futuros. Algunas de las consideraciones económicas básicas se
muestran en la Figura 1.5.
La disminución de la presión
del yacimiento y la aparición de
agua; posible requerimiento de
levantamiento artificial para
mantener la meseta.
Alta confiabilidad para
reducir los costos de Reducción al mínimo, la
operación y mantener la disminución de la producción
meseta. mediante levantamiento
artificial, deliquificación, corte
de agua y estimulación
Producción

Proporcionar una oportunidad


rentable para la producción
incremental (desvíos, cañoneo
a través de la tubería, etc.).

Tiempo (años)

Altas tasas iniciales (completamiento Inicio de la producción de agua: asegurando


productivo del yacimiento y tamaño que los caudales y la seguridad se mantengan
de tubería grande) para aumentar la bajo la amenaza de corrosión, hidratos,
producción y alcanzar la meseta con escamas, etc.
el menor número de pozos posible.

Figura 1.5. Influencia económica de los completamientos.

Esto no significa necesariamente que los completamientos tengan que sobrevivir en


la vida de campo. Puede ser óptimo diseñar para reemplazos de tubos. Este es
especialmente el caso de los pozos de bajas tasas en tierra. Un ejemplo de la
economía de la prevención de fallas para tres pozos diferentes se proporciona en la
Tabla 1.2.
Pozo en tierra Pozo en Pozo offshore
plataforma
Tasa de producción 250 2500 5000 bpd
sostenida
Valor para el petróleo 20 20 20 $/bbl
acelerado después de
opex e impuestos
Costo capital del 3 6 15 $ millones
completamiento(incluye
instalación)
Costo incremental del 1 1 1 $ millones
completamiento dúplex
inicial
Retraso en la 3 2 6 meses
producción antes de
que la plataforma
pueda realizar un
workover
Costo del workover 1.5 2 10 $ millones
Impacto de un 1.95 5 28 $ millones
completamiento fallido
Factor de descuento 8% 8% 8%
Valor presente neto de 0.8 2.2 12.2 $ millones
fallas en 10 años

En el ejemplo, hay tres escenarios de desarrollo de campo diferentes. Los


parámetros son algo arbitrarios, pero reflejan algunas realidades de las diferencias
en costo y valor entre los campos en tierra y en el mar. La opción aquí es gastar un
millón de dólares adicionales en un completamiento resistente a la corrosión o
instalar un completamiento más barato que se espera sea reemplazado dentro de
10 años. Si el completamiento falla, debe instalarse una plataforma y debe instalarse
una nueva instalación; esto cuesta dinero y un retraso en la producción. El valor
temporal del dinero reduce el impacto de un costo en 10 años. En el caso de que el
pozo en tierra produzca a tasas más bajas en donde la reparación es más barata,
este costo de reacondicionamiento es menor que el costo incremental inicial de la
metalurgia de alta especificación. Por lo tanto, es óptimo instalar el completamiento
más barato. Para la plataforma y especialmente para el pozo submarino, la
producción retrasada y los altos costos de reacondicionamiento ponen un mayor
énfasis en la confiabilidad inicial. Aunque este ejemplo es simplista, demuestra que
el entorno (tierra, plataforma o submarino) influye en el tipo de completamiento.

Para los pozos submarinos en particular, la confiabilidad está asegurada por


 Equipo simple y confiable
 Minimización de intervenciones en pozos, por ejemplo, corte de agua,
mediante un diseño de completamiento mejorado
El problema es que estos dos requisitos son conflictivos. La desconexión remota del
agua puede lograrse mediante pozos inteligentes (Sección 12.3, Capítulo 12) por
ejemplo, pero esto claramente aumenta la complejidad y posiblemente reduce la
confiabilidad. Se requiere un equilibrio.

1.6. El proceso de diseño


Muchos operadores tienen sus propios procesos internos para garantizar que los
diseños sean adecuados para su propósito. Existe el peligro de que dichos procesos
intenten reemplazar la competencia, es decir, que el completamiento debe ser
adecuado para el propósito siempre que nos hayamos adherido al proceso. Sin
embargo, algunos elementos del proceso son beneficiosos:

 Recopilando los datos que se incorporarán en el diseño. Este documento se


puede llamar la declaración de requisitos (SoR). El SoR debe incorporar
datos de yacimiento y producción y una expectativa de lo que el
completamiento necesita lograr a lo largo de la vida del campo.

 Escribir una base de diseño. Este documento describe las principales


decisiones tomadas en el diseño de completamiento y su justificación. La
tabla de contenido de este libro da una idea de las consideraciones
requeridas en la base del diseño. Este documento puede formar la base de
las revisiones de colegas (revisión por pares), especialistas y proveedores
internos o externos. La base del diseño debe incluir los pasos básicos de
instalación y las evaluaciones de riesgos de diseño. A menudo es útil escribir
la base del diseño en dos fases con un público diferente en mente. La base
del diseño abarca las principales decisiones, como el requisito del control de
la arena, la estimulación, el tamaño del tubo y la selección del levantamiento
artificial. Estas decisiones afectan los perfiles de producción, las trayectorias
y números de los pozos y el procesamiento de la producción. La base
detallada de los rellenos de diseño en los espacios en blanco debe incluir
metalurgia, elastómeros, análisis de tensión de tubos y selección y
especificaciones de equipos. Este documento está dirigido más a
proveedores de equipos, compañeros de ingenieros de completamientos y
soporte especializado. Esta base detallada del documento de diseño
idealmente debe ser completada y revisada antes de comprar cualquier
equipo (posible excepción de artículos de plomo como cabezas de pozo y
árboles).
 Escribir los procedimientos de completamientos y hacer que todos sean
revisados y acordados por todas las partes involucradas en la instalación. De
nuevo, las revisiones y los procedimientos de emisión deben preceder a la
movilización de equipos y personal. Los procedimientos de instalación están
cubiertos en la Sección 11.5 (Capítulo 11).

 Escribir un informe posterior al completamiento que detalle bien el estado,


los resultados y las lecciones aprendidas. Como mínimo, el documento debe
incluir un esquema detallado (con números de serie, especificaciones del
equipo, dimensiones y profundidades), un conteo de tuberías, detalles y
gráficos de pruebas de presión, resúmenes de informes de proveedores, etc.
Este documento es crítico para cualquier ingeniero que planifique una buena
intervención. Es aterrador lo difícil que es encontrar información detallada
sobre un pozo, después de la construcción.

1.7. Tipos de completamientos


Los pozos pueden ser productores o inyectores. Los completamientos pueden
producir petróleo, gas y agua. Los completamientos pueden inyectar gas de
hidrocarburo, agua, vapor y productos de desecho como dióxido de carbono, azufre,
sulfuro de hidrógeno, etc. Se puede combinar más de un propósito simultáneamente
(por ejemplo, producir el tubo e inyectar en el anular) o secuencialmente (producir
hidrocarburos y luego convertirlas en servicio de inyección de agua).

Los completamientos a menudo se dividen en el completamiento del yacimiento (la


conexión entre el yacimiento y el pozo) y el completamiento superior (conducto
desde el completamiento del yacimiento hasta las instalaciones superficiales).
Algunas de las opciones se dan en las Figuras 1.6 y 1.7. Las principales decisiones
en el completamiento del yacimiento son:

 Trayectoria e inclinación del pozo


 Agujero abierto versus agujero entubado
 Requisito de control de arena y tipo de control de arena
 Estimulación (Propante o ácido)
 Una o varias zonas (combinadas o selectivas)
Liner Revestimiento
Abierto Pantallas de
ranurado o liner Empacamiento
control de
cementado y arena en con grava en
cañoneado hueco abierto/ agujero revestido
empaque con / frac-pack
grava

Figura 1.6 Métodos de completamiento del yacimiento.


Yacimiento

Completamiento Completamiento Completamiento Completamiento


sin tubería de la tubería sin de la tubería con con doble tubería
empaque. empaque en el con empaques.
anular.

Fig. 1.7. Métodos de completamiento superior.


Las principales decisiones en el completamiento superior son
 Levantamiento artificial (gas lift, bomba eléctrica, etc.)
 Tamaño de la tubería.
 Completamiento simple o doble
 Aislamiento de tubería o no (empacador o equivalente)

Cada configuración de completamiento de yacimiento y tubería tiene ventajas y


desventajas. El propósito de los capítulos restantes de este libro es cubrir estas
diferencias y los detalles de cada configuración. Las configuraciones del yacimiento
y de la tubería no se pueden tratar de forma independiente; cada uno afecta e
interactúa con el otro.
CAPÍTULO 2
2. COMPLETAMIENTO DEL YACIMIENTO
Esta sección incluye la mayoría de los aspectos relacionados con el completamiento
del yacimiento, excepto el control de la arena. El control de la arena se ha ganado
un lugar propio (Capítulo 3). El Capítulo 2 incluye un resumen del comportamiento
del flujo (yacimiento) para completamientos de yacimientos genéricos, cobertura de
completamientos de pozo abierto y los específicos de perforación y estimulación
(propante y ácido).

2.1. Comportamiento del flujo


El rendimiento del flujo es la determinación de la caída de presión relacionada con
la producción desde el yacimiento hasta la superficie rocosa del completamiento del
yacimiento. Esta sección sirve como una introducción al desempeño del flujo para
pozos abiertos. Los detalles del rendimiento del flujo de entrada relacionados con
los pozos entubados y perforados se discuten en la Sección 2.3.4. Es útil
determinar, en líneas generales, el rendimiento del flujo de entrada para diferentes
geometrías de pozos para el yacimiento como parte de la selección de estrategias
de completamiento como el hoyo abierto versus el agujero revestido. El rendimiento
del flujo también permite una comparación de valores de diferentes
completamientos de yacimientos, como un pozo vertical fracturado hidráulicamente
en comparación con un pozo horizontal de hueco abierto y largo. A pesar de que el
rendimiento del flujo de entrada puede parecer ser competencia del ingeniero de
yacimientos, se requiere un enfoque integrado: muchos aspectos del diseño de
completamiento afectan el rendimiento del flujo y deben evaluarse.

La comprensión de los fluidos (compresibilidad, viscosidad, relación de gas a aceite,


etc.) es una parte integral del rendimiento del flujo. La Sección 5.1 (Capítulo 5)
incluye una discusión detallada del comportamiento de los fluidos hidrocarburos.

El punto de partida para el rendimiento de entrada es considerar caídas de presión


en un cilindro de roca como se muestra en la Figura 2.1.
Fig. 2.1. Flujo lineal de líquido a través de la roca.

La caída de presión a través de la roca depende de la velocidad del flujo, la


viscosidad, el área de la sección transversal de la roca y la longitud de la sección.

Mientras investigaba la hidráulica del flujo de agua a través de lechos de arena,


Henry Darcy (científico francés 1803-1858) sugirió que la caída de presión también
depende de una propiedad de la arena, es decir, la permeabilidad (k). La unidad de
Darcy es nombrada en su honor, aunque el milidarcy (md) se utiliza con mayor
frecuencia. Las dimensiones de la permeabilidad son de longitud al cuadrado. La
ley de Darcy para el flujo de petróleo incompresible sin turbulencia es (en unidades
de campo):

𝐪𝐨 𝐁𝐨 𝛍𝐨 𝐥
𝐩𝐢 − 𝐩𝟎 = (𝟐. 𝟏)
𝟏. 𝟏𝟐𝟕 × 𝟏𝟎−𝟑 𝐀𝐤 𝐨

Donde qo es la tasa de flujo de petróleo (bpd). Este es medido a condiciones de


superficie en tanque (stbpd); Bo es el factor volumétrico de formación, que es la
conversión de las condiciones de tanque a las condiciones de yacimiento (res
bbl/stb); µo es la viscosidad del aceite (cp); l es la longitud de la roca (ft); A es el
área transversal de la roca (ft2); ko es la permeabilidad de la roca al aceite (md); y
Pi-Po, es la caída de presión entre la entrada y la salida.

Esta ecuación y las que siguen pueden convertirse en flujo de fluidos que involucran
mezclas de aceite y agua al incorporar un término de velocidad de flujo para agua
con un factor volumétrico de formación de agua apropiado (cerca de 1), viscosidad
del agua y permeabilidad al agua.
Esta ecuación tiene sus usos, por ejemplo, la caída de presión a través de la tubería
llena de arena o perforaciones llenas de grava. Sin embargo, para el flujo del
yacimiento en un pozo vertical con un yacimiento horizontal, el flujo es radial como
se muestra en la Figura 2.2.

Fig. 2.2. Flujo radial


Este flujo radial acelera los fluidos a medida que se mueven desde el área efectiva
de drenaje y se acercan al pozo. Corrigiendo (integrando) la geometría del flujo en
las condiciones idealizadas que se muestran en la Figura 2.2, el rendimiento del
flujo está dado por:
𝟎. 𝟎𝟎𝟕𝟎𝟖𝒌𝒐 𝒉(𝒑𝒓 − 𝒑𝒘 )
𝒒𝒐 = 𝒓 (2.2)
𝝁𝒐 𝑩𝒐 𝒍𝒏 (𝟎. 𝟒𝟕𝟐 𝒓 𝒆 )
𝒘

Donde re es el área efectiva de drenaje del pozo (ft); el área de drenaje se supone
circular; rw es el radio del pozo (ft); tenga en cuenta que el pozo actualmente se
supone a hoyo abierto; h es el espesor neto del intervalo del yacimiento. Cualquier
yacimiento no neto, por ejemplo, lutitas, se necesita restar de la altura bruta. El
producto kh es un parámetro que a menudo se extrae de las pruebas de ascenso
de presión (PBU); pr, la presión promedio del yacimiento y pw, la presión de fondo
fluyendo del pozo.
La presión externa (pe) se ha reemplazado con la presión del yacimiento promedio
(pr). Esta corrección introduce 0.472 en el logaritmo. La diferencia entre la presión
promedio del yacimiento y la presión de fluencia del pozo se denomina drawdown.
Esta ecuación asume un estado de flujo pseudoestable, es decir, que el drawdown
no cambia con el tiempo.

También es posible convertir esta ecuación en una forma adecuada para fluidos
compresibles, es decir, flujo de gas (Beggs, 2003). En unidades de campo, la
ecuación es:
𝟕. 𝟎𝟑 × 𝟏𝟎−𝟒 𝐤 𝐠 𝐡(𝐩𝟐𝐫 − 𝐩𝟐𝐰 )
𝐪𝐠 = 𝐫 (𝟐. 𝟑)
𝛍𝐠 𝐳𝐓𝐥𝐧 (𝟎. 𝟒𝟕𝟐 𝐫𝐞 )
𝐰

Donde qg es la velocidad del flujo de gas en condiciones estándar (Mscf/D); T, la


temperatura del yacimiento (R); z, el factor de compresibilidad del gas a la presión
y temperatura promedio; kg, la permeabilidad al gas.

La relación cuadrada con la presión se deriva de la ley del gas: las bajas presiones
crean grandes volúmenes y, por lo tanto, altas velocidades.

Estas ecuaciones también definen el perfil de presión a través de un yacimiento. Un


ejemplo se muestra en la Figura 2.3 para un pozo de petróleo y en la Figura 2.4
para un pozo de gas. En los gráficos se marcan los puntos en los que se produce el
50% de la caída de presión: alrededor de 26 pies para el ejemplo de aceite y solo
5,3 pies para el ejemplo de gas. El ejemplo de gas ha sido manipulado para dar la
misma reducción que el ejemplo de aceite, que es 5000 psi. La baja presión del
pozo crea expansión de gas y, por lo tanto, la forma diferente y la caída presión
caen cerca del pozo. En realidad, en el caso del gas, la situación sería aún más
severa debido al flujo turbulento.

Un diagrama de presión de fondo fluyendo vs tasa de fluido crea la relación de


rendimiento de entrada (IPR). Para los dos ejemplos que se muestran en las Figuras
2.3 y 2.4, los IPR se muestran en las Figuras 2.5 y 2.6.
Figura 2.3 Caída de presión a través de la producción de un yacimiento de aceite.
Figura 2.4 Caída de presión a través de un yacimiento que produce gas.
Figura 2.5 Ejemplo de rendimiento de entrada de aceite.
Figura 2.6 Ejemplo de rendimiento de entrada de gas.

Para el caso del petróleo, un concepto útil es el índice de productividad (IP o J).
Gran parte de Ec. (2.2) es una constante para un pozo dado, aunque las presiones
y las tasas pueden variar.
𝟎. 𝟎𝟎𝟕𝟎𝟖𝒌𝒐 𝒉 𝒒𝒐
𝐽= 𝒓 = (𝟐. 𝟒)
𝝁𝒐 𝑩𝒐 𝒍𝒏 (𝟎. 𝟒𝟕𝟐 𝒓 𝒆 ) 𝒑𝒓 − 𝒑𝒘
𝒘

El IP es una función de los fluidos, la roca y la geometría del yacimiento y pozo. Se


puede medir con una prueba de pozos multitasa, suponiendo que cada paso de tasa
alcanza un estado prácticamente pseudoestable. Las unidades de campo de
petróleo son bpd/psi.

Para un pozo de gas, no hay línea recta y, por lo tanto, no hay IP. De hecho, la
relación de entrada de aceite solo es válida por encima del punto de burbuja y
asume una presión constante y un factor volumétrico de formación y viscosidad
constante. Como lo demuestra la Sección 2.1.1, esto no es estrictamente cierto.

Se pueden incluir una serie de variaciones con el rendimiento de entrada para estos
pozos verticales. Las variaciones en la permeabilidad en la región crítica cercana al
pozo se pueden acomodar a través de un factor de daño adimensional (S). Esto
puede aplicarse a cualquier tipo de pozo. Para un pozo de petróleo vertical por
encima del punto de burbuja, el factor de daño se incorpora como se muestra en la
ecuación. (2.5).
𝟎. 𝟎𝟎𝟕𝟎𝟖𝐤 𝐨 𝐡(𝐩𝐫 − 𝐩𝐰 )
𝐉= 𝐫 (𝟐. 𝟓)
𝛍𝐨 𝐁𝐨 [𝐥𝐧 (𝟎. 𝟒𝟕𝟐 𝐫𝐞 ) + 𝐒]
𝐰

Un factor de daño negativo representa un rendimiento de entrada superior a un pozo


vertical abierto sin daños. Dado que ln(0.472 re/rw) está típicamente entre 7 y 8, el
factor de daño nunca puede estar muy por debajo de 5. Por el contrario, un pozo
dañado tiene un factor de daño infinitamente positivo. El factor de daño incorpora
todos los aspectos del rendimiento cercano al pozo, tanto malos como buenos,
incluido el daño de formación, perforación, paquetes de grava, estimulación y ángulo
del agujero. Hay otros métodos para representar la eficiencia del rendimiento del
flujo. La eficiencia del flujo (EF), por ejemplo, se relaciona simplemente con el skin
a través de:

𝑅𝑒𝑛𝑑𝑖𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 𝑑𝑒 𝑒𝑛𝑡𝑟𝑎𝑑𝑎 𝑎𝑐𝑡𝑢𝑎𝑙


𝐸𝐹 =
𝑟𝑒𝑛𝑑𝑖𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 𝑑𝑒 𝑒𝑛𝑡𝑟𝑎𝑑𝑎 sin 𝑑𝑎ñ𝑜 (𝑆 = 0)
𝑟
ln (0.472 𝑟𝑒 )
𝑤
= 𝑟 (2.6)
ln (0.472 𝑟𝑒 ) + 𝑆
𝑤

Otro método para visualizar el efecto de daño o mejora es usar el radio aparente del
pozo (rw(aparente)):
𝑟𝑤(𝑎𝑝𝑎𝑟𝑒𝑛𝑡𝑒) = 𝑒 −𝑆 𝑟𝑤 (2.7)

Por ejemplo, un factor skin de -4 es equivalente a convertir un diámetro de


perforación de 8,5 pulgadas en un pozo de 38,7 pies de diámetro. Esta visualización
también funciona al revés: es sorprendente la poca diferencia que existe en la
alteración del tamaño del pozo. Si se conoce el grado y la profundidad del daño, se
puede calcular el factor de daño:

𝑘 𝑟𝑑
𝑆=( − 1) ln ( ) (2.8)
𝑘𝑑 𝑟𝑤
Donde kd es la permeabilidad de la zona dañada a una distancia rd.

Tal enfoque es ocasionalmente útil; por ejemplo, si las pruebas de núcleo indican
que perder un fluido de completamiento en el yacimiento daría como resultado un
cierto porcentaje de caída en la permeabilidad, entonces el volumen de fluido
potencialmente perdido se puede convertir en una profundidad de invasión y por lo
tanto un factor de piel estimado. Por el contrario, si el factor de la piel puede ser
determinado a partir de una prueba de pozo, si se conoce el volumen de pérdida de
fluido, luego se puede estimar la reducción efectiva de la permeabilidad.

El radio de drenaje efectivo (re) se entiende fácilmente para un solo pozo en un


yacimiento circular. Sin embargo, lleva a la conclusión de que áreas de drenaje más
grandes conducen a productividades más bajas. Aunque esto puede ser
contradictorio, el concepto puede entenderse cuando se comprende que las áreas
de drenaje más grandes también extienden la presión del yacimiento sobre un área
más grande. Donde hay más de un pozo en un yacimiento, es el área de drenaje
para el único pozo que se utiliza. Cada pozo estará separado unos de otros por
límites de flujo virtuales como se muestra en la Figura 2.7.

Figura 2.7 Áreas de drenaje efectivas y límites de flujo virtuales.


Aunque es sencillo corregir el radio de drenaje efectivo a un equivalente que
conserva el área de drenaje, también es necesario corregir la forma no circular.
Existen varios métodos para hacer esto, incluidos los factores modificados de la
forma de Dietz (Peaceman, 1990). El método que se muestra aquí es de Odeh
(1978) y es relevante para el flujo pseudoestable encontrado en muchos pozos.
Sustituye re/rw en la ecuación de entrada y es relevante para el flujo de petróleo y
gas. Una selección de las formas dadas por Odeh se muestra en la Figura 2.8.
Yaxley (1987) proporciona una forma más generalizada para una variedad de otras
formas y límites mixtos de flujo/no flujo.

Figura 2.8 Correcciones de Odeh para la geometría de drenaje no circular. A es el


área de drenaje (ft2) [según Odeh (1978), Copyright, Society of Petroleum
Engineers].

Por ejemplo, para el área de drenaje triangular drenada por el pozo # 4 en la Figura
2.7, el rendimiento del flujo pseudoestable para el petróleo se aproximaría de la
siguiente manera:
𝟎. 𝟎𝟎𝟕𝟎𝟖𝒌𝒐 𝒉(𝒑𝒓 − 𝒑𝒘 )
𝒒𝒐 = (𝟐. 𝟗)
𝝁𝒐 𝑩𝒐 𝒍𝒏(𝟎. 𝟒𝟕𝟐 × 𝟎. 𝟔𝟎𝟒√𝑨/𝒓𝒘 ) + 𝑺
La diferencia entre los resultados de esta ecuación y la suposición de un área de
drenaje circular es, en este caso, solo alrededor del 1% (dependiendo de las
dimensiones y el factor de daño). Sin embargo, para algunas de las geometrías más
extremas que se muestran en la Figura 2.8, la diferencia aumenta a más del 30%.

2.1.1. Método de Vogel


Se encuentran disponibles varias relaciones empíricas que se pueden usar por sí
solas o se pueden comparar con datos de prueba de pozos. Las ecuaciones de flujo
discutidas anteriormente son válidas para gas puro o aceite puro. Muchos fluidos
producen mezclas. Por ejemplo, los pozos de petróleo producen fluidos
monofásicos por encima del punto de burbujeo, pero aumentan las cantidades de
gas por debajo del punto de burbujeo. Un efecto de permeabilidad relativa reduce
el flujo de ambos fluidos cuando fluye en forma multifásica a través del yacimiento,
así como también el efecto de expansión del gas. El método de Vogel (1968) se
basó en simulaciones informáticas tempranas de formaciones isotrópicas que fluían
por debajo del punto de burbujeo con efectos de permeabilidad relativa. Requiere
calibración con una sola prueba de pozo. El IPR es de la forma

𝐪𝐨 𝐩𝐰 𝐩𝐰 𝟐
= 𝟏 − 𝟎. 𝟐 − 𝟎. 𝟖 ( ) (𝟐. 𝟏𝟎)
𝐪𝐨(𝐦𝐚𝐱) 𝐩𝐫 𝐩𝐫

Donde qo(max) se calcula a partir de pruebas de pozo y es igual al potencial de flujo


abierto absoluto (AOF).

Ejemplo. La figura 2.9 muestra un ejemplo de un yacimiento saturado (la presión


del yacimiento es igual a la presión del punto de burbujeo) con los siguientes
parámetros:
 Prueba de pozo a presión de fondo = 3500 psi y 7800 stbpd
 Presión promedio del yacimiento = 4800 psi
Figura 2.9 Ejemplo de relación de rendimiento de entrada de Vogel para un fluido
saturado.

De la ecuación (2.10), qo (max) es 18189 stbpd. A partir de esta figura, el resto del
rendimiento del flujo se puede calcular como se muestra en la Figura 2.9. Standing
(1971) modificó la relación de Vogel para los fluidos subsaturados. Se usa un
rendimiento de entrada de línea recta por encima del punto de burbuja y una relación
revisada se usa debajo del punto de burbuja [Eq. (2.11)].

𝒒𝒐 − 𝒒𝒃 𝒑𝒘 𝒑𝒘 𝟐
= 𝟏 − 𝟎. 𝟐 − 𝟎. 𝟖 ( ) (𝟐. 𝟏𝟏)
𝒒𝒐(𝒎𝒂𝒙) − 𝒒𝒃 𝒑𝒃 𝒑𝒃

Donde qb es la tasa a la presión del punto de burbujeo (pb). La pendiente del IPR,
que es el IP, permanece constante en el punto de burbujeo, por lo que solo se
requiere un punto de prueba. El índice de productividad (J) en el punto de burbuja
o por encima de este es:

𝟏. 𝟖(𝐪𝐨(𝐦𝐚𝐱) − 𝐪𝐛 )
𝐉𝐩𝐰≥𝐩𝐛 = (𝟐. 𝟏𝟐)
𝐩𝐛
Para una prueba de pozo por encima del punto de burbujeo, el PI puede
determinarse a partir de la pendiente del IPR y extrapolarse para dar la tasa en el
punto de burbujeo (qb). Eq. (2.10) puede usarse para calcular el potencial absoluto
de flujo abierto (qo(max)). Si la prueba del pozo está por debajo del punto de burbuja,
el PI está por encima del punto de burbuja se calcula a partir de:
𝒒𝒐
𝐉𝐩𝐰≤𝐩𝐛 = (𝟐. 𝟏𝟑)
𝒑 𝒑 𝒑 𝟐
𝒑𝒓 − 𝒑𝒃 + (𝟏. 𝒃𝟖) [𝟏 − 𝟎. 𝟐 ( 𝒑𝒘 ) − 𝟎. 𝟖 ( 𝒑𝒘 ) ]
𝒃 𝒃

Ejemplo. Usando los mismos datos que antes, excepto que la presión del punto de
burbuja es 4000 psia.
Usando Eq. (2.13), el PI sobre el punto de burbuja se calcula como 6.13 stbpd/psi.
Esto se puede trazar como una línea recta desde la presión del yacimiento hasta el
punto de burbujeo. qo(max) -qb luego se calcula a partir de Eq. (2.12) y tiene 13624
stbpd. Ec. (2.11) se puede usar para definir el resto del rendimiento de entrada
(Figura 2.10). Tenga en cuenta que debido a que la prueba del pozo está solo justo
debajo del punto de burbujeo, el AOF es solo marginalmente más alto que para el
caso de saturación.

Vogel comparó la precisión de las 21 simulaciones de computadora diferentes


contra la nueva relación y encontró errores máximos de alrededor del 20%, en
comparación con el 80% de un IP en línea recta.

Desde la perspectiva del diseño de completamiento, la técnica de Vogel puede


aplicarse a pruebas de exploración y evaluación de pozos, pero tiene un uso limitado
como herramienta predictiva y de toma de decisiones sobre futuros pozos. Dado
que un yacimiento subsaturado obedecerá a la forma radial de la ley de Darcy y el
rendimiento de entrada de Vogel tiene la misma pendiente que la ley de Darcy en el
punto de burbujeo, la relación de Vogel se puede utilizar para extender el IP Darcy
a una curva por debajo del punto de burbuja. Las técnicas analíticas también se
pueden usar para calcular un skin teórico y Standing (1970) modificó la relación de
Vogel para incluir el skin usando el concepto de (FE) como se muestra en la
ecuación (2.6) y una presión de fondo fluyendo virtual (p'w).
Figura 2.10 Ejemplo de relación de rendimiento de entrada de Vogel para un fluido
subsaturado.

Las presiones de fondo fluyendo se pueden utilizar en el IPR de Vogel original de la


siguiente manera:
𝟐
𝐪𝐨 𝐩′ 𝐰 𝐩′ 𝐰
= 𝟏 − 𝟎. 𝟐 −( ) (𝟐. 𝟏𝟓)
𝐅𝐄 = 𝟏 𝐩𝐫 𝐩𝐫
𝐪𝐨(𝐦𝐚𝐱)

La combinación de estas dos técnicas es poderosa cuando se desconocen los datos


precisos sobre las contribuciones al rendimiento del flujo, como la permeabilidad
relativa.

2.1.2. Método de Fetkovich


Fetkovich analizó cuarenta pruebas de pozos isócronos de una variedad de
yacimientos (Fetkovich, 1973). Las pruebas de pozos isócronos son aquellas que
implican pasos de tiempo múltiples e iguales a diferentes velocidades. Concluyó
que tanto los pozos saturados como los no saturados pueden tratarse de la misma
manera que los pozos de gas. La realización de todas las pruebas siguió la relación:
𝑞𝑜 = 𝐶(𝑝𝑟2 − 𝑝𝑤
2 )𝑛
(2.16)
donde C es el coeficiente de la curva de contrapresión (efectivo a un IP) y n es un
exponente de ajuste de la curva.

Al graficar la velocidad de flujo versus (𝑝𝑟2 − 𝑝𝑤


2)
en escala log-log, se produce una
línea recta con una pendiente de 1/n. C se puede calcular a partir de la intersección
de la línea donde 𝑝𝑟2 − 𝑝𝑤2
= 1. Un ejemplo usando los datos de Fetkovich de su
campo 'A', pozo 3 se muestra en la Figura 2.11, con regresión lineal utilizada para
determinar la pendiente y la intersección. Luego, se puede calcular y trazar la curva
de rendimiento de entrada completa (Figura 2.12), junto con los datos de las
pruebas de pozos que la crearon.

Figura 2.11 Determinación de n y C en el método de Fetkovich.


Figura 2.12 Rendimiento de entrada de las pruebas de pozos usando el método de
Fetkovich.

También es posible utilizar el método de Fetkovich sin datos de prueba, ya que


Fetkovich apoyó la ecuación. (2.16) con una explicación teórica basada en cómo la
viscosidad, el factor de volumétrico de formación de aceite y la permeabilidad
relativa variaron con la presión. Algunos paquetes de software de rendimiento
comercial permiten una entrada de permeabilidad relativa y, por lo tanto, pueden
utilizar Eq. (2.17)
𝑝𝑟
0.00708𝑘𝑜 ℎ 𝑘𝑟𝑜
𝑞𝑜 = 𝑟 ∫ 𝑑𝑝 (2.17)
[ln (0.472 𝑟𝑒 ) + 𝑆] 𝑝𝑤 𝜇𝑜 𝐵𝑜
𝑤

La viscosidad y los factores de volumétricos de formación, en función de la presión,


son calculados a partir del modelo PVT. La permeabilidad relativa (kro) de la roca al
petróleo es una función de la saturación, que a su vez será función de la presión.
Fetkovich proporcionó un atajo donde se desconoce la permeabilidad relativa. Usó
la suposición (respaldada por datos) de que los parámetros dependían de la presión
(kro/µoBo) forma una línea recta debajo del punto de burbuja y va a cero con presión
cero. Por encima del punto de burbuja, estos parámetros son todos constantes. Ec.
(2.17) luego se vuelve un poco más fácil de usar:
𝑞𝑜 = 𝐽(𝑝𝑟 − 𝑝𝑏 ) + 𝐽′(𝑝𝑏2 − 𝑝𝑤
2)
(2.18)

donde J es el PI convencional por encima del punto como se define por Ec. (2.4). J'
es el coeficiente de la curva de ecuaciones de contrapresión. Esto se puede
determinar a partir de los datos de las pruebas de pozos por debajo del punto de
burbuja o de la ecuación. (2.19):
0.00708𝑘𝑜 ℎ 𝑘𝑟𝑜 1
𝐽′ = 𝑟 [ ] [ ] (2.19)
[ln (0.472 𝑟𝑒 ) + 𝑆] 𝜇𝑜 𝐵𝑜 𝑝𝑟 2𝑝𝑟
𝑤

Donde kro, µo, Bo son evaluados a la presión promedio del yacimiento (pr). Hay una
serie de otras relaciones empíricas que se pueden utilizar, por ejemplo, Jones et al.
(1976).

2.1.3. Predicción del skin


Para propósitos de diseño de completamiento, el daño es de fundamental
importancia, principalmente porque está bajo la influencia del ingeniero de
completamiento, mientras que los parámetros del yacimiento generalmente no lo
son. Cualquier cosa que afecte a la región cercana al pozo puede afectar el factor
de skin. Esto incluye perforación, empaque de grava, estimulación, etc., así
como daños en la formación.

2.1.3.1. Flujo no Darcy


El factor de daño total (S’) comprende dos componentes: un término independiente
de la tasa (S) y un término dependiente de la tasa (D):
𝑆 ′ = 𝑆 + 𝐷𝑞 (2.20)
donde D es el coeficiente no Darcy y q, la tasa de flujo - en unidades consistentes,
por ejemplo (Mscf/D)-1 y Mscf/D.

En las ecuaciones anteriores [p. Ec. (2.5)], es estrictamente el factor de daño total
(S’) que debe usarse. El flujo no Darcy es principalmente un problema en el pozo
cercano (o en fracturas) donde las velocidades son mucho más altas que el
yacimiento como un todo. Esta es la razón por la cual el término no Darcy se puede
considerar como un componente del daño.
El coeficiente no-Darcy (D) puede determinarse a partir de pruebas de pozo o
de correlaciones empíricas. La causa es la inercia y la turbulencia y es más
pronunciada en los pozos de gas, aunque estará presente en cualquier lugar
donde haya altas velocidades.

Ejemplos de completamientos con altas velocidades a través del pozo cercano son
pozos estimulados por fractura, pozos dañados y empaquetamientos con grava en
agujero revestido. Zulfikri de Indonesia (Zulfikri et al., 2001) proporciona un ejemplo
de su efecto sobre el rendimiento del pozo. El flujo no Darcy está relacionado con
el coeficiente de turbulencia (β); en un pozo a hueco abierto sin daño, la relación es:
𝛽𝛾𝑔 𝑘ℎ
𝐷 = 2.22 × 10−15 (2.21)
ℎ𝑝2 𝑟𝑤 𝜇

donde β es el coeficiente de turbulencia (1/ft) y D in (Mscf/D)-1; hp, el intervalo


completado (ft) - relacionado con los efectos de penetración parcial a discutir en
breve; 𝛾𝑔 , la gravedad específica del gas.

El término no-Darcy (D) será mayor que el mostrado en Ec. (2.21) en un pozo con
daño o con perforaciones a medida que el flujo se concentra a través de áreas más
pequeñas Las heterogeneidades en el yacimiento también enfocarán el flujo y
aumentarán el término no Darcy. Narayanaswamy et al. (1999) sugiere que las
heterogeneidades son la razón principal por la que modelos como la Ec. (2.21) son
optimistas en comparación con los datos de campo. El coeficiente de turbulencia (β)
se puede calcular como una función de la permeabilidad:
𝛽 = 𝑎𝑘 −𝑏 (2.22)

Los parámetros a y b están dados por Dake (2001) como 2.73x1010 y 1.1045,
respectivamente y en Beggs (2003) como se muestra en la Tabla 2.1. Se dispone
de una variedad de otras relaciones, incluidas relaciones más sofisticadas basadas
en la porosidad y la saturación, así como en la permeabilidad. Una excelente
revisión es proporcionada por Dacun y Engler (2001), quienes señalan que cada
relación depende de la litología. Para un pozo a hueco abierto dañado, la
permeabilidad reducida en la región dañada se puede usar para calcular el aumento
del efecto de turbulencia en esta área y el daño no Darcy atribuido a la región
dañada está dada por
𝛽𝛾𝑔 𝑘ℎ 1 1
𝐷 = 2.22 × 10−15 2
[ − ] (2.23)
ℎ𝑝 𝑟𝑤 𝜇 𝑟𝑤 𝑟𝑑
donde βd es el coeficiente de turbulencia calculado a partir de la permeabilidad con
daño; rd, el radio de la zona dañada.

El skin no Darcy de esta ecuación luego se agrega al skin no Darcy de la ecuación.


(2.21), pero reemplazando rw con rd.

Tabla 2.1. Parámetros de turbulencia de Beggs


Formación a B
Arenisca consolidada 2.329x1010 1.2
Arenisca no consolidada 1.47x107 0.55

Ejemplo. Flujo no Darcy


Un pozo de vertical gas, hueco abierto (gravedad específica 0.6, viscosidad
promedio 0.02 cp, factor z promedio 0.92), pozo de 6 pulgadas de diámetro,
intervalo de 40 pies completado en una formación de 5 md. La presión del
yacimiento es de 4500 psia y la temperatura de 230°F con un radio de drenaje de
200 pies. Se consideran dos casos, sin daño, y un escenario con un 90% de caída
en la permeabilidad durante 1 pulg. Utilizando la ecuación. (2.3) e incorporando el
daño:
𝟕. 𝟎𝟑 × 𝟏𝟎−𝟒 𝐤 𝐠 𝐡(𝐩𝟐𝐫 − 𝐩𝟐𝐰 )
𝐪𝐠 = 𝐫 (𝟐. 𝟐𝟒)
𝛍𝐠 𝐳𝐓 [𝑳𝒏 (𝟎. 𝟒𝟕𝟐 𝐫𝐞 ) + 𝑺 + 𝑫𝒒𝒈 ]
𝐰

Para el caso donde no hay daño (formación asumida consolidada), el coeficiente de


turbulencia (β) es calculado de la tabla 2.1, el cual es 1.47x10 9 ft-1. Utilizando la
ecuación 2.21 esto equivale a un término de daño no Darcy (D) de 9.79x10-5 /Mscf/D
para el caso donde no hay daño utilizando la ecuación 2.23, 4.61x10 -4 /Mscf/D para
el caso donde hay daño. Resolviendo la ecuación (2.24) en términos de la presión
del fondo del pozo como una función del caudal se muestra en la Figura 2.13 con y
sin el efecto de turbulencia. Tenga en cuenta que la turbulencia es más
importante a las presiones más bajas ya que las velocidades son mayores.
Incluso en condiciones relativamente benignas en este ejemplo (completamiento de
pozo abierto), la turbulencia es una causa importante de caídas de presión
adicionales.
Figura 2.13 Ejemplo de efecto de la turbulencia sobre el completamiento de pozo
en hoyo abierto.

2.1.3.2. Desviación- Factor de daño


Para pozos a hoyo abierto, el efecto de desviación y penetración parcial también
puede ser incorporado en el factor de daño - hasta cierto punto. Una de las primeras
relaciones es por Cinco et al. (1975) Para un pozo completado en el período de flujo
pseudoestable, toma la forma.
2.06 1.865
𝜃′ 𝜃′ ℎ 𝑘
𝑆𝑑𝑒𝑣 = −( ) − [( ) log10 ( √ ℎ )] (2.25)
41 56 100𝑟𝑤 𝑘

Donde

𝑘𝑣
𝜃 ′ = tan−1 (√ tan 𝜃)
𝑘ℎ

Donde kv y kh son las permeabilidades vertical y horizontal, respectivamente; 𝜃 es


el ángulo a través del yacimiento (°).

En la figura 2.14 se muestra un esquema del flujo cercano al pozo.


Figura 2.14 Rendimiento del pozo inclinado completado.

Tenga en cuenta que lejos del pozo, el flujo es horizontal y radial, mientras que
cerca del pozo hay un elemento de flujo vertical. Esto significa que la permeabilidad
vertical (kv) entra en juego.

Cinco solo cubrió ángulos de perforación hasta 75°. Esta ecuación cae en gran
medida por encima de estos ángulos y no es válida para un pozo horizontal. Un
ejemplo de la relación Cinco en uso se muestra en la Figura 2.15.
Figura 2.15 Usando la relación Cinco para predecir la desviación del factor de daño.

Como se esperaba, los intervalos con buenas características de flujo vertical se


benefician de pozos de ángulo alto. Se debe tener cuidado al decidir qué
permeabilidad vertical usar. La relación de permeabilidad (kv/kh) depende de la
escala del flujo. Para el flujo de la escala del yacimiento, es probable que sea mucho
más bajo que para el flujo de la escala de perforación. Si existen límites de flujo
verticales verdaderos, por ejemplo, horizontes de lutitas impermeables que son
lateralmente continuos, es mejor dividir el yacimiento en secciones y aplicar el
cálculo del skin a cada sección. La productividad general se puede resumir a partir
de la productividad de cada capa. El software de rendimiento de pozos
generalmente tiene la capacidad de tratar con completamientos multizona como
esta, pero los cálculos manuales son sencillos. Dentro de cada unidad, kv/kh se
calcula promediando, pero se usa un promedio diferente para las permeabilidades
verticales y horizontales:
𝑘𝑣 𝑝𝑟𝑜𝑚𝑒𝑑𝑖𝑜 𝑎𝑟𝑚ó𝑛𝑖𝑐𝑜 𝑑𝑒 𝑝𝑒𝑟𝑚𝑒𝑎𝑏𝑖𝑙𝑖𝑑𝑎𝑑𝑒𝑠 𝑣𝑒𝑟𝑡𝑖𝑐𝑎𝑙𝑒𝑠
= (2.26)
𝑘ℎ 𝑚𝑒𝑑𝑖𝑎 𝑎𝑟𝑖𝑡𝑚é𝑡𝑖𝑐𝑎 𝑑𝑒 𝑝𝑒𝑟𝑚𝑒𝑎𝑏𝑖𝑙𝑖𝑑𝑎𝑑𝑒𝑠 ℎ𝑜𝑟𝑖𝑧𝑜𝑛𝑡𝑎𝑙𝑒𝑠

El promedio armónico de las permeabilidades verticales se calcula así:

Donde h1, h2, h3, …son los espesores del primer, segundo, tercer, etc. intervalos y
kv1, kv2, kv3, …las permeabilidades verticales del primer, segundo, tercer, etc.,
intervalos.

Tenga en cuenta que cualquier intervalo dentro de una unidad, sin importar cuán
corto sea, que tenga una permeabilidad vertical nula dará como resultado una media
armónica cero; dividir el análisis en unidades de flujo evita este problema. Un
ejemplo se muestra en la Tabla 2.2.
Tabla 2.2 Ejemplo del cálculo de promedio de permeabilidades horizontales y
verticales

Besson (1990) derivó una relación mejorada para pozos inclinados completados
que estaba en excelente acuerdo con Cinco debajo de 75° en formaciones
homogéneas, pero también es válida en cualquier ángulo, excepto horizontal. La
relación de anisotropía (β) se usa en esta relación, y en pozos horizontales:

𝑘ℎ
𝛽=√
𝑘𝑣

4𝑟𝑤 ℎ √𝐿ℎ 2𝛽 √𝛾
𝑆𝑑𝑒𝑣 = ln ( ) + ln ( ) (2.28)
𝐿𝛽𝛾 𝛾𝐿 4𝑟𝑤 1 + 1/𝛾

donde L es la longitud del pozo completada, eso es



𝐿=
cos 𝜃

1 ℎ2 1
𝛾 = √ 2 + 2 (1 − 2 ) (2.29)
𝛽 𝐿 𝛽

Tenga cuidado de no confundir la relación de anisotropía (β) con el coeficiente de


turbulencia en el flujo no Darcy.

Una comparación con la relación Cinco se puede hacer por referencia a la Figura
2.16. Hay divergencia entre Besson y Cinco con formaciones no homogéneas. La
relación de Besson es generalmente preferida.
Figura 2.16 Uso de la relación de Besson para predecir la desviación del factor de
daño.

2.1.3.3. Penetración parcial del daño


Los pozos a menudo se completan parcialmente, aunque esto se aplica más a los
pozos revestidos y perforados donde se reducirá el conificación de agua o gas. Sin
embargo, los completamientos de hoyos abiertos que no penetran en todo el
espesor del yacimiento también tendrán un efecto de penetración parcial en el factor
de daño. El efecto se muestra en la Figura 2.17.

Figura 2.17 Efectos de penetración parcial.


No es estrictamente posible agregar el factor de desviación de daño al daño de
penetración parcial, aunque en una primera aproximación a ángulos modestos e
intervalos cortos, es razonable: los efectos de penetración parcial siempre
aumentan el daño; la desviación siempre disminuye el daño. La combinación de
desviación y penetración parcial a menudo se denomina daño de terminación.
Cinco-Ley et al. (1975) produjo la forma general del daño de terminación para un
completamiento de hoyo abierto, en forma de nomografía. Un método de uso
frecuente es Brons and Marting (1959), que es válido para yacimientos homogéneos
(kv/kh = 1). El enfoque es usar simetría para determinar dónde se producen los
límites verticales de no flujo. Dos parámetros se determinan a partir de la geometría:
𝑏 = 𝐹𝑟𝑎𝑐𝑐𝑖ó𝑛 𝑑𝑒𝑙 𝑒𝑠𝑝𝑒𝑠𝑜𝑟 𝑛𝑒𝑡𝑜 𝑐𝑜𝑚𝑝𝑙𝑒𝑡𝑎𝑑𝑜
𝑝𝑟𝑜𝑦𝑒𝑐𝑐𝑖ó𝑛 𝑑𝑒𝑙 𝑖𝑛𝑡𝑒𝑟𝑣𝑎𝑙𝑜 𝑡𝑜𝑡𝑎𝑙 𝑐𝑜𝑚𝑝𝑙𝑒𝑡𝑎𝑑𝑜 𝑝𝑒𝑟𝑝𝑒𝑛𝑑𝑖𝑐𝑢𝑙𝑎𝑟 𝑎𝑙 𝑦𝑎𝑐𝑖𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜
= (2.29)
𝑛𝑒𝑡 𝑝𝑎𝑦
ℎ 𝑒𝑠𝑝𝑒𝑠𝑜𝑟 𝑑𝑒𝑙 𝑒𝑙𝑒𝑚𝑒𝑛𝑡𝑜 𝑑𝑒 𝑠𝑖𝑚𝑒𝑡𝑟í𝑎
= (2.30)
𝑟𝑤 𝑟𝑎𝑑𝑖𝑜 𝑑𝑒𝑙 𝑝𝑜𝑧𝑜

Los parámetros se pueden usar en la figura 2.18 para determinar el daño.


Figura 2.18 Relación de daño de completamiento parcial de Brons y Martin.

Los ejemplos proporcionados por Brons y Marting demuestran el proceso como se


muestra en la Figura 2.19.

Caso (a) (b) (c)


Parcialmente
Produciendo solo Cinco intervalos
penetrando la
desde el centro abiertos a la
parte superior del
del pozo. producción.
yacimiento.
30 30 30
b = = 0.2 = = 0.2 = = 0.2
150 150 150
ℎ 150 75 15
= = 600 = = 300 = = 60
𝑟𝑤 0.25 0.25 0.25
Factor de daño de
penetración
18 15 9
parcial (Sc) de la
figura 2.18
Figura 2.19 Ejemplo de daño parcial de completamiento.

Si el ejemplo se invierte, es decir, el 80% del intervalo está abierto al flujo en lugar
de solo el 20%, como se muestra en la Figura 2.19, los factores de daño se reducen
a 1.1, 0.9 y 0.5, es decir, dejando intervalos pequeños que no contribuyen a un
efecto marginal en la productividad. La suposición clave aquí es una formación
homogénea. La realidad de las permeabilidades verticales más bajas (a menudo
sustancialmente) que las permeabilidades horizontales significa que los daños
predichos en la Figura 2.18 serán optimistas.
Odeh (1980) produjo una ecuación relativamente simple para determinar el daño
parcial de completamiento (Sc) donde kv/kh es menor que uno:

donde rwc se establece en rw para un intervalo que comienza en la parte superior del
yacimiento o termina en la base. Para otros casos, el radio corregido del pozo (rwc)
se calcula como:

donde zm es la distancia entre la parte superior de la arena y el medio de la apertura


del intervalo. Las dimensiones se muestran en la Figura 2.20.

Figura 2.20 Dimensiones para su inclusión en el modelo de penetración parcial de


Odeh.

Tenga en cuenta que rwc no se acerca a rw ya que la distancia al intervalo superior


(y) se acerca a cero. Odeh recomendó que rw se use directamente en lugar de rwc
donde y era cero. Tenga en cuenta que se puede invocar la simetría para intervalos
que se completan por debajo del centro del yacimiento, es decir, zm/h nunca debe
ser mayor que 0,5.
Como una comparación con el método de Brons y Marting, los tres casos que
consideraron se muestran en la Figura 2.21. El escenario (b) se puede analizar
como una zona en el medio del yacimiento o dos zonas en los bordes superior e
inferior del yacimiento. Del mismo modo, el escenario (c) se ha calculado por
simetría: 10 intervalos iguales de 15 pies. Como tal, ninguno de los cálculos requiere
corrección en el radio del pozo.

Figura 2.21 Ejemplo del efecto de la anisotropía en el factor de daño de penetración


parcial.

Tenga en cuenta el excelente acuerdo con Brons y Martin para kv/kh igual a uno,
pero el daño aumenta a menor kv/kh.

Yildiz (2000) cubrió los efectos de penetración parcial para los pozos verticales con
huecos revestidos y Larsen (2001) extendió el análisis a combinaciones más
complejas a través de un procedimiento de suma. Se considerarán otros modelos
de daño en las secciones sobre perforación y fractura.
2.1.4. Pozos horizontales
Como primera aproximación para pozos horizontales relativamente cortos (cortos
en comparación con las dimensiones del yacimiento), el rendimiento del pozo
horizontal se puede analizar con un factor de daño. Uno de los modelos más
antiguos fue Joshi (1988), donde se obtuvo una solución por analogía con una
fractura de conductividad infinita y se comparó la solución con un modelo 3D
completo. En 1987, reportó 30 pozos horizontales en producción en todo el mundo.
La geometría de un pozo horizontal se muestra en la Figura 2.22.

Figura 2.22 Geometría de pozo horizontal.

Tenga en cuenta que Joshi presentó dos ecuaciones para la influencia de la


anisotropía. El de la ecuación (2.33) se considera más pesimista (en
aproximadamente un 10%) que una solución rigurosa. La ecuación también es
diferente de la original en que el efecto de excentricidad se revirtió inadvertidamente.
Esto fue corregido por Besson (1990). Tenga en cuenta que no se considera la
geometría del yacimiento, ya que se supone que el flujo converge alrededor del
pozo. La longitud del pozo también debe ser mayor que el espesor del yacimiento
(estrictamente L>βh) para que la ecuación sea válida. Un ejemplo usando la
ecuación (2.33) se da en la Figura 2.23. Tenga en cuenta que posicionar el pozo
lejos de la altura media del yacimiento hace poca diferencia. Desde una
perspectiva de productividad, los pozos horizontales son los más adecuados
para yacimientos relativamente delgados con buena permeabilidad vertical.

Figura 2.23 Ejemplo de uso de la relación de Joshi para el factor de daño


horizontal.

Un análisis un poco más preciso (menos pesimista) fue proporcionado por Kuchuk
et al. (1990) y confirmado por Besson (1990). Esta ecuación también es válida para
longitudes de pozo más cortas y yacimientos más gruesos. El reemplazo del término
"a" de Joshi por una aproximación más simple no hace una diferencia apreciable y
podría aplicarse igualmente a la fórmula de Joshi.
Usando los mismos parámetros de ejemplo que antes, se realizó una sensibilidad
en la longitud del pozo horizontal. Los resultados se presentan en la Figura 2.24
como un factor de mejora de la productividad (PIF) sobre un pozo vertical
equivalente completado; un PIF de 1 es el mismo rendimiento que un pozo vertical
completado. En la forma que se muestra en la ecuación (2.34), el factor de daño
puede usarse simplemente en la ecuación convencional de entrada radial siempre
que el radio de drenaje (re) sea más del doble de la longitud del pozo.

Figura 2.24 Factor de mejora de la productividad para un pozo horizontal de


Kuchuk y Goode.

Dado que los pozos horizontales son menos adecuados para los yacimientos con
bajas permeabilidades verticales, una comparación del rendimiento de un pozo
horizontal con un pozo oblicuo totalmente completado se muestra como ejemplos
en la Figura 2.25.
Figura 2.25 Ejemplo de pozo horizontal versus pozo de ángulo alto.

Como se esperaba, a permeabilidades verticales inferiores, un pozo inclinado es


óptimo para la productividad. Claramente, otros problemas entran en juego y un
pozo horizontal se usa a menudo para minimizar las conificaciones (agua o gas). Es
posible tener lo mejor de ambos casos si las capas de formación tienen buzamiento.
Un pozo horizontal en una formación con buzamiento es similar a un pozo inclinado
en una formación horizontal.

La relación de Goode y Wilkinson (1991) extiende la aplicación de la relación de


Kuchuk y Goode a pozos horizontales parcialmente completados. La suposición de
que el pozo es corto en comparación con los límites laterales todavía está en su
lugar junto con la suposición de que el pozo es largo en comparación con el espesor
anisótropico del yacimiento corregido.

Otro modelo de pozo horizontal, comúnmente utilizado en circunstancias similares,


pero aplicable a los pozos excéntricos en la dimensión horizontal es el modelo de
Babu y Odeh (1989). La disposición general del pozo en un área de drenaje casi
rectangular se muestra en la Figura 2.26 junto con las restricciones sobre el uso del
modelo. Todos los límites son límites no fluidos. Estas restricciones no son
excesivamente onerosas, lo que hace que el modelo sea válido para la mayoría de
las aplicaciones generales. Babu y Odeh informan de errores bajos en comparación
con la solución exacta rigurosa (y altamente compleja), con errores que aumentan
a medida que se abordan las limitaciones presentadas. La forma general del modelo
se muestra en la ecuación (2.35).

Figura 2.26 Pozo horizontal en un área de drenaje rectangular para el modelo de


Babu y Odeh.

Las fórmulas presentadas por Babu y Odeh para CH y Sr son funciones complejas
de la geometría, con diferentes fórmulas que se utilizan dependiendo de la longitud
y el ancho del área de drenaje. Sin embargo, no se requieren técnicas onerosas de
solución y el modelo es lo suficientemente fácil para codificar aplicaciones de
software que hacen que su uso sea generalizado. El modelo puede incorporar
anisotropía de permeabilidad en la dimensión horizontal, es decir, la permeabilidad
paralela al pozo es diferente a la permeabilidad horizontal perpendicular al pozo. Un
ejemplo de la aplicación de este modelo se muestra en la Figura 2.27 donde se ha
realizado una sensibilidad a la posición horizontal del pozo.
Figura 2.27 Sensibilidad a la posición del pozo horizontal del modelo de Babu y
Odeh.

2.1.5. Combinando factores de daño


Hasta ahora, los modelos de daño han sido tratados como independientes. Sin
embargo, los diferentes componentes del factor de daño están interrelacionados.
En general, no es posible agregar los componentes del factor de daño. Para la
combinación de daño mecánico con daño de completamiento (desviado,
parcialmente penetrado u horizontal), Pucknell y Clifford (1991) proporcionan un
método simple para combinar los factores de daño. El daño total (St) está dado por:

donde hm es la longitud medida del intervalo completado. Sm, Sa y Sc son los


factores de daño mecánicos, de anisotropía y de completamiento, respectivamente.

El factor de daño de anisotropía está dado por:


donde Ө es el ángulo del agujero - corregido para la formación con buzamiento.

Un ejemplo de la aplicación de este análisis es determinar el efecto del factor daño


mecánico (por ejemplo, daño a la formación relacionado con la perforación) en un
pozo horizontal con una kv/kh de 0,01. Con el ángulo del agujero como 90°, F es
igual a 10; sin embargo, el skin de anisotropía es -1.7. Tanto el skin mecánico como
el skin de anisotropía se multiplican por la relación de grosor a longitud horizontal,
reduciendo así el efecto del daño mecánico para un pozo horizontal largo. En el
ejemplo que se muestra en la Figura 2.24, utilizando el método de Kuchuk y Goode,
se calculó el skin de completamiento. Incorporar un factor de daño mecánico de +9
en el pozo solo agrega 3.6 al factor de daño total si el pozo mide 2000 pies de largo,
pero agrega 36.5 si el pozo tiene solo 200 pies de largo. Los efectos se demuestran
en la Figura 2.28.

Figura 2.28 Combinación de factores de daño en un pozo horizontal.


El impacto reducido del daño de la formación en los pozos horizontales largos puede
ser una sorpresa ya que se informa rutinariamente que los pozos horizontales no
rinden lo suficiente a las altas expectativas que se les imponen. Aunque el daño de
formación mecánico tiene un impacto menor en un pozo horizontal o de alto ángulo,
la anisotropía reducirá parte de esta mitigación. También se puede argumentar que
el daño de la formación es más probable en pozos largos horizontales o inclinados
y es más difícil de eliminar. Esto es probablemente debido a la prevalencia de
completamientos de pozo abierto en estos largos intervalos, tanto como a cualquier
cosa para reducir el alto costo y la dificultad de perforar largos intervalos.

2.2. Técnicas de completamiento a agujero abierto


El término agujero abierto cubre una variedad de técnicas de completamiento:
 Completamientos descalzos - no hay tubulares a través de la cara del
yacimiento.

 Liners preperforados y ranurados previamente.

 Técnicas de control de arena de agujeros abiertos, como pantallas


independientes, paquetes de grava de agujeros abiertos y pantallas
expandibles de agujeros abiertos.

 Muchos de los sistemas multilaterales más simples usan técnicas de


yacimientos de pozo abierto.

Todos los completamientos de agujeros abiertos evitan el costo y la complejidad de


perforar, pero tienen sus propias complicaciones. El control de la arena con orificios
abiertos (y con orificios entubados) se trata en el Capítulo 3. Los sistemas
multilaterales están cubiertos brevemente en la Sección 12.4 (Capítulo 12).

2.2.1. Completamientos descalzos (Barefoot completions)


Los completamientos descalzos son comunes y se pueden aplicar en
formaciones competentes, especialmente calizas y dolomitas naturalmente
fracturadas. Tienen una reputación de "por boy" que es bastante inmerecida ya que
tienen una serie de ventajas más allá de su evidente bajo costo
 Las intervenciones como la profundización y el desvío son más fáciles de
realizar sin equipos como pantallas o revestimientos ranurados que estén en
el camino.
Son especialmente adecuados para técnicas como la perforación rotatoria a
través de tubos (TTRD).
 La técnica se presta naturalmente a pozos multilaterales simples como un
TAML nivel 1 o las ramas de un sistema de nivel 2.

 El cierre de agua y/o gas es difícil en cualquier pozo abierto, pero como una
idea de último momento es posiblemente más fácil en un pozo descalzo que
en un pozo con un revestimiento ranurado. El cierre del agua por medio de
un tapón de puente de orificio abierto respaldado por cemento es una
operación relativamente sencilla.

Las principales desventajas en comparación con el uso de un revestimiento


ranurado son la susceptibilidad al colapso del orificio y la imposibilidad de desplegar
equipo de aislamiento de zonal frontal como empaquetadores de envoltura externos
(ECP) o empaquetadores de elastómero hinchables.