Vous êtes sur la page 1sur 9

Routledge Encyclopedia of Philosophy

historicismo

Thornhill, Christopher

Resumen del artículo

Historicismo, define como 'la afirmación de que la vida y la realidad son solo historia' de Benedetto

Croce ( 1938: 65 ), Se entiende que significa diversas tradiciones del pensamiento historiográfico

que se desarrolló en el siglo XIX, sobre todo en Alemania. El historicismo es una

insistencia en la historicidad de todo el conocimiento y la cognición, y en la segregación radical

de humano a partir de la historia natural. Se pretende que sea una crítica a la normativa, supuestamente anti-

históricos, epistemologías del pensamiento ilustrado, expresamente que la de Kant. la mayor parte

teóricos e historiadores significativos asociados comúnmente con el historicismo son Leopold von

Ranke, Wilhelm Dilthey, JG Droysen, Friedrich Meinecke, Croce y RG Collingwood.

Los principales antecedentes para el desarrollo del historicismo se encuentran en dos cuerpos principales

de trabajo. JG Herder Contornos de una filosofía de la historia del hombre (1784) sostiene contra

la construcción de la historia como progreso lineal, que indica más bien que la historia humana se compone

fundamentalmente de incomparable culturas o totalidades nacionales. GWF Hegel los

Filosofía de la Historia (1826) insiste en la situación histórica de cada individuo

conciencia como un momento particular dentro de la progresión total de toda la historia hacia una

meta final. La fusión desplazamiento de estas ideas es la base de los puntos fuertes

y los problemas de historicismo. Historicismo sigue Herder tanto, en el intento de hacer justicia

a la historia objetiva en su discontinuidad y la singularidad, y Hegel, en el intento de determinar

los patrones generales de la evolución histórica. De hecho, el historicismo puede quizás ser mejor denomina

la filosofía hegeliana de la historia sin una noción que todo lo abarca del progreso.

En lugar de constituir un movimiento intelectual unificada, el historicismo es mejor conocido por su

esquivo. Su calidad heterogénea se puede deducir de la variedad de posiciones críticas tomada

en contra de ella. críticas influyentes del historicismo se han escrito por Friedrich Nietzsche,

Friedrich Rickert, Ernst Troeltsch, Walter Benjamin, Karl Löwith y Karl Popper. Crítico

el compromiso con el historicismo se ha centrado en su supuesto relativismo, su supuesta particularismo,

1
sus supuestas pretensiones de totalidad, su supuesta subjetividad y su presunto objetivismo. Más

debates positivas con el historicismo han influido significativamente en el pensamiento de Martin

Heidegger, Edmund Husserl y Hans-Georg Gadamer.

1. La historicidad y el conocimiento

Durante gran parte del siglo XIX el historicismo fue ampliamente vinculada con el gran historiador,

Ranke, cuya intención fue formulado para describir la historia 'ya que realmente ocurrió'. En esto,

historicismo se mueve cerca a la simple empirismo. Sin embargo, las lecturas posteriores de historicismo tienen

movido sustancialmente lejos de esta concepción.

Karl Heussi ha argumentado en una de las críticas más importantes del historicismo, Die Krisis des

Historismus (La crisis del historicismo) ( 1932 ), Que posee cuatro características principales:

(1) es la escritura histórica y sin análisis cognitivo; (2) que incorpora una creencia escépticos de que

la historia no nos puede llevar a ciertos juicios; (3) que afirma que el conocimiento científico es solamente

posible dentro de sus propios límites; y (4) que intenta alcanzar filosóficas y teológicas

verdades a través de un estudio inmanente de la historia. En contraste, George G. Iggers ( 1969 ) Ha argumentado

historicismo que posee tres características principales: (1) la tendencia a ver el estado-nación

como un fin en sí mismo; (2) una hostilidad a normatividad ético, es decir, la imputación de valor para todos

información histórica; y (3) una hostilidad a conceptualidad en el análisis histórico, es decir, una

énfasis en el medio intuitivo o no racionales de entendimiento. Observaciones similares se han hecho

más positivamente por Friedrich Meinecke en su historicismo ( 1936 ), lo más significativo

defensa del siglo XX del historicismo.

Estas observaciones, a pesar de las distinciones claras, coinciden en sugerir una definición del historicismo

como un cambio radical lejos de la comprensión de la Ilustración de la historia. Todos estos rasgos pueden

ser visto como contrapuntos a los supuestos clave de pensamiento ilustrado: todo para el

identificación de interés personal y nacional, con la moral más alta (ley natural) ya la

fe en las normas universales, tanto éticos como cognitiva (ver Ilustración, Continental ).

2
El vitalista, enfoque interesada que tanto Heussi y Iggers atribuyen al pensamiento historicista

También se deriva de una crítica de la Ilustración. Se basa en los siguientes supuestos: que

la humanidad no tiene naturaleza, sólo la historia: es decir, que la experiencia y el conocimiento están condicionadas

únicamente por la historia; que las leyes que determinan la vida humana no se prescriben de forma natural, sino que son el

productos de contextos históricos específicos; y que el contenido de verdad de la cognición depende

no en la lógica categorial, sino en su carácter situado en, y la atención constante a, la historia.

Esto lleva implícita la sugerencia de que el historiador y el objeto de estudio histórico son

situado en la misma totalidad de la experiencia y la historia compartida. por lo tanto el historicismo reemplaza

epistemología y la normatividad con una noción de compartir, en forma histórica, la experiencia

horizonte, a través del cual se debe procesar todo el conocimiento. A menudo se ha afirmado, no

sin justificación, que esta concepción se presta fácilmente a nacional específicamente

la historiografía, como la totalidad de la experiencia de la historia puede ser reducido fácilmente a nacional

la historia ( Iggers 1969: 272 ).

Estos supuestos se han expresado de diversas maneras. Por ejemplo, JG Droysen ( 1858 ) sostiene

que el historiador y personalidad histórica tanto constituyen totalidades de experiencia, y que

a través de su interacción, el historiador puede reconstruir la totalidad de la personalidad histórica

a través de una comprensión de sobrevivir expresiones y datos. En esta concepción, las normas de

análisis histórico y el valor se derivan de un proceso de crítica inmanente. los

inmanencia de este proceso es subrayada por la asunción de la humana compartida, expresamente

No es natural, la calidad de la historia y el historiador.

El trasfondo vitalista o esencialista en esta historiografía se articula como una hermenéutica

procedimiento por Wilhelm Dilthey (§ 3) en Introducción a las ciencias humanas ( 1883 ). Aquí el

momento de la percepción histórica se llama erlebnis ( experiencia). En este proceso, la tarea de

el historiador es la actualización de la calidad general de una historia particular a través

la comunicación de la experiencia con ella. Para Dilthey, la corriente de la vida ilimitada es objetivado en

todas las personalidades y artefactos históricos, y pueden ser reactivadas por y para el presente

la experiencia y el interés del historiador. por lo tanto el historicismo trata a sus reflexiones como al contexto

ideas incrustadas, constantemente para ser modificados en una síntesis cultural para el historiador. los

vitalista subjetivismo de esta construcción reaparece en Georg Simmel de Los problemas de la

3
Filosofía de la Historia ( 1892 ) (ver Simmel, G. ) Y, en el contexto de Inglés pensado, en RG

Collingwood La idea de la historia ( 1946 ) (ver Collingwood, RG ). Para Collingwood,

la historia y la literatura narrativa tienen cerca de identidad: 'Tanto la novela y la historia son auto-

explicación, la justificación de sí, el producto de una actividad autónoma o auto-ordenador; y en

ambos casos, esta actividad es la imaginación a priori'( Collingwood 1946: 246 ). Collingwood

'Una imaginación priori' o 'nueva promulgación' se hace eco de la idea histórica de Croce, en el cual

la historiografía y la estética también están vinculados: 'Cada historia seria, y cada graves

filosofía, debe ser una historia y una filosofía “para la ocasión”, como dijo Goethe de

auténtica poesía, aunque el motivo de la poesía está en las pasiones, el de la historia en la conducción

de la vida y en la moral' ( Collingwood 1946: 36 ).

Es en esta historización radical de conocimiento que el historicismo ha alcanzado su más duradera

impacto filosófico. En el pensamiento post-historicista de Martin Heidegger y Hans-Georg

Gadamer (§ 3) , Las complejidades analíticas de historicismo se transponen en una ontología de

historicidad en el que los métodos anteriores de verstehen ( comprensión) y erlebnis

(Experiencia) son asimilados en un proceso hermenéutico universales, estructurado en torno

idioma.

2. La totalidad y particularidad

Particularmente en el mundo de habla Inglés, el historicismo es más conocido por diversas críticas

de sus métodos que por su propio carácter. Sin embargo, es notable que las principales críticas a la

Dirección del historicismo en conflicto significativamente ideas de lo que puede significar el historicismo. En efecto,

estas críticas son a menudo articulados a partir de las posiciones se asociaron con el historicismo.

Tal vez el más influyente de todas las críticas del historicismo, Nietzsche Consideraciones intempestivas

( 1876 ) (ver Nietzsche, F. ), Ataca el historicismo como una lectura no selectiva de la objetivación

pasado, que es perjudicial para los impulsos vitales de la presente. Walter Benjamín , en particular

en su 'Tesis sobre la filosofía de la historia' en Luces ( 1940 ), Rechaza historicismo como

mera reproducción de las fuerzas de opresión de la historia homogénea (capitalista). tanto éstos

lecturas ver claramente en el historicismo una forma temprana del empirismo histórico. Ambos, sin embargo,

lanzar su ataque desde dentro de la tradición vitalista del pensamiento historicista.

4
En Die Probleme der Geschichtsphilosophie (los problemas de la filosofía de la historia)

( 1924 ), El neo-kantiana Henrich Rickert condena historicismo como 'nihilismo' por su supuesta

la falta de valores y normas éticas. Karl Löwith, en El significado en la historia ( 1949 ), Denuncia

historicismo como un producto secular de Occidental escatología. Tanto estas críticas atacan

radicalmente diferentes nociones de historicismo. Ambos, sin embargo - Rickert en su intento de fundamentar

hermenéutica histórica, Löwith en su oposición a la historia de la redención - tienen su origen en una

territorio que historicismo, en diversas formas, ya se ha afirmado. Incluso el teólogo Ernst

Troeltsch ( 1922 ), Que propone una lectura de la historia apuntalado por la supremacía de la

iglesia evangélica como contrapunto al relativismo ético en el historicismo, sigue atrapado

dentro de lo que se pretende socavar.

El más famoso crítica al historicismo en la filosofía del siglo XX, Karl Popper los

Miseria del historicismo ( 1957 ), Ataca un constructo de historicismo eclipsado por la

la concepción de que la escritura histórica alemana, Marx de Hegel a través de la década de 1930, ha jurado

a la totalidad (y totalitarismo). Al igual que Löwith, aunque por razones totalmente diferentes, Popper

historicismo vincula con las concepciones teológicas, 'utopista' de la historia. En su crítica, Popper

afirma una teoría de la causalidad histórica que se concentra en la deducción de concreto

los resultados históricos de las condiciones específicas, y no depende de ninguna pretensión de totalización

perspectivas sobre las tendencias históricas o de amplio alcance tendencias experimentales. Más bien, la teoría

los intentos de reintegrar las metodologías de las ciencias humanas y naturales. Esta crítica es

de hecho una reiteración de dos repudios diferentes de historicismo, tanto común en el

siglo XIX, a causa de su supuesta intención totalizadora y su supuesto histórica

relativismo. El argumento de Popper culmina en lo siguiente: 'Deseo defender la vista, por lo

menudo atacado como anticuado por los historicistas, que la historia se caracteriza por su interés en

acontecimientos reales, singulares o específicas, en lugar de en las leyes o generalizaciones ( 1957: 143 ).

Si bien la crítica de Popper sin duda resultó influyente en el mundo de habla Inglés, y

dirigida, sin duda, los problemas generales clave de la historiografía, es difícil ver esta

posición como una investigación exhaustiva en el personaje del historicismo. El análisis de Popper

tiene dos deficiencias fundamentales: (1) se centra en una tradición de totalizadora pensamiento a la que tanto

5
historicismo se opone expresamente; (2) es obligado en un marco de individualizar

empirismo, que ciertas tradiciones de pensamiento historicista siempre han tratado de hacer su

propio. Paradójicamente, Popper condena en el historicismo, precisamente, lo que Nietzsche sugiere como una

alternativa a la misma (ver Popper, K. §4 ).

Esta diversidad tanto en la defensa y crítica al historicismo se puede ver claramente para derivar

de una aporía implícita en el término en sí. El terreno cubierto por el historicismo en su proteica

cambios no sólo evade definición, abarca la tierra de que los antídotos a

historicismo se puede administrar. Sin embargo, es útil para entender esta aporía como

condicionado por el desarrollo general del pensamiento histórico en el siglo XIX.

De hecho, las tensiones y contradicciones en el pensamiento tanto pro- y anti-historicista pueden ser

visto como energías liberadas por la crítica de la Ilustración del siglo XIX. Como

historicismo se articula como un correctivo suelta tanto a la negligencia percibida de la Ilustración

pensado para la vida no racional del sujeto individual ya su manera de tratar esquemática

con especial objetividad, no es de extrañar que el historicismo debe fluctuar entre

(O tratar de reconciliar a) los extremos del particularismo empirista y la totalización

subjetivismo del vitalismo temprana - ambas posiciones tratan de garantizar una perspectiva crítica sobre la

Ilustración. Está dentro de las tensiones de compromiso crítico con la Ilustración que

historicismo puede entenderse mejor, si no se define sintéticamente.

Referencias y lectura adicional

Benjamin, W. (1940) 'Tesis sobre la filosofía de la historia', en Luces,

Londres: Cabo, 1970.

(Recientemente establecido como una obra importante en la filosofía de la historia.)

Collingwood, RG (1946) La idea de la historia, Oxford: Clarendon Press.

(Obra importante en la tradición del historicismo Inglés).

Croce, B. (1938) La historia como la historia de la libertad, Londres: Allen & Unwin, 1941.

(Obra importante en la tradición del historicismo italiano.)

D'Amico, R. (1989) Historicismo y el Conocimiento, Nueva York y Londres:

Routledge.

6
(Excelente para su crítica de Popper).

Dilthey, W. (1883) Introducción a las ciencias humanas, ed. RA y Makkrees

F. Rodi, Princeton, Nueva Jersey, y Oxford: Princeton University Press, 1989.

(Trabajo seminal en la tradición del historicismo filosófico; hace que los vínculos con

hermenéutica.)

Droysen, JG (1858) Historik: Vorlesungen über Enciclopedia und

Methodologie der Geschichte ( Historics: Conferencias sobre el enciclopedismo y la

Metodología de la Historia), Múnich: Oldenbourg.

(Historicismo liberal; estrechamente asociado con principios de parlamentarismo alemán).

Engel-Jánosi, F. (1944) El crecimiento del historicismo alemán, Johns Hopkins

Los estudios universitarios en ciencias históricas y políticas, serie 62, no. 2, Baltimore,

MD: Johns Hopkins University Press.

(Un resumen claro.)

Gumley, JE (1989) Historia y Totalidad: historicismo radical de Hegel a

Foucault, Londres y Nueva York: Routledge.

(Interesante escrutinio del historicismo emancipadora; impreciso en la definición de

historicismo.)

Hegel, GWF (1826) Lecciones sobre la filosofía de la historia del mundo, Cambridge:

Cambridge University Press, 1975.

(Historia Elabora como teleología dialéctica, el trabajo más débil de un gran filósofo.)

Herder, JG (1784) Contornos de una filosofía de la historia del hombre, Londres:

Johnson, 1800.

(Obra fundamental de la filosofía pre-hegeliana de la historia, especialmente influyente en

Del siglo XIX la teoría nacional).

Heussi, K. (1932) Die Krisis des Historismus ( La crisis del historicismo),

Tübingen: Mohr.

(Influyente crítica; no disponible en la traducción.)

Iggers, GG (1969) La concepción alemana de la historia: la tradición nacional

del pensamiento histórico de Herder hasta la actualidad, Middletown, CT: Wesleyan

Prensa de la Universidad.

7
(Crítica indispensable, aunque más bien débil en las dimensiones emancipatorias a

historicismo.)

Löwith, K. (1949) Significado e historia: las implicaciones teológicas de la

Filosofía de la Historia, Chicago, IL: Chicago University Press.

(Trabajo excepcional y original de la filosofía crítica.)

Meinecke, F. (1936) Historicismo: el surgimiento de una nueva perspectiva histórica, Londres:

Routledge, 1972.

(La más extensa defensa de historicismo que se ha escrito.)

Nietzsche, F. (1876) Consideraciones intempestivas, Cambridge: Cambridge University

Press, 1983.

(La más famosa de todas las críticas del historicismo; critica historicismo como el debilitamiento

de la presente).

Popper, K. (1957) La miseria del historicismo, Londres: Routledge.

(Enorme influencia, pero teóricamente mal informado lectura del historicismo.)

Reill, PH (1975) La Ilustración alemana y el ascenso del historicismo,

Berkeley y Los Ángeles, CA, y Londres: University of California Press.

(Iluminando encuesta de primeros escritos historicistas.)

Rickert, H. (1924) Die Probleme der Geschichtsphilosophie ( Los problemas de la

Histórica Filosofía), Heidelberg: Winter.

(Teoría neo-kantiana de la formación de conceptos, aplicada a la historia.)

Schnädelbach, H. (1974) Geschichtsphilosophie nach Hegel: Die Probleme des

Historismus ( Después histórica Filosofía Hegel: Los Problemas del historicismo),

Friburgo y Munich: Karl Alber.

(Excelente análisis de la evolución de la historiografía del siglo XIX).

Simmel, G. (1892) Los problemas de la filosofía de la historia: Un

Ensayo epistemológica, Nueva York: Free Press, 1977.

(Trabajo relativamente menor de un gran sociólogo).

Troeltsch, E. (1922) Der Historismus und seine Probleme ( Historicismo y su

Problemas), Tübingen: Mohr.

8
(Cuenta laborioso mayoría de historicismo. Extremadamente iluminando ejemplificación

de las dificultades experimentadas por los pensadores de principios del siglo XX en sus intentos de

superar historicismo; no está disponible en Inglés).