Vous êtes sur la page 1sur 9

UNIVERSIDAD NACIONAL DE INGENIERÍA

FACULTAD DE INGENIERÍA INDUSTRIAL Y SISTEMAS

FISICA-I

“ELABORACIÓN DE PREGUNTAS DE CLASE”

Temperatura y calor – Parte I

CURSO: FÍSICA I

PROFESOR: Mg. PERCY CAÑOTE FAJARDO

ALUMNO: ROBERTO SEBASTIÁN CASTILLO PERALTA 20170225H

LIMA - PERÚ
2018
¿Cómo influye el comportamiento anómalo del agua en la
cadena evolutiva?
El agua, en el intervalo de temperaturas de 0 °C a 4 °C, se contrae al aumentar la temperatura. En
este intervalo, su coeficiente de expansión es negativo. Por arriba de 4 °C, el agua se expande al
calentarse (figura 17.12). Por lo tanto, el agua tiene su mayor densidad a 4 °C. El agua también se
expande al congelarse, lo cual explica por qué se forman jorobas en el centro de los compartimentos
de una charola para cubitos de hielo. En cambio, la mayoría de los materiales se contraen al
congelarse. Este comportamiento anómalo del agua tiene un efecto importante sobre la vida vegetal
y animal en los lagos. Un lago se enfría de la superficie hacia abajo; por arriba de los 4 °C, el agua
enfriada en la superficie se hunde por su mayor densidad; sin embargo, cuando la temperatura
superficial baja de 4 °C, el agua cerca de la superficie es menos densa que la de abajo, que es más
caliente. Por lo tanto, el flujo hacia abajo cesa y el agua cerca de la superficie sigue siendo más fría
que en el fondo. Al congelarse la superficie, el hielo flota porque es menos denso que el agua. El
agua en el fondo sigue a 4 °C hasta que casi todo el lago se congela. Si el agua se comportara
como la mayoría de las sustancias, contrayéndose continuamente al enfriarse y congelarse, los
lagos se helarían de abajo hacia arriba. La circulación por diferencias de densidad haría subir
continuamente el agua más caliente para un enfriamiento más eficiente, y los lagos se congelarían
por completo con mucha mayor facilidad. Esto destruiría todas las plantas y animales que no
resisten el congelamiento. Si el agua no tuviera esta propiedad especial, la evolución de la vida
habría seguido un curso muy diferente.

¿Conoce la energía fotovoltaica?


En la actualidad las energías más usadas son las energías no renovables, aquellas que provienen
de los recursos del planeta que van a terminar por extinguirse. Los recursos fósiles como el carbón,
el gas natural o el petróleo son las principales fuentes de energía que usa el ser humano. Sin
embargo, existen otro tipo de energías que cada vez están ganando más terreno. A continuación
hablamos sobre la energía solar fotovoltaica: qué es, cómo se genera y qué usos y aplicaciones
tiene.
La energía solar es aquella que aprovecha la radiación de las partículas de luz de sol para producir
energía. Se trata de una fuente de energía totalmente limpia, que no necesita del uso de reacciones
químicas ni provoca ningún tipo de residuos. Además, se trata de una energía renovable, esto es,
la energía del sol va a estar presente eternamente, o al menos, durante todavía mucho miles de
millones de años. En definitiva, se trata de una energía limpia, sostenible y renovable.

¿Cómo se genera la energía fotovoltaica?


La energía solar fotovoltaica se basa en el principio de que la energía contenida en las partículas
de luz (los fotones) puede ser convertida en electricidad. Esto se logra a través del denominado
proceso de conversión fotovoltaica. La conversión directa de energía solar en electricidad se realiza
a través de un material semiconductor ( silicio, por ejemplo). No requiere partes móviles ,
combustible ni ruido. El elemento básico es la célula fotovoltaica : expuesta a la luz , absorbe la
energía de los fotones de luz. Estos ponen en movimiento electrones que son atrapados por un
campo eléctrico interno. Los electrones recogidos en la superficie de la celda generan una corriente
eléctrica continua. El voltaje de salida de una célula fotovoltaica es bajo (0.6 V). Esta es la razón
por la cual las células se colocan en series eléctricas, luego se encapsulan entre una placa de vidrio
en la parte delantera y otro material a prueba de humedad en la parte posterior. Por lo tanto, forman
un módulo fotovoltaico (producto que está disponible comercialmente). De acuerdo con las
tecnologías y el tipo de uso que se hace de él, este módulo tiene un área de superficie de 0.1 m²
(10 W) a 1 m² (100 W), valores indicativos promedio, y declina voltajes de 12 V, 24 V o 48 V
dependiendo de la aplicación .

A grandes rasgos podemos resumir que lo que ocurre es que, mediante la utilización de un
dispositivo especialmente diseñado a tal efecto, se obtiene electricidad gracias al efecto fotoeléctrico
de la luz solar. Generalmente estos dispositivos consisten en una lámina metálica semiconductora
que recibe el nombre de célula fotovoltaica. Otra variante es una deposición de ciertos metales
sobre un sustrato o capa fina. Recientemente ha habita también grandes avances en la elaboración
de dispositivos orgánicos. Como resultado de este proceso de conversión fotovoltaica, se obtiene
energía a bajas tensiones (entre 380 y 800 V) y en corriente continua. Posteriormente se utiliza un
inversor para se transformarlo en corriente alterna. Los aparatos donde se encuentran estas células
fotovoltaicas se denominan paneles solares y, para uso personal o familiar, suelen tener un precio
que ronda los 7.000 euros. Además, estas instalaciones tienen la ventaja de que no necesitan de
un gran mantenimiento. Eso sí, deben ser instaladas en el lugar correcto (donde haya muchas horas
de sol) y con la colocación y orientación adecuadas.La electricidad producida está disponible en
forma de electricidad directa o almacenada en baterías (energía eléctrica descentralizada) o
electricidad inyectada en la red.El rendimiento de una instalación fotovoltaica depende de la
orientación de los paneles solares y las áreas de sol en las que se encuentre.
Aplicaciones de la energía fotovoltaica
En aplicaciones agrícolas, la energía solar fotovoltaica se utiliza para impulsar las bombas para
proporcionar agua en el riego del ganado.
La energía luminosa también se usa en granjas. A menudo, las granjas están lejos de las líneas de
distribución de energía. Los paneles fotovoltaicos permiten que estos casos sean eléctricos
(motores de iluminación, tijeras, etc.).
En algunas granjas, la energía fotovoltaica se utiliza para el ordeño y los sistemas de refrigeración
de la leche. Incluso estos sistemas son prácticos para la electrificación de vallas.
Una de las aplicaciones más importantes en la agricultura son las bombas de agua de
accionamiento directo. Esta aplicación destaca su facilidad de instalación, sin mantenimiento y total
automatización. Estos sistemas consisten en un campo de paneles fotovoltaicos, un dispositivo
electrónico y todo el sistema de sensores y control de bombeo.
Otra aplicación importante en la agricultura ha sido el control de la electrificación y las válvulas de
solenoide de riego. Esta electrificación ha permitido una mejor distribución y ahorro de agua,
principalmente sobre la base de sistemas de riego por goteo o de baja presión.

¿Qué fuentes de energía renovables conoce?


Las fuentes de energías renovables son aquellas que se obtienen de fuentes naturales
inagotables a escala humana. Esto puede deberse a dos causas, o bien el recurso
dispone de una cantidad de energía ilimitada (el Sol, el viento, etc.) o bien porque el
recurso tiene la capacidad de regenerarse de manera natural (las mareas, olas, materia
forestal, etc.). Las 7 principales fuentes de energía renovable se resumen a continuación:

1. Energía Solar
La energía solar es la más conocida de las energías renovables debido a su mayor
visibilidad. Hay diferentes maneras de aprovechar la radiación solar para generar energía,
esto hace que existan varios tipos de energía solar, entre los que destacan 3, la energía
solar fotovoltaica que convierte la energía del Sol en electricidad, la energía solar térmica
que la convierte en calor y la energía termosolar o solar termoeléctrica que también
produce electricidad. Para cada uno de estos tipos existen aplicaciones muy
diferenciadas, desde el calentamiento del agua para la energía solar térmica hasta el
consumo de electricidad en edificios para la energía solar fotovoltaica.

2. Energía Eólica
Otra de las fuentes de energía renovable
que son muy visibles es la energía eólica
generada mediante aerogeneradores o
molinos de viento. Existen de muy diversos
tamaños. Es posible encontrar
aerogeneradores desde unos pocos kW de
potencia hasta otros que tienen MW de
potencia.

3. Energía Hidráulica
La energía hidráulica aprovecha los saltos de agua para obtener electricidad. Es la más
extendida de las fuentes de energía renovable, ya que está presente en todos los países
desarrollados del mundo. Para generar esta energía renovable se pueden construir
presas artificialmente o aprovechar accidentes geográficos naturales para obtener energía
hidroeléctrica. En algunos emplazamientos existen centrales minihidráulicas situadas en
ríos que aprovechan pequeños saltos de agua para generar electricidad mediante turbinas
para pequeñas o medianas industrias.

4. Energías Marinas
Las energías marinas u oceánicas, se concentran en obtener la energía que lleva el agua.
Dependiendo de la forma del agua, tendremos diferentes tipos y formas de obtener la
energía. Si se obtiene de las olas, tenemos la energía undimotriz u olamotriz. Si se
obtiene de la diferencia térmica existente en el agua, tenemos la energía maremotérmica
o de gradiente térmico (OTEC). Si se obtiene de la diferencia en la concentración de sal,
tenemos la energía de potencia osmótica y por último también se pueden aprovechar las
corrientes de agua para generar la energía de corrientes marinas.

5. Energía Mareomotriz
La energía mareomotriz puede ser considerada también como una energía marina, pero
debido a su especial importancia en muchas ocasiones se considera de forma separada.
La energía Mareomotriz o energía de las mareas aprovecha el movimiento que se
produce en el agua debido a la bajamar y a la pleamar para generar electricidad. Se trata
de una fuente de energía renovable bien conocida en algunas partes del mundo (por
ejemplo en Francia, Canadá o Corea del Sur) donde las mareas son muy importantes y se
pueden generar enormes cantidades de electricidad gracias a la energía mareomotriz.

6. Energía Geotérmica
La energía geotérmica es una de las energías renovables menos conocidas. Aprovecha el
calor interno de la Tierra para generar electricidad y/o calor, dependiendo del tipo de
instalación. Tradicionalmente ha sido utilizada desde los tiempos de los romanos
mediante el aprovechamiento de las fuentes termales naturales. Hay algunos países
como Islandia donde está energía tiene una gran relevancia. Se puede clasificar según la
temperatura de la corteza de la Tierra y puede variar entre geotérmica de muy baja
temperatura (entre 20C y 50C) hasta geotérmica de muy alta temperatura (entre 150C y
400C).

7. Bioenergía
La bioenergía es un tipo de energía renovable procedente del aprovechamiento de la
materia orgánica, de residuos de plantas, personas o animales. Dependiendo del origen
de la bioenergía existen varios tipos, como el biogás, procedente del tratamiento de
residuos orgánicos animales o la biomasa que se obtiene del procesamiento de materia
orgánica, mayoritariamente agrícola o forestal. El biodiesel o los biocarburantes se
consigue después de procesar aceites vegetales o grasas animales.