Vous êtes sur la page 1sur 21

TEXTO DESCRIPTIVO

El texto descriptivo, oral o escrito, es aquel que describe algún tema, también se
puede decir que es una de las cuatro modalidades textuales fundamentales y
consiste en representar con palabras el aspecto o apariencia de una persona,
animal, objeto, paisaje, lugar, etc.

Tipología

La descripción puede ser: subjetiva o literaria, estática, dinámica u objetiva y


técnica.

Es objetiva cuando se atiene a la realidad de lo que se representa y se realiza


de una manera impersonal o según un punto de vista general e inespecífico.

Es subjetiva cuando se escoge una visión o punto de vista personal y concreto


para hacerla, seleccionando los rasgos que más se ajustan a él, interviniendo los
pensamientos y sentimientos de quien describe.

Para la descripción técnica es importante que sea objetiva y para


la descripción literaria es más corriente la segunda. Ello se debe a que la
objetividad científica exige en el primer caso que la información no sea
distorsionada; no se pretende agradar (se usa un lenguaje frío y repetitivo) y
utiliza tecnicismos y términos monosémicos. En la descripción literaria se da lo
opuesto: prima la subjetividad del autor y el uso de palabras con la función
estética de agradar, por lo que el lenguaje tiene cierto ritmo y cierto ornato o
barniz retórico.

Descripción estática es la que se refiere a objetos, lugares o situaciones que


no presentan cambios y en ella predominan los verbos de estado: ser, estar.

Descripción dinámica es la referida a procesos, en estos casos predominan los


verbos referidos a movimientos: alejarse, reducirse, moverse, acercarse.
Géneros literarios

Géneros literarios menores que la utilizan son la ecfrasis (descripción de una


escena representada en un objeto artístico: un friso, un bajorrelieve, un cuadro),
la hipotiposis (descripción muy vívida y visual de algo como si se tuviera delante),
la prosopografía (descripción física de una persona), la etopeya (descripción de
las cualidades morales y psicológicas y de las costumbres de una persona), el
retrato (combinación de prosopografía y etopeya), el autorretrato (retrato de sí
mismo que realiza el propio autor), la caricatura (prosopografía que deforma o
exagera los rasgos de la persona con intención cómica o burlesca), el paisaje
(descripción de un panorama), la topografía (descripción física de los accidentes
geográficos de un lugar), la memoria (descripción de cómo se han preparado y
realizado unas actividades concretas y una propuesta de mejora para otra vez),
etcétera. En el diario suelen describirse los hechos a los que uno ha asistido. En
la poesía lírica se suelen también describir sentimientos y vivencias y para todos.

Rasgos lingüísticos

Los rasgos lingüísticos de que suele hacer gala el texto descriptivo son los
siguientes:

1. Dominan las oraciones enunciativas y atributivas: "Era un hombre alto y


cetrino. Parecía amargado".

2. Abundancia de sustantivos o sintagmas nominales, aposiciones, adjetivos o


construcciones equivalentes (sintagmas adjetivos, construcciones
preposicionales, proposiciones subordinadas adjetivas): "El arbusto del laurel es
de un verde muy oscuro y de hojarasca bastante densa; las hojas son
persistentes, simples y lanceoladas. En su tronco, que es el soporte del árbol, se
aprecian varias partes".

3. Los tiempos dominantes son el presente o el pretérito imperfecto de indicativo,


por la ausencia del paso del tiempo: "La porcelana es un material cerámico
producido de forma artesanal o industrial y tradicionalmente blanco, compacto,
frágil, duro, translúcido, impermeable, resonante, de baja elasticidad y altamente
resistente al ataque químico y al choque térmico, y se utiliza para fabricar los
diversos componentes de las vajillas (excluyendo la cubertería) y para jarrones,
lámparas, esculturas y elementos ornamentales y decorativos". "Era una
persona encerrada en sí misma, que solía pasear sola por el parque".

4. Uso de complementos circunstanciales de lugar, tiempo y modo, para situar lo


descrito y el orden: "A lo lejos se distinguen nítidamente las cumbres de los
Pirineos; por la tarde, apenas se aprecian sus contornos".

5. Se usan verbos de naturaleza, estado o pertenencia: "El llamado lince africano


(Caracal caracal), es un mamífero que pertenece al género felino y habita en
África y gran parte de Asia Central y Occidental"

6. Uso de enumeraciones, comparaciones, metáforas y personificaciones.

7. Predominio de elementos espaciales o relacionados con el espacio como


elemento estructurador. Abundantes adverbios y conectores espaciales,
especialmente deícticos y anafóricos.

Para la descripción objetiva, que suele ser científica y especializada, suele


usarse la 3.ª persona y adjetivos especificativos y descriptivos, y el uso de
adjetivos, presente atemporal y tecnicismos.

Para la descripción subjetiva, que suele ser literaria, la 1.ª Persona y oraciones
exclamativas, así como el uso de adjetivos valorativos y recursos expresivos.
TEXTO ARGUMENTATIVO

El texto argumentativo tiene como objetivo primordial "atacar" o defender una


opinión mediante justificaciones o razones con el fin de persuadir o convencer al
receptor.

La argumentación no suele darse en estado puro y suele combinarse con la


exposición. Mientras la exposición se limita a mostrar, la argumentación intenta
demostrar, convencer o cambiar ideas. Por ello, en un texto argumentativo,
además de la función apelativa presente en el desarrollo de los argumentos,
aparece la función referencial, en la parte en la que se expone la tesis.

Un texto argumentativo escrito presenta los argumentos (a favor y en contra) con


relación a una situación que se ve como problemática. Si es escrito para un
ámbito académico como la universidad debe ser coherente, cohesivo y lógico.

La argumentación se utiliza en una amplia variedad de textos, especialmente en


los científicos, filosóficos, en el ensayo literario, en la oratoria política y judicial,
en los textos periodísticos de opinión y en algunos mensajes publicitarios. En la
lengua oral, además de aparecer con frecuencia en la conversación cotidiana
(aunque con poca cotidianidad), es la forma dominante en los debates, coloquios
o mesas redondas.

Los textos argumentativos son aquellos en los que el emisor tiene como intención
comunicativa prioritaria la de ofrecer su visión subjetiva sobre un determinado
tema. En tanto que argumentar es, por definición, un procedimiento persuasivo,
aparte de toda la información que a través de estos textos se pueda proporcionar
(lo que implica que casi siempre haya también exposición), existe implícitamente
en ellos también la intención de convencer al receptor acerca de lo que se está
diciendo.

El texto argumentativo requiere dos partes fundamentales para conformarse:

 Una tesis inicial, que pretende demostrarse con argumentos o


fundamentos;
 y una conclusión o síntesis que ya ha sido desarrollada.
Tipos de argumentos según razonamiento

Razonamiento por la analogía. Si se establece una semejanza entre dos


conceptos, seres o cosas diferentes. Se deduce que lo que es válido para uno
es válido para el otro.

Ejemplo: Daniela y Diego son estudiantes con capacidades similares. Daniela


obtiene bajas calificaciones de cualquier índole. Tesis: Diego tampoco obtiene
altas calificaciones.

Razonamiento por generalización. A partir de varios casos similares, se


genera una tesis común, que es aplicada a un nuevo caso del mismo tipo.

Ejemplo: Pablo Neruda, Vicente Huidobro y Gabriela Mistral son excelentes


poetas. Todos ellos son chilenos. Tesis: Los poetas chilenos son excelentes.

Razonamiento por signos o sintomáticos. Se utilizan indicios o señales para


establecer la existencia de un fenómeno.

Ejemplo: A María ya no le interesan las fiestas, pasa mucho tiempo en su casa,


lee muchas novelas de amor. Tesis: María está enamorada.

Razonamiento por causa. Se establece una conexión causal entre dos hechos
que fundamentan la tesis.

Ejemplo: La carne de ballena es muy codiciada. Las ballenas fueron cazadas


indiscriminadamente y, a pesar de la existencia de leyes de protección, todavía
se las caza. Tesis: Las ballenas están en peligro de extinción.

Argumentos emotivos-afectivos

Se dirige a los sentimientos del auditorio, especialmente a sus dudas, deseos y


temores con el fin de conmover y provocar una reacción de simpatía o rechazo.

 Uso del criterio de autoridad. Se alude a la opinión de expertos en el


tema o personajes consagrados para sustentar la tesis.

 Argumentos por lo concreto. Se emplean en ejemplos familiares a los


oyentes porque les afecta directamente.
 Confianza del emisor. Se apela a la confianza que inspira el mismo
emisor y a la credibilidad que se le debe.

 Argumento-eslogan. Es una frase hecha que se repite constantemente


y resume un tema o invita a creer en lo que se dice.

 Recursos de la fama. Corresponde a la utilización de la imagen pública


o palabra de un personaje bien valorado socialmente.

 Fetichismo de masas. Se sustenta en la idea de que la mayoría elige lo


correcto o tiene la opinión.

 Cita de autoridad. Es el recurso a partir del cual se introducen en el texto


las palabras de otro que generalmente es entendido o competente en el
tema del cual trata el texto. Generalmente van entre " " (comillas).

 Cita textual a la hipótesis. Dichas palabras serían refutadas o contra


argumentadas posteriormente.

 Ejemplificación. Es el recurso a partir del cual se da un caso concreto y


específico sobre el tema tratado en el texto con el objetivo de explicar o
ilustrar lo que se quiere decir.

 Generalización. Es el recurso a partir del cual se habla de manera global


con respecto a determinada característica.

 Enumeración. Es el recurso por el cual se dan varios hechos, adjetivos,


sustantivos, etc., a enumerar.

 Oposición. Es el recurso por el cual se oponen dos o más antónimos.

 Argumentativo/retórico. Es parecida a la oposición, es el recurso por el


cual se diferencian dos sinónimos.

 Reformulación. Es el recurso por el cual se vuelve a explicar la idea


utilizando otras palabras.

1) El argumento analógico: Es aquel que establece paralelismos entre lo


argumentado y otro hecho, una forma de aclaración que facilita su comprensión
por parte de los destinatarios. Este tipo de argumento se basa en la relación de
semejanza entre dos hechos.
2) El argumento mediante ejemplos: Casos particulares como anécdotas,
cuentos, metáforas, citas literarias, etc., se utilizan para extraer una regla
general.

3) El argumento de autoridad: Se fundamenta en el respeto que a todo merece


una persona de prestigio social o intelectual que ha opinado sobre el tema objeto
de nuestra argumentación. Existen varias formas de expresar los argumentos de
autoridad, de forma directa (cuando la persona citada trató precisamente ese
tema) o de forma indirecta o por analogía (la opinión empleada no se
corresponde exactamente con el tema tratado, pero apoya el problema que
planteamos).

4) El argumento de presunción: Apoya en ideas que están vinculadas al


principio de verosimilitud.

5) El argumento de probabilidades: Apoya en datos estadísticos o en el cálculo


de probabilidades, y su importancia proviene de estar sustentado sobre bases
reales (carácter empírico del argumento).

6) El argumento emotivo-afectivo: Se dirige a los sentimientos del auditorio,


especialmente a sus dudas, deseos y temores con el fin de conmover y provocar
una reacción de simpatía o rechazo.

7) Los argumentos por lo concreto: Se emplean ejemplos familiares a los


oyentes porque les afecta directamente.

8) El argumento-eslogan: Es una frase hecha que se repite constantemente y


resume un tema o invita a creer en lo que se dice.
TEXTO EXPRESIVO

Un texto expresivo es aquel cuya principal intención es comunicar los


sentimientos, deseos y pensamientos del hablante. Su función está orientada al
emisor del mensaje.

Pueden ser llamados también textos expresivos o textos sintomáticos. Además,


dicha función expresiva está no solo en el lenguaje escrito, sino también en el
oral.

Según una clasificación funcional del acto comunicativo, existen diferentes


intenciones al momento de iniciar una comunicación.

En cualquier texto pueden encontrarse varias funciones superpuestas. Sin


embargo, siempre una de estas es la predominante.

Por ejemplo, en un texto referencial o informativo todos los enunciados están


orientados hacia el contexto de la comunicación. Este es quizá el caso más
usual.

Por el contrario, si el texto tiene una preocupación por el mensaje, por lo que se
está diciendo y por cómo se está diciendo, puede que sea un texto poético.

Al analizar cualquier edición de un periódico se encontrarán muchísimos textos


informativos.

Sin embargo, los artículos de la sección de opinión o las entrevistas pueden ser
considerados textos expresivos.

La principal característica de los textos expresivos es que son subjetivos. Por


esta razón no se puede afirmar que un enunciado sea verdadero o falso, porque
se hace referencia a una opinión o un sentimiento que está íntimamente
asociado con el autor.

En este sentido, este tipo de textos se valen de una serie de técnicas y recursos
para comunicar las ideas del emisor.
Las 5 características principales de los textos expresivos

 Predomina la primera persona

Ya que la principal intención de los textos expresivos es comunicar información


subjetiva del emisor, la mayoría de los enunciados se construyen con base en la
primera persona singular o plural.

No obstante, también se pueden elaborar oraciones con sujetos ambiguos o


indeterminados.

Ejemplos:

– Tengo mucha hambre

– ¡Qué bonito amanecer!

 Uso de expresiones exclamativas

Como los textos expresivos intentan expresar emociones y sentimientos, es


bastante común el uso de expresiones exclamativas.

Este tipo de expresiones se usa para comunicar algún estado anímico. Se


reconocen en el lenguaje oral por la entonación del hablante, y en el escrito se
perciben a través de la inclusión de los signos de exclamación.

También se pueden incluir en este tipo de oraciones otras estructuras como las
interjecciones, ya que dependen del estado de ánimo del hablante.

Ejemplos:

– ¡Estoy muy feliz de estar acá!

– ¡Caramba, hace mucho frío!

– ¡Ay, cómo me duele!


 Uso de adjetivos calificativos

Los adjetivos calificativos sirven para determinar una cualidad de cualquier


sustantivo. Su principal función es describir.

En los textos expresivos abundan ese tipo de estructuras porque permiten emitir
juicios de valor sobre cualquier cosa o situación, y así comunicar las opiniones
del emisor.

Ejemplos:

– Esa mujer es muy bella.

– Me parece que el lugar está sucio.

 Uso de expresiones enfáticas

Como los textos expresivos son fundamentalmente subjetivos, es usual que


utilicen expresiones que resalten ciertos elementos.

Por eso no es raro encontrar superlativos y diminutivos que sirven para enfatizar
algún aspecto en particular.

Ejemplos:

– Anoche dormí malísimo.

– El libro me pareció cortito.

 Uso de lenguaje metafórico

La subjetividad del texto expresivo también permite que se puedan hacer símiles
y metáforas.

Este tipo de recursos se utiliza para comparar dos cosas a través de una mirada
o experiencia personal.

Ejemplos:

– Sus ojos eran como el cielo sin nubes.

– Él come como su padre y como su padre duerme.


TEXTO NARRATIVO

El conjunto coherente de enunciados que forma una unidad de sentido y que


tiene intención comunicativa se conoce como texto. El acto de narrar, por otra
parte, hace referencia a contar o referir una historia, tanto verídica como ficticia.

Puede decirse, por lo tanto, que el texto narrativo es aquel que incluye el relato
de acontecimientos que se desarrollan en un lugar a lo largo de un determinado
espacio temporal. Dicho relato incluye la participación de diversos personajes,
que pueden ser reales o imaginarios.

La narración está compuesta por una sucesión de hechos. En el caso de la


narración literaria, inevitablemente configura un mundo de ficción, más allá de
que los hechos narrados estén basados en la realidad. Esto sucede ya que el
autor no puede abstraerse de incluir elementos de su propia invención o de
matizar lo sucedido en el plano de lo real.

A nivel general, la estructura del texto narrativo está formada por una
introducción (que permite plantear la situación inicial del texto), un nudo (donde
surge el tema principal del texto) y un desenlace (el espacio donde se resuelve
el conflicto del nudo).

Además de lo expuesto tendríamos que subrayar la existencia de dos tipos de


estructuras. Por un lado, estaría la externa, que es la que se encarga de
organizar la historia a través de capítulos, secuencias,…Por otro lado, nos
toparíamos con la interna que es la que gira en torno al orden de los
acontecimientos que van teniendo lugar.

Esto supone, por tanto, que la citada estructura pueda ser lineal o cronológica;
en flash-back, volviéndose al pasado; in media res, empezando en mitad de la
historia; o también en flash-foward, anticipando cuestiones del futuro.

No menos importante a la hora de analizar un texto narrativo es dejar patente


que en el mismo se hace fundamental la figura del narrador, que es quien nos
cuenta la historia en sí al lector. Aquel puede aparecer en primera persona, en
segunda persona o en tercera persona, también llamado omnisciente.
Además de todo lo expuesto hay que subrayar que en todo texto narrativo existen
dos tipos de personajes: los principales y los secundarios. Tanto unos como otros
pueden expresarse en el relato en estilo directo, reproduciendo textualmente sus
palabras, o bien de forma indirecta. Pero también es cierto que esta misma
manifestación la pueden hacer a través de monólogos o incluso de forma
indirecta libre.

Otros elementos también imprescindibles que tiene que tener el texto que nos
ocupa son el espacio, el lugar donde se desarrolla la historia, y el tiempo. Este
último es de dos tipos: externo, es la época en la que se sitúa aquella, e interno,
el periodo de días, meses o años que duran los acontecimientos.

Dentro del texto narrativo pueden distinguirse entre los elementos internos (el
narrador, el espacio, el tiempo) y los elementos externos (como los capítulos, las
secuencias y los distintos fragmentos que pueden conformar el todo de la obra).

Entre los distintos tipos de textos narrativos, por último, se pueden mencionar al
cuento (la narración breve de ficción), la novela (que tiene una mayor
complejidad y extensión que el cuento) y la crónica (que relata hechos reales).

Características del texto narrativo

Origen

El origen de los textos narrativos es que estos provienen de la tradición oral. No


obstante se considera a este género como dentro de la clasificación moderna,
esto es, que no aparecen dentro de la clasificación literaria tradicional por ser,
justamente, de origen oral.

Con el paso de los años, el mismo género se ha volcado hacia la escritura y,


aunque se utiliza actualmente el mismo de manera oral, tiene una base para la
transmisión que es escrita.
Objetivo

El objetivo principal de los textos narrativos es contar una historia, informar o


entretener. Se caracteriza por la presencia de un narrador que, en mayor o
menor modo se involucrará en el relato. La finalidad del texto narrativo es contar
a un hecho de algún modo. En síntesis, tiene como función contar algo ya sea
real o ficticio.

Estilo y modos

El estilo que se encuentra en los textos narrativos es propio del escritor, es decir,
en casi todo texto narrativo se puede ver el modo en que el escritor relata, la
forma de contar aquello que está narrando y el lenguaje que éste utiliza. Se sirve
de la utilización de todo el lenguaje que el escritor posea.

Por esta razón este es un tipo de texto muy utilizado en la literatura, dando lugar
a los diferentes estilos de literatura narrativa. Asimismo, estos textos se escriben
mayoritariamente en prosa pero también permiten su redacción en verso.
Además el mismo puede ser oral o escrito.

Estructura interna

Los textos literarios presentan siempre 3 partes. Estas son:

 Introducción, apertura o planteamiento. Se presentan a los personajes y


el estilo de redacción. Se da una aproximación sobre las características
del lugar donde transcurrirá el texto así como también se expresan los
conflictos que les suceden a los personajes. Generalmente es lineal pero
puede no serlo.
 Nudo o conflicto. Se desarrollan aquellos acontecimientos que se
presentaron en el apartado anterior. Los personajes se ven envueltos en
problemas que deben resolver.
 Desenlace o resolución del conflicto. Es el momento en que los
personajes logran sortear todos los obstáculos y conseguir el objetivo o
meta que se plantea en el apartado anterior.
Orden de los textos narrativos

Cuando el texto se expresa de forma lineal el orden que se sigue es el siguiente:

 Introducción
 Presentación de los personajes
 Se suceden las primeras acciones
 Se genera el clima de la acción principal
 Se exponen conflictos secundarios
 Se observan las consecuencias de las acciones principales
 El protagonista realiza acciones sobre los hechos para modificar la trama
 Se resuelven los conflictos
 Se presenta el desenlace o final del texto

Tiempos verbales

Mayoritariamente se utilizan:

 Pretérito indefinido. Por ejemplo: “A Juan le encantaba jugar a la pelota.


Él jugaba todos los sábados por la tarde en la cancha de la vuelta de su
casa”.
 Presente. Por ejemplo: “Juan corre por la calle mientras llueve
intensamente y deja caer su libro de textos”.
 Pretérito imperfecto. Por ejemplo: “Juan partió de su casa a las 15:35 para
tomar el colectivo 147. Llegó a la esquina pero éste pasó sin detenerse”.

La acción

Son los acontecimientos que se presentan a lo largo del texto. Algunos de ellos
son más importantes que otros. A estos se los llama núcleos y son los que
responden a la descripción de los momentos más importantes del relato.

Además se pueden hallar, a lo largo del texto, otras acciones conocidas como
acciones secundarias o menores, donde el protagonista o alguno de los
personajes se pueden ver envuelto, pero estos hechos tienen menos
trascendencia e importancia que los núcleos.

Personajes

Los personajes pueden ser cosas, animales animados o personas. Dentro de los
personajes se encuentra el protagonista y sus aliados así como también se
encuentra el antagonista y sus cómplices quienes serán aquellos que se
opongan a las acciones que lleve a cabo el protagonista del texto.

Tipo de narrador

Todo texto narrativo deja ver el tipo de narrador con que ha sido escrito. Sin
embargo este narrador puede ser de diferente tipo:

 Narrador omnisciente. Este tipo de narrador es aquel que se encuentra


ajeno al relato y tiene un conocimiento total de los hechos. A veces puede
opinar sobre hechos transcurridos.

 Narrador observador externo o narrador testigo. Es un tipo de relato donde


los hechos son narrados desde afuera. Es un observador de la situación.
Este tipo de narrador, narra los hechos como si fuera una cámara de
video.

 Narrador que cuenta su propia historia. Este es el narrador protagonista


de la historia contada.

El espacio o lugar

Es el sitio donde transcurre el relato o historia. A su vez también se incluye, en


este apartado, el tiempo en el que transcurre el mismo.
Generalmente el tiempo (externo o interno) así como el espacio, se expresan en
la introducción o apertura. El tiempo interno (que es el orden cronológico en que
se suceden los hechos) se puede subdividir en:

 Cronológico o lineal. Es cuando el relato se presenta de principio a fin sin


saltos en el tiempo mientras se narra la historia.
 Retrospectivo. Es cuando el relato regresa al pasado desde un punto
concreto. Es muy utilizado en las novelas policiales.
 Anticipativo. Se relatan acontecimientos que sucederán posteriormente.
No hay un orden lineal del tiempo.
TEXTO INSTRUCTIVO

Los textos instructivos tienen como propósito dirigir las acciones del lector.
Generalmente se aplican para resolver problemas de la vida cotidiana, tanto en
la escuela como fuera de ella: cómo utilizar un televisor, cómo cocinar algún
alimento, cómo instalar una computadora, cómo pintar un cuarto, etc. El uso
mismo de los medios tecnológicos nos exige seguir instrucciones y nos obliga en
ciertos casos al manejo de este tipo de textos de instrucción.

El texto instructivo suele describir la lista de elementos necesarios para realizar


la tarea correspondiente y, por supuesto los pasos a seguir en el procedimiento.
Un ejemplo muy común son las recetas de cocina, cómo usar un determinado
producto (una lámpara, por ejemplo), las guías de tejido de vestimenta con
determinadas técnicas, los manuales de construcción de muebles por piezas.

Se denomina texto al discurso, ya sea oral o escrito, que dispone de coherencia


interna. Instructivo, por su parte, es aquello que permite instruir (enseñar algo).

La noción de texto instructivo, por lo tanto, refiere al discurso cuya finalidad es


dejar una enseñanza al receptor. Quien accede a un texto instructivo, de este
modo, aprende a realizar ciertas acciones.

Por lo general se asocian los textos instructivos a los manuales. Estos


documentos brindan información para comprender el funcionamiento de distintos
dispositivos o elementos. Si una persona quiere aprender a utilizar un equipo de
aire acondicionado, por citar una posibilidad, deberá leer su manual: en este
texto instructivo encontrará los datos necesarios para saber cómo se enciende
el equipo, cómo se programa, etc.

El texto instructivo es didáctico y se basa en la claridad de su exposición. El


objetivo es que el lector comprenda las explicaciones y pueda aplicar los
conocimientos leídos sin ayuda o sin la asistencia de otras personas. Cuando el
texto instructivo no logra transmitir sus enseñanzas a los receptores, pierde su
valor.

Otros datos de interés acerca de los textos instructivos son las siguientes:

-Su estructura se debe componer de dos partes fundamentalmente: una primera


donde se establece el objetivo y una segunda donde se recogen las
instrucciones. En esta última habrá, a su vez, tres elementos diferenciados y
fundamentales: los párrafos, los apartados y los elementos tipográficos.

-Suelen tener una sintaxis sencilla, con oraciones ordenadas y más bien breves.

-Se recurre al empleo, sobre todo, de lo que son formas verbales conativas.

Otro ejemplo típico de texto instructivo son las recetas gastronómicas que
aparecen recopiladas en libros, revistas, sitios web y programas de televisión.
Estas recetas mencionan, paso a paso, qué debe hacer un individuo para
preparar determinados platos. El texto, en definitiva, instruye al sujeto. Por
ejemplo: “Primero debemos cortar la carne en tiras. Luego saltearla con un poco
de aceite, cebolla y ajo. Una vez hecho esto, reservamos la preparación. En otra
olla, hervimos los fideos de arroz en abundante agua durante quince minutos.
Finalmente, colamos los fideos, los volvemos a colocar en la olla, añadimos la
carne con la cebolla y el ajo y agregamos un chorro de aceite. Mezclamos dos
minutos y ya podemos servir”.

De la misma manera, no podemos pasar por alto que en nuestra vida diaria
también existen otros textos que también se pueden considerar de tipo
instructivo. Nos estamos refiriendo en concreto a los siguientes:

-Reglas de juego. En las propias cajas de los juegos de mesa, ya sea en el


interior o en el exterior, es donde se suele incluir el documento que viene a
explicar el funcionamiento de los mismos. De esta manera, cuando un grupo se
vaya a disponer a divertirse con uno de esos por primera vez, deberá proceder
a leer el texto instructivo que se adjunta para así saber cómo se juega, qué está
permitido, que está prohibido, cuál es el objetivo que persigue, qué hacer en
determinadas situaciones…

-Instrucciones para hacer determinados ejercicios o que venga a explicar lo que


son las reglas de cualquier deporte.
-Las leyes y normas. También estas legislaciones se consideran textos
instructivos porque vienen a establecer qué hacer ante determinadas situaciones
que puedan tener lugar, qué obligaciones o imposiciones se establecen.
REFRANES

1. A buen entendedor, pocas palabras: Significa que la persona inteligente


comprende rápidamente lo que se le quiere decir.
2. A donde el corazón se inclina, el pie camina: Indica que buscamos los
lugares en los que hallamos felicidad.
3. A invierno lluvioso, verano abundoso: Porque la abundancia de lluvias en
invierno origina abundantes frutos.
4. A la cama no te irás, sin saber una cosa más: Indica expresión de sorpresa
cuando alguien nos enseña o nos demuestra algo que desconocíamos.
5. A la moza lozana, hechos y no palabras: Refrán que pondera la energía
de las mujeres con mucho carácter que prefieren las obras a las palabras.
6. A la plaza, el mejor mozo de la casa: Pone de manifiesto que para la
solución de algún negocio económico, el que lo lleve a cabo sea el más
cualificado.
7. A ningún tonto le amarga un dulce: Significa que a todos agrada una cosa
provechosa, aunque sea pequeña.
8. A pan duro, diente agudo: Denota que cuando el esfuerzo es proporcional
a la dificultad todo se consigue.
9. A quien madruga, Dios le ayuda: Refrán que alaba el hábito de madrugar.
10. A quien se ayuda, Dios le ayuda: Al que hace lo que puede para conseguir
un fin, Dios le ayuda.
11. A todo hay remedio, sino a la muerte: Se utiliza a modo de consuelo, ante
algún acontecimiento negativo, superado felizmente.
12. Abeja y oveja y parte en la Iglesia, desea a su hijo la vieja: Se utiliza como
expresión del deseo de algunas madres por conseguir un buen futuro para
sus hijos.
13. Abril y mayo, las llaves de todo el año: Significa que durante los citados
meses, fructifica el campo, y las cosechas buenas o malas vienen
determinadas por el tiempo atmosférico.
14. Adonde hay voluntad, mejor es entrarse que llamar: Indica que las
personas amables reciben bien la presencia en su casa de otras
personas.
15. Agáchate y entrarás: Refrán que aconseja mostrarse humilde siempre
para obtener la confianza de los demás.
16. Agua de primavera, si no es torrencial, llena la panera: Las lluvias
moderadas en esta época benefician el rendimiento de los cultivos.
17. Aguardiente y malvasía, mézclalos, María: Es una buena receta para
preparar un cóctel de bebidas alcohólicas.
18. Ajo crudo y vino puro pasan el puerto seguro: Pone de manifiesto la
necesidad de una buena alimentación para poder desempeñar
eficazmente un trabajo.
19. Al agradecido, más de lo pedido: El agradecimiento es tan poco frecuente
que merece una recompensa.