Vous êtes sur la page 1sur 5

II.

MARCO TEORICO:

BIORREACTORES:

Un birreactor es un recipiente de vidrio o acero inoxidable si el uso es farmacéutico, o


de material menos noble, como acero al carbono, en el caso de aplicaciones menos
exigentes en pureza. Por lo general, el reservorio tiene una altura 2.5 a 4 veces superior
a su diámetro, y en función de la aplicación, su volumen varía entre 1000-10 000 lt en el
caso de un producto farmacéutico, a 1500000 lt, y más en el caso de la producción de
microorganismos como fuente de proteína animal. El diseño de un fermentador, aparte
de asegurar que la operación sé desempeñe en forma aséptica, debe responder a tres
requisitos principales: Mezcla adecuada, buena transferencia del oxígeno del aire al
microorganismo y remoción del calor. Este último imperativo explica que, a pesar de las
bajas temperaturas a que operan los procesos biológicos con respecto a la catálisis
química; sea necesario considerar superficies importantes de intercambio térmico dentro
del fermentador para mantener la temperatura de crecimiento. Esto explica también en
parte el interés que presentan los microorganismos termófilos, capaces de trabajar a
temperaturas más elevadas que otros microorganismos, lo cual reduce por una parte los
problemas de remoción de calor durante la fermentación y, por otra parte, los riesgos de
contaminación por los microorganismos mesófilos.( Bruce L.1991)

En forma general existen tres tipos principales de fermentadores para cultivos aeróbicos

1) Estanques aireados agitados.

Estos son los más tradicionales y tuvieron un gran desarrollo durante los años 50 y
se usan para la producción de antibióticos como la penicilina a escala industrial. El
fermentador agitado consiste en un cilindro vertical que posee varios deflectores
para prevenir la formación de un torbellino durante la agitación. El aire estéril
penetra por la base del reservorio, a través de un distribuidor circular. El eje vertical
lleva una o varias hélices en función de la relación altura/diámetro. A pesar de que
este modelo de fermentador no es el más económico de instalar ni de operar, sigue
siendo el más corrientemente utilizado desde los últimos treinta años. La razón de su
éxito reside en su gran versatilidad para ser usado a cualquier escala de producción y
para un gran número de procesos sin modificaciones del diseño. Por lo tanto, los
costos relativamente elevados de inversión y operación se encuentran compensados
por su flexibilidad. (Doran P.M. 1998)
2) Reactores tubulares (Air-1ift).

Se trata de un reactor en forma de torre o columna, en el cual el aire es introducido


en la base del tubo, y la ascensión de las burbujas de aire constituye el único tipo de
agitación existente.

A pesar de que el modelo agitado permite concentraciones superiores de biomasa, el


fermentador tubular, por su simplicidad y costos inferiores de energía,
mantenimiento e instalación, es preferido en algunos procesos al anterior. Estos
fermentadores son utilizados en la producción de cerveza, vinagre y ácido cítrico.
(Lidén G. 2004)

3) Reactores de recirculación.

Todos los fermentadores de este tipo tienen en común el flujo del medio de cultivo
en una dirección definida. Esto se ha logrado gracias a la incorporación de tubos de
aspiración en el diseño, lo cual permite una recirculación interna del fluido, o por el
uso de un conducto de recirculación, el que permite una recirculación externa. La
fuerza motora se desarrolla por el efecto de ascensión de las burbujas de aire (air lift)
o por un sistema de flujo hidrodinámico. Existe gran polémica sobre las virtudes de
este tipo de sistema, el cual para muchos, es tan eficiente a más que el tanque agitado
con respecto a la transferencia de masa, y con una economía sustancial de energía.
ETAPAS PARA LA OBTENCIÓN DE UN PRODUCTO MICROBIANO.

La secuencia de etapas envueltas en la obtención de un producto o de células enteras,


por fermentación, son las siguientes:

a) Producción del biocatalizador (célula o enzima) o starter. EL costo de los


catalizadores, puede ser elevado, en particular cuando se trata de enzimas purificadas.
En efecto, en este último caso, el costo de muchas de ellas es tal, que el proceso solo es
económico si éstas pueden ser utilizadas varias veces. Una forma de realizar este
objetivo es reciclar las células microbianas a las enzimas. Esto resulta muy difícil de
operar con las enzimas y provoca a menudo lesiones en las células y contaminación con
organismos foráneos del reactor. Otra manera de reducir las pérdidas del catalizador, es
manteniéndolo dentro del fermentador, es a través de técnicas de inmovilización. Esto
se logra gracias a la transformación de la enzima soluble o de la célula microbiana, en
una nueva forma de catalizador, una forma fija sobre un soporte sólido. Estos
biocatalizadores inmovilizados, pueden tener varias formas (cilindros, hojas, partículas,
etc.) y han sido utilizados en todo tipo de reactores. Las potencialidades de la
inmovilización de enzimas y en particular de células enteras son considerables, ya que
se ha demostrado que no sólo se puede reutilizar el biocatalizador, sino que, muchas
veces, los rendimientos y la vida media de éste aumentan en forma significativa. Sin
embargo, muchos problemas deberán ser resueltos, como la elección del mejor soporte,
asegurar un control adecuada del pH, suplementar adecuadamente con oxígeno en los
casos que sea necesario, etc., para asegurar el óptimo funcionamiento de estos
biocatalizadores.

b) Preparación del medio de cultivo (pretratamiento de la materia prima, adición de


nutrientes, ajuste de pH).

c) Esterilización del medio de cultivo. Pare evitar la contaminación del medio por
microorganismos indeseables, es necesario esterilizarlo y mantener condiciones
asépticas durante la fermentación (aireación estéril, adición de nutrientes estériles, etc.).
Esto se debe a que la mayoría de los productas biológicos obtenidos hasta hoy son
producidos en cultivo puro, es decir, por un solo microorganismo. La contaminación de
este cultivo por otros microorganismos puede resultar en la destrucción del catalizador,
en su inhibición o en la destrucción del producto. Por último, pueden introducirse
sustancias tóxicas difíciles de separar del producto que nos interesa (como en el caso de
un antibiótico, por ejemplo).

d) Síntesis del producto. En función del producto y del catalizador empleado se


determina la modalidad de funcionamiento del fermentador: continuo a discontinuo. En
los procesos discontinuos o tipo batch, el aporte de nutrientes es único, el tiempo de
fermentación es limitado y el producto es recuperado íntegramente al final de la
fermentación por vaciado de la cuba del fermentador. Este método es actualmente el
más utilizado para los productos que necesitan condiciones de esterilidad muy estrictas.

(Rodríguez D. 2006))
SELECCION, MANTENIMIENTO Y MEJORAMIENTO DE
MICROORGANISMOS DE INTERES INDUSTRIAL:

 Selección: Debido a que el éxito o fracaso de un proceso fermentativo


comienza con el microorganismo utilizado, en la elección del mismo se
deberían tener en cuenta ciertos criterios generales que se indican a
continuación:
 La cepa a utilizar debe ser genéticamente estable.
 2. Su velocidad de crecimiento debería ser alta.
 3. La cepa debe estar libre de contaminantes, incluidos fagos.
 4. Sus requerimientos nutricionales deberían ser satisfechos a partir de
medios de cultivo de costo reducido.
 5. Debe ser de fácil conservación por largos períodos de tiempo, sin
pérdida de sus características particulares.
 6. Debería llevar a cabo el proceso fermentativo completo en un tiempo
corto.

Si el objetivo del proceso es un producto, éste debería ser de alto rendimiento y de fácil
extracción del medio de cultivo. Los microorganismos que se utilizan en un proceso,
pueden ser obtenidos por aislamiento a partir de fuentes naturales o de una colección de
cultivos. Existen en el mundo un gran número de colecciones depositarias de cultivos.

 Mantenimiento: Los objetivos de la conservación de los cultivos se podrían


resumir en los siguientes aspectos: a) preservar la pureza genética del cultivo
sin pérdida de ninguna de sus propiedades bioquímicas; b) preservar los niveles
de su productividad inicial; c) lograr que el cultivo pueda ser transportado y
manejado con facilidad.
 Mejoramiento: Los requerimientos de factores de crecimiento comprenden
ciertos aminoácidos y vitaminas del grupo B como tiamina, riboflavina, ácido
pantotético, niacina, etc., que representan para muchas bacterias y levaduras
factores esenciales en los medios sin los cuales no se produce crecimiento
celular. La mayor parte de las vitaminas son constituyentes de co-enzimas.
Otros factores de crecimiento son las purinas, poliaminas, putrescinas, cte..

En algunos procesos existe la necesidad de efectuar otros agregados, a parte de los


nutrientes requeridos por los microorganismos y que representan los requerimientos
específicos del proceso considerado. El diseño correcto tiene que ver con las
características bioquímicas propias y evolución de los parámetros de cada proceso.
Por ejemplo, un proceso caracterizado por un descenso continuo de pH, debido al
uso de una sal de amonio como fuente de nitrógeno, obliga a considerar en su
diseño algún agregado que no corresponda a una exigencia nutricional, como es el
caso del control de pH del mismo.( Ribas M.2006)
BIBLIOGRAFÍA:
 Bruce L.J., Axford D.B., Ciszek B., Daugulis A.J. (1991) obtencion de
enzimas usando biorreactores.
 Biotecnologia Letters 13:291–296. 2. Doran P.M. (1998) Principios de la Ingeniería
de los Bioprocesos Acribia, Zaragoza (España).
 Nielsen J., Villadsen J., Lidén G. (2004) Biorreacciones en principios de ingenieria
2nd ed. Kluver Academic, China.
 Ribas M., Hurtado R., Garrido N., Díaz de los Ríos M., Doménech F., Sabadí R.,
García T., Rodríguez D. (2006) Modelación matemática y simulación de procesos
fermentativos. Ingeniería Química:118-125.