Vous êtes sur la page 1sur 13

CURSO II - TEMA 1:

FUNCIÓN PEDAGÓGICA DE LA EVALUACIÓN


Docente: Mariella Argüelles.

Lectura 2
Relación entre planificación, enseñanza y evaluación y los
componentes de la evaluación

Recordando distinciones importantes

Todos los docentes evaluamos habitual y casi


cotidianamente. Por otra parte, todos hemos tenido
la experiencia de haber sido evaluados. Todos
conocemos diferentes tipos de evaluación, algunas de
ellas a gran escala y otras, sin duda las más
habituales, en la práctica docente, a nivel de aula.

Sin embargo, es frecuente que usemos casi de


manera indistinta los conceptos de evaluar, medir y
calificar.

Por eso antes de seguir avanzando en el tema


específico de la evaluación en nuestro diario
acontecer pedagógico, nos detendremos un momento
para recordar una distinción importantísima a la
hora de hablar de evaluación.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 -2

Recordando Distinciones Importantes

Juicio integrativo acerca de las


cualidades del objeto de interés.

Proceso que permite asignar números a


cualidades observables o inobservables
de un objeto de interés.
La medición es, por lo tanto, un
insumo para la evaluación.

Certificación del nivel de logro


de conocimientos, habilidades y
competencias que forman parte
del proceso de enseñanza-
aprendizaje.

“Al centrarnos en la evaluación, y más específicamente en la evaluación


de aula, podemos reconocer distintos tipos de evaluación de acuerdo a
las funciones o usos que estas puedan cumplir.”

La Función de la evaluación

En la imagen que sigue podrá ver sintetizados los usos de la evaluación:

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 -3

La Función de la Evaluación en el Aula

Habiendo recordado la distinción entre medición, evaluación y calificación podemos


afirmar que todas las evaluaciones pueden y deberían ser utilizadas con el fin de
comprender mejor la realidad con la que se está trabajando y contribuir a perfeccionarla.

En este sentido podemos afirmar que la función pedagógica de la evaluación es tomar


decisiones que impactan sobre el proceso de enseñanza aprendizaje con el fin de mejorarlo.

Evaluación en el proceso de
Enseñanza-Aprendizaje

La evaluación de los aprendizajes es un


proceso, a través del cual se observa, recoge y
analiza información relevante, respecto del
proceso de aprendizaje de los estudiantes, con
la finalidad de reflexionar, emitir juicios de
valor y toma de decisiones pertinentes y
oportunas para optimizarlo.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 -4

Evaluación para el aprendizaje

Hasta este momento al revisar el concepto de evaluación y su función pedagógica nos


hemos encontrado con dos aspectos claves de la evaluación:

Primero, se entiende como un proceso.

Segundo, este proceso está al servicio de otro gran proceso: el de enseñanza – aprendizaje.

Es decir, la evaluación debe entregar datos relevantes que permitan tomar decisiones en
pro de mejorar el proceso de enseñanza- aprendizaje.

De esta forma, vamos transitando de una evaluación centrada en el producto o en el


resultado de un aprendizaje como el final de un camino, a una evaluación que se centra
en el proceso para poder dar retroalimentación y colaborar en su mejoría.

Veremos cuáles son las implicancias de centrarnos en esta definición:

Al reconocer que es un proceso, aceptamos que no es un hecho o acontecimiento aislado,


sino una serie de actividades, de acciones conjuntas, coordinadas, con una finalidad.

En el caso de la evaluación pedagógica, esta finalidad es lograr un mejor conocimiento y


mejoría del proceso de enseñanza-aprendizaje. Esta consideración nos lleva a un primer
punto: la evaluación es parte intrínseca del proceso de enseñanza-aprendizaje, puesto
que la razón de ser de este proceso es el logro de aprendizajes, poder conocer cómo
ocurren los procesos que lo provocan, tener las herramientas para determinar qué cambios
de planificación o metodología, se deben implementar para mejorarlo.

La evaluación no es algo que hay que hacer


en paralelo a la enseñanza-aprendizaje.
Es parte irrenunciable del proceso.

Además, la evaluación implica la participación de variados actores. Consideraremos


entonces clave para el proceso de evaluación que todos los actores que estén
involucrados se sientan partícipes y centrales en el proceso.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 -5

De este modo llegamos a una idea fundamental de la evaluación para el aprendizaje:

Los alumnos son actores activos, centrales y principales de este proceso. La


evaluación no debe ser “algo que les ocurre”, como si se tratara de un accidente, de algo
externo en lo que no tienen participación y que, por lo tanto, está fuera de su control, donde
es el docente quien tiene exclusivamente el poder y el control de la situación. El alumno
debe estar involucrado en su propio proceso de evaluación, pues este debe estar al servicio
no solo de una mejor enseñanza, sino también de un mejor aprendizaje. Cuando por el
contrario, una evaluación es vivida como algo ajeno, e incluso como una situación
amenazante, difícilmente potenciará el logro de aprendizajes.

Otra implicancia que tiene el centrar la evaluación en el proceso de aprendizaje y no en el


producto final, es que ello se sustenta en la firme convicción de que todo alumno es capaz
de mejorar. Esta convicción es lo que mueve a evaluar el proceso para poder dar nuevas
instancias y posibilidades de aprendizaje. También moviliza a detectar qué es lo que no fue
comprendido, qué parte del objetivo de aprendizaje planteado para una determinada
unidad de aprendizaje no ha sido aún logrado por el alumno y cómo poder brindar una
oportunidad para que sea alcanzado.

Si no existiera esta convicción de fondo no tendría sentido evaluar el proceso, pues nada
cambiaría, si hubiese alumnos que están “predestinados” a no aprender, sería mejor no
gastar energías en evaluar el proceso de enseñanza-aprendizaje, pues nada de lo que
hagamos como profesores, ni nada de lo que hiciera ese alumno podría modificar su
aprendizaje. Afortunadamente, sabemos que esto no es así, sino que depende de brindar las
oportunidades acordes al alumno y de despertar en él la motivación y el involucramiento en
su propio proceso para que se evidencien mejorías y logros de aprendizaje asombrosos.

Involucrar al alumno en su propio proceso de enseñanza-aprendizaje y, por lo tanto, de


evaluación, involucra que los profesores expresen claramente a sus alumnos qué es lo que
se espera que aprendan, es decir cuáles son los logros de aprendizajes esperados en una
determinada unidad de aprendizaje y cómo se evaluará que esto fue alcanzado, dando a
conocer los objetivos, criterios e indicadores de evaluación (qué acción concreta,
observable y, por lo tanto, medible, es capaz de realizar).

La evaluación no puede sorprender, debe


ser una instancia para que el estudiante
muestre su mejor evidencia de lo que sabe
hacer con un determinado conocimiento.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 -6

Otro aspecto importante de una evaluación, con el foco puesto en el aprendizaje, es que
debe proporcionar al alumno una retroalimentación efectiva. Es decir, instancias para
que se le indique con total claridad qué aspecto del aprendizaje esperado es el que no ha
alcanzado y qué acciones concretas debe realizar para poder alcanzarlos.

Finalmente, es importante tener una instancia de análisis de los datos arrojados por las
evaluaciones en que participen tanto profesores como alumnos para, en conjunto, sacar
conclusiones y comprometer acciones que involucren y comprometan a los actores del
proceso de enseñanza-aprendizaje, para que todos puedan revisar su trabajo crítica y
constructivamente.

Resumiendo:

Evaluación en el proceso de
Enseñanza-Aprendizaje

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 -7

Los componentes de la evaluación

Toda evaluación está conformada por diferentes componentes que son partes constitutivas
e intrínsecas de este proceso, entre ellos tenemos:

Componentes de la Evaluación

Componente 1: Selección de la realidad a evaluar (referente)

La realidad a evaluar no es algo que exista a


priori, no es algo objetivo, evidente y que
todos entiendan de igual manera.

Por ejemplo, si nos hacemos la siguiente


pregunta: ¿qué es un buen alumno?

Indudablemente podemos obtener muchas


y muy variadas respuestas, dependiendo de
quién la responda.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 -8

Como vemos, la realidad a evaluar no es un ente ajeno a los actores del proceso de
enseñanza- aprendizaje, ni que exista per sé, por lo tanto, debe ser construida, definida y
consensuada por los participantes del proceso.

A la construcción conceptual de la realidad que queremos evaluar se la denomina


“referente”.

El “referente” siempre tiene una connotación valorativa, porque expresa lo deseable o lo


que se desea alcanzar. Elaborar y explicitar el “referente” es la primera tarea central de toda
evaluación.

Un primer referente lo constituye el Marco Curricular o las Bases Curriculares, pues estos
contienen los objetivos de aprendizajes, asociados a contenidos mínimos. Luego, el otro
gran referente son los programas que de él se desprenden. Si ése es el foco de aprendizaje,
será también el primer referente de lo que se debe evaluar.

Componente 2: Determinación del propósito u objetivo de la evaluación

La finalidad de una evaluación es importante pues, entre otras cosas,


delimita el contenido de ésta.

Así, por ejemplo, si el propósito de una evaluación es monitorear el


proceso de enseñanza-aprendizaje de una parte de un objetivo de
aprendizaje (por ejemplo, lo que se ha trabajado en la primera parte
de una unidad de aprendizaje), será diferente al contenido de una
evaluación que se aplique al final de la unidad de aprendizaje. Si, en
cambio, lo que se quiere es determinar quiénes aprueban un curso
determinado, la evaluación debe medir estrictamente lo trabajado en ese curso. O si lo que
se quiere es hacer una evaluación diagnóstica sobre el conocimiento de un determinado
tema, esa restricción desaparece.

Tener en mente cuál es el objetivo de la evaluación ayuda a determinar los contenidos de


la evaluación. Además, tener en mente qué información deseo obtener, clarificará cuáles
son los reactivos que debo tener en una evaluación para efectivamente obtener la
información que se quiere recoger.

Reactivo: se refiere a la instrucción dada para una tarea de ejecución;


o bien, el ítem en el caso de una prueba o guía de trabajo.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 -9

Componente 3: La recolección de la evidencia

La evidencia es la muestra concreta de la información sobre la realidad que nos interesa


conocer y evaluar.

Los instrumentos de evaluación son los dispositivos que nos permitirán recoger ese aspecto
de la realidad definida en el referente.

Debemos cautelar que los instrumentos de


evaluación sean los adecuados para recoger la
información que queremos. Del mismo modo que
no medimos la velocidad del viento con un
termómetro, no podemos usar una prueba que
tenga exclusivamente ítemes de respuesta
cerrada o alternativas para medir expresión
escrita.

Entonces, es muy importante tener presente que


existen variedad de instrumentos de evaluación
para recoger diferentes tipos de información.

Entre los instrumentos de evaluación que habitualmente su usan en actividades


pedagógicas podemos mencionar: registros de observación, pruebas escritas, pruebas
prácticas, carpetas de los alumnos, encuesta de opinión, etc.

Componente 4: Análisis y juicio de valor

Al recordar la diferencia entre medición, evaluación y calificación, decíamos que toda


evaluación implica una medición, pero que no necesariamente toda medición implica una
evaluación, pues una medición solo puede quedarse en la recolección de datos observables.

Para que la medición se convierta en evaluación se debe hacer un juicio, es decir,


analizar la evidencia recogida y contrastarla con un referente determinado para emitir un
juicio valorativo sobre la evidencia recogida.

Estos juicios de valor se pueden hacer teniendo variados referentes:

Se contrasta la evidencia con un referente establecido previamente. Por ejemplo, en un


determinado curso los alumnos deben ser capaces de leer mitos y leyendas obteniendo

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 - 10

información literal y, además, realizando inferencias. Si la evaluación sobre ese alumno se


hace diciendo “solo pudo obtener información literal, pero no fue capaz de realizar
inferencias”, estamos frente a una evaluación basada en criterios, es decir una
EVALUACIÓN CRITERIAL.

Si dijéramos que el alumno tiene una cantidad de respuestas correctas que lo hace ubicarse
dentro de los 10 alumnos con mejor puntaje, estaríamos frente a un juicio por comparación
o JUICIO NORMATIVO.

Componente 4: Análisis y Juicios de valor

Componente 5: Las acciones sobre la realidad evaluada

El propósito y razón de ser de toda evaluación es tener alguna consecuencia sobre la


realidad.

Las consecuencias pueden ser de diverso tipo, pero una evaluación no es tal si no pretende
tener algún tipo de consecuencia, al menos, una nueva comprensión de la realidad evaluada
que ayude a los actores a pensar en nuevos modos de actuar.

Una de las consecuencias que se espera tenga la evaluación es entregar información a los
alumnos acerca de cuáles son los aprendizajes logrados y cuáles no, para que con la
orientación del profesor puedan saber qué es lo que tiene que hacer concretamente para
poder mejorar.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 - 11

Otra consecuencia esperable es que la evaluación entregue información al profesor acerca


de qué aspectos de su metodología debe modificar para ayudar a los alumnos a progresar
en sus aprendizajes. Algunas veces no solo será un cambio metodológico, ya que incluso
puede implicar un cambio incluso más global a nivel de planificación, como replantear
objetivos de aprendizaje, actividades de aprendizaje o de evaluación.

De este modo, el siguiente esquema quiere ilustrar esta interrelación y mutua


retroalimentación entre planificación y evaluación:

La evaluación parte del


proceso de enseñanza y aprendizaje

Referente
(Marco Curricular o
Base Curricular)

Finalmente, recordemos una vez más cuáles son los componentes de la evaluación:

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 - 12

Componentes de la Evaluación

Validez y confiabilidad en la sala de clase

Hasta ahora hemos repasado qué es la evaluación, recordando su diferencia con la medición
y con la calificación.

Hemos visto la estrecha relación de la evaluación con la planificación, pues no solo se


sustenta en los objetivos de aprendizajes, sino que además puede entregar la información
necesaria para hacer modificaciones en las estrategias metodológicas e incluso en los
objetivos de aprendizaje a trabajar con los alumnos.

Ahora continuaremos revisando los conceptos de validez y confiabilidad en la sala de


clases.

Este contenido es desarrollado en el texto: “Validez y confiabilidad en la sala de clase” de


Mariella Argüelles.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual


Curso II - Tema 1: Función Pedagógica de la Evaluación - LECTURA 2 - 13

Al finalizar esta primera lectura es importante recordar:

• Que hay una diferencia entre medir, evaluar y calificar.

• El concepto de evaluación es entendido como un proceso al servicio del ciclo de


enseñanza aprendizaje, y por lo tanto, como una oportunidad para dar mayores
y mejores oportunidades de aprendizaje a los alumnos.

• La evaluación en cuanto se basa en evidencia válida y confiable no solo


retroalimenta a los alumnos, sino también nuestras propias prácticas
profesionales para ayudarnos a mejorar el proceso.

• Los diferentes componentes de la evaluación y cómo debemos considerarlos a


la hora de elaborar nuestros dispositivos evaluativos.

• El sentido e implicancia de los conceptos de validez y confiabilidad en


evaluaciones de “pequeña escala”, es decir, la que hacemos en nuestra labor
cotidiana con nuestros alumnos.

El juicio evaluativo es siempre sobre acciones concretas y no involucra al alumno en


cuanto a persona y que, por lo tanto, solo nos ayuda a concluir acotadamente sobre lo que
pudimos observar para esa evaluación y no nos permite concluir sobre toda su
competencia. De este modo, que un alumno no haya podido, por ejemplo, resolver
ecuaciones de primer grado, no lo convierte en un alumno malo para las matemáticas o
para ese eje temático de las matemáticas, ni siquiera para la habilidad y contenido
delimitado para esa evaluación, solo nos informa que en esa evaluación su actuación
alcanzó un nivel determinado.

Además, esta información debe servirnos para poder retroalimentarlo con exactitud y
precisión con el fin de posibilitarle un mejor desempeño en otras instancias.

De igual manera, si el objetivo a evaluar refiere a habilidades motoras o afectivas,


recordemos que solo observamos una actuación y que la competencia de nuestros alumnos
siempre es mucho mayor de lo que en una determinada oportunidad pudimos observar.

Finalmente, al cierre de esta lectura les dejamos con las palabras del educador Pedro
Ravela:

“La vocación principal de toda evaluación es modificar la realidad,


pero la evaluación por sí misma no produce cambios si no hay
actores que usen los resultados y tomen decisiones a partir de las
valoraciones resultantes de la misma.”

PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE | CENTRO DE MEDICIÓN MIDE UC | UCvirtual