Vous êtes sur la page 1sur 4

Escuela de Psicología

Carrera
Psicología en general

Asignatura:
Sociología de las enfermedades mentales
Participante:
Serafina Jiménez González

Matrícula:
15-8342
FACILITADOR

Ángel Pichardo

Fecha

5/07/2018
. Elaboración en un cuadro con las principales características
de las crisis circunstanciales, vitales, existenciales y
económicas.

Son accidentes, desgracias inesperadas, apoyadas


Crisis en un factor ambiental. Presentan un estrés
circunstanciales imprevisible y surge de fuerzas externas, ajenas al
individuo y a la familia.

Por ejemplo: accidentes fatales, crímenes, desastres


naturales y provocados por el hombre, guerra y
hechos relacionados, familia y economía.

Sin esta crisis el desarrollo humano no es correcto


porque aunque puede parecer mala ayuda a las
personas a crecer y a dar un salto hacia otra etapa.

Son predecibles y aparecen en la vida del sujeto en


Crisis vitales el tránsito de la niñez a la juventud.

En esta crisis podemos visualizar varias:

1. Crisis en la infancia.
2. Crisis en la adolescencia.
3. Crisis en la primera juventud.
4. crisis de la edad media.
5. Crisis de la tercera edad.

Es un acontecimiento que es el más trascendental en


Crisis existenciales la vida de la persona ya que esta ocurre durante toda
la vida y empieza con una pregunta o con un cambio
de la homeostasis psíquica personal.

Podemos decir que una persona tiene una crisis


existencial cuando no le encuentra sentido a la vida.
La pregunta es:

-- ¿Qué hare con mi vida?


-- ¿Cuál es mi propósito?
-- ¿Porque no soy feliz?
-- ¿Qué hago en este mundo?

Luego de esto el paciente intentara buscar


respuestas a estas preguntas.
Crisis económicas Esta se refiere a la crisis económica o financiera y es
un periodo o tiempo de gran malestar económico en
el cual la producción disminuye aceleradamente.

2. Lectura del artículo “Crisis económica y salud mental”


disponible en el link

Una crisis es todo lo que afecta el nivel de estabilidad de una persona en todos
los sentidos y cuando hablamos de la salud mental es todo bienestar que
incluye la mente. Las crisis económicas afectan la salud mental de la persona,
pues esta se pone ansiosa y depresiva. La conciencia afecta la mente de la
persona y esto por ende daña la salud mental de esta de tal forma que la
persona puede terminar con el psiquiatra y estar medicada. Muchas personas
que van a otros países quizás por problemas económicos o por mejor si estado
de vida en el país de origen tienen a tener los siguientes síntomas una vez que
presentan esa crisis económica los cuales son:
-- Nerviosismo
--Miedo
-- Tensión
-- Insomnio
-- tristeza
--Irritabilidad
La salud y la enfermedad son la interacción del humano con el ambiente. El
cambio social, no estar adaptados al ambiente influye de manera positiva y
negativa en la salud mental de la persona. Cuando tenemos una crisis
económica todo en nuestro alrededor cambia ya que nos cerramos
mentalmente y también la sociedad comienza a verte diferente. La sociedad es
uno de los factores que cuando tenemos una crisis económica nos daña o nos
ocasiona un mal mental.
Algunas personas dicen que una de las formas de acabar con este mal es
dejando de crear líneas entre pobres y ricos en el que estoy de acuerdo, dejar
de tener preferencia por alguien porque sea rico o no porque esto al pobre le
ocasiona un mal al verse imposibilitado por alguna o por su economía.
Las crisis, tanto las que se dan a nivel personal como a nivel socioeconómico,
representa un momento de ruptura, en el cual la relativa estabilidad de que
gozaba el sujeto o el sistema se encuentra de alguna manera cuestionada, y
ahora las estrategias adaptativas que habitualmente se empleaban con cierta
eficiencia y efectividad, dejan de funcionar y ya no permiten las nuevas
situaciones emergentes.
La crisis hay que verlas en su doble condición de amenaza y de oportunidad.
No siempre las crisis resultan dañinas y en determinada condiciones resultan
fuertes de nuevos desarrollo.
Las consecuencias negativas de las crisis no solo se presentan de manera
inmediata, como una consecuencia de lo impacto producido por la dirección de
los cambios presente, que por lo general alteran en curso normal de la vida o
del funcionamiento de un sistema, sino también las consecuencia pueden
agravarse a mediano y largo plazo si no se encuentran respuesta apropiadas.