Vous êtes sur la page 1sur 43

Tendencias de la gestión educativa

Carlos Alberto Botero Chica

 Otros
 10.06.2008
 24 minutos de lectura

calidad educativae-learningeducacióneducación superiorgestión educativa


Desde La Web
Inglés sin aprender gramática. ¡El cerebro absorbe como una esponja!Fast
Phrases

por Taboola
Enlaces Patrocinados

Este artículo analiza cinco de las tendencias que desde la gestión educativa se
vienen impulsando, en instituciones de educación superior latinoamericanas y
gracias a estas directrices, veremos en un futuro próximo, el afianzamiento de la
autonomía universitaria, la expansión de la democracia en la educación superior,
el mejoramiento de la calidad en educación, el resurgimiento de la formación
integral y la consolidación de la universidad virtual.

This article analyzes five of the tendencies that from the educative management
come impelling, in Latin American institutions of superior education and thanks to
these directives, we will see in the future next, the reinforcement of the university
autonomy, the expansion of the democracy in the superior education, the
improvement of the quality in education, the resurgence of the integral formation
and the consolidation of the virtual university.

Introducción

La planificación y los ejercicios de prospectiva son herramientas básicas que


permiten trazar el rumbo futuro de la educación. La UNESCO como organismo
rector del la educación mundial ha trazado una serie directrices, que han venido
tomando áuge en el milenio que comienza. Estas directrices han sido adoptadas
por algunas instituciones de educación superior y es lo que se conoce como la
universidad proactiva. . El reto consiste en establecer las políticas y ejecutar las
acciones necesarias pertinentes desde la gestión educativa, para obtener los
objetivos deseados.

Fundamentación teórica
La gestión educativa como disciplina es relativamente joven; su evolución data de
la década de los setenta en el Reino Unido y de los ochenta en América Latina.
Desde entonces han surgido y se han desarrollado diversos modelos que
representan formas de concebir la acción humana, los procesos sociales y el
papel de los sujetos en el interior de éstos.

Como punto de partida es importante enunciar el concepto de gestión educativa y


establecer algunas diferencias que suelen hacerse entre gestión y administración.
Aunque para la teoría de la administración, desde la década de los años sesenta,
el concepto de gestión ha estado asociado con el término de gerencia y en
especial, sobre el cómo gerenciar organizaciones, empresas productivas y de
servicios, no ha sido así, para las instituciones del sector educativo.

Para algunos estudiosos del tema, la gestión se concibe como el conjunto de


servicios que prestan las personas, dentro de las organizaciones. Esto significa
que la gestión adquiere una especificidad, en tanto que tiene mucha importancia la
labor humana. Hoy en día existen actividades en donde la máquina y el robot
cobran un peso relevante en el proceso productivo y la labor humana se considera
menos intensiva, durante y al final del proceso; pero en el caso de la gestión
educativa, el peso de las competencias humanas es el más representativo.

El diccionario de la Real Academia de la lengua española, presenta la Gestión


como la acción y efecto de administrar. De acuerdo con esta definición, Gestión y
Administración no son sinónimas. Esto significa que pueden existir prácticas
administrativas sin que haya prácticas de gestión. En las prácticas de gestión la
característica fundamental es la transformación que hace el sujeto, en este caso la
persona humana.

Para otros autores, el concepto de gestión es la capacidad de alcanzar lo


propuesto, ejecutando acciones y haciendo uso de recursos, técnicos financieros y
humanos. De ahí que se pudiera hacer una distinción entre los conceptos de
“gestión” y de “administración”. Donde la gestión es el todo y la administración es
una parte del todo, tiene que ver con el manejo y uso de los recursos. Por lo tanto,
para una buena gestión es necesario tener un buen esquema de administración; ó
simplemente, la buena administración es fundamental para la buena gestión. La
administración se convierte así, no en un fin en sí mismo, sino en un soporte de
apoyo constante que responde a las necesidades de la gestión educativa.

Otros autores, no hacen la distinción entre administración y gestión, prefieren


identificar ambos términos, pues consideran que gestionar y administrar son
sinónimos. No obstante, el debate cobra importancia, en especial cuando se habla
de gestión educativa, porque si aceptamos que el sujeto y la relación de este con
los demás sujetos, es lo que transfiere especificidad a la gestión, y si se admite
que en educación, el sujeto es quien ejecuta la acciones para transformar a otros
sujetos; aceptar la discusión es aconsejable.
Es importante aclarar que la gestión educativa busca aplicar los principios
generales de la gestión, que han estado presentes en la teoría de la
administración, al campo específico de la educación. El objeto de la gestión
educativa como disciplina, es el estudio de la organización del trabajo en el campo
de la educación, por tanto, está influenciada por teorías de la administración, pero
además, existen otras disciplinas que han permitido enriquecer el análisis, como
son: la administración, la filosofía, las ciencias sociales, la psicología, la sociología
y la antropología.

La acepción de gestión educativa esta estrechamente relacionada con el concepto


convencional de gestión administrativa, como una aproximación se presenta esta
definición: La gestión educativa, se concibe como el conjunto de procesos, de
toma de decisiones y realización de acciones que permiten llevar a cabo las
prácticas pedagógicas, su ejecución y evaluación.

Ahora bien, si aceptamos que la filosofía de la educación postula la acción


educativa, como una relación dialéctica en la cual, interviene un grupo de sujetos,
directivos, profesores, estudiantes y familias de los estudiantes, que toman
decisiones y ejecutan acciones, también es necesario reconocer las semejanzas y
de las diferencias por parte de este grupo de actores, así como, la definición de
una serie de acciones concretas que conduzcan a los actores al logro de un
objetivo en común.

Pero además, debe entenderse que la educación esta relacionada con el encargo
social en donde, uno de los fines de la gestión educativa deberá encaminarse a
transformar a los individuos y la sociedad. En relación con este tema, el
investigador Gimeno Sacristán, ha escrito : La misma práctica directiva ha de
entenderse como acción educativa en donde el papel del sujeto tiene un papel
fundamental. El análisis de la acción se muestra así como unidad de análisis; es
decir, entender lo que acontece en el mundo educativo tiene que ver con los
agentes que le dan vida con sus acciones. Lo anterior resalta el valor de las
acciones y sujetos que las realizan para entender la educación como proceso
social y su posible cambio.

Los directivos de las instituciones educativas también denominados, colectivo


educativo, esta conformada por un grupo de personas en los cuales intervienen
profesores y estudiantes. Para algunos autores como en el caso de Valentina
Cantón, la gestión esta asociada a las acciones que realiza un grupo de personas
orientadas por un líder o gerente. Este grupo de sujetos ejecutan una serie de
acciones concretas orientadas al logro de objetivos comunes. Por tanto otra de las
condiciones de la práctica de gestión educativa requiere el reconocimiento de las
semejanzas y de las diferencias por parte del colectivo educativo .

En vista de la marcada influencia que ejerce la administración sobre la gestión


educativa, se ha trasladado las mismas escuelas del pensamiento administrativo,
a la gestión educativa. Hoy en día, existe un consenso general que sostiene que la
gestión educativa tiene tres grandes escuelas: la clásica, la de relaciones
humanas y la de las ciencias del comportamiento administrativo.

Ahora bien, si la gestión educativa tiene como objetivo intervenir en el ciclo de la


administración en las fases de planeación, organización, ejecución evaluación y
control, es pertinente que en la fase de planeación se reflexione sobre la
prospectiva educativa. Este artículo trata de explicar cinco tendencias que se
vienen presentando en la Educación Superior, del siglo XXI, como son; La
autonomía, la democracia, la calidad, la formación integral y el surgimiento de la
universidad virtual.

Autonomía

El concepto de autonomía universitaria se había planteado desde el siglo XI, en


universidades como la de Bolognia y luego se extendió hacia otras universidades
europeas como fue el caso de las universidades de Salamanca y Cambridge, en
los siglos XII y XIII. No obstante desde entonces, el concepto ha venido
cambiando y con paso del tiempo ha experimentado ostensibles transformaciones.

Luego, en los siglos XV y XVI surgieron mas universidades, incluso en América, el


continente naciente empiezan a tomar auge, este tipo de centros educativos. Los
claustros del saber se consideraban recintos exclusivos donde solo asistían unos
pocos y en este sentido la universidad gozó de un estatus de autonomía perse.
Con la revolución francesa se empezó a difundir la necesidad de darle mas
apertura a la educación superior.

Con los movimientos estudiantiles de la década de los años sesenta del siglo XX,
las universidades latinoamericana fortalecieron el concepto de la autonomía
universitaria, enfatizando al menos, en cuatro criterios básicos: la figura de
Cogobieno, la posibilidad de tener estatutos propios, contar con planes educativos
incluyendo recursos propios de inversión que estuvieran a salvo de los cambios de
gobierno y la inviolabilidad de los edificios universitarios por parte de la fuerza
pública.

Hoy en día, la figura de la autonomía va mas allá, de estos criterios. Se caracteriza


por perseguir soluciones propias, para la población de estudiantes, profesores,
familias y el entorno social. Pero además, a diferencia del concepto anterior, busca
no solo mirar hacia adentro, las necesidades existentes de las instituciones de
educación superior, sino que se preocupa por consultar el encargo social que le
hace la sociedad a la universidad, y la obligación que tiene la misma, de revertir
conocimientos, investigaciones y aplicaciones que permitan solucionar problemas
que aquejan la sociedad.

Una gestión educativa autónoma y descentralizada implica que las instituciones


educativas cuenten con oportunidades y capacidades para tomar decisiones y
realizar proyectos educativos propios, pertinentes y relevantes a las necesidades
de los estudiantes y a los requerimientos de formación ciudadana y de desarrollo
local, regional y nacional. Esto significa que no basta con mirar hacia adentro es
necesaria consultar las necesidades del entorno.

La autonomía sugiere autorreflexión, mirar hacia adentro con libertad para actuar,
pero con control en el proceso. Ejercer autonomía no significa caos, por el
contrario, requiere articular las dimensiones de la gestión educativa, enfatizando
en diferentes aspectos de los procesos educativos, de forma tal que puedan
integrarse a teorías que aborden las siguientes dimensiones: Pedagógica,
Administrativa, Social-comunitaria y Política-educativa.

Uno de desafíos a los que se enfrentan algunas instituciones de Educación


Superior son las barreras que imponen los ministerios de educación para
conseguir la figura de la autonomía universitaria. En algunos países
latinoamericanos en forma injustificada, como el caso de Colombia, el Ministerio
de Educación niega o distribuye inequitativamente, a entidades públicas de
educación superior, como los Politécnicos, la obtención de recursos financieros
provenientes del presupuesto nacional, así como, créditos procedentes del exterior
por no tener la figura de autonomía, estos recursos están permitidos solamente
para instituciones que están aprobadas como universidad.

La democracia

El sentido clave que debe inspirar una teoría significativa y relevante de la gestión
educativa relacionada con la democracia es la educación para todos, asumiendo
además, unos elevados niveles de calidad humana colectiva. La democratización
en la gestión educativa implica, a su vez, la existencia de espacios y mecanismos
permanentes de participación ciudadana en la planificación, administración y
vigilancia de las políticas y decisiones educativas, en cada ámbito de la gestión
desde las instituciones educativas hasta el nivel regional y nacional.

El concepto de democracia en la educación sugiere que debe cubrir a todos los


estudiantes y profesores, lo que implica desarrollar un ambiente cualitativo de
trabajo en las organizaciones educativas, mediante la institucionalización de
conceptos y prácticas, tanto técnicas como administrativas, capaces de promover
la formación humana sostenible y la calidad de vida de estudiantes, profesores y
funcionarios técnico-administrativos. En este sentido, el fortalecimiento
institucional de las entidades de educación superior deberá impulsar la
democratización basado en una política de participación.

Otro tema que hace parte de la democratización es el de la promoción de la mujer.


La educación refuerza la diferencia entre los valores masculinos y femeninos, lo
que determina la imagen del hombre y de la mujer que la sociedad considera
válida, y condiciona los comportamientos y expectativas de alumnos y alumnas.
La falta de democratización, también se evidencia en la fuerte debilidad por parte
del sistema político y social para representar a los jóvenes, lo que incide en que
los estudiantes no encuentren los medios adecuados para desarrollar sus
intereses, ideales y sensibilidades particulares. Frente a lo anterior es necesario
insistir en aumentar la comunicación entre el sistema educativo, sus autoridades,
actores sociales e institucionales para que se incentiven mecanismos, que
favorezcan espacios y momentos de diálogo para los jóvenes.

La democratización deberá trazar políticas y estrategias apoyadas en normativas


gubernamentales dirigidas a la atención de las poblaciones indígenas, las minorías
étnicas y las poblaciones migrantes y desplazadas. Para lo cual, las proposiciones
surgidas de un enfoque multicultural e intercultural deberán reunir las condiciones
para influir en los valores y en las reglas de los comportamientos propios de la
sociedad global.

En la actualidad, la democratización es un objetivo distante de conseguir en


latinoamérica, la desigualdad de oportunidades que genera esta situación está
íntimamente ligada a la problemática económico-social que afecta en especial a
vastos sectores de la población, que van desde las mujeres a minorías sociales o
a poblaciones étnica y culturalmente diferenciadas, como las indígenas.

El concepto de democracia esta estrechamente ligado con la calidad de la


educación, lo que significa que debe cubrir a todos los estudiantes y profesores lo
cual significa que se debe desarrollar un ambiente cualitativo de trabajo en las
organizaciones educativas, mediante la institucionalización de conceptos y
prácticas, tanto técnicas como administrativas, capaces de promover la formación
humana sostenible y la calidad de vida de estudiantes, profesores y funcionarios
técnico-administrativos.

La calidad

El nuevo ordenamiento de la economía y el proceso de modernización que


caracteriza a nuestras sociedades genera fuertes exigencias especialmente en lo
relacionado con el análisis del mercado de trabajo y la formación cualitativa del
talento humano, para nadie es un secreto que la prosperidad interna de los países
está determinada por la posición que ocupan en el concierto internacional y una de
la variables que hace parte de la medición es precisamente la calificación del
talento humano.

El tipo de sociedad que tiende a predominar en el siglo que comienza se


caracteriza por una gran capacidad científico-técnica, y por la posibilidad de
aplicar esta capacidad al proceso productivo. La generación constante y cada vez
más rápida de nuevos conocimientos y su difusión en el conjunto de la sociedad
constituyen actualmente, la base sobre la que se asienta la competitividad
internacional la cual, requiere una formación de calidad. La gestión educativa para
mejorar la calidad deberá ajustarse a las nuevas demandas de la ciencia y la
tecnología.

Si aceptamos que los docentes tienen la gran responsabilidad de formar a los


estudiantes en nuevos conocimientos y técnicas, los programas de capacitación a
los docentes es otro de los retos que tiene la calidad de la educación para cubrir
los vacíos y deficiencias que se presentan en este campo.

Por eso, una de las propuestas para mejorar la calidad esta relacionada con la
planificación de programas de capacitación dirigidos a la formación docente que
proporcionen al profesor elementos teóricos y prácticos, ubicados históricamente,
que le permitan entender su sociedad y brindar a los estudiantes, las herramientas
conceptuales que orienten su destino en forma racional, crítica y autónoma.

Para alcanzar la calidad, la gestión educativa deberá preocuparse por: cumplir con
los reglamentos que emanan de los ministerios, acatar las normas que se deriven
desde las instancias superiores de las Secretarias Departamentales y Municipales
y deberá enfatizar sobre la necesidad de la calidad del trabajo de los educadores,
lo cual exige una alta capacitación del docente.

La gestión educativa del siglo XXI, deberá: trazar políticas de acción que
cualifiquen a los trabajadores cuya preparación hoy suele estar por debajo de la
tecnología empleada; reconvertir a aquellos preparados que desempeñen
funciones ya obsoletas o saturadas de personal; y afrontar el problema de los
egresados del sistema educativo que no encuentran empleo, que ocupan puestos
de nivel inferior a sus capacidades o que emigran a países más desarrollados.

Por eso la educación superior debe orientar sus objetivos a diseñar propuestas
para la formación profesional, ocupacional y la educación técnica, permitiendo así
avanzar en el mejoramiento de la calidad educativa en relación con las demandas
de los sectores económicos, planificando y ejecutando acciones que conduzcan a
cambios profundos.

Otros temas fundamentales que contribuirán a preservar la calidad educativa


consistirán en: establecer un sistema de evaluación que permita medir
adecuadamente los conocimientos adquiridos por los participantes y beneficiarios
del proceso educativo. Introducir una nueva cultura en los gestores educativos
responsables de la formación sobre los sistemas de evaluación motivando y
generando calidad.

La investigación y la extensión son dos grandes falencias que han estado


presentes en las entidades de educación superior latinoamericanas. La educación
superior tiene el deber de hacer investigación acatando las exigencias del
desarrollo científico y tecnológico aportando recursos humanos altamente
cualificados para actuar en la sociedad del conocimiento, con sentido ético y
ecológico.
No es posible hablar de calidad sin extensión, la cual, deberá buscar conexiones
que contribuyan a fortalecer los vínculos de la triada, Empresa, Universidad,
Estado, combinación necesaria para alcanzar el desarrollo. La extensión se
constituye así, en un canal de comunicación que permite: conocer las
innovaciones producidas en los países más avanzados, establecer redes para
realizar las mejores prácticas, transferir conocimientos, retroalimentar el proceso
docente educativo, dinamizar la movilidad académica, fortalecer las prácticas
empresariales, acercar los graduados con la academia; constituyéndose en carta
de presentación ante el ámbito donde operan sus proceso educativos; los
anteriores son retos que deberá enfrentar la universidad del nuevo milenio

La formación integral

La situación de transformación de valores que se viene presentando en los


ámbitos nacional e internacional exige acciones educativas que permitan
solucionar el problema, con tal fin se ha venido divulgando desde la UNESCO, que
la formación integral es una de las tendencias educativas del siglo XXI.

Las tendencias neoliberales y el fenómeno de la globalización que se sustentan en


el desarrollo cada vez más acelerado del sistema capitalista mundial, han
acentuado la crisis de valores éticos y morales como resultado de las profundas
contradicciones internas del mismo y en particular en los países subdesarrollados
con manifestaciones de, corrupción, ingobernabilidad, desigualdad, injusticia
social, y consumismo, lo que se convierte en un óbice para la formación integral.

La educación con visión integradora enfatiza en la necesidad de impartir la


formación de valores en la educación de hoy como una tendencia actual. Al
respecto se dice lo siguiente: Una formación integral es aquella que contribuye a
enriquecer el proceso de socialización del estudiante, que fortalece su sensibilidad
mediante el desarrollo de sus facultades intelectuales y artísticas, trasciende en su
formación moral, abre su espíritu al pensamiento critico y cultiva en el estudiante
los valores de justicia y solidaridad sin los cuales no es viable la vida en sociedad .

La universidad ha de contribuir tanto a preservar el legado de las generaciones


precedentes como a forjar el porvenir. Para lograrlo es necesario educar a los
estudiantes en la importancia de la cultura, la naturaleza, la condición humana, las
formas intangibles de patrimonio, tradiciones ritos, fiestas y costumbres el
patrimonio genético y sobre todo, el patrimonio ético.

El tema de la formación integral en la educación superior ha cobrado un marcado


interés, en consonancia con la sistemática profundización en la labor docente-
educativa que se desarrolla en la Educación Superior, no obstante, existen
fenómenos que dificultan la formación integral.

Una de las causas que dificulta la formación integral recae sobre los profesores los
cuales, poseen una sólida formación en sus áreas técnicas pero carecen de
formación sico-pedagógica lo que dificulta la formación de valores a los
estudiantes, para solucionar esta falencia se requiere capacitar a los docentes en
temas éticos y axiológicos.

Los educadores, en general, le prestan más importancia al proceso formativo de


habilidades que al proceso de la formación en valores, tendencia que proviene del
modelo educativo Taylorista que se implantó en Latinoamérica en las décadas
setenta y ochenta , tratando de buscar eficiencia. A este fenómeno se agrega el
hecho que los educadores no están capacitados para formar en valores,

Este afán por privilegiar, lo instructivo sobre lo educativo terminó por aniquilar
cualquier intento de formar ética y valores relegando las asignaturas de
humanidades. Una evidencia real de este problema es la ausencia o escasez de
asignaturas de ciencias humanas en las carreras técnicas como Administración y
las Ingenierías.

Para los estudiantes y aun para muchos profesores de carreras técnicas, las
escasas asignaturas de ciencias humanas que aparecen en los programas de
estudio son consideradas como “rellenos”, término despectivo que significa que
son asignaturas sin importancia.

También se ha logrado evidenciar que la mayoría de instituciones de Educación


Superior carecen de un sistema de gestión que desarrolle políticas y acciones
encaminadas hacia la formación integral. La ausencia de una estrategia para la
gestión de la formación de valores contribuye a la transmisión impune de
contravalores como violencia, agresión y humillación, que día a día encuentran en
nuestro país un ambiente prospero para la trasgresión de todos los derechos
humanos.

Estos contravalores se transmiten de manera colectiva, es decir, se imponen a las


personas mediante normas y pautas de conducta propias de complejos sistemas
que al señalar lo deseable y lo indeseable, lo cierto y lo equivocado, crean códigos
de comportamiento estándar e identidades colectivas homogéneas.

El proceso de formación de valores empieza sin duda en la escuela y en la familia,


pero debe continuar en las Escuelas Superiores y Universidades, en la academia,
cuyo sentido y legitimidad estriba en formar profesionales, gentes con un profundo
conocimiento de su materia y dispuestas a orientarse en la práctica por los valores
y metas que den sentido a su profesión.

Prepararse para formar integralmente a lo estudiantes del siglo XXI exige diseñar
y poner en marcha una estrategia de gestión educativa para la formación de
valores, para lo cual, se requiere un esfuerzo decidido de directivos, profesores,
alumnos y padres de familia con el fin que revisen las prácticas institucionales, su
estructura, organización y procedimientos, y las coloquen al servicio de la
formación integral.
Formar integralmente al estudiante es favorecer la formación crítica y la capacidad
de autoaprendizaje de los jóvenes, así como la asimilación de valores proclives a
la democracia, la solidaridad social, el resguardo de los derechos humanos, la no-
discriminación sexual, étnica y de cualquier otro tipo, y el respeto al medio
ambiente.

5. La universidad virtual

Otra de las tendencias de la gestión educativa consiste en que las entidades de la


Educación Superior deberán preocuparse por montar dependencias dedicadas a
gestionar y poner en marcha las denominadas universidades virtuales. Esto
implica, crear otra universidad, se trata de superponer una universidad digital que
sólo es visible a través de los computadores, sobre otra universidad que es visible
y que la hemos denominado campus universitario, con sus oficinas, salones de
clase, canchas, piscinas y cafeterías.

Pero para que la universidad virtual funcione requiere de una gestión permanente
y los conocimientos, pero tanto el rector como las personas que la dirigen, no solo
deben de tener altos conocimientos académicos y pedagógicos sino que deben de
tener una sólida formación en sistemas de gestión, pedagógica, diseño curricular,
métodos de evaluación y sobre todo ofrecer en forma continua pero virtual, los
diferentes programas que despierten el entusiasmo de los nuevos asistentes
matriculados en la misma.

Estos programas exigen altos estándares de calidad y deben cumplir con una
serie de requisitos, tales como: legalizarlos ante los ministerios de educación,
ofrecerlos en forma permanente, realizar exámenes y certificar a los estudiantes
que hayan aprobado las diferentes pruebas.

Una universidad virtual deberá fortalecer las tecnologías de la información y la


comunicación (TIC). Esto significa tener una red propia de banda ancha con unos
servidores de alta capacidad debidamente conectados a los servidores de la web y
el internet. Sugiere que deberá contar con una biblioteca virtual que permita
difundir la lectura de textos y documentos a los estudiantes conectados en forma
digital.

La investigación también es uno de los factores que deberá estar presente en este
mundo electrónico para lo cual deberá estar conectada a las redes nacionales e
internacionales de investigación.

Además, impone capacitar a un claustro de profesores que se adapten a la


enseñanza y aprendizaje de los sistemas virtuales, desde el diseño curricular,
hasta los métodos y técnicas mas adecuados para digitalizar las cátedras y por
supuesto realizar las pruebas a los alumnos matriculados.

Montar la universidad virtual presupone recursos financieros para dotar a las


universidades de edificios inteligentes con cableados de banda ancha, salas de
computadores, oficinas para el funcionamiento de la universidad virtual, auditorios
de reuniones para orientar a los estudiantes virtuales, el montaje de portales que
dispongan de información permanente, revistas virtuales que se conviertan en
canales de divulgación, en otras palabras se trata de avanzar en
telecomunicaciones y conectividad, asunto imprescindible en la sociedad del
conocimiento. Pero además, se requiere de un equipo humano permanente de
directivos, profesores, monitores y auxiliares, expertos en el tema, que son en
definitiva los orientadores, responsables y motivadores del programa.

Otra de las tendencias que se viene desarrollando en la universidad virtual es la


utilización cada vez más frecuente de los denominados Juegos de Formación:
para instruir a los futuros pilotos a conducir aviones con simuladores de vuelo,
para entrenar a socorristas con simulacros virtuales para salvar vidas en caso de
emergencias, utilizando la técnica del juego de roles como en el caso de la
repentina enfermedad del piloto o el secuestro de un avión por terroristas. Cabe
entonces la pregunta ¿Este tipo de pedagogía es un buen método de enseñanza ?

Así mismo, se han venido proliferando las demostraciones a modo de simulacros


en las universidades de administración, los juegos de bolsa, los simuladores de
compra y venta de divisas, los modelos de toma de decisiones sobre marketing,
finanzas y como se afecta la empresa. Si bien es cierto este tipo de metodologías
son apropiadas para sensibilizar a los alumnos se requieren criterios objetivos de
evaluación, para afirmar que estas herramientas son mejores que otros métodos
de enseñanza y por qué.

Conclusiones

En síntesis, la universidad del siglo XXI, tiene varios desafíos: afianzar la figura de
la autonomía universitaria, establecer un clima democrático, mejorar la calidad de
la educación, fortalecer la educación integral, y construir la universidad virtual.

La autonomía presupone actuar sobre asuntos prioritarios en el mejoramiento y


transformación de los procesos educativos en las instituciones, como son: la
interrelación de la gestión educativa con la calidad de los procesos educativos, la
conexión de la gestión educativa con las teorías pedagógicas y del desarrollo
humano, la vinculación de la gestión educativa en el marco de la relación
academia comunidad para la trasformación de la sociedad y la consecución de
recursos financieros.

Democracia en la educación presupone que la ciencia no es patrimonio de una


elite, ni de lo que se llamó la aristocracia de la inteligencia, sino de toda la
sociedad, más aún de la humanidad. Por ello, todos los hombres, mujeres y niños
deben poseer información sobre aspectos que influyen decisivamente en el
presente y en el futuro inmediato de nuestra vida cotidiana, aspectos entre los
cuales ocupan un lugar prioritario, los descubrimientos científicos y las
aplicaciones tecnológicas, que permitan trasformar nuestra vida y la sociedad; la
participación ciudadana se constituye en un factor decisivo para que el sentido de
la democracia en lo educativo avance.

El logro de aprendizajes de calidad, es un reto a los que se enfrentan los sistemas


educativos en el mundo, lo cual exige hacer énfasis en la formación de los futuros
científicos, profesionales, tecnólogos y técnicos, necesarios a incorporar a la
esfera productiva para el desarrollo. La educación con calidad busca formar
ciudadanos capaces de comprender las complejas interrelaciones existentes entre
ciencia, tecnología y los ámbitos: social, económico, político y cultural con el fin de
que en el futuro y cualquiera que sea su esfera de actividad cuenten con los
instrumentos imprescindibles para participar en la toma de decisiones que
contribuya a construir una sociedad democrática basada en el desarrollo científico
y tecnológico.

La formación integral va más allá de conformarse con instruir. En síntesis se trata


de convertir las instituciones en generadoras de un clima que posibilite el ejercicio
de valores en lo cotidiano, en las aulas, los patios y en las instancias de decisión.
Instituciones que cambien para transformarse en espacios protectores de
derechos y responsabilidades de directivos, jóvenes, profesores y padres de
familia. Formar integralmente es educar con visión crítica con capacidad de
autoaprendizaje, así como en la asimilación de valores proclives a la democracia,
la solidaridad social, el resguardo de los derechos humanos, la no-discriminación
sexual, étnica, y el respeto al medio ambiente.

La puesta en marcha de la universidad virtual es otro desafió para la educación del


siglo XXI, requiere redefinir el concepto actual de universidad, explorar y construir
un concepto de educación virtual, su significado y objetivos. Cada institución
tendrá que hacer esfuerzos para construir su propio modelo sin olvidar que
actualmente existen otros referentes y experiencias en donde se pueden adoptar
algunas técnicas que sirvan de paradigmas que permiten adoptar las mejores
prácticas.

Bibliografía

CASSASUS, Juan. Problemas de la gestión educativa en América Latina: o la


tensión entre los paradigmas de tipo A y de tipo B (versión preliminar). París,
Unesco. 2000,
DÁVILA L. DE GUEVARA, Carlos. Teorías organizacionales. Documentos
Institucionales, Colegio Santa María PEI –Una comunidad que enseña y aprende-,
Editorial Javegraf impresores, Bogotá – Colombia. 2003
FUEGEL, Cora Y MONTOLIU MARÍA Rosa. Innovemos el aula. Creatividad, grupo
y dramatización, Barcelona, Octaedro. 2000.
GALLART, María Antonia. Formación, pobreza y exclusión. Montevideo, Cintefor.
2000
GOIKOETXEA, J. La naturaleza de la dirección y la amplitud de la red de apoyo
interno como dos dimensiones fundamentales de la capacidad interna de
desarrollo de los centros. Actas VII Congreso Interuniversitario de Organización de
Instituciones Educativas (C.I.O.I.E.). Universidad del País Vasco. 2002
GOMEZ CERVANTES Teresa, RAMÍREZ DÍAZ Antonio, DÍAZ VEGA Luis Manuel.
El estudiante de secundaria. Proceso de adaptación y reprobación. Reporte de
investigación de la Universidad Pedagógica Nacional, unidad 144. En Compilación
de Resúmenes Analíticos en Educación. Dirección General de Posgrado e
Investigación Educativa. Secretaría de Educación Jalisco. 2002.
HEURÍSTICA EDUCATIVA. Reporte descriptivo de la línea de base del PEC 1.
Secretaría de Educación Pública, México DF. 2003.
RODRÍGUEZ, Jaen María Del Carmen, MENDOZA, Rosario Y OTROS. Proyecto
de Desarrollo Educativo 2002-2003. Dirección Educación secundaria Técnica. En
Compilación de Resúmenes Analíticos en Educación. Dirección General de
Posgrado e Investigación Educativa. Secretaría de Educación Jalisco. 2002.
LUNNEBURG y ORNSTEIN Educational administration, Belmont, citado por:
García, Garduño, José María en La administración y gestión educativa: algunas
lecciones que nos dejan las escuelas en los estados unidos y México. California
(2000).
MANTILLA, William. Educación y gerencia. Bogotá: Conciencias y Universidad
Externado de Colombia. 2000
MINISTERIO DE EDUCACIÓN. Lineamientos de Política educativa 2001-2006.
Educación para la democracia. Resolución Ministerial 168-2002-ED.2001).
Decreto Supremo 007-2001. Lima, Perú enero de 2002.
MUÑOZ IZQUIERDO, Carlos. Resultados de las políticas educativas nacionales.
Observatorio Ciudadano de la Educación. Foro Nacional la Educación en las
Plataformas Electorales, México. 2000.
MUÑOZ, Jesús. Gestión Humana y planeación ara la nueva gerencia de las
Organizaciones. Documento en proceso de edición universidad de los Andes,
Facultad de administración, Bogotá – Colombia. 2002
OJEMBARRENA, R. Estudio sobre la dirección en los centros públicos de la
CAPV. Liderazgo y organizaciones que aprenden. III Congreso Internacional sobre
Dirección de Centros educativos. Bilbao: ICE Universidad de Deusto, 743-
755.pags. 2000.
ORNELAS, C. Evaluación Educativa: hacia la rendición de cuentas. Memoria del
segundo Encuentro Internacional de Educación. México: Santillana. 2003
PONCE, G. V. Práctica de la gestión en la escuela secundaria. Antología de
seminarios de Investigación: Gestión. Secretaría de Educación Jalisco.
Web:http://educacion.jalisco.gob.mx. 2004
RUIZ CALLEJA, José Manuel. Dirección y gestión educativa. Colección Medellín,
Esumer, primera edición. 2004
RODRÍGUEZ, Rosario. Rendimiento escolar y ausentismo del docente: un análisis
institucional. Tesis de la Maestría en Ciencias de la Educación, del Instituto
Superior de Investigación y Docencia para el Magisterio. En Compilación de
Resúmenes Analíticos en Educación. Dirección General de Posgrado e
Investigación Educativa. Secretaría de Educación Jalisco. 2002.
ROYERO, J. Gestión de sistemas de investigación universitaria en América latina.
Oei-revista iberamericana de educación, No 30 septiembre-diciembre de 2002.
SANTOS DEL REAL ANNETTE. Eficacia y equidad de la telesecundaria. En VI
Congreso Congresos Nacionales de Investigación Educativa, Manzanillo. 2002.
SANDER, Benno. Nuevas tendencias en la gestión educativa: democracia y
calidad. En.2002.
SANTIBÁÑEZ, Dimas. Estrategia de modernización de la gestión pública: el
paradigma de la racionalidad económica y la semántica de la eficiencia. Revista
Mad., núm. 3,sept., Dpto. de Antropología, Universidad de Chile. .2000
SAÑUDO, Lya. La transformación de la gestión educativa. Entre el conflicto y el
poder. . Educar, revista de educación, nueva época, núm 16, enero-marzo. 2001
SENGE, Peter. Escuelas que aprenden. Primera edición en castellano. Editorial
Norma, Bogotá – Colombia. 2002
TREJO, G. y JONES C. Educación: a mitad del camino. Publicación Mensual
Nexos, Número 266, México, febrero de 2000.
VARGAS JIMÉNEZ Martha Ruth, RODRÍGUEZ MENDOZA Rosario y otros.
Proyecto de Desarrollo Educativo 2001-2002. Dirección de Educación Secundaria
Técnica. En Compilación de Resúmenes Analíticos. Educación. Dirección General
de Posgrado e Investigación Educativa. Secretaría de Educación Jalisco, 2002.
YUS R., R. Temas transversales y educación en valores: la educación del siglo
XX. SEC Boletín informativo de la SEC año II, Núm. 6, México, Ed. Del Gobierno
del estado de Veracruz. Mayo agosto de 2002.
viernes, 7 de agosto de 2009
LOS INSTRUMENTOS DE GESTIÓN
El planeamiento estratégico educacional es un proceso mediante el cual una institución educativa
define su visión de largo plazo y las estrategias para alcanzarla a partir del análisis de sus
fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas. En este proceso de desarrollo que debe tener
toda institución educativa participan todos los actores de la comunidad educativa, para lo cual
tendrán que hacer uso de un conjunto de instrumentos de gestión.

Dichos instrumentos de gestión son documentos que operativizan la planificación, priorizan el


diagnóstico y enrumban el quehacer de la institución educativa en forma coherente con la misión
y la visión propuesta, concretando las acciones pedagógicas, administrativas y de política
institucional en función a las necesidades de aprendizaje del estudiante y del entorno con miras a
generar el desarrollo de la calidad educativa y por ende de su comunidad, la región y el país.

Entre los instrumentos de gestión educativa tenemos el PEI, PCI, PIE, PAT, RI y el IGA, entre
otros, las cuales se explican a continuación.

1. Plan Estratégico Institucional (P. E. I.)

1.1. ¿Qué es un proyecto?

El Proyecto Educativo Institucional es un proceso racional manifestado en un conjunto de


especificaciones y esquemas de ideas o propósitos que se requieren para configurar el tipo de
institución educativa que queremos lograr.

Mientras que Burgos y Peña (1997) sostienen que un proyecto es ante todo, la anticipación de lo
que queremos que se encarne en nosotros, es un estilo de vida al que aspiramos. El proyecto es el
punto de articulación entre la realidad circundante, las personas y el conocimiento.

1.2. ¿Qué es un Proyecto Educativo Institucional?

Como producto del planeamiento estratégico de toda institución educativa, el PEI constituye el
plan de mediano y largo plazo que define las bases de su desarrollo institucional; a la vez que se
constituye en un instrumento de transformación de la institución educativa en la medida que
precisa de manera clara su intencionalidad, aporta su visión de futuro, genera cohesión en torno
a objetivos comunes, propiciando organización y orden de trabajo, y mejor atención a las
necesidades de los alumnos y la comunidad. Igualmente es una guía de acción, pues sustenta la
toma de decisiones y establece los medios y lineamientos para el desarrollo de acciones
pedagógicas y de gestión.

El Proyecto Educativo Institucional (PEI) debe ser fruto de un trabajo compartido, conocido y
reflexionado por todos los miembros involucrados con el fin de aunar esfuerzos en el logro de los
objetivos y metas planteadas. Por ello es necesario propiciar y asegurar formas de participación
de los diversos actores educativos.

Resumiendo podemos manifestar que el Proyecto Educativo Institucional (PEI) es un instrumento


de gestión que presenta una propuesta singular para dirigir y orientar en forma coherente,
ordenada y dinámica los procesos pedagógicos, institucionales y administrativos de la institución
educativa. El PEI resulta de un proceso creativo y participativo de los diversos miembros de la
comunidad educativa.
Desde esta perspectiva la elaboración y puesta en marcha del proyecto, cambia la incidencia del
rol del director. Siendo imprescindible cambiar el esquema tradicional autoritario, vertical e
individualista por una autoridad horizontal, abierta al diálogo, de roles compartidos con
autonomía y funciones delegadas, puesto que el liderazgo no radica exclusivamente sólo en el
director, sino que implica tomar decisiones colectivas y por ende asumir institucionalmente las
responsabilidades. A esto le llamamos delegación de funciones que involucra en el “hacer” a
todos los actores educativos. En este contexto los distintos actores tienen autonomía, y hay una
articulación entre el compromiso individual y grupal. El poder está repartido, y si cada uno hace
bien lo que tiene que hacer, la institución se beneficia. Cada uno realiza sus funciones sin que
sea necesario a cada paso una instancia de consulta hacia todos los roles de mando de la escala
jerárquica. Esto no sería operativo:

1.3. Características del Proyecto Educativo Institucional

El proyecto educativo presenta las siguientes características:

a. Temporalidad: porque establece los objetivos para el mejoramiento de la institución educativa


en el mediano y largo plazo.

b. Demanda: debe responder a las expectativas de la comunidad a la que pertenece la institución


educativa, a las necesidades de aprendizaje y formación de los estudiantes, así como a los
requerimientos del desarrollo económico y social de la localidad, la región y el país.

c. Participación: promueve la intervención y compromiso de los docentes en su elaboración y


desarrollo, así como involucra a los padres de familia y alumnos en el enriquecimiento de la
propuesta.

d. Evaluación: facilita las medidas correctivas oportunas y de retroalimentación de las acciones y


su evolución conforme a los propósitos de la educación.

1.4. Componentes del PEI

Como corresponde a todo plan, el PEI debe contener los referentes estructurales y básicos de
todo proceso de planificación, los cuales son los siguientes: identidad, diagnóstico, la propuesta
pedagógica la propuesta de gestión.

A. LA IDENTIDAD

Es conocida también como ideario o filosofía de la institución educativa. Por lo tanto, contiene
los ideales y rasgos distintivos que sustentan su personalidad, su peculiar manera de ser y actuar
que la hace inconfundible respecto de otras instituciones.

Los acuerdos que se logran en la institución, que van marcando el camino a seguir y que
permanecen aún si cambiaran los actores, son los que le dan identidad a la institución.

La identidad institucional se construye en forma colectiva entre los actores. Reúne las
características actuales de la escuela y sus peculiaridades que la hacen diferente a las demás. En
esa particularidad confluye la historia escolar, el contexto y la población representada y la misión
legal de la escuela.

Toda institución tiene un pasado del cual necesariamente tiene que dar cuenta. Plantear el
trabajo con proyección de la institución educativa implica reconstruir la historia institucional.
Significa reflexionar sobre la identidad, es decir sobre la misión, visión y valores que orientan la
vida institucional que debe comprometer la participación de todos los integrantes de la
institución para poder acceder a un fin común.

a. LA MISIÓN

La misión es un enunciado corto que establece el objetivo general de la organización. Viene a ser
la razón a existir de la organización. Se refiere al beneficio que se pretende dar; y sirve para
definir las fronteras de responsabilidad y campo de especialización.

La misión es la razón de ser que nos compromete para alcanzar la excelencia y que justifica y
permite nuestra presencia en el mercado.

La misión viene a ser una expresión conceptual de lo que es y hace una organización, destacando
su identidad institucional como un todo que provee servicios a un definido grupo de beneficiarios,
resaltando la relación establecida entre ambos.

Aunque la misión de una institución no debe ser objeto de cambio, si es necesario estar atento a
las innovaciones y evaluarla periódicamente.

Requisitos para formular una misión

• Definir lo que es y lo que hace la organización y lo que aspira a ser y hacer.


• Definir el servicio en términos del valor o beneficio que proporciona al beneficiario.
• Precisar y destacar el concepto del servicio hacia el beneficiario.
• Incluir los principales rasgos distintivos de la organización.
• Formular el enunciado desde la perspectiva de su receptor primario (el personal de la
organización), para que cumpla con su propósito comunicativo.

b. LA VISIÓN

Es la forma como se visualiza o proyecta en el futuro a la institución educativa, expresado en


términos de presente. Es la forma en que se visualiza el presente de la institución educativa, con
proyección al futuro. Es el horizonte hacía el cual se dirigen todas las acciones de la institución.
Es la meta a donde queremos llegar al culminar un periodo determinado de mediano o largo
plazo.

Cómo formular la visión de su institución

• Si tuviera éxito ¿cómo seria su institución dentro de 5 años?


• ¿Qué logros de su institución le gustaría recordar dentro de 5 años?
• ¿Qué innovaciones podrían hacerse en el servicio que se presta en el colegio y en los rasgos que
debería tener el egresado?
• ¿Qué avances tecnológicos podrían incorporarse?
• ¿Qué otras necesidades y expectativas de los padres de familia y alumnos podrían satisfacer el
servicio educativo?
• ¿Qué talentos humanos especializados necesitaría su institución dentro de 3 a 5 años?

B. EL DIAGNÓSTICO
Es la acción sistemática por la cual se identifican los problemas esenciales (puntos críticos) y
aspectos positivos de la institución educativa. Buscar, analizar e interpretar la distancia entre el
hoy (presente) y el futuro a fin de identificar los objetivos estratégicos de la institución.

Permite la comprensión de la realidad y la identificación de las fuerzas sociales, el análisis crítico


de las necesidades y las relaciones que se establecen dentro de la institución y su contexto para
generar opciones de cambio y mejoramiento.

Es la herramienta que permite a la comunidad educativa acceder a la observación e


interpretación de la realidad educativa, priorizar los problemas y establecer estrategias para
mejorar los resultados, tendencias, su comportamiento y operatividad.

Se trata de obtener y procesar información que permitirá identificar las oportunidades y


amenazas del ámbito externo, así como las fortalezas y debilidades externas de la institución
educativa. El diagnóstico estratégico se plasmará utilizando herramientas de análisis estratégico
como la matriz de análisis FODA o árbol de problemas, entre otros, que posibilitarán sacar
conclusiones y por lo tanto, establecer los problemas. Es importante señalar que los problemas
surgirán principalmente del análisis de las debilidades de la institución educativa; sin embargo,
pueden considerarse como otra fuente de problemas a las amenazas de la organización que
generalmente no pueden ser manejadas o atacadas, de ahí su relativa importancia.

a. ¿Por qué es importante el diagnóstico en la institución educativa?

El diagnóstico es de suma importancia porque explica la realidad educativa de la institución, vista


en su conjunto en interacción dinámica con su medio y focaliza la atención en el proceso
pedagógico.

Sirve de base para tomar decisiones relacionadas con acciones concretas, tales como definir
políticas, objetivos, proponer nuevos planes, programas y proyectos.

Justifica y fundamenta los cambios o mejoras a realizar para resolver los problemas identificados.

A través del diagnóstico se fundamenta la elaboración coherente de los distintos componentes del
proceso educativo institucional. Ayuda a contestar esta pregunta: ¿qué situaciones serán posibles
transformar para lograr la visión teniendo en cuenta las potencialidades y limitaciones de la
institución educativa?

Existen muchos insumos que se encuentren en la institución educativa y que pueden utilizar como
fuente para su elaboración: nóminas de matrícula, actas de evaluación, estadísticas anuales de la
institución educativa, ficha única de matrícula, programación anual, informe de gestión, plan
anual de trabajo entre otros.

b. Pasos a seguir para la elaboración del diagnóstico

Hay que recordar que la información que se recoja en el diagnóstico tiene que estar en función
de la misión y la visión que se propone para la educación educativa.

Por ejemplo:

a. Datos de identificación de la institución educativa (ubicación, dirección, etc.).


b. Descripción del entorno (tipo de comunidad, instituciones de la localidad).
c. Características socio económicas de las familias.
d. Funcionamiento del área pedagógica.
• Ejecución de los programas curriculares de los diferentes niveles.
• Enfoques de aprendizaje, metodología de aprendizaje enseñanza.
• Características de los alumnos (capacidades, habilidades, estilos de aprendizaje, ritmo de
aprendizaje, entre otros).
• Desempeño docente.
• Porcentaje de promovidos y desaprobados por grados y áreas.
• Evaluación del educando, tipos, instrumentos.
• Ejecución del calendario cívico escolar.

e. Funcionamiento del área institucional.


• Instrumentos de gestión: Proyecto Educativo Institucional, Proyecto Curricular Institucional,
Plan Anual de Trabajo, Reglamento Interno, Informe de Gestión.
• Liderazgo del director (ascendencia, asertividad, manejo de conflictos, toma de decisiones).
• Clima institucional (empatía, relaciones interpersonales, comunicación).
• Participación de los consejos educativos institucionales.
• Relaciones con los padres de familia, comunidad (alianzas estratégicas con organizaciones
sociales de base, relaciones con instituciones, alcaldes, etc.).
• Apoyo y calidad de los representantes de la comunidad en la tarea educativa.

f. Funcionamiento del área educativa.


* Recursos:
* Potencial humano (docentes, personal educativo y de apoyo).
* Infraestructura (planta física, mobiliario y equipos).
* Financieros (presupuesto).
• Frecuencia y calidad de la supervisión del director y de las instancias de gestión educativa
descentralizada, UGEL y DRE.
• El cumplimiento de los requerimientos de información de las instancias de gestión educativas
descentralizadas (estadísticas, matrícula, actas, certificados).

De manera detallada y paso por paso se explica en la guía del presente módulo. (Ver guía de
instrumentos de gestión).

C. VALORES

Constituye un sistema de creencias, prácticas morales y éticas que predominan en la institución


educativa. Actúan como los grandes marcos de referencia que orientan el accionar de la
comunidad educativa y definen la posición de la institución respecto a las pautas axiológicas.

Para incluir los valores en el trabajo institucional se debe tener en cuenta lo siguiente:

• Los valores deben estar presentes en la visión y misión ya definidos.


• La comunidad educativa reflexionará sobre cada uno de los valores (espirituales, sociales,
morales) o los principios que regirán el quehacer educativo.
• Los valores deben estar orientados a la realización personal, a la afirmación hacia al trabajo y a
la búsqueda de una adecuada convivencia de los actores educativos. Es decir, deben fomentar
una predisposición de los integrantes de la institución hacia el logro de la misión y visión.
• Los valores se operativiza en la propuesta pedagógica (a través del establecimiento de los
perfiles, las actitudes y la orientación educativa que desarrollan los docentes en el proceso de
enseñanza aprendizaje), en la propuesta de gestión (a través del reglamento interno, el clima
institucional) y en los instrumentos de gestión.
• Servirán de base para la toma de decisiones en todos los niveles de la comunidad educativa.

D. LOS OBJETIVOS ESTRATÉGICOS

Los objetivos estratégicos son los logros que una institución educativa, teniendo en cuenta su
misión y visión, desea alcanzar en un plazo determinado, superando su problemática actual. Por
tanto, son globales pues involucran a toda la comunidad educativa y todas las áreas de la gestión
(pedagógica, administrativa e institucional). Deben considerar las fortalezas y debilidades
institucionales, es decir, deben establecer soluciones a los problemas, carencias y/o necesidades
educativas.

Se deben redactar describiendo la acción que se desea realizar, identificar al sujeto o


beneficiario del objetivo y precisar la estrategia que se utilizará determinando el cómo y cuando
lograrlo para facilitar la evaluación de los mismos.

Los objetivos estratégicos deben reunir las siguientes características:

a. Pertinentes: deben referirse a los cambios, modificaciones o efectos que se deben alcanzar en
un plazo determinado, a fin de superar los problemas identificados por la institución en el
diagnóstico para llegar a realizar la visión enunciada.

b. Teleológicos: no deben ser confundidos con los medios para realizarlos ni con las metas
estratégicas, puesto que constituyen los logros o resultados a alcanzar.

c. Consensuales: en su determinación debe participar el personal directivo, docente y de servicio


de la IE.

d. Mensurables: deben permitir su expresión y medición en términos concretos para períodos de


tiempo específicos, mediante indicadores de gestión y monitoreo.

e. Factibles: deben ser propuestos teniendo en cuenta la real potencialidad y los recursos de la IE
en el plazo para su logro. No deben ser numerosos priorizando el área técnico-pedagógica.

f. Flexibles: pueden ser modificables cuando surjan contingencias inesperadas, sin que se pierda
su sentido de direccionalidad.

E. PROPUESTA PEDAGÓGICA

Después de concluido el diagnóstico, se pasa a elaborar la propuesta pedagógica, la cual se


convierte en el componente organizador que articula y da sentido a todo el quehacer de la
institución educativa.

La propuesta pedagógica es el conjunto de definiciones sobre el proceso de aprendizaje en la


institución educativa y los criterios comunes de acción pedagógica expresados en el currículo y su
desarrollo.

Contiene los fundamentos teóricos y metodológicos sobre los cuales se definen los aspectos
técnicos-pedagógicos de carácter curricular, didáctico y evaluativo del proceso de enseñanza-
aprendizaje.
Es el marco de referencia permanente de las acciones que planifica y ejecuta la institución para
mejorar la calidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje en un contexto específico, a fin de
conseguir cambios significativos en los niños y adolescentes.

a. Insumos de la propuesta pedagógica

La elaboración de la propuesta pedagógica requiere de los siguientes insumos:


• La identidad que comprende la visión de futuro, la misión institucional y los valores.
• El diagnóstico que permite identificar las fortalezas y debilidades (análisis interno) y las
oportunidades y amenazas (análisis externo).

Del diagnóstico tenemos que considerar los elementos referidos al aspecto pedagógico; es decir,
implica priorizar, las características, necesidades e intereses de aprendizaje de los alumnos, las
expectativas de los docentes, el enfoque didáctico, la metodología, los materiales y otros.

b. Elementos de la propuesta pedagógica

Existen diferentes perspectivas en torno a los elementos que conforman la propuesta pedagógica.
En nuestro caso hemos considerado a los siguientes elementos:

• Concepciones acerca del aprendizaje y la enseñanza.

Se debe tener en cuenta los avances de la teoría de la educación y los aportes de la psicología
cognitiva, que propone comprender la estructura mental y sus procesos como factores esenciales
en la organización del conocimiento que realiza el ser humano en interacción con su entorno
social y natural.

Por lo tanto, la concepción de aprendizaje debe resaltar los siguientes rasgos de los actores
(docente y estudiantes):

* Proceso de construcción y reconstrucción cognitiva y afectiva que realiza el aprendiz.


* Proceso de integración y organización de los nuevos conocimientos con los saberes previos, lo
cual le otorga significatividad al aprendizaje.
* Su funcionalidad, por cuanto lo aprendido puede ser aplicado en diferentes situaciones.
* Desarrollo de aptitudes y la adquisición de estrategias intelectuales.
* Carácter interpersonal e intrapersonal. Lo que significa que los aprendizajes potenciales (zona
de desarrollo próximo) se desarrollan con la intervención de otras personas (compañeros de aula,
docentes, otros).
* Debe propiciar en los estudiantes el descubrimiento de sus potencialidades y limitaciones en el
proceso de aprendizaje. (metacognición).

La concepción de enseñanza debe destacar los siguientes rasgos de los actores (docente y
estudiantes):

* Comunicación compartida propiciada por el docente para potenciar las operaciones y


capacidades del alumno en su aprendizaje.
* Rol docente como generador de un clima afectivo que sea capaz de compartir, fundamentar y
facilitar las comunicaciones entre el conocimiento y el alumno.
* Dar oportunidades a los estudiantes para el desenvolvimiento de las relaciones interpersonales y
el acceso a las manifestaciones culturales en relación con su entorno social.
• Principios psicopedagógicos

Se sustentan en la filosofía de la educación que nos permite absolver las interrogantes: ¿qué tipo
de ser humano queremos formar? ¿Qué tipo de alumno debemos formar? Asimismo, se apoya en
los aportes teóricos de la psicología cognitiva, cuyos principios pasamos a resaltar:

a. Construcción de los propios aprendizajes. El aprendizaje es un proceso de construcción


interno, activo, individual e interactivo con el medio social y natural. Los alumnos para aprender,
hacen uso de estructuras lógicas que dependen tanto de los aprendizajes previos como del
contexto.
b. Necesidad del desarrollo del lenguaje y del acompañamiento en los aprendizajes. A través del
lenguaje se da la interacción entre el alumno y el profesor. Verbalizar los pensamientos lleva a
reorganizar las ideas y propicia el desarrollo.
. Significatividad de los aprendizajes que deben ser significativos y esto será posible si el
educando relaciona los conocimientos previos con los nuevos de manera pertinente.
c. Organización de los aprendizajes. Las relaciones que se dan entre los diferentes conocimientos
se aplican a través del tiempo y de la oportunidad de aplicarlos en la vida, lo que permite
establecer nuevas relaciones entre otros conjuntos de conocimientos.
d. Integralidad de los aprendizajes. Los aprendizajes deben abarcar el desarrollo integral de los
niños y las niñas y cubrir todas sus múltiples necesidades de aprendizajes. Por ello, se debe
promover el aprendizaje de todas las áreas del currículo.

• Principios educacionales

La Ley de Educación Nº 28044 considera los siguientes principios: ética, equidad, inclusión,
calidad, democracia, interculturalidad, conciencia ambiental, creatividad e innovación.

 Perfiles ideales de los actores educativos (director, docentes, alumnos)

Los perfiles responden a esta pregunta ¿a quién se dirige la acción educativa? Enuncian las
características deseables que deben lograr los alumnos y docentes de la institución educativa.

Los perfiles pueden ser reales o ideales. Reales si presentan rasgos que posee el estudiante que
va ser objeto de la intermediación educativa e ideales si describen las características que se
espera alcanzar al finalizar el programa.

 Procesos de diversificación curricular

Mediante el cual los documentos curriculares nacionales de los diversos niveles y modalidades
educativas son adecuados a las necesidades y características de la realidad sociocultural y
geográfica de la provincia y el departamento respectivo.

 Demandas educativas

Deben ser adecuadas a las características socioculturales del medio donde se desenvuelve y
responder a las necesidades, proyectos y expectativas de la sociedad a la que sirve. La educación
debe atender tanto las demandas de carácter externo (contexto latinoamericano y mundial) y las
demandas de carácter interno, es decir propias de la realidad peruana.

 Sistema de evaluación
En tanto las instituciones deben aspirar permanentemente a mejorar todos los procesos y
resultados que en él se desarrollen, es necesaria la evaluación de las acciones realizadas a fin de
saber si están respondiendo a las expectativas generales e identificar los avances del aprendizaje
de los alumnos.

Actualmente, no sólo se evalúa a los alumnos, sino que se extiende a los profesores, al proceso
de enseñanza-aprendizaje, al contexto educativo y a los procesos de gestión.

En esta perspectiva, la evaluación debe ser conceptualizada como un proceso permanente de


obtención de información que permita emitir un juicio de valor y tomar las decisiones necesarias
para reorientar y retroalimentar las acciones que propicien el mejoramiento de la calidad de la
enseñanza-aprendizaje.

F. PROPUESTA DE GESTIÓN

La propuesta de gestión es uno de los componentes del Proyecto Educativo Institucional. Se


refiere a los aspectos de organización, administración y financiamiento que permiten plasmar la
propuesta pedagógica.

a. ¿Qué es la propuesta de gestión educativa?

Es el modelo y estilo de conducción, organización y funcionamiento del centro educativo para el


logro de sus objetivos institucionales.

Implica un trabajo organizacional que sostiene, dinamiza y operativiza la propuesta pedagógica.


Propone modelos de gestión que respondan a la realidad, necesidades, expectativas y recursos
del centro educativo. Es pues la aplicación de las herramientas administrativas para elegir
oportunidades respecto a concretar los objetivos previamente definidos de la institución
educativa.

b. ¿Cómo construimos la propuesta de gestión?

Para formular la propuesta de gestión, debemos tener en cuenta lo siguiente:

• Recuperar la información recogida y sistematizada en la identidad y el diagnóstico. De la


primera, tomamos la visión y la misión. De la segunda, sólo aquellos aspectos vinculados con el
área de gestión: organización, clima institucional, procesos de gestión, manejo de personal. Estos
elementos constituyen la esencia de la gestión y las necesidades reales de la institución
educativa operativizando de esta manera la propuesta pedagógica.

• Revisar la normatividad vigente que regula la organización y funcionamiento de los centros (Ley
de Educación Nº 28044, reglamentos, decretos supremos, directivas, entre otros).

• Explicar los principios básicos que rigen la organización escolar. A continuación presentamos los
más relevantes:

 La gestión centrada en los aprendizajes, que permita el proceso de aprendizaje-enseñanza se


constituya en el núcleo del centro educativo, en la medida que la prestación de servicio
educativo se materializa en el aprendizaje de los alumnos y en el mejoramiento de la calidad
educativa.
 La concepción del centro educativo como un sistema abierto al aprendizaje que innova
permanentemente y responde con eficacia a los cambios en el contexto.
 Las estructuras participativas de comunicación horizontal que privilegian la creatividad y el
compromiso colectivo entre el personal de la institución y los miembros de la comunidad
educativa.
 La gestión integradora que supone el establecimiento de vínculos entre los actores que
intervienen en el proceso de aprendizaje y los insumos en función de los objetivos institucionales.
 La delegación de funciones que implica la transferencia de autoridad y responsabilidad a otros,
para que ejecuten tareas específicas.

c. Determinar la estructura orgánica

La institución educativa es una entidad en la que operan elementos de muy distinto carácter que
han de ser ordenados para que la acción de unos no obstaculice la de otros, sino que mutuamente
se complementen y refuercen.

Organizar vale tanto como disponer ordenadamente las partes de un todo. Aplicando esta idea a
una institución educativa, podríamos decir que la organización es la ordenación de lo distintos
elementos de la instituciones educativas para que todos concurran a la educación de los
estudiantes. La organización sirve apropiadamente en tanto precise sus objetivos, metas y
alcances.

Para organizarnos, necesitamos:

• Detallar las actividades que se requieren para alcanzar los objetivos y metas del proyecto
educativo institucional.
• Definir las unidades organizativas.
• Determinar y designar el número de cargos necesarios para el cumplimiento de las actividades y
funciones previamente establecidas.
• Definir los niveles de autoridad y responsabilidad en cada unidad y su nivel jerárquico dentro de
la estructura.

Retomando lo antes dicho, vemos que el desarrollo del proyecto educativo institucional demanda
nuevas necesidades de organización y reestructuración de una institución educativa. A demás hay
que tener en cuenta la necesidad de formar una cultura de participación, de compromiso y de
responsabilidad en la que los docentes deben comprometerse en lo acordado, responsabilizarse
de sus funciones y de los resultados de las mismas.

d. Estructuras necesarias para llevar a cabo la propuesta de gestión

Las estructuras organizativas deben de responder al logro de la propuesta de gestión. Para este
fin, existen una variedad de formas de diseñar la estructura de la organización. Aquí presentamos
las más relevantes. Tú puedes aplicar la que mejor responda a tus necesidades y objetivos
planteados, adecuarla o crear una nueva.

• Estructura lineal o mecanicista

Caracterizada por una gran complejidad, mucho formalismo y gran centralización. Presenta
excesiva diferenciación horizontal, una red limitada de información fuertemente dependiendo de
la comunicación descendente (órdenes del director) y escasa participación de los miembros de los
otros niveles de la organización en la toma de decisiones.
La estructura mecanicista es sinónima de la organización piramidal rígida.

Dependen de la autoridad y de la jerarquía bien definidas para canalizar la coordinación.

Para concretar la estructura de la institución educativa, se utilizan los organigramas que son
representaciones gráficas simplificadas de la organización que adopta la institución. Es la
herramienta de análisis que se utiliza para informar a los miembros de la institución educativa, la
posición que ocupan y la relación que tienen con el resto de la organización. Asimismo,
proporciona una visión global de la estructura e informa a los usuarios sobre cómo se encuentra
organizada la institución educativa, entre otras aplicaciones.

La institución educativa puede utilizar los siguientes organigramas:

 Organigrama estructural: informa sobre la estructura orgánica.


 Organigrama funcional: informa sobre las funciones básicas de sus órganos.
 Organigrama nominal: informa sobre las personas que laboran en la institución educativa.
• Estructura matricial

Este modelo es aplicable a aquellas organizaciones escolares de gran división del trabajo y
desarrollo.

Se confirma en tres estamentos:

 Estudios: integra la planificación del proyecto curricular de la institución educativa, como la


ejecución del mismo.
 Tutoría: la tutoría es a tiempo completo y no un añadido de la labor de enseñanza y
aprendizaje.
 Recursos: los recursos educativos tienen responsables identificados. El modelo permite una
especialización dentro del equipo directivo, de modo que alguno de ellos puedan
responsabilizarse por un estamento.

e. Elaboración de los proyectos estratégicos

La gestión institucional debe estar orientada al logro de los objetivos estratégicos, proponiendo
acciones pertinentes coherentes con los problemas y/o necesidades reflejadas en el diagnostico.

Para ello empezaremos realizando un análisis sobre cómo conseguir los objetivos estratégicos, es
decir, buscar diferentes caminos para el logro de los mismos.

Los proyectos propuestos deben ser explícitos en lo referente a la consolidación de las fortalezas,
atacar las debilidades, aprovechar las oportunidades, anticiparse al efecto de las amenazas y
deben estar articulados con los objetivos estratégicos.

En la formulación de cada proyecto deben seleccionarse las actividades o acciones que permitirán
solucionar y/o satisfacer las necesidades o problemas. Siendo así, se presentarán generalmente
los siguientes proyectos:

• Proyectos de implementación y equipamiento.


• Proyectos de mejoramiento.
• Proyectos productivos.
• Proyectos de innovación.
 Proyectos de construcción y equipamiento escolar, son los proyectos que responden a la
carencia, insuficiencia o deficiencia de infraestructura y/o equipamiento educativo (mobiliario,
equipos y materiales) necesarios para satisfacer las condiciones de aprendizaje y requerimientos
de la enseñanza en nuestra institución educativa.

El mejoramiento de la calidad de los aprendizajes está ligado al mejoramiento de las condiciones


físico-ambientales (comodidad y confort físico, psicológico y social) en los contextos en los que se
desarrolla el proceso de aprendizaje.

 Proyectos de mejoramiento, existen de dos clases:

o De mejoramiento de las condiciones institucionales. Son los proyectos en los cuales


implementamos estrategias de gestión que motiven e incentiven la participación de los diferentes
actores educativos, además de permitir viabilizar la delegación de funciones, favoreciendo un
clima institucional adecuado de trabajo, que refleje la organización y axiología corporativa de la
comunidad educativa.

o De mejoramiento de las condiciones de vida y estudio de los alumnos. Son los proyectos que
atienden el desarrollo integral y normal de los niños, púberes y adolescentes a través de acciones
de la orientación educacional y el trabajo con los padres de familia para la prevención, atención
y derivación de problemas que requieren tratamiento especializado.

 Proyectos productivos. Permitirán a los alumnos ingresar al mundo del trabajo y la producción,
desarrollando competencias laborales, así como lograr los objetivos educativos propuestos en el
PEI.

 Proyectos de innovación. Son proyectos que generan cambios en el trabajo pedagógico y la


organización institucional con el fin de buscar mejorar la calidad del servicio educativo
mejorando la calidad de los aprendizajes estudiantiles y del desempeño docente

EL PROYECTO CURRICULAR INSTITUCIONAL (PCI)

Es el producto del proceso de diversificación, forma parte de la propuesta pedagógica del PEI y es
de alguna manera la materialización del enfoque curricular, por eso su relación estrecha con el
diseño curricular.

Este trabajo se expresa en un documento rector que los maestros conocen como el Diseño
Curricular Nacional que siempre ha sido proporcionado por el Ministerio de Educación y que hoy
tenemos la tarea de elaborarlo en nuestro ámbito (región, UGEL, institución educativa),
plasmando en competencias, capacidades y actitudes las necesidades de aprendizaje en base a
las demandas particulares de nuestra localidad que no estuvieran contempladas en ella.

El PCI, entonces, se convierte en el instrumento de que disponen los profesores para concretar el
conjunto de decisiones, en relación con los diferentes elementos del currículo. Y así permitir a
los maestros insertar su responsabilidad y su actuación didáctica dentro de un conjunto más
amplio, posibilitando que la tarea personal en un aula o grupo se articule coherentemente en un
marco más general, de cuya definición ha sido protagonista.

El Proyecto Curricular Institucional busca atender a la población de una institución educativa y


pone énfasis en los siguientes aspectos:
• Dar una respuesta pertinente a los requerimientos de la población estudiantil que atiende.
• Presentar una cultura de trabajo integrado en su personal.
• Atender oportunidades de cambio que demandan los tiempos actuales.
• Concebir en forma articulada el proceso de gestión pedagógica e institucional.

El PCI debe contribuir a nuevos planteamientos que permitan llevar a cabo una gestión a nivel de
institución educativa, para lo cual se sugiere la organización de una institución alrededor de un
proyecto educativo propio, con la correspondiente programación curricular de aula, con tareas
muy precisas para su ejecución en un tiempo determinado.

El Proyecto que se asume como una forma organizada de trabajo pertinente a la institución
educativa y al contexto, el que se determina en conjunto por parte de todos los actores
involucrados en el sistema.

El PCI nace con la participación conjunta de los involucrados y la atención a las demandas
sociales, constituyéndose en una acción específica que generalmente es original y nueva, la que
se estructura metodológicamente y progresivamente con la intención de hacerla realidad en el
futuro en forma controlada y eficiente. Se convierte en una ventaja de poder tomar medidas
oportunas y corregir los errores para asegurar el cumplimiento de la programación
correspondiente.

Como indicadores en los que se reflejan las estrategias de accionar de una institución educativa
mediante el PCI, se tienen las siguientes:

• Capacidad de la institución para interpretar su misión, ubicándola en el tiempo y espacio


correspondientes.
• Capacidad de establecer criterios de calidad.
• Lograr identidad para elaborar y gestionar.

El PCI busca consolidad la identidad nacional, regional y local, facilitando la plena participación
de la comunidad en la gestión educativa, la autonomía institucional indispensable para el logro
de las metas establecidas y se pueden lograr las siguientes ventajas:

• El engrandecimiento mutuo del conocimiento de los participantes mediante los aportes en


conjunto.
• La reducción de conflictos, lograda a través del desarrollo de la aceptación y estima entre los
miembros del grupo.
• El crecimiento solidario y responsable de los miembros de la comunidad educativa.
• La mejora de la calidad de la labor efectuada.
• El desarrollo de una actitud de superación, autocrítica y autoanálisis.
• La orientación y objetivos comunes.

El impacto a nivel de los docentes se refleja de la manera siguiente:

• Constituye un factor de unidad integrado a los miembros de un equipo alrededor de una misión
que proporciona sentido a su trabajo.
• Incita a la optimización dando una visión de alcance de los objetivos y hace participes a todos
de una idea de progreso.
• Moviliza dando importancia a la acción en un proceso.
• Potencia las capacidades de las personas haciéndolas actuar más por afinidades y por su
participación que por las órdenes y obligaciones.
• Refuerza el poder de decisión de la jerarquía mucho más centrado en aspectos importantes y
más controlados por arbitrajes de expertos.
• Contribuye a organizar el grupo (se organiza, se prepara, se definen y distribuyen tareas, se
prevén las etapas de una actuación, se adapta, se toman decisiones, se negocia, etc., para
realizar acciones de manera más participativa.

2.1. Utilidad del PCI

El PCI como documento técnico pedagógico y social tiene las siguientes utilidades:

• Explicita las intenciones y la práctica educativa, manifestando el enfoque educativo de la


institución educativa.
• Proporciona al profesorado, alumnos, padres de familia y administrativos la orientación global
de los procesos de aprendizaje y enseñanza que se promoverán en la IE.
• Ayuda a tomar decisiones sobre la gestión y coordinación pedagógica porque:

 Fija la línea pedagógica establecida por la IE.


 Determina el sistema de planificación y organización en las aulas.
 Es un proyecto de motivación y cohesión por el proyecto educativo.
 Facilita el establecimiento de un sistema de evaluación compartida.
 Garantiza una continuidad en la línea pedagógica y educativa.

• Facilita la participación del profesorado porque:

 Posibilita la coordinación del trabajo en equipo del ciclo, área o sesión de aprendizaje.
 Permite la interdisciplinariedad y el diseño de proyectos globales.
 Cohesiona y orienta al equipo para revisar y mejorar su acción.
 Proporciona al alumnado una orientación y motivación, al poder conocer el programa global de
su proceso educativo.
 Proporciona información a los padres de familia y alumnado sobre cual es su rol en el
mejoramiento de la institución educativa.
 Posibilita un sistema de control y supervisión institucional a fin de comprobar los procesos y
resultados del aprendizaje, puesto que nos proporciona los indicadores básicos de logro de la
calidad de los aprendizaje en la institución educativa.

2.2. Componentes del PCI

Los componentes del PCI deben responder a las siguientes interrogantes:

• ¿Qué hay que enseñar?


• ¿Cuándo hay que enseñar?
• ¿Para qué enseñar?
• ¿Cómo enseñar?

Cada una de estas preguntas deben ser respondidas a través de la definición o establecimiento de
los perfiles, los temas transversales, los ejes curriculares y otros elementos que se encuentran en
el DCN, con los cuales debemos priorizar y enriquecer en función de las necesidades de
aprendizaje de los alumnos.

A continuación se detalla cada una de ellos:


a. Los perfiles
Traduce las intenciones de la IE con respecto de qué tipo de sujetos de la educación se desea
formar y atender.

b. Los temas transversales


Son aquellos que se desarrollan transversalmente, y constituyen una respuesta a los problemas
detectados en los diversos aspectos de la persona como: el cognitivo, afectivo, motriz y social,
promoviendo el desarrollo personal, comunitario, en el ámbito local, regional y nacional.

c. Las competencias y capacidades


El DCN propone un conjunto de competencias, propósitos de grado, capacidades y actitudes que
deben ser jerarquizadas en cada nivel educativo de la educación básica regular (inicial, primaria
y secundaria) en función al desarrollo cognitivo y socio cultural de los estudiantes, priorizados en
el diagnóstico del PEI y viabilizados a través de objetivos estratégicos de la gestión pedagógica.

d. Los contenidos
Los contenidos propuestos en el DCN se enriquecen, secuencian y se adecuan a las capacidades
que se desarrollarán durante el proceso de aprendizaje, según las necesidades de aprendizaje
identificadas.

e. Los lineamientos
Es el conjunto de orientaciones que guían el proceso de enseñanza aprendizaje, y unifican los
esfuerzos de la comunidad educativa para el logro de los objetivos propuestos en el PCI.

• Lineamientos metodológicos. Comprenden criterios y opciones básicas concretas de las


estrategias didácticas para el tratamiento de todos o parte de los contenidos de cada área y
ciclo.
• Lineamientos de evaluación. Prevé los procedimientos de evaluación en las diferentes áreas de
desarrollo del aprendizaje, precisando el carácter formativo de la evaluación, el mejoramiento
de la labor docente, los momentos, las técnicas e instrumentos a utilizar.
• Lineamientos de tutoría y orientación educativa. Establece los criterios que se tomarán en
cuenta para contextualizar los objetivos del servicio de tutoría y orientación educativa según las
necesidades socioafectivas y cognitivas.

2.3. Documentos que concretizan el trabajo pedagógico propuesto en el PCI

El PCI, si bien es cierto que se constituye en un instrumento de propuesta pedagógica, a la vez


está compuesta por un conjunto de documentos como:

a. La programación de aula.
b. Las unidades didácticas: unidades de aprendizaje, proyectos de aprendizaje, los módulos de
aprendizaje, talleres de aprendizaje.
c. Los diseños de aprendizaje.

3. EL PLAN ANUAL DE TRABAJO (PAT)

El Plan Anual de Trabajo es una herramienta de planeación integral. Cumple una función de
ejecutabilidad del PEI y del PCI. La perspectiva temporal del PAT es de un año.

El Plan Anual de Trabajo es la descripción y sistematización de las actividades para lograr los
objetivos anuales, los de mediano plazo y en conjunto los objetivos estratégicos.

El PAT posibilita la ejecución de las propuestas planeadas en el PEI, responde a las necesidades
de las organizaciones, propicia la participación real de los actores educativos, evita la
improvisación, consolida las actividades programadas, establece y determina prioridades en
cuanto a actividades y proyectos, finalmente, identifica fuentes de financiamiento.

Para el desarrollo de un PAT se requiere trabajo de equipo, dado que el PAT garantiza el uso de
los recursos propios, permite contar con un patrón para corregir desviaciones y evaluar el
desempeño institucional, además de aumentar la eficiencia y la eficacia del servicio educativo.

Los planes de trabajo (también conocidos como planes operativos) se distinguen de los de largo
plazo en que se limitan a las actividades específicas que se realizarán en un tiempo mucho más
corto. Estos planes se revisan ocasionalmente para verificar los cambios que ocurren durante la
ejecución de las actividades.

La planeación del trabajo puede lograr los siguientes beneficios:


• Crear un clima institucional cooperativo.
• Desarrollar en el personal la creatividad y la participación en las decisiones.
• Fomentar la auto y cogestión administrativa y técnica pedagógica.
• Asumir una actitud flexible para propiciar los cambios.
• Aprovechar medios y recursos diversos, públicos y privados.
• Utilizar el tiempo eficientemente.

El resultado de este proceso es un plan de actividades y tareas a ejecutarse en un periodo


determinado y que han sido desarrolladas y aceptadas por las personas que se encargan de
llevarlas a cabo.

3.1. Bases legales a considerar en el PAT

La elaboración del Plan Anual de Trabajo se fundamenta en las siguientes bases legales:

• Constitución Política del Perú


• Ley General de Educación Nº 28044
• D.S. Nº 007-2001-ED
• R.M. Nº 710-2005-ED
• D.S. Nº 09-2005-ED

Según la R.M. Nº 710-2005 ED, el Plan Anual de Trabajo es un instrumento de gestión derivado del
PEI de la institución educativa cuya vigencia es de un año. Concreta los objetivos estratégicos del
PEI en objetivos anuales o de corto plazo.

3.2. Sus componentes son:

Los objetivos y resultados a lograr en el año escolar; metas, actividades, presupuesto, monitoreo,
supervisión y evaluación.

En el caso de las instituciones educativas unidocentes y polidocentes multigrado que conforman


la red educativa, cada uno de ellos elabora y presenta su respectivo Plan Anual de Trabajo.
En el Plan Anual de Trabajo considera los objetivos, las metas, las actividades, el presupuesto, el
monitoreo, la supervisión y evaluación determinado por la institución educativa, debiendo
además considerarse todas las actividades extracurriculares en las que participaran durante el
año tales como concursos, desfiles, etc., lo cual será comunicado a la instancia intermedia de
gestión correspondiente.

Las actividades planificadas y programadas deben ser las más significativas e importantes para la
formación integral de los estudiantes, deben también responder a las necesidades del contexto
institucional, evitar la pérdida de horas efectivas de clase y asegurar el uso adecuado de recursos
materiales y financieros.

El Plan Anual de Trabajo es aprobado por Resolución Directoral emitida por el Director de la
institución educativa.

La evaluación del PAT es en función al cumplimiento de los objetivos, metas, actividades,


presupuesto y financiamiento, que debe ser coherente con la visión, la misión, los valores y los
objetivos estratégicos previstos en el Proyecto Educativo Institucional y su articulación con los
otros instrumentos de gestión. El Consejo Educativo Institucional participa en la evaluación,
promoviendo la transparencia de la gestión y su difusión.

Cada Institución Educativa o Programa Educativo tiene un sólo PAT que debe ser evaluado
periódicamente en su operatividad para su reajuste pertinente.

3.3. Objetivos generales del PAT

• Organizar el conjunto de actividades y/o proyectos en función a los objetivos y metas


programadas según su prioridad e impacto.
• Mejorar la eficiencia mediante la racionalización y mejor uso de los recursos y participación
activa de los actores educativos.
• Compartir una visión anticipada y satisfactoria de la situación educativa que deseamos alcanzar
al finalizar el año.
• Monitorear, supervisar y evaluar los resultados a corto plazo y de manera permanente.
• Lograr la autonomía de la IE.
• Identificar las fuentes de financiamiento para el cumplimiento de las acciones programadas.
• Transformar y mejorar la calidad educativa.

3.4. ¿Cuándo elaboramos el PAT?

Es recomendable elaborar el PAT al final de cada año lectivo para el siguiente año académico,
inmediatamente después de la evaluación institucional. Este criterio se asume por las siguientes
razones:

• Al hacer la evaluación institucional están presentes todos los miembros de la comunidad


educativa.
• Tenemos información fresca que nos servirá de insumo para la evaluación diagnóstica y la
adecuada toma de decisiones.
• Empezaremos el siguiente año con un plan definido, para cuyo logro se van a realizar acciones,
incluso, durante los meses de vacaciones escolares.

3.5. Secuencia de elaboración del PAT


El Plan Anual de Trabajo hace posible que las propuestas planteadas en el Proyecto Educativo
Institucional se hagan realidad progresivamente. Contiene los objetivos pedagógicos y de gestión
que debe alcanzar el establecimiento en el plazo de un año. En este sentido, podemos afirmar
que se trata de un plan operativo.

3.6. Determinación de las áreas

Cada institución educativa integra un conjunto de áreas, y todas ellas tienen que funcionar
armónicamente. Por tal razón, se ha establecido algunas áreas a manera de sugerencia, donde se
va identificar nuestro foco de atención.

• Área de administración y gestión de los servicios educativos.


• Área de diversificación, programación e implementación curricular.
• Área de supervisión educativa.
• Área de capacitación docente.
• Área de promoción estudiantil.
• Área de promoción educativa.
• Área de conservación y mejoramiento de la infraestructura.

3.7. Diagnóstico educativo

El diagnóstico es la primera etapa de la planificación. En este sentido resulta pertinente realizar


análisis de las áreas anteriormente seleccionadas. Los caminos y la metodología asumida para el
desarrollo del diagnóstico, están definidos por cada institución educativa. A manera de
sugerencia proponemos que se desarrolle a través de la matriz FODA y/o el árbol de problemas.

a. Insumos para el diagnóstico


• Nómina de matrícula.
• Actas de evaluación.
• Las estadísticas anuales.
• La ficha de matrícula.
• La programación anual.
• La memoria de gestión.

b. Técnicas e instrumentos para el diagnóstico

3.8. Definición de objetivos estratégicos

Sobre la base del diagnóstico de las áreas determinadas, se formulan objetivos estratégicos. Un
objetivo estratégico es un propósito que se desea lograr en un plazo determinado (un año), las
cuales deben estar plasmadas en el PAT.

3.9. Esquema del Plan Anual de Trabajo

No existe una imposición del esquema de presentación del Plan Anual de Trabajo, depende
mucho de la creatividad y las características propias de cada institución educativa y el equipo de
trabajo. Sin embargo, en nuestro ámbito local de nuestras instituciones educativas se asume un
esquema sugerido por la Directiva Nº 008-2005 UGEL Huancayo, y que integra los siguientes
elementos:
La elaboración del PAT con cada uno de sus pasos respectivos de detalla en la Guía N° 01 sobre
instrumentos de gestión educativa PEI, PCI, PIE, PAT, RI, IGA.

4. EL PROYECTO DE INNOVACIÓN EDUCATIVA (PIE)

4.1. ¿Qué es un proyecto de innovación?

Es una propuesta de cambio, que tiene por finalidad lograr mejoras cualitativas y cuantitativas en
la práctica pedagógica, mediante la participación activa de todos los miembros de la comunidad
educativa y su entorno social.

4.2. ¿Qué requisitos debe reunir un proyecto para organizar su efectividad?

Para la ejecución exitosa de todo proyecto, independientemente del área en que se desarrolla,
tres requisitos son fundamentales. Sin la concurrencia de estas tres condiciones, el proyecto
puede sufrir serios reveses en su aplicación:

• Factibilidad social: se refiere al nivel de aceptación y compromiso de los beneficiarios y de los


conductores para llevar adelante el proyecto.

El Proyecto puede verse seriamente limitado o entrampado en su ejecución si no goza de la


aceptación de los beneficiarios y si no conquistan la voluntad y compromiso de sus actores
principales. De allí la importancia de un serio proceso de sensibilización, motivación, persuasión
e involucramiento de los actores, desde el inicio (formulación del proyecto) y a la largo de su
ejecución.

• Factibilidad técnica: se refiere a la debida consistencia y posibilidad de realización exitosa del


proyecto, lo que comprende la adecuada formulación del proyecto y que cuenta con objetivos y
metas alcanzables. La factibilidad técnica también implica la necesidad de contar con el talento
humano que pueda acompañar la aplicación del proyecto en todas sus fases (formulación,
ejecución, evaluación y sistematización).

• Factibilidad económica: se refiere al respaldo económico que permite la viabilidad del


proyecto, es decir asegurar las fuentes de financiamiento que posibiliten realizar la innovación.
4.3. Características del proyecto de innovación

Son los siguientes:

• Parte de un proceso de reflexión colectiva acerca de los problemas pedagógicos más


importantes de la institución educativa.
• Está orientado al mejoramiento de la calidad educativa y al desarrollo de las personas
involucradas, logrando el fortalecimiento de la capacidad de auto gestión pedagógica e
institucional.
• Da respuesta a las necesidades prioritarias de la institución educativa en los ámbitos de gestión
pedagógica e institucional.
• Está articulado al desarrollo institucional (ideario, valores, objetivos estratégicos, etc.). Para
mejorar los procesos de gestión.
• Tiene objetivos claros y precisos, factibles de alcanzar, medir y verificar.
• Propone nuevas estrategias para enfrentar la problemática seleccionada.
• Es producto de un trabajo en equipo, con la participación activa y el compromiso de todos los
actores de la comunidad educativa (directivos, docentes, administrativos, alumnos y padres de
familia), quienes se deben incorporar desde el proceso de reflexión, elaboración, ejecución y
evaluación del mismo.
• Es sostenible en el tiempo. Una vez finalizada la fase experimental debe garantizarse su
continuidad.
• Moviliza a la comunidad externa de la institución educativa, estableciendo redes de trabajo
cooperativo en relación con el objetivo del proyecto.
• Contextualiza el problema educativo considerando las características propias de la institución.
• Propicia que la evaluación esté planteada desde el inicio del proyecto y que ésta debe
desarrollarse de manera permanente, a lo largo de todas las fases del proceso.

4.4. Ciclo del proyecto de innovación

El ciclo de un proyecto de innovación educativa consta de las siguientes etapas:

a. Planificación: consiste en la formulación de los objetivos del proyecto innovador y la definición


de las actividades para conseguirlos.

En esta etapa se deben evaluar los posibles riesgos, ya que de no hacerlo se pueden poner en
peligro los objetivos del proyecto.

b. Aplicación: en esta etapa es fundamental estar atento a los cambio en el contexto del
proyecto, ya que éste influye en los objetivos. La aplicación no puede ser inflexible. Además, tras
la fase de planificación, puede surgir inquietudes individuales que contribuyan al cambio de ruta,
es fundamental distinguir si las inquietudes son justificadas o no.

c. Monitoreo: en esta etapa hay que preguntarse: ¿estamos en la dirección correcta para
conseguir los objetivos planeados?. Se deben comparar los objetivos alcanzados (estado actual)
con los trazados (planificación). Si la diferencia es grande, se deben efectuar las medidas
correctivas. El monitoreo debe permitir corregir el rumbo en el debido tiempo.

d. Evaluación: se realizan durante todo el ciclo del proyecto; aquí cabe preguntarse si el proyecto
está funcionando satisfactoriamente, si estamos consiguiendo lograr los objetivos propuestos, qué
cambios cualitativos y cuantitativos ha producido la innovación.

La evaluación formula conclusiones acerca de lo observado a una escala mayor, aspectos tales
como el diseño del proyecto y sus impactos previstos e imprevistos. Para ello se vale del
resultado y del informe de los monitoreos realizados.

5. EL REGLAMENTO INTERNO (RI)

Es el instrumento de gestión administrativa que regula el funcionamiento de la institución


educativa en el marco del PEI, en relación con los otros instrumentos de planeamiento y las
normas oficiales vigentes.

Es un documento que define las normas, funciones y procedimientos que regulan el


funcionamiento de la institución educativa. En él se establecen los derechos y deberes del
personal, los criterios de administración y el manejo de recursos, el desarrollo de las actividades
académicas y administrativas, el régimen económico y disciplinario, entre otros. Es elaborado
bajo la conducción del director de la institución educativa con la participación y aporte de los
docentes y el personal administrativo.

5.1. Importancia del Reglamento Interno

El reglamento interno garantiza el buen funcionamiento de la institución educativa. Informa al


personal sobre sus derechos, obligaciones y responsabilidades y define ámbitos de competencia
de los miembros de la comunidad educativa.

Establece pautas, criterios y procedimientos para el funcionamiento, desempeño e interacción de


los miembros de la comunidad educativa.

5.2. Objetivos del Reglamento Interno

• Responder a una necesidad organizativa.


• Indicar el funcionamiento de la institución educativa.
• Establecer normas.
• Propiciar actitud responsable de los agentes educativos.
• Constituirse en un instrumento aplicativo y funcional.
• Establecer los mecanismos de los procesos básicos de la institución pública.

5.3. Criterios para elaborar el Reglamento Interno

Para la elaboración del RI se debe tener presente las siguientes recomendaciones:

• Que sea compatible con la Constitución Política, los derechos humanos y los derechos del niño y
del adolescente.
• Debe tener un carácter consensual, democrático, no excluyente, equitativo.
• Su redacción debe ser claro y no ambiguo.
• No debe entrar en contradicción con otras normas del sector educación.
• Debe ser conocido por la comunidad educativa.
• Debe ser compatible con el PEI.
• Las medidas disciplinarias deben ser proporcionales con el tipo de faltas.

5.4. ¿Qué permite el Reglamento Interno a la comunidad educativa?

• Dinamizar las actividades significativas que agregan valor a la institución educativa, sin llegar a
normativa de tipo burocrático, más bien cuidando especialmente las relaciones humanas a través
de reglas, normas y procedimientos participativos.

• Coordinar el funcionamiento de la estructura orgánica, desde los equipos docentes, áreas,


secciones, unidades, direcciones, de diverso rango, poniendo énfasis en el estilo convivencial y
en la interacción y no en la disciplina meramente externa.

• Mejorar las relaciones entre los actores educativos, conformando un clima organizacional
adecuado a los desempeños profesionales y comunales, de modo que los eventuales conflictos se
resuelvan mediante las relaciones personales y en caso extremo en los órganos colectivos de
participación.

5.5. Estructura del Reglamento Interno:


La información que debe tener en cuenta y debe contener el reglamento interno son los
siguientes:

• Finalidad
• Bases legales
• Alcances
• Objetivos
• Estructura orgánica
• Funciones generales
• Organización del año lectivo
• Inicio y término del año escolar

CAPÍTULO I
De los derechos de los servidores
CAPÍTULO II
De las prohibiciones y obligaciones
CAPÍTULO III
De las faltas, sanciones y estímulos
CAPÍTULO IV
Del control de asistencia y permanencia de personal
CAPÍTULO V
Del registro y control de asistencia
CAPÍTULO VI
De las tardanzas e inasistencias
CAPÍTULO VIII
De las licencias, permisos y comisión de servicios
CAPÍTULO IX
De las relaciones sociales y usos de los bienes, enseres y equipos
CAPÍTULO X
Disposiciones complementarias
CAPÍTULO XI
Régimen administrativo
Cuadro de asignación de personal
CAP Estructural
CAP Nominal

5.6. Consideraciones normativas para la elaboración del Reglamento Interno

a. Del reglamento interno y las disposiciones generales.- Comprende la fundamentación del RI


enmarcado en el PEI de la IE y la disposiciones legales que la sustentan.

b. De la institución educativa, creación, fines, objetivos, funciones generales y estructura


orgánica.- Lo constituye la creación de la IE los niveles que la integran el ideario o lema
institucional, la UGEL a la que pertenece, dirección y estructura orgánica.

c. De las funciones específicas de los órganos miembros que lo integran.- Establece las funciones
de la IE, el cuerpo directivo y los trabajadores docentes y administrativos y los otros órganos que
lo integran.

d. De la organización del trabajo educativo.- Regula la ejecución del PEI, el PAT, el PCI, las UUDD
y sesiones de aprendizaje.
e. De la organización del trabajo administrativo.- Establece el control de asistencia de los
docentes, administrativos y directivos. El cuadro de horas y el plan de estudios.

f. Del funcionamiento de la institución educativa.- Indica el horario del servicio de la IE para los
alumnos, padres de familia, personal docente, administrativos y directivos.

g. De la matrícula, evaluación y certificación.- Indica los requisitos y tratamiento a la ratificación


de la matrícula, traslados, normas de proceso de evaluación y la certificación.

h. De los derechos, atribuciones, prohibiciones, estímulos, faltas y sanciones del personal.-


Norma los deberes, derechos y atribuciones personal directivo, docente y administrativo, así
como las prohibiciones a la que se sujetan de las sanciones y estímulos.

6. EL INFORME DE GESTIÓN ANUAL (IGA)

El Informe de Gestión Anual (IGA) es el resultado del proceso de autoevaluación de la gestión de


la institución educativo, en base a la ejecución del PAT, RI y los proyectos de mejoramiento o
innovación en el contexto del PEI.

Es un proceso de análisis que llevan a cabo los miembros de una institución educativa sobre los
aspectos de gestión pedagógica, institucional y administrativo con la finalidad de detectar sus
fortalezas y debilidades.

El Informe de Gestión Anual nos permite plantear los cambios, ajustes, rectificaciones o
innovaciones necesarias de acuerdo con la realidad particular de cada institución.

6.1. Importancia del IGA:

El IGA es fundamental porque establece e identifica los siguientes aspectos:

a. El nivel de logro de las actividades programadas.


b. El uso de los recursos.
c. Las dificultades encontradas.
d. Las medidas correctivas adoptadas.

6.2. Objetivos del IGA:

a. Orientar al personal directivo, jerárquico y docentes en la correcta elaboración de los


documentos oficiales de finalización del año escolar.
b. Promover una cultura de mejoramiento continuo de los aprendizajes y capacidades de gestión
de la I.E.
c. Identificar las fortalezas y debilidades para brindar un servicio educativo con calidad y
equidad.

6.3. Bases legales que deben considerar para elaborar el IGA:

a. Carta Magna:

• Constitución Política del Perú.


b. Ley de Educación:

• Ley General de Educación N° 28044, modificado por Ley N° 28123 y 28302.


c. Decretos Supremos:

• D.S. N° 025-2001-ED Tutoría y Prevención.


• D.S. N° 013-2004-ED Reglamento de Educación Básica Regular.
• D.S. N° 007-2001-ED Normas para la Gestión y Desarrollo de las Actividades en los Centros y
Programas Educativos.
• D.S. N° 015-2002-ED Reglamento de Organización y Funciones de las Direcciones Regionales y
Unidades de Gestión Educativa Local.
• D.S. N° 009-2005-ED Aprueba Reglamento de Gestión del Sistema Educativo.
• D.S. N° 006-2004-ED Lineamientos de Política Educativa 2004-2006.
• D.S. N° 029-2003-ED Lineamientos del Programa Nacional de Emergencia Educativa 2004.
• D.S. N° 067-2001-ED Se crea el Proyecto Huascarán.

d. Resoluciones Ministeriales:

• R.M. N° 234-2005-ED. Aprueba la Directiva N° 004-VMGP-2005 Evaluación de los aprendizajes de


los estudiantes en la Educación Básica Regular.
• R.M. N° 0596-2004-ED. Precisa documentos obligatorios que las Direcciones Regionales de
Educación y las Direcciones de las Unidades de Gestión Educativa Local deben exigir a directores
de instituciones educativas públicas y privadas.
• R.M. N° 0379-2005-ED. Aprueba la Directiva N° 96-2005-ME/SPE/OFIN “Implementación y
Monitoreo del Sistema de Información de Apoyo a la Gestión de la Institución Educativa (Sistema
del Educando Versión 1.2.5”.
• R.M. N° 068-2005-ED. DCN de la Educación Básica Regular y el inicio del proceso de
articulación.
• R.M. N° 048-2005-ED. Orientaciones y Normas Nacionales para la Gestión en las Instituciones de
Educación Básica y Educación Técnico Productiva 2005.
• R.M. N° 1225-85.ED. Normas sobre determinación de los cinco estudiantes que han obtenido los
más altos promedios generales al concluir la Educación Secundaria.
• R.M. N° 0387-2005-ED. Aprueba modificatoria de la Directiva N° 004-VMGP-2005 Evaluación de
los aprendizajes de los estudiantes en la Educación Básica Regular.

e. Resoluciones Viceministeriales:

• R.V.M. N° 077-84-ED. Normas de Evaluación para Secundaria de Menores.


• R.V.M. N° 013-2003-ED. Aprobación y Autorización de Ficha, Nómina, Actas y Certificados según
el nivel y/o modalidad.
• R.V.M. N° 010-96-ED. Normas para el Desarrollo del Programa de Recuperación Académica en
los Centros y Programas Educativos Estatales y Privados de Educación Secundaria de Menores.

f. Resoluciones Directorales:

• R.D. N° 128-2005-ED. Aprueba la Directiva N° 068-2005-DINESST “Orientaciones para la


Implementación del Sistema del Banco del Libro de Educación Secundaria”.
• R.D. N° 032-2005-ED. Aprueba la Directiva N° 031-DINESST-UDCRES-2005 Orientaciones para la
Generalización del Área de Educación para el Trabajo.
g. Directivas:

• Directiva N° 017-VMGP-2004. Orientaciones Pedagógicas para Desarrollar el Plan de Emergencia


Educativa 2004.
• Directiva N° 074-VMGP-2004. Orientaciones de Gestión Institucional para Atender la Emergencia
Educativa 2004.
• Directiva N° 016-2004-VMGP-2004. Normas para supervisar el desarrollo de horas efectivas del
trabajo escolar del personal docente en instituciones educativas públicas.

6.4. Disposiciones generales para el IGA

Entre ellas tenemos:

a. La programación de la clausura del año escolar, se programará teniendo en consideración la


fecha de inicio de las labores pedagógicas, calendarización de cada institución educativa y
habiendo cumplido real y efectivamente las 38 semanas de labores pedagógicas (900 horas en
Nivel Inicial, 1100 en Educación Primaria y 1200 en Educación Secundaria) efectivas de dictado de
clases como mínimo, conforme indica la R.M. N° 048-2005-ED.

b. Los directores de las instituciones educativas públicas y privadas de Educación Básica Regular
(Inicial, Primaria y Secundaria) presentarán el informe ejecutivo de gestión anual consolidado a
la UGEL el mismo que debe comprender aspectos sustantivos de gestión pedagógica, institucional
y administrativo. Este informe servirá de base para la formulación y actualización de los
documentos de gestión del año siguiente.

c. Los criterios de calificación y aprobación del grado están regulados para Educación Básica
Regular (Inicial, Primaria y Secundaria) en la R.M. N° 234-2005-ED. Aprueba la Directiva N° 004-
VMGP-2005.

d. Los docentes de las instituciones educativas públicas, en coordinación con los padres de
familia de la sección a su cargo, velarán por la devolución de los textos escolares entregado a los
estudiantes al inicio del año, para garantizar su cuidado y conservación de los módulos de
biblioteca y de todos aquellos materiales bibliográficos, audiovisuales, informáticos disponibles
que contribuyen al logro de los aprendizajes.

e. La instituciones educativas privadas organizan y conducen la gestión educativa con arreglo a la


Ley General de Educación N° 28044, así como Ley de los Centros Educativos Privados N° 26549,
Ley de Protección a la Economía Familiar N° 27665 y el D.S. N° 005-2002-ED. No obstante se
sujetarán a las normas y orientaciones establecidas para la entrega de la información final de los
aprendizajes de los estudiantes a las UGELS.

f. Los directores de las instituciones educativas focalizadas en la Emergencia Educativa elevarán


a la UGEL el informe de la aplicación de las propuestas pedagógicas del Programa de Emergencia
Educativa desde su incorporación al Proyecto Curricular de la Institución Educativa PCIE y su
desarrollo en las Unidades Didácticas.

g. Las UGELs elevarán el informe ejecutivo de gestión pedagógica e institucional anual a la DREJ.

6.5. Disposiciones específicas

6.5.1. Para el nivel de educación inicial


a. Documentos que deben entregar:
• Actas de evaluación.
• Nómina del estado nutricional.
• Hoja de resumen del estado nutricional a nivel de IE.
• Resumen estadístico - metas de atención de estudiantes.
• Resumen estadístico evaluación de los aprendizajes.
• Informe del programa de Kidsmart.
• Informe del programa de alimentación escolar en base a la directiva.
• Informe sobre el número de computadoras.
• Informe sobre las necesidades de capacitación.

6.5.2. Para el nivel de educación primaria

a. Documentos que deben entregar:

• Los docentes de aula deberán entregar a la dirección de las I.E.:


 Registro de evaluación.
 Informe de progreso.
 Actas consolidadas de evaluación integral debidamente rellenadas.

• Los directores de las I.E. deberán entregar:

A la UGEL:

Actas consolidadas de evaluación integral debidamente rellenadas.

A los padres de familia:

Informe de progreso y certificados de estudios en forma gratuita de los estudiantes, para que
aprecien los logros, dificultades y progresos de aprendizajes de los educandos.

6.5.3. Para el nivel de educación secundaria

a. Documentos que deben entregar:

• Los docentes de aula deberán entregar a la dirección de las I.E.:


 Registro de evaluación.
 Informe de progreso.
 Actas consolidadas de evaluación integral debidamente rellenadas.
 Informe de gestión pedagógica.

• Los directores de las I.E. deberán entregar:

A la UGEL:

Actas oficiales de calificativos rellenadas.

Acta con la relación de los diez primeros estudiantes que han culminado la Educación Secundaria
de Menores y Adultos, en orden de mérito, con los certificados promocionales de los cinco
primeros estudiantes. R.M. N° 1225-85-ED.
A los Padres de Familia:

Informes de progreso y certificados de estudios en forma gratuita de los estudiantes, para que
aprecien los logros, dificultades y progresos de aprendizajes de los educandos.

6.6. Aspectos generales a considerar en un informe de gestión de una institución educativa

6.6.1. Informe de gestión pedagógica

Contiene los siguientes aspectos elementales:

a. Aspecto curricular

• Modalidades y formas del sistema educativo.


• Plan de estudios.
• Organización del año lectivo (calendarización del año escolar).
• Vacante de matrícula para estudiantes con necesidades educativas especiales.
• Aspectos pedagógicos generales.
• Diversificación curricular.

b. Dimensión estrategia metodológica, medios y materiales educativos

• Educación para el trabajo


• Procesos pedagógicos (aprendizaje-enseñanza).
• Proyecto Huascarán.
• Programa de educación en áreas rurales
• Formación en servicio.
• Textos y materiales.

c. Dimensión evaluación de los aprendizajes

• Evaluación de los aprendizajes.


• Redes: redes de desarrollo curricular, redes de gestión educativa, círculos de mejoramiento.
• Educación a distancia.

d. Dimensión tutoría

• Tutoría y orientación educacional (convivencia y disciplina escolar).


• Promoción de cultura, educación física, arte y deporte.
• Equidad de género.
• Aspectos pedagógicos transversales.
• Educación ambiental.

6.6.2. El informe de gestión institucional

Contiene los siguientes aspectos elementales:

a. Lineamientos de política educativa institucional


• Autonomía Institucional.
• Liderazgo y ética en la gestión institucional.
• Instrumentos de gestión educativa: PEI, PAT, PIN, RI, IEGA.

b. Clima institucional

• Jornadas espirituales.
• Eventos académicos, culturales y sociales.
• Medios y canales de comunicación personalizados entre los estamentos de la comunidad
educativa.
• Informe económico con transparencia.

c. Supervisión y monitoreo

• Evidenciar el cambio en la labor docente.


• Comunicación horizontal y de asesoramiento.
• Promoción de la producción intelectual.
• Estimular el trabajo docente.

d. Infraestructura

• Construcciones y nuevas construcciones.


• Implementar mobiliarios funcionales y útiles para el trabajo en equipo.
• Implementar las oficinas de las diversas áreas.
• Limpieza, mantenimiento y conservación.
• Módulos de atención para PP. FF., servicio de psicopedagogía, asistencia social y tutoría, centro
de cómputo.

e. Proyección educativa comunal

• Eventos culturales, sociales y recreativos dirigidos a la población.


• Coordinaciones intersectorial.
• La I.E. y la cooperación internacional.
• Campañas contra los centros de corrupción.
• Acciones de ayuda solidaria.

6.6.3. Informe de gestión administrativa

Contiene los siguientes aspectos elementales:

a. Lineamientos de política educativa administrativa

• Precisar los lineamientos de política educativa a partir de los instrumentos de gestión


educativa: PEI, PAT, PIN, RI, IEGA.
• Difusión el RIN, MOF de la institución educativa.

b. Programación de actividades

• Organizar acciones de diversas índoles, como programas de emergencia educativa.


• Eventos académicos, culturales.
c. Racionalización y contrato de personal

• Biblioteca
• Servicios
• Laboratorios

6.7. ¿Quiénes lo elaboran?

El IGA deberá ser elaborado por el personal directivo de la IE con opinión del consejo educativo
institucional y aprobado por el director mediante una resolución directoral.

6.8. ¿Quiénes deben realizar la evaluación externa de la IE.?

La evaluación externa de la IE lo ejecutan las direcciones regionales de educación y las UGELs,


tomando como insumo una muestra de los informes de la gestión anual de las instituciones
educativas.
Publicado por ABDEL ROJAS ( Tf: 4256988 - Cel: 996923943 ) en 20:27