Vous êtes sur la page 1sur 3

eCLASIFICACION DE LOS CONTRATOS.

1- Clasificación desde el punto de vista jurídico:


La clasificación técnica-jurídica de los contratos está legislada en parte en el Código
Civil, pero no se agota en sus normas.- Por el contrario, la clasificación que hace la
doctrina es mucho más amplia.-
En este curso se han priorizado las siguientes clases de contratos:

a) Unilaterales o bilaterales
Se denominan contratos bilaterales, o con prestaciones recíprocas, a los contratos que,
al momento de su perfeccionamiento, engendran obligaciones recíprocas para las partes
intervinientes (Art. 1138 C.C.).-
Ejemplos: compraventa, permuta, locación de cosas, de servicio y de obra, mandato
oneroso, leasing, seguro.-
Se denominan contratos unilaterales o con prestación a cargo de una de las partes a los
que, al momento de su perfeccionamiento, hacen nacer obligaciones para una sola de las
partes intervinientes.-
Ejemplos: donación, mandato gratuito, depósito gratuito..

Plurilaterales: esta clase puede considerarse como subespecie de los bilaterales o como
una tercera categoría junto a unilaterales y bilaterales.-
En esta clase, la manifestación negocial proviene de más de dos partes.- Las
prestaciones se multiplican cuantitativamente según el número de contratantes.-
Ejemplos: sociedad, tarjeta de crédito.-

b)Onerosos o gratuitos:
Los contratos onerosos (o a título oneroso) son los que implican para las partes un
sacrificio patrimonial al cual corresponde una ventaja (Art.1138 C.C.).-
Ejemplos: compraventa, locaciones, leasing, seguro, mutuo oneroso,
Los contratos gratuitos (o a título gratuito) implican una liberalidad, un beneficio o
ventaja patrimonial sin sacrificio alguno para el destinatario. El sacrificio recae sobre la
parte que, a su vez, no recibe ventaja alguna.-
Los contratos gratuitos tienen un tratamiento riguroso por parte de la ley. Así requieren
mayores formalidades para su celebración y el tratamiento del adquirente a título
gratuito es de menor protección.-
Ejemplos: comodato, mandato, fianza, donación.-

c) Consensuales o reales:
Los contratos son consensuales cuando se perfeccionan con el mero consentimiento.-
Ejemplos: compraventa, donación, permuta, locación de cosas, de servicios y de obra,
mandato, seguro, leasing.
Los contratos son reales cuando se perfeccionan con la entrega de la cosa.-
Ejemplos: comodato, mutuo, depósito.-

d) Típicos o atípicos:
Esta diferenciación se funda en la existencia de contratos legislados expresamente en
lo referente a sus formalidades, contenidos, efectos, exigencias normativas, etc.- Esta
tipicidad, que emerge de una regulación propia de un tipo contractual, significa que éste
posee una caracterización o una estructura singular.
Ejemplos: compraventa, locación de cosas, de servicios y de obra, mandato, depósito,
comodato, leasing, seguro.-
Los contratos atípicos, por el contrario, carecen de la mencionada regulación legal.
Aparecen en la vida jurídica fruto de la libertad contractual (Art. 1.197 C.C.).-
Ejemplos: garage, franquicia, crédito documentario, tarjeta de crédito, cajero
automático, tiempo compartido.-
La importancia de esta distinción se da en la existencia de una regulación que las
partes deben respetar imperativamente y que también rige como supletoria a la
autonomía de la voluntad en su aspecto de libertad contractual (contratos típicos).-
En cambio en los contratos atípicos, rige plenamente la libertad contractual para
regular las consecuencias del contrato, con los límites de los principios generales del
derecho y de la contratación.-

e) Conmutativos o aleatorios:
En el contrato conmutativo las partes pueden estimar, al momento de su
perfeccionamiento, las ventajas y sacrificios que derivan del negocio.-
Ejemplos: compraventa, permuta, donación, locación de cosa, de obra y de servicios,
mandato, depósito, comodato, transporte, leasing.-
En el contrato aleatorio (o de suerte) la entidad del sacrificio, puesta en relación con
la entidad de la ventaja, no puede ser conocida y apreciada en el acto de formación del
contrato (Art. 2.051 C.C.).- Esta relación se revelará a continuación, según el curso de
los acontecimientos.- Cada una de las partes desconoce o tiene como objetivamente
incierto si la ventaja o desventaja (como atribución patrimonial) será proporcionada al
sacrificio.-
Ejemplos: juego, apuesta, rifa.

f) Formales o no formales:
Teniendo en cuenta el art. 973 C.C. que da una definición de la forma del acto
jurídico, son contratos formales los que requieren de una solemnidad taxativamente
prefijada por la ley.- Las exigencias legales referidas a la forma no pueden ser eludidas
por las partes contratantes por ser de orden público.-
Los contratos no formales son los que tienen su exteriorización libre pudiendo
celebrarse en cualquier forma válida como manifestación negocial.-Las partes
contratantes pueden crear formalidades donde la ley no las exige.- Art. 1.145 C.C.).-

g) Principales o accesorios:
Son contratos principales los que no dependen de otro para su existencia.-
Ejemplos: compraventa, locación de cosas, de servicios y de obra, leasing, transporte,
comodato, depósito.
Son contratos accesorios los que dependen para su existencia de la existencia de otro
contrato.-
Ejemplos: fianza, prenda, hipoteca.-

h) De ejecución inmediata o de ejecución diferida:


En esta clasificación se tiene en cuenta el tiempo o período de tiempo que transcurre
entre la celebración del contrato y su ejecución, es decir, la producción de sus efectos o
el cumplimiento de los derechos y obligaciones emergentes.-
Son de ejecución inmediata los contratos que comiencen a producir sus efectos a partir
de su celebración, inmediatamente, sin solución de continuidad.-
Ejemplo: la compraventa.
Son de ejecución diferida o a término los contratos cuyos efectos comienzan a
producirse a partir de un plazo o término inicial.-
Ejemplo: locación de inmuebles.

I) De ejecución instantánea o de tracto sucesivo:


También se tiene en cuenta el tiempo para esta clasificación, pero para determinar la
duración de la ejecución o cumplimiento del contrato y no para establecer a partir de
cuando se produce.-
Son de ejecución instantánea o única, los contratos que se ejecutan en un solo
momento, de una sola vez, sin que sus efectos se prolonguen en el tiempo.-
Ejemplos: donación, permuta, compraventa.-
Son de ejecución continuada o de tracto sucesivo los contratos cuyos efectos se
prolongan en el tiempo, es decir que la ejecución de los mismos no se agota en un
instante.-
Ejemplo: locación de cosas, leasing.-