Vous êtes sur la page 1sur 3

Reseña de artículo: La política formal hoy es una actividad mal mirada, pero lo político no ha

dejado de tener relevancia para nuestra sociedad. Para comprender adecuadamente qué es la
participación ciudadana debemos entender la política como un aspecto fundamental de la vida en
sociedad y de la democracia, discerniendo algunos modos en que nos podemos interesar en los
problemas comunes. El siguiente artículo propone algunas líneas de reflexión en torno a estas
cuestiones.

Palabras claves: política, ciudadanía, democracia.

Público: profesores, estudiantes, directivos y apoderados. Público en general.

Extracto Web: ¿Por qué es importante participar en política?

Autor: Martín De la Ravanal G. Profesor de Ética y Teoría Política, Universidad Alberto Hurtado y
Universidad de Santiago de Chile. Magister en Ética Social y Desarrollo Humano.

¿Por qué es importante la participación ciudadana?


Hablar sobre la importancia de la participación ciudadana es hablar sobre la
importancia de la política. Lamentablemente, hoy ésta goza de muy mala fama, siendo, para
muchos, sinónimo de corrupción, ineficiencia y abuso. Hay una gran desconfianza a casi
todas las autoridades e instituciones donde haya poder, y las personas no se sienten bien
representadas por sus gobiernos y líderes. A pesar de que la mayoría pone más atención en
sus asuntos privados (trabajo, familia, estudios, ocio, etc.) que en los asuntos públicos, hay
grandes problemas comunes que nos aquejan: acceso y calidad de la educación, deterioro
medioambiental, pobreza y desigualdad económica, aumento del crimen y el delito, etc.
¿Cómo enfrentarlos, si nadie se interesa, informa, participa…?
1. Una distinción importante…
Se suele pensar que la participación política se reduce en ocupar un cargo público en el
estado, militar en un partido político, o interesarse por las elecciones. Lo político, sin
embargo, es un campo mucho más amplio pues se refiere a que todos estamos involucrados
en asuntos comunes a partir de perspectivas, intereses y valores diferentes, que a veces se
oponen unos con otros. De aquí que sea inevitable que aparezcan conflictos nuestra
sociedad que deben ser resueltos.
La política es la actividad de crear, participar, cuestionar y recrear las instituciones
comunes que dan forma a nuestra sociedad, con el objetivo de tener una buena convivencia
y mejor vida. Para definir y establecer quién manda, quién hace las reglas de la sociedad y
por qué debemos obedecer, tenemos que hablar y actuar en conjunto, sabiendo que no
estaremos siempre, de buenas a primeras, de acuerdo. Al interesarnos en el ordenamiento
de nuestra sociedad definimos cuestiones tan importantes como las libertades que
gozaremos, y la justicia y responsabilidades que tenemos unos con otros. Si no nos
interesamos y decidimos, otros lo harán. Eso es en principio, lo esencial de la política.
2. Ciudadanía en democracia…
Una convicción importante en
democracia es que las leyes no caen del
cielo ni se dan de manera “natural”. Son
las mayorías de ciudadanos los que
definen su gobierno y sus leyes, y con
ello, el tipo de sociedad y de convivencia
que tendrán, en un proceso que nunca se
da por acabado. En una democracia, no
se puede imponer un orden contra la Bajada de fotografía 1:
En un sistema democrático son las mayorías de los
voluntad de los ciudadanos ni un ciudadanos los que definen la forma general de su
gobierno puede durar mucho, si es gobierno y leyes. Con ello le dan forma a su sociedad y
convivencia.
ilegítimo a los ojos de los gobernados (a
menos que se imponga por la pura
fuerza).
La ciudadanía es, de un modo amplio, la relación que se establece entre un individuo,
su comunidad política y los poderes públicos que gobiernan (el Estado principalmente)
donde el individuo tiene derecho a participar libremente en la toma de decisiones. También
el deber de cooperar y colaborar con la construcción del ordenamiento y convivencia social.
En las sociedades gigantescas y complicadas en las que vivimos resulta muy difícil que
los ciudadanos puedan gobernar directamente. Por lo tanto, deben delegar en
representantes, la tarea de tomar decisiones, crear las leyes y establecer la justicia. Por ello
es que nuestras democracias son llamadas “representativas”. Ahora bien, si los ciudadanos
no se interesan ni participan en política ¿los intereses de quién representarán esas leyes y
autoridades?
3. La participación política.
En un Estado Democrático, los ciudadanos gozan de libertades individuales,
derechos de participación política y a algunos derechos de acceso a bienes y servicios
necesarios (vivienda, salud, educación, transporte y otros) para ser tratados con justicia e
igualdad en sociedad, para ser efectivamente libres de elegir. Defender esas libertades,
elegir y supervisar a sus representantes, y exigir sus derechos sociales, requiere participar
políticamente. La participación política es el conjunto de acciones y comportamientos que
apunta a influir sobre las decisiones importantes de los asuntos comunes de un país, en
especial, la elección de quienes serán las autoridades y la supervisión de sus acciones
públicas.
Respecto a lo último, es clave la idea de sociedad civil y opinión pública. Sólo unos
ciudadanos activos, libres, informados, responsables y pensantes, que puedan conversar,
dialogar y discutir racionalmente entre ellos, podrán ser ciudadanos plenos.
4. Participación ciudadana.
La participación ciudadana puede ser considerada como algo más amplio. Ser
ciudadano es contribuir a construir el tipo de sociedad y convivencia que tendremos. Esto
significa interesarnos y participar activamente en las cuestiones económicas (ciudadanía
económica) y también en las formas en que se relacionan los distintos individuos, grupos y
comunidades con sus legítimas diferencias e intereses (ciudadanía civil). Incluso hoy, en un
planeta globalizado, no sólo se trata vivir e incluir a todos los chilenos, sino también a
miembros de otros países y culturas (ciudadanía intercultural)
Finalmente, ser
ciudadano significa pensar y
actuar tanto localmente como
globalmente. Esto significa
tomar en cuenta los derechos
universales de todo miembro de
la humanidad. Asimismo ser
conscientes del destino común e
interdependiente que tenemos,
como seres vivos que habitan un
mismo y único planeta. Exigir los
derechos de los consumidores y
Bajada de fotografía 2: trabajadores, incorporarse a
Los problemas relativos al medioambiente y la conservación de los voluntariados, denunciar y
recursos naturales se han convertido en un tema de amplio interés en
la ciudadanía. combatir todas las formas de
discriminación, tomar medidas
para cuidar el medio ambiente, imaginar y diseñar soluciones para los problemas sociales
son todas formas de participar ciudadanamente.