Vous êtes sur la page 1sur 18

RETRASO MENTAL

INTRODUCCIÓN

Durante mucho tiempo el R.M. fue producto de discriminación entre la


comunidad, ya que, en décadas anteriores, no se sabía a ciencia cierta qué era
realmente.

Mucha gente pensaba que era alguna maldición que le "tiraban" a sus hijos y que
debían vivir en constantes burlas y hasta soportar golpizas por padecerla.

De acuerdo con las estadísticas en la actualidad, el retraso mental se presenta


en personas de todas las razas y etnicidades y es el trastorno más frecuente del
desarrollo.

El retraso mental (R.M) es un problema que en la actualidad llama mucho la


atención porque ha tomado mucha importancia pues el número de personas con
R.M ha ido en aumento, también por todo un tema social sobre igualdades y
derechos de todos, como el que la sociedad o país, sea capaz de contar con
métodos o herramientas para la vida y realización de todos y no solo algunos.

El presente trabajo se enfocará en el R.M. como concepto, clasificación, grado


de dificultad, principales causas y características presentes en el trastorno,
también en el diagnóstico que se debe realizar, los síntomas que podemos
presenciar en el niño y el tipo de tratamiento a efectuar.

Consiste en una breve reseña histórica, para conocer las raíces y el principio de
esta entidad y en 11 preguntas claves, nuestro principal objetivo es conocer más
acerca de este trastorno, aprender de él y poder ser un aporte en el plan de
integración social para permitirles sentirse parte de la sociedad en la que están
insertos.
RESEÑA HISTÓRICA

El concepto de retraso mental ha estado presente a lo largo de toda la


humanidad. Sus antecedentes remontan a épocas pasadas; estuvieron presentes
en la literatura griega, inclusive en las momias egipcias se apreciaron signos de
haber padecido de enfermedades relacionadas a esta entidad.
A finales del siglo XIV y principios del siglo XV aparecieron avances notorios:

 Avicena, médico árabe, planteó que la clasificación de las enfermedades


mentales incluía el término Amencia para designar el Retraso Mental.
 Félix Platter, profesor de Anatomía y Medicina de Basilia inició
el método de observación con retrasados mentales aplicando medidas
precisas. Intentó clasificar todas las enfermedades, considerándose el
precursor en tal sentido.
 Thomas Willis, introduce el término morosis para denominar el retraso
mental.
 John Locke, filósofo y médico inglés establece por vez primera una distinción
entre el retraso mental y otras enfermedades mentales, por cuanto hasta
1689 esa entidad era considerada como una forma de locura o insanía.
 El neurólogo Serguei S. Korsakov en Rusia y Benjamín Rusher en EE.UU.
propiciaron los servicios psiquiátricos en hospitales.
 Antoine Boyle, médico francés, descubrió la parálisis general progresiva, con
su causa orgánica, encontrando lesiones en los cerebros de los afectados.
 Wilhelm Greiesinger, defendió que todos laspersonas con diagnóstico de
retraso mental debían considerarse causados por una acción directa o
indirecta sobre las células cerebrales.
 Paul Broca, señala la localización precisa de las áreas del lenguaje.
 En 1879 Vladimir A. Betz, anatomista ruso, descubre las células piramidales
en el área motora de la corteza cerebral y puntualiza el papel de estas en
la función motriz.
 El psiquiatra ruso Merzheyersky en 1872 publica sus estudios sobre
microcefalia y refuta la teoría de que las personas con diagnóstico de retraso
mental estaban más relacionadas con el mono que con el hombre. Demostró
que en el microcefálico el cerebro se retarda por las enfermedades.

 A partir del siglo XV pedagogos y psicólogos comenzaron a dar los primeros


pasos enseñar y tratar personas con este retraso mental:

 Jean Itard, demostró como eslabón inicial cómo con el trabajo directo con el
niño se mejora su conducta social.
 Guggenbhl, introdujo la idea del tratamiento institucional en Europa y EE.UU.,
procuró la curación total, lo que indudablemente constituyó un gran fracaso.
 Seguin consideró la errónea idea de que el retraso mental tenía cura y aseveró
que era preciso desarrollar las funciones perceptivas antes de las
conceptuales.
 Samuel Ridley Hewe tuvo un criterio más realista en cuanto a las limitaciones
de las personas con diagnóstico de retraso mental. Prestó ayuda
al desarrollo de instituciones especiales para retrasados mentales en EE.UU.
 Walter Fernald fundó la primera asociación para el estudio de métodos de
tratamiento.
 Jean Ettienne Esquirol trató de constituir un sistema o método que permitiera
la clasificación de los diferentes grados y variedades. Arribó a la conclusión
de que el criterio más confiable era el uso del lenguaje por el individuo y a
partir de ahí elaboró su clasificación.
 Alfred Binet crea un método para dirigir la inteligencia y en colaboración con
Simon crea la primera escala para la medida de la inteligencia.
 L.S. Vigotski estudió a determinados niños mediante un método
verdaderamente científico, profundizó en su esencia y criticó
las teorías descriptivas o comparativas con los niños normales. Aportó sus
valiosos criterios acerca de la Zona de Desarrollo Próximo y los conceptos
defecto primario y secundario.

Hasta el Siglo XIX el retraso mental no tuvo una conceptualización claramente


diferenciada de otras patologías y no se encontraban diferencias con el sordo,
criminal, epiléptico o loco; en ocasiones eran considerados como una variante
de demencia.
Sus causas se asociaban a patologías de orden biológico.
En 1818, Esquirol plantea la definición de idiota y establece la diferencia entre
esta y la demencia y confusión mental. Plantea además que era un déficit
intelectual, constatable, de origen orgánico e incurable.
Finales del Siglo XIX y principios del XX aportan elementos importantes para la
comprensión de la naturaleza del retraso mental; se distingue de la enfermedad
mental y se profundiza en los agentes causales y niveles de retraso.
En el Siglo XX predominan dos criterios en su definición:
la distribución estadística de la inteligencia y los problemas de la conducta
adaptativa.

1.- ¿Qué es el Retraso mental?

El retraso mental es un tema muy interesante al abordar el tema, puedes


rápidamente darte cuenta de que la idea que se tiene sobre este padecimiento
es muy distinta a la que en realidad es, pues no solo es un problema de
aprendizaje, pues abarca todos los aspectos de adaptación que influyen en la
vida.

Para explicar el concepto citaremos a Robert Edguerton quien dice: “Es una
afección diagnosticada antes de los 18 años de edad que incluye un
funcionamiento intelectual general por debajo del promedio y una carencia de
las destrezas necesarias para la vida diaria” (1985).

El retraso mental no es una enfermedad simple o entidad con una simple causa,
mecanismos, pronostico o curso natural. Es un síndrome de comportamiento
heterogéneo caracterizado por un deterioro en el nivel intelectual y de
adaptación de una persona.

Se caracteriza por 3 aspectos básicos:

1.- Capacidad intelectual bastante por debajo de la media.


La medida del nivel inteligencia se expresa a través del rendimiento esperado
para una edad concreta en un test estandarizado, como las escalas de Wechsler
o el Stanford-Binet, los que se administran de manera individual.
2.-Limitaciones en dos o más de las siguientes áreas adaptivas: comunicación,
cuidado personal, vida domestica, habilidades sociales, uso de recursos
comunitarios, autocontrol, salud y seguridad, habilidades académicas
funcionales, ocio y trabajo.

3.- Comienza desde la infancia.

2.- ¿CUÁNDO SE INICIA?

Las causas de retraso mental se pueden dividir en genéticas y medioambientales,


aunque ambas se pueden solapar. Las causas genéticas se originan antes de la
concepción o durante el desarrollo muy temprano del feto. Las causas
medioambientales incluyen las que afectan el feto en vías de desarrollo o
aquéllas que actúan en los periodos perinatal, neonatal o de la infancia.

3.- ¿CUÁNDO SE DIAGNOSTICA?

La edad de diagnóstico depende de la severidad del trastorno, a mayor severidad


más prontitud en el diagnóstico. El RM asociado a los síndromes genéticos,
incapacidades físicas y condiciones médicas generales con rasgos fenotípicos
característicos tiende a ser diagnosticado con anterioridad. Debido a que las
demandas se sitúan en la atención y concentración del niño en la escuela, es
frecuente considerar por primera vez un retraso mental como parte de la
evaluación de un pobre rendimiento escolar.

4.- ¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

La evaluación para un diagnostico está dividida en dos:

Físico: Un examen físico y tests de laboratorio, incluyendo estudios


cromosómicos, estudios de aminas y ácidos orgánicos, función tiroidea, pruebas
de plomo y un estudio de mucopolisacáridos. También radiografías (rayos X) de
los huesos largos y de las muñecas. Una evaluación neurológica, incluyendo un
EEG y una tomografía computarizada Se debería evaluar el tamaño y las simetrías
de la cabeza y la cara, la forma de la cabeza (incluyendo el pelo), la posición de
ojos y orejas y las asimetrías de las funciones motoras y sensoriales. Se debe
obtener información del historial materno de abortos, infecciones o exposición
a tóxicos, y del tamaño y la actividad fetal.

Psicológico: A nivel psicológico, se requieren test que incluyan una evaluación


neuropsicológica.

Tabla de clasificación de retraso.

Variables Leve Moderado Grave Profundo


Coeficiente 35-40 a 50- 20-25 a Menos de
50-55 a 70
Intelectual 55 35-40 20-25
Edad
50-59 50-59 40-49 Cerca de 20
fallecimiento
% Población 89 7 3 1
Nivel
Bajo Menos bajo Sin sesgo Sin sesgo
Socioeconómico
Nivel académico 6° básico 2° básico - -
No No
Educación Educable Adiestrado
adiestrable adiestrable
Muy
Residencia Colectividad Tutelada Supervisados
supervisados

Retraso Mental Límite/Leve:

Son alrededor del 80% a 89% de la población total con trastornos del aprendizaje.
No suelen mostrar signos físicos que identifiquen el trastorno y poseen déficits
sensoriales o motores leves. En la mayoría de los adultos con este trastorno no
se diagnostica nunca. Pueden vivir independientemente en ambientes normales,
aunque pueden requerir ayuda para encontrar empleo, alojamiento o cuando
estén bajo estrés.

Retraso Mental Moderado:

Representan entre el 7% y el 12% de la población con trastornos del aprendizaje.


La mayor parte de ellos son autosuficientes con un mínimo de supervisión, al
igual que pueden comunicarse por sí solos. Como adultos pueden optar a
trabajos simples o rutinarios.

Retraso Mental Grave:

Representan entre el 3% y el 7% de la población con discapacidad en el


aprendizaje. Su desarrollo es habitualmente retardado en pre-kínder/kínder.
También pueden ser capaces de comunicarse de una manera simple. Como
adultos pueden emprender tareas simples y comprometerse en actividades
sociales limitadas.

Retraso Mental Profundo:


Las personas de este grupo pueden representar menos de un 1% del grupo total
con discapacidad para el aprendizaje. Muy pocos aprenden a cuidarse de ellos
mismos aunque algunos de manera eventual adquieren algún discurso simple y
conducta social.

5.- ¿CÓMO SE MANIFIESTA?

Las manifestaciones clínicas dependen de la importancia del déficit cognitivo,


describiéndose dos extremos entre los que son posibles todos los grados
intermedios.

Se pueden apreciar tres niveles de retraso o retardo mental yendo desde el más
profundo hasta el más leve.

1)En el RM profundo el nivel mental no supera los 2 o 3 años. Se observa en la


primera infancia un retraso de todas las adquisiciones, que permanecen
incompletas. La autonomía en hábitos cotidianos es parcial (alimentación, aseo
y control de esfínteres); no obstante puede mejorar en el marco de una buena
relación. El lenguaje es casi inexistente, reducido a algunas palabras o fonemas.

Es frecuente la existencia de anomalías morfológicas, alteraciones neurológicas


y crisis epilépticas.

Presentan frecuentemente trastornos de las relaciones personales: aislamiento,


incluso verdadero retraimiento afectivo (persona tímida, reservada y poco
comunicativa), estereotipias frecuentes en forma de balanceo, descargas
agresivas y gran impulsividad, sobre todo en caso de frustración,
automutilaciones más o menos graves.

2)En el RM severo y moderado los sujetos no sobrepasan una edad mental de 6-


7 años. Es frecuente el retraso del desarrollo psicomotor. Es posible una
autonomía en los hábitos cotidianos, sobre todo si el niño evoluciona en un
ambiente estimulante y cálido, pero sigue siendo necesario un marco protector.
El lenguaje permanecerá asintáctico (no posee coordinación sintáctica), aunque
su nivel depende, en gran parte, del grado de estimulación del entorno. La
lectura por el contrario, es imposible o queda a un nivel de un deletreo
rudimentario y la escolarización resulta imposible. El pensamiento permanece
en un estado preoperatorio.

3) En el RM leve y límite la escolaridad pasa a ser un criterio fundamental: el


fracaso escolar caracteriza a estos niños, que hasta la entrada de la escuela,
suelen tener desarrollo psicomotor normal.

El lenguaje no presenta anomalías importantes; la integración social extraescolar


(con la familia, otros niños) es a menudo satisfactoria. Es raro encontrar
anomalías somáticas asociadas. En realidad, son la exigencia de una escolaridad
obligatoria las que conducen a aislar a este grupo. La incapacidad de acceder a
una a una estructura de pensamiento formal representa un límite en la
progresión de los primeros cursos de la escolaridad primaria. En este grupo, el
equilibrio afectivo, la calidad de las relaciones con el medio, el peso de los
factores socioeconómicos y culturales tiene un papel fundamental.

En estos niños las perturbaciones afectivas son muy frecuentes (50% de los
casos) y se organizan de acuerdo a dos líneas:

Área de las manifestaciones conductuales: inestabilidad, alteraciones del


comportamiento. A estas conductas se asocia por lo general una organización
muy rígida, manifestada a través de unos juicios parciales, excesivos, sin
autocriticas.

La otra área está representada por la inhibición, la pasividad, una sumisión


extrema. Las posibilidades intelectuales pueden experimentar también el peso
de esta inhibición.

Entre los trastornos instrumentales que pueden presentar estos niños se


encuentran:

Alteraciones del lenguaje: se detectan bajos niveles fonemáticos, gramaticales y


sintácticos.

Alteraciones del desarrollo motor y de la praxias: alteraciones del esquema


corporal y dispraxias.

6.- ¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL RETRASO MENTAL?

La causa del retraso o retardo mental debe ser identificada si es posible, ya que
puede aclarar el pronóstico, algunas veces sugerir el tratamiento, o alertar al
especialista hacia posibles complicaciones médicas y de comportamientos que
pueden ser más comunes en ciertas condiciones.

En alrededor de un 35% se descubre una causa genética, y en menos del 10% se


identifica un síndrome de malformación de origen desconocido. Los factores
externos, prenatales, perinatales o postnatales incluyendo infecciones, traumas,
toxinas, problemas en el parto y parto prematuro, son tenidos en cuenta para
casi un 33%. En el resto, la etiología es desconocida.

Las causas del retraso o retardo mental más frecuentes se resumen a


continuación:

1. causas prenatales-trastornos genéticos (32%):


1.1 aberraciones cromosómicas

1.1.1.- síndrome de Down: trisomía 21 (no hereditario) 35%; translocación


(puede ser hereditario) 5%. Es la anormalidad cromosómica más común que
conlleva al RM, dado que se da en 1,2 de cada 1000 bebes.

1.2 mutaciones monogénicas:

1.2.1.- frágil X: es en la mutación completa (expansión de la secuencia repetida


trinucleotida CGG) donde se asocia el RM al 95%de los chicos y el 50% de las
chicas. Tienen habilidades relativas por lo que respecta al funcionamiento
adaptativo. Así mismo, manifiestan una pobre relación social e hiperactividad.

1.2.2.- Esclerosis tuberculosa: Es un grupo de dos trastornos genéticos que


afectan la piel, el cerebro, el sistema nervioso, los riñones y el corazón, y hacen
que los tumores crezcan.

1.2.3.- Fenilcetonuria: Es un trastorno genético en el cual el organismo no puede


procesar parte de una proteína llamada fenilalanina. Cuando los niveles de
fenilalanina aumentan demasiado, esta proteína puede lesionarle el cerebro y
causar retraso mental grave.

1.3 multifactoriales: se puede deber por un caso genético, ambiental, u otros.

1.4 síndrome de malformación:

1.4.1.- síndrome de Williams: se caracteriza por el RM y deficiencias en el


crecimiento.

1.4.2.- síndrome de prader-willi: se asocia con la hipotonía infantil, hiperfagia,


obesidad y RM de suave ha moderado.

1.4.3.-síndrome de Angelman: Aparece con un RM severo.

2. Malformaciones de causa desconocida: (8%)

2.1.-Malformaciones del sistema nervioso central (SNC): defecto de tubo neural.

2.2.-Síndrome de malformación múltiple.

3. Causas prenatales externas: (12%)

3.1.-Infecciones maternales: por ejemplo VIH.

3.2.-Toxinas: Por ejemplo síndrome fetal de alcohol.

3.3.-Toxemia: Insuficiencia de la placenta.

4. Causas perinatales: (11%)

4.1.-Infecciones: por ejemplo encefalitis.

4.2.-Problemas en el parto: por ejemplo asfixia neonatal.


4.3.-Otros.

5. Causas postnatales: (8%)

5.1.-Infecciones: por ejemplo encefalitis.

5.2.-Toxinas.

5.3.-psicosociales.

5.4.-Otros: traumas, tumores.

6. Causas desconocidas: (25%)

7.- ¿DE QUE OTROS TRASTORNOS SE DEBE DIFERENCIAR?

En el diagnóstico del Retraso Mental se debe realizar el diagnóstico diferencial


de los siguientes trastornos:

• Trastornos Generalizados del Desarrollo: La mayoría de niños con trastornos


generalizados del desarrollo también tienen RM. Sin embargo, los niños que solo
tienen RM no tienen deterioros significativos en las relaciones sociales
reciprocas y pueden

entablar comunicación social, verbal o no verbal (como los gestos y el contacto


visual), apropiado a su nivel de desarrollo.

• Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad: En niños con RM situados


en centros académicos inadecuados para su capacidad intelectual son
frecuentes los síntomas de desatención. Sólo debe establecerse un diagnóstico
de TDAH si los síntomas de desatención o hiperactividad son excesivos para la
edad mental del niño.

• Trastorno de movimientos estereotipados: Este trastorno puede asociarse a


RM, pero sólo debe diagnosticarse en sujetos cuyo comportamiento
estereotipado o autolesivo sea lo bastante grave para constituir un objetivo
terapéutico.

• Esquizofrenia: En personas con retraso mental más severo existe una gran
dificultad para llevar a cabo el diagnóstico de Esquizofrenia. Puede realizarse un
diagnostico de trastorno psicótico no especificado si los rasgos de
comportamiento como el comportamiento muy desorganizado y los signos
negativos están presentes, pero estaban ausentes en el periodo anterior. La
conversación con un amigo imaginario no debe confundirse con las
alucinaciones.

• Los trastornos del humor:Especialmente los trastornos depresivos, son


bastante comunes en las personas con RM. En las personas con un RM leve
lasquejas son simples y concretas. La historia clínica y la existencia de síntomas
neurovegetativos ayudan a evaluar el cambio de humor. La depresión también
puede manifestarse a través de comportamientos agresivos.

• Trastornos de ansiedad: Las personas con un RM leve pueden expresar


sentimientos subjetivos de ansiedad; los síntomas como los comportamientos
de evitación y la agitación pueden indicar el diagnostico. La tendencia hacia la
ansiedad y la evitación social es también una parte del fenotipo de
comportamiento del síndrome Frágil X.

• El trastorno de estrés postraumático: En personas con RM puede ser bastante


frecuente y podría ser considerado de manera rutinaria en los
diagnósticosdiferenciales. Estos individuos son vulnerables al abuso a causa de
las dificultades para comunicarlo y

la tendencia a querer agradar a los demás.

• Trastornos de alimentación: El RM es un factor de predisposición para


trastornos como la pica y la rumiación. La ingestión de sustancias no nutritivas,
pica, y la regurgitación y el mascar la comida, rumiación, suceden con mayor
frecuencia en el RM severo. Cuando estos comportamientos son un objetivo de
atención clínica, los diagnósticos están indicados.

8.- ¿CÓMO SE EVALÚA UNA PERSONA CON RETRASO MENTAL?

La evaluación de una persona con RM es normalmente multidisciplinar:


psiquiatras, psicólogos y pediatras. La evaluación comprensiva incluye:

• Diagnóstico de RM mediante test de inteligencia estandarizados y evaluación


de factores adaptativos a través de test o evaluación clínica. Existen escalas de
funcionamiento adaptativo como son:

- Escala de Comportamiento Adaptativo de Vineland.

- Escalas de Comportamiento Adaptativo.

• Evaluación biomédica, incluyendo familia, embarazo, desarrollo, salud,


historia social y educativa; examen físico y de neurodesarrollo; y tests de
laboratorio. Los tests de laboratorio están normalmente indicados por los datos
de la historia clínica y el examen físico y pueden incluir análisis de cromosomas
(incluyendo Frágil X), escáner del cerebro (tomografía computerizada,
resonancia magnética), EEG, aminoácidos en la orina, niveles sanguíneos de
ácidos orgánicos y de posición, y tests bioquímicos apropiados para los errores
innatos del metabolismo.

• Evaluación del funcionamiento psicológico y del comportamiento.

9.- ¿CON QUÉ ENFERMEDADES PUEDE COEXISTIR EL RETRASO MENTAL?


Las personas con retraso mental tienden a sufrir trastornos mentales
coexistentes en una proporción que se estima es entre tres y cuatro veces mayor
que en la población general. En algunos casos, esto puede deberse a una
etiología compartida (por ejemplo, el trauma craneal puede generar retraso
mental y cambio de la personalidad). Todos los tipos de trastornos mentales
pueden producirse en personas con retraso mental y no hay evidencia de que la
naturaleza de un trastorno mental determinado difiera en las personas con o sin
retraso mental.

Las enfermedades relacionadas al retraso mental más comunes son trastornos


mentales. Éstos suelen afectar al 50% de las personas con DI. Entre las
enfermedades más comunes se encuentran:

 Trastornos del espectro autista.


 Trastorno por déficit de atención con hiperactividad.
 Dificultades específicas del aprendizaje (problemas fonológicos).
 Trastornos del estado de ánimo.
 Trastornos de la conducta alimentaria.
 trastornos generalizados del desarrollo.
 Trastorno del movimiento estereotípico.

Otras alteraciones:

 Convulsiones.
 Alteraciones de la psicomotricidad.
 Trastornos de la fonación (dificultad en pronunciar fonemas o palabras)
 Alteración de la visión, audición u otras alteraciones sensoriales.

Cabe destacar que a pesar de ser trastornos coexistentes, el diagnóstico del


retraso mental debe diferenciarse de los trastornos del aprendizaje o la
comunicación. En estos trastornos, hay un deterioro generalizado en el
desarrollo intelectual y en el funcionamiento adaptativo.

Los trastornos de conducta son más prevalentes que en la población general. 1


de cada 3 personas con DI tienen problemas de conducta o trastornos mentales
que requieren atención especializada.
Los trastornos de conducta o problemas mentales son la primera razón de
institucionalización de personas con DI. Son una causa de carga y estrés en
cuidadores. A menudo se presentan con cuadros clínicos complejos que
necesitan evaluación y tratamiento multidisciplinar.

10.- ¿CUÁLES SON LOS TRATAMIENTOS BÁSICOS DEL RETRASO MENTAL?

La habilitación de personas con RM está basada en los principios de


normalización y cuidados en la sociedad, con apoyos adicionales cuando sean
necesarios. Así mismo, se proporcionan tratamientos especializados en caso de
ser requeridos.

La filosofía actual fundamental de los servicios para personas con RM está


basada en el "principio de normalización", consistente en proporcionar y
potenciar condiciones de la vida diaria que están lo más cercanamente posible
a las normas y modelos del camino principal de la sociedad. Así, la
normalización no implica que se tenga que hacer a las personas con RM como
personas "normales", sino capacitarlas para vivir en condiciones lo más normales
posibles.

Para los niños, en general, las aproximaciones educativas han cambiado


recientemente hacia la "inclusión" o emplazamiento de todos los niños con
discapacidades en clases apropiadas para su edad. Esta estrategia crea un nuevo
desafío para los especialistas de salud mental infantil ya que los problemas de
comportamiento son la razón principal del fracaso de tales experiencias.

Para adultos, el principio de normalización ha llevado a una integración dentro


de la sociedad. Se espera que estos individuos, a pesar de su nivel de RM, vivan
en la sociedad con sus familias o en sus propios apartamentos. Con un
entrenamiento vocacional adecuado, la mayoría puede encontrar empleo en el
mercado de trabajo o en emplazamientos especiales como son los talleres de
trabajo.

Las estrategias de tratamiento se centran sobre todo en la prevención de la


discapacidad intelectual y en mitigar las complicaciones asociadas, por ejemplo,
tratando los trastornos mentales asociados.

La habilitación y el tratamiento incluyen:


Medidas generales:

 Seguimiento de salud.
 Evaluación del estatus nutricional.
 Vigilar la posibilidad de abuso o abandono.
 Monitorizar progresos académicos y psicosociales.
 Intervenciones tempranas:
 Terapia del lenguaje,
 Terapia ocupacional
 Terapia física y rehabilitación
 Apouo y consejo a la familia
 Intervención conductual
 Apoyo Educativo

Medidas específicas:

 Tratar los trastornos causantes (hipotiroidismo…)


 Tratar los procesos comórbidos (audición, convulsiones…)
 Intervención conductual: – Evitar desencadenantes de conductas
problema.
 Refuerzo de conductas aceptables (prestando atención.)
 Ignorar conductas inadecuadas (salvo que sean peligrosas)
 Reforzar conductas incompatibles con problemas conductuales
(utilizar las manos para algo que impida la conducta problema)
 Retirar rápido al sujeto de las actividades que generen problemas.

Medidas médicas:

 Detectar y evitar problemas médicos o ambientales: dolor, infecciones,


toxinas, abuso.
 Fármacos: El uso de psicofármacos es igual en personas con o sin retraso
mental.
1. Antes de iniciar el tratamiento marcar objetivos y reconsiderar
la terapia si no se consiguen.
2. Utilizar dosis mínima eficaz.
3. La probabilidad de efectos adversos es mayor (Síntomas extra
piramidales…).
4. En ocasiones puede haber respuestas idiosincráticas
(desinhibición conductual por sedantes…)

11.- ¿Se puede prevenir el Retraso Mental?

Las intervenciones preventivas dirigidas a personas con RM incluyen:

 Prevención primaria: Cuando sea posible, para prevenir las


condiciones que resultan en RM.

 Prevención secundaria: Tratamiento específico de aquellas


condiciones subyacentes, si se conocen, para prevenir o minimizar el
daño cerebral que tiene como resultado el RM.

 Prevención terciaria: Realizar una intervención temprana,


educación, costumbres, y terapias auxiliares (como las terapias físicas,
ocupacionales, y del lenguaje), apoyo familiar, y otros servicios, según
sean necesarios. El objetivo de estas intervenciones es minimizar el
retraso funcional y aumentar las habilidades de una persona.

 Se deben llevar a cabo cuidados médicos para tratar y/o prevenir las
condiciones médicas generales que complican ciertos síndromes con RM
y deterioran el funcionamiento de una persona.

 Tratamiento y prevención de disfunciones psicosociales (incluyendo


enfermedad mental). Tal consideración es fundamental porque los
trastornos mentales son la causa más importante de mala adaptación.

 Con servicios adecuados, la gran mayoría de personas con RM se adaptan


muy bien a la sociedad, viviendo con sus familias o en sitios fuera de sus
familias, como centros especializados y apartamentos con varios grados
de ayudas. Una minoría de niños y adolescentes terminan en centros
especializados, normalmente a causa de comportamientos difíciles de
tratar y falta de servicios adecuados de apoyo.

CONCLUSIÓN
A través de este trabajo, se pudo observar que el Retraso mental va mucho más
allá de lo que se cree es la discapacidad más frecuente y con más impacto en la
vida de la persona afectada.

A medida que el tiempo transcurre, las personas van cambiando, así como
también lo hace la ciencia; ahora gracias a la tecnología y a la gente que se
dedica a ello, podemos comprender y analizar en qué consiste esta condición
humana y más aún, como podemos ayudar a estas personas que la padecen.

Para quienes se dediquen a la vocación de profesor, es esencial estar preparado


y en constante reforzamiento, ya que debemos ser capaces de ayudar y enseñar
a todos los niños a que se desarrollen en todo aspecto; explotar sus capacidades
y desarrollar habilidades lenguaje y del habla, motoras, cognitivas,
ocupacionales, así como sociales, recreativas, sexuales y adaptativas. Para eso
se necesita avanzar en equipo, para cubrir las necesidades de estos niños en el
aula, tanto como en el diario vivir.

Socialmente (no para todos) una persona con retraso mental/déficit intelectual
nuca sería “normal”, es por eso que un punto clave es la integración y aceptación
de todos los individuos con sus diferentes capacidades y habilidades, olvidar las
etiquetas y tener un país que sea apto para todos, donde todos puedan
desarrollarse en distinto ámbitos sin problemas.

BIBLIOGRAFÍA
Iglesias, C. (2013). Retraso mental (Discapacidad intelectual). Retrieved from
http://www.unioviedo.es/psiquiatria/docencia/material/PSIQUIATRIA/2012-
13/24PQ-RETRASO-MENTAL.pdf

Londres, C. (2010, April 8). Retraso mental en niños y adolescentes, capitulo 8:


Tratamiento del retraso mental. Retrieved from
http://www.mailxmail.com/curso-retraso-mental-ninos-
adolescentes/tratamiento-retraso-mental

Retraso mental: concepto y descripción clínica:


http://web.udl.es/usuaris/e7806312/grup/aaluja-
archi/psico/retraso%20mental.pdf

¿Cómo se evalua el retraso Mental?:

http://www.familianova-
schola.com/documentos/retraso_mental_en_ninos_y_adolescentes

Conclusión: http://www.monografias.com/trabajos78/retraso-mental/retraso-
mental2.shtml#ixzz3EHS0oxIE