Vous êtes sur la page 1sur 2

- Sara Rodas.

- Andrea Vergara.

LA EUROPA DEL RENACIMIENTO 1480-1520.


J.R. Hale.

Durante el periodo del Renacimiento el arte adquiere una función


social, es fuente de orgullo y prestigio, se convierte en la máxima
expresión de la perfección, armonía y belleza. “Todo hombre culto y
civilizado debe estar inclinado a mantenerse al corriente de todas las
artes”. Aparece la figura del artista como individuo con valor y
personalidad propia, dotado de conocimientos en diversos campos,
capaz de autocrearse y autoperfeccionarse.
En el Renacimiento se da un resurgir de la cultura antigua, se deja
atrás el teocentrismo medieval, y aparece el hombre y su entorno
como eje central. Se buscaba lograr una representación más
fidedigna de la realidad mediante un arte mas racional y científico,
que incorporaba estudios de la anatomía humana, matemáticas, y el
desarrollo de nuevas técnicas.

- LA MÚSICA:
Era interpretada principalmente en actos públicos e interludios
sacramentales. En 1501 comienza a aparecer la música escrita, los
músicos y compositores realizan continuos viajes entre diversas
iglesias y casas de nobles lo que permitiría una mayor difusión de la
evolución del estilo musical. Para lograr la creación de una estructura
mas armónica fue fundamental la invención de la partitura, la
publicación en 1482 por Bartolomé Ramos de Pareja (teórico
reconocido en toda Europa) del tratado De musica tractatus en el
cual se define el acorde perfecto y por lo tanto, la base de la armonía
moderna. Pero el cambio fundamental se dio en su utilización, la
música ya no solo representaba una alabanza a Dios, si no que
expresaba los sentimientos y experiencias humanas.

- EL TEATRO:
Las características del teatro renacentista son muy diferentes a las
que se presentaban en este en la edad media, pues antes, cuando el
teocentrismo del medio evo estaba en apogeo, los actores y obras
tendían a retratar situaciones en donde se veían enfrentadas la
moralidad con lo obsceno y a su vez inmoral. Por lo cual el teatro era
más bien como una escuela didáctica para mantener el dogma
cristiano intacto y prevenir así de posibles tentaciones.
En el teatro renacentista, los temas expuestos y actuados durante las
obras eran más cotidianos y menos laicos, recogiendo algunas
características del teatro romano clásico y además escribiendo estas
obras en una lengua diferente al latín, que era propia de los
académicos de la época. Aunque unas obras renacentistas eran
divulgadas para las clases más altas, también se impulso el teatro
callejero, que era a su vez más informal y se llevaba a cabo en las
calles o plazas públicas, en donde las comedias, sátiras y la
improvisación propia de los participantes se convirtieron en una
característica fundamental de la misma.

- LA PINTURA,
Aunque los temas religiosos y divinos siguieron siendo recurrentes, se
buscaba representarlos desde una perspectiva mas humana, el
desarrollo de diversas técnicas, el descubrimiento de la perspectiva,
la pintura al óleo, y la luz permitían mostrarlos de una forma más real.
También se representaron antiguas mitologías como el Nacimiento de
Venus de Botticcelli. Los retratos de nobles y representantes de la
Iglesia, las escenas sobre la vida cotidiana, los autorretratos, y los
desnudos se hicieron recurrentes, se ennobleció la figura humana y se
idealizó como muestra de perfección y armonía.

Estas ideas italianas lograron difundirse por toda Europa mediante un


proceso lento y nada uniforme gracias al desarrollo de la imprenta,
que hizo posible la circulación de diversos grabados y partituras, a los
constantes viajes que realizaban los artistas entre diversas ciudades,
lo que permitía un intercambio cultural, pero básicamente al apoyo y
aceptación que recibió el arte por parte de la Iglesia y altas clases
sociales, que ejerciendo una función de mecenas permitieron e
hicieron posible el desarrollo del artista.