Vous êtes sur la page 1sur 9

SEMANA 02

DESARROLLO ECONOMICO SOSTENIBLE

En el transcurso del desarrollo de la vida en la tierra, la capacidad del


ecosistema global, en sus funciones de fuente de recursos y vertedero de
desechos es limitada. Por lo tanto, para mantener el subsistema económico,
es imprescindible enmarcar el tamaño de la economía mundial dentro de la
capacidad del ecosistema que la contiene, pero los niveles de crecimiento de
la economía mundial y sus consecuencias son alarmantes, como lo señalan,
además de las conocidas evidencias globales, los datos disponibles sobre:
crecimiento y distribución de la población, crecimiento de la economía
humana, agotamiento de recursos, desertización e inundación de suelos,
destrucción de los bosques tropicales y de la biodiversidad, apropiación de la
biomasa y contaminación.

La duración estimada de la provisión de ciertos minerales dadas la reservas


remanentes conocidas y las tasas de consumo actuales es bastante corta:
menos de 25 años para el plomo, el zinc y el mercurio; sólo de 41 para el
petróleo, para el gas 58 y para el carbón algo más de 200

Pero paradógicamente, la mayor crisis de materias primas se da por el lado


de los recursos renovables, en los que a pesar de que el agotamiento no es
inevitable, si está ocurriendo y en algunos casos muy rápidamente. Al
respecto Michael Jacobs (1991) suministra los siguientes datos:

Desde 1950 la pesca mundial se ha quintuplicado, la cantidad de algunas


especies particulares en la pesca regional ha bajado notablemente. Tal es el
caso del arenque en el mar del norte y el bacalao en el Atlántico noroccidental
que han descendido en más del 75% y el 90% respectivamente. La FAO
estima que en nueve de las dieciséis pesquerías marinas más importantes
del mundo la pesca ha excedido su producción máxima sostenible lo cual
tiende a una subsecuente reducción en los bancos de peces. Ya se han
extinguido por lo menos cuatro especies de ballenas.

El desarrollo agrícola e industrial afecta la cantidad y calidad de las reservas


de agua del planeta. La tierra irrigada se duplicó entre 1900 y 1950 y a partir
de este año se ha incrementado en más de dos y media veces hasta alcanzar
un total global de unas 250 millones de hectáreas. La irrigación ha producido
también desventajas: tierras anegadas y saladas, acuíferos degradados y
contaminados, reducción de lagos y mares interiores, destrucción de la fauna
y hábitats de los peces.

En el mundo, cerca del 51% de la tierra firme productiva está desertificada en


grado moderado a severo, el 35% de los suelos ya está degradado y la cifra
obviamente está creciendo, puesto que las tasas de degradación son varias
veces mayores que las de formación de suelos. Cerca de la mitad de las
tierras arables del mundo han disminuido ostensiblemente su productividad,
lo que afecta seriamente la economía alimentaria.

Recordemos que el 97% de nuestro alimento proviene de la tierra, por tanto


los precios de los alimentos se elevan y la inequidad económica se acentúa.

En cuanto a los bosques tropicales la situación no es menos grave. Se están


destruyendo cada año 20 millones de hectáreas y a medida que esto ocurre
el reservorio genético se agota irreversiblemente lo que lleva a Jacobs a
señalar que "no sólo estamos perdiendo recursos existentes sino eliminando
la posibilidad de encontrar nuevos". Los expertos han estimado que el hábitat
más rico en especies del mundo, la selva tropical, ya ha sido destruido en un
55%.

Las tasas de extinción obviamente no es posible conocerlas con exactitud,


pero se estima, muy conservadoramente, que se extinguen de manera
irreversible 5000 especies cada año.

En general, se han producido los siguientes procesos:

- Globalización, denominándose así a un complejo proceso económico,


tecnológico, social y cultural que impulsa una creciente comunicación e
interdependencia entre los distintos países del mundo unificando sus
mercados, sociedades y culturas.
- El comercio mundial se ha incrementado de forma espectacular, nuevos
países se han industrializado, el sistema financiero se ha industrializado,
las políticas defensores del libre comercio se han impuesto y las empresas
y las grandes instituciones multinacionales tienen un papel clave en la
economía mundial.
- Las nuevas tecnologías han globalizado la comunicación y la
información.
- Los movimientos migratorios han dado lugar a sociedades cada vez
más “multiculturales” y “multiétnicas”.
- En los últimos años han surgido movimientos minoritarios anti-
globalización.
- El índice de desarrollo humano (IDH) trata de reflejar estadísticamente
el desarrollo de las sociedades. Este índice incluye datos demográficos,
educativos y de nivel económico.
- Se llama desarrollo sostenible aquél desarrollo que es capaz de
satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos y
posibilidades de las futuras generaciones.
- Aunque algunos países como China o India han elevado su nivel de vida,
la pobreza sigue siendo un grave problema en diversas zonas del mundo.
- Actualmente existen diferentes focos de conflicto político en varias
zonas del planeta
-
En los últimos tiempos las voces de los investigadores que desde disciplinas
distintas a la Economía, como la Biología, la Ecología y la Sociología, que
señalaron, primero que aquella, la no sostenibilidad biofísica del modo de
producción y de la organización social dominantes, se unieron
tempranamente las de connotados economistas que pusieron de manifiesto
desde la perspectiva de su disciplina el problema emergente de los límites sin
que sus advertencias fueran tomadas en cuenta en su momento o sólo
acogidas muy parcialmente.

Desde la década de los setenta se han celebrado una serie de conferencias


de organismos de Las Naciones Unidas en las que se ha llamado la atención
sobre los problemas del desarrollo y el crecimiento económico y la necesidad
de mejorar la cooperación entre las naciones del planeta

En 1972 se publicó el estudio Los Límites al Crecimiento, contratado por el


Club de Roma con un equipo de investigadores del MIT y dirigido por Dennis
L. Meadows, inspirado en el libro World Dynamics, de Jaw W. Forrester. El
resultado de ese trabajo se recogió en tres volúmenes a saber: Los Límites
al Crecimiento, el más conocido de los tres informes, concebido sobre la base
del modelo World 3, un modelo informático de dinámica de los sistemas. El
segundo volumen se titula: Hacia un Equilibrio Global: Colección de Estudios.
Se trata de trece monografías elaboradas para la preparación o ampliación
de varios aspectos de detalle del proyecto de modelización global. El tercer
volumen, La Dinámica del Crecimiento en un Mundo Finito, constituye una
presentación técnica del modelo World 3 en el que se relacionan cinco
sectores o subsistemas: Población, Producción Agrícola, Recursos
Naturales, Producción Industrial y Contaminación. La proyección hacia el
futuro del modelo World 3, o sea del sistema en el que interactúan todas las
variables en una estructura de 77 ecuaciones básicas y una estimación
empírica de los parámetros, mostró con toda claridad la idea de un colapso
que se producirá a causa del agotamiento de los recursos no renovables; el
stock de capital industrial crecerá hasta un nivel tal, que se requerirán
grandes cantidades de insumos, situación que contribuirá a agotar una amplia
proporción de los mismos. El crecimiento en los precios de los recursos
obligará a dedicar cada vez más fondos para la adquisición de los mismos.
En estas condiciones la base industrial acabará por colapsarse, y detrás de
ella lo harán los sistemas de servicios y agricultura. Este informe contiene las
siguientes tres conclusiones:

1.) Si continúan sin cambios las tendencias actuales de crecimiento de la


población mundial, de la industrialización, contaminación, producción de
alimentos y agotamiento de recursos, los límites al crecimiento del planeta se
alcanzarán dentro de los próximos cien años. El resultado más probable será
un declive súbito e incontrolable tanto de la población como de la capacidad
industrial.
2.) Es posible modificar estas tendencias de crecimiento y establecer unas
normas de estabilidad ecológica y económica que puedan ser mantenidas por
mucho tiempo de cara al futuro. El equilibrio global podría diseñarse de modo
que las necesidades básicas materiales de cada habitante de la Tierra
puedan ser satisfechas, y de forma que cada persona tenga iguales
oportunidades de realizar su potencial humano individual.

3.) Si los pueblos de la Tierra se deciden por esta segunda alternativa y no


por la primera, cuanto antes empiecen a trabajar en favor de ella mayores
serán sus posibilidades de éxito.

El informe de la Comisión Mundial del Medio Ambiente y del Desarrollo,


Nuestro Futuro Común, conocido también como el informe Brundtland,
publicado en marzo de 1987, planteó por primera vez la necesidad de
impulsar un modelo de desarrollo sostenible como una alternativa al patrón
de desarrollo vigente; definió el desarrollo sostenible como: "el desarrollo
que satisface las necesidades de la generación presente sin comprometer la
capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias
necesidades". En informe considera igualmente que en sentido amplio "la
estrategia para el desarrollo sostenible tiende a promover las relaciones
armoniosas entre los seres humanos entre sí y entre la humanidad y la
naturaleza" y agrega que ante la crisis del desarrollo y del medio ambiente, el
desarrollo sostenible requiere entre otros requisitos los siguientes: "un
sistema político democrático que asegure a sus ciudadanos una participación
efectiva en la toma de decisiones; un sistema económico capaz de crear
excedentes y conocimiento técnico sobre una base autónoma y constante; un
sistema social que evite las tensiones provocadas por un desarrollo
desequilibrado; un sistema de producción que cumpla con el imperativo de
preservar el medio ambiente; un sistema tecnológico capaz de investigar
constantemente nuevas soluciones; un sistema internacional que promueva
modelos duraderos de comercio y finanzas, y un sistema administrativo
flexible y capaz de corregirse de manera autónoma."

Por último el informe advierte que ante la rigidez de tales exigencias pueden
considerarse más bien metas a alcanzar mediante acciones de desarrollo,
tanto a nivel nacional como internacional. "En este sentido el desarrollo
sostenible es un proceso de estudio y adaptación más que un estado
definitivo de completo equilibrio."

En lo que va de la década de los noventa se han realizado también


importantes foros internacionales convocados por los organismos
especializados de las Naciones Unidas; de los que podemos señalar los
siguientes: La Cumbre de la Tierra efectuada en Río de Janeiro en 1992, la
reunión de El Cairo sobre Población y Desarrollo en 1994, y la reunión de
Copenhague sobre Pobreza, Población y Desarrollo Económico, en 1995.

En todos estos eventos, los gobernantes del mundo y los funcionarios de los
organismos multilaterales han coincidido en señalar la necesidad urgente de
lograr un modelo de desarrollo económico en el que se garantice elevar la
calidad de vida en los países pobres del mundo, bajo las condiciones del
desarrollo ecológicamente sostenible, requiriéndose, por tanto, de un uso
más racional de los recursos naturales, un mejor control de todas las formas
de contaminación, particularmente por parte de los países industrializados, y
de formas efectivas de control de la población.

La complejidad de las acciones que esta tarea exige, las enormes diferencias
de intereses económicos entre países y regiones del mundo así como la falta
de mayor compromiso político, no permiten esperar resultados positivos en el
corto plazo.

Mediante el programa World 3, los autores plantearon una gama de


resultados posibles, desde el colapso a lo sostenible, según las sucesivas
modificaciones de los supuestos de organización global que se suministraron
al modelo. Las conclusiones fundamentales a las que llegaron son las
siguientes:

1.) El empleo de los recursos y la generación de contaminantes ha rebasado


las tasas sostenibles.

2.) Si no hay reducciones considerables en los flujos de energía y de material,


el mundo está abocado a un declive rápido y fuera de control.

3.) Para evitar este declive será necesario reducir el crecimiento del consumo
material.

4.) Es técnica y económicamente realizable lograr una sociedad sostenible.

5.) Una sociedad sostenible ha de obtenerse mediante el equilibrio entre


nuestros objetivos a corto y largo plazo, poniendo especial énfasis en la
calidad de vida.

DESARROLLO SOSTENIBLE

El desarrollo sostenible se basa en tres


factores: sociedad, economía y medio
ambiente. En el informe de Brundtland, se
define como sigue:
Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin
comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus
propias necesidades.

El ámbito del desarrollo sostenible puede dividirse conceptualmente en tres


partes: ecológico, económico, y social. Se considera el aspecto social por la
relación entre el bienestar social con el medio ambiente y la bonanza económica.
El triple resultado es un conjunto de indicadores de desempeño de una
organización en las tres áreas, pero que tiene cuatro dimensiones básicas:

 Conservación.
 Desarrollo (apropiado) que no afecte sustantivamente los ecosistemas.
 Paz, igualdad, y respeto hacia los derechos humanos.
 Democracia.

Se llama desarrollo sostenible aquél desarrollo que es capaz de satisfacer las


necesidades actuales sin comprometer los recursos y posibilidades de las
futuras generaciones.

Una actividad sostenible es aquélla que se puede mantener en el futuro. Utilizar


la energía eólica, la que suministra el viento, es sostenible. En principio, el viento
no se gasta ni se agota y podrá ser utilizado en el futuro. Por el contrario, el
consumo masivo de petróleo en el que se basa nuestra sociedad no es
sostenible, ya que no se conoce ningún sistema para fabricar petróleo y sabemos
que las reservas existentes no son infinitas.
Hoy hay una conciencia general de que buena parte de las actividades
económicas no son sostenibles a medio y largo plazo tal y como hoy están
planteadas.

Fenómenos como el calentamiento global, que la mayoría de los estudiosos


achacan a las emisiones de CO2, hacen cada vez más urgente optar por un
nuevo tipo de economía que no perjudique el medioambiente de manera que
ponga en compromiso el futuro de las nuevas generaciones.

Se deben satisfacer las necesidades sociales y de la población, en lo que


concierne a alimentación, vestimenta, vivienda, y trabajo, pues si la pobreza es
habitual, el mundo estará encaminado a catástrofes de varias clases, incluidas
las ecológicas y las humanitarias. Asimismo, el desarrollo y el bienestar social
están limitados por el nivel tecnológico, los recursos del medio ambiente, y la
capacidad del medio ambiente para absorber los efectos de la actividad humana.

Ante esta situación, se plantea la posibilidad de mejorar la tecnología y la


organización social, de forma que el medio ambiente pueda recuperarse al
mismo ritmo que es afectado por la actividad humana, para de tal forma evitar
un déficit de recursos.

En resumen, el desarrollo sostenible o sustentable es un concepto


desarrollado hacia el fin del siglo XX. Es una alternativa de reestructuración del
concepto de desarrollo y procura la reconciliación entre el crecimiento
económico, los recursos naturales y la sociedad. Es relativo al interés público
en que se permite el crecimiento económico y el uso de los recursos naturales
a nivel mundial, pero teniendo muy en cuenta los aspectos medioambientales y
sociales globales, para que en el largo plazo no se comprometa ni se degrade
sustantivamente ni la vida en el planeta, ni la calidad de vida de la especie
humana.
LA ECONOMIA AMBIENTAL
La economía ambiental es la rama de la economía establecida, donde se estudia
los problemas suscitados por la gestión del medio ambiente sobre el costo social
o deseconomía externa, partiendo del supuesto que a toda externalidad, bien,
valor o recurso ambiental puede asignársele una valoración monetaria
suficientemente justificada. Las externalidades se deben a las fallas del mercado
y la forma de suprimirlas es a través de impuestos y deducciones al agente que
las produce o también las considera como producto de las fallas de gobierno y
por tanto la manera de suprimirlas es por medio de permisos de contaminación
y de cuotas intercambiables en el mercado.

La economía ambiental tiene una aplicación política generalizada en el concepto


de desarrollo sostenible" . Desde el punto de vista ecológico o de gestión
ambiental, el desarrollo sostenible se concibe como "un mecanismo de
evaluación monetaria e internalización generalizada de los efectos externos
medio ambientales. El sistema económico irá asimilando los costos monetarios
resultantes al ritmo y en la medida en que la evolución de la tecnología y la
economía lo permitan, sin frenar el crecimiento en ningún lugar del planeta

Algunos estudiosos consideran que se debe crecer mínimo al 3% per cápita en


la primera parte del próximo siglo si se quiere alcanzar la sostenibilidad,
consideración simplista e injustificada, pero que de alguna manera refleja el
horizonte visualizado por los defensores de esta propuesta, quienes desde el
punto de vista social sostienen que es el crecimiento la base para la solución de
la pobreza al permitir una mejor distribución de las nuevas riquezas generadas
por el desarrollo sostenible.