Vous êtes sur la page 1sur 21

BOSQUEJO

Pecadores, unidos y
diferentes.
Jorge Meléndez

SERIE: PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


En esta sección el apóstol Pablo expone a los
romanos tres verdades a las que también
nosotros debemos prestar atención para vivir
santamente en la congregación. Tres verdades
que siempre debemos tener presentes.
REFERENCIA BÍBLICA: ROMANOS 12:2-8.
FECHA: Domingo, 28 de enero 2018.

Derechos reservados
Iglesia Sobre La Roca Delicias
Avenida 3ra Poniente, #103 planta
baja.
Tel. +16391764201
E-mail:
sobrelarocadelicias@gmail.com
Todos los derechos reservados
INTRODUCCIÓN

El capítulo12 de Romanos es uno de


los capítulos que más me ha marcado
desde que estudié la carta en el
colegio bíblico hace algunos años.
Semanas anteriores, consideramos
cómo es que el hombre salvo debe
vivir. Lo primero que éste capítulo nos
mostró es cómo debemos vivir respecto
a Dios: el individuo salvo debe
presentarse a Dios como un sacrificio
vivo—un sacrificio viviente—santo y
agradable a Dios, en respuesta a sus
misericordias manifestadas a él. Esta es
la verdadera manera de adorar. Para
lograr es necesario no adaptándonos a
este siglo—del cual Cristo nos libertó—
sino que debe haber una constante
transformación mediante la renovación
de la mente y así comprobemos cual es
la buena, agradable y perfecta
voluntad de Dios. Estos dos versos
iniciales nos llevan a ver cómo debe
vivir el hombre que ha sido salvado con
respecto a Dios.

Hoy continuaremos en cómo debe


vivir ese individuo dentro de la iglesia.

En una página que sigo en Facebook


días atrás se publicó un artículo con el
PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES
IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
siguiente encabezado: ‘Señales de que
la ‘luna de miel’ de la pareja terminó’.

La ‘Luna de Miel’ es el periodo en el


cual los recién casados desfrutan de
todas las ‘mieles del amor’—dicen por
ahí. El sueño de estar juntos por fin se
hizo realidad, la espera terminó. Ese
periodo se caracteriza por un amor
ferviente, lo que se esperaba se
cumplió. Pero no todo seguirá así—
aseguran. En diversos estudios se afirma
que este es un periodo de meses, y que
poco a poco comienza a haber
cambios.

Este artículo comenzaba con una


pregunta: ¿A quién no le gustaría que
la luna de miel fuera eterna? Luego
dejaba caer al lector hasta las
profundidades: ¡Pero no puede ser así!
Esto no pasará. Salir de la luna de miel,
significa que te diriges a una nueva
etapa y que el amor está
evolucionando. Luego proseguía a dar
algunas ‘señales’ de que esta luna de
miel terminó.

1. Se acabaron las noches


especiales. Por las responsabilidades
del día, obligaciones, horarios de
trabajo etc. muchos de los detalles
PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES
IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 2
románticos que se acostumbraban
quedaron atrás: salidas sorpresa,
veladas románticas, noches de
diversión etc.
2. La otra cara. Los olores caporales,
los erectos, las flatulencias estomacales
y otras cosas comienzan a aparecer. El
príncipe también ronca cuando
duerme.
3. El cuidado del aspecto personal.
Para las salidas de dedicaban tiempo
en arreglarse, en cuidar su vestidura,
ahora en el marimono, eso quedó
atrás. Le restan importancia a la
apariencia.
4. Las costumbres más inesperadas.
La convivencia hace que puedan
conocerse sin mascar. Las costumbres
más raras y que pensabas que no
tendría o ni relacionabas a él o ella, las
encuentras.

¿Por qué comencé con esta


manera? Porque al igual que en una
pareja eso también sucede en la
iglesia—como iglesia y como individuos
que pertenecemos a ella.

En las primeras platicas que tuve con


quien nos asesoraba en la iglesia—el
pastor Jorge Martínez—recuerdo que

PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 3
hizo esta comparación en cierto
momento, y recuero lo que dijo: “el
principio puede ser lo más difícil, o lo ms
genial, pero como en el matrimonio la
luna de miel pasará”. Después de más
de un año, puedo atestiguar que esto
es verdad. En nuestro caso, como
iglesia fue genial, pero luego esa ‘luna
de miel’ comenzó a terminar. Quienes
han estado aquí desde el principio
seguro pueden dar testimonio de esto.

Te das cuenta que tocamos música


centrada en la escritura, pero luego
comienzas a notar que no somos muy
prodigiosos musicalmente. El pastor a
veces te saludo y otras parece un poco
despistado. El hermano que te recibía
con gusto las primeras veces en tu
llegada, ya a veces no lo hace con la
misma emoción de antes, pasaste a ser
uno más y te ve normal como a todos.
Los detalles negativos, las faltas, las
fallas de los demás, comenzaron a
aparecer. La luna de miel termino.

En el pasaje que hoy estudiaremos,


Pablo nos ayudará a tratar con este
tipo de cosas; cómo reaccionar y
responder a ellas, cómo crecer en
amor cuando la relación cuando la

PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 4
‘luna de miel’ se acabó y está
evolucionando a una nueva etapa.

Vayamos al capítulo 12:3-8:


3 Digo, pues, por la gracia que me
es dada, a cada cual que está
entre vosotros, que no tenga más
alto concepto de sí que el que
debe tener, sino que piense de sí
con cordura, conforme a la medida
de fe que Dios repartió a cada uno.
4 Porque de la manera que en un

cuerpo tenemos muchos miembros,


pero no todos los miembros tienen la
misma función, 5 así nosotros, siendo
muchos, somos un cuerpo en
Cristo, y todos miembros los unos de
los otros. 6 De manera que, teniendo
diferentes dones, según la gracia
que nos es dada, si el de profecía,
úsese conforme a la medida de la
fe; 7 o si de servicio, en servir; o el
que enseña, en la enseñanza; 8 el
que exhorta, en la exhortación; el
que reparte, con liberalidad; el que
preside, con solicitud; el que hace
misericordia, con alegría.

El pasaje lo dividiré en tres verdades


que el apóstol habla y que siempre
debemos recodar en las relaciones
unos con otros dentro de la iglesia. La
primera es que ‘Todos somos
PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES
IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 5
imperfectos ¿Cuál es esa
imperfección? Que somos pecadores,
pero salvados por gracia.

Para reflexionar

¿Te has sentido así últimamente en la


iglesia?

¿Sientes que la ‘Luna de Miel’ terminó?

¿Qué has pensado para amar a tú


hermano a pesar de sus errores y
pecados?

PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 6
I. TODOS SOMOS PECADORES,
SALVADOS POR GRACIA.

Pablo comienza con las palabras:


‘Por la gracia que me ha sido dada’.
En cierta manera, el expone la
autoridad por la cual se dispone dirigir
un mandato a sus lectores. Muchos
atribuyen a esta frase, un recordatorio
de quién era él: ‘un apóstol de
Jesucristo y designado como apóstol
debido a la gracia de Dios’.

El verso 5 del capítulo 1 dice que él


recibió la gracia y el oficio de apóstol.
En el capítulo 15:15 nuevamente les
manifiesta que él les ha escrito con
atrevimiento ‘por la gracia que le ha
sido dada’. En otras palabras,
podríamos decir, que él esta—con toda
autoridad de apóstol—exhortado a la
iglesia de Roma. Él no es un metiche
que busca que se haga su voluntad,
sino que es, un apóstol y con toda
autoridad y derecho dado por Dios se
dirige a ellos para instruirlos en la
voluntad de Dios.

1. La autoridad del que exhorta


Quizá algunos de nosotros no
conocemos mucho sobre esté apóstol,
como en alguna ocasión alguien me
PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES
IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 7
preguntó: “vi la lista de los 12 apóstoles
en los evangelios, y no vi el nombre de
Pablo”. Así que rápidamente te
explicaré como es que él llegó a serlo.

Pablo era un fariseo celoso de sus


tradiciones.

Debo antes de continuar decir que


“Pablo” es llamado también como
“Saulo”. Esto lo podemos ver en el Libro
de Hechos. Después de su conversión
sigue siendo llamado “Saulo” varias
veces más, pero el cambio decisivo de
se da al embarcarse en sus viajes
misioneros, específicamente en Hechos
13:13. Aquí leemos: “Pablo y sus
compañeros navegaron”. No fue Jesús
quien cambió el nombre—como se
dice frecuentemente—sino Lucas.
Notémoslo en Hechos 13:9:

“Entonces Saulo, llamado también


Pablo, lleno del Espíritu Santo…”.

En Hechos capítulo 7 se nos narra la


muerte de Esteban—el primer mártir de
la iglesia—y había un hombre detrás de
esta persecución. Este se llamaba
Saulo—o Pablo como ya lo vimos. En los
versos 1-3 del capítulo 8 leemos:

PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 8
Y Saulo consentía en su muerte. En
aquel día hubo una gran
persecución contra la iglesia que
estaba en Jerusalén; y todos fueron
esparcidos por las tierras de Judea y
de Samaria, salvo los apóstoles. 2 Y
hombres piadosos llevaron a
enterrar a Esteban, e hicieron gran
llanto sobre él. 3 Y Saulo asolaba la
iglesia, y entrando casa por casa,
arrastraba a hombres y a mujeres, y
los entregaba en la cárcel.

Este es el gran apóstol. Leamos juntos


algunos versos del capítulo 9:
Saulo, respirando aún amenazas y
muerte contra los discípulos del
Señor, vino al sumo sacerdote, 2 y le
pidió cartas para las sinagogas de
Damasco, a fin de que si hallase
algunos hombres o mujeres de este
Camino, los trajese presos a
Jerusalén. 3 Mas yendo por el
camino, aconteció que al llegar
cerca de Damasco,
repentinamente le rodeó un
resplandor de luz del cielo; 4 y
cayendo en tierra, oyó una voz que
le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me
persigues? 5 Él dijo: ¿Quién eres,
Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a
quien tú persigues; dura cosa te es
dar coces contra el aguijón. 6 El,

PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 9
temblando y temeroso, dijo: Señor,
¿qué quieres que yo haga? Y el
Señor le dijo: Levántate y entra en la
ciudad, y se te dirá lo que debes
hacer. 7 Y los hombres que iban con
Saulo se pararon atónitos, oyendo a
la verdad la voz, más sin ver a nadie.
8 Entonces Saulo se levantó de tierra,

y abriendo los ojos, no veía a nadie;


así que, llevándole por la mano, le
metieron en Damasco, 9 donde
estuvo tres días sin ver, y no comió ni
bebió.

El Señor habla a un discípulo llamado


Ananías—verso 15.
15 El Señor le dijo: Ve, porque
instrumento escogido me es éste,
para llevar mi nombre en presencia
de los gentiles, y de reyes, y de los
hijos de Israel; 16 porque yo le
mostraré cuánto le es necesario
padecer por mi nombre.

En Gálatas encontramos a Pablo


describiendo su ministerio y cómo fue
que llegó a ser un apóstol. Verso 11 del
capítulo 1:
11Más os hago saber, hermanos,
que el evangelio anunciado por mí,
no es según hombre; 12 pues yo ni lo
recibí ni lo aprendí de hombre
alguno, sino por revelación de
PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES
IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
0
Jesucristo. 13 Porque ya habéis oído
acerca de mi conducta en otro
tiempo en el judaísmo, que
perseguía sobremanera a la iglesia
de Dios, y la asolaba;

Este hombre a pesar de no haber


estado caminando con Jesús en la
tierra, recibió las instrucciones del
mismo Jesús por medio de revelación.
Un texto que respalda esto lo
encontramos en 1 de Corintios capítulo
15:
3 Porque primeramente os he
enseñado lo que asimismo recibí:
Que Cristo murió por nuestros
pecados, conforme a las Escrituras;
4 y que fue sepultado, y que resucitó

al tercer día, conforme a las


Escrituras; 5 y que apareció a
Cefas, y después a los doce.
6 Después apareció a más de
quinientos hermanos a la vez, de los
cuales muchos viven aún, y otros ya
duermen. 7 Después apareció a
Jacobo; después a todos los
apóstoles; 8 y al último de todos,
como a un abortivo, me apareció a
mí. 9 Porque yo soy el más pequeño
de los apóstoles, que no soy digno
de ser llamado apóstol, porque
perseguí a la iglesia de Dios. 10 Pero
por la gracia de Dios soy lo que soy;
PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES
IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
1
y su gracia no ha sido en vano para
conmigo, antes he trabajado más
que todos ellos; pero no yo, sino la
gracia de Dios conmigo.

Comienza diciendo ‘lo que recibí’


seguramente es una referencia a lo
que de Jesucristo por revelación
recibió. Los apóstoles, que caminaron
con Jesús fueron testigos de su
resurrección, pero aun que Pablo no
estuvo con ellos, también fue testigo de
eso, apareciéndosele él al igual que los
demás.

Déjeme resumir algunas cosas en un


breve pensamiento. Pablo—ahora
apóstol—era un perseguidor y asesino
de la iglesia. En uno de sus viajes, el
Señor se le aparece, después lo
instruye, llamándolo al ministerio como
apóstol de Jesucristo. Con esa
autoridad, recibida por gracia, hace un
exhorto a los Romanos.

2. Sobrios en nuestro concepto de sí


mismos
Volvamos al verso 3 del capítulo 12:
3Digo, pues, por la gracia que me
es dada…

PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
2
Seguramente ahora comprendemos
la profundidad de esta justificación de
su exhorto. El verso continúa:
“…a cada cual que está entre
vosotros, que no tenga más alto
concepto de sí que el que debe
tener, sino que piense de sí con
cordura, conforme a la medida de
fe que Dios repartió a cada uno”.

Es como si Pablo hiciera un llamado a


poner los pies sobre el suelo. A pensar,
a tener un criterio sobrio, no elevado,
criterio real de quien ellos eran. Y eso es
lo que debemos hacer también: pensar
con cordura.

Necesitamos saber quiénes somos en


realidad. Cuando nosotros no lo
sabemos—o no lo tenemos presente—
comenzamos a creer que somos más
que otros, comenzamos a sobre
valorarnos, o también minimizarnos.
Para una sana y santa relación
debemos considerar esto.

En ocasiones sobre estimamos a


quienes sirven. Pensamos que son casi
“querubines”—aureola y alas—y
esperamos mucho de ellos, los vemos
como ejemplos a seguir, pero cuando

PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
3
nos fallan o cometen errores, los
recriminamos y somos duros en las
críticas, o nos decepcionamos.

Pero así mismos quienes predican,


enseñan o sirven en ministerios visibles,
también corren peligro; es pensar que
son más que los demás, llevándolos a
enseñoreare de otros. Que, por servir,
Dios está más complacido con ellos
que con otros. Que son más presa del
amor de Dios que los demás. Comienza
a crecer el orgullo. Quienes van
creciendo en la palabra, muchas veces
comienzan a ver al pastor, al
predicador con desdén, y
menosprecio. Esto me pasó. Cuando
estaba en el instituto o en otra iglesia
me fascinaba hacerles ver los errores a
los maestros—viéndolo hoy—sé que fui
muy arrogante.

Hay otro extremo al que debemos


evitar llegar, o al que llegan quienes no
colaboran y son ellos mismos quienes se
menosprecian. “No soy como aquel”—
dicen—o son menospreciado por los
demás—como él no predica y hace el
aseo no es tan importante—pero saber
quiénes somos nos librará de exaltarnos
o menospreciarnos a nosotros mismos.

PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
4
Lo que hice en la parte anterior, era
mostrar quien era Pablo y conque
autoridad él mandaba e instruía a la
iglesia, pero también lo hice para que
veamos que es también él un ejemplo
de mantener un pensamiento sobrio de
sí mismo.

Pablo siempre tenía los pies sobre la


tierra. Parece claro que siempre tenía
en mente lo que era y lo que había
sido: un pecador, un asesino que ahora
tenía el privilegio más grande, ser
colaborador del Dios santo. En primera
carta de Pablo a Timoteo capítulo 1
verso 12 encontramos estas palabras:
12Doy gracias al que me fortaleció,
a Cristo Jesús nuestro Señor, porque
me tuvo por fiel, poniéndome en el
ministerio, 13 habiendo yo sido antes
blasfemo, perseguidor e injuriador;
mas fui recibido a misericordia
porque lo hice por ignorancia, en
incredulidad. 14 Pero la gracia de
nuestro Señor fue más abundante
con la fe y el amor que es en Cristo
Jesús. 15 Palabra fiel y digna de ser
recibida por todos: que Cristo Jesús
vino al mundo para salvar a los
pecadores, de los cuales yo soy el
primero.

PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
5
Insisto en que notemos que Pablo
siempre pensó de si con cordura; sabía
lo que era, y lo que había sido:
blasfemo, perseguidor, injuriador;
recibido a misericordia, salvo por fe y
gracia.

3. El evangelio, nuestra regla de


medirnos.
Nos llama a no tener más alto
concepto de nosotros mismos del que
debemos de tener y lo hace
llamándonos a pensar “de sí con
cordura, conforme a la medida de fe
que Dios repartió a cada uno”. Es difícil
de traducir esa frase del griego, incluso
muchos comentaristas están divididos
respecto al significado de ella, pues la
fe no se da por medida y algunos
presentan varias algunas a cada punto
expuesto. Pero, lo más aceptado, es
que es una referencia al evangelio.

Y esto es claro. Leyendo el primer


libro de la Institución de la Religión
Cristiana de Juan Calvino, recuerdo
haber leído algo que me impacto:

Por otra parte, es cosa evidente,


que el hombre nunca jamás llega al
conocimiento de sí mismo, si primero
no contempla el rostro de Dios y,
PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES
IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
6
después de haberlo contemplado,
desciende a considerarse a sí mismo
Porque estando arraigado en
nosotros el orgullo y soberbia
siempre nos tenemos por justos,
perfectos, sabios y santos, a no ser
que con manifiestas pruebas
seamos convencidos de nuestra
injusticia, fealdad, locura y
suciedad; pero no nos
convencemos si solamente nos
consideramos a nosotros y no a Dios,
el cual es la sola regla con que se
debe ordenar y regular este juicio
Porque como todos nosotros
estamos por nuestra naturaleza
inclinados a la hipocresía, cualquier
vana apariencia de justicia nos dará
tanta satisfacción como si fuese la
misma justicia. Y porque alrededor
de nosotros no hay cosa que no
esté manchada con grande
suciedad, que no es tan sucio nos
parece limpísimo mientras
mantengamos nuestro
entendimiento dentro de los límites
de la suciedad de este mundo; de
la misma manera que el ojo, que no
tiene delante de sí más color que el
negro, tiene por blanquísimo lo que
es medio blanco u oscuro.

Cuando leí esto me impresionó y duré


tiempo días meditado en ello. En el
PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES
IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
7
evangelio es donde vemos esto. El
evangelio es la medid de fe, es la regla
por medio de la cual debemos vernos a
nosotros y a los demás. Somos
pecadores, pecadores que, si no fuera
por Cristo, seguiríamos en donde
estábamos antes.

Hay una frase dicha por muchos: “La


iglesia no es un museo de santos, sino
un hospital de pecadores”. Y en parte
lo creo.

El creyente en la congregación debe


siempre estar con los pies sobre el suelo,
por razones muy simples. Les contaré.

Aquellos que han tenido la


experiencia de estar o visitar una iglesia
grande, saben que nombran ujieres.
Ellos son los encargados de recibir, estar
al pendiente de las cosas que puedan
surgir en el servicio. Por lo general están
atrás en la iglesia o repartidos
ocupando un lugar. La gente a veces
se queja mucho de ellos—es hasta
motivo de memes—debido a que a
veces no están muy alegres, otras están
un poquito malhumoradas y otras ni
siquiera saludan. Una vez hablando con
una persona ella se quejó por cierto
hermano que era ujier y que a veces no
PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES
IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
8
era muy amable. Yo le comencé a
decir que posiblemente el hermano
estaba pasando alguna situación difícil
y le expuse algunas cosas de las que he
dicho hasta aquí hoy. La persona lo
entendió y ella era parte de una clase
que yo impartía, después supe que esta
persona se le acercó y le pregunto que
si todo bien y había algo en lo que
pudiera ayudarle.

Recordar constantemente que todos


somos pecadores, no es para
excusarnos de nuestro pecado, sino
para ser más sensibles a él y poder
ayudarnos a tener una vida centrada
en el amor, gracia y salvación que
recibimos de Jesús.

Somos pecadores, salvados por el


Señor. Y saber eso, no ayudará a no
enseñorearnos de otros, ni a exaltarnos
a nosotros mismos y menospreciar a
otros.

Les soy sincero, a veces este


pensamiento lo pongo mucho en
práctica, ante el desplante de alguien,
o si cierta persona no actúa como
debía y me daña, siempre me digo:
Jorge, es un pecador igual que tú, salvo
por gracia, comprado por la sangre del
PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES
IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 1
9
Señor. Dios le mostro gracia y lo
perdonó, hazlo tú también.

Mientras más tiempo pasemos con


una persona sabrás que es pecador,
quizá la luna de miel ya termino, ya no
te saludan como cuando eras nuevo,
ya te diste cuenta que el pastor tiene
errores y pecados igual que tú, así que,
recuerda lleva tu amor a otro nivel,
recuerda que todos somos pecadores,
salvados por la gracia del Señor.

Este es el primer mensaje de esta


serie, que nos servirá como meditación
para tomar la cena del Señor. Oremos.

Para reflexionar

¿Cómo es que conocer tu condición y lo


que Jesús ha hecho por ti te ayuda a
pensar sobriamente?

Considerando quien eres y quienes son


los que te rodean ¿Cómo te ayudaría a ti a
mantener la paz con los demás?

¿Cómo ayudarías a quienes están en un


conflicto con otros con esto que Pablo dice
aquí?

PECADORES, UNIDOS Y DIFERENTES


IGLESIA SOBRE LA ROCA DELICIAS 2
0