Vous êtes sur la page 1sur 2

Poema desde un caracol

Si alguien llama a tu puerta


Yo he visto el mar. Pero no era
el mar retórico con mástiles
Si alguien llama a tu puerta,
y marineros amarrados amiga mía,
a una leyenda de cantares. y algo en tu sangre late y no
reposa
Ni el verde mar cosmopolita y en tu tallo de agua,
-mar de Babel- de las ciudades, temblorosa,
que nunca tuvo unas ventanas la fuente es una líquida de
para el lucero de la tarde. armonía.

Ni el mar de Ulises que tenía Si alguien llama a tu puerta y


siete sirenas musicales cual siete todavía
islas rodeadas te sobra tiempo para ser
de música por todas partes. hermosa
y cabe todo abril en una rosa
Ni el mar inútil que regresa y por la rosa desangra el día
con una carga de paisajes
para que siempre sea octubre Si alguien llama a tu puerta una
en el sueño de los alcatraces. mañana
sonora de palomas y campanas
Ni el mar bohemio con un puerto y aún crees en el dolor y en la
y un marinero delirante poesía
que perdiera su corazón
en una partida de naipes. Si aún la vida es verdad y el
verso existe.
Ni el mar que rompe contra él Si alguien llama a tu puerta y
[muelle
estás triste,
una canción irremediable
abre, que es el amor, amiga
que llega al pecho de los días
mía.
sin emoción, como un tatuaje.