Vous êtes sur la page 1sur 2

AYNI, CARLOS MILLA VILLENA

‘AYNI” de Carlos Milla Villena, curioso por el título pues es un vocablo quechua de
significado profundo en el mundo andino Carlos Milla Villena es el abanderado defensor
y difusor a ultranza de este mundo ignorado, sometido y avasallado por tanto tiempo.
En su primer libro GENESIS DE LA CULTURA ANDINA ha demostrado la seriedad y el
rigor en sus investigaciones por ello en este segundo abunda de pruebas para hacernos
conocer que el símbolo de las manos cruzadas no solo es una representación fantasiosa
o casual hallada en varios templos palacios y ciudadelas.(KOTOSH, SECHIN etc.) Las
manos cruzadas es un símbolo mejor dicho un icono del mundo andino que representa
el AYNI. EI Ayni es un modelo de conducta social basada en valores de reciprocidad
simétrica constructiva.
Ahora bien no es Ia reciprocidad entendida como ‘yo te apoyo y luego tú me apoyas. La
RECIPROCIDAD en el mundo andino es totalizadora no solo se da entre los miembros
de una comunidad sino entre ellos con Ia naturaleza en todas sus expresiones, es Ia
realización plena de Ia vida, es vivir en perfecta armonía. (Ahora que el mundo empieza
a hablar de respeto al medio ambiente). Si Ia tierra te dona productos este don debe ser
distribuido (en el mundo actual esta retribución es vía moneda, en el mundo andino esta
retribución es vía el excedente que no es acumulado, para fines lucrativos sino para un
intercambio en otras comunidades).

Nos hace entender que lo más importante es el DON y no importa a quien sino que es
asumida como un dogma de vida. El dialogo y Ia reciprocidad es complementada por Ia
redistribución quien se encarga de evitar Ia acumulación, enemiga de Ia equivalencia y
destructora de Ia armonía. Un capitulo interesantísimo viene a ser el que corresponde a
Ia Geometría del caos o GEOMETRIA FRACTAL ANDINA (pag.243) Aquí Carlos Milla
Villena utilizando Ia teoría de Benoit Mandelbrot analiza una serie de piezas de tejidos
y Ia ya famosa chacana sometida a esta teoría de los fractales, con resultados
sorprendentes y a Ia vez inquietantes que ponen a nuestras culturas andinas por encima
de cualquiera de su época. Como colofón habría que añadir que si “La estrategia del
rico es dividir, la de los pobres debe ser unirse y retomar esta práctica ancestral como
mecanismo social de desarrollo alternativo”.
Es así que en otro de sus capítulos dice que La ideología dominante, ha ido
consolidando una pirámide de Poder (Político, Religioso, Militar y Económico) cuyo
principal insumo ha sido la proliferación de la ignorancia como forma de dominación. Su
proliferación se ha desarrollado sistemáticamente a lo largo de la historia, a través de
las religiones y de las distintas formas de instrucción o educación. Las primeras, como
expresa Carlos Milla, a cargo de tenebrosos traficantes de la Fe, fomentan en el
individuo, la creencia de un hipotético premio final a través de una salvación que nadie
conoce. A través de un “maquia (magia)-bélico (guerra) mecanismo, se transfiere el
temor primario a los elementos, hacia la Culpa y su penitencia, a través de la Confesión
(las escuchas telefónicas de la Inquisición). Lo paradójico es que en nombre de una
dudosa Fe, se han hecho atrocidades
Algo muy parecido ocurre con los sistemas de transferencia de los conocimientos,
porque al Estatus Quo, no le resulta rentable la preparación de individuos consientes ni
críticos.
Con el advenimiento de algunas revelaciones, gracias a ciertas tecnologías, a la mayor
precisión de las predicciones astrológicas, con Internet y la popularización de la
información, la Astrología entre todas las mancias, se ha convertido en un arma muy
peligrosa porque le devuelve el poder de su propio destino a la gente. Hacia eso
debemos ir, Ser Conscientes emulando la sabiduría de los Abuelos Ancestrales, los
incas.