Vous êtes sur la page 1sur 1

El ritmo y el movimiento están interconectados.

Puede definirse como un flujo de movimiento


controlado o medido. Es una característica de suma importancia en todas las artes (literatura,
música, danza, teatro). Por otro lado, podemos definir el movimiento como la traslación de un
cuerpo en un espacio determinado. ¿Cuál es la relación y la diferencia entre estos dos
conceptos? El ritmo y el movimiento dependen uno del otro. El ritmo es movimiento, y el
movimiento es ritmo de un cuerpo en el esp acio. La música y la danza son dos de las
disciplinas artísticas que más utilizan estos dos conceptos.
Mediante los sonidos, el ser humano puede manipular intuitiva o conscientemente el tiempo
gracias al ritmo, que de alguna manera se puede regular y contr olar. El ritmo en la música se
refiere al tiempo y a las estructuras espacio -temporales y de orden.
El ritmo es el ordenamiento de los sonidos y la regulación del tiempo en la música; permite
vivir una dimensión abstracta e indefinida desde la periodicidad , el orden y la regularidad.
En la música se hacen muchas actividades que desarrollan el movimiento corporal; a veces
son necesarios los desplazamientos, la sensopercepción, la motricidad y el tono, así como la
relación con el espacio y la acción de nuest ro cuerpo en sí mismo, en el espacio y en el
contacto con objetos o instrumentos musicales que reflejan nuestras posibilidades y
limitaciones físico-rítmicas.
Con los instrumentos musicales podemos expresar nuestra energía rítmica que, convertida en
acción y reposo, puede transmitir musicalmente ritmos regulares; mediante la práctica rítmica
instrumental potenciamos nuestro desarrollo físico, emocional, intelectual y social.
El ritmo ‘cualquier movimiento regular y recurrente’ puede definirse generalmente como un
‘movimiento marcado por la sucesión regular de elementos débiles y fuertes, o bien de
condiciones opuestas o diferentes’. 2 Es decir, un flujo de movimiento, controlado o medido,
sonoro o visual, generalmente producido por una ordenación de elementos diferentes del
medio en cuestión.
Se trata de un rasgo básico de todas las artes, especialmente de la música, la poesía y la danza.
En música la mayoría de las definiciones tradicionales aluden al ritmo como fuerza dinámica y
organizativa de la música. La naturaleza del ritmo es primordialmente subjetiva. La idea de
regularidad define el ritmo, pero no es la única ya que una de las primeras definiciones de
ritmo en la historia de la música está relacionada con su raíz griega (rheos, fluir), marcando
así una relación directa con el movimiento. En efecto, podemos encontrar múltiples
definiciones que aúnan movimiento, orden y periodicidad con relación al ritmo musical. Sin
embargo, existen definiciones desde el punto de vista de la perce pción temporal: ‘el ritmo
describe [...] eventos en escalas temporales dentro de los límites de la memoria a corto plazo’. 3
En este sentido, Clarke 4 define el ritmo musical como ‘fenómenos temporales de pequeña y
mediana escala’.
En las artes escénicas el ritmo es la cronología de los acontecimientos a escala humana, de los
sonidos musicales y los silencios, de los pasos de una danza o la métrica del lenguaje
hablado y la poesía. El ritmo también puede referirse a la presentación visual, como ‘el
movimiento programado a través del espacio’ 5 y un lenguaje común a modo de patrón que une
el ritmo con la geometría. Asimismo, el significado general de ritmo como repetición o patrón
regular en el tiempo puede aplicarse a una amplia variedad de fenómenos naturales cíclicos
que tienen una periodicidad o frecuencia que puede ir desde microsegundos a millones
de años.