Vous êtes sur la page 1sur 6

Según su etimología, la palabra Antropología proviene del griego anthropos

("hombre") y logos ("conocimiento").Analiza al hombre en el contexto social y cultural


del que forma parte y los cambios en su conducta a medida que evoluciona. Nació
para estudiar las culturas humanas y para comparar realidades. Los antropólogos
comienzan con las culturas primitivas porque allí encuentran los orígenes humanos.
En lo contemporáneo, la antropología no sólo tiene esa tarea, sino que a medida
que transcurrió el tiempo el estudio del hombre se volvió más complejo.
La antropología tiene carácter global y comparativo, ya que, los antropólogos se ven
en la necesidad de verificar las conclusiones del estudio de un determinado grupo
humano o civilización con datos precedentes de otros grupos o civilizaciones. De esta
manera, la importancia de la antropología trasciende los intereses de cualquier tribu,
raza, nación o cultura concreta. Para el antropólogo, el único modo de llegar a un
conocimiento de la humanidad es estudiar tanto las tierras lejanas como las próximas,
tanto las épocas pasadas como las actuales.
Su estudio nos permite comprender puntos de vista distintos a los nuestros,
entender y explicar la diversidad. No podemos negar la multiplicidad de lenguajes
corporales, musicales, formas de imaginación y pensamiento, sentimientos. Esto lo
podemos llevar a cabo desnaturalizando y deconstruyendo convenciones
consideradas "verdades".
Todo esto mediante perspectivas teóricas que son los mecanismos de estudio de
los antropólogos: el objetivismo, que analiza los "hechos sociales" como cosas
(cocificación). En el mundo se pueden ver diferentes culturas distribuidas en el
espacio, cada una de ellas es homogénea, tiene sus fronteras claras y su identidad
propia. Cuando esto se vuelve tan definido, los grupos humanos y los procesos
históricos parecen cosificados. El subjetivismo, cuando se estudia las acciones entre
los individuos pero sin tener en cuenta el contexto. Los rituales, las obligaciones e
ideas que dependen de las prácticas humanas para existir son ontológicamente
subjetivos. Y por último tenemos la intersubjetividad configuracional. El carácter
ontológico es intersubjetivo, porque trata de prácticas humanas contingentes, como
son la pobreza o la desigualdad. Sólo una sucesión de ciertas acciones humanas
pueden producirlas, y a su vez, otro tipo de acciones haría que no haya individuos en
estas condiciones.
Marx dice que "Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre
arbitrio, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas
circunstancias con las que se encuentran directamente, que existen y que le han sido
legadas por el pasado". Por ejemplo: no se escoge nacer mujer en una sociedad
machista.
Teniendo en cuenta la evolución del ser humano, tanto en sociedad como de
manera individual, la antropología se fue ramificando. Por un lado tenemos la
Antropología empírica:
-Antropología física: es el estudio del hombre en tanto que organismo vivo,
atendiendo a su evolución biológica dentro de las especies animales. Se ocupa del
origen y la evolución del hombre y de las diferencias físicas que se dan entre los seres
humanos, de la variación genética y las adaptaciones fisiológicas del hombre frente a
los distintos ambientes.
-Antropología cultural: es el estudio y descripción de los comportamientos
aprendidos que caracterizan a los distintos grupos humanos. Tiene que ocuparse de
las obras materiales y sociales que el hombre ha creado a través de su historia que le
ha permitido hacer frente a su medio ambiente y relacionarse con sus semejantes.
Esta rama, a su vez, tiene subdivisiones:
-Arqueología: desentierra los vestigios de culturas de épocas pasadas. Los
arqueólogos pueden estudiar amplias secuencias de la evolución social y cultural bajo
diversas condiciones naturales y culturales.
-Lingüística antropológica: estudio de la gran diversidad de las lenguas habladas por
los seres humanos. Intentan reconstruir la historia de éstas lenguas y de familias
antropológicas enteras. Se interesan por la forma en que el lenguaje influye y es
influido por otros aspectos de la vida humana, por la relación entre la evolución del
lenguaje y la evolución del Homo Sapiens, y la relación entre la evolución de las
lenguas y de las diferentes culturas.
-Etnología: compara y analiza las constantes y variables que se dan entre las
sociedades humanas y establece generalizaciones y reconstrucciones de la historia
cultural. Es un análisis comparado de las culturas.
Por el otro lado tenemos la Antropología filosófica:
-Etnografía: describe las formas de vida de determinados grupos sociales. Describe
una identidad particular, como expresión de lo que diferencia un pueblo de otro.
-Antropología social: se refiere a problemas relativos a la estructura social: relaciones
entre personas y grupos, instituciones sociales (familia, parentesco, asociaciones
políticas, etc).
El estudio del hombre requiere que cada vez que se estudia una parte seamos
conscientes que sólo es una parte que hay que relacionar con el resto.
El objetivo de la antropología son las normas y códigos conductuales que llamamos
"cultura". Simplemente es conocimiento que trata del hombre, de sus manifestaciones
como especie, de su humanidad; con una perspectiva global e integradora.

El término cultura, proviene del latín cultus y significa "cultivo" o "cuidado". Hace
referencia al cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre.
La cultura, hasta ese momento, tiene una dimensión subjetiva, entendida como cultivo
de un individuo o un conjunto de individuos que conforman un pueblo.
La cultura son todos aquellos hábitos que el ser humano aprende al ser miembro
de una sociedad. Comprende todos aquellos conocimientos, creencias, arte, derechos
y costumbres y otros hábitos adquiridos por un determinado grupo social. Incluye una
simbología verbal (ej. lenguaje) y no verbal (ej. imágenes, signos). Es simbólica
porque nuestros ancestros le dieron significado a cosas o eventos y, en consecuencia
nosotros tenemos que apreciar esos significados. La cultura se comparte, se transmite
en sociedades. Las creencias, los valores, los recuerdos, las experiencias comunes
(enculturación) vinculan y unifican a las personas que creen en la misma cultura.
Aunque los valores o creencias cambien con el tiempo, hay ciertas enseñanzas que
son fundamentales. Uno se siente más seguro al estar con personas social y
culturalmente similares a uno mismo.
El núcleo de la cultura son las normas, que regulan la conducta de los miembros de
una sociedad,las creencias y los valores, como modelos de la sociedad, por medio de
los cuales se guía el comportamiento de las personas y hacen que se integren. Las
normas y los valores son los patrones ideales de la sociedad que responden a las
tradiciones sociales. También tenemos los patrones reales que indican lo que el
individuo hace en realidad. Las culturas están formadas por patrones diferentes y cada
una de ellas muestra importantes variaciones. Cuando se toman prestados rasgos
culturales, se los modifica para que puedan encajar en la cultura que los adopta.
La cultura de los seres humanos genera dos tipos de productos: los que podemos
llamar formales (organizaciones e instituciones) y los materiales (artefactos y cosas en
general). Estos nacen a partir de la interacción grupal y no son accidentales, ya que,
responden a un proceso de elaboración. El ser humano utiliza estos materiales de
manera continua y masivamente. Por ejemplo: el uso de las computadoras en la vida
diaria. Vivimos en una sociedad en la que la comunicación, el conocimiento, la
información y las redes ocupan un lugar crucial.
La cultura puede ser adaptativa o inadaptativa porque lo que es bueno para ciertas
personas no es necesariamente bueno para el grupo. La habilitada que da la
experiencia tiene una ventaja adaptativa y eso evita que se cometan errores. Puede
ser aprendida a través de la observación. En la infancia, el aprendizaje es más intenso
por la falta de autonomía del ser humano. Por ejemplo: los niños ponen atención a las
cosas que los rodean y modifican su comportamiento porque otros se lo piden o
porque ellos mismos ven lo que es bueno o malo.
A éste aprendizaje, consciente o inconsciente por parte del ser humano mediante la
interacción con otros, incorporando una tradición cultural se lo denomina
enculturación. A través de ésta podemos explicar la continuidad de la cultura, pero no
su evolución. La gente puede ser enculturada para comportarse de cierta manera,
pero verse obligada por otras circunstancias a comportarse de otra. Las tradiciones
sociales te pueden llevar a una cierta dirección, pero también limitan la imaginación
acerca de los modos de actuar, pensar, dar significado.
Por otro lado, Franz Boas nos dice que: "nos es suministrado una serie de
invenciones, instituciones e ideas, pero poco o nada aprendemos sobre cómo vive el
individuo bajo éstas instituciones y con éstas invenciones e ideas, y tampoco sabemos
como éstas actividades influyen o afectan los grupos culturales de los que él es
miembro. Es necesario la información sobre éstos puntos, puesto que las dinámicas
de la vida social sólo pueden ser comprendidas sobre la base de la relación del
individuo frente a la cultura en la cual vive y su influencia en la sociedad". Con esto
podemos decir que la cultura no es totalmente algo que elegimos nosotros, sino que
también nos es impuesta por generaciones anteriores, mediante el proceso de
enculturación. También es tomada o modificada por el poder para un cierto
mecanismo de control moldeando así la percepción de los individuos, quienes toman
esas configuraciones como "naturales". Esto lo hacen para satisfacer sus necesidades
o con un fin social, para beneficio propio.
El sentido común nos lleva a creer que en el mundo hay seres humanos blancos,
negros o mestizos. Nosotros vemos como blancos o negros a individuos que en
realidad no lo son. "Blanco" es una convención social. A lo largo de nuestra vida
adquirimos un lenguaje que clasifica cosas y personas. Nosotros utilizamos las
diferencias para crear barreras entre los distintos grupos humanos, y esas barreras se
convierten en naturales. Estas prácticas sociales se vuelven tan normales que las
sociedades se organizan sobre las bases de esas clasificaciones. Estas clasificaciones
rigen la vida y los derechos de las personas.
Las relaciones de homogeneidad fueron dejadas de lado, por los procesos de
globalización y por las dinámicas emergentes indígenas, afro, mestizas y regionales,
que pusieron distancia entre las diferentes culturas e identidades. El problema está en
que el concepto de cultura puede producir alteridades y fabricar barreras, no importa
en el contexto en el que se la utilice.
Cuando cierta cultura es tomada como única y legítima por encima de otra, esto se
denomina etnocentrismo. Es la creencia de que nuestras propias pautas de conducta
son siempre naturales e importantes, y que los extraños, por el hecho de actuar de
manera diferente, viven de manera salvaje e irracional. Las personas intolerantes
hacia las diferentes culturas ignoran que si hubieran sido enculturados en otro grupo,
los estilos de vida que están juzgando serían los suyos.
Como consecuencia del etnocentrismo, la humanidad fue perseguida, separada de
sus familias, excluida, exterminada; llegando a tal punto que tener cultura o ser parte
de cierta sociedad de temor.
Debemos evitar el etnocentrismo: cualquier interpretación de un fenómeno social y
cultural con categorías de pensamiento de otras culturas, sin tener en cuenta a los
participantes del escenario estudiado.
Algunos antropólogos han adoptado el punto de vista conocido como relativismo
cultural, donde toda cultura es tan digna de respeto como las demás. Tenemos que
ponernos en el lugar del otro, adoptando los patrones de la sociedad que vamos a
estudiar, para poder entender su cultura. El relativismo cultural es metodológico, no
tenemos por qué aceptar todos los valores, normas o creencias de una sociedad. A
través de él llegamos a una cierta comprensión de cómo está organizada una
sociedad. Por ejemplo, las prácticas humanas que niegan los derechos humanos no
es aceptable, pero el antropólogo debe ponerse en el lugar del objeto de estudio para
poder comprender su cultura.
Geertz define a la cultura como las ideas basadas en el aprendizaje y los símbolos
culturales, los cuales a través de su estudio es necesario interpretarlos y
designificarlos. Toda la conducta humana es un conjunto de acciones simbólicas y el
fin de la antropología es ampliar el conocimiento humano de las diferentes culturas. El
antropólogo debe interpretar cada uno de esos símbolos que compone la cultura,
dándole un sentido más global. Al poder interpretar podemos comprender mejor dichas
culturas, explicando su existencia.
Esos sistemas de símbolos son previamente establecidos y el ser humano lo utiliza
para definir su mundo, expresar sus sentimientos y realizar juicios. Esto ayuda a guiar
su comportamiento a lo largo de su vida.
Si la sociedad está abierta a influencias, préstamos y apropiaciones de otras
sociedades, el sistema de símbolos propios creado por cada cultura se pierde.
Los aspectos culturales se relacionan con los aspectos comerciales, políticos y de
consumo y gracias al avance de las tecnologías las costumbres de cada sociedad se
han puesto en contacto. La globalización es el aceleramiento de las comunicaciones,
la tecnología, el dinero, que vincula a individuos, países, organizaciones y culturas.
La globalización cultural es un punto de encuentro entre los pueblos y representa
una oportunidad para mejorar la calidad de vida de los individuos.

-Malinowki Funcionalismo -La cultura como una totalidad que da respuesta a


las necesidades elementales del hombre dando
lugar a instituciones con funciones específicas.

-Franz Boas Particularismo - Cultura es la totalidad de las reacciones y


Histórico actividades mentales y físicas que caracterizan la
conducta individual y colectiva. Posee una
historia particular y se explica en sus propios
términos.

-Ruth Benedict Cultura y -La cultura es la configuración particular de


personalidad. conocimientos, creencias, valores, actitudes y
emociones que caracteriza a una sociedad,
constituyendo patrones culturales que definen la
personalidad de un pueblo.

-Edward Tylor Evolucionismo -La cultura es un complejo de hábitos y


capacidades adquiridos por el hombre en cuanto
miembro de una sociedad. Algunos de éstos
elementos "sobreviven" en el tiempo y permiten
reconstruir la evolución cultural humana.
TRABAJO PRÁCTICO

ANTROPOLOGÍA
CULTURAL
TEMA: Antropología y cultura

Profesora: Sanchez, María Belén

Alumnos: Navarro, Débora


Nizzo, Estefanía

Fecha de entrega: 28 de mayo de 2018

Bibliografía:
-CONRAD PHILLIP KOTTA. Antropología cultural. Decimocuarta edición, Editorial Mc.
Graw Hill/Interamericana Editores S.A. MEXICO D.F.2011.

-ESPINA BARRIO, Ángel. 2005 Manual de Antropología, Fundacao Joaquín Nabuco,


Editora Manssangana, Recife. Introducción y capítulo 1.

-HARRIS, M. (2004) "Apéndice: Historia de las teorías de la cultura", en Antropología


cultural, Ed. Alianza. Pág, 271.

-GÓMEZ PELLÓN, Eloy. 2007 "El concepto de cultura" Ficha de la Cátedra


Introducción a la antropología social y cultural, Universidad de Cantabria Open Course
ware.

-GRIMSON, A. (2011) "Introducción", en Los límites de la cultura, Buenos Aires, siglo


XXI.

-MORIN Edgar. Introducción al pensamiento complejo. Gedisa Editorial.

-BERGER Peter L, LUCKMAN Thomas. La construcción social de la alteridad.


Amorrotu Editores.