Vous êtes sur la page 1sur 6

Clase nro 3:

Sistemas de resolución de conflictos

La primera distinción en cuanto a los métodos de resolución de conflictos es la


que, según Remo Enntelman en su libro Teoría del Conflicto, se puede hacer entre
métodos que se desenvuelven dentro del mismo sistema en conflicto, y aquellos
que lo hacen fuera de dicho sistema; por ello se denominan a los primeros
métodos endógenos y, a los segundos, métodos exógenos.

Concepto:

Los métodos de resolución de conflicto, son los distintos caminos o vías con las
que cuentan las partes involucradas en un conflicto a los fines de buscar su
resolución.

Clasificación:

Se entiende por métodos endógenos a aquellos sistemas de resolución en el que


las partes dentro de su relación siguen procedimientos tendientes a resolver
su conflicto o solucionar sus problemas. La negociación es el prototipo de
este método.

Los métodos exógenos presentan soluciones a partir de la participación de


terceros ajenos al sistema en conflicto, son los que definen o a cuyo cargo está
la búsqueda de solución. El más representativo es el proceso judicial, donde
corresponde a un tercero la función de resolver la adjudicación de los objetivos sin
que los conflictuantes participen en la decisión resolutiva.

Según esta primera distinción entre los distintos caminos de abordaje para
solucionar conflictos tenemos:

Métodos endógenos: negociación, mediación y conciliación (la principal


característica de estos modos de resolución es que las partes de un conflicto
tienen una participación activa ya que son ellos quienes aportan o no la
solución).

Métodos exógenos: juicio y arbitraje (la característica de estos modos es que


es un tercero el que conforme al derecho, resuelve el conflicto).
Otra clasificación de los métodos de resolución es aquella que agrupa estos
modos en Judiciales y Extrajudiciales.

Judiciales: juicio y conciliación.

Extrajudiciales: negociación, arbitraje y mediación. Estos se realizan tratando


de llegar a una solución que evite un procedimiento judicial.

Una tercera clasificación de los métodos de resolución es la tradicional que trata


de:

Adversariales: juicio y arbitraje. Las partes para resolver el conflicto buscan


a un tercero, juez o árbitro, que basándose en reglas preestablecidas resuelven
dando la razón sólo a uno de los dos, por lo que, necesariamente, el resultado de
este tipo de procedimientos es ganador vs. Perdedor.

No Adversariales: negociación y mediación.

Los Adversariales imponen una solución adjudicando la razón solamente a una de


las partes, mientras que los No Adversariales consensúan la solución entre
las partes.

Hay que medir el efecto del procedimiento elegido en la relación involucrada. La


implicancia de la relación de una pelea entre cliente-proveedor no es la misma que
entre hermano-hermano.

Si la relación es dañada, el conflicto no se resuelve, y queda latente y recurrente.

Por lo tanto, al elegir un procedimiento, se debe tener en cuenta no sólo cuánto


implica económicamente sino todos los elementos descriptos, ya que están
relacionados en forma de espiral.

En síntesis, hay distintas opciones para resolver un conflicto:

a. Sistemas Adversariales (juicio, arbitraje)

Juicio: es un sistema de resolución cuyo resultado está basado en el derecho.


Una parte demanda a otra y el juez dicta una sentencia, teniendo en cuenta lo
que dispone sobre el particular la ley. El resultado es que uno gana el juicio y
otro lo pierde. // La sentencia puede ser revocada, se puede apelar//
Arbitraje: es un método de resolución alternativa de conflictos donde un tercero
neutral es quien decide la cuestión planteada, siendo su decisión, en
principio, obligatoria. Este sistema es utilizado generalmente en las bolsas de
comercio provinciales.

El árbitro puede ser un amigable componedor o especialista en derecho,


resuelve la cuestión a través del laudo arbitral.

Cuando las partes involucradas en un conflicto recurren al arbitraje, para someter


la cuestión a arbitraje firman el compromiso arbitral, por el cual se
comprometen a someterse a la decisión de un árbitro que resuelva su
conflicto. // El Laudo arbitral no es revocable. Antes de hacer un arbitraje se
requiere el acuerdo de las partes//

El compromiso arbitral lo pueden firmar de modo preventivo, aún cuando


todavía no se produjo el conflicto, o una vez surgido el mismo.

b. Sistemas No Adversariales (Conciliación, Negociación y Mediación)

Conciliación: es utilizada generalmente en los tribunales de familia y en el


fuero laboral. El funcionario de familia que atiende a la pareja o (en el ámbito del
fuero de familia, durante la etapa previa obligatoria es el asesor de familia, en
tanto que durante el juicio es el juez de familia, en una primera audiencia de
conciliación obligatoria), o al trabajador y empleador (ámbito laboral es el
secretario laboral), intenta que las partes lleguen a un acuerdo para finalizar el
juicio. Puede ser utilizada en cualquier etapa del proceso, por lo que es reco-
mendable acudir a ella desde el comienzo, para evitar un desgaste innecesario.
En los tribunales de familia, la conciliación se produce por lo general en la etapa
denominada prejurisdiccional, que tiene por finalidad alcanzar un acuerdo
satisfactorio para los involucrados, y así evitar un desgaste no sólo para las partes
en conflicto, sino para el aparato jurisdiccional; además, una vez iniciado el juicio,
se establece una primera audiencia obligatoria ante el juez de familia, para que las
partes traten de lograr una solución amistosa al conflicto que las ha llevado hasta
allí.

Negociación: El verbo negociar está presente en muchos actos de nuestra vida.


La negociación es un medio al que recurrimos para obtener aquello que no
podemos alcanzar por nosotros mismos. La negociación es definida de varias
maneras por diversos autores. Así, Lewicki caracteriza la negociación como "un
proceso a través del cual intentamos influenciar a otros a que nos ayuden a
alcanzar o a satisfacer nuestras necesidades de modo que, al mismo tiempo,
también sus necesidades sean tenidas en cuenta". Lax y Sebenius dicen:
"Negociación es un intento de dos o más partes de encontrar una forma de acción
conjunta que le resulte mejor a cada una que las alternativas con que cuentan".
Para Kahn y Lewicki: "Negociación es esencialmente un intento de manejo de las
interdependencia".

Mediación:

La mediación ha dado excelentes resultados a través de la experiencia recogida


en otros países. Este sistema comenzó con gran impulso en Estados Unidos de
América en el año 1970. Para esa época, la justicia tradicional ya era cuestionada,
y comenzó a buscarse otra forma para resolver conflictos. Así aparece en el
Estado de Florida en 1975 el primer Centro Comunitario de Resolución de
Conflictos, que atendía problemas entre vecinos. También se destacó el Estado de
Virginia, donde la mediación fue insertada en escuelas primarias y
secundarias. Muchas veces el mediador debe trabajar en situaciones de crisis,
como puede ser un motín carcelario o toma de rehenes.

En Buenos Aires en el año 1995 se sancionó la Ley de Mediación Nº 24.573. En la


provincia de Córdoba, el 14 de julio del año 2001, se sancionó la Ley de Mediación
Nº 8.858, sentando las bases para los procedimientos de mediación. Esta ley
permite mediar en centros públicos de mediación, uno dependiente del Poder
Judicial donde se median solamente causas judiciales, y otro que depende del
Poder Ejecutivo, en el ámbito de la Secretaría de Justicia de la provincia, donde se
brinda este servicio a personas de bajos recursos (mediación gratuita). También
hay centros privados de mediación, dirigidos por mediadores matriculados que
requieren la habilitación del Estado para funcionar. Estos centros privados están
integrados por mediadores que han rendido un examen de idoneidad y
competencia para cumplir dicha función. Lea el artículo Consorcio y conflictos
vecinales� , escrito por Juan Hein sobre esta temática.

El proceso de mediación reconoce diferentes etapas:

En la primera parte el mediador se presenta y pide a las partes que hagan lo


mismo. En lo que se ha dado en llamar "discurso inicial o inaugural": el
mediador exhorta a las partes a tratarse con mutuo respeto, evitando
descalificativos e interrupciones. Les recuerda que la mediación es una
oportunidad que pueden aprovechar para exponer, primero, sus posiciones y de
allí pasar a indagar los intereses que ambos tienen para negociar, ubicando en
primer lugar aquéllos que sean comunes, como por ejemplo solucionar el conflicto
en lugar de ir a juicio.

El mediador también les explica que las reuniones serán conjuntas (las dos
partes presentes, solas o acompañadas de abogados), o privadas (el
mediador con una sola de las partes y el abogado en su caso).

A los efectos de salvaguardar la reserva de todo lo que se trate en la mediación,


todos firman un convenio de confidencialidad. Este convenio tiene por
principal objetivo que el mediador guarde reserva de toda la información que
obtenga en las reuniones privadas, además de evitar que pueda ser citado como
testigo en juicio que hipotéticamente las partes tengan o inicien.

La mediación en sí es un sistema de autodeterminación, en el que las partes


intentan resolver sus diferencias sin necesidad de acudir a un juez que
decida según su criterio y ley vigente. En el juicio siempre hay un perdedor y
supuestamente un ganador, mientras que en la mediación lo que se intentará es
que ambas partes salgan ganando. Si bien no será quizá la solución ideal a la
que cada parte pudo aspirar, muchas veces vale más un buen arreglo que un mal
juicio. La frase no está equivocada como podrá suponer, sino que responde a la
creencia de que el juicio desgasta emocionalmente a las partes en él involucradas
y termina siendo una alternativa con un alto costo (económico y emocional).

Conocer los distintos tipos de resolución para un negociador es una fase muy
importante, y no debe desestimarla, ya que el tipo de resolución que elija (camino
hacia una solución), tendrá distintas consecuencias en la vida y en la relación de
las partes del conflicto. En el caso de la situación profesional es relevante tener en
cuenta que las partes del conflicto tienen una relación de parentesco familiar.
Adversarial Intervención ¿Quién Grado de Fuerza de
o No de un resuelve? formalismo la
adversarial tercero resolución
Negociación No Adversarial NO Las partes Informal Acuerdo
obligatorio. Se
ejecuta como
un contrato
Mediación No Adversarial Tercero neutral, Las partes Informal pero Acuerdo
Mediador con estructura obligatorio. Se
ejecuta como
un contrato
Conciliación No Adversarial Tercero neutral, Las Partes Informal, Acuerdo
Conciliador desetructurado obligatorio. Se
ejecuta como
un contrato
Arbitraje Adversarial Árbitro Arbitro Libertad de las Laudo
partes en Obligatorio
cuanto al grado
de formalismo
Juicio Adversarial Juez Juez Formal Sentencia
Obligatoria