Vous êtes sur la page 1sur 83

DAT- 5

Tests de Aptitudes Diferenciales

. Versión 5

MANUAL

PUBLICACIONES DE PSICOLOGíA APLICADA


Serie menor núm. 282
Adaptado por TEA Ediciones, S.A. seiún acuerdo ·especial con el propietario original,
THE PSYCHOLOGICAL CORPORATfoN, que se reserva todos los derechos
TEA Ediciones, S.A.
MADRID 2000
Títulos de las obras originales:
Differential Aptitude Tests, Fifth Edition: Technical Manual. Oifferentíal Aptitude
Tests, Fifth Edition: Oirections for Administering.

Autores:

The Psychological Corporation muestra su reconocimiento a las contribuciones


de George K. Bennett, Harold G. Seahore y Alexander G. Wesman que elabo-
raron inicialmente los Tests de Aptitudes Diferenciales.

Adaptación española:
La adaptación española ha sido realizada por el Departamento de I+D de TEA
Ediciones, bajo la coordinación de Sara Corral y Agustín Cordero.

Copyright © 1992, 1991, 1984, 1974, 1973 by Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita
The Psychological Corporéition. de los titulares del "Copyright", bajo las sanciones establecidas en
las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por
Copyright © 2000 by TEA Ediciones, S.A., Madrid (España). cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y
el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares de ella
I.S.B.N.: 84-7174-631-X mediante alquiler o préstamo públicos.
Depósito legal: M - 28.239 - 2000

Edita: TEA Ediciones, S.A.; Fray Bemardino de Sahagún, 24 - 28036 Madrid.


Printed in Spain. Impreso en España por Imp. Casillas; Agustín Calvo, 47, 28043 Madrid.
ÍNDICE

PRÓLOGO A LA ADAPTACiÓN ESPAÑOLA ... ............. . .. . ..... , . ..... .. .. " . 5


1. CARACTERíSTICAS GENERALES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
1.1. Ficha técnica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
2. DESCRIPCiÓN DE LA BATERíA ORIGINAL. . . . . . . . . . . . ........................ 8
2.1. Finalidad.. ............. ... ....... ......... .. ...... ... .......... . .. 8
2.2. Medida de las aptitudes: una perspectiva filosófica. . . .................... .... 8
2.3. Descripción de los tests de aptitudes diferenciales. . . .. ...................... 8
2.4. Estructura de los tests de aptitudes diferenciales . . . . ........................ 11
3. PROCESO DE ELABORACiÓN Y DESARROLLO DEL DAT-5, EN SU VERSiÓN ORIGINAL. . 12
3.1 . Formulación de los rtems. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12
3.2. Construcción de los tests. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12
3.3. Programa piloto nacional de estudio de ítems . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13
3.4. Elaboración de las formas definitivas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
3.5. Programas nacionales de investigación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
4. ADAPTACiÓN ESPAÑOLA DE~ DAT-5 ......... , ...................... , . . . . . . . 18
4.1. Modificaciones en los tests . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18
4.2. Muestra de tipificación .........................................' . . . . . . . 19
5. MATERIALES.... . .. . .. .... ........... . ......................... .... .. .. 22
5.1. Manual ........................................................... 22
5.2. Cuadernillqs... .......... ........... . ................. .......... .... 22
5.3. Hojas de respuestas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
5.4. Perfil de puntuaciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23
5.5. Materiales complementarios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23
6. NORMAS DE APLICACiÓN Y CORRECCiÓN .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
6.1. Instrucci0nes generales de aplicación .. . ....... : . .. . . . . • . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
6.2. Instrucciones específicas de aplicación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26
6.2.1. Instrucciones para uso de Hojas de corrección mecanizada ... '.' . . . . . . . . . 26
6.2.2. Instrucciones para uso de Hojas de corrección manual. . . . ... . . . . . . . . . . . . 29
6.3. Normas de corrección . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31
6.4. Puntuación... ............ ................................... ...... . 32
7. TIPOS DE PUNTUACIONES UTILIZADAS EN EL DAT-5 .... . .. . .. ........... . . . . . 33
7.1. Puntuaciones directas ................................. ' .' . . . . . . . . . . . . . 33
7.2. Puntuaciones referidas a baremos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33
8. JUSTIFICACiÓN ESTADíSTICA. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38
8.1. Fiabilidad ..................... .. ....... .. . ......... ......... ....... 38
8.2. Validez...... ........... ... . .. ...... ..... .................... ...... 45
8.4. El DAT como predictor del éxito académico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
9. NORMAS INTERPRETATIVAS ............................... " ............ 60
9.1. Criterios para la elaboración de baremos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60
9.2. Baremos de escolares. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61
9.3. Baremos de profesionales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
9.4. Interpretación de las puntuaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63
TABLAS DE BAREMOS: NIVEL 1. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . 65
Tabla 22. Baremos de escolares, varones y mujeres. 1º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
Tabla 23. Baremos de escolares, varones . 1 º ESO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68
Tabla 24. Baremos de escolares, mujeres. 1º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69
Tabla 25. Baremos de escolares, varones y mujeres. 2º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70
Tabla 26. Baremos de escolares, varones. 2º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 71
Tabla 27. Baremos de escolares, mujeres. 2º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72
Tabla 28. Baremos de escolares, varones y mujeres. 3º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73
Tabla 29. Baremos de escolares, varones. 3º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 74
Tabla 30. Baremos de escolares, mujeres. 3º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
Tabla 31. Baremos de escolares, varones y mujeres. 4º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76
Tabla 32. Baremos de escolares, varones. 4º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 77
Tabla 33. Baremos de escolares, mujeres. 4º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78
Tabla 34. Baremos de estudiantes de Formación profesional (Cursos Formativos de Grado
Medio), varones y mujeres. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79
Tabla 35. Baremos de profesionales operarios, varones y mujeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80

TABLAS DE BAREMOS: NIVEL 2. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81


Tabla 36. Baremos de escolares, varones y mujeres. 4º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
Tabla 37. Baremos de escolares, varones. 4º ESO ...... . .. ... .... .. . .. . .. . '. . . . . . 84
Tabla 38. Baremos de escolares, mujeres. 4º ESO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85
Tabla 39. Baremos de escolares, varones y mujeres. 1º BACHILLERATO. . . . . . . . . . . . . . 86
º
Tabla 40. Baremos de escolares, v~rones . 1 BACHILLERATO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87
Tabla 41. Baremos de escolares, mujeres. 1º BACHILLERATO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 88
Tabla 42. Baremos de escolares, varones y mujeres. 2º BACHILLERATO . . . . . . . . . . . . . . 89
Tabla 43. Baremos de escolares, varones. 2º BACHILLERATO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 90
Tabla 44. Baremos de escolares, mujeres. 2 2 BACHILLERATO. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91
Tabla 45. Baremos de estudiantes de Formación profesional (Cursos Formativos de Grado
Medio), varones y mujeres. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 92
Tabla 46. Baremos de estudiantes de Formación profesional (Cursos Formativos de Grado
Superior), varones y mujeres .............. ~ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 93
Tabla 47. Baremos de estudiantes de COU aspirantes a universidad, varones y mujeres. . 94
Tabla 48. Baremos de estudiantes de COU aspirantes a universidad, varones . . . . . . . . . . 95
Tabla 49. Baremos de estudiantes de COU aspirantes a universidad, mujeres . . . . . . . . . . 96
Tabla 50. Baremos de adultos licenciados en procesos de selección, varones y mujeres. . . 97
Tabla 51 . Baremos de adultos licenciados en procesos de selección, varones. . . . . . . . . . . 98
Tabla 52. Baremos de adultos licenciados en procesos de selección, mujeres. . . . . . . . . . . 99

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100


APÉNDICE A . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 101

APÉNDICE B . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102
PRÓLOGO A LA ADAPTACIÓN ESPAÑOLA

Presentamos, pocos años después de su aparición en América, la última versión actualizada de


la antigua y afamada batería DAT (Tests de Aptitudes Diferenciales). Antigua, pero, antes y ahora,
utilizada profusamente -y con enorme éxito- en el área de la evaluación psicológica.

Publicada inicialmente en 1947, han ido apareciendo Formas distintas y nuevas revisiones del
Manual en los años 1962, 1972, 1980 Y 1990. En cada una de ellas se intentó fundamentalmente
mejorar y actualizar el contenido de los tests y la representatividad de las muestras de tipificación,
pero nada cambió en cuanto a la estructura de las pruebas, número de ítems, tiempos de aplicación
y criterios para la elaboración de las normas interpretativas. Todos estos aspectos han sufrido impor-
tantes variaciones en esta nueva versión, que, para acentuar su carácter distintivo, se presenta origi-
Q
nalmente bajo la denominación de Tests de Aptitudes Diferenciales, 5 Edición y que, en nuestro
país, será identificada con las siglas DAT-5, con el fin de evitar referencias confusas a las múltiples
ediciones de nuestro anterior Manual.

Los detalles de las principales modificaciones introducidas en esta sa edición americana serán
comentados en los párrafos dedicados a la descripción de la batería original (capítulo 2). Con ello no
sólo se pretende cumplir un deber de fidelidad al texto creado por los autores, sino, además, poner
de manifiesto la profunda fundamentación científica de la obra y el riguroso proc'eso estadístico que
se llevó a cabo en esta nueva versión.

Describiremos, igualmente, el proceso seguido en la adaptación española, que ha requerido


tambiéñ un notable esfuerzo y ha contado con la valiosa colaboración de un gran nÚl1)ero de profe-
sionales (cuya relación aparece en el Apéndice A) y a quienes, en estas primeras líneas, expresamos
nuestro sincero agradecimiento.

Este Manual no pretende reproducir en toda su amplitud los textos originales (presentados en
varias y amplias publicaciones independientes). Se referirá principalmente a los datos procedentes
de la adaptación española si bien'recogerá, cuando resulte procedente (e indicándolo de modo expre-
so), informaciones que completen o sirvan de contraste a las obtenidas en nuestro propio entorno cul-
tural.

Esperamos que, al igual que ocurrió con las anteriores Formas del test, los futuros usuarios del
DAT-5 podrán ofrecernos datos de numerosas aplicaciones que permitan realizar nuevos estudios y
mejorar progresivamente el apoyo técnico en que se sustenta,

AGUSTíN CORDERO

5
1. CARACTERÍSTICAS GENERALES

1.1. FICHA TÉCNICA

Nombre: Tests de Aptitudes Diferenciales, Versión 5


(DAT-5), Niveles 1 y 2.

Nombre original: Differential Aptitude Tests, Fiftb Edition.

Autores: George K. Bennett, Harold G. Seashore y


Alexander G . Wesman.

Autores de la 58 versión: Equipo técnico de The Psychological Corpo-


ration.

Procedencia: The Psychological Corporation, San Antonio


(Texas), propietaria del "Copyright" original.

Adaptación española: Departamento I+D de TEA Ediciones, S.A.

Aplicación: Individual y colectiva.

Ámbito de aplicación: Nivel 1: 1° a 4° curso de ESO y Ciclos


Formativos de Grado Medio; Nivel 2: 1° y 2°
Bachillerato, Ciclos Formativos de Grado
Superior. Posible aplicación a adultos.

Duración: 143 minutos de ejecución para el total de los


tests de cada uno de los niveles adaptados en
Españ'l~ T~~s noras y medi~, aproxima<lamen-
te, incluyendo instrucciones de aplicación.

Finalidad: Evaluación del Razonamiento verbal, Razo-


namiento numérico, Razonamiento abstracto,
Razonamiento mecánico, Relaciones espacia-
les, .Ortografía y Rapidez y exactitud percep-
tiva.

Baremación: Diversas muestras de escolares y profesiona-


les.

7
/ /

2. DESCRIPCION DE LA BATERIA ORIGINAL (1 )


2.1. FINALIDAD

Los Tests de Aptitudes Diferenciales (DAT) también se han utilizado en el consejo educa-
han sido diseñados para medir la capacidad de tivo y vocacional de adultos así como en la
los estudiantes para aprender o para actuar selección de empleados. Tanto los asesores
eficazmente en un cierto número de áreas como los profesores han sido muy sensibles a
tales como las del razonamiento mecánico, la necesidad de medir diferentes tipos de apti-
verbal, numérico o de las relaciones espacia- tudes con objeto de descubrir el potencial de
les: Aunque elaborados inicialmente para su los estudiantes para desarrollar con éxito su
aplicación en los centros de enseñanza media, actividad académica o profesional.

2.2. MEDIDA DE LAS APTITUDES: UNA PERSPECTIVA FILOSÓFICA

Para comprender la ·filosofía que subyace a A partir de la definición anterior de aptitud,


los Tests de Ap~itudes Diferenciales, es la base filosófica del DAT se apoya en la pre-
importante partir de una definición clara del misa de que la inteligencia humana o la habi-
término "Aptitud". Aptitud es la capacidad lidad mental está integrada por muchas apti-
para aprender a partir de la enseñanza ade- tudes diferentes que deben ser medidas desde
cuada y de los estímulos ambientales. En diversos puntos de vista. Consecuentemente,
otras palabras, las aptitudes no son congéni- el DAT se ha construido para proporcionar un
tas; son más bien habilidades que deben ser amplio perfil de información sobre las aptitu-
objeto de desarrollo. des de los estudiantes en múltiples áreas.

2.3. DESCRIPCIÓN DE LOS TESTS DE APTITUDES DIFERENCIALES

Al igual que en las anteriores ediciones del los resultados de los tests, el contenido de
DAT, fue necesario en ésta decidir qué medi- cada uno de los incluidos en la batería debe-
das de aptitudes deberían ser incluidas en la ría ser relevante para cierto tipó de estudios y
batería. Para llevar a cabo la selección defini- ocupaciones.
tiva, se pensó en los tipos de tests que serían Lo mismo que las pasadas ediciones, la sa
más útiles para los fines de orientación y con- versión del DAT incluye tests que evalúan
sejo vocacional y educativo. Con objeto de ocho importantes aptitudes: Razonamiento
satisfacer las necesidades de los orientadores verbal, Razonamiento numérico, Razona-
y de otras personas que hayan de interpretar miento abstracto, Rapidez y exactitud percep-

( 1) En los párrafos siguientes, referidos directamente a la versión americana, aludimos a todas las pruebas que integran la batería ori-
ginal y mantenemos su misma nomenclatura. Posteriormente, nos atendremos a los nombres y siglas utilizados en la adaptación
española.

8
tiva, Razonamiento mecánico, Relaciones física, química e ingeniería. La habilidad para
espaciales, Ortografía y Uso del lenguaje. A razonar con números es asimismo necesaria
continuación se describe el contenido de cada en muchas ocupaciones como las de contabi-
uno de estos tests y se comenta su aplicabili- lidad, trabajo de laboratorio, carpintería y
dad a determinados tipos de estudios o ámbi- mecánica.
tos de ocupación.
Razonamiento abstracto (AR)
Razonamiento verbal (VR)
El test de Razonamiento ahstracto es una
El test de Razonamiento verbal mide la medida no verbal de la habilidad para razonar.
habilidad para descubrir relacjones entre Evalúa cómo los sujetos pueden razonar con
palabras. Está constituido por analogías. En figuras o dibujos geométricos. Está constitui-
cada analogía se han omitido dos palabras: la do por ítems que requieren completar series
primera palabra en la primera relación y la de figuras, y aprecia la habilidad para conti-
segunda en la segunda relación. Más que nuar una serie geométrica en la que cada ele-
orientadas al reconocimiento de palabras, mento cambia de acuerdo con una regla deter-
estas analogías evalúan la habilidad para infe- minada. Se pide al sujeto que descubra la
rir la relación entre el primer par de palabras regla implícita en la ordenación y, de acuerdo
con ella, decida cuál sería la próxima figura
y aplicarla al segundo par depálabias de
en la serie.
modo que las dos primeras se relacionen entre
sí de forma análoga a como lo hacen las dos La puntuación de RazoI1amiento abstracto
últimas. será frecuentemente relevante en tareas esco-
lares u ocupacionales que exigén habilidad
Razonamiento verbal puede resultar útil
para establecer relaciones entre objetos en
para ayudar a predecir el éxito en la enseñan-
función de su tamaño, forma, posiéión, canti-
za académica así como en muchas ocupacio-
dad, etc., más bien que entre palabras o núme-
nes tales como las relacionadas con los nego- - -ros: -Pueden citarse" coÍllo ejemplos'-en que
cios, la actividad jurídica, la educación, el este tipo de habilidad es necesaria las áreas de
periodismo y las ciencias. matemáticas, prográrnación informática, dise-
ño y reparación de automóviles.
Razonamiento numérico (NR)
Rapidez y exactitud perceptiva (PSA)
El test de Razonamiento numérico mide la
habilidad para enfrentarse a las tareas de razo- Este test mide la habilidad para comparar y
namiento matemático. Con objeto de asegu- comprobar de forma rápida y precisa docu-
rarse de que el énfasis se pone en el razona- mentos escritos. Sus ítems no requieren capa-
miento, más bien que en la facilidad de cálcu- cidad de razonamiento, sino que valoran,
lo, el nivel de cálculo exigido para resolver sobre todo, la velocidad de ejecución.
los problemas es inferior al de los conoci-
mientos correspondientes al grado académico Puede predecir el éxito en cierto tipo de
de los estudiantes p3ra los que se propone el tareas administrativas rutinarias como las de
test. archivo y codificación. Son también desea-
bles altas puntuaciones en trabajos que
El razonamiento numérico es importante implican el manejo de datos técnicos y cien-
para tener éxito en estudios de matemáticas, tíficos.

9
RazonamieI)to mecánico (MR) cuatro palabras, tres de las cuales están
correctamente escritas y una mal. Las pala-
El test de Razonamiento mecánico mide la bras mal escritas reflejan los errores más
capacidad de comprensión de principios bási- habituales identificados en importantes traba-
cos mecánicos de maquinaria, herramientas y jos de investigación.
movimientos. En cada ítem se presenta gráfi-
camente una situación mecánica y una senci- La habilidad para escribir con corrección
lla pregunta verbal; se trata de que expresen es fundamental en la mayoría de las ocupa-
principios elementales que impliquen razona- ciones académicas y profesionales y necesa-
miento más bien que conocimientos específi- ria siempre que hayan de utilizarse informes
cos. escritos.
Los estudiantes que resuelven bien este test
suelen aprender fácilmente la forma de repa- Uso del lenguaje (LU)
rar y manejar mecanismos complejos. Entre
las profesiones que exigen una buena habili- Este test aprecia la habilidad para detectar
dad mecánica están las de carpintero, mecáni- errores sintácticos, de puntuación y uso de
co, ingeniero, electricista y operador de letras mayúsculas. Consiste en frases dividi-
máquinas. das en cuatro partes. El sujeto debe decidir si
en alguna de las partes existe un error gra-
.
Relaciones espaciales (SR)
matical o si la frase está correctamente escri-
ta.
Mide la habilidad para visualizar un objeto
Habilidades del lenguaje bien desarrolladas
de tres dimensiones a partir de un modelo
son necesarias en la mayor parte de las tareas
bidimensional e imaginar cómo aparecería
para las que se exige una titulación de grado
este objeto si sufriera una rotación espacial.
medio; las de escritor o profesor requieren un
Cada problema presenta un modelo, seguido
alto nivel de habilidad en esta área.
de cuatro figuras tridimensionales. El sujeto
debe elegir la única figura que podría cons- Los tests de Ortografía y Uso del lenguaje
truirse a partir d~l modelo. se incluyeron en el DAT porque las habilida-
Requiere imaginar cómo resultará un obje- des que miden son importantes en muchos
to hecho a partir de un determinado modelo y ámbitos académicos y profesionales. Por
esta aptitud es requerida en tareas de decora- ejemplo, necesitan poseerlas en alto grado los
ción, arquitectura, arte, diseño de moda, car- secretarios, libreros y editores.
pintería y prótesis dental.
Aptitud académica (VR+NR)
Ortografía (OR) (Razonamiento verbal y numérico)

El test de Ortografía o Deletreo Las puntuaciones combinadas de Razona-


("Spelling") mide el grado en que los estu- miento verbal y Razonamiento numérico
diantes pueden escribir y deletrear correcta- constituyen una medida de la aptitud acadé-
mente palabras inglesas de uso común. En la mica general, de la capacidad de aprender
adaptación española, se trata de evaluar el apoyándose en los libros y las enseñanzas de
dominio de las reglas ortográficas propias de los profesores y de obtener buenos resultados
nuestro idioma. En cada ítem se presentan escolares.

10
2.4. ESTRUCTURA DE LOS TESTS DE APTITUDES DIFERENCIALES

A diferencia de las ediciones anteriores, la comprendidos entre ellO y el 12. Uno y otro
y versión del DAT consta de dos niveles que, pueden ser aplicados a adultos con estudios
en conjunto, miden las aptitudes de los esco- previos equivalentes a los indicados.
lares que cursan estudios comprendidos entre
los grados 7 y 12 del sistema educativo ame- El número de tests y de ítems es el mismo
ricano. La incorporación de un nuevo nivel en ambos niveles y para cada uno de éstos se
obedece al propósito de hacerlo aplicable a elaboraron dos formas (e y D) paralelas en
estudiantes más jóvenes. El nivel 1 se ha dise- cuanto a contenido y dificultad. La tabla 1
ñado para su aplicación preferente a los alum- presenta el número de ítems y tiempo de apli-
nos de los grados 7 a 9; el nivel 2 para los cación de cada uno de ellos.

Tabla 1. Número de ítems y tiempos de aplicacióll de los Tests de


Aptitudes Diferenciales (versióII original americana)

40 25 (20) 40 25 (20)
40 30 (20) 40 30 (20)
40 20 40 20

100 3 100 3
100 3 100 3
60 25 (20) 60 25 (20)
50 25 (20) 50 25 (20)
40 10 (12) 40 10(12)
40 15 40 15

Nota: Estos datos son parcialmente válidos para los tests españoles. con estas salvedades: el tiempo para algunas prueb;ts se ha reducido (valores entre
paréntesis) y se ha prescindido del test de Uso del lenguaje. En capítulos siguientes se detallan los tiempos ~ti1iz.ados en las aplicaciones duran-
te la tipificación española. así como el orden de aplicación de las pruebas.

11
3. PROCESO DE ELABORACIÓN Y DESARROLLO
DEL DAT-S, EN SU VERSIÓN ORIGINAL

A continuación se describen las principales como los distintos aspectos de los mIsmos
fases del proceso de desarrollo de ·los tests así que fueron objeto de revisión .

3.1. FORMULACIÓN DE LOS ÍTEMS

Como criterio inicial se decidió cambiar, en tud de lo's distractores (respuestas incorrec-
esta sa versión, todos los ítems de las Formas tas), el uso del vocabulario apropiado, la
anteriores a excepción de los correspondien- ausencia de estereotipos o sesgos de cualquier
tes al test de Rapidez y exactitud perceptiva. clase, la adecuación del nivel de lectura
Por ello, se redactó una guía destinada a los requerido y la calidad global.
".
encargados de la elaboración de los ítems que
incluía una descripción escrita de cada tipo de Se dieron igualmente indicaciones de
ítems, los criterios' para el aumento progresi- carácter artístico para el diseño de los ítems
vo de dificultad de los mismos y ejemplos de de Razonamiento mecánico, Razonamiento
Ítems con distinto grado de dificultad. abstracto y Relaciones espaciales. Por ejem-
Veinticinco expertos redactaron aproximada- plo, en el caso de Razonamiento mecánico,
mente 4.000 íterns. El equipo editorial, inte- las instlUcciones trataban de conseguir que el
grado por psicólogos y especialistas en medi- test resultara igualmente atractivo para los
da, procedió a su revisión atendiendo a la cla- sujetos de uno y otro sexo: se buscó un equi-
ridad, la idoneidad del contenido, la seguri- librio entre el número de mujeres y varones
dad de las respuestas correctas, la verosimili- que aparecen en las figuras.

3.2. CONSTRUCCIÓN DE LOS TESTS

Una vez terminada la formulación y diseño debía ser el test definitivo. De este modo, los
de los ítems, se agruparon en forma de tests datos de la investigación se basarían sobre
para el Programa Nacional de Estudio de ítems del mismo tipo y de similar grado de
Ítems. Con el fin de conseguir dos formas dificultad a los que debían figurar en el test
finales del DAT en ambos niveles, se prepara- final. Cada forma del test contenía, además de
ron, para cada uno de ellos, cuatro formas los ítems recientemente elaborados, un grupo
de ítems de la anterior Forma V del DAT. El
presuntamente paralelas de cada test. Esto
propósito de este núcleo de ítems anteriores
permitiría la eliminación de los ítems que
era per:...'1itir la expresión de todos los nuevos
pudieran no funcionar como se esperaba. íterns en una escala común de dificultad.
Cada una de las formas de un test se desarro-
lló de modo que fuera lo más parecida posible Debido a que cada una' de las aptitudes
en estructura, formato y longitud a lo que medidas por el DAT puede ser evaluada inde-

12
pendientemente, no fue necesario aplicar los el programa. Esta revisión se refirió a las pis-
cuatro tests .a todos los estudiantes que parti- tas que pudieran facilitar la respuestas de
cipaban en el Programa. Por eso, cada una de unos Ítems a partir de otros, a la semejanza
las formas del test para los niveles 1 y 2 se entre los tipos de ítems y a la repetición de su
publicó en 3 cuadernillos: Razonamiento ver- contenido. Se comprobaron también la clari-
bal y Razonamiento numérico; Relaciones dad y el estilo y, en los casos de Razo-
espaciales, Ortografía y Uso del lenguaje; namiento mecánico y Uso de lenguaje, se
Razonamiento abstracto y Razonamiento prestó atención especial al equilibrio en el uso
mecánico. Todos lós Ítems de cada cuaderni- de nombres propios, pronombres, dibujos,
llo se revisaron exhaustivamente por especia- actividades o estatus social que pudieran
listas en medida y profesores participantes en afectar a los aspectos de raza, etnia o sexo.

3.3. PROGRAMA PILOTO NACIONAL DE ESTUDIO DE ÍTEM S

Este programa tuvo como objetivo determi- porcentaje del número de graduados en la
nar la adecuación de los distintos tipos de High School mayores de 25 años.
ítems, su dificultad y el aumento progresivo
de la misma, la verosimilitud de las opciones
Nivel de lectura
de respuesta, los tiempos de aplicación y las
reacciones de los alumnos y profesores con
.
Generalmente se llama "nivel de lectura" a
respecto a la claridad, presentación y conteni- la facilidad con que un material escrito puede
do de los materiales empleados. El programa ser comprendido, y suele considerarse que
se desarrolló entre el 15 y el 26 de febrero de estos niveles de lectura equivalen a los grados
1988 participando en el mismo en torno a o cursos de escolaridad. Por ejemplo, un nivel
84.000 estudiantes: se aplicó uno de los cua- de lectura de segundo grado significaría que
dernillos del nivel 1 a aproximadamente el material escrito sería fácilmente compren-
12.000 alumnos °de cada uno de los cursos 7, sible por un estudiante típico de segundo
8, 9 Y 10, Y un cuadernillo del nivel 2 a otros curso. Para determinar el grado de compren-
12.000 alumnos de cada curso 9, 10 Y 11. sión lectora de la: nuev.a edición del DAT se
comprobó cuidadosamente el nivel de voca-
Los 84.000 alumnos participantes en este bulario de las palabras utilizadas en cada uno
ensayo pertenecían a centros de más de 150 de los ítems de prueba de los tests de
distritos, seleccionados de acuerdo con la téc- Razonamiento verbal, Razonamiento numéri-
nica de muestreo estratificado de forma que co, Razonamiento mecánico y Uso del len-
representaran la población total de estudian- guaje así como el de las instrucciones de apli-
tes del país en términos de estatus socioeco- cación de todos los tests. Se excluyeron de
nómico, número de alumnos matriculados y este análisis únicamente los Ítems de los tests
región geográfica. El tamaño del distrito de Ortografía y los de aquellos tests que no
escolar se diferenció en tres categorías (bajo, contenían palabras. El nivel de vocabulario de
medio y alto) en función de la matrícula todas las palabras que aparecían en los ítems
media por curso o grado. El índice socioeco- y en las instrucciones se estableció a partir de
nómico de cada centro se determinó median- la consulta de varias fuentes; EDL Core
te una medida integrada por la media de los Vocabularies (Taylor y otros., 1989), Basic
ingresos familiares (en miles de dólares) y un Reading . Vocabularies (Harris y Jacobson,

13
1982), Y The Living Word Vocabulmy (Dale y Funciones de la Comisión asesora
Rourke,1976) .
Los miembros de la Comisión se reunieron
En este análisis, a las palabras utilizadas en para discutir el propósito, el plan y los proce-
los ítems o en las instrucciones se les asignó dimientos para revisar los ítems . Se examina-
su nivel de acuerdo con una o más de las ron ejemplos de ítems que podrían conside-
fuentes anteriormente citadas. Se comprobó rarse sesgados y se estudiaron las posibles
que todos los ítem s de los niveles 1 y 2 Y las soluciones.
instrucciones de todos los tests, contenían
palabras que correspondían al nivel de vo- Los Ítems con posible sesgo respec to al
sexo eran del tipo siguiente:
cabulario del grado quinto o inferior.
Atendiendo a la comprensión lectora, los 1. Los que representaban a miembros de
ítems de ambos niveles y las instrucciones de cualquiera de los sexos realizando activi-
todos los tests del DAT presentaban muy dades estereotipadas, como mujeres coci-
escasa o nula dificultad para alumnos de los nando o cosiendo, varones trabajando
grados 7 a 12 o para adultos que hubieran fuera de casa, chicos practicando deportes
alcanzado o superado el grado 5. o chicas jugando con muñecas.

2. Los que representaban a miembros de uno


Estudio del sesgo. u otro sexo experimentando emociones
estereotipadas, tales como chicas asusta-
Cada uno de los cuadernillos de prueba se
das o llorando o chicos bravucones o irri-
sometió al juicio de una comisión de educa-
tados.
dores u orientadores de grupos minoritarios ,
cuyo cometido primordial fue la eliminación 3. Los que presentaban a cualquiera de los
de cualquier posible fuente de sesgo derivado sexos en ocupaciones estereotipadas, por
de la raza, sexo, etnia o región. La comisión ej., a los varones como médicos, magistra-
de expertos examinó la adecuación de los dos o fontaneros y a las mujeres como
ítems a las minorías examinadas e identificó enfermeras o secretarias.
cualquier ítem qüe implicara un estereotipo.
En fases posteriores del Programa Nacional 4. Los que expresaban características este-
de Estudio de Ítems se llevaron a cabo análi- reotipadas de uno u otro sexo, tales como
sis estadísticos de sesgo, puesto que ítems que varones fuertes, valientes o científicos y
aparentemente no mostraban sesgos o estere- mujeres caprichosas o bonitas.
otipias, todavía podían comportarse de modo
5. Los que mostraban a sujetos de uno u otro
diferente en distintos grupos. Se realizaron sexo en situaciones estereotipadas, tales
los análisis de Mantel-Haenszel y Rasch para como chicos creativos y triunfadores y chi-
todos los ítems de afro-americanos frente a cas que necesitaban ayuda para resolver
blancos, de hispanos frente a blancos y de los problemas.
mujeres frente a varones.
6. Los que utilizaban etiquetas degradantes
NueVe:? personas, todas ellas miembros des- referidas a cualquiera de los dos sexos.
tacados de la ~omunidad educativa, integra-
ron la Comisión encargada de revisar los 7. Los que reflejaban algún sesgo en los
posibles sesgos de los cuadernillos experi- dibujos incluidos en el ítem, como falta de
mentales, en cuanto a sexo, etnia y región. representación de sujetos de ambos sexos,

14
inexistencia de grupos mixtos o activida- que señalaran todos los ítem s que pudieran
des compartidas, vestimentas inapropia- presentar algún sesgo y que hicieran sugeren-
das, como chicas siempre con faldas y cias para mejorarlos. Los tipos de sesgo se
lazos. clasificaron del siguiente modo:

Se consideraron como Ítems que reflejaban l. Estatus: ¿Los miembros de un determina-


sesgos de tipo étnico o de clase los siguientes: do grupo aparecen en situaciones donde
carecen de autoridad o liderazgo?
l . Los que mostraban material degradante u
ofensivo para un país o un pueblo. 2. Estereotipos: ¿Hay miembros de algún
grupo determinado que, de manera unifor-
2. Los que se apoyaban en dibujos en que
me, muestren ciertas aptitudes, intereses,
aparecían sesgos, como la ausencia de
ocupaciones o características personales?
representación de un grupo minoritario, la
inadecuada expresión de sus caracterÍsti- 3. Familiaridad: ¿Tienen más probabilidad
cas o la falta de variedad dentro de estos los miembros de uno de los grupos de estar
grupos minoritarios. familiarizados con el vocabulario o de
tener mayor experiencia en las situaciones
Finalmente, los Ítem s que podrían conside-
que presentan los ítems?
rarse indicativos de sesgos regionales incluían:

l. Los que contenían términos que no eran 4. Uso indebido de palabras: ¿Se ha emplea-
utilizados comúnmente en todo el país. do alguna etiqueta peyorativa o algún tér-
mino masculino que pudiera ser sustituido
2. Los que incluían términos con distintas por otro neutral?
connotaciones en partes diferentes del
país. 5. Representaciones artísticas ofensivas para
algún grupo étnico.

Proceso de revisión de los ítems 6. Otros: Se pidió a los componentes de la


Comisión que pusieran de manifiesto cual-
Se revisaron los posibles sesgos en los tests quier otro sesgo observado.
de Razonamiento verbal, Razonamiento .
En la selección fmal de los ítems se tuvo
mecánico, Ortografía y Uso del lenguaje. En
el resto no era necesaria revisión alguna debi- muy en cuenta cada comentario o matiz suge-
do a la naturaleza de los ítems. Se analizaron rido por cualquiera de los asesores y se elimi-
igualmente todas las instrucciones de aplica- naron o modificaron los que presentaban
ción. Se pidió a los miembros de la Comisión algún contenido inadecuado.

3.4. ELABORACIÓN DE LAS FORMAS DEFINITIVAS

Las Formas definitivas de la última versión ciertos criterios estadísticos, tales como una
del DAT-5 se construyeron basándose en la dificultad adecuada al nivel en que babíarr de
combinación de las características específicas incluirse (1 Ó 2), un coeficiente de correlación
del test y de los resultados del Programa biserial dentro del rango 0,35 a 0,70 y una
Nacional de Estudio de Ítems. Se considera- satisfactoria distribución entre las respuestas
ron útiles solamente los Ítems que cumplían a los distractores de quienes obtenían puntua-

15
,
4. ADAPTACION ESPANOLA DEL DAT-5
-
Como anteriormente se indicó, la reelabo- específico- se incluirán datos del Manual ori-
ración de la quinta versión de la batería ha ginal que puedan resultar útiles con carácter
supuesto una renovación sustancial de las ilustrativo o complementario.
diversas ediciones anteriores.
En 1966 se llevó a cabo la primera adapta-
A partir de ella, y siguiendo en lo posible el "' ción española del DAT a partir de la antigua
marco conceptual y los mismos criterios del Forma L americana. Aunque en reediciones
texto americano, se presenta esta adaptación posteriores se fueron incorporando nuevas
que, aunque en nuestro caso no constituye la aportaciones técnicas, ésta ha sido la versión
5a edición, se ofrece bajo las siglas DAT-5 con que ha venido utilizándose hasta el momento:
objeto de mantener la adecuada referencia al ni el número ni el contenido de los tests ha
modelo de partida. sufrido variaciones a lo largo de estos años.
La que ahora se presenta se basa en la Forma
Las informaciones que se ofrecen en ade- C de la sa versión americana y asume, por
lante, tanto las meramente descriptivas como tanto, los cambios que en ella se han introdu-
las de tipo normativo o estadístico, están, por cido a los que se han añadido los que el pro-
tanto, referidas a esta adaptación. Sólo en . pio proceso de adaptación requería y que se
algunos casos -que se indicarán de modo resumen en los párrafos siguientes.

4.1. MODIFICACIONES EN LOS TESTS

Se ha suprimido el test de Uso del lenguaje En el resto de las pruebas se ha tenido espe-
ya que responde a una estructura idiomática cial cuidado en mantener la estructura y tipo
distinta a hi española; su elaboración debería de formulación propuestos por los autores.
basarse en criterios gramaticales absoluta- Los principales cambios introducidos han
mente dispares a los seguidos en la prueba sido los siguientes:
original y no parecía oportuno que se presen-
tara como equivalente a la misma. Se trata de
un aspecto aptitudinal que, en caso necesario, a) Razonamiento verbal
deberá ser apreciado a través de instrumentos
Este test ha sufrido importantes variaciones
que se apoyen en las características propias de
ya que la mera traducción hubiera conducido
nuestra lengua.
a mantener una semejanza sólo de contenido
No han sufrido variación alguna los ítems o exclusivamente gramatical, perdiendo gran
de los tests carentes en absoluto de contenido parte de los valores de carácter semántico
verbal: Razonamiento abstracto, Relaciones sobre los que de ordinario se apoyan las ana-
espaciales y Rapidez y exactitud perceptiva, logías propuestas. El grado de dificultad se
si bien en el caso de este último se cambió el hubiera visto, además, gravemente alterado
orden de colocación, situándole en último puesto que tanto los conocimientos básicos
lugar para facilitar la sustitución de la Hoja de requeridos como, sobre todo, los diversos sig-
respuestas, editada de modo independiente. nificados de las palabras que sirven de vehí-

18
culo a los conceptos que se relacionan, difie- c) Razonamiento mecánico
ren notablemente en una y otra cultura.
En aquellos Ítems en que sobre el diseño
Fue necesario, por ello, reformular la gráfico aparecía una palabra en inglés se sus-
mayoría de los ítems originales y crear otros tituyó por la correspondiente española.
nuevos con objeto de someterlQs a prueba en
una fase experimental previa. Se puso espe-
d) Ortografía
cial interés en respetar la estructura formal,
los tipos de contenido y, sobre todo, los pro- Esta prueba difiere en su contenido -y, en
cesos mentales subyacentes, de los correspon- parte, en su misma significación- de la que
dientes ítems originales. en la batería original figura con el nombre de
"Spelling". Aunque en la anterior adaptación
Así pues, se elaboraron dos formas experi- española del DAT se había prescindido de
mentales del test (una para cada nivel) con 45 ella por razones similares a las apuntadas
ítems, 5 más de los que habrían de incluirse para la de Uso del lenguaje, la creciente
en la versión definitiva. Estas versiones ini- necesidad de evaluar este aspecto en el ámbi-
ciales -junto con las de Ortografía, como pos- to escolar, las sugerencias de los propios
teriormente se comentará- fueron aplicadas a clientes y el hecho de la existencia de inves-
diversas muestras de estudiantes pertenecien- tigaciones que permiten un conocimiento
tes a varios cursos equivalentes a los que pos- sistematizado de la frecuencia y gravedad de
teriormente habrían de constituir la muestra los principales errores en este ámbito, nos
de tipificación. Análisis posteriores sirvieron indujo a su inclusión.
de base para la selección definitiva de los
Se ha mantenido un formato semejante al
Ítems y para su ordenación de acuerdo con los
del test americano, proponiendo 4 palabras
Índices de dificultad calculados. entre las que el examinando debe descubrir la
única incorrectamente escrita, bien por la sus-
titución de una letra por otra o bien por la
b) Razonamiento numérico
aplicación indebida del acento ortográfico . .
Salvo en los casos en que fue preciso tra- Para la construcción de los ítems se tuvie-
ducir la parte verbal introductoria o explicati- ron en cuenta los estudios especializados
va del problema planteado, únicamente se ha sobre frecuencia y gravetlad en los errores
hecho la sustitución de ciertos signos aritmé- ortográficos. Análisis similares a los realiza-
ticos convencionales por otros utilizados más dos con el test de Razonamiento verbal, y
habitualmente en nuestro país: concretamente obtenidos sobre las mismas muest.ras, permi-
el de la di visión y el de la coma, en vez de tieron la selección y ordenación definitiva de
punto, para indicar un número decimal. los ítems.

4.2. MUESTRA DE TIPIFICACIÓN

De acuerdo con el criterio seg~ido por los medias. Igualmente, se han centrado esfuer-
autores, la tipificación de la batería se llevó a zos en recoger muestras representativas de la
cabo fundamentalmente en la población esco- enseñanza formativa profesional, dado que
lar comprendida entre los 12 y 17 años, abar- actualmente se presenta como una opción
cando, en conjunto, la etapa de enseñanzas cada vez más considerada por los estudiantes

19
españoles. En 'el capítulo 9 de Normas inter- Con objeto de cubrir otros ámbitos posi-
pretativas, se describen con detalle las carac- bles de aplicabilidad se incorporaron otras
terísticas y los datos estadísticos de tales muestras de estudiantes preuniversitarios y
muestras. En la tabla 2 se resumen las edades, de profesionales adultos, que se describen
clase de estudios y cursos que constituyeron con detalle en el capítulo anteriormente men-
la población "blanco" de referencia. cionado.

Tabla 2. Características básicas de las muestras de estudiantes de Ellselianza


Media incluidas ell la tipificación espa¡iola del DAT-5

1° de ESO 1° Bachillerato y Cursos Formativos de Grado Medio


2° de ESO 2° Bachillerato
3° de ESO Cursos Formativos de Grado Superior (C.F.G.S)
4° de ESO
Cursos Formativ?s de Grado Medio (C.F.G.M)

En cada curso y tipo de enseñanzas se con- de tiempo y oportunidad, no siempre fue posi-
trolaron, además, las variables SEXO, ble aplicar la batería completa a todos los
REGIÓN , (con las categorías: Sur, Norte, sujetos de la muestra. De aquí que el número
Centro y '. Levante) y TIPO DE CENTRO e identidad de los casos varíe de un test a otro
(Oficial o Privado). aunque, eso sí, cumpliendo siempre las exi-
gencias muestrales comunes al grupo de tipi-
Las muestras finalmente obtenidas se ofre- ficación.
cen en la tabl~ 3 en cuya parte inferior apare-
cen igualmente, las muestras no estratificadas Se ha tornado 4° de ESO como curso de
correspondientes a estudiantes preuniversita- solape entre los dos niveles de dificultad de la
rios y población adulta. batería, de forma que en el capítulo de bare-
mos se ofrecen los correspondientes a dic~o
Es preciso advertir que, por razones obvias curso para cada nivel.

20
Tabla 3. Comp osición de la muestra de tipificación del
DAT-5 el! la adaptación espaiíola

210 161 255 170 191 110 191 216 147


210 161 255 170 191 110 191 216 147
209 161 254 170 190 109 190 215 147
208 160 254 169 176 98 186 211 147
207 160 252 166 189 108 174 200 147
207 161 249 166 174 95 184 207 147
149 112 150 92 149 73 160 178 147
210 161 255 170 191 110 191 216 137

166 134 168 265 138 115 146 135


166 134 168 265 139 115 146 135
166 134 168 265 136 116 146 135
166 134 168 265 139 116 146 135
166 134 168 265 139 116 146 135
166 134 167 262 139 116 146 108
166 134 164 220 132 100 146 134
166 134 168 265 136 115 146 135

1.078 1.305 838 2.148


317 151 258 838 2.148
777 1.078 1.305 838 2.148
777
317 247 197 257 250
581 1.898

21
5. MATERIALES
5.1. MANUAL

El uso y la interpretación de los tests de la Aunque ciertas fases del proceso (como la
batería requiere, además de la formación de aplicación, corrección y puntuación) puedan
carácter profesional en Psicología y ser encomendadas a auxiliares del psicólogo,
Psicometría, el conocimiento del contenido es necesario que estos estudien y conozcan
de este Manual, tanto en lo que se refiere a los detalladamente los apartados correspondientes
aspectos técnicos como a la normativa gene- del Manual y se atengan estrictamente a sus
ral para la administración y cOlTección de las instlUcciones. Será preciso, además, que hayan
pruebas. realizado las oportunas prácticas previas.

5.2. CUADERNILLOS

Al igual que en la 'edición americana, se dadosamente a que, en cada caso, se utilice el


presentan dos Cuadernillos, uno para el Nivel Cuadernillo que corresponda al nivel desea-
1 y otro para el 2. Cada cuadernillo contiene do. Cuando la aplicación no se inicie por el
los 7 tests que integran el DAT-5; tal diseño primero de los tests (porque éste no se apli-
responde a la concepción de la prueba corno que, se decida alterar el orden previsto o haya
una batería que ofrece tras su aplicación de comenzarse una nueva sesión), se tendrá
información conjunta acerca de diversas apti- especial cujdado en indicar a los sujetos la
tudes de la persona evaluada. Esto no signifi- página que deben tener a la vista para empe-
ca que obligatoriamente deban aplicarse los 7 zar el trabajo.
tests, pero sí es cierto que para evaluar una
sola de esas aptitudes, existen otras plUebas Estos Cuadernillos pueden ser utilizados en
en el mercado de pretensiones más específi- varias ocasiones ya que las contestaciones se
cas. anotan en la Hoja de respuestas; sin embargo
habrá de comprobarse que no haya anotacio-
La forma de presentación de ambos cuader- nes sobre ellos, borrar perfectamente cual-
nillos, así como las instrucciones y ejemplos quier marca o señal que se hubiera hecho
previos a cada test, son idénticos en ambos anteriormente o, si esto no es posible, des-
niveles. Será preciso, por tanto, atender cui- truirlos.

5.3. HOJAS DE RESPUESTAS

Existen dos modelos de Hojas de respues- nales, sino que éstas están impresas en la
ta, según se desee corregir de forma manual cara interna de la Hoja, de forma que permi-
o mecanizada. La Hoja para corrección te una corrección rápida y sencilla. Las
manual es autocopiativa, es decir, no es Hojas de corrección mecanizada tienen un
necesario el uso de las plantillas convencio- formato especial para su lectura óptica y

22