Vous êtes sur la page 1sur 6

Santiago, ocho de septiembre de dos mil nueve.

En cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 785 del Código de


Procedimiento Civil, se dicta la sentencia de reemplazo que sigue.
Vistos:
Se reproduce la sentencia en alzada, con excepción de sus
considerandos duodécimo, décimo tercero y décimo sexto que se
eliminan.
Y se tiene además presente, los considerandos no afectados por el
recurso de casación en la sentencia que se revisa, junto con los
fundamentos segundo, cuarto y quinto del fallo de casación que
precede, los que para estos efectos se tienen por expresamente
reproducidos:
Primero: Que habiéndose acreditado que la actora principal fue
despedida encontrándose embarazada, sin que mediara autorización
judicial al efecto, procede ordenar su reincorporación y el pago de las
remuneraciones por el tiempo en que permaneció indebidamente fuera
del trabajo, en virtud de lo establecido en el inciso cuarto del artículo
201 del Código del Trabajo.
Segundo: Que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 472 del
Código del Trabajo se resolverá la demanda reconvencional de
desafuero.
Tercero: Que en el segundo otrosí del escrito de fojas 31, Fábrica y
Recuperación de Filtro Caro Limitada deduce demanda reconvencional
en contra de Ana María Bastías Espinoza, solicitando su desafuero,
toda vez que el día 22 de abril de 2008 abandonó su trabajo, sin causa
justificada, en forma intempestiva y sin autorización del empleador, de
conformidad con lo dispuesto en los artículos 160 N° 4 letra a) y 174
del Código del Trabajo. En subsidio solicita el desafuero conforme l o
dispuesto en el artículo 174, en relación con el artículo 160 N° 1 letra
d) del Código del Trabajo, toda vez que la actora denunció a quien
representa a la sociedad demandada, ante el Ministerio Público, por un
supuesto acoso sexual, lo que importa injurias, ya que la investigación
terminó por sobreseimiento definitivo. Solicita se condene en costas a
la demandada reconvencional en caso de oposición.
Cuarto: Que la demandada reconvencional no contestó la demanda
por lo que corresponde al actor acreditar los fundamentos fácticos de
ésta.
Quinto: Que para los efectos de comprobar los hechos fundamento
del despido de la actora se acompañaron en el proceso los siguientes
antecedentes:
a.- Copia de documento, de fojas 18, en la que el representante legal
de la demandada, el 22 de abril de 2008, deja constancia en la 50°
Comisaría de San Joaquín de Carabineros de Chile, que ese día, a las
10:41 horas, la actora se retiró intempestivamente de su lugar de
trabajo y sin autorización alguna.
b.- Acta de Comparendo de Conciliación celebrado en la Inspección
del Trabajo, de fojas 23, de 7 de mayo de 2008, en que la actora
principal señala que el día 22 de abril, llegó temprano a la empresa y
conversó con su jefe para plantearle que tenía que salir para ir al
juzgado de familia, quien en presencia de otra trabajadora le niega la
salida. Agrega que al acudir al juzgado de familia, concurre a la
Inspección del Trabajo a interponer denuncia por acoso sexual; y que
al regresar a su trabajo el empleador le saca la tarjeta de asistencia y
en presencia de Carabineros le hace entrega de la carta de despido.
c.- Tarjeta de asistencia de Ana María Bastías, de fojas 43, en la que
aparece marcada como hora de salida del día 22 de abril de 2008, las
10:41 horas.
d.- Reservado de la Dirección Regional de la Inspección del Trabajo,
de fojas 44, de 15 de septiembre de 2008, en el que se señala que no
se constató el acoso sexual laboral denunciado.
e.- Absolución de posiciones de Ana María Bastías Espinoza, de fojas
57, rendida a fojas 58, en la que señala que el día en que fue
despedida salió con permiso de su empleador.
f.- Declaración de José Troncoso Acevedo, de fojas 62, trabajador de
la empresa dem andada con lugar de trabajo frente a la oficina del jefe,
quien señala: que el día 22 de abril de 2008, en la mañana, entre las
10 y las 11 horas, vio que la demand
ada reconvencional estaba pidiendo permiso al jefe para ir a tribunales,
quién se lo negó, porque no tenía una citación o comprobante que
acreditara la necesidad de concurrir; que la actora principal salió de la
empresa 20 minutos después de la negativa, sin que el jefe se
enterara, lo que le consta porque tuvo que reemplazarla en las labores
de oficina que ella ejercía; que la demandante principal le dijo que iba
a denunciar a su jefe por acoso sexual y que lo iba a destruir.
g.- Declaración de Waldo Cayun Bebrañez, de fojas 64, trabajador de
la empresa, quien señala: que el 22 de abril de 2008, la demandante
principal le contó que ese día tenía que hacer trámites importantes en
un juzgado, para lo que le había pedido permiso al jefe, quien no se lo
dio, pero que no le importaba porque se iba a retirar igual; que ese día,
cerca de las 10:20 horas, la demandante principal se retiró de la
empresa; y que la actora nunca hizo algún comentario acerca de
acoso sexual.
Sexto: Que los elementos de juicio reseñados en el considerando que
antecede, apreciados en conformidad a las normas de la sana crítica,
resultan suficientes para acreditar que el día 22 de abril de 2008, la
actora principal, en horas de trabajo, se retiró del sitio de la faena
intempestivamente y sin autorización del empleador. En efecto, la
propia actora principal reconoce ante la Inspección del Trabajo que el
empleador no le dio permiso para retirarse de la empresa, y sin
embargo lo hizo, lo que se ve ratificado con los dichos de los testigos
presentados a juicio, a quienes les consta que no tenía permiso para
salir - uno por haber presenciado cuando se le negó el permiso, y el
segundo porque ésta se lo contó-; y que se retiró del lugar constatando
personalmente su ausencia. A lo anterior se suma que en la tarjeta de
control de asistencia de la actora se registró su salida y la constancia
que el empleador efectuara en Carabineros, el día de los hechos,
referida al retiro de ésta de la faena.
Los elementos de convicción antes indicados resultan suficientes para
acreditar los hechos ya reseñados, toda vez que se trata de
documentos no objetados y que por sí mismo s dan cuenta de los
hechos que registran; de testigos no tachados que dan razón de sus
dichos y que por ser trabajadores de la demandante reconvencional se
encuentran en situación de percibir los hechos respecto de los cuales
declararon. A lo anterior debe agregarse que la actora, al absolver
posiciones, afirmó que su empleador le dio permiso para ausentarse,
contradiciéndose con lo declarado por ella en la Inspección del
Trabajo, donde afirma lo contrario, lo que le resta veracidad a sus
dichos.
Séptimo: Que habiéndose acreditado la salida intempestiva de la
trabajadora, sin la autorización de su empleador, a ella le correspondía
acreditar la justificación de su actuar, lo que no hizo; y como no se
contestó la demanda reconvencional el motivo de su actuar debe
deducirse de sus declaraciones judiciales y extrajudiciales, donde
afirmó que salió de la empresa para concurrir a los Juzgados de
Familia y a la Inspección del Trabajo, respecto de lo cual no se
acompañó prueba alguna al proceso. En efecto, ningún antecedente
probatorio se refiere a la comparecencia de la actora a los Juzgados
de Familia ?salvo sus propios dichos- y las actas de comparecencia a
la Inspección del Trabajo tienen como fecha de inicio el día siguiente al
del despido, y en una de ellas, que rola a fojas 52, se señala que la
denuncia por abuso sexual se hizo un día antes del despido.
Octavo: Que por lo antes razonado se tendrá por acreditado que la
demandada reconvencional incurrió en la causal de terminación del
contrato de trabajo establecida en la letra a) del Nº 4 del artículo 160
del Código del Trabajo y, en consecuencia, se procederá a autorizar su
despido en los términos del artículo 174 del Código citado.
Noveno: Que por lo antes señalado resulta innecesario pronunciarse
acerca de la segunda causal de despido invocada p
ara solicitar el desafuero.
Décimo: Que, por haberse autorizado en esta sentencia el despido de
la demandante principal, no se dará lugar a la solicitud de
reincorporación de ésta a sus labores habituales, por lo que procede
condenar al demandado al pago de las remuneraciones a que la actora
tiene derecho por haber sido separada ilícitamente de su trabajo
mientras dure la ilegalidad, esto es, desde el 22 de abril de 2008, hasta
que la presente sentencia -que autoriza el despido-, se encuentre
ejecutoriada, sin perjuicio de los descuentos que correspondan para el
caso que la actora durante ese tiempo hubiese hecho uso del derecho
a subsidio.
Y visto, además, lo dispuesto en los artículos 160, 174, 201, 455, 456,
y 463 y siguientes del Código del Trabajo, se decide:
I.- Que se revoca la sentencia en alzada de catorce de abril del año en
curso, escrita a fojas 74 y siguientes, en aquella parte en que condena
a la demandada principal al pago del feriado y en su lugar se declara
que éste no es procedente. Asimismo, se la revoca en cuanto rechaza
la demanda de nulidad del despido y en su lugar se declara que el
despido efectuado por la demandada principal, el 22 de abril de 2008,
fue ilegal.
II.- Que la actora principal queda desaforada y, en consecuencia, se
autoriza el término del contrato de trabajo que la unía con la
demandante reconvencional.
III.- Que el demandado debe pagarle a la actora principal la
remuneración por el tiempo que permaneció indebidamente fuera de
su trabajo, esto es, desde el 22 de abril de 2008 a la fecha en que la
presente sentencia se encuentre ejecutoriada, sumas que se pagarán
reajustadas de conformidad a lo dispuesto en el artículo 63 del Código
del Trabajo, sin perjuicio de los descuentos que correspondan para el
caso que la actora durante ese tiempo hubiese hecho uso del derecho
a subsidio.
IV.- Que se confirma en lo demás la referida sentencia.
Redacción a cargo del Ministro señor Patricio Valdés Aldunate.
Regístrese y devuélvase.
N° 5.428-09.-

Pronunciada por la Cuarta Sala de la Corte Suprema integrada por los


Ministros señor Patricio Valdés A., señora Rosa María Maggi D.,
Ministro Suplente señor Julio Torres A., y los Abogados Integrantes
señores Roberto Jacob Ch., y Ricardo Peralta V. No firma el Abogado
Integrante señor Jacob, no obstante haber concurrido a la vista y al
acuerdo de la causa, por estar ausente. Santiago, 08 de septiembre de
2009.

dr0 Autoriza la Secretaria Subrogante de la Corte Suprema, señora


Carola Herrera Brümmer.

En Santiago, a ocho de septiembre de dos mil nueve, notifiqué en


Secretaria por el Estado Diario la resolución precedente.