Vous êtes sur la page 1sur 4

ANÁLISIS LITERARIO SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ.

“REDONDILLAS”

1. Movimiento al cual pertenece el poema.

Redondillas es un poema que se le ubica dentro de la expresión barroca, es


necesario aclarar que durante este periodo la literatura sintetizó su producción
en dos corrientes: el culteranismo y el conceptismo. Sor Juana Inés de la Cruz
permite analizar en su obra las características de las dos corrientes. La Real
Academia Española, en su Diccionario, dice que el culteranismo consiste en no
expresar con naturalidad y sencillez los conceptos, sino falsa y
amaneradamente por medio de voces peregrinas, giros rebuscados y violentos
y estilo oscuro y afectado.

2. Influencias en el arte literario de aquella época.

El arte literario de Sor Juana, fue influenciado por los mejores líricos españoles
(Garcilaso, fray Luis de León, San Juan de la Cruz, Góngora o Lope de Vega),
asimilando en forma particular sus estilos, uniendo en una fórmula única sus
conceptos, vivificando sus propias emociones. En su obra poética se encuentra
una actitud filosófica que se concreta en algunos poemas, en los que el afán de
saber, el empeño de interpretar la realidad universal y reducirla a un lenguaje
que se pueda explicar, eran el objeto de la poetisa.

3. Explique el estilo.

Su estilo es una versión del gongorino, donde se reconoce el espíritu


independiente de sor Juana Inés de la Cruz y se satisface las exigencias
clásicas de una poesía de contenido, siguiendo un orden para exponer sus
ideas. Se observan un uso acertado del léxico culto, de latinismos léxicos,
abundante erudición mitológica e histórica, cuidadoso cultivo de la imagen y de
la metáfora, regido por el despliegue de conceptos y no por la mera búsqueda
de lo altisonante y brillante del lenguaje.
4. Número de estrofas que hay.

Redondilla está compuesta por diecisiete estrofas

5. Número de silabas por cada verso.

: Ocho sílabas en cada verso.

1 2 3 4 5 67 +1=8

Hombres necios que_acusáis

1 2 34 5 67 +1=8

6. Características de su poesía.

Es posible encontrar influencias filosóficas de Platón en la poesía de esta


notable poetisa mexicana, al tratar el tema del amor, ya que fue Platón quien
dijo que al contacto del amor todo el mundo se vuelve poeta. Aunque su poesía
es romántica, no por ello es erótica (no parece escribir para estimular el deseo
sexual). El soneto lo utilizó para cantar acerca de la pasión amorosa; se valió
de imágenes poéticas construidas mediante el uso de metáforas que
emplearon un gran número de verbos y utilizó con mesura los adjetivos.

El tema del amor, por otro lado, ella lo trató de tres maneras diferentes: a)
Como íntima experiencia personal, b) como asunto de fino examen psicológico,
o c) como tema que propicia el juego de conceptos o puramente satírico.

En sus poemas de amor, se combinan la fuerza con la naturalidad, la


intensidad de la emoción con la delicadeza, dando una impresión de realidad.
Se le nota en algunas de sus obras su gran espíritu independiente, muy en
contra de la idea de ser un ama de casa. También utilizó con frecuencia a los
adjetivos, las metáforas y las referencias míticas.

7. Dentro del análisis temático, hable del machismo de los hombres de


aquella época y los tres enemigos del cristiano.

Se puede considerar que con frecuencia la poetisa se refiere al machismo de


su época, Gran parte de las obras que se conocen de Sor Juana, por lo que se
considera a Sor Juana como la primer feminista de América, así como se
asegura que también fue una de las primeras víctimas del feminismo: el motivo
por el que fue perseguida por prelados orgullosos celosos de su autoridad
religiosa, no fue únicamente por su saber sino por su sexo femenino. Ella
escribirá en su redondilla, cuestionando con mucha sutileza, acerca del tema
de la hipocresía con la que juzgaban y criticaban moralmente los hombres a las
mujeres, ante el cortejo vanidoso masculino de allí que inicia la redondilla con
una exhortación muy fuerte a los hombres de su época.

Los tres enemigos del cristiano son el diablo, la carne y el mundo. En su poema
Redondillas, Sor Juana criticará la actitud seductora de los hombres hacia las
mujeres, la cual no siempre es honesta; esta actitud se la puede evaluar según
el dogma cristiano, como causa del pecado original en la teología paulina,
donde el marido es cabeza de la mujer

8. El mundo y la carne, forma de pensar de Sor Juana Inés de la Cruz


acerca de los anteriores.

Se considera que el uso del término mundo es por ser una palabra muy usada
en la Escrituras, con distinto significado, ya que se puede referir al universo
entero, la creación, el mundo físico, a los habitantes de la tierra, la humanidad
en general, a la humanidad caída, los hombres malos, el reino del pecado
como opuesto al reino de Dios. Mientras que a la carne la sociedad pagana la
entiende de acuerdo a las escrituras cristianas, es la naturaleza humana caída
separada de una relación con Dios, viviendo separada de su amor y obrando
en oposición a Él. Es enemiga de lo espiritual de Dios y también del hombre
espiritual. Durante muchos siglos en la cristiandad, se utilizó el término “la
carne”, también como sinónimo de tentaciones sexuales

9. Comentario breve personal.

A Sor Juana Inés justamente se le reconoce su defensa a la mujer, en una


época donde el hombre la calificaba como su posesión, como un algo que no
tiene méritos ni merece ser tratada al mismo nivel que él.. Por ello la poetisa se
se pregunta que cuando dos personas se entregan a una pasión inadecuada,
¿cuál es más culpable? ¿La mujer que sucumbe después de que un hombre le
haya insistido por mucho tiempo, o el hombre que apasionado desde el primer
momento, ruega sin cesar a la mujer? En “Redondilla”, ella defiende el derecho
de una mujer a ser respetada y tratada como lo que es: un ser humano. Y
critica el machismo hipócrita de esa época (y que aún continúa en nuestros
días), burlándose de la falsa moral de aquellos hombres que usaban los
servicios de las prostitutas, pagando por su uso y violando así lo ordenado por
Dios en las Sagradas Escrituras, porque debemos preguntarnos quién es más
culpable: la prostituta que cobra por su amor o el cliente que paga por pecar.