Vous êtes sur la page 1sur 4

Tutoría académica para los estudiantes

Módulo 4:

El seguimiento y la evaluación de la actividad

tutorial

El trabajo
de mediación
de las y los tutores

Estrategia Nacional de Formación Continua de Profesores de Educación Media Superior

1
El aprendizaje es un proceso que se lleva a cabo en la interacción social, por lo
mismo, necesita ser mediado. El término mediación tiene diferentes acepciones
dependiendo del contexto donde es utilizado, generalmente se enfoca a la
resolución de conflictos, por lo que suele ser entendida como un “proceso de
deliberación voluntario que es estructurado y facilitado por una tercera persona.
Ayuda a las partes a lograr un mayor entendimiento de cómo se perciben los
conflictos, las causas subyacentes y entender la visión del otro mientras se desarrolla
una perspectiva colaborativa sobre la manera de cómo resolverlos”, (UNICEF,
2016.P.27), ofreciendo un resultado satisfactorio a todas las partes involucradas.

En el proceso de mediación, la intervención de una persona con una


postura neutral es fundamental, pues será la responsable de
generar un ambiente de confianza y posibilitar el diálogo sobre
los problemas suscitados en determinada situación, las causas
subyacentes a estos, así como los intereses y necesidades
de cada uno de los involucrados, buscar las opciones y
soluciones más pertinentes para resolver de forma
constructiva el problema o conflicto. La finalidad es
conseguir un acuerdo mutuo que contemple estas
necesidades e intereses involucrados y llegar a términos
de ganar-ganar, donde todos se vean favorecidos por la
solución.

La mediación en el ámbito educativo, y de forma más específica,


en el de las tutorías académicas, persigue un fin similar, además de la resolución de
conflictos, los cuales pueden presentarse de toda índole: personales, económicos,
familiares, entre otros; los más importantes y sobre los cuales se puede actuar, son
aquellos que se suscitan en el ámbito académico o que están relacionados ya sea
con el desarrollo de habilidades, o con hábitos de estudio, que interfieren en la vida
escolar de las y los tutorados.

Lo que se busca a través de la implementación de la mediación en las sesiones de


tutoría, es identificar las necesidades, intereses y problemas que enfrenta cada
tutorado respecto al ámbito educativo, para poder trabajar sobre ellos de forma
colaborativa. La mediación en la tutoría, permite a la o el tutor fomentar el
compromiso entre el tutorado respecto a la resolución de los problemas que puedan
surgir durante las sesiones, trabajar de manera coordinada con los mismos para
encontrar las soluciones, satisfacer sus necesidades, desarrollar múltiples habilidades
durante el proceso, como la capacidad para afrontar las adversidades de forma
colaborativa y mediante el diálogo.

2
Para ello, es necesario que la o el tutor conozca los contenidos disciplinares y tenga
claridad sobre los aprendizajes que espera desarrolle el estudiantado, de igual forma,
muestre interés en los resultados de cada uno, los cuales deben
evidenciar un progreso o mejora en los aprendizajes y evitar
conformarse con la asistencia a las sesiones de tutoría.
Es crucial lograr que las y los estudiantes se centren en los
problemas a resolver, por esta razón, el tutor necesita fungir
como mediador, desarrollar la habilidad de apoyar a cada uno
a identificar sus problemas, concentrarse y dialogar sobre el
mismo para encontrar la mejor solución, de tal manera que logre
conseguir que la o el tutorado trabaje o avance durante las sesiones para
tener resultados favorables.

De lo contrario, si la o el tutor toma una postura demasiado estricta, se puede


generar frustración o sensación de amenaza y es probable que quien recibe la tutoría
no trabaje favorablemente y por ende, no obtenga los mejores resultados. El tutor o
tutora puede fomentar la confianza de sus estudiantes, evitando enviar
señales de impaciencia, cuidando el lenguaje y el tono de voz sin
tratar de ser un orador motivacional, pero convenciendo a cada
estudiante sobre las mejoras que puede realizar en sus
aprendizajes mediante su propio esfuerzo.

Quien realiza la tutoría debe conocer y manejar las expectativas de sus estudiantes,
comprender que el esfuerzo constante dará lugar a mejores resultados, en lugar de
breves estallidos entre largos períodos de inactividad, donde el progreso suele ser
lento.

Estudiantes con resultados Estudiantes aceptables Estudiantes destacados


poco favorables
Estudiantes que muestran Estudiantes que muestran Estudiantes que obtienen
resultados académicos y un progreso lento y que se resultados avanzados y un
desempeño insatisfactorio. sugiere continúen en progreso rápido durante
tutorías para alcanzar las sesiones de tutoría.
resultados favorables.

3
Las y los tutores requieren ser capaces de ejercer un papel de mediador con las y los
tutorados, a través del diálogo con los directivos y personal docente de la institución,
además de reconocer las áreas prioritarias y de esta manera realizar ajustes en las
acciones implementadas para atenderlas. Por lo mismo, es responsabilidad de quien
realiza la tutoría, evaluar periódicamente el nivel de avance de cada estudiante.

Referencia:
UNICEF (2016). La mediación como herramienta de resolución de conflictos en el
sistema educativo dominicano. Manual de entrenamiento para facilitadores.
Disponible en:

https://www.unicef.org/republicadominicana/Medicacion_Resolucion_Conflic
tos_WEB.pdf