Vous êtes sur la page 1sur 6

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTOS

(UAPA)

Participante

Daysi María Florentino Coronado15-1969

Asignatura

Historia de América y el Caribe I

Facilitador

José Alexander Pichardo

Tema

Tarea 4

Fecha

Santiago, Rep. Dom.

Julio de 2018
Bienvenid@s a nuestra cuarta semana de trabajo la cual tiene como título
los sistemas coloniales de América, en esta ocasión trabajaremos en las
siguientes actividades:

Investigación en fuentes bibliográficas y/o electrónicas sobre los sistemas


económicos coloniales en América para realizar:

a) Un cuadro sinóptico sobre los estilos de colonización entre España y las


demás naciones europeas.

b) Realizar un ensayo donde plantees tu postura crítica-reflexiva frente a la


política monopólica de la corona española en las relaciones con sus
colonias en América.

Durante el período de conquista la relación comercial entre España y el Nuevo


Mundo, se estructuró a partir del establecimiento de la Casa de Contratación y
la centralización del comercio indiano en Sevilla. Este sistema, caracterizado por
la historiografía como de monopolio, solamente favoreció a un reducido grupo de
súbditos de la corona. La monarquía, sus banqueros y los
mercaderes residentes en Sevilla controlaron el intercambio de los productos
más provechosos y susceptibles de ser monopolizados. Entre ellos debemos
destacar el mercurio (fundamental en la minería de la plata), la sal, la pimienta,
los naipes, el papel sellado, la pólvora y el siniestro tráfico de esclavos africanos.
Esto implicó que únicamente españoles y extranjeros naturalizados tuvieran
derecho a las licencias que la corona otorgaba para el comercio de dichos
productos.

Mediante el sistema de galeones y flotas, impuesto en el siglo XVI, la corona


aseguró su monopolio, vigiló el tráfico transatlántico y lo protegió de los cada vez
más frecuentes ataques de sus principales rivales europeos (Holanda, Inglaterra,
Francia). Dos flotas, compuestas por mercantes y galeones artillados, cruzaban
anualmente el Atlántico rumbo a América en la denominada "carrera de Indias".
A la llegada de esas flotas se celebraban grandes ferias en Veracruz, Cartagena
de Indias y Portobelo. Las ganancias de los mercaderes en las tradicionales
ferias que se realizaban en los puertos de destino de la flota eran inmensas,
superando incluso el 400%. Luego, en los centros mineros y en los lugares más
apartados los precios aumentaban aún más, permitiendo utilidades de hasta un
1.000% sobre el valor de origen de los productos llegados de Europa.

El tráfico interno permitió abastecer a los virreinatos y gobernaciones de


alimentos que se producían en las distintas regiones de América y que no
podían ser traídos desde Europa. Además, las relaciones económicas
intercoloniales determinaron la especialización agropecuaria de gran parte
del territorio americano. Así, las economías de muchos países
latinoamericanos hoy en día revelan la permanencia de estas centenarias
estructuras coloniales.

En el siglo XVIII se evidenció la pérdida de la hegemonía española en


Europa y en los mares. Corsarios y piratas ya no podían ser detenidos por
los galeones de la corona, debilitándose extraordinariamente el oneroso
sistema de flotas anuales. Por otra parte, el aumento de la población de las
Indias y la ineficacia del sistema comercial hispano frente a las cada vez
mayores necesidades, propiciaron un exitoso contrabando. España
requería de urgentes reformas para no perder sus mercados coloniales.

La primera medida del reformismo borbónico en el plano comercial


consistió en la implantación de la derrota libre y del llamado navío de
registro, a partir de 1740. Desde entonces, los comerciantes tras solicitar
la autorización correspondiente podían hacerse a la mar por su propia
iniciativa, reemplazando de tal forma a las tradicionales flotas. Gracias a
ello se suprimieron innumerables trámites burocráticos y se agilizó el envío
de barcos mercantes que aumentaron el volumen de los intercambios
comerciales entre América y la metrópoli.

En 1765 se puso fin a la política de puerto único con centro en Sevilla y se


autorizó el despacho de navíos hacia América desde nueve puertos
españoles. Idéntico beneficio recibieron cinco islas del Caribe (Cuba, Santo
Domingo, Puerto Rico, Margarita y Trinidad). No obstante, la medida más
significativa fue el decreto del 12 de octubre de 1778 que dispuso el
libre comercio entre los puertos de América y los de España.
Completa el cuadro de triple entrada disponible en los recursos de esta unidad con
la lectura América Española

La América española Colonial Siglos XVI, XVII, XVIII

¿De qué trata? ¿Qué dice en detalle? ¿Cómo valoras la


lectura?
Una vez concluida la
Esta lectura trata de la conquista española de
administración Colonial, gran parte del Nuevo
Casa de contratación, las Mundo (1570, aprox.), la
leyes burgos, reformas metrópoli se abocó a la
borbónicas, Intendencias, explotación sistemática y Le doy un alto valor,
la iglesia del periodo reglamentada de las ya que nos muestra
colonial, economía y riquezas que albergaban de una manera
sociedad del mundo sus nuevos dominios. A detallada, como se
colonial. Entre otros. partir de la primera mitad originaron las
del siglo XVI, se configuró colonias española,
la estructura como fueron
administrativa que tendría creadas sus leyes e
a su cargo el gobierno de instituciones.
ultramar.

A la cabeza de las
instituciones creadas con
ese fin se situaron dos
órganos con residencia
en España: la Casa de
Contratación y el Consejo
de Indias. Para controlar
a los vasallos de la lejana
América y asegurar el
cumplimiento de las leyes
e instrucciones
emanadas de Madrid se
designaron diversos
funcionarios, leales a la
monarquía europea.
Veremos a continuación
las características de los
principales organismos y
su funcionamiento entre
los siglos XVI y XVIII.
La Casa de Contratación.
Creada en Sevilla en
1503 como organismo
rector del comercio
peninsular con las Indias.
Controla el movimiento
de personas y bienes
hacia las nuevas tierras.

El Real Patronato (o
Derecho de Patronato)
consistió en el conjunto
de privilegios y facultades
especiales que los papas
concedieron a los Reyes
de España y Portugal a
cambio de que estos
apoyaran la
evangelización y el
establecimiento de la
Iglesia Católica en
América.
Las reformas borbónicas
en el siglo XVIII A raíz de
la muerte de Carlos II -
último rey de la dinastía
de los Austrias en España
que muere sin herederos-
estalló el año 1700 una
guerra de sucesión.
Felipe V de Anjou pudo
hacerse del trono en
España (1701), en
desmedro de las
pretensiones austríacas.
Su triunfo fue ratificado en
el Tratado de Utrecht de
1713, inaugurándose así
los reinados de la dinastía
borbónica en España y en
su imperio colonial.
Iglesia Gracias al Real
Patronato, la Corona
ejerció un poderoso
control sobre la
organización financiera,
institucional y judicial de
la Iglesia en América.

Centres d'intérêt liés