Vous êtes sur la page 1sur 9
Origen y evolución de las finanzas públicas Régimen tributario y previsional 1

Origen y evolución de las finanzas públicas

Origen y evolución de las finanzas públicas Régimen tributario y previsional 1

Régimen tributario y previsional

Origen y evolución de las finanzas públicas Régimen tributario y previsional 1
Finanzas públicas tributación y Origen de las finanzas estatales La doctrina advierte que, en la
Finanzas públicas tributación y Origen de las finanzas estatales La doctrina advierte que, en la

Finanzas

públicas

tributación

y

Origen de las finanzas estatales

La doctrina advierte que, en la Antigüedad, la obtención de recursos por parte de los Estados era heterogénea, y los tributos no tenían la importancia que revisten en la actualidad. En general, los ingresos provenían de las prestaciones de los súbditos y en especial de los pueblos vencidos (García Vizcaíno, 2015). Villegas (2012) manifiesta que se percibe en ese lapso un predominio de los ingresos patrimoniales provenientes de bienes del dominio particular del monarca, como por ejemplo, minas y tierras. Resalta el autor que por lo general no se distinguía entre el patrimonio del monarca y el del Estado. Esa confusión patrimonial se mantuvo durante la Edad Media, en la que, si bien la fuente principal de recursos la constituyó la explotación patrimonial, se creó el sistema de regalías consistentes en contribuciones que pagaban, al soberano, los señores feudales por las concesiones que aquél les confería (por ejemplo, derecho de acuñar moneda, utilización de agua). El panorama de ingresos se completaba con las tasas que los súbditos debían pagar a los señores feudales por ciertos servicios (ejercicio de profesiones o empleos, tránsito de rutas, cruce de puentes, utilización de tierras). Villegas (2012) remarca que estas tasas no eran estrictamente tributarias, ya que eran, en realidad, un producto derivado del derecho de propiedad (dominio señorial).

Posteriormente, la formación gradual de los grandes Estados impactó en el sistema del ingreso público. Los reyes, para recuperar su poder debilitado por el sistema feudal, utilizaron privilegios típicos del feudalismo. Así, el rey percibía, como señor, rentas de sus tierras, y luego implementó el sistema de ayudas, que permitía reclamar a sus vasallos el derecho de percibir ingresos en sus propios dominios. La ayuda la percibía directamente el rey, ya no el señor feudal. En un primer momento, esas ayudas fueron excepcionales (para reclutar soldados), pero luego, al formarse un ejército estable, se procuró darles un carácter permanente.

Este sistema de ayudas y las prestaciones que el rey recibía de las ciudades con carácter de municipio son el germen de la concepción del impuesto moderno (Villegas, 2012).

de las ciudades con carácter de municipio son el germen de la concepción del impuesto moderno
García Vizcaíno (2015), en tanto, recuerda la crítica de Hermann Heller a la denominación Estado

García Vizcaíno (2015), en tanto, recuerda la crítica de Hermann Heller a la denominación Estado Medieval, ya que en la Edad Media casi todas las funciones propias del posterior Estado moderno se hallaban repartidas entre variados depositarios: los nobles propietarios de tierras, los caballeros, las ciudades, la iglesia y otros estamentos.

Destaca la misma autora que a los orígenes propiamente dichos del Estado moderno (monismo) y de las ideas que a él corresponden hay que buscarlos en las ciudades-repúblicas de Italia septentrional, en el Renacimiento. Además, cita a Max Weber, quien explica que la evolución que derivó en el Estado moderno (la nación-Estado) consistió en que los medios reales de autoridad y administración, que eran de posesión privada, se transformaron en propiedad pública, y en que el poder de mando que se ejercía como un derecho del sujeto fuese expropiado en beneficio del príncipe absoluto primero y, luego, del Estado. Concluye la autora que la permanencia del Estado moderno reclamaba, por ello, un sistema tributario bien reglamentado, a fin de disponer de ingresos suficientes para sostener al ejército, la burocracia y las demás funciones que debe cumplir el Estado (García Vizcaíno, 2015).

Evolución de las funciones y finanzas estatales

A partir del dilema planteado en la historia del Estado moderno acerca de si

este debe ser un simple espectador de los problemas económicos y sociales o

si debe actuar positivamente con el fin de encauzar tales problemas en cierto

sentido y, por ende, asumir una modalidad pasiva y estática o una activa y dinámica, García Vizcaíno (2015) reseña cinco etapas, cuyas notas distintivas son:

Liberalismo:

Extendido hasta la Primera Guerra Mundial, estaba dominado por la influencia de la escuela liberal inglesa, que sostenía la superioridad de la iniciativa privada y reducía la acción del Estado al cumplimiento de las funciones más esenciales (p. ej., defensa exterior, administración de justicia, educación, seguridad interior). Para esta concepción, el Estado debía limitarse a cubrir los gastos públicos derivados del cumplimiento de esas funciones y a distribuir las cargas en forma equitativa entre los habitantes. (García Vizcaíno, 2015).

Esta escuela recomendaba:

a) la limitación extrema de los gastos públicos;

los habitantes. (García Vizcaíno, 2015). Esta escuela recomendaba: a) la limitación extrema de los gastos públicos;
b) el equilibrio anual del presupuesto financiero; c) la neutralidad de la imposición — que

b) el equilibrio anual del presupuesto financiero;

c) la neutralidad de la imposición que no distorsionara los

precios de mercado, ni las decisiones económicas, y que los

tributos causaran la menor incomodidad a los contribuyentes;

d) la diferencia entre finanzas ordinarias (gastos normales

cubiertos con recursos patrimoniales y tributos) y extraordinarias (derivadas de guerras, calamidades y cualesquiera otras circunstancias graves no previstas, con relación a las cuales se podía apelar al endeudamiento y a

otras medidas monetarias y fiscales; el empréstito era un recurso extraordinario, limitado a urgencias excepcionales);

e) la condena de la inflación monetaria. (García Vizcaíno,

2015, p 7.).

Intervencionismo:

En los años anteriores a la primera conflagración mundial se produjo la modificación de las condiciones económicas y sociales en virtud del desarrollo del capitalismo y la quiebra de los principios de la libre competencia, que fue reemplazada por los monopolios ejercidos por las concentraciones industriales. El Estado se vio obligado a intervenir para evitar abusos y disminuir la inquietud social. Por los ingentes gastos bélicos y las erogaciones de tipo social (pensiones por invalidez, socorros a desocupados), aumentó la necesidad de mayores tributos (progresividad de la imposición a la renta, gravámenes a las herencias), y tuvieron gran importancia los tributos con finalidades extrafiscales (derechos aduaneros proteccionistas, gravamen al celibato, estímulos a las familias numerosas, etc.). Empero, el Estado no asumió un papel directivo en la economía, salvo durante la Gran Depresión y algunas crisis; la intervención fue accidental y no se propuso alterar el régimen económico, sino únicamente modificar sus efectos. (García Vizcaíno, 2015, p. 7).

Dirigismo:

Segunda Guerra Mundial. Apareció el Estado fáustico.

sus efectos. (García Vizcaíno, 2015, p. 7).  Dirigismo: Segunda Guerra Mundial. Apareció el Estado fáustico.
Frente a un capitalismo poderoso y a una clase obrera cada vez más homogénea e

Frente a un capitalismo poderoso y a una clase obrera cada vez más homogénea e influyente, el nuevo Estado adoptó como finalidad la prosperidad social o bienestar social. Para ello debía cumplir los siguientes requisitos: a ) satisfacer lo mejor posible las necesidades sociales, mediante servicios públicos que cubrieran las finalidades de higiene, seguridad social, instrucción general y profesional, correos y telecomunicaciones, transportes, fuerzas energéticas, etc.; b ) adoptar medidas que propendieran al desarrollo económico del país, utilizando los recursos para asegurar la plena ocupación y el aumento de la renta nacional, favorecer y controlar la actividad económica privada; c ) realizar una redistribución social y económicamente justa de la renta nacional, para aumentar el nivel de vida. Actualmente, algunos países volvieron al dirigismo, p. ej., Venezuela. (García Vizcaíno, 2015, p. 7).

Neoliberalismo:

Corriente desarrollada desde el año 1979.

Se ha pretendido una vuelta a los postulados del liberalismo, de modo de eliminar de los cometidos estatales muchos de los servicios referentes a las necesidades públicas que el Estado no debe satisfacer monopólicamente, ya que también lo pueden hacer los particulares (instrucción, salubridad, asistencia social, transportes, comunicaciones, etc.) y que son contingentes, mudables y no vinculadas con la existencia misma del Estado. Villegas también denomina a esta etapa como "liberalismo pragmático", señalando que se inició en 1979 en Gran Bretaña, cuando los conservadores accedieron al poder; continuó en 1980 en los Estados Unidos, y llegó incluso a los países socialistas, con la era de la perestroika de Gorbachov, así como con el paulatino abandono de la teoría comunista; y también los países latinoamericanos, agobiados por las siderales deudas externas, adoptaron sus postulados (hasta su vuelta al dirigismo o al neointervencionismo). Las ideas que sustenta son, básicamente, las siguientes: a) economía de mercado, aunque con intervención estatal en ciertas variables económicas, preferentemente indicativa; b) disminución del sector público, que trae aparejado un proceso de privatización de empresas públicas; c) incentivo de la iniciativa individual; d) reducción del déficit presupuestario, acompañado de una mayor eficiencia en la recaudación. (García Vizcaíno, 2015, pp. 7-8).

del déficit presupuestario, acompañado de una mayor eficiencia en la recaudación. (García Vizcaíno, 2015, pp. 7-8).
Esta corriente condujo a: La globalización de las economías, mediante la apertura de los mercados

Esta corriente condujo a:

La globalización de las economías, mediante la apertura de los mercados en el marco del GATT, la ausencia de derechos aduaneros respecto de los productos que se comercialicen dentro de determinadas zonas (p. ej., Mercado Común del Sur, Unión Europea, etc.) y la manifiesta interrelación de las políticas económicas de varios países, por la cual muchas vecessus efectos recesivos se extienden como efecto "dominó" (efecto "tequila", crisis asiática de 1997, efecto "tango", etc.) (García Vizcaíno, 2015, p. 8).

Neointervencionismo:

Corriente desarrollada a partir de la crisis del 2007, originada por la caída de la financiera estadounidense New Century Financial Corporation, especializada en hipotecas de alto riesgo, y de la quiebra de Lehmann Brothers en el año 2008.

El grave panorama financiero internacional fue el motivo del desarrollo de un nuevo intervencionismo o neointervencionismo, a fin de prevenir y amortiguar los efectos de la desocupación, la pérdida de ahorros y del valor de las monedas, etc.” (García Vizcaíno, 2015, p. 8).

Se propició que el Estado regule adecuadamente a las entidades financieras (que deben brindar información confiable a los inversores), evite los vaciamientos de empresas, salvaguarde las fuentes laborales, trabaje por la estabilización de la macroeconomía y ponga fin a la recesión.” (García Vizcaíno, 2015, pp. 8-9).

Doctrina de la Iglesia

La Iglesia sustenta el principio de subsidiariedad, que “se opone a toda forma de colectivismo, traza los límites de intervención del Estado, intentando armonizar las relaciones entre los individuos y la sociedad; tiende a instaurar un verdadero orden internacional” (García Vizcaíno, 2015, p. 9).

La encíclica Centesimus Annus propicia, como alternativa superadora del marxismo y de las formas del capitalismo deshumanizado que critica severamente, la doctrina social de la Iglesia, de modo de orientar el funcionamiento del mercado hacia el bien común , lo cual

— , la doctrina social de la Iglesia, de modo de orientar el funcionamiento del mercado
requiere intervenciones adecuadas tanto en el ámbito interno como en el internacional para promover el

requiere intervenciones adecuadas tanto en el ámbito interno como en el internacional para promover el desarrollo, que implica el sacrificio de posiciones ventajosas, en ganancias y poder, de las economías más desarrolladas, en favor de los pueblos hoy marginados. La encíclica Deus caritas est de Benedicto XVI también sustenta este principio y explica que la Iglesia "no puede ni debe emprender por cuenta propia la empresa política de realizar la sociedad más justa posible. No puede ni debe sustituir al Estado. Pero tampoco puede ni

)” (García Vizcaíno,

debe quedarse al margen en la lucha por la justicia ( 2015, p. 9).

Pero tampoco puede ni )” (García Vizcaíno, debe quedarse al margen en la lucha por la
Referencias Álvarez Echagüe, J. M. (2002). Las tasas ecológicas. Un análisis desde la perspectiva de
Referencias Álvarez Echagüe, J. M. (2002). Las tasas ecológicas. Un análisis desde la perspectiva de

Referencias

Álvarez Echagüe, J. M. (2002). Las tasas ecológicas. Un análisis desde la perspectiva de la normativa de los municipios bonaerenses. En E. G. Bulit Goñi (Coord.), Derecho tributario provincial y municipal. Buenos Aires: Ad-Hoc. Recuperado de

http://www.aeyasoc.com.ar/articulo6.pdf

Bulit Goñi, E. G. (2009). La Corte reitera su buena doctrina sobre las tasas municipales. Revista La ley, 2009-D, p. 432.

Casás, J. O. (Dir.) (2001). Derecho Tributario Municipal. Buenos Aires: Ad- Hoc.

Casás, J. O. (2002). Derechos y garantías constitucionales del contribuyente. Buenos Aires: Ad-Hoc.

CSJN. "Compañía Química" (1989). Fallos 312-1575. Recuperado de:

http://www.csjn.gov.ar/jurisp/jsp/fallos.do?usecase=mostrarHjFallos&falloId=60945

CSJN. “Laboratorios Raffo SA c/ Municipalidad de Córdoba” (2009). Fallos 332-1503. Recuperado de:

02. Jurisprudencia mantenida en los fallos de la CSJN dictados en autos: Syncro Argentina S.A.Q.I.C.I.F. (Hoy Ivax Argentina S.A.) c. Municipalidad de Río Cuarto” 2010-08-10; “Productos Roche S.A.Q.E.I. c. Municipalidad de Río Cuarto” 2010-07-13; “Syngenta Agro S.A. c. Municipalidad de Córdoba s/ contencioso administrativo” 2013-05-28; “BGH S.A. c. Municipalidad de Córdoba” 2010-11-09.

CSJN. “Llobet de Delfino, María Teresa c/ Provincia de Córdoba” (1969). Fallos 275- 407. Recuperado de:

http://www.csjn.gov.ar/jurisp/jsp/fallos.do?usecase=mostrarHjFallos&falloId=12429

2

CSJN, "Banco de la Nación Argentina c/ Municipalidad de San Rafael" (1956), Fallos 234:663. Recuperado de:

http://www.csjn.gov.ar/jurisp/jsp/MostrarSumario?id=358067&indice=2

CSJN. “San Juan, Provincia de c/A.F.I.P. s/impugnación de deuda” (2008). Fallos:

331:1468. Recuperado de:

http://www.csjn.gov.ar/jurisp/jsp/fallos.do?usecase=mostrarDocumento&falloId=37

46

CSJN. "Estado nacional v. Arenera El Libertador S.R.L." (1991). Fallos: 314-595. Recuperado de:

http://www.csjn.gov.ar/jurisp/jsp/fallos.do?usecase=mostrarHjFallos&falloId=61886

CSJN. "Ferreyra, Víctor D. y Ferreyra, Ramón v. VICOB SA s/daños y perjuicios" (2006). Fallos: 329-646. Recuperado de

http://www.csjn.gov.ar/jurisp/jsp/fallos.do?usecase=mostrarHjFallos&falloId=14653

7

Fallos: 329-646. Recuperado de http://www.csjn.gov.ar/jurisp/jsp/fallos.do?usecase=mostrarHjFallos&falloId=14653 7 8
García Vizcaíno, C. (2015). Manual de Derecho Tributario, Buenos Aires: Abeledo Perrot. Ley 24.430. (1994).

García Vizcaíno, C. (2015). Manual de Derecho Tributario, Buenos Aires: Abeledo Perrot.

Ley 24.430. (1994). Constitución de la Nación Argentina [Sancionada por el Congreso General Constituyente el 1° de mayo de 1853; reformada y concordada por la Convención Nacional Ad Hoc el 25 de septiembre de 1860 y con las reformas de las Convenciones de 1866, 1898, 1957 y 1994]. Bs. As. Recuperada de

http://infoleg.mecon.gov.ar/infolegInternet/anexos/0-4999/804/norma.htm

Ley 58/2003. Ley General Tributaria española (BOE-A-2003-23186). Recuperado de:

https://www.boe.es/legislacion/codigos/codigo.php?id=030_Ley_General_Tributaria

_y_sus_reglamentos&modo=1

Masaccio (1425). Il pagamento del tributo [Pintura]. Florencia: Capilla Brancacci. Recuperada de http://www.arteworld.it/wp-content/uploads/2014/09/il- pagamento-del-tributo-masaccio-analisi.jpg

Schindel, A. (2003). Concepto y especies de tributos. En H. A. García Belsunce (Director), Tratado de tributación, I. Buenos Aires: Astrea.

Villegas, H. (2012). Curso de Finanzas, Derecho Financiero y Tributario. Buenos Aires:

Astrea.

Buenos Aires: Astrea. Villegas, H. (2012). Curso de Finanzas, Derecho Financiero y Tributario . Buenos Aires: