Vous êtes sur la page 1sur 4

1 CONSIDERACIONES GENERALES

1.1 GENERALIDADES
Comprender la particularidad de las formaciones atravesadas por los pozos en su condición
litológica, como en lo referente a su contenido de fluidos (agua, gas y petróleo), es asunto de
profundo interés. Del entendimiento de los diferentes parámetros que tal averiguación
proporciona, dependerá la extracción eficaz de los hidrocarburos. En la tubería de perforación
se hace un muestreo que se hace de forma directa, es decir, analizando muestras de creación
o mediante el estudio continuo del fluido de perforación y por la introducción mediante cables
con conductores eléctricos de mecanismos medidores de los diferentes parámetros típicos de
las formaciones atravesadas y de su contenido. De estos procedimientos de muestreo, el que
más importante avance tecnológico ha reportado es el originalmente conocido como registro
eléctrico. Actualmente se le ha agregado una serie de registros de otros parámetros y se les
nombra genéricamente registros geofísicos.

1.2 RESEÑA HISTÓRICA


En el año de 1927 se elaboro el primer registro eléctrico en el pequeño campo petrolero de
Pechelbronn, Alsacia, Provincia del noreste de Francia.

Rápidamente se identificó en la industria petrolera, la utilidad de la medición de la resistividad


para la determinación de correlación y para el reconocimiento de las capas potenciales
portadoras de hidrocarburo.

En el año de 1929, el registro de resistividad eléctrica se relaciono comercialmente en


Venezuela, Estados Unidos y Rusia y, un poco más tarde, en las Indias Orientales Holandesas.
El primer registro internacional fue en Venezuela (Fma. La Rosa).

En 1931, la medición del potencial espontaneo (SP) se incorporo con la curva de resistividad en
el registro eléctrico. En ese mismo año, los hermanos Schlumberger, Marcel y Conrad,
perfeccionaron un método de registro continuo y se desarrollo el primer trazador grafico.

La cámara con película fotográfica se introdujo en 1936. En ese entonces, el registro eléctrico
consistía en la curva del SP y en las curvas de resistividad normal.

Las herramientas de perfilaje fueron avanzadas sobre los años midiendo propiedades
eléctricas, acústicas, radioactivas, electromagnéticas, y otras relacionadas no solo a las rocas,
sino también a sus fluidos.

1.3 DEFINICIÓN
Es una técnica utilizada en la industria petrolera para grabar propiedades roca-fluidos y
descubrir zonas de hidrocarburos en las formaciones geológicas dentro de la corteza terrestre.

Entre la información proporcionada por los registros de pozos están la cantidad de petróleo
móvil, saturación del agua en la formación, resistividad de las rocas, porosidad, etc. Haciendo
una organización física se tiene que estos procedimientos son de naturaleza; eléctrica, nuclear,
acústica y electromagnéticas, cada una da un aviso específico en función de sus propiedades
físicas. El estudio en conjunto de varias de ellas, sumada con la información que se tenga del
campo petrolero (sísmicas, pozos cercanos y otros), accederá obtener un perfil de la formación
adyacente al pozo de petróleo, así como valorar la abundancia de petróleo extraíble y
finalmente definir su valor comercial.

1.4 CLASIFICACIÓN
• Registros de perforación (Mud Logs).
• Registros de núcleos (Cores).
• Registros a Hueco Abierto u Hoyo Desnudo (Open Hole Logs).
• Perfilaje mientras se perfora (Logging While Drilling/LWD)
• Perfilaje Cableado o Convencional (Wireline Logging)
• Registros a Hueco Entubado (Cased Hole and Production Logs).
• Registros Sísmicos (Borehole Seismic)

1.5 DEFINICIONES DE POROSIDAD SATURACIÓN Y PERMEABILIDAD


POROSIDAD

La porosidad es el volumen de los poros por cada unidad volumétrica de formación; es la


fracción del volumen total de una muestra que es ocupada por poros o huecos. EI símbolo de
la porosidad es 𝜙. Una substancia densa y uniforme, como un pedazo de vidrio, tiene una
porosidad cero; por otro lado, la esponja tiene una porosidad muy alta.

Las porosidades de las formaciones subterráneas pueden variar en alto grado. Los carbonatos
densos (calizas y dolomitas) y las evaporitas (sal, anhidrita, yeso, silvita, etc.) pueden tener una
porosidad prácticamente de cero; las areniscas bien consolidadas pueden tener una porosidad
del 10 al 15%; las arenas no consolidadas pueden llegar al 30% o más de porosidad, las lutitas o
arcillas pueden tener una porosidad con contenido de agua de más de 40%, sin embargo los
poros individuales son generalmente tan pequeños que la roca es impermeable al flujo de
líquidos.

Las porosidades se clasifican según la disposición física del material que rodea a los, poros y a
la distribución y forma de los poros. En una arena limpia, la matriz de la roca se compone de
granos de arena individuales, con una forma más o menos esférica, apiñados de manera que
los poros se hallan entre los granos.

A esta porosidad se le llama porosidad intergranular, sucrosica o de matriz. Por lo general, ha


existido en las formaciones desde el momento en que se depositaron. Por esta razón también
se la conoce como porosidad primaria.

Según la forma en que fueron depositadas, las calizas y dolomitas también pueden mostrar
porosidad intergranular. Asimismo, pueden tener porosidad secundaria en forma de pequeñas
cavidades. La porosidad secundaria se debe a la acción de aguas de formación o fuerzas
tectónicas en la matriz de roca después del depósito. Por ejemplo, las aguas de infiltración
ligeramente acidas pueden crear y agrandar los espacios porosos al desplazarse a través de los
canales de interconexión en las calizas; y los caparazones de pequeños crustáceos atrapados
en el interior pueden disolverse y formar cavidades. Por otro lado, las aguas de infiltración
ricas en minerales pueden formar depósitos que sellen parcialmente varios poros o canales de
una formación. De este modo, reducen la porosidad de la formación y/o alteran la geometría
de los poros. Las aguas ricas en sales de magnesio pueden infiltrarse a través de la calcita,
reemplazando gradualmente el calcio por magnesio. Ya que el reemplazo se efectúa átomo por
átomo, mol por mol, y el volumen de un mol de dolomita es 12% menor que el de la calcita, el
resultado es que hay una reducción en eI volumen de la matriz y un aumento correspondiente'
en el volumen de los poros.

Se pueden presentar tensiones en la formación causando redes de grietas, fisuras o fracturas,


que se agregan al volumen de los poros. Sin embargo, en general, el volumen real de las
fracturas es relativamente pequeño. Estas normalmente no aumentan la porosidad de la roca
de manera significativa, aunque si pueden aumentar su permeabilidad en gran medida.

SATURACIÓN

La saturación de una formación es la fracción de su volumen poroso que ocupa el líquido en


consideración. Por lo tanto la saturación de agua es la fracción o porcentaje del volumen
poroso que contiene agua de formación, Si solo existe agua en los poros, una formación tiene
una saturación de agua del 100%. EI símbolo de saturación es S; se utilizan varios subíndices
para denotar la saturación de un liquido en particular (𝑆𝑤 saturación de agua; 𝑆𝑜 saturación de
petróleo; 𝑆ℎ saturación de hidrocarburos, etc.)

La saturación de petróleo o gas es la fracción del volumen poroso que contiene petróleo o gas.
Los poros deben saturarse con algún líquido. De este modo, la suma, de todas las saturaciones
de una determinada roca de formación debe ser igual al 100%.

Aunque existen casos poco comunes de líquidos de saturación aparte del agua, el petróleo y el
gas (como bióxido de carbono o simplemente aire), la presencia de una saturación de agua
menor al 100% generalmente implica una saturación de hidrocarburos igual al 100% menos la
saturación de agua. (o sea 1 − 𝑆𝑤 ).

La saturación de agua de una formación puede variar de un 100% hasta un valor muy
pequeño; sin embargo, muy rara vez es nula. Sin importar que tan "rica" sea la roca de
yacimiento de petróleo o gas, siempre habrá una pequeña cantidad de agua capilar que el
petróleo no puede desalojar; generalmente dicha saturación se conoce como saturación de
agua irreductible o connata.

Del mismo modo, en el caso de una roca de yacimiento con presencia de petróleo o gas, es
imposible retirar todos los hidrocarburos por medio de las técnicas de evacuación y
recuperación más comunes. Alguna cantidad de hidrocarburos permanece atrapada en partes
del volumen poroso; esta saturación de hidrocarburos se conoce como saturación de petróleo
residual.

En un yacimiento que contenga agua en el fondo y petróleo en la parte superior, la


demarcación no siempre será clara; se presenta una transición más o menos gradual del 100%
de agua hasta un mayor contenido de petróleo. Si el intervalo con contenido de petróleo es
suficientemente espeso, la saturación de agua en la parte superior se aproxima a un valor
mínimo llamado saturación de agua irreductible 𝑆𝑤𝑖 .
Debido a las fuerzas capilares cierta cantidad de agua se adhiere a los granos y no es posible
desalojarla. Una formación con saturación de agua irreductible producirá hidrocarburos sin
presencia de agua. Dentro del intervalo de transición se obtendrá un poco de agua junto con el
petróleo; la cantidad de agua aumenta al parejo del 𝑆𝑤 . Debajo del intervalo de transición, la
saturación de agua es igual al 100%. Por lo general mientras sea más baja la permeabilidad de
la roca de yacimiento, mayor será el intervalo de transición. Por el contrario, si el intervalo de
transición es corto, la permeabilidad será alta.

PERMEABILIDAD

La permeabilidad es una medición de la facilidad con que los líquidos fluyen a través de una
formación. En una determinada muestra de roca y con cualquier líquido homogéneo, la
permeabilidad será una constante siempre y cuando el líquido no interactué con la roca en sí.

La unidad de permeabilidad es el “darcy” que es muy grande. Por lo tanto, comúnmente se


utiliza la milésima parte: eI milidarcy (md). El símbolo de la permeabilidad es k.

Una roca debe tener fracturas, capilares o poros interconectados para ser permeable. Así,
existe cierta relación entre la porosidad y la permeabilidad. Por lo general una permeabilidad
mayor se acompaña de una porosidad mayor; sin embargo, esto no es por ningún concepto
una regla absoluta.

Las lutitas y ciertas clases de arena tienen altas porosidades, sin embargo, sus granos son tan
pequeños que los caminos que permiten el paso de líquidos son escasos y tortuosos. Por lo
tanto, sus permeabilidades pueden ser muy bajas.

Otras formaciones, como la caliza, pueden presentar pequeñas fracturas o fisuras de una gran
extensión. La porosidad de dicha formación será baja, pero la permeabilidad de una fractura
puede ser muy grande. Como resultado, las calizas fracturadas pueden tener bajas porosidades
pero permeabilidades muy altas.