Vous êtes sur la page 1sur 6

FACULTAD DE HUMANIDADES

CARRERA DE TEOLOGIA
UNIVERSIDAD UNIDAD

EL ROL DEL ESPÍRITU SANTO EN LA CREACIÓN

ESTUDIANTE: DAVID ISRAEL PACOSILLO PAXI

ASIGNATURA: NEUMATOLOGIA

DOCENTE: LIC. JOEL CUELLAR

JULIO, 2018

SUCRE – BOLIVIA
2

INDICE

EL ROL DEL ESPÍRITU SANTO EN LA CREACIÓN ................................................ 1

EL ROL DEL ESPÍRITU SANTO EN LA CREACIÓN ................................................ 3

INTRODUCCION ............................................................................................................ 3

DESARROLLO ................................................................................................................ 3

CONCLUSION ................................................................................................................ 5

BIBLIOGRAFÍA .............................................................................................................. 6
3

EL ROL DEL ESPÍRITU SANTO EN LA CREACIÓN

INTRODUCCION

En la presente investigación se verá la obra del Espíritu Santo en la creación.


Para este tema se tendrá como base, el libro de Génesis 1:2. En donde se demuestra que
el Espíritu Santo estaba activo antes de la creación del hombre. Por otro lado el libro de
Job 33:4, también habla de la obra del Espíritu Santo.

DESARROLLO

Para empezar esta investigación se definirá la palabra Espíritu.

Según los expertos, J. D. Douglas y Merrill C. Tenney 2006, definen al Espíritu


como ruach en hebreo que quiere decir aliento. Y Espíritu en el griego significa neuma,
y viento. Esta palabra en todo el contexto de la Biblia, tanto en hebreo y en griego,
traducidas significan viento o aliento. Que se puede ver en Hechos 2:2, que dice: “Y de
repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó
toda la casa donde estaban sentados”. Esto pasa en el día de pentecostés cuando todos
fueron llenos del Espíritu Santo y en este versículo se ve al Espíritu como viento. Y
Génesis 2:7, relata diciendo: “Todo lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus
narices, todo lo que había en la tierra, murió”. Claramente se ve que también al Espíritu
se lo llama aliento.

Según Reina Valera 1960, afirma en Génesis 1:2, que el Espíritu Santo estaba
activo en la creación, tanto con el Padre y el Hijo. (Gn 1:2), dice: “Y la tierra estaba
desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de
Dios se movía sobre la faz de las aguas”. En este pasaje se puede ver que el Espíritu era
participe en la creación, que los tres hicieron la obra de la creación. También en (Gn
1:26), habla que Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra
semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en
toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra”. En este versículo se
puede observar claramente que estaban reunidos los tres, porque la palabra hagamos,
4

lleva a una conclusión de que no Dios estaba solo, sino también estaban el Hijo y el
Espíritu Santo.

Por otro lado el libro de Job 33:4 afirma diciendo: “El espíritu de Dios me
hizo, Y el soplo del Omnipotente me dio vida. Y en Job 33:6 Heme aquí a mí en lugar
de Dios, conforme a tu dicho; De barro fui yo también formado. Ahí se puede ver que
hace recuerdo a Génesis a la obra del Espíritu Santo en la creación.

Según el comentarista Grudem Wayne, explica que el Espíritu Santo estaba


desde el principio de la creación. Según él también se basa en Génesis 1:2, que dice: “El
Espíritu de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas”. Y lo relaciona con
pentecostés, en el comienzo de la nueva creación en Cristo, que es el Espíritu Santo el
que viene a la iglesia con gran poder Hechos 1:8. Explica que el Espíritu Santo es la
persona de la Trinidad mediante la cual Dios manifiesta particularmente su presencia.

También habla de que el Espíritu Santo da vida, según el libro de salmos 104:30,
dice: “Envías tu Espíritu, son creados, Y renuevas la faz de la tierra”. En opinión propia
se puede decir que el Espíritu Santo sostiene la creación y que Dios renueva la tierra a
través del Espíritu Santo. Por otro lado en Job 34:14-15 dice: “Si él pusiese sobre el
hombre su corazón, Y recogiese así su espíritu y su aliento, Toda carne perecería
juntamente, Y el hombre volvería al polvo”. Se observa que el papel del Espíritu Santo
en dar y sostener la vida humana y animal.

Según el experto Myer Pearlman 1990, explica que el Espíritu Santo es la tercera
persona de la Trinidad, por cuyo poder el Universo fue creado. Y de la misma forma
que otros comentaristas se basa en el libro de (Génesis 1:2), “Y la tierra estaba
desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de
Dios se movía sobre la faz de las aguas”. También en Job 26:13 dice que; “Su espíritu
adornó los cielos; Su mano creó la serpiente tortuosa”. Ahí se ve que el Espíritu Santo
era participe de la creación.

Por otra parte cometa que el Espíritu Santo está en toda la creación y que
manifiesta su presencia. Que estuvo en el principio del orden y de la vida, y como el
poder organizador de la naturaleza creada. Que Dios opera todas las cosas a través del
Espíritu Santo. Y este autor lo ve al Espíritu Santo como el agente de la creación.
5

CONCLUSION

En conclusión de acuerdo a lo que se vio según los comentaristas y las sagradas


escrituras, el Espíritu Santo estuvo activo en la creación del universo y del hombre. Y
un rol muy importante del Espíritu fue dar aliento de vida al ser humano. Así como se lo
demuestra en el libro de Génesis. Se lo ve al Espíritu Santo como protector y como un
águila que cuidaba a los polluelos. Que él siempre estuvo ahí, y siempre está activo en
toda la era de la vida. También se en el Nuevo Testamento al Espíritu Santo obrando
constantemente.
6

BIBLIOGRAFÍA

Grudem, Wayne. Teologia Sistematica. Miami, Florida: Vida, 2007.

Pearlman, Myer. Teologia Biblica y Sistematica. Estados Unidos: Vida, 1990.

Tenney, J. D. Douglas y Merrill C. Diccionario Biblico Mundo Hispano. España:


Mundo Hispano, 2006.

Valera, Reina. Santa Biblia Thompson. EE.UU: Vida, 1960.