Vous êtes sur la page 1sur 9

Bachillerato Tema 13 13 / 1

13. EL CRISTO HISTÓRICO Y SU PREDICACIÓN DEL «REINO DE


DIOS»

.I Centralidad del Reino de Dios en la Orígenes recoge con su neologismo «autobasileia» (es
predicación de Jesús y significado de la decir, Cristo mismo es el reino).
expresión1. De tal modo tiene Jesús conciencia de que él es el
reino, que la salvación y el perdón de los pecados los
.a Jesús y el Reino confiere en nombre propio (Mc 2, 10), atribuyéndose así
un poder divino que ni la apocalíptica judía le había
El Evangelio, en cuanto predicado por Jesús, se centra atribuido al Hijo del hombre. Cristo no sólo anuncia el
en la noción del Reino de Dios. Su núcleo innegable lo perdón de Dios; él mismo es el perdón de Dios en
constituye el símbolo “Reino de Dios”. Aparece en persona, la salvación misma de Dios que llega a los
todas las tradiciones y en labios de Jesús. Juan Bautista hombres.
no usa la expresión. Resulta difícil determinar con
precisión su contenido exacto. Mt 3, 2 y 4, 17 recoge .b El centro de su mensaje
una prolongación de la llamada de Juan a la penitencia
(arrepentíos) pero matizado: Porque se acerca el reino La conciencia que tiene Jesús de ser en persona el
de Dios; el tiempo está cumplido y el Reino de Dios reino queda todavía más clara cuando él mismo se
está cerca; arrepentíos y creed en el Evangelio. El Reino coloca como centro de su propio mensaje. El centro de
de Dios para los fariseos consistía en el cumplimiento su mensaje es él mismo en persona. En cuanto abrimos
de la ley, para los celotas en una teocracia política los evangelios, encontramos un hecho insólito: mientras
impuesta por la fuerza de las armas, para los que los grandes fundadores de religiones se han
apocalípticos en la irrupción de un nuevo eón. En el A. presentado como mensajeros de Dios o de la verdad y
T. se amplió la idea de Yhwh como rey y señor, en jamás se han colocado como centro de la religión por
conexión con las preocupaciones. ellos predicada, el centro de los evangelios está ocupado
por la persona misma de Jesús.
Si examinamos atentamente los evangelios, veremos Pues bien, lo que llama la atención a propósito de
cómo Cristo, de una forma implícita, dio a entender Jesús es que él en persona se coloca en el centro de la
frecuentemente cuál era su identidad vida religiosa. Jesús no se limita a indicar el camino
Recordemos lo dicho sobre la predicación de Jesús en para llegar a Dios ni, como cualquier otro rabino, se ha
torno al reino. Era su mensaje central, la salvación dado a señalar en la Torah el camino de la salvación.
definitiva de Dios como Padre que ha llegado a todo Sencillamente: él mismo en persona ha ocupado el lugar
hombre. Pero lo inaudito es que Jesús en persona se de Dios y de la Torah. Para salvarse es preciso acogerle
identifique con el reino. Ningún profeta podía haber a él en persona: «todo aquel que se declare por mí
hecho una cosa semejante. delante de los hombres, también yo me declararé por él
Jesús tiene la clara conciencia de que con su persona ante mi Padre que está en los cielos; quien me niegue a
llega el reino. No vacila en identificar la causa del reino mí ante los hombres, también yo le negaré a él ante mi
de Dios con la suya propia: dejarlo todo por el reino de Padre que está en los cielos» (Mt 10, 32-33; Lc 12, 8-9).
Dios (Lc 18, 29) es dejarlo todo por «causa de mi La exigencia de Jesús no es una exigencia intelectual;
nombre» (Mt 19, 29; Mc 10. 29). Con su llegada, es una exigencia que tiene como contenido a él mismo
predicación y milagros ha llegado definitivamente el en persona. Y esto es lo radicalmente original y
reino: «Decidle a Juan: los ciegos ven, los cojos andan, escandaloso de la persona de Jesús. A este respecto ha
los leprosos son curados, los muertos resucitan, los escrito Guardini: «someterse, en efecto, a una ley
pobres son evangelizados» (Lc 7, 22-23; Mt 11, 5; Lc 7, general cierta (bien natural, mental o moral) no es difícil
22-23). Dice también Jesús: «Si echo los demonios con para el hombre, el cual siente que al hacerlo así continúa
el dedo de Dios, sin duda el reino de Dios ha llegado a siendo él mismo, e incluso que el reconocimiento de una
vosotros» (Mc 12, 28). ley semejante puede convenirse en una acción personal.
Cuando a Jesús le preguntan los fariseos por qué sus A la pretensión, en cambio, de reconocer a “otra”
discípulos no ayunan como los de Juan, responde: persona como ley suprema de toda la esfera religiosa y.
«¿Pueden acaso ayunar los invitados a la boda mientras por tanto, de la propia existencia, el hombre reacciona
el novio está con ellos? Mientras tienen al esposo en sentido violentamente negativo».
consigo no pueden ayunar» (Mc 2, 19). Así pues, el Por ello la persona de Cristo escandaliza. Jesús mismo
gozo del reino ha llegado con la persona misma de nos pone en guardia ante este posible escándalo:
Jesús. De ahí la apropiada expresión de Marción: «En el «bienaventurado aquel que no se escandalice de mí»
evangelio el reino de Dios es Cristo mismo»; idea que (Mt 11, 6). «Porque el que se avergüence de mí y de mis
palabras en esta generación adúltera y pecadora...» (Mc
8, 38 y par.).
1
Bibliografía: José A. Sayés, Compendio de teología fundamental,
Edicep
Bachillerato Tema 13 13 / 2

Consiste en confesar a Jesús como centro mismo de este sentido: «El es el centro de su anuncio y es el
nuestra existencia. Por ello es un seguimiento que centro al que todo debe converger, el centro del
implica la negación de sí mismo para confesar a Cristo movimiento de la religiosidad que se inicia con él: si
como fundamento único de la propia existencia. Estas enseña la fe, es porque es preciso creer en él (Mt 18, 6),
son las palabras de Cristo: «El que busque su vida la hay que amar como él por encima de todo, abandonando
perderá; y el que la pierda por mí la encontrará» (Mt 10, todo por él y por su amor (Mt 19, 29 y par.); el amor al
39; Mc 8, 35). De ahí que la pretensión de Jesús prójimo hay que ejercerlo en vistas a él (Mt 25, 40 s.);
trastorne toda jerarquía humana de valores. Pone en amándole a él se obtiene el perdón de los pecados (Lc 7,
convulsión la jerarquía misma de nuestras relaciones 47), renunciando a todo por él se tiene la vida eterna
humanas, pretendiendo ser el centro de nuestra vida: (Mt 19, 29 y par.), confesándole públicamente es como
“No penséis que he venido a poner paz en la tierra, no se nos reconoce en el cielo (Le 12, 8-9; Mt l0, 32-33),
vine a poner paz, sino espada. Porque vine a separar al sacrificando la vida por él, se encuentra la vida (Lc 9,
hombre de su padre y a la hija de su madre, y a la nuera 24; Mt 10, 39)».
de su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su
casa. El que ama al padre o a la madre más que a mí, no .d Significado de la expresión «Reino de Dios».
es digno de mí” (Mt 10,34-36). Las relaciones humanas
quedan, pues, radicalmente afectadas por la pretensión La llegada del Reino es el tema central de la
de Jesús. predicación de Cristo, es su núcleo, cuando Jesús
aparece lo hace en medio de una expectación mesiánica
Jesús, que está puesto para caída y levantamiento de
y el clima de la llegada del reino mesiánico, que se
muchos en Israel (Le 2, 34), pone en crisis todo lo
había convertido en la razón de ser de la esperanza del
humano. Todo se decide por el sí o el no a su persona,
pueblo judío. Viene Jesús y proclama: “El Reino ha
hasta el punto de que exige perder la vida por él:
llegado” y ese es el centro de su predicación.
«Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan y
con mentira digan contra vosotros todo género de mal, El tema del Reino tiene sus raíces en el Antiguo
por mí» (Mt 5, 11). «Y seréis aborrecidos de todos por Testamento. Yhwh, en su condición de salvador de
causa de mi nombre; el que perseverare hasta el final Israel, se había ligado a su pueblo por la alianza en el
será salvo» (Mt 10, 18-22). desierto y se había comprometido a salvarlo. Esta
alianza se había concretado en el mesianismo real que
Ante Jesús no caben ambigüedades, todo se decide por
provenía de la promesa que el profeta Natán había
la actitud ante su persona. El en persona presenta para el
hecho a David, luego fue profundizado por los profetas
hombre el dilema decisivo: «El que no está conmigo
y se le fue dando diversos sentidos a esta esperanza
está contra mí y el que no recoge conmigo desparrama»
mesiánica Jesús aparece y proclama el Reino de una
(Mt 12, 30). De aquí que todo dilema humano se
manera totalmente distinta a la mentalidad humana.
difumine ante Jesús. Todo otro dilema se deshace en su
presencia (tributo al Cesar: Mt 22, 15-22). El dilema es En primer lugar, el reino que Jesús predica no tiene
él mismo en persona (Mt 21,23-27). Ha escrito Guardini aparición espectacular, llega de forma invisible, oculta:
a este propósito: “El momento decisivo en orden a la “El reino de Dios llega sin dejarse sentir”. Y no dirá:
salvación es Cristo mismo. No su doctrina, ni su “Vedlo aquí o allá, porque el Reino de Dios está entre
ejemplo, ni la potencia divina operante a través de él, vosotros” (Lc 17, 20-21). Esta afirmación de la llegada
sino simple y escuetamente su persona. Este hecho del Reino es sorprendente para el pueblo judío.
despierta afirmación apasionada, fe y asentimiento, pero Sin embargo, Jesús tiene conciencia de que ha llegado
también, y en la misma medida, protesta contra la el acontecimiento preparado por Dios en la historia de
“blasfemia”. La raíz de la protesta se encuentra Israel: “El tiempo se ha cumplido” tiene conciencia de
precisamente en la circunstancia de que una persona que el Reino ha llegado. Se subraya el sentido
histórica pretende para sí una justificación decisiva para trascendente del reino al dar a entender que proviene de
la salvación”. lo alto y que su llegada no se debe, desde luego a los
Jesús llega a identificarse personalmente con el esfuerzos humanos. Las disposiciones que se requieren
camino, la verdad y la vida (Jn 14, 6). Jesús no inicia para acogerlo resaltan su carácter religioso: la
un movimiento religioso que, una vez establecido, abra conversión y la fe.
el camino para un contacto directo con Dios y
prescindiendo de su mediación. No, la mediación de .e ¿Qué es el Reino?
Jesús es perpetua. El camino del evangelio no es un
conjunto de principios, una vida espiritual. El camino es El reino consiste según explica el mismo Jesús, en la
Jesús en persona y la novedad es ésta: que los hombres llegada de la salvación y del amor del Padre. Supone,
reconozcan a Dios y al que él ha enviado (Jn 17, 3). en principio, la comunicación de Dios con el hombre
más que la dominación, el poderío, la paternidad de
Dios, más que el triunfo humano. Es por tanto el Reino,
.c Exigencias del Reino.
la acción salvífica de Dios y su aceptación por el
El seguir a Jesús implica ciertas exigencias, en el caso hombre y, consiguientemente, es la salvación, objeto de
de Jesús son únicas ya que se atreve a pedirlo todo: «El las esperanzas del hombre; salvación incoada en este
que pone la mano en el arado y mira para atrás no es mundo para consumarse en el eón futuro y eterno.
apto para el reino de Dios» (Lc 9, 62). «El que no toma El reino de Dios implica, desde luego, una nueva idea
su cruz y me sigue no es digno de mí» (Mt 10, 38). En de Dios, en clara contraposición con la que tenían los
el evangelio, todo se centra en Cristo. Dice Làconi en fariseos (particular teología del mérito). Lo radical de la
Bachillerato Tema 13 13 / 3

predicación de Cristo consiste en la predicación de un signos del reino mesiánico se han cumplido en él (Mt
dios Padre, como un Padre misericordioso, como 11, 4-5; Lc 7, 18-23). En su predicación Jesús pretende
alguien que ama a los pecadores gratuitamente, destruir el dominio de Satanás, el cual subyuga al
escandalosamente, por encima de todo mérito, alguien hombre por medio del pecado, la enfermedad y la
que ama con la sola condición de que sean capaces de muerte. Por eso mediante la conversión, curaciones y
creer en la maravilla inmerecida de la misericordia del exorcismos, Jesús destruye efectivamente el reino de
Padre y de convertirse cambiando de vida. Satanás. Los milagros de Jesús aparecen como el signo
El reino de Dios tiene dos dimensiones fundamentales: de salvación que llega porque es la potencia de Dios en
Por un lado, es la llegada de la paternidad de Dios en el acto mismo de su victoria sobre Satanás.
Cristo, de modo que en Cristo somos elevados a la Cuando Cristo obra un milagro, invita al mismo
condición de Hijos. Pero, por otro lado, significa la tiempo a la conversión y a la fe en su misión. Dentro de
liberación del pecado, del sufrimiento y de la muerte, es las curaciones nos encontramos con simples
decir de las grandes servidumbres que pesan sobre la enfermedades en los que se habla con términos médicos:
humanidad desde el pecado de Adán y de las que el fiebre de la suegra de Pedro, paralítico, la mano seca
hombre no se puede liberar. etc.; otros, se habla de “posesión”, se termina diciendo
simplemente que “fueron curados”; sin embargo, hay un
tercer grupo de casos en los que podemos hablar de una
.II La concreción del Reino en los hechos posesión, ya que en ellos tenemos enfrentamiento
(milagros y modos de comportamiento) y personal de Jesús con el demonio: tentaciones del
palabras (parábolas y bienaventuranzas). desierto entre otras.

)2 Dificultad del milagro.

Los milagros, garantía de fe durante tanto tiempo, se


El reino de Dios ha irrumpido en la historia. Como
pusieron en crisis. En los siglos XVIII y XIX se atacó la
alguien ha dicho, Cristo rompió el tiempo y abrió el
posibilidad misma de los milagros. Se argumentaba que
cielo. Pero este Reino, ya presente en Cristo con su
los milagros son imposibles porque:
tensión interna hasta que llegue a su plenitud. Los
milagros, entre tanto son una victoria sobre el mal y la  quebrantan las leyes puestas por Dios en la
muerte, una anticipación de la victoria final. Las naturaleza.
parábolas de Jesús evidencian la tensión entre el  degradan la ciencia.
presente y el futuro: ya está aquí, pero tiene que llegar  la fe en los milagros implicaría que Dios debiera,
aún a su consumación. por razón de cualquier interés humano, suspender la
estructura del mundo creado.
En el fondo, está latente la concepción deísta del
.a Los milagros de Cristo.
mundo: Dios no interviene en la historia. Estas ideas del
A nada que abramos los evangelios, podemos ver que deísmo han vuelto a aparecer, bajo la forma de la
las palabras de Jesús no van en solitario, sino teología de la secularización, porque se muestra reacia a
íntimamente unidas a unas obras excepcionales que las la posibilidad de una intervención extraordinaria de
acreditan y las hacen eficaces. Son los milagros. En un Dios en la historia. La creencia en un Dios personal es
resumen típico del Evangelio de Mateo leemos: un presupuesto necesario para creer en la existencia de
“Recorría Jesús toda Galilea, enseñando en sus los milagros.
sinagogas, proclamando la buena nueva del reino y
curando toda enfermedad y toda dolencia del pueblo” )3 La actitud de Jesús en sus milagros implica:
(Mt 4, 23) Eso es lo que Jesús hace: predica y obra
curaciones, de modo que su predicación y sus obras van  una ruptura con la actitud de los profetas y de los
íntimamente unidas. Los milagros aparecen como apóstoles.
complemento indispensable de su predicación y, como  Los profetas realizan milagros en nombre de Dios,
su misma palabra, tienen también una relación directa Cristo los realiza en nombre propio. Los apóstoles
con el reino, en cuanto signos inequívocos de la llegada obran los milagros en nombre de Jesús.
del mismo.  algunos detalles que tienen importancia son, por
De ningún modo queremos separar los milagros de la ejemplo, Mc 9, 38-40 en el que aparece uno que no
persona misma de Cristo, que es signo por excelencia de es de la comunidad obrando exorcismos en nombre
la revelación. Los milagros aparecen en los evangelios de Cristo. (“no se lo impidáis”).
como signos de la llegada del reino que confirman la  la discontinuidad se da también en el sentido mismo
palabra de Cristo. No podríamos, por tanto, entender los que Jesús da a sus obras:
milagros de Cristo al margen del reino que llega y se  frente antifarisaico
manifiesta en la persona misma de Cristo.  actitud antirrabínica
En tiempos de Jesús, la lepra era considerada como
)1 Los milagros y el Reino. un castigo por determinados pecados. A diferencia
de los rabinos, Jesús no evita el contacto con el
Es el mismo Cristo quien relaciona sus milagros con el
leproso; se llena de ira por la injusticia que se
reino, ante la embajada de Juan le responde que los
cometía contra los leprosos.
Bachillerato Tema 13 13 / 4

Jesús no aprovecha el milagro para legitimar su independencia ni una adoración de su propia persona,
conducta antifarisaica y antirrabínica, lo cual es un sino consecuencia inequívoca de su amor a la verdad y
signo claro de discontinuidad. Jesús justifica su de la entrega total a su misión. Esta verdad parece
actuación desde su propia concepción de Dios. identificarse misteriosamente con su propia persona y
que, según él, concede la auténtica libertad: “si
)4 Múltiple significado salvífico de los milagros. permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente
discípulos míos: entonces conoceréis la verdad y la
 Signos del amor de Dios: Obras de la bondad y la verdad os hará libres” (Jn 8, 31)
misericordia de Dios. Los milagros son la respuesta
de Dios a la llamada de la miseria humana.
)3 El perdón
 Signos de la llegada del reino: Los milagros de
Jesús significan la llegada del reino de Dios; el reino Es un término que aparece en sus parábolas y actitudes
de Dios ha llegado. Los signos muestran la llegada incluso actitud clara y provocadora motivo de
del reino. Por ello van encaminados también a la escándalo. Sorprende que Jesús nunca recrimine al
conversión y a la fe. pueblo sencillo, a pesar de sus debilidades y pecados
 Signos de la gloria de Cristo: Confirman que Él es sino que recrimina a los dirigentes. Jesús anuncia un
el Hijo de Dios vivo; revelan el misterio trinitario, nuevo plazo de gracia, y el componente escatológico es
pues son a la vez obras de Cristo y obras del Padre. su mensaje intenta mantener despierta la conciencia de
este plazo de gracia. Con su actitud de perdón no hace
 Símbolo de la economía sacramental: El milagro es más que expresar esa espera que es el regalo de la
un símbolo de las maravillas producidas por la confianza, ese perdón no es mero olvido, ni
gracia. Ejemplos: curación del paralítico, símbolo indiferencia, es un acto de valentía porque confía en las
del perdón de los pecados. Multiplicación de los fuerzas del bien. El perdón es prueba máxima de
panes, símbolo de la Eucaristía. Curación del ciego, confianza en el hombre. La frase “muchos son los
símbolo de Cristo como luz. Resurrección de llamados” indica TODOS. Todos son invitados al
Lázaro, símbolo de Cristo como resurrección y vida. banquete escatológico; algunos son malos (parábola de
En la etapa actual de la salvación contamos también la cizaña) pero el plazo de gracia aún no ha terminado.
con símbolos externos (sacramentos). No son Dios goza perdonando y el hombre goza en el perdón de
ciertamente milagros, pero su eficacia salvífica es Dios. El perdón que Jesús trae libera al hombre de la
aún mayor que la de los milagros. angustia y obsesiones de culpabilidad sin abdicar por
 Signo de la transformación escatológica: Su lucha ello de su responsabilidad y libertad.
contra el mal, contra la enfermedad y la muerte,
como signos del pecado, trata de ser una .c La concreción del Reino de Dios en las
restauración del orden que el pecado rompió. La palabras (parábolas y bienaventuranzas)
creación entera será liberada de la servidumbre del
pecado y gozará de la gloriosa libertad de los hijos Jesús utiliza en su lenguaje el recurso a los logia,
de Dios. frases cortas que sintetizan toda una enseñanza y que
son fáciles de memorizar. En ellas encontramos
.b Modo de comportamiento exigencias inauditas como veremos. Otra característica
del estilo de Jesús es el paralelismo antitético. Jesús
)1 La Sencillez hace uso frecuente de este paralelismo acentuando
marcadamente el segundo miembro, y no el primero
Vemos que Jesús no hace milagros por satisfacer la como hacían los rabinos. Así por ejemplo, en el logión
curiosidad de los demás (Mt 12, 39; 14, 4; Mc 8, 12; Lc “El que busque su vida la perderá y el que la pierda por
11, 29) ni busca su propia grandeza. Los milagros los mi la encontrará” (Mt 10, 39), el acento recae sobre el
realiza siempre en un contexto religioso y en beneficio seguimiento de Jesús expresado en el segundo miembro.
del reino. Por otra parte, nunca salió de la boca de Jesús
una palabra de alabanza propia ni dio oídos a palabra )1 Las parábolas
alguna de lisonja. Llama la atención la serenidad y el
amor con el que Jesús trata a sus enemigos. En la última Particularidad de Jesús es también el uso de las
cena sabe de la traición de Judas, sin embargo, se limita parábolas. También los rabinos acudían con
a decir con serenidad: “Uno de vosotros me va a comparaciones simbólicas para expresar sus enseñanzas,
traicionar” (Mc 14, 18). Cuando reprocha sigue amando. pero a diferencia de ellos, las parábolas de Jesús son
Mansedumbre, dulzura, amor, paz, misericordia infinita originales en su forma. Las comparaciones rabínicas
acompañan su autoridad única; pero la sencillez de tienen simplemente una función didáctica; las de Jesús,
Jesús es algo que aparece en toda su vida. Sus en cambio, constituyen una auténtica interpelación: el
preferidos son los niños, los enfermos, los pobres y los que las escucha se encuentra en la alternativa de
pecadores. Estos son los “pequeños” de los que tanto convertirse o negarse a la llamada. Exigen una decisión.
habla.
Originalidad del género.
 Del griego parabolé (comparar, encuentro, choque,
)2 La libertad
irradiación…) implica llamar la atención, crear
Otra característica de Jesús es la vivencia que presenta sorpresa. Son utilizadas en momentos de crisis.
de la libertad. La libertad en él no es la exigencia de la Las lecturas moralizantes o dogmáticas las
Bachillerato Tema 13 13 / 5

deforman, empobrecen o simplifican. Sus Las bienaventuranzas vienen a ser la carta magna del
destinatarios parecen ser los de fuera, como una reino de Dios, la nueva ley que lleva a la perfección la
invitación a la conversión; tiene un carácter ley antigua. Constituyen la página central de la
acrónico pues se dirigen al aquí y ahora del oyente. predicación de Cristo, la esencia misma del mensaje
Serían “conversaciones de sobremesa”, en las cristiano, el estilo del reino, la nueva moralidad.
cuales Jesús acentúa su ironía provocadora. Son Intimamente unidas al tema del reino, gozan de la
para todos (luego las explicará a sus discípulos) y misma autenticidad histórica de éste.
representan el momento previo a la opción. Tratan Las bienaventuranzas aparecen en Mateo y Lucas en
de implicar al oyente. dos recensiones diferentes. En Mateo que concentra
sentencias y discursos en diferentes lugares con
Esencia de la parábola.
evidente intención en el sermón de la montaña, con la
 Relato metafórico en clave argumentativa para intención de presentar a los judeocristianos a Jesús
romper la lógica humana y abrir una posibilidad como el nuevo legislador, como el nuevo Moisés. Lo
nueva al compromiso del oyente, No son ni presenta como el primero de los sermones, para seguir
semejanzas ni alegorías, sino que se mueven en el inmediatamente con una compilación de narraciones de
ámbito de realidades que abre una metáfora. La milagros. Así, Jesús aparece poderoso en palabras y
alegoría es un conjunto de imágenes que son obras, legislador y taumaturgo por antonomasia.
comprensibles por aquellos que tienen la clave
interpretativa, frente a la semejanza, la parábola no El sermón de la montaña tiene en Lucas un correlativo
ofrece un chispazo o algo universalmente válido en (Lc 6, 20-23). También encontramos en él las
la experiencia común, sino una historia que no bienaventuranzas. Trae además sentencias de Jesús que
distingue entre parte figurada y real y tampoco se encuentran también en el sermón de la montaña de
necesita un tertium comparationis. Mateo: el amor a los enemigos, la bofetada en la mejilla,
la regla de oro, la exhortación a la caridad, etc. Sin
 La parábola implica una comparación, pero embargo, el discurso de Lucas es mucho más breve y, al
fundamentalmente es un acontecimiento abierto a parecer más antiguo que el de Mateo.
un juicio valorativo. Algo sucede, en una sucesión
de eventos libremente inventada y no algo que no Así pues Jesús invita en el sermón de la montaña a
pueda ser de otro modo. Por eso los elementos se vivir en profundidad la justicia (perfección), que si no es
organizan en función del efecto a conseguir, mayor que la de los escribas y fariseos no se puede
aunque puedan parecer incluso inverosímiles, pero entrar en el reino de los cielos. Hay una triple justicia: la
con dirección. Todo ello contribuye al carácter de los escribas (doctores de la ley), la de los fariseos y
dialogal argumentativo que supone un conflicto y la de los discípulos. Mt 5, 20; Mt 5, 21-48 donde se
que lleva a la reacción del oyente. Es una forma de expone la manera de actuar y el conflicto con los
conversación, un diálogo en el que se pretende una fariseos y en Mt 6, 19 -7, 27 desarrolla la nueva justicia
comunicación que supere una serie de objeciones de los discípulos de Jesús.
que el narrador conoce. Al presentar el Hemos dicho que las bienaventuranzas constituyen la
acontecimiento la parábola no pretende informar página central de la predicación de Cristo. Las
sino interpelar; el oyente forma parte y se pronunció en el marco tan querido par él de las riberas
introduce en la historia. La interpretación es parte del lago de Tiberíades. Aquellas colinas alegres de vida
de la parábola, por lo que se necesita fueron testigos de las palabras más penetrantes que
interpretaciones posteriores, por ello dejan muchas hayan oído los hombres sobre el tema de la felicidad.
cosas abiertas: ¿Qué pasó con el hijo mayor de la
parábola del hijo pródigo?, pero sobre todo el )3 La novedad del amor.
espacio de decisión del oyente. Va abriendo
camino al evangelio, muestra el modo de actuar de El reino predicado por Cristo significa la aceptación
Dios y es proceso de descubrimiento. del amor del Padre como valor supremo de la vida..
Pero este amor, es según Cristo, inseparable del amor al
)2 Las bienaventuranzas prójimo, que encuentra en el amor al Padre su fuente y
fundamento. El don de Dios nos lleva a amar a los
De esta condición trascendente del reino, de esta hombres como hermanos, como Dios los ama: “Os doy
elevación del hombre a la condición de hijo por la un mandato nuevo: que os améis los unos a los otros
gracia, surge una nueva moral, que consiste no en una como yo os he amado” (Jn 13, 34). He aquí la novedad
observancia externa y legalista, sino en una actitud que trae Cristo: Como yo. Esto supone en consecuencia
interna que brota de la condición de hijo y que el universalismo más absoluto. Precisamente la
encuentra en ella la capacidad de cumplir la ley, la exigencia de amar a todos se funda en el amor que el
lógica de esta filiación es una lógica diferente de la de la Padre nos tiene, el cual hace llover sobre justos e
ley natural. Esta no queda suprimida, sino ampliada en injustos (Mt 5, 45).
su universalismo y perfeccionada en sus intensiones;
pero, sobre todo, la novedad de la moral cristiana estriba
en que el hombre obra en consecuencia de su filiación
divina, obra como hijo, a lo divino. La lógica de las
bienaventuranzas supone una limpieza de corazón que
sólo como don puede poseer el hombre y hace a este
capaz de la santidad divina.
Bachillerato Tema 13 13 / 6

.III La identidad de Jesús a la luz de los datos corrige la misma ley, a propósito de las innumerables
que emergen de su ministerio público. prescripciones de pureza. Por ejemplo: “Moisés dijo:
Honra a tu padre y a tu madre”. Otro tanto ocurre con
las disposiciones en torno al descanso sabático. Por
ejemplo: Mc. 2, 23-28. Con esto Jesús conmovió los
Jesús, nunca ha buscado la gloria mesiánica. Tenía cimientos del antiguo pueblo judío.
poder para ello, pero cuando obra maravillas se retira Hay, pues, una distinción entre la ley escrita de Moisés
inmediatamente. ¿Quién es en el fondo?. La palabra de y la tradición oral de los escribas, así como una
Jesús parece demasiado sublime para ser palabra denuncia del intento de tergiversar el sentido de la ley
humana. Nadie ha hablado así y las obras que hace le escrita por medio de la casuística propia de la tradición
confirman en su palabra y como enviado de Dios. oral.
Veamos a la luz de los datos que tenemos quién es
Jesús. Pero no sólo corrige sino que la actitud de Jesús va
todavía más allá, hasta el punto que suprime la ley del
repudio. Asimismo, Jesús anula la misma ley de Moisés
.a La llamada “Cristología implícita”
sobre la pureza: “Nada hay fuera del hombre que,
entrando en él, pueda hacerlo impuro, sino lo que sale
Comenzamos por el examen de lo que podríamos del hombre”. Jesucristo no estableció un código de
llamar «cristología implícita», es decir, el estudio de la principios que mantener y principios que rechazar; pero
conciencia de Jesús, tal como se manifiesta a través de con su actitud dio pie a la Iglesia primitiva para
su enseñanza y su comportamiento globales. Es posible quedarse simplemente con el decálogo y con aquellos
deducir la conciencia mesiánica y divina de Jesús, preceptos que la Iglesia considerase imprescindibles
examinando su modo de hablar y de obrar. como aplicación de dicho decálogo y de las exigencias
Son muchos los que hoy en día prefieren este método. propias del espíritu cristiano.

La cristología implícita viene a preparar el estudio de )3 Establece una nueva justicia.


los textos explícitos. Pensamos que:
 ciertamente la cristología implícita ha aportado un Jesús critica el legalismo formal en parábolas como la
camino de acceso al Jesús histórico de gran utilidad del samaritano (Lc 10, 29-36), en la cual los sacerdotes
y provecho. son tratados como personas que, por sus compromisos
legales, son incapaces de practicar la misericordia y la
 el análisis de la cristología implícita debe preceder al
caridad. Asimismo, la teología del mérito de los fariseos
estudio de los títulos cristológicos.
queda vilipendiada en varias parábolas de Jesús como la
 el análisis de tales títulos explícitos no es de ningún del fariseo y la del publicano (Lc 18, 9-14) y la del hijo
modo improcedente. pródigo (Lc 15, 11-31). J.Jeremías ha establecido la
 la crítica actual, a través de los criterios de estructura del sermón de la montaña como un
historicidad, nos ha provisto de un instrumento distanciamiento de Jesús de la triple forma de justicia
adecuado para discernir con certeza si los títulos existente en su tiempo, partiendo de la frase de Jesús:
cristológicos que aparecen en boca de Jesús “Porque os digo que, si vuestra justicia no fuere mayor
responden o no al sustrato histórico de sus hechos y que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el
dichos. reino de los cielos”. Sin eliminar la ley, busca ante todo
la sinceridad y coloca en el amor más íntimo a Dios y al
)1 Jesús como centro de su mensaje hombre el criterio último de comportamiento, amplía la
ley en su universalismo, la perfecciona y, sobre todo,
Volviendo un poco a lo que veíamos en el primer exige que el hombre obre como consecuencia de su
punto. El centro de los evangelios no lo ocupan ni el filiación divina. Es la moral que ofrece no sólo la norma
mensaje ni las palabras de Jesús, sino él mismo en a cumplir, sino un principio interno que da la capacidad
persona. Los grandes fundadores de religiones se han de obrar a lo divino.
presentado como mensajeros de Dios, jamás se han
colocado como centro de la religión por ellos fundada. La explicación última de esta autoridad de Jesús frente
Buda no se presenta como centro de su mensaje. a la ley es Jesús mismo en persona. Jesús coloca su
Moisés: su persona nada tiene que ver con la esencia de palabra en el lugar de la Toráh. “El cielo y la tierra
la religión. Su persona no se halla en el centro de su pasarán, pero mis palabras no pasarán”. Él en persona
mensaje. Podríamos decir lo mismo de Mahoma o de es dueño del sábado. Es mayor que el templo, con lo
otros fundadores de religión. que el templo significaba como presencia de Dios.
Jesús no se limita a indicar el camino para llegar a )4 El modo de enseñar y de obrar
Dios, él mismo en persona ha ocupado el lugar de Dios
y de la Toráh.
Modo de enseñar
)2 Jesús y la ley  El modo de enseñar de Jesús. No enseña como los
rabinos, revela una autoridad única: “en verdad yo
Él mismo, en persona, es el criterio de interpretación os digo”. Se usaba la palabra ’amén (en verdad)
de la ley. Jesús distingue entre la ley escrita de Moisés y para ratificar; nunca se empleaba el ’amén como
la tradición oral (halaká) de los escribas. Así Jesús introducción a las palabras propias de uno.
Bachillerato Tema 13 13 / 7

 Esta fórmula está además atestiguada Dios. Jesús se coloca como criterio último de conducta.
constantemente por las fuentes evangélicas: 13 Todo ha de hacerse «en su nombre». Manda Jesús que
veces en Marcos, 9 en la Quelle, 9 en formas se predique la penitencia «en su nombre». El mismo
propias de Mateo, 3 en fuentes propias de Lucas, y amor al prójimo tiene ahora una motivación última en
25 (en formas duplicada ’amén, ’amén) en el Cristo:
evangelio de Juan. “Y el que por mí recibiere a un niño como éste, a mí
 «Así habla Yhwh». Jesús no habla así, no se me recibe”
presenta como un profeta más. El «yo» enfático de Se comprende que en Jesús haya algo más que un
Jesús. «...pero yo os digo», no tiene paralelos ni en profeta, más que Jonás o Salomón, más que David.
el judaísmo ni en el cristianismo primitivo. Jesús
declara imperfecta la ley del Antiguo Testamento,
)6 Jesús trascendente
y la modifica con una autoridad semejante a la de
Dios mismo.  Jesús se presenta con la misma trascendencia de
 La palabra de Jesús interpela decisivamente a los Dios al apropiarse la expresión «Yo Soy»:
hombres.  “Antes de que Abraham existiera, Yo Soy” (Jn 8,
 Cuando Jesús se refiere al Antiguo Testamento, 58)
 “Porque si no creéis que Yo Soy, moriréis en
tiene conciencia de que se cumple en Él el plan vuestros pecados” (Jn 8, 24)
divino anunciado por los profetas.  “Cuando hayáis levantado al Hijo del hombre,
 Jesús presenta una autoridad divina. Apela a su entonces sabréis que Yo Soy” (Jn 8, 28)
propio testimonio como un testimonio tan válido  “Desde ahora os lo digo antes de que suceda, para
como el del Padre: que, cuando suceda, creáis que Yo Soy” (Jn 13,
19)
“Aunque yo dé testimonio de mí mismo, mi
testimonio es verídico, porque sé de dónde vengo Estos cuatro textos, que avalan la pretensión de
y a dónde voy”. Jesús de ser Dios, no han de ser
interpretados de la misma manera: En Jn 8,
 Los milagros. Por medio de tales obras, el
58: Jesús eterno. En los otros tres casos la
Padre da testimonio en su favor.
traducción apropiada no es «que Yo Soy»,
 Sin embargo, la autodefensa de Jesús no termina sino «que Soy Yo», es decir, aquel que Dios
ahí: apela también a su propio testimonio, tan ha enviado.
válido como el del Padre. Bien afirmando la eternidad en el ser, bien apelando
Modo de obrar a la historia futura, Jesús está afirmando la
conciencia de su divinidad.
 Esta autoridad la muestra también en su actuar.
 Hay también en Juan otros pasajes en los que «Soy
Jesucristo cura en nombre propio. Es como si una
Yo» no parece tener la significación trascendente:
fuerza emanara de él para curar a todos. Los
milagros son realizados en un contexto religioso,  Jesús a la samaritana: “Yo soy, el que habla
como signo de la llegada del Reino, como signo de contigo” (Jn 4, 26)
perdón de los pecados. De este modo Cristo se  En el momento de su arresto Jesús se identifica:
atribuye la doble potestad divina: la de legislar y la “Soy Yo” (Jn 8, 5)
de perdonar pecados. O se le reconoce como Dios  En los sinópticos, caminando sobre las aguas:
o se le acusa de blasfemo. La autoridad es también “Soy Yo, no temáis” (Mc 6, 50; Mt 14, 27)
patente en las relaciones que mantiene con los Aparentemente estos textos presentan una
demás hombres. Con los discípulos, con los identificación de Jesús en el sentido normal de la
enemigos, con los jefes de Israel siempre aparece conversación (a). Más insinuantes son las palabras
la misma autoridad. Lo vemos particularmente en de Jesús caminando sobre las aguas (c). Asimismo
los numerosos diálogos en los que Él lee en los en el prendimiento (b).
corazones de sus adversarios. Y en sus encuentros En estos últimos textos sólo podemos hablar de
con los que imploran su ayuda. Lo mismo ocurre indicios de trascendencia.
en sus relaciones con los discípulos. Siempre hay
 Finalmente, el «Yo Soy» aparece en boca de Jesús
un gran contraste entre la manera de actuar de
seguido de calificativos que son atributos
Jesús y lo que los hombres desean y esperan de Él.
propiamente divinos:
 “Yo soy el que creo la luz” (Is 45, 7): “Yo soy la
)5 En el nombre de Jesús luz” (Jn 8, 12)
 “Yo marcharé delante de ti” (Is 45, 2): “Yo soy
De Jesús nunca se dice que cree en el Padre, sino que
el camino” (Jn 11, 25)
conoce o ve al Padre. Su conocimiento del Padre es  “Yo doy la muerte y doy la vida” (Dt 32, 39):
único. Jesús pide para sí mismo una fe de las mismas “Yo soy la resurrección y la vida” (Jn 11, 25)
características que Yhwh pedía para sí. Lo que Yhwh  “Yo soy tu consolador” (Is 51, 12): “Yo soy el
representaba en el Antiguo Testamento como pan de vida” (Jn 6, 35)
fundamento de la fe, lo representa ahora Cristo.
Jesús pide creer «en su nombre». Las fórmulas de fe
que antes se empleaban para Yhwh, se emplean ahora
para Jesús. El nombre de Dios ocupa el lugar de Él
mismo. Invocarle significa invocar la misma santidad de
Bachillerato Tema 13 13 / 8

.b Autoconciencia de Jesús y fomentaran expectativas desmedidas, el v. 33 es el


sus títulos. intento de parte de Jesús de orientar su actividad.
La autoconciencia de Jesús se ha visto confirmada en  Mc 14, 60-65: Interrogatorio de Jesús en el
los títulos que se le atribuyen o en la aceptación de los sanedrín. Afirma su mesianismo aclarando el
que se le atribuyen. sentido del mismo.
No se debe absolutizar el valor de los títulos, muchos )3 Jesús, Hijo de Dios.
los ponen, no esta siempre claro de cuales proceden de
la confesión cristológica, y en cualquier caso no es Jesús no utiliza el título de Hijo de Dios, se denomina
fácilmente identificable su significado exacto. Jesús se a sí mismo como Hijo y en un sentido único y
muestra reacio a reconocerse en los papeles que el trascendente que lo pone en paridad con el Padre.
ambiente pretende señalarle. La importancia de los W. Bousset atribuyó a la comunidad helénica tanto el
títulos está en el comportamiento histórico a que se uso del título de Hijo de Dios como su contenido
refieren. trascendente. La comunidad palestinense usó el título de
Hijo de Dios, pero en un sentido meramente mesiánico,
)1 Jesús el Profeta. transformado más tarde por la comunidad helénica en
Tiene base histórica, aparece 20 veces en el N. T. Se un sentido trascendente. A. Loisy sostuvo que la
encuentra en todas las tradiciones, pero falta en las comunidad palestinense reconoció a Jesús como Hijo de
profesiones cristológicas postpascuales (seguramente Dios en el sentido de Mesías glorificado y, ya en el
porque era insuficiente para expresar la novedad de mundo helénico, se le confirió un sentido trascendente.
Jesús). Es usado por la gente, rechazado por las R. Bultmann ha sostenido que, en un ambiente griego,
autoridades y Jesús adopta una posición ambivalente. La los cristianos comenzaron a presentar a Jesús como Hijo
gente estaba en un “silencio de Dios”, pero no había de Dios en un sentido único y trascendente
perdido la esperanza, era lógico que Jesús y su cercanía
¿Qué dicen los hombres de la filiación de Jesús?
suscitara la reacción del pueblo. Se habla de: “uno de
los profetas”, “uno de tantos profetas”, “lo tenían por  La expresión «Hijo de Dios» en labios del
profeta”. Las autoridades lo rechazan como tal pues demonio en el episodio de las tentaciones y en los
implicaba elementos de desestabilización social, política exorcismos podría tener simplemente un sentido
y religiosa. Debía ser el que provocara la liberación de mesiánico, de filiación adoptiva.
Israel y por ello le tienen miedo.  La pregunta de Caifás a Jesús (Mc 14, 61; Mt 26,
La postura de Jesús es poco explícita. Lo acepta 63) habría que entenderla en el sentido de la
indirectamente al expresar el éxito y la legitimidad de filiación adoptiva del Mesías.
sus acciones históricas; además su profetismo podría ser  Cuando Jesús responde, a la pregunta hecha por
entendido en clave mesiánico-política. Por eso Jesús Caifás, en la línea del Hijo del hombre, que su
trata de matizar el sentido en el que le es aplicable: las mesianismo es divino, Caifás pregunta: “¿con que
referencias más directas son precisamente las que se tú eres el Hijo de Dios?” (Lc 22, 70). Este es ya un
refieren al desprecio que padece y más aún a la traición sentido trascendente, pues la filiación adoptiva no
del profeta rechazado y perseguido, que es donde él se es motivo de condenación.
incluye justamente en respuesta a las amenazas de
¿Qué dicen los discípulos de la filiación de Jesús?
Herodes.
 Los evangelios han sido redactados con visión de
)2 Jesús el Mesías. fe en Jesús a partir de la resurrección.
 Así, por ejemplo, Marcos comienza escribiendo el
Mesías se convirtió en el título cristológico por evangelio de Jesús, Cristo e Hijo de Dios.
excelencia. Se enlaza con la tradición de Israel y con su
 La confesión de Pedro «Tú eres el Cristo» cierra la
tiempo. Jesús hace escaso uso del título de Cristo,
primera parte del evangelio; y la confesión del
aparece poco en boca de Jesús, se reducen en los
centurión «Verdaderamente este hombre era el
siguientes textos: en Mc 9, 41; Mt 16, 20-21; 23, 10 y Jn
Hijo de Dios» cierra su segunda parte.
17, 3 donde se le da el título de Mesías pero se debe a la
actividad redaccional de los evangelistas y no al uso  Otro tanto habrá que decir de la presentación de
histórico de Jesús. Sólo en Juan 4,26 dice Jesús por Jesús como Hijo de Dios en el bautismo y en la
propia iniciativa que es el Mesías: “Yo soy, el que te transfiguración. Al designar al Hijo como hijo
esta hablando”. amado, el sentido se hace ya trascendente.
 También en el evangelio de Mateo. Cuando los
Tenemos textos claves:
discípulos ven caminar a Jesús sobre las aguas,
 Mt 11, 2-6: Ante la embajada del Bautista. exclaman: «Verdaderamente tú eres el Hijo de
Responde con sus actos, no niega que sea el Dios». La confesión de Pedro incluye ciertamente
Mesías. un sentido trascendente: «Tú eres el Cristo, el Hijo
 Mc 8, 27-33: Confesión de Pedro. El v. 30 alude al de Dios».
secreto mesiánico, demuestra que cerca de Jesús se  En el evangelio de Lucas, al presentarlo sobre el
cultivó la idea de su mesianismo pero a la vez la trono de la casa de David su Padre y reinando en la
reticencia y oposición de Jesús, para que no se casa de Jacob, también se habla de la filiación en
Bachillerato Tema 13 13 / 9

sentido único y trascendente: se subraya una  No encontramos en la literatura judía un solo


filiación especial por el nacimiento virginal. ejemplo en el que se invoque a Dios como abba ni
 Es Juan el que presenta el carácter trascendente de en las plegarías litúrgicas ni en las plegarias
la filiación de Jesús. Desde el principio se habla privadas. Este abba era empleado por los niños al
del Verbo que está en el seno de Dios. El evangelio dirigirse a su padre, nunca se empleaba para
de Juan termina diciendo que los milagros de Jesús dirigirse a Dios.
han sido escritos «para que creáis que Jesús es el  El abba no es una prueba apodíctica, es más bien
Mesías, el Hijo de Dios». un indicio que, de ser corroborado por otras
expresiones, desvelaría entonces su última y
¿Qué ha dicho Jesús de su filiación? trascendente profundidad.
 La denominación de Dios como Padre  Otro detalle: Jesús no emplea la fórmula «nuestro
 Cuando Jesús se dirige personalmente en oración a Padre». Jesús deja entrever una diferencia entre su
Dios, no le llama nunca Dios, sino Padre. filiación y la filiación de los demás. «El que haga
 Sólo utiliza el término de Dios en la cruz: “Dios la voluntad de mi Padre celestial» es el que entrará
mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?”, en el reino de los cielos. Los que entran en el reino
pero aquí no hace sino recitar el salmo 22. son hijos en sentido adoptivo. Jesús resalta y
distingue su filiación: «El que haga la voluntad de
 En el Antiguo Testamento Dios es ciertamente
mi Padre». Los que entran en la gloria son hijos en
denominado Padre. Sin embargo, en el Antiguo
sentido adoptivo, sin embargo, Jesús los llama
Testamento no se invoca a Dios como Padre bajo
«benditos de mi Padre», distinguiendo su propia
el aspecto individual. No se ha probado hasta
filiación de la de ellos.
ahora que exista la invocación individual de Dios
como «Padre mío».  Finalmente, otro testimonio:
 Cuando Jesús invoca personalmente a Dios como “Mi Padre es quien me glorifica, el que vosotros
«Padre» utiliza el término arameo en abbã. Hay decís ser vuestro Dios y no le habéis conocido,
mas yo le conozco. Y si dijere que no le conozco,
algo, dice Jeremias, que nos convence de que Jesús seré mentiroso como vosotros; pero le conozco y
utilizaba siempre el abba en su invocación a Dios: guardo su palabra. Abraham, vuestro padre, se
por una parte, encontramos la forma griega regocijó con la esperanza de ver mi día”
correcta del vocativo páter, pero encontramos
 Distingue la filiación suya («mi Padre») de la
también el nominativo con artículo ‘o patér con
filiación de Abraham («vuestro padre»).
sentido de vocativo. Esta curiosa oscilación nos
está señalando un abba subyacente.