Vous êtes sur la page 1sur 4

EL CAMIÓN MIXER

El camión mixer (conocido también como camión-hormigonera, camión mezclador y/o agitador), consiste
en un camión equipado con una hormigonera. Debido a esta disposición, le es posible transportar
hormigón premezclado al mismo tiempo que continúa su amasado. Es el método más seguro y más
utilizado para transportar hormigón en trayectos largos, debido a que retarda el inicio del proceso de
fraguado del hormigón.

El mixer posee una capacidad que oscila entre 2 y 8 m3 (actualmente hay equipos de mayor volumen), son
más frecuentes los de capacidad más cercana a 8 m3.

DESCRIPCION Y FUNCIONAMIENTO DE UN CAMION MIXER

Existen Camiones Mixer de diferentes marcas, modelos y tamaños, pero básicamente funcionan de manera
similar:

El motor del camión se encuentra trabajando entre 1.800 a 2.100 revoluciones por minuto. La bomba
hidráulica situada en la parte delantera, toma de dicho motor la fuerza necesaria (a través de un cardan) para
generar un caudal de aceite a una alta presión, la cual hace trabajar el motor hidráulico, generando en éste
una energía de tipo rotacional a una cierta cantidad de revoluciones por minuto. El reductor planetario,
reduce la cantidad de revoluciones en el motor hidráulico, transmitiendo finalmente al tambor una cantidad
de 15 a 20 revoluciones por minuto.

Los camiones agitadores y los mezcladores son prácticamente iguales en cuanto a modelo y sistema de
funcionamiento, diferenciándose solamente en la configuración de las paletas helicoidales internas del
tambor.

La cuba amasadora dispone de paletas con una cierta inclinación y con “pestañas” de ataque, con el objeto
de evitar que el hormigón pase de largo en el ciclo rotatorio del tambor, impulsándolo hacia abajo, como la
paleta está levemente inclinada, el hormigón se mezclará uniformemente.

Las cubas agitadoras, como no tienen la función de amasar, puesto que reciben la mezcla preparada,
disponen de paletas helicoidales con poca o ninguna inclinación y sin “pestañas” de ataque, prácticamente
lisas con el objeto de permitir que el hormigón pase de largo, en la rotación del tambor, agitándose
solamente a una velocidad de 2 a 6 revoluciones por minuto.
PARTES DEL CAMIÓN MIXER

CARGA, TRANSPORTE Y DESCARGA

El trabajo de un camión mixer consiste en cargar la mezcla de shotcrete (consiste en hormigón o mortero
colocado por proyección neumática de alta velocidad desde una boquilla) desde la planta de hormigón o
tubería, transportarla hasta el frente y una vez allí descargarla sobre el equipo de proyección.

Durante la carga, se deben tener en cuenta las rpm adecuadas a la función que se vaya a realizar.
Para el agitado, un rango de 2 a 6 rpm es suficiente mientras el amasado requiere una velocidad de 12 a 18
rpm.
TRANSPORTE:

Algunas formas de transportar el concreto incluyen un camión de concreto, una bomba


de concreto, una grúa y baldes, una canaleta, una banda transportadora o un montacargas.
En trabajos pequeños, una carretilla es la manera más fácil para transportarlo.
LAS SIGUIENTES PRECAUCIONES SON PARA TENER EN CUENTA:

 Evitar golpes y vibraciones excesivas.


 Planear muy bien los recorridos; utilizar rampas firmes y caminos provisionales seguros.
 Las distancias de acarreo (distancia total a la que es transportado un material) de la mezcla
dentro de la obra deben ser inferiores a 50 metros.
 Al llegar al sitio de colocación, se puede hacer un pequeño mezclado manual dentro del
recipiente para reducir una posible segregación (separación de sus componentes una vez
amasado provocando que la mezcla de hormigón fresco presente una distribución de sus
partículas no uniforme).

VACIADO:

Durante el vaciado del concreto, se deben controlar todos los factores que puedan segregar o
separar los agregados de la mezcla. Para evitar la segregación durante el vaciado se
recomienda:

 Colocar el concreto tan cerca de su posición final como sea posible.


 Empezar colocando el concreto desde las esquinas de la cimbra (estructura auxiliar que sirve
para sostener provisionalmente el peso) o, en el caso de un sitio con pendiente, desde el
nivel más bajo.
 Se debe vaciar desde alturas inferiores a 1.20 m. Cuando no se pueda efectuar, se debe
hacer uso de canaletas o tubos para evitar que la mezcla choque contra los refuerzos y la
formaleta. En el caso de usar canaletas, verifique que la pendiente de ésta se encuentre
entre el 30% y 50%.

Vibrado:

Durante el mezclado y vaciado, el concreto atrapa grandes cantidades de aire formando


espacios vacíos u hormigueros, los cuales le restan resistencia al concreto. De esta forma,
lo dejan expuesto al ataque de agentes externos que lo pueden deteriorar y afectan su
apariencia o acabado; por tanto; es fundamental eliminar el aire atrapado con una
adecuada operación de consolidación, compactación o vibrado. Entre los sistemas más
usados tenemos:

Vibrado interno

Se realiza con vibradores de inmersión o de aguja. Se emplea principalmente para losas,


vigas, columnas y estructuras de poco espesor. Para pequeños vaciados, se puede
compactar el concreto con una varilla pero debe hacerse cuidadosamente, empleando una
varilla de 3/8” de diámetro, lisa y con el extremo de compactación redondeado.

Vibrado externo

Está compuesto, generalmente, por equipos que se fijan a la formaleta ( molde temporal
para el concreto fresco, de madera, que se retira una vez que el concreto logra la
resistencia suficiente para sostenerse a sí mismo.) para generar una secuencia de fuertes
vibraciones en todo el sistema formaleta-concreto. De esta forma, el interior de la mezcla se
reacomoda eliminando los espacios vacíos. También se considera vibrado externo a los
pequeños golpes que se dan a la formaleta con un martillo de goma, lo cual debe hacerse
con cuidado y sólo como complemento del vibrado interno.

Durante el proceso de vibrado, se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

 Debe hacerse inmediatamente después del vaciado, antes de que


el concreto pierda plasticidad. Vibrar un concreto que ya ha empezado a endurecer afecta
notablemente su capacidad estructural.
 El vibrado no debe usarse como método para desplazar el concreto dentro de la formaleta.
 Este proceso debe ser suficiente pero no excesivo porque produce segregación.
 Normalmente, un vibrado no debe durar más de diez segundos en cada punto.
 El vibrado interno debe hacerse sin golpear el refuerzo, ya que este transmite el movimiento a
zonas que ya fueron compactadas produciendo exceso de vibración.
 Los vibradores internos no deben inclinarse o acostarse; deben permanecer verticales para
garantizar una distribución homogénea de las ondas de vibración.
 En estructuras de gran volumen de concreto, no es suficiente un vibrado externo. En este
caso, debe realizar un vibrado interno complementario.

Centres d'intérêt liés