Vous êtes sur la page 1sur 2

TEXTO ARGUMENTATIVO SOBRE LA JUSTICIA

Nombre: Sebastián Rolando Barrios Rocha

Tema: Justicia
Pregunta de investigación: ¿por qué creeríamos que juzgar a alguien por redes
sociales es hacer justicia?
Esquema:
Tesis:
En algún momento de nuestras vidas llegará a molestarnos alguna actitud de cierta
persona y llegaríamos a sentir la necesidad de implantar justicia. Sin embargo muchas
personas buscan la forma más fácil de hacerlo es decir, las palabras, mediante el medio
más accesible, las redes sociales, provocando así un linchamiento masivo.
Argumento 1:
Muchas veces al ver que alguien actuó mal bajo nuestro criterio, tratamos que esa
persona se escarmiente y buscamos causar un arrepentimiento mediante distintas
medidas, creyendo que eso es hacer justicia.
Argumento 2:
Al tratar de “implantar justicia” en vez de hacer algo que realmente marcaria la diferencia,
nos vamos por el lado más fácil, es decir solo juzgamos y tratamos de no correr ningún
riesgo al hacerlo.
Argumento 3:
La libertad de expresión y la accesibilidad que las redes sociales nos da, llega a ser un
medio para atacar a alguien mediante comentarios ofensivos, que provocan una reacción
en cadena de comentarios con opiniones de los usuarios.
Conclusión:
El creer que lo que hacemos está bien no lo convierte necesariamente en cierto,
probablemente parezca buena idea, pero es posible que solo estemos actuando
impulsivamente, siendo parte de una turba intolerante.
UN REPLANTEAMIENTO DE JUSTICIA

Sebastián Rolando Barrios Rocha

En general, hablar de justicia es un tema muy polémico ya que todos tienen diferente
percepción de “lo justo”. Cada día nos topamos con distintas cosas que nos llegan a
disgustar, que nos ofenden en cierta manera, pero no incitan alguna reacción
inmediata. Sin embargo, hay algunas actitudes, actos o acciones de personas que
sobre pasan lo cotidiano provocando que nosotros queramos actuar sobre esta. Por lo
tanto llegaríamos a sentir la necesidad de implantar justicia. Sin embargo muchas
personas buscan la forma más fácil de hacerlo es decir, las palabras, mediante el
medio más accesible, o sea las redes sociales, provocando así un linchamiento masivo.
En este sentido la serie británica Black Mirror, en el capítulo odio nacional (2016),
muestra, como en una red social mediante un hashtag se crea una serie de muertes de
personas comúnmente odiadas, lo cual más adelante se convierte en un caos
incontrolable de muertes, de toda y cada una de las personas que usaron el hashtag.
Durante el tiempo se crearon distintas formas de mostrar y hacer conocer las diferentes
opiniones de todas las personas, y así surgieron las redes sociales, las cuales hoy en
día llegan hasta usarse para “implantar justicia” mediante las opiniones de los usuarios.
Muchas veces al ver una injusticia causada por una persona, tratamos que esa persona
se escarmiente y buscamos causar un arrepentimiento mediante distintas medidas,
creyendo que eso es hacer justicia. Sin embargo en vez de hacer algo que realmente
marque la diferencia, nos vamos por el lado más fácil, es decir solo juzgamos y
tratamos de no correr ningún riesgo al hacerlo. La fácil y segura libertad de expresión
que nos brinda las redes sociales, llega a ser un medio muy considerado para atacar a
alguien mediante comentarios ofensivos, que provocan una reacción en cadena de
comentarios de los diferentes usuarios. En resumen, el creer que lo que hacemos está
bien no lo convierte necesariamente en cierto, probablemente parezca buena idea
juzgar a alguien, pero es posible que solo estemos actuando impulsivamente, siendo
parte de una turba intolerante.