Vous êtes sur la page 1sur 328

ELEMENTOS DE CIENCIAS POLÍTICAS

BOLILLA II

El estado en el orden internacional. Comunidad, orden y derecho internacional.

Estado en singular; como fenómeno de la organización política de la convivencia humana, sin referirse a
alguno en particular. Pero en el mundo hay muchos estados, como muchos hombres, animales. Por eso se habla
de la comunidad internacional. Existe y tiene realidad. Y necesita de cierta organización. Es la suma de todos los
estados. Pero no siempre la hubo; en un primer momento se basó en alianzas, pactos, tratados entre los países.
Ello generó el derecho internacional público formado primero por el derecho consuetudinario y luego por el
derecho contractual internacional.
a) hay muchos estados; b) ello, da origen a la comunidad internacional; c) es la suma de todos los estados; d)
existió primero sin organización; e) hay un derecho y un orden internacional; cada estado es parte de ella.

El super estado: la experiencia contemporánea nos pone frente a la necesidad de que se organice. Ello demanda
estructura, autoridad, órganos que tengan un poder eficaz para asegurar el orden internacional y hacer cumplir
el derecho internacional. Hace falta una autoridad mundial o internacional. Después de dos guerras, se entendió
que la paz, la cooperación y la solidaridad en el mundo reclama más que el esfuerzo de los estados: es
imprescindible una organización efectiva y eficaz de la comunidad de estados o comunidad internacional.
Una postura entiende que hay que formar un super estado (del modo del estado federal); b) hay que mantener
la individualidad política, sin absorberlos en uno, pero todos deben crear un organismo internacional. En esta
línea se estructura la Sociedad de las Naciones y la Organización de las Naciones Unidas.

Los estados y la organización de la comunidad1internacional: Los estados son parte de la comunidad


internacional, y fueron quienes la estructuraron (por tratado o por adhesión). Son miembros de la misma. Son
sujetos de derecho internacional. Son personas internacionales, como sujetos de derecho internacional. Además
hay personas de derecho que no son estados, como la Iglesia Católica, la Organización Internacional del Trabajo.
La organización tiene un fin que es el bien común internacional, es decir la buena convivencia universal de los
estados.
Y tiene que tener poder para lograr el bien común internacional y también jurisdicción internacional. Lo que sí,
es preciso demarcar las jurisdicciones. Hay cuestiones que incumben al estado en su jurisdicción interna, pero
que sus soluciones pueden repercutir en la comunidad internacional –por ejemplo si oprime o persigue a
minorías étnicas-. Además, deben regular los derechos según pautas básicas de respeto a la dignidad humana.
Interesa a todos que no haya estados que traten a hombres como cosas y no como tales. En tal caso se proyecta
de la jurisdicción interna a la jurisdicción internacional. Podemos hablar de: a) una jurisdicción reservada.
Desde el ejercicio del poder constituyente hasta el ejercicio del poder constituido en todas sus funciones; b) una
cuestión propia de la jurisdicción interna que a la vez interesa al bien común internacional: violación grave de
derechos humanos; c) cuestiones de jurisdicción concurrente, propia del estado y de la organización
internacional; d) jurisdicción internacional exclusiva.
Ahora, como determinarla? A) la comunidad internacional tiene como fin propio el bien común internacional. A
veces puede ser concurrente; otras, exclusiva. La paz, la cooperación y la solidaridad entre los estados, la ayuda
recíproca, el reconocimiento de los derechos del hombre. B) si es objeto de regulación por tratados, cae dentro
de la órbita concurrente o exclusiva. Relacionando ambas pautas, es buena regla la que propone averiguar si la
materia ha sido objeto de regulación por el derecho internacional.

El problema de la soberanía y la organización internacional: si los estados forman la comunidad internacional y


si ésta debe organizarse, teniéndolos como partes y sujetos, el juego de la jurisdicción nos lleva a preguntarnos
que pasa con su soberanía? Se mantiene en plenitud; no existe para allanar la jurisdicción
Interna de los estados, ni para reemplazar su actividad dentro de su órbita interna. Principio de subsidiaridad que
rige en el seno de cada estado y que se traduce que el estado no debe hacer lo que con eficacia hace la
actividad privada. Suple la organización internacional 2en cuestiones que no pueden ser resueltas con eficacia
por los estados y que son propias de la jurisdicción internacional. Como principio: todos los estados son iguales
jurídica y políticamente, siguen siendo soberanos e independientes. El concepto de soberanía entonces alude al
estado no tanto en su proyección internacional sino interna. No hablar de soberanía externa sino de
independencia. El estado no puede hacer lo que se le antoje internacionalmente. Pero ser independiente no
excluye el respeto al bien común internacional.

El problema de la no intervención: reparar que los estados son independientes e iguales. Ello nos ella a consagrar
el principio de la no intervención. Todo estado rechaza la intervención de otro estado y de una organización
internacional. Pero hay situaciones de intervención legítima. Pero es de otro estado o de la comunidad
internacional? Sólo de esta última. Y cuando se amenace gravemente el bien común internacional. No es un
modo de intervención extranjera, sino en medio de legítima defensa de la comunidad internacional.

3
BOLILLA IV

Democracia y estado: La democracia: la expresión se identifica con un


procedimiento de toma de decisiones de carácter complejo y formal que regula,
a través de mandatos normativos, el modo de convivencia y el comportamiento
de los integrantes de una comunidad. En su significado etimológico, se compone
de dos palabras del griego: demos = pueblo y cratos que significa autoridad.
Aparece en el Siglo V A.C., en la época de Pericles. Platón y Aristóteles, al
referirse a la democracia, la consideran una forma de gobierno objetable. Así, el
juicio crítico del primero se aprecia en La República, donde expresa que la tarea
de conducir la polis no debe estar supeditada al azar, sino reservarse a los más
capaces. Aristóteles, al referirse a la democracia, dice que la libertad es un
principio fundamental de ella y que de acuerdo con él, todos los ciudadanos
mandan y obedecen, accediendo a tales cargos por turnos. La igualdad es
también un rasgo característico y, siendo todos los ciudadanos iguales, tienen
más poder los pobres que los ricos, ya que los primeros son mayoría. Esta última
afirmación la realiza con ciertas reservas. La caracterización de la democracia
sería: a) las decisiones más importantes en la polis, son tomadas en asamblea
general, por todos los integrantes en4deliberación; b) los cargos que deben
ocupar los ciudadanos son ejercidos sólo por una vez, durante breves lapsos de
tiempo y se accede por sorteo, exceptuándose sólo a los militares; c) todos los
ciudadanos están llamados a integrar los tribunales para juzgar los casos que
procedan; d) todos ellos tiene la posibilidad y el derecho de elegir y ser electos.
En Roma, Polibio, en su Historia, se ocupó de la democracia y afirmaba que era
una forma de gobierno que comprendía la igualdad y la libertad, pero existía en
ella una tendencia a la degeneración ya que podía convertirse en el gobierno del
vulgo (olocracia).
Locke: es aquella en donde la mayoría es quien dicta las leyes y elige a los que
gobiernan.
Montesquieu: en El espíritu de las leyes, una democracia es aquella en el que el
poder soberano reside en el pueblo entero. Si reside en una parte del pueblo, es
aristocracia.
Ambos pensadores franceses cuando se refieren a la democracia están pensando
en el conjunto general de la población, reunida en asamblea pronunciándose
sobre la cosa pública; en otras palabras, a la noción de democracia directa. No
obstante, este último no tenía un buen concepto de la democracia, puesto que
desconfiaba de la capacidad del pueblo, no para elegir, sino para decidir por sí
mismo sobre cuestiones de gobierno. 5
La noción clásica de democracia desde el siglo V A.C. hasta el siglo XVIII hace
alusión a la forma de gobierno directa, decisión en asamblea u otro órgano
similar por todo el pueblo, mientras que desde entonces, referencia al sistema de
gobierno indirecto que se lleva a cabo mediante la representación.
Hamilton: una democracia representativa evita los riesgos de una democracia
simple: ―cuando los poderes legislativo y judicial están depositados total o
parcialmente en el cuerpo colectivo del pueblo, debe esperarse error, confusión e
inestabilidad, riesgo que se disipa cuando se elige, y el derecho de elección esté
bien asegurado y regulado… porque serán seguros electas las mejores y más
sabias personas‖.
Bentham (1748-1832): fundándose en el principio utilitario de que la mejor
acción es la que produce la mayor felicidad del mayor número de personas, vio
en la democracia una herramienta para lograrlo. Es que los hombres buscan su
propia felicidad y ventaja, sin la consideración de la de los otros. Si, en
consecuencia, el poder está sólo en manos de unos pocos, ello no se logrará. Se
trata de buscar una forma de gobierno donde participen todos, siendo la
democracia la única manera correcta de constitución de un estado. Para él, el
poder supremo es investido por el pueblo pero, por razones prácticas, tiene que
ser ejercido a través de representantes. 6
Stuart Mill (1806-1873): en línea de la defensa de la democracia, dice que el
único defensor fiable de los propios derechos e intereses es uno mismo y, sólo
por esto, los derechos de cualquiera están protegidos cuando la persona
interesada es ella misma capaz y está en condiciones de defenderlos. ―Todos
quedan degradados cuando otras personas, sin consulta de los interesados, se
arrogan poder ilimitado para regular el destino de cualquiera‖ y, por ello, el
valor de la democracia consiste en buena parte en el respeto por la
personalidad de cada uno. El participar en la vida pública implica que las
personas se eduquen en el bien común, y adviertan los actos debidos que derivan
del interés general. Entendió necesaria una minoría ilustrada que tuviera
influencia destacada en la ejecución del gobierno, y recomendó el sistema
proporcional de representación.
Émile Faguet (1910): un crítico de la democracia. En la moderna sociedad,
donde el estado asume cada vez más controles y debe ejercer un conjunto de
funciones complejas se hace imprescindible el conocimiento experto. El hombre
común carece de capacidad para ello. Y los mediocres que dominan las masas,
no son capaces de elegir sus líderes con otros parámetros o valores superadores
de los suyos, y por ello, los elegidos también carecen de capacidad. Así las
cosas, las secuelas son el deterioro en7la labor legislativa, la corrupción del
estado, la falta de responsabilidad pública y de conducción adecuada.
James Bryce (1921) defiende la democracia pero critica a los problemas que
presentan los sistemas vigentes. Abre juicio sobre sus ventajas y desventajas.
Todas estas posiciones se identifican con la idea tradicional de democracia
política que es definida como la forma de gobierno en donde el poder
(soberanía) no pertenece a un grupo determinado y limitado de personas, o a una
sola persona, sino, en derecho, a toda la población.
Caracterización: a) el ejercicio de la autoridad que se refleja en los distintos
órganos del sistema se efectúa conforme a derecho; no existe discrecionalidad y,
por lo tanto, no hay actuación que no esté prescripta por las normas jurídicas,
que son dictadas por el poder legislativo, que a su vez posee legitimación del
electorado; b) los órganos del sistema deben depender del pueblo en el sentido
de intervenir en su designación y control efectivo; c) es deseable que todos
tengan voz y voto en condiciones idénticas a los demás. Las desigualdades deben
ser razonables (en su momento, el sexo; y actualmente la edad).
La mejor definición de democracia es la que la considera como una forma de
gobierno en la que el poder político reside en el pueblo. En la actualidad se
identifica con el sentido maximalista del constitucionalismo, en tanto propicia la
vigencia de un conjunto de principios,8derechos y garantías, y por el otro, la
limitación del ejercicio del poder. Se combinan el ideal liberal del respeto por la
autonomía personal, donde el ejercicio del poder, aún mayoritario, debe
detenerse frente a determinados intereses protegidos (los derechos y garantías) y
la participación de todos los miembros del sistema en el proceso de toma de
decisiones que a ellos mismo afecta y condiciona.

9
La libertad y la ley: la palabra libertad es una expresión que ofrece dificultades
a la hora de precisar su significado, no sólo porque tiene una carga emotiva
favorable, sino también porque es usada en distintos contextos y para hacer
referencia a diversos fenómenos.
John Locke: la define en forma distinta en dos de sus obras. En el ―Ensayo sobre
el entendimiento humano‖, la caracteriza como una actuación movida por la
determinación del propio yo; en ―Dos tratados sobre el gobierno civil‖, afirma
que la libertad consiste en no estar sometido a la voluntad de otro. Baruch
Spinoza: es la racionalidad perfecta. Gottfried Leibniz: la espontaneidad de la
inteligencia. Para Kano, es: la autonomía. Hegel, la aprecia como: la aceptación
de la necesidad. Y según Croce, es el: continuo despliegue de la vida.
En sentido material es la ausencia general de compulsión. Implica un concepto
negativo que indica ausencia de algo, de una circunstancia que impide un
accionar. Desde el punto de vista del individuo, podría decirse que es libre
cuando la acción que surge de él mismo no tiene restricción alguna, cuando
actúa sin constricción. En términos de Hobbes, significa ausencia de
impedimentos externos, que no debe entenderse como una reivindicación
anarquista. Por oposición, la actuación bajo compulsión denota una acción
realizada en violación a su propia10iniciativa y, por lo tanto, impulsada
por factores extraños. Esta compulsión puede ser natural, moral interna o social
externa. Pero la vida en sociedad impone restricciones necesarias. Por eso, se
dictan normas que condicionan el actuar de las personas, que no implica
franquear el concepto de libertad negativa que se resume en cinco rasgos:
intimidad, independencia, capacidad, oportunidad y poder.
El otro concepto de libertad es el formal, relacionado con otro sentido de la
palabra compulsión. No ya las restricciones en sentido material, sino con las
exigencias u obligaciones que la propia persona se impone y puede considerarse
un estado de libertad o de formación autónoma. Puede decirse entonces, desde
este ángulo de análisis, que una persona es libre cuando sólo está obligada por
normas que ella misma ha aceptado o convenido. Esta restricción hace legítima
la compulsión y debe entenderse que no afecta a su estado de libertad. Si
trasladamos el concepto a un sistema político democrático, diremos que cuando
más pluralista y participativa es la democracia, mayor legitimidad habrá en las
decisiones puesto que las necesidades individuales se identifican con el interés
de la comunidad.
Según Rousseau, en su ―Contrato Social‖, la obediencia a la ley que nosotros
nos hemos impuesto, es la libertad. Y la democracia es la forma de gobierno que
la garantiza en mayor medida. 11
Límites a la autoridad del Estado: las libertades son resistencias. Es necesario
resaltar que el Estado posee un poder limitado y tales restricciones se proyectan:
a) Respecto del soberano: la soberanía sólo se concibe modernamente como
aquella potestad ejercida dentro del marco o imperio de la ley. Por lo tanto, no
habrá actuación legítima si no se dan los presupuestos de la norma que implica
el ejercicio del poder limitado.
b) Respecto del poder de las mayorías: aparece en ―El Federalista‖ de Hamilton,
al referirse a las prepotencias de las mayorías legislativas en el poder frente a las
minorías que no tienen en cuenta sus puntos de vista. Aunque es admisible que
tienen legitimidad a priori, existen una serie de vallas infranqueables que son las
que el sistema jurídico impone en cuanto a los criterios de participación y
representatividad. En el juego democrático, los sectores minoritarios tendrán
participación en la elaboración de las normas. Es lo mínimo. La adhesión es lo
máximo.
c) en cuanto al ejercicio del gobierno: los gobernantes actúan de forma
regulada; por las normas del sistema. Y existe un sistema de controles aplicable
a todos los ámbitos de la esfera gubernamental, sea centralizada o
descentralizada. 12
El control democrático implica un permanente test de legitimidad sobre la
actuación del Estado, pudiendo el sistema en cualquier momento considerar no
acorde a derecho cualquier conducta.

Ideales democráticos y gobierno democrático: la democracia implica una


forma de organización política. Y al hablar de ideales debemos referirnos a los
valores que encarna la expresión. Entre otros: a) La vigencia de la libertad: no
sólo en su aspecto negativo que es la ausencia de compulsión y donde existe
respeto y reconocimiento al individuo en sus motivaciones personales, sino
también en el aspecto social, es decir en la no-sujeción a otras exigencias que las
obligaciones que él mismo se impone. En otras palabras, las normas que obligan
al individuo son creadas por él mismo. b) La fuerza del consenso: el recurso de
la fuerza sólo debe utilizarse para contrarrestar ataques violentos. La idea de la
democracia reposa en el acuerdo de voluntades, en la libre discusión y en que la
imposición de las ideas es por adhesión voluntaria o por el principio de mayoría.
c) La vigencia de la igualdad: existen cargas y beneficios distribuidos de forma
armónica entre los miembros del sistema. Las diferencias no serán arbitrarias o
irrazonables. Hay dos criterios de igualdad: lo mismo para todos o lo mismo
para los semejantes (tanto en13referencia a las cargas como a los
beneficios). d) La libertad política: adquiere su máxima dimensión en el
contexto democrático. Toda persona debe tener la posibilidad de participar. Ello
implica y conlleva la libertad de pensamiento, de expresión y de asociación. e)
El principio mayoritario: es una idea medular en la democracia. Es el
legitimador de los mandatos generales. e) La seguridad pública: tiene que ser
una necesidad absoluta. Los gobiernos autocráticos están ligados con la
represión y la violencia. La libertad personal debe ser la piedra angular de la
seguridad pública y del sistema democrático. Todo acto de la administración
debe realizarse de acuerdo con normas previamente establecidas y
aseguramiento del control posterior por los tribunales. f) La institucionalización
del poder: la tensión entre el poder y la libertad queda delimitada en un punto de
equilibrio a través de la norma fundamental. No hay más ejercicio del poder que
el que esté reconocido y sólo podrá ser ejercido dentro de los límites que se
fijen.

14
La justicia como concepto complejo y como objetivo del Estado: El
liberalismo clásico centró su atención en la libertad pero la filosofía social más
moderna, identificada con el término liberalismo (como se lo usa en los Estados
Unidos), le otorgó central importancia al tema de la justicia. Para Aristóteles la
justicia es una virtud individual, término medio entre el exceso y el defecto. Ser
justo no sólo uno en sí mismo sino en el trato con el otro. Ulpiano: constante y
perpetua voluntad de dar a cada uno lo suyo. Ahora, qué es el suyo de cada
uno? Stamler: asocia justicia con derecho. La idea del derecho se patentiza en la
comunidad pura. Otra posición postula que la justicia consiste en administrar la
solución que afecte menos a la comunidad toda. Esto significa que el interés
individual es correlativo al interés social. Kelsen: constituye una característica
posible pero no necesaria en un orden social y es la que se identifica con la paz,
la democracia, la tolerancia y la libertad y en la que florece la ciencia, la verdad,
la sinceridad.
Un sistema que regula la conducta de los hombres de forma tal que a todos
satisface y a todos permite alcanzar la felicidad puede calificarse de justo. a)
toda persona debe tener un derecho igual a una libertad básica lo más amplia
posible, en cuanto sea compatible con una libertad similar de los demás; b) las
desigualdades sociales y económicas15son admisibles, bajo dos condiciones:
que sean ventajas para todos, o al menos de los más pobres y que todos, bajo
condición de igualdad de oportunidades, puedan acceder a posiciones u oficios.

El estado social de derecho y los derechos de prestación: No cabe abandonar


a la sociedad a su acción espontánea. En el siglo XIX hay una doble
transformación a nivel del estado y de los derechos de las personas: por un lado,
el tránsito del estado abstencionista al estado intervensionista y, por el otro la
complementación de los derechos individuales con el surgimiento de los
derechos sociales. Pasa a regular el estado la vida social asumiendo nuevas
funciones públicas. Y en cuanto a los derechos sociales, también llamados
derechos de prestación tienen una característica importante y es que están en
relación directa con la capacidad económica y los recursos disponibles y, por lo
tanto, de nada vale en un sistema su reconocimiento explícito, si no existe luego
una instrumentación que lo haga realidad. Esta tendencia abarca diversos
campos como la sanidad, la seguridad social, la educación, el deporte, la
vivienda, e incluso, el ocio en algunos sistemas. Su previsión importa un
mandato para a los órganos estatales para hacerlos efectivos. Para ello, debe
establecer un conjunto de prioridades que implicarán ponderar unos derechos
sobre otros. Una vez reconocidos, tales16derechos importan barreras casi
infranqueables para el Estado, que no podrá aminorar o desconocer. La función
social del estado plantea una cuestión ética y, en ese orden, se afirma que el
bienestar general merece una calificación moral positiva, porque tiende al
establecimiento de la justicia social y a la implantación de criterios razonables
de reparto para lograr la vigencia del principio de igualdad. Hay dos temas
importantes: la dirección pública de la economía y la función social de la
propiedad. Los estados occidentales en general, en el siglo diecinueve, fueron
adaptando su sistema económico y, aún manteniendo en manos privadas la parte
principal de la actividad económica, se fueron erigiendo a través de su
intervención en orientadores y directores de la economía. Como consecuencia de
ello, las cartas constitucionales receptaron una serie de principios que
caracterizan el constitucionalismo social. Por ejemplo, la Constitución de
México de 1917; la de Weimar, de 1919. Los Consejos Económico Sociales
aparecen como órganos o en las políticas fiscales o presupuestarias como
herramientas. La propiedad es un derecho relativo y subordinado a la función
social, que limita su contenido (Constitución de España – 1978). La propiedad
tiene sus cargas. Admite un conjunto de restricciones (en nuestro caso,
contempladas en el Código Civil y Comercial, en leyes y ordenanzas
municipales, por ejemplo, en materia17de construcción en zonas urbanas).
También se manifiesta en el sistema tributario.

Crítica de la democracia como forma de gobierno: Las formas de gobierno –


que resuelven la pregunta de quién manda-? dependen sobremanera de la
circunstancia histórica de cada comunidad y de cada estado. Es difícil preferir
abstractamente una a otra, porque todas son aptas cuando la situación empírica
les permite funcionar eficazmente. A diferencia de las formas de estado en
donde el totalitarismo es injusto y debe ser repudiado, las formas de gobierno
ofrecen mayor neutralidad. Hay quienes entienden la democracia como forma de
gobierno, con una profunda ideología de base: es la creencia y la afirmación de
que el pueblo se gobierna y se debe gobernar a sí mismo, o sea la identidad entre
gobernantes y gobernados. El primer supuesto ideológico de la democracia
como forma de gobierno es el gobierno del pueblo o el autogobierno; este
supuesto fundamenta al siguiente: el pueblo es titular de la soberanía y del
poder. Si se gobierna a sí mismo, se habla de democracia pura o directa. De no
ser así, se añade el supuesto de la representación. Entonces se dice que los
gobernantes representan al pueblo y que el pueblo se gobierna indirectamente.
Esa relación ficticia entre pueblo y gobierno es la del mandato? También se ha
exaltado el valor de la elección de los18representantes por parte del pueblo: el
sufragio tiene un trasfondo ideológico de primer orden en la dogmática de la
democracia como forma de gobierno. Ahora, es un mandato imperativo o un
mandato libre?
Entonces, por qué se critica a quien postula tal caracterización: a) el pueblo no
puede gobernarse a sí mismo; las funciones del poder no admiten el ejercicio
multitudinario por parte de todo el pueblo. El autogobierno es una hipótesis de
laboratorio; b) el pueblo no es soberano, la nación tampoco; c) la representación
política de todo el pueblo por parte de los gobernantes no existe ni puede existir.
No se puede representar a un conglomerado heterogéneo y con intereses
distintos, como es el pueblo. Pueblo es un nombre colectivo que designa a la
totalidad de hombres que forman la población; no es persona moral ni jurídica.
Luego, no es susceptible de representación.
La forma republicana: suele mencionársela como forma de gobierno.
República = cosa pública o de todos. Notas características: a) división de
poderes; b) elección popular de los gobernantes; c) periodicidad en el ejercicio
del gobierno; d) publicidad de los actos del gobierno; e) responsabilidad por
esos mismos actos; f) igualdad de los individuos.
Las formas semidirectas: es cuando se consulta al pueblo sobre determinados
asuntos. El sufragio puede ejercerse19para elegir a los gobernantes pero
también para que se exprese una opinión política sobre determinado asunto.
Facilitan la expresión política de los ciudadanos. a) El referendum: que es la
consulta al cuerpo electoral para que manifieste su opinión sobre un acto
normativo (reforma de la constitución, ley, etc.). Puede ser post legem: cuando
se realiza después de sancionada la norma, ya sea para que adquiera o pierda
vigencia, según el resultado (en este último caso funciona como un veto
popular); ante legem: cuando se realiza antes de la sanción, a modo de consulta;
facultativo: si su realización queda librada a la voluntad y decisión de la
autoridad competente; obligatorio: si su realización está imperativamente
impuesta por la constitución o por la ley; consultivo: si se realiza nada más que
para conocer la opinión del cuerpo electoral, sin que su resultado obligue;
vinculatorio: si el resultado obliga a hacer lo que el pronunciamiento del cuerpo
electoral ha decidido. b) El plebiscito: es también una consulta al cuerpo
electoral, pero sobre una cuestión política, vital para el estado. c) La iniciativa
popular: consiste en acordar la facultad de proponer la sanción, modificación o
derogación de una ley. d) La destitución popular: se somete al cuerpo electoral a
consulta por la permanencia o no de un gobernante.

20
BOLILLA VII

Ordenación constitucional del Estado

Constitución y derecho constitucional: La Teoría de la constitución incorporada a la ciencia política, procura


ofrecer el encuadre jurídico del estado. Inserción del estado en el orden jurídico y las relaciones entre estado y
derecho. El estado y la política existen y transcurren en un ámbito jurídico, emplazados en el derecho positivo, y
más allá de él, en el marco del derecho natural o valor justicia. Hablamos de un orden político, que es también y
a la vez orden jurídico (simultáneamente). La organización política tiene una estructura jurídica constitucional.
Todo estado tiene un derecho fundamental y básico de organización, que lo ordena, que lo informa, que le da
estructura, que le confiere su singular modo de existencia política. Ese derecho, es el derecho constitucional, es
la constitución del estado.
Historia: siempre hubo un orden constitucional en todo estado, hubo un encuadre jurídico del estado, distinto al
que la ideología constitucional moderna ha buscado, pero jurídico al fin. Desde que el hombre convive, y se ha
organizado esa convivencia, el estado tiene una forma jurídica y constitucional. En todo momento ha habido
estados con derecho y con constitución, por injusto que ese derecho parezca, o por mala que esa constitución se
nos presente. Ese orden constitucional es simplemente el modo y la estructura de composición del estado.
Hablamos de constitución en sentido material o real, como derecho positivo que tiene vigencia y actualidad, que
en tiempo presente organiza a un estado. La constitución es un orden propio de cada organización política; no
falta nunca porque sin constitución no hay estado.
El constitucionalismo y su evolución:
Constitucionalismo antiguo: poder absoluto, sin reconocer una esfera de libertad individual en la concepción
del hombre frente al estado. Sin embargo, no puede desconocerse la preocupación de los griegos por la libertad,
aunque limitada a la esfera política. No se estableció una distinción entre los asuntos de carácter público y
privado. La concepción del derecho público no tuvo desarrollo en las teorías políticas de Grecia. Su
democracia contribuyó a la formación de los derechos 21políticos, pero no a la teoría de los derechos civiles.
Constitucionalismo medieval: se desvanece la idea del estado y se produce la atomización del poder público.
Aparece el estado de estamentos (alta nobleza, baja nobleza, clero, burguesía de las ciudades), que promueve la
formulación de estipulaciones consistentes en pactos, cartas o fueros sobre derechos y libertades, limitados a los
integrantes del grupo. En España, los fueros de Castilla, León, Navarra y Aragón. Además, la doctrina del
sometimiento del poder del príncipe al derecho (Soto, Juan de Mariana, Francisco Suárez).
Constitucionalismo clásico: fines del siglo XVIII con las revoluciones francesa y norteamericana. Su estudio
entra en la materia propia de la historia política. Se caracteriza por la ideología que lo inspira y por el fin que
persigue. Procura organizar al estado con muy especiales características. Postula limitar al estado para dar
seguridad a los hombres. Su fin radica en proteger la libertad y los demás derechos humanos. El clima ideológico
que le sirve de ámbito es el liberalismo político y el jusnaturalismo racionalista. La constitución ha de ser
escrita, formal, rígida. Consagra en su parte dogmática los derechos fundamentales (derecho constitucional de la
libertad) y en su parte orgánica el principio de división de poderes (derecho constitucional del poder). Busca
equilibrar el poder con la libertad por lo que está teñido de valoraciones y de ideología. Antes, las libertades y
derechos eran una suerte de concesión graciosa del gobernante o de un pacto entre éste y los súbditos y en que
además esos derechos o libertades se limitaban a favorecer a un sector de la población y no a toda la comunidad.
En el constitucionalismo moderno, en cambio, los derechos y libertades no serán privilegio de un grupo, sino de
todos, y no surgirán de un pacto, sino de la constitución. Antecedentes: la Carta Magna de 1215, la Petición de
Derechos de 1628, el Instrumento de Gobierno de la república de Cromwell y la Declaración de Derechos de
1689 (en Inglaterra). Y las cartas de las colonias inglesas de América del Norte, y en especial la Declaración de
Virginia de 1776. Asimismo, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789. Y de manera
gravitante la Constitución de Francia de 1791 y de los EEUU de 1787, con las enmiendas de 1791.
Inglaterra: Carta Magna de Juan sin Tierra (1215). Estipulación entre el monarca y los señores feudales, que
establece por escrito una serie de derechos. Si bien se conceden al homo liber, éstos eran solo los barones. Fue
objeto de permanentes amenazas y de sucesivas confirmaciones.
Estados Unidos: Constitución de Virginia del 12 de junio de 1776 es el antecedente de la declaración de la
independencia de EEUU del 4 de julio de 1776. Declaración de Virginia de 1776: I) Que todos los
hombres son por naturaleza libres e independientes y22gozan de ciertos derechos inherentes de los que,
cuando entran en un estado de sociedad, no pueden privar por ningún pacto a su posteridad, a saber: la vida, la
libertad, la propiedad, y de buscar la felicidad y seguridad; II) Todo el poder reside en el pueblo y deriva de él;
los magistrados son sus servidores, y responsables ante él en todo momento; III) Que el gobierno ha sido
instituido en beneficio común. Y si es inadecuado o contrario a estos propósitos, la mayoría de la comunidad
tiene un derecho indudable, inalienable e imprescriptible a reformarlo, alterarlo o abolirlo del modo que juzgue
más conducente al beneficio común Trece colonias que se emancipan. Todos los hombres han nacido iguales y
están dotados de ciertos derechos inalienables: vida, libertad y el procurarse la dicha. Los gobiernos deben
garantizar estos derechos. La Constitución se sanciona en 1787 y sirvió de modelo en Sudamérica.
La Revolución Francesa de 1789 contribuyó al reconocimiento y consolidación de derechos esenciales, con su
célebre Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, que contiene una verdadera concepción
político-social y una formulación fundamental al proclamar en su art. 16: toda sociedad en la cual no está
asegurada la garantía de los derechos ni determinada la separación de poderes, carece de constitución. Desde
entonces y hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), continúa el desarrollo del
constitucionalismo clásico que se expande en Europa y América.
El Constitucionalismo clásico reserva a la constitución como contenido principal, la tutela de la libertad, que
configura un sistema de garantías para hacerla efectiva. Surge cuando el hombre moderno se hace problema de
su inseguridad frente al estado. El hombre moderno parte de una actitud de miedo. Problema de la soledad del
hombre (Descartes). Sólo tiene constitución el estado fundado en la idea de libertad. Notas características: a) la
constitución que se adopta tiene la fisonomía de una ley de garantías para el individuo frente al estado para
asentar la seguridad jurídica; b) la constitución responde al tipo escrito y rígido, para sustraerlo a la revisión o
reforma por la vía ordinaria; c) la constitución acepta el molde racionalista, deduce sus normas por el método a
priori; d) constitución implica un reparto de competencias en forma rígida, dividiendo los poderes en forma
tajante. La doctrina de separación de poderes se incorpora al constitucionalismo clásico; e) la Constitución
inscribe en su sistema formativo un catálogo o tabla de derechos, como enunciado de las facultades que la razón
asigna a la persona humana. La declaración de derechos se hace parte necesaria de la constitución. La
declaración francesa de 1789 sostenía que la ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos
del hombre son las causas de los males públicos y de 23la corrupción del gobierno; por ello, los exponen en
una declaración solemne. Los derechos son rígidos, inmutables, eternos; f) el poder legislativo es el poder
supremo, vinculándose con el ejercicio de la soberanía. La sanción de las leyes es la actividad fundamental del
estado; de allí el encumbramiento del parlamento y su preeminencia sobre el ejecutivo; g) la constitución
concibe al estado como limitado por normas jurídicas, que le marcan el contorno de su competencia. Es el
imperio de la legalidad. El estado se limita así mismo, creando el derecho y la legalidad. No ejerce un poder
arbitrario, sino un poder sujeto a la ley; h) el sustrato ideológico de la constitución es la teoría de la convivencia
artificial de los hombres. Es un ente artificial creado por los hombres para vivir mejor y salir de un estado de
naturaleza o pre-social; i) el estado debe asistir pasivamente al juego de la libertad individual, sin promover
ningún bienestar colectivo; j) la constitución sublima la vida cívica y política, erigiendo al ciudadano en una
categoría fundamental de la dinámica estatal. De allí que los derechos políticos, el sufragio, los partidos
políticos, absorban su atención. La libertad política, alcanza el nivel de la libertad civil; k) recoge la teoría del
pueblo como sujeto de autoridad, de soberanía y de representación.
Crisis del constitucionalismo clásico: No de la tutela de la libertad, que es el supremo don, que junto a la
vida, le fue dado el hombre para desarrollar su personalidad y alcanzar su fin máximo), sino de sus postulados
básicos que lo sustentaban. El mundo contemporáneo (que comienza alrededor de 1900), está cambiando su
repertorio de creencias, de vigencias constitucionales). Algunos de los problemas de los que se hacía cargo, no
son tales o son desplazados por otros de mayor importancia. El mundo ha cambiado. Las sociedades y estados
son históricos y temporales. a) Crisis del liberalismo: ideología liberal clásica ha recorrido su ciclo y, por ende,
el sustrato ideológico del constitucionalismo clásico ha perdido su fuerza. b) Crisis de la idea positivista de la
legalidad: el positivismo ha quedado sujeto a revisión. No ya la razón general, invariable y abstracta que deducía
a priori los derechos y libertades. No se acepta la identificación del derecho con la ley, de lo jurídico con lo
legal, o de la justicia con la ley. el liberalismo formalista, heredero del liberalismo sustantivo desvalorizó al
estado; su encuadramiento se lograba formalmente. Perdió vigencia la idea de que la ley objetiva, impersonal e
inmutable agotaba la normatividad. La vuelta al mundo, a la realidad, a la vida. La ley no basta. Ni que la
constitución lo exprese para que sin más se cumpla. Delegaciones legislativas. Concentración de facultades en el
poder ejecutivo. La conducción política del estado la acentúa. El hombre no es el individuo aislado que la
revolución francesa concibió para oponer al poder 24público. Se multiplican las organizaciones sociales
intermedias. Los sindicatos. Ello traduce que los derechos individuales ya no sólo se pretenden frente al estado,
sino también frente a grupos sociales que los amenazan con tanto riesgo como aquél. La inseguridad se traslada
al ámbito internacional. Los estados se recelan. La cuestión social se potencia. Irrupción de los totalitarismos.
Los grupos de presión.
Constitucionalismo social: a) concepto positivo de la libertad: como libertad o potencia: alguien es libre en la
medida en que pueda optar entre hacer o no hacer algo. Derecho a lograr una pretensión lograble. Es la libertad-
potencia, diferente a la libertad a un no hacer. Solamente es libre quien tiene los medios para alcanzar un
derecho. Libertad de escribir, requiere ser alfabetizado; propiedad, el tener dinero.
b) concepto sustancial de la igualdad: igualdad de oportunidades. Una sociedad
con desigualdades profundas es una sociedad injusta. Aconseja crear ciertas desigualdades;
c) participación política: democracia participativa;
d) dignificación –ética y política- del trabajo y los trabajadores: el trabajo es un
derecho-deber; se reconoce el derecho a huelga; se elimina el requisito de la riqueza para el acceso a los cargos
públicos;
e) función social de la propiedad: debe atender a necesidades sociales;
f) dignidad de vida – meta gubernativa: nivel decoroso de existencia. Atender
necesidades tales como, salud, vivienda, educación. Idea de bien común de Suárez;
g) solidaridad como deber jurídico: es común que se enuncien deberes y
prohibiciones para las personas a favor de los demás;
h) justicia social: para resolver la cuestión social; protectora de los débiles y
carecientes; justo no es de por sí lo libremente convenido; es una justicia niveladora;
i) intervencionismo estatal: rol protagónico en la vida económica y social; El
estado legisla más; regula más; interviene como empresario; economía dirigida, la participación.
Constitucionalismo marxista: Revolución rusa de 1917. Constitución de la U.R.S.S. de 1918. estado uniclasista,
unipartidocrático y autoritario, consagrando la dictadura del proletariado; cumplimiento de las leyes que
expresan la voluntad de los trabajadores; centralismo democrático –Parlamento- rechaza el principio de la
división de poderes). 25
Constitucionalismo corporativo: Mussolini (Italia - 1922), Oliveira Salazar (Portugal – único con Constitución:
la de 1933) y Franco (España – 1939). Pluriclasista, unipartidocrático y autoritario.
Constitucionalismo actual: a) casi extinción del corporativo y el repliegue del marxismo; occidentalización de
los estados comunistas;
b) aumento de constituciones formales a la luz del incremento de naciones
independientes;
c) auge del derecho transnacional: reconocimiento de las normas de derecho
internacional – vigencia de una jurisdicción y magistratura transnacional;
d) acentuación del principio de desconcentración del poder con la aparición de
órganos extra-poder;
e) proliferación de ombudsman (comisionado parlamentario) encargado del
control de distintas áreas de la Administración;
f) nuevos derechos: derechos difusos o de tercera generación, la objeción de
conciencia; derecho a la propia imagen; protección del medio ambiente; protección de los consumidores;

26
Clasificación de las Constituciones: a) constitución material o real (sinónimo de constitución vigente, actual y
presente). Es el modo de estar ordenado y estructurado un estado. Es la constitución total del Estado, integrada
tanto por la normatividad (jurídica o extrajurídica), como por la normalidad (usos y costumbres), según Quiroga
Lavié; b) constitución formal o escrita o codificada: es el conjunto de normas que sistematizan en la unidad de
un cuerpo o código legal, que se considera super ley, porque es suprema y está por encima de todas las otras
normas del Estado. Se ha elaborado de acuerdo con procedimientos establecidos que permiten individualizarla;
c) Constitución no escrita o dispersa: es la que no presenta sus normas en una unidad codificada, sino sueltas, a
través de varias leyes y costumbres; d) Constitución rígida: es la que no se puede reformar mediante una ley
común, sino por un procedimiento especial, distinto al de las leyes y más dificultoso que el utilizado para
elaborar la legislación ordinaria o por un órgano especial (en Argentina, la Convención Constituyente). Sus
ventajas: a) asegura la supremacía constitucional; b) evita que mayorías políticas circunstanciales en el Congreso
decidan cuestiones fundamentales que necesitan un consenso general y no sólo de momento; c) puede favorecer
el surgimiento de tensiones sociales cuando la dificultad de los procedimientos previstos impidiesen una reforma
exigida por los factores reales de poder o por los grupos de presión; Un sub grupo serían las constituciones
absolutamente pétreas y las constituciones parcialmente pétreas. e) Constitución flexible: es la que se puede
reformar mediante una ley común de acuerdo al procedimiento ordinario de sanción de las leyes, es decir, es
aquella cuya reforma es efectuada por el órgano legislativo ordinario (el Parlamento en Gran Bretaña). Sus
ventajas: a) permite ir adecuando paulatinamente la normalidad con la normatividad constitucional e impide el
desajuste entre ambos campos; b) ello significa que el costo político y la lucra social será menor; c) pero supone
un estudio de madurez en la sociedad no fácil de encontrar: establecerla en sociedades no evolucionadas
constitucionalmente hablando, sería favorecer la tendencia a su reforma por fines que no siempre deben ser
entendidos como socialmente necesarios.
La Constitución formal es a la vez material, cuando se 27aplica, funciona, tiene eficacia y vigencia. Sino, se
convierte en una norma escrita. La Constitución vigente y actual, es siempre la real.
Formulación del concepto de Constitución en las escuelas racionalista, histórica y sociológica: se entiende por
tipología constitucional, el esquema y los rasgos básicos que caracterizan a una forma constitucional
determinada, que sirve de molde o modelo.
a) Escuela racionalista: elabora su tipo de Constitución partiendo de la razón humana. Qué hace con la razón?
Cree que con la razón se puede pensar, programar, planificar y realizar un orden constitucional efectivo, y
entonces, trata mediante elaboración racional de construir un sistema de normas para regular ese orden
constitucional. Se supone que la razón humana es creadora, y que en materia política puede crear tal orden. En
este tipo, la constitución‖racional-normativa‖ aparece como un sistema de normas escritas que engloba todas las
previsiones acerca del funcionamiento del estado. El tipo racional-normativo da por cierto que la constitución
formal que se elabora racionalmente tendrá eficacia y vigencia por sí misma y por su propia fuerza, y que la
realidad política se acomodará a ella. Esa elaboración racional no toma en cuenta la realidad social y política de
la comunidad.
b) Escuela histórica: en el cual la constitución se va conformando con el devenir histórico de una comunidad.
Su soporte ideológico ha de ser el conservatismo frente al liberalismo. Va a lo individual, a lo particular, a lo
concreto. Cada estado es una unidad política específica y no resiste estructuras generales: tiene su propia
situación, su peculiar circunstancia, su historia individual. Admite la tradición, ese algo que viene desde tiempo
atrás, en las costumbres, en el estilo, en la idiosincrasia de un pueblo. La constitución tiene que transmitir como
una propiedad la herencia legada por los antepasados. Se rechaza así la imitación.
c) Escuela sociológica: Que tiene que ver con la manera de existir de una sociedad, de un pueblo, de una nación.
Enfoca la constitución tal cual cómo funciona hoy en cada sociedad. La constitución es una forma de ser, pero
que no surge de la tradición ni de la costumbre, sino del medio social ambiente.
Autores sostienen que nuestra Constitución Nacional presenta rasgos histórico-tradicionales en el Preámbulo, en
la estructuración de la forma de gobierno y en el régimen federal. Por su parte, también se identifica con la
tipología racional normativa en cuanto a la organización de la división de los poderes. Además, presenta
peculiaridades de tipo sociológico, por la existencia de factores de poder, desde antes de la Reforma de 1994,
dotados de personalidad, como ser los partidos28políticos, organizaciones de consumidores y usuarios,
los municipios.
También se dice que la Constitución Argentina es consensuada: la Reforma de 1994 comprendió diversas
coincidencias ideológicas, programáticas, históricas, económicas e institucionales. O si se quiere es pactada ante
el acuerdo de los actores políticos centrales del 14 de noviembre de 1993 que hizo nacer el denominado Pacto de
Olivos para la modernización institucional del Estado, consolidado por el Pacto de la Rosada del 13 de diciembre
de 1993. Asimismo, es continuadora: a partir de la dinámica de los procesos históricos, se adaptó la Constitución
de 1853 a las necesidades actuales, sin abandonar los valores y principios de la constitución histórica, sino que se
conjugaron. Ha de repararse que la Reforma de 1994 fue parcial y que no afectó la parte dogmática. No hay
ruptura sino continuidad. Es garantista: El estado de derecho impone que los individuos conozcan los medios de
protección de los derechos y sus alcances y limitaciones. Es indispensable la previsión procesal de medios
jurídicos para proteger a los titulares de los agravios de terceros. En tal sentido es importante recordar los
remedios procesales incorporados en el art. 43 y la protección de las instituciones de los arts. 36 y 38 sobre el
ejercicio libre de las actividades de los partidos políticos. Asimismo, resulta relevante la operatividad de los
nuevos derechos (arts. 37, 41, 75 inc. 17 e inc.19). Es Participativa: al darle más protagonismo al hombre y al
ciudadano, plasma la exigencia de la democracia participativa. Esa participación es activa por la recepción de las
asociaciones intermedias e institucional por la incorporación del Defensor del Pueblo en su art. 86. Es
Provincialista: Democracia federal de naturaleza dinámica basada en relaciones de complementación y
coordinación, con un mayor protagonismo provincial, por ejemplo consagrado en los arts. 41, 42, 54 y 75. Es
Municipalista: No hay federalismo real si no hay una institución municipal a medida que haga viable la
descentralización. Es el núcleo central de la democracia, la célula política de la comunidad. Cierra la triada
federal. Ver nuevo art. 123 que asegura la autonomía municipal. Y es Universalista: por reconocer los derechos
humanos e instalar una nueva unidad. Se propugna la eliminación de las discriminaciones y desigualdades.
Mutaciones Constitucionales
Alude a la cristalización de las previsiones Normativas. Es el fenómeno que se produce cuando en los Estados
con Constituciones escritas, sin someterse a la reforma formal, adquieren un sentido nuevo, un contenido
distinto, una interpretación diferente. O llegan a perder vigencia por un uso contrario.
a) La primera mutación acaece cuando ciertos usos y29costumbres constitucionales implantan una práctica
que si bien no se opone a la constitución escrita, Tampoco fue prevista. Regulación de las situaciones de
emergencia. Hasta 1994 los partidos políticos. Se Denomina mutación constitucional por adición.
b) Cuando ámbitos de la Constitución escrita pierden vigencia. Por ejemplo, la facultad del ejecutivo de
conceder patentes de corso y represalia, abolida luego de la Convención de París. Es la mutación por sustracción.
c) Uso de las normas constitucionales en sentido distinto al que surge de la finalidad perseguida por la
Constitución. Es la mutación por interpretación.
d) Desconstitucionalización: Doctrina alemana: Incongruencia total entre la norma escrita y la realidad. La
realidad de los hechos no está de acuerdo con los preceptos. La constitución escrita suele ser diferente de la
practicada. Proviña sostiene que paralelamente a la Constitución escrita, surge una no escrita que la amplía, la
orienta o la destruye. Este último es el fenómeno de desconstitucionalización, pues se pone en vigencia una
sistema distinto del normado. Los agentes del poder instauran una costumbre contra legem. Estamos ante una
nueva vigencia que presenta un paralelismo patético. Se aprecia en ciertos casos de revolución y se ha vivido en
Alemania, Italia y Cuba. Etapas: 1) introducción de costumbres contrarias a la constitución por los titulares del
poder; 2) cambio de la decisión política suprema y pérdida de vigencia de la constitución escrita; 3) vigencia de
una nueva constitución material; 4) la solución consiste en la reforma de la constitución.
La vigencia jurídica del fenómeno se apoya en un poder social predominante, que se impone, actúa como hecho
independiente de su legitimidad. Cuando una conducta se socializa, a veces con pocos comportamientos, por
mérito del impulso del titular del poder y se transforman en vigencias sin la necesaria frecuencia (es lo
espontáneo).
No es exclusivamente un fenómeno jurídico, sino también sociológico en cuanto el antagonismo de los
elementos culturales de la sociedad.
Importa una mutación constitucional casi total. Si es grave, cabe hablar de desconstitucionalización y si es
parcial de desplazamiento de la vigencia.
A veces se acompaña de una normatividad extralegal que deroga la constitución y refuerza la normatividad legal,
como por ejemplo los Estatutos de los gobiernos militares.
30
BOLILLA 8
El Federalismo argentino: nace con la Constitución histórica de 1853. Se llama República Argentina y es un
estado nuevo u originario. Pero no fue una creación repentina y racional, sino una recepción de fuerzas y
factores sociológicos que condicionaron su realidad sociológica.
Génesis: a) las ciudades fundadas por los españoles a través de las corrientes del norte, del oeste y del Río de la
Plata, extendieron su zona de influencia y fueron gestando las regiones que conformaron a las provincias. b) los
órganos de gobierno locales –cabildos- proporcionaron a las futuras ciudades una base comunal. c) desde la
Revolución de Mayo se perfilaron dos sectores de opinión: el unitario y el federal, que en una pincelada rápida
podemos hacer coincidir con las minorías cultas, centralistas, monárquicas y liberales porteñistas y con la masa
popular e inorgánica, republicana y federalista. Pero es importante aclarar que se trata de su núcleo
representativo.
Hay tres fuerzas de integración: a) una fuerza proveniente del medio físico-natural (mesológica), donde la
situación capitalina de Buenos Aires jugó como polo de atracción de las provincias; dicho medio conformó un
ámbito territorial preexistente a 1853. b) una fuerza ideológica, que es la doctrina federal, cuya expresión mejor
sistematizada ha sido el pensamiento de Artigas. c) una fuera instrumentadora, que fueron los Pactos
Interprovinciales.

El Derecho Federal: la estructura federal de nuestro Estado ha dado curso a la expresión derecho federal:
derecho emanado del estado federal a través del gobierno federal.
Sin embargo hay que distinguir entre derecho común y derecho federal. El primero es federal, en cuanto emana
del gobierno federal y prevalece sobre el derecho provincial (art. 31); pero no es federal para los fines de su
aplicación (por tribunales provinciales) ni para su interpretación por la Corte mediante el recurso extraordinario.
En sentido amplio se lo puede integrar con dos rubros: a) Derecho Federal en cuanto conjunto de normas
emanado de los órganos del gobierno federal. A este tópico alude el art. 31. b) Derecho Federal en cuanto
abarca, dentro de la federación: b’) las relaciones de 31las provincias con el estado federal; b’’) las relaciones
de las provincias entre sí. En él hallamos las leyes contratos, los convenios entre estado federal y provincias, los
tratados interprovinciales, etc.
Supremacía del derecho federal: la trinidad normativa que menciona el art. 31 (Constitución, tratados
internacionales –reparar en lo que dice ahora el inc. 22 del art. 75- y leyes –federales y comunes-), prevalece
sobre todo el derecho provincial (incluida la constitución de cada provincia).

Las tres relaciones típicas de la estructura federal: a) subordinación: se expresa en la llamada supremacía
federal. El equilibrio del principio de unidad con el de pluralidad tiende a proporcionar cohesión y armonía
mediante la subordinación de los ordenamientos jurídico-políticos locales al ordenamiento federal, para que las
partes sean congruentes con el todo. La Constitución impone ciertas pautas en las estructuras de lineamiento que
deben ser acatadas y reproducidas por las constituciones provinciales (interrelación de los arts. 5, 31, 123 y 75
incs. 22 y 24). No implica que las provincias se subordinan al estado federal, sino que lo que se subordina es el
orden jurídico provincial al orden jurídico federal; b) participación: colaboración de las provincias en la
formación de decisiones del gobierno federal. Institucionalizado en el Senado y c) coordinación: institucionaliza
las competencias propias de uno y otro. Todo lo que la Constitución no atribuye al Estado nacional, es
competencia de las provincias; la capacidad es la regla de éstos. Es el sistema de nuestro País. Art. 121: Las
provincias conservan todo el poder no delegado al gobierno federal y la delegación es a través de la
Constitución. En el reparto de competencias suele hablarse de: a) competencias exclusivas del estado federal; b)
competencias exclusivas de las provincias; c) competencias concurrentes d) competencias excepcionales del
estado federal y de las provincias y e) competencias compartidas por el estado federal y las provincias.

a) Competencias exclusivas del gobierno federal: intervención federal; declaración del estado de sitio; relaciones
internacionales; dictado de los códigos de fondos y de las leyes federales. Paralelamente, en los arts. 126 y 127
encontramos las prohibidas a las provincias. Hay competencias implícitas (art. 75 inc. 32).
b) Competencias exclusivas de las provincias: dictar sus constituciones provinciales, establecer impuestos
directos dictar sus códigos de forma; asegurar su régimen municipal; su educación primaria (arts. 121,
122 y 123, con el añadido del nuevo art. 124). Como32principio, se reputan prohibidas al gobierno federal. Se
desdoblan en 1) no delegadas y 2) expresamente reservadas.
c) Competencias concurrentes: pertenecen en común al gobierno federal y a las provincias. Establecer impuestos
indirectos internos y las que surgen del art. 125 concordado con el 75 inc. 18, más la del art. 41 y el art. 75 inc.
17.
d) Competencias excepcionales de las provincias: armar buques de guerra o levantar ejércitos, en caso de
invasión exterior o de peligro inminente, dando cuenta al gobierno federal (art. 126).
e) Competencias compartidas: reclaman el ejercicio de una doble decisión integratoria: del estado federal y de
cada provincia participante. Fijación de la capital federal y la creación de nuevas provincias )arts. 3° y 13).
Las provincias: son unidades políticas que componen la federación argentina. Estados miembros del estado
federal. No son soberanas (arts. 5° y 31) pero sí autónomas (art. 5°, 122 y 123). Son históricamente preexistentes
al estado federal (las 14 primigenias que dieron origen a la federación).
Nuevas provincias: el estado federal puede crecer por adición pero no disminuir por sustracción. Por
provincialización de los territorios federales. Es institucional, pero no territorial porque no agrega la nueva
provincia mayor especio geográfico al estado federal. Actualmente todo nuestro territorio está formado por
provincias. No queda ningún territorio nacional. El último, era Tierra del Fuego, Antártica e Islas del Atlántico
Sur, que fue convertido en provincia y dictó su constitución en 1991. La ciudad de Buenos Aires es un nuevo
sujeto de la relación federal que se añade a la dual entre el estado federal y las provincias. Art. 13 prevé que,
mediante consentimiento del congreso federal y de las legislaturas de las provincias interesadas, pueda erigirse
una nueva provincia en el territorio de otra u otras, o de varias formarse una. Pero se entiende que las 14
provincias preexistentes no pueden desaparecer.
Los límites y conflictos interprovinciales: los límites interprovinciales son fijados por el congreso (art. 75 inc.
15). No obstante ha reconocido la práctica constitucional la figura del arbitraje. Los conflictos interprovinciales
se han de radicar en la Corte Suprema de Justicia (art. 127). Se prohíbe a las provincias declararse hacerse la
guerra entre sí y se ordena que sus quejas sean sometidas a la Corte Suprema y dirimidas por ella. En forma de
demanda. Son causas de competencia originaria (arts. 116 y 117).
33
Estado Argentino: Surge en 1853 y su ciclo permanece hasta 1860. Nombres oficiales: derivan de la tradición y
del uso histórico a partir de 1810. Art. 35: Provincias Unidas del Río de la Plata, República Argentina,
Confederación Argentina, serán nombres oficiales indistintamente, del gobierno y del territorio de las provincias.
Se emplea Nación Argentina en el proceso de formación y sanción de las leyes. Es la unión indestructible de
estados indestructibles. Fueron 14 las originarias provincias y en la actualidad no queda ningún especio
geográfico que no sea provincial, a excepción de la Capital Federal.
Elementos del Estado:
a) Población: elemento humano. Habitantes es la denominación de nuestra constitución. Es correcta porque en
la vinculación política del hombre con el estado, alude a la especificación más amplia posible. Hay tres
categorías: 1) los que habitualmente residen; 2) los que residen sin habitualidad; 3) los transeúntes. Este
elemento humano que se denomina población, también admite como término equivalente, la palabra pueblo. Son
coincidentes, en sentido lato. Siendo más precisos, a la población estable la podemos denominar pueblo. A la
flotante, población. También se llama pueblo a la parte de la población con derechos políticos (cuerpo
electoral).
El pueblo o población se compone -según nuestra Constitución Formal- de dos clases de hombres: a) los
nacionales y b) los extranjeros no naturalizados. González Calderón: la constitución equipara nacionalidad y
ciudadanía, y el art. 20 reconoce al extranjero los mismos derechos civiles que al ciudadano. A su vez, los
argentinos pueden ser: 1.a) nativos y 1.b) naturalizados (extranjeros que se naturalizan).
a.1) Nacionalidad y ciudadanía: distinguir nacionalidad a secas o sociológica, como realidad y vínculos
sociológicos y espontáneos que no dependen del derecho positivo de los estados y nacionalidad
política, como calificación derivada del derecho34positivo de los estados y adjudicada por él como
cualidad de los individuos, pudiendo o no coincidir con la nacionalidad a secas. Es la situación jurídica con que
un hombre es investido por el derecho positivo del estado con relación al mismo estado, según un criterio que
aquel derecho adopta (lugar de nacimiento, nacionalidad paterna, naturalización, domicilio. Estamos ante los
sistemas del ius soli y del ius sanguinis.
La nacionalidad a secas, no es regulada por el derecho constitucional. Sólo regula la nacionalidad política. En el
texto constitucional se identifica nacionalidad política con ciudadanía.
a.2) La ley 346 y la Reforma de 1994: La ley 346 regula tres clases de nacionalidad: a) por nacimiento; b) por
opción; c) por naturalización. Art. 75 inc. 12: ―Dictar leyes generales para toda la Nación, sobre naturalización y
nacionalidad, con sujeción al principio de Nacionalidad natural y por opción en beneficio de la argentina. 1)
Nacionalidad por nacimiento: nativa, natural o de origen, proviene de una imposición de la Constitución, según
lo expresado por el art. 75 inc. 12, que consagra el ius soli. Son argentinos todos los nacidos en territorio
argentino; 2) Nacionalidad por opción: alcanza a los hijos de argentinos que nacen ene. Extranjero y que optan
por la nacionalidad paterna o materna argentina. La Ley 346 asumió aquí el sistema del ius sanguinis. 3)
Nacionalidad por naturalización: es la que se confiere al extranjero que la peticiona. Es voluntaria. No es
automática ni obligatoria. Es un derecho, no un deber. La Constitución reformada establece dos pautas: al
principio de la nacionalidad natural (o ius soli) y b) el principio de la opción por la argentina, a favor de quienes
nacen en el extranjero pero son hijos de argentinos nativos.
a.3) Pérdida de la nacionalidad: la nacionalidad natural (o por ius soli) no se pierde. Ninguna ley puede
establecer causales ni mecanismos de privación. Nace directa y operativamente de la constitución. La
nacionalidad por naturalización, puede estar sujeta a pérdida por causales razonablemente previstas en la ley. el
extranjero que se nacionaliza, pierde su nacionalidad extranjera en nuestro derecho interno, salvo tratados
internacionales de bi o multinacionalidad. Los mismo, con la nacionalidad por opción, que puede estar sujeta a
pérdida. No es irrevocable. En ambos supuestos, se pierde la correspondiente ciudadanía.
a.4) La unidad de nacionalidad: nuestro derecho interno acoge el principio de unidad de nacionalidad, o sea que
una persona sólo inviste una nacionalidad única. Pero se puede admitir la doble nacionalidad por tratados
internacionales.
a.4) Ciudadanía provincial: la nacionalidad (o35ciudadanía), es una sola para todo el país. No hay
nacionalidad ni ciudadanía provinciales. Según el art. 8 de la Constitución, los ciudadanos de cada provincia,
gozan de los mismos derechos, privilegios e inmunidades inherentes al título de ciudadano en las demás. Este
principio significa que las provinciales no pueden modificar la condición de ciudadano en perjuicio de los
ciudadanos de las otras, ni en beneficio de los ciudadanos de ellas, porque en definitiva todos tienen una sola
ciudadanía (o nacionalidad), que no es provincial, sino estatal (o federal). sin que se excepcione dicha regla, el
derecho público de cada provincia puede, al regular sus instituciones de gobierno, establecer que sólo los que
han nacido o tienen residencia en ella, reúnen la condición para acceder a determinados cargos, como asimismo
asignar las inmunidades locales a determinadas funciones. De tal modo, el art. 8° debe entenderse como una
norma que consagra la igualdad de todos los ciudadanos en todas las provincias.
a.5) Derecho constitucional de los extranjeros: a.5.1: Ingreso y admisión: tienen el derecho de entrar pero
también el estado tiene el derecho de admisión. Es que aquél no es un derecho absoluto. El ingreso se
institucionaliza, mediante condiciones razonables que la ley establece, y con cuya verificación se produce la
admisión con fines de cierta permanencia (lo cual no excluye algún cierto control sobre los extranjeros
transeúntes). El estado puede entonces expulsarlos. Se considera una norma del derecho internacional público
consuetudinario. a.5.2: Asilo político: las normas que lo regulan son las del derecho
internacional público. El derecho a buscar y recibir asilo en territorio extranjero está reconocido en el Pacto de
San José de Flores (C.A.D.H.), en caso de persecución por delitos políticos o comunes conexos con los políticos,
de acuerdo al derecho interno de cada estado y a los tratados.
1.5.3: Derecho de los refugiados: protección de personas
que han debido abandonar su país de origen a causa de temores fundados de persecución por motivos de raza,
religión, nacionalidad. La Convención sobre Derechos del Niño contempla la figura.

b) Territorio.
Es la porción de espacio geográfico donde el Estado ejerce su dominio eminente, es decir, la potestad suprema
de regular en él la vida social.
Puede ser terrestre (suelo y subsuelo), acuático 36(marítimo pluvial y lacustre) y aéreo.
Distinguimos el territorio argentino (art. 14 CN) y 15 del territorio federal que es la Capital Federal del territorio
de las Provincias.
Hay bienes del dominio público y bienes de dominio privado.
Es facultad del Congreso fijar los límites.
Comprende aproximadamente la mitad del antiguo Virreinato. Se desprendieron Paraguay, Bolivia, Uruguay y
áreas de Brasil y Chile. Se amplió con el Sector Antártico en donde rige un status jurídico particular (Tratado de
1959).
El Sector Antártico tiene el 26% de la superficie del país. La Constitución no rige en las Islas Malvinas.
Participación popular en el arreglo de límites de 1984. Sufragó el 70% y el 81% respondió a favor del Laudo
Pontificio.
El territorio Federal se integra por el territorio de la Capital Federal y los territorios que queden fuera de los
límites que se asignen a las provincias. El mar territorial y el espacio aéreo no provincial.
Territorio de las Provincias: cada provincia cuenta con su territorio. Principio de integridad territorial. Art. 13.
Principio de indestructibilidad de las provincias La Argentina es unión indestructible de Estados indestructibles
aún cuando el art. 13 admite el acople de provincias o la división con la conformidad de la Legislatura y del
Congreso.
Carecen las Provincias de la facultad de Secesión.
Conflictos limítrofes provinciales: la determinación de los límites provinciales que comprende la fijación jurídica
y la demarcación en el terreno es facultad del Congreso. La solución de controversias respecto de límites
preexistentes es competencia de la Corte Suprema pero puede ser sujeto de terminación por las provincias
interesadas.
Existen bienes nacionales en las Provincias por compra o cesión: es un traspaso voluntario. La Corte admitió la
expropiación de bienes del dominio provincial, criterio discutible, pero no pasa a ser territorio de la Nación sino
que continúa siendo territorio provincial.
Los Recursos Naturales Provinciales:
Art. 124 in fine:
Corresponde a las provincias el dominio originario de 37los recursos naturales. El territorio subterráneo,
entonces, puede ser nacional o provincial, según el titular de la superficie. Pero la Ley 14.773 declaró bienes
exclusivos, imprescriptibles e inalienables del Estado Nacional a los yacimientos de hidrocarburos. Los
yacimientos de hidrocarburos sólidos, líquidos y gaseosos existentes en todo el territorio. Perdieron la propiedad
o dominio de tales yacimientos.
El Territorio Municipal:
La superficie de los Municipios forma parte del territorio Provincial. Tiene el dominio eminente.
Los Ríos son del dominio de cada provincia por los que corre.
LA CORTE SUPREMA HA SEÑALADO QUE LA JURISDICCION ES INDEPENDIENTE DEL DOMINIO
Y HA RECONOCIDO JURISDICCION AL ESTADO NACIONAL. Lo dicho sobre los ríos se aplica a los
lagos, y a las islas. Salvo que estén fuera del territorio pluvial o marítimo (tal el caso de la Isla Martín García).
El Mar Argentino:
La soberanía se extiende hasta las 200 millas marinas y respecto de la profundidad hasta los 200 metros. Hay una
jurisdicción compartida con las Provincias ribereñas hasta las tres millas. Desde las tres millas a las doscientas la
jurisdicción es federal pero persiste el problema del dominio. Hasta las doce millas la soberanía es plena. Luego
viene una zona contigua argentina por las 24 millas siguientes y una zona económica exclusiva hasta las 200
millas. EL MAR TERRITORIAL ARGNTINO ENTONCES SE EXTIENDE HASTA LAS 12 MILLAS.

c) Poder: Capacidad, potencia o energía de que el Estado dispone para cumplir sus fines. Requiere ser puesto en
acto. Quienes lo ejercen son los gobernantes, titulares del poder. Aparecen como Organos y su conjunto
compone el…

d) Gobierno: Conjunto de órganos que ejercen el poder del Estado.

Respecto del PODER tradicionalmente se ha hablado de LEGITIMACION DE ORIGEN: que hace al título del
gobernante, depende del derecho positivo de c/Estado. El acceso al poder.
LEGITIMACION DE EJERCICIO: modo de ejercer
el poder. Realización del bien común o valor justicia. 38Gestión enderezada a tal fin. Derecho de resistencia a
la opresión. Gobiernos de jure y gobiernos de facto.
El art. 36 de la Constitución (incorporado por la Reforma de 1994).

La soberanía: cualidad del poder que al organizarse no reconoce otro orden superior. No tiene titular, no reside
en nadie. El pueblo es titular del poder constituyente originario.

Gobierno Federal: estructura de órganos que la Constitución establece para ejercer el poder del Estado Federal.
Son el P.E., el P.L. y el P.J. de la Nación. Pautas que brinda para las Provincias. Art. 5, 128 31 y 75 inc. 22.
Reside en la Capital Federal, salvo el Poder Judicial.

Artículo primero: República: a) división de poderes; b) elección popular de los gobernantes; c) temporalidad en
el ejercicio del poder; d) publicidad de los actos de gobierno; e) responsabilidad de los gobernantes f) igualdad
ante la ley. Cómo se manda y quién manda. Poder: En relación a la población: totalitarismo, autoritarismo y
democracia. Y en relación al territorio: unitarismo y federalismo. LA ARGENTINA DOS FORMAS DE
ESTADO: Federal y Democrática.

39
Democracia y estado:
Procedimiento de toma de decisiones de carácter complejo y formal que regula, a través de mandatos formativos,
el modo de convivencia y el comportamiento de los integrantes de una comunidad. Demos: pueblo y Kratos:
autoridad. GRECIA: Siglo V A.C. (Pericles). Platón (La República: la tarea de conducir la polis no está
supeditada al azar, debe reservarse a los más capaces) y Aristóteles (libertad, como principio fundamental de
ella; todos manda y obedecen, accediendo a los cargos por turnos): forma de gobierno objetable.
Caracterización: a) decisiones más importantes en la polis son tomadas por la asamblea general; b) los cargos
son ejercidos sólo por una vez, salvo los militares; c) todos los ciudadanos son llamados a integrar los tribunales;
d) todos los ciudadanos pueden elegir y ser elegidos.
ROMA: Polibio: forma de gobierno que comprendía la igualdad y la libertad, pero que había una tendencia a su
degradación: gobierno del vulgo – olocracia-.
REVOLUCION FRANCESA: Locke: la mayoría es quien dicta las leyes y elige a los que gobiernan.
Montesquieu: poder soberano reside en el pueblo. Si reside en una parte, es aristocracia. Aluden ambos a la
democracia directa.
Desde el Siglo XVIII sistema de gobierno indirecto. Hamilton: democracia representativa, donde el derecho de
elección esté bien asegurado y el ejercicio de las autoridades esté depositado en personas elegidas por el pueblo.
Bentham: funda en un principio utilitario de que la mejor acción es la que produce la mayor felicidad en el
mayor número de personas,. Y la democracia es la única forma correcta. Stuart Mill: el único defensor fiable de
los propios derechos e intereses es uno mismo y están protegidos sus derechos cuando está en condiciones de
defenderlos.

La libertad y la ley:
Locke: actuación movida por la determinación del propio yo; no estar sometido a la voluntad de otro.
Spinoza: racionalidad perfecta. Leibniz: espontaneidad40de la inteligencia. Kant: autonomía. Croce: continuo
despliegue de la vida. En sentido material es la ausencia de compulsión. No es un reivindicación anarquista. Pero
la vida en sociedad impone restricciones necesarias. Por eso, se dictan normas que condicionan el actuar de las
personas. Rousseau: la obediencia a la ley que nosotros nos hemos impuesto, es la libertad. Y la democracia es
la forma de gobierno que la garantiza en mayor medida.

Los límites a la autoridad del estado: las libertades son resistencias. El estado posee un poder limitado. Respecto
del soberano: en un estado constitucional ejerce sus potestades dentro del marco o imperio de la ley. Respecto
del poder de las mayorías: reparar en los abusos de las mayorías que no tienen en cuenta los puntos de vista de
las minorías (Hamilton – El Federalista). Tienen legitimidad para imponer su criterio, pero hay vallas
infranqueables en cuanto a los criterios de participación y representatividad. Las minorías deben tener
participación en la elaboración de las normas. Como mínimo, con su participación; como máximo, con su
adhesión. Respecto del ejercicio del gobierno: debe existir un sistema de controles aplicable a todos los ámbitos
de la esfera gubernamental. El control democrático implica un permanente test de legitimidad sobre la actuación
del Estado.

Ideales democráticos y gobierno democrático: la democracia implica una forma de organización política. Y al
hablar de ideales debemos referirnos a los valores que encarna la expresión. Entre otros: a) La vigencia de la
libertad: no sólo en su aspecto negativo que es la ausencia de compulsión y donde existe respeto y
reconocimiento al individuo en sus motivaciones personales, sino también en el aspecto social, es decir en la no-
sujeción a otras exigencias que las obligaciones que el mismo impone. En otras palabras, las normas que obligan
al individuo son creadas por él mismo. b) La fuerza del consenso: el recurso de la fuerza sólo debe utilizarse
para contrarrestar ataques violentos. La idea de la democracia reposa en el acuerdo de voluntades, en la libre
discusión y en que la imposición de las ideas es por adhesión voluntaria o por el principio de mayoría. c) La
vigencia de la igualdad: existen cargas y beneficios distribuidos en forma armónica. Las diferencias no serán
arbitrarias o irrazonables. Hay dos criterios de igualdad: lo mismo para todos o lo mismo para los semejantes
(tanto en referencia a las cargas como a los beneficios). d) La libertad política: adquiere su
máxima dimensión en el contexto democrático. Toda41persona debe tener la posibilidad de participar. Ello
implica y conlleva la libertad de pensamiento. e) El principio mayoritario: es una idea medular en la democracia.
Es el legitimador de los mandatos generales. e) La seguridad pública: tiene que ser una necesidad absoluta. Los
gobiernos autocráticos están ligados con la represión y la violencia. La libertad personal debe ser la piedra
angular de la seguridad pública y del sistema democrático. f) La institucionalización del poder: la tensión entre
el poder y la libertad queda delimitada en un punto de equilibrio a través de la norma fundamental. No hay más
ejercicio del poder que el que esté reconocido y sólo dentro de los límites que se establezcan.

La justicia como concepto complejo y como objetivo del Estado:


Uno de los temas más extensos de la filosofía social. El liberalismo clásico centró su atención en la libertad pero
la filosofía social más moderna lo centró en la justicia. Se acuñó el término libertarismo. Platón: la considera
como una virtud individual: la justicia es el término medio entre el exceso y el defecto. Ser justo no sólo uno en
sí mismo sino en su trato con los demás. Ulpiano: la voluntad constante y perpetua de dar a cada uno lo suyo (el
problema es determinar lo suyo de cada uno). Stamler: asocia la idea de justicia con la idea del derecho, como
base regulativa para el obrar humano. Kelsen: constituye una característica posible, pero no necesaria del orden
social. Se identifica con la paz, la tolerancia, la libertad, la democracia y en la que florece la ciencia, la verdad.
La actividad del Estado deberá estar encaminada a la realización de este valor. a) toda persona debe tener un
derecho igual a una libertad básica lo más amplia posible; b) las desigualdades sociales y económicas son
admisibles bajo dos condiciones: 1) sean para ventaja de todos o, al menos, para ventaja de los que se encuentran
en la condición socio-económica más baja; y 2) que todos puedan acceder en igualdad de oportunidades a
posiciones u oficios.

El Estado Social de Derecho y los derechos de prestación: Han un cambio sustancial en el Siglo XIX que
consiste en una doble transformación a nivel del Estado y a nivel de los derechos de las personas: reparar en el
tránsito del Estado abstencionista al Estado intervensionista y en la complementación de los derechos
individuales con el surgimiento de los derechos sociales. Del estado gendarme se pasa a un estado que
regula la vida social asumiendo nuevas funciones 42públicas. Ello, sin renegar del principio de legalidad.
Estos derechos sociales son conocidos como derechos de prestación, pero es importante destacar que están en
relación directa con la capacidad económica y los recursos disponibles. Abarcó diversos aspectos como la
sanidad, la seguridad social, la educación, la cultura, el deporte, la vivienda, etc. Efectos jurídicos: produce en el
Estado una doble vertiente: a) su previsión implica un mandato a los órganos estatales de llevar a cabo medidas
para hacerlos efectivos. Importa establecer un conjunto de prioridades que implica ponderar unos derechos sobre
otros para que, desde la perspectiva de la solidaridad y no del individualismo, se cumplan las funciones sociales
que se encomiendan. b) una vez reconocidos, implican, barreras casi infranqueables para el Estado que no
podrá aminorar o desconocer. Ningún interés individual tiene entidad suficiente para enervarlos. La función
social del estado plantea una cuestión ética, tiende al establecimiento de la justicia social.
Hay dos temas: a) la dirección pública de la economía: hay determinadas actividades que, por su trascendencia y
repercusión, no pueden dejarse sometidos al interés individual. Marx y Engels en el Manifiesto Comunista
decían que el proletariado utilizará su supremacía política para arrebatar gradualmente a la burguesía su capital,
para centralizar todos los instrumentos de producción en manos del Estado. Y los mismos estados occidentales
fueron adaptando su sistema económico y aun manteniendo en manos privadas la parte principal de su actividad
económica, se fueron erigiendo a través de la intervención en orientadores y directores de la economía. Y ello se
recepta en sus cartas constitucionales, contemplando incluso la transferencia de las empresas cuya actividad sean
los servicios públicos esenciales. Pero es dable decir que en estos últimos tiempos se ha atenuado esta tendencia
b) el tratamiento del derecho de propiedad: en un principio fue considerado como sagrado e inviolable y además
el fundamento del orden social vigente. Las necesidades sociales modernas han determinado que se lo trate como
un derecho relativo y subordinado a su función social. Ley Fundamental de Bonn: la propiedad tiene sus cargas.
Su uso debe servir al bienestar general. La propiedad en su función social admite un conjunto de restricciones
que se traducen en límites a su uso y disposición, en pos de conseguir intereses generales.

43
La república:
La democracia como forma de gobierno. La representación política:
Es una forma de estado, pero desde Grecia se la ha considerado como una forma de gobierno. Pero esta teoría de
la democracia como forma de gobierno es susceptible de crítica científica. A través de ella se llega a advertir que
tal supuesta forma de gobierno no existe ni puede existir, porque sus tres presupuestos son científicamente
falsos: a) el pueblo no puede gobernarse a sí mismo. las funciones del poder no admiten el ejercicio
multitudinario por parte de todo el pueblo. El autogobierno del pueblo es una hipótesis de laboratorio; b)
b) el pueblo no es soberano; la nación tampoco; c) la representación política de todo el pueblo por parte de los
gobernantes no existe ni puede existir: se puede representar a un hombre, a una persona jurídica y hasta una
pluralidad siempre que tengan un interés concreto y común, pero no a un conglomerado heterogéneo, con
intereses distintos y hasta contrapuestos.
La forma republicana: primero fue una forma de estado, ahora de gobierno (Maquiavelo, Montesquieu). a)
división de poderes; b) elección popular de los gobernantes; c) periodicidad en el ejercicio del gobierno; d)
responsabilidad por esos mismos actos; e) igualdad de los individuos.
Las formas semidirectas: el sufragio puede ejercerse para elegir a los gobernantes o para expresar opinión
política sobre determinado asunto.

Formas de estado: formas de estado y de gobierno no son la misma cosa. El estado se compone de 4 elementos:
población, territorio, poder y gobierno. La forma de estado afecta al estado mismo, como estructura u
organización política. Es la forma del régimen, que responde al modo de ejercicio del poder y a la pregunta de
cómo se manda?. En cambio, la forma de gobierno es la manera de organizar uno de los elementos del estado. El
gobierno. Responde por eso a la pregunta: quien manda? Se ocupa de los titulares del poder y de la organización
y relaciones de los mismos, la forma de estado pone en relación con dos elementos del estado: uno de ellos
es siempre el poder y los que entran en relación con él, 44son la población y el territorio.
a) El poder en relación con la población origina tres formas de estado posibles, todas ellas según sea el modo
como el poder se ejerce a través del gobierno en relación con los hombres: totalitarismo, autoritarismo y
democracia.
b) El poder en relación con el territorio origina dos formas de estado: unitarismo y federalismo. La una
centraliza territorialmente el poder; la segunda lo descentraliza. Nuestra nación adopta dos formas de Estado: la
democrática y la federal. Esta aparece formulada en el art. 1° de la Constitución Nacional, aunque erróneamente
como forma de gobierno. La forma democrática no tiene definición expresa. Recién con la reforma del 57
aparece la expresión en el art. 14 bis y se acentúa la referencia con la del 94: arts. 36, 38, 75 incs. 19 y 24.
El federalismo y la democracia, son contenidos pétreos en nuestra Constitución.
La democracia importa situar al hombre en un régimen de libertad, potenciando la dignidad humana y el respeto
a las instituciones.
El federalismo es una combinación de dos fuerzas: la centrípeta y la centrífuga en cuanto compensa en la unidad
de un solo estado la pluralidad y autonomía de varios. El estado federal se compone de muchos estados
miembros (llamados provincias), organizando una dualidad de poderes, que desde el 94 se ha triplicado, dado
que los municipios tienen poder.

Vamos a hablar de división y equilibrio de poderes que hacen al orden jurídico, es decir el poder, en tanto el
mismo es creador de reglas jurídicas, creador de órdenes de conductas, creador de mandatos que el ciudadano
está obligado a respetar. En La Política de Aristóteles advierte que en la función jurídica se pueden reconocer
tres funciones esenciales: la función de definir el derecho, es decir establecer la regla; la función de poner en
ejecución ese derecho, es decir transformarlo en una regla práctica, y la función de aplicar ese derecho a
los conflictos que se susciten, por defectos de45interpretación o por violaciones de las mismas. Pero
no es el creador de la doctrina, porque se limita a señalar una división de funciones.
No es simplemente una teoría, para distribuir mejor el trabajo, sino que tiene una finalidad política, destinada a
garantizar la libertad de los individuos. Y su creador (Montesquieu) nos lo dice: aquellos estados que quieran
asegurar la libertad, tendrán que dividir y equilibrar sus poderes, porque la mejor definición del despotismo es
la de un gobierno en donde las tres funciones están en una sola.
Es que si no hay una moderación entre los elementos que contribuyen a la creación del poder, es muy difícil que
pueda decirse que es la comunidad la que genera el poder. Aristóteles y Platón dividen a la comunidad en clases
sociales: el pueblo, los grupos aristocráticos los reyes y la mejor forma de gobierno es la de una armónica
conciliación de ellas y eso mismo lo dice en su gobierno mixto Santo Tomás. Pero Montesquieu se encuentra con
una realidad política diferente: frente a la monarquía absoluta y elabora su doctrina basándose en la realidad de
Inglaterra. Reparar que él pertenece al grupo de ideólogos franceses del siglo XVIII preocupados por establecer
límites al poder de las monarquías absolutas. Reparar que Montesquieu está más por una monarquía limitada que
por una democracia como postulaba Rousseau. Ve en el régimen inglés un juego de controles que la constitución
inglesa tenía instaurada en la práctica. Pero la crítica que se le formula es que para Montesquieu la palabra poder
significa poder, órgano y unión. Poder es la potestad que tiene el Estado. Órgano es a quien se le atribuye.
La teoría de la división de poderes exige que se contemplen dos aspectos: división y equilibrio.

Principios fundamentales de la división y de poderes: a) principio de identidad; b) principio de competencia; c)


principio de incompatibilidad. La división importa control de un poder sobre otro: según Montesquieu el poder
debe detener al poder.
Principio de identidad: es necesario que se definan los órganos encargados del ejercicio de las tres funciones que
integran el poder jurídico. Es necesario constituir tres órganos característicos como unidades independientes;
constituir la personalidad de cada uno, tratar de diferenciarlos en su constitución, en la manera de organizarlos.
Así, tenemos lo que dice nuestra constitución respecto del Poder Legislativo, del Poder Ejecutivo y del Poder
Judicial.
Principio de competencia: deben tener una competencia propia y exclusiva con relación a la
función. Ello no significa que deban ser todas, pero sí46las que sirven para caracterizar la función fundamental
que se atribuye a cada uno. Así, la de hacer la ley, indefectiblemente tiene que ser del Poder Legislativo; la de
reglamentar la ley del Poder Ejecutivo y la de aplicar la ley, como la de entender en los conflictos que su
aplicación suscite, del Poder Judicial.
Principio de incompatibilidad: es muy simple: nadie que ejerza las funciones de uno de esos órganos, puede ser
al mismo tiempo miembro de alguno de los otros.
Pero es menester que exista unidad de la acción estatal. Por eso se habla del equilibrio de poderes. Por ello es
menester hablar de otros dos principios: principio de colaboración y principio de control. Por ejemplo, es
nuestro régimen en Presidente puede impulsar la actividad del Congreso mediante el envío de proyecto de leyes.
A su vez, interviene en la etapa de eficacia, lo que importa que ejerce una función de control. Y esto, que es más
marcado en los regímenes presidencialistas, también se cumple en los esquemas parlamentarios, no tanto en la
estructura del texto constitucional sino en la realidad del desarrollo de las funciones.
Críticas a la doctrina: se ve en los últimos tiempos una tendencia muy marcada a la violación del principio de
división de poderes por vía de la afectación del segundo de ellos: el de la competencia. Pero su debilitamiento
también es fruto del cambio de condiciones de la vida moderna.

Burocracia: explicar por qué se la incluye. Hablamos de las funciones del Estado, señalando cuales son los
objetivos fundamentales que tiene para alcanzar el bien común. Ese conjunto de actividades que cumple exige
una organización particular, un instrumento, que se llama burocracia, concebida entonces como organización de
la actividad del Estado. Pero nuestra preocupación es por la conexión estrecha entre política y técnica.
La burocracia está ligada al tema de las funciones de Estado, como instrumento de ejecución y como problema
de la modalidad de ejecución.
Para entenderlo, vamos a la etimología de la palabra. Viene del francés: bureau, que quiere decir oficina,
despacho, escritorio y que a veces por una extensión del lenguaje se confunde con aquellos que están en el
despacho. Esta expresión ha sido llevada a todos los idiomas, incluso al nuestro. Pero el término griego cracia
hace referencia a gobierno. Es decir que estaríamos hablando del gobierno de esas oficinas. Hay que distinguir
un aspecto positivo y un aspecto negativo. En su aspecto positivo burocracia no es más que la
organización de un grupo de hombres para la47realización de una determinada actividad del Estado.
Puede extenderse la expresión a la actividad misma, como al grupo de hombres que la desarrolla. Pero es
menester agregar que se la ha calificado; así, se habla de burocracia sindical, burocracia universitaria, burocracia
eclesiástica, etc., cuando se refiere a la actividad específica propia.
Más, cuando la utilizamos en sentido peyorativo, estamos aludiendo a los problemas que genera la deficiencia de
la organización administrativa. Por ejemplo cuando hablamos de excesos de la burocracia, aludimos a la
deficiencia de la organización administrativa. La vivencia negativa radica en las exigencias formales, estériles,
inútiles y rutinarias, que sólo perturban la satisfacción de la necesidad. En la noción positiva, se incluye la idea
de eficacia. Cuando se dicta una norma jurídica cualquiera se necesita de quien le vaya a dar vida, justamente
con el objetivo de satisfacer una necesidad común. La esencia de la burocracia es el ser eficaz, el ser eficiente.
Analizar la evolución histórica a partir del Reino de Sicilia, de su rey Federico II de Suabia, las perturbaciones
políticas de fines del siglo XVIII, el nacimiento del estado moderno, el paso del estado abstencionista (que
postulaba como dogma la posibilidad de someter todo a la razón) al estado de bienestar. Destacar las exigencias
de la vida moderna, que apunta a lograr confort, una vida sana. Y como el Estado a veces debe procurar los
medios por la insuficiencia de recursos de vastos sectores de la población. Asimismo ello genera un fenómeno de
unificación que importa una suerte de masificación de las personas, con anulación de su personalidad. Y esa
técnica cada vez más perfecta hace que se adhiera a ella transformándola en una suerte de diosa del hombre. Y la
consecuencia más importante es lo que se llama transferencia del poder. En otras palabras, modernamente
importa más la función de gestión por sobre las funciones políticas de deliberación y de representación. Se
pretende eficacia y gestión. Y a ello le sigue un fenómeno de concentración de poder, porque la verdadera
acción política está en el organismo de gestión, esto es en los órganos burocráticos dependientes del Poder
Ejecutivo. Esta es una de las razones de su preeminencia. Y ello importa que esa concentración se transforme en
acrecentamiento de poder: transferencia, concentración y acrecentamiento.
Ello está también vinculado con el fenómeno de la tecnocracia. La tendencia actual es que sean los técnicos
quienes nos den las soluciones políticas, sin advertir que en muchos casos ellos tienen en cuenta valores
puramente teóricos.
48
Democracia y Estado: demos: pueblo y cratos autoridad. Siglo V antes de Cristo aparece la expresión, en la
época de Pericles. Tucídides, la empleará para referirse al régimen político de Atenas, en su Historia de la
Guerra del Peloponeso. Platón y Aristóteles la consideran como una forma de gobierno objetable. La tarea de
conducir la Polis no puede estar supeditada al azar, puesto que debe reservarse a los más capaces (Platón). La
libertad es un principio fundamental de la democracia (Aristóteles). Su caracterización, sería entonces: a) las
decisiones más importantes en la polis la toman todos sus integrantes en asamblea general, que deliberan acerca
de su conveniencia o no; b) los cargos que deben ocupar los ciudadanos son ejercidos sólo por una vez, durante
breves lapsos de tiempo y se accede a ellos por sorteo (excepción de los militares); c) todos los ciudadanos están
llamados a integrar los tribunales para juzgar los casos que procedan; d) todos los ciudadanos tienen la
posibilidad de ser elegidos para los cargos, y a su vez, de ser electores.
En Roma, Polibio en su Historia se ocupó de la democracia y afirmaba que era una forma de gobierno que
comprendía la igualdad y la libertad, pero existía en ella una tendencia a la degeneración, ya que podía
convertirse en el gobierno del vulgo (olocracia).
Hobbe: al referirse a la perfecta democracia, dice que es aquella en que la mayoría es quien dicta las leyes y
elige a los que gobiernan.
Montesquieu: El espíritu de las leyes, es aquella en la que el poder soberano reside en el pueblo entero. Si reside
en una parte sola, es aristocracia. Ambos están pensando en el conjunto general de la población reunida en
asamblea pronunciándose sobre la cosa pública; en otras palabras, se refieren a la democracia directa, pero
Montesquieu desconfiaba de la capacidad del pueblo, no para elegir pero sí para decidir por sí sobre cuestiones
de gobierno. Es importante destacar entonces que la noción hace referencia desde sus orígenes y hasta el siglo
XVIII a la forma de gobierno directa, mientras que desde entonces alude a la forma indirecta, mediante la
representación.
Hamilton: opina que la democracia representativa evita los peligros inherentes de la democracia directa o simple.
Cuando los poderes legislativo y judicial están depositados total o parcialmente en el cuerpo colectivo
del pueblo, debe esperarse el error, confusión e 49inestabilidad. Pero una democracia representativa,
donde el derecho de elección esté bien asegurado y regulado y el ejercicio de las autoridades esté depositado en
personas elegidas real y no nominalmente por el pueblo.
Jeremy Bentahm: fundándose en el principio utilitario de que la mejor acción es la que produce la mayor
felicidad del mayor número de personas, vio en la democracia una herramienta para su logro. Si el poder está en
manos de unos pocos, no será posible alcanzar ese ideal. Si se busca una forma de gobierno en donde participen
todos, lógicamente se alcanzará ese objetivo. Entonces, el poder supremo es investido por el pueblo, pero
ejercido a través de representantes.
Stuart Mill: en la línea de la defensa de la democracia dice que el único defensor viable de los propios derechos
e intereses es uno mismo. El participar en la vida pública implica que las personas se eduquen en el bien común.
Pensó en el sistema proporcional de representación.
Emile Faguet: en 1910 escribe expresiones fuertes en contra de la democracia y afirma que en la sociedad
moderna, donde el Estado asume cada vez más controles y debe ejercer un conjunto de funciones complejas se
hace imprescindible el conocimiento experto, de la que no está dotado el hombre común.
Caracterización: a) el ejercicio de la autoridad (soberanía) por los distintos órganos del sistema se efectúa
conforme a derecho –no existe discrecionalidad y no hay actuación no reglada-. No existe discrecionalidad. No
hay actuación no prescripta por las normas jurídicas y a éstas las dicta el Legislativo, que posee legitimación del
electorado; b) los órganos del sistema deben depender del pueblo. En rigor, lo ideal sería que éste intervenga en
la designación y control efectivo de los tres órganos; c) es deseable que todos los miembros del sistema tengan
voz y voto en condiciones idénticas a los demás. Las desigualdades deben ser razonables (piénsese en las
limitaciones en razón del sexo, y la vigente en razón de la edad).
Un estado es democrático en la medida en que el poder político reside en el pueblo.
La libertad y la ley: es difícil de definir la expresión libertad, no sólo por la carga emotiva favorable, sino porque
es usada en distintos contextos y para hacer referencia a diferentes fenómenos.
Locke: tiene dos definiciones: a) Ensayo sobre el entendimiento humano: actuación movida por la determinación
del propio yo; b) Dos tratados sobre gobierno civil: consiste en no estar sometido a la voluntad inconstante,
incierta, arbitraria, de otro. Spinoza: Es la racionalidad perfecta; Leibniz: la espontaneidad de la inteligencia.
Kant: la autonomía. Croce: el continuo despliegue de 50la vida.
Es la ausencia de compulsión (concepto negativo). Cuando la acción de la persona no tiene restricción alguna.
Hay ausencia de impedimentos externos. Pero la vida en sociedad conlleva una restricción. Y hay compulsiones
autoimpuestas, lo que implica que hay normas que ella misma ha aceptado.
Y respecto del gobierno, a mayor participación, mayor legitimidad en las decisiones, puesto que las necesidades
individuales se identifican con el interés de la comunidad.
Rousseau la obediencia a la ley que nosotros nos hemos impuesto es la libertad (El contrato social). Y la
democracia es la forma de gobierno que la garantiza en mayor medida.
Los límites a la autoridad del Estado: El estado posee un poder limitado y tales restricciones se proyectan: a)
Respecto del soberano: partir de la base de que en un estado moderno constitucional, la soberanía sólo se
concibe como aquella potestad ejercida dentro del marco o imperio de la ley. b) Respecto del poder de las
mayorías: en El Federalista, Hamilton, se refiere a la prepotencia de las mayorías frente a las minorías, que no
tienen en cuenta sus puntos de vista. Si bien tienen legitimidad a priori para imponer sus criterios, existen vallas
infranqueables que son las que el sistema jurídico imponen en cuanto a los criterios de participación y
representatividad. Ello es condición de legitimidad. Es menester participación de las minorías –como mínimo- y
adhesión –como máximo-. c) En cuanto al ejercicio del gobierno: los gobernantes han de actuar en forma
reglada; delimitada su competencia por las normas del sistema.
Por ello podemos concluir afirmando que el control democrático significa un permanente test de legitimidad
sobre la actuación del Estado.

BOLILLA 8

51
BOLILA 19
ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA
La función de administrar justicia es una función jurisdiccional, a cargo de los tribunales de justicia. Es un
poder del Estado, cuya función esencial es la de administrar justicia, a la que se suma ahora la del Consejo de la
Magistratura y la del Jurado de Enjuiciamiento.
Principios básicos: se enmarca en procesos judiciales. Durante su transcurso se dictan numerosos actos
procesales que concluyen en la sentencia.
a) todo juez requiere que su jurisdicción sea incitada: no actúa de oficio o muto propio (por propia iniciativa). El
proceso se inicia a impulso de parte, mediante el ejercicio de la acción. Excepción, en algunas jurisdicciones
provinciales, el auto de habeas corpus, en casos de extrema necesidad, para proteger la libertad ambulatoria de
personas privadas de su libertad de manera ilegítima. También la justicia electoral ha recibido por ley ciertas
facultades en tal sentido. Formas de incitar la jurisdicción: 1) por acción; 2) por recurso. Se detrae la consulta,
la declaración teórica o general.
El art. 116 de la C.N. habla de causas pero deben incluirse los procesos voluntarios.
PRINCIPIOS DEL DERECHO JUDICIAL SOBRE ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA
a) los jueces son servidores del derecho para la realización de la justicia;
b) el ejercicio imparcial de la administración de justicia es un elemento indispensable de la defensa en
juicio;
c) la sentencia debe ser derivación razonada del derecho vigente;
d) el apartamiento deliberado y conciente de la verdad es incompatible con una adecuada administración
de justicia;
e) la verdad objetiva o material debe prevalecer sobre la pura verdad formal;
f) la intervención del Poder Judicial no puede ser excluida compulsivamente a los fines de
solucionar controversias individuales; 52
g) los jueces deben alcanzar en sus sentencias la solución objetivamente justa del caso con arreglo a las
circunstancias del mismo y al derecho que le resulta aplicable. (Esta Corte tiene establecido que el
desempeño judicial no se agota con la remisión a la letra de los textos, y ha desechado la admisión de
soluciones notoriamente injustas que no se avienen con el fin, propio de la labor de los jueces, de
determinar los principios acertados para el reconocimiento de los derechos de los litigantes en las
causas a decidir. Asimismo la ley le acuerda la facultad de disponer las medidas necesarias para
esclarecer los hechos debatidos, y tal facultad no puede ser renunciada cuando su eficacia para
determinar la verdad sea indudable.
LA SENTENCIA: su carácter de norma individual del caso. Es el modo único y normal de ejercer la función de
administrar justicia. Es una norma, emanada del Juez, para un caso concreto. O sea, es una norma individual. Al
dictarla, crea derecho, pero ese derecho no es derecho nuevo (como sí lo es el que crea la ley) porque en su
creación el juez extrae la norma individual del ordenamiento jurídico vigente. Debe apoyarla en algún sector o
parte del mismo. La Corte dijo que la sentencia, para merecer reconocimiento como acto jurisdiccional válido ha
de ser la derivación razonada del derecho vigente conforme a las circunstancias de la causa. Por ello, no puede
sustentarse en la sola voluntad o afirmación dogmática del juez, ni en derecho no vigente. Aún en caso de
Laguna, debe apelarse a la integración judicial aunque ello no significa que el juez pueda instituir la ley misma.
LA MOTIVACIÓN Y LA FUNDAMENTACIÓN: No es mera aplicación de la norma en general. La aplicación
supone interpretación de la norma y del caso y ello aún cuando en su interpretación deba acatar la interpretación
obligatoria de un órgano judicial superior (art. 40 de nuestra Ley Orgánica). De ello surgen dos requisitos de la
sentencia: su motivación y su fundamentación. Se motiva en los hechos del caso y se funda en el derecho
aplicable. Reparar el criterio de la Corte sobre qué debe ser una sentencia. ARBITARIEDAD DE LA
SENTENCIA: implica un vicio o defecto de inconstitucionalidad. Se ha elaborado una rica teoría de sentencia
arbitraria cuando falta la verdadera calidad de acto jurisdiccional. En tal caso se violan las garantías de la defensa
en juicio y del debido proceso del art. 18 de la Constitución. Dicha sentencia es susceptible de recurso
extraordinario. Hay una inconstitucionalidad introducida por el Juez autor de la sentencia, como por ejemplo si
se aparta en forma inequívoca de la solución normativa prevista para el caso, o si padece de
fundamentación, o si se funda en afirmaciones 53dogmáticas u omiten pronunciarse sobre cuestiones
planteadas por las partes. Sistematizando: a) sentencia que no se funda en ley; b) sentencia que resuelve en
contra de la ley; c) sentencia que aplica normas no vigentes –porque han sido derogadas o no han entrado en
vigor; d) sentencia que omite decidir una cuestión esencial; e) sentencia que decide extra petita una cuestión
ajena al caso; f) sentencia que omite considerar una prueba esencial; g) sentencia que da por probado algo que no
lo ha sido.
Pero no es arbitraria por el solo hecho de ser errónea. Tener presente que el vicio puede invalidar a la sentencia
en su totalidad o no, si la sentencia es divisible en cuyo caso se mantiene la parte no descalificada.
REQUISITOS: la sentencia debe ser: a) motivada y fundada; b) oportuna en el tiempo; c) útil y eficaz; d) justa;
e) ajustada al principio de congruencia; f) imparcial. No debe: a) renunciar a la verdad objetiva; b) anteponer la
verdad formal; c) incurrir en exceso ritual manifiesto.
PRESUPUESTOS: debe ser dictada por el Tribunal competente. Debe respetar el debido proceso. Debe ser
rápida y eficaz –útil- si dilata sin término la decisión, es una forma de denegación de justicia. El derecho a ser
oído dentro de un plazo razonable, del que habla el Pacto de San José de Costa Rica, no requiere de
reglamentación interna para ser aplicado. Por ello, las leyes que disponen la suspensión de los procesos
judiciales o que transitoriamente impiden su promoción, son inconstitucionales. Igual tacha merecen las leyes
que postergan la ejecución de sentencia, salvo situaciones de muy grave emergencia y muy breve vigencia.
También las leyes que alteran el modo de cumplimiento de las sentencias consentidas.
La sentencia debe ser justa y ello deriva de la obligación de afianzar la justicia que prescribe el Preámbulo.
El juez en su sentencia debe ser imparcial. Ello se orienta en el deseo de decir la verdad con exactitud.
Además las sentencias deben ser públicas, salvo reserva en situaciones excepcionales, por ejemplo asuntos de
familia.
OBLIGACIÓN DE SENTENCIAR: el juez no puede negarse en fallar ni puede dilatar o demorar arbitrariamente
el dictado de la sentencia.
LA COSA JUZGADA: está en juego el derecho de propiedad, de modo que no puede ser revisada en el futuro.
Principio de inmutabilidad de la sentencia, condicionada por la regularidad del proceso. Hace excepción la cosa
juzgada írrita.
JURISDICCIÓN ACCION Y PROCESO: el Estado 54moderno asume y reivindica para sí administración de
justicia. El régimen moderno es un sistema de justicia pública, donde está abolida la justicia privada. Se debe a
Podetti esta elaboración.
La jurisdicción se define como la potestad conferida por el Estado a determinados órganos para resolver
mediante la sentencia las cuestiones que le son sometidas por los justiciables. Es la capacidad de administrar
justicia. La acción es un derecho público subjetivo mediante el cual se requiere la intervención del órgano
judicial para la protección de una pretensión jurídica. Debemos distinguir la pretensión material, o sea lo que se
pide al juez que resuelva y la pretensión formal que se da frente al Estado para que dicte sentencia acerca de la
pretensión material.
EL PROCESO: es el cauce por el que se moviliza la actividad jurisdiccional.
Normalmente el proceso no se inicia de oficio y lo peticionado por la parte limita al juez que no puede conceder
un derecho más amplio que el pretendido (principio de congruencia) pero puede suplir el error en el derecho
invocado: iura novit curia: debe fundar la sentencia en el derecho aplicable, prescindiendo de la calificación
jurídica invocada. No puede modificar el objeto de la acción ni apartarse de los hechos. Puede cambiar el
nombre de la acción deducida?; puede reemplazarla por otra? La Corte dijo que cabe prescindir del nomen iuris
sin alterar la real sustancia de la solicitud (Provincia de Santiago del Estero vs. Estado Nacional y/o YPF) – dijo
que no era una acción de amparo sino una acción declarativa de certeza, con lo cual respetó la pretensión, pero
cambió el nombre de la acción y la clase del proceso, dando plazo a la actora para encauzar su demanda por la
vía y el trámite de la acción declarativa.
ACTIVISMO JUDICIAL: denominación que da Morello al protagonismo que asume el juez en el proceso con
participación directa, intensa y continuada, sobre todo cuando se trata de la Corte. Un signo es la profundidad
creativa que adquiere la interpretación y la integración.
DENEGACIÓN DE JUSTICIA: cuando se niega a fallar; cuando demora irrazonablemente su sentencia; cuando
el particular no encuentra tribunal competente o cuando no está en condiciones de dictar sentencia eficaz. En el
tercer supuesto es cuando la persona vendría a quedar sin jueces.
RESPONSABILIDAD del Estado por su administración de justicia: donde mayor atención ha merecido el tema
es en materia penal, pero se extiende a otros ámbitos en la medida en que el acto jurisdiccional que origina
el daño sea declarado ilegítimo, pues antes de ese 55momento el carácter de verdad legal que ostenta la
sentencia, impide juzgar que hay error.

Bolilla 19 –continuación

CAUSAS EN QUE LA NACIÓN ES PARTE: una salvedad: en rigor cabría decir, donde el Estado Federal es
parte. Procede tanto cuanto el Estado es parte actora como parte demandada. Además, se extiende a las entidades
autárquicas y empresas del Estado que, autorizadas por ley, pueden actuar directamente en juicio y, por ende,
comprometer eventualmente al Estado. Las controversias entre las reparticiones deben ser resueltas por el
Procurador del tesoro (Ley 19.983) por ello en tales casos no se suscita una causa judicial. Se discierne por razón
de la persona y por lo tanto no interesa la materia de la causa. Incluye, obviamente, las causas contencioso
administrativas.
La justiciabilidad del Estado: importa la subordinación del Estado al derecho y con ello la responsabilidad del
Estado. El artículo 116 da recepción a la justiciabilidad del Estado, sea que actúe en el área del derecho público,
sea que actúe en el área del derecho privado. Sólo permanece como no justiciable en el reducto de las llamadas
cuestiones políticas, que como, por resultarse tales se denominan también no judiciables. Ello no empece que la
legislación establezca la reclamación administrativa previa, salvo que se trate de provincias (caso Provincia de
Salta contra Estado Nacional del 25/06/85). Si se trata de entes descentralizados que carecen de personalidad
jurídica, la acción debe dirigirse contra el Estado. Además, no se puede demandar al Poder Ejecutivo ni al
Congreso, ni al Poder Judicial, porque no son personas jurídicas: la demanda debe dirigirse contra El Estado. La
sentencia de condena con efecto meramente declarativo: limita al simple reconocimiento del derecho. Para
Bidart Campos es inconstitucional porque afecta el derecho de propiedad de la parte que obtiene sentencia a su
favor y el derecho a la jurisdicción, en su etapa final porque qué utilidad tiene una sentencia que declara un
derecho y no se puede ejecutar?; también el principio de igualdad ante la ley. La reglamentación del
cumplimiento de la sentencia de condena: sólo los tribunales tienen disposición sobre el modo y la
ocasión de cumplir y hacer cumplir su fallo, por lo que 56para Bidart Campos ni las leyes ni las
reglamentaciones del Poder Ejecutivo están habilitadas para demorar el cumplimiento de la sentencia. Entiende
que además se afecta el principio de división de poderes. Y sólo por fundadas razones de real emergencia, puede
hacer reflexión al principio, en tanto se limite a plazos breves. Para él fue inconstitucional la ley 23.982 de
consolidación de deuda. Hay jurisprudencia en tal sentido pero en el caso Pietranera contra Gobierno Nacional
se dijo que transcurrido un plazo extenso, el juez debe requerir del Estado la manifestación concreta de la fecha
en que cumplirá la sentencia. Este principio también se aplica para las sentencias de condena contra las
provincias. La cuestión respecto de los estados extranjeros: el artículo 116 dice que en una causa puede ser causa
un estado extranjero, ello es a condición de que el estado extranjero acate nuestra jurisdicción. Y por una
elemental regla de reciprocidad, nuestro Estado puede ser justiciable ante tribunales extranjeros. Pero hay que
decidir si puede serlo forzosamente (sometimiento a extraña jurisdicción) o sólo voluntariamente (sumisión).
OTRAS CAUSAS POR RAZÓN DE PARTE:
La letra del art. 116 apunta a causas que se suscitan: a) entre dos o más provincias; b) entre una provincia y los
vecinos de otra; c) entre vecinos de diferentes provincias y d) entre una provincia y sus vecinos, y un estado o
ciudadano extranjero: a) Provincia (una o más) con otra provincia (una o más); b) provincia con vecinos de otras
provincias; c) provincia con estado extranjero; d) provincia con ciudadano extranjero; e) vecinos de una
provincia con vecinos de otra provincia; f) vecinos de una provincia con estado extranjero; g) vecinos de una
provincia con ciudadanos extranjeros. Si pretendiéramos alargar las causas por razón de partes incluyendo
aquellas en que es parte el Estado Federal, cabría añadir, las causas entre: h) el Estado y los vecinos de una
provincia; el Estado y un ciudadano extranjero; el Estado y un estado extranjero; el Estado y una provincia.
La justiciabilidad de las Provincias: Las provincias son personas jurídicas estatales, o sea estados con
personalidad de derecho público. Una provincia puede estar en juicio ante tribunales federales o ante tribunales
provinciales. En el primer caso surge de la Constitución Federal, de modo que normas del derecho provincial no
pueden regularlas, porque la materia les es totalmente ajena a su competencia.
Son cuatro las causas de jurisdicción federal por razón de personas en que una provincia aparece y que son de
competencia federal. Las expresiones causas que se susciten entre y contra tienen el sentido de presuponer la
bilateralidad de partes que intervienen. El problema se suscitó cuando en una causa penal, una provincia
dedujo querella penal (Provincia de Salta vs.57Wollner).
El alcance de causa civil: Primero la Corte dijo que es la que surge de escrituración o contrato. Mas adelante,
amplió el concepto para involucrar las causas que ajenas por su origen a estipulación o contrato, están regidas
por el derecho común o privado. No son tales las que se refieren al derecho público provincial, al derecho
provincial, a actos de imperio de las provincias y a las causas penales.
Tener presente que una cuestión entre provincias que no puede llevarse a juicio se configura cuando la
controversia requiere que se fijen los límites entre provincias.
El concepto de vecindad a los efectos del artículo 116: se emplea esa palabra en lugar de ciudadano que usa el
modelo norteamericano. Se entiende entonces que atañe sólo a los nacionales no a los extranjeros. Qué pasa
cuando litigan dos extranjeros?: a la vez puede ser que sean vecinos de una misma provincia o de distinta
provincia. La distinta vecindad es susceptible de regulación legal razonable. También se debe considerar la
vecindad de las personas no físicas.
Causas en que es parte un ciudadano extranjero: La extranjería debe probarse.
Causas en que es parte un estado extranjero o un organismo internacional: La judiciabilidad de un estado
extranjero requiere que dicho estado la consienta. Si no la consiente y no tiene naturaleza de acto de poder
público, la judiciabilidad procede directamente.
CAUSAS DE COMPETENCIA ORIGINARIA Y EXCLUSIVA DE LA CORTE DE JUSTICIA DE LA
NACIÓN:
Pero en todos los asuntos concernientes a embajadores, ministros y cónsules extranjeros, y en los que alguna
provincia fuese parte, la ejercerá originaria y exclusivamente. El artículo 117 es como una prolongación del
artículo 116, tanto que por su misma redacción se aprecia que lo continúa. La Corte es la única que conoce de
esas causas, de suerte que el Congreso no puede ampliar ni restringir esa competencia. Jamás pueden radicarse
en otro tribunal ni federal ni provincial. Conviene advertir que al no hacer referencia a la materia de la causa,
estamos ante una competencia por razón de personas, de modo que la jurisdicción originaria jamás puede
depender de la materia. La materia de la causa no sirve para entra o salir de él una causa. No interesa que el caso
sea contencioso. En los juicios de amparo y de hábeas corpus también se aplica el principio. Si recibe un
petitorio de juez y lo resuelve por vía de superintendencia, no actúa en ejercicio de la
jurisdicción originaria pero la Corte dijo que esta58jurisdicción es prorrogable por la parte a cuyo favor se
depara, y en tal caso puede radicarse tanto en tribunales federales como en provinciales. Puede controlar de
oficio cualquier norma o acto que viole su competencia originaria.
CAUSAS EN QUE ES PARTE UNA PROVINCIA: Sólo procede la competencia originaria cuando la otra parte
es una de las cuatro que menciona el artículo 116, es decir provincia con provincia, provincia con vecinos de otra
provincia, provincias con ciudadano extranjero y provincia con estado extranjero. No figuran, provincia con
estado federal y provincia contra sus propios vecinos. A efectos de la Constitución, debe ser parte nominal y
sustancial, es decir cuando figure como tal en el juicio y cuando tenga un interés directo.
CAUSAS DE EMBAJADORES Y CÓNSULES: Los agentes diplomáticos están investidos de un privilegio de
inmunidad frente a la jurisdicción del estado en que actúan. Esta inmunidad los exime de la jurisdicción de los
tribunales de justicia del estado ante el cual ejercen su función. Agentes diplomáticos: personas que ejercen la
representación oficial de un estado en otro estado, ya sea de modo general y permanente o bien con carácter ad
hoc, esto es para un determinado asunto; Cónsules: los cónsules son funcionarios oficiales de un estado que
actúan en territorio de otro, con previo consentimiento de éste, ejerciendo ciertos actos administrativos que
surten efecto en su propio país, además, trabajan a favor del intercambio entre los estados respectivos. La
Convención de Viena de 1963 le reconoce una inmunidad de restricción restringida. Además dicha Convención
establece la inmunidad para los familiares convivientes, miembros del personal administrativo y técnico de la
misión, al personal de servicio de la misión. Pero admite varias excepciones, en casos ajenos a sus funciones
especiales. La Corte debe conocer del modo como puede hacerlo un tribunal con arreglo al derecho de gentes.
No basta la conformidad personal del embajador, sino que es necesario la del estado extranjero. Dura mientras
ejerce las funciones correlativas: no lo cubre por un hecho anterior y si el juzgamiento es posterior ya no hay
inmunidad. Al hablar de causa concerniente, concernir es afectar, de modo que no necesariamente debe ser parte.
No interesa tampoco la materia de la causa (civil, penal, administrativa). Damos por cierto también que incluye a
los jefes de estado extranjero. No se equiparan los diplomáticos en tránsito y cuando cesan en el cargo, pierden
inmunidad. También alcanza a los diplomáticos acreditados ante organismos internacionales. Las demandas
deben dirigirse contra el titular de la embajada o contra el respectivo estado. Respecto de los cónsules, según del
derecho internacional, no ostentan el carácter de agentes diplomáticos; no gozan de una inmunidad de
jurisdicción. La Convención de Viena la confiere sólo 59por actos ejecutados en ejercicio de la función
consular.
EL RECURSO EXTRAORDINARIO: Vía de acceso no originaria. Es restringido y solo sobre materia federal.
Está regulado en la Ley 48

Art. 36: Tiende a resguardar la trasmisión legal del poder y con ella, su legitimidad de origen. Es el primero de
los artículos nuevos. Reconoce el derecho de resistencia. Relaciona Bidart Campos este artículo con el 29. Tiene
un matiz de prevención, de admonición y de disuasión para que la continuidad constitucional no se interrumpa.
Es claro que la fuerza no siempre se detiene por el hecho de que haya normas como las del art. 36, pero se
adelanta en la prevención.
Dice la primera parte que esta Constitución mantendrá su imperio aún cuando se interrumpiere su observancia
por actos de fuerza contra el orden institucional y el sistema democrático. Estos actos serán insanablemente
nulos. Sus autores serán pasibles de la sanción prevista en el art. 29, inhabilitados a perpetuidad para ocupar
cargos públicos y excluidos de los beneficios del indulto y la conmutación de pena. Tendrán las mismas
sanciones quienes, como consecuencia de estos actos, usurparen funciones previstas para las autoridades de
esta Constitución o la de las provincias, lo que responderán civil y penalmente de sus actos. Las acciones
respectivas serán imprescriptibles. Todos los ciudadanos tienen el derecho de resistencia contra quienes
ejecutaren los actos de fuerza enunciados en este artículo.
Por supuesto que si recayéramos en los actos de fuerza que la Constitución descalifica, la vigencia sociológica
de ella no subsistiría por la exclusiva circunstancia de que este artículo lo exprese, pero nos hallamos ante la
situación de todas las normas penales: por sí mismas no impiden que los delitos se cometan pero prevén la
sanción para quienes sean sus autores.
Hay dos conductas tipificadas como delito: a) las de quienes sean ejecutores de actos de fuerza contra el orden
institucional y el sistema democrático; b) la de quienes, como consecuencia de tales actos, usurpen las
funciones que la constitución señala para las60autoridades creadas por ella, supuesto para el cual se
suma la responsabilidad civil a la responsabilidad penal.
Las acciones son imprescriptibles e inhabilitan a perpetuidad para el desempeño del cargo público. Se excluye
el beneficio de indulto y de la conmutación de pena. Se omitió mencionar el de amnistía, pero cabe incluirla.
No fija la sanción penal, pero hace una remisión al art. 29, quien a su vez reenvía a la pena de la traición a la
patria, que se haya establecida en el Código Penal. La acción penal es de ejercicio obligatorio para el Ministerio
Público y es válido decir que puede ejercerla cada ciudadano, a quienes se acuerda el derecho de resistencia,
cuyo alcance está en el art. 21, que obliga a todo ciudadano a armarse en defensa de la Constitución.
Gobiernos de Facto, Gobiernos de Jure y Usurpador: Gobierno de Facto es aquél que accede de modo
irregular, sin observar en ese tránsito las prescripciones que la Constitución y las Leyes marcan. Un gobierno
viene precedido de ilegitimidad de origen cuando el título que ostenta es defectuoso. Lo que lo califica es su
investidura. No interesa por lo tanto que pueda reunir un eventual consenso; que se lo juzgue como progresista;
que tras su asunción acate
La constitución y las leyes.
Su contrapartida es el Gobierno de Jure (de derecho), es decir aquél que accede de modo lícito, cumpliendo
con las estipulaciones que a ese efecto prevé el sistema vigente.
La tercera categoría que califica a los gobiernos en orden a su investidura reputa como usurpador a aquél que
se entroniza por la violencia y valiéndose de la fuerza se mantiene en el ejercicio del poder.
En el plano de la teoría la diferencia entre un gobierno de facto y un usurpador radica en que los actos del
primero son válidos o al menos susceptibles de convalidación, mientras que los emanados del ex poliador
carecen de todo valor jurídico.
Funcionarios de Facto: desde que los poderes del Estado son tres, cuando el vicio afecta la tríada, estamos en
presencia de un gobierno de facto. Más, puede ocurrir que la anomalía sólo afecte a uno de ellos o a alguno de
sus miembros, por ejemplo, un juez designado irregularmente. Para esos casos, se reserva la específica
denominación de funcionario de facto, quien debe satisfacer tres condiciones: a) el cargo que ocupa debe tener
existencia de jure; b) la persona debe estar en posesión efectiva del cargo; c) debe detentarlo bajo la apariencia
de legitimidad.
Todos estos conceptos han tenido enorme 61significación en la vida política argentina. Desde la
década del 30 hasta 1983 el denominador común de nuestras vivencias institucionales estuvo dado por la ruptura
del orden constitucional, la doctrina de facto que nació entre los ingleses y se desarrolló en la jurisprudencia
americana, sirvió entre nosotros para justificar los gobiernos de facto, siendo que no fue concebida para exculpar
la sedición o la concesión de facultades extraordinarias. Sin embargo, la doctrina de facto ha quedado totalmente
fuera de cauce a la luz del art. 36.
Su finalidad, estaba dada a favor del público y de terceras personas, toda vez que los particulares no están en
condiciones de averiguar previamente el título de los funcionarios con quienes deben tratar para establecer qué
confianzas puede otorgarse a la autoridad que se atribuyen. En ese contexto, respondía a la necesidad de generar
certidumbre, lo que el derecho califica como seguridad jurídica, pues permitía que los actos ejecutados por un
funcionario o gobierno irregular, fueran validados a la hora de cuestionarse la afección a la investidura.
Teorías de justificación: con visión ius privatista se habla del gestor de negocios y otros acuden a la
prescripción. Desde la perspectiva del derecho público se apeló a la necesidad que tiene el Estado de contar
siempre con un gobierno y se invocó también el hecho consumado.
Acordadas de la Corte: Luego del Golpe de Estado que en 1930 derrocara a Irigoyen, Uriburu dirigió una
comunicación a la Corte Suprema, poniendo en su conocimiento la constitución de un nuevo gobierno. Esta, a
través de una acordada, juzgó que ese gobierno se hallaba en posesión de las fuerzas militares y policiales
necesarias para asegurar la paz y el orden de la Nación y por consiguiente para proteger la libertad, la vida y
la propiedad de las personas.
Que tales antecedentes caracterizan, sin duda, un gobierno de hecho en cuanto a su constitución y de cuya
naturaleza participan los funcionarios que lo integran actualmente o que se designen en lo sucesivo, con todas
las consecuencias de la doctrina de los gobiernos de facto respecto a la posibilidad de realizar válidamente los
actos necesarios para el cumplimiento de los fines perseguidos por él. Que esta Corte ha declarado que la
doctrina se uniforma en el sentido de dar validez a sus actos, cualquiera pueda ser el vicio o deficiencia de su
nombramiento o de su elección, fundándose en razones de policía y de necesidad y con el fin de mantener
protegido al público y a los individuos cuyos intereses puedan ser afectados. Que el gobierno... es, pues un
gobierno de facto cuyo título no puede ser judicialmente discutido con éxito por las personas en
cuanto ejercita la función administrativa y política 62derivada de su posesión de la fuerza como resorte de
orden y de seguridad jurídica.
En 1943 la Corte vuelve a reproducir análogas consideraciones y al calor de estos precedentes los gobiernos de
facto aumentaron el caudal de sus competencias. Tradicionalmente se disolvió el Congreso con lo cual se
resuelve el problema de control de gestión, pero les acarreaba otro, ante la ausencia de un órgano encargado de
legislar, orfandad suplida cuando se le reconoce al ejecutivo la facultad de dictar decretos-leyes.
Etapas: a) entre 1933 y 1945 la Corte dijo que no estaba facultado a legislar, a menos que bajo la presión de la
necesidad propia de lo extraordinario concurriera una exigencia que se considerare vital; b) entre 1945 y 1947,
atemperó el principio general: la necesidad y la imposición de los hechos hacen ineludible reconocer el ejercicio
de facultades legislativas que sean indispensables para mantener el funcionamiento del Estado y para cumplir los
fines de la Revolución; c) a partir de 1947: se admite que el Ejecutivo tiene las mismas competencias que el
Congreso; d) desde 1955 (y en 1966, 1972 y 1976) los gobiernos de facto ejercieron poder constituyente, ya sea
porque derogaron la Constitución vigente, dictaron normas contrarias a ella o impusieron estatutos situados en la
cúspide del ordenamiento jurídico.
En cuanto a su proyección en el tiempo los actos legislativos reconocen dos épocas: hasta 1947 se les
reconoció positividad limitada al lapso de duración del gobierno de hecho, cesando automáticamente, a menos
que fueran ratificados; desde 1947 se sostuvo que tales actos subsisten.
Ética Pública: art. 36 párrafos 5° y 6°: atentará asimismo contra el sistema democrático quien incurriere en
grave delito doloso contra el Estado que conlleve a enriquecimiento, quedando inhabilitado por el tiempo que
las leyes determinen para ocupar cargos o empleos públicos. El Congreso sancionará una ley de Ética Pública
para el ejercicio de la función.
Una de las mayores preocupaciones del Estado es la lucha contra la corrupción
En esa idea, el constituyendo juzgó que también atenta contra el sistema democrático quien incurriere en grave
delito doloso contra el Estado pues el orden constitucional también se resiente cuando se traiciona la confianza
pública en ellos depositada.
Normativizar contenidos éticos para transparentar la función pública es garantía para consolidar el sistema. La
ética pública impone una carga y una obligación de servir a la comunidad. El Congreso dictó la Ley
25.188 que establece un conjunto de deberes,63prohibiciones e incompatibilidades aplicables a todas
las personas que se desempeñen en la función pública, en todos sus niveles y jerarquías, en forma permanente o
transitoria, por elección popular, designación directa, por concurso o por cualquier otro medio legal,
extendiéndose su aplicación a todos los magistrados, funcionarios o empleados del Estado. Se entiende por
función pública, toda actividad temporal o permanente, remunerada u honoraria realizada por una persona en
nombre del Estado, o al servicio del Estado o de sus entidades, en cualquiera de sus niveles jerárquicos.

BOLILLA 9 - LIBERTAD
Es Estado debe adjudicar al hombre un suficiente espacio de libertad jurídicamente relevante para desarrollar su
personalidad.
CONTENIDOS: a) status personal que depare al hombre la calidad de persona jurídica con capacidad de
derecho, cuya negación absoluta es la esclavitud (art. 15 de la Constitución – Abolición de la Esclavitud y Pacto
de San José de Costa Rica e Internacional de Derechos Civiles y Políticos, establecen que todo ser humano tiene
derecho a reconocimiento de su personalidad jurídica; b) poder de disposición que, en uso de la libertad, sea
susceptible de producir efectos jurídicamente relevantes; c) área de intimidad donde la libertad inofensiva o
neutra para terceros quede inmunizada (art. 19: las acciones de los hombres que no ofendan al orden, o a la
moral pública ni perjudiquen a un tercero están exentas de la autoridad de los magistrados); d) el principio básico
de que todo lo que no está prohibido está permitido (art. 19).
El área de intimidad y la zona de permisión no son extra jurídicas ni ajurídicas.
La libertad, como pauta genérica, aparece en el preámbulo. Es un valor y un principio general.
Libertad física: la libertad corporal es el derecho a no ser arrestado sin causa justa y sin forma legal. Libertad de
locomoción. También veda cualquier tipo de retención corporal aún para quien padece privación legítima de su
libertad quien tiene derecho a que no se agrave su situación. La garantía que la protege es el hábeas corpus. Art.
18 (nadie puede ser arrestado sin orden escrita de autoridad competente); art. 14: derecho de circulación y art. 17
(ningún servicio personal es exigible sino en virtud de ley o de sentencia fundada en ley).
Libertad de intimidad: presupone la tutela jurídica de64la vida privada. La fórmula constitucional la da el art.
19 y el art. 1.071 del Código Civil, puede ser entendido como una reglamentación del mismo: dice que el
ejercicio regular de un derecho propio o el cumplimiento de una obligación legal no puede constituir como ilícito
ningún acto.
Hablamos del derecho a la intimidad y el derecho a la privacidad: la intimidad sería la esfera personal que está
exenta del conocimiento generalizado de terceros y la privacidad sería la posibilidad irrestricta de realizar
acciones privadas (que no dañan a otros) por más que se cumplan a la vista de los demás y que sean conocidos
por éstos. Se trata de una zona de reserva personal.
Las conductas y situaciones que puedan ser advertidas por terceros y conocidas públicamente admiten refugiarse
en la intimidad cuando hacen a la vida privada (vestuario, lugares de asistencia, etc.). Caso Ponzetti (11/12/84).
La libertad individual protege un ámbito de autonomía constituida por sentimientos, hábitos y costumbres,
relaciones familiares, creencias, en suma acciones, hechos o datos que teniendo en cuenta las formas de vida
aceptadas por la comunidad están reservadas al propio individuo y cuyo conocimiento y divulgación significa un
peligro real o potencial para la intimidad. El derecho a la privacidad comprende no sólo a la esfera doméstica,
sino a aspectos de la personalidad espiritual o física, tales como la integridad corporal o la imagen y nadie puede
inmiscuirse en la vida privada de una persona ni violar áreas de su actividad no destinadas a ser difundidas sin su
consentimiento.
Ejemplos de conductas auto referentes: a) elección del plan personal de vida auto referente; b) la objeción de
conciencia por razones morales o religiosas cuando es inofensiva para terceros -recordar caso Portillo – 18/4/89 -
en que la Corte admitió la objeción de conciencia en el cumplimiento del deber militar, sólo parcialmente; c) la
preservación de la propia imagen; d) el control y la disposición de los datos personales; e) el derecho a la
identidad personal; f) el derecho a ser diferente; g) el consentimiento para la ablación de órganos del propio
cuerpo destinada a trasplantes.
Proyecciones de la libertad de intimidad: a) se vincula con ciertos aspectos que hacen al fuero íntimo del
hombre; b) derecho al silencio y al secreto. El silencio es la faz negativa del derecho a la libre expresión y el
secreto implica la facultad de reservarse ideas, conocimientos y acciones. Por ejemplo el secreto profesional, el
secreto de los periodistas que impiden revelar las fuentes de la información. El secreto fiscal. La
inviolabilidad del domicilio, de la correspondencia y65de los papeles privados (art. 18). El domicilio que
protege la Constitución tiene un alcance más amplio que el domicilio del Código Civil: toda morada destinada a
la habitación y desenvolvimiento de la libertad personal: habitación de un hotel, escritorio profesional, etc. La
única autoridad competente para allanar el domicilio es la judicial. La correspondencia epistolar y los papeles
privados también han recibido expresamente la garantía de inviolabilidad en el mismo art. 18. (comprende
archivos, historias clínicas, libros de comercio, comunicaciones). Con la técnica moderna consideramos que la
libertad de intimidad se extiende a otros ámbitos: comunicaciones no destinadas a terceros –teléfono, fax,
internet, etc. Este último aspecto atañe simultáneamente a la libertad de expresión: la expresión que se trasmite
en uso de la libertad de intimidad no puede ser interferida o capturada arbitrariamente.
La intimidad de los menores (Convención sobre los Derechos del Niño): el derecho a la identidad personal: es de
reciente elaboración. Comprende lo que denominamos identidad estática –como el nombre, la filiación, el estado
de familia, la nacionalidad y actualmente su proyección dinámica, social, existencial, como verdad biográfica de
cada persona, que vive su vida a través de un proceso de autocreación.
Este ser uno mismo y tener su identidad en la vida biográfica y en su dinamismo existencial, se externaliza en
una imagen social. Cada persona tiene derecho a presentarse en la convivencia social como el que es, y que así
se la reconozca, se la respete y se la tolere.
El derecho a la diferencia (por ejemplo los pueblos indígenas argentinos) (art. 75 inc. 17). Los tratados
internacionales de derechos humanos que contienen normas sobre las minorías, a su manera, lo contemplan.

IGUALDAD JURÍDICA: Se desprende del derecho a la libertad. Tal es el concepto básico de la igualdad civil:
eliminar discriminaciones arbitrarias entre las personas. No significa igualitarismo: hay diferencias justas que
deben tomarse en cuenta, para no incurrir en el trato igual de los desiguales. La igualación entre todos los
hombres implicaría la muerte de su libertad. La igualdad ante la ley busca potenciar a los hombres en su
desigualdad a los efectos de que ésta no sea la base para fundar la supremacía de unos sobre la inferioridad de
otros. Busca hacer coexistir a las desigualdades humanas. Existen desigualdades justas y necesarias, dirigidas a
contemplar las desigualdades reales y a evitar la injusticia del trato igualitario.
Se la debe ver como un principio general y como un valor.
Si la libertad es el prius del derecho, la igualdad 66informa sus sentidos. Al igual que la libertad no son
datos o cualidades que integren la realidad humana sino aspiraciones que operan como principio.
La Corte Suprema ha dicho: a) la igualdad ante la ley implica que la ley debe ser igual en igualdad de
circunstancias; b) por eso, implica el derecho que no se establezcan excepciones o privilegios que excluyan a
unos de lo que se concede a otros en iguales circunstancias; c) la regla de igualdad no es absoluta ni obliga al
legislador a cerrar los ojos ante la diversidad de circunstancias que pueden presentarse; lo que persigue es evitar
distinciones arbitrarias u hostiles; la razonabilidad es la pauta para ponderar la medida de la igualdad, con lo que
queda entendido que el legislador puede crear categorías, grupos o clasificaciones que irroguen trato diferente
entre los habitantes; d) las únicas desigualdades inconstitucionales son las arbitrarias. Y cuando se dice igualdad
ante la ley, se alude ante toda normación jurídica.
PRESUPUESTOS: El estado debe remover los obstáculos de tipo social, cultural, político y económico que
limitan ―de hecho‖ la igualdad de todos los hombres.
Debe promover un orden social justo para el desarrollo integral de la personalidad.
Promover el acceso efectivo al goce de los derechos personales de las tres generaciones.
El art. 16 de la C.N. consagra la igualdad ante la ley. Su primer aspecto implica la abolición de la esclavitud. La
igualdad se traduce en el reconocimiento uniforme de los derechos civiles a todos los habitantes (art. 14)
incluyendo también a los extranjeros (art. 20) como aspecto secundario, el art 16 suprime las prerrogativas de
sangre o de nacimiento, los títulos de nobleza y los fueros personales. La misma norma declara que todos los
habitantes son admisibles en los empleos públicos sin otra condición que la idoneidad y que la igualdad es la
base del impuesto y de las cargas públicas.
LA REFORMA DE 1994
La reforma ha avanzado en las formulaciones de la igualdad, superando la mera igualdad formal, con claros
sesgos de constitucionalismo social. Así tenemos: a) el inc. 23 del art. 75 que adjudica al Congreso competencia
de legislar y promover medidas de acción positiva que garanticen la igualdad real de oportunidades y de trato.
También que enderecen al pleno goce y ejercicio de los derechos reconocidos por la constitución y los tratados,
particularizándose respecto de los niños, las mujeres, los ancianos y las personas con discapacidad; b) el inc. 17
sobre los pueblos indígenas argentinos: reconocimiento de su identidad y sus diferencias; c) el
inc. 19 sobre educación, al obligar que las leyes en la 67materia aseguren la igualdad de oportunidades y
posibilidades sin discriminación alguna; d) El art. 37, sobre derechos políticos: igualdad real de oportunidades
entre varones y mujeres para acceder a cargos electivos y partidarios. Se ha de garantizar por acciones positivas
en la regulación de los partidos políticos y régimen electoral; e) Disposición Transitoria Primera: reconoce el
respeto al modo de vida de los habitantes de Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur.
Acciones positivas significan prestaciones de dar y de hacer a favor de la igualdad.
El verbo promover implica adoptar y ejecutar políticas activas que den impulso al acceso a la igualdad real y
efectiva. Para ello se admite sin duda la discriminación inversa.
DERECHO JUDICIAL MATERIA DE IGUALDAD:
Causa: E., F.E. (1987) se abrió el sucesorio del causante después de incorporado al Derecho Argentino el Pacto
de San José, pero antes de la sanción de la Ley 23.264 sobre igualdad de las filiaciones matrimoniales y
extramatrimoniales, cumpliera el deber por él impuesto de a nuestro Estado de equiparar las filiaciones
matrimoniales a las extramatrimoniales. La Corte Suprema dijo que el art. 17 del Pacto es programático y no
igualó automáticamente ambas filiaciones, por lo que remitiéndose a la anterior Ley 14.367 vigente al morir el
padre, afirmó que no se violaba la igual por el hecho de que se colocara en una situación diferente a los hijos
extramatrimoniales respecto de los matrimoniales;
Causa Repetto, Inés (1988): la CSJN declaró inconstitucional la normativa que exigía en la Provincia de Buenos
Aires la nacionalidad argentina para el ejercicio de la docencia –igualdad de derechos civiles entre nacionales y
extranjeros-;
Caso Glaser (1966): hizo lugar a la exención del servicio militar a un seminarista judío, igualándolo al
seminarista católico –no discriminación por causa de religión;
A mero título enunciativo se pude reparar en la jurisprudencia que dijera que la igualdad no se viola: a) por fallos
contradictorios de diferentes tribunales para situaciones jurídicas similares en aplicación de las mismas normas
legales; b) por la variación de la jurisprudencia en el tiempo; c) por la existencia de diferentes regímenes
procesales; d) porque la ley permita la excarcelación para ciertos delitos y la prohíba para otros: e) por la
existencia de fueros reales o de causa; f) por la existencia de regímenes jubilatorios diferentes; por la existencia
de regímenes laborales diferentes, según la actividad que comprendan; g) por la existencia de regímenes
legales diferentes en materia de trabajo. 68
Sólo puede alegarla aquél quien la padece;
Funciona de los individuos frente al Estado y no viceversa;
La desigualdad debe surgir del texto mismo de la norma y no de la interpretación que de ella hagan los jueces al
aplicarla.
Discriminaciones arbitrarias: Importan una negación de la igualdad. Ahora están prohibidas expresamente por
los tratados internacionales. Por razón de raza, nacimiento, sexo religión, idioma, nacionalidad, origen social,
opiniones. Abarcan tanto a los derechos civiles, como a los políticos (no se reconocen a los extranjeros no
naturalizados) y a los sociales.
Discriminación Inversa: la ley del cupo femenino; las cláusulas previsoras para los puebles indígenas;
Reparar en la Ley antidiscriminatoria n° 23.592.
IGUALDAD ANTE LA LEY: Como dijimos, es mejor hablar de igualdad jurídica: ante la ley, ante la
administración, ante la jurisdicción (unidad de jurisdicción jueces naturales). Nadie puede ser sacado de sus
jueces naturales – art. 18 y todos tienen el mismo derecho de acudir ante ellos. Abolición de los fueros
personales – derecho a ser juzgado por sus pares según su profesión: militar, universitario, eclesiástico); igualdad
ante y entre los particulares.
Igualdad en los empleos, en los impuestos y en las cargas públicas.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN
Es la exteriorización de la libertad de pensamiento. Es el derecho a ser público, a trasmitir, a difundir y a
exteriorizar un conjunto de ideas, opiniones, críticas, imágenes, creencias, a través de cualquier medio: oral,
textual, escrito, por radio, cine, teatro, televisión, Internet. Hay una carencia histórica en la constitución, pero lo
cierto es que nuestra Constitución protege la libertad de expresión en todas sus formas. Caso ―Ponzzetti de
Balbín‖ – 1984: las normas sobre prensa e imprenta no deben interpretarse literalmente, sino como una
proyección que cubra la libre expresión e información a través de otros medios distintos de la prensa escrita. Por
ende, la laguna suscita la integración del orden normativo para llenar el vacío, que nos remite a la
norma análoga y a los valores y principios generales 69del derecho constitucional. Luego de la reforma hay
parámetros adicionales como son los del inc. 19 del art. 75 que alude al desarrollo científico y tecnológico, su
difusión y aprovechamiento y a las leyes que protegen la pluralidad cultural, la libre creación y circulación de las
obras del autor, el patrimonio artístico y los espacios culturales.
Hay dos tiempos: hasta 1984 (Pacto de San José) y 1986 (Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos)
otra posterior hasta la actualidad. En la primera etapa se hablaba de una protección análoga, aunque cabe decir
que no es lo mismo la prensa escrita que los otros medios. Por ende, la prohibición de censura previa no se
trasladaba necesariamente a la libertad de expresión a través de radio, cine, televisión, los que podían ser objeto
de controles preventivos, con razonabilidad suficiente.
Después, los tratados internacionales aludidos inyectaron normas amplias sobre libertad de expresión y
prohibición de censura. Y a partir de 1994, tienen jerarquía constitucional por lo que se concluye que la censura
previa queda prohibida en nuestro derecho constitucional, no solamente para la prensa, sino para toda forma de
libertad de expresión, por lo que caen los controles preventivos razonables. Hay un amparo global a la libertad
de expresión y todas sus formas y manifestaciones son idénticas.
Triple deslinde: a) la libertad de expresión como derecho personal; b) la proyección socio institucional de la
libertad de expresión a través de los medios de comunicación masiva –el derecho a buscar, recibir y trasmitir
información; a formar y difundir opinión, a circular noticias; a criticar y disentir- y c) la naturaleza empresaria y
lucrativa de la actividad (deben cumplir con las cargas fiscales y las obligaciones de toda actividad lucrativa). Si
bien hay una función social que cumplen, lo que hay de lucrativo resulta perfectamente equiparable a cualquier
otra.
Otras Proyecciones: a) Libertad de información: libre acceso a las fuentes de información que importa recoger
noticias, transmitirlas y difundirlas y el resguardo razonable de la fuente de la información. El Estado no puede
monopolizar las fuentes; el público tiene derecho a que sean públicas, abiertas, veraces y accesibles.
b) Libertad de no expresarse: faz negativa. Derecho al silencio. Objeción de conciencia. Cláusula de conciencia
de los periodistas (si el medio cambia de orientación en su opinión).
c) Secreto profesional (del sacerdote, del médico, del abogado): también hace al derecho a la intimidad
d) Libertad de creación artística (implica la producción artística a través de todas sus formas. En el
caso ―Colombres, Ignacio” de 1976 lo señaló al decir70que constituye una de las más puras manifestaciones
del espíritu humano y fundamento necesario de una fecunda evolución del arte),
e) expresión cinematográfica (caso “Mallo Daniel”, de 1972, fue incluida la tutela),
f) por radio y televisión (caso Servini de Cubría, de 1992 dijo la Corte tiene una protección más débil y atenuada
que la libertad de prensa).
g) los contenidos humorísticos, cómicos, de entretenimiento: hacen parte de la libertad de expresión, cualquiera
que fuera el medio por el que se viertan.
h) La publicidad comercial también hace al ejercicio de la libertad de expresión, pero hay leyes que la regulan y
i) El derecho de réplica o de rectificación y respuesta ( Pacto de San José), protege a las personas frente a
informes inexactos o agraviantes que se difunden públicamente en su perjuicio a través de medios de
comunicación masiva (Caso Emekdgian vs. Sofovich: Corte Suprema, Julio 1992 – réplica ideológica.
j) Con la Reforma de 1994 ver art. 75 inc. 19 párrafo 1°: el Congreso ha de proveer a la investigación y al
desarrollo científico y tecnológico, su difusión y aprovechamiento (presupone la libre expresión de todo aquél
que se dedica a la investigación. Dictar leyes que protejan la libre creación y circulación de las obras del autor
(libertad de expresión y difusión) y el patrimonio artístico y los espacios audiovisuales.
k) Expresión simbólica: situaciones en que expresa algo mediante una actitud externa, o una conducta o un
símbolo, por ejemplo: desplegar o quemar una bandera, afrentar los símbolos patrios. Falta el elemento verbal o
escrito, pero no la conducta expresiva (caso Texas vs. Jonson – 1989, Corte de EEUU) declaró inconstitucional
la aplicación de una ley incriminatoria de los ultrajes a la bandera a quien quemó el símbolo patrio en una
manifestación.

PROHIBICIÓN DE CENSURA PREVIA: plantea varios interrogantes:


¿a qué órganos de poder va dirigida (ninguno puede ejercer y aplicar censura – ni siquiera los tribunales
judiciales si es que en una causa se considera que debe tutelarse una amenaza a algún bien jurídico
personal – vida, intimidad, honor, etc.). Si se introduce la más leve excepción a la prohibición se está
concediendo que siempre existe capacidad de revisar. Prohíbe cualquier censura en cualquier caso y
ante cualquier situación. No significa que sea un derecho absoluto sino relativo como todos;
en cuanto al material protegido no hay discusión 71que alude a la prensa escrita pero sólo opiniones,
informes o también imágenes, publicidad. No admitimos que se pretenda hacer casilleros. Cuando se
pasa de la prensa escrita a otros medios de comunicación masiva, no se puede sostener que para éstos la
protección es más débil o atenuada (caso Cervini de Cubría);
en cuanto a las medidas que son censuras, es cualquiera que importe un control o una revisión anticipada de
la expresión. No es censura todo lo que responsabiliza después de que la expresión se exterioriza ni
tampoco normas de carácter general razonables tal la prohibición de informar la identidad de menores,
autores o víctimas de delito, o la privacidad que un tribunal judicial ordena en un proceso que afecta a
los mismos, ni las que vedan exhibir un film después del espectáculo si encuadra una conducta
delictuosa;
en cuanto a los medios: son todos, es decir, no sólo ideas, informaciones, opiniones, sino también
publicidad, propaganda, contenidos humorísticos.
LA AUTOCENSURA: cuando en el ambiente se dan condiciones de amedrentamiento o de amenazas.
RESPONSABILIDADES ULTERIORES: significa que la libertad no significa impunidad (caso Campillay
de 1986) sostuvo la Corte que es responsable de los daños causados el editor de un diario que difundió el
contenido de un comunicado policial donde se imputaba la comisión de delitos a una persona citada con
nombre y apellido, que luego fue sobreseída penalmente, toda vez que el derecho de informar imponía: a) el
deber de haber citado la fuente policial que difundió el comunicado; b) el utilizar un tiempo de verbo
potencial y el de omitir la identidad del acusado.
DOCTRINA DE LA REAL MALICIA, se ha filtrado esta tesis de los EEUU en la Corte Suprema. El caso
es New York vs. Sullivan de 1964 que exige acreditar que la publicación o la crónica fue realizada con real
malicia, es decir, con conocimiento de su falsedad o con desinterés temerario por averiguar si la información
era o no falsa. Pero esta doctrina fue reducida para los casos en que se afecte a un funcionario público, a una
personalidad pública, o a un particular involucrado en una cuestión de trascendencia pública. Se trata de una
inversión en la carga de la prueba, porque es el afectado el que debe acreditar que se obró de tal manera.
Pero debe correlacionarla con la doctrina Campillay, de modo que se excusa la responsabilidad del
periodista si no se ha citado concretamente la fuente policial del informe; se usó un tiempo de verbo
potencial, que no se haya dado el nombre de la 72persona. Si no se cumplió alguno de estos requisitos,
entra a funcionar la doctrina. Luego tenemos el caso Morales Solá de 1996, en donde dejó sin efecto la
condena penal impuesta por el delito de injurias una narración del actor en un libro.
DERECHO DE REPLICA. Cabe reputarlo como uno de los derechos implícitos (art. 33 de la Constitución).
Protege la dignidad, el honor y la privacidad. Guarda relación con el derecho a la información y procura que
ingrese al circuito informativo la rectificación o respuesta de la persona afectada. No significa
necesariamente la tipificación de un delito. El perjuicio que se subsana es ajeno a ello. Se la ha considerado
una garantía. Está contemplado en el Pacto de San José. Interpretar el alcance de la expresión de que los
tratados son complementarios. En los casos Ekmekdjian y Sánchez Abelenda, de 1988 la Corte lo había
negado, pero luego, en 1992 lo reconoce en Ekmekdjian c/Sofovich, por mayoría de 5 votos. Fallos
criticados por Bidart Campos.
LA LIBERTAD DE PRENSA: la fórmula es la de publicar las ideas sin censura previa y se extiende a todas
las medidas que restringen arbitrariamente la libertad de prensa: trabas a la instalación de las imprentas, la
distribución oficial de las cuotas de papel, la obligación de publicar avisos oficiales o privados, la
prohibición de dar determinadas noticias, el monopolio de los medios de difusión periodística, las
restricciones en el acceso a las fuentes de información.
La constitución presupone que hay prensa y que debe haber prensa. Que exista prensa depende de la
iniciativa y del pluralismo de la sociedad. No del estado.
CONTENIDO: a) para el autor. Frente al Estado: inmunidad de censura; frente al periódico: es una
pretensión de publicación y también frente al mismo, no puede alterarse el contenido. Para el periódico:
frente al Estado igual inmunidad y frente al autor: libertad para publicar o no publicar, pero si publica, debe
mantener la fidelidad del texto. Sujeto activo es entonces el periodista como el propietario o editor.
Es aplicable a todos los medios de comunicación social.
La obligación de publicar cualquier contenido, es inconstitucional y no interesa diferenciar entre sección
informativa o comercial pues podría filtrarse algún elemento doctrinario reñido con la línea del medio de
prensa.
El derecho judicial ha acuñado expresiones en la materia de mucha importancia: a) la libertad de prensa
es una de las que posee mayor entidad; b) la 73esencia es el reconocimiento de que todos los hombres
gozan de esta facultad; no se puede pretender impunidad cuando se la utiliza para cometer delitos comunes;
los excesos reprobables en que incurren los autores no justifican la clausura de la publicación. Tiene un
alcance amplio y por ejemplo se la afecta cuando se fijan fianzas o permisos; se la afecta también si se
pudiera luego reprimir publicaciones inofensivas; implica el ejercicio de la libre crítica de los funcionarios;
el editor no es penalmente responsable por la publicación de escritos de terceros.
Caso Ponzetti de Balbín (1984) alude a las transformaciones de la sociedad moderna que obligan a
reexaminar la concepción tradicional del derecho y alude a los tres ámbitos.
Caso Servini de Cubría de 1992 revocó una medida cautelar prohibitiva de la emisión de un programa
televisivo con contenidos que la autora había señalado y que ni siquiera se conocía, como lesivos de su
honor.
Es interesante mencionar el tema del poder disciplinario de las cámaras del congreso con la libertad de
expresión y priorizó esta última, al hacer prosperar el habeas corpus para levantar un arresto (caso Pelaez de
1994 del Senado y Viaña de 1995 de la Legislatura de Tucumán).
Durante el estado de sitio puede sufrir restricciones severas pero las medidas son susceptibles de
rectificación judicial.
De los tratados, extraemos el Pacto de San José que reconoce la libertad de pensamiento y expresión, la
imposibilidad de censura previa y el derecho de réplica, en las condiciones que establezca la ley.

ART. 32: El Congreso Federal no puede dictar leyes que restrinjan la libertad de imprenta ni establezcan
sobre ella la jurisdicción federal. Lo que prohíbe es restringir y lo que protege es la libertad. Una
interpretación restrictiva llevaría a que se sostenga que se prohíbe legislar sobre prensa. Pero lo que hay que
tener en cuenta que habla de restringir y de imprenta y no de prensa. Además hay doctrina que sostiene que
no es de competencia de las provincias hacerlo.
Que pasa con los delitos cometidos por medio de la prensa?. Acá no hay dudas que la prensa es el
instrumento de la comisión del delito.
Y está permitida la legislación nacional sobre radio y televisión pues despliegan su actividad
comunicativa mediante ondas transmisoras que 74integran el espacio aéreo y que sobrepasan los límites
de las provincias.

DERECHO DE LIBRE ASOCIACIÓN


Es un derecho expresamente reconocido por el art. 14: asociarse con fines útiles. Utilidad como sinónimo de
no dañino. En cuanto derecho individual: libertad de las personas físicas de formar una asociación; ingresar a
una existente; no ingresar a una asociación determinada o a ninguna; dejar de pertenecer. Hay un aspecto
positivo: asociarse, y un aspecto negativo: no asociarse. En el caso Ormache de 1986 la Corte Suprema declaró
la inconstitucionalidad del art. 157 de la Constitución de Entre Ríos en cuanto prohíbe al personal administrativo
del Poder Judicial ejercer actividades políticas, por violentar los arts. 14, 16 y 33.
En cuanto al derecho de la asociación implica reconocerle un status jurídico y una zona de libertad
jurídicamente relevante en la que no se produzcan interferencias de parte del Estado. En el primer caso, el Estado
debe reconocerle la capacidad de derecho: otorgamiento de la personería jurídica. La decisión administrativa es
susceptible de revisión judicial. Las entidades privadas no pueden ser intervenidas por el Poder Ejecutivo, sin
orden judicial.
Existen también personas jurídicas de derecho público: estatales o no estatales. Un tipo especial son las
asociaciones profesionales con personería gremial. Las personas jurídicas extranjeras tienen capacidad
(extraterritorialidad).
REFORMA DE 1994: Art. 38: reconoce a los partidos políticos. Art. 42: las autoridades proveerán a la
Constitución de asociaciones de consumidores y usuarios; art. 43: entre los legitimados al amparo, las
asociaciones que propendan a los fines que allí se protegen; art. 75 inc. 17: obliga al Congreso a reconocer la
personería jurídica de las comunidades de los pueblos aborígenes.
CAPACIDAD de las Asociaciones: Regla de la especialidad. Para todo lo que está comprendido en sus fines
propios, siempre más reducidos que los del hombre. Art. 35 del Código Civil: para los fines de la institución.
Tienen poder de disposición para realizar actos jurídicamente relevantes dentro del fin; hay un área de libertad
inofensiva
PODER DISCIPLINARIO: El Estado no interfiere en 75su ejercicio. Sólo descalificable judicialmente si se
afectó el derecho de defensa en juicio o se incurrió en arbitrariedad manifiesta.
DERECHO DE NO ASOCIARSE: faz negativa del derecho. El ingreso a toda asociación debe ser voluntario, no
pudiendo compelerse a nadie a incorporarse a una asociación. En el caso Outon de 1967 aseveró la Corte que la
agremiación coactiva no puede cohonestarse con supuestas razones de interés sindical y bien común. La Ley
14.455 sobre asociaciones sindicales consagró el derecho de afiliarse, de no afiliarse, y de desafiliarse y
consideró violatoria la exigencia de agremiación sindical y la exhibición del carnet que otorgaba un solo
sindicato para obtener empleo. Hay casos discrepantes como el de Inchauspe y Cavic en donde se admitió la
constitucionalidad de la afiliación compulsiva. En el caso Sogga (1945) la Corte declaró la inconstitucionalidad
de la Ley de colegiación obligatoria de Abogados de Santiago del Estero, pero en la década del 70 las avaló en el
caso Sánchez (Chaco) y Guzmán (Entre Ríos) . Igual en el caso Ferraris de 1986 de la ciudad de Buenos Aires,
porque el Colegio Público no es una asociación que se integre con la adhesión libre y espontánea de cada
componente. Fue en queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. La Comisión rechazó la
queja. El argumento es que es una institución de derecho público. No muy convincente.
SINDICATOS: art. 14 bis, organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un
registro especial. Receptan la pluralidad sindical. No es constitucional reconocer un solo sindicato por actividad
o por gremio. Si el sindicato único surge espontáneamente, tampoco. Las leyes han organizado dos tipos: a) las
meramente inscriptas y b) las reconocidas con personalidad gremial. Estas últimas son una creación legal a las
que se les reconocen los derechos gremiales y la representación ante el Estado. Es inconstitucional la ley que
adjudica monopólicamente todos los derechos gremiales a la asociación con personalidad gremial.
LIBERTAD DE CONTRATAR: derecho implícito. a) derecho a decidir la celebración o no de un contrato; b)
derecho de elegir con quien contratar; c) derecho de regular el contenido del contrato. Principio de autonomía de
la voluntad. Restricciones en caso de seguros obligatorios. El contrato es fuente no estatal de producción
jurídica. Pero, no se debe absolutizar ni sacralizar. La presencia del Estado es necesaria. Mercado de consumo de
bienes o servicios y los contratos standard. Los dueños del mercado son los dueños del contrato.
LIMITACIONES: el derecho positivo suministra límites por razones de orden público, moral pública y de los
derechos de terceros. Por ej. en materia laboral y del derecho de familia. Intervención del Estado puede ser:
a) permanente y anticipada; b) excepcional y76transitoria: b1) adoptando medidas en contratos
celebrados anteriormente y en curso de ejecución; b2) adoptando medidas sobre contratos que se van a celebrar
en el futuro. El contrato y la ley retroactiva: a partir que los contenidos regulados en el contrato forman parte
del derecho constitucional de propiedad, las leyes no pueden privar de derechos ya incorporados al patrimonio
(derechos adquiridos), sino es retroactiva la ley y por ende inconstitucional.
El contrato y las medidas de emergencia: a) contratos celebrados: en tanto no se afecten las prestaciones
cumplidas, sí pueden ser alcanzados por las mismas. Pero no puede tener validez la disminución de las
prestaciones debidas. b) contratos que se van a celebrar durante la emergencia: son válidas las medidas,
aplicando la pauta de razonabilidad.

LIBERTAD DE LOCOMOCION O CIRCULACIÓN: ART. 14. Proyección de la libertad corporal. El derecho a


obtener un pasaporte es parte esencial de este derecho (O.A. c/Estado Nacional de 1985).
ENTRAR: quien no ha ingresado nunca, no es habitante, pero potencialmente tiene el derecho. Pero es un
derecho relativo. Alcanza: a) nacional; b) extranjero. Reglamentación sobre el acceso y la admisión de
las personas.
PERMANECER: residencia más o menos estable, pudiendo ser el turista o el residente permanente. La
convierte en miembro de la población del Estado.
TRANSITAR: presupone el derecho al cambio de residencia o domicilio en el País.
SALIR: sea con intención definitiva o transitoria. Son válidas las reglamentaciones que regulan el derecho,
pero no puede imponerse gravámenes que por su monto desnaturalicen el derecho. Tasas de pasaporte,
por ejemplo, deben ser moderadas.
ASPECTOS GENERALES: asilo y extradición, sean internas o internacionales incorporadas al derecho interno,
son constitucionales. Extradición activa: es la que requiere nuestro Estado –importa la entrada coactiva-;
Extradición pasiva: requerida por otro estado frente al nuestro, importa una restricción al derecho de permanecer.
En ningún caso violan el art. 14. Estado de sitio: sufre una fuerte restricción el derecho de circulación, a raíz de
la facultad del presidente de arrestar y trasladar personas dentro del País.
REGLAMENTACIÓN LEGAL DEL TRANSITO: PUEDE EL Congreso dictar una ley con vigencia para
todo el territorio?. a) el tránsito encuadra en el77concepto de comercio con que se interpreta la cláusula
llamada comercial del art. 75 inc. 13: por ende, si reglar el comercio interprovincial es competencia exclusiva del
Congreso, puede hacerlo; b) es uno de los derechos reconocidos por el art. 14, por lo tanto
puede ser reglamentado. Pero las provincias mantienen competencia en lo no regulado.

ESTADO: Teorías: a) es nada más que una persona jurídica y esa personalidad es creada por el Derecho, por la
Técnica Jurídica. La totalidad de hombres que forman el Estado configura una unidad indivisible diferente de sus
miembros. Acogen un método puro de tipo Jurídico. Quelsen lo define como la personificación del orden
jurídico total; b) la personalidad jurídica del Estado es algo así como la vestidura o máscara que el Derecho
coloca por encima de una realidad social, de un fenómeno sociológico espontáneo. Hay una personalidad social
anterior y preexistente a la personalidad jurídica, que surge con independencia del Derecho, como fenómeno
sociológico y que es el soporte de la personalidad jurídica.
El Estado es una persona, tiene personalidad, pero no como el hombre, no tiene una realidad sustancial: existen
en y por los hombres, es de tipo accesorio y accidental, es un modo de ser que afecta al hombre y a su
convivencia: no existiría si no hubiera hombres.
La personalidad jurídica del Estado tiene carácter público es una persona jurídica del Derecho Público. Antes la
doctrina dividía o desdoblaba esa personalidad en una persona pública y en otra privada. A la primera, la veía
cuando actuaba con todo el rigor y con todo el imperio de su poder público; por ejemplo al legislar, al cobrar
impuestos, al expropiar un bien; a la segunda, cuando en el marco del Derecho Privado realizaba un acto
jurídico, teoría que actualmente ha sido dejada de lado. Basta con decir que a veces obra en el campo del
Derecho Público y otras veces en el Derecho Privado. La personalidad jurídica del Estado es una sola y es
siempre pública, la que es diversa es su actividad.
IMPUTACIÓN JURÍDICA: Es para afirmar su continuidad en el tiempo. Si el Estado no fuera una persona
jurídica, faltaría la base para dar permanencia y continuidad a las relaciones jurídicas en que interviene. Cada vez
que cambiaba un gobierno, los actos del anterior serían desconocidos por el nuevo. Las leyes subsisten
aunque los legisladores cambien y los contratos78administrativos siguen en vigor aunque quien los
celebró ya no sea un funcionario público y las sentencias se cumplen pese a que el juez pueda ya no estar en el
cargo. Por eso los actos de los gobernantes se atribuyen al Estado, que es la persona jurídica a la cual representan
y en cuyo nombre actúan. El Estado –persona jurídica- actúa por medio de sus representantes.
LA SOBERANÍA: Para hablar de soberanía es menester que exista el poder y para que exista el poder debe
haber un Estado al cual pertenezca. Quiere decir, etimológicamente, superioridad. El Estado es una organización
que dispone de un poder propio, originario que se impone en sus decisiones sin depender de otros, por sus
propias fuerzas. Es una cualidad del poder del Estado. Traduce la no dependencia. Reparar en Grecia y Roma
aún cuando el concepto no había sido elaborado. La Edad Media, en cambio es el tiempo histórico en donde
germina el concepto. Por de pronto, las disputas entre el poder político y el poder religioso. Cuando el poder del
Estado se coloca por encima de los demás, necesita un concepto que lo caracterice y ese es el concepto de
Soberanía. Formas de Estado y Formas del Gobierno: quien manda?, se refiere a quiénes son los gobernantes.
Como se manda, alude al modo como se ejerce y para saber cómo se ejerce un poder hay que relacionarlo con
los otros elementos: a) cuando lo relacionamos con el territorio aparecen las formas de Estado unitaria y federal
y cuando lo relacionamos con la población aparecen en la Democracia, el Estado autoritario y el Estado
totalitario. En cuanto a formas de gobierno encontramos el parlamentarismo y el presidencialismo. Acordar que
la Democracia desde antaño fue incluida entre las formas de gobierno. La República suele mencionarse también
como forma de gobierno. También las formas semidirectas como el referéndum que puede ser post legem o ante
legem facultativo, obligatorio o vinculatorio. Se somete a votación una norma; el plebiscito, en que se somete a
votación una cuestión política; la iniciativa popular; la destitución popular y el veto popular.

GOBIERNO: El Poder es una actitud o una potencia que necesita de hombres que sean sus titulares y que lo
ejerzan. A los hombres

79
MEDIDAS CAUTELARES
Frente a una pretensión procesal es necesario sustanciar un proceso para dar, al cabo del mismo, la respuesta
jurisdiccional. Desde la pretensión principal hasta la sentencia definitiva es necesario transcurrir un proceso; y
cuanto mayor sea el tiempo que demore, existe el peligro que la situación de hecho se altere de modo tal que
torna ineficaz o ilusoria la decisión jurisdiccional. Por ello, dice Alsina que el Estado no puede desentenderse de
las consecuencias de la demora que necesariamente ocasiona la instrucción del proceso, y debe por lo tanto
proveer las medidas necesarias para prevenirlas, colocándolas en manos del juez y de los litigantes. Tales –dice-
son las llamadas medidas precautorias que tienen la misión de impedir que la justicia se reduzca a ser una tardía
e inútil expresión verbal.
El proceso cautelar es aquel que se origina en una pretensión cautelar. Y la pretensión cautelar tiende al dictado
de una resolución cautelar. La sentencia cautelar contiene un aspecto declarativo, es decir, declara el derecho en
la cuestión sometida a juzgamiento. Pero existe una particularidad que consiste en que la declaración no es en
grado de certeza. Es decir el juicio de verdad en esta materia se encuentra en oposición a la finalidad del instituto
cautelar, que no es otra cosa que atender a aquello que no excede del marco de lo hipotético, dentro del cual
agota su virtualidad.
Es importante tener en cuenta que no es una mera providencia sino que constituye una resolución de mérito: el
juez debe determinar la apariencia del derecho y la concurrencia de los demás elementos que caracteriza a las
mismas. La cognición cautelar se limita a un juicio de probabilidades y verosimilitud, teniendo su resultado el
valor no de una declaración de certeza, sino de mera hipótesis, que en el transcurso del juicio y al momento de
dictarse la providencia principal, podrá verse si corresponde con la realidad.
Cuando formula su demanda, el derecho del actor se aparece como posible; cuando se dicta sentencia de
condena, ese derecho se tiene como cierto. Pero entre la posibilidad y la certeza surge un grado intermedio,
cual es el de la apariencia, susceptible de graduaciones80diversas, según sea esta apariencia mas o menos
intensa. Pero no basta la mera posibilidad del derecho, sino que se requiere algo más que esta posibilidad y algo
menos que la certeza pues de lo contrario podrían convertirse en armas preciosas para el litigante temerario.
Representan un anticipo de la garantía jurisdiccional de la defensa de las personas y de los bienes.
El proceso cautelar entonces es un conjunto de actos que se desarrollan en forma coordinada y progresiva
tendiente a obtener una medida judicial que asegure el eventual cumplimiento de la sentencia de mérito a
dictarse en un proceso de conocimiento o de ejecución.
Cabe decir que el proceso cautelar carece de autonomía con respecto al proceso principal cuya eficacia garantiza,
pero tiene principio propio.
La sentencia cautelar es la respuesta jurisdiccional al objeto final de la pretensión procesal y la facultad de su
dictado es inherente a los poderes que integran la jurisdicción judicial y a la finalidad misma del establecimiento
de ese poder. Los árbitros y amigables componedores no pueden decretar medidas cautelares, y así lo dice de
manera expresa el Código Procesal de la Nación, al decidir que debe requerirlas al juez y este prestar el auxilio
de su jurisdicción para la más rápida y eficaz sustanciación del proceso arbitral.
Las medidas cautelares autorizadas entran en la esfera dispositiva del demandante, lo que traduce que es
facultativo para las partes requerir al juez su despacho. La circunstancia de no ejercer este derecho, es decir, de
no solicitarlas no puede determinar una presunción en contra de la parte que no la peticiona, ni un mejoramiento
de la situación de fondo de su contendiente. En tal sentido, el Art.195 del Código Procesal de la Provincia dice
que podrán ser solicitadas antes o después de deducida la demanda.
A su vez si la demandada consiente una medida cautelar, ello no significa que acepta la procedencia del derecho,
porque las precautorias no prejuzgan sobre la existencia o nó del derecho sustancial invocado.
CARACTERES: a)No constituyen un fin en si mismo, sino que son un accesorio, instrumento o elemento de
otro proceso, por cuanto se otorgan en consideración al derecho que ha de esclarecerse mediante las formas
regulares que aseguran la defensa en juicio; b) Se decretan inaudita parte, pues si se cursara notificación al
afectado se le otorgaría la posibilidad de frustrar el objeto a que tiende; c) el conocimiento jurisdiccional es
sumario; d) son provisionales pues mantienen su vigencia en tanto subsistan las circunstancias que las
engendraron y paralelamente, denegada una medida, su rechazo no impide recabarla nuevamente, en tanto
se hubiere modificado la situación de hecho o de81derecho; e) son mutables o flexibles: para evitar
perjuicios o gravámenes innecesarios al titular de los bienes, puede disponerse un aseguramiento distinto al
solicitado, o limitarlo teniendo en cuenta la importancia del derecho que se intenta proteger (Art. 204 Código
Procesal); f) No producen los efectos de la cosa juzgada material, no causan instancia y su acogimiento no
implica prejuzgamiento; g) no tienen incidencia directa sobre la relación procesal en sí, de allí que no
interrumpan el plazo de caducidad de instancia; h) son de ejecutabilidad inmediata: los recursos se conceden en
el sólo efecto devolutivo; i) revisten carácter de urgente: pueden pedirse antes de la demanda, decretarse por juez
incompetente, sin sustanciación, se arbitra un mecanismo especial de suma celeridad para recibir información
sumaria y ningún incidente podrá detener su cumplimiento (Arts. 195, 196, 197 y 198 del Código Procesal).
FUNDAMENTO:
Garantizan la igualdad de las partes en el proceso, impidiendo la modificación de la cosa litigiosa. No se acuerda
porque se sospeche de la buena fe del deudor, sino para que la acción y el juicio cumplan su fin práctico.
CLASIFICACIÓN:
Según la forma en que estén legisladas, resultan nominadas, es decir descriptas y reguladas o genéricas que son
las que carecen de regulación expresa (Art. 232). Según sus efectos: conservativas (embargo) o innovativas,
cuando el litigio es provisionalmente compuesto a través de la modificación y no del mantenimiento del estado
de hecho. Según lo que se trata de asegurar se distinguen medidas para asegurar bienes o personas.
CRITERIO DE ADMISIÓN:
Se ha impuesto en doctrina y jurisprudencia un criterio amplio para su acogimiento, remontando la estrictez que
imperara durante la vigencia de los códigos anteriores. Se aducía que toda esta materia debía ser de
interpretación restrictiva y por tanto de carácter excepcional y solo para los supuestos típicos.
Pero ocurre que mas allá del interés privado del solicitante, hay un orden público que exige que los fallos reciban
efectivo acatamiento. Hay una necesidad de que el proceso cumpla su función. El servicio de justicia no puede
quedar desguarnecido y la lentitud no puede conspirar contra el proceso mismo. Tampoco cabe convertir al
proceso cautelar en formidable arma de presión para inmovilizar al adversario y forzarlo a transacciones inicuas.
Por ello, en el terreno cautelar la vía correcta es la exigibilidad de contracautela suficiente y la oportuna
atribución de responsabilidad por el indebido uso del aseguramiento.
82
PRESUPUESTO: a) verosimilitud del derecho: por vía de exclusión cabe desechar aquellas pretensiones que no
exhiban coherencia lógico formal y ensamble jurídico adecuado. La interinidad del juzgamiento no es
superficialidad. Cabe rechazar el reclamo que carece de razonable encuadramiento. Se ha afirmado que el juez
debe juzgar sobre la procedencia de la medida en sí misma mas no prejuzgar sobre el fondo del asunto. En
ocasiones resultará útil acudir a un concepto de orden general: las máximas de experiencia. Particular
trascendencia reviste la existencia de presunciones legales, como por ejemplo la del Art. 1113 del Código Civil:
daños causados por el riesgo o vicio de las cosas. En tal sentido, es relevante el criterio fijado en el caso
―Camacho‖ por la Corte Suprema el 7 de agosto de 1997 en que reclamó el actor una medida innovativa que
impusiera a los demandados el pago de una prótesis en reemplazo de su antebrazo izquierdo, amputado por una
máquina. La medida fue desestimada en primera y segunda instancia. La Corte dijo que si bien este tipo de
resoluciones no son susceptibles de revisión, tal principio cede cuando la decisión produce un agravio de
insuficiente, tardía o dificultosa reparación ulterior. Se puso de manifiesto que la tardanza en la colocación de la
prótesis, provocaría un perjuicio irreversible en la posibilidad de recuperación física y psíquica cuanto también
que la situación de mantenerse le impedía desarrollar cualquier relación laboral. Consideró la Corte que la
medida innovativa es excepcional, al alterar el estado de hecho o de derecho existente y requiere prudencia en la
apreciación de los recaudos. Que el juez de grado tuvo por acreditada la verosimilitud cuando dispuso la traba de
embargo preventivo sobre los bienes de los demandados. Que acreditó el actor los intentos de éstos de disminuir
su patrimonio. Que es de esencia de estos institutos enfocar sus proyecciones –mientras dure el litigio- sobre el
fondo mismo de la controversia ya sea para impedir un acto o para llevarlo a cabo. Así, brindó la Corte
protección urgente al derecho del actor. Reparó en el carácter innominado de la decisión reclamada. Constituye
un importante avance en la meta hacia un proceso justo, mediante soluciones oportunas y tempranas. Reparar en
el antecedente del Código Civil de la prestación de alimentos provisorios. También el art. 680 bis del Código
Procesal del año 1995, que faculta al demandante en un desalojo que se dirija contra un intruso, pedir en
cualquier estado del juicio y luego de trabada la litis, le inmediata entrega del inmueble, siempre que el derecho
fuese verosímil y previa caución. En suma, no se encuentra relevado de comprobar la bondad de su derecho.

OPORTUNIDAD 83
TITULO VII
Sistema Electoral Nacional
CAPITULO I
De la elección de Presidente y Vicepresidente de la Nación
Artículo 148.- El Presidente y Vicepresidente de la Nación serán elegidos simultánea y directamente
por el pueblo de la Nación, con arreglo al sistema de doble vuelta, a cuyo fin el territorio nacional
constituye un único distrito.
La convocatoria deberá hacerse con una anticipación no menor de noventa (90) días y deberá
celebrarse dentro de los dos (2) meses anteriores a la conclusión del mandato del Presidente y
Vicepresidente en ejercicio.
La convocatoria comprenderá la eventual segunda vuelta, de conformidad con lo dispuesto por el
artículo siguiente.
Cada elector sufragará por una fórmula indivisible de candidatos a ambos cargos.
(Artículo sustituido por art. 2 de la Ley N° 24.444 B.O. 19/1/1995).
Artículo 149.- Resultará electa la fórmula que obtenga más del cuarenta y cinco por ciento (45 %) de
los votos afirmativos válidamente emitidos: en su defecto, aquella que hubiere obtenido el cuarenta
por ciento (40 %) por lo menos de los votos afirmativos válidamente emitidos y además existiere una
diferencia mayor de diez puntos porcentuales respecto del total de los votos afirmativos válidamente
emitidos, sobre la fórmula que le sigue en número de votos.
(Artículo sustituido por art. 2 de la Ley N° 24.444 B.O. 19/1/1995).
Artículo 150.- Si ninguna fórmula alcanzare esas mayorías y diferencias de acuerdo al escrutinio
ejecutado por las Juntas Electorales, y cuyo resultado único para toda la Nación será
anunciado por la Asamblea Legislativa atento lo 84dispuesto por el artículo 120 de la presente ley,
se realizará una segunda vuelta dentro de los treinta (30) días.
(Artículo sustituido por art. 2 de la Ley N° 24.444 B.O. 19/1/1995).
Artículo 151.- En la segunda vuelta participarán solamente las dos fórmulas más votadas en la
primera, resultando electa la que obtenga mayor número de votos afirmativos válidamente emitidos.
(Artículo sustituido por art. 2 de la Ley N° 24.444 B.O. 19/1/1995).
Artículo 152.- Dentro del quinto día de proclamados las dos fórmulas más votadas, éstas deberán
ratificar por escrito ante la Junta Electoral Nacional de la Capital Federal su decisión de presentarse a
la segunda vuelta. Si una de ellas no lo hiciera, será proclamada electa la otra.
(Artículo sustituido por art. 2 de la Ley N° 24.444 B.O. 19/1/1995).
Artículo 153.- En caso de muerte o renuncia de cualquiera de los candidatos de la fórmula que haya
sido proclamado electa, se aplicará lo dispuesto en el artículo 88 de la Constitución Nacional.
(Artículo sustituido por art. 2 de la Ley N° 24.444 B.O. 19/1/1995).
Artículo 154.- En caso de muerte de los dos candidatos de cualquiera de las dos fórmulas más
votadas en la primera vuelta electoral y antes de producirse la segunda, se convocará a una nueva
elección.
En caso de muerte de uno de los candidatos de cualquiera de las dos fórmulas más votadas en la
primera vuelta electoral, el partido político o alianza electoral que represente, deberá cubrir la
vacancia en el término de siete (7) días corridos, a los efectos de concurrir a la segunda vuelta.
(Artículo sustituido por art. 2 de la Ley N° 24.444 B.O. 19/1/1995).
Artículo 155.- En caso de renuncia de los dos candidatos de cualquiera de las dos fórmulas más
votadas en la primera vuelta, se proclamará electa a la otra.
En caso de renuncia de uno de los candidatos de cualquiera de las dos fórmulas más votadas en la
primera vuelta electoral, no podrá cubrirse la vacante producida. Para el caso que la renuncia sea del
candidato a Presidente, ocupará su lugar el candidato a Vicepresidente.
(Artículo sustituido por art. 2 de la Ley N° 24.444 B.O. 19/1/1995).
85
COMPETENCIAS DISPERSAS DEL CONGRESO: 1) Impulsar la reforma de la Constitución (art. 30); 2) Fijar
la sede de la Capital Federal (art. 3). Previa sesión de una o más legislaturas provinciales. Recordar antecedente
Viedma, Carmen de Patagones; 3) Creación de nuevas provincias (art. 13). Pero no puede erigirse una en el
territorio de otra, sin el consentimiento de la Legislatura de las provincias interesadas y del Congreso; 4) Fijación
de los límites interprovinciales (art. 75 inc. 15): a) qué pasa cuando hay una zona litigiosa; b) necesidad de un
redimensionamiento geográfico; c) es innegable que tiene facultad de aprobar tratados de límites
interprovinciales; d) límites marítimos. Son límites internacionales. 5) Cooparticipación; 6) Formación del
Tesoro (art. 4); 7) Facultad de dictar leyes sobre la forma probatoria de los actos públicos y procedimientos
judiciales (art. 7); 8) Facultad de establecer tarifas en Aduanas nacionales (art. 9); 9) Reglamentación de los
derechos individuales (art. 14); 10) Declaración y calificación de utilidad pública en caso de expropiación (art.
17); 11) Principio de legalidad y demás seguridades en materia penal (arts. 18 y 19); 12) Legislación sobre
obligaciones del ciudadano de armarse en defensa de la Patria (art. 21); 13) Establecimiento del Juicio por
Jurado (arts. 24, 75-12 y 118); 14) Defensa de la soberanía (art. 36); 15) Reglamentación de la ética pública (art.
36); 16) Régimen de Partidos Políticos y legislación electoral (arts. 37 y 38); 17) ley reglamentaria del derecho
de iniciativa popular (art. 39); 18) Ley de consulta popular (art. 40); 19) Legislación sobre Derecho Ambiental:
recomposición del daño ambiental y presupuestos mínimos de protección al ambiente (art. 41); 20) legislación
sobre regulación de las asociaciones de consumidores y usuarios (arts. 42 y 43); 21) Fijación de la representación
en la Cámara de Diputados (art. 45); 22) remuneración de Diputados y Senadores (art. 74); 23) Ley Orgánica de
la Auditoría General de la Nación (art. 85); 24) Ley Orgánica sobre el Defensor del Pueblo (art. 86); 25) Ley de
Acefalía (art. 88); 26) Juramento del Presidente y Vice (art. 93); 27) Ley de Ministerios (art. 100); 28) Consejo
de la Magistratura y Jurado de Enjuiciamiento (arts. 114 y 115); 29) Regulación de la competencia de los
tribunales federales (art. 117); 30) ley del Ministerio86Público (art. 120).
COMPETENCIAS DEL ART. 75. Arreglo de la deuda interna y externa del Estado. En la práctica se ha
desplazado hacia el Poder Ejecutivo. Mutación constitucional.
Presupuesto: Art. 100 inc. 6°: el Jefe de Gabinete envía al Congreso el proyecto de Ley de Presupuesto, previo
tratamiento en acuerdo de Gabinete y aprobación del Poder Ejecutivo. Y el Congreso fija anualmente, respetando
la distribución entre Nación y provincias, el presupuesto general de gastos y cálculo de recursos de la
administración nacional, en base al programa general de gobierno y al plan de inversiones públicas y aprueba o
desecha la cuenta de inversión (inc. 8°). Si bien es diferente del inc. 2°, se conecta con el mismo. Hay un
lineamiento presupuestario inexorable. La Ley de Presupuesto es anual y no se deben incluir normas ajenas a lo
que el presupuesto es en sí mismo. Se considera como un instrumento a través del cual el Estado actúa sobre la
economía; la Ley de Presupuesto no es una ley fiscal, es decir no crea, modifica ni suprime impuestos, bien que
deba computarlos entre los ingresos. Reparar que el Jefe de Gabinete hace recaudar las rentas de la Nación y
ejecuta la Ley de Presupuesto (art. 100 inc. 7). Cuando habla de la cuenta de inversión es evidente que atribuye
al Congreso un rol de control del presupuesto ejecutado, que parte de la doctrina llama control póstumo y que no
debe confundirse con el control durante la ejecución. Esta competencia no es legislativa, por lo que no debería
ejercerse mediante la sanción de la ley. Pero si tomara esa forma el P.E. no puede vetarla. Es un control
obligatorio.
COMPETENCIAS EN MATERIA BANCARIA Y MONETARIA: Establece un banco federal con facultad de
emitir moneda (inc. 6°). Dicha facultad está prohibida a las provincias (art. 126). El inc. 11 asigna al Congreso
hacer sellar moneda, fijar su valor y el de las extranjeras. Las provincias no pueden acuñar moneda (art. 126).
Puede también establecer otros bancos nacionales (inc. 6°). Legisla sobre falsificación de moneda (inc. 12). El
inc. 19 obliga al Congreso a preservar el valor de la moneda. Ley 23.928 implicó el ejercicio de tal competencia.
La moneda de curso legal es aquella cuya aceptación es irrehusable y obligatoria y apareja poder cancelatorio.
Facultad de los jueces para admitir la depreciación monetaria.
SISTEMA COMERCIAL: Inc. 13: faculta a reglar el comercio exterior y de las provincias. En cuanto al primero
juega en concordancia con el régimen aduanero de carácter federal. Sistema de pesos y medidas (art. 75 inc. 11).
Sistema métrico decimal. La hora oficial, como medida del tiempo, no está incluida en la norma. Por
consiguiente las provincias pueden apartarse de la 87hora oficial.
INCISO 12.
CLAUSULA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS: Políticas de Derechos Humanos (inc. 22). Políticas de
integración regional (inc. 24). Medidas de acción positiva (inc. 23). Organización del Poder Judicial (inc. 20):
establecimiento de los órganos; distribución de la competencia y dictado de normas de procedimiento.
AMNISTIA: Olvido o perdón del delito. No recae sobre un individuo determinado. Extingue la acción y la pena
y reputa inocente a los autores, pudiendo disponerse antes del proceso, pendiente el mismo o después de
concluido. No puede amnistiarse delitos constitucionales.

INVIOLABILIDAD DE LA PROPIEDAD: inviolable no significa que es absoluta, ni exenta de función social;


significa que ni el Estado ni los particulares pueden dañarla, turbarla, desconocerla o desintegrarla. Se garantiza
a través de una serie de prohibiciones: a) nadie puede ser privado de su propiedad sino mediante sentencia
fundada en ley (art. 17); b) la confiscación de bienes queda borrada para siempre del Código Penal;: c) ningún
cuerpo armado puede hacer requisiciones ni exigir auxilios de ninguna especie.
La confiscación es el apoderamiento de los bienes de una persona por parte del Fisco. Penalmente, es la
sanción que con igual alcance se aplica a una persona condenada por un delito. La Constitución la ha suprimido
como pena. Está abolida. Toda privación arbitraria de la propiedad se equipara a la confiscación y es
inconstitucional. Privar de la propiedad sin indemnizar equivale a confiscar. Pero no puede asimilarse el
decomiso de objetos particulares que son producto o instrumento de delitos, ni la recuperación de bienes mal
habidos cuando la dispone una sentencia.
Las requisiciones y los auxilios en dinero también están suprimidos. Se refiere a auxilios por parte de cuerpos
armados y no está limitada solamente en tiempos de paz. Si ocurren en épocas de guerra, se debe asegurar la
debida indemnización y requiere: causa suficiente; ley que la autorice; indemnización. Si el bien requisado no se
consume, debe volver al patrimonio del propietario. De todas maneras, ello no priva el derecho de reclamar la
indemnización por daño.
LIMITACIONES A LA PROPIEDAD: el derecho no es exclusivo, porque hay restricciones, ni perpetuo
porque puede extinguirse mediante la expropiación. 88Hay limitaciones civiles o establecidas en interés
privado y administrativas o establecidas en interés público. Las primeras se rigen por el Código Civil y las
segundas por el derecho administrativo, pues se imponen en beneficio colectivo y no son indemnizables: el
apoyo en inmuebles de hilos o cables; la prohibición de edificar sobrepasando una altura máxima; la obligación
de respetar un estilo; de construir con determinado material; la fijación de chapas indicadoras del nombre de
calles; la prohibición de propalar ruidos molestos. Suelen consistir en obligaciones de no hacer o de dejar hacer,
pero también en una obligación de hacer.
Las servidumbres administrativas, se diferencian de las restricciones, porque implican sustracción o
desmembración que afectan la exclusividad de la propiedad, en beneficio público. En cambio las restricciones no
merman el contenido de la propiedad.

EXPROPIACIÓN: es una de las limitaciones del derecho de propiedad en el tiempo. Es un acto unilateral por el
cual el Estado priva de la propiedad de un bien al titular del derecho sobre el mismo, con fines de utilidad
pública, mediante calificación por ley e indemnización. ―Ex‖ significa poner fuera la propiedad.
El fundamento de la expropiación no radica en un supuesto dominio eminente del Estado como atributo de la
soberanía, sino en el bien común o la realización del valor justicia como fin del Estado y en el carácter relativo
de la propiedad privada con función social.
No necesariamente significa que el bien pase al patrimonio del sujeto expropiante.
Es un instituto del derecho público en el que se evidencia la potesta del Estado, que a través de un acto
compulsivo expropia sin necesidad de consentimiento del expropiado. El art. 17 de la Constitución dice que la
expropiación por causa de utilidad pública debe ser calificada por ley. La Ley de Expropiación es la 21.499. En
las provincias se rige por las respectivas constituciones y las leyes. No se debe confundir la ley de expropiación
que reglamenta el instituto con cada una de las leyes que se debe dictar para proceder realizar una expropiación.
ETAPAS DEL PROCESO EXPROPIATORIO: a) calificación legislativa de la utilidad pública. La constitución
exige una ley del Congreso; ley formal como requisito indispensable. Es el Congreso quien pondera la
oportunidad, alcance y conveniencia de la expropiación. La exigencia de utilidad pública
representa una garantía constitucional en resguardo 89del derecho de propiedad. No es pacífica la doctrina
sobre el concepto de utilidad pública. Otras legislaciones hablan de interés, bienestar general, progreso, etc. La
Ley 21.499 expresa que la utilidad pública comprende todos los casos en que se procure la satisfacción del bien
común, sea este de naturaleza material o espiritual. El adjetivo pública no importa que el bien se transfiera al
dominio público. Lo que interesa es que redunde en beneficio del público, esto es de la comunidad. Si se
expropia para darlo a un particular en provecho propio o de un grupo falta la causa expropiatoria, pero está
presente si se expropia para asignarlo a una entidad privada para instalar en él una escuela o un hospital público.
No exige que se especifiquen individualmente los bienes pero sí que sean determinables. Si no hay ley no se
puede expropiar y el derecho judicial ha señalado que los resarcimientos por violación o daños a la propiedad se
han de demandar por una vía distinta a la expropiatoria, aunque por analogía quepa acudir al instituto para
evaluar el resarcimiento (caso Canton – 1979).
REVISIÓN JUDICIAL DE LA CALIFICACIÓN: la utilidad pública es la causa y fin de la expropiación y quien
califica es el Congreso. Pero ello no quiere decir que no existan controles. Si encubre en una calificación una
causa o fin distintos, peca de inconstitucional. Nuestro derecho judicial ha señalado que la calificación de
entidad pública no es judiciable. O sea que en la constitución material la decisión del Congreso escapa la
revisión judicial. Pero la Corte ha señalado que excepcionalmente puede ser revisada si resulta manifiestamente
arbitraria. B.C.: la calificación de utilidad pública siempre es judicialmente revisable, pero sólo descalificable
cuando resulta arbitraria. Hasta 1888 prevaleció la tesis de la no judicialibilidad. En 1888 la Corte en el caso
Municipalidad vs. Elortondo dijo que la atribución al Congreso para calificar la utilidad pública, no puede
entenderese como derogatoria de los principios constitucionales, de los que aquél no puede apartarse; es
elemental la atribución y el deber de los jueces de controlar la constitucionalidad de las leyes y deben abstenerse
de aplicarlas si están en oposición con la constitución. Los jueces deben proteger el derecho de propiedad
agredido y tomado fuera de las formas autorizadas. A partir de 1888 es uniforme la tesis de la no judiciabilidad.
b) Determinación de los bienes: la ley puede determinar directamente el bien sujeto a expropiación, o hacer una
enumeración genérica o establecer la zona donde quedan comprendidos los bienes. En tal caso, el ejecutivo
concreta la determinación entre lo genéricamente enumerado. Además, el Poder Ejecutivo determina el momento
de consumación del acto expropiatorio.
c) Indemnización previa: la exigencia de que antes de90consumarse la expropiación (o sea, de transferirse la
propiedad), debe satisfacerse el pago de la indemnización, está señalada en la Constitución. Es inconstitucional
toda ley que posterga el pago para un tiempo posterior. Lo es la inclusión de las indemnizaciones en el régimen
de la Ley de Consolidación y Pago a Plazo de las Deudas del Estado (causa – Franzini).
La indemnización debe ser justa e integral. Es un resarcimiento. Quiere decir dejar indemne o sin daño. Debe
darsele el mismo valor de la propiedad. No debe empobrecer ni enriquecer al propietario. Debe quedar en igual
situación económica. La deuda, si bien en dinero, representa un valor. En la causa Provincia de Santa Fe vs.
Nicchi la Corte dijo que no es constitucional ni legal una indemnización que no sea justa. Y es justa cuando
restituye el mismo valor económico de que se lo priva y cubre además los daños y perjuicios que son
consecuencia directa e inmediata de la expropiación.
Puede ser que se pongan de acuerdo sobre el monto, en cuyo caso es objeto de un avenimiento. De lo contrario,
lo establece el juez en la sentencia que dicta en el juicio de expropiación. La Ley 21.499 establece diversos
procedimientos de valuación.
La indemnización que el juez fija en la sentencia, debe tomar en cuenta lo que el bien vale a la fecha de la
sentencia, suponiendo que entonces se transfiere el dominio y que el pago se efectúa de inmediato.
Tiene que abonarse en dinero, salvo acuerdo con el expropiante.
Conviene distinguir dos circunstancias muy distintas, que son: a) la desposesión o desapoderamiento material
del bien; b) la transferencia de la propiedad. Con la desposesión el expropiante toma posesión del bien; diríamos
que el expropiado ya no dispone de él, pero su título de dominio no se transfiere. La anterior ley de expropiación
13.264 establecía que mediante una consignación judicial provisoria (a cuenta de la indemnización total) el
expropiante pueda desposeer y de inmediato judicialmente se disponía la transferencia. La actual ley 21.499
respeta el requisito de que la indemnización tiene que ser previa.
Valuación es sinónimo de tasación. Sirve para fijar el valor del bien. En qué momento se hace el avalúo? La
cuestión es importante en tiempos de depreciación monetaria. Pensar por ejemplo en lo sucedido en el 2001.
hasta el caso Nicchi (1967) sostuvo la Corte invariablemente que el valor del bien debía fijarse el tiempo en que
se había producido la desposesión. A partir del caso citado, obligó al expropiante a computar la depreciación
monetaria y a actualizar la valuación hasta la fecha de pago. Y la solución está considerada en la propia Ley
21.499 que prescribe que la depreciación es un rubro91computable, norma no alcanzada por la prohibición de
la Ley 23.928.
Rubros que se incluyen: nuevamente retomamos el caso Nicchi: indemnizar es eximir de todo daño y perjuicio
mediante un cabal resarcimiento y ello no se logra si el daño o perjuicio subsiste en cualquier medida. El valor
objetivo del bien no debe sufrir disminución o desmedro, ni debe el propietario experimentar lesión en su
patrimonio que no sea objeto de cumplida reparación. La compensación entonces, ha de ofrecerle un equivalente
económico que le permita, de ser posible, adquirir otro bien similar al que pierde en virtud de la expropiación. La
Ley consigna que la indemnización comprenderá el valor objetivo y los daños que sean una consecuencia directa
e inmediata de la expropiación. Se excluye el lucro cesante, las ganancias hipotéticas, los valores afectivos, las
mejoras después de habérselo declarado afectado a expropiación, salvo las necesarias. Se incluyen los intereses
pues se integran el justo resarcimiento, correspondiendo liquidarlos desde la desposesión hasta el pago. No hay
deducción alguna, y el art. 20 de la ley dispone que los rubros que componen la indemnización no están sujetos
al pago de impuesto o gravamen alguno. El pago debe realizarse en dinero en efectivo antes de que la propiedad
se transfiera.
SUJETOS EXPROPIANTES: sujeto activo directo: Estado federal y provincias en sus respectivas
jurisdicciones. El estatuto organizativo de la ciudad de Buenos Aires reconoce a su legislatura tal atribución.
Pero existe una expropiación indirecta, que se consuma por delegación de los sujetos directos. Siempre hace falta
en tal caso que se dicte la ley declarativa. Son sujetos activos de esta expropiación indirecta los municipios, las
entidades autárquicas y las empresas del Estado (art. 2 Ley 21.499). También los particulares cuando estuvieren
autorizados por la ley o por acto administrativo. Las provincias tienen competencia originaria y propia: se rigen
las expropiaciones por el derecho público provincial, pero conforme pautas del derecho federal.
BIENES EXPROPIABLES: todo lo que es propiedad, todo bien de índole patrimonial y valor económico, es
susceptible de expropiación. Pero no hay una coincidencia plena con el concepto constitucional de propiedad.
Son expropiables: los bienes muebles, inmuebles o semovientes; las universalidades (una empresa, una
biblioteca, las maquinarias de una fábrica); los lugares históricos; el espacio aéreo; el subsuelo, sea sólido o
fluido; los bienes inmateriales, las iglesias. No es expropiable el dinero, pero parece posible expropiar dinero
extranjero. También monedas con valor numismático o de valor metálico superior al cambiario. El Estado
federal puede expropiar bienes de dominio privado 92provincial. Si integran el dominio público, se requiere
del consentimiento de las provincias y viceversa.
PROCEDIMIENTO EXPROPIATORIO: a) acuerdo entre expropiante y expropiado – avenimiento; b) vía
judicial. El primero es un contrato administrativo innominado. Cuando no hay avenimiento, el Estado promueve
juicio contra el propietario. Este puede: discutir la causa de utilidad pública; discutir la medida o alcance de la
expropiación; discutir la determinación administrativa del bien; discutir el monto de la indemnización, siendo
este último lo habitual. La sentencia consuma el proceso expropiatorio, transfiriendo la propiedad.
EXPROPIACIÓN INVERSA O IRREGULAR: el procedimiento opera al revés ya que es el expropiado quien
demanda al expropiante, cuando: a) mantiene vigencia la ley declarativa de utilidad pública; b) no se ha iniciado
la acción expropiatoria; c) hay conductas del expropiante que implican desposeer al expropiado, ocupar el bien,
impedir el libre ejercicio y la disponibilidad plena del propietario sobre la propiedad afectada. En síntesis es
menester que padezca de cierta indisponibilidad en el goce su derecho. Exige siempre la previa calificación de
utilidad pública si faltando ella se desapodera, no cabe el procedimiento de la expropiación inversa. Persigue que
consume la expropiación y pague la indemnización. Está prevista en la ley. La Corte ha dicho que no es
suficiente el dictado de la ley. El valor debe fijarse al día de la sentencia definitiva.
RETROCESIÓN: significa reintegro del bien al patrimonio del expropiado, en razón de no haberse cumplido la
causa de utilidad pública. Funciona después que se ha perfeccionado y consumado la expropiación, o sea que
necesita haberse transferido la propiedad y pagado la indemnización. Procede aún cuando hubiere avenimiento.
Son dos casos: a) cuando el Estado no destina el bien para causa de utilidad pública; b) cuando se lo destina a
otro fin (la ley dice un hospital y se destina a escuela). Si lo hizo después de un uso real y efectivo, no procede
(caso Colombo). Procede aún cuando no esté regulado el instituto legalmente, pues es aplicación directa de la
constitución. La ley fija un plazo de prescripción de tres años. En la causa Ortega vs. Fabricaciones Militares
(1968) se dijo que el derecho de retrocesión nace cuando el expropiante no da al bien la afectación dispuesta o le
da una distinta, pues se ha dejado de cumplir la finalidad que determinó la calificación de utilidad pública. Debe
reintegrar en tal caso la indemnización percibida. La ley 21.499 determina su procedencia cuando luego de dos
años desde el perfeccionamiento de la expropiación no se le da destino al bien.
ABANDONO DE LA EXPROPIACIÓN: una vez dictada la ley, transcurre cierto tiempo en que el
expropiante permanece inactivo. Vencido ese plazo 93(que es resolutorio), ya no se puede expropiar. Se
diferencia de la expropiación inversa porque no hay actos turbatorios y de la retrocesión porque no hay ninguna
etapa expropiatoria después de la ley y también del desistimiento en el juicio, porque no hay juicio. Efecto: para
el expropiante, significa que ya no puede consumar la expropiación, es como una caducidad de su facultad. Para
el expropiado, sabe que ya no podrá consumarse la expropiación y si se intentara se le podría oponer como
defensa. Pero ello no obsta a que se dicte una nueva ley. La ley 21.499 dice que se tendrá por abandonada la
expropiación cuando no se promueva el juicio dentro de los dos años de la vigencia de la ley, si se trata de bienes
individualmente determinados; de cinco, de bienes comprendidos en una zona determinada y de diez, si se trata
de bienes comprendidos en una enumeración genérica.

94
EL DERECHO DE PROPIEDAD. Se trata de uno de los derechos más intensamente protegidos por el
constitucionalismo clásico, hasta llegar a las doctrinas que le asignan una función social. La Constitución de
Weimar de 1919 dice que la propiedad obliga. Reparar en la doctrina marxista que organiza un modelo tomando
en cuenta la socialización de la propiedad de los medios de producción. Actualmente luego de la extinción de la
URSS se puso en moda un neoliberalismo capitalista. La Iglesia ha reivindicado el carácter de derecho natural
primario, pero advierte que hay un destino común de los bienes, para utilidad de todos los hombres. El derecho a
tener propiedad.
LA PROPIEDAD EN LA CONSTITUCIÓN: Enfoca la propiedad en el aspecto de propiedad adquirida.
Presupone que quien la invoca ya es propietario de algún bien. Art. 14: usar y disponer de su propiedad. Art. 17:
la propiedad es inviolable y ningún habitante puede ser privado de ella sino en virtud de sentencia fundada en
ley. Sujeto activo: a) persona física; b) persona de existencia ideal. Un extranjero no habitante puede ser
propietario y le alcanza la protección constitucional. Lo mismo las personas jurídicas extranjeras, por ejemplo un
estado extranjero del inmueble donde funciona su representación diplomática y las personas jurídicas a quienes
se reconoce extraterritorialidad. Sujeto pasivo: el estado, a quien se dirige fundamentalmente de violar la
propiedad privada; b) los particulares, que no deben perturbar el uso y ejercicio del derecho, ni impedir que una
persona adquiera una propiedad. También el Estado debe estructurar un orden socioeconómico justo. Nuestras
normas constitucionales en nada obstan para propugnar la función social. Reparar en lo que dispone el art. 75
inc. 17 en cuanto que el Congreso debe garantizar a los pueblos indígenas la posesión y propiedad comunitaria
de las tierras que tradicionalmente ocupan.
PROPIEDAD EN SENTIDO CONSTITUCIONAL: excede en mucho al concepto de propiedad o dominio del
derecho civil. El derecho judicial ha aplicado dos principios: el de la relatividad del derecho, para potenciar el
criterio de la función social; el de que pueden ser renunciados los derechos patrimoniales, esto es que el titular lo
decline. El término propiedad, en el sentir de la Corte, comprende todos los intereses apreciables que el
hombre puede poseer fuera de sí mismo, de su vida y95de su libertad, con lo que todos los bienes susceptibles
de valor económico o apreciables en dinero alcanzan nivel de derechos patrimoniales rotulados como derecho
constitucional de propiedad.
CONTENIDOS: a) el derecho de dominio y sus desmembraciones; b) concesiones de uso sobre bienes del
dominio público: derecho a una sepultura. Concesiones de servicios públicos, es decir que reconoce como causa
una delegación de la autoridad del Estado a favor de particulares; d) derechos y obligaciones emergentes de
contratos: entre particulares y en los que es parte la Administración Pública (sean éstos administrativos o de
derechos común. En cuanto a los convenios colectivos, sus beneficios se incorporan a cada contrato individual y
son por ende derechos adquiridos. Una ley posterior no puede dejar sin efecto aquellos beneficios, mientras dure
el plazo de vigencia del convenio; e) los actos jurídicos de disposición y uso de la propiedad; f) los derechos
adquiridos e ingresados al patrimonio. El concepto de derecho adquirido, aún abandonado por la Ley 17.711, se
mantiene, proviene directamente de alguno de los actos jurídicos que se la confieren (ley, contrato, acto
administrativo, sentencia) y no depende del hecho material de que el bien este realmente en posesión de quien lo
titulariza (en el contrato de locación, el locador adquiere el derecho a percibir un alquiler en los tiempos
estipulados). En el caso de Martín vs. Bco. Hipotecario, la Corte dijo que si bajo la vigencia de una ley un
particular ha cumplido todos los actos y condiciones sustanciales y requisitos formales para ser titular de un
determinado derecho, debe considerarse que hay derecho adquirido, aunque falte la declaración formal de una
sentencia o de un acto administrativo, pues éstos sólo agregan el reconocimiento de ese derecho o el apoyo de la
fuerza coactiva para que se haga efectivo. En materia de honorarios la Corte hizo aplicación de la teoría en el
caso Costa Francisco vs. Provincia de Buenos Aires, del 12 de setiembre de 1996 al sostener que el derecho a
percibir honorarios se constituye como tal en el momento en que el trabajo profesional se realiza, con
independencia de la época en que se practica la regulación y ese derecho no admite modificación ni supresión
por leyes posteriores.
g) Sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada: significa que las decisiones judiciales firmes resultan
intangibles, no pudiendo ser modificadas por otras, ni desconocidas por leyes. Los derechos y obligaciones
emergentes de la sentencia se incorporan al patrimonio. En épocas de emergencia se ha reconocido la dilación
razonable en la ejecución de la sentencia, sin que pueda alterarse el derecho a ejecutarlas de acuerdo a la
ley vigente al tiempo de adquirir fuerza de cosa 96juzgada. Puede condicionarse a la existencia de dolo.
Es decir para la Corte se requiere que haya sido dictada en un proceso regular. La revisión de la cosa juzgada
puede ser regulada en las leyes procesales. H) los actos válidamente emitidos durante el Proceso: ello importa
que mantienen validez y eficacia. La aplicación de una nueva ley procesal ha de reservarse para las etapas
futuras, sin afectar los actos anteriores. Caso Hussar, de 1996, declaró inconstitucional el art. 24 que en materia
de seguridad social retrogradó etapas cumplidas bajo aplicación de la ley anterior.
i) derecho a obtener en juicio que la sentencia se dicte conforme a la ley de fondo vigente a la fecha de la traba
de la litis: ardua discrepancia. No se trata de leyes procesales, sino de las que rigen las pretensiones de las partes.
La Corte ha dicho que las leyes de orden público deben aplicarse a las causas pendientes, en tanto la propia ley
así lo establezca. J) derecho adquirido por otorgamiento de jubilaciones y pensiones: mientras el afiliado se
encuentra en actividad, es un derecho en expectativa, que puede modificarse. Si cumple las condiciones y sigue
trabajando, para Marienhoff mantiene derecho de que su jubilación se otorgue de acuerdo a la ley en vigor al
tiempo de cumplir las condiciones. El acto de otorgamiento del beneficio adquiere autoridad de cosa juzgada
administrativa, siendo inmutable. El status no puede ser afectado y lo mismo sucede con el beneficio. Cuando el
afiliado deja de trabajar, es otra la situación. K) Efecto liberatorio del pago: cuando se efectúa de acuerdo a la ley
vigente al tiempo de cumplirse; l) irretroactividad de la ley: art. 3° del Código Civil. Cuando una ley posterior
conduce a privar a alquien de un derecho incorporado al patrimonio, se afecta la propiedad; m) derecho
hereditario: es un contenido del derecho de propiedad; propiedad intelectual, comercial e industrial: Art. 17.:
Todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invento o descubrimiento por el término que le
acuerda la ley. Propiedad intelectual: es el derecho del autos sobre una obra científica, literaria o artística. Nada
más inherente a la personalidad que el producto de su inteligencia, arte o inspiración creadora. Propiedad
industrial y comercial: derecho de recae sobre inventos, descubrimientos, patentes, marcas de fábrica, con un
matiz económico acentuado. En ambos casos se prevé la posibilidad de su extinción por el transcurso del tiempo.
INDEXACION: Ley 23.928.
INVIOLABILIDAD: A) Nadie puede ser privado sino mediante sentencia fundada en ley; confiscación queda
borrada para siempre; ningún cuerpo armado puede hacer requisiciones ni exigir auxilios.
Confiscación: desapoderamiento de bienes por parte del Fisco. Para el delincuente, pero toda privación
arbitraria es confiscatoria. Privar de la propiedad sin 97indemnizar es confiscar. No puede asimilarse al
decomiso de bienes que son producto de un delito. Las requisiciones están prohibidas, no sólo en tiempos de
guerra sino de paz.
LIMITACIONES: A) EN INTERÉS PRIVADO: SE RIGENPOR EL DERECHO CIVIL; EN INTERÉS
PÚBLICO, POR EL DERECHO ADMINISTRATIVO. Estas últimas, en principio no son indemnizables (apoyo
de hilos o cables, prohibición de edificar por debajo de una altura mínima o sobrepasando una máxima). Suelen
consistir en obligaciones de no hacer o dejar hacer.

98
99
100
101
ESTRUCTURA CONSTITUCIONAL DEL ESTADO: Forma federal. Relación entre el poder y el territorio, en
cuanto el poder se descentraliza políticamente con base física, geográfica o territorial. Se opone al régimen
unitario que centraliza territorialmente al poder del estado. Dos fuerzas: la centrípeta y la centrífuga: unidad en la
pluralidad.
En nuestro caso el Estado federal se compone de muchos estados miembros (provincias) organizando una
dualidad de poderes, que ahora se triplica a partir del art. 123. El origen lógico o base del Estado es su
constitución. El origen histórico es variable y propio de cada federación.
FEDERALISMO ARGENTINO: surge con la Constitución de 1853. Se llama República Argentina y es un
Estado nuevo o originario. Ello no implica que sea una creación repentina. Génesis: a) las ciudades que los
españoles fueron fundando que extendieron sus zonas de influencia; b) los órganos de gobiernos locales
(cabildos) proporcionaron una base municipal o comunal; c) ideológicamente los dos sectores de opinión a partir
de la Revolución de Mayo: unitario y federal.
En nuestro federalismo hay tres fuerzas de integración: a) una fuerza proveniente del medio físico-natural
(mesológica) donde la situación de Bs. As. juega como polo de atracción; b) una fuerza ideológica, que es la
doctrina federal, cuya expresión mejor sistematizada ha sido el pensamiento de Artigas; c) una fuerza
instrumentadora, que es el proceso de los pactos interprovinciales.
EL DERECHO FEDERAL: derecho emanado del Estado Federal a través del Gobierno Federal. Sin embargo
hay que distinguir, dentro de este concepto amplio, el derecho común (art. 75 inc. 12) del Derecho estrictamente
federal.
Al derecho federal se lo puede integrar con dos rubros: a) derecho federal en cuanto conjunto de normas
emanado de los órganos del gobierno federal (art. 31). Prevalece sobre el provincial y b) derecho
federal, en cuanto abarca las relaciones de las 102provincias con el Estado, las relaciones de las
provincias entre sí y el llamado derecho intrafederal (leyes, contratos, convenios entre Estado y provincia y
tratados interprovinciales).
SUPREMACÍA DEL DERECHO FEDERAL: Prevalece sobre todo el derecho provincial (incluida la
Constitución de cada provincia). Reparar en la importancia de los tratados internacionales de derechos humanos.
Así, las constituciones provinciales, las leyes provinciales, decretos y totalidad de normas se subordinan: a)
constitución nacional y tratados con jerarquía; b) demás tratados internacionales y normas de derecho
comunitario; c) leyes del Congreso; d) norma o acto emanado del gobierno federal.
RELACIONES TIPICAS DE LA ESTRUCTURA FEDERAL: a) La subordinación: se expresa en la llamada
supremacía federal. Equilibrio entre el principio de unidad y el de pluralidad. No es que los gobiernos
provinciales se subordinen al gobierno federal, sino que el orden jurídico provincial se subordina al orden
jurídico federal; b) La participación: colaboración de las provincias en la formación de decisiones del gobierno.
Se institucionaliza en la existencia de la Cámara de Senadores. Reparar en el llamado federalismo concertado; c)
La coordinación: delimita las competencias propias del Estado Federal y de las provincias se trata de distribuir o
repartir las competencias.
REPARTO DE COMPETENCIAS: art. 121: las provincias conservan todo el poder no delegado al gobierno
federal y el que expresamente se hayan reservado por pactos especiales al tiempo de su incorporación. La Corte
Federal ha acuñado dos principios que la completan: a) las provincias conservan todos los poderes que tenían
antes y con la misma extensión, a menos de contenerse en la Constitución alguna disposición expresa que
restrinja o prohíba su ejercicio; b) los actos provinciales no pueden ser invalidados sino cuando la Constitución
concede al gobierno federal un poder exclusivo en términos expresos; el ejercicio de idénticos poderes ha sido
prohibido a las provincias o hay una incompatibilidad absoluta y directa. Es cierto que los poderes de las
provincias son originarios e indefinidos y los delegados a la Nación son definidos y expresos, pero no lo es
menos que estos últimos no constituyen meras declaraciones teóricas, sino que necesariamente han de
considerarse munidos de todos los medios y posibilidades de instrumentación indispensable. De no ser así,
resultarían ilusorios. En el caso Estado Nacional vs. Provincia de Chubut la Corte ha expresado que si bien es
muy cierto que todo aquello que involucre el pedido de limitar las autonomías provinciales ha de
instrumentarse con prudencia, no lo es menos que el 103ejercicio por parte de la Nación de las facultades
referidas, no puede ser enervado por aquellas, so pena de convertir en ilusorios los propósitos y objetivos de las
citadas facultades, que fincan en la necesidad de procurar el bien común.
En el reparto de competencias, suele hacerse distinción entre: a) competencias exclusivas del Estado Federal; b)
competencias exclusivas de las provincias; c) competencias concurrentes; d) competencias excepcionales del
Estado Federal y de las provincias y e) competencias compartidas por el Estado Federal y las provincias.
Competencias exclusivas del gobierno federal: intervención federal, estado de sitio, relaciones internacionales,
dictado de códigos y leyes federales. En general, la casi totalidad de competencias asignadas a los órganos de
gobierno federal por la Constitución. Paralelamente, los arts. 126 y 127 establecen las prohibiciones a las
provincias.
Competencias exclusivas de las Provincias: dictar sus constituciones, establecer impuestos directos, leyes
procesales, asegurar el régimen municipal (arts. 121, 1222, 123 y 124). Como principio, se reputan prohibidas al
Estado Federal. Son las no delegadas y las expresamente reservadas.
Competencias concurrentes: impuestos indirectos internos y las que surgen del 125 conc. Con el 75*18, 41,
75*17.
Competencias excepcionales del Estado Federal: impuestos directos (75*2).
Competencias excepcionales de las Provincias. 126
Competencias compartidas: reclaman una doble decisión integratoria. Creación nuevas provincias, fijación
Capital Federal.
PROVINCIAS: unidades políticas que componen la Federación. Estados miembros del Estado Federal. No son
soberanas, pero sí autónomas. Preexisten al Estado Federal. Pero, las 14 que existían? Crecimiento institucional,
pero no territorial. Actualmente no queda ningún territorio nacional. Tierra del Fuego fue convertida en
provincia y dictó su constitución en 1991. La ciudad de Bs. As. tiene un régimen autónomo. La habilitación que
contiene el art. 13, sólo tiene virtualidad respecto de la nueva provincia.
Los límites interprovinciales son fijados por el Congreso art. 75 inc. 15. No obstante la práctica ha conocido el
sistema de arbitraje en algunas ocasiones. Los conflictos interprovinciales están previstos en el art. 127: prohíbe
a las provincias declararse o hacerse la guerra entre sí, y ordena que sus quejas deben ser sometidas a la
Corte Suprema y dirimidas por ella (demanda). Caso 104del Río Atuel de 1987 por demanda de La Pampa y
Mendoza

SUPUESTOS DE EXTRATERRITORIALIDAD: los actos públicos y procedimientos judiciales de una


provincia gozan de entera fe en las demás y el Congreso puede determinar cuál será la fuerza probatoria y los
efectos legales (Caso Arabia Blas) la Corte dijo que deben tener los mismos efectos que hubieran de producir en
la provincia de donde emanaren. Es decir que no se puede juzgar la regularidad del procedimiento seguido.
El art. 8 prescribe que los ciudadanos de cada provincia gozan de todos los derechos, privilegios e inmunidades
inherentes al título de ciudadano en las demás. Esto no significa que pueda pretender prerrogativas establecidas
sólo en la Constitución de su provincia.
UNIDAD E INTEGRIDAD TERRITORIAL:
Unidad territorial significa que el territorio del estado federal es un solo. Tiende a salvaguardar la unidad
territorial de la región. Por ende las provincias tampoco pueden desmembrarse.
La integridad exige una triple distinción: a) las provincias no han delegado el dominio de sus bienes, sean éstos
públicos o privados. Pero como el Congreso es autoridad para legislar sobre las cosas, es quien determina cuáles
son los bienes del dominio público y cuáles del domino privado de las provincias; b) las provincias pueden
legislar sobre el uso y goce de sus bienes; c) el dominio de las provincias no necesariamente coincide con la
jurisdicción: puede haber dominio sin jurisdicción: los ríos, por ejemplo, pertenecen al dominio de las
provincias, pero hay jurisdicción federal con respecto a la navegación y al comercio interprovincial.
En principio tienen el dominio y jurisdicción de sus recursos naturales, su subsuelo, su mar territorial, su
plataforma submarina, su espacio aéreo, sus ríos, lagos y aguas, sus caminos, islas, playas y riberas. El art. 124
les reconoce el dominio originario de los recursos naturales, pero toda vía de comunicación interprovincial es
jurisdicción federal.
REGIMEN MUNICIPAL: art. 5°: Alude al régimen municipal de las provincias. El vocablo régimen es un claro
indicio de autonomía municipal. No obstante la Corte sostuvo hasta 1989 que los municipios eran simples
entidades con descentralización administrativa, lo que importa asignarle la cualidad de autárticas más no de
autónomas. Tener presente que el Código Civil los105incluye entre las personas de existencia necesaria. El
21 de marzo de 1989 la Corte cambia de criterio en el caso Riva de Mar vs. Municipalidad de Rosario, ocasión
en que destaca diversos caracteres de los municipios que no se avienen con el concepto de autarquía y se sostiene
que su existencia necesaria determina que no se los puede privar de las atribuciones mínimas para el desempeño
de su cometido. Es el antecedente del reconocimiento de la autonomía municipal. Actualmente integra la nueva
estructura federal.
ART. 123: Cada provincia dicta su propia Constitución, asegurando la autonomía municipal y reglando su
alcance y contenido en el orden institucional, político, administrativo, económico y financiero.
LA REGIONALIZACION: art. 124: las provincias podrán crear regiones para el desarrollo económico y social y
establecer órganos con facultades para el cumplimiento de sus fines. Es una forma de descentralización política
de base territorial. Pero no se intercala una nueva estructura política. Las eventuales regiones no vienen a
sumarse ni a interponerse a la relación Estado Nacional – Provincia. Importa un sistema de relaciones
interprovinciales para la promoción del desarrollo pero no pueden traducir desmembramientos en la autonomía
política. No necesariamente deben abarcar todo el territorio provincial. Es facultad de las provincias el crearlo.
Pero los órganos que establezcan no son niveles de decisión política. Asignado sus objetivos la ejecución del
plan es competencia de cada provincia. Sólo las provincias pueden crearla y no el estado federal.
DERECHO DE LIBRE ASOCIACIÓN: La libertad de asociación está reconocida en el art. 14: asociarse con
fines útiles. Utilidad como sinónimo de fin neutro o inofensivo. En cuanto derecho individual importa reconocer
el derecho de formar una asociación; ingresar a una asociación ya formada; no ingresar a ninguna; dejar de
pertenecer a una asociación. Es decir que comprende el aspecto negativo. Y también comprende el derecho de
asociación de gozar de un status jurídico y una zona de libertad jurídicamente relevante, en la que no se
produzcan interferencias. El reconocimiento de la asociación no puede serle impuesto de modo obligatorio y su
forma jurídica queda librada a la iniciativa de la misma. Este reconocimiento puede ser el otorgamiento de la
personería jurídica o la simple consideración de la asociación como sujeto de derecho, sin necesidad de
autorización. Las decisiones administrativas quedan sujetas a revisión judicial. Y su intervención judicial ha de
ser dispuesta también por autoridad judicial. Estas personas jurídicas pueden ser estatales o no estatales. Un tipo
especial son las asociaciones profesionales o sindicales con personalidad gremial. Se reconoce la
extraterritoriedad de las personas jurídicas106extranjeras.
REFORMA DE 1994: hay nuevas normas sobre asociaciones, así, el art. 38 reconoce a los partidos políticos; el
art. 42 establece que las autoridades proveerán a la constitución de asociaciones de consumidores y usuarios ; el
art. 43 cuando habla del amparo y el art. 55 inc. 17 que obliga a reconocer la personería jurídica de las
comunidades de los pueblos aborígenes.
CAPACIDAD: rige la regla de la especialidad. Tienen capacidad para todo lo que está comprendido en sus fines
propios, siempre más reducidos que los de la persona física (art. 35 Código Civil) para los fines de la institución.
Tienen entonces un status jurídico, un poder de disposición; un área de libertad inofensiva para regir con
autonomía la órbita propia de la asociación.
PODER DISCIPLINARIO: con relación a sus miembros. El Estado no interfiere. Las medidas impuestas no son
objeto de revisión pero sí por la autoridad judicial si no se ha respetado el derecho de defensa o se incurrió en
arbitrariedad manifiesta.
DERECHO DE NO ASOCIARSE: Es la faz negativa. La asociación coactiva es inconstitucional. Caso Outon,
Carlos de 1967 consagró el derecho de no afiliarse al Sindicato pero hay otros casos con perfil diferente. Así, en
la década del 70 se avaló la constitucionalidad de las leyes provinciales que implantaban la colegiación
obligatoria.
La libertad de asociación sufre de restricciones cuando se favorece o perjudica a personas por causa de ser o no
miembros de una asociación. No en el caso de que se impone la contribución previsional, siempre que esas
personas sean las beneficiarias reales o potenciales.
Sobre la libertad sindical, el art. 14 bis la reconoce, consagrando la posibilidad de más de un sindicado por
actividad o por gremio. Pero las diferentes leyes en la materia organizaron dos tipos: a) asociaciones sindicales
meramente inscriptas y b) asociaciones sindicales con personería gremial (importa el reconocimiento de
capacidad jurídica dirigida al ejercicio de derechos gremiales y a la representación ante el Estado). La
personalidad gremial apareja la personalidad jurídica. Es inconstitucional la ley que adjudica monopólicamente
la totalidad de los derechos gremiales a la asociación con personalidad gremial. Se ha producido una mutación
en la constitución material que afecta el pluralismo sindical._
LIBERTAD DE CONTRATAR: derecho implícito. Tiene limitaciones y restricciones en períodos de
emergencia. 107
CAPITAL FEDERAL
La Reforma del 94 trazó un lineamiento mínimo para la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires. El art. 129
dice: que ―La Ciudad de Buenos Aires tendrá un régimen de gobierno autónomo, con facultades propias de
legislación y jurisdicción y su jefe de gobierno será elegido directamente por el pueblo de la ciudad. Una ley
garantizará los intereses del Estado Nacional, mientras la ciudad sea la capital de la Nación. El Congreso
convocará a los habitantes de la ciudad para que mediante los representantes que elijan, dicten el estatuto
organizativo de sus instituciones.
Es decir, el régimen de gobierno es autónomo (autonomía política) con más las facultades de legislación y
jurisdicción.
Caracteres: a) el territorio de la ciudad no está federalizado totalmente, sino sujeto a jurisdicción federal en lo
que se refiere y vincula a los intereses que en ese territorio inviste el Estado Federal; la jurisdicción federal es
entonces parcial y de naturaleza institucional, pero no territorial o geográfica, porque el territorio no es federal.
Es decir que surge una entidad sui generis, que es la ciudad de Buenos Aires que no alcanza la categoría de
Provincia. No se equipara a ella. El Jefe de Gobierno es elegido por el Cuerpo Electoral.
Lugares de jurisdicción federal: art. 75 inc. 30: ejercer una legislación exclusiva en el territorio de la capital y
de la nación y dictar la legislación necesaria para el cumplimiento de los fines específicos de los
establecimientos de utilidad nacional en el territorio de la república. Las autoridades provinciales y municipales
conservarán los poderes de policía e imposición sobre estos establecimientos, en tanto no interfieran en el
cumplimiento de aquellos fines. Ello significa que el Congreso continúa reteniendo su carácter de legislatura
local en la capital, circunscripto a garantizar los intereses del Estado Federal.
INTERVENCIÓN FEDERAL (garantía federal):
El Estado asegura, protege y vigila la integridad, autonomía y subsistencia de las provincias. La
Intervención es el recurso extremo y el remedio más 108duro que se depara como garantía federal.: art. 5°. El
gobierno federal garantiza a cada provincia el goce y ejercicio de sus instituciones, bajo las condiciones que
consigna: adecuación de la constitución provincial a la forma representativa y republicana y a los principios,
declaraciones y garantías de la Constitución Federal; aseguramiento de la administración de justicia, del régimen
municipal y de la educación primaria. Es decir, tipifica una relación de subordinación.
Art. 6°: el gobierno federal interviene en el territorio de las provincias para garantir la forma republicana de
gobierno, o repeler invasiones exteriores, y a requisición de sus autoridades para sostenerlas o restablecerlas, si
hubiesen sido depuestas por la sedición o por la invasión de otras provincias.
Apunta al resguardo de la federación y de la propia provincia. Advertir que habla la Constitución que interviene
en el territorio. En el art. 75 inc. 31 se dice que el Congreso dispone la intervención a una provincia o a la ciudad
de Buenos Aires.
El gobierno federal puede intervenir: por sí solo o a pedido de las autoridades. En el primer caso para
garantizar la forma republicana o para repeler invasiones extranjeras. Y en el segundo para sostener o restablecer
a las autoridades provinciales.
Pero las causales pueden superponerse. En el primer caso actúa motus propio pues la fuerza republicana no
puede ser alterada y se tipifica cuando hay desórdenes o conflictos que distorsionan la separación de poderes o el
régimen electoral y también cuando no se aseguran las tres obligaciones básicas que alude el art. 5°. Tiene un
doble sentido: a) mantener la relación de subordinación propia del federalismo y b) obligar a las provincias a
acatar el condicionamiento del art. 5°.
Juega como una facultad y a la par como una obligación del Estado, que puede significar una sanción a la
provincia.
El segundo supuesto alude a la intervención a pedido del gobierno provincial, sea su causa doméstica o
interprovincial. Es protectora o conservadora y se endereza a ayudar a las autoridades locales. Debe entenderse
como facultad de cualquiera de los tres poderes del Estado. Incluso de una convención reformadora.
El alcance de la intervención es amplio y existe una intervención que podemos llamar preventiva.
El acto de la intervención es del gobierno federal. Compete al Congreso disponerla y sólo el presidente en caso
de receso, pero debe convocarlo inmediatamente para su tratamiento. A su vez el Congreso puede aprobar o
revocar la intervención decretada. 109
El acto de intervención es político. El órgano que la dispone pondera si existe o no causa. Es una medida de
excepción. Interpretación restrictiva. Sujeta la revisión judicial? La Corte Federal, no en Cullen vs. Llerena
(1893), en cuanto a los motivos o causa. Pero sí en cuanto a la competencia del órgano que la dispuso (a992,
voto en disidencia).
EL INTERVENTOR: Nombrado por el PE (art. 99 inc. 7° in fine). Representa al gobierno federal y actúa como
delegado de él. Marco de atribuciones: fijado x el órgano y de las instrucciones. Reemplaza a la autoridad
provincial que ha quedado cesante. Si abarca a la legislatura, se disuelve. Si llega al Poder Judicial, no suplanta a
todos, sino se limita a reorganizarlo. Puede dictar decretos leyes.
No extingue la personalidad jurídica de la Provincia, ni suprime su autonomía. Debe respetar la constitución y
leyes provinciales. En su actuar prevalece el derecho federal (Caso Orfila, Alejandro de 1929): no se puede
impugnar sus decisiones x no ajustarse al derecho local.
Las provincias no pueden dictar normas que condicionen el instituto. Sus justiciables sus actos.

110
METODO: conjunto de procedimientos adecuados para el conocimiento del objeto de una ciencia.
En derecho constitucional, doble finalidad: METODO DE COGNICIÓN: investigar y comprender el sector del
mundo jurídico que el derecho constitucional abarba en su triple dimensión: orden normativo, de la realidad y
axiológico. METODO DE ELABORACIÓN: adopción de los medios adecuados para realizar los fines del
derecho constitucional en un tipo ideal o real de estado constitucional.
MÉTODO DE COGNICIÓN: a) Orden normativo: método gramatical: Couture: desentrañar en sentido de las
palabras; propósito del legislador: pensamiento del autor de la norma;
antecedentes de su discusión o sanción; deliberaciones asambleas constituyentes; exposición de motivos;
preámbulo; fines que persigue la norma: principio de división de poderes.
b) Orden de la realidad: métodos de observación, comparación, análisis.
Método de observación histórica y comparativa. Estudio de los fenómenos políticos; las fuerzas políticas.
c) Problema Deontológico. Crítica enjuiciamiento. Justicia como valor pero no con el
rigor abstracto del racionalismo. El contenido de la justicia comienza con la experiencia, a través de casos. El
valor justicia se da a la razón y a la intuición.
METODO DE ELABORACIÓN: Técnica constitucional: a seguir por quien debe dictar una constitución o por el
autor de un proyecto. La Constitución es fundamento de las instituciones jurídicas del Estado; las condiciona a
ser de una manera determinada. Alberdi: Las comunidades tienen su constitución natural. Por ello se debe
formular la normatividad constitucional de manera adecuada a la realidad. Debe encontrarse la mejor
organización para un Estado concreto: a) la mejor constitución política no es la mejor para todos los hombres; b)
la elaboración de un tipo ideal abstracto sólo puede servir para procurar una aproximación efectiva; c) a veces
hay que apartarse del régimen modelo, para conformarse con el menos malo, o sea, transar con la realidad. Ya no
es el mejor régimen deseable, sino el mejor régimen posible. Solom: ―De la que ellos podían recibir, las mejores‖
en respuesta a la pregunta sobre las leyes dictadas para los atenienses.
La constitución debe responder a la realidad social, política, etc. del Estado. La tradición el pasado, la herencia
de una comunidad tienen que pesar en su contenido. Tener presente los antecedentes históricos. Tener en cuenta
los errores de los ensayos argentinos anteriores a 1853. Hay que relacionar el valor con la realidad. La
justicia tiene un contenido de deber ser ideal pero111cuando no se puede cumplir. Muchas veces hay que
conformarse con el régimen menos malo. Además, el conocimiento de justicia es progresivo. Suárez habla del
Derecho natural de contenido variable o progresivo. Renard alude a que con los adelantos de la cultura el hombre
puede conocer hoy lo que no podía conocer antes, de donde el Derecho natural se amplía por adición (nunca
disminuye por sustracción). Cada régimen ha podido realizar los criterios de justicia conocidos en su época.
Linares Quintana sostiene que quien redacta una Constitución no puede utilizar el mismo criterio de quien
escribe un tratado de Derecho Constitucional, porque el contacto con la realidad lo limita en sus posibilidades.
Alberdi propicia la originalidad constitucional, pero aclara que no consiste en una novedad superior a todas las
perfecciones conocidas, sino en la idoneidad para el caso especial en que deba tener aplicación. Y en carta Mitre
remitiéndole un ejemplar de su obra dice que las bases no eran suyas porque ni el escritor ni el diputado las hace.
Vienen de Dios, residen en los hechos normales, en las bases naturales, de la existencia y del desarrollo de la
sociedad.
Aún la denominada parte dogmática debe palpar la realidad, porque las libertades y derechos individuales son
también históricos. De lo contrario, se corre el riesgo de implantar lo que Ortega llama períodos de vida como
adaptación, en los cuales, en vez de amoldarse el Estado al cuerpo social, se pretende adaptar cada existencia
individual al molde férreo del Estado y entonces no lo sentimos como nuestra piel

LA POBLACIÓN: La Constitución se refiere de diferentes maneras al elemento humano: a) Pueblo: aparece


varias veces, tanto en el preámbulo como en la parte dogmática. Se refiere a toda la población o solo una parte de
ella? Es sinónimo de cuerpo electoral? b) Habitantes: también utilizada en muchos artículos; se incluye a
transeúntes; c) Población: art. 4° referido a quien debe pagar impuestos; d) Ciudadanos: no tiene un
uso claro en la Constitución; e) Argentinos: refiere a los nativos y por opción; f) Extranjeros: son los no
argentinos; e) Vecinos: alude al residente afincado en un lugar de la Argentina.
Ley 346: tres categorías: a) nativos; b) por opción; c) naturalizado
Argentinos nativos (art. 1° inc. 1°): los nacidos en territorio de la República, sea cual fuere la nacionalidad
de los padres, con excepción de los hijos de embajadores; los nacidos en las embajadas y buques de
guerra de la República; los nacidos en mares neutros bajo el pabellón argentino.
Argentinos por opción: Los hijos de argentinos 112nativos que habiendo nacido en país extranjero eligen
la ciudadanía de sus padres. La Corte Federal sostiene que no va contra el ius soli, sino que lo
complementa (Nazar y Delfino)
Argentinos por naturalización: art. 2 Ley 346: la hipótesis normal demanda la edad de 18 años, dos años de
residencia y su manifestación de serlo ante la justicia federal; la segunda alternativa reduce el tiempo de
residencia para quienes hayan realizado determinadas tareas (haber servido en el ejército, haber
establecido una nueva industria, ser empresario, formar parte de las colonias, ejercer el profesorado,
haberse casado con mujer argentina).
Doble Nacionalidad: art. 75 impone el principio de la ciudadanía natural. La doble nacionalidad es un hecho
no previsto, pero se ha instrumentado con España e Italia.
Extranjeros: equivale a no argentino. Promoción de la inmigración. Tienen todos los derechos civiles. Su
ingreso está reglamentado. El asilo político está regulado en el Pacto de San José de Costa Rica (art. 22 inc.
7°). Toda persona tiene el derecho de buscar y recibir asilo en territorio extranjero, en caso de persecución
por delitos políticos o comunes conexos con los políticos y de acuerdo con la legislación de cada estado y
los convenios internacionales. Reingreso: en Bertone dijo la Corte que un extranjero residente que desea
retornar puede hacerlo como cualquier habitante, sin restricciones, y en Miguel lo extendió al caso de quien
entró ilegalmente o como clandestino, criterio objetado por Ramella. Residencia: a) permanentes; b)
temporarios; c) transitorios. Derechos: son habitantes, siempre que hubiesen ingresado legalmente. Leer el
art. 20. Expulsión: también la regula el Pacto de San José. Impide la expulsión si corre riesgo en su país de
origen. También la expulsión colectiva. Es la Dirección Nacional de Migraciones quien lo decide.
Territorio: es la porción del espacio geográfico donde el Estado ejerce su dominio eminente o dominio
territorial, es decir la potestad de regular en él la vida social. Puede ser terrestre, acuático y aéreo.
Territorio argentino: es sinónimo de territorio nacional. Es el territorio global, está escrito en el art. 15; b)
territorio federal: la capital federal y el mar territorial, situado fuera de la franja correspondiente a las
provincias. Todo, con el espacio aéreo y el subsuelo; c) territorio de las provincias: su asiento, mencionado
por el art. 6°, sumado al espacio aéreo más la franja costera marítima de tres millas. Incluye la mitad del
virreynato (se desprendieron Paraguay a partir de 1811, Bolivia cuya independencia se reconoció en
1825, Uruguay en 1828 y se perdieron terrenos a 113favor de Brasil y Chile). Se amplió con el sector
antártico. Hay una superficie de 3.700.000 km2. El territorio antártico es de 1.000.000. Salta de 155.000
km2. No rigen las Islas Malvinas, bajo ocupación de 1833. En la Antártida rige el tratado de 1859 que
impuso un status jurídico particular.
Determinación de los límites nacionales: el Congreso y el Poder Ejecutivo. Participación popular: recordar
el Plebiscito de 1984: sufragó el 70% del electorado y fue afirmativo el 81% de los votos.
Capital Federal: regulada en el art. 3°.
Territorio de las Provincias: art. 13, establece el principio de integridad territorial. El Congreso arregla los
límites. La Argentina es una unión indestructible de estados indestructibles pero puede dividirse con el
consentimiento de ellas. La provincias carecen del derecho de secesión.
Conflictos limítrofes provinciales: fijación jurídica y demarcación en el terreno. De haber conflicto,
corresponde al Congreso su fijación. Si hay límites, pero discutido, cabe a la Corte Suprema.
Es un acto unilateral del Congreso y su decisión es irrecurrible judicialmente. La Corte, más de una vez, ha
dicho que no le compete fijarlos. Interviene siempre que no importe demarcar el límite o modificarlo.
Subsuelo provincial: le corresponde, pero por Ley se declaró el dominio del Estado Nacional de los
hidrocarburos sólidos, líquidos y gaseosos.
Municipios: su superficie forma parte del territorio provincial. Es la provincia la que tiene el dominio
eminente.
Ríos: discusión entre Vélez y Mitre. La Corte aceptó la pertenencia de las Provincias de los ríos que corren
por su territorio. Forman parte de ellas. Distinguir dominio y jurisdicción: ríos navegables: para la Corte son
conceptos diferentes. Se ha reconocido la jurisdicción federal. Ríos no navegables: dominio y jurisdicción
provincial. Respecto de los lagos es el mismo régimen. Las islas también, son provinciales. Si el río
pertenece a dos o más provincias, deben repartirse.
MAR ARGENTINO:

114
ANATOCISMO – OBLIGACIONES FISCALES – Doctrina
La falta de pago en término de una obligación fiscal no constituye una infracción sancionable en el sistema
tributario de la Provincia de Salta. Para resarcir al Fisco en su calidad de acreedor, solamente se ha contemplado
la aplicación de intereses, los que siendo resarcitorios, no tienen naturaleza penal, sino reparadora o
indemnizatoria, toda vez que representen una liquidación legal del perjuicio que la demora le ocasiona al Estado.
El vocablo ANATOCISMO proviene del griego ―aná‖, reiterar, y de ―tokinós‖, dar a interés. Consiste en
síntesis, en cobrar ―interés sobre interés‖.
Del texto del Código Fiscal de la Provincia de Salta, no surge la aplicación del anatocismo. No utiliza ningún
aditamento al término ―interés, no la califica en resarcitorio, punitorio, moratorio, indemnizatorio, etc.
Simplemente menciona el término ―interés mensual‖, sin mencionar los conceptos de interés directo, interés
simple ni aún interés capitalizable.
Sin embargo, la capitalización de intereses para generar a su vez, nuevos intereses, ha sido llevada a la práctica
desde hace tiempo por la Dirección General de Rentas, ante la pasividad o desconocimiento de los
contribuyentes. Este mecanismo produce una violación al principio de legalidad del Art. 2 del Código Fiscal y al
principio de reserva de ley establecido en el Art. 19 de la Constitución Nacional.
El 21/11/06 el poder Ejecutivo Provincial, elevó un proyecto de ley, (que ya cuenta con la aprobación de la
Cámara de Diputados y también de la Cámara de Senadores, por lo que se espera su publicación en forma
inmediata), en donde se modifica el Art. 36 del Código Fiscal, para establecer una tasa de Interés mensual EN
FORMA DIRECTA.
También se establece allí un ―Régimen Especial y Transitorio de regularización de deudas tributarias‖ cuyo
vencimiento hubiera operado con anterioridad a la fecha de publicación de la ley, con el beneficio de la
aplicación de una TASA DE INTERÉS DIRECTA, siempre y cuando sean regularizadas de un único pago.
Pueden incluirse también el importe del capital adeudado de planes de pago de tributos, con la excepción de
deudas generadas en concepto de retenciones o percepciones realizadas y no ingresadas, saldos a los que se les
adicionarán los intereses calculados en forma directa, esto es, dejando de lado, el mecanismo del
anatocismo. 115
Este régimen es transitorio porque tendrá vigencia hasta el 31/12/06, sin embargo la ley concede al Poder
Ejecutivo la posibilidad de prorrogarlo hasta dos meses.
Es criticable esta exigencia de pago único, ya que impedirá su utilización en forma generalizada, como así
también la escasa vigencia del régimen y la inoportuna época del año para su implementación.
Dejo aclarado que no se trata de una moratoria con condonación de intereses, sino de la adecuación al principio
de legalidad de un mecanismo de cálculo, que debió ser siempre simple y transparente.
Resulta auspiciosa esta modificación legal al Código Fiscal, incorporando en su texto el INTERÉS DIRECTO
MENSUAL, desterrando para siempre el anatocismo. Es mi criterio que en realidad, no modifica sus conceptos,
sino que obliga a la adecuación inmediata del accionar del Fisco provincial,. EN UN CAMINO DEL QUE
NUNCA DEBIÓ APARTARSE.(C.P.N. Marcelo I. Jallés –Especialista en Tributación-18/12/06) Diario El
Tribuno)

116
PODER EJECUTIVO: es el poder originario. Luego, las funciones legislativa y judicial se desprenden. Pero el
Ejecutivo conserva todo lo no delegado.
Funciones: tiene el liderazgo del poder político. a)Actividad política: vinculada a la Constitución; b) Actividad
administrativa: sub-legal pero en amplias zonas con poder de iniciativa; c) Actividad de ejecución de órdenes
emanadas de los otros poderes y del propio ejecutivo.
Denominación: ―Presidente de la Nación Argentina‖ (art. 87). ―Presidente de la República (art. 23).
Unipersonalidad: Art. 23: ―El poder ejecutivo será desempeñado por un ciudadano con el título de....‖. Pero el
art. 100 exige el refrendo y legalización de los actos presidenciales, sin cuya firma carecen de eficacia. Es
colegiado?: sí, para Matienzo y Marienhoff. Es monocrático?: sí, Bidart, entre otros. El Ministerio es un órgano
constitucional auxiliar, pero al margen del P. Ejecutivo. Lo acompañan, pero no están ―dentro‖ de él. Ahora bien,
el refrendo es un requisito de eficacia, y el acto presencial es un acto ―complejo‖, pero ―desigual‖.
El vicepresidente: es el Presidente natural del Senado.
Luego de la Reforma, es poco lo que ha cambiado el presidencialismo.
Acceso al cargo: art. 89: ―para ser elegido presidente o vicepresidente.... haber nacido en territorio argentino, o
ser hijo de ciudadano nativo (con seis años de ciudadanía en tal caso), y las demás calidades exigidas para ser
senador‖. Remite al art. 55. La religión. La renta: (dos mil pesos fuertes) transformar a valor onza oro, luego a
dólares y luego a pesos). Ha dejado de ser exigible. Edad: 30 años. Momento de la reunión de los requisitos: al
tiempo de la oficialización de las candidaturas.
Duración: Art. 90: ―El presidente y vicepresidente duran en sus funciones el término de cuatro años y podrán ser
reelegidos o sucederse recíprocamente por un solo período consecutivo. Si han sido reelectos o se han sucedido
recíprocamente, no pueden ser elegidos para ninguno de ambos cargos, sino con el intervalo de un período‖. El
art. 91: ―El presidente, cesa en el poder el mismo día en que expira su período de cuatro años... Cláusula
transitoria novena.
El sueldo: art. 92: goza de un sueldo pagado por el Tesoro nacional, que no puede ―alterarse‖.
La incompatibilidad: art. 92: no pueden ejercer ningún otro empleo, ni recibir ningún otro emolumento nacional
ni provincial. Es absoluta. Alcanza a las retribuciones privadas. Pero no impide la
participación accionaria. 117
El juramento: art. 93:
―Al tomar posesión de sus cargos...prestarán juramento, en manos del presidente del Senado y ante el Congreso
reunido en Asamblea, respetando sus creencias religiosas de desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo y de
observar y hacer observar la Constitución‖. Es un requisito que hace a la validez del título. Lo presta una sola
vez. En cambio, el vice, si asume el cargo, debe prestarlo para ese cargo.
Problemas vinculados con la acefalía: ―privado de cabeza‖. Sin titular. Cuando por cualquier causa, no hay
presidente. Art. 88: a) si afecta sólo al presidente; b) que tanto el presidente como el vice estén afectados.
―En caso de enfermedad (inhabilidad), ausencia de la capital (art. 99 inc. 18), muerte, renuncia (art. 75 inc. 21) o
destitución del presidente, el poder ejecutivo será ejercido por el vice..‖. Luego sigue: ―En caso de destitución,
muerte, dimisión o inhabilidad del presidente y vice, el congreso determinará que funcionario público ha de
desempeñar la presidencia, hasta que haya cesado la causa de inhabilidad o un nuevo presidente sea electo‖.
En un caso hay acefalía pero hay un sucesor. En cambio, en el segundo no. Leyes 252 y 20.972

Artículo 36: tiende a resguardar la transmisión legal del poder. Es el primero de los artículos nuevos y da inicio
al capítulo II de la parte primera de la Constitución.
Esta Constitución mantendrá su imperio aún cuando se interrumpiere su observancia por actos de fuerza contra
el orden institucional y el sistema democrático. Estos actos serán insanablemente nulos. Sus autores, pasibles de
la sanción prevista en el art. 29, inhabilitados a perpetuidad para ocupar cargos públicos y excluidos de los
beneficios del indulto y la conmutación de penas. Tendrán las mismas sanciones quienes, como consecuencia de
estos actos, usurparen funciones previstas para las autoridades de esta Constitución o de las provincias, los que
responderán civil y penalmente de sus actos. Las acciones respectivas serán inprescriptibles. Todos los
ciudadanos tienen el derecho de resistencia contra quienes ejecutaren los actos de fuerza enunciados en este
artículo.
Atentará asimismo contra el sistema democrático a quien incurriere en grave delito doloso contra el Estado que
conlleve enriquecimiento, quedando inhabilitados por el tiempo que las leyes determinen para ocupar
cargos o empleos públicos. El Congreso sancionará118una ley sobre ética pública para el ejercicio de la
función.
El bien jurídico penalmente tutelado es el orden institucional y el sistema democrático. Tiene similitud con el art.
29.
Procura enseñar que se debe respetar las instituciones. Hay dos conductas tipificadas como delito: las de quienes
sean ejecutores de los actos y la de quienes como consecuencia de tales actos usurpen las funciones que la
Constitución señala para las autoridades creadas por ellos.
SANCIONES PENALES:
Los delitos son imprescriptibles y quedan excluidos del beneficio del indulto y de la conmutación de penas. No
fija la sanción pero hace una remisión clara: remite al art. 29 quien a su vez reenvía a la pena de traición a la
patria. En cuanto a la titularidad, es de ejercicio obligatorio para el Ministerio Público y también por los
ciudadanos.
El derecho de resistencia implica el armarse en defensa de la Constitución.
La ética pública es la ética para el ejercicio de la función. Está regulada en la Ley 25188 que establece el
conjunto de deberes, prohibiciones e incompatibilidades aplicables a todas las personas que se desempeñen en la
función pública. (Ver los arts. 1,2 , 5, 8, 18, 19, 23 y 26 a 39). La Ley crea la comisión nacional de ética pública
e invita a las provincias para que dicten normas sobre regímenes de declaraciones juradas, obsequios e
incompatibilidades vinculadas con la ética de la función pública.

119
SANCION DE LA LEY

La función primordial del Congreso es emitir la Ley. Unicamente legisla el Congreso (ver las prohibiciones del
art. 99 inc. 3° y 76).
Etapas: a) iniciativa (formulación del proyecto); b) constitutiva (sanción del proyecto); c) eficacia (promulgación
de la ley). La iniciativa puede provenir del seno del Congreso, del Poder Ejecutivo o también del Cuerpo
Electoral (art. 39); la constitutiva está a cargo del Congreso y la regulan los arts. 78 a 84. Puede insertarse el
mecanismo de la consulta, previsto en el art. 40. La eficacia está a cargo del Poder Ejecutivo (en los casos de los
arts. 40 y 83, el margen se reduce)
LA LEY: Ley material y Ley formal
Para distinguir las funciones de poder se han intentado tres criterios: a) el orgánico, que consiste en definir la
función por el órgano que la cumple; b) el formal, que consiste en definir por la forma del acto; c) el material:
por el contenido o esencia del acto, prescindiendo del órgano y de la forma. Los dos primeros están casi
abandonados.
Ley formal es todo acto al que el Congreso le asigna el carácter y la denominación de ley, cualquiera sea su
contenido.
Ley material: a) toda norma de carácter general y obligatoria: se incluye a los reglamentos del P.E. y a los
fallos plenarios; b) la creación normativa que da origen a un derecho nuevo u originario.
La función legislativa consiste en la creación normativa de carácter novedoso u originario.
Solamente el Congreso ejerce la competencia de legislar materialmente. No todas las competencias son ley en
sentido formal. El Congreso cumple todos sus actos dictando leyes pero ninguna norma así lo establece. Ver los
distintos verbos empleados. Entiende Bidart Campos que cuando el acto carece materialmente de naturaleza
legislativa, el Congreso no debería dictar una ley.
SANCION EN SU ASPECTO PROCESAL. El proyecto transita separadamente en cada Cámara. Una es la
Cámara de origen y la otra la Cámara revisora. Es un acto complejo. Las principales novedades de la reforma
son: el
trámite acelerado que imprime el art. 81; la120aprobación en particular por comisión que contempla
el art. 79; la prohibición de la sanción tácita; la reglamentación de la promulgación parcial que prevé el art. 80.
Cámara de origen: art. 77. Las leyes pueden tener principio en cualquiera de las cámaras del Congreso, por
proyectos presentados por sus miembros o por el P.E., salvo las excepciones que establece la Constitución: a)
contribuciones: Cámara de Diputados – art. 52; b) leyes sobre reclutamiento de tropas – Cámara de Diputados –
art. 52; c) leyes cuyos proyectos son propuestos por los ciudadanos en ejercicio del derecho de iniciativa – art. 39
– Cámara de Diputados; d) leyes que se someten a consulta popular – art. 40- Cámara de Diputados; e) ley de
coparticipación – art. 75 inc. 2°, Cámara de Senadores; f) leyes que proveen al crecimiento armónico de la
Nación y al poblamiento de su territorio – art. 75 inc. 19- Cámara de Senadores.
Sanción en comisión: art. 79. Cada Cámara, luego de aprobar un proyecto en general, puede delegar en sus
comisiones la aprobación en particular, con el voto de la mayoría absoluta del total de sus miembros. La Cámara
podrá, con igual número de votos, dejar sin efecto la delegación y retomar el trámite ordinario. La aprobación en
comisión es por mayoría absoluta del total. Aprobado, se sigue el trámite ordinario.
Está claro que sólo se admite la delegación de la aprobación en particular. Es facultad de ambas cámaras .
Si se decide la consulta popular, ante el voto afirmativo, el proyecto automáticamente queda convertido en ley.
QUÓRUM ESPECIAL: art. 39: mayoría absoluta del total; art. 40; art. 75 inc. 2; art. 75 inc. 3; art. 75 inc. 22;
art. 75 inc. 24; art. 77 segundo párrafo.
Control judicial sobre el procedimiento, es admitido por la doctrina, no es una cuestión política no judicial.
PROHIBICIONES: a) delegación legislativa (art. 76); b) emisión de disposiciones de carácter legislativo (art.
99 inc. 3); promulgación parcial (art. 80).
DELEGACIÓN LEGISLATIVA:
Sanción tácita: art. 82, la voluntad de cada Cámara debe manifestarse expresamente, o sea que mediante el
silencio no puede presumirse que prestan aprobación a un proyecto. Tiene incidencia institucional en cuanto a
los decretos de necesidad y urgencia.
TRAMITE LEGISLATIVO: Aprobación: art. 78: Aprobado un proyecto por la Cámara de origen pasa para su
discusión a la otra Cámara. Aprobado por ambas, pasa al Poder Ejecutivo para su examen. Y si también obtiene
su aprobación, lo promulga como ley.
Rechazo: art. 81: Ningún proyecto desechado121totalmente por una de las cámaras se puede repetir en
las sesiones de ese año (incluye las extraordinarias y las de prórroga). Hasta el próximo período.
Proyectos adicionados y corregidos: a) Ninguna de las cámaras puede desechar totalmente un proyecto que
hubiera tenido origen en ella y luego hubiese sido adicionado o enmendado por la Cámara revisora; b) Si hubiere
sido objeto de adiciones o correcciones por la Cámara revisora, deberá indicarse el resultado de la votación, para
establecer si lo fueron por mayoría absoluta o por las dos terceras partes de los presentes; c) La Cámara de
origen podrá por mayoría absoluta de los presentes aprobar el proyecto con las adiciones y correcciones
introducidas o insistir en la redacción originaria, a menos que las adiciones o correcciones las haya realizado la
correctora con el voto de las dos terceras partes de los presentes; d) en este último caso, el proyecto pasará al
Poder Ejecutivo con las adicciones o correcciones de la Cámara revisora, salvo que la Cámara de origen insista
en su redacción original con el voto de las dos terceras partes de los presentes; e) La Cámara de origen no podrá
realizar nuevas adiciones o correcciones a las realizadas por la Cámara revisora.
Está claro entonces que: a) si en las discrepancias entre una cámara y otra, ambas aprueban el proyecto con
mayoría absoluta (más de la mitad), prevalece el texto de la de origen; b) si una cámara lo vota con mayoría y la
otra con dos tercios, prevalece esta última; c) si las dos lo aprueban con dos tercios, prevalece la de origen. Tiene
importancia el quórum y tiene importancia la cámara de origen. PROHIBICIONES: a) la de no-adición por la
cámara de origen; b) la del no rechazo total del proyecto que recibió adiciones por la cámara de origen.
EL VETO Art. 83: Reparar asimismo que el art. 80 ha venido a consagrar el veto y la promulgación parcial.
Lo que el Congreso sanciona no es todavía la ley.
Fórmula: Art. 84: El Senado y la Cámara de Diputados de la Nación Argentina, reunidos en Congreso...decretan
o sancionan con fuerza de ley.
DEROGACIÓN: es obvio la facultad el Congreso al respecto.
LEYES FEDERALES, DE DERECHO COMUN Y LEYES LOCALES:
Leyes Federales: por razón de la materia fiscal, electoral, de partidos políticos, nacionalidad, etc.), de las
personas (embajadores, ministros plenipotenciarios, etc.) y excepcionalmente del lugar (fronteras).

122
SEGURIDAD SOCIAL: Bienestar general?: A) protección y cobertura de los riesgos comunes a todos los
hombres, como enfermedad, vejez, desempleo, muerte, accidente, etc.; B) protección y cobertura de esos mismos
riesgos con respecto a los trabajadores (la diferencia no es en las contingencias, sino en los sujetos). En estos
últimos se financian con contribuciones su aporte. En el primer caso, se habla de asistencia social, que es
gratuita. La mención del 14 bis abarca los dos campos y tiene como núcleo a la solidaridad social.
Seguridad de que frente a ciertos eventos, que generan necesidades, el sistema ofrecerá prestaciones o
beneficios con los cuales auxiliar o mitigar las necesidades.
Primero fueron los infortunios, luego se habla de contingencias y actualmente de eventos que no son
infortunios.
Actualmente están a cargo de organismos de la seguridad social.
El derecho de la previsión social se sustenta en las jubilaciones y pensiones.
El estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter integral e irrenunciable
(parecería que se libera al empleador, pero la Corte en el caso Mansilla (1982) dijo que la Constitución hace
referencia a los objetivos que corresponde cumplir al legislador. Por ende, se admite que la Ley grave al
prestador con prestaciones.
La privatización del sistema obliga a repensar la tradicional doctrina que ha interpretado el otorgamiento de
prestaciones como obligación instransferible. Otorgar puede significar organizar el sistema? El artículo organiza
el sistema de la seguridad sobre estas bases: protección y garantía del Estado; movilidad de los beneficios;
respeto de los derechos adquiridos.
Al decir que la ley establecerá, se obliga al Congreso a legislar bajo riesgo de inconstitucionalidad por
omisión.
El seguro social debe ser obligatorio. Social en cuanto afronta riesgos y contingencias que si bien son
individuales, se proyectan en sus efectos; deben financiarse en alguna medida colectivamente.
123
JUBILACIONES Y PENSIONES: las primeras se otorgan a una persona en razón de una actividad laboral, sea
en relación independiente o por cuenta propia. Las pensiones derivan de la jubilación a favor de los
causahabientes de la persona jubilada o con derecho a jubilación.
Dos aspectos: a) el derecho a la jubilación futura y b) el derecho adquirido.
Este último se rige por las normas vigentes a la fecha de la cesación. Queda protegido por la garantía
constitucional de la propiedad; el beneficio no admite rebajas que sean confiscatorias. Ese ingreso es una
proyección que sustituye a la remuneración que percibía cuando estaba en actividad y por ello debe guardar una
proporción razonable. Además debe ser objeto de movilidad. La necesaria proporcionalidad fue señalada por la
Corte. Una ley posterior puede variarlo en tanto no resulte confiscatoria. El congelamiento por término incierto
fue declarado inconstitucional. Los topes se los reputó constitucionales.
La movilidad y la inflación.
Protección de la familia: se resguarda mediante el instituto del bien de familia y se relaciona con el acceso a
una vivienda digna.
La compensación económica familiar se traduce en el derecho a recibir determinada prestaciones: su forma
más común es el salario familiar.

PODER TRIBUTARIO
La actividad financiera del Estado se exterioriza en la obtención de recursos y en la realización de gastos. Los
dos aspectos son la recaudación fiscal y la afectación de erogaciones
Fines: funcionamiento integral del Estado democrático.
La tributación: vinculaciones con el derecho de propiedad, porque todo gravamen recae sobre la propiedad de
quien debe pagarlo. Abarca los impuestos, tasas y contribuciones. El poder tributario es la posibilidad jurídica de
crear y exigir tributo con relación a personas o bienes que se encuentran en la respectiva jurisdicción. El tributo
es la detracción que se hace de una porción de riqueza de los contribuyentes a favor del Estado. Es una categoría
de los ingresos públicos.
Impuestos: prestación patrimonial, generalmente en124dinero, debida al Estado, sin contraprestación
especial, con el fin de satisfacer necesidades colectivas. Quien lo paga no recibe beneficios y el Estado atiende
los gastos generales.
Contribución: es el tributo debido por quien obtiene un aumento de valor en un bien del que es propietario, en
razón de una obra pública o una actividad estatal. Quien lo abona ha recibido un beneficio, que es el mayor valor
incorporado a su propiedad.
Tasa: es la prestación que se paga en virtud de un servicio público aprovechado. Hay un beneficio recibido por
el contribuyente. El aprovechamiento puede ser tanto efectivo como potencial. Destacar que el impuesto se paga
en proporción a la capacidad contributiva del contribuyente.

PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES QUE RIGEN LA TRIBUTACIÓN:


a) principio de legalidad: todo tributo debe ser creado por ley. Además las leyes tributarias tienen como
cámara de origen la Cámara de Diputados (art. 52). Está consagrada en el art. 17: sólo el Congreso
impone las contribuciones que se expresan en el art. 4°. El término contribuciones comprende las tres
variedades de tributos. La ley debe contemplar las exenciones fiscales, el hecho imponible, los sujetos
obligados, el órgano competente, las sanciones;
b) principio de igualdad fiscal: el art. 16 dice que la igualdad es la base del impuesto y el art. 4° habla de
las contribuciones que equitativa y proporcionalmente a la población imponga el Congreso. La
proporcionalidad alude a la riqueza que se grava. A igual capacidad tributaria con respecto a la misma
riqueza, el impuesto debe ser igual para todos los contribuyentes. Puede una provincia establecer un
tributo que otra no lo tenga. Asimismo el impuesto puede ser progresivo;
c) principio de no confiscatoriedad: como toma parte del patrimonio, debe mantenerse dentro de límites
razonables. Si es sustancial, se configura una confiscación. Así, se absorbe más del 33% de la materia
imponible. Tiene una matiz importante en materia de tasas: la recaudación total debe guardar
proporción razonable con el costo total del servicio. No se puede retribuir otras actividades;
d) principio de finalidad: todo tributo tiene un fin de interés colectivo, público o común.
RELACION FISCAL: es el vínculo jurídico que se configura entre el Estado (o el ente
autorizado a recibir el tributo) y el sujeto125afectado por el tributo. Es normalmente una
obligación de dar. Deuda tributaria. Sujeto Activo es el Estado; Sujeto pasivo es por lo general el
contribuyente, pero no es contribuyente quien soporta el tributo por la traslación que de él hace el
contribuyente. Hecho Imponible: es un hecho o conjunto de hechos, de significación económica, que la
ley describe como tal y establece como origen de la obligación fiscal. Hay instantáneos y de ejercicio.
Libertad Fiscal: in dubio contra fisco. Además, las leyes tributarias no pueden retroactivamente crear o
agravar el hecho imponible.
IMPUESTOS DIRECTOS: principio: competencia de las provincias; excepción: competencia del estado
federal (sólo por tiempo determinado y siempre que la defensa, seguridad común y bien general del Estado
lo exijan)
IMPUESTOS INDIRECTOS: Externos: competencia exclusiva del Estado Federal; Internos: competencia
concurrente del estado federal y las provincias.

126
CONSTITUCIONALISMO SOCIAL:
Primera post guerra del siglo XX.
Lineamientos: a) inclusión de los derechos sociales y económicos y b) regulación en torno de la cuestión
social.
Todo derecho subjetivo es ―social‖, porque presupone la convivencia de los hombres y además porque no se
concibe el ejercicio antisocial de un derecho por lo que el constitucionalismo social quiere definir con la
locución ―derechos sociales‖ no es tanto la naturaleza intrínsecamente social de todo derecho subjetivo, sino más
bien la adjudicación de derechos de solidaridad, o de prestación, o de crédito a los hombres considerados como
miembros de grupos sociales. Se los ve en núcleos más pequeños.
Lo social va muy unido a lo económico, pues se considera que el Estado debe estructurar un orden económico
justo, que permite el acceso de todos los hombres a las fuentes de trabajo y producción y que haga posible una
distribución equitativa de la riqueza. Se trata de las prestaciones positivas a cargo del Estado. Del estado
gendarme se pasa al estado de ―bienestar social‖ que hace y que promueve, procurando atenuar las desigualdades
sociales. Destacar el riesgo de la exageración de la intervención del Estado.
EL DERECHO A TRABAJAR
Fue consignado en la constitución histórica. Es una actividad humana en el que el hombre compromete su
dignidad, no es una mercancía, sino conducta humana. La regulación constitucional tiende a evitar que la
prestación denigre a la persona. Hay tratados en igual orientación.
Se consigue: a) mediante sanción de normas que protejan al trabajador; b) por organización de asociaciones
sindicales, mutuales y cooperativas que cumplan una función plural, ya sea en defensa de los intereses de los
trabajadores, como vínculo de conexión y colaboración con los empleadores o el Estado o como ayuda directa a
los trabajadores; c) mediante el desarrollo económico.

CONTENIDO Y SUJETOS DEL DERECHO DE TRABAJAR


En primer lugar la libre elección de una actividad. Puede ser por cuenta propia
o en relación de dependencia, en cuyo caso aparece el contrato de empleo.
La libre elección está condicionada por una serie de127factores personales y sociales: mercado ocupacional,
idoneidad para la tarea, juego de la competencia. Es decir que la actividad requiere una capacitación y por parte
del Estado el condicionamiento suficiente y un orden justo.
El sujeto activo es el hombre pero asociaciones pueden desarrollar una actividad comercial equiparable al
trabajo y ser titulares del derecho de trabajar
El sujeto pasivo es el Estado y los demás hombres.
DERECHO AL TRABAJO: Derecho a conseguir ocupación, con la consiguiente obligación de proveerlo por el
sujeto pasivo: el Estado, en principio. Un hombre no puede demandarle a otro la prestación porque existe la
decisión libre de ambas partes. Ello impone la concreción de políticas activas y medidas de acción positiva y
también las prestaciones de desempleo
DERECHO JUDICIAL:
a) igual libertad de las partes contratantes (Martín vs. Erazo-1947); b) en conflicto entre la libertad de contratar
del empleador, con la libertad contra la opresión del empleado, debe prevalecer esta última (Prattico vs. Basso-
1960); c) respeto a la personalidad del trabajador de modo que no se le originen perjuicio materiales y
morales (Valdez – 1987 y Farell – 1990); d) actualización de los créditos salariales.
ARTICULO 14 BIS
“El trabajo en todas sus formas gozará de la protección de las leyes...”: a) condiciones dignas y equitativas de
labor; b) jornada limitada; c) descanso y vacaciones pagados; d) retribución justa; e) salario mínimo vital y
móvil; f) igual remuneración por igual tarea; g) participación en las ganancias de las empresas, con control de la
producción y colaboración en la dirección; h) protección contra el despido arbitrario; i) estabilidad del empleado
público; j) organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro
especial.
El trabajo tiene y debe tener tutela; la tutela surge directa y operativamente de la Constitución y debe depararla
la Ley; la Ley debe necesariamente asegurar todo lo que el artículo enumera.
Asigna competencia al Congreso con ejercicio obligatorio (zona de reserva de la Ley). El Poder Ejecutivo no
puede asumirla ni interferirla.
El Congreso tiene el deber inmediato de legislar. Hay una imperatividad insoslayable. La demora
importa inconstitucionalidad por omisión. 128
La exigencia constitucional alcanza a todos los órganos del gobierno federal; se extiende a las provincias; se
refuerza con el art. 24 (el Congreso promoverá la reforma de la actual legislación).
CONDICIONES DE TRABAJO
Prestación del servicio: en condiciones dignas y equitativas. Pauta genérica. Se vincula con la dignidad humana.
Comodidad, higiene y decoro y atención de las situaciones personales del trabajador. Elementos subjetivos y
objetivos.
Remuneración: retribución justa significa suficiente. Un ingreso decoroso. Se relaciona también con la
compensación económica familiar. Juega frente al empleador que debe pagarla y frente al Estado que debe
protegerla. (Caso Bessolo-1967, contempla la índole magnitud y dificultad de la tarea realizada, obligando a
mantener una relación razonable entre la retribución y la labor). No queda a merced de la autonomía contractual.
Reparar que las leyes laborales son de orden público y que los convenios colectivos limitan razonablemente la
voluntad, estableciendo montos mínimos de salario.
El salario mínimo ha de ser vital: suficiente y móvil: reajustable. Y no surge sólo porque una norma le
adjudique esa calificación. Interesa lo que sea realmente. Queda sujeta a control judicial y puede ser declarada
inconstitucional la ley.
Igual remuneración por igual tarea: se remonta a convenciones internacionales para evitar discriminaciones por
razón de sexo. La regla es la igualdad jurídica. Enfoca el problema en las relaciones privadas. No impide liquidar
plus en razón de mayores méritos, eficacia o rendimiento. Sólo cabe invocarlos cuando se desempeñan para un
mismo empleador o dentro del régimen de un mismo convenio.

129
PROTECCIÓN CONTRA EL DESPIDO: Estabilidad de la relación de empleo. Estabilidad propia en el empleo
privado: caso de Luca: consideró inconstitucional el régimen de estabilidad post propia que consagraba la ley
para el personal bancario.
CONTRATO A PLAZO: Término no excesivo; fomento de tareas ocasionales o para combatir el desempleo;
tipo excepcional y no común.
CONTROL DE LA PRODUCCIÓN Y COLABORACIÓN EN LA DIRECCIÓN: No suponen tener parte en los
beneficios, pero se inspiran en la misma tónica participativa. Hay múltiples formas de colaboración: consultiva,
decisoria, limitada a asuntos gremiales o amplia. El control parece encaminarse a la distribución de los
beneficios.
EMPLEO PUBLICO: Estabilidad del empleado. Tiene las otras tutelas constitucionales. Importa el derecho de
no ser privado del empleo. Debe ser regulada por ley. La facultad presidencial de nombrar y remover por sí a los
empleados (art. 99, inciso 7°) dejó de ser discrecional desde 1957. Es una facultad reglada. Encuadra en el
régimen de derecho Administrativo. Se vulnera si la cesantía se dispone sin sumario previo o sin forma
suficiente de debido proceso; si de declara en comisión al personal. No se vulnera: si hay causa razonable y
acreditada por sumario; si se suprime razonablemente el empleo; por razones de racionalización o economía
administrativa; si el empleado está en condiciones de jubilarse con beneficio ordinario y es obligado o se lo
jubila de oficio. Obliga también a las provincias a asegurarlo (art. 5°).
Derecho Judicial en la materia: a) no es un derecho absoluto; el Poder Legislativo puede suprimir empleos; en
tal caso debe indemnizarse al empleado; no es materia justiciable la política administrativa.
COMPETENCIA DEL CONGRESO: Dictar el código de trabajo y seguridad social, en forma codificada o no.
Tiene naturaleza de derecho común. La legislación que desarrolla en contenido esencial de los derechos
reconocidos en el 14 Bis tiene carácter de orden público: ni los convenios colectivos ni el contrato individual
pueden disminuir lo que en orden a ese mínimo se ha establecido. La legislación no es ni debe ser
supletoria del convenio colectivo. 130
LA HUELGA: Sujetos de la Huelga: sujeto activo: a) sujeto declarante y b) sujeto participante. El primero es el
sindicato con personalidad gremial. Bidart opina que no es exclusivo y que puede reconocérsele el derecho a la
asociación sin personalidad gremial. El participante es la persona física, porque más allá de su naturaleza
colectiva es también un hecho individual. El sujeto pasivo es múltiple: estado, empleador, particulares ajenos al
conflicto y los demás trabajadores.
LEGALIDAD Y LICITUD DE LA HUELGA: Es un recurso de fuerza, es un hecho coercitivo. Se debe acudir a
la huelga como última ratio. Está sujeta a condiciones de contenido y de procedimiento. La ilegalidad es cuando
no se ajusta a las formas y la ilicitud cuando es ilegítima en su contenido. Es ilegal si el sujeto activo que la
declara no tiene facultad para hacerlo o si no se han usado las vías conciliatorias impuestas por la ley; es lícita si
se emplean medios violentos o delictuosos.
REGLAMENTACIÓN DE LA HUELGA: Estricta pero razonable: ―cuanto mas alta sea la jerarquía del interés
tutelado, mayor podrá ser la medida de la reglamentación‖ limitaciones severas en algunos ámbitos del empleo
público y de los servicios básicos.
Es operativo: puede ser invocado y ejercido aunque carezca de reglamentación legal.
CALIFICACIÓN DE LA HUELGA: Por la autoridad administrativa, a los fines de encauzar el conflicto. Si se
suscita una causa judicial el juez debe atenerse a la calificación administrativa, pero es revisable en sede judicial
y pueden apartarse de la misma si está viciada de error grave o arbitrariedad manifiesta. En ese caso están
obligados a calificarla, lo mismo cuando no haya mediado calificación administrativa.
SUS EFECTOS EN EL CONTRATO: No produce la ruptura automática de la relación, sólo la suspende. Si es
declarada ilegal, el empleador puede intimar el retorno al servicio y en caso de persistencia puede despedirlo con
justa causa. No está obligado a abonar la retribución porque no hay contraprestación. Si hay empleados que no
adhieren pero tampoco pueden trabajar por la paralización, se le debe abonar el salario. El empleador puede, si
no se reintegran, despedir algunos o incluso despedir a todos. La Corte ha dicho que el ejercicio del derecho de
huelga no justifica la comisión de delitos comunes.
MOVIMIENTOS ATÍPICOS: Son medios de acción directa. Si la Constitución protege lo más , no puede dejar
desprotegido lo menos.
CONVENIOS COLECTIVOS: Se celebran entre una131asociación sindical y un empleador o grupo de
empleadores; debe ser homologado por autoridad administrativa; se aplica a todos los trabajadores y
empleadores de la actividad, categoría o zona reguladas por el convenio; su esencia es contractual y la
homologación es a los efectos de extender el ámbito de aplicación; no puede ser considerado ley en sentido
material. No puede menoscabar derechos que surgen de las leyes laborales.
ENCUADRAMIENTO SINDICAL: Mecanismo para determinar cual es la asociación sindical que representa al
personal de una empresa. Si no hay acuerdos de parte, está cargo de la autoridad administrativa.
CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE: Conflictos individuales o colectivos, según se afecten intereses concretos de
uno o varios o intereses abstractos de la categoría. Conflictos de derecho o de intereses para interpretar el
derecho. En los conflictos individuales, debe intervenir obligatoriamente el Poder Judicial. Los conflictos
colectivos pueden radicarse fuera de la órbita judicial, mediante procedimientos conciliatorios y arbitrales.
REPRESENTACIÓN SINDICAL: Es la tutela al trabajador en razón de la función gremial que cumple. Se
denomina fuero sindical. Se debe considerar con sentido amplio al término. Hay una regulación legal.

132
Las Comisiones Especiales son ilegales

La Suprema Corte de EE.UU. hizo lugar al hábeas corpus presentado por Salim Hamdan, al entender que las
Comisiones Especiales de Justicia Militar del Centro de Detención de Guantánamo no tienen competencia para
el juzgamiento de los detenidos en la base militar, y que además sustrae al imputado de las garantías otorgadas
por la Constitución de EE.UU., especialmente la Convención de Ginebra (voto de la mayoría – cuatro
miembros). Hamdan fue chofer de Bin Laden y está detenido desde el año 2004 y presentó el hábeas corpus
solicitando no ser juzgado por las comisiones especiales creadas por un decreto del presidente Bush.
La Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia –jurisdicción en la que se encuentra Guantánamo- había
fallado en contra del solicitante, afirmando que no son ilegales, por lo que su suerte dependía de la decisión de
los militares que integran dicho Tribunal, aplicándose así el derecho de emergencia del estado de guerra.
A través del instituto llamado writ of certiorari, remedio que la Corte puede aceptar aún cuando no se cumpla
con los requisitos formales dada su importancia pública –nacional e internacional- y producidas las pruebas de
rigor dio su veredicto. El juez Stevens cuyos fundamentos constituyeron los argumentos principales de la
mayoría, afirmó que el Código de Justicia Militar no solamente debe ser complementado por el common law
americano de la guerra, sino también por las reglas y preceptos de la ley de las naciones. Y los procedimientos
adoptados podrían desviar a Hamdan de las cortes marciales y fallar sin las garantías requeridas. Las comisiones
deben ser constituidas de manera similar a los tribunales militares ya existentes a fin de evitar el abuso de poder
del gobierno.
La minoría entendió que las comisiones no presentan ninguna característica fuera de lo común.

133
Nueva cobertura para una nueva prestación
La Corte de Salta en los autos ―Llapura c/I.P.S. – Amparo‖, ratificó la sentencia que ordenó la intervención
quirúrgica de implante coclear a una menor que padece de una distorsión oto-acústica y a la cobertura total de los
gastos. Es un dispositivo electrónico que restablece parcialmente la audición a las personas profundamente
sordas, que se implanta en el oído interno y es activado por otro dispositivo que se usa fuera del mismo. La obra
social había autorizado la intervención, pero la Defensora de Incapaces reformuló la pretensión, solicitando que
se cubra la totalidad de los gastos. La resolución del Instituto fue considerada arbitraria pues hizo lugar
parcialmente. El Fiscal ante la Corte advirtió que la obra social se limitó a incluir a la menor en un programa a
efectuarse en el transcurso del año, sin determinar con precisión la fecha para la realización de la intervención de
la menor. La Corte recuerda lo señalado en el art. 87 de la Constitución y que la viabilidad de la acción de
amparo requiere la invocación de un derecho indiscutible y además que la conducta impugnada sea
manifiestamente arbitraria o ilegítima y que el daño no pueda evitarse por medio de otras vías. Cita el criterio de
la Corte Federal en cuanto que el derecho a la vida es el primer derecho natural de la persona y que en el caso
particular se encuentra comprometido el derecho de la menor a la protección integral de la salud y a una
adecuada calidad de vida. Tanto en la enfermedad como el tratamiento fueron acreditados con pruebas
suficientes y el Instituto evidenció imprecisión, autorizando con limitaciones la práctica quirúrgica. Por lo que
reclama el caso una solución inmediata y repara que ninguna reglamentación ni normativa de una obra social
puede lesionar derechos garantizados por la Constitución y contemplados en tratados internacionales.

134
Las acciones positivas en la Constitución Nacional

El texto constitucional argentino, luego de la reforma de 1994, adquiere un neto tinte social y democrático, que
se advierte con la incorporación de numerosos institutos y mecanismos tendientes a lograr la plena vigencia de
los derechos humanos fundamentales. La voluntad del constituyente de 1994 fue establecer un sistema integral
de protección de los derechos humanos que obliga al Estado a garantizar que todos accedan al ejercicio y goce de
los mismos. En esta pretensión, las acciones positivas son imprescindibles para transformar la retórica del
derecho internacional de derechos humanos en normas que garanticen su cumplimiento.
Las acciones positivas son el mecanismo constitucional válido para lograr el cometido del constituyente, así
como las consecuencias de su falta de implementación. Para ello es necesario distinguir entre igualdad jurídica o
formal y la igualdad sustancial o real de oportunidades. Es en este último concepto donde entran en juego las
acciones positivas.
La Constitución de 1853 consagró la igualdad jurídica o formal (Art. 16). En 1957 se incorpora con el 14 bis la
igualdad sustancial y la reforma de 1994 la consagra en los Arts. 37, 43 y 75 incisos 2, 17, 19 y 23.
Apela a ciertas razones que inducen a rechazar diferencias fundadas en situaciones familiares, o de herencia,
riqueza o poder.
La obligación del Estado no es abstnerse sino actuar con medidas concretas para remover los obstáculos fácticos
que impiden la igualdad de posibilidades. Requieren una conducta de dar o de hacer por parte del Estado.
Presupuestos de Hecho: a) existencia de un grupo o sector desventajado o relegado; b) incidencias sobre las
causas y no sobre los resultados: eliminación de los tratos discriminatorios.
Presupuestos de Derecho: a) motivación suficiente; b) proporcionalidad; c) transitoriedad.
La Constitución pone en cabeza del Poder Legislativo la realización de acciones positivas. Es decir queda a
criterio del mismo la conveniencia o no de la adopción de las medidas. También es responsabilidad del Poder
Ejecutivo a reglamentar las leyes o dentro de su esfera. Y para el Poder Judicial debe servir como pauta de
interpretación. En la causa Milone la Corte declaró la inconstitucionalidad de la ley de riesgos de trabajo en lo
que respecta al pago en forma de renta periódica de la indemnización por incapacidad, entre otras razones,
por contener el art. 75 inciso 23, ya que tal medida no 135protegía al sector desventajado –discapacitado.
En el mismo sentido puede verse el voto de los Dres. Zaffaroni y Maqueda en la causa ―Itzcovich‖ en la que se
declara la inconstitucionalidad del art. 19 de la ley de solidaridad previsional, entre otras cuestiones, por
perjudicar a un grupo desprotegido en contradicción al postulado constitucional del art. 75 inciso 23, criterio
ratificado en ―Sánchez, María del Carmen‖.
Si la acción positiva no es realizada ni por el Congreso ni por el Ejecutivo, el poder Judicial debe asumir dicha
responsabilidad, para garantizar el pleno goce de los derechos humanos fundamentales, los cuales no necesitan
de desarrollo previo legislativo. Ver el caso ―Fundación mujeres en Igualdad vs. Freddo, resuelto por la Sala H
Nacional Civil que condenó a que en el futuro la demandada contrate sólo personal femenino hasta compensar en
forma equitativa y razonable la desigualdad producida. También la postura del juez en lo contencioso
Administrativo y Tributario n° 9 denominado el caso de los Niños Cartoneros. (Amparo iniciado por Patricia
Bullrich por la entrega de credenciales a menores. El Juez no sólo ordenó el cese, sino que dictó una serie de
medidas de acción positiva como becas de estudio y subsidios).
La Corte Federal, en materia de discapacidades y cobertura médica, entendió que es obligación del Estado
Nacional garantizar con las acciones positivas dicha cobertura (Asociación Benghalensis, Campodónico y otros).
La normativa constitucional sobre acciones positivas es programática. Esta postura nos lleva a la teoría de la
inconstitucionalidad por omisión

136
FORMAS DE CONTROL SOCIAL
El tema de las formas del control social está ligado estrechamente con el de la conducta humana y sus
motivaciones. La conducta humana no es una abstracción. Lo que el hombre piensa, cómo piensa y para qué
piensa, está condicionado por la sociedad en que vive. Y a ese control no escapa el Poder Judicial.
A su vez no basta afirmar la existencia de la sociedad moderna organizada estatalmente y el tipo de control
jurídico que le da coherencia y estructura. Se impone reconocer que toda sociedad es expresión y espejo de una
cultura.
El lenguaje constituye un instrumento que permite dos cosas: pensar y comunicarse. El hombre usa símbolos
abstractos.
Una de las formas de comunicación es la comunicación de masas. La radio y la televisión irrumpieron en todas
las culturas y pueblos, alfabetos o no, además exhiben características nuevas: el mensaje se transmite a un
público anónimo y no existe una relación directa entre quien trasmite y quien lo recibe. Por otra parte, el
contenido de sus mensajes es rápido y efímero. La radio y la televisión dominan el instante y el mensaje está
destinado al consumo inmediato.
Consiste en : a) transmisión de noticias; b) comentarios sobre noticias o temas de interés general; c) educación
(transmisión de normas sociales y de la herencia cultural) d) entretenimiento. Pero en todos ellos hay una
inevitable y necesaria selección. La importancia que asume es saber quien, porqué y para qué se realiza esta
selección.
El término prensa comprende un basto conjunto de publicaciones periódicas ( semanarios, diarios, revistas, etc.),
pero es necesario advertir que no todos ellos presentan características similares. Hay diarios de gran tirada y
otros, de no tanta, cuya influencia es enorme, al dirigirse a grupos poderosos. Entre sus funciones está la de hacer
públicas las decisiones de los órganos estatales (entre ello, la de los jueces) su alcance y consecuencias,
facilitando de ese modo casos o ejemplos. Pero también existe control sobre una fuente misma de
información. 137
En cuanto a la radio, existen barreras de orden técnico que limitan el número de estaciones y de redes, se trata de
una actividad regulada mediante permisos o licencias. En una sociedad abierta, el control estatal se ejerce de
varias maneras y la autoridad judicial a convalidado la suspensión de la licencia por razones de moralidad
pública. Destacamos también como medios de difusión, el cine, la televisión, los libros.
(Ves Losada –Sociología del Derecho)

OPINIÓN PÚBLICA Y DEMOCRACIA GOBERNANTE


“Se puede presumir que el interés público es aquel que los hombres escogerían si vieran claramente, pensaran
racionalmente y actuaran desinteresadamente”.
Si Democracia es gobierno del pueblo sobre el pueblo, en parte será un sistema gobernado y en parte gobernante.
Cuándo el gobernante? Obviamente cuando vota pero las elecciones son eventos discontinuos. El verdadero
fundamento de todo gobierno es la opinión de los gobernados. De lo que resulta que las elecciones son un medio
cuyo fin es el gobierno de opinión pero se entiende que las elecciones deben ser libres y también la opinión debe
ser libre. Elecciones libres con opiniones impuestas no conducen a nada en resumen, el edificio de la democracia
se apoya, en último término, sobre la opinión pública y sobre una opinión que sea verdaderamente del público.
Porqué dice opinión? Y en qué sentido la opinión es pública?. La expresión opinión publica se remonta a la
época de la Revolución Francesa. Preparaba una democracia en grande que a su vez presuponía y generaba un
público que manifiesta opiniones. Denota un público interesado en la cosa pública, que tiene opinión sobre los
asuntos públicos. En síntesis, público no es sólo el sujeto sino también el objeto porque implica materias de
naturaleza pública. (Platón invocaba al filósofo rey porque el gobernar exigía epístene (conocimiento), a lo que
se terminó por oponer que la democracia sólo le basta la doxa –opinión lo que significa que la democracia es
gobierno de opiniones.

Formación de opiniones: se ha considerado que hasta que el grueso de la información llegaba a través de los
periódicos, los procesos de formación de la opinión permitieron la autoformación. Ahora cómo se forman las
opiniones sobre la cosa pública?: hay tres modalidades: a) un descenso en cascada de las elites;
b) una ebullición desde la base hacia arriba; c) 138identificación con los grupos de referencia.
En el primer modelo los procesos de opinión se representan como el chorro de la cascada. Se distinguen hasta
cinco niveles. El punto central es la mezcla continua pero se debe destacar que el funcionamiento siempre es
descendente.
Este modo de ser de la opinión se aplica únicamente a la democracia y presupone tres condiciones: libertad de
pensamiento, libertad de expresión y policentrismo. La primera postula que el individuo pueda abrevar
libremente en todas las fuentes del pensamiento y que sea libre para controlar la información que recibe. Pero
ello carece de valor si no está basado en un anhelo de verdad y de respeto por la verdad. La libertad de expresión
presupone una atmósfera de seguridad, no bastando que sea tutelada por el sistema jurídico sino que es necesario
que no haya temor porque sino se anquilosa: quien teme decir lo que piensa acaba por no pensar lo que no puede
decir.
La libertad de expresión encuentra su natural continuación en la libertad para organizarse y propagar lo que
queremos decir. La estructura de los medios de comunicación es una estructura policéntrica, de múltiples
centros.
Qué es la democracia? (Giovanni Sartori)
La opinión pública es una fuerza muy importante en el estado, pues contribuye a controlar e incluso a legitimar
racionalmente la acción del gobierno, pero nunca puede ser equiparada a un verdadero supuesto sin el cual el
estado carecería de existencia. Se trata de una prerrogativa de toda sociedad normalmente bien constituída. Pero
la opinión publica es necesario que se manifieste; de ahí la importancia que tiene la prensa, que es su portavoz
por excelencia. Pero en modo alguno han de identificarse ambas. La opinión pública puede darse en contra de la
prensa, o por cualquier otro medio: el teatro, la escuela, conferencias, entrevistas o sondeos. La opinión pública
es difusa, la prensa organizada. Pero sin dudas que la prensa es el medio, hasta hoy mas eficaz, para la formación
de aquellas. Una de las características mas firmes de la sociedad democrática liberal ha sido el respeto por la
libertad de prensa. El art. 32 de la Constitución dice que el Congreso no dictará leyes que restrinjan la libertad de
imprenta o establezca sobre ella la jurisdicción federal. Cabe señalar que la libertad de prensa se desvirtúa
también por razones financieras y por el origen de la información a partir de que normalmente un diario tiene un
precio de venta inferior al de costo: hace falta publicidad. Los medios de información son libres
frente al estado, pero no frente al dinero (Duverger). 139Hacen falta grupos de capital que, o consideran la
inversión con un criterio comercial, o bien se cohesionan en base a un interés conexo a una ideología política.
Además, la situación del diario o periódico se ve también afectada por su dependencia de las fuentes de
información, lo que se halla vinculado asimismo con la situación financiera, pues es imposible mantener
corresponsales en todos los lugares donde se producen eventos de importancia. De ahí que el origen de las
noticias, sea dado, por una agencia informativa, de carácter internacional.
La libertad de prensa en la tradición argentina: en principio la Corte había sostenido que los delitos de imprenta
eran sui-géneris y por ende excluidos de la competencia federal. Sin embargo, a partir de 1932 (caso Ministerio
Fiscal de Santa Fe contra el Diario La Provincia) tomó una nueva línea en la jurisprudencia según la cual la
jurisdicción federal procede cuando se trata de delitos cometidos por la prensa ―contra la Nación, su ley
fundamental y las autoridades públicas que esta instituye‖, criterio lógico, pues de no ser así el gobierno nacional
quedaría sustraído al fuero natural.
La libertad de imprenta había sido reconocida en el reglamento de 1811. Joaquín V. González, la considera uno
de los elementos más poderosos que el hombre dispone para defender su libertad. González Calderón sostiene
que es el elemento esencial para el desarrollo progresivo de la sociedad moderna; es quizás el órgano mas
realmente expresivo de la opinión pública.
(Introducción al Estudio de la Realidad Estatal (Alfredo C. Rossetti)
Un verdadero sistema de control social es lo opuesto a la anarquía, y por ello es un requisito de la existencia de
cualquier sociedad, un sistema de control social no es mas que un conjunto de normas de todo tipo (éticas,
morales, religiosas, de costumbres, de usos, jurídicas) que, como tal, presenta modelos de conducta con
sanciones de algún tipo, en caso de incumplimiento de sus prescripciones.
Una sociedad sin control social, y que a causa de ello no tuviera normas, equivaldría a un grupo humano sin
pautas regulativas de ningún tipo, donde nadie supiera qué es lo que está bien o mal, qué es lo debido o lo
indebido; es una sociedad imposible, ya que las reglas de convivencia nos exceden como especie: toda la escala
zoológica presenta patrones de comportamiento. Es que una sociedad en estado total de anomia, es decir sin
normas de ningún tipo, es inviable. La Argentina bordea una situación de anomia, pero no porque falten normas,
sino porque se presentan modelos contradictorios de control social. En buena medida, el derecho es lo que
la sociedad quiere que sea y el país tiene, aunque no 140lo acepte, la justicia que en el estado actual de su
evolución se merece. Ello nos lleva a sostener que para que cambie la justicia en el país, deberá cambiar la
conciencia social sobre el derecho. No se puede pedir justicia y tratar de impedir que se la lleve a cabo cuando
nos pueda afectar. Según Gallup, del 59% de confiabilidad en la justicia en 1984, se ha bajado al 12% en 2001.
La policía bajó del 25 al 17% y las Fuerzas Armadas subieron del 19 al 28% .

EL EJERCICIO DE LA MAGISTRATURA JUDICIAL Y LA PRESION DE LOS INFORMADORES


SOCIALES
(Santos Cifuentes)

El reconocimiento de los derechos consagrados en los arts. 14 y 32 de la Constitución Nacional no empece el


examen de la conducta de los informadores sociales, máxime cuando se trata de causas que los afecta
directamente, ya que es inapropiada la pretensión de requerir el apoyo del público empleando el micrófono, la
pantalla o la página del diario. Se cometen, tres injusticias: contra la otra parte, contra la buena marcha del
proceso y contra la sociedad. Y los mismo cabe decir respecto de la defensa de los colegas pues se trata de una
acción corporativa censurable. Ante ello, los jueces deben mostrar su templanza y fortaleza, más allá de la
influencia de la prensa sobre ella.

JUECES Y REALIDAD
(Efraín Quevedo Mendoza)

Hay una marcada desazón por el funcionamiento de la justicia y una cierta sensación de impotencia frente a
algunos problemas que parecen insuperables. A lo ya denunciado por la doctrina universal, debe agregarse la
judicialización de la sociedad moderna. Como la sociedad crece y se complica cada día más, aumenta
la necesidad de controles sociales que eviten el 141desborde. Es decir que los nuevos roles que una
moderna concepción de la función judicial le asigna, traduce una extensión de su competencia. Todo ello
converge a incrementar la expectativa social en el accionar del juez. Creemos que es la sociedad la que tiene el
deber de rescatar la administración de justicia del vacío institucional en el que ha caído. Es que no resulta
suficiente pregonar la figura del juez como artífice y custodio de la organización social, cuando no hay voluntad
política ni social de dotarlo de aquella jerarquía y de los instrumentos que demanda esa trascendente misión que
se le asigna. Nuestro siglo debe encontrar una administración de justicia no sólo independiente e imparcial, sino
también eficiente, prestigiosa y éticamente ejemplar. Es decir se debe formar un juez orgulloso del ejercicio de
su función.
Y entre los factores que interfieren puede citarse a veces los medios de comunicación, que ponen al
descubierto las falencias que padece la administración de justicia, que quedan expuestas sin pudor,
contribuyendo a su desprestigio. Más aún cuando se trata del periodismo de investigación que emite juicios
considerados verdaderas sentencias y penetra en la opinión pública con absoluta facilidad, condicionando la tarea
de los órganos judiciales. El periodismo de investigación cuenta con notables ventajas frente al juez, no sólo de
medios sino de situación –no está atado a normas rígidas como las del debido proceso- y de responsabilidad-
sólo responde por la dolosa falsificación de la información y de su opinión no se derivan efectos jurídicos
inmediatos. Y en caso de que la sentencia resulte contraria a la anticipada opinión, le queda la crítica de la
solución.
El compromiso social del juez resulta así profundamente agravado por fenómenos que tiene lugar en la
sociedad moderna: de juzgador se transforma en acusado, a veces sin posibilidad de defenderse. Queda en el
banquillo de los acusados ante el indefinido tribunal de la opinión pública. Ello impone reexaminar las relaciones
entre la prensa y la administración de justicia para que sin perjuicio del derecho de informar y ser informado, se
asegure al mismo tiempo que no encontrarán los jueces obstáculos en el cumplimiento de su función.
También, abordar nuevas modalidades en la relación del Poder Judicial con los otros poderes.

EL PERIODISMO JUDICIAL 142


(Kemelmajer de Carlucci)

La libertad de expresión admite dos perfiles: uno activo, el derecho a la libre expresión, y un perfil pasivo, el
derecho a recibir información, que a su vez comprende dos aspectos: a recibir y a no recibir información
indeseada, siendo este último bifrontal pues rige respecto del estado pero también frente a otros particulares. El
derecho a recibir información implica que sea veraz, porque de ser mentirosa, sería lo mismo o peor que no
recibirla. Veracidad no es sinónimo de certeza; basta que el medio haya hecho una comprobación razonable.
En principio los procesos judiciales son públicos. Esa publicidad puede ser inmediata (por la percepción física
de los actos procesales) o mediata (cuando se captan hechos que están ocurriendo en el proceso y se los
retrasmiten).
En el proceso penal, la publicidad tiene muchas ventajas: es un medio de control de un juez y, por eso, es un
derecho para el imputado. En cuanto a la publicidad mediata, en España se televisan sólo los procesos que el
Supremo Tribunal autoriza, disposición cuestionada por los medios. En Italia la televisación queda a criterio del
magistrado quien puede autorizarla en tanto medie consentimiento de las partes. La televisión puede producir
efectos no deseables, como la sobre-exposición de algunos jueces y la desacralización de la Justicia (pérdida de
ciertas formas que es necesario conservar). A veces la televisión viola derechos personalísimos pero favorece la
trasparencia de los procesos.
En procesos que implican a menores de edad, la Convención Internacional de los Derechos del Niño dice que
ningún niño será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada. Y el protocolo adicional precisa
que los estados parte deben proteger su intimidad e identidad, evitando la divulgación de datos que permitan
identificarlo. La Corte Federal priorizó el derecho a la libre expresión por sobre el derecho a la intimidad del
niño.

CONSULTA DE EXPEDIENTES. En la Justicia Federal sólo el fallo definitivo de la causa. En el caso Monzón
se interpretó de forma amplia y razonable.
Una justicia independiente no le puede temer a la política ni a la prensa.
143
SOCIEDAD Y JUSTICIA EN LA ERA DE LA COMUNICACIÓN
(Héctor Ruiz Núñez)
Los miembros del Poder Judicial deben admitir que se han convertido en actores en el escenario del teatro
mediático, aquél ámbito recoleto donde todo era discreción y reserva, ya forma parte de una época que se
despide. El interés de los medios en las cuestiones judiciales y su influencia en las decisiones ha producido una
verdadera co-administración de justicia. El planteo sensato no es cerrar los ojos, sino analizar la nueva situación.
La relación entre la justicia y la prensa ha sido históricamente conflictiva. Se debe lograr un acuerdo de
colaboración. Los medios son el principal enemigo del análisis crítico. El escenario de la vida actual es
mediática. Podemos concluir con Sartori que estamos en presencia de homo videns.
En nuestro país no hay tribunales de ética para el periodismo y en el fuero penal las condenas son casi
inexistentes, pero deberían ser anuladas las figuras penales por el ejercicio periodístico. Y en el fuero civil, las
sanciones económicas son casi simbólicas.
Los medios gozan de un formidable poder, mayor en la práctica que el de los legisladores y jueces. La prensa
es el único poder sin contra poder. Además se convirtieron en herramientas eficaces del poder económico,
porque son una parte de ese poder. La velocidad es la esencia del mundo moderno: queremos conocer la noticia
en tiempo real, pues sino deja de ser noticia. Ese vértigo produce la bulimia informativa. En el altar de la
instantaneidad los medios firmaron con un día de anticipación el certificado de defunción del Papa.

144
HABEAS CORPUS: Concepto. Supuestos en que procede (art. 88 de la Const.Pcial.
Diferencias con la acción de amparo. Revisión de actos emitidos por otras sedes jurisdiccionales:
límites.
El habeas corpus, contemplado por el art. 88 de la Constitución de la Provincia, es admisible frente a
cualquier decisión, acto u omisión de la autoridad pública o de particulares que, en forma actual o
inminente, lesionen, restrinjan, alteren o amenacen, con arbitrariedad o ilegalidad manifiesta, la
libertad ambulatoria del individuo, o cuando media agravamiento ilegítimo de las condiciones de
privación de la libertad, a los fines del inmediato cese de la lesión consumada, de las restricciones o
de la amenaza a la libertad ambulatoria o del agravamiento ilegítimo de las condiciones de una
detención.
En nuestra Provincia, por mandato constitucional, el habeas corpus, a diferencia de la acción de
amparo, procede frente a decisiones, actos u omisiones de la autoridad judicial que agraven
ilegítimamente las condiciones de privación de la libertad (arts. 87 y 88 de la Constitución Provincial).
Pero debe quedar establecido que el juez del habeas corpus, atento a la naturaleza excepcional de la
acción, no tiene justificación para sustituir a los magistrados competentes o para erigirse en tribunal
de alzada respecto de cuestiones que hacen directamente al ejercicio de los poderes y deberes
prescriptos por el ordenamiento jurídico. En consecuencia, la facultad de los tribunales de revisar los
actos emitidos por otras sedes jurisdiccionales no es ni puede ser discrecional, razón por la cual, se
impone analizar si la conducta cuestionada por el actor resulta inequívoca y manifiestamente ilegal.
La Corte de Justicia ha sentado, en este punto (Expte. Nº 22.740/01 de Corte; Tomo 75: 159/164 –
28/06/01), que es inviable el habeas corpus cuyo objeto es oponerse a la concreta actuación de un
tribunal penal en la tramitación de una causa a su cargo, pues de acuerdo con lo dispuesto por
el art. 87 de la Constitución Provincial, entre las145limitaciones establecidas al amparo –aplicables
extensivamente en materia de habeas corpus- se encuentra la improcedencia del remedio contra los
actos u omisiones de la autoridad judicial. El habeas corpus no puede erigirse en un mecanismo
tendiente a avalar la falta de acatamiento de las órdenes judiciales, cuando aparecen claramente
evadidos los canales que, para el ejercicio del derecho de defensa, se prevén en las normas
procesales.
(CApel.CC.Salta, Sala III, año 2002, f° 996, “Losarcos Alberto”, expte. 54.821/02)
HABEAS CORPUS. Concepto. Naturaleza. Categorías (arts. 19,21, y 88 de la Const.Pcial.)
ACCION DE HABEAS CORPUS: Presupuestos de viabilidad.
El hábeas hábeas es una garantía que, como acción, tutela la libertad física, corporal o de locomoción
a través de un procedimiento judicial sumario (Bidart Campos “Tratado Elemental de Derecho Const.
Arg.” Tomo I, pág. 485, Ediar 1988, Bs.As.). Es una impugnación excepcional, por cuanto se trata de
un remedio que supone el agotamiento de las instancias judiciales ordinarias, cuando ellas existen
para la solución de la materia del recurso (Clariá Olmedo, “Tratado de Derecho Procesal Penal”, T.
VII, pág. 244, Lerner, 1968, Bs.As.; CSJN, Fallos 46:88; íd. 30/8/61, L.L. 106.834). Se trata de un
remedio inusual, heroico o residual.
Se reconocen distintas categorías: clásico o de reparación: que tiende a rehabilitar la libertad física
contra actos u omisiones que la restringen o impiden sin orden legal de autoridad competente;
preventivo: a fin de frenar las amenazas ciertas e inminentes para la libertad física; restringido: contra
molestias o atentados ilegítimos que perturban la libertad de locomoción sin llegar a la privación de la
libertad; correctivo: contra toda forma ilegítima que agrava la condición de una persona legalmente
privada de su libertad, y que tiene por meta reparar el trato indebido al arrestado o subsanar la
agravación de la limitación legalmente impuestas.
El art. 88 de la Const. Provincial prevé el hábeas hábeas clásico para procurar la libertad del
detenido, y también la subespecie del correctivo, cuando mediare agravamiento ilegítimo de las
condiciones de privación de la libertad, a los fines de su inmediato cese.
Cuando el objetivo del hábeas hábeas, como en el caso, es enmendar la forma o el modo en que
se cumple la detención, si ellos son vejatorios, 146es tuitivo del derecho constitucional de todo
habitante al trato digno en las prisiones (arts. 19 “in fine” y 21, 1° párrafo de la Const. Pcial.)
Atento a los términos que emplea el art. 88 de la Carta Magna local, para definir los presupuestos de
viabilidad del instituto: agravamiento ilegítimo y su finalidad inmediato cese, revela que se trata de un
camino urgente expeditivo, procedente en delicadas y extremas situaciones en salvaguarda de
derechos constitucionales, ante una conducta del sujeto agente ilegal o manifiestamente arbitraria
que origina un daño concreto y grave en el accionante. Si el orden jurídico brinda al afectado una
solución idónea (útil, pronta y eficaz) para remediar la situación, cabe atenerse el procedimiento legal
del caso y recorrerlo; ahora bien, si él es inapropiado para tutelar con eficacia al perjudicado, no hay
otra alternativa que el hábeas hábeas (Sagués: “Hábeas Hábeas”, p. 172, 111, Astrea, 1988, Bs. As.).
(CApel.CC.Salta, Sala III; Dr. Marcelo Domínguez, tomo 2002, f° 1092 “Losarcos – Acción Hábeas
Hábeas”, expte. 56.692/2)
HABEAS CORPUS: Concepto. Naturaleza. Remedio inusual, heroico y residual.
Supuestos en que procede (art. 88 de la Const.Pcial.). Disposiciones de la Unidad Carcelaria que
restringe el uso del teléfono por parte de los internos: supuestos en que su observancia resulta
disvaliosa (arts. 87, 88 y 89 de la Cosnt.Prov.). Improcedencia de la acción por inexistencia de los
presupuestos de viabilidad: delicada y extrema situación y daño concreto y grave.
El hábeas hábeas es una garantía que, como acción, tutela la libertad física, corporal o de locomoción
a través de un procedimiento judicial sumario. En cualquier caso, el hábeas hábeas es una
“impugnación excepcional” (Clariá Olmedo, ob.cit., T. VII, p. 244). La Corte Suprema reconoció
igualmente la naturaleza excepcional del instituto, por cuanto se trata de un remedio que supone el
agotamiento de las instancias judiciales ordinarias, cuando ellas existen para la solución de la materia
del recurso (CSJN, Fallos, 46:88; íd. 30/8/61, LL, 106:834). El art. 88 de la Const.Prov., atento a los
términos que emplea para definir los presupuestos de la viabilidad de la figura en estudio,
“agravamiento ilegítimo”, revela que se trata de un camino urgente y expeditivo, procedente en
delicadas y extremas situaciones, en salvaguarda de derechos fundamentales, ante una conducta del
sujeto agente ilegal o manifiestamente arbitraria, que origina un daño concreto y grave en el
accionante. Se trata de un remedio inusual, 147heroico o residual, mas no una garantía
ejercitable fluidamente, en cuanto proceda. En este sentido se ha pronunciado asimismo la Corte
Suprema respecto del amparo, del que el habeas hábeas es el subtipo tutor de la libertad personal
(CSJN, 19/3/87, en ED 125-544 y doctrina de Fallos 294-152; 301-1061; 306-1253, entre otros;
CJSalta, tomo 45:333; 47:395; 56:1181; 64:233).
Si bien existen disposiciones (Memorándum n° 50/01 de la Dirección de Unidad n° 1 del Servicio
Penitenciario de Salta) que establece que los internos podrán usar el teléfono público que se halla en
el interior del penal, para comunicarse exclusivamente con parientes o amigos; prohibe los llamados a
los medios de comunicación; impone que “deberán (los detenidos) informar y ser autorizados a
efectuar cualquier tipo de diligenciamiento, por esta vía, a entidades judiciales, gubernamentales,
legislativas, etc.”; y anuncia que, en caso de incumplimiento, se aplicarán las medidas correctivas
correspondientes, su observancia resulta disvaliosa cuando se trata de la comunicación del interno
con la autoridad judicial para promover las acciones de amparo (art. 87), de hábeas hábeas (art. 88) o
de hábeas data (art. 89, siempre de la Const. Prov.). Precisamente, el art. 88 citado preceptúa que “El
hábeas hábeas se puede interponer de cualquier forma...”. En esas hipótesis, el trámite previsto por la
disposición de la Dirección de la Unidad n° 1 deviene en un ritualismo procedimental que obstaculiza
o enerva injustificadamente la formulación de aquellas pretensiones, máxime cuando en el hábeas
hábeas se intenta proteger de manera rápida y apropiada, uno de los valores supremos del hombre,
como es su libertad corporal. De igual modo, será ciertamente injusta la medida correctiva aplicable
en tales situaciones.
Sin perjuicio de ello, tales disposiciones no han ocasionado perjuicio o gravamen al accionante, toda
vez que ha logrado interponer ante el suscripto, el hábeas hábeas tramitado en el expte. n° CAM-
54.821/02, donde a la sazón ya ha recaído pronunciamiento definitivo. Por otro lado, a tenor de la
Resolución de la Dirección de Unidad n° 1, sólo se ha efectuado un llamado de atención al interno,
“sanción correctiva” que, amén de las consideraciones vertidas en el párrafo anterior, a todas luces no
configura un trato vejatorio ni, por su levedad, puede llegar a constituir, en principio, un antecedente
desfavorable en orden a los mecanismos del Código Procesal Penal, no evidenciándose la
existencia de una delicada y extrema situación, 148presupuesto de este remedio.
(CAPel.CC.Salta, Sala III, Dr. Marcelo R. Domínguez, tomo 2002, f° 1092/95 “Losarcos”, expte.
56.692/02)

LEY DE MINISTERIOS –LEY N° 22.520 (Texto ordenado por Decreto 438/92 con las modificaciones
introducidas por las Leyes 24.190 y 25.233)
El despacho de los negocios de la Nación estará a cargo de los siguientes Ministerios:
1) del Interior; 2) de Relaciones Exteriores, Comercio, Internacional y Culto; 3) de Defensa; 4) de Economía; 5)
de Infraestructura y Vivienda; 6) de Justicia y Derechos Humanos; 7) de Educación; 8) de Trabajo, Empleo y
Formación de Recursos Humanos; 9) de Salud y 10) de Desarrollo Social y Medio Ambiente (art. 1°).
El Presidente de la Nación será asistido en sus funciones por los ministros individualmente, en materia de las
responsabilidades que la Ley les asigna como competencia, y en conjunto, constituyendo el Gabinete Nacional
(art. 2°).
Los Ministros se reunirán en Acuerdo de Gabinete Nacional siempre que lo requiera el Presidente de la Nación,
quien podrá disponer que se levante Acta de lo tratado (art. 3°).
Las funciones de los Ministros serán: a) como integrantes del Gabinete Nacional: 1) intervenir en la
determinación de los objetivos políticos; 4) intervenir en la preparación del Proyecto del Presupuesto Nacional;
5) informar sobre actividades propias de su competencia y que el PEN considere de interés para el conocimiento
del resto del Gabinete; 6) intervenir en todos aquellos asuntos que el PEN someta a su consideración. b) En
materia de su competencia: 1) cumplir y hacer cumplir la Constitución Nacional y la legislación vigente; 4)
refrendar y legalizar con su firma los actos de competencia del Presidente de la Nación; 5) elaborar y suscribir
los mensajes, proyectos de leyes y decretos originados en el PEN, así como los reglamentos que deban dictarse
para asegurar el cumplimiento de las leyes de la Nación; 6) representar política y administrativamente a sus
respectivos ministerios; 8) proponer al PEN la estructura orgánica del ministerio a su cargo; 9) resolver por sí
todo asunto concerniente al régimen administrativo de sus respectivos ministerios, 11) nombrar, promover y
remover al personal de su jurisdicción en la medida que lo autorice el régimen de delegaciones en vigencia;
coordinar con los demás ministerios los asuntos de interés compartido; 15) velar por el cumplimiento de
las decisiones que emanen del Poder Judicial en uso 149de sus atribuciones; 16) proponer el presupuesto de
su ministerio conforme las pautas que fije el PEN; 17) redactar y elevar a consideración del PEN la memoria
anual de la actividad cumplida por su ministerio.
Cada Ministro es responsable de los actos que legaliza y solidariamente de los que acuerda con sus colegas (art.
5). Los acuerdos que den origen a decretos y resoluciones conjuntas de los ministros serán suscriptos en primer
término por aquél a quien competa el asunto o por el que lo haya iniciado y a continuación por los demás en el
orden del art. 1° de esta Ley (art. 6°).
Los actos del Poder Ejecutivo serán refrendados por el ministerio que sea competente en razón de la materia de
que se trate. En caso de ausencia transitoria los ministros serán reemplazados en la forma que determine el PEN
(art. 7).
Cada Ministro podrá proponer al PEN la creación de las Secretarías o Subsecretarías que estime necesario de
conformidad con las exigencias de las respectivas áreas de competencia. Las funciones de dichas secretarías o
subsecretarías serán determinadas por decreto (art. 8).
Las tareas necesarias para posibilitar la actividad del Presidente serán atendidas por las siguientes secretarías
presidenciales: 1) General; 2) Legal y Técnica; 3) de Planificación; 4) de Inteligencia del Estado; 5) de Medios
de Comunicación; 6) de la Función Pública; 7) de Ciencia y Tecnología; 8) de Programación para la Prevención
de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico. Las subsecretarías enunciadas asistirán al PEN en forma
directa (art. 9).
El Secretario General de la Presidencia tendrá rango y jerarquía de Ministro (art. 10).
Se faculta al PEN para delegar en los ministros y en los secretarios de la Presidencia facultades relacionadas con
las materias que les competen (art. 13) y los ministros podrán delegar a su vez la resolución de asuntos relativos
al régimen económico y administrativo de sus respectivos departamentos en los funcionarios que determinen
(art. 14).
Las resoluciones que dicten los ministros tendrán carácter definitivo en lo que concierne al régimen económico y
administrativo de sus respectivas jurisdicciones, salvo el derecho de los afectados a deducir los recursos que
legalmente le corresponden (art. 15).
Durante el desempeño de sus cargos, los ministros, secretarios y subsecretarios deberán abstenerse de
ejercer, con la sola excepción de la docencia, todo150tipo de actividad comercial, negocio, empresa o
profesión que directa o indirectamente tenga vinculaciones con los poderes, organismos o empresas nacionales,
provinciales y municipales (art. 24). Tampoco podrán intervenir en juicios, litigios o gestiones en los cuales sea
parte la Nación, las provincias o los municipios, ni ejercer profesión o desempeñar actividades en las cuales por
su condición de funcionario pueda influir en la decisión de la autoridad competente.

151
JEFE DE GABINETE DE MINISTROS
La Reforma de 1994 ha introducido en el art. 100 una institución novedosa para nuestro régimen constitucional,
que es el Jefe de Gabinete, propia de los sistemas parlamentarios, pero que no hace variar el régimen
presidencialista porque sus facultades difieren sustancialmente de las que le corresponden al Primer Ministro en
aquellos sistemas. Ejerce facultades de índole administrativa con el propósito de que el Presidente profundice las
potestades específicamente políticas. Interesa destacar que su designación y remoción es una atribución propia
del Presidente, sin perjuicio de la facultad que tiene el Congreso de someterlo a juicio político, por las causales
que establece la Constitución. Asimismo y de acuerdo a lo dispuesto por el art. 101, puede ser interpelado a los
efectos del tratamiento de una moción de censura, por el voto de la mayoría absoluta de la totalidad de los
miembros de cualquiera de las Cámaras y removido, una vez concluido el tratamiento de la moción de censura,
por el voto de la mayoría absoluta de los miembros de cada una de las Cámaras. A las incompatibilidades e
inhabilidades comunes que la Constitución establece para los demás ministros, se añade en este caso la
prohibición de desempeñar simultáneamente otro ministerio (art. 100).
Competencias: Ejerce la administración general del país y expide los actos y reglamentos que sean necesarios
para ejercer las facultades que le acuerda el art. 100 y las que le delega el Presidente (inc. 2°) y las que resulten
de materias de su competencia (inc. 4°). Nombra los empleados de la Administración, excepto los que
correspondan al Presidente. Coordina y convoca las reuniones de gabinete y preside las mismas en ausencia del
Presidente. Remite al Congreso los proyectos de Ley de Ministerios y de Presupuesto Nacional (inc. 6°). Hace
recaudar las rentas del Estado y ejecuta la ley de Presupuesto Nacional (inc. 6°). Concurre a las sesiones del
Congreso y participa, sin voto, en sus debates (inc. 9). Produce informes y explicaciones sobre temas requeridos
por las Cámaras (inc. 11). Presenta una memoria del Estado de la Nación (inc. 10). Concurre una vez por mes
como mínimo al Congreso, alternativamente a cada una de sus Cámaras, para informar sobre la marcha del
gobierno (art. 101). Refrenda los decretos reglamentarios de las leyes, los decretos que dispongan prórroga de la
sesiones ordinarias del Congreso. Refrenda y toma intervención en el procedimiento posterior al dictado
de los decretos de necesidad y urgencia (inc. 13).152Participa en la aprobación de los decretos de
promulgación parcial de leyes (inc. 13°). Y en los correspondientes a decretos dictados en ejercicio de facultades
delegadas (inc. 13).

AUDITORIA GENERAL DE LA NACIÓN


Reafirmando que el control externo del sector público nacional en sus aspectos patrimoniales, económicos y
financieros es atribución propia del legislativo, la reforma confirió entidad constitucional a la Auditoría General
de la Nación en su art. 85 señalando que tiene a su cargo el control de legalidad, gestión y auditoría de toda la
actividad de la Administración Pública centralizada y descentralizada, interviniendo en el trámite de aprobación
o rechazo de las cuentas de percepción e inversión de los fondos públicos.
Es un cuerpo técnico con autonomía funcional cuyo examen y opinión a través de dictamen será un valioso
auxiliar del Congreso, en la tarea de control que la Constitución le atribuye.
Si bien es un cuerpo colegiado, el Presidente será designado a propuesta del partido político de la oposición con
mayor número de legisladores en el Congreso.
Entre sus atribuciones está la de fiscalizar el cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias en
relación con la utilización de los recursos del Estado; realizar auditorías financieras de legalidad, de gestión, así
como las evaluaciones de programas, proyectos y operaciones; auditar a unidades ejecutoras de programas y
proyectos financiados por los organismos internacionales de crédito; examinar y emitir dictámenes sobre los
estados contables financieros de los organismos de la administración nacional preparados al cierre de cada
ejercicio; controlar la aplicación de los recursos provenientes de las operaciones de crédito público y auditar y
emitir opinión sobre la memoria y los estados contables financieros así como el del grado de cumplimiento de
los planes de acción y presupuesto de las empresas y sociedades del Estado.
EL DEFENSOR DEL PUEBLO
Sus antecedentes históricos son remotos remontándose el primero de ellos a Suecia en 1713
por lo que se trata de una institución originariamente 153propia de los países escandinavos con el propósito de
dotar al Parlamento de un medio complementario para prevenir y controlar el ejercicio abusivo del poder. Luego
de la Segunda Guerra Mundial se potenció la figura con un propósito distinto, cual es la de salvaguardar los
derechos humanos. En cuanto a sus caracteres actuales, se trata de uno o varios funcionarios que actúan en forma
autónoma dependiendo estructuralmente del órgano legislativo por lo que es afín a los sistemas parlamentarios
para evitar la desnaturalización del poder.
En nuestro régimen constitucional es un órgano independiente y autónomo en su funcionamiento, aunque
depende del Congreso de la Nación. Su función es la de proteger los derechos, garantías e intereses tutelados por
la Constitución y las leyes. Esa función se extiende solamente frente a hechos, actos u omisiones de los
organismos dependientes del Poder Ejecutivo. Tiene el control del ejercicio de las funciones administrativas
públicas. Tiene legitimación procesal para actuar ante los tribunales judiciales y administrativos. Disfruta de las
inmunidades y privilegios de los legisladores. Es designado y removido por el Congreso, por el voto de las dos
terceras partes de los miembros presentes de cada una de las Cámaras. Dura 5 años en el cargo, pudiendo ser
nuevamente designado por una sola vez. Este defensor social es un tramitador de los asuntos públicos,
supervisando los actos de la administración pública, siendo un eficaz poder de control informativo.

154
COMPETENCIA DEL CONGRESO
PRINCIPIO DE RESERVA DE LA LEY (entre otros el art. 4°, 6°, 9, 14, 15, 17, 18, 19, 21, 24, 26, 36, 37, 38,
39, 40, 41, 42, 45, 49, 74, 85, 86, 88, 92, 93, 100, 110, 114 y 115, 117, 120, 127, 129; también el art. 119)
a- Formación del tesoro nacional: art. 4°. Alude implícitamente a facultades del Congreso.
b- Forma probatoria de los actos públicos y procedimientos judiciales de cada provincia (art. 7)
c- Tarifas de las aduanas nacionales (art. 9).
d- Ejercicio de los derechos individuales (art. 14). Lo mismo respecto de los derechos de los extranjeros (art. 20).
e- Declaración y calificación de la utilidad pública (art. 17).
f- Garantía del juicio previo (art. 18).
g- Allanamiento del domicilio (art. 18).
h- Principio de legalidad (art. 19).
i- Obligación de armarse en defensa de la Patria y de la Constitución (art. 21).
j- Juicio por jurados (arts. 24, 75 inc. 12 y 118).
k- Libre navegación de los ríos (art. 26).
l- Inhabilitación para ocupar cargos públicos por delitos dolosos contra el Estado y la Ley de Ética Pública
(art. 36).
m- Legislación de partidos políticos y régimen electoral (art. 37).
n- Ley reglamentaria sobre el derecho de iniciativa popular (art. 39).
ñ- Ley reglamentaria sobre consulta popular (art. 49).
o- Ley de recomposición del daño ambiental y protección del medio ambiente (art. 41).
p- Ley sobre existencia de asociaciones de consumidores y usuarios (arts. 42 y 43).
q- Representación provincial en la Cámara de Diputados (art. 45).
r- Remuneración de senadores y diputados (art. 74).
s- Ley sobre Auditoria General de la Nación (art. 85).
t- Ley sobre el Defensor del Pueblo (art. 86).
u- Ley de acefalía presidencial (art. 88).
v- Ley de Ministerios (art. 100). 155
w- Sueldos de los jueces (art. 110).
x- Consejo de la Magistratura y jurado de Enjuiciamiento (arts. 114 y 115).
y- Competencia del Poder Judicial Federal (arts. 116 y 117).
z- Ley del Ministerio Público (art. 120).
a- Ley que garantice los intereses del Estado Federal (art. 129).
b- Figuras penales (arts. 15, 22, 29, 36 y 119), obligan al Congreso a establecer las penas.

COMPETENCIAS DISPERSAS:
a) la iniciativa de la reforma constitucional (art. 30 de la Constitución). Declara la necesidad de la reforma (total
o parcial). No puede el Poder Ejecutivo soslayar su intervención sometiendo la reforma a consulta popular (art.
40), ni disponerla por decreto de necesidad y urgencia (art. 99 inc. 3°).
COMPETENCIAS EN LA CONSTITUCIÓN.
Facultades compartidas (con los gobiernos provinciales):
Sede de la Capital Federal: art. 3°: El establecimiento de la Capital Federal, donde reside el Gobierno Federal,
requiere que el Congreso declare, mediante una Ley especial, la ciudad capital, previa cesión hecha por una
o más legislaturas provinciales, del territorio que haya de federalizarse. En 1880 hubo cesión de la
legislatura de Buenos Aires.
Nuevas provincias: art. 13: Podrán admitirse nuevas provincias, pero no podrá erigirse una provincia en el
territorio de otra u otras, ni de varias formarse una sola, sin el consentimiento de la legislatura de las
provincias interesadas y del Congreso (inc. 15 del art. 75 otorga al Congreso la competencia de fijar los
límites de las provincias). Son viables las adiciones por incorporación de nuevas provincias. No para las 14
provincias históricamente preexistentes; sí, para las nuevas.
Fijación de límites interprovinciales: c.1) cuando hay una zona litigiosa entre provincias; c.2) cuando hay un
redimensionamiento geográfico (si se afecta una parte sustancial del territorio, se trata de una facultad
compartida); c.3) el Congreso tiene facultad de aprobar el tratado de límites interprovinciales celebrado
entre dos o más provincias. Si una constitución provincial contiene una definición de los límites, la
norma debe interpretarse como declarativa del 156ámbito geográfico y no como sustitutiva de la
competencia que tiene el Congreso. C.4) en el caso de provincias con límite marítimo, son límites
internacionales, no de las provincias o entre las provincias;
Coparticipación federal: art. 75 inc. 2°: a) acuerdo entre el Estado Federal y las Provincias; b) aprobación por las
provincias.

CON CONOCIMIENTO DEL CONGRESO:


a) Aprobación de tratados parciales para fines de administración de justicia, de intereses económicos y
trabajos de utilidad común (art. 125).
b) Establecer bancos con facultad de emitir billetes (art. 126).
c) Federalismo concertado: acuerdos, tratados o normas (Leyes-contrato).

ATRIBUCIONES JURIDICAS
Art. 75, inc. 12: Facultad de dictar los códigos en cuerpos unificados o separados:
El código es un cuerpo legal que contiene un conjunto de normas dispuestas en forma metódica y sistemática de
allí la aclaración de la reforma. Lo fundamental es que la norma recaiga sobre alguna de las materias citadas por
la Constitución. Leyes sobre naturalización y nacionalidad, con sujeción al principio de nacionalidad natural y
por opción en beneficio de la Argentina;
Inc. 23 del art. 75
Alude a la igualdad real de oportunidades y de trato. La igualdad jurídica no propicia suprimir en forma absoluta
las desigualdades naturales, pero tampoco aceptarlas en su totalidad, porque se estaría gestando una igualdad
meramente nominal. La igualdad jurídica debe reflejar las desigualdades naturales. En la igualdad constitucional
no anula las diferencias que la naturaleza establece. Significa que todos los hombres están reconocidos como
titulares de derechos y obligaciones. Apunta a excluir las diferencias arbitrarias, pero respeta las diferencias
razonables. Consiste en que la Ley debe ser igual para todos los iguales en igualdad de circunstancias y que no se
puede establecer privilegios que concedan a uno lo que se niega a otros bajo las mismas circunstancias. El
principio constitucional básico resulta del art. 16 .
Inc. 30 del art. 75 157
Ejercer una legislación exclusiva en el territorio de la capital de la Nación y dictar la legislación necesaria para el
cumplimiento de los fines específicos de los establecimientos de utilidad nacional. La cláusula transitoria 7ma.
formula una aclaración al respecto.
Atribuciones económicas y financieras: inc. 1 y 2 del art. 75. Inc. 3° sobre la facultad de modificar las
asignaciones específicas de los recursos coparticipables; inc. 6°, inc. 8°; inc. 10, 13 y 14.
Atribuciones de política internacional (incs. 22 y 24).
Atribuciones de seguridad nacional (art. 6, 21, 23 y 75 incs. 15, 16, 25, 26, 27, 28, 29 y 31). Este último se
relaciona con el art. 99 inc. 20.
Atribuciones de administración (incs. 17, 18 y 19).
Atribuciones organizativas (incs. 20 y 21)¸arts. 85, 86 y 114
Atribuciones preconstituyentes

158
DAÑOS Y PERJUICIOS : Daños a un menor. Responsabilidad de la víctima que con su accionar ha contribuido
a la producción del daño; art. 1111 CCiv. Daños producidos por un menor a sí mismo; falta de vigilancia de los
padres; aplicación del art. 1109 CCiv. (no del art. 1114). Deberes de la PATRIA POTESTAD.
Corresponde examinar si la víctima, con su accionar, también ha contribuido a la producción del daño (la menor
de 6 años se ahogó en una piscina de un Complejo Deportivo), a la luz de lo dispuesto por el art. 1111 del CCiv.
que dice que el ―hecho que no causa daño a la persona que lo sufre, sino por una falta imputable a ella, no
impone responsabilidad alguna‖. Debe tenerse en cuenta que la aplicación plena de la norma tiene lugar cuando
los daños que se han producido lo son por una falta imputable solamente a la víctima, y nadie más responde.
Pero, si la conducta de la misma, sin ser la causa única, también ha tenido relación causal con el accidente, ha de
meritársela para disminuir la responsabilidad de los otros sujetos en función de su gravitación en el desenlace
dañoso (Bellusio-Zannoni: ―Cód.Civ.Anotado‖, Bs.As., Astrea, t. 5, pág. 391/393 y 397/399). Y en esta tarea, es
decir para establecer la distribución de responsabilidad, el criterio que aparece como más adecuado a seguir, es el
de valorar la incidencia causal de cada conducta, o sea fijar en qué medida han contribuido a producir el daño.
Es verdad que hay doctrina que distingue la ―culpa‖ de la víctima –que supone el discernimiento- del ―hecho‖ de
la víctima (cuando el afectado carece de discernimiento) como eximentes de responsabilidad, exigiendo en este
último caso para ello la acreditación de que el hecho haya sido la causa del daño, y también que era imprevisible
o inevitable (Llambías: ―Obligaciones‖, 1973, t. III, pág. 720, n° 2291).
Pero como advierte Mosset Iturraspe, comentando el art. 1111 del CCiv., no se trata de juzgar culpas sino
autorías. De todas maneras, el propio Llambías, no obstante la distinción que hace, admite que, ante la falta de
acreditación que el hecho era imprevisible o inevitable, el demandado puede aspirar a una disminución de
responsabilidad en función de la gravitación del hecho de la víctima y del propio hecho que le concierne y que
ha originado su obligación de reparar (Llambías: op.y loc. Cit., aunque sin explicar porqué en un caso no corre la
exención de responsabilidad y en el otro sí la disminución) (ver CApel.CC.Salta, Sala III, 19/11/98, año 1998,
pág. 747).
El caso de un daño producido por el menor a sí 159mismo, no se rige por el art. 1114 del CCiv., No
obstante, es frecuente encontrar fallos en que se lo cita en supuestos de que aquél haya sido víctima. Por
ejemplo, en un accidente de tránsito se imputó a los padres falta de vigilancia activa sobre el hijo lesionado como
causal para disminuir la responsabilidad del propietario, citando como fundamento los arts. 1114 y ss. del CCiv.
La solución es correcta pero debe fundarse en el art. 1109 de dicho ordenamiento (Kemelmajer de Carlucci:
―Responsabilidad por los hechos dañosos de los hijos‖, en Enciclopedia del Derecho de Familia. Ed.,
Universidad, t. III, pág. 603).
A fin de verificar si en autos ha existido culpa en los términos del art. 1109 del CCiv. cabe evaluar si se han
omitido o no los cuidados exigidos por la naturaleza del hecho investigado, teniendo en cuenta las personas que
intervinieron en él, el tiempo en que se llevó a cabo y el lugar en que ocurrió, por lo que puede decirse que
aquélla existe cuando previstas, el agente las desechó como improbable (Salas: Cód. Civ. Anot., 1971, t. I, pág.
567).
Destacamos que los arts. 265 y 275 del CCiv. consagran el derecho – deber específico de la patria potestad, que
es la guarda de los hijos menores, para su protección y formación integral. Al decir de Llambías, el derecho de
guarda implica asumir todas aquellas facultades que se estimen necesarias para preservar al menor de cualquier
peligro que pudiera influir en su formación integral (Llambías: ―Cód. Civ. Anot.‖, t. I, pág. 977, n° 8).
Aunque se admita el menor grado de capacidad para discernir las consecuencias de los actos en razón de la edad
que tenía la víctima en el momento del accidente; circunstancia que permite aceptar un menor conocimiento del
riesgo y de la consiguiente seguridad propia, resulta injustificable la falta de cuidado de los padres que tenían a
cargo del menor, y esa falta de vigilancia y atención insoslayable ha sido también causa coadyuvante para que se
produjera el accidente (Garay: ―Accidentes de Tránsito‖, t. I, Astrea, pág. 170).
No obsta a la consideración del obrar de la víctima la circunstancia de que por su edad carezca de discernimiento
(art. 921 del CCiv), pues como ya se destacó no se trata de apreciar la culpa del damnificado que supone la
comprensión de éste, sino de valorar el simple hecho del lesionado en el accidente para así poder establecer el
grado de culpa o, en su caso, la exoneración de ella. Claro está que para arribar a la exculpación mencionada,
debería probar el demandado que el hecho del obrar de la víctima ha sido la causa del daño y que ello era
imprevisible o inevitable para la ocurrencia de él, y a falta de esta última demostración, sólo se lograría la
disminución de la responsabilidad atendiendo a la 160gravitación del obrar del lesionado en la producción
del hecho ilícito (Daray: op. cit., pág. 145).
Al haber contribuido la víctima con su accionar a la producción del daño, como dijimos, resulta de aplicación del
art. 1111 del CCiv., y si su conducta, sin ser la causa única, también ha tenido relación causal con el accidente,
debe también meritársela para disminuir la responsabilidad de los otros sujetos en función de su gravitación en el
desenlace dañoso (BEWlluscio Zannoni: Cód.Civ. Anot., Astrea, 1984, t. 5, pág. 391/393, 397/399).
Refefencias: PATRIA POTESTAD: Deberes de los padres….
DAÑOS Y PERJUICIOS: Responsabilidad de la víctima que con su accionar…

CApel.CC.Salta, Sala III, año 1999, f° 138 – Manjarres vs. Estofán – 26/3/99

161
PRINCIPIO DE LEGALIDAD: Art. 19: nadie puede ser obligado a hacer lo que la Ley no manda ni privado de
lo que ella no prohibe. La primera ―ley‖ a tomar en cuenta es la Constitución. Responde al concepto de
despersonalización o impersonalidad del poder. Los hombres lo ejercen ajustándose al orden jurídico. Su
finalidad es la de afianzar la seguridad individual de las personas. La ley predetermina las conductas debidas o
prohibidas de modo que se conozca anticipadamente lo que se tiene que hacer u omitir. Es el valor
previsibilidad.
La expresión ley no tiene un rigor formal; es sinónimo de norma jurídica. Incluye los tratados internacionales y
las fuentes no estatales (el contrato). Se llama zona de reserva de la Ley el ámbito donde la regulación de una
materia es de competencia legislativa del Congreso.
Se complemente con el que enuncia que todo lo que no está prohibido está permitido. Es la esfera de libertad
jurídica de la persona.
El tránsito del principio de legalidad al de razonabilidad: El principio de legalidad es formalista, pero la
Constitución está pensando, cuando lo enuncia, en una Ley constitucional. Es menester que el contenido de esa
ley responda a ciertas pautas de valor suficientes (contenido material de justicia). El valor justicia nos introduce
en el principio de razonabilidad: nadie puede ser obligado a hacer lo que la Ley “justa” (o razonable) no
manda, ni privado de lo que la ley justa (o razonable) no prohibe.
El derecho judicial se ha encargado de incorporar este contenido. La jurisprudencia nos muestra el ejercicio del
control de razonabilidad de leyes y actos estatales, y los descalifica como arbitrarios cuando afectan las pautas de
justicia. Se analiza el contenido de la ley más allá de sus formas, de modo que el principio formal de legalidad
puede ceder al principio sustancial de razonabilidad.
Lo contrario de lo razonable es lo arbitrario.
Aplicaciones del principio de legalidad: Hay una serie de competencias del Congreso que implican poner en
funcionamiento el principio de legalidad. Así: a) para crear delitos y penas (art. 18); b) para privar de la
propiedad (art. 17); c) para expropiar (art. 17); d) para establecer gravámenes (arts. 4° y 17); e) para reglamentar
el goce y ejercicio de los derechos (arts. 14 y 14 bis); f) para ejercer las competencias previstas en los arts.
7, 9, 15, 18, 21, 41, 75. 162
La regla de razonabilidad: cada vez que la Constitución depara una competencia a un órgano de poder, impone
que el ejercicio de la actividad tenga un contenido razonable. Así, el Congreso, el Ejecutivo, los Jueces deben
actuar con razonabilidad. La razonabilidad consiste en una valoración axiológica de justicia. El sentido común y
el sentimiento racional de las personas hacen posible vivenciarla. La Constitución formal suministra criterios,
principios y valoraciones que, integrando su ideología, permiten establecer en cada caso la regla de
razonabilidad. La regla de razonabilidad está condensada en el art. 28: los principios, derechos y garantías no
podrán ser alterados por las leyes que reglamenten su ejercicio. La alteración supone arbitrariedad.
Aplicaciones en el Derecho judicial: Hay una prolija elaboración del principio: a) durante el Estado de Sitio los
jueces controlan la razonabilidad de las medidas adoptadas; b) en materia de igualdad ante la Ley, la
jurisprudencia ha establecido que el legislador puede crear categorías y regular cada una de modo diferente; c) en
la acción de amparo, la Ley 16.986 requiere que el acto lesivo contra el cual se reclame ostente arbitrariedad o
ilegalidad manifiestas, lo que importa que controla la razonabilidad; d) hay una fecunda doctrina sobre la
arbitrariedad de las sentencias.
SEGURIDAD JURIDICA
Las garantías constitucionales son el soporte de la seguridad jurídica. Existen frente al Estado. Tomamos el
término garantía en sentido estricto, incluyendo los procedimientos judiciales tuitivos de la libertad jurídica. Hay
garantía entonces cuando el individuo tiene a su disposición la posibilidad de movilizar al Estado para que lo
proteja, sea impidiendo el ataque, sea restableciendo la situación anterior al ataque, sea procurando compensarle
el daño sufrido, sea castigando al transgresor.
El derecho a la jurisdicción: no está reconocido en la constitución formal pero sí por la doctrina y por el derecho
judicial. La jurisdicción es el derecho de ocurrir ante un órgano judicial en procura de justicia. Su titular es el
justiciable e incluso pude ser el propio estado. Sujeto pasivo es el órgano judicial encargado de administrarla. El
derecho a la jurisdicción se llama Administración de Justicia. Son como las dos caras de una misma moneda: de
un lado el Estado que tiene la función de administrar justicia; del otro, el justiciable que tiene el derecho de
requerirla a su favor. Es el libre acceso a los tribunales. Debe existir la posibilidad de acudir a alguna vía judicial
para obtener una decisión útil.
El Estado debe: a) establecer los órganos (tribunales) 163del llamado Poder Judicial; b) asignarles jurisdicción
y competencia; c) dictar las normas de procedimiento.
Los órganos judiciales deben ser los llamados jueces naturales a que alude el art. 18, que resuelven las
pretensiones a través de un proceso judicial. El justiciable acude al tribunal para que le resuelva la pretensión
jurídica que le lleva. El demandado también titulariza el derecho a la jurisdicción; él impetra la administración
de justicia. En suma, todo aquél que voluntariamente, o sin su libre iniciativa, interviene en un proceso, tiene
derecho a la jurisdicción.
El derecho a la jurisdicción no se agota con el acceso al órgano judicial. Es sólo la primera etapa. Se
complementa con la garantía del debido proceso, cuyo meollo radica en el derecho de defensa y con el dictado
de la sentencia que debe ser oportuna, fundada y justa.
Afecta este derecho la intervención forzosa de un tribunal administrativo, de un tribunal de árbitros o de
tribunales militares que carezcan de ulterior y posible control judicial suficiente. La defensa en juicio no requiere
la doble instancia.
La Ley y el juicio previos en materia penal
Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en Ley anterior al hecho del proceso
(art. 18). Se trata de una garantía reservada a un proceso penal. No hay delito ni pena sin Ley penal anterior: a)
ha de existir una Ley dictada por el Congreso antes del hecho en materia penal. La competencia es exclusiva del
Congreso y prohibida a las provincias. Esta Ley debe hacer descripción del tipo delictivo y contener la pena. Si
hay descripción del delito pero no hay pena, no puede haber condena.
La Ley debe ser previa al hecho del proceso, es decir, al hecho que da origen al proceso. En esto se basa la
irretroactividad de la Ley penal.

164
NUEVOS MATICES DEL FEDERALISMO – El panorama global
Quienes entienden que se ha fortalecido el federalismo citan a su favor los arts. 124 y 75 incs. 2°, 3°, 19 y 30 y
los que no, aluden a la designación del tercer senador y al sistema de elección directa del presidente, que
desequilibra el peso electoral. Entiende Bidart Campos que el nuevo texto brinda oportunidad para vigorizarlo.
En materia impositiva, aparece el inciso segundo del art. 75 sobre coparticipación; en tanto con relación al
desarrollo y al progreso económico, se debe tener en cuenta lo dispuesto en el inc. 19 en cuanto que se obliga a
proveer al crecimiento armónico de la Nación y al poblamiento de su territorio, y a promover políticas
diferenciadas que equilibren el desigual desarrollo relativo de provincias y regiones. En este arco normativo
parece hacer presencia federal una igualdad de oportunidades, de posibilidades y de trato a favor de las
provincias. Asimismo el inc. 2° menciona la equidad y solidaridad en el reparto de la coparticipación.
Además se esboza un federalismo de concertación y participación, siendo el senado la cámara de origen para
ciertos proyectos relacionados con el federalismo (art. 75 incs. 2° y 19).
Lo dicho, permite delinear los principios de solidaridad y lealtad federales.
Se aclara que en los establecimientos de utilidad nacional, las provincias y los municipios retienen sus poderes
de policía (art. 75 inc. 30).
Se reconoce a las provincias el dominio originario de los recursos naturales que existen en sus territorios (art.
124 último párrafo). También, las provincias pueden conservar organismos de seguridad social para los
empleados públicos y los profesionales (art. 125).
Se reconoce expresamente la autonomía de los municipios (art. 123). Se prevé la facultad de las provincias para
crear regiones (art. 124).
Se autoriza a las provincias a concertar ciertos acuerdos internacionales en forma limitada (art. 124).
BANCO FEDERAL (art. 75 inc. 6°):
―Establecer y reglamentar un banco federal con facultad de emitir moneda, así como otros bancos
nacionales‖. Este inciso se relaciona con el 11 del165mismo artículo: ―hacer sellar moneda‖ y con el art.
126 que veda a las provincias ―acuñar monedas‖ y ―establecer bancos con facultades de emitir billetes‖. La
consagración del Banco Federal encuentra su fundamento en la voluntad del legislador de reforzar el régimen
federal, sobre el que se estructura nuestro país. Siendo los bancos verdaderos instrumentos de gobierno, como lo
tiene reconocido la Corte Federal, es indudable que cada provincia ha reservado para sí poderes suficientes para
dirigir, gobernar y administrar sus bancos oficiales. Esto no significa que su actividad funcione desconectada y
sin ninguna coordinación con la acción desarrollada por el gobierno central. La norma mantiene la prohibición
para los bancos provinciales de emitir billetes, pues la moneda es uno de los medios de los que se sirve el Estado
para dirigir la economía y como tal ha sido delegado al gobierno nacional.
Entiende Bidart Campos que este banco debe incorporar a representantes de las provincias en sus órganos de
conducción y administración.

RECURSOS NATURALES
El segundo párrafo del art. 124 establece que corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos
naturales existentes en su territorio. Esta disposición, que estaba implícitamente contenida en el anterior texto,
establece un principio fundamental para asegurar la independencia económica para las provincias que,
lamentablemente, ha sido muchas veces desconocido en la práctica invocando un interés nacional superior o
bien, el derecho de coparticipación de las provincias carentes de ciertos recursos naturales en los beneficios
resultantes de los que otras poseen, bajo la invocación del principio de solidaridad o de reparación histórica.
Tiene su fundamento en la intangibilidad territorial de las provincias, que la Nación debe respetar y hacer
respetar.
Al ser autónomas, necesitan las provincias para un desenvolvimiento económico eficaz disponer de los recursos
naturales que poseen.
Esta ratificación constitucional no es solamente una declaración teórica que puede ser desconocida en la práctica,
bajo la invocación del bien común de la Nación mediante la nacionalización de tales recursos. De todas maneras
si alguna provincia considera conveniente acordar con la Nación la explotación de sus recursos naturales o hasta
con otras provincias, no existen reparos constitucionales.
El dominio originario sobre los recursos naturales, 166que es el derecho de las provincias a existir
integralmente, abarca el suelo, el subsuelo mineral e hídrico, el espacio aéreo, los ríos interprovinciales y todos
los demás bienes que, conforme a la legislación que dicta el Congreso, merezcan la calificación jurídica de
bienes del dominio público.
COMPETENCIA PROVINCIAL EN MATERIA INTERNACIONAL
El art. 124 de la Constitución faculta a las provincias a celebrar convenios internacionales que no sean
incompatibles con la política exterior de la Nación y no afecten las facultades delegadas al gobierno federal o el
crédito público de la Nación. Esta potestad estaba implícitamente reconocida en la Constitución Nacional y por
otra parte, algunas constituciones provinciales tienen contemplada la potestad local para hacerlo. Se requiere
que: a) los tratados tengan objetivos económicos o social cuya tipificación, regulación y administración sean
potestad exclusiva de las provincias; b) no se opongan a compromisos exteriores contraídos por la Nación; c) no
se opongan a los lineamientos de política exterior del gobierno federal; d) no importen el ejercicio de facultades
constitucionalmente delegadas por las provincias en la Nación, y aunque éstas no las ejerzan; e) no afecten el
crédito público de la Nación; estén desprovistos de todo carácter político; f) se adecuen a las limitaciones
establecidas por el art. 27; g) pongan en conocimiento del Congreso Nacional la celebración del convenio.
Conocimiento no significa aprobación.
Los tratados firmados no pueden contradecir las constituciones respectivas.

REGIONES: (art. 124):


Faculta a las provincias para concertar entre ellas acuerdos destinados a la creación de regiones, con
propósitos de desarrollo económico y social, así como también de establecer órganos comunes de
gobierno administrativo para dichas regiones, cuyo único objetivo será el de posibilitar el cumplimiento
de los fines que motivaron la creación de las regiones.
Las regiones son una especie de descentralización territorial. Pueden ser de índole puramente
administrativa para la regulación de ciertos recursos comunes, o de carácter más amplio previendo el
funcionamiento de organismos que, además de ejecutar, estén encargados de establecer las
políticas económicas y sociales comunes. 167
Las regiones carecen de soberanía y autonomía. Son entidades desprovistas de todo poder soberano
(que reside en la Nación) y de todo poder autónomo (que residen en las provincias) y que disfrutan de
cierta autarquía limitada a la concreción de las metas económicas y sociales propuestas.
El regionalismo puede constituir un complemento eficaz del régimen federal. Apunta a la agrupación
de las provincias que permita colmar las necesidades comunes y sólo es viable por acuerdo
interprovincial, de modo que abarca el territorio de las partes contratantes. Si la creación de regiones
importa afectar atribuciones de los municipios, requerirá de la conformidad de éstos.
También debe ser comunicado al Congreso. Bidart Campos considera que es necesaria una previa
ley del mismo. El Congreso puede oponerse, y en tal caso, dirimirá la Corte.
Históricamente se puede constatar que antes de la existencia de las divisiones políticas de las
actuales provincias, existieron las regiones. Incluso el Decreto 1.907/67 dividió el país en 8 regiones.
La noción económico-social se encontraba ligada a la teoría de los polos de desarrollo. Está
demostrado que el subdesarrollo va de la mano de las disparidades regionales. Por ello se debe
pensar en la promoción de economías regionales, no en una nueva instancia burocrática ni en
legislaturas regionales.
Las regiones no constituyen un nuevo nivel de gobierno. No intercala una estructura política en la
organización tradicional de nuestro régimen, en el que se mantiene la dualidad distributiva del poder
entre el estado federal y las provincias (y, dentro de estas últimas, los municipios). De modo que, aún
con los órganos que se puedan establecer para abastecer sus fines, no queda erigida una instancia
de decisión política que presente perfiles de autonomía. Estos órganos serán acaso, asambleas de
gobernadores, comités de ministros, secretarías técnicas. Creada una región y asignados sus
objetivos, la ejecución del plan es competencia de cada provincia integrante.
Se trata de una competencia nítidamente provincial (ver inclusive donde está tratada en la
Constitución). Las provincias pueden crear las regiones por vía de tratados interjurisdiccionales. Pero,
se debe tener presente lo que dispone el art. 75 inc. 19, segundo párrafo en cuanto confiere al
Congreso la facultad de promover políticas diferenciadas para equilibrar el desigual
desarrollo relativo de provincias y regiones. De168modo que debe coordinarse y mejor
concertarse. Es un caso típico de federalismo de concertación.

FEDERALISMO CONCERTADO
En la dinámica de nuestro federalismo, en 1958 se inicia un federalismo de negociación, que una
década después entra en un ciclo de concertación. Se trata del arreglo interjurisdiccional de
numerosas cuestiones para viabilizar un federalismo posible en el cual, las convergencias se
procuran alcanzar con base contractual. El sistema federal importa asignación de competencia a las
jurisdicciones federal y provincial en un plano de coordinación, de esfuerzos y funciones dirigidos al
bien común en general.
Se trata de comprender al federalismo más allá del cuadro estricto de la constitución formal, sin
alterar el reparto constitucional; es decir, coordinar competencias, no aislarlas.
CAPITAL FEDERAL
El art. 129 dio la denominación de “estatuto organizativo” al ordenamiento que debía dictar –y que
dictó en 1996- el órgano de origen electivo convocado al efecto. En el preámbulo se dice que los
representantes del pueblo sancionan la constitución como “estatuto organizativo de la ciudad de
Buenos Aires”. Consta de una parte dogmática que fue cuestionada sin advertir que todo
ordenamiento jurídico político resuelve necesariamente en su contenido dos cuestiones: a) la manera
de situar a las personas en esa comunidad y b) la organización del poder.
Antes de la reforma de 1994 la constitución no tenía referencia alguna a la ciudad de Buenos Aires. El
art. 3° dice que el gobierno federal residirá en la ciudad que, por Ley especial del Congreso, se
declare capital de la república. Esa Ley (n° 1.029 del 21 de setiembre de 1880) estableció que
Buenos Aires pasaba a ser la capital de la república, poniendo fin a los innumerables conflictos
suscitados entre las autoridades nacionales y de la provincia de Buenos Aires, con motivo de la
superposición de atribuciones, debido a que ambas tenían su residencia física en la ciudad de
Buenos Aires.
Hasta 1994 disfrutaba de una autarquía delegada, al haber sido organizado su régimen
municipal por Ley del Congreso. Estaba sujeta a 169un doble gobierno: uno de índole político, a
cargo del Congreso y del presidente y otro de carácter administrativo, a cargo de las autoridades
municipales y una justicia de faltas. Los miembros del Concejo Deliberante eran elegidos por los
ciudadanos y el intendente por el presidente de la Nación.
Con la reforma de 1994 la situación ha variado, pues la ciudad de Buenos Aires adquirió autonomía
política similar a las de las provincias, mediante el funcionamiento independiente de los tres órganos
de gobierno, aún cuando no reviste la condición constitucional de una provincia, sino de una ciudad
autónoma.

LA ESTRUCTURA CONSTITUCIONAL DEL ESTADO FEDERAL


La Constitución histórica acoge la forma federal de Estado. Importa una relación entre el poder y el territorio, en
cuanto el poder se descentraliza políticamente con base física, geográfica o territorial. Es la forma opuesta a la
unitaria, que centraliza territorialmente al poder del Estado. Significa una combinación de dos fuerzas: la
centrípeta y la centrífuga, en cuanto compensa en la unidad de un solo estado la pluralidad y la autonomía de
varios. El estado federal se compone de muchos estados miembros (provincias), organizando una dualidad de
poderes: el del estado federal, y tantos locales cuantas unidades políticas lo forman. Esta dualidad de poderes se
triplica con la reforma de 1994, pues no es posible dudar ahora que dentro de cada provincia los municipios
invisten un tercer poder, el poder municipal, también autónomo.
Nuestro estado federal surge con la Constitución de 1853: se llama República Argentina y es un estado nuevo.
Sin embargo, histórica y cronológicamente, no fue una creación repentina y meramente racional, sino una
recepción de fuerzas que condicionaron su realidad sociológica: a) por un lado, las ciudades que los españoles
fundaron a través de las corrientes del Norte, del Oeste y del Río de la Plata, extendieron sus zonas de
influencias y prepararon las futuras regiones; b) los órganos de gobierno locales (cabildos) proporcionaron al
futuro federalismo una base municipal; c) ideológicamente, desde la Revolución de Mayo se perfilaron dos
sectores de opinión: el unitario y el federal. Sin embargo, la oposición entre Buenos Aires y el
interior no permite identificar una coincidencia 170perfecta aún cuando para situarse en la comprensión
del proceso, el núcleo representativo unitario lo encontramos en la primera y al pueblo federal en la campaña.
En la cronología histórica, hay tres fuerzas de integración: a) fuerza del medio físico-natural, por la ubicación de
Buenos Aires; b) fuerza ideológica, que es la doctrina federal, cuyo mejor exponente fue Artigas y c) fuerza
instrumentadora: pactos interprovinciales.

DERECHO FEDERAL
Derecho emanado del estado federal a través del gobierno federal. Sin embargo, hay que desglosar el llamado
derecho común que se distingue del derecho estrictamente federal, que también es federal en cuanto emana del
gobierno federal y prevalece sobre el derecho provincial (art. 31), pero no es federal a los fines de su aplicación,
ni de su interpretación por la Corte.
Entonces, al derecho federal se lo puede integrar con dos rubros: a) derecho federal en cuanto conjunto de
normas emanado de los órganos del gobierno federal; b) derecho federal en cuanto abarca las relaciones de las
provincias con la nación; las relaciones de las provincias entre sí y el derecho intrafederal (leyes, contratos,
convenios y tratados interprovinciales).

SUPREMACÍA
El art. 31 engloba a la Constitución Federal, a las leyes del Congreso (federales y de derecho común) y a los
tratados internacionales, que prevalecen sobre todo el derecho provincial, cuya total normativa se subordina a la
misma.

LAS TRES RELACIONES TIPICAS DE LA ESTRUCTURA FEDERAL


a) La subordinación: supremacía federal: para que las partes sean congruentes con el todo. No significa
subordinación de los gobiernos provinciales, sino la subordinación en el orden jurídico;
b) La participación: implica reconocer en alguna medida la colaboración de las provincias en la
formación de decisiones del gobierno federal y que se institucionaliza en la
representación que tienen en la Cámara de171 Senadores.
c) La coordinación: delimita las competencias propias. Se trata de distribuir o repartir las competencias.
El art. 121 dispone que las provincias conservan todo el poder no delegado por esta constitución al
gobierno federal y el que expresamente se hayan reservado por pactos especiales. Está claro entonces
que la delegación es hecha por las provincias a través de la constitución. Jurisprudencia de la Corte: a)
conservan todos los poderes que tenían antes, a menos que la constitución restrinja o prohiba su
ejercicio; b) los actos provinciales no pueden ser invalidados, salvo que se trate del ejercicio de un
poder reconocido a la nación. Los poderes de las provincias son originarios e indefinidos y los de la
nación son definidos y expresos pero ello no quiere decir que las facultades provinciales alcancen para
interferir en la satisfacción de un interés público nacional, ni justifiquen la prescindencia de la
solidaridad requerida por el destino común.

COMPETENCIA
A) Competencias exclusivas del gobierno federal: intervención federal, declaración del estado de sitio,
relaciones internacionales, dictado de los códigos de fondo. En general, la casi totalidad de
competencias asignadas a los órganos del gobierno federal. Los arts. 126 y 127 establecen las
prohibiciones que rigen para las provincias.
B) Competencias exclusivas de las provincias: dictado de su constitución; establecer impuestos
directos, sanción de sus leyes procesales, asegurar su régimen municipal y la educación primaria
(art. 121, 122, 123 y el añadido del 124). Hay competencias no delegadas al gobierno federal y
competencias expresamente reservadas por pactos especiales;
C) Competencias concurrentes: impuestos indirectos internos y las que surgen del art. 125, del art. 41
y del art. 75 inc. 17.
D) Competencias excepcionales del estado federal: es decir las que son provinciales pero en
determinadas circunstancias entran en la órbita federal. Impuestos directos en los términos del art.
75 inc. 2
E) Competencias compartidas: demandan172 una doble decisión integratoria: de la
nación y de las provincias participantes. Por ejemplo: la fijación de la capital y la creación de
nuevas provincias (art. 3 y 13).

LAS PROVINCIAS
Son unidades políticas que componen nuestra federación. Los estados miembros del estado federal. No
son soberanas pero sí autónomas. Son preexistentes al estado federal (las 14 que existían hasta 1860).
LAS NUEVAS PROVINCIAS
El estado federal puede crecer por adición. El art. 13 y el 75 inc. 15 contemplan los supuestos: creación
por el Congreso que provincializa territorios nacionales. Es un crecimiento institucional en el sentido de
que un territorio que no era provincia pasa a serlo, pero no es territorial, porque no agrega mayor
espacio geográfico. El último territorio fue convertido en provincia y dictó su constitución en 1991. La
ciudad de Buenos Aires, tiene desde 1994 un régimen de gobierno autónomo. El art. 13 prevé la
creación de nuevas provincias pero Bidart Campos opina que no juega respecto de las 14 históricamente
anteriores.
LIMITES Y CONFLICTOS INTERPROVINCIALES
Los límites interprovinciales son fijados por el Congreso (art. 75 inc. 15). No obstante en la práctica se
recurrió al sistema de arbitraje. Es para resolver límites territoriales pero no marítimos.
Los conflictos interprovinciales los dirime la Corte Suprema (art. 127) en competencia originaria.
SUPUESTOS DE EXTRATERRITORIALIDAD
Los actos públicos y procedimientos judiciales de una provincia gozan de entera fe en las demás (art. 7).
Ello implica que no solamente tengan fe, sino que se les atribuye los mismos efectos. El art. 8° dice –a
su turno- que los ciudadanos de cada provincia gozan en las demás de todos los derechos privilegios e
inmunidades inherentes a título de tal. Pero no es una igualdad absoluta.
UNIDAD TERRITORIAL
Significa que el estado federal es uno solo. Apunta a salvaguardar no sólo a la federación sino
también a las propias provincias. 173
La integridad importa que las provincias no delegan el dominio de sus bienes, sean éstos públicos o
privados de modo que pueden regular su uso y goce; no coincide dominio con jurisdicción en los casos
de los ríos navegables que son de la provincia pero competen a la justicia federal. Les pertenecen sus
recursos naturales (art. 124) no obstante la grave mutación constitucional en la materia, con motivo de
la Ley 17.319 que atribuye al estado federal el dominio de los hidrocarburos.

INTERESES: Tasa (fijada en febrero de 2004); se admite el 24% anual. Intereses despropor-
cionados: contrario a la moral y buenas costumbres (arts.953 y 1070 C.Civ.)
En orden a la tasa de interés a reconocerse judicialmente, debe atenderse en cada caso al período
de discusión, ya que la variación de la situación económica en el tiempo impide que se puedan
establecer parámetros de carácter general. La solución de los planteos formulados debe adecuarse a
las circunstancias particulares de cada pleito, analizando la situación de las partes, las convenciones
realizadas, las condiciones imperantes en el mercado, los distintos períodos reclamados, etc.,
evitando el abuso de los acreedores en pretender cobrar intereses que resulten contrarios a los
límites impuestos por la buena fe, la moral y las buenas costumbres, a la vez que también enerve el
de los deudores que, contrariando igualmente tales pautas, intenten apartarse de lo acordado
libremente en sus contratos. Cuando se trata de una entidad bancaria o financiera, corresponde
aplicar la tasa activa, toda vez que la misma intermedia en el mercado de capitales, siendo la
diferencia entre la tasa que aplica a los créditos que otorga y la que reconoce a sus inversionistas, el
lucro o rédito de la empresa.
Si bien las partes tienen libertad para pactar el tipo de interés –convencional y punitorio- la
jurisprudencia ha entendido, en forma pacífica, que los intereses desproporcionados al tipo de
operación de que se trate, se reputan contrarios a la moral y a las buenas costumbres, de acuerdo a
los arts. 953 y 1070 del Código Civil que prohibe tales convenciones.
(CApel.CC.Salta, Sala III, año 2004, f° 105/107 174(Banco Macro c/Chama) expte. 84038, 24/2/04)
INTERESES: Capitalización (anatocismo); es necesario acuerdos concretos al respecto.
El texto del art. 623 del Código Civil modificado por Ley 23.928 permite interpretar que para que sea
posible la capitalización de intereses, es necesario un acuerdo específico y concreto al respecto, con
indicación de los lapsos respectivos.

(CApel.CC.Salta, Sala III, año 2004, f° 105/107 (Banco Macro c/Chama) expte. 84038, 24/2/04)

ALIMENTOS: Alimentos para la esposa; art. 198 C.Civ. modificada por Ley 23.515.
Equiparación del varón y la mujer; principio de igualdad. La obligación rige aún durante la separación
de hecho.

La Ley 23.515 al disponer que “Los esposos se deben mutuamente fidelidad, asistencia y alimentos”,
ha equiparado al hombre y a la mujer casada en materia de obligación alimentaria. Ello no es sino
una derivación, en la especie, del principio de igualdad que está en la base del conjunto de reformas.
Los alimentos entre esposos, no son otra cosa que una manifestación de un deber surgido más allá
de toda idea de patrimonio y su cuota pecuniaria excede a la simple obligación de dar una suma de
dinero, para proyectarse con nitidez como deber ético y moral, que el derecho ha recogido y
transformado en deber jurídico.-
_____ Durante la separación de hecho continúa vigente el sistema de asistencia espiritual y material,
incluida la prestación alimentaria, que prevé el art. 198 del Cód. Civil, es decir, el referido a los
cónyuges que conviven, sin perjuicio de las adecuaciones a la cuota que derivarán del hecho de vivir
separados; esta separación de hecho, en sí, no atribuye culpas ni inocencias y, mientras éstas no se
declaren en un proceso que examine y juzgue la conducta de los esposos, ninguno de ellos
pierde el derecho a ser asistido por el otro. Ello175no significa que, en cualquier caso e
indistintamente, puedan el marido o la mujer exigir por vía judicial aportes económicos del otro para
su sostenimiento y el mantenimiento del hogar común, sino que la pretensión será evaluada a la luz
de las tareas que hasta ese momento viene desarrollando o está en condiciones de desarrollar cada
cónyuge, conforme a sus aptitudes, edad, salud, etc., además de los ingresos con que cuentan como
rentas de los bienes que administraren. El mero hecho que la esposa peticionante de alimentos
trabaje, no es óbice para el reclamo, en tanto se requiera del aporte del otro cónyuge para mantener
el nivel de vida acorde con la posición económica de la pareja. Los alimentos no se potencian desde
la perspectiva de culpabilidad o inocencia, sino desde la necesidad que se tiene de los mismos, por lo
que corresponde analizar cada caso en particular, exigiendo a cada uno de aquellos la satisfacción de
las prestaciones que estén en condiciones de cumplir, atendiendo a las posibilidades del medio, a las
costumbres y todas las demás circunstancias propias que vive el matrimonio.
Si bien la obligación alimentaria subsiste aunque los cónyuges estén separados de hecho, este
principio es inaplicable cuando la reclamante de alimentos se encuentra en condiciones para
procurarse los medios para su subsistencia.-
(CApel.CC.Salta, Sala III, año 2004, f° 92/96 (García Barufaldi c/Rueda) expte. 84.656, 24/2/04)
ALIMENTOS: Alimentos para los hijos; deber que surge de la PATRIA POTESTAD. Arts.
265 a 272 Cód. Civ. La obligación pesa sobre ambos progenitores, de acuerdo a su condición y
fortuna. Obligación de procurar los esfuerzos necesarios para cumplir con la obligación. Alcance de la
obligación alimentaria (art. 372 Cód.Civ.)
La exigencia alimentaria para el hijo menor surge para los padres de los deberes que impone la patria
potestad; de allí que se lo regule específicamente en los arts. 265 a 272 del Código Civil, sin perjuicio
de la aplicación de las normas generales referidas a los alimentos, como son los arts. 374 a 376 de
dicho cuerpo legal (Bossert: “Régimen Jurídico de los Alimentos”, Bs. As., Astrea, 1993, pág. 181;
CApel.CC.Salta, Sala III, Protocolo año 1994, pág. 733; Id. Id., año 1997, pág. 604; Id. Id., año 1999,
págs. 372 y 771; Id. Id., 8-5-00, Protocolo año 2000, pág. 267). La obligación alimentaria para con los
hijos pesa sobre ambos progenitores (art. 265 del Código Civil); incluso en los supuestos de
divorcio, separación personal, separación de 176hecho o nulidad de matrimonio (art. 271). La
obligación alimentaria de cada progenitor es de acuerdo a su condición y fortuna, de manera que en
principio deben analizarse los ingresos que tienen o pueden tener los padres para así, sobre esa
base, establecer la contribución de cada uno, evaluándose el trabajo que desarrollan, su capacitación
laboral, título profesional, los bienes fructíferos que poseen, la vivienda con que cuentan, su edad y el
estado de salud, en la medida que ello influya en sus posibilidades de obtener ingresos
(CApel.CC.Salta, Sala III, 24-4-01, Protocolo año 2001, pág. 251/253).-
_____ Este Tribunal ha sostenido reiteradamente que el hecho de engendrar hijos acarrea para los
padres la obligación ineludible de procurar su subsistencia, asistiéndolos y educándolos, para realizar
de ellos personas útiles para la sociedad (CJSalta, Sala III, 20-3-75, L.L. 1976-B-471, J. Agrup., caso
1995 y 1996; CApel.CC.Salta, Sala III, 25-9-02, Protocolo año 2002, pág. 883). Todo padre debe
esforzarse en obtener los recursos que le permitan atender a las necesidades de ellos (CApel.CC.
Salta, Sala III, 15-11-94, Protocolo año 1994, pág. 733; Id., Id., 25-9-02, Protocolo año 2002, pág.
883). Igualmente se ha resuelto que los progenitores tienen el deber de proveer a la asistencia del
menor y para ello deben realizar todos los esfuerzos necesarios llevando a cabo trabajos productivos,
sin que puedan excusarse invocando la falta de trabajo o de ingresos suficientes, cuando ello no se
debe a imposibilidades o dificultades insalvables (CNCiv., Sala H, 30-11-98, J.A. 2000-I-27). La
obligación alimentaria de los progenitores respecto de sus hijos demanda el esfuerzo que resulte
necesario por parte de éstos, sin que puedan excusarse invocando falta de trabajo o de ingresos
suficientes, cuando ello no se debe a dificultades insalvables (CNCiv., Sala L, 22-10-99, J.A. Rep.
2000-114, n° 23).-
El alcance de la obligación alimentaria está fijado por el art. 372 del Código Civil y comprende los medios
adecuados para la subsistencia física del alimentado y asimismo para su educación e instrucción, y debe
estimarse objetivamente, en proporción a las posibilidades económicas de quien está obligado a satisfacerlas.
También recordó el Tribunal que es verdad que la obligación alimentaria para con los hijos pesa sobre ambos
progenitores (art. 271 del Código Civil); y el hecho que la madre trabaje y tenga un caudal económico no libera
al padre de su obligación, sino que hay que considerar que tal circunstancia constituye un
beneficio para los menores (CApel.CC. Salta, Sala177III, Protocolo año 1994, pág. 733; Id. Id., 8-11-99,
Protocolo año 1999, pág. 771; Id. Id., 8-5-00, Protocolo año 2000, pág. 267), que han de volcarse en la
educación, alimentación, vestuario, esparcimiento y demás necesidades de los hijos (CApel.CC.Salta, Sala III,
11-3-03, Protocolo año 2003, pág. 123). También se resolvió que el aspecto material de la obligación alimentaria
en la diversidad de rubros que comprende debe ser soportado en mayor medida por el padre, pues si bien la
obligación de contribuir al mantenimiento de los menores pesa sobre ambos progenitores, la madre que ejerce la
tenencia en buena medida compensa su obligación brindándole cuidado y dedicación (CNCiv., Sala I, 17-11-98,
J.A. 1999-IV-56).-
(CApel.CC.Salta, Sala III, año 2004, f° 92/96 (García Barufaldi c/Rueda) expte. 84.656, 24/2/04)

5) Analizando el supuesto sub judice se puede advertir que ambos esposos son profesionales. La
actora es abogada, según surge del informe del Colegio de Abogados y Procuradores de la Provincia
de Salta agregado a fs. 77 que data del 10 de febrero de 2003 es decir un año atrás a la fecha, en
donde se hace constar también que a partir del día 17-4-02 se encuentra suspendida en el ejercicio
de la profesión ante la falta de pago de sus aportes profesionales. También trabajaba en la Oficina de
Sumarios de la Dirección General de Recursos Humanos de la Municipalidad de Salta, según el
informe de fs. 55, en donde también se indica que ha sido dada de baja a partir del 16-11-01
por Decreto n° 1036/01 (conf. informe de fs.17855).-
El demandado es Ingeniero en Construcciones, según lo afirma la actora a fs. 4, y surge de la
declaración absolutoria fs. 29, de la contestación de demanda (34 vta.), del informe ambiental de fs.
59, y del informe del Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros, Profesiones Afines de fs 76.
En este último informe se agrega que el demandado registra su última actividad por intermedio del
organismo en el mes de diciembre de 1993, registrando una deuda en la matrícula desde el mes de
octubre de 1998.. Ha trabajado en la Administración Pública, donde dejó de pertenecer el l-6-02
(informe de fs. 82). Y en el oficio de fs. 99 se indica que el demandado se desempeñó como Gerente
de Programa Registro de Contratistas –Sec. Obras Públicas – Ministerio de la Producción -, desde el
1-1-97, hasta el l-4-02; y a partir del 1-4-02 y hasta el 31-12-02 continuó desempeñándose en el
mencionado Registro a través de Contrato de Locación de Servicios aprobado por Decreto 758/02;
también indice este último informe que el último contrato que liga al demandado con el Registro de
Contratistas es el Contrato de Locación de Servicios aprobado por Decreto 137/03, y la vigencia del
mismo es desde el l-l-03 por el término de seis meses, siendo el importe neto que percibe de $ 1.164
(data del 9 de abril de 2003).-
El demandado se ha unido a otra mujer, con quien tuvo un hijo (informe de fs. 59), y estaría
esperando otro más (testimoniales de fs. 42, 43/44, 45/46, 46 vta./47, 50, 51, 52).-
Los testigos señalados declaran también que el accionado no cumple con sus obligaciones de
asistencia familiar. Han quedado sin pagar las expensas del inmueble donde habitaba la familia
(testimoniales de fs. 43/44, 45/46), como también las cuotas del Banco Hipotecario (fs. 45/46, 46
vta./47); y a veces, por falta de pago le han cortado algunos servicios (testimonial de fs. 46 vta./47), y
han tenido problema para el pago de Colegio y Universidad de los hijos (testimoniales de fs. 43/44,
45/46); se encuentra también atrasado el pago de impuestos (informe de fs. 73). Los padres de la
actora y vecinos la ayudan (testimoniales de fs. 42, 51).-
En general, los testigos son contestes en señalar que la madre y los hijos tienen problemas
económicos. En cambio, el demandado y su nueva pareja parecieran tener un mejor pasar –viajan,
concurren a restaurantes, heladerías (testimonial de fs. , 43/44, 45/46)-, aunque la
casa de Barrio Ciudad del Milagro donde vive 179actualmente el demandado con su nueva pareja
pertenecería a una parienta que se las cede en calidad de préstamo (informe de fs. 59).-
6) Procurando encontrar una solución justa para el presente caso, cabe destacar, en primer lugar, que
el desquiciamiento del matrimonio normalmente trae como consecuencia la necesidad de que sean
dos las residencias que deben mantenerse, lo que, sin dudas, implica mayores gastos. El cónyuge
que ejerce la tenencia de los hijos tiene superiores erogaciones y, consecuentemente, necesita de
más altos ingresos. Pero el otro esposo que vive solo también tiene gastos para la atención de su
hogar; y con mayor razón si se ha unido a una nueva mujer, de cuya unión nacieron hijos que
también debe asistirlos y alimentarlos. La fijación de la cuota alimentaria no puede implicar el
desamparo para el obligado (CApel.CC.Salta, Sala III, 11-3-03, Protocolo año 2003, pág. 123).-

7) A los efectos de resolver la cuestión corresponde tomar en cuenta el hecho que la esposa es
profesional (abogada), lo que convierte en más amplias las posibilidades de trabajo. Además que vive
con sus hijos en el inmueble que era el del hogar conyugal. También que el demandado debe cumplir
con la obligación alimentaria, tanto para los hijos de la primera como de la segunda unión. La
valoración de tales circunstancias llevan a considerar improcedente el pedido de fijación de cuota
alimentaria solicitada por la esposa a su favor. Sobre todo, teniendo en cuenta también que la
demanda de alimentos ha sido deducida luego de transcurrido más de cinco años desde la
separación de los esposos, lo que permite inferir que tenía ingresos que le permitía satisfacer
mínimamente sus necesidades, más allá de las dificultades económicas que destacan los testigos. En
tal sentido se ha dicho que, si bien la obligación alimentaria subsiste aunque los cónyuges estén
separados de hecho, este principio es inaplicable cuando la reclamante de alimentos se encuentra en
condiciones para procurarse los medios para su subsistencia (CNCiv., Sala B, 7-5-96, L.L. 1996-E-
192).-
_____ Sin embargo, distinta es la situación con relación a los tres hijos menores del matrimonio.
Evidentemente, no podrán seguir con el nivel de vida del que gozaban durante la convivencia de sus
padres, y sobre todo en épocas en que no existía la crisis económica en el país. Pero, sin
perjuicio de lo que la madre pueda aportar en 180beneficio de ellos, la cuota fijada por la
sentencia en grado a cargo del padre no parece suficiente para atender con cierta aproximación las
necesidades propias del nivel de vida a que estaban acostumbrados los menores durante la
convivencia de sus padres. Por tal motivo, y no habiendo aportado el demandado probanzas que
evidenciaran la imposibilidad de su cumplimiento, y que, por el contrario, pareciera que podría hacerlo
atento el buen pasar que los testigos le atribuyen, resulta justo elevar la cuota mensual en beneficio
de los tres hijos a la suma total de $ 750,oo mensuales. Debe tenerse en cuenta que los menores
concurrían a colegios privados (tal como surge de la documentación aportada a fs. 37/38 y que se
encuentra reservada en Secretaría), y debían tener una vida acorde al nivel propio de padres
profesionales que vivían en un departamento como el que era el del hogar conyugal. En tal situación,
la cuota a fijarse no puede ser menor a la ya señalada, sin perjuicio de su modificación si las
circunstancias así lo aconsejan.-
En un caso similar al sub judice se ha resuelto que, cuando se trata de alimentos a favor de los hijos
menores, el padre que cuenta con título profesional no puede ampararse en la insuficiencia de sus
ingresos para atender las necesidades de aquellos, pues las responsabilidades asumidas por la patria
potestad lo constriñen a realizar los esfuerzos necesarios para atender esas prestaciones, exigiéndole
hacer uso de su título profesional, o en su defecto, redoblar los esfuerzos en procura de otros medios
que lo coloquen en situación de contribuir a la manutención de los hijos (CNCiv., Sala I, 17-11-98, J.A.
1999-IV-56).-
La cuota fijada regirá a partir de la presente sentencia. Debe tenerse en cuenta que el demandado venía
abonando la cuota establecida por resolución de fs. 39, ap. IV. Y agregar a la ordenada por esta sentencia el pago
de la diferencia en concepto de cuotas atrasadas resultaría evidentemente excesivo. Como ya se señaló, la
fijación de los alimentos no debe llegar nunca al extremo de dejar al alimentante en total desamparo, si con lo
decidido aparece suficientemente atendidas las necesidades de los beneficiarios.

181
JUICIO EJECUTIVO: Preparación de la vía ejecutiva. No puede el citado oponer defensas
O hacer planteos.
Conforme lo ha señalado la doctrina y jurisprudencia, durante los trámites de preparación de la vía
ejecutiva, no pueden los requeridos plantear defensas de fondo (ni siquiera disfrazada como un
incidente de nulidad), sino que la oportunidad adecuada para deducirlas es cuando se lo cite a oponer
excepciones en el juicio ejecutivo (CApel.CC. Salta, Sala III, 20-12-89, tomo año 1989, pág. 1441; Id.
Id., 25-4-90, tomo año 1990, pág. 178; Id., Sala II, 9-2-88, tomo año 1988, pág. 16; Id. Id., 30-5-94,
tomo año 1994, pág. 178; Id., Sala IV, 8-8-86, tomo año 1986, pág. 263).-
(CApel.CC.Salta, Sala III, año 2004, f° 172/173, expte. 87.165 (Bank Boston c/Ponisio) 10/3/4)
JUICIO EJECUTIVO: Título ejecutivo. Cuenta Corriente Cuenta corriente bancaria;
saldo deudor; título ejecutivo (art. 793 Cód. Comercio y 533 inc. 5° CPCC); no se requiere que en el mismo
conste la fecha de cierre o clausura de la cuenta.
Dice el recurrente que del certificado de saldo deudor no se desprende que la cuenta haya sido
cerrada. Sin embargo tal circunstancia no torna inhábil título. La jurisprudencia ha resuelto que la
preceptiva legal (art. 793 del Cód. de Comercio) no impuso como obligatorio que se ilustre el título
ejecutivo con transcripciones y referencias que hablen del cierre de la cuenta y que ésta previamente
sea notificada al deudor; reuniendo el instrumento acompañado los requisitos del art. 793 del Código
Comercial, modificado por ley 15.354/46, debe presumirse que la cuenta ha sido oportunamente
cerrada (CApel.CC. Salta, Sala III, 27-6-89, tomo año 1989, pág. 617; CNCom., Sala A, E.D. 86-338;
Camogli: “Ejecución del saldo deudor de cuenta corriente bancaria”, L.L. 1975-D-347). La omisión de
consignar la fecha de clausura de la cuenta en el certificado del saldo deudor no le resta eficacia
ejecutiva (CNCom., Sala C, E.D. Rep. 19, pág. 489, n° 112). La certificación del saldo de cuenta
corriente bancaria es título ejecutivo suficiente por sí para admitir la ejecución de ese saldo sin que
sea necesario justificar el cierre de la cuenta que va ínsita en la expedición del certificado (CNCom.,
Sala C, E.D. Rep. 19, pág. 489, n° 113). La argumentación de que la cuenta no se haya
clausurado no es óbice para la habilidad del 182título con que se acciona, pues el certificado
bancario expedido, de acuerdo con lo prescripto por el art. 793 del Cód. de Com., presupone la
prementada clausura, no siendo requisito esencial para la ejecutividad de aquél que tal circunstancia
se encuentre expresamente mencionada (CApel.CC. Junín, E.D. 108-262).-
No obstante ello, cabe señalar que la parte actora ha señalado a fs. 9 vta. que ha procedido a cerrar
la cuenta en fecha 7-2-02, que es la fecha que tiene el citado certificado. Frente a tal manifestación
expresa, no se advierten motivos para exigir una prueba complementaria sobre esa cuestión.
Además, con la clausura de la cuenta corriente se persigue que, con posterioridad a la determinación
del saldo, no se realicen reconocimientos de débitos o créditos, a fin de que el mencionado saldo sea
definitivo, de tal manera que al ejecutar el saldo de la cuenta haya finalizado toda relación con el
cuentacorrentista (CApel.CC. Salta, Sala I, 17-9-96, tomo año 1996, pág. 542); y en el caso, dichos
efectos se consiguen con la certificación presentada y la manifestación realizada por el ejecutante en
su demanda.-
(CApel.CC.Salta, Sala III, año 2004, f° 172/173, expte. 87.165 (Bank Boston c/Ponisio) 10/3/4)

183
PODER JUDICIAL DE SALTA
Acordada 8982 (25 de marzo de 2003)
1) Aprueba un plan piloto para la atención especializada de los juicios ejecutivos y de las ejecuciones
especiales a que se refieren los Títulos II (Juicio Ejecutivo) y III (Ejecuciones Especiales) del Libro Tercero
del Código Procesal cuyo trámite corresponda a los juzgados de primera instancia en lo civil y comercial
del Distrito Judicial del Centro.
2) Crea, a tal fin, cuatro oficinas que se denominarán, cada una, ―Secretaría de Procesos Ejecutivos‖ y que se
identificarán con las letras ―A‖, ―B‖, ―C‖ y ―D‖, a las que se asignará la atención exclusiva de este tipo de
proceso, conforme al siguiente orden: a) la Secretaría ―A‖ tramitará los expedientes que correspondan a los
juzgados de primera, segunda y tercera nominación; b) la Secretaría ―B‖ los expedientes de cuarta, quinta y
sexta; c) la Secretaría ―C‖ los que correspondan a los juzgados de séptima, octava y novena; d) la Secretaría
―D‖ a los juzgados de décima y undécima. A los efectos procesales y orgánicos debe considerarse que las
causas en cuestión continúan radicadas ante los juzgados respectivos.
3) Encomienda la atención de dichas oficinas a cuatro secretarios letrados que dependerán de los respectivos
jueces por los que tramitan los procesos de ejecución.
4) Establece que los procesos ejecutivos en trámite serán radicados en las nuevas secretarías, inmediatamente
después de instaladas. Señala que al finalizar el período de un año, se realizará una evaluación integral del
funcionamiento de las secretarías de procesos ejecutivos y del cumplimiento de los objetivos que
promovieron su creación.

LEY ORGANICA DEL PODER JUDICIAL N° 5642


Conforme a lo dispuesto en el art. 40, la interpretación que la Corte haga de los textos de la
Constitución y de las leyes, será obligatoria para184todos los tribunales.
El art. 5° de la Ley 4583/73 dispone que contra las resoluciones de la Inspección General de Personas Jurídicas
podrá deducirse recurso administrativo o judicial, a opción del recurrente. La elección de la vía judicial excluye
la administrativa. En el caso de que se optare por la vía judicial, el recurso deberá interponerse por ante la Corte
de Justicia, lo que ratifica el art. 6°. La Corte de Justicia decidió que quedan excluidos de su conocimiento los
recursos subsistentes en leyes especiales de naturaleza administrativa.
Las notificaciones a los miembros del Ministerio Público deben hacerse efectivas en sus despachos,
quedando notificado el día de la recepción del expediente, solución adoptada expresamente por el
art. 135 del Código Procesal.
Los fondos provenientes de los honorarios regulados a los funcionarios del Ministerio Público,
corresponde ingresen al Poder Judicial porque así lo dispone el art. 63 de la Ley 5642, que no ha sido
derogado por el art. 29 de la Ley 6477.

LEY ORGANICA DE LA JUSTICIA EN LO CIVIL Y COMERCIAL N° 5595


Las salas de la Cámara no tienen competencia originaria sino derivada (art. 6°) por lo que no pueden entender en
medidas de no innovar u otra cautelar interpuesta directamente ante el Tribunal, por ser incompetente en razón
del grado (art. 196 del Código Procesal).
La recusación sin causa en contra de un juez interino es procedente, ya que durante el interinato
existe la posibilidad de que dicte no sólo providencias de mero trámite sino también autos
interlocutorios.

185
LEY DE ORGANIZACIÓN DE LA JUSTICIA DEL TRABAJO DE SALTA
N° 5298/78 - Modificada por Ley 6530/88-

La justicia del trabajo de la Provincia de Salta se ejercerá por la Cámara de Apelaciones del Trabajo y
por los jueces de primera instancia.
Son se competencia de la justicia provincial del trabajo: a) los conflictos jurídicos individuales que
tengan lugar entre empleadores y trabajadores, con motivo de prestaciones o contratos de trabajo,
sea que se ejerciten acciones fundadas en normas legales o reglamentarias del derecho del trabajo o
en disposiciones del derecho común aplicables al contrato de trabajo; b) las demandas de desalojo de
inmuebles concedidos a los trabajadores en virtud o como accesorio de un contrato de trabajo; c) los
juicios por cobro de aportes a favor de las asociaciones profesionales; d) las causas que persigan
solo la declaración de un derecho de carácter laboral.
La Cámara de Apelaciones del Trabajo conoce en los recursos contra las resoluciones de los jueces
del trabajo; en los recursos contra las resoluciones de la autoridad administrativa que sancionan
infracciones a normas del derecho del trabajo.
La competencia de la justicia del trabajo, incluso la territorial, es improrrogable.
LEY DE CREACION DEL JUZGADO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO
N° 6569/89
Será de competencia del Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo el
conocimiento de los juicios de expropiación y procesos contenciosos administrativos que se deduzcan
contra la Provincia, sus reparticiones descentralizadas y municipalidades, reclamando por la
vulneración en su carácter de poder público, de derechos subjetivos e intereses legítimos del
accionante. Sus decisiones serán recurribles ante la Corte de Justicia. Será reemplazado por el juez
de primera instancia que corresponda. Actuarán ante el juzgado los fiscales de primera instancia en lo
civil, comercial y del trabajo. En ningún caso se admitirá la recusación sin causa del juez.
186
RECUSACION CON CAUSA
Jueces demandantes de la Provincia. Improcedencia
Al respecto cabe decir, que se ha sostenido que cuando la recusación tiene relación con el Estado, la
situación tiene características particulares, por lo que merece un tratamiento especial, situación que
se advierte ya en el art. 17, inc. 4° del CPCC, que excluye la posibilidad de recusación en los
supuestos de tratarse de bancos oficiales.
Así se dijo que en general los magistrados judiciales se encuentran ya por los impuestos que deben
abonar, como por la retribución de la tarea jurisdiccional, en constante situación de acreedores o
deudores con respecto al estado provincial (CApel.CC.Salta, Sala I, año 1988, f° 373; fallos año 1989,
f°14).
La actividad que puedan desplegar los magistrados o funcionarios para bregar por sus derechos, si lo
creyeren lesionados, no puede crear en ellos un estado de violencia que les impida atender con
prudencia y ecuanimidad los asuntos en que la Provincia sea parte, no cambiando tal situación el
hecho de haberse deducido una demanda judicial de amparo como defensa de sus derechos, sin que
quepa otorgarle entidad o alcance como para afectar la imparcialidad que siempre han tenido los
magistrados para resolver los asuntos de la Provincia (cf. CApel.CC.Salta, Sala III, fallos año 1988, f°
989)(CApel.CC.Salta, Sala II, año 2003, 1° parte, f° 213)

RECURSO DE INCONSTITUCIONALIDAD
Recusación con causa. Jueces demandantes de la Provincia. Procedencia del recurso de
inconstitucionalidad.
“Los agravios expuestos, vinculados con el apartamiento de expresas disposiciones legales,
con afectación del derecho de defensa en juicio 187y a los principios del juez natural e
imparcialidad, poseen entidad suficiente, “prima facie”, para habilitar el control de constitucionalidad
por la vía del remedio intentado” (voto de la mayoría: Dres. Silisque, Posadas y Vicente).
“Las cuestiones atinentes a la recusación de los jueces de la causa, como regla, no dan lugar al
recurso extraordinario. No obsta a dicha conclusión, la invocada existencia de un supuesto de
gravedad institucional si el recurrente no demuestra que la intervención de la Corte no tuviera otro
alcance que el de remediar, eventualmente, los intereses de su parte. De los términos de lo
planteado, un surge la existencia de circunstancias graves que incidan en menoscabo del servicio de
la administración de justicia, atento a la naturaleza de la intervención del Estado Provincial , a la
índole de la cuestión que se ventila en estos, autos, cuyo objeto es el reclamo de supuestos daños y
perjuicios ocurridos como consecuencia de una modificación locativa existente. La doctrina de la
arbitrariedad es de aplicación excepcional y sólo reservada para aquellos supuestos en los cuales el
pronunciamiento impugnado presente serios y graves defectos de fundamentación, que se traduzcan,
a su vez, en evidente menoscabo de derechos constitucionales” (Minoría: voto de los Dres. Garros
Martínez y Puig). (Corte de Justicia de Salta, Libro 86, año 2003, f° 901/908).

188
LEY 25.344 del 14 de noviembre de 2000
Declara en emergencia la situación económico financiera del Estado Nacional, la prestación de los servicios y la
ejecución de los contratos a cargo del sector público nacional, por el término de un año, pudiendo el Poder
Ejecutivo prorrogarlo por una sola vez y por igual término, lo que así hizo por Decreto n° 1602 (art. 1°). Dispone
que en todos los juicios deducidos contra organismos de la Administración Pública Nacional centralizada y
descentralizada, se suspenderán los plazos procesales hasta que el Tribunal comunique a la Procuración del
Tesoro de la Nación su existencia, la que tendrá un plazo de 20 días para tomar intervención y la que mantendrá
actualizado el registro de juicios contra el Estado (art. 6). En todos los casos, se remitirá por oficio a la
Procuración copia de la demanda (art. 8°), salvo en los juicios de amparo (art. 11). El Estado Nacional o sus
entidades autárquicas, no podrán ser demandados judicialmente sin previo reclamo administrativo sobre los
mismos hechos y derechos que se invocarán en la eventual demanda judicial y los jueces no podrán dar curso a
las demandas sin comprobar el cumplimiento del recaudo (arts. 30 y 31 de la Ley 19.549 que modifica la Ley
25.344). Además, se consolidan las obligaciones vencidas o de causa o título posterior al 31 de marzo de 1991 y
anterior al 01 de enero de 2000 que consistan en el pago de sumas de dinero, disponiendo el Ejecutivo la emisión
de bonos de consolidación de las mismas.

LEY 25.561 de Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario del 6 de enero de 2002.
Declara, con arreglo a lo dispuesto en el art. 76 de la Constitución, la emergencia pública en materia social,
económica, administrativa, financiera y cambiaria, delegando al Poder Ejecutivo las facultades comprendidas en
la Ley, hasta el 10 de diciembre de 2003 (art. 1°); deroga los arts. 1,2,8,9,12 y 13 de la Ley 23.928 (art. 3°).
Dispone que el deudor de una obligación de dar suma determinada de pesos cumple su obligación dando el día
de su vencimiento la cantidad nominalmente expresada. En ningún caso se admitirá actualización
monetaria, indexación o repotenciación, cualquiera 189fuere su causa, haya o no mora del deudor (art. 4). El
Poder Ejecutivo reestructurará las deudas por el sector financiero, estableciendo la relación de cambio $ 1 = U$S
1, en deudas cuyo importe de origen no fuese superior a U$S100.000, con relación a créditos hipotecarios
destinados a adquisición de viviendas; créditos personales; créditos prendarios para la adquisición de
automotores y créditos a pequeñas y medianas empresas (art. 6°). Quedan sin efecto las cláusulas de ajuste en
dólar de los contratos celebrados por la Administración Pública (art. 8). Las prestaciones dinerarias exigibles
originadas en contratos celebrados entre particulares, sometidos a normas de derecho privado, pactados en
dólares, serán canceladas en pesos a la relación de cambio $ 1 = U$S 1, en concepto de pago a cuenta de la
suma que, en definitiva, resulte de los procedimientos que se establece. Las partes negociarán la reestructuración
de sus obligaciones recíprocas, procurando compartir de modo equitativo los efectos de la modificación de la
relación de tipo de cambio. De no mediar acuerdo, quedan facultadas para seguir los procedimientos de
mediación. Cuando se dicten medidas cautelares que afecten el desenvolvimiento de actividades esenciales del
Estado, o de entidades afectadas a alguna actividad de interés estatal, podrá interponerse recurso de apelación
directamente ante la Corte Suprema de Justicia. La presentación del recurso tendrá efecto suspensivo (art. 18).
La Ley es de orden público y ninguna persona puede alegar en su contra derechos irrevocablemente adquiridos
(art. 19).

Ley 25.820 Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario del 02 de diciembre de 2003
Declara la emergencia hasta el 31 de diciembre de 2004 (art. 1). Las obligaciones de dar sumas de
dinero existentes al 6 de enero de 2002 expresadas en dólares, no vinculadas al sistema financiero,
haya o no mora del deudor, se convertirán a razón de U$S 1 = $1, resultando aplicable la normativa
vigente en cuanto al C.E.R. o el C.B.S., según sea el caso. Si el valor resultante de la cosa, bien o
prestación, fuere superior o inferior al del momento del pago cualquiera de las partes podrá solicitar
un reajuste equitativo de precio. En el caso de obligaciones de tracto sucesivo o de cumplimiento
diferido este reajuste podrá ser solicitado anualmente. De no mediar acuerdo, la justicia
decidirá. Este procedimiento no podrá ser 190solicitado por la parte que se hallare en mora.
Los jueces deberán arbitrar medidas tendientes a preservar la continuidad del contrato de modo
equitativo para las partes. El Poder Ejecutivo queda facultado a dictar disposiciones aclaratorias sobre
situaciones específicas, sustentadas en la doctrina del art. 1198 del Código Civil y el principio del
esfuerzo compartido. La Ley no modifica las situaciones ya resueltas mediante acuerdos o
sentencias.

Ley 25.466 del 24 de setiembre de 2001.


Todos los depósitos, ya sean en pesos o en moneda extranjera, a plazo fijo y a la vista, captados por entidades
financieras, son considerados intangibles (art. 1°). El Estado, en ningún caso, podrá alterar las condiciones
pactadas entre los depositantes y las entidades (art. 2°). Consiste en no prorrogar el pago, ni alterar las tasas, ni la
moneda de origen, ni reestructurar los vencimientos. La Ley es de orden público y los derechos derivados para
los depositantes serán considerados derechos adquiridos y protegidos por el art. 17 de la Constitución Nacional.
Decreto 214/2002 del 3 de febrero de 2002: Visto el Decreto 1570 del 1/12/ 2001 y la Ley 25.561 de
Emergencia, el Presidente en acuerdo de ministros decreta: a partir de la fecha del presente, quedan
transformadas a pesos todas las obligaciones de dar sumas de dinero de cualquier causa –judiciales
o extrajudiciales- expresadas en dólares (art. 1°); todos los depósitos en dólares serán convertidos a
pesos a razón de $ 1,40 por cada dólar. La entidad financiera cumplirá con su obligación devolviendo
pesos (art. 2); todas las deudas en dólares con el sistema financiero, serán convertidas a pesos a
razón de $ 1 = U$S 1 (art. 3); a los depósitos y deudas se les aplicará el C.E.R. y una tasa de interés
(art. 4); las obligaciones de dinero expresadas en dólares, no vinculadas al sistema financiero, se
convertirán a razón de U$S 1 = $ 1 (art. 8); dispone la emisión de un bono en dólares por el que
podrán optar los depositantes.

Decreto 1570 del 01 de diciembre de 2001: Prohibe los retiros en efectivo que superen los U$S 250
por semana por parte del titular; las entidades no podrán obstaculizar la transferencias de los fondos
entre cuentas, cualquiera que fuere la entidad receptora, ni percibir comisión alguna.
191
Decreto 320/02 del 15/02/02: Aclara que el Decreto 214 es aplicable a todas las obligaciones en
dólares.
Decreto 410/02 del 01/3/02: Aclara cuáles son las operaciones no incluidas en la pesificación.

PESIFICACION - CONCURSOS - EJECUCION HIPOTECARIA


Inconstitucionalidad de la Ley 25.561, Decreto 214/02 y normas complementarias: gravedad e
importancia de su declaración. Su adecuación a los casos a resolver. Obligaciones en mora.
Invocación del caso fortuito. Teoría del Esfuerzo Compartido. Reconocimiento de un 65% de la
diferencia resultante de la pesificación de un dólar por un peso, y el valor del dólar a la cotización de
la fecha de la liquidación. El 35% de esa diferencia queda a cargo del acreedor.
En cuanto a la tacha de inconstitucionalidad de la Ley 25.561, el Decreto 214/02 y demás normas
complementarias dictadas por afectar el derecho de propiedad, debe decirse que la declaración de
inconstitucionalidad de una norma es de tal gravedad e importancia que sólo puede hacerse como
último recurso cuando no haya manera de conciliarla con el derecho o garantía de la Constitución
invocados. En otras palabras, el choque con la Constitución debe ser inevitable, porque no se
encuentre razonabilidad en la Ley, ni existan elementos que permitan salvaguardar la naturaleza del
derecho constitucional afectado.
No es este el caso de la Ley 25.561 ni del Decreto 214/02 por cuanto, tanto el artículo 11 de la
primera como el artículo 8 del segundo, establecen herramientas útiles para que las mismas partes, o
en su caso el juez, resuelvan los conflictos que puedan presentarse y los efectos irrazonables o
injustos de la pesificación. En efecto, el art. 11 de la Ley faculta a las partes a negociar la
reestructuración de sus obligaciones recíprocas, procurando compartir de modo equitativo, los efectos
de la modificación de la relación de cambio que resulte de la aplicación de la Ley, y prevé que los
tribunales diriman sus diferencias. La parte final de esta norma menciona la doctrina del art. 1198 del
Código Civil y el principio del esfuerzo compartido. Si bien en la Ley esa doctrina y ese
principio están dirigidos al Poder Ejecutivo, son 192de orden general y deben ser guía igualmente
de los pronunciamientos judiciales.
A su vez, la parte final del art. 8 del Decreto 214/02, establece que “los jueces llamados a entender en
los conflictos que pudieran suscitarse por tales motivos, deberán arbitrar medidas tendientes a
preservar la continuidad de la relación contractual de modo equitativo para las partes”.
Se advierte claramente que las mismas normas que disponen la pesificación, establecen los
instrumentos para que las mismas partes afectadas, y en su defecto los jueces, puedan remediar y
enmendar los efectos injustos del nuevo régimen cambiario, y restablecer el equilibrio en las
prestaciones de la relación jurídica afectada. Por lo tanto, no corresponde declarar la
inconstitucionalidad de la legislación impugnada.
Por otra parte, la legislación de emergencia, como se ha dicho antes, es una consecuencia de la crisis
que azota al país, que se inició con inusitada gravedad y que obligó a romper con el sistema de
convertibilidad, y que afecta a todos sus habitantes, sin distinciones. Es por ello que no corresponde,
sobre la base de lo dispuesto por los arts. 508 y 513 del Código Civil, decir que el deudor debe
soportar todas las consecuencias de la crisis, si se encuentra en estado de mora. En efecto, la mora
de los deudores no es la causa de crisis económica. Por el contrario, la crisis desatada es
posiblemente una de las causas más importantes de la situación de morosidad de los deudores por la
recesión, el “corralito”, el “corralón”, la salida de la convertibilidad, la devaluación, etc. El deudor
moroso sólo es deudor de los daños provocados por su mora, y el caso fortuito puesto a su cargo por
los arts. 508 y 513 del Código Civil, es el derivado del riesgo normal u ordinario, no del extraordinario.
Por eso, no puede hacerse cargar a él solo, de todas las consecuencias de la devaluación producida
en el país desde los últimos meses del año 2001. Siendo ello así, el acreedor no puede ser excluido
de las consecuencias de la emergencia que afecta a todos los ciudadanos.
Sobre el punto se ha dicho, por una parte, que el verdadero daño del acreedor de una prestación
establecida en dólares bajo el régimen de convertibilidad de la Ley 23.928, es la pérdida del poder
adquisitivo del peso en el mercado interno luego de la supresión de la convertibilidad por cuanto ese
poder era igual para el peso o para el dólar en aquel régimen, mientras que ahora al producirse
la inconvertibilidad de ambas monedas y la 193devaluación consiguiente de la nuestra, se
necesitan más pesos para la adquisición de esos mismos bienes. Inversamente, con menos dólares
se pueden adquirir esos y muchos otros bienes. Y por otra, que la imposición de un nuevo régimen
monetario es de orden público y que pueda cargarse sólo a una parte de la relación creditoria y
eximirse a la otra como si nada hubiera ocurrido (Juan José Casiello, ¿Se pretende minimizar la
pesificación? La pesificación de las obligaciones en mora, L.L. 2003-A-1119).
Por lo tanto, resulta injusto que todas las consecuencias de la crisis, caigan sobre los deudores y
ninguna llegue a los acreedores como si la devaluación no hubiera ocurrido. También es injusta la
situación inversa, esto es, que los deudores morosos se liberen de sus obligaciones en dólares
pagando una tercera parte de su valor, cargando todo el peso de la devaluación a los acreedores.
Resulta equitativo, por lo tanto, que se distribuya sobre ambas partes de la relación jurídica creditoria,
las consecuencias generales de la devaluación, haciendo soportar al deudor moroso, sólo los efectos
de su morosidad. Esa tarea, que no es otra que la del esfuerzo compartido y la del reajuste equitativo
en la búsqueda de un equilibrio en las prestaciones tanto en su origen como en su cumplimiento, con
absoluto respeto a la buena fe que cabe exigir de los contratantes, depende de cada caso concreto,
sin que quepa establecer normas generales.
Resulta ilustrativo para el caso resaltar un precedente judicial que entendió que era justo distribuir
igualitariamente sobre acreedor y deudor la brecha producida entre el peso y el dólar libre, a pesar
que declaró inconstitucional el régimen de emergencia, por considerar que la pesificación de las
deudas, sean vencidas antes o después del 06/01/2002, importa una restricción patrimonial que
implica un detrimento efectivo real y actual, e impone una suerte de confiscación de la garantía que
consagra el art. 17 de la Constitución Nacional (CNCiv., Sala G, 16/4/03, J.A. Semanario del
24/09/03, pág. 32). Ello demuestra la preocupación de los jueces por llegar a soluciones justas y
equitativas cualquiera sea la postura que tengan sobre la validez constitucional y aplicabilidad de la
legislación cuestionada.
En definitiva, de acuerdo a las conclusiones arribadas y su aplicación para el caso, ponderados, la
fecha de vencimiento del pagaré que se ejecuta, el período de mora previo a la devaluación, el
tiempo transcurrido desde entonces, y demás 194circunstancias de la causa, resulta adecuado al
presente caso que la ejecución prospere, además de la condena a la paridad de un dólar a un peso
ya establecida en la sentencia, por un 65% de la diferencia resultante de la pesificación de un dólar
por un peso, y el valor del dólar a la cotización de la fecha de la liquidación. Quedando un 35% de
esa diferencia a cargo del acreedor.
Respecto de las costas de esta instancia, dada la naturaleza novedosa y controvertida de la cuestión,
corresponde imponerlas en el orden causado. (CApel.CC.Salta, Sala V, tomo XXIII, f° 2061/2066).
PESIFICACION - CONCURSOS - EJECUCION HIPOTECARIA
Inconstitucionalidad de la Ley 25.561, Decreto 214/02 y normas complementarias: gravedad e importancia de su
declaración. Su adecuación a los casos a resolver. Obligaciones en mora. Invocación del caso fortuito. Teoría del
Esfuerzo Compartido. Reconocimiento de un 65% de la diferencia resultante de la pesificación de un dólar por
un peso, y el valor del dólar a la cotización de la fecha de la liquidación. El 35% de esa diferencia queda a cargo
del acreedor.
Es inaplicable el Coeficiente de Estabilización de Referencia -art. 4°, dec. 214/2002 (Adla, LXII-A,
117)-, previsto para los créditos “pesificados” a fin compensar la alteración sustancial producida en la
ecuación contractual por la crisis económica que derivó en la derogación de la convertibilidad, si -a
pedido del ejecutante- se morigeró el impacto provocado en el sinalagma por dicha crisis, aplicándose
el principio de esfuerzo compartido, lo que hace perder sustento a la finalidad que se persigue con la
aplicación de dicho índice [2]. (CNCiv., Sala G, en L..Y, 2002/09/27, 1, con nota de Lorenzetti,
Ricardo Luis0 - LA LEY, 2002-F)
No habiéndose planteado la inconstitucionalidad de la “pesificación” -art. 8°, dec. 214/2002 (Adla,
LXII-A, 117)-, los créditos hipotecarios en dólares deben cancelarse en pesos, sumándole a la
paridad con el dólar el setenta por ciento de la diferencia entre ésta y el tipo vendedor que fije el
Banco Central a la fecha de pago efectivo, si el deudor incurrió en mora tres años y medio antes de
que estallara la crisis económica, pues sus efectos nocivos deben recaer, en mayor medida, sobre la
parte morosa, por razones de equidad y justicia conmutativa [1]. (CNCiv., Sala G, L.L., 2002/09/27, 1,
con nota de Lorenzetti, Ricardo Luis0 - LA LEY, 2002-F).
La ley 25.561 y el dec. 214/2002 (Adla, LXII-A,19544; 117) en cuanto en cuanto dispusieron la
pesificación a la paridad “1 a 1” de las obligaciones exigibles en dólares estadounidenses u otra
moneda extranjera resultan inconstitucionales por lesionar el derecho de propiedad del acreedor
pues, si se admitiera que no obstante la mora del dudor ocurrida mucho antes de la modificación
legislativa -en el caso, mes junio de 2001-, éste pudiera liberarse devolviendo pesos a la paridad
cambiaria establecida por dichas normas se estaría convalidando la licuación de la deuda y una
suerte confiscación en beneficio del deudor, recibiendo el acreedor en pago no sólo una cosa distinta
de la debida sino que acusará un impacto patrimonial considerable debido a la reversión compulsiva
de los riesgos pues vería reducido el capital prestado a más de una tercera parte [3]. (CNCiv., Sala G,
en L.L., 2002/09/27, 1, con nota de Lorenzetti, Ricardo Luis1 - LA LEY, 2002-F).
El monto reclamado en una ejecución hipotecaria debe ajustarse a las previsiones de los arts. 1° y 8°
del decreto 214/02 (Adla Bol., 2/2002, 5) -conversión de las deudas en moneda extranjera no
vinculadas al sistema financiero a razón de $1 por cada dólar-, sin perjuicio de lo que se resuelva en
el curso ulterior del procedimiento sobre la cuantía definitiva del crédito en cuestión (CNCiv., Sala B,
en E.D., 2002/05/09, 7 - ED, 196, - LA LEY, 2002/06/21, 3 - Sup.E.Dep. Banc. y Restric., 2002
(junio), 105).
Cabe apartarse del principio por el cual no corresponde tratar cuestiones de constitucionalidad en el
juicio ejecutivo -en el caso, se impugnó la conversión a razón de $ 1 por cada dólar respecto de los
créditos ajenos al sistema financiero, ordenada por el decreto 214/2002 (Adla, LXII-A, 117),
“pesificación”-, si la cuestión compromete la naturaleza misma de la obligación reclamada,
intentándose precisar los términos del título base de la ejecución, ya que lo contrario importaría
consagrar un exceso ritual manifiesto incompatible con el ejercicio del derecho de defensa (CNCiv.,
Sala F, en L.L., 2002/08/01, 6).
La pretensión de ampararse en la “pesificación” uno a uno dispuesta por el art. 8° del de. 214/2002
(Adla, LXII-A, 117) importa una verdadera iniquidad si el deudor hipotecario incurrió en mora tres años
y medio antes de la crisis económica que motivó el dictado de dicha norma, pues provoca la licuación
de la deuda en perjuicio del acreedor y destruye los principios del derecho privado atinentes a la
mora -art. 508, Cód. Civil- y la consiguiente196fijación de riesgos -art. 513-, los que serían
afrontados íntegramente por la parte inocente que cumplió su obligación dando la especie designada
en el contrato [3] (CNCiv., Sala G, en L.L., 2002/09/27, 1, con nota de Lorenzetti, Ricardo Luis0 - LA
LEY, 2002-F)
No habiéndose planteado la inconstitucionalidad de la “pesificación” -art. 8°, dec. 214/2002 (Adla,
LXII-A, 117)-, los créditos hipotecarios en dólares deben cancelarse en pesos, sumándole a la
paridad con el dólar el setenta por ciento de la diferencia entre ésta y el tipo vendedor que fije el
Banco Central a la fecha de pago efectivo, si el deudor incurrió en mora tres años y medio antes de
que estallara la crisis económica, pues sus efectos nocivos deben recaer, en mayor medida, sobre la
parte morosa, por razones de equidad y justicia conmutativa [1] (CNCiv., Sala G, en L.L., 2002/09/27,
1, con nota de Lorenzetti, Ricardo Luis0 - LA LEY, 2002-F).
La ley 25.561 y el dec. 214/2002 (Adla, LXII-A, 44; 117) en cuanto en cuanto dispusieron la
pesificación a la paridad “1 a 1” de las obligaciones exigibles en dólares estadounidenses u otra
moneda extranjera resultan inconstitucionales por lesionar el derecho de propiedad del acreedor
pues, si se admitiera que no obstante la mora del dudor ocurrida mucho antes de la modificación
legislativa -en el caso, mes junio de 2001-, éste pudiera liberarse devolviendo pesos a la paridad
cambiaria establecida por dichas normas se estaría convalidando la licuación de la deuda y una
suerte confiscación en beneficio del deudor, recibiendo el acreedor en pago no sólo una cosa distinta
de la debida sino que acusará un impacto patrimonial considerable debido a la reversión compulsiva
de los riesgos pues vería reducido el capital prestado a más de una tercera parte [3] (CNCiv., Sala G,
en L.L., 2002/09/27, 1, con nota de Lorenzetti, Ricardo Luis1 - LA LEY, 2002-F).
Corresponde considerar que el deudor asumió el caso fortuito al renunciar, en un contrato de mutuo
con garantía hipotecaria, la invocación de la teoría de la imprevisión, por lo que deberá soportar la
excesiva onerosidad sobreviniente derivada de la crisis económica que provocó el dictado de la
normativa que modificó la ley 23.928 de convertibilidad (Adla, LI-B, 1752), que no hace imposible el
pago de la deuda sino sólo más onerosa [4] (CNCiv., Sala G, L.L., 2002/09/27, 1, con nota de
Lorenzetti, Ricardo Luis1 - LA LEY, 2002-F).
Corresponde declarar la inconstitucionalidad de 197los arts. 11 de la ley 25.561 y 8° del dec.
214/2002 (Adla, LXII-A, 44; 117) en cuanto dispusieron la pesificación a la paridad “1 a 1” de las
obligaciones exigibles en dólares estadounidenses u otra moneda extranjera toda vez que al
equiparar la norma la situación del deudor moroso a quien no lo es -en el caso, de un crédito
hipotecario- y desconocer la asunción convencional de los riesgos por una de las partes al renunciar
a la invocación de la teoría de la imprevisión, concede un trato igualitario entre quienes no están en
las mismas condiciones generando así una írrita desigualdad, ya que el premio para el recalcitrante
será mayor cuanto más dilatado en el tiempo resulte su incumplimiento y proporcionalmente, mayor
será el perjuicio del acreedor en cada caso [2] (CNCiv., Sala G, en L.L., 2002/09/27, 1, con nota de
Lorenzetti, Ricardo Luis1 - LA LEY, 2002-F).
Corresponde hacer lugar a la ejecución hipotecaria y condenar al deudor al pago de las sumas
adeudadas en dólares estadounidenses o su equivalente de acuerdo a la cotización libre del mercado
al día del efectivo pago, si éste se encontraba en mora con anterioridad al dictado de la ley 25.561 y
el dec. 214/2002 (Adla, LXII-A, 44; 117) en cuanto dispusieron la pesificación a la paridad 1 a 1 de las
obligaciones exigibles en dólares estadounidenses u otra moneda extranjera [1] (CNCiv., Sala G, en
L.L., 2002/09/27, 1, con nota de Lorenzetti, Ricardo Luis1 - LA LEY, 2002-F)
Tratándose de un acuerdo conciliatorio, parcialmente cumplido y celebrado antes de la vigencia de la
ley 25.561 -emergencia económica (Adla, LXII-A, 44)- y dec. 214/02 (Adla, LXII-A, 117) -art. 8°-, el
empleador deberá entregar el monto equivalente al depósito que había realizado -originalmente
pactado en dólares y recuperado por el empleador a $1,40 por cada dólar-, con más la mitad de la
suma que arroje la diferencia entre lo que correspondería abonar de acuerdo al valor del dólar libre y
el monto de aquél depósito, pues es equitativo que ambas partes soporten tal diferencia por partes
iguales (CNTrab., Sala III, L.L., 2002/09/27, 15 - LA LEY, 2002-F).
Es inconstitucional la conversión de los créditos en moneda extranjera ajenos al sistema financiero a
razón de $ 1 por cada dólar -“pesificación”, art. 8°, decreto 214/2002 (Adla, LXII-A, 117)y normas
concordantes-, dado que autoriza al deudor a pagar en una moneda distinta de la pactada y que
representa un monto muy inferior al debido, consagrando un claro y definitivo cercenamiento
del derecho de propiedad por desproporción e 198irrazonabilidad, sin que el Coeficiente de
Estabilización de Referencia -art. 4°, decreto citado- pueda mitigar adecuadamente tal desajuste
(JNCiv., N° 59, en L.L., 2002/08/05, 5 - DJ, 2002/09/04, 50 - DJ, 2002-3, 50)
La facultad del Congreso para fijar el valor de la moneda -art. 75, inc. 11, Constitución Nacional- no
puede justificar que se violenten el principio de autonomía de la voluntad y la fuerza obligatoria de los
contratos -en el caso, mediante la conversión a pesos de un crédito hipotecario en dólares según la
paridad fijada en el art. 8°, decreto 214/2002 (Adla, LXII-A, 117) y concordantes, “pesificación”-, pues
ello conduce a avasallar el derecho de propiedad alterando en forma definitiva la sustancia de las
relaciones contractuales (JNCiv., N° 59, en L.L., 2002/08/05, 5 - DJ, 2002/09/04, 50 - DJ, 2002-3, 50)
A los fines de restablecer el equilibrio de las prestaciones según el principio de esfuerzo compartido -
art. 11, ley 25.561 (Adla, LXII-A, 44)-, la mora del deudor hipotecario con anterioridad a la declaración
de emergencia económica -2002/01/06- le impide reclamar una distribución igualitaria de las
consecuencias negativas de la crisis -en el caso, se resolvió sumar a la paridad peso-dólar del
decreto 214/2002 (Adla, LXII-A, 117), “pesificación”, el 65 % de la diferencia entre ésta y el valor de
mercado del dólar a la fecha de pago-, debiendo absorberlas en mayor proporción que el acreedor
(JNCiv., N°59, en L.L., 2002/08/05, 5 - DJ, 2002/09/04, 50 - DJ, 2002-3, 50).
Los arts. 1° y 2° del decreto 214/02 (Adla, LXII-A, 117) en cuanto pesifica compulsivamente las
obligaciones contraidas en moneda extranjera -en el caso, provenientes de una hipoteca- resultan
inconstitucionales, pues alteran las pautas contractuales preexistentes entre particulares en el
ejercicio normal de los derechos patrimoniales, excediéndose y avasallando las relaciones jurídicas
entre éstos, acordadas libremente y por ende, convirtiendo en una ficción el derecho adquirido por
ellos y por la sociedad en su conjunto.[1] (JNCiv., N° 69, en D.J., 2002/09/11, 116 - DJ, 2002-3, 116).
El decreto 214/02 (Adla, LVII-A, 117) que dispone la pesificación de las obligaciones contraidas
originariamente en moneda extranjera -en el caso, provenientes de una hipoteca- vulnera principios y
garantías constitucionales, tales como el de razonabilidad, igualdad, seguridad, legalidad,
irretroactividad y el derecho de propiedad al alterar de manera arbitraria y sin alternativa alguna los
negocios jurídico establecidos por las partes [2] (JNCiv., N° 69, en D.J., 2002/09/11, 116 - DJ,
2002-3, 116). 199
Los créditos hipotecarios en moneda extranjera cuyo vencimiento se haya operado antes de que
entrara en vigor la ley de emergencia 25.561 deben pagarse en la moneda de origen -arts. 11, ley
citada; 1°, decreto 320/01, 617 y 619, Cód. Civil, texto según ley 23.928-, sin que quepa realizar la
conversión a razón de un peso por cada dólar prevista en el art. 8° del decreto 214/02 (Adla bol.,
1/2002, 7; 3/2002, 1; LI-B, 1752; 2/2002, 5) para las deudas no vinculadas al sistema financiero (del
voto en disidencia parcial de la doctora Medina) [3] (CCiv.yCom. San Isidro, Sala I, en Sup.E.Dep.
Banc. y Restric., 2002 (junio), 35 - LLBA, 2002 (junio), 714 - LLBA, 2002, 714 - RCyS, 2002-III, 61 -
RCyS, 2002, - ED, 2002/08/06, 5 - Con nota de Moeremans, Daniel, publicado en Sup.E.Dep. Banc.
y Restric., 2002 (junio), 35 - RCyS, 2002-III, 58)
La conversión a razón de un peso por cada dólar establecida para las deudas ajenas al sistema
financiera -art. 8°, decreto 214/02- es inaplicable a los créditos hipotecarios pactados en dólares cuyo
vencimiento haya tenido lugar antes de la entrada en vigor de la ley 25.561, pues lo contrario, al
pagarse con una moneda envilecida, atentaría contra el principio por el cual el deudor debe responder
por los daños que ocasione la mora -arts. 508 y 513, Cód. Civil-, sumándose un nuevo perjuicio al
incumplimiento contractual (del voto en disidencia parcial de la doctora Medina) (Cciv.yCom. San
Isidro, Sala I, Sup.E.Dep. Banc. y Restric., 2002 (junio), 35 - LLBA, 2002 (junio), 714 - LLBA, 2002,
714 - RCyS, 2002-III, 61 - RCyS, 2002, - ED, 2002/08/06, 5 - Con nota de Moeremans, Daniel,
publicado en Sup.E.Dep. Banc. y Restric., 2002 (junio), 35 - RCyS, 2002-III, 58). Los créditos
hipotecarios en dólares cuyo vencimiento se haya producido antes de la entrada en vigor de la ley
25.561 deben convertirse a razón de $1,40 por cada dólar, aplicándose el art. 2° del decreto 214/02
(Adla bol., 1/2002, 7; 2/2002, 5) en forma analógica, pues si bien el deudor debe indemnizar los
daños provocados por la mora -art. 508, Cód. Civil-, la condena al pago en dólares, ante la actual
crisis económica, importaría una sentencia de cumplimiento imposible, debiendo resolverse el pleito
según el principio de equidad consagrado en la última parte del art. 8° del citado decreto
(CCiv.yCom. San Isidro, Sala I, en Sup.E.Dep. Banc. y Restric., 2002 (junio), 35 - LLBA, 2002 (junio),
714 - LLBA, 2002, 714 - RCyS, 2002-III, 61 - RCyS, 2002, - ED, 2002/08/06, 5 - Con nota de
Moeremans, Daniel, publicado en Sup.E.Dep. 200Banc. y Restric., 2002 (junio), 35 - RCyS, 2002-
III, 58)
En la ley 19.551 (Adla, XXXII-D, 3795) los créditos hipotecarios poseen una tutela especial, que por
aplicación de lo dispuesto en los arts. 263, 265, inc. 7°, 266 y 267, integra de manera directa la ley
concursal con el Cód. Civil y leyes complementarias. De este modo y, dado que el art. 3111 del
Código Civil incluye en la garantía hipotecaria a los daños causados por el incumplimiento, ya sea por
la cláusula de estabilización autorizada por la ley 21.309 (Adla, XXXVI-B, 1093) o por los efectos que
la jurisprudencia de la Corte ha reconocido a la mora, responsabilizando al deudor por los daños que
ocasiona la depreciación monetaria; en una ejecución hipotecaria, fuera de toda problemática
concursal o de falencia, el acreedor debe percibir su crédito actualizado. (Del voto de los doctores
Barra y Moliné O’Connor) (C.S.J., en L.L., 1992-B, 510 - DJ, 1992-1-1144 - JA, 1991-IV-150).
Es inaplicable el Coeficiente de Estabilización de Referencia -art. 4°, dec. 214/2002 (Adla, LXII-A,
117)-, previsto para los créditos “pesificados” a fin compensar la alteración sustancial producida en la
ecuación contractual por la crisis económica que derivó en la derogación de la convertibilidad, si -a
pedido del ejecutante- se morigeró el impacto provocado en el sinalagma por dicha crisis, aplicándose
el principio de esfuerzo compartido, lo que hace perder sustento a la finalidad que se persigue con la
aplicación de dicho índice (CNCiv., Sala G, en L.L., 2002/09/27, 1, con nota de Lorenzetti, Ricardo
Luis0 - LA LEY, 2002-F).
No habiéndose planteado la inconstitucionalidad de la “pesificación” -art. 8°, dec. 214/2002 (Adla,
LXII-A, 117)-, los créditos hipotecarios en dólares deben cancelarse en pesos, sumándole a la
paridad con el dólar el setenta por ciento de la diferencia entre ésta y el tipo vendedor que fije el
Banco Central a la fecha de pago efectivo, si el deudor incurrió en mora tres años y medio antes de
que estallara la crisis económica, pues sus efectos nocivos deben recaer, en mayor medida, sobre la
parte morosa, por razones de equidad y justicia conmutativa (CNCiv., Sala G, en L.L., 2002/09/27, 1,
con nota de Lorenzetti, Ricardo Luis0 - LA LEY, 2002-F)
La ley 25.561 y el dec. 214/2002 (Adla, LXII-A, 44; 117) en cuanto en cuanto dispusieron la
pesificación a la paridad “1 a 1” de las obligaciones exigibles en dólares
estadounidenses u otra moneda extranjera 201resultan inconstitucionales por lesionar el
derecho de propiedad del acreedor pues, si se admitiera que no obstante la mora del dudor ocurrida
mucho antes de la modificación legislativa -en el caso, mes junio de 2001-, éste pudiera liberarse
devolviendo pesos a la paridad cambiaria establecida por dichas normas se estaría convalidando la
licuación de la deuda y una suerte confiscación en beneficio del deudor, recibiendo el acreedor en
pago no sólo una cosa distinta de la debida sino que acusará un impacto patrimonial considerable
debido a la reversión compulsiva de los riesgos pues vería reducido el capital prestado a más de una
tercera parte (CNCiv., Sala G, en L.L., 2002/09/27, 1, con nota de Lorenzetti, Ricardo Luis1 - LA LEY,
2002-F)

202
PODER JUDICIAL - SENTENCIA: Motivación de la sentencia. Votos de los jueces que
conforman la mayoría de un tribunal colegiado. Arbitrariedad. Cuestiones procesales. Composición
del tribunal local.
Cuestión Resuelta: Un agente público demandó al Consejo Gral. de Educación de Entre Ríos
cuestionando la constitucionalidad de los arts. 1° y 5° de la Ley 9235 y normas complementarias.
Relató que con base en dicha norma dejó sin efecto la resolución que lo había confirmado en un
cargo vacante en planta permanente, violando sus derechos constitucionales. La sentencia que
admitió el amparo fue revocada por el Superior Tribunal local. El actor interpuso recurso
extraordinario, cuya denegatoria motivó la queja. Sostuvo que la sentencia carece de fundamentación
al no haber unidad de criterio entre los jueces de la mayoría, pues tres consideraron extemporánea la
acción, otro concluyó que la cuestión excedía el marco del amparo y otro que continuaba revistando
en la categoría inicial. La Corte Suprema admite la queja, declara procedente el recurso extraordinario
y deja sin efecto lo resuelto.
1.- Debe dejarse sin efecto la sentencia del superior tribunal local que rechazó la acción de amparo
con el acuerdo de la mayoría de jueces cuyos argumentos no sólo difieren entre sí sino que se
contraponen –en el caso, tres consideraron extemporánea la acción por la que el actor cuestionó la
resolución que dejó sin efecto su confirmación en un cargo vacante como agente público de planta
permanente, otro concluyó que la cuestión excedía el amparo y otro entendió que continuaba
revistando en la categoría inicial-, pues su validez depende no sólo de que la mayoría convenga en lo
atinente a la parte dispositiva sino que también ostente una sustancial coincidencia en los
fundamentos que permitan llegar a una conclusión adoptada por mayoría absoluta (del dictamen del
Procurador General que la Corte hace suyo).
2.- Es arbitraria a los fines del recurso extraordinario la sentencia del superior tribunal local en la cual la
mayoría, al rechazar la acción de amparo, brindó argumentos que no sólo difieren entre sí sino que se
contraponen –en el caso, tres jueces consideraron extemporánea la acción por la que el actor cuestionó la
resolución que dejó sin efecto su confirmación en un cargo vacante como agente público de planta
permanente, otro concluyó que la cuestión excedía el 203amparo y otro entendió que continuaba revistando en
la categoría inicial-, pues carece de los requisitos indispensables para su validez (del dictamen del Procurador
General que la Corte hace suyo).
3.- Si bien el modo de emitir el voto de los tribunales colegiados y lo atinente a las formalidades de las
sentencias, son cuestiones procesales ajenas, en principio, al recurso del art. 14 de la Ley 48, cabe hacer
excepción cuando no existió una mayoría real de los jueces –en el caso, tres consideraron extemporáneo el
amparo por el que el actor cuestionó la resolución que dejó sin efecto su confirmación en un cargo vacante como
agente público de planta permanente, otro concluyó que la cuestión excedía el amparo y otro entendió que
continuaba revistando en la categoría inicial- que sustente las conclusiones del pronunciamiento (del dictamen
del procurador general que la Corte hace suyo).
TRIBUNAL: Dres. Nazareno, Moliné O’Connor, Fayt, Belluscio, Petracchi, Boggiano, Vázquez, Maqueda –
Causa: ―Olguín, Oscar E. c/Consejo General de Educación de la Provincia de Entre Ríos‖, 11/06/03. La Ley n°
151 de 07/08/03.

CONSTITUCIONALISMO SOCIAL: Primera postguerra adquiere auge. Lineamientos: a) inclusión en las


constituciones formales de una declaración de derechos sociales y económicos, que abarcan el ámbito de la
educación, la cultura, la familia, el trabajo, la asociación profesional, la propiedad, la economía, la minoridad, la
ancianidad, la seguridad social; b) regulaciones en torno a la llamada cuestión social que se refiere a la situación
del hombre en función del trabajo. Procura además estructurar un orden social y económico para asegurar una
igualdad de oportunidades.
DERECHOS SOCIALES Y ECONOMICOS: Todo derecho subjetivo es social, porque presupone la
convivencia de los hombres. Lo que se quiere definir con la locución es la adjudicación de derechos de
solidaridad, de prestación o de crédito a los hombres considerados como partes de grupos sociales. Se advierte
una funcionalidad social más intensa y también un enlace con lo económico, pues procura el constitucionalismo
social promover un orden económico justo que permita su acceso a la fuente de trabajo y de
producción y que haga posible una distribución 204equitativa de la riqueza . Aparecen así las
prestaciones positivas a cargo del Estado. Del estado gendarme se pasa al estado de bienestar social, que procura
atenuar y compensar las desigualdades sociales. No debe interpretarse como un estado asistencial paternalista y
dirigista, que absorba para sí ámbitos propios de la iniciativa privada y de la libertad económica. Debe ser un
estado social y democrático de derecho que impulse políticas de bienestar y de desarrollo.
Hay que asumir que la persona requiere de un ámbito de libertad real y efectiva para desarrollar su
personalidad, por lo que los impedimentos deben ser aliviados y removidos. Ha de procurarse
equilibrios de la libertad.
Además, el campo de la economía y de la libertad económica no puede quedar totalmente a merced
del mercado y de la competencia absoluta.
EL DERECHO DE TRABAJAR: Está enumerado en la Constitución de 1853 en los arts. 14 y 20. El
trabajo es una actividad humana en la que el hombre empeña y compromete su dignidad; no es una
mercancía sino conducta humana en que se vuelca la vida, la salud, la energía, la subsistencia y la
seguridad del hombre. El derecho constitucional, en los principios que formula, tiende a evitar que la
prestación denigre a la persona y a su vez sea fuente de recursos.
Contenido y Sujetos: el derecho de trabajar implica primariamente la disponibilidad individual de elegir
libremente una actividad. Luego cabe distinguir: a) si la desarrolla por cuenta propia, aparece el
derecho de disfrutar de su rendimiento económico; b) si la desarrolla en relación de dependencia,
aparece el vínculo, la relación o el contrato de trabajo. La elección está relacionada con la existencia
de un mercado ocupacional, el juego de la competencia, etc. También con la capacitación o idoneidad
necesaria y con el orden justo que el estado debe promover. El art. 75 inc. 19 incluye entre las
competencias del Congreso, la de promover a la generación de empleo y a la formación profesional
de los trabajadores.
El sujeto activo del derecho de trabajar es el hombre, pero asociaciones, empresas o personas
jurídicas pueden desarrollar una actividad comercial equiparable. El sujeto pasivo es el Estado y los
demás hombres que deben respetar la relación de empleo y los derechos emergentes de ella.
EL DERECHO AL TRABAJO: no confundir con el derecho de trabajar. Consiste en el derecho a
conseguir ocupación, con la consiguiente 205obligación de proveer de empleo. En principio,
es el Estado quien debe proveer y no se aprecia que los demás hombres pudieran ser demandados
por otro a tales fines. Alcanza sólo el valor de un enunciado programático. El Estado debe establecer
un orden social y económico que active las fuentes de trabajo y a su vez debe otorgar prestaciones
de desempleo, dentro del régimen de la seguridad social.
LA SITUACION DEL EXTRANJERO: la igualdad al respecto presenta ciertas modalidades: el
extranjero debe estar radicado legalmente, pues si se haya temporalmente admitido, cabe limitarle su
actividad laboral, lo mismo si se encuentra en tránsito. En caso de migración ilegal, es razonable la
prohibición de cumplir actividades laborales.
DERECHO JUDICIAL: a) requisito esencial del contrato de trabajo el de la igual libertad de las partes
contratantes; b) en las relaciones laborales se debe respetar la personalidad del trabajador por lo que
las facultades de dirección del empleador no le deben originar perjuicio material ni moral; c) las
remuneraciones del empleado tienen naturaleza alimentaria.
EL ART. 14 BIS: fue incorporado en 1957. El trabajo en todas sus formas gozará de la protección de
las leyes las que asegurarán al trabajador. El trabajo tiene y debe tener tutela; esa tutela surge de la
Constitución y debe depararla la Ley; la Ley debe asegurar todo lo que el artículo enumera. Es una
competencia de ejercicio obligatorio por el Congreso, quien tiene el deber inmediato de legislar. Hay
una imperatividad insoslayable, por lo que de existir demora se verifica inconstitucionalidad por
omisión, la que se ha consumado no sólo cuando falta la Ley sino cuando la misma no es razonable.
Esta exigencia se extiende a las provincias conforme al art. 5 de la Constitución y se refuerza con el
mandato constitucional del art. 24 (el Congreso promoverá la reforma de la actual legislación en todos
sus ramos).
CONDICIONES DE TRABAJO: a) condiciones dignas y equitativas de labor. Se relaciona con la
dignidad humana empeñada en el trabajo. También se plasma en la comodidad, higiene y decoro del
lugar donde se presta y con la atención de las situaciones personales del trabajador (derivadas de la
edad, sexo, capacidad disminuida, etc.).
LA REMUNERACION: a) retribución justa; b) salario mínimo vital móvil; c) igual remuneración
por igual tarea y de) participación en las 206ganancias de la empresa, con control de la
producción y colaboración en la dirección. La retribución justa significa suficiencia del emolumento y
se orienta a satisfacer un ingreso decoroso. Se complementa con las asignaciones familiares. Juega
tanto frente al empleador que debe pagarla como frente al estado que la protege mediante leyes. La
Corte Federal dijo que para su determinación se debe tener en cuenta la índole, magnitud y dificultad
de la tarea realizada. Pero no queda totalmente a merced de la autonomía contractual. Las leyes
laborales son de orden público y por ello los convenios colectivos establecen limitaciones razonables
a la autonomía de la voluntad.
Salario Mínimo: aquél, por debajo del cual una retribución no se compadece con la justicia. Lleva
dos aditamentos: vital (suficiente) y móvil (ajustable). En síntesis se procura asegurar la capacidad
adquisitiva del salario y su equivalencia con las necesidades primarias, ello importa que no solamente
se exija una norma que le adjudique esa calificación, sino que se apunta a que lo sea realmente por
su monto. Un salario irrisorio, no satisface la prescripción constitucional. Puede ser declarada
inconstitucional entonces.
En cuanto a la igualdad de la remuneración por la igualdad de la tarea, se procura eliminar las
diferenciaciones por razones de sexo o de edad. Esto es las discriminaciones arbitrarias. No impide el
otorgamiento de plus por mayores méritos o eficacia. Se aplica respecto de un mismo empleador o
dentro del régimen de un mismo convenio colectivo, pero no más allá.
PARTICIPACIÓN EN LAS GANANCIAS: se encamina a repartir de un modo más justo la utilidad
originada por el aporte. Cuando la Constitución habla de empresa no se debe tomar la definición
estrictamente según la teoría económica, por lo que asume tal imposición cualquier empleador que
con su actividad tenga utilidades. Pero importa señalar que la Ley no ha reglamentado este derecho.
Puede hacérselo a través de los convenios colectivos? Bidart Campos entiende que a falta de Ley,
ello no ofende a la Constitución.
DURACION DEL TRABAJO: a) jornada limitada; b) descanso y vacaciones pagados
PROTECCION CONTRA EL DESPIDO ARBITRARIO: la estabilidad en la relación de empleo.
207
ART. 36: “Esta Constitución mantendrá su imperio aún cuando se interrumpiere su observancia por
actos de fuerza contra el orden institucional y el sistema democrático. Estos actos serán
insanablemente nulos.
Sus autores serán pasibles de la sanción prevista en el art. 29, inhabilitados a perpetuidad para
ocupar cargos públicos y excluidos de los beneficios del indulto y la conmutación de penas.
Tendrán las mismas sanciones quienes, como consecuencia de estos actos, usurparen funciones
previstas para las autoridades de esta Constitución o las de las provincias, los que responderán civil y
penalmente de sus actos. Las acciones respectivas serán imprescriptibles.
Todos los ciudadanos tienen el derecho de resistencia contra quienes ejecutaren los actos de fuerza
denunciados en este artículo.
Atentará asimismo contra el sistema democrático quien incurriere en grave delito doloso contra el
Estado que conlleve enriquecimiento, quedando inhabilitado por el tiempo que las leyes determinen
para ocupar cargos o empleos públicos.
El Congreso sancionará una Ley sobre ética pública para el ejercicio de la función.
Nuestra historia exhibe cortes institucionales que interrumpieron la continuidad política y jurídica del
Estado, de sus poderes y de sus funcionarios y el ejercicio pleno de los derechos. Desde 1930 se
advierte que los gobiernos de facto eran cada vez de mayor duración y más intensos y abarcativos en
su accionar, mientras que los gobiernos de jure eran más débiles en su funcionamiento y más
limitados en el proceso temporal.
Este recorrido histórico es la causa eficiente de la incorporación del art. 36. Es éste a la Constitución
reformada lo que el art. 29 fue a la Constitución histórica. En 1835 la Legislatura de Buenos Aires
concedió a Rosas la suma del poder público, por lo que la Sala de Representantes pasó a ser una
ficción y la justicia quedó librada a la voluntad del Gobernador, aniquilándose el sistema republicano.
Es por ello que la Constitución ha incorporado un régimen de protección del orden constitucional, del
sistema democrático y del patrimonio público, si bien este sistema ya tenía precedentes legislativos.
En efecto, la Ley 23.077 de defensa de la democracia, prevé sanciones civiles,
administrativas y penales con el objeto de 208proteger el orden constitucional.
Se establecen figuras penales, que concuerdan con las previstas en el Código Penal, pero que
adquieren entidad propia, lo que nos hace concluir que estamos frente a un derecho penal
constitucional, al fijar la tipicidad, antijuridicidad, culpabilidad y punibilidad para la tutela de la
Constitución.
Además, se confiere legitimidad subjetiva a todos y cada uno de los ciudadanos para que sean
guardianes del sistema.
INTERRUPCION CONSTITUCIONAL: está configurada por actos de fuerza que importa una ruptura
en el normal desenvolvimiento de los poderes consagrados por la Constitución. Son aquellas
situaciones en que la continuidad constitucional en el orden de normas ha sido quebrada. Todo golpe
de estado o revolución lo hacen.
USURPACION DE FUNCIONES: otro aspecto contemplado en la norma. La tipicidad está dada por la
detentación de parte de personas que no tienen título jurídico constitucional para ocupar una función,
previendo sanciones civiles y penales y declarando imprescriptibles las acciones que las impulsan.
La propia Constitución procura su ultravigencia, disuadiendo a quienes atenten contra su
perdurabilidad. Estas estarían dadas por un nuevo título de nulidades, las nulidades constitucionales,
que reconocen un elemento común con las del derecho civil, por su carácter de absolutas, y no
requieren, en tanto que manifiestan, declaración judicial alguna. Es una categoría asimilable a la de
los actos inexistentes (“serán insanablemente nulos”). Vale decir que se tratará de actos que ostentan
un vicio manifiesto, no susceptible de ser subsanados. La acción para declararlo será imprescriptible.

SANCIONES A LOS AUTORES: a) sanciones políticas: implica que ven mermados sus derechos
políticos, ya que no pueden ser elegidos para cargos públicos algunos; b) sanciones administrativas:
la pérdida de los beneficios o prerrogativas que se desprenden del ejercicio de la función pública; c)
sanciones civiles: obligación de reparar todo daño ocasionado; d) sanciones penales: son aquellas
que derivan del delito de traición a la patria (arts. 214 y 215 del Código Penal); del de rebelión
(arts. 226, 227 Código Penal) y del 209enriquecimiento ilícito (arts. 268) entre otras.
ETICA PUBLICA: En 1929 se promulgó la Ley 25.188 de “Etica en el Ejercicio de la Función Pública”
(promulgada el 26 de octubre de 1999), que establece los deberes, prohibiciones e incompatibilidades
aplicables, sin excepción, a todas las personas que se desempeñen en la función pública, en todos
sus niveles y jerarquías, “extendiéndose su aplicación a todos los magistrados, funcionarios y
empleados del Estado” –art. 1°-

PAGO: Concepto (art. 725 Cód.Civ.). Identidad e integridad del pago; el


Acreedor no está obligado a recigir pagos parciales (art. 742 del Cód.
Civ.), salvo que estén autorizados en el mismo210título.
El pago significa el cumplimiento de la prestación debida, trátese de una obligación de dar, haber o no
hacer (art. 725 del Cód.Civ.). El deudor debe cumplir exacta y fielmente lo prometido, conforme con la
regla general de la buena fe. Ahora bien, para que el pago sea exacto, debe ajustarse a los principios
de identidad e integridad. Con respecto a lo segundo, el acreedor no puede ser obligado a recibir
pagos parciales (art. 742 del C.C.), salvo que los mismos estén autorizados en el mismo título de la
obligación, como por ejemplo, la estipulación de cuotas mensuales. Pero en ese caso, se mantiene la
exigencia de la integridad en relación con cada pago, por lo que éste sólo se considerará satisfecho si
se efectúa por todo el capital correspondiente a ese período con sus respectivos intereses (cf. art. 744
del C.C.)
(CApel.C.C. Salta, Sala III, t. 2002, fl. 279 – expte. n° 27.265)

PAGO: Imputación; deudor que no ejercita la facultad

DAÑOS Y PERJUICIOS: Accidente de transito – Embistente – Presunción de responsabilidad – Culpa


concurrente – Graduación de la culpa
Resulta de aplicación al caso el segundo párrafo del art. 1113 del Cód. Civil. En efecto, ha decidido esta Cámara
en pleno que ―la responsabilidad del dueño o guardián emergente de accidentes de tránsito como consecuencia
de una colisión plural de automotores en movimiento, no debe encuadrarse en la órbita del art. 109 del Cód.
Civil‖ (causa ―Valdez, Estanislao F. c/El Puente S.A.T. y otros s/daños y perjuicios‖, fallo de fecha 10/11/94,
publ. En La Ley, 1995-A,136 –DJ-1995-1-126, ED, 161-402 y JA, 1995-I-280), por lo que cabe investigar cuál
ha sido en la especie el rodado que con su embestida puso en funcionamiento la norma legal citada o, dicho de
otra manera, el que desencadenó la presunción de responsabilidad que ella contiene, por haber sido quien, a
través del empleo de la cosa riesgosa, ha ocasionado daño al otro (conf. esta Sala cc. 163.305 del 15/3/95, voto
del dicente y 165.812 del 12/4/95 y 178.614 del 17/10/95, votos del Dr. Calatayud). Tratándose de rodados de
tan dispar envergadura, no existe coincidencia doctrinaria y jurisprudencial acerca de la
aplicabilidad de aquella norma o la del art. 1.109 del 211mismo Código, como se pusiera de relieve en algunos
precedentes de la Sala (ver votos del Dr. Calatayud en causas 71.101 del 12/12/91 y 81.236 del 25/4/91 con cita
de Belluscio, ―Código Civil Comentado, Anotado y Concordado‖, t. 5, p. 492, n° 32 y fallos citados en notas 331
y 332). Pero a partir del fallo encabezado con voto del Dr. Calatayud en la causa 225.851 de fecha 30/9/97, la
Sala entendió aplicable aquella doctrina, toda vez que la motocicleta debe considerarse como un ―automotor‖ en
sentido genérico.
El conductor de la motocicleta, a su turno, no mantuvo el pleno dominio de su vehículo, debiendo haber avistado
al automóvil dado el sentido oblicuo del impacto, que sugiere que el último rodado ya había efectuado parte del
giro cuando se produjo la colisión (ver peritaje de ingeniería de fs…, especialmente croquis de fs…), razón por
la cual también es responsable y ello en la proporción establecida por el a quo, que no habrá de ser modificada
habida cuenta que, mediando pluralidad de culpas, los agentes tienen que compartir el paso del daño en la
proporción en que cada cual contribuyó a ocasionarlo, aunque, si no hay diferencia en la incidencia causal de una
y otra culpa es menester graduar la responsabilidad atendiendo a la gravedad de aquéllas, y si tampoco hubiese
en ello diferencia, la discriminación debe ser paritaria (conf. voto del dicente en c. 87.089 del 24-4-91, con cita
de Llambías, ―Tratado,,,‖, ―Obligaciones‖, t. III, 2° ed. Ps. 724 a 728, letras c a f y nota 242 y de Kemelmajer de
Carlucci en Belluscio, ―Código Civil Anotado‖ t. 5, ps. 399 y 400, letra e del número 10 y n° 11 y 12), que es lo
que acaece en el caso sub examine.
(Doctrina Judicial – Publicación Revista La Ley – año XVIII – n° 44, Bs.As. 30 de octubre 2002, pág. 609)

212
JURISDICCION
Para el derecho procesal es la facultad conferida a ciertos órganos para administrar justicia en los
casos litigiosos.
En principio está atribuida al Poder Judicial, como órgano natural, pero la separación de poderes no
es absoluta; de allí que pueda hablarse de una jurisdicción administrativa. Debe ser usada en el
sentido de potestad.
Desde que se prohibe hacerse justicia por mano propia, el Estado asume la obligación de
administrarla, de lo cual deriva la acción, o sea la facultad de requerir su intervención para el
esclarecimiento o la protección de un derecho y la jurisdicción, o sea la potestad conferida por el
Estado y la jurisdicción o sea la potestad conferida por el Estado a determinados órganos para
resolver mediante la sentencia las cuestiones litigiosas que les sean sometidas y hacer cumplir sus
propias resoluciones.
El acto jurisdiccional tiene carácter de cosa juzgada (irrevisable); el acto administrativo, en cambio es
irrevocable, aún por el propio órgano administrador; es legislativo cuando establece una norma
abstracta destinada a regir la conducta y jurisdiccional cuando juzga la conducta frente a la norma. El
acto legislativo presenta caracteres de generalidad, obligatoriedad y coacción. El acto jurisdiccional se
refiere a un caso concreto y no obliga sino a quienes intervienen en él. Aún en los casos de silencio
de la ley, el Juez no legisla, porque la regla que impone carece de generalidad.
La jurisdicción puede ser: a) judicial: atribuida a un órgano independiente cuyos miembros integran
el Poder Judicial;
b) administrativa: atribuida al órgano o poder administrador;
c) militar.
CARACTERES:
1) Constituye un servicio público, en cuanto importa servicio público el ejercicio de una función pública. El
juez no dispensa justicia ni procede arbitrariamente, sino que su actividad está
reglada por normas imperativas. Todos, en213 igualdad de condiciones tienen derecho al
ejercicio de la jurisdicción, y ese derecho está protegido mediante recursos y sanciones al funcionario si las
incumple;
2) Es un derecho subjetivo del Estado y al mismo tiempo un deber, desde que la persona tiene el derecho a
exigir del Estado el ejercicio de su actividad jurisdiccional;
3) Se ejerce dentro del territorio del Estado; sólo se aplican las leyes sancionadas por el Estado; tiene eficacia
dentro del territorio; alcanza a las personas y cosas dentro del límite territorial en que el juez ejerce sus
funciones. Personas: de existencia visible, de existencia ideal y el propio Estado; sin distinción entre
nacionales y extranjeros. Cosas: muebles e inmuebles y actos en general, en cuanto deriven consecuencias
jurídicas.
4) Es indelegable, por la aptitud para el desempeño y por la naturaleza intelectiva, razón por la cual debe
ejercerse necesariamente por la persona a quien le ha sido confiada.
JURISDICCION CONTENCIOSA: Causa en que existe contradicción de partes.
JURISDICCION VOLUNTARIA: Causa en que el juez da autenticidad al acto o verifica el
cumplimiento de una formalidad.
En la primera la decisión tiene el valor de cosa juzgada de modo que las partes no pueden someter
nuevamente la cuestión resuelta a otra decisión judicial; tampoco pueden cuestionar la validez del
procedimiento (Principio de regularidad); por último, el juez no puede modificar su sentencia porque
ésta agota su jurisdicción.
En la voluntaria se limita a constatar relaciones preexistentes, por lo que es declarativa.
JURISDICCION PROPIA: (originaria o retenida). Conocen de las causas en ejercicio de las facultades
que les confieren las leyes. Es amplia.
JURISDICCIÓN DELEGADA: Conocen por encargo de otros jueces. Tiene límites (los fijados por el
delegante). Por oficio o exhorto.
En nuestro derecho, como consecuencia del doble orden judicial instituido por la Constitución
Nacional, debe señalarse una primera y fundamental división entre las competencias ordinaria y
federal, las cuales representan, respectivamente, manifestaciones de la
autonomía de las provincias y de la soberanía 214de la Nación.
JURISDICCION (o COMPETENCIA) FEDERAL: Es la facultad conferida al Poder Judicial de la
Nación para administrar justicia en los casos, sobre las personas y en los lugares especialmente
determinados por la Constitución Nacional. Se extiende hasta donde la soberanía alcanza (altamar,
buques y aeronaves de bandera nacional).
Es de excepción, pues sólo procede en los casos contemplados en la Constitución Nacional.
COMPETENCIA
Por lo dilatado del territorio, por la densidad de la población, por la multiplicidad de litigios, por la
importancia económica de las cuestiones susceptibles de ventilarse judicialmente y la posibilidad de
que los asuntos sean reexaminados en instancias superiores se impone arbitrar de medios a la tarea
judicial, distribuyendo el ejercicio de la función judicial en forma compatible con la existencia de dicha
circunstancia. Y ello es la regulación de la competencia. Es decir, la necesidad de repartir el trabajo
entre los distintos órganos judiciales determina la formulación de reglas legales tendientes a
satisfacerla y nos enfrenta con el concepto de competencia. La noción de competencia viene de tal
manera a integrar y precisar el extenso ámbito de atribuciones que es consustancial a la idea de
potestad judicial. La competencia se presenta entonces como la medida de la función judicial.
Además constituye uno de los requisitos extrínsecos de admisibilidad de toda pretensión o petición
extracontenciosa, en forma que si, en un caso concreto, el órgano ante quien se ha acudido carece
de aquella aptitud, estará inhabilitado para emitir un pronunciamiento sobre el fondo del asunto.
Competencia territorial (división por secciones o distritos). Atiende a los problemas emergentes de la
extensión geográfica del territorio, y procura solucionarlos a través de reglas en cuya virtud se divide
a éste en distintas circunscripciones judiciales y se asigna el conocimiento de los asuntos al órgano
más próximo al lugar en que se encuentra ubicado alguno de los elementos de la pretensión o
petición que constituye el objeto del proceso.
Competencia por materia (según la naturaleza del litigio). Es decir que se trata de un criterio objetivo
que tiene en cuenta la naturaleza jurídica de las cuestiones debatidas en el proceso.
Competencia por la cuantía (o monto). Es un elemento cuantitativo.
215
Competencia por el grado (inferiores y superiores, que revén las decisiones de los primeros).
Competencia por el turno (se fijan los días para la recepción de nuevas causas).
Se basa en el orden temporal en que los distintos órganos judiciales que ejercen una misma clase de
competencia deben recibir los procesos que se inicien. Se establece generalmente por los tribunales
a quienes corresponde el ejercicio de la superintendencia, tendientes a asegurar una equitativa
distribución de tareas.
Jurisdicción es la facultad de administrar justicia
Competencia fija los límites dentro de los cuales el juez puede ejercer aquella potestad. Es la aptitud
del juez para ejercer su jurisdicción en un caso determinado. Se fija en relación a cada juicio.
CARACTERES
Salvo la competencia por razón del territorio, que es relativa (y por ende renunciable) todas las demás
interesan al orden público, siendo irrenunciables.
Por razón del territorio, la competencia tiene en cuenta el domicilio de las personas o la ubicación de
las cosas.
La competencia por la materia normalmente se define teniendo en cuenta el petitorio de la demanda.
La competencia por grado impone que toda demanda deba necesariamente ser planteada ante el
juez de 1ra. Instancia.
La competencia por turno la fija la Mesa Distribuidora de Expedientes.
COMPETENCIA ORDINARIA: Denomínase competencia ordinaria a la que se ejerce en todos
aquellos supuestos no contemplados expresamente en los arts. 116 y 117 de la Constitución
Nacional, es decir, en los asuntos cuyo conocimiento no ha sido asignado por razón del lugar, de la
materia o de las personas, a los órganos judiciales que integran la justicia federal.
COMPETENCIA FEDERAL: El sistema de gobierno adoptado por la Constitución Argentina impone la
coexistencia, dentro del Estado de dos órdenes judiciales: el federal, que emana del poder del Estado
Nacional y ejerce una competencia limitada a los supuestos enunciados en los arts. 116 y 117 de
dicho ordenamiento y el provincial, que proviene del ejercicio de las respectivas autonomías
provinciales (arts. 5°, 75 inc. 12 y 121 de la 216Constitución). Tienen competencia en el
conocimiento de todos aquellos asuntos que no se encuentren especialmente atribuidos a la justicia
federal. Además, mientras los órganos judiciales de la justicia federal ejercen funciones, dentro de los
límites de su competencia, en todo el territorio nacional, los órganos de la justicia provincial tienen
circunscripta su acción al ámbito de los correspondientes territorios locales.
Estos ejercen la denominada competencia común u ordinaria.
CARACTERES DE LA JUSTICIA FEDERAL
Sólo se ejerce a instancia de parte y en los casos contenciosos (art. 2 de la Ley 27). En consecuencia, los
órganos de la justicia federal carecen de competencia para conocer, en principio, de peticiones
extracontenciosas, salvo que éstas determinen el nacimiento de un litigio, ni para formular declaraciones
generales o en abstracto acerca de la interpretación o de la validez de las leyes o actos de los otros poderes,
en tanto tales cuestiones no hayan dado lugar a un litigio.
Es limitada, pues no cabe su ejercicio fuera de los casos expresamente contemplados en las normas
constitucionales. Por lo tanto, cuando no se tratare del conocimiento y decisión de alguno de esos casos, los
órganos de la Justicia Federal deben declarar su incompetencia en cualquier estado del proceso.
Es privativa y, por lo tanto, excluyente de los órganos judiciales de las provincias. De allí que, tratándose de
causas constitucionalmente asignadas al conocimiento de la Justicia Federal, los jueces provinciales deben
declarar su incompetencia, incluso de oficio, en cualquier estado del proceso.
Es, finalmente improrrogable, salvo en las hipótesis de ser procedente por razón de la distinta nacionalidad o
vecindad de los litigantes o por la circunstancia de ser parte una provincia (art. 12, inc. 3° de la Ley 48-
―siempre que en un pleito civil un extranjero demande una provincia, o a un ciudadano, o bien el vecino de
una provincia demande al vecino de otra ante un juez de provincia, o cuando siendo demandados el
extranjero o el vecino de otra provincia, contesten la demanda sin oponer la excepción de declinatoria, se
entenderá que la jurisdicción (competencia) ha sido prorrogada, la causa se sustanciará y decidirá por los
tribunales provinciales.

Art. 116 de la Constitución Nacional:


“Corresponde a la Corte Suprema y a los 217tribunales inferiores de la Nación, el
conocimiento y decisión de todas las causas que versen sobre puntos regidos por la Constitución, y
por las leyes de la Nación, con la reserva hecha en el inc. 12 del art. 75; y por los tratados con las
naciones extranjeras; de las causas concernientes a embajadores, ministros públicos y cónsules
extranjeros; de las causas de almirantazgo y jurisdicción marítima; de los asuntos en que la Nación
sea parte; de las causas que se susciten entre dos o más provincias; entre una provincia y los vecinos
de otra; entre los vecinos de diferentes provincias; y entre una provincia o sus vecinos, contra un
Estado o ciudadano extranjero”.
Se advierte que sólo en la primera parte del artículo se dice “todas las causas” ello quiere decir que
las así englobadas no quedan exceptuadas y que las demás pueden ser excluidas de la jurisdicción
federal por ley del Congreso.
Entonces, el Congreso no puede sustraer a la jurisdicción federal a las primeras y el Poder Judicial no
puede declinar el juzgamiento de las mismas.
El art. 116 utiliza los vocablos causa y asunto, que en el lenguaje procesal y constitucional han sido
asimilados a caso, proceso, juicio, pleito. El art. 2 de la Ley 27 dice que sólo ejerce jurisdicción en los
casos contenciosos, pero la Corte admitió la acción declarativa de certeza.
COMPETENCIA FEDERAL POR RAZON DE LA MATERIA
Causas especialmente regidas por la Constitución Nacional:
(Ley 48, art. 2, inc. 1°: ―las que sean especialmente regidas por la Constitución Nacional…‖). La
admisibilidad de la competencia federal, en este caso, se halla condicionada a la circunstancia de que los
hechos invocados como causa de la pretensión se encuentren regidos, en forma directa e inmediata, por
alguna norma contenida en la Constitución Nacional. En otras palabras el fundamento jurídico esencial de la
pretensión debe estar configurado por una o varias normas constitucionales en forma tal que de la
determinación de su alcance dependa la solución definitiva del litigio. No basta por lo tanto la circunstancia
de que el derecho invocado se encuentre garantizado por la Constitución, pues en la medida en que las leyes
y códigos comunes, tienden en gran parte, a reglamentar o hacer efectivos los derechos y garantías
constitucionales (propiedad, libertad, vida), la admisión de ese criterio conduciría a cercenar la
218
competencia que la Constitución asigna a los órganos judiciales de la provincia.
Lo que determina la competencia federal es la pretensión demandada (los hechos y normas relatados por el
actor); cualquiera sea el sujeto activo (actor) o pasivo de la pretensión (demandado), pero no procede cuando
la norma constitucional es invocada por el demandado como fundamento jurídico de su oposición. Por
ejemplo la demanda por repetición de impuestos que se estiman contrarios a disposiciones constitucionales
(siempre que el previo pago de los mismos se haya realizado bajo protesto). La Justicia Federal sólo puede
intervenir por vía de repetición. Es de competencia originaria de la Corte si se demanda a una Provincia y de
los tribunales federales inferiores si se demanda a una Municipalidad.
Causas especialmente regidas por leyes del Congreso:
Ello obliga a repasar las categorías de leyes que el Congreso sanciona: a) leyes federales o especiales; b) leyes
nacionales ordinarias o de derecho común; c) leyes locales. La parte del art. 116 que examinamos excluye
expresamente de la jurisdicción federal a las causas que versan sobre puntos regidos por el derecho común. Son
leyes nacionales, en los términos de los arts. 116 y 2, inc. 1° de la Ley 48, las que sanciona el Congreso, en
ejercicio de las potestades que le acuerda el art. 75 de aquélla, con la salvedad que el mismo formula en el inciso
12 con respecto a los Códigos, a los que cabe agregar las leyes que se declaran incorporadas a ellos y las que los
integran, modifican o amplían. Tales códigos y leyes reciben el nombre genérico de derecho o legislación
común. Cuando se trata de la aplicación de las leyes dictadas por el Congreso, la competencia de la Justicia
Federal puede ser exclusiva o concurrente. Es exclusiva cuando se trata o tiene el carácter de Ley especial. Si se
trata de legislación común, es concurrente con la justicia provincial. La aplicación de la legislación común
determina, en cambio, una competencia concurrente, en aquellos casos en que la Justicia Federal debe intervenir
en el proceso por efecto de reglas atributivas de competencia por razón de la calidad de las partes (vecinos de
distintas provincias) o del lugar (delito cometido en un lugar sometido a la exclusiva jurisdicción del Congreso).
Constituye condición de admisibilidad de la competencia federal que los hechos aducidos como causa de la
pretensión se funden directa e inmediatamente en una o más normas contenidas en leyes especiales.
Son leyes especiales:
219
a) las leyes dictadas en uso de las atribuciones del art. 75 inc. 12 de la Constitución, que no sea
legislación común:
- Ley 111 de Patentes de Invención – arts. 48 y 57 - .
- Ley 346, de Ciudadanía – arts. 5 y 6 –.
- Ley 750 de Telégrafos Nacionales.
- Ley 817 de Inmigración y Colonización.
- Ley 1130 de Acuñación de Moneda.
- Leyes 2873 y 5315 de Ferrocarriles Nacionales.
- Ley 3959 de Policía Sanitaria Animal.
- Ley 3975 de Marcas de Fábrica, Comercio y Agricultura.
- Leyes 4707 y 9686 Orgánicas del Ejército.
- Leyes 8871 y 14.032 sobre Régimen Electoral.
- Ley 11.386 de Enrolamiento.
- Ley 23.661 Sistema Nacional del Seguro de Salud.
b) Parte o algunas normas de una ley que en su generalidad constituye legislación común, por
ejemplo, el Libro II del Código de Comercio sobre “Derechos y obligaciones de la navegación”.
c) Las leyes que reglamentan servicios, instituciones o actividades que se extienden a todo el
territorio de la Nación:
- Ley de Telecomunicaciones (Ley 19.798 – Servicios).
Instituciones:
- Banco Central.
- Banco de la Nación.
- Banco Hipotecario Nacional.
- Dirección General Impositiva.
- Dirección Nacional de Vialidad.
- Junta Nacional de Carnes.
- Junta Nacional de Granos. 220
- Policía Federal.
- Correos y Telecomunicaciones.
Es que la facultad acordada al Congreso para crear una institución importa la de protegerla en todos
sus actos, lo que sería imposible sin la intervención, cuando procede, de la justicia federal.
Requisitos:
- Es presupuesto de la competencia federal que el derecho invocado se funde directa e inmediatamente en una
Ley Nacional. Es decir que los hechos invocados como causa (fundamento de la pretensión), se encuentren
regidos en forma directa e inmediata por una norma de la legislación especial.
- Tratándose de concursos y sucesiones, priva el fuero de atracción sobre la competencia de los jueces
federales, en razón de que éstos se hallan excluidos del conocimiento de los juicios universales, por mérito
de lo dispuesto en la Ley 927.

Causas que versen sobre puntos regidos “por los tratados con las naciones extranjeras”
(Art. 116 de la Constitución Nacional – causas ―especialmente regidas‖ por los ―Tratados Públicos con potencias
extranjeras‖ Ley 48, art. 2 inc. 1°)
La ratificación del Tratado por el Congreso los convierte en leyes supremas de la Nación, en los
términos del art. 31 de la Constitución; son equiparables a las leyes especiales en lo vinculado a la
admisibilidad de la competencia federal.
Requisitos:
El derecho invocado debe estar directa e inmediatamente fundado en alguna disposición del Tratado;
pero la competencia federal no procede en los supuestos en que tales disposiciones formen parte de
la legislación común, salvo que aquélla se justifique por razón de las personas o del lugar. Ha dicho la
Corte Suprema que los tratados internacionales, cualquiera sea la materia que regulan, siempre tiene
naturaleza y carácter de derecho federal.
D) Causas contencioso administrativas: La Constitución no menciona estas causas en el art. 116,
pero son de competencia de los tribunales federales por razón de “materia”, en cuanto
están regidas por el derecho administrativo. 221Suele confundirse en ellas la competencia
“ratione materiae” ya aludida con la competencia “ratione personae” porque normalmente resulta
parte el Estado Federal (la “Nación”). Por supuesto que nos referimos a las causas regidas por el
derecho administrativo federal, porque las contencioso administrativas provinciales pertenecen a la
respectiva jurisdicción provincial, por razón de “materia” local (pueden ser federales por razón de
“persona”)
Un caso singular que contempla la Ley 48 en el inc. 4° de su art. 2 es el de causas entre particulares
que tengan por origen actos administrativos del gobierno nacional. En primer término debe
entenderse por actos administrativos del gobierno nacional, no sólo lo que realiza el Poder Ejecutivo,
sino también lo de los otros poderes, dentro de sus respectivas competencias. La competencia
federal sólo procede en el caso de que tales actos administrativos constituyan el fundamento directo e
inmediato de la pretensión. No si tales actos figuran como uno de los motivos involucrados o si son
invocados por el demandado como fundamento de su oposición. Por ejemplo la pretensión para que
se declare la nulidad de un registro de marca o de una patente de invención.
E)Competencia federal en las causas en que la Nación sea parte:
Art. 116 de la Constitución Nacional y art. 2 inc. 6° de la Ley 48 “En general todas aquellas causas en
que la Nación o un recaudador de sus rentas sea parte”.
Comprende los supuestos en que la Nación o sus entidades autárquicas o descentralizadas sean
partes:
- Agua y Energía Eléctrica de la Nación.
- Dirección de Parques Nacionales.
- Dirección Nacional de Vialidad.
- Universidades Nacionales.
- Dirección General Impositiva.
- Banco Central de la República Argentina (salvo que actúe como interventor de un Banco privado
provincial).
Puede ser parte actora o demandada e intervenir directamente o como tercero (en tal
caso adquiere la calidad de parte). También222aunque existan otras partes. La Corte Suprema
de Justicia de la Nación dijo que esta competencia federal es prorrogable en forma expresa o tácita.
Reclamación administrativa previa (art. 30 Ley 19.549 y Ley 21.686):
En el derecho constitucional del poder cabe como tema perteneciente a la administración de justicia el
de la justiciabilidad del propio Estado. A nadie se le escapa que el problema tiene un trasfondo
doctrinario, vinculado con la subordinación del Estado al derecho y con la responsabilidad del Estado.
Es que el Estado no escapa a la obligación de que los actos que cumplen sus órganos de poder se
ajusten al derecho vigente, en primer lugar, a la Constitución. El control de constitucionalidad es una
de las formas de asegurar ese ajuste. Ello lleva a afirmar que el Estado es eminentemente justiciable,
es decir, susceptible de ser llevado a los tribunales de justicia a través de un proceso judicial. El art.
116 da recepción a la justiciabilidad del Estado, pero ello no deriva sólo de su reconocimiento
normativo, sino del sistema axiológico, que es propio del estado democrático. Actualmente, la única o
unitaria personalidad pública del Estado lo hace justiciable y responsable, sea que actúe en el área
del derecho público, sea que lo haga en el ámbito del derecho privado. Sólo permanece como no
justiciable en el reducto de las llamadas cuestiones políticas, que, por reputarse tales se denominan
también “no judiciables”.
La Ley 11.634 del año 1932 determinó que los tribunales federales conocerán de las acciones civiles
que se deduzcan contra la Nación, sea en su carácter de personas jurídicas o de personas de
derecho público sin necesidad de autorización previa legislativa (venia legislativa). Actualmente, la
Ley de Procedimientos Administrativos, regula la reclamación administrativa previa y sus
excepciones, es un presupuesto de admisibilidad de las pretensiones interpuestas contra la Nación, la
reclamación y la denegación, expresa o tácita, por parte del Poder Ejecutivo (o del Ministerio si
mediare delegación de la facultad para resolver el reclamo).
La reclamación administrativa previa es innecesaria cuando se tratare de repetir lo pagado al Estado
en virtud de una ejecución o de un gravamen abonado indebidamente; se promoviere una acción de
desalojo; mediare una clara conducta del Estado que hace presumir la ineficacia del planteo; se
demandare a un ente descentralizado y a las entidades autárquicas con facultades para estar
en juicio, por tener personalidad propia y distinta 223a la del Estado. No se puede demandar al Poder
Ejecutivo, ni al Congreso, ni al Poder Judicial, porque no son personas jurídicas. La demanda debe
entablarse en contra del Estado.
Si los estados extranjeros son justiciables por nuestra Constitución, elemental regla de reciprocidad y
coherencia, conduce a afirmar que a la inversa, la Constitución permite implícitamente que nuestro
Estado sea justiciable ante tribunales extranjeros. Tal prórroga de jurisdicción, es viable con
consentimiento del Estado.
También son de competencia federal, las causas en que la Nación o un recaudador de sus rentas,
sea parte (Ley 48 art. 2° inc. 6°).

224
SENTENCIAS DE LA CAMARA
El art. 979 inc. 2 precisa que cualquier instrumento que entendieran los escribanos o funcionarios
públicos en la forma que las leyes hubieren determinado, tienen el carácter de instrumentos públicos.
Instrumento público –entonces- es el que se otorga con las formalidades que la Ley establece, en
presencia de un oficial público, a quien se confiere la facultad de autorizarlo y hacen plena fe con
respecto a los hechos que el oficial anuncia como cumplidos por él mismo o que han pasado en su
presencia. La L.O. de la Justicia de Paz de Campaña n° 5594/80 dice en su art. 5° que a falta o
ausencia de escribano público en la localidad asiento del Juzgado de Paz los Jueces de Paz podrán
levantar actas de constataciones de hechos, las que revisten carácter de instrumento público
(CApel.CC.Salta, Sala III, año 1997, fl. 165).
Los honorarios del Juez de Paz deben guardar relación con los honorarios del abogado (en el caso se
consideró que no resultaba inequitativa la suma equivalente a un tercio del profesional que solicitó la
cautelar) (CApel.CC.Salta, Sala III, 1995, fl. 229).
El Juez de Paz, cuando debe cumplir una diligencia judicial, no es el titular de la jurisdicción,
limitándose su facultad a intervenir exclusivamente como auxiliar de la justicia letrada, cumpliendo
funciones instrumentales. Si actuó dentro del marco de una facultad legal, no puede invocarse actitud
de enemistad o resentimiento configurativos de la causal de recusación (CApel.CC.Salta, Sala III, año
1999, fl. 397).

225
CONSTITUCION DE LA PROVINCIA DE SALTA DE 1929
SECCIÓN QUINTA DEL PODER JUDICIAL – CAPITULO IV – DE LA JUSTICIA DE PAZ
Art. 164: En cada distrito municipal habrá los Jueces de Paz letrados o legos que señale la ley.
Art. 165: Los jueces de paz serán nombrados por el Poder Ejecutivo a propuesta en terna de los
consejos deliberantes o comisiones municipales. Permanecerán en sus funciones durante dos (2)
años, mientras dure su buena conducta, pudiendo ser reelectos, y gozarán de las inmunidades y
franquicias de los demás miembros del Poder Judicial.
Art. 166: Para ser juez de paz lego, se requieren veinticinco años de edad, cinco de ciudadanía en
ejercicio y demás requisitos que exija la ley, y para ser juez de paz letrado las mismas condiciones,
más la de poseer título de abogado expedido por universidad nacional.
Art. 167: Los jueces de paz son funcionarios exclusivamente judiciales y agentes de los tribunales de
justicia; su jurisdicción y competencia serán determinados por la ley que sancionará de inmediato la
legislatura.
Art. 168: Serán removidos o suspendidos por la Corte de Justicia por faltas o delitos en el ejercicio de
sus funciones o por cualquier otra causa que comprometa el prestigio de la administración de justicia.
Mientras la ley no determine el procedimiento para los casos de acusación ante la Corte, se aplicará,
en lo que sea pertinente, lo dispuesto en esta Constitución sobre el Jury de Enjuiciamiento, que
servirá de base a la ley reglamentaria.

226
CONSTITUCION DE LA PROVINCIA DE SALTA DE 1986
SECCION SEGUNDA – TERCERA PARTE – CAPITULO I – DEL PODER JUDICIAL Y DEL
MINISTERIO PUBLICO
Art. 155: Organización de la Justicia de Paz. Una ley organiza la Justicia de Paz Lega y Letrada,
teniendo en cuenta las divisiones administrativas, extensión y población de la Provincia. Fija su
jurisdicción, competencia, procedimiento y requisitos para el cargo de juez. Para la Justicia de Paz
Lega se procura que el procedimiento sea verbal y actuado. El juez resuelve a verdad sabida y buena
fe guardada, pudiendo fundar sus resoluciones en el principio de equidad.
Art. 156: Nombramiento – Remoción – Inmunidades. Los Jueces de Paz son nombrados por la Corte
de Justicia a propuesta del intendente o directamente por aquélla en donde no los hubiera. Son
remunerados y duran cuatro años en el ejercicio de sus funciones, pudiendo ser designados
nuevamente, gozando de las mismas inmunidades que los demás jueces y son removidos por las
mismas causales que éstos, mediante acusación de cualquiera del pueblo, hecha por ante la Corte de
Justicia, la que debe reglamentar el procedimiento garantizando el derecho de defensa.
Disposiciones transitorias – Cuarta: Continúan en sus puestos los actuales Jueces de Paz Legos
mientras se dicte la pertinente ley de organización de dicho servicio de justicia y se provean las
designaciones de acuerdo a esta Constitución.

227
CONSTITUCION DE LA PROVINCIA DE SALTA DE 1998
SECCION SEGUNDA – TERCERA PARTE – CAPITULO I - PODER JUDICIAL
Art. 162: Organización de la Justicia de Paz. Una ley organiza la Justicia de Paz Lega y Letrada,
teniendo en cuenta las divisiones administrativas, extensión y población de la Provincia. Fija su
jurisdicción, competencia, procedimiento y requisitos para el cargo de juez. Para la Justicia de Paz
Lega se procura que el procedimiento sea verbal y actuado. El juez resuelve a verdad sabida y buena
fe guardada, pudiendo fundar sus resoluciones en el principio de equidad.
Art. 163: Nombramiento – Remoción – Inmunidades. Los Jueces de Paz son designados por la Corte
de Justicia. Serán seleccionados de una terna elevada por los intendentes municipales, con acuerdo
de los consejos deliberantes. Son remunerados y duran cuatro años en el ejercicio de sus funciones,
pudiendo ser designados nuevamente. Gozan de las mismas inmunidades que los demás jueces y
son removidos por las mismas causales que éstos, mediante acusación de cualquiera del pueblo,
hecha por ante la Corte de Justicia, la que debe reglamentar el procedimiento garantizando el
derecho de defensa.
DIARIO DE SESIONES DE LA CONVENCION CONSTITUYENTE DE 1986
Se alude a la discusión planteada respecto de la remuneración de los jueces, oportunidad que el
convencional Ontiveros (Santa Victoria Oeste) pide se considere un sueldo para estos funcionarios.
Ulivarri interrumpe para señalar que los Jueces de Paz serán remunerados. Ontiveros mociona que
se inserte lo siguiente: “fíjase una remuneración mínima y beneficios sociales pertinentes”. Ulivarri
reitera que se habla de Justicia de Paz, que deberá ser lega o letrada y que actuará a verdad sabida
y buena fe guardada, procurando que se haga verdadera justicia en el interior de la Provincia y que
además puedan sentenciar de acuerdo a la equidad, para que se tenga en cuenta el espíritu de la
Ley, sin sujeción a formas legales. Repara en las poblaciones apartadas, distantes de los centros
urbanos y da ejemplos como el caso del rodeo de animales, en donde no se puede exigir
inexcusablemente las pruebas por escrito y el 228de la reparación por el daño de un animal que
ingresa a un predio ajeno. Sostiene que se imagina una justicia de paz letrada en los Departamentos
y en las Ciudades más importantes y que la ley podrá prever la apelación ante esos jueces letrados
de las decisiones de los jueces de paz legos. Resalta el espíritu de la norma.
Dib Farah plantea la inquietud de que la norma se refiere a los jueces de paz legos y mociona que en
las poblaciones superior a 5.000 habitantes se creen jueces de paz letrados, posibilitando así la
radicación de profesionales en dichos lugares.
Sobre el modo de designación Ulivarri sustenta el criterio de que deje de ser el Poder Ejecutivo el que
lo designe, a propuesta del Senado. Se trata de designar personas del medio que goce de la
confianza de la gente, entendiendo que el Intendente es el indicado para proponerlo. Ratifica Ulivarri
que ejercen función jurisdiccional.

LEY 5594/80
LEY ORGANICA DE LA JUSTICIA DE PAZ DE CAMPAÑA
Art. 1°: Habrá Jueces de Paz en los Municipios de la Provincia y en los centros de población que
establezca la ley. Cada Juez de Paz tendrá un suplente que lo reemplazará en caso de vacancia,
ausencia o impedimento en la forma que establezca la Corte de Justicia.
Art. 2°: Los Jueces de Paz de Campaña deberán reunir los requisitos establecidos por el art. 166 de
la Constitución Provincial. Serán nombrados conforme al art. 165 y removidos según el art. 168.
Art. 3°: Para el cumplimiento de sus resoluciones o de las diligencias o comisiones encomendadas,
podrán solicitar el auxilio de la fuerza pública. Los Jueces de Paz tendrán la obligación de archivar los
expedientes y copias de las actuaciones que hubieren realizado.
Art. 4°: Competencia. Inc. 1) Los juicios sucesorios siempre que el cuerpo de bienes no exceda de
cinco mensualidades del salario mínimo vital; si excediera de dicha suma o si se promovieren
cuestiones sobre el derecho hereditario, sobre filiación, o sobre la inclusión o exclusión de
bienes, será incompetente y el asunto será 229remitido al juez que corresponda; inc. 2)
practicar inventarios en los casos que excedan los límites de su competencia y asegurar
provisionalmente los bienes, dando cuenta inmediata al juez que corresponda; inc. 3) dar
cumplimiento a las comisiones que le sean conferidas por los jueces y tribunales; inc. 4) los asuntos
civiles y comerciales cuyo monto no exceda de dos mensualidades del salario mínimo vital en las
ciudades donde no hubiere asiento del juez de primera instancia en lo civil y comercial; inc. 5) los
juicios de división de bienes comunes, siempre que el valor de los bienes no excediera “prima facie”
del monto fijado en el inciso 1); inc. 6) los casos cuyo conocimiento les atribuye el Código Rural y
otras leyes; inc. 7) decretar embargos preventivos, aunque excedieran los montos establecidos en los
incisos anteriores, en caso de urgencia, con cargo de elevar inmediatamente las actuaciones al
tribunal competente; inc. 8) certificar la autenticidad de firmas o impresiones digitales puestas en su
presencia por personas de su conocimiento o que acrediten en forma indubitable su identidad, en
documentación por motivos jubilatorios, de pensiones, o de percepción de seguros y beneficios de
carácter social. Estas personas deberán ser vecinos de la jurisdicción del Juzgado de Paz. Para ello
deberán llevar un Libro de Registro de Firmas, habilitado por la Inspección de Justicia de Paz de
Campaña. Inc. 9) realizar audiencias conciliatorias en asuntos de familia, levantando actas de
diligencias que se realicen, elevando a pedido de parte las actuaciones al Agente del Ministerio
Público que corresponda; inc. 10) autorizar informaciones sumarias al solo efecto de acreditar
vecindad; inc. 11) proveer a la colación de menores que no tuvieren padres, tutores o guardadores,
dando cuenta de inmediato al Agente del Ministerio Público. La omisión será considerada falta grave.
Art. 5°: Competencia subsidiaria: A falta o ausencia de escribano público establecido en la localidad
asiento de Juzgado de Paz, los Jueces de Paz de Campaña podrán: 1) autorizar protestos de
documento; 2) autorizar poderes para juicio, debiendo los mismos ser protocolizados en una
escribanía de registro, cuando corresponda ser otorgados por escritura pública; 3) autorizar el
otorgamiento de testamentos, denunciándolos al director de inmuebles dentro del término de 15 días;
4) autorizar actas de sorteos de tómbolas o rifas y de reunión de comisiones directivas u otros actos
análogos; 5) levantar, con testigos calificados, actas de constataciones de hechos.
230
Art. 6°: Recursos: Las resoluciones serán apelables ante el tribunal civil de segunda instancia.
Art. 7°: Las funciones de la Inspectoría de Justicia de Campaña serán reglamentadas por la Corte de
Justicia.
Art. 8°: La Corte de Justicia reglamentará la forma de asegurar la percepción de las retribuciones que
dispone la Ley de Aranceles, mediante depósitos provisorios sujetos a reajuste.

SENTENCIAS DE LA CORTE DE JUSTICIA DE SALTA


30 de Marzo de 1987: Resuelve la cuestión de la designación del Juez de Paz de Orán decidiendo en
sentido favorable a la petición. La cuestión se plantea por el vencimiento del término de la
designación. La mayoría entiende que la nueva Constitución ha derogado el ordenamiento jurídico
anterior y que dada la vacancia del cargo la Corte debe nombrar a los ciudadanos propuestos en los
términos del art. 156 de la Constitución de Salta.

Acordada n° 7006 del 14 de Agosto de 1990: Aprueba el procedimiento de remoción de los Jueces de
Paz, por las causales de delito común, mala conducta, retardo de justicia, mal desempeño o falta de
cumplimiento a los deberes a su cargo (art. 153 Constitución); cualquiera del pueblo podrá solicitar la
remoción, por escrito o en forma verbal (se labrará el acta). Recibida la acusación, la Corte decidirá
su admisión o la desestimará si resultare manifiestamente improcedente. Si fuera requerido el
procedimiento por un juez de instrucción, éste remitirá a la Corte copia de los antecedentes, y no
proseguirá la causa sino en el caso de pronunciar sentencia de destitución. El requerimiento se
considerará como acusación. Admitida la acusación se emplaza al Juez de Paz para que en el
término de 5 días comparezca al proceso y designe defensor, bajo apercibimiento de designarse
defensor de oficio y continuar el proceso en rebeldía. Presidencia decidirá si se abre o no la
causa a prueba por 10 días. Vencido el término 231probatorio se fijará audiencia para alegar, la que
será pública, labrándose acta. Terminada la audiencia se dictará sentencia, tras la deliberación o en
un plazo máximo de 7 días, la que deberá ser fundada, según las reglas de la sana crítica. Si fuera
condenatoria, no tendrá otro efecto que la destitución. La sentencia será leída el día y hora que se
indique y comunicada al Intendente. Si renunciare, se dará por finalizado el procedimiento. En
cualquier momento el Tribunal podrá suspender al Juez de Paz.
Acordada n° 7282: Modifica el art. 10 de la Acordada 7006 sobre la prueba para dar mayor agilidad y
celeridad a la etapa probatoria.

ACORDADA n° 8630 de 7 de Febrero de 2001


Establece que previo a la designación de los Jueces de Paz, los candidatos nominados en la
respectiva terna elevada por los Intendentes, concurrirán, personalmente, a la Corte a fin de una
entrevista en que se examinará el perfil de los ternados, su comprensión sobre el contenido, los
deberes y fines de la función y en general la actitud que demuestren con relación a la misma.

232
INMUNIDADES – CONSTITUCION DE LA PROVINCIA DE SALTA
Art. 161.- Los Jueces gozan de las mismas inmunidades que los miembros del Poder Legislativo.
Art. 120.- Los miembros de ambas Cámaras son inviolables por las opiniones que manifiesten y votos
que emitan en el desempeño de sus cargos.
Art. 121.- Inmunidad de arresto. Los diputados y senadores gozan de inmunidad desde el día de su
elección y hasta el cese de sus mandatos y no pueden ser arrestados por ninguna autoridad, sino en
el caso de ser sorprendidos en flagrante delito pasible de pena corporal, dándose inmediata cuenta a
la Cámara respectiva.
Art. 122.- Desafuero. Cuando se deduzca acusación ante la Justicia Ordinaria, puede cada Cámara
con dos tercios de votos de los miembros presentes, suspender en sus funciones al acusado.
Hay entonces una inmunidad de expresión y una inmunidad de arresto. Esta última se trata de
inmunidad de detención o privación de la libertad pero no es inmunidad de proceso. La expresión “in
fraganti” significa en el momento o cuando huye. Si se lo detiene la privación es transitoria. El
procedimiento de allanamiento de privilegio se denomina “desafuero”

AÑO 1991 – Recurso de Amparo interpuesto por el Colegio de Jueces de Paz de la Provincia: Se
fundamenta en la omisión de las cámaras legislativas para dictar la ley que debía reglamentar los
derechos reconocidos en el art. 156 de la Constitución. Se incorporaron informes de la Cámara de
Diputados y de la Cámara de Senadores. Resolviendo la cuestión dijo la Corte que esa omisión no ha
ocasionado daño o lesión tangible, puesto que la situación de los accionantes se halla resguardada
en la Cláusula Transitoria 4ta. – 6° párrafo – la que determina que continúan en sus cargos los
Jueces de Paz Legos hasta tanto se dicte la ley y se provea las designaciones de acuerdo a la
Constitución. Además alude a que no se puede invadir la esfera de acción de los órganos políticos del
Estado, argumento este último no compartido con el Dr. Roberto Frías, el que adhiere a la tesis
amplia sobre lo que resulta materia justiciable y se sustenta en el art. 85 de la Constitución de Salta.
233
Sentencia del 18 de diciembre de 2000 de la Secretaría de Superintendencia: El Dr. Puig (votante en
primer término) alude a que para cubrir la vacante de Juez de Paz Lego de Río Piedras, el intendente,
con acuerdo del Consejo, según lo manda el art. 163 de la Constitución propuso una terna de
candidatos, aludiendo que se tomó en cuenta la idoneidad, capacidad y vocación de servicios.
Expresa que el proceso de designación se trata de una actividad de índole discrecional, incluida en el
orden de los actos políticos o institucionales. Consigna que tiene la Corte la prerrogativa de designar
a los jueces. Para ello se requiere una terna y luego cabe realizar un proceso de selección de entre
los ternados para discernir el ciudadano que entiende reúne las mejores condiciones para el ejercicio
del cargo. En consecuencia sólo será posible motivarla en la medida en que la Corte pueda verificar
los antecedentes, previa entrevista. Recuerda las facultades e inmunidades de que están investidos.
Precisa que no se acompañan constancias que acrediten la experiencia que invocan los candidatos y
que no se pudo verificar las cualidades o condiciones

La Justicia de Paz constituyó una de las más trascendentes innovaciones de la Revolución Francesa.
La Ley 16 de 1790 creó en un mismo día la piedra básica y la cumbre de la jerarquía judicial, al
establecer simultáneamente la Corte de Casación y la Justicia de Paz . Se inspiró en los hacedores
de Paz de Holanda que solucionaban los litigios a través de la conciliación como una reacción contra
el juicio lento, en base a los siguientes lineamientos: a) la fe en la infalibilidad de la razón individual,
del sentido común, del instinto natural que llevaba a la convicción que cualquier persona de buen
sentido tenía condiciones para administrar justicia. Todo hombre de bien, con algo de experiencia y
de práctica, podía ser juez de paz. Se trata del buen vecino, el amigo, el árbitro, el padre más
que el juez de su conciudadano. Si alguna vez 234brilla en sus manos la espada de la justicia, más
a menudo se verá el olivo de la paz. De allí que se concibiera que un lego podía ser juez de paz,
porque su función estribaba precisamente en mantener la armonía entre los vecinos. Su actividad
estaba dirigida fundamentalmente a la conciliación y sólo en segundo lugar al quehacer de
administrar justicia. Se decía que el Juzgado de Paz es el altar de la concordia donde un magistrado
popular hará crecer la buena fe, la integridad y sobre todo la piedad por la desgracia y la indulgencia
por el extravío y las debilidades; él hablará y los odios se extinguirán y la paz reinará en las familias.
Reparando las injusticias y extinguiendo las discusiones.
Además los revolucionarios franceses estimaban que las complejas y engorrosas leyes del antiguo
régimen, iban a ser reemplazadas por normas simples, de meridiana claridad, inspiradas en la razón,
de tal modo que su aplicación no necesitara de los juristas.
Por último se reservaba la Justicia de Paz para juicios sencillos y de escaso monto, que podían ser
resueltos mejor en el mismo lugar de los hechos.
En el derecho patrio, ya desde 1981 se organizó la Justicia de Paz en la Provincia de Buenos Aires,
correspondiendo un juez lego por cada parroquia, autorizando al Poder Ejecutivo a designar en la
campaña los que considerara convenientes, reconociéndoseles funciones judiciales, policiales y
administrativas y ello hasta la instalación de las municipalidades, en 1854.

235
ESTADO ARGENTINO
Nombres del Estado: surge en 1853 y su ciclo constituyente se completa en 1860. Son oficiales (art.
35) Provincias Unidas, República Argentina, Confederación Argentina. Para la sanción de las leyes:
Nación Argentina. Análisis histórico de las Provincias Unidas (14 preexistentes).
ELEMENTOS DEL ESTADO
a) La población: utiliza la palabra ―habitantes‖: los que residen en forma permanente y los transeúntes. A la
población estable la denominamos pueblo a la flotante: población. También se llama pueblo al cuerpo
electoral (población con derechos políticos).
Se compone de nacionales y extranjeros. Nacional y Ciudadano son términos sinónimos.
Existe una nacionalidad sociológica y una nacionalidad política como cualidad de los individuos que
es la que un hombre tiene conforme al derecho positivo y que se identifica con la ciudadanía.
La Ley 346 regula la nacionalidad (política) o ciudadanía distinguiendo: por nacimiento, por opción o
por naturalización. El art. 75 inc. 12º faculta al Congreso a dictar leyes sobre naturalización y
nacionalidad, con sujeción al principio de nacionalidad natural y por opción. La nacionalidad por
nacimiento es el sistema del “ius soli” siendo aplicación operativa y directa de la Constitución. Son
argentinos todos los nacidos en territorio argentino. La nacionalidad por opción alcanza a los hijos de
argentinos nativos que nacen el extranjero y que optan por la nacionalidad paterna o materna (“ius
sanguinis”). La nacionalidad por naturalización es la que se confiere al extranjero que la peticiona .
Esta última es voluntaria (art. 20: los extranjeros no están obligados a admitir la ciudadanía). La
obtienen residiendo dos años continuos. Es un derecho.
PERDIDA DE LA NACIONALIDAD
La nacionalidad natural no puede perderse porque nace de la constitución. Las otras dos pueden
legalmente perderse.
Nuestro derecho admite el principio de unidad de nacionalidad o sea que sólo se puede tener una
nacionalidad, pero por Tratados se puede admitir la doble nacionalidad.
No es constitucional el principio de que la mujer236casada adquiere la nacionalidad de su marido.
Recordar que nacionales y extranjeros gozan de los mismos derechos civiles lo que surge de los arts.
14 y 20 de modo que la protección a los extranjeros alcanza a bienes y capitales radicados.
INGRESO Y ADMISION DE EXTRANJEROS
El derecho de entrar está regulado en el art. 14 y es sujeto de reglamentación legislativa para
controlar el ingreso .
El asilo político está regulado por el derecho internacional (Pacto de San José).En casos de
persecusión por delitos políticos o comunes conexos.
Los refugiados, quienes debieron abandonar su país de origen por motivo de raza, religión,
nacionalidad.
La inmigración (el art. 25 obliga a fomentarla) y prohibe restringir, limitar, ni gravar con
impuesto la entrada de los extranjeros. Habla de la inmigración europea: responde al tipo de cultura
entendiéndola como calificada y útil y por la afinidad existente. Se hace una interpretación dinámica.
Residentes ilegales: los que ingresan y permanecen en el territorio sin haberse sometido a los
controles o que quedan después de vencer el plazo de autorización.
Residentes Temporarios: autorizados a permanecer durante un lapso determinado.
Residentes Permanentes: son habitantes.
EXPULSION
¿Debe realizarse judicialmente la decisión administrativa?
¿Puede decidirse luego de un tiempo de permanencia relativamente largo?
b) Territorio.
Es la porción de espacio geográfico donde el Estado ejerce su dominio eminente, es decir, la
potestad suprema de regular en él la vida social.
Puede ser terrestre (suelo y subsuelo), acuático (marítimo pluvial y lacustre) y aéreo.
Distinguimos el territorio argentino (art. 14 CN) y 15 del territorio federal que es la Capital Federal del
territorio de las Provincias.
Hay bienes del dominio público y bienes de dominio privado.
Es facultad del Congreso fijar los límites. 237
Comprende aproximadamente la mitad del antiguo Virreinato. Se desprendieron Paraguay, Bolivia,
Uruguay y áreas de Brasil y Chile. Se amplió con el Sector Antártico en donde rige un status jurídico
particular (Tratado de 1959).
El Sector Antártico tiene el 26% de la superficie del país. La Constitución no rige en las Islas
Malvinas.
Participación popular en el arreglo de límites de 1984. Sufragó el 70% y el 81% respondió a favor del
Laudo Pontificio.
El territorio Federal se integra por el territorio de la Capital Federal y los territorios que queden fuera
de los límites que se asignen a las provincias. El mar territorial y el espacio aéreo no provincial.
Territorio de las Provincias: cada provincia cuenta con su territorio. Principio de integridad territorial.
Art. 13. Principio de indestructibilidad de las provincias La Argentina es unión indestructible de
Estados indestructibles aún cuando el art. 13 admite el acople de provincias o la división con la
conformidad de la Legislatura y del Congreso.
Carecen las Provincias de la facultad de Secesión.
Conflictos limítrofes provinciales: la determinación de los límites provinciales que comprende la
fijación jurídica y la demarcación en el terreno es facultad del Congreso. La solución de controversias
respecto de límites preexistentes es competencia de la Corte Suprema pero puede ser sujeto de
terminación por las provincias interesadas.
Existen bienes nacionales en las Provincias por compra o cesión: es un traspaso voluntario. La Corte
admitió la expropiación de bienes del dominio provincial, criterio discutible, pero no pasa a ser
territorio de la Nación sino que continúa siendo territorio provincial.
Los Recursos Naturales Provinciales:
Art. 124 in fine:
Corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales. El territorio subterráneo,
entonces, puede ser nacional o provincial, según el titular de la superficie. Pero la Ley 14.773 declaró
bienes exclusivos, imprescriptibles e inalienables del Estado Nacional a los
yacimientos de hidrocarburos. Los yacimientos 238de hidrocarburos sólidos, líquidos y gaseosos
existentes en todo el territorio. Perdieron la propiedad o dominio de tales yacimientos.
El Territorio Municipal:
La superficie de los Municipios forma parte del territorio Provincial. Tiene el dominio eminente.
Los Ríos son del dominio de cada provincia por los que corre.
LA CORTE SUPREMA HA SEÑALADO QUE LA JURISDICCION ES INDEPENDIENTE DEL
DOMINIO Y HA RECONOCIDO JURISDICCION AL ESTADO NACIONAL. Lo dicho sobre los ríos se
aplica a los lagos, y a las islas. Salvo que esten fuera del territorio pluvial o marítimo (tal el caso de la
Isla Martín García).
El Mar Argentino:
La soberanía se extiende hasta las 200 millas marinas y respecto de la profundidad hasta los 200
metros. Hay una jurisdicción compartida con las Provincias ribereñas hasta las tres millas. Desde las
tres millas a las doscientas la jurisdicción es federal pero persiste el problema del dominio. Hasta las
doce millas la soberanía es plena. Luego viene una zona contigua argentina por las 24 millas
siguientes y una zona económica exclusiva hasta las 200 millas. EL MAR TERRITORIAL ARGNTINO
ENTONCES SE EXTIENDE HASTA LAS 12 MILLAS.
PODER: Capacidad, potencia o energía de que el Estado dispone para cumplir sus fines. Requiere
ser puesto en acto. Quienes lo ejercen son los gobernantes, titulares del poder. Aparecen como
Organos y su conjunto compone el…
GOBIERNO: Conjunto de órganos que ejercen el poder del Estado.
Respecto del PODER tradicionalmente se ha hablado de LEGITIMACION DE ORIGEN: que hace al
título del gobernante, depende del derecho positivo de c/Estado. El acceso al poder.
LEGITIMACION DE EJERCICIO: modo de ejercer el poder. Realización del bien común o valor
justicia. Gestión enderezada a tal fin. Derecho de resistencia a la opresión. Gobiernos de jure y
gobiernos de facto.
El art. 36 de la Constitución (incorporado por la Reforma de 1994).
LA SOBERANIA: cualidad del poder que al organizarse no reconoce otro orden superior. No
tiene titular, no reside en nadie. El pueblo es 239titular del poder constituyente originario.
GOBIERNO FEDERAL: estructura de órganos que la Constitución establece para ejercer el poder del
Estado Federal. Son el P.E., el P.L. y el P.J. de la Nación. Pautas que brinda para las Provincias. Art.
5, 128 31 y 75 inc. 22. Reside en la Capital Federal, salvo el Poder Judicial.
ARTICULO PRIMERO: República: a) división de poderes; b) elección popular de los gobernantes; c)
temporalidad en el ejercicio del poder; d) publicidad de los actos de gobierno; e) responsabilidad de
los gobernantes f) igualdad ante la ley. Cómo se manda y quién manda. Poder: En relación a la
población: totalitarismo, autoritarismo y democracia. Y en relación al territorio: unitarismo y
federalismo. LA ARGENTINA DOS FORMAS DE ESTADO: Federal y Democrática.
EMPLEO PUBLICO: estabilidad propia (no reconocida por la C.S.J.). Debe ser regulada por Ley( “La
Ley asegurará al trabajador…). Si bien el titular del P.E. tiene facultad para nombrar y remover
empleados (art. 99 inc. 7°), esta facultad no es discrecional. Encuadra en el régimen del derecho
administrativo. Se vulnera: a) si la causal de cesantía no es razonable; b) si se dispone sin sumario
previo; c) si se declara “en comisión” al personal. No se vulnera: a) si hay causa razonable,
acreditada por sumario previo; b) si se suprime razonablemente el empleo; c) si se dispone por
razones de verdadera racionalización; si está en condiciones de jubilarse con beneficio ordinario;
Siempre conserva el derecho a una indemnización integral. Las leyes de prescindibilidad a largo
plazo afectan la garantía constitucional.
ASOCIACION SINDICAL
El art. 75 inc. 12 agrega a la legislación de fondo (reforma de 1957), la facultad del Congreso de
dictar código de trabajo y seguridad social. a) competencia del congreso; b) legislación común; c)
puede dictarse en forma codificada o no codificada. La legislación que desarrolla el contenido
esencial de los derechos reconocidos en el art. 14 de la C.N. es de orden público. Los convenios
colectivos ni los contratos individuales pueden disminuir lo que establece la Ley.
El art. 126 establece que las Provincias no pueden dictar los códigos de fondo (no menciona al
laboral). Mientras no se lo dicte en forma codificada las provincias no pueden legislar sobre materias
reguladas, pero sí sobre las omitidas. Una vez regulada en forma “codificada”, abdican de toda
competencia legislativa. 240
Distribución de competencias entre Nación y Provincias.
Policía del Trabajo: El derecho judicial de la Corte contiene el principio genérico de que reconoce la
facultad provincial de dictar leyes y reglamentos sobre policía del trabajo. Area, muy vasta: aplicación
de leyes del trabajo, cuidado de la salud, higiene, seguridad de los trabajadores, prevención de
accidentes y enfermedades profesionales (seguridad, salubridad, moralidad, sí es de competencia
provincial).
Flexibilización laboral: retraimiento del Estado en la economía, neocapitalismo liberal, nuevas políticas
sociales y laborales, dieron nacimiento a la “flexibilización laboral”, la “globalización”, hizo impacto
negativo en el constitucionalismo social. Se afectan los convenios colectivos y los contratos
individuales en contraposición al realce de la unilateralidad patronal. Se hable del convenio por
empresa, en vez de por actividad.
Art. 14 bis – “Organización sindical libre y democrática…” (pluralidad sindical). Derechos gremiales: a)
La Huelga; b) la concertación de Convenios Colectivos y c) la Conciliación y el Arbitraje.
Gremio: a) pluralidad de trabajadores que se desempeñan en una misma actividad. b) entidad o
asociación organizada que agrupa a trabajadores afines; c) la que tiene “personería gremial” y la
representación de los intereses de la actividad.
Gremio = asociación gremial organizada., en el lenguaje constitucional. Pero no debe postularse el
monopolio exclusivo, porque hay que admitir que pueden existir otras asociaciones habilitadas
constitucionalmente para ejercer derechos gremiales. Por eso el art. 14 bis sigue diciendo “reconocida
por la simple inscripción en un registro especial”.
LA HUELGA:
Abstención de trabajar (faz negativa del derecho de trabajar). Es una abstención colectiva.
Sujeto activo: a) quien la declara y conduce; b) quien participa. En el primer caso es el sindicato con
personalidad gremial. En el segundo es el “hombre”: es un hecho individual. Debe respetarse la
libertad individual de participar o no participar en la huelga.
Sujeto pasivo: a) el Estado, b) el empleador, c) los particulares ajenos al conflicto, d) los
trabajadores que, sean o no huelguistas, deben 241abstenerse entre sí de lesionar la libertad
personal dl los que adhieren y de los que no adhieren.
Legalidad: es un hecho de fuerza; se debe acudir como “ultima ratio”. Se rodea de condiciones de
procedimiento y de contenido. Ilegalidad: cuando su ejercicio no se ha ajustado a las formas de
procedimiento y de Ilicitud: cuando es ilegítima en su contenido.
Reglamentación de la Huelga: “cuanto más alta sea la jerarquía del interés tutelado, mayor podrá ser
la medida de la reglamentación”. El derecho es operativo. Puede ser reglamentado. Puede ser
invocado aunque se carezca de reglamentación.
Calificación de la huelga: por la autoridad administrativa. No revisable en abstracto.
Efectos sobre el contrato de trabajo: a) no produce la ruptura de la relación laboral, solamente la
suspende; b) declarada ilegal, autoriza a ponerlos en mora a los trabajadores y en caso de
persistencia, a despedirlos con justa causa; c) mientras está suspendida la relación laboral, no está
obligado a abonar la retribución; d) si es ilegal, y luego de la intimación: despedir a todos; a algunos;
reincorporar luego sólo a algunos; e) su ejercicio no justifica la comisión de delitos comunes en el
curso del movimiento de fuerza.
Movimientos atípicos: La huelga es el abandono colectivo y temporal del trabajo. No lo es el trabajo a
desgano, el paro de brazos caídos, pero son modalidades menores.
CONVENIOS COLECTIVOS DE TRABAJO: entre una asociación sindical y un empleador o grupo de
empleadores. Requiere su homologación por la autoridad administrativa. Se extiende a todos los
trabajadores y empleadores de la actividad, categoría o zona regulada por el convenio (generalidad
normativa). Es una fuente no estatal. No es Ley en sentido material. Si tiene plazo de vigencia, el
posterior que lo sustituye puede disminuirlos o sustituirlos.
Encuadramiento sindical: el mecanismo que se endereza a determinar cuál es la asociación sindical
que representa al personal que trabaja en una empresa, establecimiento o sector de actividad.
CONCILIACION Y ARBITRAJE: conflictos laborales individuales y colectivos. Los primeros no se
pueden sustraer de un modo compulsivo a la decisión de los jueces, por lo que una Ley no puede
disponer en tal sentido. Puede legislativamente preverse la obligatoriedad del arbitraje en ciertos
conflictos. También el arbitraje previo. Es un 242medio razonable para poner fin y para dar
resolución a situaciones que a más de las partes en pugna, comprometen la tranquilidad social.
Representación Sindical: “Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el
cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo”. Fuero
sindical. Prohibir los impedimentos, persecuciones y las represalias. Considerar la locución con
sentido amplio. La Ley establece la prohibición de despido hasta cierto tiempo después de concluida
la gestión.

PODER LEGISLATIVO: Congreso de la Nación: Es un órgano colegiado (diputados y senadores y


complejo porque cada Cámara tiene naturaleza de órgano). Sus actos son complejos: actos
congresionales .
BICAMARISMO: no es una mera división interna del trabajo. El estado es federal.
CAMARA DE DIPUTADOS: art. 45.
Se compondrá de representantes elegidos directamente por el pueblo que se consideran como
distritos electorales de un solo estado y a simple pluralidad de sufragios. Uno por cada 33.000 o
fracción que no baje de 16.500.
El Congreso, después de cada censo fijará la representación, pudiendo aumentar la base para cada
diputado (este censo podrá renovarse cada diez años). Se incluye a los extranjeros. Lo que sí debe
mantenerse un mínimo de dos diputados por cada provincia porque es el mínimo que se tuvo en el
primer congreso.
ELECCION:
De modo directo y a simple pluralidad de sufragios, considerándoselas a las Provincias como Distritos
Electorales de un solo estado.
REQUISITOS: 25 años de edad, 4 de ciudadanía, y ser natural de la provincia o con 2 años de
residencia inmediata (debe cumplir estos requisitos al tiempo de aprobarse el diploma).
DURACION: cuatro años y son reelegibles. Se renueva por mitad cada bienio.
CAMARA DE SENADORES: 243
INTEGRACION: 3 senadores por cada provincia. Cada senador tiene un voto.
REQUISITOS: 30 años de edad y 6 de ciudadanía y natural de la provincia o con 2 de residencia
inmediata.
DURACION: 6 años y son reelegibles indefinidamente. Se renuevan a razón de una tercera parte
cada 2 años (arts. 54, 55 y 56). Cuando vacase alguna plaza, el gobierno al que corresponda la
vacante hace proceder inmediatamente a la elección de un nuevo miembro.
VICEPRESIDENTE: Es el presidente nato del senado. El senado nombra un presidente provisorio
que lo preside en caso de ausencia del Vicepresidente. (art. 58)
INCOMPATIBILIDADES:
No podrán recibir empleo o comisión del ejecutivo, sin previo consentimiento de la Cámara. Se busca
asegurar la independencia de los Poderes y una dedicación integral al cargo. Nada dice sobre las
actividades privadas. Se exceptúan los empleos de escala (art. 72). Los eclesiásticos regulares no
pueden ser miembros del Congreso. Se funda en la relación de dependencia que surge del voto de
obediencia. Los gobernadores tampoco pueden serlo por la Provincia (art. 73). Perciben una
remuneración fijada por el tesoro (art. 74).
DERECHO PARLAMENTARIO:
Es la parte del derecho constitucional que se refiere a la Constitución, los privilegios y el
funcionamiento de los cuerpos parlamentarios. Comprende: a) la constitución del Congreso; los
privilegios o inmunidades (individuales y colectivas y c) el funcionamiento del Congreso. Algunos
aspectos están regulados por la Constitución y otros por el Reglamento interno de cada Cámara.
SESIONES DEL CONGRESO:
a) Sesiones preparatorias; b) sesiones ordinarias; c) de prórroga y d) extraordinarias.
Las primeras tienen por objeto recibir a los electos y elegir a las autoridades. Cada Cámara es juez de
las elecciones, derechos y títulos de sus miembros (art. 64). No significa que juzguen los aspectos
contenciosos del proceso electoral.
Sesiones ordinarias: desde el 1 de marzo al 30 de noviembre (art. 63). El Presidente hace
anualmente la apertura de las cesiones pero el 244Congreso tiene competencia para reunirse de
pleno derecho (art. 99 inc. 8ª).
Sesiones de prórroga: tanto por el presidente como por el propio Congreso. Continúa con su
competencia ordinaria.
Sesiones extraordinarias: Sólo por convocatoria del Poder Ejecutivo (art. 99 inc. 9). La competencia
se circunscribe a las cuestiones fijadas en la convocatoria.
TRABAJO PARLAMENTARIO:
La constitución lo contempla para las leyes y luego de la Reforma regula la aprobación en Comisión
de leyes.
Están en igualdad de condiciones ambas Cámaras.
SIMULTANEIDAD DE SESIONES: (art. 65 )
Empiezan y concluyen sus sesiones simultáneamente. Cualquiera fueran las sesiones.
PUBLICIDAD: Las sesiones son públicas. Ello hace a un principio republicano.
QUORUM: número de miembros que se necesita para que pueda constituirse y funcionar: art. 64.
Ninguna entrará en sesión sin la mayoría absoluta de los miembros. Es decir más de la mitad. El
derecho de la minoría lo contempla el art. 64 facultándolo a compeler a los miembros ausentes para
que concurran.
QUORUM ESPECIAL EN LA REFORMA DE 1994:
Arts. 39, 40, 75 inc. 2, 3, 22; 74 inc. 24 y 77, 85, 86.
COMISIONES DEL CONGRESO:
Comisión Bicameral Permanente:
PRIVILEGIOS E INMUNIDADES: Estos privilegios se reputan establecidos en interés del parlamento
por eso se lo llaman inmunidades. Son garantías que se otorgan al órgano. No pueden ser declinadas
o renunciadas: pueden ser colectivos y personales. Los primeros atañen al cuerpo o cámara; los
segundos a la actuación o situación individual de cada hombre que es miembro del cuerpo o cámara.,
pero no en protección a su persona de la función, para tutelar su libertad, su decoro y su
independencia. (Garantías de funcionamiento del Congreso). Colectivos: a) juzgamiento de la
“elección-derecho-título”; b) competencia de 245cada cámara para hacer su reglamento; c)poder
disciplinario sobre sus miembros y sobre terceros; d) derecho de hacer comparecer a los ministros del
P.E.; e) aceptar las renuncias de los legisladores. Individuales: a) inmunidad de opinión y expresión;
b) inmunidad de arresto; c) desafuero; d) dieta.
a) Juzgamiento de las elecciones: examina la validez del título. No los aspectos contenciosos. En ciertas
ocasiones su examen judicial (no es juez exclusivo). Los reglamentos contemplan las causas de
impugnación y los sujetos legitimados. Pueden juzgar si el electo reúne el requisito de ―idoneidad‖ del art.
16 de la C.N. Y si el art. 66 lo faculta a remover por incapacidad sobreviniente, puede hacerlo si es anterior
a ella.
b) Reglamento de cada Cámara: competencia de establecer su estatuto interno.
c) Poder Disciplinario: Art. 66: podrá ―corregir, remover y expulsar‖ a sus miembros con los dos tercios de los
votos. Corrección: por hechos que alteren o perturben el trabajo parlamentario: llamamiento al orden, retirar
las expresiones ofensivas, privación del uso de la palabra, multa; Remoción: inhabilidad física o moral
posterior a su incorporación. Exclusión: queda librada a la discreción de la cámara. Resguardo del debido
proceso y de la defensa en juicio. Frente a terceros: es implícito. Por ofensas al parlamento o a algunos de
los miembros en su carácter de tales. Sólo para mantener el orden en la sesiones o cuando exista una ley
previa que lo tipifique y conceda la facultad al Congreso.
d) Inmunidad de expresión: o de opinión. ―ninguno de los miembros del congreso puede ser acusado,
interrogado judicialmente ni molestado por las opiniones o discursos que emita desempeñando su mandato
de legislador‖. Es una indemnidad, es decir exclusión de la ley penal, mediante la cual una persona queda
eximida de responsabilidad penal. Desde que se incorpora a la cámara y hasta que concluye su mandato, si
bien se extiende hasta después del cese, si es por algo dicho antes. Toda expresión oral o escrita vertida en el
desempeño del cargo, con ocasión del mismo y en cumplimiento de sus funciones, aunque no sea en el
recinto. Pero con suficiente conexidad funcional con el cargo de legislador. No cabe proceso judicial ni
administrativo, ni siquiera de su propio partido político.
e) Inmunidad de arresto: (art. 69). ― ningún senador o diputado, desde el día de su elección hasta el de su cese,
puede ser arrestado, excepto el caso de ser sorprendido ―in fragante‖ en la ejecución del
algún crimen… de lo que se dará cuenta a la 246 cámara respectiva con la información sumaria
del hecho‖. Es la exención de la privación de la libertad corporal; no es inmunidad de proceso. Donde
escribió crimen, debe leerse delito. Alude a incriminaciones de gravedad. ―aflictiva‖: toda pena que exceda
los 5 años de prisión. Si es arrestado, la Cámara decide si lo desafuera o no.
f) Desafuero: (art. 70): ―cuando se forme querella por escrito, examinado el mérito del sumario en juicio
público, podrá cada cámara por dos tercios de sus votos, suspender en sus funciones al acusado y ponerlo a
disposición del juez competente para sus juzgamiento. Es un ante juicio que posterga ciertos actos del
proceso penal. Si no se dispone el desafuero el juez no puede dictar sentencia. El desafuero tiene alcance
solamente para esa causa y no puede extenderse a otros procesos judiciales por hechos distintos. Si el delito
es anterior, la Cámara respectiva no debería incorporarlo.
g) Interpelación: art. 71. El Jefe de Gabinete debe ir una vez por mes, puede ser interpelado e incluso
removido. Pero ello no se aplica a los demás ministros, porque la interpelación tiene una finalidad
informativa.

247
CONSTITUCION DE LA PROVINCIA DE SALTA
SECCION SEGUNDA TERCERA PARTE
DEL PODER JUDICIAL Y MINISTERIO PUBLICO
CAPITULO I PODER JUDICIAL
Art. 150: COMPOSICION.
El Poder Judicial de la Provincia es ejercido por una Corte de Justicia, que asegura el ejercicio
independiente de la función judicial, compuesta por un número impar de jueces establecido por ley, y
demás tribunales inferiores que la ley determine, fijándoles su jurisdicción y competencia.
Art. 151: INDEPENDENCIA
El Poder Judicial, para afirmar y mantener la inviolabilidad de su independencia orgánica y funcional,
tiene todo el imperio necesario.

Art. 152: PRESIDENCIA. Salas


El presidente de la Corte de Justicia es elegido cada dos años entre sus miembros. Para ejercitar su
competencia por vía recursiva la Corte puede dividirse en Salas.
Art. 153: ATRIBUCIONES Y COMPETENCIAS.
La Corte de Justicia, sin perjuicio de las demás que le confiere la ley conforme a sus funciones y
jerarquía, tiene las siguientes atribuciones y competencias:
I.- Atribuciones:
a) Ejerce la superintendencia de la Administración de Justicia.
b) Dicta los Reglamentos necesarios para el mejor desempeño de la función judicial.
c) Nombra a los funcionarios y empleados del Poder Judicial conforme al art. 64 inc. 2 de esta Constitución, y
los remueve. Los Secretarios y Prosecretarios letrados son designados previo concurso público.
d) Confecciona su presupuesto de erogaciones.
e) Tiene iniciativa legislativa, no exclusiva, con respecto a la Ley de Organización del Poder Judicial, Códigos
Procesales y demás leyes referidas directamente al funcionamiento de este Poder.
f) Tiene voz, a través de uno de sus miembros, en248 las deliberaciones legislativas en las que se trate
su presupuesto o alguna de las leyes referidas en el inciso anterior.
g) Supervisa el sistema carcelario de la Provincia.
h) Dirige la Escuela de la Magistratura con participación de los Jueces inferiores.

Es el intérprete final, en el ámbito provincial, de las constituciones de la Nación y de la Provincia.


II) Le compete conocer y decidir en forma originaria:
a) Las acciones sobre inconstitucionalidad de leyes, decretos, ordenanzas, reglamentos o resoluciones que
estatuyan sobre materias regidas por esta Constitución.
b) En los conflictos de jurisdicción y competencia entre los poderes públicos provinciales y municipales, entes
públicos, autoridades, entre las ramas de un mismo poder y en los que se susciten entre los tribunales de
justicia.
c) En las acciones de amparo, habeas corpus y habeas data contra cualquier acto u omisión de algunas de las
cámaras legislativas o del titular del Poder Ejecutivo.

III) Le compete conocer y decidir por vía recursiva:


a) En los recursos contras decisiones de última instancia de tribunales inferiores contrarias a la Constitución
Nacional y a esta Constitución. b) En los demás recursos previstos especialmente por las leyes. c) En los
recursos contra las decisiones definitivas de los jueces inferiores en las acciones de amparo, habeas corpus y
habeas data.

Art. 154: REQUISITOS:


Para ser juez de Corte o de Cámara se requiere ser ciudadano argentino, poseer título de abogado y
tener por lo menos treinta años de edad, diez en el ejercicio de la profesión de abogado o de la
magistratura o Ministerio Público, y cuatro años de residencia inmediata en la Provincia si no hubiere
nacido en ésta. Para los demás jueces se requiere ser ciudadano argentino, poseer título de
abogado, tener veintiséis años de edad, y seis en el ejercicio de la profesión de abogado o en
la función judicial o Ministerio Público y cuatro 249años de residencia inmediata en la Provincia, si
no hubiere nacido en ésta.
Art. 155: INCOMPATIBILIDADES.
Los jueces y secretarios no pueden realizar actividad política partidaria. Tampoco pueden ejercer
profesión, empleo ni actividad con fines de lucro, salvo la docencia, las comisiones de carácter
honorario, técnicas y transitorias que les encomienden los Poderes Públicos nacionales, provinciales
o municipales y la defensa en juicio de derechos propios.

Art. 156: DESIGNACIONES.


Los jueces de la Corte de Justicia son nombrados por el Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado
prestado en sesión pública. Duran seis años en sus funciones pudiendo ser nombrados nuevamente.
Los demás jueces son designados de la misma manera, previa selección de postulantes por el
Consejo de la Magistratura y son inamovibles en sus cargos mientras dure su buena conducta y
desempeño. La inamovilidad cesa en el momento en que el magistrado pueda obtener la jubilación.
En este último caso un nuevo nombramiento del Poder Ejecutivo, precedido de igual acuerdo, sin
intervención del Consejo de la Magistratura, será necesario para mantener en el cargo a estos
magistrados, por un período de cinco años. Tal designación podrá repetirse por el mismo trámite.
La ley instrumenta y garantiza la capacitación de los miembros del Poder Judicial y la carrera judicial
abierta y con igualdad de oportunidades.
Art. 157: CONSEJO DE LA MAGISTRATURA. Composición
El Consejo de la Magistratura reglamentado por ley, tiene a su cargo la selección de los magistrados
inferiores del Poder Judicial, jueces de paz letrado, y funcionarios del Ministerio Público con
excepción del Procurador General, el Defensor General, y el Asesor General de Incapaces, mediante
concurso público, y está integrado por:
a) Un Juez de la Corte de Justicia elegidos por sus pares que lo preside.
250
b) Un representante de los jueces inferiores, elegido entre ellos, por voto directo, secreto y obligatorio.
c) Un representante del Ministerio Público elegido entre los funcionarios del mismo, por voto directo, secreto y
obligatorio.
d) Tres abogados de la matrícula elegido entre sus pares, por voto directo, secreto y obligatorio, respetando las
minorías.
e) Tres representantes de la Cámara de Diputados, miembros o no de ella, correspondiendo dos a la mayoría y
uno a la primera minoría, a propuesta de los respectivos bloques.
Por cada titular se elegirá un suplente para reemplazarlo en caso de remoción, renuncia, cese o
fallecimiento. Todos sus integrantes deberán reunir los mismos requisitos que exige esta Constitución
para ser Juez de la Corte de Justicia, a excepción de los representantes referidos en el inciso e).
Art. 158: DURACION.
Los miembros del Consejo de la Magistratura, duran cuatro años en sus funciones, no pudiendo ser
reelectos en forma inmediata. Cesan si se altera la condición funcional por la que fueron elegidos o
por la pérdida de alguno de los requisitos exigidos o por mal desempeño de sus funciones. En este
último caso la separación la decidirá el Consejo con el voto de las dos terceras partes de la totalidad
de sus miembros.
Art. 159: ATRIBUCIONES.
El Consejo de la Magistratura tiene las siguientes atribuciones:
a) Selecciona mediante concurso público a los postulantes a las magistraturas inferiores del Poder Judicial,
jueces de paz letrados y funcionarios del Ministerio Público.
b) Remite al Poder Ejecutivo ternas vinculantes para el nombramiento de los magistrados y funcionarios
referidos en el inciso anterior.
c) Dicta su reglamento interno.
d) Convoca a elecciones para la designación de los representantes de los jueces inferiores, de los funcionarios
del Ministerio Público y de los abogados.

Art. 160: REMOCION. 251


Los Jueces de la Corte de Justicia están sujetos a juicio político, con idéntico procedimiento que el previsto
para la remoción del Gobernador, por las causales de delito común, mala conducta, retardo de justicia, mal
desempeño o falta de cumplimiento de los deberes a su cargo. La formación de causa requiere el voto de los dos
tercios de los miembros presentes de la Cámara de Diputados, mayoría aplicable en todos los casos previstos en
esta Constitución para la promoción de juicio político. Los demás jueces pueden ser acusados por cualquiera del
pueblo o por el Ministerio Público, por las mismas causales previstas para los Jueces de la Corte de Justicia por
ante un Jurado de Enjuiciamiento integrado por el Presidente de la Corte que lo preside; un Juez de Corte elegido
por sus pares; dos Diputados y dos Senadores, abogados si los hubiera, uno por la mayoría y otro por la primera
minoría a propuesta de los respectivos bloques de cada Cámara; el Fiscal de Estado; un abogado de la matrícula
designado por la Cámara de Diputados y un abogado de la matrícula designado por la Cámara de Senadores. Los
abogados designados por ambas Cámaras deberán reunir las condiciones exigidas para ser Juez de Corte. Los
miembros del Jurado son elegidos cada dos años, pudiendo ser reelectos. Actúa como Secretario el Secretario de
la Corte de Justicia que ésta designe cada dos años. El Jurado juzga en juicio público que debe concluir dentro de
los cuatro meses contados a partir del momento de la acusación bajo sanción de caducidad. El fallo no tiene más
efecto que destituir al acusado y aún declararlo inhábil para ocupar cargos en la Provincia remitiéndose, en su
caso, los antecedentes a la Justicia Ordinaria. Al declararse la admisibilidad formal y la existencia prima facie de
motivos de destitución, previo a la sustanciación del juicio, el enjuiciado quedará suspendido en sus funciones.
El no juzgamiento en término de los responsables, por causas imputables a miembros del Tribunal, es causal de
destitución e inhabilitación para ocupar cargos públicos. También es atribución del Jurado de Enjuiciamiento
allanar la inmunidad de los magistrados y funcionarios del Ministerio Público cuando se formule contra ellos
acusación por delitos comunes. Una ley regula todo lo atinente al funcionamiento del Tribunal.

Art. 161: INMUNIDADES.


Los jueces gozan de las mismas inmunidades que los miembros del Poder Legislativo y su retribución no
puede ser suspendida ni disminuida sino por leyes de carácter general, extensiva a todos los poderes del
Estado. 252
Art. 162: ORGANIZACIÓN DE LA JUSTICIA DE PAZ
Una ley organiza la Justicia de Paz Lega y Letrada teniendo en cuenta las divisiones administrativas,
extensión y población de la Provincia. Fija su jurisdicción, competencia, procedimiento, y requisitos
para el cargo de Juez. Para la Justicia de Paz Lega se procura que el procedimiento sea verbal y
actuado. El juez resuelve a verdad sabida y buena fe guardada, pudiendo fundar sus resoluciones en
el principio de equidad.
Art. 163: JUECES DE PAZ LEGOS. Nombramientos. Remoción. Inmunidades.
Los Jueces de Paz Legos son designados por la Corte de Justicia. Serán seleccionados de una terna
elevada por los Intendentes Municipales, con acuerdo de los Concejos Deliberantes. Son
remunerados y duran cuatro años en el ejercicio de su funciones, pudiendo ser designados
nuevamente. Gozan de las mismas inmunidades que los demás jueces y son removidos por las
mismas causales que éstos, mediante acusación de cualquiera del pueblo, hecha por ante la Corte de
Justicia, la que debe reglamentar el procedimiento garantizando el derecho de defensa.
LEY ORGANICA DEL PODER JUDICIAL
TITULO I – Normas Fundamentales
CAPÍTULO I - Ejercicio

Art. 1: COMPOSICION
El Poder Judicial de la Provincia será ejercido por Tribunales independientes únicamente sometidos al
ordenamiento jurídico de la Constitución y al que establezcan las leyes nacionales y provinciales.
Art. 2: INTEGRACION
Estará integrado por la Corte de Justicia, el Fiscal de la Corte, las Cámaras de los Distintos Fueros,
los Jueces de Primera Instancia, el Ministerio Público, y los jueces de Paz de Campaña.
Art. 3: COMPETENCIA
La competencia de la Corte de Justicia es la 253determinada por la Constitución de la Provincia
y la de los Tribunales inferiores por las disposiciones propias de cada fuero.
Art. 4: FUNCIONES AUXILIARES
Interviene en la Administración de Justicia, con las facultades, funciones y responsabilidades que las
leyes establezcan y colaborando con los órganos jurisdiccionales:
1.- Los abogados, escribanos y procuradores.
2.- Los jefes y el personal de los establecimientos penales y policiales.
3.- Los contadores, rematadores, traductores, intérpretes, calígrafos y toda clase de expertos o peritos.
4.- Los demás funcionarios y auxiliares a quienes las leyes asignen intervención judicial.

Art. 5: SERVICIOS PROFESIONALES OFICIALES.


El Poder Judicial podrá utilizar los servicios de instituciones oficiales, o profesionales que cumplan
funciones en organismos estatales.
Art. 6: DERECHO APLICABLE.
Los Tribunales de la Provincia, en el ejercicio de sus funciones, procederán aplicando la Constitución,
los tratados, y las leyes nacionales y provinciales, en la forma prevista por los Códigos de la materia.

Art. 7: CONCILIACION
Los jueces podrán intentar la conciliación de los litigantes, siempre que no se afecte el orden público.
Art. 8: HORARIOS
La Corte de Justicia fijará el horario de los Tribunales y de las reparticiones de su dependencia y
podrá habilitar días y horas inhábiles, sin perjuicio de las atribuciones conferidas en los Códigos
Procesales a los jueces.

CAPÍTULO II. Disposiciones comunes a los Jueces, Funcionarios y


Auxiliares de la Administración de Justicia 254
Art.9: JURAMENTO Los magistrados del Poder Judicial, los funcionarios y los auxiliares de la administración
de justicia, al asumir sus cargos, prestarán el juramento en la forma prevista por la Constitución o por las leyes
de la Provincia.

Art. 10: ASISTENCIA


Constituye un deber de los jueces y funcionarios concurrir diariamente a su Despacho y cumplir con el
horario establecido.
Art. 11: SECRETARIOS
Los jueces desempeñarán sus funciones asistidos por uno o más secretarios, con título de abogado
que deberán actuar en la forma determinada en esta Ley o en los Códigos Procesales.
Art. 12: INDELEGABILIDAD
Los jueces no pueden delegar su jurisdicción. La comisión de diligencias a sub alternos o a otras
autoridades judiciales auxiliares sólo podrá hacerse en la forma y en los casos previstos en los
Códigos Procesales.
Art. 13: CONDUCTA
Los jueces deben velar para que las actividades judiciales se desarrollen dentro del ambiente de
orden y respeto y reprimirán todas las infracciones en que incurrieran los abogados, escribanos,
procuradores, secretarios y demás auxiliares o particulares en las audiencias, en los escritos
presentados o dentro del recinto de cada Tribunal, mediante sanciones disciplinarias.
Art. 14: SANCIONES
Las sanciones disciplinarias consistirán en: apercibimientos, multas, suspensiones y arrestos
conforme a la gravedad de la falta cometida y a los antecedentes del causante. La multa no excederá
del cincuenta por ciento de la remuneración fijada para los jueces de primera instancia, la
suspensión de un año y el arresto de treinta 255días. Los arrestos se cumplirán en el domicilio
particular del sancionado.
Art. 17: RECURSOS
Contra el auto que impusiere sanciones disciplinarias, las partes pueden deducir los recursos de
reposición o apelación en la forma y plazos previstos por el Código Procesal Civil y Comercial para el
recurso en relación. El Tribunal competente para conocer en la apelación, en los casos en que las
sanciones se vinculen con algún proceso, será el Tribunal de Alzada del respectivo fuero. En los
demás casos entenderá la Corte de Justicia. Las sanciones impuestas por la Corte de Justicia
solamente podrán recurrirse pidiendo la reconsideración por escrito fundado, presentado en el plazo
de diez días.

Art. 18: PODER DE POLICIA


Los jueces ejercerán las facultades inherentes al Poder de Policía para velar por el mantenimiento del
orden en el recinto de cada Tribunal. En los tribunales colegiados, tal facultad será ejercida por el
Presidente.
Art. 19: PLAZOS
Los Tribunales deberán resolver las cuestiones que le fueren sometidas por las partes en la forma y
plazos establecidos por los Códigos Procesales y los que estatuye la presente ley. Si dicho plazo no
estuviere expresamente previsto, no podrá exceder de 10 días

CAPITULO III - Distritos Judiciales


Art. 20: DIVISION TERRITORIAL
La Provincia queda dividida, en cuanto a la competencia territorial, en tres Distritos
Judiciales. 256
Art. 21: DISTRITO JUDICIAL DEL NORTE
El Distrito Judicial del Norte comprende los Departamentos de Orán, Rivadavia y San Martín, dividido
en dos circunscripciones. La circunscripción de Orán comprende los departamentos de Orán y
Rivadavia Banda Sur y la parte este de los departamentos de Iruya y Santa Victoria, tomándose como
línea divisoria, la línea de las altas cumbres. La circunscripción Tartagal comprende el Departamento
de San Martín y la Banda Norte del departamento de Rivadavia, tomándose como línea divisoria
Banda Norte el Río Bermejo.
Art. 22: DISTRITO JUDICIAL DEL SUD
El Distrito Judicial del Sud comprende los Departamentos de Anta, La Candelaria, Metán y Rosario de
la Frontera.
Art. 23: DISTRITO JUDICIAL DEL CENTRO
El Distrito Judicial del Centro comprende los departamentos de la Provincia no enumerados en los
dos artículos anteriores.

Art. 24: JURISDICCION Y COMPETENCIA


La Corte de Justicia tiene su asiento en la Capital y jurisdicción y competencia territoriales en toda la
Provincia.
Las Cámaras de Apelaciones, las Cámaras de instancia única y los Juzgados de Primera Instancia,
tiene jurisdicción en todo el territorio de la Provincia y la competencia territorial y por materia que en
cada caso se le asigne.
Art. 25: EXCEPCION
Los asuntos en que sea parte la Provincia o sus entidades descentralizadas, como actores o
demandados y las sucesiones vacantes son de 257competencia exclusiva de los jueces del Distrito
Judicial del Centro.
Art. 26: MAGISTRADOS Y FUNCIONARIOS
Cada Distrito Judicial tendrá el número de Tribunales y Juzgados que determine la Ley de su
creación.
Art. 27: SUPERINTENDENCIA LOCAL.
La Corte de Justicia dispondrá la organización administrativa de cada distrito y designará en cada
caso el tribunal o juzgado que ejercerá la superintendencia local.

TITULO II
CAPITULO I
CORTE DE JUSTICIA

Art. 30: COMPETENCIA


La Corte de Justicia resolverá las acciones y recursos que correspondan según la Constitución y el
ordenamiento procesal de los distintos fueros.
Art. 31: TRATO.
El tratamiento de la Corte de Justicia, de su Presidente, de las Cámaras y de sus Salas, será de
“Excelencia”. El de sus miembros y el de los jueces de Primera Instancia, será de “Señoría”. El de los
demás magistrados del Poder Judicial será de “Señor”, con indicación de la función.

Art. 32: QUORUM – INTEGRACION.


La Corte de Justicia podrá dictar las resoluciones de su competencia si contare con
un número de votos concordantes que258representen más del cincuenta por ciento (50%)
del total de miembros designados en el Tribunal.
Las cuestiones serán formuladas previamente y los Ministros de la Corte emitirán sus votos sobre
cada una de las cuestiones formuladas, cualquiera haya sido el voto dado sobre las otras. El voto
será fundado, pudiendo adherir a otro emitido. Si hubiere unanimidad, la redacción de la sentencia
podrá ser impersonal.
En caso de disidencia o de vacancia, ausencia o excusación, recusación u otro impedimento de
alguno de los Ministros de la Corte, será reemplazado en el siguiente orden por sorteo eliminatorio:
Por los Vocales de las Cámaras de Apelaciones del Fuero que corresponde;
Por los Vocales de los Tribunales de única instancia;
Por los Jueces de Primera Instancia del fuero afín, que reúnan los requisitos para ser Ministro de la Corte de
Justicia.
Por los Conjueces.

Art. 33: CONJUECES


En todos los casos en que corresponda designar conjueces, se lo hará por orden numérico de la lista
de abogados que anualmente deberá confeccionar el Poder Ejecutivo, los que deberán reunir los
requisitos para ser Ministro de la Corte de Justicia. Los honorarios serán regulados por la Corte de
Justicia y pagados por el tesoro público.
Art. 40: INTERPRETACION OBLIGATORIA
La interpretación que la Corte de Justicia haga de los textos de la Constitución y de las leyes será
obligatoria para todos los Tribunales
Art. 42: PRESIDENTE
Son atribuciones del Presidente de la Corte, independientemente de las que tiene por otras leyes:
a) Representarla en todo acto oficial.
b) Ejecutar sus decisiones. 259
c) Ejercer la dirección del personal de los Tribunales.
d) Llevar la palabra en las audiencias y reuniones de Corte y concederla a los demás Ministros.
e) Conceder licencias.
f) Controlar que los jueces y funcionarios asistan a su Despacho de oficina en las horas de reglamento.
g) Recibir juramento a los magistrados y demás funcionarios y auxiliares judiciales.

CAPITULO II
FERIA DE LOS TRIBUNALES

Art. 45: SUSPENSION DE TERMINOS


Durante el mes de Enero de cada año se suspenderá el funcionamiento de los Tribunales y Juzgados
y plazos procesales. La Corte de Justicia… también podrá disponer Feria a mitad del año o en
circunstancias excepcionales.
Art. 46: EXCEPCIONES
Durante la Feria Judicial podrán iniciarse o proseguirse las siguientes causas:
Las Medidas Cautelares o Precautorias;
Las denuncias por la comisión de ilícitos.
Los concursos civiles y comerciales y las medidas consiguientes a los mismos.
Las acciones de amparo de las garantías individuales.
Todos los demás asuntos cuando se justifique ―prima facie‖ que se encuentran expuestos a la pérdida de un
derecho o a sufrir graves perjuicios, si no se los atiende en la feria.

TITULO III
CAPITULO UNICO
COMPETENCIA POR MATERIA
Art. 48: FUEROS 260
La competencia será dividida por razón de la materia en distintos fueros.
Art. 49: DIVISION
Las leyes orgánicas de cada fuero establecerán la materia propia de cada uno de ellos conforme a lo
dispuesto en el art. 147 de la Constitución.

Ley Orgánica de la Justicia en lo Civil y Comercial


(Ley n° 5595)

Art. 1: Materia
La competencia en materia civil y comercial corresponderá a la Cámara de Apelaciones, a los
Juzgados de Primera Instancia y a los Juzgados de Paz de Campaña cuando deban actuar en
materia civil y comercial.
TITULO I – Cámara de Apelaciones
Art. 2: Composición
La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial estará compuesta por el número par de Vocales
que establezca la Ley de Presupuesto y funcionará distribuida en Salas de dos miembros cada una.
Art. 6: Competencia
La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial tendrá su asiento en la Ciudad de Salta, con
jurisdicción en toda la Provincia y conocerá:
En los recursos ordinarios contra las resoluciones de los Jueces de Primera Instancia en materia Civil y
Comercial, de Minas y Registro Público de261Comercio, de los Jueces de Paz de Campaña, y de los
demás previstos en leyes especiales.
En las recusaciones y excusaciones de sus propios miembros y de los jueces de primera instancia.

Art. 7: Integración
En caso de disidencia, ausencia, licencia, recusación, excusación u otro impedimento de alguno de
los Vocales de la Cámara, ésta será integrada por sorteo eliminatorio, entre Jueces del mismo
Distrito, en el siguiente orden:
Por los Vocales de las otras Salas de la Cámara Civil y Comercial.
Por los Jueces de Primera Instancia en lo Civil y Comercial y de Minas y de Registro.
Por los Vocales de la Cámara del Trabajo
Por los Vocales de las Cámaras en lo Criminal.
La integración subsistirá aunque desaparezcan posteriormente las causas que la motivaron.

Art. 8: Tribunal Plenario


Las Salas de la Cámara de Apelaciones se reunirá en pleno con el objeto de unificar jurisprudencia.
El Plenario se celebrará a solicitud de cualquiera de las Salas o a petición de alguna de las partes en
el juicio en el que no se hubiera dictado aún sentencia en la Alzada, debiendo individualizar en cada
caso la existencia de resoluciones contradictorias de la Sala, de las que surja la necesidad de fijar la
interpretación de la Ley o doctrina aplicable, la que será obligatoria, pudiendo realizarse nuevo
Plenario sobre la misma cuestión a requerimiento exclusivamente de una Sala. No se admitirá la
recusación o excusación, con o sin causa de los miembros del Tribunal Plenario.
Art. 9: Trámite. Decisión
El presidente de la Cámara fijará fecha del Plenario para dentro de los 30 días, notificando los
distintos miembros con antelación no menor de 20 días. Las Salas deberán abstenerse de resolver
las mismas cuestiones de derecho en los procesos que tengan en trámite, pero ello no impedirá que
se dicte sentencia en los aspectos de esos procesos no relacionados con la convocatoria.
La decisión del Plenario se adoptará por 262mayoría de votos de sus miembros. En caso de
empate y en el supuesto del artículo siguiente, se llamará a integrar el Plenario en el orden
establecido en el art. 7°.
Art. 10: Recursos
Si alguna de las Salas se apartara de la jurisprudencia establecida por el Tribunal Plenario, podrá
recurrirse dentro del plazo de 5 días por ante el Presidente, pidiendo la constitución de un nuevo
Tribunal Plenario para que éste declare si corresponde o no en el caso la aplicación de la
jurisprudencia plenaria. Este recurso deberá fundarse, y en tales supuestos, el Plenario se integrará
con exclusión de los jueces de la Sala firmantes de la sentencia o resolución recurrida.
TITULO II – Juzgados de Primera Instancia
Art. 12: Juzgados Civiles y Comerciales
Los juzgados de primera instancia en lo Civil y Comercial conocerán en todas las causas civiles y
comerciales que no correspondan específicamente a otro Tribunal.
Art. 12 bis (agregado Ley 7156 del 23 de noviembre de 2001)
Los juzgados de primera instancia de Concursos, Quiebras y Sociedades entenderán en las causas,
con competencia y jurisdicción del Distrito Judicial del Centro, concernientes a: 1) concursos y
quiebras; 2) procesos en los cuales, de acuerdo a lo prescripto en leyes especiales, corresponda la
aplicación directa o subsidiaria de la Ley de Concursos y Quiebras; 3) las cuestiones que se susciten
en el ámbito interno de las sociedades civiles y comerciales, incluída las cooperativas y los procesos
contenciosos declarativos o ejecutivos de terceros contra una sociedad o de ésta con terceros, así
como las que se suscitan entre los socios, o entre éstos y la sociedad, que no deriven del contrato
social o estatuto.
Art. 13: Juzgados de Personas y Familia
Los juzgados de Personas y Familia entenderán en las causas referentes a:
1°) Divorcios, separación de bienes y liquidación de la sociedad conyugal, nulidad de matrimonio,
patria potestad, tenencia de hijos, régimen de visitas, tutelas, curatelas, filiación y adopción, alimentos
y litis expensas, contiendas civiles sobre colocación y protección de menores,
autorización para contraer matrimonio y disenso 263y todas aquellas que se vinculen con el derecho
de familia.
2°) Declaración de incapacidad o inhabilitación y sus cesaciones, administración y disposición de
bienes de incapaces, estado civil e incapacidad, inscripciones, rectificaciones y nulidades de partidas
del Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas, presunción de fallecimiento, cambio,
adición, supresión y demás acciones protectoras del nombre, derechos de la intimidad y todas
aquellas que se vinculen con derechos o atributos de la personalidad.

Art. 17: (Según Ley 7156)


Los jueces de primera instancia se reemplazarán entre sí por orden de nominación. En caso
necesario, dentro de cada distrito o circunscripción, serán reemplazados por los jueces de Personas y
Familia y recíprocamente.
Los jueces de primera instancia de Concursos, Quiebras y Sociedades se reemplazarán entre sí y
luego por los jueces de primera instancia en lo Civil y Comercial.
El juez de Minas y en lo Comercial de Registro será reemplazado por los jueces de primera instancia
en lo Civil y Comercial.

Creación de los Distritos Judiciales de la Provincia 264


Decreto Ley 653/57: Crea el Distrito Judicial del Norte. La Ley 5334/78 divide el Distrito Judicial del Norte en
dos circunscripciones judiciales, con asiento en las ciudades de Orán y Tartagal, respectivamente. La primera
comprende los departamentos de Orán, Rivadavia Banda Sud y la parte Este de los departamentos de Iruya y
Santa Victoria. La circunscripción de Tartagal comprende el departamento de San Martín y la Banda Norte del
de Rivadavia.
Decreto Ley 654/57: Crea el Distrito Judicial del Sur que comprende los departamentos de Metán, Anta, Rosario
de la Frontera y La Candelaria.
Incompatibilidades y prohibiciones a magistrados y funcionarios (Ley 5297/78): Sobre el tema ver también los
artículos 155 y 165 de la Constitución de la Provincia.

Art. 1°:
El ejercicio de la Magistratura, Ministerio Público y Secretaría, de cualquier instancia, es incompatible
con toda actividad política, con el ejercicio del comercio, con la realización de cualquier actividad
profesional salvo cuando se trate de la defensa de los intereses personales, del cónyuge, de los
padres o de los hijos y con el desempeño de empleo público, excepto la comisión de estudios de
carácter honorario. No estará permitido el desempeño de cargos en institutos de enseñanza de
cualquier nivel, públicos o privados, salvo la docencia e investigación con la autorización previa y
expresa, en cada caso, de la Corte de Justicia.
Art. 2°:
A los jueces, funcionarios y secretarios les está prohibido concurrir habitualmente a lugares
destinados a juegos de azar o ejecutar actos que comprometan la dignidad del cargo.

265
Acciones civiles contra la Provincia (Ley 5018/76)
Art. 1°:
Los jueces que conozcan en las acciones civiles que se promuevan contra la Provincia, sus
reparticiones autárquicas o las municipalidades, no podrán darle curso sin que se acredite haber
precedido la reclamación de los derechos controvertidos ante el Poder Ejecutivo, órgano
administrativo competente o departamento ejecutivo, según fuere el caso, y su denegación por parte
de éste.
Art. 2:
Cuando la acción se funde en una obligación de dar suma de dinero, no procede el embargo contra la
Provincia, sus reparticiones autárquicas o las municipalidades.

Ley Orgánica de la Justicia de Paz de Campaña


Ley n° 5594/80
Mesa Distribuidora de Expedientes
Acordada n° 5200/79 y su modificatoria n° 6746/89
Corte de Justicia
Acordada n° 8154/98
Art. 1°: Deja sin efecto la división en Sala
Art. 2°: Establece que la competencia recursiva conferida por el art. 153 apartado III de la
Constitución de la Provincia, será ejercida, en todos 266los casos, por el Tribunal en pleno.
267
268
TITULO VI
CAPITULO UNICO
REGISTRO PUBLICO DE COMERCIO

Art. 70:
El control de la matrícula y del Registro Público de Comercio estarán a cargo de un Juzgado
denominado Juzgado de lra. Instancia en lo Comercial de Registro.
Art. 71:
El Juzgado tendrá su sede en la capital de la Provincia y extenderá su competencia a todo el territorio
provincial.
Art. 73:
El examen de legalidad y verificación del cumplimiento de los requisitos estará a cargo del Juez.

LEY ORGANICA DE LA JUSTICIA EN LO CIVIL Y COMERCIAL


(Ley 5595)

Art. 1: MATERIA.
La competencia en materia civil y comercial corresponde a las Cámaras de Apelaciones, a los
Juzgados de Primera Instancia y a los Juzgados de Paz de Campaña.

TITULO I
CAMARA DE APELACIONES

Art. 2: COMPOSICION. 269


La Cámara de Apelaciones estará compuesta por 10 jueces y funcionará dividida en 5 Salas de 2
miembros cada una.
Art. 6: COMPETENCIA.
La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial tendrá su asiento en la ciudad de Salta, con
jurisdicción en toda la Provincia y conocerá:
a) En los recursos ordinarios contra las resoluciones de los Jueces de Primera Instancia en materia Civil y
Comercial, de Minas y Registro de Comercio, de los Jueces de Paz de Campaña y de los demás previstos en
leyes especiales.;
b) En las recusaciones y excusaciones de sus propios miembros y de los jueces de primera instancia.

Art. 8: TRIBUNAL PLENARIO.


Las Salas de la Cámara de Apelaciones se reunirán en pleno con el objeto de unificar jurisprudencia.
El plenario se celebrará a solicitud de cualquiera de las Salas o a petición de alguna de las partes en
el juicio en el que no se hubiere dictado aún sentencia en la alzada, debiendo individualizar en cada
caso la existencia de resoluciones contradictorias de las Salas de las que surja la necesidad de fijar la
interpretación de la ley o doctrina aplicable, la que será obligatoria, pudiendo realizarse nuevos
plenarios sobre la misma cuestión a requerimiento exclusivamente de una Sala.
Art. 11: SECRETARIOS.
La Cámara de Apelaciones tendrá 5 Secretarios, en cada Sala se desempeñará un Secretario,
turnándose anualmente entre ellos para atender también los trámites que correspondieren a la
Cámara.
TITULO II
JUZGADOS DE PRIMERA INSTANCIA

Art. 12: JUZGADOS CIVIL Y COMERCIALES.


Los Juzgados de Primera Instancia en lo Civil y Comercial conocerán en todas las causas civiles
y comerciales que no correspondan 270específicamente a otro Tribunal.
Art. 13: JUZGADOS DE PERSONAS Y FAMILIA.
Los Juzgados de Personas y Familia entenderán en las causas referentes a:
Divorcios, Separación de Bienes y Liquidación de la Sociedad Conyugal, Nulidad de Matrimonio, Patria
Potestad, Tenencia de Hijos, Régimen de Visitas, Tutelas, Curatelas, Filiación y Adopción, Alimentos,
Autorización para Contraer Matrimonio y Disenso y todas aquellas cuestiones que se vinculen con el
derecho de familia;
Declaración de Incapacidad e Inhabilitación y sus cesaciones, Administración y Disposición de Bienes de
Incapaces, Inscripciones, Rectificaciones y Nulidad de Partida del Registro, Presunción de Fallecimiento,
Cambio, Adición, Supresión y demás acciones protectoras del nombre.

Art. 16:JUZGADOS DE MINAS Y REGISTRO DE COMERCIO.


La Justicia de Minas y Registro de Comercio será desempeñada por los Jueces que establezcan las
leyes especiales.
El Distrito Judicial del Norte fue creado en el año 1957 por Decreto Ley 653. En el año 1978 se divide
el Distrito en dos circunscripciones por Ley 5334. El Distrito Judicial del Sur se crea en el mismo año
de 1957.
LEY 5297 INCOMPATIBILIDADES
Art. 1:
El ejercicio de la magistratura judicial es incompatible con toda actividad política, con el ejercicio del
comercio, con la realización de cualquier actividad profesional salvo cuando se trate de la defensa de
los intereses personales, del cónyuge, de los padres o de los hijos y con el desempeño de empleos
públicos o privados. No está permitido el desempeño de cargos en institutos de enseñanza de
cualquier nivel, salvo la docencia o investigación, con la autorización previa y expresa, en cada caso,
de la Corte de Justicia.

Art. 2:
A los Jueces y Secretarios les está prohibido 271concurrir habitualmente a lugares destinados a
juegos de azar o ejecutar actos que comprometan la dignidad del cargo.
ACCIONES CIVILES CONTRA LA PROVINCIA
(Ley 5918)

Necesidad de reclamo administrativo previo. Ver jurisprudencia sobre el tema destacando como se ha
interpretado la ley a la luz del nuevo art. 5 de la Constitución.

REGLAS PRELIMINARES.
a) Observación de los hechos.; b) planteo de la demanda normativa (en nuestro caso por ley); c)
recopilación de datos (constatar acontecimientos, circunstancias, hechos y situaciones); d)
formulación de alternativas (distintas hipótesis de normas en función de las diversas respuestas
jurídicas y políticas); e) adopción de la decisión (una opción dentro del marco de posibilidades que
dispone el constituyente)
REGLAS DE FORMULACION. (Lenguaje constitucional)
El texto constitucional tiene vocación de difusión y de futuridad. Estos objetivos sugieren las
siguientes reglas técnicas: a) claridad del vocabulario constitucional (rechazo de palabras oscuras,
complejas, ambiguas, de difícil comprensión por el pueblo); b) sintaxis (cumplimiento de las normas
gramaticales y ortográficas y enlace ordenado de las palabras); c) estilo (el lenguaje constitucional
cumple un rol ideológico. No hay estilos neutros. Debe ser sincero); d) tiempo verbal (puede ser en
tiempo futuro o en tiempo presente. En el primer caso lleva un mensaje de futuridad).

ARQUITECTURA CONSTITUCIONAL.
a) Unidad o dispersión; b) Partes de la Constitución (preámbulo, cuerpo: divido en dos piezas: parte
dogmática y parte orgánica- y apéndices: cláusulas complementarias, transitorias, reglas
interpretativas y también Tratados Internacionales); c) División y articulado (partes,
secciones y capítulos); puede dividirse 272solamente en títulos. Los artículos se enuncian
generalmente en números arábigos.
REGLAS DE CONTENIDO.
a) No confundir los roles: es ley fundamental; no debe tratar asuntos accesorios contingentes o secundarios; b)
No mentir : no una constitución utópica; c) No ignorar: aportes del derecho comparado; d) No copiar (el
plagio constituyente es tan nocivo como la ignorancia); e) No exagerar (debe ser razonable, sensata y
equilibrada); f) No contradecirse (no a las redundancias normativas, incoherencias y contradicciones).

DETERMINACION.
Con la interpretación de una regla constitucional el problema de su aplicación puede no concluir.
Algunas veces la norma es incompleta, es decir, que necesita ser instrumentada.
Hay dos clases de determinación: a) la que se realiza por vía de reglamentación (cuando el legislador
dicta normas complementarias de segundo grado: ley de ministerios o de hábeas corpus); b) por vía
de precisión (cuando el operador fija parte del contenido de un precepto constitucional genérico) así
cuando el senado determina que se verifica un mal desempeño.
DETERMINACION POR REGLAMENTACION.
a) Necesaria (art. 18: una ley determinará en qué casos…); b) Opcional (art. 18: nadie puede ser arrestado sino
en virtud de orden escrito, y esto da pié a la acción de habeas corpus); c) Prohibida (art. 87 último párrafo de
la Constitución de Salta).

DETEREMINACIÓN POR PRECISION


Puede referirse tanto a su tipo legal como a su consecuencia (por ejemplo en relación al Estado de
Sitio decidir cuándo hay conmoción interior o ataque exterior y precisar el tiempo y lugar donde debe
regir).

INTEGRACIÓN.
Consiste en elaborar la norma ausente en la 273Constitución. a) Lagunas ya cubiertas por el
Derecho Constitucional consuetudinario ( Ley que declara la necesidad de la reforma); b) Lagunas
infraconstitucionales (vacíos constitucionales que son cubribles por leyes ordinarias); c) Lagunas de
tipo histórico (Código aeronáutico); d) Lagunas de tipo axiológico ( cuando se trata injustamente un
tema dando una solución que no debe obedecerse : contar de los Senadores con una renta anual de
$ 2.000 fuertes.
MECANISMOS DE INTEGRACION.
Existen dos caminos: a) Autointegración: consiste en hacer uso de la analogía y de los principios
generales del derecho positivo constitucional (el presidente es comandante de las fuerzas de mar y
tierra : art. 99 – Ahora dice Jefe de todas las fuerzas armadas (art. 99 inc. 14 reemplazando al 86 inc.
15). B) Eterointegración: Si el primer procedimiento es insuficiente debe ir a la justicia material, a los
principios generales del derecho y al derecho extranjero (por ejemplo la Constitución de los Estados
Unidos)

LIMITACIONES “PERMANENTES” Y “EXCEPCIONALES”


Derechos no son absolutos. Pueden ser limitados o restringidos, siempre que sean “razonables”.
Fenómenos de convivencia humana (relación de alteridad). El hombre en sociedad y en convivencia.
Derechos deben interpretarse en forma amplia y las normas que los limitan en forma restrictiva.
EMERGENCIAS
Situaciones de excepción: singulares, originales o imprevisibles. “Son situaciones anormales o casos
críticos que, previsibles o no resultan extraordinarios y excepcionales (casos “patológicos”): a) guerra;
b) desórdenes domésticos o internos; c) crisis económica.
Institutos de Emergencia: son creaciones del derecho que importan medidas de prevención,
seguridad y remedio para contener, atenuar o subsanar las emergencias: a) estado de guerra; b) ley
marcial; c) estado de asamblea; d) estado de sitio; e) facultades extraordinarias; f) suspensión de
garantías; g) suspensión del hábeas corpus; h) remedios innominados.
REGULACION CONSTITUCIONAL: a) guerra 274(“ataque exterior”) y b) conmoción interior. Fuera
de ella: las crisis económicas(art. 76 “emergencia pública” – admite la delegación legislativa en el
poder ejecutivo de facultades y art. 99 inc. 3° decretos de necesidad y urgencia.
Institutos de Emergencia: El Estado de Sitio para las dos situaciones anteriores. El estado de guerra
está contemplado en los arts. 75 inc. 25 y 99 inc. 15.
Efectos: a) acrecentar ciertas competencias del poder; b) restricción de libertades, derechos y
garantías.
La Corte Suprema de Justicia, en el Caso Perón (21 de junio de 1957) las situaciones de emergencia
derivan de acontecimientos extraordinarios, imprevisibles o bien inevitables con los recursos
ordinarios y que tienen una repercusión muy honda y extensa en la vida social de suerte que
demandan remedios también extraordinarios. A veces de carácter físico (terremoto, inundación, etc.),
a veces económico: moratoria hipotecaria, prórrogas de alquileres, etc.), a veces políticos
(revolución). Lo caracteriza su modo de ser extraordinario, la gravedad y amplitud de sus efectos y la
necesidad de establecer normas adecuadas. Aunque la emergencia no puede crear un poder que
nunca existió, ella puede proporcionar una razón para el ejercicio de poder existentes y ya gozados.
Conclusiones: a) la emergencia no autoriza el ejercicio por el gobierno de poderes que la Constitución
no acuerda. b) sí, un ejercicio pleno y a veces diverso del ordinario.
Y en el Caso Peralta ( 27 de diciembre de 1990) enfocó la emergencia económica y fijó pautas
(necesidad de evitar el desmembramiento del estado, asegurar su subsistencia, conservación del
sistema político y del orden económico, no frustrar la unión nacional y el bienestar general, todo ello
enderezado a un uso más intenso y urgente del poder estatal en momentos de perturbación y de
emergencia. El derecho de emergencia no nace fuera de la Constitución, sino dentro de ella; se
justifica en el interés de la sociedad toda.
PAUTAS DE LIMITACION Y CONTROL
a) Declaración formal previa por el órgano competente de la existencia de la situación de emergencia;
b) Su declaración y puesta en vigor, sometida al control judicial de constitucionalidad;
c) Conveniencia de expresar los motivos que dan sustento al acto declarativo (para que el control
opere razonable y objetivamente); 275
d) Extensión temporal y territorial del instituto;
e) Judiciable toda pretensión de una persona que considere que una medida de emergencia afecta derechos de
los cuales es titular;
Es dable reparar que: a) ninguna emergencia confiere poderes superiores o ajenos;
b) ninguna emergencia significa suspender la constitución (ni por ende alterar la división de poderes ni permitir
la violación de derechos personales).
Condiciones Mínimas de Validez Constitucional: a) real situación de emergencia; b) fin real de interés
público y social; c) transitoriedad y d) razonabilidad del medio elegido, fin perseguido y los motivos o
causas.

276
LA GUERRA. Tres hipótesis en la Historia Argentina.
1. Guerra con el Paraguay.
2. Guerra con las potencias del Eje (Alemania e Italia)
3. Guerra por las Malvinas (1982). Sin previa declaración formal.

La supremacía del Derecho Internacional de Guerra fue reconocida por la Corte Suprema de Justicia
en caso “Merck Química contra el Gobierno Nacional” ( 09-06-1948): a) En tiempos de Guerra el
Derecho Internacional prevalece sobre la Constitución; b) los Poderes de Guerra son anteriores,
preexistentes y superiores a la Constitución; c) El Estado tiene el derecho de recurrir a la guerra
cuando exista una apremiante necesidad; d) no hay más limitaciones que las que pueda haberle
impuesto la Constitución o los Tratados Internacionales; e) el Estado y el Organo Político encargado
de hacerla efectiva son árbitros únicos en la conducción de la guerra. Convalidó la legislación sobre
propiedad enemiga, que significó su confiscación lisa y llana.
La Constitución alude a la guerra defensiva: ataque o invasión exterior, en los arts. 6 y 23.
LA PAZ. Derecho de tercera generación.
El preámbulo alude a la “paz interior”; unión nacional, bienestar general, nos hace pensar que hay
que defender la paz. El art. 27 obliga al gobierno federal a afianzar sus relaciones de paz con las
potencias extranjeras. La guerra es un crimen de lesa humanidad. La paz es un bien y un valor a la
altura de los derechos humanos.
LEY MARCIAL. No está regulada en la Constitución Formal. González Calderón la considera implícita
en los poderes de guerra. Importa la extensión de la jurisdicción militar a los civiles (es
inconstitucional). Caso Milligan, la Corte Suprema de los EEUU la condiciona a dos supuestos: a) que
se aplique en zona real de operaciones bélicas y b) que en esas zonas los tribunales civiles estén
impedidos de funcionar. Somete a jurisdicción militar a militares y civiles y hasta tanto las leyes
ordinarias recuperen su vigencia. Se ha aplicado en nuestro país para conocer de delitos
comunes, por la autoridad militar, cometidos por277civiles, violentando el principio de juez natural
(entre 1976 y 1983).
ESTADO DE SITIO: único instituto de emergencia reglado en la Constitución Formal. Recaudos: a)
ataque exterior; b) conmoción interior, c) que ponga en peligro: c1) el ejercicio de la constitución; c1)
el ejercicio de las autoridades creadas por ella; d) con perturbación del orden. El peligro para las
“autoridades provinciales” cabe como presupuesto del Estado de Sitio, porque son autoridades
creadas por la Constitución.
Declaración: a) ataque exterior: por el Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado – art. 99 inc. 16 de la
C.N. Si está el Congreso en receso, convocar a extraordinarias, por el “grave interés de orden”
previsto en el inc. 9 del art. 99.
b) conmoción interior: por el Congreso (arts. 75 inc. 19 y 99 inc. 14). Si está en receso, puede el
Poder Ejecutivo declararlo( art. 99 inc. 16) debiendo el Congreso aprobar o suspender el estado de
sitio declarado (art. 75 inc. 19), para lo cual se lo debe convocar a sesiones extraordinarias.
Extensión: a) en todo el territorio o b) en parte de él. (art. 23 “Se declarará en estado de sitio la
provincia o territorio donde exista la perturbación”; arts. 75 inc. 29 y 99 inc. 16: “uno o varios puntos”).
Duración: resulta evidente la “transitoriedad excepcional” del instituto (art. 99 inc. 16 “por un término
limitado”). En el caso Granada de 1985 la C.S.J. retoma el criterio de que se debe establecer “plazo
expreso y determinación del lugar”. El plazo es condición de validez del instituto y debe ser “breve”, si
es indefinido, importa tanto como admitir la caducidad de la Constitución.
La declaración es privativa del Gobierno Federal. (no pueden declararlo las Provincias en sus
jurisdicciones locales.
El acto declarativo es de naturaleza política, pero es no judiciable? La C.S.J. dijo: 1) que no es
revisable judicialmente, porque no pueden revisar las circunstancias de hecho que toman en cuenta
las órganos políticos para declararlo, salvo en cuanto a los requisitos de competencia y de forma y b)
fijación del plazo de vigencia y determinación del lugar donde ha de regir (Caso Granada, Jorge H.).
2) La du-ración o subsistencia también ha evadido el control judicial, pero tomó en cuenta “la
prolongación del instituto” en algunas causas donde debió revisar medidas restrictivas de la
libertad corporal.2783) Sí son judiciales, las medidas concretas que
se adoptan en ejecución del estado de sitio, controlándose su “razonabilidad”.
En el derecho constitucional material puede hablarse de una mutación constitucional por
interpretación.
Las Crisis Económicas:
En el caso “Peralta” (27/12/90) la C.S.J. intentó conceptualizarla. Participa del mismo marco
referencial de gravedad, anormalidad y excepcionalidad que caracterizan a toda emergencia. “Abarca
un hecho cuyo ámbito temporal difiere según circunstancias modales de épocas y sitios. Se trata de
una circunstancia extraordinaria que gravita sobre el orden económico-social, con su carga de
perturbación acumulada, en variables de escasez, pobreza, penuria o indigencia, originando un
estado de necesidad al que hay que ponerle fin”. La etiología de la situación, sus raíces… y en
particular sus consecuencias sobre el estado y la sociedad, al influir sobre la subsistencia misma de la
organización jurídica y política, o el normal desenvolvimiento de sus funciones, autoriza al Estado a
restringir el ejercicio normal de algunos derechos patrimoniales…”
No están previstas en la Constitución Formal, pero se consideran emergencias cuando por razón de
sus causas o de las medidas a que dan lugar, inciden en el ámbito constitucional, sea para acrecer
competencias del poder, sea para restringir los derechos individuales.
Para las crisis económicas no existe un instituto de emergencia propio. En nuestro país, moratorias
hipotecarias, reducción de intereses, rebaja en el monto de jubilaciones y pensiones, congelamientos
y rebajas de alquileres, fijación y control de precios máximos, indisponibilidad de depósitos a plazo
fijo, pagos en cuotas de sumas adeudadas en concepto de beneficios previsionales, etc.
Casos de inconstitucionalidad, por su duración excesiva, por su irrazonabilidad con el fin buscado, por
violar el contenido esencial de los derechos afectados, etc.
Sagués: la emergencia constituye una realidad en el mundo que el derecho no pude dejar de atender.
El problema es determinar qué efectos produce y que atribuciones confiere.
C.S.J.: Caso “Cía. Azucarera Tucumana vs. Provincia de Tucumán”: La Constitución es un estatuto
para regular y garantir las relaciones y los derechos de los hombres que viven en la
República, tanto en tiempos de paz como en279tiempos de guerra, y sus previsiones no podrían
suspenderse en ninguna de las grandes emergencias de carácter financiero o de otro orden en que
los gobiernos pudieran encontrarse. La emergencia no puede ser invocada para aliviar sus propias
penurias económicas, cuando no existe norma constitucional que lo autorice al efecto. La emergencia
del Estado, no es necesariamente equivalente a la emergencia de la Nación. E.E.U.U.: aún en los
casos de emergencia, los ataques al derecho de propiedad de los particulares sólo se justifican si se
reconoce una indenmización justa.

LA LIMITACION DE LOS DERECHOS DURANTE EL ESTADO DE SITIO.- Encuadre.


a) No suspende la vigencia de la Constitución.
b) No destruye ni debilita la división de poderes.
c) Se pone en vigor para defender la Constitución y las autoridades.

Repercusión sobre los derechos:


a) Pauta genérica: quedan suspensas las garantías constitucionales.
b) Específica: faculta al Presidente a arrestar o trasladar personas de un punto a otro, si ellas no prefieren salir
del territorio.

Restricciones:
a) Libertad corporal
b) Demás derechos y libertades

Queda claro entonces que las restricciones pueden recaer no sólo sobre la libertad corporal.
Competencias para restringir derechos: En cuanto al arresto o traslado es una competencia propia y
única del Poder Ejecutivo.
a) El Congreso podría reglamentar por ley el280 instituto, de manera general y anticipada, pero es
difícil prever cada situación concreta, por lo que se trataría de una regulación global y flexible .
b) Podría establecer por ley en el caso particular qué derechos quedarían afectados.

La suspensión de las garantías: es una fórmula de bastante vaguedad e imprecisiones. Existen


distintas posturas:
a) Suspensión amplia de todas las garantías (incluyendo a los derechos en su totalidad.
b) Suspensiones amplia de todas las garantías pero sometiendo las medidas restrictivas a control judicial de
razonabilidad.
c) Suspensión limitada de las garantías para afectar solamente el ejercicio de aquellos derechos que resulta
incompatible con los fines del estado de sitio, más el control judicial de razonabilidad cuando se impugna
una medida determinada.
d) Suspensión restringida y única de la libertad corporal.

La Corte de Justicia no tuvo una postura única en la materia. El último caso “Granada Jorge” 3-12-85
estableció para el hábeas corpus que el control judicial de razonabilidad del arresto es excepcional y
se limita a supuestos de arbitrariedad; la privación de la libertad debe ser breve; el Poder Ejecutivo no
necesita probar el fundamento de las decisiones.
MEDIDAS RESTRICTIVAS.
Se consideran medidas de seguridad; si el arresto se prolonga durante mucho tiempo son en realidad
penas.
La opción para salir del país es automática. Si la deniega o la demora, cabe el habeas corpus. No
puede ser reglamentada por ley (es operativa). Si reingresa, el Poder Ejecutivo puede adoptar una
nueva medida de arresto.

281
PODER DE POLICIA
Parte de la base del concepto de relatividad de los derechos. Alude a las limitaciones permanentes.
Hay dos conceptos: a) uno amplio –del derecho norteamericano y b) restringido del derecho europeo.
Al primero adhiere nuestro derecho. Podemos decir que todas las limitaciones que por vía de
reglamentación al ejercicio de los derechos reconocidas como razonables, se han fundado en el
poder de policía. Las materias son amplias: seguridad, moralidad, orden público, económicas,
bienestar general, de salud, educación, prosperidad. La SCJ en su fallo del 12 de setiembre de 1996
en el caso Idizar vs. Provincia de Misiones dijo: “el poder de policía ha sido definido como la potestad
reguladora del ejercicio de los derechos y del cumplimiento de los deberes constitucionales del
individuo, la que para reconocer validez constitucional debe reconocer un principio de razonabilidad.
Poder de policía en sentido estricto: es la porción del poder estatal que tiene un objeto determinado y
específico, cual es el de proteger la salubridad, la moralidad y la seguridad pública (doctrina europea)
con el efecto de limitar los derechos. Comprende no sólo la facultad de dictar normas sino también
cada acto de autoridad concreto que se cumple con aquél fin.
COMPETENCIAS DEL ESTADO FEDERAL Y DE LAS PROVINCIAS.
Si se admite la tesis amplia, su ejercicio es propio del estado federal.
Si se acoge la tesis restrictiva, el poder de policía es competencia primariamente provincial por
tratarse de facultades de índole policial. La Corte dijo que es incuestionable que corresponde a las
provincias y sólo lo ejerce el gobierno federal cuando le ha sido conferido o es consecuencia de sus
facultades consittucionales.
Deben respetarse los principio de legalidad y razonabilidad.

282
LA TRIBUTACION Y EL PODER TRIBUTARIO
La actividad financiera estatal se exterioriza en la obtención de recursos y en la realización de gastos.
Es jurídico-constitucional. Sus fines es la de permitir el funcionamiento integral del estado.
La tributación: Tiene vinculaciones con el derecho de propiedad. Abarca el sistema de impuestos,
tasas y contribuciones.
El poder tributario es la capacidad jurídica de crear y exigir tributos con relación a personas o bienes que se
encuentran en la respectiva jurisdicción.
Tributo es la detracción que, en virtud de ese poder tributario se hace de una porción de riqueza de
los contribuyentes a favor del Estado. Es una categoría de lo que se llama “ingresos públicos”.
CLASES DE GRAVAMENES: A) Impuesto: es la prestación patrimonial, generalmente en dinero,
debida al Estado, sin contraprestación especial, con el fin de satisfacer necesidades colectivas. Quien
lo paga no recibe beneficio concreto, y el Estado atiende con su recaudación gastos generales; B)
contribución: es el tributo debido a quien obtiene una plusvalía o aumento de valor en un bien del que
es propietario, en razón de una obra pública. Quien lo paga ha recibido un beneficio, que es el mayor
valor incorporado a su propiedad privada; C) Tasas: es la prestación que se paga en virtud de un
servicio público aprovechado (efectiva o potencialmente.
Principios Constitucionales: a) principio de legalidad: es aplicación del art. 19 de la C.N. Todo tributo
debe ser creado por Ley (del Congreso o de la Legislatura, según el caso). En el orden nacional
deben comenzar su tratamiento en la Cámara de Diputados (art. 52); la Ley de Coparticipación
Federal en el Senado (art. 75 inc. 2). Surge del art. 17: sólo el Congreso impone las contribuciones,
término que debe ser entendido en sentido amplio. También hace falta Ley para establecer
exenciones fiscales. Debe establecer el hecho imponible, los sujetos obligados al pago, la base para
determinar el hecho imponible, las infracciones, el órgano competente para recibir el pago; b)principio
de igualdad fiscal: aplicación de la regla de igualdad ante la Ley. Art. 16: la igualdad es la base del
impuesto; art. 4: contribuciones que equitativa y proporcionalmente imponga el Congreso. La
proporcionalidad está referida a la riqueza que se grava. A igual capacidad tributaria con
respecto a la misma riqueza, el impuesto debe 283ser igual para todos los contribuyentes. No
impide discriminar entre los contribuyentes, siempre que el criterio sea razonable. No impide la
progresividad del impuesto. Sí prohibe que se establezcan tributos territorialmente diferentes. Puede
una provincia establecer un impuesto y otra no; c) principio de no confiscatoriedad: como el tributo
toma parte del patrimonio, o la riqueza del contribuyente, su monto debe mantenerse dentro de
ciertos límites razonables. Si la parte absorbida es sustancial, se configura una confiscación
inconstitucional. El derecho judicial ha establecido que el gravamen que absorbe más de 33% de la
materia imponible –cuando ésta es capital y no renta- es inconstitucional por lesión al derecho de
propiedad; d) principio de finalidad: todo tributo debe tener un fin de interés general. No persigue
enriquecer al Estado, sino lograr un beneficio colectivo, común o público. Radica en el fin del bien
común. Aún para los impuestos es así, no obstante que a simple vista no hay un beneficio para el
contribuyente.
LA RELACION Y LA OBLIGACION TRIBUTARIA: es el vínculo jurídico que se configura entre el
Estado y el sujeto afectado por el tributo. La obligación fiscal es la que pesa sobre el sujeto obligado a
pagarlo. Es una obligación de dar. Se llama deuda tributaria a la obligación fiscal de pagar el tributo.
Nace de la ley. El sujeto activo es, latamente, el Estado, pero también puede serlo un organismo al
que el Estado le concede la facultad de cobrar el tributo. El sujeto pasivo es el contribuyente, pero en
algunos casos, también puede ser un tercero, como el de los agentes de retención. No es sujeto
pasivo el consumidor que soporta el tributo por la traslación que de él hace el contribuyente. El hecho
imponible es un hecho o conjunto de hechos, de significación económica, que la ley describe como
tal. Pueden ser instantáneos o de ejercicio (impuesto a las ganancias).
COPARTICIPACION FEDERAL: el poder tributario se halla repartido entre dos fuentes: a) la Nación y
b) las provincias. Luego de la reforma de 1994, a tenor del art. 123, los municipios tienen un ámbito
de autonomía que implica admitir una poder tributario municipal.
EL TESORO NACIONAL: El gobierno provee a los gastos de la Nación con los fondos del Tesoro
Nacional, formado con los recursos a que alude el art. 4° de la Constitución.
IMPUESTOS DIRECTOS E INDIRECTOS: Antes de la reforma de 1994 se relacionaba el
art. 4° con el art. 67 incs. 1 y 2. Actualmente la 284distinción resulta poco nítida: impuestos
directos: son aquellos en los que el contribuyente obligado está señalado como contribuyente de iure
desde que la ley establece el hecho imponible. Impuestos indirectos: el contribuyente de iure traslada
la carga fiscal a terceros que sin ser sujetos pasivos de la obligación, soportan el efecto como
contribuyentes de facto (IVA e impuestos internos): se dividen en indirectos externos (aduaneros) e
indirectos internos.
PROHIBICIONES: a) se prohibe gravar con impuestos la entrada de los extranjeros (art. 25) b) los
extranjeros no están obligados a pagar contribuciones forzosas extraordinarias (art. 20) c) el Poder
Ejecutivo no puede dictar decretos de necesidad de urgencia sobre materia tributaria (art. 99 inc. 3°),
d) no puede presentarse proyectos por iniciativa popular referidos a tributos.
Art. 75 inc. 2°
a) impuestos directos: principio: competencia de las provincias; excepción: competencia del estado federal
(sólo por tiempo determinado), y siempre que la defensa, seguridad común y bien general lo exijan.
b) ) impuestos indirectos: externos: competencia exclusiva del estado federal. Internos: competencia
concurrente del estado federal y de las provincias (art. 75 inc. 2°: imponer contribuciones indirectas, como
facultad concurrente con las provincias. Imponer contribuciones directas por tiempo determinado,
proporcionalmente iguales en todo el territorio de la Nación, siempre que la defensa, seguridad común y
bien general del estado lo exija. Las contribuciones previstas, con excepción de la parte o el total de las que
tengan asignaciones específicas, son coparticipables. Una Ley convenio, sobre la base de acuerdos entre la
Nación y las provincias, instituirá regímenes de coparticipación, garantizando la automaticidad en la
remisión de los fondos. Tendrá como cámara de origen el Senado y deberá ser sancionada con la mayoría
absoluta de la totalidad de los miembros de cada Cámara). La coparticipación es obligatoria.
Las contribuciones indirectas internas son coparticipables. Es inconstitucional establecer
contribuciones directas de modo permanente.
La Ley-convenio: pueden regularse varias leyes. Es una Ley de naturaleza tributaria. No puede ser
modificada unilateralmente ni tampoco reglamentada por el Poder Ejecutivo. Reviste jerarquía
superior a las leyes aludidas en el art. 31. Debe ser aprobada por las provincias. La distribución
se hará de acuerdo a criterios objetivos de 285reparto y será equitativa y solidaria. Prohibe
transferencia de competencias, servicios o funciones, sin la respectiva reasignación de recursos.
Las Aduanas: se encuentran federalizadas: art. 9; art. 75 inc. 10 y art. 75 inc. 1°. Se refiere a aduanas
exteriores, por lo que ni la Nación ni las provincias pueden crear aduanas interiores. Resultan de
competencia federal.
La circulación territorial: se vincula con la libertad de comercio y de navegación. El Estado es un solo
y único territorio a los fines del tránsito de personas, bienes, buques, vehículos. Esto es la circulación
territorial. Art. 10: consagra la libertad del derecho de circulación. Art. 11: los artículos que pasen de
una provincia a otra, serán libres de los derechos de tránsito. Art. 12: se refiere a los buques en igual
sentido. El paso de una provincia a otra no puede convertirse en hecho imponible.

286
El Art. 36 y EL PODER:
Tiende a resguardar la transmisión legal del mando y con ella la legitimidad de origen del poder así
como la defensa de la Constitución. Es el primero de los artículos nuevos y da inicio al capítulo
segundo de la parte primera de la Constitución, titulado “Nuevos derechos y garantías”. “Esta
Constitución mantendrá su imperio aún cuando se interrumpiere su observancia por actos de fuerza
contra el orden institucional y el sistema democrático. Estos actos serán insanablemente nulos”.
Reconoce el derecho de resistencia a la opresión. Presenta analogía con el art. 29.
Enseña que el orden institucional y el sistema democrático deben ser preservados y se adelanta con
prevenir a quienes intentan usar la fuerza acerca de las consecuencias de su conducta irregular.
Hay dos conductas tipificadas como delito: a) la de quienes sean ejecutores de actos de fuerza y b) la
de quienes usurpen las funciones que la Constitución señala, supuesto para el cual se suma la
responsabilidad civil a la responsabilidad penal.
Las acciones penales para la persecución de ambos delitos son imprescriptibles e inhabilitan a
perpetuidad para desempeñar cargos públicos, imposibilitados de obtener el indulto y la conmutación
de pena. No alude a la amnistía, pero órganos de poder constituido carecen de competencia para
enervar el efecto penal de las incriminaciones constitucionales.
En cuanto a la sanción penal, será la misma que tiene prevista el art. 29, esto es la que corresponde
a la traición a la patria. Su titularidad compete a cualquier ciudadano.
Bidegain: Curso de Derecho Constitucional: El art. 36 reviste indudable relevancia política, desde que
recepta la experiencia argentina anterior a 1994. Tras los fracasos de las Constituciones unitarias de
1819 y 1826, la Constitución de 1853 inscribió entre sus finalidades la de constituir la unión nacional y
consolidar la paz interior. Para ello consagró normas para prevenir y reprimir el quebrantamiento del
orden institucional. Así el art. 21 impone a todo ciudadano a armarse en defensa de la patria y de esta
Constitución. El 22 define como delito de sedición a toda fuerza armada o reunión de
personas que se atribuye a los derechos del 287pueblo y peticione a nombre de éste. Desde
1862, durante 68 años se sucedieron 12 presidentes. El 12°, Yrigoyen fue depuesto en 1930. A partir
de allí cumplieron sus períodos de seis años Justo (1932-1938) y Perón (1946-1952). Ocho
presidentes no tuvieron igual suerte: Perón en su tercera presidencia y Ortiz que renunció por
enfermedad. Fueron destituidos Yrigoyen, Castillo (por Ramírez), Perón en su segunda presidencia,
Frondizi, Illia y María Estela Martínez. Cámpora renunció después de asumido. Guido accede por la
Ley de acefalía (era el presidente provisorio del Senado) pero se transforma en titular de facto cuando
cierra el Congreso.
Jurisprudencia de la Corte: 1865, caso “Martínez vs. Otero”: alude al derecho de la revolución
triunfante y asentida por los pueblos, y en virtud de los graves deberes que la victoria le imponían
para reconocer la autoridad del gobierno de facto. Acordada del 10 de Setiembre de 1930: el gobierno
se encontraba en posesión de las fuerzas militares y políticas para asegurar la paz y el orden; su
título no podía ser judicialmente discutido con éxito. Sostiene que le resultan aplicables las
consecuencias de las doctrinas de los gobiernos de facto respecto a la posibilidad de realizar actos
necesarios para el cumplimiento de los fines perseguidos. Fue reiterada el 4 de junio de 1943.
La Etica Pública
El penúltimo párrafo del art. 36 define como contrario al sistema democrático al grave delito doloso
contra el Estado que conlleve enriquecimiento para quien lo cometa. Demanda que la Ley lo tipifique,
porque la Constitución no lo hace. El Congreso debe prever la inhabilitación y le queda a su
discreción la duración de la misma.

288
Sección Primera (Del Poder Legislativo) del Título Primero (Gobierno Federal) de la Segunda Parte
(Autoridades de la Nación)
Está mentando a un “órgano” que detenta la función legislativa en sentido material pero no la agota a
más de que tiene funciones administrativas, políticas y asimismo jurisdiccionales.
Es un órgano colegiado (diputados y senadores) y complejo cada cámara tiene naturaleza de
órgano).
Los actos del Congreso son : a) complejos, cuando requieren la competencia de la otra Cámara; los
llamamos “congresionales”. b) simples, cuando no lo demandan.
Reforma de 1994: arts. 44, 45 y 54; a) se añaden diputados por la Ciudad de Buenos Aires (por su
régimen autonómico); b) se mantienen diputados por la Capital Federal, si es que se decide su
traslado. El art. 54: a) añade senadores por la Ciudad de Buenos Aires; b) suprime los senadores por
la Capital Federal, que dejará de tenerlos si se traslada fuera de la ciudad de Buenos Aires. Hay
senadores por cada provincia y senadores por la Capital; b) se elevan de dos a tres el número de
senadores; c) reemplaza con elección directa el sistema de elección (antes era por las legislaturas en
las provincias y por el colegio electoral en la Capital Federal); d) reparte dos senadores al partido que
obtiene el mayor número de votos y un senador al partido que le sigue en número de votos.
El Bicamarismo: no se apoya en una mera división interna del órgano y del trabajo que la Constitución
encomienda. Es bicameral el congreso porque es federal el estado. Modelo es la constitución de
EEUU: la cámara de diputados (representantes) representa al “pueblo” y la de senadores a los
estados miembros o “provincias”
Art. 45: “Un Congreso compuesto de dos Cámaras, una de diputados de la Nación y otra de
senadores de las provincias y de la ciudad de Buenos Aires, será investido del Poder Legislativo de la
Nación”
Las provincias no quedan obligadas a repetir el bicamarismo porque no concurre la misma razón.
Pertenencia de las bancas: al legislador que es titular de una de ellas o al partido político con cuyo
patrocinio triunfó?. Para B.C., en el caso de los diputados, pertenecen al partido político. Hay
constituciones provinciales que definen la 289pertenencia partidaria de las bancas. En el
orden federal no hay norma expresa. Respecto de los senadores, según el art. 54: “…dos bancas al
partido político que obtenga el mayor número de votos..”. Ya no son elegidos por las legislaturas
provinciales, sino por el cuerpo electoral. Brinda una imagen de indudable perfil de representación.
partidaria (hay incluso un monopolio partidario de las candidaturas). Hay una doble representación
segúin B.C.
Recordar que dentro de la misma Sección que la Constitución dedica al Congreso, aparecen dos
órganos consideramos como “extrapoderes”: Auditoría General de la Nación (organismo de asistencia
técnica del congreso para el control externo del sector público – art. 85) y Defensor del Pueblo
(órgano independiente que cumple una función de defensa y protección de los derechos humanos, y
de control del ejercicio de las funciones administrativas públicas – art. 86).
LA CAMARA DE DIPUTADOS
Art. 45: “La Cámara de Diputados se compondrá de representantes elegidos directamente por el
pueblo de las provincias, de la ciudad de Buenos Aires y de la Capital en caso de traslado, que se
consideran a este fin como distritos electorales de un solo Estado y a simple pluralidad de sufragios;
el número de representantes será de de uno por cada treinta y tres mil habitantes o fracción que no
baje de los dieciséis mil quinientos”.
Son representantes de la Nación o del pueblo (arts. 45 y 46).
En el cálculo se incluye a los extranjeros. Se reajusta periódicamente, de acuerdo con el censo
general que según el art. 47 debe realizarse cada diez años.
La base puede aumentar, pero no disminuir.
El art. 47 viene siendo como una “norma transitoria” para la composición de la primera Cámara de
Diputados.
Elección: de modo directo y a simple pluralidad de sufragios.
Requisitos: (art. 48): 25 años de edad, 4 años de ciudadanía en ejercicio y ser natural de la provincia
que lo elija o con dos años de residencia inmediata en ella. (al tiempo de aprobarse el diploma; en
cambio para los senadores al tiempo de la elección).
Duración: (art. 50): “durarán en su 290representación por cuatro años, y son
reelegibles”. La Cámara se renueva por mitades cada dos años.
Reemplazo: (art. 51): “En caso de vacante, el gobierno de provincia, o de la Capital, hace proceder a
elección legal de un nuevo miembro”. B.C. reputa inconstitucional todo sistema legal que obliga a
elegir suplentes conjuntamente con los titulares para su remplazo.
LA CAMARA DE SENADORES
Art. 54: son tres senadores por cada provincia y tres por la Ciudad de Buenos Aires, pero cada
senador tiene un voto, o sea que la representación no se unifica.
Elección: en forma directa y conjunta por el cuerpo electoral (elección directa).
Requisitos: (art. 55): 30 años de edad; 6 años de ciudadanía; renta anual de dos mil pesos fuertes y
natural de la provincia que lo elija o con dos años de residencia inmediata en ella.
Duración: (art. 56): 6 años y son reelegibles indefinidamente (este adverbio no figura en la cláusula de
elección de los diputados).
Vacancia: (art. 62): “…por muerte, renuncia u otra causa, el Gobierno a que corresponda la vacante
hace proceder inmediatamente a la elección de un nuevo miembro”. Si es por renuncia, desde que el
Senado la acepta. Antes no se puede elegir. El electo, según B.C. debe ejercer el cargo por un nuevo
período de seis años.
El Vicepresidente de la Nación:
Es el presidente nato del Senado, pero no tendrá voto sino en el caso que haya empate en la
votación (art. 57).
El art. 58 establece que el Senado nombrará un presidente provisorio, para que lo presida en caso de
ausencia del vicepresidente.
Incompatibilidades: Ningún miembro del Congreso podrá recibir empleo o comisión del Poder
Ejecutivo, sin previo consentimiento de la Cámara respectiva. (art. 72). Art. 105: los ministros del
Poder Ejecutivo no pueden ser senadores ni diputados sin hacer dimisión de sus empleos de
ministros.
Se fundan en el sistema de división de poderes; en el propósito de una dedicación eficaz e
integral; principio ético. Los empleos de escala 291exceptuados son los que constituyen un estado
o profesión habitual que no se reciben por favor o gracia.
Los eclesiásticos regulares no pueden ser miembros del Congreso, ni los gobernadores de provincia,
por las de su mando (art. 73).
Los miembros del Congreso tienen prevista una remuneración fijada por Ley y pagada por el tesoro
de la nación. Se conoce como “dieta”, que no es un privilegio, sino de una compensación por los
servicios prestados.
Derecho Parlamentario: Es la parte del derecho constitucional del poder que se refiere a la
Constitución, los privilegios y el funcionamiento del Congreso. Comprende: a) la constitución del
Congreso en sentido formal, o sea, desde las sesiones preparatorias hasta la incorporación de los
legisladores, abarcando el juicio sobre la validez de la “elección-derecho-título” de los mismos, la
aceptación de sus diplomas, el juramento y la constitución de las autoridades; b) los llamados
privilegios o inmunidades –individuales y colectivos- c) el funcionamiento del Congreso: sesiones y
sus clases, duración, modo de reunión, carácter de las mismas, forma de emisión de los actos,
quorum, mayoría de votos, etc.- Algunos de estos aspectos están regulados por la propia
constitución; otros mediante el reclamento interno de cada Cámara (art. 66); muchos surgen de la
práctica o costumbre.
Sesiones del Congreso: a) sesiones preparatorias: tienen por objeto recibir a los electos que han
presentado diplomas expedidos por autoridad competente y elegir las autoridades de cada Cámara.
El juramento es exigido por el art. 67 de la Constitución y se presta en el acto de la incorporación, con
el objeto de desempeñar debidamente el cargo. Las Cámaras han elaborado sus fórmulas, que
pueden ser religiosas o laicas.
El juicio de elección por las Cámaras: art. 64 “cada Cámara es juez de las elecciones, derechos y
títulos de sus miembros en cuanto a su validez”. Dice “juez” pero no “exclusivo” lo cual tiene
importancia en orden al control judicial.
a) Tiene el privilegio de examinar la validez de ―título-derecho-elección‖ y nada más (por ej. si reúne las
condiciones que la Constitución exige y si las reúne al momento que la Constitución
determina; b) juzgar el acto electoral no 292 significa que las Cámaras juzguen los aspectos
―contenciosos‖ del proceso electoral (por ej. validez de los votos, anulación, voto en blanco, validez de las
actas), es ajena a la competencia parlamentaria y propia de los órganos judiciales electorales; c) Vidal
Campos opina que cabe un control judicial. El planteo de las impugnaciones puede efectuarse en las
sesiones preparatorias, pero Bielsa sostiene que no puede rechazarse el diploma de un electo. Los
reglamentos enfocan las causas de impugnación y los sujetos legitimados, cuanto el mecanismo de
sustanciación. El ejercicio de la facultad que consagra el art. 64, admite juzgar si el electo reúne el
requisito de la ―idoneidad‖ para ser diputado o senador (conf. al art. 16).

Sesiones ordinarias: el Congreso tiene asignado un período ordinario de sesiones y un receso


entre tales períodos, lo cual importa que la dinámica constitucional puede subsistir durante el
paréntesis de la actividad congresional.
El art. 63 dice que ambas Cámaras se reunirán en sesiones ordinarias todos los años desde el 1°
de marzo hasta el 30 de noviembre (según el art. 99 inc. 8° el presidente hace anualmente la
apertura de las sesiones) en caso de omisión presidencial, las Cámaras lo mismo abren las
sesiones ordinarias. Fuera del período de sesiones, no queda inhibido el trabajo parlamentario,
pero lo que no pueden las Cámaras es sesionar.
Sesiones de prórroga y extraordinarias: El art. 63 agrega que pueden ser convocadas
extraordinariamente por el Presidente de la Nación o prorrogadas sucesiones (art. 99 inc. 9°: el
presidente prorroga las sesiones ordinarias del Congreso o lo convoca a extraordinarias cuando
un grave interés de orden o de progreso lo requiera) sólo el presidente puede convocar a
extraordinarias. También puede prorrogar las ordinarias. En cuanto a la prórroga por el Congreso,
la doctrina entiende que es pertinente, a la luz de la diferente redacción del art. 63.
En la prórroga, el Congreso continúa su período anual y mantiene la plenitud de la competencia
del cuerpo y cada cámara la propia. En cambio, en las sesiones extraordinarias, la competencia
queda circunscripta a las cuestiones que provocan la realización de las sesiones, y que son fijadas
por el presidente.
293
No existen en nuestro derecho constitucional formal las denominadas comisiones permanentes.

El trabajo parlamentario: La constitución formal no contiene normas que establezcan de qué modo
trabajan las Cámaras para ejercer sus competencias. Se entiende que deben hacerlo en sesiones
separadas, salvo cuando manda reunirse en sesión conjunta –asamblea legislativa- (arts. 93 y 99
inc. 8°).
En el caso de mecanismo de sanción de las leyes, cada Cámara actúa separadamente: una es
Cámara de origen y la otra Cámara revisora.
Lo que sí contempla la Constitución después de la reforma de 1994, es la aprobación en
“comisiones” de cada Cámara de proyectos de ley en particular, conforme al art. 79.
La igualdad de ambas Cámaras: El Congreso tiene parificadas a ambas Cámaras.
No hay en nuestro régimen una Cámara con status prevalente. Las dos son iguales y los actos del
Congreso son actos complejos, en los que concurren dos voluntades, sin perjuicio de que algunas
leyes puedan tener origen exclusivamente en alguna de ellas, o que la insistencia de una cámara
acerca de un proyecto pueda asegurar su sanción o que el rechazo total impide repetir su
tratamiento en las sesiones de ese año y sin perjuicio, por último de las competencias privativas
de cada Cámara.
Simultaneidad de las sesiones: art. 65, ambas Cámaras empiezan y concluyen sus sesiones
simultáneamente; ninguna de ellas, mientras se hallan reunidas, podrá suspender sus sesiones
más de 3 días, sin consentimiento de la otra. La coordinación del trabajo parlamentario parece
haber exigido esa simultaneidad. En la constitución material esta norma es incumplida.
La publicidad de las sesiones: Los reglamentos de ambas Cámaras preven la publicidad. Se trata
de un requisito elemental del principio republicano de publicidad de los actos de gobierno. Las
sesiones secretas son inconstitucionales, salvo en casos excepcionales de secretos de
estado. 294
Quórum: número de miembros que se necesita para que un órgano colegiado pueda constituirse,
funcionar y adoptar decisiones. El art. 64 dice que ninguna de ellas entrará en sesión sin la
mayoría absoluta de sus miembros. Esto es más de la mitad. Si no se logra el quorum, pero un
número menor podrá compeler a los miembros ausentes a que concurran a las sesiones, en los
términos y bajo las penas que cada Cámara establecerá. Es la minoría por sí misma la que tiene
este derecho. Si está reglamentado, ya no podría apartarse. Se contempla un quórum agravado
en ciertos casos. Así, el art. 39 habla de la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros para
la sanción de la Ley de iniciativa popular. Igual quórum exige el art. 40 para la ley reglamentaria de
la consulta popular; el art. 75 inc. 2° alude a la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros
de cada Cámara para la sanción de la Ley convenio; igual el art. 75 inc. 3° para establecer y
modificar asignaciones específicas de recursos coparticipables; el 75 inc. 22 y 24; el 77 2° párrafo:
mayoría absoluta del total de miembros.
Comisiones legislativas: la comisión bicameral permanente para el seguimiento y control de los
decretos de necesidad y urgencia. Los reglamentos prevén comisiones permanentes y especiales y
transitorias. Algunas son creadas por ley.
Privilegios e inmunidades: se reputan establecidos en interés del parlamento como órganos y tienen
como finalidad asegurar la independencia, el funcionamiento y la jerarquía del mismo. Por eso se los
llama “inmunidades”. Vidal Campos habla de “garantías de funcionamiento”, tanto las que cubren al
órgano institución como a los órganos individuo. No pueden ser declinadas o renunciadas. CSJN:
caso Alem, año 1893. No ha buscado garantizar la constitución a los miembros del congreso con una
inmunidad que tenga objetivos personales, ni por razones del individuo mismo; son altos fines
políticos los que se ha propuesto.
a) Colectivos: atañen al cuerpo o cámara en conjunto y como órgano institución; b) personales: se refieren
a la situación o actuación de cada hombre que es miembro del cuerpo o cámara, en razón a la función
que ejerce.
Privilegios colectivos: a) juzgamiento de la validez de la elección derechos y títulos de sus
miembros; b)competencia para dictar su295reglamento; c) poder disciplinario de cada
cámara sobre sus miembros y aún sobre terceros extraños; d) el derecho de hacer comparecer a los
ministros del Poder Ejecutivo; e) el aceptar las renuncias de los legisladores.
Privilegios personales: inmunidad de opinión y expresión; inmunidad de arresto; desafuero; dieta.
Poder disciplinario: art. 66: cada Cámara podrá, con dos tercios de voto, corregir a cualquiera de
sus miembros por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones, o removerlo por
inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación y hasta excluirle de su seno.
a) La corrección cabe por cualquier hecho que altere o perturbe el trabajo parlamentario (insultos,
agravios, interrupciones reiteradas, etc. La sanción puede ser un llamamiento al orden, un pedido de
que retiren las expresiones ofensivas, la privación del uso de la palabra, multa, etc.
b) La remoción está prevista por causa de inhabilidad física o moral, posterior a su incorporación.
Entiende Vidal Campos que si es anterior, pero la Cámara la conoce después, puede funcionar.
c) La exclusión: no requiere inhabilidad, por lo que queda librada a la discreción de la Cámara en la
medida que se asegure el debido proceso y la defensa;
d) Frente a terceros, se lo ha interpretado como un privilegio implícito para castigar a quienes cometen
actos que implica una ofensa al parlamento o a alguno de sus miembros. Vidal Campos restringe esta
facultad exclusivamente para el mantenimiento del orden de las sesiones, criterio establecido por la
Corte de Jusiticia en el caso Pelaez Víctor del 15 de octubre de 1995 en que se hizo lugar un hábeas
corpus y consideró justiciable el arresto que había dispuesto el Senado contra quien realizó una
publicación periodística que se reputara ofensiva.

Inmunidad de expresión: siendo un órgano deliberativo, por excelencia, ha sido considerada como
imprescindible para el desempeño del cargo. Art. 68, ninguno de los miembros del Congreso puede
ser acusado, interrogado judicialmente, ni molestado por las opiniones o discursos que emita
desempeñando su mandato de legislador. La doctrina penal sostiene que se trata de una indemnidad
que protege opiniones y discursos emitidos “en el desempeño del cargo”. Es decir, desde que se
incorpora a la Cámara hasta que concluye su mandato, pero emitidos en tal lapso, quedan
cubiertos después del cese en el cargo. 296
Significan toda expresión oral o escrita en el desempeño del cargo, con ocasión del mismo y en
ejercicio de su función, aunque no sea en el recinto en tanto tenga suficiente conexidad funcional. No
cabe ni proceso judicial ni administrativo, ni siquiera el partido político al que pertenece puede
sancionarlo.
Inmunidad de arresto: art. 69, ningún senador o diputado, desde el día de su elección hasta el de su
cese puede ser arrestado, excepto el caso de ser sorprendido in fraganti en la ejecución de algún
crimen que merezca pena de muerte, infamante u otra aflictiva, de lo que se dará cuenta a la Cámara
con información sumaria del hecho.
Se trata de una inmunidad de detención o privación de libertad, salvo la única hipótesis en que es
posible.
Es exención de privación de la libertad pero no inmunidad de proceso.
Donde se escribió crimen debe leerse simplemente delito y el constituyente apuntó a incriminaciones
de gravedad. In fraganti significa en el instante de cometer el delito e incorpora a la tentativa. Se
considera aflictiva a toda pena que excede los 5 años de privación de la libertad.
El desafuero: el art. 70 lo contempla.
La Ley 25.320 publicada el 13 de setiembre de 2000 establece en su art. 1° que cuando por parte de
juez nacional o provincial se abra una causa penal en la que se impute la comisión de un delito a un
legislador, funcionario o magistrado sujeto a desafuero, el tribunal seguirá adelante con el
procedimiento judicial hasta su total conclusión. El llamado a indagatoria no se considera medida
restrictiva de la libertad, pero en el caso de que el legislador… no concurriera a prestarla, el tribunal
deberá solicitar su desafuero. En caso de dictarse alguna medida que vulnere la inmunidad de
arresto, la misma no se hará efectiva hasta que el legislador sujeto a desafuero no sea separado de
su cargo. El tribunal solicitará el desafuero acompañando copia de las actuaciones y expresando las
razones que justifiquen las medidas. No se podrá ordenar el allanamiento del domicilio particular o de
las oficinas de los legisladores, ni la intersección de su correspondencia o comunicaciones
telefónicas, sin autorización de la respectiva Cámara.
Art. 2: la solicitud de desafuero deberá ser 297girada de manera inmediata a la Comisión de
Asuntos Constitucionales, la que emitirá dictamen en un plazo de 60 días. La Cámara deberá tratar la
causa dentro de los 180 días.
Art. 3°: Si un legislador hubiera sido detenido, en virtud de lo dispuesto por el art. 69, el tribunal
pondrá inmediatamente en conocimiento del hecho a la Cámara correspondiente, quien decidirá por
los dos tercios de los votos, en sesión dentro de los 10 días, si procede el desafuero. Si es denegado,
el juez dispondrá la inmediata libertad del legislador.
Art. 4°: si fuera denegado el desafuero continuará la causa según su estado.
La interpelación: art. 71 Constitución Nacional: cada Cámara puede hacer venir a su Sala a los
ministros del Poder Ejecutivo para recibir las explicaciones e informes que estime convenientes
(interpelación) el art. 101 hace obligatoria la concurrencia del Jefe de Gabinete, de Ministros al menos
una vez por mes, alternativamente, a cada una de las Cámaras, para informar sobre la marcha del
gobierno. Puede ser interpelado y removido, por lo que hay que diferenciar su caso de los demás
ministros. Para estos últimos la interpelación es informativa. En cambio para el primero tiene
responsabilidad política, pues puede derivar en una moción de censura y su remoción.
Comisiones investigadoras: no requiere de una Ley reglamentaria. Se trata de poderes implícitos; no
necesariamente debe ser de naturaleza legislativa; debe desarrollarse con las limitaciones que la
Constitución le impone, no invadir zona de reserva de los otros poderes, ni violar la privacidad de las
personas.

Recurso extraordinario: es una vía de acceso a la Corte que no es originaria, sino posterior a una
instancia previa o anterior. No es un recurso de apelación común, sino excepcional, restringido y de
materia federal es “parcial” porque recae sobre la “parte” federal exclusivamente. Autores lo ven como
una especie de “casación” constitucional o federal que procura mantener la supremacía de la
Constitución y del derecho federal, así como lograr la aplicación uniforme del derecho constitucional
federal. No es una tercera instancia que se agregue a las propias de cada juicio.
La Ley 48: Art. 14: “Una vez radicado un juicio 298ante los tribunales de provincia, será
sentenciado y fenecido en la jurisdicción provincial, y sólo podrá apelarse a la Corte Suprema, de las
sentencias definitivas pronunciadas por los tribunales superiores de provincia, en los casos
siguientes: inc. 1°) cuando en un pleito se haya puesto en cuestión la validez de un tratado, de una
ley del Congreso, o de una autoridad ejercida en nombre de la Nación, y la decisión haya sido contra
su validez; inc. 2°) cuando la validez de una ley, decreto o autoridad de provincia se hayan puesto en
cuestión bajo la pretensión de ser repugnante a la Constitución Nacional, a los tratados o leyes del
Congreso, y la decisión haya sido en favor de la validez de la ley o autoridad de provincia; inc. 3°)
cuando la inteligencia de alguna cláusula de la Constitución o un tratado o Ley del Congreso, o una
comisión ejercida en nombre de una autoridad nacional, haya sido cuestionada y la decisión sea
contra la validez del título, derecho, privilegio o exención que se funda en dicha cláusula y sea
materia del litigio”.
Art. 16: cuando la Corte Suprema revoque, hará una declaratoria sobre el punto disputado y
devolverá la causa para que sea nuevamente juzgada; o bien resolverá sobre el fondo, y aún podrá
ordenar la ejecución, especialmente si la causa hubiese sido una vez devuelta por idéntica razón.
OBJETO: El control de la supremacía constitucional. Puede desglosarse: a) interpretación
constitucional; b) conflicto de constitucionalidad. Cabe hacer una distinción entre la finalidad concreta
que tiene el recurso para quien lo utiliza en un proceso y la finalidad institucional, que más allá del
interés del justiciable, es propia del instituto. En el primer caso, radica en la solución justa de “su”
juicio y la protección de los derechos que están en juego. Para el sistema institucional, estriba en el
control de constitucionalidad.
REQUISITOS: se recurre “contra” una sentencia que debe provenir de tribunales del Poder Judicial,
sean federales o provinciales, que debe ser el tribunal superior de la causa.
1) Requisitos comunes: a) previa intervención de un tribunal judicial (federal o provincial) que haya tenido
lugar en un juicio y concluido con una sentencia; que cause gravamen o agravio, con interés personal y
subsistencia actual de tales requisitos.
2) Requisitos propios: existencia en la causa de una cuestión (o caso) constitucional; relación directa
entre esa cuestión y la solución que la sentencia 299 le ha dado al juicio; que la sentencia haya sido
contraria al derecho federal invocado.
3) Requisitos formales: introducción oportuna de la cuestión constitucional; mantenimiento sucesivo en todas
las instancias; interposición por escrito del recurso, con debido fundamento.

No procede contra las sentencias de la propia Corte; contra las sentencias que no son definitivas; que
no han emanado del tribunal superior de la causa; decisiones en procedimientos de superintendencia;
medidas disciplinarias; fallos plenarios, cuando no implica resolver en concreto el caso.
CUESTION CONSTITUCIONAL: es el tronco vertebral del recurso, como que hace a su objeto. Es
una cuestión de derecho en que directa o indirectamente está comprometida la Constitución: cuestión
constitucional simple: versa sobre la interpretación pura y simple de normas o actos de naturaleza
federal; cuestión constitucional compleja: versa sobre un conflicto de constitucionalidad, entre normas
o actos infraconstitucionales (de cualquier naturaleza) y la constitución federal.
La cuestión constitucional simple pone bajo interpretación a normas o actos federales de forma que
queda fuera de ella la interpretación de normas o actos no federales (derecho común, derecho
provincial). Recae entonces sobre la interpretación de la propia constitución federal, de los tratados
con jerarquía constitucional, de las leyes federales, de los decretos reglamentarios de éstas; de otras
normas federales y de actos federales de órganos del gobierno federal. En consecuencia, no da lugar
al recurso extraordinario la interpretación de leyes nacionales locales, de leyes nacionales de derecho
común; sus reglamentaciones; de normas provinciales.

300
Cuestiones ajenas:
a) las cuestiones sobre interpretación del derecho común o local; b) las cuestiones de
hecho y prueba. No se trata de un dogma; las cuestiones insustanciales y las insuficientes,
como por ejemplo cuando la sentencia coincide con la jurisprudencia de la Corte; c) las
sentencias de la propia Corte Suprema; d) si ya intervino la Corte y el Tribunal al que le fue
devuelta la causa para que dicte nuevo fallo, lo hace apartándose del criterio sentado.

La arbitrariedad de la sentencia:
Se trata de una cuestión constitucional compleja directa. El antecedente es el caso Rey vs. Rocha de
1909. Supuestos de arbitrariedad: a) sentencias arbitrarias con relación al derecho aplicable: la que
decide contra legem; la que carece de fundamento normativo; la que se basa en afirmaciones
dogmáticas del juez; la que se funda en pautas demasiado genéricas; la que se aparta del derecho
aplicable; la que aplica una norma que no se refiere al caso; la que aplica derecho no vigente; la que
invoca jurisprudencia que no se refiere al caso; la que aplica una norma referida al caso, pero la
desvirtúa; b) sentencias arbitrarias con relación a las pretensiones de las partes: b.1) en orden al
principio de congruencia: la que omite decidir pretensiones articuladas; la que excede las
pretensiones, decidiendo cuestiones no propuestas; b.2) en orden a la prueba: la que omite
considerar pruebas que se han rendido en el proceso; la que considera probado algo que no está
probado; la que valora arbitrariamente la prueba y la que carece de motivación suficiente en orden a
la prueba; c) sentencias arbitrarias en relación a la irrevisabilidad o inmutabilidad: la que viola la cosa
juzgada; la que incurre en exceso de jurisdicción, reviendo la Alzada cuestiones que no fueron
materia del recurso; la que viola la preclusión procesal. d) Sentencias arbitrarias por exceso ritual
manifiesto: la que desnaturalizando las formas procesales, en desmedro de la verdad objetiva, utiliza
excesivo rigor en la interpretación de los hechos; e) sentencias arbitrarias por autocontradicción: la
que en la parte dispositiva decide en contra de lo razonado en los considerandos.
La gravedad o el interés institucional:
“Cuando lo resuelto en la causa excede el mero301interés individual de las partes y atañe a la
colectividad”. Es una pauta muy elástica. Ha servido para suavizar requisitos de admisibilidad.
La sentencia definitiva del Tribunal Superior de la causa:
El juicio: juicio, caso o pleito son sinónimos. Es todo asunto susceptible de ser llevado ante los
tribunales de justicia mediante alguno de los procedimientos establecidos a ese efecto. Puede haber
tramitado ante tribunales federales o provinciales.
La sentencia definitiva:
Es la que pone fin a la cuestión debatida en el juicio, impidiendo que pueda renovarse o replantearse
o la que impide su continuación, o la que causa un agravio de imposible, difícil o deficiente reparación
ulterior.
El tribunal superior de la causa:
La ley habla de Superior Tribunal de la Provincia: el que hasta 1986 tenía competencia para decidir
finalmente con el caso Strada de 1986 que es imprescindible, si el juicio se tramita en jurisdicción
provincial, cualquiera sea el sistema procesal de instancias para ese caso, que el Superior Tribunal
de esa provincia intervenga dictando una sentencia que resuelva el caso.
La conclusión es ésta: en todos los procesos que tramitan ante tribunales provinciales y en los que
exista una cuestión federal, el Superior Tribunal de cada provincia tiene jurisdicción y competencia de
ejercicio obligatorio para decidir esa cuestión con carácter
previo al recurso extraordinario. Es decir que la Corte Suprema obligó a los superiores tribunales a
decidir las cuestiones federales. Este criterio lo refuerza en el caso Di Mascio de 1988 cuando decide
que aún en caso de inexistencia de recurso para incitar la jurisdicción apelada, el Superior Tribunal
tiene obligación de dictar sentencia sobre la cuestión federal.
Procedimiento en la instancia extraordinaria:
El recurso se plantea ante el Tribunal de última instancia, sin perjuicio de la evaluación que hace la
Corte. Si es denegado, se puede acudir en queja directamente ante la Corte Suprema, reproduciendo
el fundamento y atacando luego el de la resolución del Tribunal Superior.
“El certiorari” – Ley 23.774 de 1990 (art. 280 del Código Procesal. La Corte puede según su sana
discreción rechazar el recurso extraordinario en 302tres supuestos: a) cuando falta agravio federal
suficiente; b) cuando las cuestiones son insustanciales; c) cuando las cuestiones carecen de
trascendencia. Es decir son supuestos en que la Corte excluye su intervención. No es
inconstitucional.
Jurisdicción supraestatal:
Al ratificar el Pacto de San José de Costa Rica el país acata la jurisdicción internacional de la
Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos,
que es un tribunal internacional, no de un estado. Debe haberse agotado la jurisdicción nacional
(inclusive con sentencia de la Corte). No actúa como tribunal de Alzada. Se trata de un proceso
internacional independiente, es decir de un nuevo juicio, sobre la interpretación y aplicación del Pacto,
en cuanto tratado internacional. No afecta la cosa juzgada.

DAÑOS Y PERJUICIOS: Denuncia penal; supuestos en que una denuncia penal puede
Originar la obligación de pagar daños y perjuicios.
Alude también el actor en su demanda que el demandado de mala fe, efectuó una denuncia
calumniosa penal, sin haber ejercido regularmente un derecho (art. 1071 Cód.Civ.) y con intención de
causar un daño a su parte (art. 1072) a sabiendas que el resultado de la acción penal lo perjudicaría.
Sin embargo, tal como se ha resuelto, la denuncia o querella no constituye por sí sola fundamento de
la acción resarcitoria para que pueda servir de base a una acción civil de daños y perjuicios
promovida por el denunciado; es necesario que el denunciante o querellante haya procedido con
culpa o negligencia, o con pleno conocimiento de la inocencia del imputado, con el propósito de
perjudicar, de consumar una venganza, circunstancia que no se acredita solamente con el rechazo de
la denuncia; ni la absolución ni el sobreseimiento de la causa penal responsabilizan al denunciante
cuando la forma como se presentaron los hechos autorizaban a pensar, razonablemente, en la
existencia de delito (CApel.CC.Salta, Sala II, Fallos año 1985, pág. 214; TSSanta Cruz, Sala I, en
Rep.L.L. XXXIV, pág. 432, n° 121; CNCiv., Sala E, en LL 1976-C-402; CNCiv. Sala A, en LL
1975-D-439 sec.jurisp. agrup.caso 1540). 303
(CApel.CC.Salta, Sala III, tomo 1986, fl. 1311 (Ríos vs. Barrios) 21-10-86
Cciv.2°Cap.LL 21-269 y 59-84 – C2°CCTucumán, JA 1979-II-453- Salas ―Cód.Civ.‖,I,556/57
DAÑOS Y PERJUICIOS: Denuncia penal; supuestos en que una denuncia penal puede
Originar la obligación de pagar daños y perjuicios.
En un caso anterior (CApel.CC.Salta, Sala III, fallos año 1986, pág. 1311) esta Sala había señalado
que la denuncia o querella no constituye por sí sola fundamento de la acción resarcitoria para que
pueda servir de base a una acción civil de daños y perjuicios promovida por el denunciado; es
necesario que el denunciante o querellante haya procedido con culpa o negligencia, o con pleno
conocimiento de la inocencia del impugnado, con el propósito de perjudicar, de consumar una
venganza circunstancia que no se acredita solamente con el rechazo de la denuncia; ni la absolución
ni el sobreseimiento de la causa penal responsabilizan al denunciante cuando la forma como se
presentaron los hechos autorizaba a pensar razonablemente, en la existencia de delito (CApel.CC
Salta, Sala II, año 1985, pág. 214; CNCiv.Sala E, en LL 1976-C-402; CNCiv.Sala A, en LL 1975-D-
439, sec. Jurisp.agrup.,caso 1540). Para que surja la obligación de indemnizar por el daño sufrido,
debe tratarse de una denuncia o querella calumniosa, siendo tal la que es formulada con temeridad o
malicia, o efectuada con el deliberado propósito de perjudicar, o también si se actúa con culpa
inexcusable o con ligereza o con despreocupación por el honor ajeno (TSSanta Cruz, Sala I, en
Rep.L.L. XXXIV, pág. 432, n° 121); pues el principio contenido en el art. 1071 del Cód.Civ. es
inaplicable cuando el acto –la denuncia, en el caso de autos- es la consecuencia de una conducta
irreflexiva, precipitada o imprudente, o de un error inexcusable, que llega a lesionar injustamente un
derecho ajeno (CNCiv.Sala B, en LL 129-554). Y en estos casos, si por no existir dolo no resulta de
aplicación el art. 1090 del Cód.Civ., existiendo culpa en la actitud que ha causado el daño
corresponde la aplicación del art. 1109 del citado Cód. (conf. Llambías: “Obligaciones”, Bs.As., Edit.
Perrot, 1976, IV-A, pág. 142/143, nota 272; Belluscio-Zannoni: “Cód.Civil”, Bs.As., Astrea, 1984, t. 5,
p. 259).
Todos estos elementos llevan al convencimiento de que la denuncia realizada era totalmente innecesaria;
es verdad que hubieron circunstancias que 304razonablemente justificaban una investigación; pero
tal como se han ido presentando las cosas, al momento de realizar la denuncia ya existían elementos que
tornaban innecesaria la investigación penal. Por ello, entonces, es que tal denuncia carece de un justificativo
razonable en la oportunidad en que se presentó; y aparece, más bien, como un medio utilizado para molestar
al actor. Y por tal motivo, la existencia del ilícito civil aparece clara; y su autor debe indemnizar los daños
causados.
Frente a una denuncia calumniosa el responsable debe indemnizar todo el perjuicio material y moral que sufra la
víctima (art. 1090 Cód.Civ.) (Llambías, ―Obligaciones‖ Bs.As., Edit.Perrot, 1976, IV-A, p.145, n° 2391).
Mientras el daño material entraña siempre una lesión patrimonial, el daño moral se mantiene, en cambio, en
el terreno de lo subjetivo, en el mundo de las afecciones; y su consecuencia más notable es el dolor (Dasen:
―Estudios de Derecho Privado y Procesal Civil‖, BsAs., p. 161 y ss.). Y evidentemente, frente a una
denuncia calumniosa, y hasta tanto se ha obtenido el sobreseimiento (como ocurre en autos) no hay dudas
que ello ha producido en el imputado una afección y una intranquilidad anímica, a más de la lesión de
sentimientos derivados del menoscabo que ocasiona la atribución de una conducta ilícita.

Referencias: DAÑOS Y PERJUICIOS: Indemnización; daño moral; denuncia penal


(CApel.CC.Salta, Sala III, t. 1987, f. 641 ( 4/6/87)

305
DAÑOS Y PERJUICIOS: Denuncia penal; supuestos en que una denuncia penal puede
Originar la obligación de pagar daños y perjuicios.
Sobre el tema esta Sala ha señalado que la denuncia o querella no constituye por sí sola fundamento
de acción resarcitoria para que pueda servir de base a una acción civil de daños y perjuicios
promovida por el denunciado; es necesario que el denunciante o querellante haya procedido con
culpa o negligencia, o con pleno conocimiento de la inocencia del impugnado, con el propósito de
perjudicar, de consumar una venganza circunstancia que no se acredita solamente con el rechazo de
la denuncia; ni la absolución ni el sobreseimiento de la causa penal responsabilizan al denunciante
cuando la forma como se presentaron los hechos autorizaba a pensar razonablemente, en la
existencia de delito (CApel.CC Salta, Sala II, año 1985, pág. 214; CNCiv.Sala E, en LL 1976-C-402;
CNCiv.Sala A, en LL 1975-D-439, sec. Jurisp.agrup.,caso 1540). Para que surja la obligación de
indemnizar por el daño sufrido, debe tratarse de una denuncia o querella calumniosa, siendo tal la
que es formulada con temeridad o malicia, o efectuada con el deliberado propósito de perjudicar, o
también si se actúa con culpa inexcusable o con ligereza o con despreocupación por el honor ajeno
(TSSanta Cruz, Sala I, en Rep.L.L. XXXIV, pág. 432, n° 121); pues el principio contenido en el art.
1071 del Cód.Civ. es inaplicable cuando el acto –la denuncia, en el caso de autos- es la
consecuencia de una conducta irreflexiva, precipitada o imprudente, o de un error inexcusable, que
llega a lesionar injustamente un derecho ajeno (CNCiv.Sala B, en LL 129-554). Y en estos casos, si
por no existir dolo no resulta de aplicación el art. 1090 del Cód.Civ., existiendo culpa en la actitud que
ha causado el daño corresponde la aplicación del art. 1109 del citado Cód. (conf. Llambías:
“Obligaciones”, Bs.As., Edit. Perrot, 1976, IV-A, pág. 142/143, nota 272; Belluscio-Zannoni:
“Cód.Civil”, Bs.As., Astrea, 1984, t. 5, p. 259) (CApel.CC Salta, Sala III, t. 1987, p. 641).
Frente a una denuncia calumniosa el responsable debe indemnizar todo el perjuicio material y moral que sufra la
víctima (art. 1090 Cód.Civ.) (Llambías, ―Obligaciones‖ Bs.As., Edit.Perrot, 1976, IV-A, p.145, n° 2391).
Mientras el daño material entraña siempre una lesión patrimonial, el daño moral se mantiene, en cambio, en
el terreno de lo subjetivo, en el mundo de las afecciones; y su consecuencia más notable es el dolor
(Dasen: ―Estudios de Derecho Privado y Procesal306Civil‖, BsAs., p. 161 y ss.). Y evidentemente, frente a
una denuncia calumniosa, y hasta tanto se ha obtenido el sobreseimiento (como ocurre en autos) no hay
dudas que ello ha producido en el imputado una afección y una intranquilidad anímica, a más de la lesión de
sentimientos derivados del menoscabo que ocasiona la atribución de una conducta ilícita.(CApel.CC.Salta,
Sala III, t. 1987, f. 641 ( 4/6/87)
En el caso puede concluirse que la denuncia ha sido realizada en forma imprudente y maliciosa por el
demandado, conociendo que las cosas no eran como lo ha expresado al momento de formularal. Bajo tales
circunstancias, entonces, la existencia del ilícito civil aparece clara, y su autor debe indemnizar los daños
causados. En el caso concretamente se demanda el daño moral. (del voto del Dr. Boschero)
(CApel.Salta, Sala III, CC. Bellido vs. Rodriguez, 14/12/89, fl. 1405)

307
CONSTITUCION DE LA PROVINCIA
Art. 150: Composición: El Poder Judicial de la Provincia es ejercido por una Corte de Justicia, que
asegura el ejercicio independiente de la función judicial, compuesta por un número impar de jueces
establecidos por Ley, y demás tribunales inferiores que la Ley determine, fijándoles su jurisdicción y
competencia.
Art. 151: Independencia: El Poder Judicial para afirmar y mantener la inviolabilidad de su
independencia orgánica y funcional, tiene todo el imperio necesario.
Art. 152: Presidencia: El presidente de la Corte de Justicia es elegido cada dos años entre sus
miembros. Para ejercitar su competencia por vía recursiva la Corte puede dividirse en Salas.
Art. 153: Atribuciones y competencias. La Corte de Justicia, sin perjuicio de las demás que le confiere
la Ley, tiene las siguientes atribuciones y competencias:
Atribuciones:
a) Ejerce la superintendencia de la Administración de Justicia.
b) Dicta los reglamentos necesarios para el mejor desempeño de la función judicial
c) Nombra a los funcionarios y empleados y los remueve. Los Secretarios y Prosecretarios
Letrados son designados previo concurso público
d) Confecciona su presupuesto de erogaciones
e) Tiene iniciativa legislativa, no exclusiva, con respecto a la Ley Orgánica, Códigos Procesales y
demás leyes referidas directamente al funcionamiento de este Poder
f) Tiene voz, a través de uno de sus miembros, en las deliberaciones legislativas en que se trate su
presupuesto o alguna de las leyes referidas en el inciso anterior.
g) Supervisa el sistema carcelario de la Provincia
h) Dirige la Escuela de la Magistratura con participación de los jueces inferiores

Es el intérprete final en el ámbito provincial, de las constituciones de la Nación y de la


Provincia.
II) Le compete conocer y decidir en forma308originaria:
a) Las acciones sobre inconstitucionalidad de leyes, decretos, ordenanzas,
reglamentos o resoluciones que estatuyan sobre materias regidas por esta
Constitución.
b) Los conflictos de jurisdicción y competencia entre los poderes públicos provinciales
y municipales, entes públicos, autoridades, entre las ramas de un mismo poder y en
los que se susciten entre los tribunales de justicia.
c) En las acciones de amparo, hábeas corpus y hábeas data contra cualquier acto u
omisión de alguna de las Cámaras o del titular del Poder Ejecutivo
III) Le compete conocer y decidir por vía recursiva:
a) en los recursos contra las decisiones de última instancia de tribunales inferiores
contrarias a la Constitución Nacional y a esta constitución.
b) En los demás recursos previstos especialmente por las leyes.
c) En los recursos contra las decisiones definitivas de los jueces inferiores en las
acciones de amparo, hábeas corpus y hábeas data.

Art. 154: Requisitos: Para ser Juez de Corte o de Cámara se requiere ser ciudadano argentino,
poseer título de abogado y tener por lo menos 30 años de edad, diez (10) en el ejercicio de la
profesión de abogado o de la magistratura o ministerio público, y cuatro (4) años de residencia
inmediata en la Provincia si no hubiere nacido en ésta.
Para los demás jueces, se requiere ser ciudadano argentino, poseer título de abogado, tener 26 años
de edad y seis (6) años en el ejercicio de la profesión de abogado o en la función judicial o ministerio
público, y cuatro (4) años de residencia inmediata en la Provincia si no hubiere nacido en ésta.
Art. 155: Incompatibilidades: Los jueces y secretarios no pueden realizar actividad política partidaria.
Tampoco pueden ejercer profesión, empleo ni actividad con fines de lucro, salvo la docencia, las
comisiones de carácter honorario, técnicas y transitorias.
Art. 156: Designaciones: Los jueces de la Corte de Justicia son nombrados por el Poder
Ejecutivo con acuerdo del Senado prestado en 309sesión pública. Duran seis (6) años en sus
funciones, pudiendo ser nombrados nuevamente.
Los demás jueces son designados de la misma manera previa selección de los postulantes por el
Consejo de la Magistratura y son inamovibles en sus cargos mientras dure su buena conducta y
desempeño.
La inamovilidad cesa en el momento en que el magistrado pueda obtener la jubilación. En este último
caso un nuevo nombramiento, sin intervención del Consejo, será necesario para mantener en el cargo
por un período de cinco (5) años.
Art. 157: Consejo de la Magistratura: Composición: El Consejo de la Magistratura tiene a su cargo la
selección de los magistrados inferiores del Poder Judicial, jueces de Paz Letrados y funcionarios del
Ministerio Público, mediante concurso público y está integrado por un juez de la Corte que lo preside;
un representante de los jueces inferiores, elegidos por voto directo, secreto y obligatorio. Un
representante del Ministerio Público, tres (3) abogados de la matrícula. Tres (3) representantes de la
Cámara de Diputados, correspondiendo dos (2) a la mayoría y uno (1) a la primera minoría.
Art. 158: Duración: los miembros duran cuatro (4) años en sus funciones no pudiendo ser reelectos en
forma inmediata.
Art. 159: Atribuciones:
selecciona mediante concurso público a los postulantes;
remite al Poder Ejecutivo ternas vinculantes para el nombramiento de los magistrados y
funcionarios
dicta su reglamento interno
convoca a elecciones para elección de los representantes
Art. 160: Remoción: los jueces de la Corte de Justicia están sujetos a Juicio Político por las causales
de delito común, mala conducta, retardo de justicia, mal desempeño o falta de cumplimiento de los
deberes a su cargo. La formación de causa requiere el voto de los dos tercios de los miembros
presentes de la Cámara de Diputados. Los demás jueces pueden ser acusados por las mismas
causales por cualquiera del pueblo o por el Ministerio Público ante un Jurado de
Enjuiciamiento integrado por el presidente de la 310Corte; un juez de Corte; dos diputados y dos
senadores, abogados si los hubiera, uno por la mayoría y uno por la primera minoría; el fiscal de
estado; un abogado designado por la Cámara de Diputados y un abogado designado por la Cámara
de Senadores (nueve miembros) duran dos (2) años y pueden ser reelectos. Debe concluir el juicio
dentro de los cuatro (4) meses contados a partir de la acusación bajo sanción de caducidad. El fallo
no tiene mas efecto que destituir al acusado y aún declararlo inhábil para ocupar cargos en la
Provincia. Al declararse la admisibilidad formal, el enjuiciado quedará suspendido en sus funciones.
Art. 161: Inmunidades: Los jueces gozan de las mismas inmunidades que los miembros del Poder
Legislativo y su retribución no puede ser suspendida ni disminuida sino por leyes generales
extensivas a todos los poderes del estado.
LEY ORGANICA DEL PODER JUDICIAL - 5642/80
1)El Poder Judicial será ejercido por tribunales independientes, únicamente sometidos al
ordenamiento jurídico de la Constitución y al que establezcan las leyes nacionales y provinciales.
La competencia de la Corte es la determinada por la Constitución y la de los tribunales inferiores por
las disposiciones propias de cada fuero
4) Funciones auxiliares. Interviene en la Administración de Justicia, colaborando, los abogados,
escribanos y procuradores; los jefes y el personal de los establecimientos penales y policiales; los
contadores, rematadores, traductores … y toda clase de expertos o peritos.
5) Servicios profesionales oficiales: El Poder Judicial podrá utilizar los servicios de instituciones
oficiales o profesionales que cumplan funciones en organismos estatales
6) Los tribunales procederán aplicando la Constitución, los tratados y las leyes nacionales y
provinciales
7) Conciliación: los jueces podrán intentarla, siempre que no se afecte el orden público
9) Juramento
10) Asistencia: constituye un deber concurrir diariamente a su despacho y cumplir con el horario
11) Secretarios: Los jueces estarán asistidos por uno o más secretarios con título de abogado
12) Indelegabilidad: Los jueces no pueden delegar su jurisdicción
311
13) Conducta: deben velar para que las actividades judiciales se desarrollen dentro de un ambiente
de orden y respeto
20) División territorial: la Provincia queda dividida, en cuanto a la competencia territorial, en tres
distritos
21) El Distrito Judicial del Norte comprende los departamentos de Orán, Rivadavia y San Martín
22) El Distrito Judicial del Sur comprende los departamentos de Anta, La Candelaria, Metán y Rosario
de la Frontera
23) El Distrito Judicial del Centro comprende los departamentos no enumerados
24) La Corte tiene su sede en la Capital y jurisdicción y competencia territoriales en toda la Provincia.
Las Cámaras y los Juzgados tienen jurisdicción en todo el territorio y la competencia territorial y
por materia que en cada caso se asigna.
40) La interpretación que la Corte haga de los textos de la Constitución y de las leyes será obligatoria
para todos los tribunales
45) Suspensión de términos durante el mes de Enero de cada año se suspenderá el funcionamiento
de los tribunales y juzgados y los plazos procesales. También podrá disponer feria a mitad de año
46) Durante la feria podrán iniciarse o proseguirse: las medidas cautelares, las denuncias por la
comisión de delitos. Los concursos. Las acciones de amparo. Los demás asuntos cuando se
justifique que se encuentran expuestos a la pérdida de un derecho o a sufrir graves perjuicios si
no se les atiende

Ley ORGANICA DE LA JUSTICIA EN LO CIVIL Y COMERCIAL (5595/80)


La competencia en materia civil o comercial corresponderá a la Cámara de Apelaciones, a los Juzgados de
Primera Instancia y a los Juzgados de Paz de Campaña
La Cámara está compuesta por 10 jueces y funciona dividida en 5 salas de dos miembros
6) La Cámara tiene asiento en la ciudad de Salta con jurisdicción en toda la Provincia y conoce: a) recursos
ordinarios contra resoluciones de jueces de primera instancia, de jueces de Paz y demás
previstos; b) recusaciones y excusaciones de sus 312 propios miembros
8) Las Salas de la Cámara se reunirán en pleno con el objeto de unificar jurisprudencia, a solicitud de
cualquiera de las Salas o a petición de alguna de las partes cuando no se hubiera dictado sentencia,
individualizando la existencia de resoluciones contradictorias
9) La decisión del plenario se adopta por mayoría de votos
10) Si alguna se apartara de la jurisprudencia establecida, podrá recurrirse dentro de cinco (5) días
11) Los juzgados civiles y comerciales conocen de las causas que no correspondan a otro tribunal
13)Los juzgados de Personas y Familia en causas de divorcios, separación de bienes y de
declaración de incapacidad
16) Juzgado de Minas
CREACION DE LOS DISTRITOS
Se crean en 1957, los distritos judiciales del Norte y del Sur y en 1978 se divide el del Norte en dos
circunscripciones (Orán y Tartagal)
Incompatibilidades: Ley 5297
Ley del Ministerio Público – n° 6477/87: consagra su autonomía e independencia de los demás
órganos del poder público.
Son atribuciones del mismo el velar por la observancia de la Constitución y de las leyes, vigilar el
respeto a los derechos, velar por la garantía de los derechos humanos en las cárceles. Velar por el
cumplimiento de los plazos procesales. Intervenir en toda causa judicial en que esté interesado el
orden público. Ejercer la acción penal en los delitos de acción pública.
Acciones Civiles contra la Provincia (sus reparticiones o las municipalidades) no se le dará curso sin
que se acredite haber precedido la reclamación de los derechos controvertidos en sede administrativa
y su denegación. Tiene la administración 90 días y el interesado luego debe requerir el pronto
despacho a partir del cual hay 45 días más.
Se trata de una exigencia que no afecta la garantía de la defensa en juicio y no viola el art. 5° de la
Constitución. Cuando se advierte la inutilidad del reclamo, no es necesaria.
LEY ORGANICA DE LA JUSTICIA DE PAZ DE CAMPAÑA (5594/80)
Hay jueces de Paz en los municipios de la 313Provincia. Tienen competencia en juicios
sucesorios no superiores al 5% del salario mínimo; también pueden practicar inventarios de bienes y
dar cumplimiento a las comisiones
ESCRITOS JUDICIALES (Acordada 5775/84)
Dispone que los escritos judiciales deben redactarse de modo que permitan la fácil comprensión de
sus planteos y peticiones, la individualización del juicio y el conocimiento de la identidad del autor. En
caso de deficiencia, podrán mandar los jueces se subsane la misma dentro de los dos días.
Acordada 8154/98: Deja sin efecto la división en Salas de la Corte, estableciendo que la competencia
recursiva será ejercida por el tribunal en plen

VACACIONES - NO COMPENSACION EN DINERO


No ejercido el derecho que prevé el art. 157 L.C.T. a tomar vacaciones vencido el plazo patronal para
otorgárselas, pierde el trabajador la posibilidad de gozarlas. La Ley quiere descanso y no beneficio
económico; por lo que no corresponde su cobro, con excepción de la hipótesis de extinción del
contrato (art. 156).
Libro de Sentencia Cp. Fl. 141/145 – Tomo I, Sala I (Expte. 1377/86) (Dres. Zenzano y Figueroa –
Cámara Laboral

VACACIONES : IMPROCEDENCIA DE SU COMPENSACION EN DINERO


El principio contenido en el art. 156 de la L.C.T. admite una única excepción en relación a la
compensación en dinero de las vacaciones no gozadas es aquella en ocasión de la ruptura del
vínculo laboral.
El beneficio de las vacaciones anuales pagas, no puede ser compensado en dinero ya que en cada
oportunidad los dependientes tienen el derecho de tomarse por sí el descanso anual, aún mediando
negativa del principal.
Dres. Zenzano y Figueroa: Expte. 1089/85 – Cp. Fl. 178/179 – L. Sentencias/85 – Tomo I – Sala I
– C.Laboral 314
AMPARO Y DECLARACION DE INCONSTITUCIONALIDAD
El inc. d), del art. 2° de la ley 16.986 (ADLA, XXVI-C, 1491), no puede impedir la declaración de invalidez de
una norma que resultase palmariamente opuesta a preceptos constitucionales. (Del voto de los doctores Belluscio
y Petracchi) (C.S.J. en causa: ―Arenzón, Gabriel D. c. Gobierno nacional, Ministerio de Educación -Dirección
Nacional de Sanidad Escolar‖ de fecha:1984/05/15 en L.L., 1984-C, 183 - JA, 984-III).
Como principio -art. 2°, inc. d, ley 16.986(ADLA, XXVI-C, 1491), - la declaración de inconstitucionalidad no es
pertinente en las demandas de amparo. Empero, cuando las disposiciones de una ley, decreto u ordenanza
resultan claramente violatorias de algunos de los derechos garantidos, la existencia de reglamentación no es
obstáculo para que se restablezca de inmediato a la persona en el goce del derecho fundamental vulnerado. (C.N.
Fed. Contenciosoadministrativo – Sala III, en causa ―Arenzón, Gabriel D. c. Gobierno nacional -Ministerio de
Educación, Dirección Nacional de Sanidad Escolar‖ de 1983/05/10, en ED, 104-657).

Si el acto u omisión se sustenta en una norma general -ley, decreto, ordenanza, etc.- no exhibe, como regla,
arbitrariedad o ilegalidad notorias ; la demanda de amparo no constituye como principio la vía adecuada para
discutir la validez o constitucionalidad de las leyes y reglamentos, a menos que la violación de los derechos o
garantías sea palmaria, caso en el cual pueden los tribunales declarar la inconstitucionalidad en este
procedimiento sumario.
(C.S., en causa: ―Deledda, Francisco y otros c. Estado nacional‖, 1988/08/04, en LA LEY, 1989-A, 458 - DJ,
1989-1-775).
El pedido de declaración de inconstitucionalidad de una norma importa el ejercicio de una acción directa de
inconstitucionalidad, de aquellas que explícitamente ha admitido la jurisprudencia como medio idóneo—
ya sea bajo la forma de amparo, la acción de mera 315certeza o el juicio sumario en materia constitucional-
para prevenir o impedir las lesiones de derechos de base constitucional. (C.S. en causa: ―Asociación de Grandes
Usuarios de Energía de la República Argentina (AGUEERA) c. Provincia de Buenos Aires‖ de 1997/04/22, en
LA LEY, 1997-C, 322, con nota de Agustín - LA LEY, 1997-E, 85, con nota de Maximiliano Toricelli - DJ,
1997-2-428.).
Si bien en el procedimiento de la acción de amparo no cabe, en principio, cuestionar la constitucionalidad de una
norma legal, eso no impide que deba prescindirse de la aplicación de aquellas normas que se encuentran
palmariamente en pugna con la Constitución Nacional, sin necesidad de solemnidades ni declaración de
inconstitucionalidad alguna. (C.N.Penal Económico – Sala A, en causa ―Valenti Especialidades‖, del
1993/04/02 en LA LEY, 1993-C, 203 - DJ, 1993-2-349).
La inexistencia actual de obstáculos para arribar en el marco de la acción de amparo a un examen de
constitucionalidad de las disposiciones involucradas -en el caso, el decreto 863/98 (Adla, LVIII-C, 3023) sobre
funciones de la AFIP con respecto a los recursos de la Seguridad Social- no justifica que se difiera la solución
del problema a un proceso ordinario posterior, si se halla involucrada exclusivamente una cuestión jurídica que
no resulta compleja. (C.N.Fed. Contenciosoadministrativo – Sala I, en causa : ―Omega A.R.T.S.A. c. Estado
nacional‖ de 1999/03/11 en LA LEY, 2000-C, 106).
Son inconstitucionales por irrazonables los arts. 1° y 2° del decreto 1316/2002 (Adla, Bol. 19/2002 p. 3), que
suspenden el cumplimiento de medidas precautorias y sentencias definitivas sobre ahorros incluidos en el
―corralito‖ -decreto 1570/2001 y normas concordantes (Adla, LXII-A, 65)-, pues amén de que dicha medida no
fue dispuesta por ley del Congreso, el pago de las sumas reclamadas recae sobre las entidades bancarias y no
sobre el Estado, sin que se advierta relación alguna entre el mismo y el gasto público nacional [3].
(C.N.Fed. Contenciosoadministrativo – Sala II, en la causa: ―V., O. L. y otro c. P.E.N.‖, de 2002/08/28 en LA
LEY, 2002/09/09, 6).

316
En principio la acción de amparo no será admisible cuando la determinación de la invalidez del acto requiriera la
declaración de inconstitucionalidad de leyes, decretos u ordenanzas (art. 2°, inc. d, ley 16.986 -ADLA, XXVI-C,
1491-), pero ésta no importa una valla infranqueable para la admisibilidad de la acción cuando casos de auténtica
excepción aconsejan admitir la viabilidad de la demanda. En la especie, en caso de denegarse el amparo en
virtud de ese impedimento, se estaría en presencia de una denegación de justicia, puesto que el actor carecería de
otra acción apta ; de tal modo el tribunal considera oportuno y necesario abrir la acción de amparo y analizar, por
ende, el tema de fondo cual es la inconstitucionalidad del decreto 2272/84 (ADLA, XLIV-C, 2593), en cuanto
dispone la consulta popular voluntaria respecto del tratado que el Poder Ejecutivo proponga para la solución de
la cuestión austral. (Doctrina de primera instancia) (CNFedContencioso administrativo –Sala IV, en causa:
―Baeza, Aníbal R. c. Gobierno Nacional -Poder Ejecutivo; Ministerio del Interior‖ de 1984/08/02, en LA LEY,
1984-C, 574 - DJ, 984-8-232).

La acción de amparo -en el caso, contra el régimen de emergencia sobre ahorros: ―corralito‖ y ―pesificación‖-
configura vía idónea para ejercer el control de constitucionalidad, si al momento de la sentencia definitiva se
puede establecer la ilegalidad manifiesta o no de las normas impugnadas -en el caso, se trata de una cuestión de
puro derecho que no requiere producir mayor prueba-, sin que puedan oponerse restricciones de índole procesal.
(JNFedContenciosoadministrativo – Nro 10, en causa: ―Giuntoli, Oscar A. y otro c. P.E.N.‖ de 2002/06/24, en
LA LEY, 2002/07/02, 4, con nota de Gil Domínguez, Andrés - DJ, 2002/07/17, 817 - DJ, 2002-2, 817).

317
Es inconstitucional el art. 3° del decreto 1316/02 en cuanto declara la obligatoriedad de ocurrir al Banco Central
de la República Argentina en los casos previstos como excepción en el art. 1° de la ley 25.587 (Adla, Bol
19/2002, p. 3; LXII-C, 2860) -en el caso, el amparista tiene 91 años de edad y está en juego su vida y salud-,
toda vez que el otorgamiento de cinco días hábiles a la mencionada institución para efectivizar la decisión
judicial impide el inmediato cumplimiento de mandas judiciales sean medidas cautelares o resoluciones finales
que dan la adecuada y justa respuesta a las mencionadas excepciones que no admiten dilación alguna.[1]
(JfedBahiaBlanca – Nro 1, en causa ―Taboada, Dolores y otro c. P.E.N.‖ de 2002/07/30 en LLBA, 2002
(septiembre), 1105 - LLBA, 2002, 1105).

Las disposiciones del art. 43 de la Constitución Nacional prevalecen sobre las del art. 2º, inc. d), de la ley 16.986
(Adla, XXVI-C, 1491), en tanto esta última no permite declarar la inconstitucionalidad de normas en la acción
de amparo. (C.Fed.Paraná, en causa: ―Vallori, Mirta G.‖ de 1999/12/23, en LL Litoral, 2000-497).
La demanda de amparo iniciada exclusivamente para que se declare inconstitucional una ley o un decreto por el
procedimiento sumarísimo es improcedente, pero ello no impide que en un juicio de amparo se resuelva sobre la
constitucionalidad de una norma legal siempre que no se conspire contra la sumariedad del mismo. (C.Fed.
Mendoza, en causa: ―Sivendia Mendoza c. Estado Nacional - Ministerio de Economía‖ de 1999/08/25, en ED,
185-930).

Cuando las disposiciones de una ley, decreto u ordenanza resulten claramente violatorias de alguno de los
derechos humanos, la existencia de reglamentación no puede constituir obstáculo para que se restablezca de
inmediato a la persona en el goce de la garantía fundamental vulnerada, porque de otro modo bastaría que la
autoridad recurriera al procedimiento de preceder su acto u omisión arbitrarios de una norma previa -por más
inconstitucional que ésta fuese- para frustrar la posibilidad de obtener en sede judicial una inmediata
restitución en el ejercicio del derecho esencial 318conculcado.(C.N.Fed. Contencioso administrativo –
Sala I, en ―Isofe, S. A. c. Dirección Nac. de Migraciones‖ LA LEY, 1986-D, 327 - DJ, 986-2-798 de fecha
1985/12/20).
El art. 2° inc. d) de la ley 16.986 (Adla, XXVI-C, 1491), halla su quicio constitucional en tanto se admita el
debate de inconstitucionalidad en el ámbito del proceso de amparo, cuando en el momento de pronunciar
sentencia se puede establecer si las disposiciones impugnadas resultan o no claras, palmaria o manifiestamente
violatorias de las garantías constitucionales que este remedio tiende a proteger.
(C.N.Fed.Contenciosoadministrativo - Sala III, en causa: ―Pérez, Ana c. Ministerio de Cultura y Educación en
LA LEY, 1996-E, 97, con nota de Agustín, de fecha 1995/03/18).

El art. 2º, inc. d), de la ley 16.986 (Adla, XXVI-C, 1491), halla su quicio constitucional en tanto se admita el
debate de inconstitucionalidad en el ámbito del proceso de amparo, cuando, en el momento de pronunciar
sentencia, se puede establecer si las disposiciones impugnadas resultan o no clara, palmaria o manifiestamente
violatorias de las garantías constitucionales que la acción tiende a proteger. (CNFedContenciosoadministrativo –
Sala IV, en causa―Jaimar S.A. c/ Estado Nacional -Ministerio De Justicia‖, en IMP, 1996-A, 44, de fecha
1995/09/29).

Es procedente la acción de amparo promovida por el defensor del pueblo para que se devuelva al colectivo
de pasivos a cargo del Estado nacional los fondos descontados de sus haberes por aplicación del art. 34, párr. 4°
de la ley 24.156 -modificado por art. 10, ley 25.453 (Adla, LII-D, 4002; LXI-D, 4057)-, pues dicha norma -
declarada inconstitucional- distribuye la carga de solventar la emergencia de manera desproporcional e
inequitativa, con afectación directa del sector más desprotegido, debiendo cumplir el demandado en el plazo de
noventa días y abstenerse de aplicar tal precepto en el futuro. (Cfed.Seg.Social – Sala II, en causa ―Defensor del
Pueblo de la Nación c. P.E.N.‖ de fecha 2002/09/10, en L.L., 2002/10/08, 5 – L.L., 2002-F).

El art. 12 del decreto de necesidad y urgencia 214/02 (Adla Bol. 2/2002, p. 5), en cuanto suspende por ciento
ochenta días los procesos judiciales, medidas cautelares y ejecutorias sobre fondos alcanzados por
el decreto 1570/01 (Adla Bol. 32/2001, p. 18), sus 319normas complementarias, modificatorias y
reglamentarias, que limitan la disponibilidad de los depósitos bancarios, suprime la separación de los poderes
estatales al consagrar la intromisión del Poder Ejecutivo en la esfera de facultades propias y específicas del
Poder Judicial. (Cfed. La Plata - Sala III, ―Metaxas, Dafne c. B.C.R.A. y otro‖ en LA LEY, 2002-B, 473 - LA
LEY, 2002/03/18, 6 - Sup.E.Dep. Banc. y Restric., 2002 (marzo), 54 - LLBA, 2002 (marzo), 203 - LLBA, 2002,
203 - ED, 2002/04/22, 3 - ED, 196, - DJ, 2002-2, 29 - DJ, 2002-2, 29 - Sup.E.Dep. Banc. y Restric., 2002
(junio), 54, con nota de Mazzocchini, Daniel Marino, de fecha 2002/02/12).

La acción de amparo es la vía idónea para cuestionar la constitucionalidad de la resolución general 4104/96
de la Administración Federal de Ingresos Públicos (texto modificado por resolución general -Adla, LVIII-E,
5398- 259/98) que implementó los llamados ―controladores fiscales‖, atendiendo los derechos de los
contribuyentes y el daño inminente que se les podría ocasionar, pues la falta de utilización del equipo en cuestión
configura un incumplimiento sancionable con multa y clausura. (Jfed. Resistencia, en causa: ―Cámara de
Comercio, Industria y Producción c. Administración Federal de Ingresos Públicos‖ en LL Litoral, 2000-476 - LL
Litoral, 2001-27, con nota de Alejandro Retegui, de fecha 2000/02/28).

La resolución que rechazó ―in limine‖ la acción de amparo por la cual se pretende la declaración de
inconstitucionalidad de una ley -en el caso, la 25.453 (Adla, LXI-D, 4057) por considerar el actor que la
reducción de los créditos presupuestarios allí prevista importará la del salario que percibe como profesor
universitario- importa negar el control de constitucionalidad en pugna con el art. 43 de la Constitución Nacional.
(CfedLaPlata – Sala III, Manso, José B. c. P.E.N. en ED, 2002/06/10, 7 - ED, 196, - LLBA, 2002 (septiembre),
1109 - LLBA, 2002, 1109, de fecha 2001/09/06).

La acción de amparo es apta para el debate de la320constitucionalidad de los arts. 92, 95, 97 y 98 de la
ley 11.683, sustituidos por la reforma introducida por la ley 25.239 (Adla, LVIII-C, 2969; LX-A, 120) en
atención a los derechos afectados -arts. 14, 16, 17, 18, 28, 29, 31 y 75 incs. 22 y 23, Constitución Nacional- y a
la inminencia del daño que presuntamente puede ocasionarse dada la vigencia de la ley cuestionada, de lo
contrario se estaría frustrando la posibilidad de obtener en sede judicial el oportuno restablecimiento de los
derechos que se dicen vulnerados. (Jfed.Resistencia, ―Cámara de Comercio, Industria y Producción de
Resistencia c. AFIP‖ en IMP, 2000-B-1998, con nota de Viviana Cecilia Di Pietromica, de fecha 2000/08/17).
Las disposiciones del art. 43 de la Constitución Nacional prevalecen sobre las del art. 2º, inc. d), de la ley 16.986
(Adla, XXVI-C, 1491), en tanto esta última no permite declarar la inconstitucionalidad de normas en la acción
de amparo.(Cfed. Paraná, en causa ―Vallori, Mirta G.‖, en LL Litoral, 2000-497, de fecha 1999/12/23).

La demanda de amparo iniciada exclusivamente para que se declare inconstitucional una ley o un decreto por el
procedimiento sumarísimo es improcedente, pero ello no impide que en un juicio de amparo se resuelva sobre la
constitucionalidad de una norma legal siempre que no se conspire contra la sumariedad del mismo.
(Cfed.Mendoza, en causa ―Sivendia Mendoza c. Estado Nacional - Ministerio de Economía‖, en ED, 185-930, de
fecha 1999/08/25).

Es improcedente la vía del amparo para obtener la declaración de inconstitucionalidad de una norma -en el caso,
resolución 1/2001 del Ministerio de Salud (Adla, LXI-A, 321), en cuanto excluye a cierto grupo de pacientes del
tratamiento de la esclerosis múltiple-, si no media la existencia de un ―caso‖, es decir, una controversia en que el
demandante invoque un daño actual o inminente o la privación de derechos y garantías consagrados en la Ley
Fundamental (del voto en disidencia del doctor R. M. Falú).(Cfed. Salta, en causa ―Asociación de Esclerosis
Múltiple de Salta c. M.S.‖, en NOA, 2002-802, de fecha 2001/11/20).

321
Corresponde declarar la inconstitucionalidad del art. 12 del dec. 214/02, en cuanto suspende por 180 días la
tramitación de procesos judiciales y medidas cautelares y ejecutorias que versen sobre depósitos o
reprogramaciones financieras afectadas por el dec. 1570/01, ley 25.561 (Adla, Adla, LXII-A, 117; 65; 44) y
resoluciones consecuentes, toda vez que cercena la facultad otorgada al Poder Judicial por la Constitución
Nacional para velar por el cumplimiento de las leyes y la tutela de los derechos subjetivos de los ciudadanos.
(JFedRosario)(Nro1, en causa ―Defensoría del Pueblo Pcia. de Santa Fe c. P.E.N.‖, en LL Litoral, 2002-540, de
fecha 2002/02/15).
El art. 14 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, en cuanto faculta a los jueces para declarar de oficio
la inconstitucionalidad de la norma que sustenta un acto u omisión lesivo, en el marco de una acción de amparo,
debe aplicarse con suma prudencia y con el único objeto de brindar tutela adecuada a los derechos y garantías
constitucionales que habrían sido conculcados por dicho acto. (Ccontenciosoadministrativo y Trib.Ciudad
Autonoma de Buenos Aires – Sala I, en causa ―Yosifides, Ileana c. G.C.B.A.‖ en LA LEY, 2001-D, 516, de
fecha 2000/12/29).
Es improcedente la acción de amparo tendiente a obtener la inconstitucionalidad de la ley 449 de la Ciudad de
Buenos Aires (Adla, LX-E, 5909) -Código de planeamiento urbano- correspondiente al distrito U23 de
zonificación por afectar el derecho de igualdad de los actores, ya que el agravio constitucional planteado requiere
el estudio de elementos probatorios complejos, que impiden expedirse sobre la concurrencia de arbitrariedad o
ilegalidad manifiesta que afecte los derechos invocados. (Ccontenciosoadministrativo y Trib. Ciudad Autonoma
de BuenosAires – Sala II, en causa ―Comercio de Maderas S.A. y otro c. G.C.B.A.‖, en Sup.Adm, 2002
(febrero), 31 - LA LEY, 2002-A, 984, de fecha 2001/11/08)-
El apart. 1º del art. 43 de la Constitución Nacional, según la reforma introducida en 1994, debido a su indudable
jerarquía normativa ha relativizado ―imperio lege‖ la parte del art. 2º inc. d) de la ley 4915 de Córdoba (Adla,
XXVII-A, 1045), en cuanto veda el remedio amparista cuando se introducen cuestiones que
requieran declaración de inconstitucionalidad de322alguna norma o decreto. (CcivComFamilia y Trab
Río Tercero, en causa ―Centro Comercial e Industrial de Río Tercero y otros c. Municipalidad de Río Tercero‖,
en LLC, 1996-644, de fecha 1995/09/27).
AMPARO Y DECLARACION DE INCONSTITUCIONALIDAD
I) Introducción.

Se ha señalado que el amparo es una garantía de raíz constitucional que tiene por objeto proteger los derechos
reconocidos por la Constitución y su ejercicio contra toda limitación, restricción o amenaza arbitraria o contraria
a la Ley, generada por la actividad de órganos estatales o por particulares. Se trata de una garantía destinada a
salvaguardar todas las libertades del hombre, con la sola excepción de la libertad física que está tutelada por el
Hábeas Corpus (Badeni: ―Nuevos Derechos y Garantías Constitucionales‖, Ad Hoc, Bs. As., 1995).
Y pocas instituciones ofrecen en el Derecho Argentino una trayectoria similar a la del amparo. La jurisprudencia
de la Corte Federal lo consagró en los casos ―Siri y Kot‖. Tales pronunciamientos instalaron a mediados de la
década del 60, el debate por la reglamentación del amparo ya que la importante innovación jurisprudencial
operada propició la promoción excesiva de las acciones de esta naturaleza, tanto en el ámbito federal como en
los estados provinciales, entendiéndose que su regulación normativa detendría esa tendencia al abuso y
favorecería el afianzamiento de la seguridad jurídica. En efecto, se debe tener presente que sin regulación, el
peligro reside en la falta de certeza de las formas, ya que potencialmente existiría la posibilidad de trámites
distintos para el tratamiento de un mismo caso. Es así como se optó en un primer momento por su tratamiento
legislativo. Así, se dictó en el ámbito nacional la Ley 16.986 en el año 1966 y la Ley 5180, publicada el 26 de
setiembre de 1977, sustituida luego por la Ley 5622 del 30 de julio de 1980 en nuestra Provincia, debiendo
repararse al respecto que nuestro sistema jurídico ha destacado la conveniencia de la regulación legislativa,
haciendo mérito de nuestra tradición en la materia, si bien es dable recordar que las normas provinciales citadas
que regularon el amparo de modo similar a la Ley Nacional 16.986, persiguieron el expreso propósito de
consagrar la inadmisibilidad del amparo, entre otros supuestos, cuando el acto impugnado haya sido adoptado
por expresa aplicación de las leyes de seguridad, defensa nacional o defensa civil (art. 2 inc. b) de las Leyes 5180
y 5622).
En la actualidad, es dable poner de relieve que la 323Constitución de la Provincia de Salta, sancionada el 2
de junio de 1986 y reformada parcialmente en abril de 1998, está dividida en cuatro secciones, que contienen sus
ciento ochenta y cinco artículos, estando precedida de un preámbulo y concluye con diecinueve cláusulas
transitorias. La Sección Primera –a su turno- se divide en nueve Capítulos. El último de ellos, bajo el epígrafe
―Garantías‖, comprende los arts. 86 a 92 inclusive (siete artículos), cuyo análisis global resulta menester realizar
para la adecuada interpretación del instituto del amparo.
En efecto, el art. 86, titulado ―Sujeción a la Constitución‖, expresa que ―la Constitución de la Nación, las leyes
nacionales y esta Constitución son Ley suprema de la Provincia. Los poderes públicos y los habitantes están
obligados a conformarse a ella, no obstante cualquier disposición en contrario que contengan las leyes o los
reglamentos. El ejercicio de los derechos subjetivos y de las garantías específicas, reconocidos o declarados en
esta Constitución a favor de las personas físicas o jurídicas o de un grupo de ellas, se asegura también mediante
las garantías genéricas del amparo, hábeas corpus y la protección de los intereses difusos‖.
Luego, el art. 87 regula la acción de amparo de un modo generoso y amplio, a punto tal que puede destacarse
como rasgos salientes los de la libertad de formas, la amplitud de competencias y la delegación reglamentaria en
el juez, cuanto finalmente la facultad de éste de declarar la inconstitucionalidad de la norma en la que se funda el
acto u omisión lesiva.
II) La Reforma de 1986

Reparamos que uno de los primeros textos constitucionales provinciales reformados, luego del advenimiento de
la democracia en 1983, fue precisamente el de nuestra Provincia, reforma esta de carácter integral y que en el
seno de la Convención Constituyente estuvieron representados, de manera proporcional e igualitaria, las tres
agrupaciones políticas que tuvieron que ver con los destinos de Salta en los últimos sesenta años, lo que tradujo
que ninguna de ellas aisladamente podía imponer su criterio. Fruto de esa circunstancia, ha sido la consagración
de un texto constitucional moderno y consensuado, con un apego digno de destacar respecto de la reivindicación
del principio de la soberanía popular y de la cobertura integral de los derechos por ella consagrados.
De la consulta del Diario de Sesiones rescatamos lo señalado por la Comisión Redactora del Capítulo Noveno.
en cuanto que los institutos que se receptan en esta parte del plexo constitucional, son la cabal expresión
de una extensa y lúcida labor pretoriana de la Corte 324Suprema de Justicia de la Nación que le dio carácter
y trascendencia constitucional. Fruto de esa actividad creadora, paulatinamente, se fueron incorporando en la
legislación de fondo como en la de forma las garantías constitucionales que consagra este capítulo.
Estas normas constitucionales tienen por objeto tutelar y hacer efectivo el ejercicio de los derechos y libertades
personales, en una conceptualización integral de los mismos. En efecto, los derechos (en realidad las libertades
con trascendencia jurídica) son subjetivos en tanto se reconocen a todos y cada uno de los habitantes como algo
inherente a su propio yo. Son esenciales, básicos, humanos. Ahora bien, tales potestades serían teóricas o
ilusorias si la Ley Fundamental no hubiese establecido una verdadera supragarantía de protección judicial que
consiste en la posibilidad cierta conferida al particular de ocurrir ante una estructura estatal especial, constituida
por un Poder Judicial independiente, para el caso de los derechos y libertades propias se encuentren afectados
por una actitud del Estado, o bien de particulares. La doctrina moderna se ha percatado que la elevación de
ciertos principios al rango de preceptos constitucionales, no era suficiente para garantizar su eficacia, siendo
variado el ámbito académico que considera que la verdadera garantía de las disposiciones fundamentales
consiste precisamente en su protección procesal.
Tal, el anhelo e inquietud de los constituyentes salteños de 1986, consignado en el entonces art. 85 de la Carta
Magna de Salta que especifica que la acción de amparo procede frente a cualquier decisión, acto u omisión
arbitraria de la autoridad, excepto la judicial, o de particulares, restrictivos o negatorios de los derechos
subjetivos y de las garantías específicas, tanto en el caso de la amenaza inminente como en el de la lesión
consumada.

III) La Reforma de 1996

Del cotejo del viejo art. 85 con el actual art. 87 se advierten las siguientes modificaciones:
a) el agregado de la expresión ilegales precedido de la conjunción disyuntiva ―o‖ cuando se refiere al acto u
omisión arbitrarios de la autoridad;
b) el reemplazo de la frase ―restrictivos o negatorios de los derechos subjetivos y las garantías específicas de
esta Constitución‖ por la siguiente: ―restrictivos o negatorios de las garantías o
derechos subjetivos explícitos o implícitos de 325 esta Constitución‖, que obedece más bien a
una técnica lingüística que a un concepto constitucional;
c) el agregado en el tercer párrafo de que el juez escucha a la autoridad o particular ―en un plazo breve y
perentorio, pudiendo habilitar al efecto horas y días inhábiles‖, cuanto también la incorporación de un
cuarto párrafo que dice: ―Producida la prueba, si correspondiera, la sentencia se dictará en un plazo
máximo de 5 días y podrá ser recurrida dentro de los 3 días‖;
d) la incorporación de la expresión ―y de otros esenciales‖ a los servicios educativos y de salud cuya no
prestación injustificada permite la promoción de esta acción en el actual párrafo octavo;
e) la adición, como párrafo noveno de lo siguiente: ―el juez puede declarar la inconstitucionalidad de la
norma en que se funda el acto o petición lesiva‖.

Es obvio que este último agregado obedeció a la necesidad de adecuar el texto provincial a la nueva norma
nacional surgida con la Reforma de 1994 y que consagrara la acción de amparo en su art. 43.
IV) AMPARO e INCONSTITUCIONALIDAD

En nuestro país, no se había admitido la acción preventiva de inconstitucionalidad, tal como se la recepta en la
doctrina norteamericana, habiendo decidido la Corte Federal en el caso ―Aserradero Cliper S.R.L.‖ (02/03/61, en
L.L. 103-315) que no existe en el orden nacional acción declarativa de inconstitucionalidad, pues no se puede
impedir la aplicación de leyes por medio de la promoción de una demanda de inconstitucionalidad, solución que
reposa, además, en la presunción de validez que debe reconocerse a los actos de las autoridades públicas y muy
particularmente a las leyes. Luego de ello en el caso Antonio Ruiz del 11/03/66 (L.L. 122-339) se desestima el
amparo como medio para lograr la declaración de inconstitucionalidad en abstracto, descartándose la posibilidad
de declarar la inconstitucionalidad de normas generales. Pero en el mismo año 1966, en la causa ―Boente, José
M.‖ aparece la disidencia del Dr. Boffi Boggero, quien señala que el amparo es medio idóneo contra las medidas
de hecho por exorbitancias del Poder Ejecutivo.
Adviene luego el dictado de la Ley 16.986, del 18 de octubre de 1966 que contempla entre las hipótesis
que ameritan la declaración de inadmisibilidad del 326amparo, el supuesto de que la determinación de la
eventual invalidez del acto requiriese la declaración de inconstitucionalidad de leyes, decretos u ordenanzas. No
obstante ello, en el caso ―Outon‖ (29/03/67, en L.L. 126-293), la Corte resolvió que el principio que consagra la
Ley no debe reputarse en absoluto y que cuando las disposiciones de una Ley, decreto u ordenanza, son
claramente violatorias de alguno de los derechos humanos, la existencia de reglamentación no puede constituir
obstáculo para que se restablezca inmediatamente a la persona en el goce de la garantía constitucional vulnerada;
porque de otro modo bastaría que la autoridad recurriera al procedimiento de preceder su acto u omisión
arbitrarios de una norma previa –por más inconstitucional que fuese- para frustrar la posibilidad de obtener en
sede judicial una inmediata restitución en el ejercicio del derecho esencial conculcado. Que el art. 2°, inc. d, de
la Ley 16.986 debe ser interpretado como el medio razonable concebido para evitar que la acción de amparo sea
utilizada caprichosamente con el propósito de obstaculizar la efectiva vigencia de las leyes y reglamentos
sancionados en virtud de lo que la Constitución dispone; pero no como un medio tendiente a impedir que se
cumplan los fines perseguidos por la misma Ley 16.986, cuando el acto de autoridad arbitrario se fundamenta en
normas que resultan palmariamente contrarias al espíritu y a la letra de la Constitución. Tampoco puede obstar al
progreso del amparo la circunstancia de que la violación de los derechos fundamentales se atribuya a un decreto
del Poder Ejecutivo que daría al acto la presunción de legitimidad. Tal presunción debe descartarse cuando la
ilegitimidad del acto es palmaria, por contravenir manifiestamente lo dispuesto en la Constitución Nacional y las
leyes dictadas en su consecuencia, y los tribunales no pueden negar el amparo cuando no cabe otra vía que la
invalidación del decreto para preservar el derecho fundamental y evitar el daño grave e irreparable en tiempo
oportuno.
Al comentar el fallo, Valiente Noailles sintetizaba así las condiciones exigibles para declarar la
inconstitucionalidad de normas jurídicas generales en juicio de amparo: a) que la inconstitucionalidad de la
norma impugnada sea palmaria; b) que el efecto de aplicarla sea claramente violatorio de alguno de los derechos
humanos que reconoce la Constitución; c) que no quepa otra vía que su invalidación para preservar el derecho
fundamental en tiempo oportuno, evitando un daño grave e irreparable; d) que no esté controvertida la situación
de hecho y e) que se haya asegurado la defensa en juicio de la parte afectada por la inconstitucionalidad,
dándosele ocasión de ser oída sobre el particular.
327
CONCURSOS: Fuero de atracción; art. 21 Ley 26.086; no rige con relación a los asuntos que
se funden en relaciones de familia.

El presente es un incidente de responsabilidad instaurado por la accionante en contra de la empresa


incidentada, con fundamento en los arts. 736 del Cód.Civ., porque la apelante no realizó los descuentos sobre los
haberes del demandado en el juicio principal, que tramita ante un Juzgado de los descuentos sobre los haberes
del demandado en el juicio principal, que tramita ante un Juzgado de Familia. Por consiguiente cabe la
aplicación del art. 6°

328