Vous êtes sur la page 1sur 2

Argumentos Escépticos

1) Las contradicciones de los filósofos y la diversidad de opiniones humanas llevan a


postular que los hombres no están de acuerdo en nada ¿Quién tiene la razón? Es
imposible decirlo pues, si diésemos nuestra opinión no haríamos más que añadir
un elemento más a la discordia.
El contraste de opiniones asegura poder llegar a una respuesta gracias a la
complementación “de la s razones u opiniones de cada persona “. Lo que nos da a
entender que sin la diversidad de opiniones no se podría tener un conocimiento de la
verdadera realidad o de lo que es realmente verdad. Es posible que alguien no tenga la
razón, pero el hecho de crear discusión lo puede acercar a la realidad.
Además, el que dos opiniones sean complejas y adversarias no implica que una sola
tenga la razón, dos individuos pueden estar de acuerdo con los hechos, pero pueden
estar en desacuerdo en la interpretación de estos.
Por ejemplo, Sócrates y Platón.
Platón gracias a las enseñanzas de Sócrates logró formular sus propias respuestas a
las preguntas fundamentales.
2) Los errores y especialmente, los errores de los sentidos (sueños, alucinaciones, la
embriaguez) nos muestran como verdadero lo que no es ¿cómo asegurar que no
estamos siempre equivocados?
La realidad de lo sensible no puede ser demostrada porque es evidente, la experiencia
nos ayuda a demostrar la existencia del mundo exterior.
El error reside formalmente en el juicio, hay error cuando se cree que ES lo que NO
ES, o que NO ES lo que ES, el error es un prejuicio, un juicio dado sobre algo fuera o
más allá de lo que vemos, no porque lo sabemos, sino porque lo ignoramos. La verdad
sólo existe formalmente en el juicio, porque solamente en él se la conoce, porque
lleva consigo una reflexión al igual que el error. La inteligencia, a diferencia de los
sentidos, conoce el error como a la verdad, esto quiere decir que la inteligencia puede
reconocer su error conociendo la verdad, mientras que los sentidos ni lo uno ni lo
otro. El sentido percibe correctamente lo que lo impresiona, no hay error, solo
ignorancia, dado que una sensación es verdadera, aunque no permita siempre hacerse
un juicio verdadero sobre la cosa. ¿El daltónico se equivoca sobre el color de las cosas?
Sí, porque es ciego para ciertos colores.

3)La relatividad del conocimiento


a) Cada cosa es relativa a todas las demás pues nada en el mundo aislado, separado
del conjunto. Es imposible conocer una cosa sin conocer todas las demás.
b) El objeto conocido es relativo a un sujeto, que siempre un individuo de una
constitución determinada, una edad, un estado de salud o situación, es imposible
saber lo que es la cosa en si misma independientemente de su relación con nosotros.
4) Una proposición para que sea demostrada debe tener una razón que nos haga
admitirla. Si se logra demostrar es por medio de un principio, pero si no se demuestra el
principio se comete una petición de principio y si se logra demostrar siempre es por medio
de otro principio y así sucesivamente hasta el fin.
Un principio es el primer término de una serie cualquiera, es el origen de donde deriva
algo.
Si precisamos más, el conocimiento tiene tres tipos de principios; los subjetivos (como los
sentidos y la inteligencia), los objetivos (los derivados de la experiencia), los lógicos
(verdades que son fuentes de otras verdades). Estos últimos llamados AXIOMAS, cuya
definición deriva de tres condiciones: la primera que la proposición sea conocida de tal
modo que no haya lugar a equivocarse, la segunda que no suponga nada antes de ella, y
por último que no haya adquirido demostración.
Un axioma o principio lógico es el primer anillo de una cadena de proposiciones. No debe,
pues, depender de ninguna otra proposición si no bastarse de si mismo. Al decir que es un
principio, es decir que es incondicionado y su verdad debe aparecer en el momento en
que se comprenden sus términos. Cuando la inteligencia comprende un axioma, no se
puede afirmar lo contrario, ni tampoco abstenerse de juzgar porque su naturaleza nos
lleva a la verdad. Un axioma no puede resultar de una demostración ya que dependería de
otras proposiciones y ya no sería primero. Un axioma se define como una proposición
evidente por sí misma y de donde deriva una serie de proposiciones distintas, al
establecer una jerarquía en los principios, los principios que son absolutamente primeros
son los metafísicos porque la metafísica tiene por objeto el ser en cuanto ser y domina así
a todas las ciencias particulares que tienen por objeto una región limitada del ser.