Vous êtes sur la page 1sur 8

ELECTROLISIS

La electrólisis o electrolisis1 es el proceso que separa los elementos de un


compuesto por medio de la electricidad. En ella ocurre la captura de electrones por
los cationes en el cátodo (una reducción) y la liberación de electrones por los
aniones en el ánodo (una oxidación).

Proceso.

 Se aplica una corriente eléctrica continua mediante un par de electrodos


conectados a una fuente de alimentación eléctrica y sumergidos en la
disolución. El electrodo conectado al polo positivo se conoce como ánodo, y
el conectado al negativo como cátodo.2
 Cada electrodo atrae a los iones de carga opuesta. Así, los iones negativos,
o aniones, son atraídos y se desplazan hacia el ánodo (electrodo positivo),
mientras que los iones positivos, o cationes, son atraídos y se desplazan
hacia el cátodo (electrodo negativo).
 La manera más fácil de recordar toda esta terminología es fijándose en la
raíz griega de las palabras. Odos significa camino. Electrodo es el camino
por el que van los electrones. Catha significa hacia abajo (catacumba,
catástrofe). Cátodo es el camino por donde caen los electrones. Anas
significa hacia arriba. Ánodo es el camino por el que ascienden los
electrones. Ion significa caminante. Anión se dirige al ánodo y catión se
dirige al cátodo. La nomenclatura se utiliza también en pilas. Una forma fácil
también de recordar la terminología es teniendo en cuenta la primera letra
de cada electrodo y asociarla al proceso que en él ocurre; es decir: en el
ánodo se produce la oxidación (las dos palabras empiezan con vocales) y
en el cátodo la reducción (las dos palabras comienzan con consonantes).
 La energía necesaria para separar a los iones e incrementar su
concentración en los electrodos es aportada por la fuente de alimentación
eléctrica.
 En los electrodos se produce una transferencia de electrones entre estos y
los iones, produciéndose nuevas sustancias. Los iones negativos o aniones
ceden electrones al ánodo (+) y los iones positivos o cationes toman
electrones del cátodo (-).

En definitiva lo que ocurre es una reacción de oxidación-reducción, donde la


fuente de alimentación eléctrica se encarga de aportar la energía necesaria.

Electrólisis del agua[

Si el agua no es destilada, la electrólisis no sólo separa el oxígeno y el hidrógeno,


sino los demás componentes que estén presentes como sales, metales y algunos
otros minerales (lo que hace que el agua conduzca la electricidad no es el H2O,
sino que son los minerales. Si el agua estuviera destilada y fuera 100 % pura, no
tendría conductividad).

Es importante hacer varias consideraciones:

 Nunca deben unirse los electrodos, ya que la corriente eléctrica no va a


conseguir el proceso y la batería se sobrecalentará y quemará.
 Debe utilizarse siempre corriente continua (energía de baterías o de
adaptadores de corriente), nunca corriente alterna (energía del enchufe de
la red).
 La electrólisis debe hacerse de tal manera que los dos gases desprendidos
no entren en contacto, de lo contrario producirían una mezcla
peligrosamente explosiva (ya que el oxígeno y el hidrógeno resultantes se
encuentran en proporción estequiométrica).
 Una manera de producir agua otra vez, es mediante la exposición a un
catalizador. El más común es el calor; otro es el platino en forma de lana
fina o polvo. El segundo caso debe hacerse con mucho cuidado,
incorporando cantidades pequeñas de hidrógeno en presencia de oxígeno y
el catalizador, de manera que el hidrógeno se queme suavemente,
produciendo una llama tenue. Lo contrario nunca debe hacerse sin debida
investigación y ayuda profesional.

ELECTROQUIMICA

Electroquímica es una rama de la química que estudia la transformación entre la


energía eléctrica y la energía química. En otras palabras, las reacciones químicas
que se dan en la interfaz de un conductor eléctrico (llamado electrodo, que puede
ser un metal o un semiconductor) y un conductor iónico que también es muy
importante en el mundo (el electrolito) pudiendo ser una disolución y en algunos
casos especiales, un sólido.

Si las reacciónes químicas son provocadas por una diferencia de potencial


aplicada externamente, se hace referencia a una electrólisis. En cambio, si la
diferencia de potencial eléctrico es creada como consecuencia de la reacción
química , se conoce como un "acumulador de energía eléctrica", también llamado
batería o celda galvánica.

Las reacciones químicas donde se produce una transferencia de electrones entre


moléculas se conocen como reacciones redox, y su importancia en la
electroquímica es vital, pues mediante este tipo de reacciones se llevan a cabo los
procesos que generan electricidad o, en caso contrario, son producidos como
consecuencia de ella.

En general, la electroquímica se encarga de estudiar las situaciones donde se dan


reacciones de oxidación y reducción encontrándose separadas, físicamente o
temporalmente, se encuentran en un entorno conectado a un circuito eléctrico.
Esto último es motivo de estudio de la química analítica, en una subdisciplina
conocida como análisis potenciométrico.

CELDAS GALVANICAS

La celda galvánica o celda voltaica, denominada en honor de Luigi Galvani y


Alessandro Volta respectivamente, es una celda electroquímica que obtiene la
energía eléctrica a partir de reacciones redox espontáneas que tienen lugar dentro
de la misma. Por lo general, consta de dos metales diferentes conectados por un
puente salino, o semi-celdas individuales separadas por una membrana porosa.
Volta fue el inventor de la pila voltaica, la primera pila eléctrica.

En el uso común, la palabra pila es una celda galvánica única y una batería
propiamente dicha consta de varias celdas, conectadas en serie o paralelo.

Una celda galvánica consta de dos semipilas (denominadas también semiceldas o


electrodos). En su forma más simple, cada semipila consta de un metal y una
solución de una sal del metal. La solución de la sal contiene un catión del metal y
un anión para equilibrar la carga del catión. En esencia, la semipila contiene el
metal en dos estados de oxidación, y la reacción química en la semipila es una
reacción redox, escrita simbólicamente en el sentido de la reducción como:

M n+ (especie oxidada) + n e- M (especie reducida)

En una pila galvánica un metal es capaz de reducir el catión del otro, y, por el
contrario, el otro catión puede oxidar al primer metal. Las dos semipilas deben
estar separadas físicamente de manera que las soluciones no se mezclen. Se
utiliza un puente salino o una placa porosa para separar las dos soluciones.

El número de electrones transferidos en ambas direcciones debe ser el mismo; así


las dos semipilas se combinan para dar la reacción electroquímica global de la
celda. Para dos metales, A y B:

A n+ + n e- A.

B m+ + m e- B.

m A + n B m+ n B + m A n+

Esto no es toda la historia, ya que los aniones también deben ser transferidos de
una semicelda a la otra. Cuando un metal se oxida en una semipila, deben
transferirse aniones a la semipila para equilibrar la carga eléctrica del catión
producido. Los aniones son liberados de la otra semipila cuando un catión se
reduce al estado metálico. Por lo tanto, el puente salino o la membrana porosa
sirven tanto para mantener las soluciones separadas como para permitir el flujo de
aniones en la dirección opuesta al flujo de electrones en el cable de conexión de
los electrodos.

El voltaje de la pila galvánica es la suma de los potenciales de las dos semipilas.


Se mide conectando un voltímetro a los dos electrodos. El voltímetro tiene una
resistencia muy alta, por lo que el flujo de corriente es realmente insignificante.
Cuando un dispositivo como un motor eléctrico se conecta a los electrodos fluye
una corriente eléctrica y las reacciones redox se producen en ambas semipilas.
Esto continuará hasta que la concentración de los cationes que se reducen se
aproxime a cero.

Para la pila galvánica, representada en la figura, los dos metales son zinc y cobre,
y las dos sales son los sulfatos del metal correspondiente. El zinc es el metal más
reductor, de modo que, cuando un dispositivo se conecta a ambos electrodos, la
reacción electroquímica es

Zn + Cu2+ Zn2+ + Cu

El electrodo de zinc se disuelve y el cobre se deposita en el electrodo de cobre.


Por definición, el cátodo es el electrodo donde tiene lugar la reducción (ganancia
de electrones), por lo que el electrodo de cobre es el cátodo. El ánodo atrae
cationes, que tienen una carga positiva, por lo que el ánodo es el electrodo
negativo. En este caso el cobre es el cátodo y el zinc es el ánodo.

Las celdas galvánicas se usan normalmente como fuente de energía eléctrica. Por
su propia naturaleza producen corriente. Por ejemplo, una batería de plomo y
ácido contiene un número de celdas galvánicas. Los dos electrodos son
efectivamente plomo y óxido de plomo.

La celda Weston se adoptó como un estándar internacional para el voltaje en


1911. El ánodo es una amalgama de mercurio (elemento) y cadmio, el cátodo está
hecho de mercurio puro, el electrólito es una solución (saturada) de sulfato de
cadmio y el despolarizador es una pasta de sulfato de mercurio (I). Cuando la
solución de electrólito está saturada el voltaje de la celda es muy reproducible; de
ahí su uso como un estándar.

Voltaje de la pila

El potencial eléctrico estándar de una pila puede determinarse utilizando una tabla
de potenciales estándar para las dos semipilas involucradas. La primera etapa es
identificar los dos metales que reaccionan en la celda. A continuación se mira el
potencial estándar de electrodo, E0, en V, para cada una de las dos
semirreacciones. El potencial estándar de la pila es igual al valor de E0 más
positivo menos el valor más negativo (o menos positivo) del otro E0.
Por ejemplo, en la figura anterior, las soluciones son CuSO4 y ZnSO4. Cada
solución contiene una tira del metal correspondiente y un puente salino o disco
poroso que conecta las dos soluciones y que permite que los iones SO 42- fluyan
libremente entre las soluciones de cobre y zinc. A fin de calcular el potencial
estándar de la celda se buscan las semirreacciones del cobre y del zinc, y se
encuentra:

Cu2+ + 2 e- Cu: E0 = + 0,34 V

Zn2+ + 2 e- Zn: E0 = - 0,76 V

Conductividad

Conductividad es la propiedad de conducir. Aplicado a diferentes ámbitos puede


referirse a:

 Conductividad eléctrica, capacidad de un medio o espacio físico de


conducir la electricidad.
 Conductividad molar, conductividad eléctrica cuando existe 1 mol de
electrolito por cada litro de disolución.
 Conductividad térmica, capacidad de los materiales para conducir el calor.
 Conductividad hidráulica, representa la mayor o menor facilidad con que el
medio deja pasar el agua.

Cu2+ + Zn Cu + Zn2+

El potencial estándar de la reacción es entonces 0,34 V - (-0,76 V) = 1,10 V. La


polaridad de la celda se determina como sigue: el zinc metálico es reducido más
fuertemente que el cobre metálico como muestra el hecho de que el potencial
estándar de reducción para el zinc sea más negativo que para el cobre. Así, el
zinc metálico cede electrones a los iones Cu2+ y quedan cargados positivamente.
La constante de equilibrio, K, para que la celda viene dada por: \ ln K = \ frac (nFE
^ 0) (RT) donde F es el Faraday, R es la constante de los gases y T es la
temperatura en kelvin. Para la pila Daniell K es aproximadamente igual a 1,5×1037.
Así, en el equilibrio, sólo son transferidos unos pocos electrones, los suficientes
para causar que los electrodos estén cargados.4

Los potenciales de semicelda reales deben calcularse mediante el uso de la


ecuación de Nernst ya que los solutos raramente están en sus estados estándar,

Esemicelda = E0 - {RT}/{nF}.lne Q

donde Q es el cociente de reacción. Esto se simplifica a


Esemicelda = E0 +2,303.{RT}/{nF}.log10 [ M n+]

donde M n + es la actividad del ion metálico en la solución. El electrodo metálico


está en su estado estándar ya que por definición tiene actividad la unidad. En la
práctica se utiliza la concentración en lugar de la actividad. El potencial de la celda
completa se obtiene al combinar el potencial de las dos semiceldas, por lo que
depende de las concentraciones de ambos iones metálicos disueltos.

El valor de 2,303R/F es 0,19845×10-3 V/K, así a 25 °C (298,15 K) el potencial de

semiceldad cambiará en si la concentración de un ion metálico aumenta o


disminuye en un factor de 10.

Esemicelda = E0semicelda + 0,05918 /n.log10.[M n+ ]

Estos cálculos están basados en la hipótesis de que todas las reacciones


químicas están en equilibrio. Cuando fluye una corriente en el circuito, no se
alcanzan las condiciones de equilibrio y el potencial de la pila suele reducirse por
diversos mecanismos, tales como el desarrollo de la sobretensiones.5 Además,
dado que las reacciones químicas se producen cuando la pila está produciendo
energía, las concentraciones de los electrólitos cambian y se reduce el voltaje de
la celda. La tensión producida por una pila galvánica depende de la temperatura
debido a que los potenciales estándar dependen de la temperatura.

Notación de celdas

La celda galvánica, como la que se muestra en la figura, convencionalmente se


describe utilizando la siguiente notación:

(ánodo) Zn(s) | ZnSO4(aq) || CuSO4(aq) | Cu(s) (cátodo)

Una notación alternativa para esta celda podría ser:

Zn(s) | Zn2+(aq) || Cu2+(aq) | Cu(s)

Donde se aplica lo siguiente:

 (s) denota sólido.


 (aq) significa un medio o disolución acuosa.
 La barra vertical, |, denota una interfaz.
 La doble barra vertical, ||, denota una unión líquida para la que el potencial
de unión es cero, tal como un puente salino.6

Corrosión galvánica

La corrosión galvánica es un proceso que degrada los metales


electroquímicamente. Esta corrosión ocurre cuando dos metales diferentes se
ponen en contacto entre sí en presencia de un electrólito, tal como el agua salada,
formando una pila galvánica. También puede formarse una celda si el mismo
metal se expone a dos concentraciones diferentes de electrólito. El potencial
electroquímico resultante desarrolla entonces una corriente eléctrica que disuelve
electrolíticamente el material menos noble.

Tipos de celdas

 Batería de limón
 Celda de concentración
 Celda electrolítica
 Celda electroquímica
 Celda de Lasagna

Ley de Faraday
No debe confundirse con las leyes homónimas de Faraday sobre la electrólisis o
leyes de Faraday de la electrólisis.

Experimento de Faraday que muestra la inducción entre dos espiras de cable: La


batería (derecha) aporta la corriente eléctrica que fluye a través de una pequeña
espira (A), creando un campo magnético. Cuando las espiras son estacionarias,
no aparece ninguna corriente inducida. Pero cuando la pequeña espira se mueve
dentro o fuera de la espira grande (B), el flujo magnético a través de la espira
mayor cambia, induciéndose una corriente que es detectada por el galvanómetro
(G).1

La ley de inducción electromagnética de Faraday (o simplemente ley de Faraday)


establece que el voltaje inducido en un circuito cerrado es directamente
proporcional a la rapidez con que cambia en el tiempo el flujo magnético que
atraviesa una superficie cualquiera con el circuito como borde:2

es el campo eléctrico,

es el elemento infinitesimal del contorno C,

es la densidad de campo magnético y

es una superficie arbitraria, cuyo borde es C. Las direcciones del

contorno C y de están dadas por la regla de la mano derecha.


Esta ley fue formulada a partir de los experimentos que Michael Faraday realizó en
1831. Esta ley tiene importantes aplicaciones en la generación de electricidad.

Formas alternativas

Nótese que la fórmula (*) permite intercambiar el orden de la integral de superficie


y la derivada temporal siempre y cuando la superficie de integración no cambie
con el tiempo. Por medio del teorema de Stokes puede obtenerse una forma
diferencial de esta ley:

Ésta es una de las ecuaciones de Maxwell, las cuales conforman las ecuaciones
fundamentales del electromagnetismo. La ley de Faraday, junto con las otras leyes
del electromagnetismo, fue incorporada en las ecuaciones de Maxwell, unificando
así al electromagnetismo.

La ley de Lenz plantea que las tensiones inducidas serán de un sentido tal que se
opongan a la variación del flujo magnético que las produjo. Esta ley es una
consecuencia del principio de conservación de la energía.

La polaridad de una tensión inducida es tal, que tiende a producir una corriente,
cuyo campo magnético se opone siempre a las variaciones del campo existente
producido por la corriente original.

El flujo de un campo magnético uniforme a través de un circuito plano viene dado


por un campo magnético generado en una tensión disponible con una
circunstancia totalmente proporcional al nivel de corriente y al nivel de amperios
disponible en el campo eléctrico.

Cuando un voltaje es generado por una batería, o por la fuerza magnética de


acuerdo con la ley de Faraday, este voltaje generado, se llama tradicionalmente
«fuerza electromotriz» o fem. La fem representa energía por unidad de carga
(voltaje), generada por un mecanismo y disponible para su uso. Estos voltajes
generados son los cambios de voltaje que ocurren en un circuito, como resultado
de una disipación de energía, como por ejemplo en una resistencia.