Vous êtes sur la page 1sur 3

SINDROME X FRAGIL

El síndrome de X frágil es un trastorno de causa genética hereditario ligado al cromosoma


X que produce retraso mental de severidad variable. Es también conocido en la literatura
como síndrome de Martin-Bell, en honor a los médicos Martin y Bell quienes en el año
1943 describieron los primeros casos de este síndrome caracterizado por retraso en el
desarrollo psicomotor y rasgos faciales típicos como cara de forma ovalada y cejas muy
pronunciada.

El síndrome de X frágil constituye después del síndrome de Down la causa más frecuente
de retraso mental de origen genético. Se presenta con una prevalencia de un caso por
cada cuatro mil recién nacidos vivos masculinos y un caso por cada ocho mil recién
nacidos vivos femeninos, manifestándose con más severidad en niños que en niñas, las
cuales suelen ser más bien portadoras.

¿Cuál es la causa del síndrome de X frágil?

El síndrome del cromosoma X frágil es causado por un cambio en un gen llamado FMR1.
Una pequeña parte del código del gen se repite en un área frágil del cromosoma X.
Cuantas más repeticiones se presenten, mayor será la probabilidad de que se presente la
afección.

El gen FMR1 produce una proteína que se necesita para que el cerebro funcione
apropiadamente. Un defecto en este gen hace que el cuerpo produzca muy poco de esta
proteína o nada en absoluto.

Las primeras aproximaciones al descubrimiento de la causa de este síndrome fueron


hechas por el Dr. Lubs y sus colaboradores en el año 1969, cuando estudian cuatro
pacientes masculinos con retraso mental pertenecientes a una misma familia pero de tres
generaciones distintas. Realizan estudios cromosómicos y observan una estrechez poco
común en el brazo largo del cromosoma X, y que ellos denominaron zona frágil del
cromosoma X.

Lo que ocurre en los pacientes que padecen este síndrome es que tienen una alteración
en el gen FMR1, un tipo de mutación llamada expansión de tripletes de nucleótidos o
repeticiones de un segmento de ADN compuesto por tres nucleótidos: Citosina-Guanina-
Guanina (CGG).

El número de repeticiones CGG varía entre los individuos y se han clasificado en cuatro
grupos en función del tamaño de la repetición:

 Sanos: son aquellos que tienen menos de 45 repeticiones.


 Intermedio: o en zona gris, tienen en 45-54 repeticiones y no tienen síntomas.
 Premutados: aquellos individuos con 55-200 repeticiones que no tienen síntomas
pero son capaces de heredar a su descendencia la enfermedad.
 Mutación completa: se presenta cuando los pacientes tienen más de 200
repeticiones. El paciente tiene signos y síntomas de X frágil de severidad variable,
siendo más acentuado en niños que en niñas.

Síntomas del síndrome de X frágil

Los signos característicos de los afectados por el síndrome de X frágil son los siguientes:

Características Físicas:

 Cara alargada, orejas grandes, pies planos.


 Cabeza grande (macrocefalia) y mentón pequeño.
 Frente amplia y puente nasal plano.
 Articulaciones hiperextensibles, especialmente los dedos.
 Desviación de la columna vertebral o escoliosis.
 Disminución del tono muscular (hipotonía).
 Los varones pueden tener testículos grandes.

Alteraciones del sistema nervioso:

 Discapacidad intelectual, que puede ir desde leves dificultades para el aprendizaje


a retraso mental severo.
 Retraso en la adquisición del habla.
 Déficit de atención e hiperactividad, sobre todo en niños pequeños.
 Estado de ánimo ansioso e inestable, en ocasiones con periodos de agresividad o
timidez y de depresión.
 Comportamientos autistas en un 30% de los varones afectados, con fobia social,
pobre o nulo contacto visual y movimientos repetitivos de la cabeza o las manos.
 Hipersensibilidad a los ruidos fuertes y luces muy brillantes.
 Convulsiones (epilepsia) en alrededor del 25% de los pacientes. Las convulsiones
suelen aparecer entre los seis y 24 meses de edad y puede afectar solo a una
parte del cuerpo o ser generalizadas. En la mitad de los casos aparecen de forma
repetida y requieren medicación anticonvulsivante.

Alteraciones del Lenguaje:

 Problemas con las sensaciones orales: morder la propia mano o cualquier otro
objeto, babeo, defensa táctil, problemas con la alimentación, etc.
 Problemas con la función oral motora: bajo tono muscular, dispraxia.
 Problemas con la inteligibilidad: articulación, dispraxia, emisión rápida y desigual,
problemas con el ritmo, voz.
 Problemas con el procesamiento auditivo.
 Buen nivel de vocabulario.
 Retraso en el desarrollo sintáctico.
 Pobre organización y secuenciación.
 Excesivas verbalizaciones.
 Ecolalia.
 Pobres habilidades conversacionales (mantenimiento de tema, tangencial,
contacto visual, posición del cuerpo y gestos).