Vous êtes sur la page 1sur 48

EMERGENCIA DE LA CIUDADANÍA

ALGUNAS REFLEXIONES BASADAS EN LOS HALLAZGOS

DE LA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA

DICIEMBRE 2007
CONTENIDO

I. INTRODUCCIÓN ......................................................................................................... 1

II. REVALORACIÓN DE LA PÚBLICO Y DEMANDAS CIUDADANAS ...................................... 5

III. CONSUMO, MALESTAR Y CIUDADANÍA ..................................................................... 15

IV. DISTANCIAMIENTO DE LO PRIVADO ......................................................................... 27

V. PERCEPCIÓN DE PREOCUPACIONES GENERALES: EDUCACIÓN .................................... 36

VI. PERCEPCIÓN DE PREOCUPACIONES GENERALES: PREVISIÓN Y TERCERA EDAD ........... 45


el ámbito público como en el privado. Cuando se
I. INTRODUCCIÓN
dice que la gente es de tal o cual manera o que le

importa o no le importa determinado tema, sin


1. El propósito de este texto
estudios ni datos que avalen la afirmación, hay un

obvio intento de legitimar una visión personal y


La puesta en perspectiva de estudios cualitativos
acotada en una especie fantasmal de opinión
realizados en Chile en los últimos años ofrece una
pública que no ha podido manifestar su parecer.
interesante muestra de la opinión pública, tanto en

términos de sus preocupaciones persistentes como


Este análisis aspira a recoger algunos rasgos de
de los cambios ocurridos en este período.
aquella riqueza y variedad de las percepciones,

sentimientos e ideas que la gente posee respecto de


Conviene señalar que, en términos generales, hay
sí misma, del grupo social al que pertenecen y del
una gran riqueza y variedad en las percepciones de
país considerado en su conjunto.
la gente, lo que contradice directamente los

mecanismos de simplificación y reducción a la


Los estudios cualitativos se realizaron con distintos
propia percepción que es posible encontrar tanto en
objetivos, pero pertenece a su esencia el propósito
de recoger, sin distorsiones ni anteojeras, lo que la La mirada global que permiten la variedad de los

gente realmente dice y piensa en estos ámbitos, datos, permite una interesante aproximación para

para después indagar en torno a objetivos más constatar la profundidad del cambio, si se lo piensa

específicos. en una perspectiva temporal más larga. Por ejemplo,

cuánto ha disminuido, a la luz de estos estudios, el

En este sentido, la selección temática tiene como peso de las ideologías y cuánto se ha difuminado el

objetivo sugerir alternativas en torno a qué es lo horizonte de las utopías en las conversaciones

que le interesa a los chilenos hoy, en el ámbito cotidianas.

público y privado, siempre en términos generales y

a título hipotético. Este texto no aspira a tener un Es obvio que este cambio se relaciona con el ya

valor canónico ni menos aún a tener un cierto valor lejano fin de la guerra fría y la acometida de la

en la esfera predictiva; en cambio, sí aspiramos a globalización económica y cultural, pero lo

ofrecer el material básico para una discusión interesante es constatar cómo se refleja en

enriquecedora sobre el material recogido a través de cuestiones relativas a la identidad, a los valores y a

una serie de estudios cualitativos. la manera en que las personas viven y perciben su

entorno cotidiano. Hay fenómenos emergentes que


pueden estar en la raíz de un cambio cultural de 2. El tono general: espacios de Libertad
proporciones.

Curiosamente, la percepción más clara respecto de


La percepción de mayores espacios de libertad no los cambios ocurridos bajo los gobiernos de la
se refiere tanto a las libertades públicas, sino a las concertación tiene que ver con los avances en la
libertades privadas y a los espacios de autonomía. libertad de expresión. Es curioso no porque no haya
Por esa vía, asoman nuevas maneras de entender la ocurrido efectivamente, sino por la claridad con que
vida familiar y las relaciones ciudadanas con el se establece el avance y por lo difusa que es la
poder, que quiebran los moldes tradicionales, en el percepción ciudadana respecto de otros progresos
primer caso, y se alejan de la mediación de los que a priori son tan o más obvios, como el
partidos, en el segundo; pero este último fenómeno crecimiento económico y el mejoramiento de la
no se relaciona con otras formas de organización, infraestructura.
sino, sobre todo, con el empoderamiento de los

ciudadanos, que están comenzando a entrenar una La sensación de una mayor libertad, al momento de
nueva musculatura en su relación con el Estado. comparar los gobiernos Concertación con el período

de la dictadura, es dominante, independientemente


del segmento socio demográfico al cual se Esta percepción de mayores espacios de libertad es

pertenezca, y se expresa como valor tanto en los el soporte de una nueva actitud vital. Es llamativo el

niveles de la vida cotidiana como en el consenso respecto de que aquí está el mayor avance

funcionamiento del espacio público. en los gobiernos de la Concertación; es decir, se

realza lo que forma parte del ejercicio mínimo de la

En el espacio cotidiano de las personas, se hace democracia. Y, sin embargo, sin esta percepción, no

presente bajo la figura de una mayor tolerancia de es posible entender cómo se rearticulan los

los chilenos hacia la diversidad de estilos de vida y espacios personales en función de las demandas

una cierta liberalización de las costumbres, hacia el poder político y la sociedad.

percepciones que no están libres de valoraciones

vinculadas a la idea de riesgo y “libertinaje”, en

particular entre los independientes de derecha y de

las personas que manejan menos información y no

asumen una postura política clara.


electorales o funcionarias de la noción de político,
II. REVALORACIÓN DE LA PÚBLICO Y
también es importante el componente mediático de
DEMANDAS CIUDADANAS
la gestión política.

1. La revalorización de lo público
La fuerte impronta comunicacional de la actividad

política hace que los entrevistados realicen una


A principios de esta década imperaba un discurso
síntesis respecto a los atributos que lo caracterizan:
relativamente poco elaborado que define la política
“Un político es alguien que está en un partido
como "lo que hacen los políticos" y al político como
político y que sale en la tele”. Pese a la connotación
"alguien que está en un partido político y que sale
institucional y mediática antes mencionada, algunos
en la tele". La figura principal del político es el
ciudadanos amplían su definición de política,
candidato, alguien que necesita de votos. “La
aunque en forma vaga, para incluir un set adicional
política” se asocia muy fuertemente a lo que ocurre
de dimensiones, tales como las decisiones
al interior de los partidos y a las acciones de
asociadas a infraestructura, educación, salud,
proselitismo de los candidatos y sus seguidores en
presupuesto nacional, seguridad, etc.
época de elecciones. Además de las dimensiones
En general, la política está restringida a un grupo de el propio bienestar. Por el contrario, quienes le

actores y a convenciones de comportamiento muy asignan un menor peso a las instituciones en la

concretas, con el agregado de que los efectos del naturaleza de las propias condiciones de vida, se

proceder institucional son imperceptibles. De aquí muestran menos sensibles a los temas de confianza

que se instale la noción de que las instituciones -y, pública, en la medida en que lo demandado es

en general, la vida pública- contribuyen sólo de liberalizar aún más la gestión de los privados.

manera muy escasa a un mayor bienestar de las

personas. Es la época del “no estoy ni ahí”, pero de uno

negativo, marcado por el pesimismo, desánimo y,

Para quienes le asignan un papel más especialmente, la sensación de pérdida.

preponderante al Estado y a sus instituciones, esta

percepción se constituye en un factor de mayor Sin embargo, esta desconfianza y distancia respecto

preocupación, porque perciben que los problemas de la política se acentúa y evoluciona negativamente

de confianza -sospechas de corrupción- que convirtiéndose en desconfianza y distancia respecto

afectan al Estado y sus instituciones retrasan o de lo institucional en general.

dificultan la reactivación económica necesaria para


Fue necesario entonces hablar de “la desacralización

de lo institucional”. Los políticos, la Iglesia Católica, Sin embargo, y por lo mismo, aparece en ese

el Estado y los Medios de Comunicación sufrieron momento una tendencia novedosa: la vinculación

un fuerte cuestionamiento, que radica en la que las personas hacían, de manera cada vez más

constatación de la existencia de “malas prácticas” directa, entre las situaciones personales y los

asociadas al tráfico influencias, la pedofilia, los problemas observados en el nivel institucional. El

casos de corrupción y, entre otros, el debilitamiento de la confianza institucional -

enriquecimiento ilícito. Es la época en que impera la enunciado en un conjunto de informes públicos- es

lógica del desenmascaramiento o sinceramiento de vivido y se traduce en sensaciones de vulnerabilidad

lo público: la realidad es una “destapada frente a las personas que integran o representan a

permanente de la olla”. Esto lleva finalmente las instituciones.

aparejada una cierta “farandulización” de la política:

“creo que se han frivolizado los problemas reales de la Lo público e institucional aparece como un factor de
gente y eso es malo para el país. Es malo no tomar en
riesgo potencial respecto al bienestar personal. De
serio los problemas sociales y económicos del chileno
ahí surge con fuerza la noción que “de lo público
medio…”.
hay que protegerse”. Ya que sea por la ineficiencia o
por la corrupción, el proceder de las instituciones es personas: “No se puede esperar todo de ellos” (las

una fuente potencial de daño a los logros percibidos autoridades). Lejos de la sensación de crisis

en la vida personal: institucional, está presente la percepción o la

“Hay mucha gente que votó por él (alcalde) y que le experiencia de que el país entró a una etapa de
tiene miedo porque se ha desarrollado mucho el sapeo,
mayor estabilidad, de calma y tranquilidad, sin que
así como gente de campaña que viene de otros lados y
se visualicen cambios dramáticos en el futuro del
se instalaron...”.
país. Hay un cambio nítido de eje discursivo que se

expresa en la postura “no estoy ni ahí” y su


No obstante la pérdida de confianza en lo público,
consecuente evolución a “es lo que hay”.
es notable que los entrevistados no teman a la

desestabilización institucional. Pasada la fase más


Desde el final del gobierno anterior y el comienzo
intensa del “desenmascaramiento”, decanta una
de la presente administración, se aprecia una
perdida de investidura de las autoridades —ya no
mirada que revaloriza las posibilidades y la
son intocables, son personas comunes y
importancia de lo público y de los proyectos de
corrientes— y, por sobre todo, la percepción de que
largo plazo en la vida política. Progresivamente las
tienen menos relevancia y peso en la vida de las
investigaciones captan una necesidad de renovación
en las elites directivas del país, lo que indica que el Se mantiene una crítica al paralelismo o a la brecha

juicio contra los políticos se diferencia respecto del entre cotidianidad y política, a la pérdida de sintonía

juicio contra la política. de los políticos con el pueblo; pero es cada más

débil el discurso cínico o nihilista de degradación de

Por un lado, frente a una agenda pública lo público, la demanda violenta de desacralización

excesivamente restringida a lo cotidiano, a lo de los liderazgos y de las instituciones.

“cosista” y las “soluciones de parche”, se aprecia una

demanda por inscribir el día a día en un proyecto a La naturaleza de este cambio de creencia tiene, en

largo plazo que articule una auto-comprensión cuanto discurso, un componente reflexivo, por

nacional reconocible y satisfactoria: “¿A qué Chile y cuanto viene mediado y justificado por una

por qué camino me están llevando?”. experiencia en la historia reciente de postergación

de lo político frente a lo económico y lo

Por otro, aunque persisten las críticas y la sociocultural:

desconfianza de todos los cuños ante la clase “creo que hubo un vacío en la política de no estar ni

ahí, o de no hablar de política o decir cuando


política, la política deja de ser percibida como una

actividad inútil, sucia y de puro provecho personal.


hablamos… “hay que trabajar y no me importa la el nivel de análisis de la ciudadanía es más
política…”.
sofisticado que una letanía contra el gobierno, la

Concertación o la clase dirigente.


Lo anterior no significa necesariamente un

reencantamiento con la política. El lugar de la


Los juicios trascienden el malestar y la sensación de
política en esta revalorización de lo público no está
engaño, abuso y promesas incumplidas hasta
del todo claro; hay una mayor percepción de
establecer una representación de la identidad
legitimidad de las demandas, pero ello pertenece a
nacional; dan cuenta de la realización de una
la política en su sentido más amplio, el del
experiencia de aprendizaje que informa sobre los
protagonismo de la ciudadanía en el sistema
límites de los cambios y saltos cualitativos que es
político, y no a la tradicional consideración de la
capaz de realizar el país. De hecho, más profundo
actividad política en el país.
que el malestar, se trata de una herida en el orgullo.

Esto se relaciona con una interpretación explícita


Esta tesis debe tomar en cuenta los efectos del
del problema del Transantiago como una muestra
episodio Transantiago. Esto, sin duda, ha supuesto
de la realidad de Chile en el mundo.
un retroceso en la tendencia señalada; sin embargo,
Paradójicamente, hay otro sentido en que el Transantiago, la tendencia que se propone tendría

Transantiago incluso podría operar a favor de una que ser nuevamente perceptible en los estudios.

tendencia a una revalorización de lo público. Si

antes los entrevistados no veían una relación directa 2. El cambio de signo de la demanda
entre lo que ocurre "en la política" y lo que ocurre ciudadana

en su diario vivir, episodios de mala gestión


En este marco se produce el cambio de signo de la
atravesados de responsabilidad política como es el
demanda ciudadana y la mayor legitimidad de la
Transantiago deberían cambiar semejante
movilización social. Gracias al progresivo
percepción.
empoderamiento que perciben y la degradación de

las instancias de mediación pública, las personas


Desde la lectura que se propone, el Transantiago no
hoy reconocen el valor que tiene expresar sus
ha logrado derrumbar la maduración alcanzada,
derechos y manifestarse en las calles, pedir
donde la ciudadanía parece percibirse a sí misma
reivindicaciones, más gasto social, mejores
capaz de sobreponerse a la desazón, a la nostalgia,
soluciones para sus problemas.
al miedo frente lo público y a la amargura ante su

decadencia. En la eventualidad de una solución al


Hay casos emblemáticos, como la movilización de vez, se ve reforzado por la noción de que el

los pingüinos y las sostenidas acciones de los Gobierno manifiesta una cierta reactividad para

deudores habitacionales, que muestran claramente enfrentar las demandas de la ciudadanía.

otra disposición de las personas en el diálogo entre

el Estado y la sociedad civil. En la misma línea se Así, con distintos énfasis según el momento político

inscriben otros hechos recientes, tales como la y económico del país, hay un conjunto de demandas

movilización de los empleados públicos y, aunque sobre el sistema que aparecen más o menos

responde a una lógica diferente al resto de los inalterables, si bien cambian las posiciones de los

movimientos, la situación de las comunidades actores y la dirección de las esperanzas.

mapuches.

Estas demandas ponen en línea solicitudes clásicas

Si la institucionalidad no es capaz de dar respuestas hacia el Estado –educación, salud, seguridad

a las demandas formuladas por las personas, la ciudadana- con otras vinculadas al bienestar de las

movilización social se convierte en una alternativa personas en el plano emocional. Dicho de otro

percibida como legítima. La percepción es que “con modo, las demandas materiales tienen sentido no

el desorden quizás algo pueda pasar”. Esto, a su por sí mismas, sino sólo en la medida en que
proveen tranquilidad, seguridad y confianza a las fuente de legitimidad o legitimadora, en lugar de

personas y a las familias. Incluso, el conjunto de estar necesitada de legitimación o mediación por

demandas clásicas apelan al vínculo más estable parte de los partidos o de algún otro aval

con lo público, y que remite al acceso a bienes institucional.

sociales (vivienda, educación, salud, etc.) y, en

general, a una mejor calidad de los servicios Los reclamos de las personas adquieren

públicos. Más que políticas sociales, la aspiración es progresivamente un peso propio como parte

que el Estado procure al menos las condiciones para integrante del control social de la acción estatal.

que los sujetos resuelvan por sí mismos sus Esta forma de fortalecimiento de la sociedad civil

necesidades y el estándar de calidad de vida que expresa, a su modo, el reconocimiento de un

desean. espacio de contingencia democrática que se libera

con el avance de la transición. Ya no se trata de una

3. Articulación de la demanda ciudadana mera secuencia de acontecimientos más o menos

espaciados en el tiempo y que hacen visibles


Sin embargo, en este contexto, la sola idea de
dramas particulares (“destapes” de casos de
“demanda ciudadana” ha devenido, ella misma, en
corrupción, inmolaciones, hechos de delincuencia,
catástrofes), sino de la emergencia de una trama de

conjunto de discursos y prácticas que, una vez Si bien la demanda ciudadana se presenta en una

maduro, promete un retrazado del mapa del poder multiplicidad de formas que responden a la variedad

en la sociedad. de intereses en juego, el poder de los actores

afectados y el contexto en que se expresa, sus

La demanda ciudadana transmite más información efectos políticos más amplios están altamente

que la estrictamente vinculada a la resolución de condicionados por su visibilidad en los medios de

problemas, convirtiéndose en un espacio de comunicación masivos. Hay una convergencia

reproducción y apropiación reflexiva de identidad. funcional entre el tono sensacionalista dominante

Se establece una nueva relación entre lo particular en estos canales y la angustia, el agobio, la

de sus posiciones y peticiones, y una dimensión desesperación e impotencia que muchas veces

mucho más abarcadora y representativa del acompañan a la demanda. Se trata de estados de

conjunto mayor de la nación. En su juego de ajuste ánimo que emanan de un límite de la experiencia

respecto de otras dimensiones de lo público, la particular, que sin duda se ha hecho mucho más

demanda ciudadana no es un espacio inocente, no visible con el episodio del Transantiago.

es un mero espacio de “utilidad pública”.


de ánimo y a la comprensión de sí que impera
III. CONSUMO, MALESTAR Y
actualmente en el país. Cabe, sin embargo, hacer
CIUDADANÍA
tres observaciones sobre el concepto del consumo y

su uso para investigar la evolución de los cambios


1. Alcances previos
en la opinión pública y en la vida de los chilenos:

Entre quienes investigan y reflexionan sobre el

despliegue de la modernidad, existe cierto consenso Primero, la sociedad de consumo es la respuesta

en torno a la ambivalencia de sus efectos sobre la que ofrece la expansión del capitalismo al deterioro

subjetividad. Esta ambivalencia caracteriza también de las formas tradicionales de integración social: es

uno de los rasgos más salientes en este proceso: la una forma de vida en común que no distingue entre

emergencia de la “sociedad de consumo”. Por ello, lo cultural y lo económico. Congelada la política

no es de extrañar que, en los estudios consultados, como lenguaje común de socialización y

las referencias a experiencias relacionadas con el reemplazadas en el imaginario social las clases por

consumo sean especialmente intensas y plagadas de las masas, sólo quedan las prácticas de consumo

ambivalencias. Es interesante enfocar desde esta como código compartido para expresar una

perspectiva algunos aspectos vinculados al estado


identidad colectiva que abarque a la totalidad del sustrato ético de la convivencia: el

cuerpo social. perfeccionamiento personal y colectivo en las

habilidades típicas del consumo no tiene límites, y

Segundo, si bien hay una forma ya clásica de expandir su aplicación a nuevas esferas es un fin en

entender el consumo como una práctica que sí mismo y una fuente de goce.

expresa simbólicamente relaciones sociales de

dominación, también es posible pensarlo en Tercero, debe destacarse que la sociedad de

términos de pautas de comportamiento asociadas al consumo desborda las fronteras del estado-nación.

comercio tales como la compra-venta, el marketing, O más bien, las identidades nacionales pueden

la cotización, el “vitrineo”, la negociación, la estafa, pensarse, siguiendo a García Canclini, como

etc. El consumo de insumos materiales es sólo un “comunidades hermenéuticas de consumo” que,

ejercicio donde entrenarse y aprender estos siguiendo un horizonte móvil de sentido, exhiben

comportamientos básicos. Así considerada, la comportamientos ordenados, sino uniformes, frente

sociedad de consumo es la diseminación del cálculo a la compleja trama de valores en oferta. Luego,

costo-beneficio por todas las esferas de interacción, desde esta perspectiva, es legítimo leer en las

de modo que éste acaba por convertirse en el afirmaciones sobre la experiencia del consumo
cuestiones relacionadas con la experiencia chilena pago de servicios educacionales y de salud de

de la globalización. calidad, disponibilidad de recursos para la

entretención, etc. Estas dimensiones de la vida son

2. Los trabajadores-consumidores: más determinantes de la propia identidad que, por

ambivalencias ejemplo, las creencias políticas. Se reconoce que los

tratados de libre comercio han ampliado el poder


Respecto del avance de la sociedad de consumo,
adquisitivo y han abaratado ciertos bienes —aunque
podemos señalar dos aspectos que indican
obviamente esto no borra ni una coma de la
aceptación y reconocimiento.
omnipresente demanda por mejoras salariales.

Por un lado, la orientación al consumo es entendida


Por otra parte, debe agregarse a lo anterior que los
como un acto de realidad, como la forma de vida
chilenos parecen cada vez más cómodos en su
dominante en el país. La disponibilidad de recursos
papel de consumidores. Se ha constatado la
se constituye en un indicador explícito del nivel y de
progresiva potenciación de lo que podría llamarse la
la calidad de vida que se posee: arriendo o tenencia
dimensión ciudadana del consumo: frente a la
de vivienda, renovación de productos electrónicos,
inseguridad e impotencia que dominaba al
consumidor en años pasados, surge una conciencia calidad. En tal sentido, se tiende a constituir la

de sus derechos y de su capacidad de sancionar a expectativa de ser un cliente del Estado.

quienes lo defraudan. Esto viene en sintonía con la

revaloración de lo público y el ejercicio de la Ello tiene un correlato en el lenguaje de muchas

libertad de expresión antes señalada: se están agencias públicas: la “orientación al cliente” no es

perdiendo miedos. privativa de la empresa privada, sino que también

forma parte al menos del lenguaje institucional de

Aumenta también la “sofisticación” de los gustos, se organismos estatales, lo que significa un

valora la variedad de alternativas y la audacia en el reconocimiento del derecho ciudadano a exigir

mercadeo; se exploran novedades y se intensifica el calidad y oportunidad en las prestaciones que

interés por bienes vinculados al cuidado del propio brinda el Estado. La cuestión no es banal y excede

cuerpo. Asimismo, en los sectores populares, existe largamente el concepto de clientelismo asociado al

una demanda por establecer relaciones más ejercicio de la política desde el Estado. Se trata de

personales con las instancias prestadoras de re-significar la relación entre las agencias estatales

servicio del Estado, en un marco en que se percibe de servicios y la ciudadanía, desde un modelo

que la prestación privada de los mismos asegura la paternalista en que el Estado otorga graciosamente
prestaciones que el ciudadano debe agradecer,

hasta un modelo que enfatiza el derecho ciudadano Se configura así una sensación de gran

a recibir esas prestaciones. vulnerabilidad laboral, generada a partir de dos

elementos: la percepción de inestabilidad en el

3. El consumo como trampa empleo y de que éste es, además, un espacio de

displacer, marcado por presión de los jefes,


Sin embargo, el consumo también aparece
amenazas, competencia, bajas en los incentivos:
fuertemente asociado con las apremiantes “…yo te contrato a ti pa` hacer una pega y resulta que

condiciones que muchas personas en sectores el día de mañana porque eché a otro estai haciendo

dos. Entonces la pregunta es obvia, ¿dai pa` tres?, no


medios y medios bajos deben enfrentar para
po' si eso yo ya lo sé, pero como empresario tengo que
participar en él: deudas y obligaciones financieras,
maximizar las utilidades…”.
en un marco de expansión del crédito; ingresos que

no se encuentran a la altura de las expectativas de


Exista una sensación de que la vida laboral no
consumo; una actividad laboral que se transforma
resuelve en forma sustentable el bienestar personal
en un ámbito de experiencia frustrante, tedioso,
y familiar. Más aún, se experimenta la imposibilidad
exigente, del que no se puede escapar.
de realizar el bienestar económico a la vez que el Ahora bien, lo interesante es leer este malestar que

bienestar personal: surge de lo laboral y de lo económico a partir del

“…todos tenemos exigencias, a mí me exigen tener el surgimiento reciente de una nueva percepción de sí
balance de los últimos 5 años, la productividad a nivel
por parte de las personas. Cada vez más se
de porcentaje. Entonces todo eso a mí me implica un
reconocen facultades para obtener y consolidar los
trabajo estresante y máximo. Que implica eso, en que
proyectos, metas y estados deseados de su propia
voy a llegar a mi casa trabajando, me voy a salir de mi

casa trabajando y voy a estar pendiente y eso no me vida. Este “poder personal” se juega en la mayor

permite la libertad de decirle a mi hijo “como posibilidad de optar o elegir; en la importancia


amaneciste hoy día”. Porque me levanto antes que hijo
atribuida a fortalecer la autoestima; en la sensación
se levante y llego después que mi hijo se acuesta...”.
de actuar con una mayor dignidad en conjunto con

la valorización de los proyectos personales.


Esto vincula además la desigualdad como otra

fuente de malestar del que dan cuenta los


Por último, flota un malestar de origen moral que
entrevistados.
denuncia el “consumismo” o la “farándula” como un

empobrecimiento de la vida humana. Sin embargo,

este discurso no debe pensarse como una


contraposición de valores abstractos. En su forma dicen relación también con toda forma de

más articulada, se deja oír un discurso nostálgico discriminación, intolerancia y abuso. De esta

sobre un pasado del país donde el “consumismo” no “confianza básica” que, como núcleo de identidad

era el eje primordial de la vida. Esta posición explica funcional antes que cultural, se desarrolla entre las

culturalmente la orientación creciente al consumo masas como producto de la exposición a las

como un problema de cambio de valores, pero se prácticas de consumo, surgen deseos de una vida

yergue también como una voz de la memoria no sólo orientada a lo material y al bienestar

histórica. económico. Estos deseos confluyen en general hacia

una voluntad de ser independientes, y en último

4. “Origen de la ciudadanía” término, hacia la idea que se tiene de ciudadanía.

Visto así, el malestar surge de los límites que se


Así considerado, el concepto de ciudadanía puede
experimentan frente al cambio personal, que
explicar su fuerza de convocatoria universal. El Chile
pueden ser leídos como límites a la experiencia del
que se percibe está desapareciendo es el de la
consumidor. Por eso mismo, estos límites no están
política como forma central de socialización. Y es la
sólo en el nivel económico, sino también cultural:
memoria histórica lo que finalmente obliga al
consumidor a devenir ciudadano, como condición efectivamente es posible ser un actor en el curso de

para consolidar su asentamiento en el corazón de los acontecimientos, de una cierta “igualdad” entre

las prácticas sociales del país. El concepto de la gente “como ciudadanos” o que, como premisa,

ciudadanía expresa así —quizás de modo deben ser escuchados.

rudimentario, quizás el único posible— una forma

de continuidad y una historia compartida en el Sobre esa base, las personas buscan un traspaso de

marco del avance de la sociedad de consumo. poder desde las instituciones hacia los ciudadanos.

Esto tiene una doble dimensión. Por un lado,

Ser ciudadano, desde el punto de vista de los disponer de un vínculo no mediado con la autoridad

entrevistados, conjuga estos dos aspectos. Por un para protegerse frente al abuso de poder y así

lado, es una conciencia más real de los “derechos” e activar el empoderamiento que ellos sienten en su

implica la noción de ser “contribuyentes”. En este vida diaria. El otro es la apropiación, como parte de

sentido, se pide al liderazgo el cumplimiento del la constitución de ciudadanía, de la

poder que les cabe como consumidores de lo institucionalidad. El espacio de la demanda

público: “Mi poder es poder cobrar la garantía”. Pero ciudadana se corresponde idealmente con la

también implica una sensación de que


percepción de una estabilidad institucional flexible y Por último, ya no puede afirmarse que no exista esa

una normalización de la conflictividad social. fe ciega en la estabilidad institucional que

caracterizaba tanto al “no estoy ni ahí” como al “es

Un ejemplo señero de la “entrada” del concepto de lo que ahí”. El “algo puede pasar” que, según vimos,

ciudadanía fue el conflicto estudiantil: anima el espíritu de las movilizaciones sociales y las

“…porque imagínate los colegios, oye son una hace inteligibles a todo el país, implica también el
vergüenza, gracias a Dios yo con mi poco sueldo puedo
reconocimiento colectivo de las grietas y tensiones
pagar un colegio privado pero a un costo altísimo para
de desintegración que siempre amenazan a la vida
mí, si yo no tendría porqué estarle pagando si pago el
en común.
19% de impuestos…”. “…entonces en realidad cuando

los niños salieron a la calle, en realidad el concepto de

salir y las tensiones y todo eso, yo dije huy, qué choro, 5. El carácter subjetivo de la demanda
en mi generación de colegio no se hablaba, y educación ciudadana
cívica era como así no más y ningún concepto que los

niños les pudiesen contar a sus papás y que sus papás Las personas se centran en el aseguramiento de
dijeran el profesor dijo tal cosa y eso no debiera ser...”
“bienes” como tiempo, ingreso y seguridad

ciudadana, es decir, el tipo de bienes que las


personas consideran que no pueden gestionar por sí En los juicios sobre la realidad social, toman parte

mismos. Pero, como se dijo, se trata cada vez más protagónica categorías vinculadas a

fundamentalmente de demandas que apuntan a una una demanda por dignidad y respeto. Las

“gobernabilidad” de la propia vida; a tener una instituciones sociales son leídas en lo que tienen de

mayor autonomía que permita, a la vez, un disfrute expresión del valor y la importancia que el país

presente, inmediato, de bienestar. concede a la vida de cada uno de sus miembros en

cuanto tales.

Son audibles también -aunque no explícitamente,

sino en la forma de articular estas demandas-, Desde este punto de vista y en relación, por

inquietudes relacionadas con el sentido de la vida y ejemplo, con las políticas públicas, las personas no

de la existencia. Llama la atención que la gente sólo enjuician los errores de la administración

cruce esta dimensión de sus vidas con lo político, o gubernamental “fríamente” como incompetencia o

que ella sea “desplazada” a una exigencia difusa en ineficiencia, sino también como indolencia o

torno a las prestaciones tradicionales del Estado. arrogancia (de aquí se explica, en cierta medida, la

importancia que adquieren a los “actos de

contrición” por parte de las autoridades). Tales


errores, precisamente porque se trata de acciones Las percepciones ciudadanas están marcadas por la

destinadas a asegurar un nivel básico de bienestar sensación de un cambio relevante en las

para todos, expresan una desigualdad entre ricos y condiciones de vida. Estos cambios, que definen

pobres, entre elites y masas. Esta desigualdad una nueva forma de vivir, son vistos como

también se deja leer en los bajos salarios y en la resultados de la globalización. Entre los más

sobrecarga de trabajo. Si bien se la asocia al abuso salientes de estos cambios se cuentan: la fuerte

y a la voracidad, lo que angustia a los entrevistados presencia de la tecnología en las relaciones

puede formularse como el contorno ontológico que personales; la nueva organización de las rutinas

adquiere esta desigualdad: carece de fundamento, domésticas y las nuevas formas de trabajo; el nuevo

pero opera, se reproduce y se acentúa. tipo de educación; liberalización general de las

costumbres y creciente aceptación de la diversidad;

6. Se nos vino encima la globalización interés en la actualidad internacional; sensación

indefinida de una vida más rápida, apurada y sin


Respecto de la experiencia de la globalización, lo
tiempo, donde la competencia y la orientación al
primero que se constata es una identidad colectiva
logro es vivida como “exigencia” diaria.
local que no se determina por oposición a lo global.
La “pérdida de la identidad” y la periódica sus exigencias. La modernización como algo

transformación de los referentes simbólicos generan inevitable y su llegada se experimenta desde la

inquietud, pero no alarma. Como vimos, las resignación: “si antes íbamos hacia la apertura

conversaciones que se construyen en torno al tema (globalización), ahora ésta se nos vino encima”. El

de la apertura de Chile al mundo pintan un fresco consumo es una forma de vida exigente que hay

que conjuga desapasionada e indistintamente que enfrentar e intentar sobrevivir. Pero aunque no

aspectos positivos y negativos. Reaccionar con se trata de una coyuntura deseada o buscada,

normalidad a un trastorno tan abrupto de la aunque la modernización sea un proyecto

cotidianeidad es, en general, consistente con la impulsado por las elites, tampoco se reniega

debilidad de la identidad cultural chilena en la post- neuróticamente de los aspectos positivos que

dictadura que ha sido investigada a fondo por el reporta —de tanto en tanto— la participación en el

PNUD en el último decenio. mundo globalizado y en la sociedad de consumo.

Se reconoce y experimenta el desafío que suponen

los procesos de “apertura”, pero no por ello deja de

expresarse el malestar que genera estar sometido a


IV. DISTANCIAMIENTO DE LO
Señalamos algunos fenómenos recientes, vinculados
PRIVADO
con el avance de la sociedad de consumo y sus

efectos recientes sobre lo privado-doméstico. En


1. Ya no hay estructuras inamovibles
concreto, aparece un reconocimiento de la esfera

La revalorización de lo público no tiene nada de privada como un lugar complejo; en donde se están

caprichosa; al contrario, se relaciona instalando nuevas incertidumbres en un espacio que

poderosamente con un cambio notable ocurrido en hasta hace poco se pensaba impermeable o inmune

los últimos años, que tiene que ver con una a la experiencia de la modernización.

percepción más compleja, con más matices y más

distante, del ámbito privado. Mayores espacios de Una forma de entender este fenómeno destaca los

libertad hacen aflorar no sólo la posibilidad de efectos atomizadores de la sociedad de consumo

manifestar públicamente el descontento, sino sobre la familia y la pareja. Sin embargo, esto puede

también distintos estilos y variables pensarse como un enriquecimiento de la vida

cuestionamientos a estructuras que se daban por privada, o como la reacción reflexiva a la

inamovibles e inconmovibles. experiencia de paulatina descomposición de lo


público. Desde algunos años que las personas se cuestionamientos a estructuras cuya estabilidad se

representaban a sí mismas como constituyendo una daba por garantizada.

ética propia, una agenda valórica que deja afuera de

lo privado las turbiedades del manejo del poder y lo 2. Precariedad en la vida familiar
institucional (el no-reconocimiento del otro y el
Las dificultades de gestión pública que afectan a la
abuso).
cotidianeidad, la dinámica del mundo laboral y la

participación sobrecalentada en la sociedad de


Las consecuencias de este hechos en una sociedad
consumo, han acentuado la sensación de
como la nuestra, marcada desde hace 30 años por
precariedad en la vida familiar. Las personas
una fuerte exaltación neoconservadora de cierto
señalan que “todo es carrera, para llegar al trabajo y
modelo de familia y una retracción a lo privado, son

inimaginables. Pero desde ya las personas celebran


volver a casa”; “que se evaden con la farándula”,

“que no tienen tiempo para los hijos” (“niños


el hecho de que mayores espacios de libertad hagan

aflorar no sólo la posibilidad de manifestar


microonda”), que los padres “no disfrutan la vida”.

No se posee tiempo y tranquilidad para asumir


públicamente el descontento, sino también distintos
actividades —muchas de ellas pensadas en conjunto
con la familia— que se asocian al descanso y el

bienestar en general. Hay un déficit para llevar Pero, además, surgen temas concretos cuya reciente

adelante el tipo de vida que se desea, y que es visibilidad plantean interrogantes más fuertes sobre

posible de acceder, atendiendo a la expansión la concepción de la esfera íntima: el

general del consumo que los entrevistados observan comportamiento de los jóvenes y los temas de

en su entorno. género. Este fenómeno también puede apreciarse,

por ejemplo, en un cambio en el discurso sobre la

Por otro lado, también se acumulan corrupción. La corrupción también aparece en lo

transformaciones en el ámbito de lo cotidiano. Ya privado-doméstico y en el mundo del trabajo: no es

señalamos la sofisticación general de los gustos y la un asunto sólo de los políticos. A pesar del carácter

disponibilidad de nuevas alternativas de consumo, reflexivo de este último ejemplo, la nueva tendencia

así como todos los cambios en la forma de vida en la percepción de la intimidad tiene un

vinculados a la globalización. Aquí destaca, por componente dominante de experiencia y de

supuesto, el fenómeno aparentemente inédito de la constatación. El movimiento pingüino y el video

“mediatización” de la cultura y la génesis de una “wena naty” son acontecimientos que desbordan los

cultural masiva global o “translocal”.


recursos disponibles de articulación conceptual y Si bien hay una valoración positiva de algunas

sintonía anímica en el vínculo con los jóvenes. dimensiones del “desafío” que representan los

jóvenes, también hay una demanda sobre lo público

3. Los jóvenes como desafío y pregunta para que contenga y ponga un cauce a estos

cambios.
Existe la impresión de que los niños actuales son

distintos a las generaciones anteriores: se instala la


Concretamente, se trata de una demanda sobre el
idea de estos segmentos como “nuevos bárbaros”,
sistema educacional, que va más allá de los
que se caracterizan por estar expuestos a un
resultados académicos. Los adultos abrigan la
conjunto de situaciones que sus padres no
posibilidad de que la educación se constituya en un
enfrentaron: violencia escolar, sobre-sexualización,
mecanismo de control institucional de los cambios
instalación del consumo de drogas como asunto
valóricos percibidos en los jóvenes, en lo referido a
cotidiano y formas peculiares de aprendizaje, donde
conductas en relación al ocio, a la sexualidad y a los
el trabajo repetitivo, literal y textual se encuentra
sentidos y objetivos de vida.
fuera de sus códigos.
4. La irrupción de la perspectiva de
género Es interesante observar que éste es uno de los

pocos movimientos sociales que, en el orden


Respecto de los temas de género, generalmente se
vigente, puede demandar una reinterpretación de
señala que el principal efecto de la modernización
los marcos legales e ideológicos a la luz de su
tiene que ver con los cambios en las ideas (no tanto
deficiente expresión concreta, sin generar mayores
en las prácticas: téngase en cuenta la “doble
conflictos políticos. En una cultura donde el
jornada” que cumplen muchas las dueñas de casa
conflicto de clase ha devenido casi un tabú, el
que trabajan) sobre la división del trabajo al interior
carácter transversal de las desigualdades de género
de la familia. Pero lo más saliente en el último
es especialmente propicio para explorar nuevos
tiempo es la nueva visibilidad pública de la violencia
espacios de libertad.
de género y del femicidio. Este fenómeno tiene que

ver principalmente con la iniciativa de las


Hay que constatar, aparte de la nueva visibilidad de
organizaciones feministas que ha conseguido la
este problema y de la épica progresista del
institucionalización y diseminación social de
movimiento feminista, su coincidencia con las
algunas de sus demandas.
transformaciones que sobre las relaciones entre
hombres y mujeres trae la individuación asociada al si la masificación de esta escena no supone una

avance de la sociedad de consumo. En la lógica experiencia de individuación mediada, en nuestro

social que acompaña los derechos de la mujer, país, por el trauma de la modernización y por el

deberá modificarse un universo de aprendizaje que supone la exposición a la sociedad

comportamientos hoy considerados naturales por de consumo. Por otro lado, el sentido de la

muchos y muchas: las prácticas de cortejo, las individuación como resultado de la modernización

relaciones laborales, las relaciones pre parece tener contornos muchos más claros para las

matrimoniales, aspectos de la vida que están cada mujeres: independencia económica, desarrollo

vez más intervenidos por la conciencia de la paridad personal y emocional.

y de la autonomía de la mujer que se afirma

públicamente. 5. La rearticulación de la desigualdad de


género bajo otros parámetros

Cada vez más, las mujeres quedan a cargo de exigir


La retracción a lo privado, como rasgo esencial del
estos cambios como condición de su participación
comportamiento de las masas chilenas en la
en la vida íntima y como condición de paz en los
transición, es también una de las formas que
ambientes laborales; sin embargo, cabe preguntarse
adquiere la dominación masculina en ciertas

perspectivas feministas. El patriarcado confina a las Puesto así, la ambigua relación de autoridad-

mujeres a lo privado-doméstico y, recientemente, a dominación de la ciudadanía por parte de la clase

lo privado-productivo-asalariado (no sin restaurar política fue de carácter patriarcal: pero ahora, en los

en esta esfera estrategias de diferenciación). A su últimos años, la ciudadanía ha sido, en cierto

vez, la participación de lo privado-doméstico sentido, feminizada. O más bien, lo ciudadano se

supone una expropiación del yo individual en una incubó en lo privado, dadas las condiciones del

unidad superior: la pareja, la paternidad, la familia. pacto de la transición, que obligaron a las masas a

Lo público, así se lo percibe desde esta perspectiva, replegarse hacia lo privado, reclusión en que el

es una forma de socialización —da lo mismo si se consumo trabaja la subjetividad hasta hacer posible

concibe instrumentalmente o como fin en sí al ciudadano.

mismo— que consiste en reconocer y proteger

diferencias —a veces radicales— sin por ello cortar 6. La emergencia de lo femenino


el lazo social. Se constituye así en una fuerte
Luego, no es de extrañar que los primeros pasos del
desigualdad al momento del reparto de espacios de
rearme de la ciudadanía vengan aparejados con una
socialización entre hombres y mujeres.
emergencia de lo femenino en lo público. Tener una Especialmente interesantes son las resistencias que

presidenta mujer, en el contexto de la emergencia siguen una estrategia auto-inmunitaria de

del consumidor-político (el “ciudadano”), no sería convergencia y potenciación. De este modo se opera

tanto un símbolo de su posibilidad de influir en la una aceleración y una institucionalización prematura

esquiva estructura de poder, si eso se entiende en la emergencia de lo ciudadano-femenino, una

como un “lujo” que se permite en la época de que lo expone así al poder político- patriarcal en

avance del consumo y decadencia de cierta forma ejercicio y acaba por extenuar sus fuerzas en

de hacer política. Desde la lectura propuesta, la formación. De este modo, lo ciudadano y el

ciudadanía no tenía en verdad más opción que liderazgo femenino quedarían históricamente

emerger bajo tal liderazgo. Si hay un valor que se ha obturados en el imaginario de lo posible: “tuvo su

asociado positivamente al liderazgo femenino en oportunidad…”.

política, es justamente la protección de lo privado-

doméstico. En suma, la esfera familiar, la vida íntima o las

dinámicas vinculares ya no son vistas —como

Cabe observar que este proceso de rearme de lo parecía ser el caso hasta hace poco— ingenuamente

ciudadano femenino no ocurre sin resistencias. como un espacio de realización pues, desde este
punto de vista, también se encuentra sujeto a

incertidumbres y a cambios. Hay una tendencia a

tomar más distancia y cuidado a la hora de hablar

de la intimidad y de los vínculos familiares. Sin

embargo, el bienestar en la vida familiar aún es el

valor cuyo aseguramiento sirve de eje para articular

demandas y evaluar el estado del país.


ahí por mucho tiempo, y que se despliegan como
V. PERCEPCIÓN DE PREOCUPACIONES
problemas en la medida que las personas son
GENERALES: EDUCACIÓN
consultadas.

Adicionalmente, por la importancia que tienen en el


Pero la discusión se enmarca en un malestar más
acontecer público reciente y para la manera en que
general relacionado con la forma en que se vive la
las personas entienden el futuro de sus hijos y su
convivencia y la sociabilidad en el país. El malestar
propio futuro tras la vida laboral, abordaremos las
remite a las formas como las personas vivencian su
percepciones ciudadanas en dos temas clave, la
presente en términos de la opinión que tienen sobre
educación y la reforma previsional.
la institucionalidad, su calidad de vida y sus

relaciones con el trabajo, la manera de enfrentar la


1. Las conversaciones sobre educación
vida familiar, etc. Ya mencionamos algunos

Las conversaciones sobre educación se inscriben en componentes de este malestar más arriba.

un contexto general de demanda por bienestar. El

tono general de las conversaciones es sobre

problemas estables, que se percibe que han estado


2. La intervención del azar 3. ¿Qué (no) se entiende por calidad en
educación?
Es interesante constatar la percepción de una suerte
Por otro lado, la calidad de la educación se vuelve
de azar en la calidad de la educación que se recibe.
un concepto inespecífico que tiene como principal
Esta no sólo depende de la comuna en que se
característica su capacidad de actuar como síntesis
habita, sino que dentro de un mismo sector, del
de un conjunto de demandas formuladas por los
establecimiento al que se asiste.
ciudadanos hacia el Estado y la sociedad en general.

Su carácter de síntesis hace que la calidad de la


La heterogeneidad no es tratada como un valor
educación quede como una noción abierta, como un
positivo (la diferencia) sino con una valencia
significante flotante, con capacidad de incorporar
negativa. De ahí que la calidad de las prestaciones
distintos niveles de demanda ciudadana. Su carácter
educacionales de la que se es objeto (en el caso de
inespecífico permite su articulación con estados de
los jóvenes) o de los hijos es tratada como un
la opinión pública caracterizados por el malestar,
asunto de “suerte”.
pues esta emoción base de los ciudadanos presenta
el mismo grado de vaguedad que el de calidad de la Sin embargo, es posible desglosar en estas

educación. percepciones algunas dimensiones que estarían

contenidas en la noción de “calidad”.

El problema de la calidad de la educación es un

problema inmanejable e inabarcable, con la 4. Educación de calidad y oportunidades


correspondiente noción de que su solución
Lo que se encuentra instalado en la conversación
descansa más bien en un conjunto indeterminado
sobre educación, con distintos grados de
de iniciativas y acciones, entre las cuales sólo puede
implicación según el grado de cercanía que se posee
ser nombrada una mejora salarial de los docentes y
con la educación pública, es el grado en que sus
una mayor regulación del sistema educativo. Esta
condiciones, ya sea de sustento, proceso o
regulación que es entendida como la definición de
resultados, permite una ampliación de las
estándares mínimos y la verificación/fiscalización de
oportunidades de mejora de vida. Así, la educación
que ellos se cumplan. En este sentido, las personas
pública es fuertemente enjuiciada en la medida en
desconfían de la capacidad de las instituciones
que no se percibe que suponga un apoyo a las
(Parlamento y Ejecutivo) para resolver estos temas.
familias en la ampliación del bienestar de los solucionar “para otros”. Es de sentido común entre

jóvenes. las personas señalar que en muchos colegios se

produce un simulacro (en tanto se realizan acciones

5. Infraestructura y alimentación para aumentar el rendimiento del establecimiento).

Menos evidente para los entrevistados es la


En todos los segmentos socioeconómicos y rangos
naturaleza del aprendizaje de los jóvenes y la
etarios aparece como de fundamental importancia la
capacidad de la educación de convertirse en una
mejora de las condiciones ambientales básicas en
herramienta de movilidad social.
las que la educación se despliega (plano de

sustento), tales como la infraestructura y la


6. Calidad docente
alimentación. Este aspecto se presenta con mayor

fuerza en los secundarios y en adultos de Otro aspecto mencionado transversalmente es la

segmentos socioeconómicos más bajos, lo que se calidad docente. Aunque en cada caso se aprecian

explica por su experiencia cotidiana. Quienes en su diferencias en lo que se define como un “docente de

experiencia ya tienen resueltas estas necesidades calidad”, todos asocian una educación de excelencia

básicas, sólo las mencionan como un problema a a la excelencia de quienes la imparten. Es


importante destacar que la crítica al ejercicio

docente pone el énfasis, no sólo en la transmisión Los padres conectan la educación (y su calidad) con

de conocimientos, sino que también considera las una serie de procesos juveniles y adolescentes, tales

falencias en la transmisión de valores como las prácticas sexuales, el uso y abuso de

(particularmente disciplina o manejo grupal) y, drogas, la violencia, etc. Si bien se afirma

especialmente, en la disposición de los docentes a sistemáticamente la necesidad de que las familias

enseñar. participen del proceso formativo de jóvenes y niños,

se reconoce que las familias, por lo general, no se

7. Escuela y familia comprometen en la educación de los jóvenes, y que

éstos se encuentran solos para enfrentar tanto las


Como ya se señaló, existe una demanda normativa
exigencias escolares como la vida, en el sentido más
realizada por los padres sobre el sistema escolar y
amplio.
la sensación de impotencia o temor que sienten los

padres al enfrentarse a niños y jóvenes percibidos


Las familias son exculpadas de su supuesta
cada vez más liberales y resistentes al control
“responsabilidad” pues las personas, al reflexionar
parental e institucional.
sobre su forma de vida, hacen presente la fuerte
disparidad que existe entre la condición de padre y 8. Una discusión tras bambalinas
de trabajador, para hacer presente que las
Una primera constatación que emerge del análisis
exigencias laborales y los tiempos dedicados al
de las entrevistas es la bajísima visibilidad pública
trabajo no se condicen con las responsabilidades de
que posee la discusión de iniciativas que se lleva
orden normativo y formativo que se espera cumplan
adelante en el parlamento. Claramente, este
los padres respectos a sus hijos.
proceso, hasta el momento, no se ha constituido

como un hito público.


La Jornada Escolar Completa es valorada en tanto

iniciativa de control sobre los jóvenes, y la


El resultado de esta situación es que las iniciativas
reducción del riesgo que experimenten situaciones
propuestas no se conocen y los posicionamientos
percibidas como riesgosas (sexo y drogas), pero se
que asumen las personas frente a ellos son el
cuestiona su utilidad en términos de su aporte a un
resultado más bien de sus posicionamientos frente
mejor estándar educativo –entendido como
al gobierno y a la conexión de las iniciativas que
adquisición de conocimientos- y de facilidad de la
conlleva la reforma con los temas estructurantes de
vida cotidiana (realización de actividades escolares).
las preocupaciones que poseen las personas en
materia de educación. En otras palabras, las reconocimiento estatal al derecho a educación de

opiniones de los entrevistados en relación a las calidad, así como prohibir la expulsión de alumnos

iniciativas, y su toma de posición, se constituyen repitentes antes de octavo básico.

como resultado de una síntesis de su adscripción al

gobierno y del grado de relación percibido entre las Por su parte, la prohibición de lucro por parte de los

propuestas y los temas que emergen sostenedores y la reducción del ciclo básico a seis

espontáneamente en la conversación sobre años son evaluadas negativamente. En cambio, no

educación. hay consenso sobre la selección de alumnos antes

de octavo básico.

9. Algunas posiciones frente a la reforma


10. El circuito económico
Con todo, es posible señalar algunas posiciones de

los entrevistados frente a temas concretos. Dentro Llama la atención el fuerte consenso observado

de las medidas asociadas a la reforma, los entre los ciudadanos respecto a la asimilación de la

entrevistados valoran positivamente la creación de educación con otras actividades económicas. La

una superintendencia de educación y el posición dominante es asentar el derecho de las


personas al libre emprendimiento y a maximizar sus 11. La contradictoria posición frente a
ganancias. En tal sentido, el problema planteado por los docentes

las personas no es cuestionar el afán y posibilidad


En general, se observa una fuerte ambivalencia en
de lucro del sostenedor; sino más bien, el límite y
relación a los docentes ya que existe un
las condiciones –especialmente en materia de
reconocimiento de su vocación, a la vez que fuertes
calidad de la educación- en que éste se genera.
críticas al grado de conocimiento y destrezas
Paradójicamente, junto a la legitimidad entregada a
técnicas que estos poseen. Estas percepciones
la incorporación de privados a la educación, en
aparecen en el marco de un acuerdo sistemático
todos los segmentos ciudadanos es sistemática la
entre los ciudadanos sobre las deficientes
duda y la desconfianza que se instala sobre las
condiciones laborales en que se encuentran los
acciones de los sostenedores.
docentes. Se hacen visibles las bajas gratificaciones

asociadas al ejercicio laboral de estos profesionales

y, al mismo tiempo, se cuestiona la calidad de su

desempeño profesional.
Para los entrevistados no ha pasado desapercibida percibida, ya sea como arbitrariedad (por

la resistencia corporativa a la evaluación y el representar intereses limitados) o como a-

supuesto bajo desempeño generalizado del gremio sistematicidad en la implementación de soluciones.

en las pruebas de excelencia, esto exclusivamente Entre los entrevistados circula la idea que en los

referido a los profesionales que se desempeñan en últimos años se ha aumentado de forma relevante la

el ámbito de la educación subvencionada. inversión en materia de educación, pero que dicha

inversión no ha estado aparejada de adecuados

12. Demanda de políticas de largo plazo resultados, dada la información que manejan sobre

los resultados en las pruebas SIMCE y de excelencia


También aparece como una demanda largamente
docente. Desde esta perspectiva, el énfasis
añorada y transversal en términos de la posición
planteado se asocia al rol entregado a una correcta
política de los ciudadanos, la necesidad de que la
gestión del sistema educacional. Esta afirmación no
política educacional quede al margen de los ritos de
tiene contenidos que permitan el desarrollo de la
reelección de los gobiernos. La incorporación de la
argumentación pero se instala como un juicio de
política en las decisiones relacionadas con materias
sentido común.
propias de la gestión estatal en educación es
interesante constatar una crítica a las
VI. PERCEPCIÓN DE PREOCUPACIONES
representaciones sociales simplistas de la vejez
GENERALES: PREVISIÓN Y TERCERA
como una etapa de invalidez. La tercera edad es
EDAD
percibida, antes que como un mero retiro, como

una etapa donde la energía puede invertirse en otra


1. El imaginario de los adultos mayores
clase de actividades. Hay aquí, quizá, un logro

La proyección de la tercera edad como posibilidad comunicacional no bien rastreado, puesto que esa

de descansar, de realizar actividades postergadas y postura es el discurso oficial de las instancias

de vivir el ocio, conecta en forma directa con la gubernamentales relacionadas con los adultos

capacidad de consumo que se tenga en ese mayores.

entonces, así como con un nivel de autonomía

respecto del entorno inmediato. 2. Tensión entre el presente seguro y el


futuro incierto

Esto lleva inmediatamente a asociar las


Respecto de la reforma provisional, existen ciertos
proyecciones de una vejez con el ahorro y con los
elementos de diagnóstico que son marcados: el
logros económicos de la etapa “productiva”. Es
mercado laboral, debido a los bajos salarios, a la especialmente de los sectores bajos, hacia el

precariedad del empleo y a las malas prácticas, hace sistema de AFPs.

muy difícil ahorrar lo suficiente como para tener

bienestar en la tercera edad y en la ancianidad. Esto redunda en un conjunto de creencias reflexivas

de tono pragmático: es bueno que haya

Lo anterior se suma a la percepción del carácter obligatoriedad en el ahorro; el Estado tiene que

abstracto del ahorro y del futuro programado, para hacerse cargo de los problemas de previsión de los

llevar a que las personas tiendan a obviar el sectores más vulnerables; no obstante lo anterior,

problema que racionalmente reconocen como las personas diferencian el rol del Estado y el rol de

apremiante, y a refugiarse en el disfrute del la capitalización personal que está a la base del

consumo que sus ingresos le permiten en el sistema actual, conjuntamente con un rechazo al

presente. paternalismo y una valoración de la responsabilidad

individual. Hay, sin embargo, poca claridad sobre la

Existe también consenso sobre la necesidad de naturaleza de estas reformas, especialmente en

reformar el sistema de pensiones, y desconfianza, torno a las fuentes de financiamiento.