Vous êtes sur la page 1sur 1

Asociación de citoquinas T y células no T con anhedonia

Entre los síntomas depresivos individuales, la anhedonia se ha asociado de manera


confiable con la activación de la respuesta inmune innata.

Sin embargo, no está claro si esta asociación se extiende a las citocinas de células T y si
el sexo afecta diferencialmente a esta asociación.

Concentraciones de T (IL-17, T-helper (Th) 1- y Th2-) y citocinas de células no T se


midieron en plasma usando el kit multiplex de citocinas humanas Bioplex Pro en
Combining Medications para mejorar los resultados de la depresión (CO-MED )
participantes en el ensayo que proporcionaron plasma al inicio del estudio (n = 166).

La anhedonia se midió con tres ítems del Inventario de sintomatología depresiva con
calificación clínica y se midió la gravedad de la depresión (menos el ítem anhedonia)
con la versión de autoinforme de inventario rápido de severidad de la depresión (QIDS-
SR modificado).

Modelos lineales generalizados separados para anhedonia y QIDS-SR modificado como


variables dependientes se llevaron a cabo con citocinas IL-17, Th1, Th2 y células T
como variables primarias independientes y género, índice de masa corporal (IMC) y
edad como covariables.

Los análisis exploratorios incluyeron interacciones de género por biomarcador.

Los niveles más altos de marcadores celulares IL-17 (p = 0.032), Th1- (p = 0.002), Th2-
(p = 0.001) y no-T- (p = 0.009) se asociaron con una mayor severidad de la anhedonia
que controlaba el IMC, edad y género.

El género también tuvo un efecto principal significativo sobre la anhedonia, sin


embargo, hubo una interacción significativa de género por marcador inmunológico solo
para IL-17 (p = 0.050).

La severidad de anhedonia aumentó con IL-17 más alta en los hombres (r = 0.42, p =
0.003) pero no en las mujeres (r = 0.09, p = 0.336).

Solo los marcadores de células no T se asociaron con la QIDS-SR modificada, y no


hubo asociaciones significativas de género con esta variable.

Los marcadores inflamatorios T y no relacionados con las células T se asociaron con


una mayor gravedad de la anhedonia, mientras que el género moderó la asociación de
IL-17 con la anhedonia en pacientes con trastorno depresivo mayor.