Vous êtes sur la page 1sur 3

La psicoterapia como búsqueda y cuidado del alma

Hay acontecimientos o experiencias que afectan la vida de terapeutas a través de preguntas,


las cuales exploran más profundamente de lo que es el objetivo de la psicología positiva, los
participantes experimentan que estas preguntas apuntan a su alma. En lo que es terapia se
hace énfasis en sanar heridas del pasado. En éste taller se dan cuenta que en su trabajo como
terapeutas utilizan sus fortalezas aún más que sus vulnerabilidades. Uno dijo: antes sabía
dónde estaban mis puntos débiles y fugas, pero ahora sé dónde encontrar mi combustible.

Por esto es que se prestó más atención en ver donde la gente encuentra sus fuentes
personales de inspiración (va de la mano con la psicología positiva).

Desde el punto de vista en que se considera una dimensión horizontal el proceso es más
amplio, del cual una persona se sitúa en la realidad objetiva observable, se presta atención al
contacto con las personas y al mundo que nos rodea. Por lo tanto la espiritualidad saca lo
mejor de la gente y encuentra significado y profundidad en la vida.

Si se sigue una dirección vertical, tomando otra energía que no es la realidad material
cotidiana, las personas son las que menos confían y creen en poderes superiores.

Cuando asumimos la posición de empírico radical se puede prestar atención a una gama de
evidencias mucho más amplia e incluir la introspección, intuición, los valores y el significado
(nada de esto es medible), pero son parte de nuestra experiencia y de nuestros sentidos. Una
tercera actitud es toda la gama de la experiencia humana, es también una actitud de humildad
ante lo que está más allá de nuestra comprensión y control.

Proyecto de investigación del alma

Comencé prestando atención en los momentos en los que el consultante utiliza la palabra
alma para expresar la experiencia que nos ocupaba.

También recopilé sesiones en las que como terapeuta introduje la dimensión espiritual. Hice
un análisis de las sesiones en las que los relatos incluían la palabra alma o sinónimo. Con esto
intento captar las condiciones y características de los momentos importantes en que el
proceso del alma cobra vida.

En éste proyecto cinco terapeutas van a hablar del alma y tres de la experiencia en curso, cada
persona experimenta el alma a su propia manera.

¿Qué quiere decir la gente cuando habla de alma? La realidad del cuerpo consiste en
sensaciones y emociones y, la de la mente, en pensamientos, sentimientos, teoría. Y ésta
experiencia del alma es más que una combinación de éstas, por lo que hay una tercera
perspectiva.

El alma es el principio invisible formador y organizador en la vida, que se manifiesta en


diversas experiencias. Se trata de cómo vivir y de lo que realmente importa. Es un
conocimiento corporalmente sentido, trasciende del yo mismo. El alma es como una burbuja
interior, una inspiración corporalmente sentida.
Este movimiento orientado hacia adentro está ligado a un movimiento orientado hacia afuera
de conectar con algo que trasciende a la persona (ejemplo; inhalar – exhalar).

Lo que se presenta en el aquí y ahora aumenta la oportunidad de llegar a los dominios del
alma. Puede mostrarse en forma de alegría, intensidad, asombro, pero también
arrepentimiento, culpa, remordimiento. También expresa nuestra capacidad de amar. El alma
puede experienciarse prestando atención al cuerpo y como los rituales pueden nutrir el alma.

Experiencia de conexión

La relación define lo que se experiencia, los efectos de la empatía, la consideración positivo


incondicional y la congruencia hacen que el consultante reviva acontecimientos traumáticos y
reconstruir la historia de su vida. El consultante puede traer más conciencia al proceso de
experienciación en curso. Por lo que Rogers (1980) llegó a descubrir la “presencia”

Geller y Grennberg (2002)

La presencia implica estar completamente en el momento en una multiplicidad de niveles


físicos, emocionales, cognitivos y espirituales. También incluye estar arraigado en el yo mismo.

El concepto de profundidad relacional es otra manera de promover un profundo contacto y


compromiso de sanación entre dos personas. Es un intento de traer el alma de nuestro
trabajo a un nivel superior de conciencia.

Al inicio de una sesión me doy conscientemente el tiempo para alejarme de ajetreo cotidiano y
agudizar mi consciencia limpiando mi espacio exterior.

La vida humana es un proceso corporal

En un taller con Gendlin, el foco de atención fue el cuerpo (no enfoque racional), escuchar el
cuerpo introduce un nuevo desarrollo a mi conciencia. Hay diferentes maneras de prestar
atención al cuerpo en psicoterapia; ejercicios de respiración, relajación, ejercicios de
consciencia corporal, comunicación no verbal, movimiento, contacto físico. Trabajar con el
cuerpo invoca lo real. Puede disparar la memoria afectiva fuerte, resolver bloqueos y facilitar
la liberación catártica. Reduce el estrés, arraigamiento y centramiento y, por último, es una
puerta de entrada al reino de la conciencia cósmica (es el cuerpo sentido interiormente). El
cuerpo conoce lo que nos ha hecho daño y como sanarlo. La palabra cuerpo no se utiliza para
indicar lo que se ve desde el exterior, sino el cuerpo sentido interiormente. El proceso vivo
que crece por sí mismo en la interacción con su ambiente.

Si nuestra conciencia se dirige hacia nuestro proceso de experienciación corporalmente


sentida: focalización (Gendlin)

La focalización es el proceso por el cual devenimos conscientes del nivel sutil de conocimiento
que nos habla a través del cuerpo, relación entre la experienciación y la simbolización.

Rogers habla de la experiencia organísmica como una especie de sabiduría corporal que va
más allá del intelecto. Gendlin habla de “sensación sentida”, es el proceso de experienciar
sensaciones corporales que son significativas.
La sensación sentida es holística por naturaleza y contiene dentro de sí mucho más de lo que
podemos pensar o conocer emocionalmente acerca de nuestra situación. A medida que el
terapeuta y el paciente pasan tiempo con la sensación sentida, surgen significados nuevos y
más claros. Trae la palabra exacta, la imagen, la memoria, la comprensión, las nuevas ideas o
el paso para resolver un problema.

El cuerpo experienciará una cierta relajación o alivio de la tensión a medida que registra “lo
correcto” de lo que proviene de la sensación sentido. Esta relajación nos dice que hemos
hecho contacto con este nivel más profundo de consciencia y que vamos por el camino
adecuado.

La experienciación de la sensación sentida se origina en el cuerpo pero llega más allá de los
límites corporales, la persona se siente parte de un proceso más amplio.

Gendlin dice: “la sensación sentida, que yo también llamo el borde de la consciencia es el
centro de la personalidad”.

Otros métodos que se caracterizan por la atención al cuerpo es por ejemplo la “atención
plena”. La experiencia corporalmente sentida sirve como puerta de entrada y es fundamental
cultivar la actitud focalizante de una presencia amistosa, no enjuiciadora.