Vous êtes sur la page 1sur 13

l

E,[ PEN§AMIENTO POLXTICO


DE §AINT-SIMON

Edicir¡n tle
GHITA
t IONE§CU

rraducción dc:
CABTr)S MEI.CHOR
IEOPOLDO ROonfCUrZ REGUEIRA

FONDO DE C.JUTU&A ÉCONO.hIICA


MEXICO
240 EL pENSAMTENTo por,rrrco DE sArNT-srMoN

principales apoyos; unidos en nombre del cristianismo, sabed cum-


plir todos los deberes que impone a los poderosos; acordaos de que
os ordena emplear-todas vuesiras fuerzas en ar¡menrar lo más rápiáa-
mente posible la felicidad social del pobre !

xII
DE LA ORGANIZACION SOCIALT'

PRIMER FRAGMENTO

Comparación del desatollo d¿ la inteligencia indiaid*al


1 de la inteligencia-genual
Si observamos el modo en que se desarrollan los miembros dd gé.
nero humano, en lo moral y en lo físico, desde el nacimiento hasta le
virilidad, se advierte .iu. .l d.r"r.ollo se efectúa de dos modos dife'
rentes, y que participañ, sin cmbargo, en una dirección común, el ma'
yor desiriolló dc sus fuerzas morale¡ y físicas de que su organización
sea c¿Paz.
Deide el nacimiento de los individuos hasta la época dc su virili'
dad, tiene lugar en ellos un perfeccionamiento de lo morel y de lo fi
sico, gradual y continuo, pero muy lento.
Ex-ierimcntan también varias ctisis que determinan en ellos pro-
gresos generales y muy rápidos.
- La eáad de sieie añós csiá marcada por une crisis de dentición, a
continuación de lo cual las facultadcs sentimentales, y la capacidad
de memoria tienen un súbito desarrollo.
Hacia la edad de catorce años, les pasiones aspiran a emanciparse
de la dependencia paterna, y afloran en el individuo releciones de su
propia elección al mismo tiempg que adquierc la f¿cultad de reprodu-
crrse.
A los veinte años, el hombre, llegado al desarrollo completo de

-;6f,llfiri*tionsocialc,fragmentos deuneobrainédita(V, l.pp' 107-lf l)nopubli-


cada sino después de la muertc dJSaint-Simon, a pesar dc haber sido cscrita en sujuventud:
el siguientc toto. "La clase de los proletarios", es, por el contr¿rio, uno de sus últiinos c¡cr!
tos, deiado in¿cabado.

24r
242 EL PENSAMIENTO POLITICO DE SAINT.SIMON DE LA ORGANIZACION SOCIAL 243

Desde los catorce hasta los veintiún años, la influencia de los pro-
sus fuerzas morales y físicas, adquiere el carácter propio a.su Persona-
fesores sobre los alumnos es mayor que la ejercida sobre ellos por sus
lidad; sus facultadesse coordinan y se encaminan hacia la meta que
vigilantes.
a
atrae especialmente su organización particular.
Si se observan a continuaiión las leyes y usos que la sociedad ha
Y a los veintiún años, los que siguen cursos en el Colegio de Fran-
cia o en otros establecimientos de instrucción pública, se hallan libe-
establecido para regular su conducta con relación a los niños, desde
rados de cualquier especie de vigilancia.
su nacimienio hasti los veintiún años, se comprende que los legisla-
dores han admitido la existencia y los efectos de las tres crisis de que
En fin, si se observa el grado de desarrollo intelecrual alcanzado
hoy por la nación francesa (que se encuentra, merced a su revolución,
acabamos de hablar, y que han concedido los derechos a la genera-
a la cabeza de la humanidad bajo el concepto de la civilización), se
ción ascendente de ,éu..do con Ia opinión que se han formado del
desarrollo intelectual que debía adquirir a los siete, a los catorce, y a advierte que ha experimentado su tercera crisis, y que su actual edad
los veintiún años. social corresponde a la de los veintiún años para los individuos; tam-
Y ello como consecuencia de que han declarado a los niños meno- bién se advierte que ha proclamado su mayoría de edad en la noche
res de siete años incapaces de cometer pecados, es decir, incapaces de del 4 de agosto, cuando suprimió todas las instituciones procedentes
regular por sí mismoJ su conducta, y, Por tanto, de cometer faltas de del estado de esclavitud, que había sido la situación primitiva de la
laique i.r.r..tpo.rtables, y de las que deban responder ante las ley_es clase industrial, es decir del cuerpo de la nación.
divinas o humanas; han elaborado, en consecuencia, la ley de modo Y después de esto, si se quiere extraer una conclusión, se ordena-
que las disposiciones relacionadas con los niños antes del séptimo rán los diferentes tipos de observaciones que acabamos de presentar,
año no tienen por objeto más que establecer una vigilancia general de se meditará sobre ellos y se sacará la siguiente consecuencia:
la sociedad sobre la ionducta de sus protectores natruales, y de fijar El pueblo francés, que ha alcanzado la mayoría de edad como na-
los medios de reemplazarlos cuando fallan. ción, consecuencia de los progresos de su inteligencia, debe experi
mentar un cambio radical en su organización social.
Los legisladores .ro han sometido a Penas correccionales a los ni-
ños más que a partir de la edad de catorce años, por muy graves que
Llegado al punto más elevado que pueda existir en el camino de la
fueran lai faltis cometidas, y les han reconocido el derecho a la civilización, siguiendo el sendero que acabamos de marcar, el filósofo
emancipación sólo en el caso de que hayan perdido a sus padres. descubrirá, de un lado, el pasado más lejano y, de ofto, el más dis-
Han fijado la mayoría de edad a los veintiún años, como época en tante porvenir; observará en el fondo del cuadro la formación de la
la que loi indirriduos han adquirido, en.general, un suficiente desa- esclavitud, institución filantrópica para la época de su instauración,
rrollo de inteligencia y ut a cápacidad de previsión suficientemente ya que salvó la vida a miles de millones de hombres; ya que le debe-
mos la inmensa población a que ha llegado el género humano; ya que
amplia prm q,ré los iniereses generales de la sociedad no exijan ya el
estir sometidos a una vigilancia particular. fue favorable al progreso de los conocimientos, proporcionando a la
Si, a continuación de eita cl¿rse de observaciones, se examinan los clase de los amos el medio de ocuparse del desarrollo de su inteligen-
usos admitidos por la Universidad, respecto a ia educación y la ins- cia; lo que no hubieran podido hacer sin la instauración de la esclavi-
trucción pública, se advierte que responden exactamente a las dispo- tud, puesto que su tiempo y sus fuerzas habrían estado ocupadas por
siciones legislativas de que acabamos de hablar. los trabajos necesarios para satisfacer sus primeras necesidades. Ob-
La instrucción pública de los niños no empieza antes de la edad de servará después, con gran satisfacción, contemplando esta parte del
siete años. camino hasta el lugar en que se encuentra situado, la suavización de
Desde los siete a los catorce años, la educación desempeña un Pa- la esclaviud, el progreso de los conocimientos, el mejoramiento gra-
pel más importante que la instrucción, es decir, que los vigilantes-de dual de la situación del género humano, y en fin, en la nación fran-
ia .o,rductá de los nihos, durante ese lapso de tiempo, ejercen en los cesa que forma hoy su vanguardia, la supresión completa de la escla-
internados y en los colegios una meyor influencia sobre ellos que los vitud y la aptitud para admitir una organización social, que tiene por
profesores de quienes reciben la instrucción. objeto el bien de la mayoría.
244 EL PENSAMIENTO POLITICO DE SAINT-SIMON DE LA ORGANIZACION SOCIAL 245

Desde esre punro de visra, el filósofo, a cada mirada alternativa Examinemos primero lo que se refiere a los cultivadores.
que arroje sobre el pasado y sobre el porvenir, observará diferencias En el momento de la venta de los dominios nacionales, varios mi-
cada vez más marcadas entre la existencia social de nuestros predece- les de proletarios, aprovechandose de las ilimitadas facilidades ofreci-
sores y la de nuestros sucesores; reconocerá que en la época d.,ru.s- das a aquéllos que poseyeran suficiente carácter como para dedararse,
tros predecesores, el primer grado de importancia sociil era otorga- ante toda Ia aristocracia europea, compradores de esos bienes, pasa-
do al nacimiento, al favor y a la capacidád de gobernar, y, volviEn- ron súbitamente a la clase de los propietarios de tierras. Ahora bien,
dose hacia el porvenir, advertirá la importanciñocial alcánzada por la forma en que esta masa de proletarios, convertidos súbitamente en
la mayor capacidad en moral, en ciencia o en industria. propietarios, ha dirigido la administración de sus propiedades, de-
Si mira hacia el pasado de los pueblos, los verá luchando entre sí a mosuó y comprobó un importante hecho político, y es que la última
mano armada, si los considera en el futuro, los verá rivalizando entre
clase de la nación se compone en la actualidad de hombres cuya inte-
ellos bajo los mes grandes conceptos de la moral, la ciencia y la in- ligencia está suficientemente desarrollada, de hombres que han ad-
dustria.
quirido preparación suficiente para que la ley pueda, sin inquietud
. Hasta- hoy, los hombres han caminado de espaldas en el camino
de la civilización, del lado del futuro; de costumbre han permanecido
para Ia tranquilidad pública, renunciar a la tutela ejercida sobre ellos
hasta hoy; y que, a partir de este momento, la nación debe ser consi-
con la mirada puesra en el pasado y no han concedidá al porvenir derada como constituida por individuos capaces todos de adminis-
más que algunas y muy superficialés ojeadas. trar propiedades, y por consiguiente, la ley debe establecer el sistema
Hoy que está abolida la esclavitud, el hombre debe fijar principal- político en el que la dirección de los intereses comunes sea confiada a
mente su atención en el futuro los hombres más destacados en las actividades de utilidad rnás gene-
_ La acción de gobernar ruvo que ser la preponderante hasta la abo- ral y más positiva, no debiendo ejercerse la acción del gobierno, en
llción de la esclavitud; hoy, y cida t,.z másldebe ser una acción su- tanto que rectora, más que sobre los hombres cuya conducta viniera
balterna. a perturbar el orden público.
Vamos a mencionar un hecho, del que hemos sido testigo perso-
nal, y que demuestra que la capacidad de adrninistrar las propiedades
S EGUNDO FRAGMENTO
es hoy generalmente poseída por hombres que el azar del nacimiento
ha situado en la clase de los proletarios.
Praebas de que los proletarios franceses nn capaces
de administrar bien las propiedadel Una pequeña provincia, llamada el Cateau-Caábrésis, pertenecía
en su totalidad al arzobispado de Carybray y a otras instituciones
Se trata de demostrar ahora que la clase más numerosa, en una pa-
eclesiásticas; los habitantes de esta proriincia eran tan proletarios,
labra, el pueblo, se compone hoy de hombres que no necesiran hallar- desde el punto de vista de la vivienda, que no existía uno que no pu-
se someridos a una vigilancia particular; de hómbres cuya inteligen- diera ser expulsado de la finca en que moraba.
cia está suficientemente desarrollada y la capacidad de previsió"n lo ¿ Qué
sucedió cuando el territorio de esta provincia fue puesto en
lrastante perficcionadal como prru qú. s. pueda, sin inánveniente, venta ?

instaurar un sistema de organización social que les admita como so- Todos los habitantes, de mutuo acuerdo, se asociaron; se procla-
c ietarios. maron adjudicadores del territorio de sus comunas; después sé l, r.-
Puede c<¡nsiderarse que el pueblo se divide en dos clases; la de los partieron, de forma que toda una masa de población, bastante impor-
obrcros dedicados a los trabajos agrícolas y la de los hombres em- tante, pasó súbitamente de la clase de los proletarios a la de los pro-
pleaclos por fabricanres y negociantes. pietarios de tierras.
'-llñ*. Y bien, este súbito cambio no provocó el menor desorden en el
l" ,.ota al final del fragmento. cultivo; los nuevos propietarios se mosffaron mucho más capaces que
246 EL PENSAMIENTO POLITICO DE SAINT.SIMON
DE LA ORGANIZACION SOCIAL 247
los antiguos, puesto que, el año siguiente, las tierras produieron las los actuales directores de todo género de trabajos hayan salido
mayores cosechas que jamás habían producido. de la
clase del pueblo.
De lo sucedido con la venta de los dominios nacionales, y del he-
cho local.que acabamos de mencionar, resulta evidente que lá nación ¿Puede existir prueba. m.ás evidente y completa de que la clase del
pueoro,.es decrr, de que Ia rnmensa mayoría de la nación,
francesa (considerando el actual estado de desarrollo de'su inteligen- ha alcanza_
do un desarrollo de inteligencia.suficiente para que la organización
cia) puede ser gobernada mucho mejor, y de modo mucho
nómico, que lo está actualmente ; y ql.
-á, Ico- social, que tiene por objeto el bien públiáo, puld" i.rr,ir;;.;
;"
elcanzaráuna situación es- Francia s.in dry9 para la iranquilidad p,lUti." y, por el ."ri.*io,-.o.,

grandes beneficios para todai las clases de Í¿ sociedrdi-- -'-"
table más que cuando la acción
¡;rb...ram.otal esté superada por la
de los hombres dotados, en grado superior, de las capacidades más
gcncrales y positivas.
E,xaminemos ahora las pruebas de capacidad dadas por los obre- Nota al segando fragnento
ros que realizan los trabajos emprendidos por fabricanres y nego_
clantes: La educación de los miembros de todas las clases se divide en
Al comienzo de la Revolüción, una gran parte de los empresarios dos partes, a saber: la educación propiamente dicha y la insrruc_
industriales y comerciales resulraron ádos por los piiajes de-
"iruit industriales^que
sencadenados por las insurrecciones; aquellos . El perfeccionamienro de la educación propiamente dicha es más
evita- importante para el crecimiento del bienesiar iocial que el de la ins_
ron.los pillajes fueron aplastados por li ley del maximam, y lo, qu.
trucción.
tuvieron la suerte de escapar , .rtir dos cilamidades induslriales, o
de sobrevivir financieraminte, vieron sus fornrnas arrebatadas por . Es la.educación propiamente dicha la que forma las cosrumbres,
desarrolla los sentimientos, perfecciona li capacidad de previsión
las requisas. y. por la quema de las mercancías inglesas. r general; ella enseña a cada uno a aplicar los principios y a r..uirre
¿Qué habría sucedido, tras desgracias tan generjes, si gran núme_ de ellos como guías seguras para diiigir ru .orrdu.ü. La educación
ro de obreros empleados por loimanrrfact,rieros y los íegociantes puede ser considerada como-la enseñánza conrinua de los indispen_
arruinado.s, y moralmente hundidos por los resultados de sul desgra- sables conocimientos necesarios para el mantenimiento de las rela-
cias; si, decimos, gran número de eitos obreros no hubiera porüdo ciones establecidas éntre los miembros que constituyen la sociedad.
una_capacidad suficiente para reemplezar a esos empresariás? Imaginemos ¿ niños que habiendo iecibido la instrucción más
Hubiera sucedido qu. lar fábricas y el comercio áe Francia ha- completa hayan sido totalmente privados de educación; admita-
brían p_erdido, durante mucho tiempo,'grrn pr.t. de su importancia, mos por un momento la existencia de un establecimiento en el que
los niños siguieran los cursos de los mejores profesores .., toda, i^,
y que Francia pagaría hoy al .*trrrr¡e.ó,r., üibuto industrial mucho
materias, y que fueran ¿islados durante'el intirvalo de las clases pa_
más fuerte que el que soportaba ant.í d. la Revolución; hubiera suce-
ra evitarles cualquier distracción. Estos niños se verían, .., .oÁ._
drdo, en una palabra, que la producción en Francia habría dismi_
cuencia, totalmente privados de educación,
nuido. ¿qué les sucedería una
vez sus estudios terminados?,
Ha sucedido, al contrario, que .lespués e incluso en los peores mo_ ¿qué sería deillos cuando se incor-
porasen al mundo?
mentos de la Revolución, las produiciones de todo géniro se han Tales niños ignorarían lo que hay más útil para vivir correcta-
mtrltiplicado incalculablem.rrt.i h" sucedido que, en üdo, lo, t"ll.- mente en sociedad; no tendrían ninguna experiincia de las relacio_
res fabriles y comerciales, hombres empleadás antes como ri-rl., nes comunes; tendrían que realizar un largo aprendizaje para ser
obreros se han convertido en industrialei y director., d. .ro, t.áb"- capac€s de cumplir una función social cualquieri; y si,. rbrndonn_
jos, y se han mostrado más inteligenres y más activos que sus ra a sí misma,una población educada de esti modo se mostraría po
prede-
cesores; de modo que. Francia .i hoy iofirritr*.nt. Áá, pró^rp.r., co superior, desde el punto de visra de la civilización, a lo ,¡trc li,"
más productiva y más importante en industria agrícola, *r.r^,rfr.'r*._ ron. las sociedades de la especie hum¿na.
-primeras
Añadiremos, en epoyo a lo que ,.ntrrr,no clc tlct i¡, (lu(., r.. | .r,l.r
ra y comercial que antes de la Revolución, aunq-ue la mayor parte
de generación, una parte de conoiimienros;rrl,¡rriri,l,,,, ¡,,,, 1,,, ¡,,,,,
248 Iir, r,liNsAM ltlN't'( ) t¡ot.t"t'lco D E sAlNT.stMoN
DE LA ORGANIZACION SOCIAL 249
dcntcs llc6un ¡ scr tun cr¡rrientes que los padres o los vigilantes de
sus pasiones y deseos más naturales, que casi todos son capaces de
los niñt.¡s los posecn naturalmente, lo que les permite convertirse a
soportar el hambrc al lado del trigo de semilla.
estc rcspccto cn profesores. Alora bien, la enseñanza, de forma
La nación francesa prevalece sobre todas las otras, y esta supe-
scncilla, de esas nociones corientes, desarrolla la inteligencia de
rioridad es la más positiva de todas, debido a la superioridad en ci-
los niños y les hace infinitamente más aptos para comprender los
vilización de la más numerosa de sus clases sobre las clases más nu-
cr¡nocimientos más abstracros que reciben de sus verdaderos profe-
merosas de las otras naciones.
sores.
Comparad a los proletarios-franceses con los.proletarios. ingle-
Es, sobre todo, en la clase de los trabajadores, y para esta clase, ses; se verá a estos últimos animados de sentimientos que les im-
donde la educación es infinitamente más importante que la instruc- pulsan a aprovecharse de las primcras circunstancias que se presen-
ción. ten para empezar la guerra de los pobres contra los ricos; mientras
Vamos a desarrollar esta verdad que ran fecunda puede ser en que los proletarios franceses expresan en general afecto y benevo-
consecuencias. lencia hacia los industriales opulenros.
Imaginemos que un rico boyardo ruviera el capricho de hacer Resumiendo lo dicho, tanto en esta nora como en el capítulo a
enseñar la lectura y la escritura a todos los campesinos de su pro- que corresponde, encontramos:
piedad. Algunos curopeos occidentales, por medio del método de L Qug, para la clase de los proletarios, la educación es infinita-
enseñanza mutua, llegarían en pocos años a satisfacer totalmente mente más esencial que la insrucción.
ese deseo, sin que le costase mucho dinero. 2. Que la educación de la clase proletaria en Francia es buena'
IJna vez la operación terminada, comparemos a esos campesi- que es mejor que la recibid, po. lr'-ir-a clase en las ot.ar.ra.iol
nos rusos, que sabrían leery escribir, con un número igual dc prole-
tarios franceses que no supieran lo uno ni lo otro, y ¿quiéncs serían
"ttr:tto.ti: la superioridad de los proletarios franceses sobre los
aquéllos cuyos trabajos resultarían más útiles para la sociedad? proletarios de oras naciones, tanto desde el punto de vista de los
¿quiénes serían los más susceptibles de ser admitidos por las leyes buenos sentimientos como desde el de la solidez de los conocimien-
en el rango de los socictarios? tos, procede principalmente la superioridad de la nación francesa
Incontestablemente, los franceses, pues éstos, aunque no supie- sobre los otros pueblos.
ran leer ni escribir, habrían adquirido, mediante la educación quc Y concluimos que, para acrecentár la superioridad de la nación
han recibido de sus padres, una capacidad más grande que la que francesa, el mejor medio consisre en extender en Ia clase de los pro-
puede proporcionar la facultad de lcer y escribir; están en condi- letarios la conveniente instrucción, lo que se ve facilitado por la en-
ciones de administrar bien una propiedad;los que se dedican al señanza mutua.
cultivo, están capacitados para dirigir este género de trabajos; lo La mitad del coste de los cargos inútiles en los estados mayores
' de todas las ramas de la administraqión, sería suficiente para qnse-
mismo ocurre con los que se dedican a los trabajos de artes y ofi-
cios; mienmas que los rusos, a quicnes se les habría enseñado la lec- ñar en diez años a leer, escibir y contar a todos los pro[etarios de
rura y la escritura, no habrán recibido de sus padres más que una Francia.
educación semejante a la que ellos mismos han recibido, ei decir, Además se les podría enseñar un poco de dibujo, de música y
una muy mala educaciónl y si probáis a confiar la administración utilizar las bell¿s artes como medio para apasionarles por el bien
de una propiedad a estos rusos, que saben leer y escribir, la veréis público.
deteriorarse er sus manos. Los instrumentos de cultivo o de taller,
los granos de semilla o las materias primas serán cambiados por
aguardiente.
No se ha comprendido suficientemente el alto grado de civiliza- TsRcnR FRAGMENTo
ción que ha alc¿nzado la última clase de la nación francesa; toda-
vía no se ha. apreciado en su justo valor el perfeccionamiento posi- [,a clase de los proletarios, hallándose tlm aaanryda como la de los pro-
tivo en inteligencia que ha experimentado la clase de los proleta- pietarios en ciailiqacitín fundamental, la lry debe clasificarlos como sicit-
rios. Han adquirido tanta previsión, han logrado ser tan dueños de tarios"
2t0 EL PENSAMIENTO POLITICO DE SAINT.SIMON DE LA ORGANIZACION SOCIAL 2tl
El mecanismo de la organización social ha sido necesariamenre das las clases) se hallan en condiciones de administrar bien propieda-
muy complicado mientras los individuos que componían la mayoría des mobiliarias o inmobiliarias, y por esto se puede y se debe trabajar
se hallaban en tal estado de ignorancia e imprevisión que no eran ca- en la mejora del bienestar moral y material del cuerpo social.
paces de administrar sus propios asuntos. En este estado de desarro- Ahora bien, el método más directo para realizar la mejora social y
llo incompleto de su inteligencia estaban aún sometidos a pasiones material de la mayoría de la población consiste en considerar como
brutales que les impulsaban hacia las insurrecciones y, en consecuen- primeros gastos del Estado los necesarios para proporcionar trabajos
cia, hacia todo género de desórdenes. a todos los hombres válidos, a fin de asegurar su existencia material;
Fue necesario, en el estado de cosas que ha precedido a una mejor las que tienen por objeto difundir lo más rápidamente posible en la
situación social, que la minoría se organizara de forma militar, que se clase de los proletarios los conocimientos positivos adquiridos; y, en
asignara, exclusivamente, el derec}o a hacer la ley, y que elaborara la fin, las que pueden garantizar a los individuos que constituyen esta
ley atribuyéndose todos los poderes para mantener e la mayoría en clase goces y satisfacciones adecuadas al desarrollo de su inteligencia.
tutela,. y para someter a la nación a una fuerte represión. Áí pu.r, Que se añadan a esto las medidas necesarias para que el erario pú-
hasta hoy las principales fuerzas de la sociedad hin sido utilizadas blico sea adminisrado por los hombres más capaces en administra-
para la sociedad; y los trabajos que tenían por objeto mejo- ción y los más interesados en bien adminisrrar, es decir, por los in-
-manténer
rar el bienestar moral y material de las naciones rro ñan podido y no dustriales más importantes.
han debido ser considerados más que. como secundariós. Por medio de estas disposiciones fundamentales, se hallará la so-
Hoy esta situación puede y debe cambiar completamenre, y los ciedad organizada de modo que satisfaga totalmente a los hombres
trabajos más importantes deben tener como propósito la mejora de razonables de todas las clases2. Entonces no habrá que remer las in-
nuestro bienestar moral y material, ya que pocas fuerzas son necesa- surrecciones, y, en consecuencia, no se necesitará mantener ejércitos
rias para mantener la tranquilidad pública, pues la mayoría se ha afi- permanentes y,numerosos para oponerse a ellas; entonces no será ne-
cionado al trabajo (lo que excluye toda tendencia al desorden); y es- cesario gastar enormes sumas para el departamento de policía; en-
ta mayoría está hoy constituida por hombres que han demostrado, tonces no habrá nada que temer del exterior, pues treinta millones de
recienternente, ser capaces de administrar propiedades mobiliarias e hombres que son felices rechazarían el ataque de todo el género hu-
inmobiliarias mano coaligado contra ellos.
Puesto que la minoría ya no necesita de métodos de fuerza para A esto podemos añadir que ni los príncipes ni los pueblos llegarían
mantener a la clase proletaria subordinada, los propósitos a los que hasta la extravagancia de atacar a una nación constituida por treinta
debe vincularse son: Lo Aquellos mediante los cuales los proletarios millones de hombres, sin intenciones ofensivas hacia sus vecinos, y
se encuentren más fuertemente ligados por sus interescs a la tranquili- unidos entre ellos por une buena coordinación de sus intereses.
dad pública. 2.o Aquellos que tengan por objeto converrir la rransmi- Añadiremos, además, que no se necesita espiar a una sociedad cu-
sión de las propiedades inmobiliarias en una operación lo más fácil ya inmensa mayoría se halla interesada en mantener el orden de co-
posible. 3.o Aquellos cuyo objetivo sea conceder el primer grado de sas establecido.
consideración política a los trabajadores.
Quienes han determinado la Revolución, quienes la han dirigido,
Estas soluciones son muy simples y fáciles de hallar, cuando se ha- cuantos, desde 1789 hasta hoy, han servido de guías a la nación,
ce el esfuereo de juzgar las cosas con su propia inteligencia, y se ven- han cometido un enorme error político: todos han buscado perfec-
ce el yugo impuesto a nuestro espíritu por los principios políticos ad- cionar la acción gubernamental, mientras que habrían debido subor-
mitidos en la época de nuestros padres; principios que fueron buenos dinarla, y establecer como acción suprema la acción administrativa.
y útiles en sus tiempos, pero que no son aplicables en las actuales cir- Habrían debido empezar por hacerse una pregunta cuya solución
cunstancias. es muy simple y f.ici de encontrar.
La totalidad de la población está hoy constituida por hombres
que (con algunas excepciones, que se encuentran, igualmente, en to- T?Iilll-nota I al final del fragmento.
1

2t2 I1I, PENSAMIENTO POLITICO DE SAINT.SIMON DE LA ORGANIZACION SOCIAL 2t1


Habrían tlcllido preguntarse cuáles son, en el presente estado de sabios que
las cc¡stu¡¡¡bres y de los conocimientos, los hombres más capaces de .han perfeccionado foq procedimientos dc fabricación y
que extienden su ámbito; son los irtistas que imponen el scllo dál
dirigir lrien k¡s intereses nacionales. buen gusto a todas las producciones. Las prrt.r *p.riores, que he-
Habrían edmitido necesariamente que los sabios, los artistas y los mos afirmado no se componen más que áe yeso, qu. r. distinsue
jefes de los trabajos industriales son los que poseen las capacidades
muy bien, a peser del dorido quc lc rciubre, éstán fórmadas por"los
más elevadas, más extendidas, y aquelloJ cuya utilidad reiulta más cortesanos, y en general por todos los nobles, tanto los antiguos co-
positiva, cnla actual dirección seguida por loi espíritus. Habrían ad- mo los nuevos, por los riios ociosos, en fin por los gobernanfes, des-
mitido que_ los rabajos de los sabios, de los aftñtas y de los indus- de el primer ministro hasta el último cmplcado. I-a realeza, es el
triales son los- que, desde el punto de vista de la inventión y desde el magnífico diamante que corona la pirámidc.
de la ejecución, conmibuyen más a la prosperidad nacional.
Habrían concluido que en sabios, artisras y jefes de trabajos in-
dustriales es en quienes se debía confiar el poder administrativo, es
decir, el cuidado de dirigir los inrereses nacionales; y que había que Notas al tercer fragneüo
limitar las funciones del gobicrno a la de manrener-lf tranquilidad
públicar. Nota I
Los innovadores dcl 89 habrían debido decirse :
Los reyes de Inglaterra han dado a la monarqula el buen ejcmplo Los hombres no son tan malos como cllos imaginan. Se juzgan
de limitarse a_no promulgar ninguna orden sin que antes fucra apio- mucho más severameflre que sc lo merecen. Es verdad que; de;de
bada y firmada por un ministro; sería digno de la magnanimidaá de eJ punto de vista teórico, se.muesuan en general muy inciinados al
los reyes de Francia mosrrarse todavía más generosaihacia sus pue- delqotismo; plro en la práctica, dan pieferencia i la igualdad.
blos, y lirnitarse a no conduir ningún proyecto que concierna i los . Un inglés obtiene un empleo en la lndia, se dirige allíiprcsura-
intereses generales de la nación sin la aprobación de los hombres más damente, y su imaginación le hace represenrerse cláespotiimo que
capaces de juzgar bien estos proyectos, es decir, sin la aprobación de allí.ejerccrá como ágo que le proporiionará grander plu....r; ilí
los sabios y de los artistas más capaces, sin la de los industriales más podrá, si le olace, procuiarse un [arén; lc roáearán cintenares de
importanres. domés¡icos; locrults tendrán por misión aparrar las moscas quc
Se ha comparado muchas veces la sociedad a una pirámide. Admi-
puedan molestarle; offos esurári siempre pristos a trasportarlc'en
palanquín; toda la masa de la población si humillará antc él; ten-
tamos qu_e la- nación debe estar establecida en forma piramidal; esta-
drá la libertad de hacer apalcai a cualquiu indio que no satisfaga
mos profundamente convencidos dc que la pirámidé nacional debe sus deseos con bastante prontitud ó inteligencia.
-
ser, coronada por la. monarquía; pero dicimoJ que, desde la base has-
Pues bien, este inglés qr¡e, qr la India, náda a sus,anchas cn los
ta la cima de la pirámide, los cimientos deben hillarse compuestos de placeres dcl dcspotismo, én el momento que ha hecho fortuna, se
materiales cada vez más preciosos, y cuando consideramoi la actual apresura a retornar a.Inglaterra, para recnconffar los placeres que
-un
pirámide, nos parece que su base es de granito, que hasta un cierto proporciona la igualdad. Desde cl momenro de su liegada a
nivel sus cimientos están compuestos de materiales muy preciosos, puerto de Gran Bretaña, se encuentra bruscamente en contacto
pero que su parte superior, que soporte un magnífico diamante, no es con la gente del pueUo, y esto no le inspira el deseo de retornar al
más que yeso dorado. país donde todo el mundo se apartabi para hacerle sitio.
Se ve a rusos muy ricos abandbnar su país para venir a habitar
La bas e de la actual pirámide nacional esrá consriruida por los
en Europa occidentil, micntras que los europios occidentales no
obreros dedicados a los rabajos manuales; los primeros cimientos
van a Rusia más que para hacer fortuna, y r. ápreru."n a trasladar
elevados sobre esta base son los jefcs de rabajos industriales, son los
a su país las riqtrezas que han adqürido.
Existen fuertes razones pera quJ los ricos prcficran habitar en
f V¿"* tr-.ota 2 al final del fragmcnto. países en los que la igualdad ha alcanzado el inás alto oivcl enre
2t4 EL PENSAMIENTO POLITICO DESAINT-SIMON
DE LA ORGANIZACION SOCIAL 2tt
los miembros que consdn¡yen la sociedad, ya eü€ estos países son.
nación se componc de hombrcs que no precisan hallarse sometidos
al mismo tiempo, en quc puedcn sat]isfacer -á, fá.il y a una viglancia cspccial, puesto q,rc lian mostrado su capacidad
-aquéllos
completamcnte todos sus deseoi.
para administraf todo género dc propicdadcs; hoy, cuando la dase
En las ciudedes franccsas dc alguna imporrancia, el hombre quc
de los prolctarios no puedeser peligrbsa para la tranquilidad públi-
posee,dinrro.pufig a la hora quá dcsee y sin tomar ninguna pre-
ca, más que en el supucsro de que los administradoreJ de los intere-
caución previi, disfrutar de una'bucne.o-id" ,- prc.iJmod'cr"-
ses nacionales fueran tan ineptos y egoístas como pere dejarles sin
"
do: en Rusia, únicamente en les casas dc los grandci scñores cxiste trabajo.
cl lujo de la bucna mcsa.
Cuando el coche de un viajero sc esrropee en un lugar cualqüe- .Uno pucdc persuadirse fácilmcntc, y pcrsuadir también a los de-
más, de. que posee la capacidad de gobcrnar, porquc la capacidad o
ra del territorio británico, puádc elcgir cnie hecerlc.ip".". o pro-
incapacidad dc gobernit, al ¡o scr-comprobablc'más que' .n la e*-
curarser inmediatamcntc, otro igual de bucno; mientrai q,r. .o-Ru-
pcricncia, pcrmitc imaginar, y haccr que los dcm?s lo crean,
nos_
sia, un-viajcro cuyo cochc sc rompc cn los caminos que ciomunican
,gobernaríamos bicn, -icotrai no hayamos gobernado.
que
las ciudades más importantes, no iiene orro recurso
{ue subir a una No sucede lo mismo con las matcmátiá, h fís[a. h química. la
- carr€te para concluir su viaje.
frsiología, la mecánica, la poesía, la pintura, la mrisic¿, ú
, fuí pues,.en l¿ rcalided, los hombres más ricos y poderosos es- tura, el cultivo, le fabricación, el comercio y la banca. ¡
ñ;;;.:--
tán intáresados en cl incremcnto de la igualdad, ya'qirc los meüos
de sadsfacer sus.placeres se ecrccientenin le misma proporción cn Para todo hombre cs tácil darsc cucnta de si posee sran caoaci-
que. se produce le nivelación de los individuos quc constituyen la d¿d en las ciencias o las bcllas artes; cerciorarse^de,i fr".orrrlgui-
sociedad. d9 gr.an importancia en cualquiera dc las ramas de la indust?ia;
además, los crrores cn ese parricular apcnas serían peligrosos yá
. Hay quienes se imaginan que aquéllos quc.se eprovechan de los
abusos esten intercsados en mantencr csa situación; es un error. Lo que quienes nos rodean abriríen rápidamcnte los ojls rqrr.[L,
que d9 vcrdad les intercsa, y mucho,es no vcrse dcspojados de las quc el amor propio hubiera ccgadó. ".-

ventajas que pesan e otras menos. Dc cuanto acabamos de dccir, rcsulta que la ambición de sa-
En Francia, han sido algunos norles los que han provocado la bios, artistas e industriales de llegar *rr.ritirr. en micmbros de
supresión de los privilcgios dc quc disfrutaban y no hen lamentado la alta adminisración de los intireses " nacionalcs no es pcligrosa
su sacrificio, sino porquc, primiro, hen visto á los plebeyos com- para la.sociedad y cs induso útil, puesro que no pueden i.dÉr.I"
h
portarse como privilegiados respecto a cllos, y a coñtinuación han si no destacen mediantc notebles úabajosi mientias quc la ambi-
asistido a Ie creación dc una nücva nobleza in la quc ellos, anri- ción de quienes se proponcn
4.** c"rgos .n cl gobiirno presen-
guos nobles, no cran admitidos más que en calidad de subalternos. F Eiraves inconvenientcs para la socicdad-, ya que los hombfo más
Concluycndo csta notai diremos ló que hubicra debido, ral vcz, incapaces pucdcn enrrcgersc a esa pasión y tiba¡"., para satisfa-
constituir el comienzo: mcjorando la situación de la masa r. cerla, en derrumbar toáo cl edificio so.id.
"r.gu-
ra el bienesrar de los horibrcs de todas las dascs; para mejorar"la Resulta sumemcntc intcresente obscrvar uno dc los principales
situ¿ción dc la masa, no basta dcsplazar los privilcgior; h"y qu. efectos de csta ambición que sc ha apodcrado dc casi todo's los
aniquilarlos; no basta cambiar los ibusos d. m"oos,"h"y quJ franccses dcsde quc el gobiirno dcl dcsgraciado Lüs XVI fuc de-
lirlos. "t"- rribado. La nación hizo la rcvolución páa ,..s. menos gobernada
y serlo dcl modo mcnos cosroso; *ioresultedo. hasía hov. ha
consegu.ido scr mucho más gobernade quc antes dc la Revoluclón,
y a un prccio más elcvado.
Nota 2 industrialcs produccn,mucho más que antes dc la Revolu-
.,Los
ción, pero una gran parte del incrcmcnto je h producción se em-
plea en pegar e Estados Ma_yores inúdes, uoi t op" de emplea_
Vamos a hacer entcndcr, en pocas pal¿bras. en qué srado cl ore-
dos que utilizan gran parrc de su tiempo en" leer la gaceta cártar
dominib de la acción gubernamentd iobre la dc le' adiriniso"iión v
sus plumas,.lo que tro iatisface ni las niccsidaáa n¡ á amoí propio
entrañ¿ inconvenientes, perticularmcnte hoy, cuando la masa de la
de los productores.
256 EL PENSAMIENTO POLITICO DE SAINT.SIMON DE LA ORGANIZACION S@IAI 2t7

Cuanto FRAGMENTo cuerpo social; en sus manos, la política sc convertirá en el comple-


mento de la ciencia del hombrá.
Sobre la ddmiristr¿ción 1 sohe cl gobiento lc lo¡ astntos !úblicos Los industriales más imporrantes, relacionando todas las ideas
con la producción, juzgarán1o que puede ser puesto inmcdiatemente
Se nos podrá decir: en práctica en los proyectos de ütilidad públiia, conccbidos y elabo-
,,Al ser vuesrra más importante opinión sobre la política, aquélla rados conjuntamente por los sabios y los artistas; combinarán los
con la que relacionáis todai vucstras ideas,la de que ei mejor méiodo medios de ejecución yionferirán la diiccción a los banqueros, que se
p.ara instaurar en Europa un orden de cosas tranqoilo y istable con- hallan siempre al frénte dc los movimicntos financicros
siste en supelponer el poder administretivo al poáer gúbernamental, Este es el camino administrativo, firmc, verdadero y leal quc sa-
vuestra primera preocupación debc ser trezer una fueite línca de de- bios, artistas e industriales seguirán cuando les sea confiada la'direc-
marcación entre la capacidad administrativa y la capacidad guberna- ción de los asunros.
mental; debéis de deiirnos daram.rrt. .r, qud co.rsistá uno y Comparemos este,camino con el quc sigue el actual gobierno y
-muy
otro. Por medio de esta cxplicación c hallaréis ei condiciones dc ar- I.1m": a qué miserables maniobras ha quedado rcducidi la capaci-
gumentar claramente por qué la capacidad administrativa debe ser dad gubernamental por el progreso de loi conocimientos y dc laiivi-
superpuesta a la capacidad gubernimenral.u lización.
La aha administración dc la sociedad incluye la invcnción, el exa- Aislados en el mundo de las caducas doctrinas del sistema feudal,
men y la ejecución de.proyectos útiles a la masa de la población. los. gobernantes, animados en general dc las mejores intenciones para
I a. alta capacidad- administrative se compone de tres capacidades, el bien público, se esfuerzan, vanamente, en oíganizar un cstedó de
.
la de los aftisras, la de los sabios y la dc loslndusrieles, cuya colabo- cosas tranquilo y estable.
ración reúne todas les condicionés requerid¿s para la satisiacción de No considerando posible manrenerse en el poder más que susten-
las necesidades morales y materialeb de la sociidad. sc abordarán las tando a numerosos estados mayorcs en todas las ramas de la admi-
tareas que tienen como fin directo la instauración del sistema dcl bien nistración, así como un gran apirato de fuerza gubcrnamental, se ven
la obligados,-en dcfinitiva, a cxtñer de la nación Il rnryo. caudal de di-
públlco. Abrirán marcha eniesta gren empfesa, los arrisras, los
hombres de imaginación; proclamaráñ el porveriir del géncro huma- ncro posible, sea por los impuestos, sea por los cmpréstitos, evirando,
no; quitarán al pasado el carácter dc edad de oro, enrfiueciendo así sin embargo, suscirar demaiiado desconiento. Se igotao, pues, en su-
a las generaciones futuras; apasionarán a le sociedad ^por el crcci- tiles maniobras para el cstablccimienro y la percepckn deios impues-
miento de su bienestar, ofreciéndolc un c-uadro rico de iru.*rar pror- tos.
Están obligados a dedicar a gasros de gestión, en gran parte inúti-
peridades; haciendo sentir a todos los miembros dc la sociedad que .
pronto participarán en placeres quc, hasta hoy, han sido parimonio les a la sociedad, la mayor parñ dd dinJro de la naáión, y *" po.-
dc una clase poco numérosa; cantarán las ventajas dc la iivilización ción muy pequeña a los gistos realmente útilcs a los pródo.to..r.
y, para alcaniar su fin, se servirán de todos los medios de las bellas Están obligados a conceder a los nobles y a los.olr.rroo, urr"
artes, la elocuencia, la poesía, la-pintura, la música; err una palabra, gran importancia política y se ingenian para fecilitarles el dinero ne-
-de
desplegarán la parte póética del-nuevo sistema. cesario al mantenimiento unlujo indispcnsablc.
Los sabios, los hombres cuya principal ocupación consisre en ob- Examinemos el comportamiento de un-ministro-presidente que,
servar y razonar, demosrarán la posibilidad de un creciente bienes- sin embargo, es quicn mejor ha comprendido la importancia de la in-
tar para todas las clases de la sociedad, tanto para la más laboriosa, dustria y la situación de ia sociedadl oraminemos il,so quc hace dc
la de los proletarios, como pare la de los particular.r más acaudala- la fuerza gubernamental.
dos; evidenciarán los medioi más seguros,-más rápidos para garanri- Le hemos visto udlizar toda l¿ influencia ministerial que tenía a su
zar la continuidad de trabajo para lá masa de p.Ldu.tá..r; "crearán disposición para hacer admitir en la Cámara de los dipuiados e gren
número de nobles y de ricos ociosos y para aparrer dá c[a, .or,
las bases de la insuucción pública; elaborarán lai leycs higiénicas del [r"r,
2t8 EL PENSAMIENTO POLITICO DE SAINT-SIMON DE LA ORGANIZACION SOCIAL 2t9

empeño, a los industriales más destacados, a los sabios y ertistas más El principio fundamcntal de una gestión administrativa consiste
caPaces. en que los interescs de los administrados deben scr dirigidos dc tal
Ha convertido al Parlamento en scptenal, sin modificar la edad modo que hagan prosperar lo más posiblc cl capital de la sociedad,
de cuarenta años para ser admitido en la Cámara, y ha rcducido así obteniendo el apoyo de la mayoríe dc los societarios.
considerablemente su cnergía; la ha hccho dcpendiente del ministe- Para que la mayoría les apoye, o para formar una mayoría que
rio, la ha sometido, al mismo tiempo a la influcncia dc la alta no- apruebe su gesdón, los administradores no pueden servirse más que
bleza. de la persuasión y la demostración de que sus operaciones son lo más
Ha concentrado la dirección suprema de los intereses nacionales fructuosas posibles para la sociedad.
en manos de nobles, obispos, militares, lcgistas y administradores; Los administradores saben que la economía en la gestión es desea-
muy honorables todos, sin duda, por sus vidas privadas, o por los da siempre por los societarios, y, en consecuencia, buscan siempre re-
servicios que ellos o sus entepasados han podido pr$tar a la nación, ducir los gastos. Por ejemplo, los gastos dc gestión de la banca son
pero que, sin embargo, no han aprendido a administrar más que en muy reducidos; sus consejos de gerencia no cuestan nada; mientras
detrimento del público, que ha pagado siempre sus errorest y jamás los gastos de gestión dcl tesoro real son enormes.
en su propio detrimento, como lo hacen diariamente los industriales. Las relaciones entre los gobernantes y los gobernados son de otra
Mantiene en el ministerio del Interior, por respeto a la dignidad naturaleza; los nobles afirman, y pueden hacedo de muy buena fe,
ministerial, a un abogado distinguido, pero ignorante en todo lo que que han nacido para gobernar, mienuas que los plebeyos han sido
concierne a la industria, las ciencias y las bellas artes, de las que ni destinados a obedecer por la providcncia.
sospecha su importancia, ni ticne idea de la consideración quc se me- La primera necesidad de la socicdad para los nobles consiste en
recen y que, perdiendo rcda medida, hace maltratar por sus emplea- que la nobleza resplandezce con todo el esplendor que el lujo y el po-
dos, de una u otra menere, a los hombres cuyos trabajos más honor der le puedan proporcionar; la Corona debe, en su opinión, confun-
hacen a Francia. dirse con la nobleza. Admiten al rey el derecho de confiar a quien le
Como ministro-presidente, también cree necesario, en deferencia a plazca la dirección de los asuntos públicos, pero, en su alma y con-
las antiguas doctrinas, conceder una grah influencia sobre la instruc- ciencia, están persuadidos de que la confianza real no debe ser con-
ción pública a los jesuitas, cuyo propósito definitivo es inculcar en le fiada más que a la nobleza. El arte de gobernar consiste, para ellos,
juventud la idea de que las capacidades mediocres deben prevalecer y en el ulento de preservar para la acción gubernamental la preponde-
dirigir a las capacidades de primer orden, y que los más difusos co- rancia sobre la acción administrativa; consiste en prolongar la exis-
nocimientos deben sobreponcrse a los conocimientos útiles y positi- tencia del régimen teológico y feudal, aunque sus principales raíces
vos. hayan sido cortadas, eunque la crítica y el progreso de los eonoci-
En fin, en su deseo de proteger la industria, el señor de Villéle ha mientos hayan arruinado totalmente sus principios fundamentales.
constituido un Consejo Supremo de Comercio, pero lo ha integrado En una palabra, los gobernantes creen que el mejor método para
por hombres que no han pertenecido jamás como profesionalcs a nin- mantener la subordinación de los gobernados consiste en multiplicar
guna rame industrial, y sólo, aparentemente por respeto personal, ha el número de funcionarios públicos, en otorger a los más importantes
admitido a dos o tres industriales retirados. una gran represántatividad-, es decir, muchó dinero; la fuerza mate-
He ahí los ristes residuos de la capacidad gubcrnamentel; arres- rial y la astucia, el ejército a sueldo y la policía, son los medios prin.
trada por el torrente de la civilización, intenta vanamente, aferránflo- cipales a emplear en epoyo de sus operaciones; la persuasión y la de-
se al pasado, continuar desempeñando el papel preponderante que lé mostración no les pereccn más que medios secundarios; mientras
fue atribuido en las sociedades precedentes. que, al contrario, son los únicos medios empleados por los adminis-
Comparemos ahora las relaciones fundamentales que'existen entre tradores.
los administradores y los administrados, con las existentes entre go- Cuando plazca al rcy confiar la alta dirección de los asuntos públi-
bernantes y gobernados. cos a une administración industrial, los gastos dc gcstión se verán, de
260 EL PENSAMIENTO POLITICO DE SA]NT.SIMON
DE LA ORGANIZACION SOCIAL 261
inmediato, sumamente reducidos, pues los sabios y los artistas, que mas de interés general; desde el comienzo de la Revolución han reali-
han demostrado con su trabajo una capacidad dc ord.i,'io zado, en este aspecto,_profundos estudios; estudios que les han per-
irimer
necesitan, para adquirir consideración, rializar gestos suntuosos y os_ mitido organizar una buena administración de los asunros públiios.
tentar una. gran pompa. cuanto a los indusuiales importantes,
En_ La cuestión de la instrucción púbüca ha sido discutida y esclareci-
considerarían como un gren honor no percibir ningun ,alario por los
da por muchos lireratos y variós sabios.
servicios que presten a la administración dcl craiio público.
Todas las cuestiones rélacionadas con las economías que se puc-
Las cuatro demostraciones siguientes nos perece ctnstituyen ras
ba,ses más sólidas que podríamos-elaborar, .rr'"poyo d. ,r,r.rír, ofi
den realizar en los.gastos.públicos ran sido cxaminadas
i"r r.íi"-
dustriales,.cuyos éxitos en li dirección de sus asuntos partic^ulares han
nron de que' en las circunstancias presentes, la acción administrativa
demostrado su gran capacidad en la adminis*ación áe hs finanzas.
pu,.d.,, sin mayor inconvenientÍ y ion muy grandcs ventajas, primar
2. La creación dc la Banca, dc compañías de seguros, de caias de
soDre Ia accron gubernamental.
ahorro, de las compañías para la construcción de cínales y h fárma-
Primero, demostrarcmos que la masa dc la nación es suficiente-
ción de multitud de offas isociaciones, que rienen .o-o fi., la admi-
mente instruida, civilizadl, q,r. posee conocimientos bastante pro-
nistración de negocios muy importantci, han acostumbrado a los
fundos de sus auténtir
franceses al modo adminisrradvó para la gcstión de los grandes inte-
ba jounabuenaed-i,,i3l;:f :'ilr:1?l,.Ti:,TiJ:;'.:'.IffiT*: reses; de lo cu¿l resulta que esre método pucde ser aplicaáo en la ges-
biciosos que buscan perturbar el árdcn público.
tión de los intereses generales, sin que .rti irroooación en la direcclón
. S.ry"{g,. probaremos gu9 los arristas, ios sabios y los industrialcs
han adqürido una capacidad lo suficientement. u"ri, como para ha-
de los
-asuntos
públicos provoque ni asombro ni trauma, sin que per-
turbe las nueves cosrumbres ádquiridas por la gcneración i.*i.
Ilarse en situación de ocuparse de todos los problcmas relacionados
3. La Revolución, cuyos grarrfcs efccios -orál.r empiezan a de-
con el interés.público y dirlgir convenientemente los intereses genera-
sarrollarse, ha hccho entiar en cbullición a los franceses, en relación a
les de la sociedad.
la política; así pues, no hay que asombrarse si se mucstran hoy supe-
Tercero, demostraremos que son ya muchas las personas ecostum-
riores a los ingleses e¡ cuaÁto a concepciones orgánicar. É.ro'.,
bradas a que sus intereses s."n dirigiáos por los poá..., administrati-
igualmente cierto-que los ingleses, que lei ha., precidido en este ca-
vos-como para que se extrañen de que el modo ádministrativo sea in_
rrera del espíritu humano; que han iido, cn cicrio modo, los creado-
troducido en la dirección de los iniereses generales de la sociedad.
res de esta rama de .ruestros conocimientos, y que han sobrepasado
Finalmente, debemos demosrrar quc el-predominio dc la acción
en capacidad política a todos los otros pueblos, rio tardarán ..r'i*irr.
administrativa sobre la acción gubirr,amintal no compromete a a los franceses y en adoptar el sistema in cl que la acción administra-
Francia con rcspecto al- extranjero. Este predominio lc proporcionará
tiva prevalecerá sobre la acción gubernamenül; d. ello resultará, por
aliados, con ayuda de los cuales será mái fucrte que t"io il fcudalis-
la esencia misma del nuevo sistáa, una sinc*a e indisoluble aliairza
mo euroPeo.
entre los dos-pueblos más industriales de la tierra; y cs sabido quc la
tatemos separadamente de cada una de estas cuestiones.
unión de Inglaterra y Francia constiruye la fucrza sácial más coiside-
l.
Hemos demosrrado, en uno de los precedentes capítulos, quc
rable en el mundo civilizado.
los proletarios franceses han probado, con auténticos hecÉos, ou. rtn
bastante civilizados, y qu. su capacidad de prcvisión r. hrli" rufi-
cientemente desarrollada para estar eh condiciones de administrar
bien propiedades mobiliarias e inmobilierias. Por tanro, resulta evi-
dente que.gentes-capeces de administrar bien las propiedades, están
en condiciones de comporterse correcramentc bajo [a dirccción de
una buena administreción.
Numerosos artisras, sabios e industri¿les se ocupan hoy de problc-
táCLASEDE LOS PROLETARIOS 26'
mún con tanqueros, negociantes y manufactureros. Hoy se ven
abandonado,s por cuanto.había de poderoso en su clase,-y, Ln.oor.-
cuencia, están conrrariados con la acmal andadura política.
Resumiéndonos sobre este tema, di¡emos que loJ obreros están
contrariados desde diversos puntos de vista y que lo están, en este
momento, desde el más esencial de todos, el de que carecen de traba-
jo y se mueren de hambre.
XIII ¿ Cuál es el me dio de calmar el descontento de los obreros que for-
man la masa del pueblo francés ? Consiste en romar medidas para
LA CLASE DE LOS PROLETARIOS* procurarles trabajo; semejantes medidas exigen, de inicio, *" ,por-
tación considerable de fondos, y el único médio de procurars. .i di-
nero neces_ario es suprimir otros gestos, Se trata, particularmente, de
Los hombres que la componen comprenden que su situación no ha suprimir el más considerable de todos: d mantenimiento del ejército
mejorado en la medida naturalmente correspondiente a los progresos es, indiscutiblemente, el gasto más considerable. El licenciaáiento
realizados por las ideas positivas; no compienden sus dereihol vcr- del rjército sería, pues, la primera medida a adoptar para contentar al
dad es, más que de forma difusa; si se les interrogara no se mosrra- pueblo, p.ara hacerle feliz y para no exponerse ilor éf.ctor de su des-
rían capaces de explicar claramente por qué medio sería posiblc dis- contentol.
minuir los males de su posición; pero tienen ciertamente conciencia Hasta el.presente, se ha contenido a los obreros, y se les ha impe-
muy positiva de la posibilidad con que cuenta hoy el Parlamento de ..
dido perturbar el orden, por la fuerza. La mitad del dinero obtenido
hacer de su existencia material y moral algo más feliz de lo que ha si- con esta medida sería suficiente para que el gobierno se atraiga a los
do hasta el presente. obreros. En cuanto al incremento de lós disturbios interiores,-provo-
Están desconrenros desde dos puntos de vista bien distintos; ex- cados por disturbios políticos, se ha visto con qué facilidadlos ha
perimentan un descontento directo, del que acabamos de hablar; y apaciguado el gobierno.
otro indirecto, del que pasamos a ocuparnos.
Existe un sentimiento de unión, de gremialismo si se quiere, que - Trabajad en hacer a los franceses más felices, y trabajaréis, de la
forma más eficaz, cn garanrizar su tranquilidad.-
relaciona entre ellos a todos los micmb-ros de la clase industrial, A
forma que los obreros más modestos de las manufacturas de los seño-
res Perrin, Ternaux o Gros d'Avilliers, se consideran compañcros
{. r}r jefes, lo mismo que los soldados de los ejércitos de Turena y
de Condé se declaraban hermanos de armas de ius generales. Ahora
bien, la situación de los jefcs de la clase industrial himejorado nota-
blemente, son más considerados que anres de la revolución. Sus pro-
piedades, es decir, las propiedades mobiliarias, han sido, en cierta
forma, ennoblecidas por las elecciones, y los compañeros de la clase
industrial, que todavía no han ganado nada, observan de mal talente
cómo sus jefes se convierten en condes o barones y pasan así a la cla-
se feudal. Antes de la Revolución, los obreros, qué ónstituían la ma- I La totalidad del dinero empleado por el ministro de ia Guerra se picrdc definitivenrcn
sa de la clase industrial, contaban con apoyos, pues hacían causa co- te para la nación, micntras que el quc se cmplca cn haccr trabaiar a Ia d"s. pobrc aumcrrrar;',
la renta nacional, si la clección dc los trabajos sc rcaliza intcligcntcmcnte y, sol:rc todr,, ri :,c
'--a-Lrzk* sabe organizar la marcha de estos trabajos de forma que cstén controla.krs por kn inrerrrr
d¿s Prolétdir¿s (borrador inacabado de Saint-Simon),VI,pp. 4tj-4t7. dos particu.larmente en ella.

262

Centres d'intérêt liés