Vous êtes sur la page 1sur 24

INDICE

1. INTRODUCCION

La principal acción del ensayo triaxial es obtener parámetros del suelo y la relación esfuerzo-
deformación a través de la determinación del esfuerzo cortante. Es un ensayo complejo, pero
la información que entrega es la más representativa del esfuerzo cortante que sufre una
masa de suelo al ser cargada.

Debido a que el suelo es un material tan complejo, ninguna prueba bastará por si sola para
estudiar todos los aspectos importantes del comportamiento esfuerzo-deformación.

El ensayo Triaxial constituye el método más versátil en el estudio de las propiedades


esfuerzo-deformación. Con este ensayo es posible obtener una gran variedad de estados
reales de carga.

Esta prueba es la más común para determinar las propiedades esfuerzo-deformación.


Una muestra cilíndrica de un suelo es sometida a una presión de confinamiento en todas sus
caras. A continuación se incrementa el esfuerzo axial hasta que la muestra se rompe. Como
no existen esfuerzos tangenciales sobre las caras de la muestra cilíndrica, el esfuerzo axial y
la presión de confinamiento, son los esfuerzos principal mayor y principal menor
respectivamente. Al incremento de esfuerzo axial, se denomina esfuerzo desviador.

Realizando por lo menos 3 pruebas, compresiones laterales diferentes, en un grafio se


dibujan los círculos de mohr que representan los esfuerzos de cada muestra y trazando una
tangente o envolvente a estos, se determina los parámetros ф y c del suelo. Dependiendo
del tipo de suelo y las condiciones en que este trabajara, las alternativas para realizar el
ensayo será consolidado no drenado (CU), no consolidado no drenado (UU), o consolidado
drenado (CD).
2. OBJETIVOS

 Conocer cuáles son los ensayos con el equipo triaxial.

 Conocer la importancia y las aplicaciones de los ensayos con el equipo triaxial.

3. MARCO TEORICO

3.1. ENSAYO TRIAXIAL

La prueba de ensayo triaxial es uno de los métodos más confiables para determinar los
parámetros de la resistencia al cortante.

En un ensayo triaxial, un espécimen cilíndrico de suelo es revestido con una membrana de


látex dentro de una cámara a presión. La parte superior e inferior de la muestra tiene discos
porosos, los cuales se conectan al sistema de drenaje para saturar o drenar el espécimen.
En estas pruebas se pueden variar las presiones actuantes en tres direcciones ortogonales
sobre el espécimen de suelo, efectuando mediciones sobre sus características mecánicas en
forma completa. Los especímenes usualmente están sujetos a presiones laterales de un
líquido, generalmente agua.

El agua de la cámara puede adquirir cualquier presión deseada por la acción de un


compresor comunicado con ella. La carga axial se transmite al espécimen por medio de un
vástago que atraviesa la parte superior de la cámara. La presión que se ejerce con el agua
que llena la cámara es hidrostática y produce por lo tanto, esfuerzos principales sobre el
espécimen, iguales en todas las direcciones, tanto lateral como axialmente. En las bases
del espécimen actuará además de la presión del agua, el efecto transmitido por el vástago
de la cámara desde el exterior.
Es usual llamar σ1, σ2 y σ3 a los esfuerzos principales mayor, intermedio y mínimo,
respectivamente. En una prueba de compresión, la presión axial siempre es el esfuerzo
principal mayor, σ1; los esfuerzos intermedios y menor son iguales (σ2 = σ3) y son iguales
a la presión lateral.

3.2. TIPOS DE ENSAYOS TRIAXIALES

3.2.1. ENSAYOS TRIAXIALES ESTÁTICOS

3.2.1.1. Prueba lenta - Prueba con consolidación y con drenaje (CD)

Este ensayo también denominado ensayo, consta de tres etapas (saturación, consolidación
y compresión). Primeramente la probeta es saturada completamente de agua, luego
incrementando la presión de cámara es consolidada, esta etapa lleva al suelo a un estado
prescrito de volumen y de presión de poros, a partir del cual se pueden medir con exactitud
los siguientes cambios de volumen o de presión de poros que ocurrirán durante el ensayo.
Finalmente cuando se ha disipado el exceso de presión de poros al valor de la contrapresión
original σ3 se cierran las válvulas de drenaje para empezar la compresión, donde la probeta
llegará al punto cedente sin drenado. Cuanto mayor sea la presión de cámara s3 mayor será
el esfuerzo desviador necesario para producir la falla.

La duración de la etapa de consolidación depende al tipo de suelo y al tamaño de la probeta,


en algunos casos esta etapa puede durar hasta 48 horas; mientras que la etapa de
compresión puede durar de 10 minutos hasta 2 horas.

El objetivo del ensayo es determinar los parámetros efectivos c' y Φ', ya que estos gobiernan
la resistencia al corte del suelo y determinar también algunas características respecto al
cambio de volumen y rigidez del suelo. Para dibujar el círculo de esfuerzos de Mohr que
condicionará la envolvente de falla (Figura 3) deben determinarse los esfuerzos
principalesσ1 y σ3, para lo cual se recolectan periódicamente los valores de los
deformímetros que controlan el anillo de carga y la deformación vertical (DL) de la probeta
durante la compresión y también la presión poros en la probeta.

Con el área corregida A (ecuación [6.37]) de la probeta puede determinarse el esfuerzo


desviador (ecuación [6.37]) que actúa en la probeta. Midiendo el exceso de presión de
porosΔu durante la etapa de compresión, se puede determinar el parámetro A de Skempton
que será:

Se grafica el esfuerzo desviador sd en función a la deformación vertical e, también el exceso


de presión de poros y el parámetro A de Skempton, como se muestra en la Figura 4. La curva
que corresponde al esfuerzo desviador de falla (σd)f tendrá un valor pico o crítico según al
Tipo de suelo donde alguno de estos se considerará el instante de falla, para este instante
de falla se tendrá un valor del exceso de presión de poros y del coeficiente A.
Figura 3. Deformación vertical en función a sd, Du y A en un triaxial CU en suelo Tipo II.

Figura 4. Envolvente de falla para un suelo Tipo II en un ensayo triaxial CU.

La presión que se aplicó en la celda para consolidación será el esfuerzo principal menor σ3,
por lo cual el esfuerzo efectivo principal menor y mayor en la falla será:
Teniendo los esfuerzos principales puede entonces graficarse el círculo de esfuerzo de Mohr,
se realizan como mínimo tres ensayos para trazar una adecuada envolvente de falla. Tabla
1. Rango de valores de A en la falla para diversos suelos.

En este ensayos la resistencia al corte permanece prácticamente constante para un intervalo


grande de los valores de presión de menores que la presión de sobreconsolidación. Las
arcillas NC muestran una resistencia adicional con respecto a la obtenida, esta es atribuible
a los mismos efectos de sobreconsolidación, estos efectos son comparativamente mayores
a los del ensayo drenado debido a que se impide el drenaje. En los casos de obras que están
sobre depósitos de arcilla en las cuales el tiempo de construcción se extiende por tiempo
razonablemente largo, puede suponerse que al final de la construcción se habrá producido
algún grado de consolidación. Si en ese momento las solicitaciones de corte que se generan
tienen magnitud suficiente para producir la falla, ésta se producirá rápidamente sin drenaje
adicional. Este comportamiento se modela en el ensayo consolidado no drenado, en el cual
la muestra se consolida bajo la presión de cámara y luego se lleva a la ruptura aumentando
el esfuerzo desviador sin permitir el drenaje. Este ensayo es aplicado en muestras alteradas
e inalteradas de arcilla y también en arena y grava.

Si se permitiera el drenaje, una muestra de arena suelta experimentaría una disminución de


volumen, pero como el drenaje está impedido no puede ocurrir cambio de volumen y la
presión de poros aumenta. Para el caso de arenas densas el drenaje implicaría un aumento
de volumen luego de una pequeña compresión inicial, pero como no se permite el drenaje
el aumento de volumen es imposible y se desarrolla una presión de poros negativa.
3.2.1.2. Prueba rápida – Prueba con consolidación y sin drenaje (CU)

En este tipo de prueba, el espécimen se consolida primeramente bajo la presión


hidrostática; así el esfuerzo llega a ser efectivo, actuando sobre la fase sólida del suelo. En
seguida, la muestra se lleva a la falla por un rápido incremento de la carga axial, de manera
que no se permita cambio de volumen. El hecho esencial de este tipo de prueba es el
no permitir ninguna consolidación adicional durante el periodo de falla, de aplicación de la
carga axial. Esto se logra fácilmente en una cámara de compresión triaxial cerrando la
válvula de salida de las piedras porosas a la bureta.

En la segunda etapa de una prueba rápida consolidada podría pensarse que todo el
esfuerzo desviador fuera tomado por el agua de los vacíos del suelo en forma de presión
neutral, ello no ocurre así y se sabe que parte de esa presión axial es tomada por la fase
sólida del suelo, sin que hasta la fecha, se hayan dilucidado por completo ni la distribución
de esfuerzos, ni las razones que lo gobiernan. De hecho no hay ninguna razón en principio
para que el esfuerzo desviador sea íntegramente tomado por el agua en forma de presión
neutral, si la muestra estuviese lateralmente confinada, como el caso de una prueba de
consolidación.

El ensayo CU (consolidado-no drenado) se realiza generalmente con medición de la


presión de poros o neutra con el fin de determinar los parámetros de “C” y “φ” en
términos de esfuerzos totales y esfuerzos efectivos.

3.2.1.3. Prueba rápida - Prueba sin consolidación y sin drenaje (UU)

A este ensayo se lo denomina también ensayo rápido (Q) donde no se permite en ningún
momento el drenaje. La probeta no es consolidada, por lo tanto no se disipa la presión de
poros durante la aplicación de la presión isotrópica de cámara s3 en la etapa de saturación.
Después de establecer la presión de confinamiento en la cámara, se conecta la prensa para
aplicar la carga axial, se deben tomar lecturas de los deformímetros de deformación y de
carga a intervalos regulares, de este último hasta que se produzca la falla o hasta que la
deformación alcance un valor considerable (aproximadamente 20%). El incremento del
esfuerzo desviador es bastante rápido, lo que permite que no se disipe la presión de poros y
los resultados puedan solo expresarse en términos de esfuerzo total. La duración del ensayo
es de 10 a 15 minutos.

Este ensayo se usa para determinar el parámetro de resistencia no drenado cu y es adecuado


para arcillas saturadas. En condiciones no drenadas, los suelos saturados presentan un
esfuerzo de corte crítico que tiende a mantenerse constante para cualquier valor del
esfuerzo normal. Un aumento en el esfuerzo axial ocasiona un aumento semejante en la
presión de poros, por lo tanto el esfuerzo efectivo normal permanece constante. En una serie
de ensayos no drenados efectuados bajo esfuerzos desviadores diferentes en probetas
saturadas con el mismo suelo, los círculos de esfuerzos de Mohr para la combinación de
esfuerzos de falla describirán la envolvente de falla no drenada como se muestra en la Figura
6.53. La intersección de la envolvente con el eje de corte define el valor de la cohesión no
drenada del suelo (cu). Este parámetro de resistencia del suelo aparentemente es constante.
Sin embargo, se deben notar dos condiciones importantes relacionadas con cualquier valor
observado de cu. Primero el valor es relevante sólo para una masa de suelo sin drenado y
segundo que el valor solo corresponde para un determinado contenido de humedad y
volumen específico, por lo que se obtendrá un valor distinto para un diferente contenido de
humedad y volumen específico.
Figura1 . Envolvente de falla no drenado resultante del triaxial UU.

Para poder dibujar el círculo de Mohr de esfuerzos es indispensable determinar los esfuerzos
principales s1 y s3. Durante el ensayo triaxial (UU), se recolectan periódicamente valores de
los deformímetros que controlan el anillo de carga y la deformación de la probeta (DL). La
deformación vertical e, es calculada con la siguiente expresión:

Donde:

e = Deformación vertical del espécimen de suelo.

ΔL = Deformación del espécimen registrado por el deformímetro.

L0 = Longitud inicial del espécimen de suelo.

La carga P que transmite el vástago a la probeta de suelo es el producto de la medida que


registra el deformímetro ubicado en el anillo de carga multiplicado por el factor de
calibración del anillo, es decir:

P = (Lectura del deformímetro)·(Factor de calibración del anillo).

Durante la comprensión el área transversal del espécimen de suelo cambia por lo cual debe
ser corregida, se utiliza la siguiente expresión:
Donde:

A = Área transversal corregida.

e = Deformación vertical del espécimen de suelo.

A0 = Área transversal inicial del espécimen de suelo

Figura2. Deformación vertical en función al esfuerzo desviador en un ensayo triaxial UU.

El esfuerzo desviador sd, que actúa en el espécimen de suelo, será:

La Figura 6.54 muestra la variación de la deformación vertical e en función al esfuerzo


desviador, según al Tipo de suelo la curva presentará un valor del esfuerzo desviador de falla
(σd)f que será el valor pico (σd)p o el crítico (σd)cr según al caso, donde cualquiera de estos
podrá tomarse como el instante de falla. Según la ecuación [6.28] el esfuerzo principal
mayorσ1, será:

El esfuerzo principal menor en la falla (s3)f, es la presión de registrada en la cámara triaxial


al momento de la falla. Teniendo los esfuerzos principales se grafica el círculo de Mohr de
esfuerzos. Aunque basta con obtener un círculo de esfuerzo, es conveniente realizar diversos
ensayos (como mínimo 3) para trazar la envolvente de falla con la cual puede determinarse
el parámetro de resistencia no drenado.

3.2.2. APLICACIONES

3.2.2.1.EN FUNDACIONES

Para fundaciones colocadas en terrenos arcillosos, la condición inmediatamente después de


completar la construcción, es casi siempre la más crítica. Esto es porque la carga completa es
aplicada al terreno y éste no ha tenido tiempo para ganar la resistencia adicional por
consolidación. Por estas condiciones la resistencia al corte es determinada por pruebas al
corte Triaxial. Para pequeños proyectos sobre los cuales el gasto de un programa de ensayos
no se justifica, la capacidad de carga en suelos de arcilla saturada se puede calcular con el
ensayo C.N.C.

3.2.2.2. ESTABILLIDAD EN TALUDES

En cualquier caso de construcción de taludes, sean estos hechos por la mano del hombre o
formados naturalmente en faldas de montaña o bordes de río, se tiene por resultado
componentes gravitacionales del peso que tienden a movilizar el suelo desde un nivel mas
alto hasta uno mas bajo. La filtración puede ser una causa muy importante para movilizar el
suelo cuando el agua esta presente, estas fuerzas variantes producen esfuerzos cortantes en
la masa del suelo, y ocurrirá movimiento, a menos que la resistencia al corte sobre cada
posible superficie de falla a través de la masa sea mayor que el esfuerzo actuante.

3.2.2.3. EMPUJES

Al proyectarse estructuras de sostenimiento, debe asegurarse solamente que no solo se


produzca el colapso o falla. Desplazamientos de varios centímetros no suelen tener
importancia, siempre que se asegure que no se producirán repentinamente desplazamientos
más grandes. Por ello el método para el proyecto de estructuras de retención suele consistir
en estudiar las condiciones que existirán en una condición de falla, introduciendo factores
de seguridad convenientes, para evitar el colapso.
Una solución completa y exacta para un caso activo o pasivo de equilibrio limite, debe
cumplir las siguientes condiciones:

- Cada punto del terreno debe estar en equilibrio.

- La condición de falla Mohr - Coulomb debe cumplirse en todos los puntos.

- Los esfuerzos al interior de la masa deben estar en equilibrio con los exteriores.

VENTAJAS

 La muestra no es forzada a inducir la falla sobre una superficie determinada.


 Consecuentemente, una prueba de compresión puede revelar una superficie débil
relacionada a alguna característica natural de la estructura del suelo.
 Las tensiones aplicadas en pruebas de compresión en laboratorio, son una
aproximación de aquellas que ocurren en situ.
 Las tensiones aplicadas son las tensiones principales y es posible realizar un estrecho
control sobre las tensiones y las deformaciones.
 Las condiciones de drenaje pueden ser controladas y es posible una gran variedad de
condiciones de prueba.

LIMITACIONES
 En algunos casos de arcilla el tamaño de la muestra puede tener importantes efectos
sobre la resistencia medida.
 Se deben confeccionar o tomar muestras de diámetros que representen
adecuadamente grietas y discontinuidades en una muestra de suelo.

EQUIPO PARA ENSAYO

El aparato consta, en primer lugar, de un tablero de comando y de una cámara Triaxial


constituida de cilindro de lucita de 35 cm de diámetro y unos 7 mm de espesor de su pared.
(Según figura 5.33). Las bases de la cámara están conformadas por dos placas circulares las
que quedaran solidarias al cilindro, por medio de sellos de goma y piezas de ajuste. La pieza
base inferior es de acero inoxidable para poder resistir los ensayes. La cámara con las
anteriores dimensiones resiste presiones internas de 7kg/cm2.

Dentro de la cámara se ubican dos cilindros cortos, que sirven de base y cabezal del cuerpo
de prueba con piezas de aluminio perforada en contacto con este.

La transmisión de carga hacia el cuerpo de prueba se logra mediante un movimiento


ascendente de la cámara cuya sección superior del cuerpo, entra en contacto con el vástago
del anillo de carga. Un extensómetro medirá las deformaciones que tengan lugar en el anillo,
las que, a través, de una tabla de calibración proporcionara las cargas actuantes
correspondientes. Por otro lado, el candenciómetro conjuntamente con el cronometro
controlaran que la velocidad de carga sea de 0.025 cm/min.

En las pruebas de compresión Triaxial, se requiere que la muestra esta enfundada en


membranas flexibles, resistentes e impermeables, generalmente de látex.

Para aplicar la presión de cámara en torno a la muestra, el agua seria el fluido ideal, ya que
este no ataca a la membrana de látex.
TIPOS DE ENSAYO TRIAXIAL

1. No consolidado-No drenado (UU).


2. Consolidado-No drenado (CU).
3. Consolidado-Drenado (CD).
4. Consolidado-No drenado con medición de presión
de poros (CU o CU’).

Gráfico de un ensayo triaxial:

ESQUEMA DE UN ENSAYO TRIAXIAL:


ENSAYO TRIAXIAL CONSOLIDADO DRENADO CD:

Carácterísticas:

 Es lento
 Fácil de hacer
 Es el más utilizado
 La velocidad de ensayo no debe permitir presiones de poros superiores a 50% de la
presion de confinamiento.
 Se gasta mucho tiempo para encontrar la resistencia a esfuerzos efectivos para un
rango de presiones de consolidación.
 Se requiere ensayar varias muestras.
 Los resultados son útiles para estabilidad de taludes en corte.

PREPARACIÓN DEL ESPÉCIMEN Y MONTAJE INICIAL

 Listos los tres especímenes, se procede a instalarlos en las celda, se revisa la


manguera de ingreso de contrapresión.

 Colocar el papel filtro sobre la piedra porosa húmeda y sobre éste espécimen.

 Luego de esto colocar la membrana o latex alrededor del espécimen, por seguridad
siempre se recomienda el uso de dos membranas y los anillos de jebe, dos en la parte
superior y dos en la parte inferior.

 Colocar el trípode (antes de hacer esto el pistón del tripode estará elevado y ajustado
caso contrario en el momento de ser colocado, el piston comprimirá a la muestra). Luego se
ajustarán los pernos por igual, el ajuste será moderado, con mucho cuidado se desajustará
el pistón y se dejará caer sobre el espécimen el contacto deberá ser apenas, dependiendo
de la densidad del material con el que se esté trabajando.

 Luego se limpiará los bordes de la base, se colocará la celda (en los bordes de la celda
se aplicará una pequeña película de grasa de silicona) se hará giros evitando que haya fricción
y hacemos los ajustes correspondientes en la parte superior, el perno estará abierto para
liberar vacíos.

 Conectar las mangueras de ingreso de contrapresión y presión vertical en la celda.


 Adaptar el deformímetro en la parte superior de la celda para controlar la
deformación de la muestra.
INSTALACIÓN DE ESPECÍMENES USANDO EL MOLDE PARTIDO

 El proceso es el mismo pero en este se debe tener especial cuidado ya que el


espécimen es una arena limpia que fácilmente puede ser afectado ante un movimiento
inadecuado.

 Poner la membrana o latex luego instalar el molde partido y colocar el papel filtro
sobre la piedra porosa.

 Aplicar presión de succión mediante un pequeño motor para fijar el latex a las
paredes del molde partido, luego remoldar usando 5 capas y seguir la instalación
convencional.

LLENADO DE LA CELDA TRIAXIAL

 Ese es el siguiente paso y así se termina la etapa de saturación de la muestra.

FASES DEL ENSAYO

 Aceleración de la saturación de arenas con CO2.


 Lectura del parámetro de Skempton (B).
 Procedimiento para la etapa de consolidación
 Comprobación si la muestra ya se encuentra consolidada.
 Etapa de aplicación de carga.

IMÁGENES DEL ENSAYO TRIAXIAL CONSOLIDADO DRENADO:


Figura 1: Puesta de la muestra.

Figura 2: Colocación del latex y entre la parte superior e inferior deben ir las piedras porosas.

Figura 3: Controles de presión, contrapresión y del agua.

Figara 4: Equipo para el ensayo triaxial consolidado drenado.


Figura 5: Calibración de instrumentos para el ensayo triaxial

Figura 6: Resultado luego de haber sido ensayada la muestra, dentro de la cápsula

Figura 7: Resultado luego de haber sido ensayada la muestra.

3.2.3. ENSAYOS TRIAXIALES DINAMICOS

La dinámica de suelos es una parte de la mecánica de suelos la cual trata acerca de las
propiedades de ingeniería y el comportamiento del suelo sometido a esfuerzos dinámicos.

Las cargas dinámicas que actúan sobre cimentaciones y estructuras de suelo pueden
originarse debido a terremotos, explosiones de bombas, operaciones de maquinarias y
martillos, operación de construcción (tales como hincado de pilotes), explosiones en
canteras, tráfico intenso (incluyendo aterrizaje de aviones), viento, carga debido a la acción
de las olas en el agua. La naturaleza de cada una de estas cargas es bastante diferente de las
otras, siendo los terremotos los que constituyen la fuente más importante de cargas
dinámicas sobre estructuras y cimentaciones.

Estos problemas de la ingeniería práctica requieren el conocimiento de las propiedades


dinámicas del suelo. Por ejemplo, la cimentación para una estación de radar movible puede
tolerar solo niveles de deformación muy pequeñas. En el caso de cargas explosivas se debe
conocer los esfuerzos y desplazamientos causados por dicha explosión a grandes distancias,
para el diseño de estructuras de refugio subterráneos. La vibración del terreno debido a un
sacudimiento sísmico es debido a la transmisión ascendente de las ondas desde la roca a los
estratos de suelo más sueltos, por tal motivo es necesario estimar las propiedades físicas de
los suelos bajo estas condiciones para predecir la respuesta del terreno.

Las principales propiedades de los suelos que necesitan ser determinadas en dinámica de
suelos e ingeniería geotécnica son:

 Resistencia al corte evaluada en términos de razón de deformación y características


de esfuerzo-deformación.
 Módulo dinámico, módulo de Young, módulo de corte, módulo de volumen y módulo
de confinamiento.
 Relación de Poisson.
 Amortiguamiento.
 Parámetros de licuación: relación de esfuerzo de corte cíclicos, deformación cíclica y
desarrollo de la presión de poros.

En tal sentido, desde la década del 50, se han desarrollado una variedad de métodos de
campo y laboratorio para evaluar dichas propiedades dinámicas de los suelos. A continuación
se presentan los ensayos de laboratorio en condición de carga cíclica más comúnmente
usados:
 Ensayo de Corte Directo Cíclico (Peacock y Seed, 1968; Finn et al, 1970; Seed y
Peacock, 1971).
 Ensayo de Compresión Triaxial Cíclica (Seed y Lee, 1966; Lee y Seed, 1967).
 Ensayo de Corte Torsional Cíclico.
 Ensayo de Columna Resonante.

EQUIPO DE ENSAYO TRIAXIAL DINAMICO


3.2.4. APLICACIONES

 Estudio mediante elementos finitos del efecto de la temperatura en las tensiones y


deformaciones de excavaciones subterráneas.

 Estudios de la difusión en el terreno de productos contaminantes.

 Estudios de la fatiga del terreno bajo cargas cíclicas.

 Determinación de los parámetros dinámicos del terreno.

4. CONCLUSIONES

La investigación de suelos es la base para un buen diseño de una obra civil. Cuando se envían
muestras de un suelo a un laboratorio para ser ensayadas, dichos resultados son a su vez la
base para el análisis y toma de decisiones. Sin embargo, dichos resultados de laboratorio son
útiles y contribuyen a decisiones acertadas sólo si reflejan las condiciones que representan
adecuadamente la superficie de suelo que se requiere intervenir. Ahora, por su parte los
resultados emitidos por un laboratorio tienen que arrojar resultados confiables, producto de
la ejecución de ensayos debidamente normados y con los equipos adecuados.

La necesidad de analizar dinámicamente el comportamiento de suelos y estructuras de tierra


en zonas sísmicas ha impulsado el desarrollo de nuevas técnicas de ensayo, que permiten
obtener los parámetros necesarios para modelizar el comportamiento de suelos granulares
y cohesivos. Entre las técnicas existentes para la ejecución de estos estudios se encuentra la
relativa a los ensayos triaxiales cíclicos que, además de solicitar dinámicamente el material,
permite reproducir las altas temperaturas de equilibrio y las fuertes sobrecargas del terreno
que cabe esperar en los almacenamientos subterráneos de productos radiactivos.
5. RECOMENDACIONES

 Antes de la realización de los ensayos triaxiales, es importante tener en consideración


algunos aspectos importantes como paso fundamental, tener las tuberías que conducen el
agua a cada uno de los diferentes componentes (equipos de cambio de volumen, blader de
presión y contrapresión, etc.) debidamente purgados, es decir, que se hayan evacuado todas
las burbujas de aire, dentro del sistema, para que no se generen vacíos que afecten tanto la
muestra como que se generen lecturas de los instrumentos erróneas. Incluso para algunos
instrumentos es conveniente la aplicación de presiones iniciales para así ayudar a eliminar la
presencia de burbujas.
 Es necesario asegurarse que los instrumentos de medición se encuentren
debidamente ubicados en el respectivo Datalog, así como en su respectivo canal. Verificar
que las unidades de medición sean las correctas y que la ecuación de ajuste sea la
correspondiente. Si la prueba lo amerita, se requerirá como etapa inicial, la verificación de la
saturación del espécimen. Es importante entonces tener presente las presiones aplicadas,
tanto la presión como la contrapresión, parámetros que se ven reflejados directamente en
la presión de poros de la muestra, esto para no incurrir en errores en el cálculo del parámetro
B de Skempton. Es conveniente considerar y valorar la opción de la saturación de los
especímenes en pruebas como las no consolidadas no drenadas, especialmente si se está al
frente de suelos tropicales.
 Es importante tener especial cuidado de concentrar y medir las presiones requeridas,
ya sean presiones de cámara como contrapresiones, en sus respectivos componentes
(blader) y luego transferirlas a los especímenes de forma gradual, para que la muestra se
altere lo menos posible. Finalmente una manipulación adecuada de las muestras, mínimo
contacto con las mismas, tanto en su moldeo/ remoldeo como en su colocación en las
cámaras, y una prevención extrema en la pérdida de humedad de los especímenes, son
fundamentales como punto de partida para un óptimo desempeño del ensayo a ejecutar.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

 Braja M., Das. 2001. Fundamentos de Ingeniería Geotécnica. México: Thomson


Learning.

 Juarez Badillo, E. y Rico Rodríguez. A, 1988. Mecánica de Suelos-Tomo 1-


Funadamentos de Mecánica de Suelos. México: Editorial Limusa S.A DE CV.

 Jose Nicolas Ramirez. (2005). Ensayos triaxiales para suelos. 29/05/2016, de


Universidad Nacional de Colombia Sitio web:
https://jnramirez.files.wordpress.com/2012/03/ensayo-triaxial.pdf